Está en la página 1de 4

Fósiles

De entrada, un Mamut.
En el centro de esta sala se
encuentra la reconstrucción de un
esqueleto de un mamut, parte de
este ejemplar fue recolectado por
Aurelio del Rio en 1926 en la
carretera México Puebla. Este Fósil
se encontraba en el Museo del
Chopo donde su conservación había
sido muy descuidada por lo que
decidieron rescatarlo y restaurarlo
para esto usaron diferentes partes
de 12 mamuts que habían sido
encontrados en México.

Fósiles y más Fósiles

Aquí se exhiben fósiles de invertebrados y


vertebrados. Los primeros los clasificaron por
periodos, paleozoico, mesozoico y cenozoico.

La mayor parte de los especímenes procede de


lechos fosilíferos marinos. Los fósiles de
vertebrados en su mayoría son del Pleistoceno.

Conforme avanzas se observan restos fósiles


comenzando con los primeros organismos que
poblaron la Tierra a través del tiempo hasta llegar a
lo más recientes, como son los elefantes y caballos.
Había una escala de tiempo geológico donde
nos mostraban las etapas de cada una de las
eras la tierra, acompañada de imágenes de los
animales que existían en cada una de ellas.

Esta sala es de las más emocionantes de museo ya que a todo el mundo le gusta
ver fósiles de animales que habitaron hace miles de años y por la calidad y cantidad
con los que cuenta.
Mineralogía

Esta sala se encuentra en la parte posterior


izquierda del museo, cuenta con varios
estantes y mostradores donde están colocados
diferentes tipos de minerales, de todos
tamaños, colores y propiedades químicas y
físicas.

Cada mineral expuesto en la sala tiene una


tarjeta la cual se conforma por el nombre del
mineral, su ecuación química y su lugar de
procedencia. Se clasifican por grupos
dependiendo sus características.

Los minerales dependen de su composición


pues es de donde adquieren su color, por lo
cual también fueron utilizados en la época de
los primitivos para su decoración de cuevas o
incluso como maquillaje para guerreros en
batallas, por ejemplo los minerales que
contiene gran cantidad de hierro se tornan en
un color rojizo.

Muchas de estas pequeñas piezas de


minerales nos parecieron muy interesantes, ya
que algunas tienen colores bastante llamativos
y algunas otras con brillos o transparencias,
como es el caso de la Pirita o el Cuarzo.
En la Sala de Meteoritas se muestran
ejemplares de meteoritas halladas en
México y en distintas partes del
mundo. Están integradas por materia
sólida primitiva que dio origen a los
planetas y fueron capturadas por la
gravedad de la Tierra, además están
compuestas de aleaciones de hierro-
níquel, silicatos, sulfuros y otras fases
minerales.

En esta sala se exhiben fragmentos del Meteorito de Allende, que cayó en febrero
de 1969 cerca de Parral, Chihuahua y cuando fue analizado se encontró que estaba
compuesto de agua, aminoácidos y nanodiamantes. Se calculó su edad en 4,559
millones de años, es decir, se formó antes que el Sol. Cabe destacar que es la roca
más estudiada del mundo, pues es un pedazo de la nube molecular que dio origen
al Sistema Solar.