Está en la página 1de 3

-16

Lapsicotogía

evotucionista

(t)

ll lmpactodel evolucionismo

Lu intcrprotación evolucionista de

los fenómenos biológicos tuvo

cuenclusen el campode lapsicología. Ya

hrr fi¡nd¡rmcntares

de

ampliascors(.

hemosseñalado en un temaanterior los purr

funiionat del comportu

anim¿rlcs

esainfluenclia: interéspor el aspecto

lluelll(': uproximación evolutiva a la

conductáhasta incluir át nino y a los

(tttfttt cttpftulode estudio;atención a los aspectos

¡ldlne'trc organismoy

diftrenciales y ambientales de Ia tcll

án*

,'.r¡*

y mundo.

medioo, másprr"oiogi"u-"*",

G$ltonaprovechó müy pronto

algunosaspectos contenidos én h obrade su prirrr0

a los t o-ur",

á"lu generación de r g4 r

rffii"orogía.

En cf'ec

"rperar

evolucionisÁoá

charles Durwin. sin embargo, ttuy qí"

par¿¡ encontrarla verdadera incorporación del

l{f' e¡ 16',ntta esafecha nacen los

Intantil:el alemánwilhelm rt9v9i

strct¡lneogrupo esel

primeros investigadores científicos de la psic0logÍir

"iilgi¿,

lamei sutty,

"r

*

..

i"uno

SranleyHail;

Romancs:

iniciadoroóra.psicJt,ogía

temapróximo. Áh;;,

comparad;, ;i;;ñGeorge

de ellos trataremosen er

nos importa reconocer en er terreno¿c

la pnicologfageneral eseinfluió.

En general, las

construcciones

psicológicas de estenivel

históricohacen hincapiú

que una psi-

en el carácterfuncional

cologfn f'uncional es

de,los fenómenos p"síquicos. woodwortr, rruor"lro

aquellaqo" pro"uru

iistemáticament" ,"rpona"r estasdos cucs,

ro quehacen? (Marx-Hilix , rg.r3,

""Áo

r", ,":üs

actúan,una dcs_

tfones: ¿qué hacenros

ñombrész j' ¿por quJhacen

,n

"i*"n

del modo

139).,1uprime-ra pregunta pid"

crlpciónde sufuncionamiento; la

v¿¡cionales, valorativos, y

qlu$te, de la adaptación, de

prende la proximidad que un

llco del <pragmatismoo, pari el

segundadestaca la importancia"de

]ln

tosaspectos mor.i-

éstosse viiculan, pTa

la autoconservuJon

¿"

punto de vista

evolucionista, con el problema dcl

ra vida misma.Fácilmente seconr_

el movimiento filosó-

significado segúnrrs

como éstetiene con

realidad tiene

cyal cualquier

quedebe ser

ef'ectosprácticos que puedaproducir

quedan sentido al pensamiento,

"n

les'

nu"'rt u vida. Son

una función

estosvalores de utilidad k¡s

más entre las f.unciones vita-

Pragmatismoy funcionalismó ton Jor-".us de una mismainspiración teóricaevr-

lucionista.

@ Ediciones Pirámirle

ta pslcologla avoluclonlsta

//)

1 gg

La generación a9 t.s{I.

ahord¿t,

¡trecisunrcnte,

esta problemática nlenci,nada. l,rs

valores,la funciónvital del pensarniento,

la

biologización de la ciencia,son los tc¡ll's

para

oponersea ellos, pensacllrcs

y au"nu.ius,r.s ,c'-

BLtano,

de Mach, trc

con que se enfrentan,tanto para afirmarlos como

comoNietzsche, los pragmatistas ch.S. peirce, w. jum"r,'Ma.t

kantianos Cohen,Windelband, Riehl, e incluso Brentanoy

En el plano más

-estrictamente psicológico, la obra de

James,de Ribot, de Ward,

f.eg"l

acontecendentro de

¿qué cnaóteresgénerales presentan?

En todoslos casos,el objetode la psicoiogíaestáóonstituido por <<fenómenos>

una <<conciencioi cuya dependencia del piurio

cuestiónajena a la propia

qurr

pru

----'

''

nriorogico

psicótogra.'

"s,

tal,

.

unos,muy marcada,mientras para otros es

pn segu¡dolugar, todos

introducida sistemáticamente por

se plantean, en cambio,el estúdiode la

cultadesque presenta la experiencia interna.

esios hombres son anterióres a la metódología experimcn-

Wundt.

conciencia haciéndosecuestión de las dili-

En último lugar, se tratade

filósofos, de científicos,que se

ocupande psicología,

pero

que sepreocupan de dar_rigory

profesionalidad a su i*"u al cultivarla.^Herede-ros

ia

atemana,con ellos comienzala psicología a

ap'_

constituir una

tradición. Er ejemplo de Ribot, quc

esasdos

la alemanay

de la ciencia.

más o

"r"u"tur,

argunosde estosnombres,

"r;;;"la

Mach

los fenomenólo_

americana de hoy.

de una doble corriente,la inglesay

yariíé en su

inmediatopasuáo y á

escribió sobrelas investigaciones.contemporáneas

de

!

Quizá ello esté ligado a otro hecho

i1s.lesa,es un testimonio de la intenelación creciente

notabre:que

""

menosdirectamente, constituyen laraízde algunastendencias contemporáneas.

ha sido fuenrede inspiraciónpr1 los

neopositivistas, B;"ñ;;;a

figura viva dá

ilp;i""I"ñ

gos,y Jameses, en bastantemedida, una

con estoshombres nos encontramos a punto de penetrar "n nu"r?- dempo.

La psicología de FranzBrentano (iggg_1917)

Franz Brentano (Marienburg-am-Rhein, lg3g-Zurich,

Suiza

psicólogo

rgrT),

filósofo

y

vatica-

psychoro_

austríaco,sacerdote.caiólico alejaáode la Iglesiá ana'á"lconcilio

zunchy

Frorenlia. Renovíel ir,"r",

,

problemas ae etical

no, fue profesor en viena,

p". eristóteles_Dp

isicotogia:

Psychologie desAristoteles (rg67)_ylos

gie vom empirischen standpunkt(psicología desdeel

:y:1y!8

(1907)y von

-zyr

s-lnnespsych.ologie

ursprung sittlicher

punto aáíñia

empirico), (Jnter_

sentidos)

lggg).

(Investigáciones sobrela psicología de los

objetos de

Erkennlnis(El origen¿"r óono"itrii"nro moral,

en er

Brentanoha ejercido profunda influencia

pénsamiento de nuestrotiempo. La

Meinong, la psicología de

diu"rsu,del magiste_

en lugar de mante_

1955,

fenomenología de Husserl, la teoría de los

stumpf, de von

Ehrenfels, de Marty y Hófler, derivan,en forma

rio de Brentano. Entre

susalumnos'sé contó,entre ofos, SigmundFreud.

bases rigurosas la psicología;

Brentanopretende asentarsobre

ner.las

I, 2);

una.

muchaspsicologías existentes deberñosestablecer unu"rolu (Brentano,

estoequivale a sustituirla diversidad de opinionespo, ru u"raua científica,que es

O Ediciones Pirámide

et pJaotoglaet

l)urncOtllcltz,¿tr

cicntflicanlcnlc

procuril, closclc

cl

principio, tlclinil.suub.jeto. l,a psi-

unasustancia,

sino quc es ciencia

ctllttgfilllo cs rln¿lcicncia dcl alma,no cs cienciade

rlc I'cnólncn's,quc sc

llist¡ly no stlstancialista

en

lJre'tano trata de precisarla diferencia

Wtlttdt.recordémoslo,

la diferenciaconsistía en

"ntt"

tolttl,y cl scgundoprescindía o abstraíadel

hr¡ts.cn un

casoera <experienciacon

Itrtttrplantea la

I*llcnte definido y

ticmpo; por su parte, el

prcsentan al sujetoe integransu conocimiento. Es,pues, f.enome_

estepunto, en fbrmianáloga a lo quehemos visto en Wundt.

fáó*enb

psíquicoy físico. para

queel primero conieníala experiencia

en otraspala-

sin sujeto>>.

Bren-

es álgoperfec-

espacioy un

objeto,

sujeioqué experimentaba;

,.experiencia

sujeto>,eñ el otro

distinciónde mododiverso. Para é1, el fenómenofísico

unitario: un cambio,un procesoque aconteceen un

fenómenopsíquico contieneen sí un cierto oalgo, u

semejantéa la

iniluye cierto

importanciaprioritaria

(ll'lc so presenta a ciefo <<alguien>>,

el

Al principio parece cosamuy

sujeto,'respecto al cual sehalla en ciertarelación.

idéa de wundt, p"ro rro lo es.En éste,un

contenido,ei factor subjetivo.Así se

que tiene ei contenido,y

lbnómenoes <psíquico>porque

pucdereconocer en su psicología la

por estose la ha denominado así,<<psicologla

del óontenidoo.^

Brentanoparece tener en cuentaese

mismo contenido,pero no es lo que importa:

vincula al sujetocon el objeto;precisámen-

un

objeto,y esteobjetolo espor estaren

ón

,.álaciónrr, en

eseacto

lo que a su juicio cuentaes la relaciónque

.

le.el sujetoes sujetopor estaren relacióncon

relacióncon el sujeto.I o psíquicoestá, para grentano,

que vincula sujetoy objeto;por.eso se haimpleado ra fármuraae opsicotogía del acto>

"ru

paraoponer su tesisa la wundtiana.

Se trata,en la

-

psicología, de un acto del sujetoque le relacionacon un

estructuracorrelacionat. Éstá

en>>intencionar

la referenciaa un contenido,la

objeto:esto

es lo que llama un acto

-donde <<intención>>

no

significa

<<vinculación>,

de referenciaintencional,un acto dotadode <<intencionalidad>

tiene nadaque ver con <gropósitos> o ((proyectos>>,

sino que

ru ror-,iia, <<Todofenómeno

la EdadMedia han llamado

(o mental) de un

direcciónhacia

sí algo

psíquico estácaracterizado por lo que los escolásticosde ".

la inexistencia,lo que aquiequivale a <<existencia

objeto,y que nosotrosllamaríamos ...

un objeto

...o

la objetividadinmanente. Todo fenómenopsíquico tontiene en

como su objeto ...Ningún

Brentano,1935, 27 -28).

fenómenoflsico ofrecenaoa setnejante>(Ibíd., r, r24-lí5;

No se trata,'en ningún

gaso-, $e_q1e a un fenómenofísico puedaconvertírselo en psí-

raíz muy

dis_

son <<algofísico ripresentadoen un i"notn"no

psíquicorr;

un

su aparicióno representación en el conocimientode

pódido discutir tanto acercade si existíanesas cosas

sujeto,es decir,si teníanexistencia real ademásde la

psíquicos tienenexistencia real y tambiéninten-

aregría,unapetito son plenamente

"upiu "n

toda su verdady

quico sumiándolela intencionalidad. Esosdos tipos de fenómeno,onLn h

.

tintos' Los

fenómenosfísicos

no son las cosasmismas, sino

sujeto.Por eso los

filósofos han

apartey fuerade la concienciadel

existencia<intencionab- Fn.cambio, los

cional (Ibíd.,r, 129;lbíd.,34): un conocimiénto, una

realesen el

momentoen que los experimentael sujeto,qJe los

no-puededudar de que

estáexperimentándolos, porque li resultanevidentes a su percep-

apetece,puede que

éilo estébien o oté

rnur,puáa" qu"

ción interna.cuando algo me

inclusono existael objetoque apetezco,p"ro t"ngo por absolutamentecierto mi apetito.

@ EdicionesPirrámide

Lapslcotogta

evotuclonlsta 0
evotuclonlsta
0

191

Todol'enómeno

psíquic() liettcpitra lJrentanouna estructura básicadelcrrnir¿rrllr;

cs

"r,.

actopuctlc r.cli.r.ir

cl

un actoen que el sujetotiene <ct¡nciencia de>>un objeto. páro

haciael objetode

distintos modos:,.En

la representación

hay

juicio hayalgo admitido o rechazado; en

tito,

argorepresent¿rdrr

c'

'¡rt.

elamor,amado; "n át oáio,odiado; cn cr

no el

apetecido, etc.>(Ibíd., 1, L25;1935,2g).

El tipo de relación o de

intencionaháad, y
intencionaháad,
y

contenido, eslo quecaracrcr.izrr

pu;;;

.y

."'. de trescrascs: rrr

como en todoscllrs ll¡r

diferencia

a los fenómenos-psíquicos.

para gientuno, Jrt*

representación, el juicio y los

de estarincluido un objeio, y la

Brentanoque

fenómenos de amor y odio. plro

meraaparición de éstees ya

unarepresentaciri', rlict:

descansan sobrcr.c¡rr.c

todosestos fenómenot ,,o ,on

representaciones

o

tzo;

sentacionesque les

sirven de fundamento> (Ibíd., I,

tgás,22). e tu ¡u*" dc ravirr¡r

todoshay

un objet' prcs*rrc

psíquica están,pues, los

fenómenos de conocimiento, En

al sujeto'lo que da una estructura de

sesy, en

concienciaque habíanya recino.iao los esc.cr.

repetidamente.

en Ia

¡rsi

<<concienci¿r

crcun

ellos,primer., ,rr

quc,

1)or

acrcrrfs

sujeio. nrÉniunopiensa

algo presente, y

particular, Hamilton, a quien Brentanocita

Los (i)

procesos cognitivos hansido objeto d;;;il;trñri.o.pr"¡o

rugar,todosl";;;.r;Jü;#;¿n

decir que hay en

cología

de Brentano. En primer

"'ñbjeto>>,

como ya hemoJdicho, póro'esto quiere

segundorugar, un ácto consciinte_ del

objeto, y, en

ejemplo,

al oír

se da cuentade

un sonido,er sujetotiene ante sí el sonidocomo

que estáoyénáolo. Hay, por tanto, un

<<dobre

acto mismo conv"tiid-o en un

representación y el

malmente dirigida al

nuncafalra -y

objeto>:el objet' do rrr

La

atencifunva nor-

der acr'

o acrosincrns-

segundoobjeto.

objetoprimero; sin embargo, ;;-;;;"rá;'Joio"r*i"nto

rechazala existencia d; ¡;;il;"s

por eso Breñtano

cientes,después de un

análisismuy laborioso.

El conocimiento que

tenemosáe un acto nuestroestá caracterizado por su eviden-

veo, es seguroque me parece ver

algo; si fantasc'

mund,

pro-

fantaseo, aunqueno haya centaurosen el

objeto representado, cúya existencia rear es

modificacián acrualdel su.jctr,

¿"

unu ,iáple presencia a ra

ve, y afirma queestá vicn_

o nada.Aqucil'

arrevea detcr-

cia y

seguridad. Si me pareceque

centauros, es seguroque

mera aoqyclel2de un

sobrelos

real' Entre la

blemática,y la

afirmación del actoorrJp.ár.ntar, de la

diferenciasustancial, la que uu

Brentanoreconoce una

afirmación.

Quienve a lo lejos

algo bonoso,no dudade que

do (es decir, afirma el

acto),p"ró

no

afirmasi rray *attiiuerarr'üo

cambio, ü

"irí0"

u"r"rá

*;'irse

afirmación de que ve es uniuicio; en

minar si eso no unacosa, es unamera

<representaciónr. Represintacron es simplepre_

afirmación, asentimiento, o

rechazo,c{rlur

muchosde suscontemporáneos, Bren_

de renomenos cognitivos. Natu-

o

unui"presentación o sc

es el requisit.

a unararga rradi_

sencia de un objeto intencional,juicio ei

ralmente, supusotambién que todo

lT.*-"r prevropara
lT.*-"r
prevropara

"1"

que se den

En el campoderos (ii)

verdaderoo falso, a una representación. contra

tano defendióla necesidad de

diferenciar ambostipos

fenómenopsíquico

representacié1. La mera presencia de.un cierto ,objeto,

".u

reraciones o unaintencionalidad .na,

procesos moti,var¡r"otrili;ü;#;

"orpi.¡u.

ción, reúnesentimientos, apetitos,afectos y voriciones en uná ,oiu .rure, que ¡anrarri

la de los <<fenómenos

de amor y odio>.

J

Lo que caractenzaa todosástos actos psíquicos esuna específica intencionalidutl.

@ Ediciones piriimide

Itr

Hlelorlacla las ldaespslcológk:as

En ellonel ¡lúctoso rcliere a algoathnitiéndolo o rcchazhn<Jokr, pcro no oomoverda-

dénr, quees lu c¡ucocurrc cn el .juicio comoacabamos de ver,sino como bueno o malo,

golllo vttlioso,lo cualcJctcrmina

en el sujeto<pref'erencias>>

y

rechazos. En todosesos

(rarnn el suielosc abre hacia el objetoestimándolo, valorándolo, ya seapositiva o nega-

tlvantr'rtte,l'lsto cs lo específicode estegrupo de fenómenos.

Fl tentrrdc (iii) personalidadaparece aquí planteado en términosde <<unidadde

q{lne iencirD.Rccordemos que los actospsíquicos son reales para eI sujeto,ya quepor

elln¡ ¡¡eretjerc a ciertosobjetos. Brentano sostiene que todoslos fenómenossimultá-

ne0|.e()nstiluyen una unidad, un actoque pertenece a la <<unidadreal>>

que es el sujeto:

pfeelstullenteel queaparezcan como simultáneos es posible porque están envueltos en

la unidtd dcl actode conciencia,de esapercepción por la queel sujetose da cuentade

¡tt vid¡rpsfc¡uica. Y añadeBrentano: <<No se opondría a nuestratesis el que,dentro de

nue¡itfocucrpo, hubieseun otro yo ahora,como si, por ejemplo,estuviese mi cuerpo

¡lrneftlo

por un espíritumaligno de los que la Biblia nos cuentatantas veces su exor-

elnuo, No habríaunidad real entrela concienciade esteespíritu y mi conciencia:yo no

ptxlríu cuptardirectamente mediante una percepcióninterna susfenómenos psíquicos

Junlrr u krs míos

...Mi

percepcióninterna no podría alcanzarmás allá de mi yo

"

...

(llrent¿¡no,

1955,I,233).Podríamosdecirquelaunidadpersonalestádadainmediata-

menteen la experiencia,pues es la unidaddel sujetoque tiende,de diversosmodos,

hncluuna diversidadde objetos;mientras que talesobjetos aparecen vistos desdefue-

f6, l¡r tendenciao referenciadel sujetoes vista desdedentro como una totalidad(tal y

eomo vefa también Dilthey), representándome,afirmando o eligiendo realmenteyo

nQuellu pluralidadde objetos.

Ahura bien, si los actosde referenciadel sujetopertenecen a la unidadcuando son

¡lmultdneos, ¿qué ocurrecon los pasados,que son presentesmediante la memoria?

l,n vidu tiene un carácterdurativo, es un fluir en que van variandolos actosdentro de

6¡ü un¡dadde conciencia.Esto ocurre, piensa Brentano, porque cada fenómeno se alar-

ga hustael siguientey contieneen cierto modo al

glcntriz,(lbfd., I, 239).Estaconexión sucesiva de

precedente,como la heridaque deja

actosintencionales es cuantopodría

tlcscubrirseen Brentanode teoría sobre(lv,) aprendizaje.

Respectodel método, Brentano rcchazala introspección,entendida como una

observuciónque atiendeal acto psíquicopresente, porque al ponerla en marchaéste

quedaalterado. Equivaldría, según lo queya sabemos,a convertiren <objetoprimario>>

  • cl acto,en lugar de que lo seaaquello que en é1se representa.De eseacto hay percep-

clón interna,un sabero darsecuenta, pero no un conocimientou observacióncentrado

nobrcé1. Por estopiensa que los fenómenospsíquicos hay que estudiarlosa travésde

l& ntemoria,en línea con unas sugerenciashechas ya por St. Mill. Hay que adoptar

gcerca de ellos un <<puntode vista empírico>>, y es importanteobservar en el fenómeno

tus requisitosesenciales, pero sin abandonarla perspectivade la conciencia.Por eso,

lus condicionesfisiológicas de los fenómenosno forman parte integral de la ciencia

psicológica.Recordando aLofze, de quien fue discípuloy al que debemucho, Brenta-

no piensaque esafisiología incrustada en la psicologíaes un pasode lo interiora 1o

exterior,una confusiónde cienciasque seríapreciso evitar.

l,u cstructuraintencional de la conciencia,investigada por Brentano,estableció las

@ EdicionesPirrámide

La pslcologtactvohtclonleta

fl

I 93

basesdc la lbnorncnologíacontcrn¡rurhrrca;

cstimuló tambión cn grannlcdida la c¿trttc'

terizacióndel hombre como un scrlbicrto al mundo,propia de la filosol'fadol siglo xx.

Estapsicología, que no se preocupóde todaslas cuestiones,se interesó,no obslitlltc.

por aquellasque podían considerarse

como piezas fundamentales

sobre las cualcs etli

ficar el resto.Esta tarea sistemática, sin embargo,la dejó Brentanosin realizar.

La psicologíade WilliamJames (1842-1910)

William James(New York, 1842-Chocorva-NewHampshire, USA, 1910),médico'

profesorde fisiologíay luego de psicologíay filosofía, es una figura claveen el pcttsit-

miento filosófico y científico norteamericano.Tras visitar Europay entra.ren contacto

con los

más destacadospensadores, funda un primer laboratoriode psicología,dc lirr-

ma modestay privada,en EstadosUnidos, en Halard, el

mismo añoque Wundt inici(r

informalmenteaún su laboratoriode Leipzig (1875). El significadohistórico de cstcr

laboratoriofue grande,ya que señalóla introducciónde la <<nueva>>

psicología en Estit-

dos ^IJnidos. Presidentede la SociedadPsicológica Americana (APA) en 1894y I 904,

fue üno de los primerosfilósofos <pragmatistasrr,

en relacióncon profesoreseuropeos.

Publicó una obra fundamentalparala psicología,The Principles of Psychology(Prin-

cipios de Psicología,1890), que luegoredujo en xr Psychology.Briefer Course(1892),

o <<Compendiode Psicologíu. Entre sus obras filosóficas se cuentanPragmafistrr

(1907),y Essaysin radical empiricism(Ensayos de empirismoradical, I9l2). Con la

aportaciónde Jamesencontramos ya un esbozode lo queha llegadoa serla psicología

de nuestrotiempo (Bjork, 1988).

Jamesha tratado de construir una ciencia natural desdeuna perspectivaestricta-

mente<<positivisto>

(James, 1950, I, VI), evitandotanto el espiritualismocomo el aso-

ciacionismomecanicista, que juzgaba como sistemas<<metafísicos>>.

La psicología ha

de ser <<cienciade la vida mental,a un tiempode susfenómenos y de suscondiciones>

(Ibíd.,I, 1). Setrata, pues, de vida pslquica.

Esa vida pslquicatiene alcancebiológico. Es, en su esencia,<<acción

de conserva-

ción del individuo> (James,1947, 48), y no puedepensársela fuera del mafco evolu-

cionistaofrecido por Darwin y Spencer.La

un mundocambiante, exige suponerque la

adaptaciónconservadora del individuo, en

conductatambién ha evolucionadoparale-

lamentea esoscambios del entorno.Esto quieredecir, primero, que no se puedesepa-

rar esavida del <<mediofísico>> con que secolresponde (Ibíd.,47), y, segundo,que debe

pensarseque <<elmundo y el espírituhan evolucionadoconjuntamente>>

(Ibíd', 48)'

Se trata, en definitiva, de una vida que fluye y continuamenlevatía, pero con un

carácterfundamental: su teleologíao propositividad.Fluye la vida <<paraconservarse>>.

Esto es lo importante,su <<funciónvital>. Jamesinicia así, con toda decisión,el fun-

cionalismo.

Al tomar los actospsíquicos como hechos,James descubre su conexióncon todo

lo biológico. Lo

mental,dice, va precedidode procesosorgánicos, por una parte;por

otra, termina en otros procesostambién orgánicos que son efectosconsecutivos. Hay

correlaciónentre lo corporaly lo mental,pues el cuerpoes el eslabónmediante el cual

@ EdicionesPir¿imide