Está en la página 1de 8

ANTE PROYECTO

La higiene como valor esencial en la calidad de


vida de la comunidad

Abordaje y estrategias para su fomento

Autor: Javier Marcelo Barreras


Licenciado en Enfermería, Maestrando de la carrera de
Educación Medica de la Universidad Nacional de Tucumán.

Año 2017- San Miguel de Tucumán


Fundamentos

El estado debe implementar políticas que contribuyan al bienestar social. Y


a su vez tomar contacto con los ciudadanos para conocer sus necesidades y
adaptar en base a eso proyectos futuros.

Es así que las políticas de Higiene y Salubridad no pueden ir separadas de


la educación permanente del ciudadano, porque la transmisión de
conocimientos fortalece y promueve los factores protectores de salud, entre
ellos la higiene y los hábitos saludables, desde un enfoque de inclusión, calidad
de vida, derechos y participación ciudadana.
La higiene personal y del entorno va mucho más allá de las meras prácticas
de aseo.
Es uno de los componentes fundamentales de un estilo de vida saludable y
se encuentra relacionada con otros temas como la alimentación, el ejercicio
físico y la salud mental.
En consecuencia, es importante la difusión de información necesaria para
el aprendizaje de hábitos de higiene y cuidados personales que ayuden en la
formación integral de las personas de nuestra comunidad.

Un ciudadano consciente de la importante de la higiene la cuidará y se


comprometerá con su entorno (familia-comunidad).
Es objetivo principal informar a la población usando diversas estrategias para:

 Mejorar la salud y el bienestar del individuo y la comunidad.


 Prevenir la aparición y desarrollo de enfermedades.
 Facilitar las relaciones interpersonales.
 Contribuir a la formación de una imagen positiva de sí mismos.
 Promover el cuidado del entorno en que se desenvuelve el individuo.

Otro gran objetivo es establecer una relación de cercanía con la ciudadanía


a fin de conocer sus demandas para re estructurar las políticas a fin de darle
respuestas continuas a aquellas necesidades que sean responsabilidad de los
funcionarios públicos.
Bases Teóricas

Para mantener un estado óptimo de salud la higiene cumple una función


muy importante.
Existen diferentes microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos)
muy pequeños invisibles a los ojos que se encuentran en todas partes: en el
aire, en la tierra, en el agua, en el cuerpo y también en los alimentos. Viven en
diferentes lugares baños, basurales, agua no segura, frutas y verduras mal
lavadas, carnes crudas, en los animales, en las patas de los insectos y en los
objetos que tocamos.

Los microorganismos son seres vivos y no se mantienen quietos: cruzan de


una persona, un animal o un alimento a otro siempre que se den las
condiciones (alimento, agua, calor y tiempo) para crecer y multiplicarse, dando
origen a diferentes enfermedades. Por eso es primordial, además de la higiene
personal, la limpieza en el hogar.

La difusión de esta información junto a técnicas de autocuidado es vital


para lograr en los individuos de la comunidad hábitos de higiene personal, que
luego puedan verse reflejados en su vida familiar y comunitaria.
Llamamos habito a toda conducta que se repite en el tiempo en forma
regular y de modo sistemático.
En Síntesis:
Promover hábitos de higiene es necesario si queremos individuos que
cuiden de sí mismos, de sus familiares y de la comunidad en su conjunto
mediante acciones que solo serán posibles si los mismos poseen la información
necesaria para desenvolverse en los diversos ámbitos de su vida.
La difusión e implementación de políticas orientadas a educar e
informar a los ciudadanos en materia de conocimientos referentes al cuidado
de la higiene como un valor productor de salud es cada vez más necesaria en
una sociedad que no demuestra el debido interés por el auto cuidado y la
prevención de problemas de salud que son evitables mediante la toma de
medidas de higiene, que aunque son simples, requieren de cierto nivel de
conocimientos y de compromiso por aquellos que deseen implementarlos.

Así como se aprende a escribir o a trabajar, también se puede aprender


a cuidar la salud y a mejorar las condiciones higiénicas en las que se vive.

La educación sanitaria y ambiental se ocupa de darnos a conocer cómo


cuidar la salud personal, la de la familia y la de la comunidad. Para ello, pueden
planificarse actividades que ayudan a aprender nuevos hábitos higiénicos que
pueden prevenir enfermedades. Se trata, entonces, de un proceso educativo
permanente y dinámico que contempla acciones dirigidas a las personas, a su
entorno y a la comunidad.
• Permanente porque siempre hay que mantener prácticas higiénicas
para poder disfrutar de la salud.
• Dinámico porque busca nuevas formas de enfrentar nuevos
problemas, a medida que estos aparecen.
Temáticas propuestas

Unidad 1: La higiene personal, familiar y comunitaria:


En esta unidad revisaremos la importancia de la higiene personal, familiar y
comunitaria, comprenderemos que mantenernos saludable depende de los
hábitos de higiene. Conoceremos las medidas que debemos asumir para
mantener limpia la casa, el vecindario y la comunidad, así como saber quiénes
tienen esta responsabilidad.

Objetivo:
• Transmitir y aplicar nuevos conocimientos en su hogar, vecindario y
comunidad para que los hábitos de higiene sean parte de la vida diaria.

Unidad 2: Medidas de higiene en la preparación y conservación de los


alimentos:
Existen muchos factores que pueden afectar a la calidad de los alimentos o
causar su deterioro. Para evitarlo y prevenir posibles intoxicaciones.
Conoceremos las medidas que debemos asumir en la preparación de
alimentos y en su conservación adecuada.

Objetivo:

 Transmitir consejos de higiene para ser aplicados en la preparación de


los alimentos, y su posterior conservación, con el fin de lograr alimentos
libres de bacterias y parásitos que producen enfermedades gastro
intestinales sobre todo en los niños.
Unidad 3: Uso adecuado de agentes de limpieza, conservación y resguardo
seguro.
Objetivo: Reconocer los diversos factores que influyen para que un producto
químico de limpieza cause problemas a la salud, brindar información para
identificar que productos son los adecuados para cada tipo de limpieza en el
hogar.

Unidad 4: Higiene, asepsia y antisepsia en boca, piel y cabello con lesiones


leves.
Objetivo: Promover el autocuidado de lesiones leves con la finalidad de evitar
su agravamiento, reconocer cuando una herida leve requiere atención
profesional.

Unidad 5: Manejo adecuado de basuras y residuos sólidos. (Proyecto de


erradicación de basurales).
Objetivo: impulsar el manejo responsable de basuras y residuos sólidos a fin
de concientizar sobre sus consecuencias para la salud. Informar sobre vectores
presentes en los basurales y su impacto negativo en la comunidad.

Unidad 6: Control de vectores: Reconocer que insectos y roedores son


portadores de enfermedades, como evitarlos, eliminarlos y a quien recurrir
en caso de ayuda.

Objetivo: Brindar información útil sobre el control de vectores con el fin de


que se tomen medidas para protegerse de ellos. En el hogar y en la
comunidad.
Bibliografía:

 “Educación sanitaria, higiene y prevención”- http://www.care.org.ec/


 “Conservación y preparación de los alimentos” – Revista de salud y bienestar. Dr.
Jesús Román Profesor de nutrición en la Universidad Complutense de Madrid y
presidente del Comité Científico de la SEDCA.
 “Medidas de control de insectos y roedores”
https://www.santafe.gov.ar/index.php/educacion/content/download/225241/117
9856/file/vectores.pdf
 “Medidas para la Higiene Personal” – Revista Salud En Familia.es
http://www.saludenfamilia.es/general.asp?seccion=528
 “Guía Básica , higiene y cuidado del cuerpo” – Maletín del Salud- Gobierno de la
Provincia de Mendoza.
http://salud.mendoza.gov.ar/wpcontent/uploads/sites/16/2014/09/higiene_cuida
do_cuerpo.pdf