Está en la página 1de 6

El pescado:(salmón, atún, trucha y sardinas) es rico en

ácidos grados u omega 3, que ayudan a reducir el riesgo de


contraer enfermedades degenerativas y evitan la depresión. Al
comer este producto del mar una vez por semana puede
disminuir la pérdida de memoria y retardar el envejecimiento en
un 10%.

LOSFRUTOSROJOS:como los arándanos, las moras,


las fresas y frambuesas ofrecen muchos beneficios para
el cerebro, gracias a sus poderosos antioxidantes. Además,
evita las infecciones y reduce el riesgo de padecer cáncer.
Puedes utilizarlos en ensaladas, yogur, jugos, cereal o
licuados.

Los vegetales:como las espinacas, el brócoli, la col de


Bruselas y acelgas, evitan la pérdida de memoria, al disminuir el
proceso de envejecimiento del cerebro. Combina estos alimentos
en una rica ensalada.

Los frutos secos:y las nueces son una excelente


fuente de vitamina E, que retrasa la aparición de
la demencia y mantiene sano al cerebro a largo plazo.
Puedes incluir almendras y nueces en ensaladas, o
simplemente como una rica botana vespertina.

La avena: contiene un nivel muy adecuado


de vitamina B1, perfecta para fortalecer la circulación
sanguínea de nuestro cerebro, para mejorar su
conectividad y cuidar de que nuestra memoria se
mantenga ágil.
1. Hacer una siesta: Solo 15 minutos pueden ayudarte a mejorar la función cerebral,
aumenta la memoria y mejora el estado de ánimo. Haciendo una gran diferencia
en tu día a día.
2. Hacer algo creativo justo antes de irse a la cama: Cuando estás cansado, tu
cerebro puede ser más creativo. Aprovecha! Si estás escribiendo una novela o
tienes deseos de pintar un lienzo. Usa tu parte creativa justo antes de irte a la
cama, puede producir grandes resultados.
3. Concéntrate en una tarea a la vez. ¿Sabías que es literalmente imposible para el
cerebro ser multitarea?. Al centrarte en una cosa a la vez, puedes mantener el
cerebro trabajando a su máxima capacidad y lograrás más de lo que te
imaginabas. Toma una tarea que necesites terminar y concéntrate exclusivamente
en ella. Deja el teléfono en la otra habitación, apaga el televisor y enfócate. Tu
cerebro te lo agradecerá y verás resultados.
4. Haz ejercicio. Seguro que has oído que los ejercicios de cardio conducen a un
cuerpo más sano. También ayuda a la mente. Encuentra de 15 a 30 minutos al día
y empieza a moverte! No necesitas ir a un gimnasio o equipo de lujo. Un paseo
por el barrio puede hacer maravillas y beneficiar tu cerebro.
5. Escribe algo a mano en una hoja de papel. Computadores, iPads, tablets,
teléfonos inteligentes y la conexión a internet en todas partes; significa que es
cada vez menos probable que extraigas un pedazo de papel y escribas. Pero la
investigación sugiere que la escritura te hace más inteligente. Así que deja el
computador en tu escritorio y en la próxima reunión escribe tus notas.
6. Toma un multivitamínico diario. Tu auto necesita aceite, el smartphone necesita
una batería, y tu cerebro necesita nutrientes. Una tableta de multi-vitaminas diaria,
te asegura que le des a tu cuerpo lo que necesita; según un estudio de la revista
British Journal of Nutrition. Consejo: Toma tu multi-vitamina con un batido
saludable para empezar bien el día.
7. Aprende un nuevo idioma. Aprender un nuevo idioma es una de las mejores
maneras de beneficiar a tu cerebro. Obliga a tu cerebro a adaptarse. Aprender un
idioma puede enriquecer tu vida y ayudarte a explorar nuevas culturas, pero
también tiene grandes beneficios para el cerebro. Así que puedes utilizar un
servicio gratuito como Duolingo.com y aprender algo todos los días.
8. Juegos de Palabras con los amigos. Los juegos de palabras con los amigos son
adictivos, pero también tiene grandes beneficios para tu cerebro!. Investigaciones
han encontrado que el Scrabble o similares ayudan a aumentar tu coeficiente
intelectual y mejoran tu capacidad cerebral. Así que diviertete con tus amigos
mientras se beneficia tu cerebro.
9. Medita. La meditación es una de las mejores y más antiguas formas de relajación.
Pero también ayuda al cuerpo y la mente! Los beneficios son evidentes. Así que, a
pasar tiempo todos los días en la meditación! Te sentirás más relajado y
realmente tendrás un mejor estado de ánimo.
10. Sé optimista. Ser optimista no sólo ayuda a disfrutar de la vida, sino que también
hace maravillas en tu cerebro. Cuando piensas de manera positiva, la
investigación sugiere que el cerebro es el gran beneficiado.
Hábitos cotidianos que dañan mi cerebro
1. No desayunar

El desayuno es la comida
más importante del día, ya
que influye notablemente
en nuestro rendimiento,
resistencia y situación
emocional. Durante las
primeras horas del día
nuestro cerebro precisa
nutrientes para continuar
“dirigiendo” los procesos
fisiológicos luego del largo
ayuno al que ha sido
sometido. Si no le suministramos lo que necesita utilizará las reservas y tendrá que
hacer un sobreesfuerzo para mantener su correcto funcionamiento. La ausencia del
desayuno puede ocasionar decaimiento general, pérdida de la concentración y
memoria, mal humor y bajo rendimiento físico e intelectual. Desayuna de forma
sustanciosa y sana.

2. Fumar
El terrible hábito de fumar disminuye
considerablemente la masa encefálica
así como el suministro de oxígeno al
cerebro y se ha comprobado que
favorece la aparición de enfermedades
neurodegenerativas como la enfermedad
de Alzheimer. Por otra parte las aminas
heterocíclicas liberadas durante la
combustión de un cigarrillo interfieren en
la correcta replicación del ADN dando
lugar a mutaciones que provocan la formación de células cancerosas.
3. Consumo elevado de azúcares
El predominio de azúcares refinados,
harinas blancas, alimentos fritos y
embutidos en nuestra dieta mientras
se carece de suficientes cantidades
de vegetales, frutas y fibra, favorece
la acumulación de sustancias nocivas
en nuestro cuerpo, potencia el
desarrollo de tumores, entorpece el
funcionamiento del sistema
inmunológico, causa malnutrición e
interfiere con el desarrollo
neurológicos.

4. Exposición constante a ambientes contaminados


El cerebro precisa de un constante suministro de oxígeno, pero diversas
sustancias tóxicas pueden interferir con el intercambio de gases, el transporte
y el proceso de incorporación del oxígeno a las células, dando lugar a una
disminución de la eficiencia cerebral.

5. Dormir poco

Necesitas dormir 8 horas


diarias para que tu cerebro
descanse, se realicen
adecuadamente los
procesos metabólicos con
la consiguiente obtención
de energías, así como la
renovación celular.
Privarse del sueño acelera
la muerte de las células
cerebrales a corto plazo y te mantiene cansada y de mal humor todo el día.
6. Comer de más
Ingerir alimentos que nuestro cuerpo no necesita provoca la acumulación de las
sustancias sobrantes en forma de grasas y el endurecimiento de las arterias
cerebrales lo cual interviene en su correcto desempeño.

7. Alcohol

El alcohol puede causar estragos en


todos los órganos, principalmente el
sistema nervioso, el hígado y el
corazón, interfiere en la en las
reacciones químicas que ocurren en
el cerebro. Además el alcoholismo
provoca muerte de las neuronas y
disminuye la velocidad de
transmisión de los impulsos
nerviosos entre ellas.

8. Cubrirse la cabeza mientras se duerme

Dormir con la cabeza cubierta aumenta la concentración de dióxido de carbono y


disminuye la de oxígeno, lo que puede ocasionar efectos dañinos en el cerebro.