Está en la página 1de 161

CURSO DE

FORMACIÓN BÁSICA
Para agentes de Evangelización y
Catequesis

Pbro. Lic. Jorge Oscar Herrera Vargas

Hna. Lic. Ma. Rosalba Chávez Esquivel MGSpS

Seminarista José Santos García Guevara

SECRETARIADO DE EVANGELIZACIÓN,
CATEQUESIS Y BIBLIA
ARQUIDIÓCESIS DE YUCATÁN
1996

ABREVIATURAS

A.A. Decreto Apostólica actuositatem, sobre el apostolado de los seglares. Del


Concilio

Vaticano II.

A.G. Decreto Ad Gentes sobre la actividad misionera de la Iglesia. 7 de Diciembre


1965.

Del Concilio Vaticano II.


C.T. Catechesi Tradendae Exhortación apostólica de Juan Pablo II sobre la catequesis
en nuestro tiempo.

C.C. Código de Derecho Canónico. Del 25 de Enero de 1983.

C. D. Decreto Cristus Dominus, sobre el oficio pastoral de los Obispos.

Del Concilio Vaticano II.

D.V. Constitución Dogmática Dei Verbum, sobre la divina revelación.

Del Concilio Vaticano II.

D.P. Documento de Puebla. Tercera Conferencia del Episcopado Latinoamericano


celebrada en Puebla, México. 28 de Enero 1979.

D.C.G Directorio Catequístico General. Sagrada Congregación de Clero. 11 de abril


1971.

D.C.N. Directorio Catequístico Nacional. Sagrada Congregación del Clero.

D.Q. Documento de Quito. 1a. Semana Latinoamericana de Catequesis. Comunidad

catequizadora en el presente y en el futuro de América Latina. 3 al 10 de Octubre de

1982.

E.N. Evangelii Nuntiandi. Exhortación Apostólica de Pablo VI sobre la


Evangelización en el mundo contemporáneo.

G.S. Constitución Dogmática Gaudium et spes sobre la Iglesia en el mundo


actual. Del Concilio Vaticano II.

L.G. Constitución Dogmática Lumen Gentium sobre la Iglesia.

Del Concilio Vaticano II.

L.C.C.M. Líneas Comunes de la Catequesis en México.

MED. Documento de Medellín Segunda conferencia del Episcopado


Latinoamericano.
Celebrada en Medellín, Colombia el 7 de Septiembre de 1968.

PRESENTACIÓN

"Id y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo..." Mt. 28,19. Palabras que nos dijo Jesús a la Iglesia, para
mostrarnos el camino que tendríamos que seguir a partir de ese momento y que explican
nuestra vocación de Pueblo de Dios. "Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá
sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, hasta los
confines de la tierra". (Hech. 1,8).

A partir de ese llamado, nosotros sentimos la necesidad de comunicar este mensaje por
todos lados. Al final del milenio y después de 500 años de iniciado el anuncio del
Evangelio en nuestra América, queremos con el Papa emprender una Nueva
Evangelización. Toda la obra de la Iglesia, pero especialmente la catequesis debe mirar
a esta Nueva Evangelización, que contemplando lo ya andado, se proyecte en una nueva
manera de compenetrarse en la fe, enraizada en sus valores culturales, pero dentro de la
mentalidad del hombre de hoy.

Desde hace muchos años, el Secretariado de Evangelización, Catequesis y Biblia -antes


Cofradía de la doctrina Cristiana- se dio a la tarea de organizar la Catequesis en las
parroquias. Hoy, podemos ver los frutos de este trabajo en tantas personas que han dado
su vida construyendo el Reino de Dios en tantas parroquias y centros de catequesis.
Igualmente podemos descubrir un trabajo fuerte en la formación de catequistas. Hoy los
que servimos a Dios en el SEDEC, retomando y reelaborando el trabajo de formación
de catequistas, queremos presentar este CURSO BÁSICO PARA LA FORMACIÓN DE
CATEQUISTAS como un fruto del trabajo de nuestros antecesores y del trabajo en
equipo realizado en conjunto con el equipo auxiliar.

Este CURSO BÁSICO, pretende ser un material auxiliar para todos los que trabajen: en
la formación de catequistas y los coordinadores del catecismo. Siendo un instrumento
que les permita iniciar el proceso para entender su vocación de catequista, su lugar
dentro de la Iglesia y todo lo que se necesita para dar el catecismo, de tal manera que la
Palabra de Dios se haga vida en quien recibe el mensaje.

"En la Iglesia de Jesucristo nadie debería sentirse dispensado de recibir la catequesis;


pensamos incluso en los jóvenes seminaristas y religiosos, y en todos lo que están
destinados a la tarea de pastores y catequistas, los cuales desempeñarán mucho mejor
ese ministerio si saben formarse humildemente en la escuela de la Iglesia, la gran
catequista y a la vez la gran catequizada"

Catechesi Tradendae 45.


La experiencia de dar cursos en diversas comunidades de la Diócesis, nos ha motivado a
realizar y presentar este trabajo, que surge de la búsqueda de nosotros por conocer, vivir
y expresar nuestra vocación de catequistas, a la que nos sentimos llamados.

Pbro. Lic. Jorge Oscar Herrera Vargas

Hna. Lic. Ma. Rosalba Chávez Esquivel MGSpS

Seminarista José Santos García Guevara

MODO DE USAR ESTE CURSO BÁSICO:

1. El curso presupone que el grupo tiene una formación humana personal e integración
grupal, en caso de que no se tenga, se puede dar ese curso en otro momento.

2. El tema presenta esquemas desarrollados y explicados, presuponiendo que quién da el


curso está capacitado con

un mínimo de conocimiento de la doctrina y pedagogía cristiana. Si se carece el SEDEC


imparte en verano y en otros momentos cursos de formación.

3. Las actividades están puestas en ocasiones para escoger algunas, pero siempre quien
da el curso debe discernir sobre el modo concreto de asimilarlas de acuerdo al tiempo
disponible.
4. Las oraciones son propuestas para que antes y después de cada tema se realice una
breve oración, pueden ser cambiadas dependiendo de la marcha del curso.

5. El curso puede darse a modo de retiro o en clases semanales.

FE DE ERRATAS

pág. 34 dice Dicologísmo, debe decir Psicologísmo

La numeración del capítulo segundo esta errada

Debe ser Capítulo Segundo

2. CATEQUESIS: MISIÓN Y CONTENIDO 19

2. 1 HISTORIA DE LA CATEQUESIS 19

2. 2. LA CATEQUESIS COMO PROCESO DE FE 20

2.2.1. LOS TRES NIVELES LA PASTORAL PROFÉTICA: 20

2.2.2. LA CATEQUESIS ES LA RAMA PROFÉTICA DE LA PASTORAL 20

2.2.3. TAREAS PROPIAS DEL MINISTERIO DE LA CATEQUESIS: 21

2.3. ¿QUÉ ES LA CATEQUESIS? 21

2.3.1. ENSEÑANZA 22

2.3.2. SISTEMATIZACIÓN Y ORDENAMIENTO 22

2.3.3. OBJETO DE LA CATEQUESIS 22

2.3.4. FIN DE CATEQUESIS 23

2.4. LUGARES FUNDAMENTALES DE LA CATEQUESIS 23

2.4. SÍNTESIS PANORÁMICA DE LA CATEQUESIS 25

2.4.1. LA VERDAD SOBRE JESUCRISTO EL SALVADOR 25

2.4.1.1. ¿QUIEN ES? 26

2.4.1.2. ¿Y PARA QUÉ VINO CRISTO? ¿CUÁL FUE SU MISIÓN? 28

2.4.1.3 . EL CATEQUISTA HOY 29


2.4.2. LA VERDAD SOBRE LA IGLESIA 30

2. 4. 2. 1. LA IGLESIA, PRESENCIA DE JESÚS RESUCITADO EN LA HISTORIA 30

2.4.2.2. CRISTO INSTITUYE LA IGLESIA 31

2.4. 2. 3. NUESTRA COMUNIÓN Y PARTICIPACIÓN EN LA IGLESIA 32

2. 4. 2. 4. LA AUTORIDAD DE LA IGLESIA 32

2.4. 2. 5. MARÍA, MADRE Y MODELO DE LA IGLESIA 32

2. 4. 3. LA VERDAD SOBRE EL HOMBRE 33

2.4. 3. 1. EL CATEQUISTA HOY 34

Oración Inicial: ANTE EL SANTÍSIMO

De rodillas o de pie

Canto: Con y por Amor, Martín Valverde

Señor mío Jesucristo que por nuestro amor permaneces noche y día en este sacramento
lleno de bondad y amor esperando, llamando y recibiendo a todos lo que vienen a
visitarte. Creo firmemente que en la Hostia estás en cuerpo, alma y Divinidad. Te alabo
y te agradezco todo lo que haz hecho por mí. Te doy gracias por hacerme llamado a este
"Curso de formación para catequistas", quiero en este momento poner ante tus pies mi
fe y el deseo de tomar este curso para mi superación personal y el bien de los ... (niños,
jóvenes, adultos) a los que les doy catecismo.

Sentados

Canto: Nadie te ama como yo, Martín Valverde.

En este momento de oración junto a ti, quiero sentirte presente y actuante en mi vida, se
que estás ahí y por eso vengo con las siguientes intenciones:

1.- Agradecerte el don y llamado que me haz hecho como catequista

2.- Adorarte como otras veces lo he hecho, pero ahora en compañía de esta comunidad
de catequistas

3.- Sentirme una comunidad contigo y con estos hermanos

Sé Señor que es importante la intención del corazón, quiero ponerla en este momento
junto a ti, pero también el esfuerzo, buena voluntad y estudio, para conocerte más.
También deseo que bendigas mis intenciones apostólicas y el esfuerzo que quiero hacer
por mejorar mi manera de dar catecismo.

De rodillas

Para terminar este momento de oración ante ti, quiero Señor, consagrarme a tu Sagrado
Corazón:

Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano; míranos humildemente postrados ante tu
altar. Tuyo soy y tuyo quiero ser; y para que podamos hoy unirnos más íntimamente
contengo, cada uno de nosotros se consagra espontáneamente a tu sagrado corazón. A Él
sea la gloria y el honor por los siglos de los siglos Amén.

Canto: Amigo Jesús.


1. SUJETO DE LA CATEQUESIS

1.1. VOCACIÓN AL APOSTOLADO

1.1.1. ¿QUÉ ES VOCACIÓN?

Es el llamado por parte de Dios. Es Dios quien toma la iniciativa, encomendándole una
misión o tarea al hombre, de quien espera una respuesta concreta por la fe. Dios es el
autor de toda vocación, El es quien llama, quien inspira la respuesta libre del hombre y
quien concede la gracia de ser fiel. Su llamado y nuestra fidelidad tienen lugar en el
tiempo, permitiendo así el advenimiento gradual del Reino de Dios, y, al mismo tiempo,
la construcción de un mundo mejor (G.S. 39).

¿Cómo descubrimos la vocación?

Como algo gratuito. Dios es quien nos regala la vocación; El nos elige, nos llama por
nuestro nombre y nos envía (Jn. 15,16 y Jer. 1,3-10). Nuestra vocación es una gracia de
Dios (Ef. 3,8 y Mt. 10,8), en orden a construir su Iglesia.

¿Cuándo y cómo nos llama Dios?

Dios llama a lo largo de nuestra vida (D.P. 852).

* primera llamada. Llamado de Dios a ser hombre (llama a la vida, a la defensa de la


dignidad.

cuerpo Inteligencia = verdad Dios

Hombre --------- < = libertad = Amor < Demás

alma voluntad = bien a mí mismo


El hombre está formado por cuerpo y alma, que forman una unidad; el hombre tiene dos
facultades: inteligencia que busca la verdad y voluntad que tiende al bien. Cuando el
hombre utiliza adecuadamente su inteligencia y voluntad es libre, que es la mayor
capacidad que el hombre tiene. El momento donde expresa mejor su libertad es cuando
ama a Dios a los demás y a sí mismo al mismo tiempo.

Dios me llama a la vida humana, a ser auténtico hombre en el pleno sentido de la


palabra, usando todas mis capacidades y facultades. La respuesta que como hombre doy,
es serlo plenamente y esto se concretiza en lo que llamamos como realización o
búsqueda de la felicidad.

* Segunda llamada. Llamado de Dios a la vida cristiana.

El día del bautizo, Dios llama al hombre para que entre a formar parte de Cristo Profeta,
Rey y Sacerdote, dentro de la comunidad que llamamos Iglesia y con el bautismo somos
invitados a la santidad ( Santo es el que es feliz y hace felices a los demás).

Profeta = Anunciar el Reino de Dios

Cristo < Sacerdote = Celebrar la vida en los sacramentos, junto con todo el pueblo de
Dios

Rey = Servidor de sus hermanos, es decir, en amor.

Dios llama a la vida eterna, la misión, el envío es a ser apóstol de Cristo donde quiera
que se encuentre y la respuesta es cumpliendo esta triple función de Cristo, pero dentro
de una comunidad concreta. En nuestro caso en Yucatán, en la comunidad a la que Dios
nos ha invitado a amarlo.

¿Por qué desde nuestro bautismo?

Porque:

+ Desde nuestro bautismo quedamos incorporados a Cristo y nos hacemos miembros de


la Iglesia.

+ A partir de este momento recibimos la participación en el ministerio profético,


sacerdotal y real de Cristo, quedando así comprometidos a cumplir la misión de la
Iglesia o sea del Pueblo de Dios (A.A. 2; L.G. 31)

+ En otras palabras, como los bautizados formamos la Iglesia: Nuevo Pueblo de Dios,
Cuerpo Místico de Cristo y comunidad de creyentes, quiere decir que nosotros debido a
que nos hacemos otros "Cristos" por el bautismo somos Profetas, Sacerdotes y Reyes;
"Linaje escogido, Sacerdocio real, nación Santa" (1 Pe. 2,9-10; L.G. 9)

+ Y ya que todos los bautizados participamos de la misión salvífica de Cristo por el


hecho de ser Iglesia, cabe recalcar aquí que los Laicos tienen un papel de gran
importancia como cooperadores de la verdad y complementadores del ministerio
Pastoral (A.A. 6)

Esta acción es de todo el pueblo de Dios, de todos los cristianos.

* Tercera llamada. Llamado de Dios para un estilo de vida o lo que llamamos vocación
específica. Dios invita a expresar nuestra vocación a la felicidad (ser hombre) dentro de
una Iglesia (ser cristiano), pero en una manera específica de vida ( vivir nuestro
cristianismo en orden a la santidad). En nuestra Iglesia las concretizamos de la siguiente
manera:

a.- Vocación al sacerdocio ministerial (D.P. 855)

b.- Vocación a la vida religiosa (D.P. 856)

c.- Vocación laical (D.P. 857)

+ al matrimonio

+ a vida célibe o de soltería

1.1. 2. IDENTIDAD DEL CATEQUISTA. APÓSTOL.

¿Quién es un apóstol?

Es un enviado para anunciar con su vida la Buena Nueva (A.G. 3). Cristo misionero del
Padre anuncia esta Buena Nueva que tiene como centro la Salvación. Esta Buena Nueva
tiene que ser recibida por todo hombre como gracia y misericordia, pero a la vez, cada
uno debe conquistarla con la fuerza, con la vida conforme al Evangelio, con la renuncia
y aceptación de la cruz, con el espíritu de las Bienaventuranzas, pero sobre todo, con
una profunda conversión (Metanoia).

Quienes acogen con sinceridad la Buena Nueva -mediante tal acogida y la participación
en la fe-, se reúnen en el nombre de Jesús para buscar juntos el Reino, construirlo,
vivirlo. Ellos constituyen una comunidad que es a la vez evangelizadora. La orden dada
a los doce "Id y proclamad la Buena Nueva", vale también para todos los cristianos.
Aquellos que ya la han recibido y que están reunidos en la comunidad de salvación,
pueden y deben comunicarla y difundirla. (EN 13). Por eso todo bautizado es una
apóstol de Jesucristo que es diferente al ser discípulo que es simplemente un seguidor de
Cristo y lo admira por sus enseñanzas. El catequista -por consiguiente-, es un apóstol de
Jesucristo, enviado para anunciar con su vida la Buena Nueva a todos los hombres de
todos los tiempos (EN 18)

1.1.3. CONCLUSIÓN

Nuestra vocación apostólica tiene su principio en Dios mismo, cuya providencia,


bondad y designio de salvación se extiende a todos.

Por eso Cristo ha venido a salvar a todos los hombres: Para cumplir con la voluntad de
su Padre que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la
Verdad (1 Tim. 2,4).

Cristo vuelve al Padre pero su obra continúa: para eso ha dejado a la Iglesia, para que la
salvación se extienda a toda la humanidad.

Por lo tanto, es voluntad de Cristo el asociar a su obra a los hombres como sus
hermanos, para que unidos a El realicen la salvación.

+++++

ACTIVIDADES: Se pueden realizar formando equipos, dependiendo del numero de


participantes, después se sugiere hacer el plenario.

También proponemos escoger la actividad que más convenga al grupo

Actividad 1:

- Consulta las siguientes citas: I Tim. 2,3-4; Mc. 16, 15-16; Mt. 28,16-20. Reflexiona
sobre ellas, pregúntate si esta Palabra de Dios te exige algo y cómo crees que pueda
responder a esta exigencia.

- Consulta "AD GENTES"(del Vaticano II, No. 35 y escribe con tus propias palabras lo
que dice acerca de la vocación misionera de la Iglesia.
- Lee y reflexiona el No. 786 del Documento de Puebla (D.P.) y el No. 59 de Evangelii
Nuntiandi (E.N.)

Di brevemente de qué se trata cada número.

- Qué puedes hacer para ayudar a aquellos que no son conscientes de su responsabilidad
como bautizados?

++++++++++++

Actividad 2 :

Primer paso: Interiorizar acerca del tema expuesto siguiendo las indicaciones siguientes:

- Lee el contenido del tema que se expuso (hoja del tema)

- Responde reflexionando y meditando a cada una de las cuestiones que se te plantean


en esas hojas.

- Comparte con tu grupo: ¿Qué podemos hacer por aquellos bautizados que no son
conscientes de su compromiso bautismal?

Segundo paso: Plenario: Hacer una síntesis de conclusiones concretas y ponerlas en


común.

++++++++++++

Actividad 3: Meditación

+ Puntos para la meditación:

Los apóstoles continúan la misma misión de Jesús. Quién vive intensamente esta
realidad de apóstol, no necesita ir mendigando... conceptos de identidad o autenticidad
apostólica. Compartir la misión de Cristo es también compartir su suerte y sus amores.

- Nosotros... COMPARTIMOS LA MISIÓN DE CRISTO - Jn. 20,21

- Compartimos con El la misión de pescadores de HOMBRES - Jn. 17,18


- ... Para eso, tenemos que ser lo que el pidió que seamos LUZ y SAL - Mc. 1,17

- Se comparte con Cristo su realidad de "Luz de las gentes" - Lc. 2,32

- ...siendo esa realidad, PROLONGAMOS A CRISTO...en todo el MUNDO - Mc. 16.15

- Lc. 24,47

- HEMOS SIDO ELEGIDOS POR EL. POR AMOR - Jn. 15,16 - ENVIÁNDONOS A
COMUNICAR LA FE, por gracia - Rom. 1,5

- ANUNCIANDO Y COMUNICANDO A CRISTO... - Ef. 3,8

- CON LA FUERZA DEL ESPÍRITU, no solos... - Jn. 15,26

- Hech. 1,8

INDICACIONES PARA LA MEDITACIÓN...

1. Sigue paso a paso cada uno de los puntos y trata de seguir ordenadamente la
secuencia del contenido propuesto para la meditación.

2. Lee reflexionando cada una de las citas bíblicas que iluminan cada punto.

3. Haz tuyas cada una de esas palabras del Evangelio

4. Escribe el texto bíblico que más "te haya llegado":

______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
________

5. Di con sinceridad la oración "GENEROSIDAD"


HEME AQUÍ SEÑOR ENVÍAME

ISAÍAS 6,8

GENEROSIDAD

Señor, enséñame a ser generoso, a dar sin calcular, a devolver bien por mal, a servir sin
esperar recompensa, a acercarme -al que menos me agrada, a hacer el bien al que nada
puede retribuirme, a amar siempre gratuitamente, a trabajar sin preocuparme del reposo.

Y, al no tener otra cosa que dar, a donarme en todo y cada vez más a aquél que necesita
de mí esperando sólo de Ti la recompensa.

O mejor: Esperando que Tú mismo seas mi recompensa.

Amen

1.2. MISIÓN: SER Y QUEHACER DEL CATEQUISTA

Nota.- Muchas de estas ideas están tomadas de los apuntes de clase de Rosario B. de
Olmos, que usa como base el "Manual del catequista postconciliar del P. Chico
González.

Oración Inicial: MISIÓN DEL CATEQUISTA

Leer la cita de Mt. 28,19-20:

..."Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos, en el nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he enseñado. Yo estoy con ustedes
todos los días hasta que termine este mundo".
Meditemos ahora en silencio estas palabras de Jesús, dejemos que penetren nuestro corazón. Ahora si
alguno quiere compartirnos los sentimientos que le han dejado estas palabras de Jesús.

En nuestros días cuando el desafío de la Nueva Evangelización nos urge a llevar el


Evangelio a todos los ambientes y descubrimos que tenemos escasos "obreros de la
mies"(Mt. 9,37) para evangelizar tantas multitudes.....el ministerio de los catequistas
tiene una importancia especial.(C.T. 66)

Su formación debe perfeccionarse y acomodarse al progreso cultural de tal modo que,


como cooperadores en la pastoral profética, y unidos a sus pastores, puedan cumplir del
mejor modo su vocación de catequistas(cfr. E.N. 73).

- El catequista es el autor de la catequesis.

La catequesis siempre será lo que sean los catequistas.

La eficacia de la catequesis dependerá del Espíritu de Dios (C.T. 72) en el catequista y


de la fidelidad del catequista a la verdad revelada (MED. 3.IV.15).

- El catequista es ante todo, un creyente que desea responsablemente comunicar la fe y


la verdad a otros hombres para que conociendo crean el misterio cristiano y sean
consecuentes en su fe (D.C.G. 35).

- Este concepto de catequista se aplica a todo hombre o mujer que se dedica a transmitir
la fe recibida y a formar a otros en la fe, no importa la edad sexo, temperamento,
cultura, etc....que haya recibido.

- El catequista no es un personaje de segunda clase en la comunicación de la fe, sino un


miembro activo e importante de la comunidad eclesial, en el cual se realiza la obra de la
difusión de la verdad (C.C. 35).
"Para la plantación de la Iglesia y el desarrollo de la comunidad cristiana son necesarios
varios ministerios que todos deben favorecer y cultivar diligentemente con la vocación
divina suscitada entre la misma congregación de los fieles, entre los que se encuentran
las funciones de los sacerdotes, de los diáconos y de los catequistas."(A.G. 15)

- La función del catequista además de ser un servicio a la Iglesia y una entrega a Dios es
una vocación especial dada por Dios. Dios escoge a algunos de entre la comunidad para
la difusión de su mensaje y para que se entreguen a este apostolado (E.N. 78)

Esta vocación divina al mismo tiempo que otorga una dignidad, es una urgencia para el
servicio y una fuente de santas responsabilidades.

1. 2. 1. FUNDAMENTOS DEL APOSTOLADO DEL CATEQUISTA

Todo hombre por el hecho de ser cristiano, tiene la obligación de comunicar la fe. Esta
disposición se apoya tanto en los sacramentos de la iniciación cristiana (bautismo,
confirmación, eucaristía) como en la confianza que la comunidad otorga a través de sus
pastores (D.Q. 13).

Por su propio carácter sacramental el bautizado siente la urgencia y la necesidad de


extender el Reino, del que ya es parte, a todos los hombres. Al mismo tiempo desean
relacionarse con los que ya tienen la fe para ahondar e incrementar en ellos la claridad y
acercarse cada vez más al Señor (C.C. 759).

Por el carácter impreso en la Confirmación, la extensión y ahondamiento de la fe por la


evangelización y la catequesis no son acciones dependientes del gusto o preferencia
eventual del creyente, sino compromiso formal con Cristo, que quiere que todos lleguen
al conocimiento de la verdad y con la propia conciencia que impulsa a dar gratuitamente
lo que gratuitamente se ha recibido (C.C. 759).

Por el derecho y el deber de comunicar la fe, el catequista debe tomar conciencia de la


propia dignidad y de la participación en la misión de Cristo, pues actúa con su gracia y
comunica el mismo mensaje que El ha comunicado de parte del Padre.
Y debe descubrir al catequizando la responsabilidad que contrae al recibir la fe, pues
debe comunicar esa fe a los que aún no la han recibido (A.G. 36).

1. 2. 2. LA CONFIANZA DEL MAGISTERIO

- La verdad Revelada ha sido confiada por Cristo a la Iglesia (C.C. 747), y todo
miembro de ella tiene la responsabilidad de conservarla y difundirla (C.C. 748)

- El derecho del Magisterio de la Iglesia a regular la comunicación del Evangelio no


puede ser discutido, pues es un derecho otorgado por Cristo (D.V. 7;10).

- Al Magisterio le corresponde en el terreno de la catequesis:

* Señalar los mejores caminos y peligros que pueda presentar la difusión del mensaje de
Cristo.

* Organizar y distribuir, para que toda la actividad se integre en un plan conjunto


debidamente preparado.

* Comprometer a todos los que responsablemente pueden aportar ayuda y acción.

* Hacer posible que la Revelación llegue hasta los confines de la tierra.

* El Magisterio tiene el derecho y el deber de otorgar a los catequistas su delegación o


mandato en nombre de Cristo y de toda la comunidad eclesial, y el catequista se
responsabiliza de sumisión. La enseñanza del catequista es la misma de la Iglesia en
cuanto permanezca adherido a los pastores legítimos, pues es a través de ellos como
representa a Cristo y en su nombre proclama la verdad y la comunica a los fieles.

* La confianza que la Iglesia otorga a los catequistas se fundamenta en el sacerdocio


real que el bautismo otorga.(L.G 10).

1. 2. 3. MISIÓN DIVINA Y ECLESIÁSTICA

En consecuencia de lo dicho, el ejercicio del catequista implica en el cristiano que lo


realiza, una misión sagrada, que es la confiada directamente a los Apóstoles.
Los catequistas no son meros aficionados que aportan una ayuda eventual al Reino de
Dios, sino miembros de ese Reino que tratan y luchan y aman para hacer que ese Reino
llegue a todos. Por el bautismo y la confirmación fuimos llamados a dar testimonio y a
llevar a todos el Reino de Dios.

El primer catequista en la diócesis es el Obispo, en la parroquia el párroco, pero todo


bautizado y confirmado por el carácter sacramental ha sido llamado por Dios para este
ministerio, y es un privilegio que no debe dejar de ejercer ( C.T. 63-66; D.Q. 13).

1. 2. 4. COMPROMISOS, RESPONSABILIDADES Y DEBERES DE UN


CATEQUISTA CON RELACIÓN A DIOS

- Fe profunda y confianza ABSOLUTA en Dios.

- Vida de oración diaria.

- Vida de Sacramento frecuente.

- Entrega personal a la voluntad de Dios en su vida diaria.

EN RELACIÓN CONSIGO MISMO:

- Educado en su trato

- Alegre

- Virtuoso

- Objetivo en todos sus juicios.

- Dominio de sí mismo, nunca dejarse llevar de un arrebato o estados de ánimo o


simpatías.

- Responsable en su trabajo, cumplidor

- Entregado, dar lo más que puede.

- Entusiasta.

- Formándose constantemente.
EN SUS RELACIONES CON LOS DEMÁS CATEQUISTAS, CON EL SACERDOTE Y DEMÁS
PERSONAS DE SU COMUNIDAD DONDE REALIZA SU APOSTOLADO.

PUNTUALIDAD

* Llegando puntualmente a la clase de catecismo

* Terminar la clase puntualmente

* Saber llevar el programa conforme al calendario

* Llegar a las juntas puntualmente.

* Entregar calificaciones o informes mensuales puntualmente en la fecha fijada.

CONSTANCIA

* Asistencia regular, no faltar a las clases.

* En caso de no poder asistir algún día avisar con tiempo a la coordinadora y titular de
grupo.

* Buscar una suplente para que la clase no se deje de dar.

* En caso de que no pueda avisar por ser un improvisto, al menos hablar por teléfono al
Coordinador

RESPONSABILIDAD EN EL TRABAJO:

* Llevar siempre la clase bien preparada.

* Preparar el material que se va a necesitar para la clase.

* saber prever que si algo se va a necesitar para dar la clase que otros nos tengan que
dar o prestar, pedirlo con tiempo y además cerciorarse de que esté listo.

* Informar a quien corresponda de las dificultades que se vayan presentando para


impartir bien nuestra clase.

* Buscar y proponer soluciones a los problemas de trabajo.


* Informarse sobre las normas propias de disciplina del lugar donde vamos a desarrollar
nuestro apostolado.

* Saber controlar la disciplina del grupo.

CON QUIEN COORDINA LA CATEQUESIS :

* Respeto y confianza

* El catequista no trabaja en forma individual

* Consultar dudas con quien coordina.

* Informar de todo el desarrollo de la catequesis al coordinador.

* Asistir a las juntas

* Presentar al coordinador los reportes puntualmente cuando se nos piden y veraces


aunque puedan no parecer muy positivos.

EN LAS RELACIONES CON LOS OTROS CATEQUISTAS Y DEMÁS GRUPOS DE


LA PARROQUIA O DEL CENTRO:

* Tener un trato amable lleno de caridad cristiana y respeto a todo el personal que
trabaja en la parroquia o centro de catecismo.

* Testimoniar con obras y palabras nuestra entrega y amor personal a Jesucristo.

* Trato lleno de amabilidad, dulzura, caridad y comprensión con los niños, pero a la vez
exigente, disciplinado.

ADHESIÓN PERSONAL A LA PARROQUIA O CENTRO DONDE SE REALIZA EL


APOSTOLADO:

* Fidelidad a la parroquia o centro donde se realiza el apostolado.

* Decir lo malo que veamos sólo a quien corresponda.

* Hablar siempre bien de los otros catequistas, del Sacerdote, del coordinador
defenderlos de cualquier ataque.
* Apoyar en la medida de lo posible en todas las iniciativas que tenga el equipo
coordinador.

* Somos parte vital del Catecismo, somos el alma del catecismo.

* Criticar, comentar o decir algo malo de él, hacia afuera es un antitestimonio de todo lo
que estamos tratando de transmitir.

* Si no somos capaces de esta fidelidad que se nos pide y de saber callar aún ante
nuestra mejor amiga, mejor es no entrar a hacer el apostolado de catequistas.

EN EL TRATO CON LOS NIÑOS:

* No dejarnos llevar del sentimiento, del afecto o rechazo que sintamos al tratar,
castigar o premiar.

* Nunca alterar calificaciones para favorecer.

con lo que el niño se merece.

* En caso de duda siempre preguntar antes de usar el juicio propio.

* Dar oportunidad a que todos participen en la clase, no permitir niños relegados.

* Fomentar la autoestima de los niños

* No imponer castigos que lleven al niño a rechazar a Dios como rezar, incarse, etc.

* amar a los niños

* Trato personalizado, conocer a su familia.

PUNTOS DE REFLEXIÓN

- Describe con tus propias palabras ¿qué es un catequista?

- Después de esta clase que has escuchado, describe que cosas nuevas has encontrado
que han venido a enriquecer tu concepto de catequista.
- Enumera que exigencias nuevas has encontrado que antes ignorabas que se desprenden
de la vocación del catequista. Si gustas podrías reunirlas bajo estos tres aspectos:
Relación con Dios, en relación con los demás, en relación contigo mismo.

- Enumera algunas cualidades que debe tener el catequista que no han sido descritas
aquí.

- En muchos ambientes al catequista sólo se les exige buena voluntad y entrega. ¿Crees
tu que esto es suficiente para ser un buen catequista? Si no lo crees así describe tu que
consideras básico para ser un buen catequista.

- Enumera en que materias te gustaría o crees que es necesario o te hace falta para
prepararte para ser un buen catequista.

- Si ya has trabajado dando catecismo, haz una lista de las principales dificultades a las
que te has enfrentado y después haz una lista de sugerencias que tu creas sean
necesarias para formar a un catequista .

- Describe que clase de ayuda tu esperas de una Coordinadora de Catequesis y qué clase
de ayuda ofreces?

- Has una lista de aquellas áreas de tu vida en la que tu encuentres que necesites
formación para desarrollar tu labor de catequista.

- Has una lista de los puntos que tu creas que te serían necesarios para poder evaluar tu
labor como catequista.

Oración final: ESTÁS CON NOSOTROS


Estás con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

Estás con nosotros Amor infinito, que nos acompañas en todos nuestros pasos.

Estás con nosotros en nuestras luchas y fracasos,

en nuestras dificultades y pruebas.

Estás con nosotros en las tristezas para comunicarnos el entusiasmo de tu alegría.

Estás con nosotros en nuestra misión apostólica para guiarnos y sostenernos.

Estás con nosotros para conducirnos al Padre, por el camino de la sabiduría y de la


eternidad. Amén.

1. 3. LA FISONOMÍA DEL CATEQUISTA

Oración inicial: Mt. 10, 37-38.

"El que quiera venir en pos de mí, tome su cruz y sígame

- Meditar un momento en silencio

- dos o tres que den alguna idea para enriquecer a los demás.

Puesto que el catequista tiene una misión de testimonio público en la Iglesia y su acción
condiciona la fe de otros creyentes, es preciso que cuente con una serie de cualidades
que le permitan ejercer su cometido eclesial y que se forme para ellas debidamente.
El tipo ideal del catequista perfecto, capaz de adaptarse adecuadamente a las más
diversas situaciones y sujetos, con profundo conocimiento de la Verdad revelada y con
capacidad de juicio, para ser eficaz y para formar buenos cristianos, no es posible
lograrlo nunca del todo.

Siempre habrá posibilidad de mejorar. Pero un mínimo de facultades humanas y


espirituales , es imprescindible. Sin este mínimo nunca se podrá realizar con
responsabilidad la acción catequística, de la cual puede depender para muchos la
salvación.

Por lo tanto el catequista en cuanto educador de la fe de otros, precisa todos aquellos


rasgos necesarios para realizar el cometido con acierto y plenitud, es decir se le exige
una fisonomía que lo identifique como tal.

Para adquirir la auténtica fisonomía, debemos tomar en CUENTA que su formación


debe ser integral:

FORMACIÓN HUMANA, ESPIRITUAL APOSTÓLICA, DOCTRINAL,


PEDAGÓGICA

Expliquemos brevemente en qué consiste su formación integral:

1. 3.1. FORMACIÓN HUMANA, DOCTRINAL Y PEDAGÓGICA.

Pretende desarrollar las responsabilidades y el respeto a la persona, ya que la educación


cristiana actúa con valores supremos del hombre y con los bienes eternos. La persona
que considera la grandeza de su misión y el peso interior que origina en la conciencia
debe hacerse cada vez más exigente consigo mismo, de manera que desarrolle en él la
dignidad del cristiano y a la vez la conciencia de su compromiso que tiene con los
demás creyentes. El sentido del deber sobre todo cuando se trata de la verdad cristiana
es algo sagrado y tiene que ser el centro de la formación de la voluntad humana para
llegar a ser auténtico apóstol.
Esta formación se tiene que desarrollar bajo dos aspectos:

1.3.1.1. TEOLÓGICA-CIENTÍFICA: Logrando un perfecto conocimiento de las


verdades cristianas, de sus implicaciones con la vida espiritual, de los problemas
recientes que los hombres tengan planteados, y de los caminos que se abren ante las
ciencias humanas y ante la técnica. La doctrina cristiana es un conjunto, siempre puede
ser objeto de nuestra profundización estudio y reflexión especialmente si se es
catequista.

El catequista deberá tener una debida formación doctrinal que lo lleve a profundizar
cada vez más en el conocimiento del Mensaje Revelado, expresado en sus diferentes
lenguajes.

Para ello es necesario, el estudio, la reflexión y la vivencia de las fuentes de la vida


cristiana. Es decir, el catequista deberá ser capaz de interpretar el mensaje revelado que
está:

- Contenido en la Biblia y la Tradición

- Explicado en el Magisterio de la Iglesia

- Celebrado en la Liturgia

- Y vivido por los cristianos.

Además el catequista deberá asimilar el Mensaje cristiano hasta el punto de no sólo


saber exponerle con exactitud, sino de suscitar también una recepción activa del
Mensaje.

1.3.1.2. PSICOLÓGICA, PEDAGÓGICA Y DIDÁCTICA.- que hará posible al


catequista conocer más de cerca al sujeto de la catequesis, adaptarse con más acierto,
aplicar los principios de las ciencias educativas y sociales, y convertirse para todos en
un guía abnegado y competente. De esta forma será el catequista un hábil director de
grupos y no solamente un defensor de la doctrina.

El Concilio Vaticano. II nos recomienda:" Cuiden también que los catequistas se


preparen con la formación debida para su función, de suerte que conozcan con claridad
la doctrina de la Iglesia y aprendan teórica y prácticamente las leyes psicológicas y las
disciplinas pedagógicas"(C.D. 14).

1. 3. 2. FORMACIÓN ESPIRITUAL Y APOSTÓLICA


Dado que la catequesis no es sólo una obra pedagógica, sino ante todo es una obra
sobrenatural que tiene la capacidad de transformar interiormente al que la recibe, es
necesario fundamentar la formación humana con una formación netamente religiosa.

Esta formación espiritual tiene tres objetivos:

1.3.2.1. PENETRACIÓN DE LA RELACIÓN CON DIOS

Sabiéndose Hijo del mismo Padre, y fuente de atracción de gracias mediante la propia
vida de oración. El catequista debe sentir la necesidad de Dios para poderse comunicar
con los demás, y temer grandemente el peligro de comunicarse a sí mismo más que a
Dios a quien representa. La humildad espiritual le hará ver más la necesidad de la gracia
divina, la importancia de los medios para conseguirla como son la penitencia, la oración
constante, la abnegación continua. Sin darse cuenta pondrá su confianza en Dios que
quien está presente detrás de su palabra, para que El vivifique interiormente la obra que
el catequista realiza humanamente.

1.3.2.2. PENETRACIÓN DE LA RELACIÓN CON LOS HERMANOS

(caridad, servicio, solidaridad, compromiso social)

1.3.2.3. DESCUBRIMIENTO DEL CARISMA PROFÉTICO QUE SE LE CONCEDE PARA LOS


DEMÁS

Ya que al ser escogido para una obra de apostolado Dios le facilita una luz y una noción
interior para que realice la conquista espiritual que puede hacer.

El apostolado antes que obras, es invocación a Dios para que descienda, y es preciso
comprenderlo cada vez más para ponerlo en práctica. La formación del catequista no
termina nunca.

Esta formación espiritual-apostólica se ha de apoyar, por encima de cualquier cosa, en la


misma comunicación de Dios, de manera que la misma respuesta de la oración personal
suponga antes la penetración profunda de la misma Sagrada Escritura.
"Es necesario... que los catequistas que se dedican legítimamente al ministerio de la
Palabra, se sumerjan en la Escrituras con asidua lectura y con estudio diligente, para que
ninguno de ellos resulte predicador vacío, puesto que deben comunicara los fieles que se
les han confiado, sobre todo en la Sagrada Liturgia, las inmensas riquezas dela Palabra
Divina".(D. V. 25).

1.3.3. CUALIDADES DEL CATEQUISTA

Puesto que el catequista tiene una misión de testimonio público en la Iglesia y su acción
condiciona la fe de otros creyentes, es preciso que cuente con una serie de cualidades
que le permitan ejercer su cometido eclesial y que se forme para ellas debidamente.

El tipo ideal del catequista perfecto, capaz de adaptarse adecuadamente a las más
diversas situaciones y sujetos, con profundo conocimiento de la Verdad revelada y con
capacidad de juicio, para ser eficaz y para formar buenos cristianos, no es posible
lograrlo nunca del todo.

Siempre habrá posibilidad de mejorar. Pero un mínimo de facultades humanas y


espirituales , es imprescindible. Sin este mínimo nunca se podrá realizar con
responsabilidad la acción catequística, de la cual puede depender para muchos la
salvación.

1.3. 3. 1. CUALIDADES ESPIRITUALES


* Espíritu de fe y profunda confianza en Dios.

* Vida de oración y diálogo frecuente con Dios; a fin de establecer una amistad
profunda con Dios, pedir ayuda para sí y para sus catequizandos. Debe primero hablar
con Dios, para después hablar de Dios.

* Piedad; para adoptar ante las cosas y los hechos actitudes propias de los hijos de
Dios, y para frecuentar los sacramentos y los actos de culto.

* Celo Apostólico; para llevar a los demás la luz de la fe, anteponiendo este deseo a
cualquier otra realidad humana o material.

* Alegría Bautismal; que se apoya en la conciencia íntima de sentirse y saberse hijo de


Dios y miembro del Cuerpo Místico de Cristo.

* Conciencia de ser miembro de la Iglesia; que hace descubrir su comunión y


participación del catequista dentro del Cuerpo Místico de Cristo como algo propio y
comprometedor.

1. 3. 3. 2. CUALIDADES MORALES

* Prudencia en el trato y en el enjuiciamiento de hechos y personas; gracias a la cual


es fácil adaptarse a situaciones difíciles e imprevistas y descubre cual es lo más
oportuno en cada caso.

* Fortaleza Interior; que hace llevaderas las dificultades, da humildad en los fracasos,
mantiene constante a la voluntad en los propósitos y asegura la dirección espiritual en
las acciones.

* Sentido de justicia; para respetar los derechos, cumplir los deberes, mirar con agrado
a la libertad en las acciones, reconocer la autoridad, mantener fidelidad en las promesas.

* Templanza; para ser nosotros mismos y tener dominio de nuestra persona.


1.3.3.3. CUALIDADES INTELECTUALES

* Juicio práctico y habilidad; para situarse con prontitud en cada caso y para no
dejarse llevar por situaciones imprevistas, al mismo tiempo que se valoran
cristianamente los hechos humanos.

* Fino instinto critico; para rechazar el error y buscar la verdad donde esté.

* Capacidad de relación para ahondar la Doctrina; penetrar los misterios y buscar


formas de expresión adecuadas a los catequizandos.

1. 3. 3. 4. CUALIDADES APOSTÓLICAS

* Capacidad de adaptación a cada catequizando; para hacerle conocer y vivir el


misterio cristiano con mayor cercanía a su realidad.

* Sencillez y amabilidad; para atraerse el efecto y hacer más aceptable la enseñanza,


tanto en el trato individual con cada persona, como en la organización y mantenimiento
de equipos de vida cristiana.

* Autoridad; para saber realizar su apostolado con libertad y eficacia.

* Iniciativa y creatividad; para buscar muchos medios pedagógicos, crear material


didáctico y saber elegir los mejores.
NOTA: Este cuadro de cualidades puede ampliarse pero por sobre todas las cosas se
supone como cualidad básica del catequista sin la cual nada se puede:

AMOR A LA PROPIA MISIÓN DE EDUCADOR DE LA FE, RELACIÓN


FILIAL CON DIOS, DISCIPLINA PERSONAL, ABNEGACIÓN TOTAL.

Con estas cualidades el catequista puede presentarse en el triple aspecto para llenar su
cometido:

- Hombre o mujer maduro, que ayuda a otras personas, a encontrar el camino que
conduce a una madurez humana, bajo el signo evangélico y en consecuencia conforme a
las exigencias de la encarnación de Cristo. Prototipo de otros hombres y fundamento de
vida cristiana.

- Cristiano formado; con capacidad para aceptar y cumplir los deberes de creyente
tanto en relación consigo mismo como con los demás.

- Educador de la fe; instrumento para ayudar al crecimiento del amor de Dios en el


corazón de los catequizandos.

1. 3. 3. 5. PELIGROS A EVITAR

* Sobre estimarse; No olvidando que actúa en nombre de Cristo y no en nombre


propio.
* Aislamiento del grupo; Debe realizar su labor de enseñanza teniendo en cuenta los
demás factores que influyen en el catequizando, con los demás catequistas, y con todas
las demás causas que realizan la educación.

* Didactismo; Es decir, no reducir la catequesis a una enseñanza humana donde todo


pudiera reducirse a técnicas de trabajo, aprendizaje de contenidos humanos o
memorización de ciertas verdades.

* Improvisación y desorden; El catequista debe prever cuidadosamente toda actitud


por sencilla que parezca. Con frecuencia incurrirá en error de creer que los
catequizandos, por ser niños, son de fácil trato. No tardará en advertir cierto cansancio y
desatención sino se dispone moral e intelectualmente para hablarles con persuasión y
convicción, lo cual no se logra sin la debida preparación.

* Humanismo y racionalismo; Ver todo únicamente desde el hombre, sin


trascendencia divina. Intentar explicar todo con razones lógicas, sin ver las razones
teológicas.

* Sentimentalismo; Ver todo desde el corazón ( emociones, sentimientos, gustos) .

Oración final:

Hagamos una alabanza a la Santísima Trinidad: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu


Santo. Amén.

2. CATEQUESIS: MISIÓN Y CONTENIDO

ORACIÓN MISIONERA
Padre bueno, sintiéndome envuelto en tu mirada paternal, por las manos de María,
nuestra Madre de Guadalupe, te ofrezco, como víctima, a tu Hijo amado Jesús.

En unión con El, en su oblación sacerdotal; movido por el Espíritu Santo; quiero, por
amor, ofrecer mi ser y mi vida entera, como hostia viva: tomando cada día la cruz,
negándome a mí mismo;

- en favor de la evangelización del mundo, para que todos encuentren salvación en


Cristo;

- en favor de los sacerdotes, para que sean celosos misioneros y santos pastores.

¡JESÚS, SALVADOR DE LOS HOMBRES: SÁLVALOS!

Mons. Alfonso Navarro

Lo veremos en sus dos dimensiones "EL QUE" como tarea fundamental de la Iglesia y
"EL QUE" refiriéndose al contenido o sea LO QUE ENSEÑA la catequesis al
transmitir su mensaje.

2. 1. HISTORIA DE LA CATEQUESIS

Veamos el qué de la catequesis como tarea prioritaria y misión fundamental de la Iglesia


dentro de una visión panorámica:

UN POCO DE HISTORIA...
El término Catequesis se origina del verbo griego KATA-JEO y significa: Hacer
resonar, hacer oír la voz, predicar oralmente, instruir en algo.

En la época apostólica significaba instruir en la Verdad recibida, en el Misterio


Cristiano, en la Palabra de Dios. Siempre que se empleaba el término se refiere a la
acción de iniciar e instruir en el Evangelio, en la Buena Nueva.

Y desde la época apostólica hasta nuestros días, la catequesis ha seguido un proceso


evolutivo jugando un papel trascendental en las grandes etapas históricas de la Iglesia
(C.T. 10-13):

* Época Apostólica: Acción de iniciar e instruir en el Evangelio, en la Buena Nueva.-


S. Pedro, San Esteban, San Pablo.

* Época Patrística: Experiencia Catecumenal (que consiste en una experiencia


bautismal); Catequesis bautismal, San Clemente Romano, Tertuliano, Clemente de
Alejandría, San Agustín.

* Edad Media: Es Instrucción Religiosa---Santo Tomás de Aquino.

* En Los Concilios: TRENTO Enseñanza del catecismo- Instrucción doctrinal y moral.


Se dio prioridad a la catequesis. Sale a la luz el catecismo Romano de San Carlos
Borromeo; San Roberto Belarmino, San Pedro Canisio, y otros son figuras de esta
época.

VATICANO II: Se alza un floreciente movimiento catequístico. Se propone hacer de la


catequesis un encuentro con el misterio de Dios bajo el dinamismo interior del Espíritu
Santo que todo lo invade

* La catequesis hoy en día: La catequesis dentro de la Iglesia ocupa un lugar


primordial y prioritario ya que esta íntimamente unida a toda la vida de la iglesia. No
solo por la extensión geográfica y el incremento numérico de la iglesia sino también y
mas todavía, porque el incremento interior de la Iglesia, su correspondencia con el
designio de Dios, dependen esencialmente de ella (C.T. 13) .
* La catequesis mexicana de nuestros días:

Durante siglos la catequesis de México ha seguido una línea marcadamente doctrinal.


Aprender de memoria las verdades de la fe durante la niñez para recibir los
sacramentos, ha sido por mucho tiempo su preocupación central. La catequesis
convertida en catecismo y los catequistas en maestros que instruyen dejaron una marca
profunda en la vida cristiana de varias generaciones. Sin embargo la catequesis
mexicana recibió también los vientos renovadores, tomo conciencia que no podía haber
catequesis nueva, sin catequistas bien formados, se dio cuenta que tenia que observar
mas de cerca el mundo y sus cambios, las culturas, etc. Y así se inicio una renovación en
toda la catequesis; y ahora podemos decir que tenemos una catequesis integral:
doctrinal, vivencial, bíblica, liberadora(*). Teniendo también diversos estilos de
transmitir su mensaje; formal, informal y ocasional (G.P.C.M. 48-53).

2. 2. LA CATEQUESIS COMO PROCESO DE FE

La Iglesia , como comunidad santa convocada por la Palabra , tiene como uno de sus
oficios principales, predicar el Evangelio y llevar a la madurez de fe, a través de una
adecuada catequesis.. Ya el Papa sucesor de Pedro, nos llama a emprender una Nueva
Evangelización que consiste en anunciar con gozo el nombre, la doctrina, la vida, las
promesas, el reino y el misterio de Jesús de Nazareth, hijo de Dios. Estamos
convencidos de nuestra situación cómo muchos católicos desconocen la verdad sobre
Jesucristo y las verdades fundamentales de la fe , y en algunos casos esa ignorancia va
unida a una pérdida del sentido del pecado.

Nuestra religiosidad popular muchas de las veces no esta purificada de elementos ajenos
a la auténtica fe cristiana , ni lleva siempre a la adhesión a Cristo muerto y resucitado.

Esta es la misión que le compete a la Iglesia por su ministerio profético. Proclamar


vigorosamente el anuncio de Jesús muerto y resucitado, raíz de toda evangelización,
fundamento de toda promoción humana , y principio de toda auténtica cultura cristiana.

En nuestra América Latina, casi todos están bautizados y han recibido el primer
anuncio, pero no todos viven la fe, ni conocen la Palabra de Dios; por lo cual, urge una
"Nueva Evangelización" es decir, Evangelizar a los bautizados, para suscitar en ellos la
conversión y un compromiso de transformar la sociedad en Cristo y llegar a la madurez
de su fe a través de una adecuada catequesis.
2.2.1. LA CATEQUESIS ES LA RAMA PROFÉTICA DE LA PASTORAL

ubicándose de la siguiente manera:

Kerigma-Primera Evangelización

ENSEÑAR CATEQUESIS

Homilía- Predicación Teológica

Liturgia

SANTIFICAR Sacramentos

Oración personal

Legislar

Dar consejos

GUIAR Vivir la caridad y la justicia - Servir

Renovar las estructuras temporales

2. 2. 2. LOS TRES NIVELES LA PASTORAL PROFÉTICA:

KERYGMA- Primera Evangelización : Es la proclamación del anuncio de la salvación


en virtud de Cristo Muerto y Resucitado por nosotros. Va dirigido a los no bautizados y
a los bautizados cuya fe no ha provocado en unos y en otros el acto de su
CONVERSIÓN y de su FE.
CATEQUESIS: es la transmisión de éste mismo mensaje pero en forma organizada
pedagógicamente , profundizándolo y desarrollándolo. Va dirigido a los ya
evangelizados a fin de que tengan una más honda explicación del mensaje y se
provoque en ellos un acto de más profunda conversión. Su fin es que la fe ilustrada por
la doctrina se torne viva, explícita y activa, es decir, que alcance su madurez.

HOMILÍA : es la predicación que hace el celebrante a partir de los textos sagrados, del
magisterio y de la tradición, a fin de iluminar más la fe de los bautizados, alimentando
su proceso de conversión, ayudándoles a dar una respuesta más comprometida de su fe
en la vida diaria.

Entre la catequesis y la evangelización no existe ni separación u oposición , ni


identificación pura y simple ; sino relaciones profundas de integración y de
complemento recíproco.

UN EJEMPLO NOS AYUDARÁ A ENTENDER MEJOR ESTA AFIRMACIÓN:

En la evangelización se da el Kerygma. El Kerygma es como una semilla. En la


catequesis se ayuda en el crecimiento. La Catequesis es toda la labor de desarrollo,
crecimiento y maduración, de la semilla hasta llegar a ser un árbol que ha brotado de esa
semilla. Toda la labor de desarrollo, crecimiento y maduración, lo realiza la catequesis.

2. 2. 3. TAREAS PROPIAS DEL MINISTERIO DE LA CATEQUESIS:

- Hacer presente el mensaje de salvación: "id y haced discípulos a todas la gentes "(Mt.
28,19).

- Debe llevar al creyente del don de la fe a una fe que es aceptación consciente y


compromiso responsable por parte del hombre.

- Debe enseñar a los cristianos cómo han de seguir a Jesucristo , aceptando su integridad
de su persona y la totalidad de su doctrina.

- Debe de acompañarlos para que vivan como miembros de la comunidad eclesial


-parroquial, empeñados en construir la fraternidad dentro de ella.
- Necesita mostrarles los caminos para celebrar la fe en los sacramentos, sabiendo que
sin catequesis (fe proclamada) la liturgia se vuelve vacía, y sin celebración (fe
celebrada), la catequesis se convierte en ideas.

- Debe enseñar a tener los ojos puestos en la realidad y en los acontecimientos,


aprendiendo a descubrir las intenciones de dios en ellos para comprometerse en
acciones de cambio según el plan de dios.

- Esta llamada a formar hombres nuevos , con mentalidad y criterios evangélicos, que
los lleven a vivir en el mundo como profetas de las bienaventuranzas. formar hombres
solidarios, justos y servidores, que tienen en el evangelio su única fuerza para ser signos
de liberación cristiana.

- Ha de estar presente en la religiosidad del pueblo sencillo para iluminar y orientar su


fe.

- Debe penetrar la cultura, para que desde dentro presente al Cristo de ayer, de hoy y de
siempre.

2.3. ¿QUÉ ES LA CATEQUESIS?

La Iglesia ha tratado siempre de dejarse guiar por el Espíritu Santo en el desempeño de


su labor catequística, teniendo en mente aquellos objetivos originales que se desprenden
de la consigna de Cristo "id y enseñad" y de la experiencia catequística apostólica.

Fue enviado el Espíritu Santo el día de Pentecostés a fin de santificar indefinidamente la


Iglesia y para que de éste modo los fieles tengan acceso al Padre por medio del Hijo en
un mismo Espíritu. Este Espíritu habita en la Iglesia y en el corazón de los fieles como
en un templo y en ellos ora y da testimonio de su adopción como hijos . Guía la Iglesia a
toda la verdad , la unifica en comunión y ministerios, la prevé y gobierna con diversos
dones jerárquicos y carismáticos y la embellece con sus frutos.

Ahora trataremos de definir el qué de la catequesis como tarea de la Iglesia.

Podemos afirmar que hay muchas definiciones usuales que siempre dan ideas exactas
acerca de lo que es la catequesis.

Pero quizá no pueda haber una definición más exacta como la de Juan XXIII, ya que
recoge todos los elementos que componen todo lo esencial en una síntesis concreta: "
Catequesis es la enseñanza sistemática y ordenada de la doctrina cristiana revelada
por Dios y transmitida por la Iglesia para ser conocida y vivida cada vez más
profundamente".

EXPLICACIÓN:

2.7.1. ENSEÑANZA: No se rompe con esa dimensión didáctica que notamos


anteriormente. Ahora bien, es necesario insistir constantemente que no es lícito quedarse
con menos logros intelectuales. Pero la catequesis comunica un mensaje, que no carece
de un cuerpo doctrinal necesario y que se tiene que aprender.

Hay que tener en cuenta en el catequizando las leyes de aprendizaje, por eso es
importante tener recursos, técnicas de aprendizaje, y respetar el proceso del
conocimiento y la conservación del mensaje.

2.7.2. SISTEMATIZACIÓN Y ORDENAMIENTO: La verdadera actividad de enseñar


se apoya siempre en una progresión, tanto para el desenvolvimiento de la facultad que
capta como para la comprensión del contenido y su profundización.

Esto es que debemos respetar en el catequizando su edad, su psicología, su capacidad de


atención y comprensión, etc., y no querer enseñar a un niño lo que solo puede entender
un adulto. No es que vayamos a enseñar cosas a medias. No, solo es que vayamos a
ordenar estas verdades y adecuarlas a la edad respetando el desarrollo de las personas,
de tal manera que conociendo la verdad completa ellos vayan respondiendo al Señor.
El Papa Juan Pablo II en su carta sobre la Catequesis menciona: Que la catequesis no es
sólo para los niños, sino que debe haber una catequesis para niños, adolescentes,
adultos, ancianos, para los jóvenes que se van a casar, etc. (C.T. 20 )

2.7.3. OBJETO DE LA CATEQUESIS

- DOCTRINA CRISTIANA: Es decir, el mensaje de salvación que trajo Cristo de


parte del padre. Cristo es el centro de toda la enseñanza. No es un conjunto de
verdades religiosas y morales, sino que es el Misterio del Verbo Encarnado de donde
debe brotar la fe y el amor.

No es un mensaje social, ni moral, ni intelectual, sino que es anunciar el Reino de Dios


con poder transformante y liberador.

- REVELADA POR DIOS: Toda la acción religiosa se apoya en éste hecho sagrado (la
Revelación). Su autoridad radica aquí, en que es revelada por Dios. Dios ha querido
entrar en la historia de los hombres revelándose a sí mismo y sus misterios. Su
comunicación es gratuita, progresiva y providencial. La catequesis parte de aquí, para ir
mostrando progresivamente el mismo hecho de la salvación y revelación de Dios.

- TRANSMITIDA POR LA IGLESIA: Otras catequesis cristianas convierten al


catequista en mensajero directo de Dios. La catequesis católica recuerda la acción
intermediaria del Magisterio de la Iglesia. La revelación ha sido confiada a la Iglesia por
Dios y es ella quien la conserva en toda su integridad y tiene el deber de velar por ello.
La catequesis tiene que mantenerse coherente con las enseñanzas anteriores aprobadas
por la Iglesia. La catequesis debe respetar la Santa Tradición de la Iglesia que es el
conjunto de enseñanzas que a través del tiempo ha ido definiendo, enseñando en
Concilios, Encíclicas, etc.

2.7.4. FIN DE CATEQUESIS


- SER CONOCIDA: Implica descubrir el misterio de la Revelación y comprenderlo.
Todo misterio una vez conocido se convierte en una fuente de riquezas insondables. Por
extensión la catequesis no solo abarca verdades religiosas sino también todos los hechos
de la vida y las verdades naturales que deben ser conocidas para poder vivir el mensaje
religioso.

- SER VIVIDA: No se trata de enriquecer la inteligencia con verdades y leyes, sino de


comprometer la vida entera, desde los sentimientos, los actos, hasta los móviles más
profundos de la vida. Vivir la gracia santificante; no es poseer un principio de salvación,
sino desarrollar un conjunto de dinamismos interiores y los deseos hasta orientarlos del
todo hacia el Reino en espera de la última venida del Señor (C.T. 20)

- PROFUNDIZACIÓN PROGRESIVA: Tanto de la verdad como de la Vida. La


progresión doctrinal nos dará al cristiano consciente de su fe, el que cada vez se siente
más cerca de Dios y más comprometido con sus hermanos.

El Concilio Vaticano señala las notas básicas de la catequesis acomodadas a las


circunstancias humanas y espirituales de nuestro tiempo:

- La catequesis es un Encuentro con Cristo, no sólo aprendizaje de una verdad religiosa


o de una ley. Cristo es el misterio del centro de salvación al que la catequesis conduce.

- La catequesis busca ilustración de la fe por la doctrina. Debe cuidar el espíritu pero


también desarrollar en conocimiento.

- Vida y actividad, orden y método, adaptación a las peculiaridades del oyente. Es la


forma propia de una acción catequística.
- Fe, liturgia, y claridad esto es aceptación, adoración y amor son los objetivos que debe
perseguir la formación religiosa del creyente en Cristo.

- La Sagrada Escritura, la Tradición, y el Magisterio vivo de la Iglesia constituyen las


piedras fundamentales sobre las que se construye la acción catequística y que no pueden
faltar.

2. 4. LUGARES FUNDAMENTALES DE LA CATEQUESIS

FAMILIA ----: Los papás son los primeros catequistas, aunque no den generalmente,
una catequesis sistemática. Los papás catequizan más con el ejemplo que con sus
palabras. En cuanto a los niños mayores y a los jóvenes ellos catequizan a sus papás. En
la familia tiene que haber diálogo, respeto mutuo, deseos de aprender unos de otros. Las
reuniones para los papás hechas en la parroquia, los cursos, los movimientos, etc.
influyen en la formación religiosa de sus hijos (C.T. 68).

PARROQUIA: La catequesis contempla la entrada y la vivencia en una comunidad: la


Comunidad parroquial es el centro nuclear de la catequesis a todos los niveles (C.T.
67 y 70). Aquí la liturgia es un medio muy importante de catequesis para los fieles (C.T.
48).

ESCUELA--- : Es también un lugar de formación religiosa; aunque tenga aspectos


diferentes de la catequesis parroquial(pero sin desligarse del plan pastoral parroquial), la
Escuela puede y debe dar su contribución a la educación religiosa de los alumnos (C.T.
69).

MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL (T.V.-Radio- Revistas-Cine- y otros) tiene


una fuerza muy grande en la formación de nuestro pueblo. Especialmente de los jóvenes
y adolescentes, y no siempre influyen de la mejor manera. Hay todavía un gran campo
en que la Iglesia tiene que hacerse presente (C.T. 46).
PUNTOS DE REFLEXIÓN

1.- Describe que añade el Concilio Vaticano al concepto de catequesis.

2.- Con tus propias palabras describe ¿Qué es catequesis?

3.- Al concepto que tú tenías antes de catequesis, enumera que se añadió con esta clase o
describe qué conceptos has tenido que cambiar?

4.- Describe con tus propias palabras ¿Cuál es el fin de la catequesis?

5.- Describe cuál es la diferencia entre la catequesis católica y las otras catequesis
cristianas pero no católicas.

Oración: QUISIERA, SEÑOR, EDITAR MI VIDA

Quisiera, Señor, editar mi vida Pero, quizá Señor,

como se hace un programa de televisión lo sorprendente

y dejar afuera sea saber

lo débil que tu amor

y lo malo. así lo entiende

y no borra nada,

Quisiera, Señor, sólo ama,

que este programa, y un mar de pájaros de colores


que produzco diariamente sale de tu mano

fuera todo y llena mi alma.

limpio,

noble, Mario Luis Pacheco Fillela.

y heroico.

2.9. SÍNTESIS PANORÁMICA DE LA CATEQUESIS

En una sola palabra podemos resumir el contenido de la catequesis: ES LA


REVELACIÓN .

Revelación es:

* Manifestación de Dios mismo, de su plan y de su amor.

* Dios movido de amor le habla al hombre como amigo.

Ante la contemplación panorámica del contenido de la catequesis deducimos lo


siguiente:
"El contenido del mensaje de la Catequesis y sus verdades centrales son las mismas del
anuncio de la Evangelización que muestran el designio de Salvación, La verdad sobre
Cristo, la verdad sobre la Iglesia y la verdad sobre el hombre ".

L.C.C.M. 67

2.9.1. LA VERDAD SOBRE JESUCRISTO EL SALVADOR

Oración: SEÑOR, CREO EN TÍ

Dichoso de mí Señor, cuando en la obscuridad

cuando no te veo y creo; me aferro más a la luz;

cuando en el Evangelio te cuando frente al dolor

reconozco mi Evangelizador; mantengo mi confianza en Tí;

cuando en mis hermanos cuando me pareces ausente

descubro tu presencia amable; y sigo creyendo

cuando en el secreto del alma en tu presencia;

te escucho y te respondo; cuando sin haberte visto

cuando quiero tocarte vivo la esperanza

con las manos y de verte un día.

te encuentro en el misterio

En el corazón de la catequesis está la persona de Jesús. La Iglesia por su ministerio


profético anuncia la verdad sobre Jesucristo (D.P. No. 170-219).

- En el centro de la Historia Salvífica se yergue la figura de Jesús el Nazareno cabeza de


la humanidad, principio y término de los anhelos humanos más profundos.
- Jesucristo es Palabra definitiva del Padre.

- La verdad sobre Jesucristo es la evangelización, constituye su contenido esencial.

- No hay Evangelización verdadera mientras no se anuncie el nombre, la doctrina , la


vida, las promesas, el Reino, el ministerio de Jesús de Nazareth Hijo de Dios (E.N. 22).

- Es nuestro deber anunciar claramente el Ministerio de la Encarnación tanto la


divinidad de Jesucristo, como la realidad y la fuerza de su dimensión humana e histórica
(D.P. 175).

El Cristo creído, proclamado y celebrado por la Iglesia. Vive presente y actuante en la


Iglesia y en la Historia ( D. P. 176-177).

* LA VIDA DE JESÚS

La vida de Jesús la encontramos en los 4 Evangelios: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.


Mateo y Juan convivieron día y noche con El durante su vida pública. Lucas y Marcos
fueron discípulos directos de dos apóstoles. Ellos mismos nos aseguran que si hubieran
querido escribir todo lo que vieron que Jesús hizo y dijo "no habría lugar en el mundo
para tantos libros" (Jn. 21,25), pero a la vez tuvieron buen cuidado de que no se perdiera
ni deformara nada de lo realmente interesante en la vida e historia de su Personaje
biografiado: "Queremos narrar las cosas que pasaron entre nosotros, tal como nos las
contaron aquellos que las presenciaron con sus propios ojos desde el principio y que se
han hecho servidores de la Palabra... Yo he decidido escribir toda esta historia, y
después de verificarlo todo desde el comienzo" (Lc. 1, 1-3).

Nos topamos con un problema poco o nada sabemos acerca de:

- su aspecto físico

- duración exacta de su vida pública

- fecha en que murió José, el esposo de su Madre

- del lugar exacto, donde sucedieron tantas cosas como nos cuenta el Evangelio que
Jesús hizo y dijo

- de quienes y cuántos fueron sus primos, parientes más cercanos, etc.


- Infancia de Jesús

Los Evangelistas sabían muy bien que "su historia" no eran recuerdos dedicados
piadosamente a alguien que había muerto, cuyos más mínimos detalles hubieran sido
conservados y pormenorizados sagradamente. Sabían que su historia estaba llena de la
presencia de alguien que vivía y seguiría viviendo siempre. Por eso, cuando hablaban o
escribían a las primeras comunidades cristianas cuanto el Espíritu Santo les ayudaba a
recordar (Jn. 14,26; 15,26), mucho más que el orden o la sucesión exacta de los hechos,
mucho más que su puntual topografía, mucho más que datos, fechas, lugares y nombres
precisos, lo que les interesaba era transmitir el Mensaje, la Buena Nueva, todo el
Mensaje, toda la Buena Nueva. Por eso los relatos evangélicos no son anillos de una
cadena de sucesos, como sucede en las biografías ordinarias, son datos sueltos,
episodios, hechos vivenciales, fragmentos de vida..., en cada uno de los cuales, como a
través de un prisma, aparece la Persona entera del Señor Jesús, vivo, actual y actuante, y
no mero personaje de tiempos pasados; en cada uno de ellos se muestra majestuoso
Alguien que habla, que enseña, que llama y que exige.

* EL EVANGELIO

Cuando leemos la Biblia, nos ocurre algo muy distinto a lo que nos ocurre cuando
leemos las páginas más bellas, literaria o filosóficamente, que hayan podido escribir los
mayores y mejores sabios, místicos, científicos, artistas..., de la historia humana de
todos los tiempos. Nos ocurre que aunque las leamos una y otra vez, no nos cansamos
sino que en sus sencillas palabras encontramos algún mensaje vivo y vivificador, ya que
no son solo palabras históricamente ciertas y literariamente bellas, son palabras "vivas",
palabras de Quien vive, de Quien sigue actuando. Por eso aunque las leamos miles de
veces, no nos dejan vacíos, siempre nos dicen y producen algo, siempre nos exigen
mucho. Por eso, el Evangelio no es un libro que pueda leerse tranquila e
indiferentemente: es un relato que siempre invita a levantarse, a ponerse en pie, a
caminar. Por eso el Evangelio no se recita, se "PROCLAMA".

2.9.1.1. QUIEN ES?

+ Verdadero Hombre

+ Verdadero Dios

- VERDADERO HOMBRE.- "Hombre" como cualquiera de nosotros, en el más real y


pleno sentido de la palabra. En los Evangelios podemos constatar cómo entró Cristo en
perfecta y total solidaridad con la raza humana; cómo la condición humana penetró en la
Persona de Jesús, el Hijo Unigénito de Dios:
- Hombre como cualquiera de nosotros:

+ Nacido de mujer (Gal. 4,4), pasó por todas las etapas de cualquier vida humana
normal: niño, adolescente, joven, adulto...

+ conocido como el hijo del carpintero (Mt. 13,55), trabajó con sus manos en el oficio
del artesanado durante treinta años en un pueblito "del que nadie podía esperar saliera
nada bueno" (Jn. 1,46).

+ vivió bajo la autoridad de sus padres, creciendo -como todos crecemos- en edad y
estatura, en sabiduría y en gracia, ante Dios y ante los hombres" (Lc. 2,51-52).

+ sin serlo, quiso aparecer como uno de tantos que necesita ser bautizado por Juan en
las aguas del Jordán (Mt. 3,13-17).

+ se deja tentar por el demonio (Mt. 4,10). así muestra su solidaridad con los hombres

+ se fatiga al caminar (Jn. 4,8)

+ que siente hambre y pide algo para comer (Jn. 4,8).

+ que siente pavor, tristeza de muerte y angustia incontenida ante la proximidad del
dolor y de la muerte (Mt. 26,38)

+ que necesita retirarse a lugares solitarios (Mc. 6,31; 1,35

+ que alterna con la gente sencilla, con publicanos y pecadores, hasta el punto de ser
tachado como comilón y bebedor de vino (Mt. 9,11; Lc. 15,2; Mt. 11,18...)

+ metido hasta el cuello en los problemas y realidades políticas, sociales, económicas,


de su pueblo y de su tiempo (GS 32), que reflejará tan vivamente en sus predicaciones y
parábolas...

- Hombre perfecto. El verdadero "prototipo" de hombre entre todos los nacidos de


mujer. El que pudo decir, sin temor a ser desmentido por nadie: Quién de ustedes podrá
acusarme de pecado? (Jn. 8,46).

Todas las gentes al verle y oírle, se quedaban maravilladas (Mt. 7,28), y no podían
menos que exclamar: "Pero, quién es este hombre? (Mt. 21,11). Hasta hubo ocasiones
en que gente sencilla y espontánea no pudo evitar la manifestación pública de esta
admiración en simpáticos piropos: "Bendita la madre que te parió y que te
amamantó!"(Lc. 11,27).

Releyendo las páginas del Evangelio, descubrimos sentimientos y cualidades del


hombre más ideal:

+ un corazón, en el que siempre encontraban eco todas las emociones, alegrías, tristezas,
preocupaciones, problemas...
ante una madre que lleva a enterrar a su único hijo (Mc. 7,12-15)

ante la noticia de la muerte de un amigo (Jn. 11,32)

ante un hombre de buena voluntad, que aboga por un esclavo enfermo (Mt. 8,5)

ante una mujer sedienta de felicidad (Jn. 4,14)

ante una pobre viuda que echó en la alcancía del templo unas cuantas monedas pero "era
todo lo que tenía" (Mc. 12,43).

Pedro lo resume así "fue un hombre que pasó por el mundo haciendo el bien" (Hech.
10,38).

+ una inteligencia:

que penetraba todos los pensamientos más ocultos y secretos (Mt. 9,4)

que "conocía lo que había en cada corazón, sin necesidad de que nadie tuviera que
decírselo" (Jn. 2,25)

que confundía hasta hacerlos callar sin respuesta a los sabios y doctores de su tiempo, a
quienes ya a los doce años deja asombrados por sus contestaciones.

+ y una firmeza de carácter que por nada ni nadie permitirá jamás comprometer la
justicia, la verdad y la predicación de su Reino con posturas "ambiguas".

llamará "raza de víboras", hipócritas y sepulcros blanqueados (Mt. 24,27) a quienes son
guías espirituales de su tiempo y pueden condenarle a muerte

- expulsará a latigazos a quienes profanan la Casa de su Padre, convirtiéndola en cueva


de ladrones (Mt. 21,12)

- se adelantará y se enfrentará a quienes vienen a prenderle y a encarcelarle: "Yo soy"


(Jn. 18,4); y a quien ha de firmar su sentencia de muerte( 26,64; Jn. 18,37).

- VERDADERO DIOS. Desde el primer momento de su aparición en la vida pública,


Cristo hace sentir sin rodeos, a cuantos se le acercan, su verdadera condición divina:

"Ustedes juzgan como hombres, yo no juzgo a nadie.

Y cuando juzgo, mi juicio es verdadero, porque no es uno solo el que juzga: soy Yo, y el
Padre que me envió...
Ustedes no me conocen ni a mi ni a mi Padre,

porque si me conocieran a mi conocerían a mi Padre"

(Jn. 8,15-19; 14,7-9; 13,12-18...)

Aparece como "profeta": "Este es el profeta Jesús de Nazareth (Mt. 21,11); pero él no
necesita, como los profetas anteriores, presentar credenciales; El habla "como quien
tiene autoridad" (Mt. 1,22; Mc. 10,15).

Aparece también como "maestro", pero no necesita alegar testimonios de autoridad o de


otros maestros, sino que incluso se atreve a completar la Escritura. Habla y actúa con tal
autoridad y señorío que, "todos se quedan atónitos de su manera de enseñar" (Mc. 1,
22). Y todos se sentían forzados a obedecer sus mandatos:

- "Enmudece, demonio, y sal de este hombre...! Y el espíritu malo salió de él, gritando".
(Mc. 1,25)

- ¿"Quién es éste a quien hasta el mar y los vientos obedecen?" (Mt. 8,27).

2.9.1.2. ¿Y PARA QUÉ VINO CRISTO? ¿CUÁL FUE SU MISIÓN?

San Juan lo narra con sencillez:

" El verbo era Dios,

el Verbo estaba desde el principio junto a Dios, todo se hizo por El,

y sin El no existe nada de lo que se ha hecho...

Y el Verbo se hizo carne,

y habitó entre nosotros"

(Jn. 1,1-3, 14)

* PARA REVELARNOS AL PADRE Y FACILITARNOS EL ACCESO A EL:

" A Dios nadie lo ha visto jamás, sino el Único Hijo que comparte la intimidad con El.
El nos lo dio a conocer! (Jn. 1.18). "Yo he venido para que los hombres tengan Vida... Y
la vida consiste: en que te conozcan a Ti Único Dios verdadero, y al que tú haz enviado,
Jesucristo (Jn. 17, 3)
"Si me conocieran a Mí, conocerían a mi Padre!" (Jn. 8,19). "Yo soy el Camino, la
Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mi. El que me ha visto a mí, ha visto al
Padre" (Jn. 14,6-9).

Fue el cumplimiento de todas las promesas hechas por Dios a la humanidad en el


Antiguo Testamento:

"En diversas ocasiones y de diferentes formas había hablado Dios a nuestros padres,
por medio de los Profetas, hasta que en estos días, que son los últimos, nos habló por
medio de su propio Hijo" (Heb. 1, 1-2).

Dios, para establecer la paz o comunión con El, dispuso entrar en la historia humana
de modo nuevo y definitivo, enviando a su Hijo en carne nuestra"( A.G. 3).

* PARA ENTRAR EN LA HISTORIA DEL MUNDO "asumiéndola y recapitulándola


en Sí mismo" (G.S. 38)

" A través de toda la historia humana existe una dura batalla contra el poder de las
tinieblas...Enzarzado en esta pelea, el hombre ha de luchar continuamente...Cristo vino a
revelarnos que ‘Dios es amor’, y a decirnos que la ley fundamental de la transformación
humana y, por tanto de la transformación del mundo, es el mandamiento nuevo del
amor" (G.S. 37,38).

"Dios nos da a conocer este secreto suyo, este proyecto nacido de su corazón que formó
en Cristo antes, para realizar cuando llegara la plenitud de los tiempos.

Todas las cosas han de reunirse bajo una sola cabeza: CRISTO" (Ef. 1,9-10).

* PARA SER SALVADOR Y LIBERTADOR del hombre, de todos los hombres y de


cuanto pueda esclavizar su dignidad humana:

"Ustedes serán mis discípulos verdaderos,

si guardan siempre mi palabra;

entonces conocerán la Verdad,

y la Verdad les liberará.

En verdad, en verdad les digo:

el que comete pecado es esclavo del pecado, pero el esclavo no quedará siempre en la
casa" (Jn. 8,31-33).

"Nos arrancó del poder de las tinieblas,


y nos trasladó al Reino de su Hijo amado. En él nos encontramos perdonados y
liberados" (Col. 1.14).

Como un eco del grito de Dios: "He visto la aflicción de mi pueblo, he oído su llanto, y
he bajado para liberarlo" (Hech. 7,34), el Concilio Vaticano II y Medellín ven en Cristo
la llegada de la salvación y de la liberación del hombre:

"En realidad el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo
encarnado...El ha vuelto a la descendencia de Adán la semejanza divina, deformada por
el pecado...Todos los hombres, redimidos por Cristo, disfrutan de la misma vocación y
de idéntico destino, cuya igualdad fundamental exige un reconocimiento cada vez
mayor" (G.S. 22,29)

"Es el mismo Dios quien en la plenitud de los tiempos, envía a su Hijo, para que hecho
carne, venga a liberar a todos los hombres de todas las esclavitudes a que los tienen
sujetos el pecado, la ignorancia, el hambre, la miseria, y la opresión, en una palabra, la
injusticia y el odio que tienen su origen en el egoísmo humano" (Medellín, 1,3)

Con su muerte en la cruz consigue la liberación del pecado, pero con su Resurrección
nos ha devuelto la vida eterna, este misterio Pascual es el centro de nuestra fe. En
Latinoamérica, hemos acentuado al Cristo en la cruz, falta enseñar a este Cristo glorioso
y resucitado que nos ofrece la vida.

* " VENID A MI TODOS...". Respetando siempre nuestra libertad, Cristo sigue


llamando, como lo hiciera con los Apóstoles y primeros seguidores suyos. Sigue
necesitando "socio-cooperadores" de su acción salvadora y liberadora del hombre y de
la humanidad entera:

"Urgen al cristiano la necesidad y el deber de luchar, e incluso de padecer la muerte.


Pero, asociado al misterio Pascual, configurado con la muerte de Cristo, llegará,
corroborado por la esperanza, a la resurrección. Y esto vale no solamente para los
cristianos, sino también para todos los hombres de buena voluntad, en cuyo corazón
obra la gracia de modo invisible" (GS. 22).

2.9.1.3. EL CATEQUISTA HOY

Debe anunciar el verdadero rostro de Cristo, que anuncia la verdadera e integral


liberación. Hay muchas personas que presentan a un Cristo parcial.
En ocasiones lo muestran como un Cristo visto solo desde la Fe, oración y piedad, sin
un compromiso que nos lleve a transformar en Cristo nuestra sociedad; en otras
ocasiones nos presentan a un Cristo humano, únicamente comprometido en el cambio
social político y económico, sin presentar a un Jesús que desde la fe transforma el
mundo. Necesitamos presentar el verdadero rostro de Cristo, desde su parte humana,
desde su divinidad y desde su acción en la cruz y dando vida en su Resurrección. Para
presentarlo hay que conocerlo en su palabra y vivirlo en la caridad, con un testimonio de
fe y de compromiso por suprimir las huellas del pecado existentes en el mundo.

Oración : LA VERDAD SOBRE CRISTO

En el camino de la vida, Jesús

nos ha dado la certeza de un Padre

que piensa en cada uno (Mt. 6,32)

ama a cada uno (1 Jn. 4,10)

habita dentro de quien lo ama (Jn. 14,23)

vigila por su "pequeño pueblo"

por el escogido (Lc. 12,32)

La ternura de Dios rodea el Universo

Todo se hace paz y seguridad

sobre la mano dulce y vigilante del Padre

custodio y compañero de todos

y de cada uno en particular.

ACTIVIDADES:
1. Dividirse por equipos y hacer una cartelera (dibujos, recortes de periódicos y
revistas), donde presente: ¿Quién es Jesús para mí?

2. Plenario

3. Exponer las carteleras en algún lugar visible

2.9.2. LA VERDAD SOBRE LA IGLESIA

Oración: Canto Iglesia soy o edificar la Iglesia

"Cuando se habla de Iglesia, la primera idea que viene a la cabeza de mucha gente es la
casa, el edificio. Otros piensan que la Iglesia son los Obispos, los sacerdotes, las
religiosas.

Sin embargo, muchos ya saben que la Iglesia somos todos nosotros, EL PUEBLO DE
DIOS. Un pueblo hecho de gente de todos los pueblos. Un pueblo de los que nacen de
la fe y de la acción del Espíritu Santo. Un pueblo que sigue el Evangelio de Jesús".

D. Pedro Casáldáliga

2. 5. 2. 1. LA IGLESIA, PRESENCIA DE JESÚS RESUCITADO EN LA HISTORIA

Dios creó a la humanidad para que fuera un pueblo, su pueblo (Ef. 1,11). Para eso llamó
Dios a Abraham (Gen. 12,1) para que formara al Pueblo y lo constituye en Moisés. Los
profetas anuncian al Mesías redentor de ese pueblo. En Jesús se cumplen estas
expectativas, ya que viene a mostrar que Dios es Padre de todos y anuncia la llegada del
Reino de Dios. Jesús escogió doce apóstoles para formar el nuevo pueblo de Dios: SU
IGLESIA (Mt. 10,1-4). Después de la Resurrección de Jesús, los apóstoles reciben al
Espíritu Santo (Pueblo nacido de la sangre de Jesús y del Espíritu Santo (Ap. 5,9-10) y
desde ese momento fueron por el mundo anunciando la Buena Noticia del Reino. Este
pueblo debe realizar el proyecto de Dios. Los apóstoles comprendieron que debían ir
por todo el mundo a extender la Buena Nueva (Mt. 28,19) y formaron comunidades de
hermanos que son una señal del Reino de Dios.
El Vaticano II nos presenta a la Iglesia como el pueblo de Dios que peregrina a través de
la historia y que avanza hacia el Señor. Pueblo universal que penetra a los demás
pueblos para ayudarlos a hermanarse y crecer en una comunión. Pueblo universal
destinado a ser "lugar de las naciones" (Is. 49,6; Lc. 2,32). Y que no nace de la raza,
cultura o idioma, sino de Dios por la fe en Jesucristo. Este pueblo asume, purifica,
fortalece y lleva las capacidades, riquezas, costumbres de todos los pueblos en lo que
tienen de bueno (L.G. 13) para introducir en sus historias el Reino de Dios. Así
descubre el valor de la historia en nuestros pueblos, de las culturas indígenas y de la
religiosidad popular.

El Padre, envió a su hijo como Salvador ( I Tim. 1,15), por obediencia Cristo cumple
con su misión muriendo en la cruz por nuestros pecados y resucitando para darnos vida
eterna (Jn. 10,10). Al terminar su misión regresa al Padre y deja a su Iglesia para que
continuara con su labor (Mt. 28,19).

Cristo encomienda a Pedro su Iglesia: "Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi
Iglesia..." (Mt. 16, 13-20) ¡Pedro me amas...apacienta mis ovejas" (Jn. 21,17). Sobre
Pedro y los Apóstoles funda su Iglesia, para continuar su misión; todos los hombres -por
la redención de Cristo- están salvados, pero no todos lo saben. La misión de la Iglesia es
comunicar esa verdad y por eso vamos por todo el mundo predicando la Palabra de Dios
y bautizando, en otras palabras, Jesús la fundo, ya que El mismo convocó a sus
discípulos, les da el poder de su Espíritu y los medios esenciales para su misión. Quien
acepta a Cristo, acepta a su Iglesia: "Quién a vosotros escucha a mí me escucha (Lc.
10,16).

La Iglesia nació de la acción evangelizadora de Jesús y de los doce. Es un fruto normal,


deseado, el más inmediato y el más visible. Nacida de la misión de Jesucristo, la Iglesia
es a su vez enviada por El. La Iglesia permanece en el mundo hasta que el Señor vuelva.
Ella lo prolonga y lo continúa (EN 15).

2.5.2.2. CRISTO INSTITUYE LA IGLESIA

Para:

- Hacer viva su presencia salvadora en el mundo y mostrar que Dios es Padre y que
todos somos hermanos.
- Enseñar a leer en los acontecimientos su llamada a la vida.

- Para adorarlo, agradecerle y pedirle.

- Para establecer el Reino de Dios (justicia, amor y verdad), un mundo en donde todos
seamos iguales, libres de injusticias y llenos de amor.

- Para ser señal del Reino de Dios (llamada por ello a vivir aquí y ahora, como Dios
quiere que viva toda la humanidad). y para servir a la humanidad.

* La Iglesia es sacramento universal de salvación

La Iglesia es en Cristo como un sacramento (L.G. 1), no estamos con esto estableciendo
el sacramento no. 8, sino que entendiendo el significado de sacramento: Signo sensible
de la presencia de Cristo, afirmamos que la Iglesia es en Cristo como un Sacramento. Es
un medio, pero un medio indispensable. Existen diversos modos de participar en ella:

- Los que creen en Cristo, de diversos modos (L.G. 15)

- Los que todavía no reciben el Evangelio, pero conocen parte del mensaje de salvación
(L.G. 16)

- Los que inculpablemente desconocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia y buscan con


sinceridad a Dios (L.G. 17)

Necesitamos a la Iglesia, porque es Madre y Maestra. La Iglesia es "madre", porque


engendra sin cesar nuevos hijos por el bautismo y hace aumentar la familia de Dios; es
"educadora" porque hace que sus hijos crezcan en la gracia de su bautismo alimentando
su "sensu fide" por la enseñanza de las verdades de la fe (A.A. 53 ).

2. 9. 2. 3. NUESTRA COMUNIÓN Y PARTICIPACIÓN EN LA IGLESIA

Una imagen de la Iglesia, que se asemeja mucho a su realidad es la de "Cuerpo de


Cristo", ya que en la Iglesia, Cristo es la cabeza y los bautizados formamos el cuerpo.
Cada miembro de este cuerpo tiene su función, nadie en él puede suplir al otro, todo
funciona articuladamente. Cada miembro está en comunión con los demás miembros,
ninguno de los miembros es más importante, ya que si uno falta el cuerpo no funciona y
cada miembro es co-responsable de los demás, si uno se enferma, todo el cuerpo está
enfermo.

En la Iglesia, igual que en el cuerpo todos tenemos un lugar, que nadie puede ocupar,
más que al que le toca, pero cada lugar no es de dignidad, sino de servicio y en orden a
manifestar el amor de Dios. El pueblo de Dios tiene en la tierra una cabeza, que es el
Papa, llamado el "siervo de los siervos de Dios"; está dividido en diócesis, en donde el
Obispo es la cabeza, ayudado por los sacerdotes que están en las parroquias y éstas se
dividen en capillas.

El Obispo, el presbítero (a quién ordinariamente le llamamos padre o sacerdote) y el


diácono, son los encargados de conducir a la Iglesia. Los religiosos, consagrados a
Cristo, tienen la función de enseñar a todo el Pueblo la santidad y los laicos, que son los
demás miembros que con su participación en el mundo llevan a Jesús a los demás
hombres.

Hay ocasiones en que algunos miembros del pueblo de Dios, no entienden su lugar
como una vocación, como un servicio de entrega y amor, por eso se dan distintas
imágenes del Pueblo de Dios, entre estas maneras de pensar, podemos encontrar:

- instrumento de poder

- refugio a los problemas

- verlas únicamente desde el plano espiritual, sin contemplar la parte humana

- verla desde el punto de vista humano (sociológico), sin atener a lo espiritual

2. 9. 2. 4. LA AUTORIDAD DE LA IGLESIA

La Iglesia como Pueblo de Dios reconoce una sola cabeza, Cristo. El es el único pastor
que la guía. Pero su autoridad es en el sentido más profundo, porque es su autor, porque
es la fuente de su vida y unidad, porque es su cabeza.

La autoridad de los Pastores es más que una potestad jurídica, es participación en una
realidad de orden sacramental. No debe verse como dignidad, sino como servicio de
caridad.

Los doce apóstoles presididos por Pedro fueron escogidos por Jesús para participar en
este servicio de conducción. Consagrados por El como sacramentos vivos de su
presencia visible, como cabeza y pastor de su pueblo. El Papa, los Obispos y sus
colaboradores, los sacerdotes, no sólo guían al pueblo en nombre del Señor, sino que
son maestros de la verdad y presiden sacerdotalmente el culto divino. El deber de
obediencia del pueblo de Dios, se funda: En el respeto creyente a la presencia
sacramental del Señor en ellos.

2. 9. 2. 5. MARÍA, MADRE Y MODELO DE LA IGLESIA

En nuestros pueblos ha sido anunciado el Evangelio, presentando a la Virgen María


como su realización mas alta. El pueblo sabe que en la Iglesia encuentra a María como
Madre. Ella se hace Madre de Dios, del Cristo histórico, en el Fíat de la Anunciación,
cuando el Espíritu Santo la cubre con su sombra. Es madre de la Iglesia porque es
Madre de Cristo, cabeza del Cuerpo Místico (L.G. cap. VIII).

ACTIVIDAD:

1. Hacer por equipos una cartelera, donde expresen a través de un dibujo su concepto de
Iglesia

2. Explicar en plenario ¿Por qué hicieron ese dibujo?

3. Exponer las carteleras en un lugar visible

VERDAD SOBRE LA IGLESIA

Oración final:

Señor Jesús:

Tu que hiciste a la Iglesia,

semilla ferviente, sal y luz del mundo,

voz que jamás se cansa en proclamar


en el mundo, las grandezas de Dios.

Que tiene vigor eterno y cuyo amor

se extiende a todos los confines del mundo.

Te pedimos la protejas y la sigas haciendo fuerte.

Y a ti madre del redentor, confórtala en las dificultades y en las pruebas y haz que en el
mundo, sea siempre más eficazmente signo e instrumento de la íntima unión con Dios y
de la unidad de todo el género humano.

2. 9. 3. LA VERDAD SOBRE EL HOMBRE

Oración: Señor Jesús:

Haz que mis palabras no se las lleve el viento

sino que forjen en mí, convicciones profundas,

como las que tu tuviste, como las de tu Madre,

como las de tus Santos seguidores.

De ese modo y sólo de ese modo, habrá coherencia

entre mi decir y mi hacer, y seré alguien comprometido con tu nombre, comprometido


con tu Iglesia, comprometido con la humanidad entera.

En el tema de la vocación al apostolado, hablamos del hombre, creado a imagen y


semejanza de Dios, este hecho le da a todo hombre y a todos los hombres, una dignidad
como personas:
cuerpo Inteligencia = verdad Dios

Hombre --------- = = libertad = Amor Demás

alma voluntad = bien a mí mismo

Este hombre en Cristo, El nuevo Adán, en la misma revelación del misterio del Padre y
de su amor, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la
grandeza de su vocación (G.S. 22). En Cristo, "imagen del Dios invisible" (Col. 1,15),
el hombre ha sido creado "a imagen y semejanza" del Creador. En Cristo, redentor y
salvador, la imagen divina alterada en el hombre por el primer pecado ha sido restaurada
en su belleza original y ennoblecida con la gracia de Dios (G.S. 22).

La imagen divina está presente en todo hombre. Resplandece en la comunión de las


personas a semejanza de la unión de las personas divinas entre sí. Dotada de un alma
"espiritual e inmortal" (G.S. 14), la persona humana es la "única criatura en la tierra a la
que Dios ha amado por sí misma". Desde su concepción está destinada a la
bienaventuranza eterna. En virtud de su alma y de sus potencias espirituales de
entendimiento y de voluntad, el hombre está dotado de libertad "signo eminente de la
imagen divina" ( C.C. 1702-1705).

Mediante su razón, el hombre conoce la voz de Dios que le impulsa "a hacer el bien y a
evitar el mal". Todo hombre debe seguir esta ley que resuena en la conciencia y que se
realiza en el amor de Dios y del prójimo. El ejercicio de la vida moral proclama la
dignidad de la persona humana. Pero, el hombre, persuadido por el Maligno, abusó de
su libertad, desde el comienzo de la historia. Sucumbió a la tentación y cometió el mal.
Conserva el deseo del bien, pero su naturaleza lleva la herida del pecado original. Ha
quedado inclinado al mal y sujeto al error (C.C. 1707). Por su pasión Cristo nos libró de
Satán y del pecado. Nos mereció la vida nueva en el Espíritu Santo. Su gracia restaura
en nosotros lo que el pecado había deteriorado.

El que cree en Cristo es hecho hijo de Dios. Esta adopción filial lo transforma dándole
la posibilidad de seguir el ejemplo de Cristo. Le hace capaz de obrar rectamente y de
practicar el bien. En la unión con su Salvador, el discípulo alcanza la perfección de la
caridad, la santidad. La vida moral, madurada en la gracia, culmina en vida eterna, en la
gloria del cielo.

2. 9. 3. 1. EL CATEQUISTA HOY
El catequista al hablar del hombre (a quienes catequiza) debe ser consciente del hombre
con dignidad del que habla, debe vivirlo y enseñarlo con alegría cristiana.

Hoy en día hay muchos que presentan visiones deformadas del hombre:

- Determinista (D.P. 308-309) El hombre es víctima de fuerzas ocultas (magia, vudú,


suertes)

- Dicologista (D.P. 310) El hombre reducido a su siquísmo

- Estatista (D.P. 314) El hombre sometido a la Seguridad Nacional

- Cientísta (D.P. 315) El hombre reducido a su definición científica.

- Economistas (D.P. 311-313) El hombre bajo el signo económico:

+ consumista, como instrumento de producción u objeto de consumo

+ liberalismo económico, visto por su eficacia económica (utilidad)

+ marxista, visto por su desarrollo de fuerzas de producción y visión colectivista.

ACTIVIDAD:

* Hacer la siguiente ORACIÓN

Pasos:

1. Puede ser proclamada por una persona

2. Pueden repartirse hojas con el texto y leerse entre todos. a dos coros o participado
espontáneamente

3. Puede hacerse en una fogata y revestirlo con cantos

Oración final: PROCLAMACIÓN DE LA VERDAD DEL HOMBRE


Guía: Ya que la catequesis tiene como objetivo la transmisión de la REVELACIÓN de DIOS en nuestra
historia, es decir la historia de salvación que Dios viene realizando y que tiene su plenitud en Cristo.

Por eso vamos ahora ha proclamar nuestra FE. Todo es tomado de la Sagrada Escritura.

En el principio Dios creo los cielos y la tierra ... (Gen. 1,1)

Con sabiduría... (Salmo 104,24)

Y Amor... (Sabiduría 11,24)

Y creo al hombre a su imagen y semejanza... (Gen. 1,26)

Y le encomendó el universo creado, haciéndole señor de las obras

de sus manos... (Salmo 8,7)

Coronándolo de gloria y grandeza... (Salmo 8,6)

Pero por la desobediencia de un hombre entró el pecado

y por el pecado la muerte... (Roma. 5,12)

Y todos fuimos privados de la gloria de Dios... (Rom. 3,23)

Y sin embargo Dios quiere que todos los hombres se salven

y lleguen al conocimiento pleno de la verdad... (1 Tim. 3,4)


Dios no nos abandonó, antes nos dio una esperanza de salvación ... (Gen. 3,15)

Llamó a Abraham... (Gen. 12, 1-5)

Y lo hizo Padre de muchos pueblos... (Gen. 17,5)

Le prometió por juramento bendecir por su linaje a todas las naciones... (Eclo. 44,22)

Hizo una alianza con su pueblo... (Ex 24,6)

Y le entregó la tierra que le había prometido... (Jos. 1,1-2)

Le habló a su pueblo por medio de los profetas... (Heb. 1,1)

Para prepararlo a la venida del Mesías... (Is. 40,3-4)

Llegada la plenitud de los tiempos... (Gal. 4,4)

Tanto amó Dios al mundo... (Jn. 3,16)

Que el Verbo, su Hijo único, se hizo carne... (Jn, 1-14)

Nacido de una mujer... (Gal. 4,4)

Por obra del Espíritu Santo... (Mt. 1,20)


Y habitó entre nosotros... (Jn. 1,14)

Mediador de una nueva Alianza... (Rom. 3,25)

Mediante su obediencia... Rom. 5,19)

Y su Sangre... (Rom. 3,25)

Nos rescató gratuitamente del pecado... (Jn. 10,11)

Se humillo así mismo hasta la muerte de cruz... (Fil 2, 8)

Por lo cual Dios lo exaltó... (Fil. 2,9)

Y lo constituyo Señor y Mesías... (Hech. 2,36)

Recibió del Padre el Espíritu Santo prometido... (Hech. 2, 36)

Y lo derramó sobre sus Apóstoles... (Hech. 2, 1-21)

Este Espíritu da testimonio de que somos hijos de Dios, porque calma

en nosotros ¡ABBA! Padre... (Gal. 4,6)

Y nos convierte en testigos de Jesús... (Hech. 1,8)

Y adoradores en espíritu y en verdad... (Jn. 4,23)


Hoy es el día de salvación, tiempo favorable... (2 Cor. 6,2)

Y nuestra salvación es objeto de esperanza... (Rom. 8,24)

Mientras la acción del Espíritu nos va transformando... (2Cor. 3,18)

En la imagen de Cristo... (Rom. 8,29)

Por eso exclamamos: VEN SEÑOR JESÚS. (Ap. 22,20)

3. DESTINATARIOS DE LA CATEQUESIS

La bibliografía consultada para la elaboración de este tema: Francisco Canova ,


Sicología Evolutiva del niño ( 0 a 6 y 6 a 12),. Maria Gloria Borobio, Hombre Nuevo,
Rafael Llanes Tovar, Guadalupe Magaña, Héctor de la Vega Catequesis por edades,

ORACIÓN INICIAL:

Señor

Al comenzar este día hay una nueva tarea, con alegría re-estrenada, con ilusión nueva.

Pero quiero comenzarlo con entusiasmo, con alegría re-estrenada, con ilusión nueva.

Gracias por este nuevo empezar. Y sé, Señor, que esta tarea la comienzan cada día
muchos hermanos, te pido por ellos y con ellos te digo:

¡Gracias, Señor!
Cuando se habla de catequesis, muchos piensan en la catequesis de niños y niñas. Pero
la catequesis no se reduce a la edad infantil . Los Obispos en Puebla dijeron (998): "La
catequesis es un proceso de conversión y crecimiento permanente y progresivo en la fe".
Por eso se habla hoy de CATEQUESIS PERMANENTE. La catequesis va de la cuna a
la tumba. Es para la niñez, para los adolescente, jóvenes, adultos y ancianos (D.P. 1011).

3.1. IMPORTANCIA DE EDUCAR A LOS NIÑOS

El niño es persona y su desarrollo integral es inherente a su crecimiento físico. Su


formación y educación durante el periodo de su crecimiento es de importancia y
trascendencia capital. Por eso, su proceso debe ser adecuado, oportuno y firme.

En estos primeros años de vida, el hombre recibe las bases de su comportamiento


futuro: por lo tanto, LA FE JUEGA UN PAPEL MUY IMPORTANTE en este proceso.

Podemos afirmar que la "educación de los niños es la tarea más importante de nuestra
vida. Nuestros hijos son los futuros ciudadanos del país y del mundo. Ellos serán los
forjadores de la historia. Son los futuros padres y madres, y serán a su vez los
educadores de sus hijos. Debemos empeñarnos en que se transformen en excelentes
ciudadanos, en buenos padres. Ellos encarnan también la esperanza de nuestra vejez.
Una educación correcta nos depara una vejez feliz, mientras que una educación
deficiente será para nosotros una fuente de amarguras y lagrimas..."(Antón Makarenko,
Pedagogo)

Es por eso que "la catequesis de nuestro tiempo pone especial atención a los niños y a
los jóvenes. El ascenso de los jóvenes constituye ya sin duda el hecho más rico de
esperanza y al mismo tiempo de inquietud para una buena parte del mundo actual.
Son millones y millones de jóvenes los que se preparan para su futuro de
adultos"(C.T. 35)

Y además, en nuestros días, en que fáciles y múltiples medios de comunicación...


penetran cada vez más en el ambiente, el jovencito madura antes del conocimiento del
mal y del bien y tanto antes de ser conquistado para la causa del bien... Además como ya
es conocido, el alma del niño y del adolescente todavía fresca y dúctil, dispone de
mayor capacidad receptiva . Por otra parte, en esta edad; no se está aún dominado y
poseído por aquellas pasiones de los altos ideales de la vida cristiana y apostólica (Pablo
VI a la A.C. Argentina 12/04/1964)
El Vaticano II recalca claramente la importancia que estamos justificando y dice:
Vigilen atentamente para que se dé con todo cuidado a los niños, adolescentes y
jóvenes, incluso adultos, la instrucción catequética que tiende a que la FE,
ilustrada por la doctrina se haga viva, explícita y activa.

Por otra parte, importa mucho al que ha decidido responder en esta importante tarea de
educar a los niños en la FE, tomar muy en cuenta aquella palabras de Jesús:" Dejen que
los niños vengan a mí"(Mt. 18, 2-5)

Con una educación en la FE, la personalidad cristiana del niño empieza a despuntar;
empiezan a nacer virtudes morales y a integrarse así a la vida cristiana comunitaria.

3.2. PSICOLOGÍA EVOLUTIVA

Canto: JUNTO A TI MARÍA

Junto a ti María Gracias Madre mía

como niño quiero estar por llevarnos a Jesús

tómame en tus manos haznos más humildes

guíame en tu caminar. tan sencillos como tú

Quiero que me eduques Gracias Madre mía

que me enseñes a orar por abrir tu corazón

hazme transparente porque nos congregas

lléname de paz. y nos das tu amor.

MADRE, MADRE, MADRE, MADRE, (2)


La persona nunca detiene su crecimiento, el bebe inicia su proceso de adaptación a un
mundo nuevo después de salir del vientre de su madre. Ahora debe comer,
acostumbrarse al cambio de temperatura, adaptarse a la luz y a la oscuridad.. Después
tendrá que aprender a caminar, a vestirse, a lavarse, a estudiar... Todo este proceso
madura como a los seis años. El niño habrá adquirido control de su cuerpo y de sus
actividades básicas. Pero también necesita avanzar en su crecimiento espiritual y más
humano .

Nuestro estudio debe analizar cuales son las características más comunes de cada edad
de la persona. Así podremos realizar una catequesis mejor según la etapa que vive cada
persona, ciertamente no vamos a referirnos con mucho detalle, simplemente
resaltaremos las más importantes.

3.2.1. PÁRVULOS (niños de 3 a 6 años)

Es una verdad comprobada que los primeros 6 años de vida son de suma importancia
para la formación de la persona: Durante estos primeros años se forman los principales
hábitos para su vida. Todas las impresiones y ejemplos positivos y negativos se graban
en él de manera decisiva. Es por esto que, tanto las posibilidades como responsabilidad
de los padres y educadores en general, son muy grandes.

+ CARACTERÍSTICAS PSICOLÓGICAS:

- Gran afectividad. Ávidos de amor (dependencia)

- Necesidad de un ambiente de seguridad y alegría.

- Les gusta ser el centro de todo: subjetivista, egocentrista.

- Imitativo.

- Gran capacidad para admirar (observadores)

- Muy contemplativo.
- Activo (traviesos e inquietos)

- Gran imaginación. No distingue entre la realidad y la ficción.

- Vive en un presente continuo.

- Animista.

- Antropomorfista..

+ INTERESES:

- Cuerpo- juguetes.

- Movimientos.

- Familia.

- Naturaleza.

+ PUNTOS FUNDAMENTALES QUE HAY QUE TOMAR EN CUENTA PARA LA


EDUCACIÓN DE LA FE DE LOS PÁRVULOS:

- Llevarles al conocimiento de Dios amor, que es bueno, providente, a quien hay que
dirigir el corazón y darle gracias siempre por todo lo que nos da.

- Debe aprender a invocar a Dios que nos ama y nos conserva; a Jesús Hijo de Dios y
hermano nuestro que nos conduce al Padre; al Espíritu Santo que habita en nosotros y a
María, Madre de Jesús y madre nuestra.

- Lo ayudaremos a descubrir, admirar y amar a Dios nuestro Padre que nos ama y a
amar a sus hermanos a través de: El sentido de Dios Padre en el ambiente familiar: por
la actitud de las personas que los rodean, especialmente de sus padres que ha de ser de
cariño, de comprensión, de ejemplo cristiano, (por el gran interés que tiene hacia la
familia).

- Seguridad vivencial en el amor de los mayores: El ambiente que lo rodea debe ser de
alegría cristiana, de orden y de belleza.

- Servicio en favor de los demás: (Controlar sus ojos, sus manos, su cuerpo hacia el
bien).
- Repercusión de nuestros actos: Con el ejemplo se le llevará a vivir una vida realmente
cristiana,

- Sentido de lo gratuito: Que descubra las providencia de Dios, a quien hay que darle
gracias por todo lo que nos da.

- Oración Contemplativa, de alabanza, adoración, acción de gracias. (Gestos litúrgicos)

- Educación integral del silencio. (por su capacidad de admiración ).

- Admiración dela belleza natural, de las obras de la creación, que el niño pequeño
empieza a descubrir con alegría.(Dios como Creador).

- Sentido de lo Sagrado.

+ ASPECTOS MAS IMPORTANTES DE SU EDUCACIÓN EN LA FE:

- En la educación de la fe, los propios padres de familia tienen un papel muy importante
e insustituible. Por eso el día del bautismo ellos son los que principalmente se
comprometen a esa responsabilidad.

- La educación cristiana en esta edad como es natural, no puede ser sistemática. No se le


darán lecciones de catecismo propiamente dichas, sino que, sobre la vida, aprovechando
realmente las ocasiones, iremos entregando al niño el mensaje.

- Al niño de esta edad se le forma solamente en el amor. Si no se le ama y se le sabe


demostrar que se le quiere, no podrá descubrir el misterio de Dios que es Padre de todos
los hombres.

Por lo tanto:

Es en la familia donde el niño tendrá que ir descubriendo los primeros signos de


Dios que irán formando su conciencia
PELIGROS A EVITAR

- Emplear a Dios como medio de educación.

- Materializar lo espiritual

- Conceder eficacia mágica a lo Sagrado.

- Confundir narraciones fantasiosas con hechos de salvación.

- Animismo punitivo.

3.2.2. NIÑOS DE 7 - 9 AÑOS

+ CARACTERÍSTICAS:

SITUACIÓN FÍSICO AMBIENTAL:

- Adelgazamiento, cambio de dientes. Deja de ser párvulo, comienza la primaria,


contacto con niños mayores.

- Sentido del bien y del mal, aprecia su propias intensiones.

- Pensativo, reflexivo, ritmo lento, indaga, pregunta .

- Intuitivo, incapaz de ideas abstractas.


- Receptivo, apto para la sugestión

- Vitalidad intensa, quiere hacer su voluntad para experimentar

sus fuerzas.

- Gusto por el ritmo muscular, deportes, bailes...

- Admirativo, pero juzga.

- Abierto al sentido de lo sagrado.

- Gran sensibilidad.

+ PRINCIPALES INTERESES

a) Su autosuficiencia.

b) Juegos en grupos.

c) Aplicar los sentidos(audiovisuales, dinámicas).

d) Lecturas, televisión, escuela.

e) Cooperación.

f) Trabajos en grupo.

+ PUNTOS FUNDAMENTALES QUE HAY QUE TOMAR EN CUENTA PARA LA


EDUCACIÓN DE SU FE:

- Educarle su autosuficiencia hacia una responsabilidad.

- Las relaciones personales con Dios deben desembocar en un compromiso libre,


creciente: Presentarles los Mandamientos como algo que les ayuda a dar su respuesta
libre al amor de Dios. Hacerles descubrir lo que Dios nos pide y hacerlo que cumpla no
sólo por obligación.

- Autodeterminación: más que darles soluciones hechas, hacerle reflexionar. Enseñarle a


juzgarse por sí mismo a la luz de lo que Dios nos pide, a la luz de las Palabras de Cristo.
- Iniciarlo en la responsabilidad apostólica: Valor del ejemplo, ejemplo de caridad
cristiana para ayudarlo en su crecimiento.

- Ayudarle a que vaya estableciendo en su vida una jerarquía de valores. Aprecio de la


vida de Dios en sí.

- Admiración: Nobleza de sentimientos. Vida de hijos de Dios. Hacia Jesús maestro


principalmente.

- Respeto a la presencia de Dios en los signos o sacramentales. Hacer que desemboque


su objetividad hacia los signos sacramentales.

- Presentarles una religión verdadera no aniñada.

"Este es el momento de una catequesis destinada a introducir al niño de manera orgánica


a la vida de la Iglesia incluida también en una preparación inmediata a la celebración de
los sacramentos: Catequesis didáctica, pero encaminada a dar testimonio de la fe.

Catequesis inicial, más no fragmentaria, puesto que deberá revelar, si bien de manera
elemental, todos los principales misterios de la fe y su repercusión en la vida moral y
religiosa del niño; catequesis que da sentido a los sacramentos, pero a la vez recibe de
los sacramentos vividos una dimensión vital que le impide quedarse en lo meramente
doctrinal y comunica al niño la alegría de ser testimonio de Cristo en su ambiente de
vida"(C.T. 37)

ACTIVIDADES:

1.-¿ Qué es lo que hace más felices a los niños de esta edad, en su casa, escuela, barrio o
centro de catequesis?

2.- ¿ Qué es lo que hace sufrir más a los niños de esta edad, su casa, escuela , barrio?

3.- ¿ Por qué es importante para un catequista conocer mejor a los niños de esta edad?
3.2.3. NIÑOS DE 10 a 12 AÑOS

INFANCIA ADULTA: PERSONALIDAD LÓGICA Y OBJETIVA

En esta edad, las diferencias que presentan los niños son muy notables. Se puede decir
que están en un periodo de estabilidad.

+ PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS PSICOLÓGICAS:

- Paz y equilibrio Psicológico

- Se amplia su círculo social.

- Edad de la memoria más intelectual, menos afectivo,(afectividad e imaginación


apaciguada). Son capaces de un trabajo escolar más intenso.

- No les gusta la abstracción: Su inteligencia es práctica. Quiere saber como hace algo
para obtener un resultado-receptividad activa-.

- Más activo, aprende haciendo. Es la edad de la acción.

- Quiere saber las causas de las situaciones. Sus porqués más profundos.

- Obedece más por deber que por amor.

- Sentido de equipo- juegos colectivos, pandillas.

- Alegría del esfuerzo común.

- Facilidad para adaptarse a distintos ambientes.

- Gusto por la aventura.

- Admira a quienes destacan en determinadas actividades: Peloteros, aviadores, etc.

- Avidez de conocimientos.

- Noción del tiempo: Comienza el sentido histórico. Son conscientes del momento.
Enterados de los sucesos internacionales.
- Crítico: Deja de atribuirles a los papás, poderes y capacidades de orden absoluto.

- Edad de la ley, la inventa o se sujeta con facilidad.

+ SUS PRINCIPALES INTERESES:

a) Construcción- lecturas.

b) Aprender de memoria, hábitos.

c) Información cultural. Les fascina el Antiguo Testamento.

d) Trabajo en equipo

e) Sucesos actuales.

f) Puntos científicos, históricos.

+ PUNTOS FUNDAMENTALES QUE HAY QUE TOMAR EN CUENTA PARA LA


EDUCACIÓN DE SU FE:

1.- Aprender fórmulas de la fe.

2.- Sentido de comunidad, de salvación en la Iglesia (por lo mismo que siente gusto por
la solidaridad en el grupo)

3.- Verdadero sentido de prestar un servicio.

4.- Sentido de la caridad con todos.

5.- Sentido de responsabilidad: que palpe las consecuencias de su obrar.

6.- La Historia de la Salvación, grandes intervenciones de Dios.

7.- Sentido de admiración, nobleza de sentimientos, vida de hijos de Dios.

8.- Mostrarles el por qué de las desigualdades sociales, culturales, religiosas... con
equilibrio, tanto cuanto se pueda asimilar.
PELIGROS A EVITAR

- Abuso de la memoria

- Asimilación se conocimientos superficiales.

- Caer en un moralismo práctico.

- Obediencia mecánica, conformismo excesivo.

- Que los hechos Bíblicos queden en la pura aventura.

La pedagogía catequística debe suscitar en los niños la actividad. Esta pedagogía activa
no se deberá a expresiones puramente exteriores por útiles que éstas sean, sino que
deberá suscitar la respuesta interior y el gusto por la oración.

La educación de los niños de esta edad tomando en cuenta las condiciones señaladas
será la base no sólo para su integración en la sociedad sino también para la participación
en la vida activa de la Iglesia como personas comprometidas con Cristo capaces de
responder de una manera siempre más personal a la Palabra y al don de la FE.

Oración Final. Canto: Tienes que ser un niño

ACTIVIDADES:

- ¿Qué otras características puedes señalar en los niños de esta edad?

- Es muy necesario para el catequista conocer y compartir la vida de sus niños: Conocer
su ambiente familiar y social; su ambiente escolar la influencia de los medios de
comunicación social como son la radio, la televisión, las revistas, etc. ¿ Qué se podría
hacer para conocer mejor la realidad de nuestros niños?
- ¿Cuáles crees que son los principales problemas y obstáculos que se presentan para la
catequesis de los niños de esta edad?

- ¿ Qué podríamos hacer para que los niños y los papás no crean que su deber de asistir
a la catequesis se termina con la Primera Comunión, sino que, debe continuar su
proceso de educación en la FE?

ACTIVIDAD POR GRUPOS

Componer algo en torno a la persona del niño- vista a la luz dela fe- por ejemplo:

+ Una Parodia

+ Una poesía

+ Una porra

+ Una Oración

+ Un pensamiento....

Puesta en común: Plenario de las creaciones de cada equipo.

3.2. 3. CATEQUESIS DE ADOLESCENTES

Oración inicial:

DETENERSE Yo soy apenas una gota de agua


¡Que bueno es detenerse.....! en el océano inmenso

Señor, me gustaría detenerme de tu maravillosa creación.

en este mismo instante. Lo verdaderamente importante

¿Por qué tanta agitación? es buscar tu Rostro Bendito.

¿Para qué tanto frenesí? Lo verdaderamente importante

Ya no se detenerme. es detenerse de vez en cuando,

Me he olvidado de rezar. y esforzarse en proclamar

Cierro ahora mis ojos. que Tú eres la Grandeza,

Quiero hablar contigo, Señor. la Hermosura, la Magnificencia,

Quiero abrirme a tu universo, que Tú eres el Amor.

pero mis ojos se resisten Lo urgente es hacer

a permanecer cerrados. y dejar que tu hables dentro de mí.

Siento que una agitación frenética Vivir en la profundidad de las cosas

invade todo mi cuerpo, y en el continuo esfuerzo

que ya viene, se agita, esclavo de la prisa. por buscarte en el silencio de su misterio.

Señor, me gustaría detenerme ahora mismo. Mi corazón continúa latiendo,

¿Por qué tanta prisa? pero de una manera muy diferente.

¿Por qué tanta agitación? No estoy haciendo nada,

Yo no puedo salvar al mundo. no estoy apurándome.

Simplemente, estoy ante ti, Señor.

Y qué bueno es estar delante de Ti. Amén.

+ CARACTERÍSTICAS:
- DESARROLLO PSICOMOTOR: -Búsqueda de su identidad (¿Quién soy? ¿ qué me
sucede)

- Destacan el crecimiento y las características sexuales secundarias y la atracción del


sexo opuesto.

- INICIACIÓN A LA PUBERTAD: - Conflictos ( crisis: niños de 13 a 15 años; niñas de


9 a 12 años)

A consecuencia hay varios cambios : Orgullo, superficialidad, temor, sobresalto por el


misterio del sexo, rebeldía, soledad, sufrimiento, luchas interiores, cambios fisiológicos,
afectividad exaltada, ídolos,...

OTRAS CARACTERÍSTICAS: Descubrimiento de la soledad y de la amistad, crisis


generacional, sentido crítico agresivo, conflictos de autoridad, sueños afectivos,
sensibilidad exagerada, poca auto-estima.

+ VALORES:

Ansias de felicidad, descubrimiento de la amistad, confianza en sí mismo,


responsabilidad, sensibilidad, espíritu aventurero.

+ CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES:

Fuerte afectividad - conquista de la personalidad - descubrimiento y conquista de


la libertad.
"La tarea primordial de la catequesis para adolescentes será por lo tanto hacerles
descubrir el sentido genuinamente cristiano de la vida. Debe proyectar la luz del
mensaje cristiano sobre las realidades en las que esta involucrado el adolescente, como
el sentido dela existencia corporal, el amor y la familia, la orientación de la propia vida,
la autoridad, el trabajo, el tiempo libre, la paz, etc." (D.C.G. 84).

+ PUNTOS FUNDAMENTALES A EDUCAR:

Auto-reflexión, conciencia social, participación apostólica, responsabilidad en las tareas


recomendadas, ser más realistas, orientación a la amistad, imitación de Cristo como
amigo y modelo, participación en grupo y en comunidad- sociabilidad, descubrimiento
y ejercicio de sus aptitudes y cualidades.

Peligros a evitar:

Desviaciones por escrúpulos o laxitud en el aspecto moral, creer que no se puede


controlar, confundir amor con erotismo, amistades absorbentes que le impidan
participación en grupo en comunidad, apertura desequilibrada a otras ideologías,
alucinación del ambiente materialista.

La etapa de la adolescencia "es el momento del descubrimiento de sí mismo y del


propio mundo interior; el momento de los proyectos generosos, momento en el que
brota el sentimiento del amor, así como los impulsos biológicos de la sexualidad, del
deseo de estar juntos; momento de una alegría particularmente intensa pero a la vez
relacionada con el descubrimiento de la vida. Es a menudo la edad de los interrogantes
más profundos, de búsqueda angustiosa, incluso frustrantes, de desconfianza de los
demás y de peligrosos repliegues sobre sí mismo; a veces también la edad de los
primeros fracasos y de las primeras amarguras.

La catequesis no puede ignorar esos aspectos fácilmente cambiantes de un período de la


vida. Podrá ser decisiva una catequesis capaz de conducir al adolescente a una revisión
de su propia vida y al diálogo, una catequesis que no ignore sus grandes temas: la
donación de sí mismo, la fe, el amor, su mediación que es la sexualidad, la revelación de
Jesucristo como guía y modelo, admirable y sin embargo imitable: la revelación de su
mensaje que da respuesta a las cuestiones fundamentales; la revelación del plan de amor
de Cristo salvador como encarnación del único amor verdadero y de la única posibilidad
de unir a los hombres, todo esto podrá ser la base de una auténtica educación en la fe
(C.T. 38).
3. 2. 3. 1. HACIA UNA CATEQUESIS DE ADOLESCENTES

En muchas parroquias de la ciudad, el catecismo de primaria está bien organizado,


muchos de los niños que pasan a la secundaria ya han asistido al kinder y primaria del
catecismo. La mayoría argumenta a sus papás que les aburre ir a la "doctrina" y los que
asisten a fuerzas van.

Otras razones que argumentan:

+ estamos grandes para asistir a la doctrina

+ las maestras son regañonas y enseñan lo mismo. Ya sé todo.

+ el horario no nos acomoda

Puntos en los que los catequistas debemos renovarnos y tener en cuenta para esta
Pastoral:

* La catequesis debe ser muy humana y tiene que partir del adolescente para
Evangelizar

Aunque no quedarse en lo humano y buscar la trascendencia. Están en una edad de


ideales y Dios es lo mejor.

* Saber lo que han estudiado antes y cómo han recibido la doctrina. No les gusta que se
use el lenguaje y trato del catecismo, hay que crear uno propio y que se sientan distintos
y tomados en cuenta. Les gustan las novedades y lo original. Viven en un mundo donde
imperan las comunicaciones y la información. Quieren saber, hay que hacerles atractivo
el saber.

* Muchos adolescentes, están lejos y ausentes d sus familias, por eso se sienten solos y
sin amor. No encuentran un lugar. La persona que les de amor,, los va a tener cerca,
aunque sea un grupo de "vándalos". El catequista debe ser más que un maestro un,
amigo, que sientan cercano a su edad y problemática personal y de grupo. Necesita un
guía, que debe meterse entre ellos con mucha amistad y tacto.

* Al adolescente no le gusta que lo traten como niño dándole todo, pero tampoco tiene
la responsabilidad para asumir el riesgo de su formación como en la Pastoral juvenil.
Muchos padres intentan meter a los adolescentes a algún grupo juvenil de su parroquia,
pero se topan con muchachos de 18 o 20 años y los jóvenes no se sienten a gusto.

* A esta edad andan en grupos y van donde va el grupo y a donde el grupo asiste. Si se
logra que todo el grupo asista, se contará siempre con todos (atención al líder del
grupo). Nunca dividir al grupo

* Los Adolescentes, muchas veces son puro sentimiento y corazón. Hay que marcar en
su sentimiento a Cristo y jamás se alejarán de El.

* Sus problemas son propios y hay que atenderlos:

+ Cómo tratar al sexo opuesto

+ Cómo tener un grupo de amigos

+ Les preocupa tener una apariencia física agradable (granos, pelo, voz)

+ Quieren ser independientes, pero no saben cómo y les asusta la libertad y la presión
del adulto.

+ No saben el manejo de sentimientos y emociones (llanto, euforia)

+ No hay aceptación por niños y adultos, o al menos no la sienten.

+ Por la edad sienten mucha flojera, y deseo de dormir mucho

+ Deseo de diálogo, pero la sociedad y familia considera tonta su participación y


problemática

+ Nadie en la casa entiende sus diversiones (lecturas, música)

+ Muchas de sus actitudes son porque desean llamar la atención porque quieren sentirse
tomados en cuenta y amados.

+ SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

* Novedad en el método: que sientan que el catecismo es adulto, no infantil, tanto en el


contenido como en su forma.
* Importancia en su participación como grupo, reunión.

* No llamar clase de catecismo, sino reunión de vida cristiana, encuentros, etc.

* Exigirle trabajo personal, aunque trabaje en equipo. para promover su responsabilidad.

* Emplear mucho el diálogo, nosotros dirigimos, ellos descubren.

* Hay que tomar en cuenta que su interés dominante es el afectivo y sus consecuencias
sean prácticas, aplicables en su vida.

+ ASPECTOS QUE HAY QUE TENER EN CUENTA AL ORGANIZAR LA


CATEQUESIS

* Los adolescentes andan siempre en grupo, no es conveniente separar los grupos,


porque dejan de asistir, es mejor conservar el grupo natural

* Lo primero que hay que hacer con el grupo natural es localizar al líder y ganarse su
confianza y amistad.

Canto AMIGO, AMIGO JESÚS

Amigo, Amigo Jesús Yo quiero hallar en la vida Todos queremos a alguien

queremos ser como Tú un amigo de verdad que es difícil de encontrar

por eso, amigo Jesús un amigo que me diga ese alguien que nos ama

te ofrecemos nuestra juventud. por dónde debo marchar. por toda la eternidad.
3.2.4. CATEQUESIS DE JÓVENES

Oración Inicial:

Creo en una juventud

comprometida en el mundo de hoy;

capaz de tomar el relevo de los mayores

sin prisas ni atropellos

en paz y amistad

creo en una juventud

que siente los problemas de los hombres

y no se cruza de brazos

ante la injusticia y la opresión .

Creo en la juventud que busca con afán

El camino, la verdad y la vida.

+ ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE LOS JÓVENES:


- Dinamismo - Amistad - Acción

- Sinceridad - Alegría - Opción

- Diversión - Espíritu crítico - Rebelión

- Exigentes - Compromiso

- Entusiasmo - Actitud de protesta

La juventud es una edad rica en dinamismo que impulsa fuertemente; a la acción. Aún
en muchas acciones negativas puede encontrarse valores positivos. La rebelión juvenil,
por ejemplo, revela en muchos casos una protesta contra un mundo falto de
autenticidad.

+ LA JUVENTUD SE CARACTERIZA POR CIERTOS VALORES COMO:

- La búsqueda de seguridad.

- Búsqueda de autenticidad

- Afán de superación personal

- Deseo de relaciones con los demás.

Bien y mal, gracia y pecado, vida y muerte, se enfrentarán cada vez más en su interior
como categorías morales, pero sobre todo como opciones fundamentales que habrá de
efectuar o rechazar con responsabilidad.

+ PUNTOS BÁSICOS PARA LA EDUCACIÓN DE SU FE:

- La catequesis debe denunciar el egoísmo en nombre de la generosidad.

- Debe exponer sin esquemas ilusorios el sentido cristiano del trabajo.

- El sentido cristiano del bien común, de la justicia y la caridad.

- Una catequesis sobre la paz de las naciones.

- Sobre la promoción de la dignidad humana, del desarrollo.

- Una buena catequesis sobre las realidades propiamente religiosas.


En esta edad los jóvenes exigen fundamentación sólida de la fe, no tanto con palabras,
sino con hechos que son el testimonio de la vida cristiana.

La catequesis debe realizarse principalmente por medio de la "dinámica de grupos", en


los que una amistad y una espiritualidad auténticas proporcionen a la juventud una
experiencia real de la unidad cristiana, fundada en la caridad de Cristo.

La catequesis los prepara así para los grandes compromisos de la vida adulta. Desde la
infancia hasta la juventud, la catequesis se convierte en una escuela permanente de la fe
para llegar a la madurez del adulto.

Es difícil establecer una catequesis tipo escuela, es mejor aprovechar las


estructuras de participación existentes (grupo juvenil, coro, grupo de acción social)
para catequizar al grupo.

La conversión va de la mano en todo el proceso y deben buscarse momentos fuertes


para la conversión y la oración, procurar no caer en un activismo, ni en un
espiritualismo.

Oración Final:

1. Cortar en pedazos un poster de Cristo (con un número en la parte de atrás, de tal


manera que al unir los números se forme nuevamente la imagen de Cristo) y repartirlo
entre los asistentes

2. Preparar un altar con una cartulina con los números para formar nuevamente la figura
del poster.

3. Los Asistentes pondrán su pedazo del poster haciendo una oración

4. El guía hará una breve reflexión sobre el sentido de esta dinámica

3.2.5. CATEQUESIS DE ADULTOS


Medita en silencio: Job. 11,18-20.

"Vivirás seguro, pues tendrás esperanza, bien protegido, te acostarás tranquilo. Cuando
descanses, nadie te turbará, y adularán muchos tu rostro. Mas los ojos de los malvados
languidecen. Todo refugio les fracasa; sólo la muerte es su esperanza".

Comenta en el grupo, lo que aprendiste

ACTIVIDAD:

1. Hacer una lluvia de ideas sobre las características de los adultos:

+ ¿QUÉ BUSCA?. LA CATEQUESIS DE ADULTOS

La catequesis para el mundo adulto debe tender a formar cristianos de fe ilustrada, firme
y fielmente vivida; en decir capaces de asumir plenamente la vida en todo su realismo,
con su responsabilidades y tareas, en todos los campos de la actividad humana.

"Esta es la forma principal de la catequesis porque está dirigida a las personas que
tienen las mayores responsabilidades y la capacidad de vivir el mensaje cristiano bajo su
forma plenamente desarrollada.

La comunidad cristiana no podría hacer una catequesis permanente sin la participación


directa y experimentada de los adultos, bien sean ellos destinatarios o promotores de la
actividad catequística.

El mundo en que los jóvenes están llamados a vivir y dar testimonio de la fe que la
catequesis quiere ahondar y afianzar, está gobernada por los adultos:.....

La fe de éstos debería ser igualmente iluminada, estimulada o renovada sin cesar con el
fin de penetrar las realidades temporales de las que ellos son responsables" (C.T. 43)
+ ¿COMO DEBE SER LA CATEQUESIS DE ADULTOS?

- Debe tomar siempre en cuenta al "hombre concreto" y darle conveniente respuesta a


sus propios interrogantes, en el terreno familiar, profesional, político, económico,
cultural, etc.

- Tiene como meta la integración entre "fe y vida", de manera que el adulto sea
elemento activo y responsable de su propia formación cristiana.

- No es algo que trate simplemente de conceptos que "se deben creer", de ritos que "se
deben" celebrar; de leyes que "se deben" guardar, sino de algo que ha de proceder de
una inspiración vital, y hacerse porque Dios lo quiere y porque el hombre también lo
quiere para su propia liberación.

- Es formadora de comunidades. El cristiano adulto no sólo debe construir la Iglesia


para sí mismo, sino también para los demás con quienes forma parte del pueblo de Dios.
Una auténtica catequesis de adultos tiene como fruto natural las relaciones
interpersonales, la corresponsabilidad y la comunión entre sí.

- Debe ayudar a construir un mundo más humano y más divino. No basta construir una
Iglesia "hacia adentro"; hay que saber unirse a toda la comunidad humana para fines
más amplios.

(Pistas catequisticas sacadas del D.C.N.)

Oración: Ante TÍ, Señor

Estar aquí, ante Tí Señor, y ya está todo. Pero, Señor, no estoy solo,

Cerrar los ojos de mi cuerpo, ya no puedo volver a estar solo,

cerrar los ojos de mi alma, soy multitud, Señor,

y quedarme así, inmóvil, silencioso, pues los hombres me habitan.


abrirme ante Tí que estás abierto a mí, Yo los he encontrado

estar presente a Tí, el infinito presente. y ellos han penetrado en mí

se han instalado en mí

Yo acepto, Señor, este no sentir nada, me han atormentado,

no ver nada, me han traído problemas,

no oír nada, me han comido,

vacío de toda idea, y yo los he dejado, Señor, para que ellos se

de toda imagen, alimenten y descansen.

en la noche. Y ahora te los traigo al presente a Tí

Heme aquí, Señor,

Heme aquí simplemente helos aquí

para encontrarte sin obstáculo ante Tí, Señor.

en el silencio de la Fe,

ante Tí Señor. Michel Quoist.

ACTIVIDADES:

- Ahora, señala algunas pistas catequísticas para la Catequesis de adultos (por lo menos
5).

- Señala algunas formas catequísticas para hacerles llegar el Mensaje.

- Resume en pocas palabras, la importancia de catequizar a los adultos. (Puedes dar dos
razones fuertes).
3.2.6. CATEQUESIS PARA LA TERCERA EDAD

Oración:

Si tú eres la vida verdadera, Si no fuese verdad cuanto dijiste, Tú eres, Tú Señor de la


esperanza

el agua viva del andar sediento; por medio de Jesús el Nazareno, la pasión y la vida y el
ensueño,

si tú eres la paz que aquieta el alma, sería falso lo mejor del mundo, el fin de la fatiga de
la muerte

el Dios de la esperanza al descubierto, una inútil pasión del universo, y el remolino azul
de tanto miedo.

si tú eres el Padre de los hombres, tormento de Tántalo la vida,

cabeza y corazón de nuestro cuerpo, la esperanza el ensueño de un mal sueño.

¿Por qué temer la muerte inseparable?

¿Por qué la angustia, y el horror, y el miedo? Víctor Manuel Arbeloa

Nota: Tomado de Rafael Llanes Tovar, Guadalupe Magaña, Héctor de la Vega.


Catequesis por edades, Promoción de valores y Ciencia, S.C.

CARACTERÍSTICAS
-Físicamente:

La entrada a la tercera edad se caracteriza por el deterioro de las fuerzas físicas y


psíquicas. Pero este deterioro es muy variable de persona a persona en lo físico. Hay
quien tiene muchos achaques a los 55 años y hay quien se desenvuelve con toda
facilidad a los 88. De todos modos, la pérdida de las fuerzas físicas se da en algún grado
y desencadena muchas otras reacciones psíquicas, sociales y humanas, que veremos a
continuación.

- Intelectualmente:

Hay varios tipos de ancianos, considerados desde el punto de vista intelectual: algunos
pierden mucho de su capacidad por desgastes en la actividad del cerebro; otros
entienden rápidamente porque han visto tirar más piedras; algunos se hacen más tercos
por lo mismo. El catequista no puede aplicar, pues, el mismo patrón para todas las
personas de edad. Y necesita adaptarse a cada uno.

Pues obvio que el anciano sabe cuál es el polvo que no se debe quitar. En cada museo,
hay un curador que determina como cuidar cada obra de arte. Su gran preparación la
obtiene de la experiencia. El anciano, pues, es un sabio. Y sabio es el que ha saboreado
las cosas y sabe distinguir las correctas y convenientes de las negativas.

De todos modos, el anciano tiene mucha resistencia al cambio. No acepta fácilmente


nuevas ideas, sobre todo cuando chocan con las que ha almacenado a lo largo de la vida.

- Psicológicamente:

Conviene tener en cuenta que los ancianos pueden aprovechar su experiencia. Pero
también pueden endurecerse con ideas fijas. por eso, hay ancianos sabios y ancianos
empobrecidos. El anciano sabio ve las cosas por haber comprobado lo variable de la
vida. Por eso, calla más y es menos tajante. El anciano endurecido insiste mucho y no
admite novedades.

El anciano vive más de cara al final de su vida. Los mismos achaques le hacen sentir
que va marcha atrás en el físico. Mueren muchos de sus compañeros y familiares de la
misma edad. Sus ojos, pues se vuelven más hacia Dios y hacia los valores eternos.

Experimenta mucha necesidad de cariño y de compañía. Algunos lo reciben. Otros no. Y


entonces, trata de llamar la atención si no se siente tratado bien. Pero puede exigir más
atención de la que necesita y llega, incluso, a manipular los sentimientos de los otros,
para que le den más afecto.

El anciano necesita disponer de sus cosas; su habitación, su dinero, sus pequeñas


cosas..., aunque su vida dependa totalmente de la ayuda de los demás. Privarles de estas
pertenencias es privarles de su libertad y de su autonomía personal. Por eso, los
ancianos que viven una época con unos familiares y otra con otros, necesitan un ligar
que sea suyo, que fije externamente su independencia.

El anciano necesita convencerse de que no le corresponde hacer, sino enseñar a hacer. Si


lucha por querer vivir como en edades anteriores, fracasará. No debe dejar de ser
optimista y luchador. Incluso, ambicioso. Pero reconociendo que es edad de cuidar otras
plantas, no tanto de dar frutos en la propia rama.

- Moralmente:

Las tensiones que quitan la paz. Hay tensiones que nacen de las limitaciones propias del
anciano. Pero otras tensiones profundas nacen del egoísmo insatisfecho. El anciano no
puede eliminar el egoísmo. Pero puede llenarse de Dios. T, cuando Dios llena el espíritu
humano, el anciano se hace disponible, servicial, paciente, dócil a los senderos que Dios
vaya dibujando en su historia. El egoísmo sigue entonces reclamando sus intereses.
Pero, dentro reina la paz de saberse en el camino seguro.

Hay ancianos que se hacen rutinarios y descuidados. Otros son detallistas. Y puede ser
detallista por amor a Dios y/o por auto-satisfacción. Con el tiempo, se hace mañoso. Y
cada día ofrece mil oportunidades al anciano para cuidar un detalle en el arreglo de la
casa, en el servicio a los hijos o nietos, en cumplir con un compromiso asumido...
Hacerlo o dependerá finalmente de un factor principal: de si el móvil es el amor de Dios
y de los demás, o sólo el egoísmo interesado.

El anciano tiene la constante tentación de juzgar a los demás, de decirles de lo que


deben hacer o no hacer, de exigir que las cosas se hagan como él determina. Necesita las
virtudes de la comprensión, de saber callar más y hablar con palabras más benignas.

- Socialmente:

Si un anciano tiene paz, la irradia. Si está sereno, comparte su tranquilidad. Es normal


que los jóvenes se inquieten más, porque inician la lucha por la vida. Por eso, el anciano
tiene la posibilidad de infundir calma y reflexión a quienes miran el horizonte con más
iniciativa y vigor. Juntos, podrán construir con más calidad. Pero hay la otra parte de la
moneda: el anciano que siembre inquietud y nerviosismo. En esos casos, las personas
menos pacientes comienzan a dejarle de lado.

Hay ancianos que enriquecen a quienes les escuchan. La gente los busca. Y hay
ancianos que sólo cansan. Estos necesitan preguntarse si transmiten valores o
antivalores al convivir con los demás.
El anciano debe valorarse. No deja de ser la primera piedra. Y la primera piedra de cada
edificio no se ve. De hecho, los ancianos no dirigen los negocios, no toman las grandes
decisiones, tiene la voz más quebrada... Pero son la fuerza espiritual y la brújula que
miran muchos jóvenes, aunque exteriormente lo nieguen. El anciano debe ser ejemplo
para todos.

- Teológicamente:

El diálogo de Jesucristo con Nicodemo (Jn. 3, 1-11) es la regla para orientar la visión de
la ancianidad según el Evangelio. También el anciano debe "nacer de arriba". Su cuerpo
y su historia pierden vigor. Su vida espiritual, por el contrario, debe crecer. Y debe
llegar a niveles altísimos. Por eso, no puede caber el conformismo o la rutina en el
anciano. Tiene la oportunidad de poder dedicar más tiempo y más atención a la meta
principal de esta vida: imitar todos los valores y virtudes de Jesucristo.

La última etapa de la vida suele tener más momentos de dolor y de sufrimiento. Y el


anciano, como Jesucristo, puede vivir la pasión como último tramo de su historia en la
tierra. Saber sufrir, saber callar, saber dar ejemplo de fortaleza, etc., resultan
ocupaciones prioritarias, quizás de todas los días.

3. 2.6.1. CÓMO DEBE SER LA CATEQUESIS DE ESTA EDAD:

+ Puntos básicos:

El anciano debe recibir elementos centrales para su vida. No es el momento de


distraerse en muchas cosas, La santidad debe ser el eje que concentre todas las metas del
anciano. Y es un tesoro que se puede empañar. Recordemos que la santidad es un estado
continuo de amistad con Dios. Y, como toda amistad, se puede perder o reforzar. Porque
el espíritu está pronto, pero la carne es débil.

La columna más antigua debe ser más cimiento. El anciano debe estar al frente para
absorber los golpes. A los jóvenes, podemos justificarlos por inexpertos y alocados.
Pero al anciano debe transmitir firmeza y solidez en sus palabras y en sus intenciones.
El anciano sabio es el que admite razones válidas. Necesita escuchar a tener humildad
para lograrlo. Creces si pides o aceptas con humildad. La humildad es reconocer los
propios defectos y las propias cualidades. Pero lo que cuesta es reconocer los defectos.
Por eso, el anciano equilibrado sabe pedir con sencillez lo que necesita sin sentirse
rebajado. Aceptar ayuda es el principio de un sólido encuentro con la persona que llega.

Debe desarrollar la actitud de dar y recibir en la familia. Por un lado, sabe aportar. Exige
estar disponible a lo que pidan y saben hacer comentarios sólo cuando me lo soliciten.
Y, por otro lado, saber aportar el propio tiempo, las propias cualidades, la experiencia y
el consejo oportuno.

El anciano necesita ejercitarse en superar los escollos de la terquedad y de la soberbia.


Saber callar en los achaques y no caer en el complejo de mártir. Saber digerir los ratos
amargos con reflexión y con apariencia. Saber ver las cosas desde Dios y no sólo con el
cerebro. Porque el único defecto propio de la vejez es no aceptar los errores
acumulados.

La vejez no es un defecto. Pero vive en la constante tentación de bloquearse y excusarse


en la incapacidad... y caer en todos los defectos.

+ Contenidos:

La catequesis de la tercera edad puede seleccionar los contenidos sobre las mismas
bases que la catequesis para adultos. Conviene dar un acento espiritual a los programas.
Hay, sin embargo, unos temas que resultan más oportunos. He aquí algunos:

 La cruz y el dolor en la vida cristiana: Aunque pruebe la amargura del dolor


físico interior, tiene que aprender de Cristo crucificado a vivir con sentido el
último tramo doloroso de la historia.
 La resurrección y la vida eterna: El anciano necesita vivir con mucha esperanza.
Los achaques y limitaciones propios de su estado exigen abrirse hacia el futuro
con ilusión y no con angustia. El tema de la resurrección lo consigue.
 La amistad con Dios: El anciano necesita llenarse de alegría y de gozo cristiano.
Y sólo Dios puede dar ese gozo espiritual en medio de sus dificultades. Así
descubre que la senectud no sólo tiene sinsabores. También los niños sufren.
También los jóvenes se deprimen. También los adultos se duelen...
 La fe. la vida se puede ver desde el prisma de Dios: Entonces, cambia el color.
De lo contrario, se ve desde el ángulo de la miseria, del egoísmo, de las fronteras
angustiosas de este mundo. Así lograremos que la catequesis logre la
autoconvicción de la fe.
 La Virgen María: Casi todos los ancianos aprenden a pedir ayuda a María, si
antes no desarrollan la devoción mariana en su alma. Sienten más necesidad de
protección. Su alma se hace más sencilla, como la del niño. Y levanta más
rápidamente las manos hacia la madre.
 Caridad y entrega a los demás: El anciano debe valorar que es mucho más
necesario de lo que él necesita de ellos. Puede aparecer poco necesario y poco
útil en lo exterior Pero es necesario interiormente, como se prefiere la sombra de
los árboles antiguos o las pinturas con muchos años. No olvidemos que la
catequesis debe llevar a consecuencias prácticas.
 Sentido de pertenencia a la Iglesia y compromiso con la comunidad: Cuando
suena el teléfono, el anciano entiende que se ha jubilado del empleo pero no de
la vida. Debe evitar la caída trágica de la inutilidad. Para no abandonarse a
vegetar y a un pasatiempo mortecino, debe conocer y valorar que pertenece a la
Iglesia y debe colaborar en su misión con la oración, el sacrificio y el servicio.
Porque la catequesis debe incorporar viva y activamente al cristiano en la vida
de su comunidad.
 Los sacramentos: Son la vivencia de la fe y de la experiencia cristiana. Permiten
al anciano adentrarse en los misterios de Redención y dedicar tiempos al
contacto director con Dios. Así aplicamos que la catequesis debe formar
vivencia litúrgica.
 La oración: Es el alimento del alma. No hay ningún impedimento para hacerla.
y hay mucha oportunidad para crecer en ella.
 El valor de la vida: el anciano está en óptima posición para valorar lo valioso y
la vanidad de cuanto hay sobre la tierra. El catequista debe aprovechar los temas
referidos a la vida para despertar continuamente el sentido de admiración en los
ancianos. No deben perder esta capacidad, pues disminuirían su apertura al
encuentro de Dios.

3.2.6.2. SUGERENCIAS DE METODOLOGÍA Y DE ALGUNAS TÉCNICAS.

La metodología de la catequesis para personas de la tercera edad sigue las mismas


reglas que para los adultos. De hecho, los ancianos son adultos, con la única variante
notoria de que van perdiendo sus fuerzas. Por eso, en cuestiones metodológicas, sólo
requieren de especial un poco de paciencia y comprensión. De todos modos, he aquí
algunas sugerencias más concretas:

 Los ancianos son firmes en sus ideas: Pueden llegar a la terquedad. Pero
ayudan a todos a reflexionar y a ponderar reacciones demasiado impulsivas de
los más jóvenes. ¿Cómo aprovechar este potencial? Dándoles la oportunidad de
expresar su opinión, porque la catequesis participativa es más eficaz.
 Debe estimularse la acción concreta de todos los ancianos que asisten a un
curso: Disponen de más tiempo. Y, si estamos obligados a ocuparnos en todas
las edades, más debe lograrse en esta para superar la tendencia al conformismo,
es obvio que hay gente activa por temperamento. Pero sabemos que la falta de
actividad nos mata. Por eso, hay que pedir a los alumnos que dediquen tiempo a
leer, a preparar manualidades, a realizar trabajos de investigación proporcionales
a su capacidad, a realizar paraliturgias, etc.
 Cuando declina el cuerpo hay que vigorizar el alma:Hay muchas maneras de
lograrlo. La oración comunitaria, bien preparada y adecuada a las necesidades
del grupo; la participación comunitaria en el Sacramento de la Unción de los
enfermos; el intercambio de experiencias y testimonios; el ofrecimiento de los
sufrimientos...

3. 2.6.3. CÓMO DEBE SER EL CATEQUISTA DE ESTA EDAD

No es fácil ser catequista de personas que viven su última etapa de la vida. Se puede
caer en dos errores muy comunes. Por un lado, puede exagerar la cara compasiva y caer
en el juego sentimental del anciano, que busca mucho afecto, con el descuido de la
exigencia y el compromiso. Por otro lado, se puede pecar por dureza y demasiada
exigencia, hiriendo la susceptibilidad del anciano y provocando su desinterés.

+ Humanamente:

Además de la paciencia, la comprensión y la exigencia normal en todo catequista, debe


transmitir mucha bondad. El anciano necesita mucho afecto. En ocasiones, también
necesita de ésta bondad para sentir la mano misericordiosa y cercana de Dios, sobre
todo cuando las faltas de la vida pasada pesan en la conciencia.

Debe ser más motivador que expositor. El anciano es más sensible a las razones del
corazón que a las del cerebro.
+ Cristianamente:

Sólo destacamos que el catequista de ancianos debe dar testimonio de las realidades
escatológicas. Es decir, su vida debe hacer sentir a los alumnos la hermosura y valor de
la vida eterna. Por eso, muchos ancianos reciben especial motivación de las personas
que han consagrado su virginidad a Dios, pues este estado de vida subraya más el estilo
de vida que tendremos en el más allá.

ORACIÓN FINAL: Canto: Oración de San Francisco

Hazme un instrumento de tu paz

4. MÉTODO DE LA CATEQUESIS

Oración Inicial

Que Cristo habite en nuestros corazones Enséñanos los mejores medios

por la Fe. Así arraigados y cimentados para acercar a todos los hombres a ti

en el Amor, podemos comprender con Danos un corazón grande y puro

todo el pueblo de Dios, la anchura y la como el tuyo, como el de Cristo

longitud, la altura y la profundidad del para que amándonos seamos

amor de Cristo, y experimentar un amor signo e instrumento de Dios. Amén.


que sobre pasa todo conocimiento humano,

para que así quedemos llenos con la

plenitud misma de Dios.

Lo importante en nuestras catequesis es y será siempre el punto de partida, , si no


partimos de la realidad de los catequizandos, de nada valdrán los mejores métodos.
Debemos partir de su propia vida, los acontecimientos y hechos, de sus experiencias.
Cada edad tiene sus problemas, preguntas, necesidades.

Podemos usar murales que plantean un problema o una situación vivida. Es ameno
dramatizar ciertos acontecimientos, hacer juegos que revelan una actitud de los
participantes o llevan a una cierta experiencia. Podemos partir de un canto o de una
narración. Lo importante es que esté siempre ligado a la realidad de los catequizandos y
tengamos claro a donde queremos llegar.

Nota.- Tomado de la Guía pastoral para la catequesis de México, Cap. V.

4.1. LA PEDAGOGÍA DEL MINISTERIO DE LA CATEQUESIS

LA PEDAGOGÍA ES EL CAUCE PRIVILEGIADO A TRAVÉS DEL CUAL LA


CATEQUESIS RESPONDE A SU TAREA FUNDAMENTAL DE EDUCADORA
DE LA FE. PERO NO CUALQUIER PEDAGOGÍA ES BUENA, SINO
PRECISAMENTE AQUELLA QUE EL MISMO SEÑOR NOS HA DADO EN
JESUCRISTO COMO REGLA SUPREMA. LA IGLESIA HA VIVIDO ESTA
PEDAGOGÍA QUE ENTRE NOSOTROS SE MANIFESTÓ
ESTUPENDAMENTE EN MARÍA DE GUADALUPE. LA COMUNICACIÓN,
LOS MÉTODOS Y OTROS MEDIOS SON ELEMENTOS QUE NOS FACILITAN
LA PRÁCTICA DE LA PEDAGOGÍA DE LA FE.
La pedagogía es el medio por el cual la educación consigue sus propósitos. podríamos
decir que es una ciencia, una sabiduría y un arte para asegurar el crecimiento de las
personas.

La catequesis hoy se nos propone como una "educación ordenada y progresiva de la fe


". ello significa que pretende educar integralmente a las personas. a partir de la
experiencia de la fe que lleva a la conversión.

La Revelación tiene una pedagogía divina que se nos da como regla y camino para el
anuncio de la fe. Sólo hay una revelación y sólo una pedagogía para entregar la que
Dios mismo nos ha manifestado (Heb. 1,1-2; D.V. 15; D.C. G. 33; C.T. 58).

Esta pedagogía divina tiene unos rasgos característicos que descubrimos en Jesús,
maestro de toda pedagogía:

- Es una pedagogía encarnada: desde la realidad concreta de las personas. Comienza


por un diálogo con la vida de la gente.

- Es una pedagogía centrada en las personas y en los valores del Reino de Dios: Las
personas tienen un nombre, una historia y un lugar único en el plan de Dios. La
pedagogía de Jesús es enormemente paciente con el ritmo que cada uno tiene para llegar
a la fe.

- Es una pedagogía que crea relaciones nuevas.: Las personas se sienten amadas por
Dios, lo miran como Padre, amigo, compañero de camino. Los hombres conviven como
hermanos, forman comunidad, luchan y trabajan juntos por el Reino revelado en
Jesucristo.

- Es una pedagogía de la libertad: Enseña a tomar decisiones y a aceptar las


consecuencias que de ellas se desprenden. Confía en la capacidad de cada uno para ir
haciendo su propio camino. No espera más pero tampoco menos de lo que cada uno
puede hacer.

- Es una pedagogía del Amor : Que libera de las esclavitudes y de los miedos que
frenan la conversión y enseña a amar como Jesús "dando la vida por los que amamos"

- Es una pedagogía de signos, del servicio y de la esperanza: Jesús enseña a sus


discípulos a vivir como El y les deja su Espíritu para que inventen nuevas formas de
expresar el amor en las circunstancias que cada uno vivirá. Ellos tendrán que aprender a
servir como El los ha servido..

La pedagogía de Jesús es una pedagogía que sabe respetar el proceso de


crecimiento en la fe que cada uno es capaz de vivir.

La pedagogía de María de Guadalupe

Nuestra catequesis mexicana tiene en María de Guadalupe un ejemplo de pedagogía que


nos muestra cómo se educa a un pueblo a partir de su cultura.

Algunos rasgos de la pedagogía Guadalupana:

- María tiene la iniciativa y provoca el encuentro a través de algo que al indígena le


llega mucho " el canto de los pájaros". Conoce su alma, sabe de sus reacciones, lo toma
en su realidad.

- Entabla relación de Amistad, a través de un diálogo franco y sencillo, lleno de cariño,


de respeto y de confianza.

- Promueve a la superación: con delicadeza y caridad no le acepta las excusas de que él


no es digno para la tarea que le confía. Lo lleva a descubrirse no sólo como
evangelizador del Obispo, sino también de sus hermanos a quienes dedicó el resto de su
vida.

- Usa su mismo lenguaje: Utiliza las formas que tienen los indígenas para hablar de
Dios:" El Dios por quien se vive". Se vale de las figuras y de los símbolos con los
cuales ellos manifiestan su modo de ver el mundo: el sol, la luna, las estrellas.

- Pedagogía de símbolos y signos: Les deja una imagen que es todo un códice que los
indígenas entenderán muy bien.

María de Guadalupe es una catequesis viviente en nuestro pueblo.

La catequesis Pedagogía de la comunicación:

"La evangelización, anuncio del Reino es comunicación, por tanto ha de tenerse en


cuenta en todos sus aspectos , al transmitir la fe"(D.C.G. 130; Sínodo 1977, No. 8).
La comunicación es ante todo un hecho social que nace con el hombre mismo. Y en sus
medios, es decir los instrumentos con los cuales puede llegar más lejos o más cerca, a
los individuos, a los grupos o a las multitudes. Estos son: el libro, los audiovisuales, la
publicidad, el periódico, el teléfono, el cine, la televisión, la radio, las computadoras, los
satélites. Todos ellos nos hablan del ansia de los hombres por comunicarse entre sí.

La catequesis usa todos los lenguajes y todos los signos de la comunicación humana,
porque todos son aptos para transmitir la fe. Dios se hace historia, se encarna en la
humanidad visible de Jesús y se vale de todos los lenguajes( palabras, actitudes, gestos,
signos, imágenes...) para entrar en comunión profunda con su pueblo.

Sin olvidar el deber de formar la conciencia crítica de los creyentes ante los medios
modernos de comunicación.

4.2. LOS MEDIOS PEDAGÓGICOS

- MÉTODOS:

Por método entendemos el conjunto de procedimientos destinados a asegurar un


resultado determinado. Aunque, como en todo no debemos sobrestimar el valor de los
métodos y esperar de ellos todo como si fueran medios infalibles.

Sin embargo, quien quiera ser mejor catequista no puede dejar de buscar con seriedad
aquellos métodos que parezcan más adecuados para anunciar y encarnar la Palabra del
Señor. Ya que la pedagogía de la catequesis se realiza siempre a través de unos medios
prácticos que aseguran el camino de la fe. Son las formas concretas que nos trazan el
camino apropiado para acompañar al creyente hacia la plena madurez de su fe. Los
métodos son la única forma de llevar acabo una pedagogía, por eso son siempre
necesarios (E.N. 40; D.P. 1007: C.T. 31)

Todos los métodos catequísticos se componen de tres elementos principales que la


catequesis nunca pierde de vista:

- Su punto de partida que se centra en la experiencia de fe del catequista, en el


conocimiento de la realidad de los catequizandos y en los medios concretos que se usan.
- Su proceso, que consiste en los pasos que se dan para llegar a lo que se quiere
alcanzar.

- Su punto de llegada que no puede ser otro que la formación integral de los creyentes,
con base en la conversión a Dios.

La combinación sabia e inteligente de estos elementos logrará que los métodos cumplan
su papel en la catequesis.

4.3. PASOS GENERALES EN LA CATEQUESIS

No queremos entrar en detalles sobre métodos especiales en la catequesis. Sin embargo


nos parece que el siguiente tiene sus ventajas y que puede aplicarse a la catequesis en
general.

PRIMER PASO: Experiencia de vida

Conviene partir del análisis y profundización de lo " concreto e inmediato " , de una "
experiencia de vida ".

Experiencia de vida: Es un acontecimiento, situación, cualquier hecho de la vida diaria

En el que nos involucramos y de él podemos y debemos sacar alguna enseñanza

Depende el hecho (de la edad, situación social, condición humana, lugar) del
catequizando y el catequista, en cuanto a su capacidad de asimilar las cosas que le
suceden y ponerlas de ejemplo a los demás.

Algunas preguntas que nos ayudan para encontrar en nuestra vida la experiencia:

+ Cuéntales cómo es tu familia, colonia, pueblo.

+ Di qué es lo que más te gusta, te hace sentirte feliz y por qué?

+ Di que no te gusta, te da tristeza y por qué?


(lograr que a través de la experiencia de vida se toquen los sentimientos y la parte
afectiva,

de la persona, para dar con ellos razón de nuestra fe)

Se buscarán las causas, tanto de lo positivo como de lo negativo, se tratará de llegar a

analizar las consecuencias del hecho, tratando de personalizarlas. Nos puede ayudar la

siguiente pregunta: ¿Cómo afectan o repercuten estas vivencias en ti, en tu familia,


grupo,

etc.?

SEGUNDO PASO: Iluminación con la Palabra de Dios

Estudiar en seguida qué nos dice la PALABRA DE DIOS en este Hecho concreto y así
la Palabra de Dios se hace presente y actuante en la vida de cada quien.

Se lee la cita bíblica , retomo el hecho bíblico y lo digo con mis palabras, lo comento
con el grupo, se confronta el texto con todo lo que se vio en la experiencia de vida. Nos
puede ayudar la siguiente pregunta: ¿ Qué he descubierto hoy, y qué respuesta nos pide
el Señor en torno a éste hecho de vida.

TERCER PASO: Respuesta - Compromiso

Lo anterior debe llevar a la persona a una respuesta por medio de la oración o diálogo
personal con Dios y a un compromiso personal, concretizado en una actitud de fe, una
expresión vital cristiana o una aplicación práctica para la vida diaria.

CUARTO PASO: Celebrar

Celebrar como comunidad de creyentes la fe, los sufrimientos, los retos, los proyectos,
etc. Y también la gratitud, la fraternidad, la amistad, la alegría de sabernos pueblo
peregrino, hermanos hijos del mismo Padre. Será el momento de manifestar juntos
nuestra fe y de hacer realidad nuestra fraternidad en unión con Jesús.
QUINTO PASO: Evaluar

Toda actividad necesita de una evaluación periódica para poder ver los avances,
retrocesos y necesidades urgentes, aún como aliciente para continuar en la lucha diaria
por hacer crecer el REINO DE DIOS.

En este proceso catequístico hay que buscar los medios para que la fe del catequizando
se pueda expresar en lo cotidiano de la vida y en el seno mismo de la comunidad
cristiana(D.C. 143-146).

ESQUEMA DE ESTOS CINCO PASOS:

MENSAJE CELEBRAR EVALUAR

EXPERIENCIA
DE VIDA RESPUESTA
Como Periódicamente
-Párvulos : Signos comunidad de evaluar el
PROCLAMACIÓN de fe, como caminar que se
-Niños de 7-9: la PALABRA DE DIOS COMPROMISO hermanos en lleva, para ver
PERSONAL: Cristo. los avances y
Hechos de vida - Verbal retrocesos, pero
- Actitud de fe celebramos sobre todo el
-Niños de l0-12 - Gesticular - nuestra fe, paso de Dios y
Acontecimientos Audiovisual - Aplicación a la vida, nuestro nuestra
puede ser: caminar y respuesta.
-Adolescentes: LENGUAJE DE LA nuestro
Situaciones. REVELACIÓN: + Inmediata: Oración, esfuerzo por
canto, actividades. seguir
-Jóvenes : Biblia, Tradición, construyendo
Compromisos Liturgia, Documentos + A largo plazo: el Reino de
del Magisterio, Propósitos por Dios.
-Adultos : Testimonio de vidas cumplir.
Problemas de la Santas...
vida -Debe tener relación
con la Iglesia.
-Ancianos
"Experiencia".
Oración final: Le damos gracias Señor, por todos

Los beneficios recibidos en esta

____________ tu que vives y reinas

por los siglos de los siglos. Amén

4.4. LA SESIÓN DE CATEQUESIS

Oración Inicial

Oh Dios, fuente de sabiduría

principio supremo de todas las cosas

Derrama tu luz en nuestra inteligencia

y aleja de ella las tinieblas de la ignorancia.

Concédenos entender, retener

y aprender con lucidez. para interpretar


y expresar como tu quieres.

Ayuda el comienzo de nuestro trabajo

dirige su progreso, coronas fin,

Por Cristo, Nuestro Señor, Amén

"Es el momento fuerte, en el que el catequista, educador en la fe, por vocación, lleva a
los niños, adolescentes y jóvenes, adultos y ancianos, el Mensaje de la Salvación.

En la sesión de catequesis nos valemos de un conjunto de elementos necesarios para la


adecuada transmisión del Mensaje.

4.4.1. LOS PASOS DE UNA SESIÓN DE CATEQUESIS

Los pasos de una sesión de catequesis son los siguientes:


- ACOGIDA PERSONAL Y GRUPAL:

Acogida Personal: Consiste en recibir a cada niño de manera personal, saludándoles por
su nombre, con una palabra que no será la misma para todos. Platicar con ellos acerca
de sus intereses propios: Familia, escuela, juegos, amiguitos, etc. Es indispensable que
los catequistas se esfuercen por crear un ambiente de amistad y de confianza, desde el
momento en que los niños vayan llegando.

Acogida grupal: Se da a todos en general. Cuando llega la hora señalada para iniciar la
catequesis, los niños se reunirán en un sólo lugar (atrio, templo, salón). Uno de los
catequistas les dirigirá una palabras de saludo (bienvenida), dirigirá la oración, entonará
con los niños algún canto de ambientación y dará algún aviso si lo hay.

- DESARROLLO DEL TEMA

Consta de seis pasos

+ Repaso del tema anterior: Consiste en recordar la idea central del tema anterior para
eslabonarlo con el del día. Puede realizarse a manera de diálogo con los niños, tomando
la lección que se marco o la tarea o alguna otra forma que quiera aplicar el catequista.

+ Experiencia de vida: Al iniciar el tema del día, debe partir siempre con un hecho de
la vida real. La catequista debe partir de una vivencia del catequizando. Esta realidad es
la que será iluminada por la Palabra de Dios. Si no partimos de un hecho concreto, nos
exponemos a que la catequesis se reduzca a una verdad abstracta que no tenga relación
con la vida del catequizando.

+ Mensaje- Palabra de Dios: (Momento central de la catequesis).

Es la Proclamación del Mensaje que ilumina el hecho concreto de la vida del


catequizando. La lectura de la Palabra de Dios, se hará directamente de la Biblia.

El catequista juntamente con los niños reflexionará sobre la Palabra escuchada; para
esto se empleará el diálogo.

+ Compromiso personal: De esta reflexión del Mensaje brotará el compromiso


personal, porque el catequista al transmitir el Mensaje debe provocar una respuesta de fe
en forma de compromiso personal del catequizando.

+ Oración: Viene siendo el punto culminante de la sesión catequistica. es un diálogo


amoroso con Dios. Es el momento en el que el catequizando le responde a la Palabra de
Dios que le ha sido dirigida durante el proceso de la transmisión del mensaje. Es la
expresión del mensaje, que al hacerse vida, se convierte en relación personal con el Dios
vivo.

+ Canto: Aquí tiene su lugar el canto como cúlmen de la oración. cuando la Palabra
llega a la persona, debe hacer surgir y despertar en ellas una respuesta de fe en forma de
alabanza, agradecimiento, arrepentimiento, gratitud, etc. El canto debe ser adecuado al
tema.

- ACTIVIDADES:

Son los ejercicios prácticos que el catequizando debe hacer para que profundice en el
mensaje, lo asimile y lo exprese.

Hay tres actividades principales a realizar:

+ Dibujo, modelado, recorte, hacer carteleras- actividad de acuerdo a la edad.


+ Memorización: Es muy importante esta actividad. El niño deberá aprender de
memoria, la síntesis del mensaje que ha recibido y entendido en una formulación o
definición doctrinal.

+ Juego: También es un medio de aprendizaje. Por medio de esta actividad se puede


reforzar el mensaje. Por eso, de preferencia se debe elegir un juego catequístico.

El juego es importante porque: es de carácter educativo, es un medio para convivir con


los niños y porque cuando se juega con los niños se da un testimonio de alegría

En algunas ocasiones es importante, que antes de empezar la sesión de catequesis,


mientras los niños se juntan, se juegue con ellos. Al final, también se puede jugar con
ellos para conocerlos mejor.

- DESPEDIDA

Esto se ha de hacer y debe ser cariñosa, amistosa, invitándolos a regresar. Insistirles en


que enseñen sus actividades a sus papás, para que el mensaje se proyecte en la familia.

NOTA IMPORTANTE

Todo catequista al presentarse a impartir su tema, deberá llevar indispensablemente el


siguiente material, preparado con anticipación:

- La lección o tema preparado por escrito en una libreta.

- Lámina o cartelera para explicar el tema.

- La actividad de la lección, que van ha realizar los niños.

- La Santa Biblia, siempre la llevarán, de cualquier edad que sean los niños que
atiendan. La pondrán en un lugar visible muy especial y se referirán constantemente a
ella.
- En cuanto a los niños... deberán levar su cuaderno, lápiz, colores, su catecismo si lo
tiene, y los más grandes ya podrán empezar a llevar la Biblia o por lo menos el Nuevo
Testamento.

Oración final:

Haznos responsables, que sepamos

ser agradecido.

Danos valentía y constancia para

aprovechar todos los instantes

para ser útil a los demás y

ser un verdadero cristiano. Amén.

4.5. MEDIOS DIDÁCTICOS Y TÉCNICAS MAS USUALES EN CATEQUESIS

La Imagen:

 Capta la atención y fija la mente en el tema


 Crea un ambiente más favorable para el aprendizaje
 Facilita la comunicación entre el maestro y el alumno
 Clarifica las ideas abstractas con amor, odios, bondad, etc.
 Hace que los acontecimientos pasados se actualicen
 Ayuda a motivar y a facilitar la participación de parte de los alumnos.
 Es un medio invaluable para evaluar y resumir.

En el arte de educar, Jesús fue un eficaz utilizador de las "imágenes vivas". Cuando El
habló de algo, siempre buscaba una "imagen" (concreta o mental sacada de la vida
diaria) para usarla en la explicación que estaba haciendo. Recuerda sólo algunas de estas
"imágenes": los pájaros del cielo, los pescadores con sus redes, los árboles con sus
nidos, los lirios del campo, la moneda del Cesar, la lámpara en el techo, un rebaño de
ovejas, el rey con su banquete, etc.

El elegir la imagen adecuada es muy importante. Unas pocas pistas de acción pueden
ser útiles:

1. Asegúrate de que la imagen es lo suficientemente grande para todos los niños de


manera que todos la vean, aún los últimos en el salón. Además las estampas son
demasiado pequeñas como para que sean útiles, a no ser que las pases para que
cada niño las vea personalmente o de otra manera tu alcance solamente llegará a
los niños de adelante.
2. No escojas imágenes con demasiados detalles. Escoge una donde el tema
principal aparezca claro, grande y preciso.
3. Asegúrate de la imagen que luzca bonita, en buen estado, de buen gusto... no
rota, descolorida, de mal gusto.
4. De otro modo, trata de pensar si la imagen se adecúa al nivel de comprensión de
tus alumnos. Por ejemplo, un niño pequeño con una barca capta más la atención
de un niño de primer año y no de una de Secundaria.
5. Coloca la Imagen a la altura que todos puedan verla. Usa "masking tape" o
pégala, o fíjala en la pared.
6. Cuando hayas preparado la lección y hayas ya escogido una imagen, avalúa su
capacidad de captar la atención de los niños en tu casa, ellos serán los mejores
jueces que puedas encontrar.
7. No olvides utilizar las imágenes de los libros de los niños como ayudas visuales
que ellos fácilmente puedan recordar.

Las imágenes religiosas elaboradas por casas editoriales acerca del Antiguo y Nuevo
Testamento dos excelentes medios visuales.

Sin embargo, deberás ser consciente que el mundo de las revistas pueden suministrarte
casi con cualquier tipo de imagen. Piensa acerca de las lecciones de naturaleza religiosa:
amor, vida, bondad, comunidad, familia, paz, perdón ánimo, dolor y sufrimiento,
pecado, gracia, etc.

Esta es una ‘ojeadita’ en alguna revista con alguna de estas enseñanzas en mente, y ve si
puede utilizar algunas de las muchas imágenes que pueden ayudarte en tu catequesis
clara y gráficamente.

Déjame darte un ejemplo de cómo puedes enseñar toda la historia de la resurrección a


través de imágenes de las revistas.

-Usando el pizarrón con efectividad


Probablemente, el recurso pedagógico que está más a la mano es el pizarrón. Si no, un
pizarrón portátil y barato puede servir y ser de mucha ayuda. Y ya que es un recurso
muy útil, veamos algunos consejos prácticos de cómo utilizarlo eficazmente.

He aquí algunas maneras de cómo un catequista puede usar el pizarrón.

 Haciendo una lista de datos e información de la lección.,


 Poniendo un breve resumen de la lección
 Escribiendo las palabras clave.
 Escribiendo palabras nuevas y sus significados.
 Dibujando mapas sencillos, diagramas, etc.
 Escribiendo las preguntas que se van a formular.
 Dibujando las figuras sencillas al ir contando la historia.

-Dibujo Lineal:

No se necesita ser un artista para dibujar figuras sencillas. La imaginación de los niños
completa lo que a ti te falte. Aquí mostramos un ejemplo sencillo en dibujo lineal de
Jesús y sus apóstoles en la Ultima cena.

También se puede calcar el dibujo de cualquier libro o buscar a alguien que haga el
dibujo en una cartulina grande. También se puede recortar las figuras y simplemente
delinearlas en el pizarrón.

Algunas maneras de cómo los niños pueden usar el pizarrón son: pasar al frente y hacer
un dibujo de acuerdo a la historia contada, hacer una lista de todas sus ideas, hacer una
competencia y escribir quién puede recordar más detalles de la historia contada...a dar
más ejemplos de cómo ser buenos en su familia, etc.., o escribir definiciones, "slogans",
poemas, oraciones, pensamientos, etc.

Pequeñas reglas de cómo usar el pizarrón eficazmente:

1. Conserva lo que tengas en el pizarrón, simple, breve y claro.


1. No impidas la visión de niños.
1. Escribe legiblemente (claramente), en letra de imprenta es mejor, y lo
suficientemente grande para que todos puedan ver bien, hasta los de atrás.
1. Párate al lado del pizarrón, no delante de él, tanto como sea posible.
1. Habla mientras escríbes, de esta manera se conserva la atención.
1. Usa gises de colores para subrayar palabras o frases.
1. Si tienes mucho material para ponerlo en el pizarrón, hazlo antes de que
comience la clase. Podrás cubrirlo con cartulina y "masking tape" hasta que
llegue el tiempo que tus niños lo vean.

Finalmente: Si no tienes pizarrón y no puedes conseguir uno... pega con "masking tape"
pliegos grandes de papel en la pared y usa marcadores, aplicando las mismas reglas.

-Murales:

Para hacer un mural, todo lo que se necesita es un pliego grande de papel. Pégalo en la
pared con "masking tape", usa una crayola o marcador, o mejor todavía, un plumón. Los
hay de diferentes gruesos, haz divisiones en el papel de manera que tengas varias
secciones, tantas cuantas necesites.

Entonces, dibujas y escribe todo lo que quieras en cada sección. También puedes
recortar imágenes de las revistas y pegarlas en cada sección.

El valor del mural está en que puedes desarrollar un tema en él. Pues también enrollar el
papel en el lugar donde quieres que tus alumnos vean la imagen y pegar algún trozo de
papel en la parte ya vista. Entonces, conforme avanza la lección, puedes desenrollar
todo el papel o todos los trozos de papel que has pegado, para pasar al siguiente punto.

He aquí un ejemplo: divide el papel en siete secciones, una para cada Sacramento.
Divide el pliego en cinco partes y vas amarrando los milagros que hizo Jesús en
determinada ocasión.

- "Collage":
Es el nombre de un mural dividido en varias secciones. Propiamente un mural sigue la
misma idea pero sin divisiones, en éste se trata un solo tema. Los niños fácilmente
pueden hacer "collages" y murales como una actividad educativa después de la
presentación de los temas. Puedes pegar el pliego sobre la pared y hacer que los niños
trabajen como equipo en cada sección. Después de que hayan terminado, simplemente
una las secciones par formar el mural o el "collage". Si se están usando revistas en lugar
de que los niños hagan los dibujos, simplemente se recortan las imágenes que van a usar
y luego las pegan sobre el mural o "collage". Se puede usar papel tamaño carta (lo
mismo las revistas que tengan este formato), los niños pueden fácilmente hacer parte del
mural desde sus lugares y luego pegar su parte en el mural o "collage". cuando se
termina la catequesis, pueden llevarse su parte a casa.

- Papeletas:

Puedes hacerlas usando partes de un "poster" o de cajas de cartón y luego les pones
hilos o cuerdas. Las papeletas son muy útiles para presentar definiciones o ideas nuevas.
Por ejemplo: en un lado de la papeleta (de preferencia de cartoncillo grueso para que no
se doblen) escribes con letras grandes la palabra "Dios". En el otro lado de la papeleta
ñas palabras: "Nuestro Padre o Amor". Otro ejemplo: "Sagrada comunión" y por el
otro lado: "El cuerpo y la Sangre de Cristo". Presentas un lado a tus alumnos y luego
la volteas para grabar la idea correspondiente.

Es muy divertido. Durante el período de actividad en la catequesis, forma parejas de


niños y se trata de decir la idea correspondiente a la palabra presentada en las papeletas.
Puedes ir haciendo una colección de las papeletas y mostrárselas de tiempo en tiempo.
También, darles a los niños un trozo de papel y un lápiz. Dividen el papel en dos partes
con sus nombres en la parte superior. Se colocan los papeles enfrente de cada grupo. El
primer niño toma una papeleta sin dejar que el otro niño vea lo que trae escrito. Lee la
palabra que viene escrita y entonces el otro niño dice la palabra correspondiente. Si lo
hace se anota un punto bueno a su equipo. Si no lo hace, la papeleta se coloca aparte o
abajo de todas las papeletas. Cuando se haya terminado la pila de papeletas, se puede
mezclar, voltear o ver las que no fueron respondidas. Este juego es muy útil para los
niños a fin de revisar y recordar ideas y conceptos.

Usa cualquier cosa. Jesucristo nunca fue a una papelería o a una tienda de artículos
religiosos o a comprar medios audiovisuales para ilustrar sus enseñanzas. El usó
cualquier cosa que estaba a la mano...pájaros, pescadores lavando sus redes, los lirios
del campo, los niños jugando en la plaza, etc. El sabía que cualquier cosa en la creación
se podía convertir en un audiovisual para expresar al amor de su Padre, su creatividad,
su preocupación por todos nosotros.
Cuando tú quieras hacer uso de un medio visual, solamente fíjate en tu casa, alrededor
de tí, tómalo y usa tu imaginación. Por ejemplo, yo quiero enseñar cómo el Sacramento
de la penitencia fortalece nuestra vida cuando la hemos debilitado con el pecado. Toma
tu peine y llévalo al catecismo. Desarregla tu cabello y pregunta a los niños cómo te ves
y así se podrán imaginar cómo nuestra vida se ve afectada por el pecado. Entonces peina
tu cabello y diles que el Sacramento de la penitencia es como un peine: fortalece y
mejora nuestras vidas y nos hace sentir bien al quitarnos todo desorden y desarreglo.

Otro ejemplo: vamos a enseñar cómo nuestras vidas están vacías sin Jesús. Toma un
vaso de papel que tengas en casa. Propicia un diálogo con los niños acerca de qué tan
útil es un vaso pero hasta que está lleno, vacío no sirve para nada. Así también nuestra
vida se parece a un vaso vacío, sin valor hasta que podemos llenarlo con las actitudes y
el comportamiento de Jesús.

La idea detrás de usar cualquier cosa como ayuda es que si usamos cosas de la vida
diaria para ilustrar a los niños la catequesis es que ellos muy probablemente pensarán en
los valores cristianos cada vez que usen las mismas cosas en su vida cristiana y la
entenderán mejor.

-El franelógrafo:

Esta ayuda educativa es una de las más emocionantes para los niños. Les gusta mucho y
es fabuloso para captar su atención por un buen ato. Fabricar un franelógrafo; es un
retazo de franela (montada en un rotafolio) o pegada al pizarrón o pared y figuras de
papel con algo que retenga a la franela (lija o algo parecido). En cualquier tienda de
telas pueden encontrar un retazo de franela gruesa de buen tamaño. Los colores más
apropiados son verde o azul claro; los colores oscuros dan un fondo que es impropio
para lo que buscamos, y los colores claros no se distinguen. Se pueden comprar
franelógrafos ya hechos, pero su aspecto es alto. Basta que tu hagas el franelógrafo y las
figuras las compres donde las vendan (figuras bíblicas, por ejemplo). Pero de cualquier
manera, con un poco de inspiración tí puedes fabricarlo todo.

- Hacer dibujos.

Objetivo: Afirmar la doctrina recibida por los niños durante la clase.


Destinatario: Niños de cuatro a nueve años.

- Murales o posters:

Objetivos: Pueden servir para:

a) Introducir un tema y captar la atención del grupo.

b) Ver el grado de asimilación de la doctrina que hemos expuesto.

c) Suscitar el interés de los alumnos a una entregarse a una acción apostólica.

Destinatarios: Cualquier edad, a partir de los siete años.

- Papel rasgado:

Objetivo: Asimilar el mensaje transmitido mediante ejercicios psicomotores.

Destinatarios: Aconsejable para niños de preescolar.

- Papel decorativo:

Objetivo: Para trabajar en equipo, para asimilar el tema de catequesis, para desarrollar la
creatividad de los niños y como ejercicio para su psicomotricidad.

Destinatarios: Alumnos de primero a tercero de primaria, preferentemente.

- Comentarios de textos:
Objetivo: Conocimiento profundo de la doctrina contenida en el texto y enriquecimiento
pata todo el grupo con las aportaciones personales hechas en voz alta por cada uno de
los integrantes del grupo.

Destinatarios: Adolescentes, jóvenes y adultos.

- Buscar y Poner citas de la Sagrada Escritura que vayan de acuerdo al tema:

Objetivo: Aprender a fundamentar la doctrina yendo directamente a las fuentes y, de


este modo, se familiarizarse con ellas.

Destinatarios: Adolescentes, jóvenes y adultos.

- Observación y comentario de fotos:

Objetivo: Desarrollar la habilidad para observar con atención, para sacar el mensaje
profundo contenido en un acontecimiento de la vida y para expresar lo que cada uno de
ellos ve más allá de una imagen.

Destinatarios: Preadolescentes, adolescentes y adultos.

- Colorear dibujos en sus libros:

Objetivo: Asimilar el tema transmitido.

Destinatarios: Niños de preescolar.


- Escribir una oración.

Objetivo: Expresar a Dios las actitudes profundas hacia El.

Destinatarios: Alumnos de siete años en adelante.

- Responder cuestionarios.

Objetivo: Evaluar el grado de asimilación del mensaje.

Destinatarios: Alumnos de siete años en adelante.

- Sonorama

Objetivo: Captar la atención de los catequizandos para el estudio y profundización de un


tema.

Destinatarios: De secundaria en adelante.

- Discoforum.

Objetivo: Caer en la cuenta del mensaje positivo o negativo que contienen las canciones
que tararean y bailan sin atención.

Destinatarios: Adolescentes, jóvenes y adultos.


- Sociodrama.

Objetivo: Puede servir para:

+ Identificarse con el personaje que se está representando.

+ Comprender más a fondo el lugar y el momento que rodean aquella

situación.

+ Hacer un juicio crítico más real.

Destinatarios: Preadolescentes, adolescentes, jóvenes y adultos.

- Investigar en la Biblia.

Objetivo: Profundizar en el mensaje contenido en la Sagrada Escritura y saber sacar


aplicaciones para su vida de hoy.

Destinatarios: Adolescentes, Jóvenes y adultos.

- Periódico Mural:

Objetivo: Ayudar a los alumnos a expresar correctamente por escrito, un tema visto en la
clase o sobre una noticia que ha captado la atención de ellos. etc.

Destinatarios: Desde tercero de primaria en adelante.


- Fotomontaje:

Objetivos: + Visualizar los modos de ver los acontecimientos de la sociedad en la que


están inmersos para analizar los valores o contravalores que rigen la vida de muchas
personas.

+ Profundizar en las necesidades existenciales que tienen los seres humanos de hoy y
decidirse a llevarles la luz del Evangelio.

Destinatarios: Desde Secundaria en adelante.

- Cineforum.

Objetivo: Sacar el mensaje profundo que está presentando el film e iluminarlo con los
criterios del Evangelio.

Destinatarios: Desde Secundaria en adelante.

- Discusión en grupo.

Objetivo: + Profundizar en el tema y sacar conclusiones prácticas.

+ Entrar en el arte de escuchar y de hablar, de aportar puntos de vista y de aceptar los


ajenos.

Destinatarios: Desde secundaria en adelante.

- Localizar en un mapa.

Objetivo: Aprender a situar en el lugar los hechos de la Historia de la Salvación a tener


una mejor comprensión del tema de catequesis tratado en la sesión.
Destinatarios: Desde primaria en adelante.

- El Poster.

Objetivo: Iniciar el trabajo con grupos reducidos.

Destinatarios: Preadolescentes, adolescentes, jóvenes y adultos.

Cómo se realiza:

+ Se selecciona un poster (fotográfico o dibujado). Puede elegirse por su riqueza de


mensaje por su impacto vivencial, asegurando in mínimo de estética. Son especialmente
útiles las viñetas de humoristas con fuerte carga social o intelectual.

+ Se expone ante el grupo de personas.

+ Cada participante lo comenta. Las preguntas de rutina ante el análisis del poster
pueden ser:

¿Qué ven?

¿Les gusta?

¿Qué les llama la atención?

¿Representa una situación de la vida real o no?

¿Qué sentimientos deja en nosotros?

¿Qué otros comentarios se les ocurre?

¿Qué significado puede tener para nosotros?


LAS REVISTAS NOS PUEDEN SERVIR PARA RECORTES

Partes de la Historia Bíblica ¿Qué buscar en una revista?

Después de que Jesús murió en la Un hombre triste y desanimado

Cruz sus amigos estaba triste.

María Magdalena fue triste a la El rostro triste de una mujer.

tumba.

Cuando María vio que la tumba El rostro de un hombre mostrando

estaba vacía corrió a decírselo a los asombro.

amigos de Jesús.

Vinieron con ella y se sorprendieron Algunos rostros de hombres y el de

al ver la tumba vacía. una mujer mostrando confusión.

María estaba sola mirando cuando El rostro de una mujer sonriendo.

Jesús la llamó por su nombre.

La palabra sola es una técnica pobre para la enseñanza y casi ineficaz con niños
pequeños. Los científicos al tratar de cómo el hombre percibe y retiene la información y
el conocimiento, han dicho que los cinco sentidos pueden distribuirse en los siguientes
porcentajes respecto a lo que reconocemos:
75 % de lo que se ve, se retiene.

13 % de lo que se oye, se retiene.

6% de lo que se toca, se retiene.

3 % de lo que se huele, se retiene

3 % de lo que se canta se retiene.

Esta pequeña información por sí misma probaría a cualquiera la absoluta necesidad de


usar material visual tal como la imagen. Aún al contar una historia sencilla acerca de
cómo Jesús amaba a los niños pequeños, si tienes un par de imágenes de niños para
mostrar lo que mencionas has añadido un 75 % de retención ocular y así es posible que
se logre un 88 % de retención en el niño, incluyendo un 13 % de retención auditiva.

5. ORGANIZACIÓN DEL CATECISMO

PAPA

OBISPO

VICARIO DE PASTORAL

SEDEC

PÁRROCO
COORDINADOR PARROQUIAL

Y MESA DIRECTIVA

EQUIPO DE SERVICIO: MESA DIRECTIVA:

Espiritualidad CENTRO CENTRO CENTRO Coordinador general

Formación y estudio Catequistas o Educadores de la fe Secretario

Economía o Finanzas Tesorero

Integración o sociales Responsables de

Capillas o centros

El dar catecismo, es una vocación, un llamado que Dios por medio de la Iglesia y sus
necesidades nos hacen. Cuando un catequista da su sesión de catequesis, tiene el
respaldo de toda la Iglesia que lo envía, acompaña y apoya en su labor de transmitir la
Palabra de Dios. Por eso la catequesis, debe organizarse de manera que exprese esta
vida comunitaria.

El primer catequista es el Papa, que es la cabeza de Cristo, que tiene el mandato de


confirmarnos en la fe; El obispo, es el que Pastorea al rebaño de Dios en una región
determinada y es el primer catequista de la diócesis Este ejerce su función de cabeza de
Cristo a través de su Vicario de Pastoral, que en la diócesis organiza y promueve los
ministerios y carismas, para optimizar los dones de Dios en favor de la comunidad. El
SEDEC, organismo auxiliar del obispo diocesano, está en la misma línea con sus
objetivos, metas y dinámica propios para coordinar,, animar, asesorar y orientar, en
corresponsabilidad con los pastores, las exigencias del ministerio profético (Cfr. Hacia
un Rostro nuevo de la catequesis, SENEC, México, 1995, p.44).
El párroco, por vocación, es el responsable de la pastoral profética en su comunidad y
junto con los catequistas, forma al pueblo de Dios, lo hace a través de su coordinador
general, quien se encarga de coordinar y conducir en esta línea la catequesis de todos los
centros o capillas de la parroquia, debe trabajar de acuerdo a los planes de la diócesis
coordinado por el SEDEC.

Todos los catequistas, son llamados por Dios a construir el Reino de Dios, junto con sus
los responsables de la catequesis, cuando da catecismo, sabe que toda la Iglesia lo
acompaña y sabe que enseña en su nombre, por eso debe prepararse en todas las áreas
de su formación para que hable en nombre de la Iglesia.

5.1. ORGANIZACIÓN DE LA CATEQUESIS EN LA COMUNIDAD PARROQUIAL

MIEMBROS Y FUNCIONES

EL SACERDOTE

 Se sabe el catequista primero de la comunidad.


 Vela por la organización y funcionamiento de la catequesis y la estimula en
todos sus aspectos.
 Promueve la elección de los miembros de la Directiva.
 Se reúne ( por lo menos cada mes) con los miembros de la directiva para planear
y evaluar las diversas actividades catequísticas y tratar los problemas
importantes.
 Pone especial empeño en la formación permanente de los catequistas en sus
varios aspectos: Espiritual, doctrinal, psico-pedagógico, técnica y humana.

COORDINADOR GENERAL
 Es el colaborador inmediato del sacerdote y hará sus veces en ausencia de este.
 Vigila el cumplimiento de los deberes de los catequistas y anima los que no
cumplen debidamente.
 Es el encargado de supervisar el trabajo de cada uno de los centros que integran
la comunidad parroquial, ver sus necesidades y resolverlas en coordinación con
los directivos de estos.
 Deberá de reunirse por lo menos una vez al mes con todas las directivas de los
centros de la comunidad parroquial, para la planeación de actividades y evaluar
las ya efectuadas.
 Al finalizar el período catequístico, de deberá elaborar un informe por escrito de
lo realizado durante todo el año y lo presentará al DIRECTOR (Sacerdote) y
ante las directivas de centros.

REQUISITOS

 Podrá aspirar a este cargo, aquel catequista que haya destacado en el buen
desempeño de su ministerio catequístico y manifieste tener responsabilidad,
dinamismo, capacidad de liderazgo, vocación de servicio, criterio propio y vida
espiritual; Que sea elemento de unión, que tenga capacidad de tener buenas
relaciones con el sacerdote, dando su lugar a este y también con las catequistas.
 Tener por lo menos dos años dentro del grupo de catequistas y que tenga
experiencia como catequista.

ELECCIÓN

Su elección se podrá realizar de estas dos formas:

a) Por designación del sacerdote encargado de la catequesis parroquial.

b) Por sugerencia de los catequistas de la parroquia con aprobación del sacerdote.

DURACIÓN DEL SERVICIO


El tiempo recomendable de permanencia en el servicio de coordinador general debe de
ser de tres años, por considerarse un tiempo para el desempeño de su labor. Solo dejará
de serlo si renuncia por causa justas o personales , o por otras causas que lo ameriten,
como por ejemplo, contar con impedimentos que le dificulten su servicio.

MESA DIRECTIVA PARROQUIAL

Está integrada por coordinador de capilla de centro , secretario, tesorero, responsables


de centros y dirigentes de los equipos de servicio de la comunidad de catequistas.

 Estos miembros son elegidos por los catequistas a través de votación y


aprobados por el Sacerdote Director de la Catequesis .
 La directiva permanecerá en su cargo, por lo menos dos años, máximo tres años.
 Para ser miembro integrante de la directiva, deberá reunir los mismos requisitos
que se indican para el Coordinador General.
 La directiva tendrá reuniones periódicas (cada quince días o cada mes, de
acuerdo a las necesidades) para organizarlas actividades de la catequesis.
 Comunicarán al Coordinador General cuando se realizen cambios de Directiva o
de algún miembro de la misma.
 Acuden a las reuniones que convoque el Sacerdote Director o el Coordinador
General, el SEDEC (Secretariado de Evangelización y Catequesis), el Decanato
a que pertenece.
 Programan y Organizan cursos de formación para los catequistas de la
Parroquia.

COORDINADOR DE CAPILLA O DE CENTRO

 Es el responsable de la catequesis en su capilla o centro.


 Coordina las actividades propuestas por la misma directiva y aprobadas por los
catequistas y por el Sacerdote Director.
 Vigila la actuación de los catequistas en sus grupos.
 Dirige las reuniones de catequistas y padres de familia.
 Anima e impulsa a todos: Padres de familia, niños, catequistas, comunidad en
general.
 Pone especial cuidado en la realización de la catequesis familiar en forma
permanente.

SECRETARIO

 Es la persona encargada de anotar y tener en orden los acuerdos tomados en las


reuniones de catequistas, padres de familia y de la mesa directiva.
 Registrar la asistencia de los catequistas en todas las actividades que les
conciernen (Misas Dominicales, juntas, convivencias, retiros, cursos, etc.)
 Dar lectura pública de los acuerdos tomados en la junta anterior.
 Tener en orden y al día las fichas de inscripción de los niños y catequistas.
 Mantener en orden el archivo, e ir guardando todo el material que facilita el
SEDEC como por ejemplo, encuentros de directivas, semana de la catequesis,
tiempos litúrgicos fuertes, etc.
 Tener en orden la biblioteca de la catequesis y llevar un control de todos los
libros.

TESORERO

 Coordina el servicio de la economía.


 Cuida los fondos y procura aumentarlos, organizando y coordinando diferentes
actividades para la educación de fondos.
 Coordina las contribuciones de los socios bienhechores.
 Lleva un libro de Ingresos y Egresos y da cuenta del Estado Económico en el
momento que fuera necesario.
 Efectúa el pago de los gastos pertinentes.

RESPONSABLE DE CENTRO O DE SECTOR

Funciona en las parroquias donde existen centros que dependen de las capillas. Son
aquellos catequistas que tienen a su cargo un centro o sector que depende de alguna
capilla. Deberán poseer los mismos requisitos del Coordinador General y del
Coordinador de Capilla o Centro.
FUNCIONES

 Es el encargado de velar por el buen desempeño de los catequistas del centro o


sector a su cargo.
 Resuelve las dificultades que se presentan en el.
 Es el enlace entre el centro catequístico y la directiva de la capilla a la cual
pertenece.
 Informa en la mesa directiva todo cuanto acontece en su centro o sector.
 Promueve actividades, juntamente con sus catequistas, para recaudar fondos, y
cumplí con diversos requerimientos que se presenten, con la compra de material
catequístico, fiestas de los catequizandos, etc.
 Pone especial cuidado en la organización de la catequesis de su centro.
 Promueve el establecimiento del COMITÉ DE PADRES DE FAMILIA.
 Pide apoyo a la Mesa Directiva para la resolución de las necesidades de su
centro o sector.
 No debe fomentar el trabajo aislado de sus grupo, sino propicias la participación
de este en las actividades a nivel de capilla o parroquia.

EQUIPOS DE SERVICIO (CATEQUISTAS)

Son equipos para promover al grupo de catequistas en sus varios aspectos.

Estos equipos son:

 Servicio De Espiritualidad.
 Servicio De Formación.
 Equipo De Integración.
 Equipo De Economía Y Finanzas.

INTEGRACIÓN DE ESTOS GRUPOS


 Cada equipo estará formado por un cierto número de catequistas y un
responsable. Los responsables serán designados por la directiva, según se crea
conveniente y cada catequista escogerá el equipo en el que desea colaborar.
 Los responsables permanecerán en al cargo el mismo tiempo que la directiva.
Además serán los encargados de moderar las reuniones de sus equipos y
presentarán sus inquietudes , planes y acuerdos a la mesa directiva.
 Los equipos deberán reunirse por lo menos una vez al mes o cuando sea
necesario, con la finalidad de planear las actividades, dividirse responsabilidades
y evaluar las ya realizadas.

FUNCIONES

SERVICIO DE ESPIRITUALIDAD

 Promueve los retiros espirituales de catequistas en tiempos fuertes de Liturgia


(Adviento, Navidad, Cuaresma, Pascua y Pentecostés).
 Coordina la planeación, realización y evaluación de estos retiros.
 Organiza y motiva las oraciones en todas las reuniones de catequistas.
 Promueve y Organiza actividades extraordinarias que contribuyan al fomento
dela vida espiritual delos catequistas (Rosarios, peregrinaciones, etc.)
 Promueve la vida sacramental (Confesión, Comunión) y Litúrgia (Santa Misa)
de los catequistas.

SERVICIO DE FORMACIÓN (ESTUDIO)

 Organiza círculos de estudio semanales de los catequistas, de acuerdo a las


necesidades concretas del grupo, pero sin descuidar la formación integral de los
catequistas: formación humana, apostólica, doctrinal y pedagógica.
 Motiva a los catequistas para que se preparen conscientemente los temas que se
imparten a los catequizandos y si es necesario prepara con los catequistas la
sesión semanal de catequesis.
 Organiza cursos y jornadas de estudio de acuerdo con las necesidades e intereses
del grupo.
 Elabora el material didáctico necesario (Periódico mural, carteles, etc.).
 Promueve la inculturación de los catequistas al proponer temas que hablen
sobre: valores religiosos y sociales, tradiciones y costumbres de la comunidad.
 Ayuda a conocer la realidad y las necesidades de la comunidad y de los
catequizados para que el mensaje responda a las necesidades concretas de ellos.
 Busca la forma de ir formando la Biblioteca de la catequesis.

SERVICIO DE INTEGRACIÓN

 Promueve las convivencias de los catequistas y coordina su planeación,


realización y evaluación.
 Ambienta las reuniones de catequistas mediante juegos y cantos adecuados
(psicomotrices, doctrinales, de ambientación, litúrgicos, etc.).
 Promueve y organiza actividades extraordinarias que contribuyan a la
integración del grupo (Excursiones, paseos, celebración de cumpleaños y otros
mas).

SERVICIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS

 Este equipo será coordinado por el Tesorero de la mesa directiva.

 Es el responsable de proveer del material necesario (Pizarrones, borradores,


marcadores, textos para el catequista, etc.)
 Vela por el mantenimiento y uso de todo material catequístico, y lleva un control
del mismo.
 Promueve la organización de actividades y eventos que ayuden a aumentar los
fondos de la catequesis.
 Busca socios "Bienhechores" que ayuden al sostenimiento de la catequesis y se
encarga de recolectar la aportación económica o material que proporcionen
(Bien puede ser semanal, quincenal o mensual) .

Estos socios bienhechores pueden ser cualquier persona de la comunidad.


- LOS CATEQUISTAS

QUIENES SON LOS CATEQUISTAS

Son jóvenes y adultos de ambos sexos que conscientes de su BAUTISMO responden a


su vocación de profetas y se comprometen a construir su comunidad cristiana con su
testimonio de vida y anunciando el mensaje de salvación a los catequizandos que se les
encomienden.

FUNCIONES

 Es responsable de la educación de la Fe de un grupo de catequizandos: niños,


adolescentes, jóvenes , adultos o padres de familia dentro de su comunidad
parroquial.
 Debe preparar con toda responsabilidad cada sesión de catequesis reuniéndose
con sus compañeros de grado cada semana, en el día y la hora acordada por
todos.
 Buscará y elaborará el material de apoyo para impartir el tema que lo
corresponde.
 Debe conocer, amar y respetar a los catequizandos que le encomienden , para así
pueda hacerles llegar mejor el mensaje.
 Debe asistir a las reuniones y actividades programadas por su comunidad de
catequistas.
 Llevará el control (registrar la asistencia) de sus catequizandos, y cuando estos
no asistan los visitará animándolos a continuar en la catequesis
 Acudirá continuamente a la Sagrada Escritura para conoce cada vez mas a
Jesucristo y adecuar su vida a las enseñanzas de EL.
 Será respetuoso de las leyes de la Iglesia y las cumplirá con diligencia.
 Amará profundamente a la Iglesia y por lo mismo siempre mostrará veneración
al Santo Padre, al Arzobispo y a los Sacerdotes.
 Asistirá a misa los domingos. En las parroquias que realizen celebraciones
Eucarísticas para niños y adolescentes, deberá asistir para cuidar de la piadosa
participación de ellos.
 Debe contribuir con sus amistad y buen trato a sus compañeros, a crear una
COMUNIDAD DE CATEQUISTAS verdaderamente Cristiana: donde se viva el
amor, la alegría, la comprensión, el perdón, la generosidad, la ayuda mutua y la
unidad.
 Será una persona de oración y frecuentará los sacramentos de la Penitencia y la
Eucaristía.
 Cuando tenga necesidad de faltar a su sesión de catequesis, avisará al
coordinador o responsable de la catequesis , de tal manera que los catequizandos
no se queden sin ser atendidos. También avisará a su auxiliar para que la supla.
 Cuando se vea en la situación de dejar el ministerio de la catequesis, se lo hará
saber al Sacerdote Director o al coordinador de la catequesis, explicando
claramente el motivo de su decisión.
 Participará en las reuniones de padres de familia . Conocerá a los papas de los
catequizandos, se relacionará con ellos y pondrá especial interés en organizar
reuniones periódicas por ejemplo cada mes) en las que se les impartirán temas
que los concreticen como padres educadores de la Fe de sus hijos y otros temas
que les ayuden a mejorar su vida cristiana.
 En caso de contar con un "Catequista Auxiliar" deberá trabajar en coordinación
con el. Le asignará al principio pequeñas tareas como: acondicionar el salón o el
lugar donde se de la educación de la Fe (catequesis), puede también hacer el
pase de lista, mantener el orden y la disciplina, ayudar a los catequizandos en sus
trabajos y al finalizar el curso permitir a su auxiliar que imparta varios temas
para que vaya aprendiendo cada vez mejor como ser un buen catequista.
 Recordará que el auxiliar está en preparación, por lo mismo conversará con el
acerca del proceso catequístico, es decir : cómo preparar una sesión, cuál es el
avance de los catequizandos, que dificultades hay en el grupo, como
solucionarlas, etc.

REQUISITOS DE INGRESO A LA COMUNIDAD DE CATEQUISTAS

Para ser catequista es necesario:

 Grande amor a la catequesis y deseos de anunciar la palabra de DIOS.


 Capacidad para relacionarse con personas de diferentes edades y situaciones.
 Madurez suficiente de acuerdo a su edad.
 Tener por lo menos dieciséis años, o según lo juzgue el sacerdote director o la
directiva.
 Haber tomado los cursos de iniciación y el básico completos, lo mismo que la
guía pastoral para la catequesis en México.
 Haber recibido los sacramentos de iniciación: Bautismo, Confirmación,
Penitencia y Eucaristía.
 Cierto grado de vida espiritual : Empeño por la oración, frecuencia en los
sacramentos, testimonio de vida cristiana.
 Tener un año de servicio como catequista auxiliar.
 Capacidad para trabajar en equipo, disponibilidad para vivir en UNIDAD Y
FRATERNIDAD, responsabilidad y entrega.
 Espíritu de servicio, creatividad y alegría entre otras.
 Inquietud por la renovación y superación en todos los aspectos: Humana,
cristiana, psicopedagógica, doctrinal, etc.

SU FORMACIÓN

Todo catequista requiere una formación integral que debe abarcar varios aspectos:

 Formación Espiritual.
 Formación Doctrinal.
 Formación Humana y Antropológica.
 Formación Pedagógica y Metodología.

La formación deberá ser además PERMANENTE.

Para los catequistas de nuevo ingreso, se les imparte cada semana , durante cierto
tiempo, un curso que contenga los elementos básicos de la catequesis (Se puede utilizar
el curso de formación básica para agentes de evangelización y catequesis).

Para los catequistas con varios años de experiencia, se pueden organizar cursos y
talleres de estudio sobre las diferentes áreas de formación.

Es conveniente que obtengan algunos diplomas de los cursos que imparte el SEDEC
cada año,(curso de Verano) o de los cursos que se imparten a nivel Decanato cada año.

- CATEQUISTAS AUXILIARES

Llamamos catequistas auxiliares a los jóvenes o adultos que todavía no tienen bajo se
responsabilidad a un grupo de catequizandos y están en un período de preparación para
ser catequistas.
FUNCIONES

 Trabajará en coordinación con el catequista del grupo que se le haya asignado o


que él mismo haya elegido.
 Deberá de ser puntual y no faltar a las sesiones, reuniones o actividades
programadas por la comunidad de catequistas .
 Notificará al catequista, al coordinador o al responsable de la catequesis cuando
tenga que faltar por causas de fuerza mayor: enfermedad, dificultades
personales, etc.
 Asistirá a su preparación semanal.
 Participará en la Misa los Domingos y velará por la piadosa participación de los
catequizandos, en caso de existir en su Parroquia o Capilla este tipo de
celebraciones.
 Debe ser una persona de Oración y frecuentar los Sacramentos de Penitencia y
Eucaristía.
 Ayudar al catequista del grupo donde se encuentra de Auxiliar:
 Acomodando junto con el catequista el lugar donde se impartan las sesiones de
Educación de la Fe.
 Pasará lista de Asistencia.
 Vigilará el orden y buen comportamiento de los catequizandos.
 Repartirá material cuando se requiera.
 Observará y Realizará el trabajo en comunión y fraternidad con el catequista o
educador en la Fe.
 Cumplirá con la comisión que le haya tocado durante el desarrollo de la sesión,
como por ejemplo: Enseñar el canto, poner el juego, etc.

PREPARACIÓN

 Para ser recibidos como auxiliares deberán recibir un curso de iniciación.


 Durante todo el período catequístico recibirán semanalmente una preparación
inicial que los capacite para llegar a se "catequistas o educadores de la Fe".
Como texto se puede llevar el curso básico para agentes de Evangelización y
Catequesis y, la Guía Pastoral para la Catequesis en México.
 Cada mes se les aplicará una evaluación para ver si van asimilando lo recibido.
 Antes de finalizar el curso catequístico, el catequista auxiliar elaborará unas
sesiones de catequesis y las impartirá en el grupo donde está colaborando. Lo
observará el catequista responsable del grupo y el coordinador o responsable de
la catequesis con el afán de darle las indicaciones necesarias para mejorar.

REQUISITOS DE ADMISIÓN
Se pedirán las condiciones (mas o menos) que se les piden a los catequistas educadores
de la Fe.

- CATEQUISTAS DE APOYO ESPIRITUAL

A la personas que libremente acepten ofrecer sus ORACIONES Y SACRIFICIOS para


sostener la labor catequística de la comunidad parroquial les llamamos: DE APOYO
ESPIRITUAL.

Pueden ser simples miembros de la comunidad, o miembros de otras organizaciones


parroquiales, o papás de los catequizandos.

FUNCIONES

 Orar diariamente, pude ser un Padre Nuestro, un Ave María y Gloria, o el Santo
Rosario, o una decena de Rosario por el éxito espiritual de la catequesis.
 Ofrecer diariamente sus sacrificios y labores del día por la intención ya anotada.
 Recibir intenciones propuestas por los catequistas educadores de la Fe y pedir
por ellas.
 Pueden organizar "HORAS SANTAS" en coordinación con el equipo de
espiritualidad en donde puede participar toda la comunidad catequística
parroquial.
 Las mamás o familiares de los catequizandos que ordinariamente llevaban a sus
hijos a la catequesis y los esperan, pueden ser mamás catequistas o catequistas
auxiliares o CATEQUISTAS DE APOYO ESPIRITUAL , comprometiéndose a
orar mientras los catequizandos están en "Educación de la Fe" , esta oración
puede consistir en rezar el Santo Rosario, Hacer una Hora Santa, etc.
 Se reunirán todos los integrantes de este grupo un día que fijen para hacer
ORACIÓN COMUNITARIA por la catequesis , por la comunidad de
catequistas, por la comunidad parroquial y por la Iglesia Universal. Esta reunión
puede ser cada mes o cada quince días.

REQUISITOS
Estar dispuestos a servir a la Iglesia ofreciendo su vida, sus sacrificios y su oración por
el éxito espiritual de la catequesis.

- BIENHECHORES

Son personas de la comunidad parroquial que de manera voluntaria deciden colaborar


con la catequesis en el aspecto material, ya sea aportando una cantidad que ellos
establezcan o cooperando con otro tipo de ayuda, sea para la catequesis o para los
catequizados , como por ejemplo: pizarras, papeles, cuadernos, golosinas, juguetes,
material de construcción, etc.

También se consideran bienhechores quienes generosamente prestan su casa o alguna


propiedad para la catequesis así como quienes en forma regular colaboran con productos
alimenticios para las kermesses, verbenas, etc.

FUNCIONES

Cada socio bienhechor entregará a la fecha convenida, al tesorero de la catequesis la


cantidad que se haya comprometido a dar , o las cosas o productos alimenticios en los
tiempos acordados, por ejemplo: Semana dela Catequesis, día del niño, Navidad,
Pascua, fin de curso, primeras comuniones, etc.

Todos los bienhechores serán incluidos en una lista con su nombre, dirección, tipo de
aporte o ayuda. esta lista se conservará en el archivo de la catequesis.

El tesorero de la directiva coordinará y organizará algunas actividades con los


bienhechores como convivencias, reuniones, etc.
REQUISITOS

 Pueden pertenecer todos cuantos amen a la Iglesia y la Catequesis y


generosamente quieran compartir sus bienes materiales para que el Reino de
Dios vaya creciendo en la Iglesia a través de la Educación de la Fe o Catequesis.
 Que sean personas generosas, sin afán de publicidad para que el Señor que ve lo
secreto del corazón pueda ser su recompensa.

- VISITADORES DOMICILIARIOS

Son cristianos que voluntariamente ofrecen su tiempo visitando a las familias, siendo
medios de acercamiento entre estas y la catequesis.

Estas personas pueden ser cualquier miembro de la comunidad o pertenecer algún


movimiento parroquial como la Legión de María y otros.

FUNCIONES

 Visitar los hogares de los catequizandos que falten consecutivamente para


averiguar las razones y motivarlos a regresar . Todo lo comunicarán al catequista
correspondiente.
 Invitarán de casa en casa a las familias para que sus hijos asistan a la catequesis.
INVITAR a los no inscritos para que se inscriban, y si desean recibir algún
sacramento tomar todos sus datos y comunicárselo al coordinador para ver de
que manera sele puede ayudar a esta persona.
 En el tiempo convenido harán el censo parroquial para la catequesis.
 Asistirán a las reuniones que convoque el coordinador o responsable de la
catequesis , para conocer y llevar a cabo las actividades que le soliciten , como
las mencionadas anteriormente, u otras que involucren a toda la comunidad
como la semana de la catequesis.
 El grupo de visitadores será organizado por el coordinador o responsable de la
catequesis. El será el comisionado para dividir a los visitadores en los diversos
puntos de la ciudad .
NOTA: Donde la parroquia está organizada por sectores, los mensajeros podrán brindar
este buen servicio a los catequistas.

REQUISITOS

Personas adultas o jóvenes con capacidad para crear comunidad, ser lazos de unión
entre los catequistas y la comunidad.

Que les guste y estén en posibilidades de caminar.

Que sean sumamente respetuosos de las personas para NO DIVULGAR NI


COMENTAR cuanto se refiere a su apostolado. Ejemplo: situaciones familiares,
confidencias, etc.

CELEBRACIÓN FINAL DEL CURSO BÁSICO

RENOVACIÓN DEL COMPROMISO CATEQUÍSTICO

COMO APÓSTOLES

RENOVACIÓN DEL COMPROMISO APOSTÓLICO


De preferencia en la capilla o Iglesia

CANTO: Al Espíritu Santo (muy alegre y motivador)

Guía: De rodillas

Coordinador o Sacerdote: "Ven Espíritu Santo y llena los corazones de tus fieles y
enciende en ellos el fuego

de tu amor".

¿Oh Dios, que habéis iluminado los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu

Santo, haz que éste mismo Espíritu nos haga gozar y amar el bien y nos llene

siempre de sus divinos consuelos. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Todos: Amén

LECTURAS: (leen la Palabra de Dios en el ambón)

Guía: (desde su lugar o a un lado del ambón)

En el tiempo en que Cristo vivía en este mundo antes de volver al Padre, prometió
enviarnos al

Espíritu Santo.

Lector. (Se acerca al ambón y desde ahí lee. Pueden haber dos acólitos con velas a los
lados del ambón).

Evangelio de San Juan 14, 15-17.

"Si me amáis, guardaréis mis mandamientos; y yo rogaré al Padre y os dará otro


abogado, que

estará con vosotros para siempre, el Espíritu de verdad, que el mundo no puede
recibir, porque

permanece con vosotros y está en vosotros". Palabra de Dios.

Todos: Te alabamos Señor.

Lector: (de preferencia otra persona)


Evangelio de San Juan 15, 26-27

"Cuando venga el Abogado que Yo os enviaré de parte del Padre, el Espíritu de


verdad que

procede del Padre, El dará testimonio de Mí, y vosotros daréis también testimonio,
porque desde

el principio estáis conmigo". Palabra de Dios.

Todos: Te alabamos Señor.

Guía: (desde su lugar)

El mismo Cristo, quien muriendo destruyó nuestra muerte y resucitando reparó


nuestra vida, nos

Envía al Espíritu Santo para hacernos capaces de dar testimonio de El.

Lector (en el ambón):

Hechos de los Apóstoles 1,8

"Recibiréis la virtud del Espíritu Santo que descenderá sobre vosotros, y seréis mis
testigos en

Jerusalén y en toda la Judea, en Samaria y hasta los extremos de la tierra"Palabra


de Dios.

Todos: Te alabamos Señor.

Guía: (desde su lugar)

Habiendo subido Cristo al cielo y estando a la diestra de Dios Padre, derramó


sobre los apóstoles al

Espíritu Santo prometido.

Lector: Hechos de los Apóstoles 2, 1-4.

"Cuando llegó el día de Pentecostés, estando todos juntos en un lugar, se produjo


de repente un

ruido del cielo, como el de un viento impetuoso que invadió toda la casa en que
residían.

Aparecieron, como divididas, lenguas de fuego, que se pasaron sobre cada uno de
ellos quedando
del Espíritu Santo; y comenzaron a hablar en lenguas extrañas según que el
Espíritu Santo los

daba". Palabra de Dios.

Todos: Te alabamos Señor.

Homilía. (ideas clave) (director o sacerdote)

- Hemos tomado un curso de formación para catequistas

- Hemos entendido cuál es nuestro ser y nuestro que-hacer (vocación).

- Descubrimos nuestro lugar en la Iglesia.

- Estamos listos para anunciar la Palabra de Dios.

- Contamos con la ayuda del Espíritu Santo.

- Hoy nos sentimos llenos de fuerza sobrenatural, para cumplir con nuestra vocación:
Apóstoles

- El Sacramento de la confirmación que recibimos nos da lo que necesitamos para ser


testigos y apóstoles

- Renovemos y revitalicemos la gracia de Dios en nosotros

- Construyamos la Iglesia de Jesús, en el lugar donde nos ha plantado

- Nuestro lugar nadie lo puede ocupar. Ocupémoslo.

ORACIONES

Guía: De pie

Director o Sacerdote: Así, pues, hermanos, unamos nuestras oraciones para pedir al
Espíritu Santo la

gracia de nuestra Confirmación

Pidamos al Divino Espíritu que ilumine nuestro entendimiento para sepamos vivir

como APÓSTOLES.

Todos: ¡ Ilumínamos Señor!

S: Cuando proyectemos nuestras empresas apostólicas


Todos: ¡ Ilumínamos Señor!

S: Cuando debamos dar un consejo a quien se acerca a nosotros

Todos: ¡ Ilumínamos Señor!

S: Cuando pasemos junto a nuestros hermanos que sufren y lloran

Todos: ¡ Ilumínamos Señor!

S: Cuando nos encontremos con almas que no te conocen y que no te aman

Todos: ¡ Ilumínamos Señor!

S: Cuando olvidemos apoyar nuestro catecismo con la oración y el sacrificio

Todos: ¡ Ilumínamos Señor!

S: Cuando no sepamos cómo ser apóstoles

Todos: ¡ Ilumínamos Señor!

S: Ilumina Señor, a nuestros hermanos que viven en las tinieblas del pecado y de la
ignorancia

Todos: ¡ Ilumínamos Señor!

S: Pidamos al Espíritu Santo que fortalezca nuestra voluntad para que podamos
ser siempre auténticos

Apóstoles

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando se nos presenten obstáculos y luchas

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando nos falte decisión y audacia en nuestra preparación catequética

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando oigamos a muchos quejarse de que el mundo va mal, pero veamos a


muy pocos ponerse a

trabajar

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando nos sintamos cansados de hacer el bien


Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando el desaliento pretenda apagar nuestras ilusiones en nuestro catecismo

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando nos sintamos cansados de hacer el bien

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando nuestros compañeros en el apostolado nos abandonen

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando se burlen y se sonrían de nuestra voluntad de ser buenos y sintamos la


mordedura del

respeto humano.

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando se burlen y se sonrían de nuestra voluntad de ser buenos y sintamos la


mordedura del respeto

humano.

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Cuando nos recuerden nuestra obligación de catequistas

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Fortalece, Señor, a nuestros hermanos débiles y a los que padecen persecusión y


hasta el martirio por

causa del nombre de Cristo.

Todos: ¡Fortalécenos Señor!

S: Pidamos al Espíritu de Amor que inflame nuestros corazones con el fuego de su


caridad

S: ¡Inflama Señor nuestra caridad!

S: Cuando olvidemos que Cristo vivió y murió por nosotros

S: ¡Inflama Señor nuestra caridad!

S: Cuando nos pidan y exijan que seamos apóstoles.


S: ¡Inflama Señor nuestra caridad!

S: Cuando pasemos al lado de un hermano que sufre o que nos necesita

S: ¡Inflama Señor nuestra caridad!

S: Cuando nos encontremos con almas desfiguradas por el pecado

S: ¡Inflama Señor nuestra caridad!

S: Cuando olvidemos que las obras apostólicas se realizan con el sacrificio y la cruz

S: ¡Inflama Señor nuestra caridad!

S: Inflama, Señor, en tu caridad a nuestros hermanos fríos o indiferentes a tu amor.

S: ¡Inflama Señor nuestra caridad!

RENOVACIÓN DE LA PRESENCIA DEL ESPÍRITU SANTO

RITO DE LA CONFIRMACIÓN

Guía: El Sacramento se realiza a través de la materia (imposición de manos y unción del


crisma) y forma(oración del Obispo). Hoy repetimos las oraciones y la intención de
nuestro corazón. No realizamos el sacramento.

S: Señor, escucha mi oración

T: Y llegue a Tí mi clamor

S: El Señor sea con Ustedes

T: Y con tu espíritu

S: Oremos: Omnipotente y eterno Dios, que te has dignado regenerar a estos tus
siervos con el agua y

el Espíritu Santo, y que les has otorgado el perdón de sus pecados, envíales desde el
cielo tu Espíritu

Santo Paráclito con la abundancia de sus siete dones.

T: Amén

S: El Espíritu de Sabiduría y de Entendimiento


T: Amén

T: El Espíritu de Consejo y de Fortaleza

T: Amén

T: El Espíritu de Ciencia y Piedad

T: Amén

S: Llénalos del Espíritu de tu temor y séllalos con el signo de la Cruz de Cristo, y


muéstrate propicio con

ellos, llevándolo a la Vida Eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

T: Amén

Guía: De pie Explicar el compromiso que van a hacer los catequistas.

PROMESAS CATEQUÍSTICAS

S: Por nuestro Bautismo somos llamados a capacitarnos en la fe y a transmitir el


Evangelio de Jesucristo.

Por eso, al terminar el Curso Básico de Formación para catequistas

¿Desean, ustedes formar parte del Cuerpo de Catequistas de...

T: Sí, lo deseo.

S: ¿Se comprometen a colaborar en la Catequesis parroquial durante... ?

T: Sí me comprometo

S: ¿Quieren participar frecuentemente en la recepción de los Sacramentos, hacer


oración y participar en

los retiros espirituales y demás actividades que se programen?

T: Sí quiero.

S: ¿Están dispuestos a asistir a los Cursos y reuniones de Formación que los


capaciten para ejercer su
servicio como catequistas?

T: ¿Quieren preparar responsablemente sus sesiones de Catequesis, llegar con


puntualidad a su centro

y tratar bien a los niños?

S: ¿Quieren trabajar de acuerdo con su párroco y sus coordinadores?

T: Sí, quiero con la ayuda de Dios.

G: de pie a toda la comunidad (se pregunta si hay comunidad parroquial presente, si no


se omite)

S: Queridos Padres de Familia, niños, miembros de los grupos apostólicos, jóvenes


y adultos de esta

comunidad parroquial. ¿Están conscientes de la responsabilidad que los


catequistas han adquirido hoy

delante de Dios y de la Iglesia?

T: Sí estamos conscientes.

S: Están conscientes que esta tarea nos corresponde a todos y por lo tanto, quieren
darle a los catequistas

todo su apoyo para que puedan cumplir con este compromiso que hoy van a hacer.

T: Sí, queremos.

Guía: sentados (si hay comunidad presente

S: Queridos catequistas, contando con la gracia de Dios, el apoyo de su comunidad


y su responsabilidad

personal pueden hacer la proclamación solemne de su compromiso.


Compromiso de los catequistas:

"Padre celestial,

sabiendo que por medio de la Iglesia

nos llamas para llevar el Mensaje de tu Hijo Jesús:

delante de Tí y de esta comunidad parroquial

nos comprometemos a cumplir con las exigencias del ministerio de la catequesis y

a seguir las indicaciones de nuestro Párroco y Coordinadores.

María Santísima de Guadalupe, Estrella de la Evangelización alcánzanos las


gracias que necesitamos para cumplir con este sagrado compromiso que acabamos
de hacer

S: Padre bueno, te pedimos que bendigas a estos hijos tuyos para que puedan
cumplir con fidelidad estos compromisos que hoy han hecho delante de Tí y de la
comunidad. Por nuestro Señor Jesucristo que contigo vive y reina por los siglos de
los siglos. Amén.

Guía: Entrega de distintivos.

Catequistas: Recibo este distintivo y prometo llevarlo como símbolo de mi


compromiso.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Canto final: Himno misionero.


ANEXO

PROGRAMA ANUAL

Para la elaboración del programa de la catequesis de todo el año se debe tener en cuenta
el Calendario Litúrgico. Debe además contener temas de Liturgia. Enseguida ponemos
las fiestas más importantes o centrales del Calendario Litúrgico. Se sugieren algunos
temas litúrgicos en cada mes.

NAVIDAD.......................................Adviento

PASCUA.........................................Cuaresma

PENTECOSTÉS..............................Cincuenta días después del Domingo de


Resurrección.

SE SUGIEREN PARA LOS MESES:

SEPTIEMBRE: Creación, Historia de la Salvación (A.T.) * Objetos del Altar

OCTUBRE: Historia de la salvación(A.T.) -Mandamientos- Sacramentos -


Bienaventuranzas. Partes

de la misa.
NOVIEMBRE: Historia de la Salvación (A.T.) - Profetas - Geografía de la tierra de
Jesús - Vestiduras del Sacerdote - Colores y Calendario Litúrgico.

DICIEMBRE: Adviento - Anunciación - Visitación - Nacimiento - Adoración de


Pastores - Sagrada Familia.

ENERO: Epifanía - Bautismo de Jesús - Juan Bautista - Huida a Egipto - Partes de la


Misa.

FEBRERO: Presentación al Templo - Apóstoles - Jesús y los niños - N. - Milagros de


Jesús - Bienaventuranzas.

MARZO: Miércoles de Ceniza - Cuaresma - Paso por el Desierto - Tentaciones de Jesús


- ºCristo (N.T.) - Parábolas del Reino - Parábolas de Misericordia.

ABRIL: Última Cena - Pasión y muerte de Jesús - PASCUA - Bautismo - (signos del
bautismo: Luz, Agua, vestidura,...)

MAYO: María - María en la vida pública de Jesús - Ascensión - PENTECOSTÉS -


Partes de la Misa.

JUNIO: Sagrado Corazón de Jesús - Iglesia - Misión - Padres de la Iglesia - Partes de


la Misa

JULIO: Vida de los Apóstoles - Mis vacaciones - Servicio - Misa.


CALENDARIO Y COLORES LITÚRGICOS

¿por qué y para que los diversos colores en nuestra celebración cristiana? El Misal, en
su introducción, apunta a una doble finalidad pedagógica.

Ante todo, porque el simbolismo, más o menos espontáneo, de los diversos colores,
puede ayudar a penetrar y sintonizar mejor con un misterio celebrado: "la diversidad de
colores en las vestiduras sagradas tiene como fin expresar con más eficacia, aun
exteriormente, tanto las características de los misterios de la fe que se celebran......."
(I.G.M.R. 307).

Y también la pedagogía de la variedad y de la dinámica de un Año cristiano que nos va


conduciendo por misterios y actitudes graduales: ".....como el sentido progresivo de la
vida cristiana a lo largo del año litúrgico".

El que después de una Cuaresma en la que ha predominado el morado, pasamos a


celebrar toda la Pascua en blanco festivo y que esta Pascua concluya con el rojo del
Espíritu en Pentecostés, tiene evidentemente su pedagogía. Todos estos misterios se
expresan, ciertamente, con las lecturas, las oraciones, los cantos: pero también el color
puede aportar su pedagogía.

El color, como uno de los elementos visuales más sencillos y eficaces, quiere ayudarnos
a todos a celebrar mejor nuestra fe.

Dejando aparte los datos históricos, actualmente el Misal ofrece un abanico de colores
en su distribución del año cristiano

a) El Blanco, es el color más adecuado para celebrar:

- La Navidad y la Epifanía: la fiesta de la aparición del Salvador y de la Luz;

- La Pascua en toda su Cincuentena: la Vida Nueva del Resucitado y sus consecuencias


para nosotros;

- las fiestas de Cristo y de la Virgen, a no ser que por su cercanía al misterio de la cruz
se indique el uso del rojo;

- la fiesta de Ángeles y Santos que no sean Mártires... Por lo tanto el blanco aparece
como el color privilegiado de la fiesta cristiana.

b) El rojo es el color elegido:

- en la celebración del Domingo de Pasión(Ramos) y el viernes santo: es la mejor


aproximación simbólica a la muerte martirial de Cristo;
- en la fiesta de Pentecostés, porque el Espíritu es fuego y vida;

- la Exaltación de la Santa Cruz

- La fiesta de Apóstoles, evangelistas y Mártires, por su cercanía ejemplar y testimonial


a la Pascua de Cristo;

- La Confirmación puede celebrarse con vestiduras rojas o blancas.

c) El Verde es el color del tiempo Ordinario: esas 34 semanas en las que no se celebra
un misterio concreto de Cristo, sino el conjunto dela Historia de la Salvación. El verde
como color de la vida, serenidad, esperanza: el tiempo de los frutos que ese misterio
Pascual de Cristo exige a su comunidad cristiana.

d) El morado para la celebración de Adviento y la Cuaresma, así como las celebraciones


penitenciales y las exequias de difuntos.

EL CALENDARIO LITÚRGICO

Antes de Navidad hay 4 domingos de PREPARACIÓN : son los domingos de


ADVIENTO.

Después de Navidad hay: 2 domingos de Fiesta :María Madre de Dios y la Epifanía del
Señor.
Antes de la Cuaresma, hay algunas semanas de tiempo ordinario que se interrumpe con
la Cuaresma .

Antes de PASCUA hay: 6 domingos de PREPARACIÓN son los domingos de


CUARESMA.

Los demás domingos del año se llaman: "DOMINGOS DEL TIEMPO


ORDINARIO"

PREPARACIÓN DEL ENCUENTRO DE CATECISMO

Tema _______________________________________

Fecha _______________________________________

Edad de los niños de tu grupo _____________________ Curso ______ Año escolar


__________.

Ambiente: Rural __________ Urbano ___________

Tiempo Litúrgico ______________________

Contenido Doctrinal
______________________________________________________________________
_____

Objetivos: de conocimientos doctrinales:


____________________________________________________________________
- Actitudes cristianas:
______________________________________________________________________
_

Lugar donde se realiza el encuentro:


_______________________________________________________________

DESARROLLO:

Bienvenida (como se hará )


_____________________________________________________________________

Oración :
______________________________________________________________________
______________

Material que se va a ocupar:


_____________________________________________________________________

Tema anterior :
______________________________________________________________________
_________

Compromiso del encuentro anterior:


_______________________________________________________________

EXPERIENCIA HUMANA:

Iluminación (Palabra de Dios) :

__________________________________________________________________

Reflexión :
______________________________________________________________________
_____________
Oración:
______________________________________________________________________
_______________

Canto:
______________________________________________________________________
________________

Compromiso:
______________________________________________________________________
___________

Actividad:
______________________________________________________________________
_____________

Memorizar:
______________________________________________________________________
____________

Despedida: Canto ó Juego :


______________________________________________________________________

Evaluación ( escribir brevemente como realizaste tu encuentro de catecismo lo positivo


y lo que se puede mejorar
VOCABULARIO

Teología: Del griego Thehos = dios y Logos = discurso

Ciencia que trata de dios, de sus atributos y perfecciones.

Magisterio de la Iglesia: Función que realizan el Papa y los Obispos de enseñar las
interpretaciones de las Sagradas Escrituras desde la clave de la vida , muerte y
resurrección de Jesús. Velando por la unidad y comunión de los fieles, regulando las
creencias, estableciendo aquello que es vinculánte como fe de la Iglesia y lo que la
contradice.

Liturgia: De un término griego que significa ¨ obrar en favor del pueblo

Hoy esta palabra se aplica a todo el conjunto de los actos rituales de la Iglesia. Dice el
concilio Vaticano II ¨la liturgia es la cubre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y al
mismo tiempo la fuente de donde mana toda su fuerza, ( S.C. 9 ).

Pedagogía Ciencia de la educación que conduce al niño. Método de enseñanza.

Didáctica Arte de enseñar.

Psicología Del griego Psykhe = alma y Logos = tratado.

Parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones.

Concilio Asamblea de Obispos y doctores en teología que tratan cuestiones de doctrina


y disciplina de la Iglesia.
Kerygma Del griego Kerysso = predicar.

Es la predicación apostólica en los primeros tiempos del cristianismo, cuyo núcleo era
¡Jesús ha resucitado!.

Sensus Fidei Sentido de la fe.

Animista Doctrina de los pueblos primitivos que rinden culto a los espíritus.

Antropomorfo Del griego antropos = Hombre, y morphe = forma. Con apariencia o


forma humana.

Siquísmo Se refiere a lo psíquico.

phsijé = alma

ísmo = Sufijo que hace referencia a lo negativo, de lo que se refiere

Doctrina que reduce al hombre a su parte animal, sin ver otros valores como

los espirituales.

Psicologísta Corriente filosófica, que reduce al hombre a su siquísmo, es decir lo ve


como

una víctima de su instinto fundamental erótico o como un simple mecanismo

de respuesta a estímulos carentes de libertad.

ORIENTACIÓN BIBLIOGRÁFICA
A.A.V.V. Medios audio-visuales y catequesis, España 1971, Ed. Marova.

Catecismo de la Iglesia Católica, Segunda Edición.

Comsión Episc.de Evangelización y Catequesis, Hacia un rostro nuevo de la catequesis, México 1995.

Comsión Episc.de Evangelización y Catequesis, Un rostro nuevo para la Catequesis, México 1992.

Francisco Canova , Sicología Evolutiva del niño ( 0 a 6 ), Bogotá, 1992 Ed. Paulinas.

Francisco Canova , Sicología Evolutiva del niño (6 a 12), Bogotá, 1992 Ed. Paulinas.

Francisco Merlos, 10 Documentos eclesiales, Serie Pastoral Profética 1, México, 1987

Guadalupe Pimentel, Celebrando la Vida liturgia, México 1994, Ed. Paulinas.

Inés Broshuis, Para ti catequista, México, 1995, Ed. DABAR

José de Jesús Garcia Y., Pastoral Litúrgica III " El Año Litúrgico, México 1994, Libreria Parróquial de
Claveria.

Maria Gloria Borobio, Hombre Nuevo, Ed. Paulinas.

Ma. Guadalupe Aceves N. CJC, El Dibujo Catequístico,Diocesis de Guadalajara


P. Luis Butera Vullo, Evangelizar con la Liturgia, México 1988, EDISEPA.

Rafael Llanes Tovar, Guadalupe Magaña, Hector de la Vega Catequesis por edades, México,
1994. Promoción de valores y Ciencia, S.C.

INDICE
PRESENTACIÓN 2

MODO DE USAR ESTE CURSO BÁSICO: 3

ABREVIATURAS 4

Oración Inicial: ANTE EL SANTISIMO 5

Capítulo Primero
1. SUJETO DE LA CATEQUESIS 6

1.1. VOCACIÓN AL APOSTOLADO 6

1.1.1. ¿QUÉ ES VOCACIÓN? 6

1.1. 2 IDENTIDAD DEL CATEQUISTA. APÓSTOL 7

1.1.3. CONCLUSIÓN 8

1.2. MISIÓN: SER Y QUEHACER DEL CATEQUISTA 10

1. 2. 1. FUNDAMENTOS DEL APOSTOLADO DEL CATEQUISTA 11

1. 2. 2. LA CONFIANZA DEL MAGISTERIO 11

1. 2. 3. MISIÓN DIVINA Y ECLESIÁSTICA 11

1. 3. LA FISONOMÍA DEL CATEQUISTA 15


1. 3.1. FORMACIÓN HUMANA, DOCTRINAL Y PEDAGÓGICA. 15

1.3.1.1. TEOLÓGICA-CIENTÍFICA 15

1.3.1.2. PSICOLÓGICA, PEDAGÓGICA Y DIDÁCTICA 16

1. 3. 2. FORMACIÓN ESPIRITUAL Y APOSTÓLICA 16

1.3.2.1. PENETRACIÓN DE LA RELACIÓN CON DIOS 16

1.3.2.2. PENETRACIÓN DE LA RELACIÓN CON LOS HERMANOS 16

1.3.2.3. DESCUBRIMIENTO DEL CARISMA PROFÉTICO QUE SE LE CONCEDE PARA LOS


DEMÁS 16

1.3.3. CUALIDADES DEL CATEQUISTA 16

1.3. 3. 1. CUALIDADES ESPIRITUALES 17

1. 3. 3. 2. CUALIDADES MORALES 17

1.3.3.3. CUALIDADES INTELECTUALES 17

1. 3. 3. 4. CUALIDADES APOSTÓLICAS 17

1. 3. 3. 5. PELIGROS A EVITAR 18

Capítulo Segundo
2. CATEQUESIS: MISIÓN Y CONTENIDO 19

2. 1 HISTORIA DE LA CATEQUESIS 19

2. 2. LA CATEQUESIS COMO PROCESO DE FE 20

2. 2.1. LOS TRES NIVELES LA PASTORAL PROFÉTICA: 20

2.2.1. LA CATEQUESIS ES LA RAMA PROFÉTICA DE LA PASTORAL 20

2. 3. TAREAS PROPIAS DEL MINISTERIO DE LA CATEQUESIS: 21

2.5.2.2. CRISTO INSTITUYE LA IGLESIA 31

2. 6. LUGARES FUNDAMENTALES DE LA CATEQUESIS 23

2. 7. QUÉ ES LA CATEQUESIS 21

2.7.1. ENSEÑANZA 22

2.7.2. SISTEMATIZACIÓN Y ORDENAMIENTO 22

2.7.3. OBJETO DE LA CATEQUESIS 22


2.7.4. FIN DE CATEQUESIS 23

2.9. SÍNTESIS PANORÁMICA DE LA CATEQUESIS 25

2.9.1. LA VERDAD SOBRE JESUCRISTO EL SALVADOR 25

2.9.1.1. ¿QUIEN ES? 26

2.9.1.2. ¿Y PARA QUÉ VINO CRISTO? ¿CUÁL FUE SU MISIÓN? 28

2.9.1.3 . EL CATEQUISTA HOY 29

2.9.2. LA VERDAD SOBRE LA IGLESIA 30

2. 9. 2. 1. LA IGLESIA, PRESENCIA DE JESÚS RESUCITADO EN LA HISTORIA 30

2. 9. 2. 3. NUESTRA COMUNIÓN Y PARTICIPACIÓN EN LA IGLESIA 32

2. 9. 2. 4. LA AUTORIDAD DE LA IGLESIA 32

2. 9. 2. 5. MARÍA, MADRE Y MODELO DE LA IGLESIA 32

2. 9. 3. LA VERDAD SOBRE EL HOMBRE 33

2. 9. 3. 1. EL CATEQUISTA HOY 34

Capítulo Tercero
3. DESTINATARIOS DE LA CATEQUESIS 35

3.1. IMPORTANCIA DE EDUCAR A LOS NIÑOS 36

3.2. PSICOLOGÍA EVOLUTIVA 36

3.2.1. PÁRVULOS (niños de 3 a 6 años) 37

3.2.2. NIÑOS DE 7 - 9 AÑOS 39

3.2.3. NIÑOS DE 10 a 12 AÑOS 40

3.2. 3. CATEQUESIS DE ADOLESCENTES 42

3.2.3.1. HACIA UNA CATEQUESIS DE ADOLESCENTES 43

3.2.4. CATEQUESIS DE JÓVENES 45

3.2.5. CATEQUESIS DE ADULTOS 46

3.2.6. CATEQUESIS PARA LA TERCERA EDAD 48

3.2.6.1 CÓMO DEBE SER LA CATEQUESIS DE ESTA EDAD: 50


3.2.6.2. SUGERENCIAS DE METODOLOGÍA Y DE ALGUNAS TÉCNICAS. 51

3.2.6.3. CÓMO DEBE SER EL CATEQUISTA DE ESTA EDAD 51

Capítulo Cuarto
4. MÉTODO DE LA CATEQUESIS 53

4.1. LA PEDAGOGÍA DEL MINISTERIO DE LA CATEQUESIS 53

4.2. LOS MEDIOS PEDAGÓGICOS 54

4.3. PASOS GENERALES EN LA CATEQUESIS 55

4.4. LA SESIÓN DE CATEQUESIS 57

4.4.1. LOS PASOS DE UNA SESIÓN DE CATEQUESIS 57

4.5. MEDIOS DIDÁCTICOS Y TÉCNICAS MAS USUALES EN CATEQUESIS 60

Capítulo Quinto
5. ORGANIZACIÓN DEL CATECISMO 68

5.1. ORGANIZACION DE LA CATEQUESIS EN LA COMUNIDAD PARROQUIAL 69

CELEBRACIÓN FINAL DEL CURSO


BÁSICO...........................................................................................80

ANEXO 83

PROGRAMA ANUAL 83

CALENDARIO Y COLORES LITURGICOS 84

PREPARACION DEL ENCUENTRO DE CATECISMO 86

VOCABULARIO 88

ORIENTACION BIBLIOGRAFICA 89