Está en la página 1de 14

AMBIENTES Y PROCESOS SEDIMENTARIOS.

Los medios o ambientes sedimentarios son zonas de la superficie terrestre,


donde pueden acumularse sedimentos. También se define como un conjunto de
condiciones físicas, químicas y ecológicas, bajo las cuales ocurre la depositación
de un sedimento. El ambiente determina en gran parte, la naturaleza y
propiedades del sedimento depositado, observe fig. 1. Los ambientes se clasifican
en continentales, costeros o transiciones y marinos.

Las propiedades o características del ambiente vendrán determinadas por:

1) Geometría: Profundidad del agua y configuración de la cuenca, forma de la


costa, etc.

2) Materiales: Aire, agua, hielo, sales disueltas, etc.

3) Energía: Viento, turbulencia (olas, corrientes), gravedad, rozamiento.

4) Ecología: Fauna y flora existentes.

Estas propiedades del ambiente determinarán propiedades de los


sedimentos como:

 Geometría De Las Capas: Tabulares, lenticulares, gruesas, finas,


laminadas, etc.

 Rasgos Como: Textura, Composición, Estructuras, Fósiles.

 Cambios De Facies: variaciones espaciales de los rasgos anteriores.

 Estructuras Sedimentarias: Primarias (singenéticas) o secundarias


(epigenéticas).

La Facies Sedimentaria

Es el aspecto de una roca sedimentaria o sedimento derivado de su


composición, estructura y contenido de fósiles. Los cambios de facies están
referidos a variaciones en el aspecto de los sedimentos o rocas sedimentarias
depositadas simultáneamente. Estas diferencias se deben a variaciones laterales
en el ambiente, ya que los ambientes sedimentarios son finitos, limitados. Es decir,
depósitos con características específicas cambian lateral y gradualmente a otros
con diferentes características formadas al mismo tiempo. El estudio de los
cambios de facies, junto con los ambientes sedimentarios conduce a la
interpretación de la historia de sedimentación de una zona dada.s.

Factores Que Rigen Un Ambiente De Sedimentación.

1. Fisiográficos

Relieve y medio de transporte utilizado para trasladar al sedimento y sus


condiciones de sedimentación.

2. Climáticos

Tipos de climas en los que se desarrolló y transportó el material sedimentado.

3. Geológicos

Los factores geológicos se pueden dividir en:

a .Petrográficos.

Corresponden a las características de las rocas transportadas y


sedimentadas.

b. Tectónicos.

Están vinculados a los episodios tectónicos que se han producido en el


lapso de deposición de los sedimentos.

CLASIFICACIÓN DE LOS AMBIENTES SEDIMENTARIOS

Los ambientes sedimentarios se clasifican en:

 Continental

 Transicional

 Marino

Entre los ambientes continentales se hallan dos ambientes en tierra: eólico


y glacial; y tres en agua: fluvial, lacustre y pantanoso. Los ambientes costeros o
transicionales incluyen deltas, marismas, playas y barras, entre otros. Los
ambientes marinos van de someros o plataformales, con llanuras y arrecifes de
barrera, a profundos, caracterizados por abanicos submarinos y planos abisales.
En el estudio de las rocas sedimentarias antiguas, el ambiente de cada unidad
puede ser inferido a partir de las rocas mismas, comparando con sedimentos
recientes de ambientes similares en los que se refiere a composición, naturaleza
del sedimento, disposición espacial de las capas y estructuras internas, incluyendo
fósiles.

AMBIENTE CONTINENTAL

Ubicado sobre el nivel medio de mareas Puede ser:

1. Fluvial
2. Lacustre
3. Glacial
4. Eólico
5. Pantanoso

TIPOS DE AMBIENTES FLUVIALES

 Abanicos Aluviales

Los abanicos aluviales también llamados conos aluviales, consisten en


sistemas de distribución fluvial en forma de cono, que se acumulan en las
adyacencias de áreas de relieves altos en zonas tectónicamente activas.
Son generalmente conglomerados y areniscas de grano grueso que pueden unirse
y formar espesos cuerpos de depósitos de grano grueso. El decrecimiento de la
pendiente del abanicos aguas abajo ocasiona una disminución rápida del tamaño
del grano buzamiento abajo, desde conglomerado en el vértice del cono hasta
arena y lodo hasta y lodo en la llanura aluvial de baja pendiente.

La calidad de los yacimientos en los abanicos aluviales es extremadamente


variable y varía desde excelente, en la parte más distal del abanico, donde
predominan las areniscas de corriente entrelazada, a regular o nula en las zonas
proximales predominantemente conglomeráticas de los flujos de detritos.

 Ríos Entrelazados

Los canales de ríos entrelazados se forman en zonas de pendiente altas,


donde el aporte de sedimento es alto y la carga de sedimentos se caracteriza por
una alta relación (arena+grava)/lodo. Se les conoce también como ríos con carga
de fondo dominante, ya que contienen una alta proporción de sedimentos
transportados como carga de fondo (arena y grava). Los ríos entrelazados tienden
a migrar lateralmente a través de una llanura aluvial arenosa y forman extensos
mantos constituidos por arenas de relleno de canal que se conectan. Estos
sistemas pueden formar excelentes yacimientos de hidrocarburos.
De hecho, los sistemas de ríos entrelazados son particularmente definidos a
partir de los diferentes tipos de barras que en ellos se generan, y que pueden ser
agrupadas en tres tipos básicos:

Barras Longitudinales. Son las barras que se forman en la parte media de


los canales cuando los sedimentos más gruesos incluidos en la corriente (gravas y
arenas), son depositados debido a la pérdida de competencia en el transporte,
orientándose con el eje principal paralelo a la dirección de la corriente. La fracción
gruesa del material se concentra a lo largo del eje principal y en la parte basal de
la barra, tendiendo a existir una disminución en el tamaño del grano hacia arriba
de la misma, y corriente abajo. La estructura interna de las barras longitudinales
está representada por una estratificación principalmente masiva, aunque pueden
presentarse capas con una estratificación horizontal pobremente desarrollada.

Figura 5. Características morfológicas de un sistema fluvial entrelazado,


mostrando el desarrollo de los diferentes tipos de barras.

Barras Transversales. Estas se forman de manera transversal al flujo


principal de la corriente, y son muy características en sistemas de ríos trenzados
que transportan una mayor carga de detritos del tamaño de la arena. Las barras
transversales presentan formas rómbicas, llegando a representar rizaduras de
gran escala por la inclinación característica de las capas.
Barras Laterales. Son barras muy largas que se desarrollan en áreas de
energía relativamente baja a lo largo de las porciones laterales de la corriente
principal.

 Ríos Meandriformes

Los ríos meandriformes se forman en llanuras aluviales de baja pendiente donde


el aporte sedimentario se caracteriza por una alta relación lodo/arena. El rasgo
sedimentológico principal de estos ríos es la acumulación de arena bajo la forma
de barras en el lado convexo de los meandros, conocidas como barras de
meandro. Las áreas entre canales forman una llanura de inundación, la cual es
baja, plana y pantanosa y está sujeta a inundaciones periódicas. La sección
vertical de facies para ríos meandriformes, exhibe un perfil sedimentológico con
evolución granodecreciente. En la base del relleno del canal, la superficie de
erosión esta compuesta por depósitos con guijarros y clastos de lodo, los cuales
subyacen a una arenisca de grano medio a grueso con estratificación cruzada. En
el tope del relleno del canal la arena se afina hacia arriba y presenta laminaciones
de lodo intercaladas. Por encima del relleno arenoso de canal, los depósitos de
dique y de llanura de inundación son predominantemente de lodo con delgadas
laminaciones de arena, arcillas carbonosas con restos de planta y carbón.

AMBIENTE LACUSTRE

El estudio de este ambiente se refiere a la relación que éstos guardan con


los lagos o laguna.

Lago: Gran masa permanente de agua depositada en hondonadas del


terreno, con comunicación al mar o sin ella.

Laguna: Depósito natural de agua generalmente dulce y poco común de


menores dimensiones que el lago.

La variedad de corrientes en los lagos es muy pequeña en comparación a lo que


sucede en los océanos. En primer término con la excepción de los lagos de
grandes dimensiones los efectos de las mareas son insignificantes, en general
solo existen corrientes costeras de deriva y de resaca.
AMBIENTE GLACIAL

Este tipo de ambiente está estrechamente vinculado con la temperatura de


congelación del agua, o sea, con un cambio de estado de la materia. El agua en
las condiciones termodinámicas del planeta Tierra, se presenta en fase líquida en
los ambientes continentales: lagos, lagunas, ríos, etc. y marinos. Al estado
gaseoso se encuentra en la característica capa de nubes que la circulación
atmosférica hace mover a través de rutas más o menos bien definidas y en fase
sólida una parte importante está en forma de glaciares. Estos se presentan
actualmente en tres tipos bien definidos: glaciares continentales; glaciares de valle
o montaña y, glaciares de piedemonte.

Todos los glaciares son agentes de transporte y erosión y sedimentación muy


efectivos, aunque no son selectivos en el tamaño del material rocoso puesto a su
disposición por la meteorización. Son modeladores importantes de la superficie de
la tierra, al utilizar la carga que transporta como herramienta de desgaste en las
regiones geográficas cercanas y superiores a la línea de nieve. Los fiordos un
ejemplo de relieve glaciales.

La formación de grandes lagos en los antiguos cauces glaciares, como los


característicos fiordos: antiguos valles glaciares ocupados por el mar en su
ascenso al finalizar la glaciación, constituyen evidencias de relieve glacial.

AMBIENTE EÓLICO (DESÉRTICO)

Se considera un desierto a todo espacio geográfico que cumple con las


siguientes condiciones:

I Precipitación anual menor o igual a 400 mm.

II Régimen de lluvias concentrado en un breve lapso del año.

III Vegetación escasa o inexistente

Desiertos Según Ubicación Geográfica

1. Desiertos polares

2. Desiertos de latitudes medias o topográficas.

3. Desiertos de latitudes bajas o tropicales.


Según como sea la intensidad del viento y la predominancia de su dirección, se
podrán formar distintos tipos de acumulaciones de partículas cuyo diámetro nunca
será mayor a los 0,7 mm. El viento es un agente de transporte muy selectivo, y
recién empieza a transportar granos de arena a partir de los 5 m / s de velocidad.

El transporte según el tamaño de la partícula y la velocidad del viento se


realiza de tres maneras diferentes: saltación, suspensión y arrastre.

Hay dos términos que se deberán recordar perfectamente y que indican el


lugar de donde proviene el viento y hacia donde va el viento: sotavento es el lugar
de donde sopla el viento y barlovento es hacia donde va el viento.

 Dunas

Una duna es una acumulación de arena con pendiente suave a sotavento y


escarpada a barlovento. Estamos diciendo que en dirección de donde sopla el
viento su pendiente es suave y que hacia donde va el viento su pendiente es
abrupta.

Se puede establecer una tipología de dunas ideal en función de la morfología que


adquieren estas acumulaciones de sedimentos. A continuación se describen las
características de las más conspicuas y su origen.

A. Dunas Transversales

Son aquellas que se forman por la persistencia del viento en una dirección.
Generalmente en las zonas costeras se producen vientos locales denominados
Brisas Marinas, que soplan desde el mar hacia el continente durante el día y
cambian de dirección por la noche, haciéndolo en sentido inverso, pero con menor
intensidad.
B. Barjanes

Una duna secundaria avanza mas allá de los limites de la duna transversal
que la origino, al principio se forma un montículo de arena de forma regular, que
adaptándose a las nuevas condiciones de viento se va transformando en una
forma de medialuna, (Barjan en árabe significa medialuna) cuyos brazos apuntan
a barlovento.
C. Dunas Longitudinales

Este tipo de duna no es muy diferente en su traza a una duna transversal,


pero tiene orientada su mayor dimensión en la dirección del viento.
Su forma estable se da cuando los vientos dominantes de 40 Km / hora,
están en un sector angular menor de 30º.

Las dunas longitudinales están asociadas a barjanes que normalmente por


acción del viento cambiante dentro del sector angular, se deforman y uno de los
cuernos de la media luna avanza más que el otro.

AMBIENTES PANTANOSOS (PALUSTRES)

Constituyen estos medios los pantanos, los cuales se desarrollan sobre


depresiones someras. La escasa profundidad del agua permite la instalación de
una vegetación, que puede en ocasiones extenderse por toda la superficie del
pantano. Además de la existencia de una depresión, requieren para su formación
unas condiciones climáticas determinadas: abundancia y frecuencia de lluvias. Se
pueden desarrollar sobre cualquier tipo de superficie, pero lo más frecuente es que
lo hagan sobre penillanuras, llanuras de inundación y deltas

Un pantano es un manto de aguas estancadas y poco profundas, en el cual


crece una vegetación acuática a veces muy densa. Son la consecuencia del
avenamiento insuficiente en un terreno llano (pero que puede estar a cierta altitud,
como ocurre en algunas turberas). La mayoría de las veces, el pantano ocupa en
un valle la parte abandonada por las aguas de un río, como antiguos meandros,
lechos antes muy anchos y luego reducidos por alguna causa que haya afectado
al caudal del río. En las regiones semidesérticas no es raro que el endorreísmo dé
lugar a la formación de extensos pantanos cuya área esté sujeta a enormes
variaciones estacionales. Los pantanos pueden ser de agua dulce o de agua
salada y de marea o sin ella.
AMBIENTES SEDIMENTARIOS MARINOS

PLATAFORMA CONTINENTAL
Las plataformas continentales se desarrollan alrededor de las áreas
continentales, y se extienden desde el ambiente de litoral hasta el talud
continental. Es aquella zona formada por aguas someras que desciende
suavemente hasta su interrupción brusca. La anchura de la plataforma varía
considerablemente, desde unos pocos hasta más de 1100 km y aunque el fin de
la plataforma está a más o menos 200 m de profundidad, puede variar de unos
pocos metros a más de 300 m. Uno de los factores principales que controlan la
formación de facies sedimentarias en este ambiente sedimentario es el régimen
hidráulico. Desde este punto de vista se diferencian tres tipos de plataformas:
dominadas por mareas, por el oleaje y tormentas, y por corrientes oceánicas.

TALUD CONTINENTAL
El talud continental es una parte de la morfología submarina, ubicada entre
los 200 a 4.000 metros bajo el nivel del mar. Esta zona tiene un fuerte relieve o
declive, en la que se encuentran profundos valles, grandes montañas y
gigantescos cañones submarinos. Se producen grandes deslizamientos. Las
condiciones se hacen muy díficiles y el volumen de la biomasa disminuye. A esta
región también se le llama zona batial. Esta unidad morfológica, es la porción del
fondo oceánico,que se extiende a partir del borde de la Plataforma continental
hasta una profundidad de 1.000 a 4.500 m.

TURBIDITAS

Una turbidita es una formación geológica que se deposita durante una


corriente turbidítica, un avalancha submarina que se redistribuye grandes
cantidades de sedimentos clásticos provenientes del continente en las
profundidades del océano.
La presencia de turbiditas indica condiciones paleogeográficas, tectónicas y
deposicionales de secuencias sedimentarias antiguas. Por lo general se
relacionan con una situación de aguas profundas junto a un margen continental (a
menudo convergente). En general, su formación requiere al menos una plataforma
inclinada y alguna forma de tectonismo que active el flujo de densidad mediante
avalanchas.
Las turbiditas de lagos también son importantes para conocer la cronología de
los deslizamientos de tierras y los terremotos que presumiblemente los formaron,
mediante la datación de varvas por encima y por debajo de la turbidita.
LAS LLANURAS ABISALES:
Son zonas llanas o de pendiente muy suave del fondo de la cuenca oceánica
profunda. Están entre las zonas de la Tierra más llanas y suaves, y entre las
menos exploradas. Las llanuras abisales suponen aproximadamente el 40% del
fondo del océano y su profundidad oscila entre los 2.200 y los 5.500 m. Suelen
quedar entre el pie del talud continental y una dorsal oceánica o una fosa.

AMBIENTES SEDIMENTARIOS TRANSICIONAL

Ambientes deltaico

Un delta se forma donde un río trae al mar mas sedimentos del que las olas
y corrientes litorales distribuir hacia otras áreas. El tipo de delta resultante
depende del grado de suministro de material a la costa y su redistribución por
olas, mareas y corrientes litorales. De esta manera, según el tipo de energía
predominante, se puede distinguir el delta dominado por el río, el delta dominado
por la marea y el delta dominado por el oleaje .aunque, los tres factores pueden
actuar conjuntamente para dar lugar al delta de tipo mixto.

La llanura deltaica

Es una extensión plana y pantanosa cortada por canales distributarios, en


la cual se acumulan sedimentos fluviales finos provenientes de las inundaciones.
La llanura incluye la marisma, los canales distributarios y abanicos de rotura.
La misma es clarea pantanosa ubicada entre los canales distributarios. El proceso
sedimentario en este subambiente lo constituye el material fino procedente de las
inundaciones, más el aporte de material arenoso llevado hasta allí bajo la forma de
abanicos de rotura.

Los canales distributarios

Tienen una profundidad de 5 a 20 metro, y trasportan arena como carga de fondo


hasta el mar. Este material arenoso pasa gradualmente a la arena fina y limo que
constituyen los diques naturales, en tanto que el material mas fino es llevado por
el río hasta las áreas pantanosas de las llanuras deltaica, donde se depositan por
decantación los canales deltaicos acumulan cuerpos arenosos alargados cuyo
espesor, por efectos de subsidencia, puede alcanzar hasta algunas decenas de
metros. El material es más limpio hacia el eje del canal y alterna con material fino
hacia sus márgenes, donde finalmente termina en contacto con las capas de limo
y arcilla de la llanura deltaica.

Frente Deltaico y Prodelta

En la desembocadura de los ríos existe una repentina disminución de la velocidad


cuando la corriente entra en una masa de agua tranquila, dando como resultado
que la carga más pesada del fondo se deposite como barras de desembocadura.
Los sedimentos más finos siguen adelante en forma de un plumaje turbio y son
transportados más adentro de la cuenca, a las zonas del frente deltaico y del
prodelta.
En regiones con corrientes litorales activas, vientos fuertes o de una amplia
fluctuación de la marea, la remoción de las barras de desembocadura y el
transporte de materiales más finos lateralmente, pueden tener notables efectos en
la distribución y en el carácter interno de los sedimentos deltaicos. Los procesos
de socavación del canal y de la resultante extensión hacia el mar de los brazos
distributarios. Así como también la bifurcación de los canales sobreextendidos, son
factores importantes en el crecimiento y geometría de los depósitos deltaicos.
El frente deltaico consiste de una zona costera somera la cual cubre en forma de
franjas al plano deltaico. La mayoría de los sedimentos transportados en los
distributarios se acumulan en su desembocadura y forman las barras de
desembocadura. Las barras de desembocadura pueden formar buenos
yacimientos, sin embargo su tamaño, geometría y patrones de facies internas
varía considerablemente de acuerdo al tipo y energía de los procesos costeros y al
volumen de flujo del río. Con el continuo influjo de los sedimentos fluviales, las
barras de desembocadura progradan sobre arcillas y lodolitas mas distales,
formando una sección regresiva con un engrosamiento del grano hacia la parte
superior. Esta geometría es una de las principales características que se observan
en todos los depósitos deltaicos y costeros

El Prodelta constituye la parte más externa y profunda del delta. La sedimentación


está caracterizada por depósitos finos (limonitas y arcillas) con carácter marino, se
extiende desde el límite marino del frente deltaico hasta la línea donde comienza
la sedimentación de arcilla marina. El prodelta forma la base del edificio deltaico y
descansa sobre la plataforma continental, está caracterizado por una energía
(olas, corrientes) muy débil, y solo se depositan las arcillas llevadas por
suspensión desde los distributarios. El depósito es arcilloso, con nódulos de
siderita. Corresponde a la parte más distal de un aparato deltaico, y los materiales
que en ella se depositan son de transición a los materiales típicamente marinos.
Estos materiales son los más finos, sedimentados en un delta, siendo
generalmente lutitas y, a lo sumo, limos.
Como estructuras sedimentarias presentan laminaciones paralelas, ya sean
texturales, de color, y raras laminaciones debidas a riples de corriente en los limos.
Muchas veces estas laminaciones quedan parcial o totalmente destruidas por la
bioturbación. Asimismo, pueden hallarse residuos de conchas.

Deltas con predominancia de Oleaje

En este caso el material sedimentario aportado al mar por canales fluviales


es distribuido por las corrientes litorales formándose un frente deltaico constituido
por crestas de playa (beach ridges) sucesivas, las cuales a medida que el delta
avanza hacia el mar son cortadas por los distributarios y su expresión en un
registro eléctrico es de granocreciente (coarsening up).
El oleaje se hace sentir más que todo en la parte externa de la llanura deltaica y
en el frente deltaico. En estas zonas, la turbulencia del rompiente y el vaivén de
las olas impiden el depósito de los sedimentos finos, que son dispersados hacia el
mar, y provoca el retrabajamiento continuo de las arenas fluviátiles y su transporte
lateral, si existe una deriva litoral:
La morfología es arqueada (cuspate). La deriva litoral transporta la mayor
parte de la arena fluviátil fuera de las desembocaduras, formando cordones
litorales y playas. Si la acción del oleaje es más débil, los cordones de playa no
son adheridos a la costa, y forman cordones litorales que limitan lagunas. Las
características mayores de los deltas dominados por el oleaje son la presencia de
arenas de playa y de ante-playa, organizados en cordones progradantes. Dichos
depósitos pueden ser muy extensos y son paralelos a la costa, mientras que en
los otros deltas, los cuerpos arenosos tienen ejes mayores perpendiculares a la
costa (barras de marea, canales fluviátiles). Los canales de desembocadura son
más escasos, pero pueden cortar las secuencias de playa.

Delta dominado por el Oleaje.


Deltas con predominancia de las Mareas

En este ambiente el material sedimentario aportado por los canales


distributarios es retrabajado por las corrientes de marea, de manera que se
forman barras de arena de perpendicular a la línea de la costa, las cuales se
encuentran separadas una de otras por canales de marea.
a. La morfología.- Está caracterizada por canales distributarios de tipo
estuarino: desembocadura ensanchada (las desembocaduras fluviátiles son
estrechas), bordeadas por llanuras tidales arcillosas (tidal fiat, mud fiat), y canales
meandríformes aguas arriba.
b. Los canales distributarios generalmente carecen de albardones (leves). En el
canal se acumulan arenas, a menudo bajo la forma de barras de meandros.
Dichos depósitos son más extensos que los de los deltas fluviátiles.
c. Las zonas intercanales de la llanura deltaica están constituidas por llanuras
limosas tidales y pantanos. En las zonas con clima semiárido, se encuentran
evaporitas.
d. En las desembocaduras, la arena es depositada bajo la forma de barras tidales,
cuya forma depende de la acción de las corrientes de flujo y reflujo a veces están
alargadas, otras veces lobuladas.

Delta dominado por Mareas.

Secuencia Deltaica

A medida que prograda el delta, los depósitos de los tres medios


sedimentarios principales se van a sobreponer verticalmente, dando lugar a
secuencias regresivas de progradación. Dicha secuencia se caracteriza por su
granocrescencia. Presenta en la base sedimentos finos del prodelta, sobreyacidos
por las arcillas arenosas del frente deltaico, y luego por los sedimentos de la
llanura deltaica con las arenas de canales, y las arcillas y el carbón de las zonas
intercanales. El tope de la secuencia está frecuentemente caracterizado por
extensos depósitos de carbón, a veces potentes.
El espesor de una secuencia deltaica, formada por la progradación de un
solo delta es equivalente al espesor del mismo delta. En deltas muy grandes,
como el del Míssissipi, una secuencia deltaica no pasa los 100 m. Después de la
compactación, la potencia de las secuencias deltaicas antiguas generalmente
varía entre 10 y 100 m. Sin embargo, los depósitos deltaicos antiguos alcanzan a
menudo miles de metros, implicando que se formaron por la superposición de
numerosas secuencias.
Los principales reservorios de hidrocarburos en los deltas son las arenas de
los canales distributanos y de las barras de desembocaduras, siendo las últimas
generalmente más arcillosas y de menor calidad.