Está en la página 1de 2

Nidia Areces Hace referencia al concepto de región replanteando la noción de espacio, a la

cual la relaciona con una perspectiva dinámica e histórica. De esta manera, establece una
diferenciación entre esta noción de aquellas históricas y estáticas, a su vez, le incluye
relaciones internas y externas, sin las cuales se complica explicar el proceso de construcción
social del espacio.
Para definir y relacionar el espacio con el concepto de región, sostiene que es importante
tener en cuenta la espacialidad SOCIAL, es decir, un espacio donde los hombres viven en
comunidad y llevan a cabo sus acciones, es un territorio que se presenta como un espacio
dinamizado por el tiempo y la historia y que sostiene que las formaciones socioeconómicas
anteriores y la presente han considerado el aprovechamiento del territorio, traduciéndose en
formas espaciales únicas e irrepetibles, por lo tanto, la región se hace pasado materializado
en presente.
El espacio en sí mismo es el ámbito por excelencia de lo que pertenece a lo social y al
presentarlo de tal forma, supera las fronteras de lo ecológico y abarca la PROBLEMÁTICA
SOCIAL.
Para llegar directamente a la cuestión regional, Areces investiga la CONSTRUCCION DEL
ESPACIO, haciendo hincapié en la cimentación histórica y social del mismo, enfocándose
como instancia de la totalidad social como conjunto de formas elaboradas por la relación de
MULTIPLES VARIABLES a lo largo de la historia conformada por RELACIONES
SOCIALES y expresadas por respectivas acciones.
Para poder tener una idea especifica de los cambios en las relaciones sociales dentro de una
determinada región, Areces plantea que los ESPACIOS FRONTERIZOS serán aquellos
mediante los cuales puede aprenderse la dinámica de los procesos generales, de esta manera,
idea de espacio aparece en función de una sociedad determinada que lo organiza teniedo en
cuenta otros aspectos como los FACTORES POLITICOS Y ECONOMICOS, es por ello que
la constatación de la conformación espacial sirve para apreciar el hábitat de los grupos
humanos que van a vivir en comunidad.
El espacio existe en sí mismo, se constituye como una instancia de la totalidad social y
además de ser producido socialmente, es productor, es determinante en tanto forma en que
se manifiesta lo social, político y económico, a su vez condiciona los procesos sociales en
cuanto posee la capacidad de perdurar más que la sociedad que produce las formas espaciales.
De esta manera y tomando al espacio como inicio, la región será considerada como sinónimo
de TERRITORIALIDAD absoluta de un grupo con características identitaria (CULTURA,
ACTICVIDAD ECONOMICA, IDEOLOGIA POLITICA)
Areces explica que la región histórica, se distingue de otras por la especificidad de su
estructura social, no se trata solo de las relaciones sociales, sino de su interconexión de la
trama social que se se configura en la región histórica, donde entran como componentes
básicos: el medio geográfico y sus recursos, las actividades productivas y las relaciones con
el mercado, la dinámica demográfica, los núcleos de poder, la identidad y mentalidad
colectiva regionales expresadas a través de distintas manifestaciones culturales, la familia,
los vínculos parentales, la etnicidad, los cambios que se han experimentado, por lo tanto la
conformación de una estructura regional supone un proceso de estructuración social, supone
la concentración en el espacio de prácticas y relaciones sociales, intercambios económicos,
relaciones de mercado, posicionamientos políticos, etc.
La región connota siempre una estructuración de las conductas sociales en el tiempo y el
espacio y tiene en cuenta las variables de: forma, extensión, duración y carácter cuya relación
dará como resultado la REGIONALIZACIÓN, es decir, un nivel donde pueden analizarse
las interacciones de los individuos y los grupos con las estructuras y procesos
Para Areces, también será necesario tener en cuenta la noción de frontera, concepto que
indica algo más que la demarcación de un límite territorial determinado, ya que es un espacio
geográfico donde aún el Estado se encuentra incorporando los territorios y configurando los
procesos de producción y estructuración institucional y social, procesos que presuponen el
choque, la interrelación. En pocas palabras, la vinculación dinámica de sociedades distintas
de formaciones sociales diferentes.
La frontera es un hecho histórico definido mediante la acción y el control que el Estado
alcanza a ejercer con los confines de lo que cree es su territorio, no es un espacio vacío, sino
un espacio que intenta ser ocupado y que, a su vez, es recorrido y traspasado en forma
intermitente