Está en la página 1de 2

“Y POR FAVOR, MIÉNTEME”.

NOVELA DE FERNANDO ARAÚJO VÉLEZ, COLECCIÓN


TRAZOS Y SÍLABAS, SÍLABA EDITORES 2016.
“Y POR FAVOR, “Y POR
FAVOR,
MIÉNTEME”. MIÉNTEME”.
NOVELA DE FERNANDO ARAÚJO
VÉLEZ, COLECCIÓN TRAZOS Y
SÍLABAS, SÍLABA EDITORES 2016.
Por Adriana Villamizar Ceballos.
Fernando Araújo Vélez, escritor y periodista cartagenero, lo dicen sus reseñas,
aunque todo periodista debería también ser llamado escritor y todo escritor
tendría que ejercer el periodismo en algún momento, como él y otros, pocos, y
tan buenos narradores, tal como sucede en cada una de las páginas de “Y por
“El amor no era un
favor, miénteme”.

Fernando Araújo Vélez, autor, escribe otra novela, y escribe más. Vuelve a
conjunto de reglas de
escribir, y por favor, miéntenos aún más. Cuéntanos historias y crónicas llenas
manual escrito por una
de apasionamientos, como las de cada domingo en tu columna El Caminante, de
El Espectador. divinidad, según, el cual
Enrevesa travesías de familias como los Vila o los Daníes, los Pombo, Veliz,
teníamos que actuar, y por
los Duplat o la familia Núñez, esos pobladores del extenso e insondable
Caribe. Háblanos de los mandatarios del siglo pasado que ahora nos vuelcan a lo tanto ser iguales, y besar
espejos exactos en este milenio, de mujeres como Helena, la bella, libertaria y
osada Helena, que se atrevió a huir y a escabullirse para encontrar su propio y sufrir y callar y amar de la
encierro en un mundo inentendible, después de pronunciar el sí en un
pomposo altar, y dejar a toda su familia entre aturdimientos y desazones. misma manera. No, no

Fabula sobre hombres como Dionisio, con ese amor inconmensurable por su había ni hay un Amor,
prima Helena, inventa errores, falsedades y argucias de sus pasiones y esperas,
de la política y el poder, que van de la mano con calumnias y patrañas. había y hay miles de

Y cómo entonces no querríamos escuchar esa música que tienen las millones de amores. Y no,
narraciones de la costa caribeña, por eso, síguenos mintiendo. Dinos que para
alcanzar el amor es mejor mentir, hilvanar, ocultar, o mejor, no decir verdades mil veces no, no había ni
que horaden la piel y las entrañas.
hay una literatura, hay
Envuélvenos de nuevo con batallas perdidas por dolientes deseosos de
venganza, por ignominias entre padres, hijos, hermanos de sangre y medio escritores. Y no hay
hermanos, por la intromisión de embaucadores y negociantes, por el amor y
periodismo, hay
desamor entre primos que se idolatran desde el primer juego de niños y desde
el momento en que por primera vez sus miradas se cruzaron cómplices.
periodistas”.
Y miente, sigue entreverando ficciones. Hila, igual de fino y delicado como en
este enmarañado relato de pudores y honores secretos, que se lee de principio a Fernando Araújo Vélez.
fin entre arrebatos, alborozos y nostalgias.
1

También podría gustarte