Está en la página 1de 4

Facultad de Ciencias Naturales y Museo

Cátedra de Micromorfología de Suelos JTP Lic. María Julia Solari

“Introducción a la mineralogía óptica:


Nociones teóricas y prácticas básicas para el abordaje del estudio de la
mineralogía y micromorfología de suelos”.

Documento 5:
La luz en los minerales

Como se dijo anteriormente, existen 32 Clases de simetría que se agrupan en 7


Sistemas cristalinos, definidos por sus elementos de simetría y que conforman 3
Grupos según las propiedades de su cruz axial:

GRUPO SISTEMA ELEM. DE SIMETRIA RELACIONES AXIALES

Isométrico Cúbico 3E4, 4 E3, 6 E2, 3P, 6p, C a=b=c ===90°

Dimétrico Tetragonal 1 E6, 4 E2, 1P, 4p, C a=bc ===90°

Hexagonal 1 E6, 6 E2, 1P, 6p, C a=b=cd ===90°


=120°
Trigonal 1 E3, 3 E2, 3p, C a=b=dc ===90°
=120°

Trimétrico Rómbico 3 E2, 3p, C abc ===90°

Monoclínico 1 E2, 1p, C abc ==90°


>90°
Triclínico C abc 90°

Sistemas cristalinos con sus respectivos elementos de simetría y relaciones axiales (E: eje de simetría, P:
plano de simetría primario, p: plano de simetría secundario, C: centro de simetría).

Sin perder de vista que lo que se persigue es poder distinguir minerales al microscopio,
para ello es necesario poder determinar sus propiedades ópticas. Dichas propiedades
son producto del comportamiento de la luz dentro de ellos, y este comportamiento
depende, en gran medida, de su estructura interna cristalina.

Entonces: cuál es la relación entre el ordenamiento interno cristalino y el


comportamiento de la luz dentro de ellos?

Así como otras sustancias, los minerales pueden ser tener un comportamiento isótropo
o anisótropo:
isótropo, cuando el comportamiento de la propiedad que se está considerando es el
mismo en todas las direcciones, y
anisótropo cuando el comportamiento varía en función de la dirección.

En el caso de los minerales, son:


 isótropos: aquellos en los que la luz presenta siempre el mismo comportamiento
independientemente de la dirección que se considere; y
 anisótropos: aquellos que presentan un comportamiento diferencial de la luz en
función de la dirección. Esto es, presentan distintos valores de sus índices de
refracción en función de la dirección en que vibre la luz al atravesar el cristal.

Que un mineral sea isótropo o anisótropo dependerá entonces de su estructura interna


cristalina: Serán isótropos aquellos que carezcan de estructura interna cristalina o
aquellos pertenecientes al Grupo Isométrico, y anisótropos aquellos pertenecientes a
los Grupos Dimétrico y Trimétrico.

Dicho de otra manera, la anisotropía es una consecuencia de la organización interna del


mineral. Si carece de organización interna (sustancias amorfas, como los vidrios) o si
presenta una organización muy regular como los minerales que cristalizan en el Sistema
Cúbico (máxima simetría, con sus átomos o iones igualmente distribuidos en las tres
direcciones principales del espacio) son isótropos; los demás… son anisótropos!

En los minerales anisótropos la velocidad (y por tanto el índice de refracción o “n”)


varía con la dirección de vibración de la luz. El "n" de los minerales es siempre mayor de
1 (varían entre 1,43 y 3,22; siendo los valores más normales alrededor de 1,6).

Es común encontrar en la bibliografía, representaciones o modelizaciones como la


siguiente:
Cuando un rayo de luz atraviesa un cristal anisótropo se descompone en dos rayos
cuyas ondas vibran en planos perpendiculares:
- el rayo ordinario (o), que no se desvía de la dirección de propagación que
tenía antes de entrar al cristal; y
- el rayo extraordinario (e), que sí lo hace.

Ambos rayos (ordinario y extraordinario) tienen:


- diferentes valores del índice de refracción, y
- vibran con direcciones diferentes, que podríamos decir, son perpendiculares entre
sí.

A este fenómeno se lo denomina Doble refracción o Birrefringencia. Por lo tanto la


birrefringencia es una propiedad de los minerales anisótropos!

Si bien ambos rayos siguen caminos diferentes dentro del cristal, a la salida puede
considerarse que el rayo “se recompone” (siguen caminos paralelos) aunque las
direcciones de vibración siguen siendo perpendiculares entre sí.

¡ Ojo que en la figura anterior no está representada dicha recomposición a la salida del cristal !

Como las velocidades de propagación del rayo ordinario y del rayo extraordinario eran
diferentes dentro del cristal, a la salida de dicho cristal éstos se recompondrán pero:
desfasados, es decir, habrá un retardo (delta) a la salida del cristal que dependerá de la
naturaleza del mineral y de su espesor.
En la siguiente figura puede verse lo anteriormente expuesto. Para poder entenderlo
más fácilmente hay que tener en cuenta que:
- los “puntos negros” representan rayos que vibran en un plano perpendicular a la hoja
del papel (de atrás hacia delante);
- las “rayitas” simbolizan el plano de vibración paralelo al plano del papel (de izquierda a
derecha);
- la diferencia “delta” ha sido graficada muy pequeñita, por lo que casi no se vé, si no se
presta especial atención.
Sugerencia: tomar para su análisis sólo un rayo por vez, para luego poder distinguir el
retardo “delta”.