Está en la página 1de 2

¿Qué pasa con los matrimonios jóvenes?

Autor: Laura de la G. de Julián

Reportan mayor satisfacción en sus vidas quienes están casados por primera vez, que aquellos
que han tenido más de una pareja, a mayor número de uniones previas, menos bienestar
existencial.

Éste fue uno de los hallazgos de la Encuesta para Padres realizada por el Centro de Investigación
y Formación para la Familia (CIFFA) entre más de 11,000 padres de familia de 27 ciudades de
México.

Esta investigación que exploró estructura familiar, juicio moral, valores, dinámica familiar, y
práctica religiosa, además de 25 temas adicionales en muestras más pequeñas, también encontró
que durante los primeros 6 años de casados ocurren el 50% de las rupturas, esto ha ocurrido así
en los últimos 25 años, lo significativo en la generaciones más jóvenes, de cinco años de casados
o menos, es que el porcentaje de divorcios se ha incrementado al doble, de seguir así esta
tendencia, dentro de 10 años el 39% de los matrimonios estarán separados.

Ante esta realidad, CIFFA realizó otra investigación en cinco ciudades de México, con la
colaboración de la sede mexicana del Instituto Superior de Estudios para la Familia (ISEF), en la
que estudiaron las causas de ruptura y de éxito en el matrimonio, El estudio se hizo en cinco
ciudades de la República Mexicana, estudiando a tres grupos casados satisfechos, casados
insatisfechos y divorciados o separados, de diferentes edades y estratos socioeconómicos.

Respecto a las razones por las que se separan los jóvenes son las mismas que hace 30 años,
problemas de comunicación, infidelidad, insatisfacción, lo que cambia en la proporción en la que
inciden, como ocurre con factores como la injerencia de la familia política que antes ocupaba el
séptimo lugar, mientras que ahora es la 5ª. Otro dato interesante es que el factor económico es
reportado como la 3ª causa por los más jóvenes, que vivían una situación económica muy estable
en el país, cuando se realizó la investigación, mientras que en el siguiente grupo de edad ocupaba
el 4º lugar, siendo que éstos habían sufrido etapas más críticas de la economía nacional.

Buscando encontrar qué es lo que ocurre que está disparando la cantidad de rupturas
matrimoniales, se estudiaron las diferencias generacionales, y se encontraron dos factores que
llaman especialmente la atención, el primero es la intimidad sexual antes del matrimonio, que ha
aumentado del 21 al 48%, la secularización, ya que la práctica religiosa ha disminuido
considerablemente, la injerencia de las familias de origen.

Otro hallazgo interesante es que los hijos son factor de unión para aquellos. La disminución del
número de hijos y el retraso en tenerlos en las generaciones más jóvenes podría tener relación
con el aumento en las separaciones que se da es este grupo.

1
La sociedad es lo que son sus familias, es por esto ante esta realidad resulta urgente, desarrollar
estrategias que reviertan esta tendencia que lastima a tantos, la más importante será formar en
las generaciones que vienen, para que desarrollen la capacidad de amar, entendida esta como la
capacidad de establecer relaciones cercanas y significativas, habilidades de comunicación,
apertura, solución de conflictos, capacidad para ceder y llegar a acuerdos, conocimiento y
valoración de sí mismos y de los demás, aceptación mutua, sexualidad ordenada al amor.

Y por otra parte contrarrestar los factores que predisponen a la separación:


 Prevenir la infidelidad: Formar en el pudor, castidad, prudencia, evitar vidas sociales paralelas.
 Evitar la intromisión negativa de la familia política: cuidar límites, propiciar la independencia de la
familia de origen.
 Los problemas económicos son parte de la vida, pero para enfrentarlos hay que formar en la
austeridad, el realismo, para contrarrestar el materialismo.
 Saber comunicarse es fundamental, para ello hay que desarrollar la habilidad para escuchar,
aceptar, saber ceder.