Está en la página 1de 15

Lawrence Ferlinghetti:

¿QUÉ ES LA POESÍA?

Versión de Esteban Moore en colaboración con el autor. Buenos Aires, septiembre, 2016.
Exclusivo para la Revista PROMETEO.

***

Amor recostate conmigo


y te lo voy de decir.

***

La poesía es aquello que exclamaríamos habiendo


llegado a nosotros mismos en un bosque oscuro
en la mitad del camino de nuestras vidas.

Los poemas son arcos en llamas, los poemas son


flechas del deseo, la poesía le brinda al corazón
sus palabras.

La poesía es la verdad que revela todos los engaños,


el rostro sin máscara.

¿Qué es la poesía? El viento revuelve los pastizales,


aúlla en los desfiladeros.

Voz perdida y soñante, una puerta puesta a flotar


sobre el horizonte.

O flauta ebria O boca dorada, besá, besá en los


boudoirs de piedra.

¿Qué es la poesía? Un payaso ríe, un payaso solloza,


dejando caer su máscara.

La poesía es el huésped desconocido en la casa.

La poesía es la Gran Memoria, cada palabra una


metáfora viva.

La poesía el ojo del corazón, el corazón de la mente.

Las palabras esperan para renacer en las sombras


la lámpara de la poesía.

Primera luz y un pájaro oscuro aletea alejándose,


eso es un poema.

La tórtola en la mañana velando la noche es mi


deleite.

Los poemas son correos electrónicos desde lo


desconocido más allá del ciberespacio.

La poesía es el supremo refugio interior.

Los poemas son luz emitiendo resplandores.

La poesía como un ancla en tu vida sólo será


tan beneficiosa como las profundidades que
pueda alcanzar.

La poesía como una primera lengua antes de


la escritura todavía canta en nosotros, una
música muda, una música naciente.

La vida vivida considerando la poesía es en


sí mismo un arte.

Los poemas como las polillas golpean el cristal


de la ventana, intentando alcanzar la flama.

La poesía, el grito del corazón que despierta


a los ángeles y mata a los demonios.

La poesía es escritura blanca sobre negro,


escritura negra sobre blanco.

Los poemas se ocultan en los cielos nocturnos,


en pobres conventillos, en las hojas barridas por
el viento del otoño, en cartas perdidas vueltas a
encontrar, rostros perdidos en la multitud…

La poesía puede ser el bluegrass de la literatura,


invitándonos a regresar a la vida comunitaria,
la vida simple de las aldeas de los comienzos.

La poesía, el acto de pintar los estados de la mente


y los profundos perfiles de los rostros.

La poesía una mujer desnuda, un hombre desnudo,


y la distancia entre ellos.

La poesía, la ficción suprema.

La poesía, una noticia que nos llega del borde creciente


en las lejanas fronteras de lo consciente.

La poesía, una melodía silenciosa en la cabeza de cada


animal mudo.

La poesía una canción elevándose desde el mudo corazón


de las tinieblas.

Es la soledad privada hecha pública.

Es la luz al final del túnel y la oscuridad


en su interior.

Es la tórtola de la mañana velando el amor,


y ningún grito es más poderoso que el grito
del corazón.

La poesía mantiene la muerte a raya.

La poesía no es todo exaltación y Rimbaud.


También es la plegaria impotente del
pasajero de avión ajustándose el cinturón
de seguridad para el descenso final.

Los poemas satisfacen anhelos y añoranzas


y recomponen la vida.

La poesía es la distancia más corta entre dos


seres humanos.

Cada pájaro una palabra, cada palabra un pájaro.

Y cada poema una exageración, expuesta con


modestia.

La poesía es aquello que precede a las aves


acuáticas en vuelo mezclada con accidentes
automovilísticos.

La poesía es pájaros de larguísimas colas


cantando en las copas de los jacarandaes
en la plaza de San Miguel Allende mientras
el sol desciende.

Y todos los pájaros del universo reuniéndose


en una gran bandada en un grandísimo libro.

Un poema es un instante fosforescente


iluminando el tiempo.

La poesía es más que pintar la luz del sol


en el costado de una casa.
La función imposible de la poesía es
desentrañar el destino del hombre
y trascenderlo.

La poesía es la oreja de Van Gogh en la


que reverbera toda la sangre del mundo.

La poesía es la fundamental conductora


de la emoción.

Es un pararrayos transmitiendo epifanías.

No es una luz consumida, una lámpara quemada,


ni una lume spento.

Es una libélula incendiándose.

Es la luciérnaga de la imaginación.

Es la luz del mar de Grecia, la luz diamantina


de Grecia.

La poesía es una visión luminosa oscurecida,


una visión oscura transformada en luz.

Es lo que la temprana primavera está diciendo


acerca de las muertes en el invierno.

Es un niño negro bailando a la noche alrededor


de un bananero en un patio de la calle Toulose.

La poesía es grafiti eterno en el corazón de todo


el mundo.

Es el solaz de los solitarios, la soledad siendo en sí


misma, poética.

Palabras sobre una página de poesía son un código


para la emoción humana.

El papel puede arder pero las palabras lograrán


escapar.

Un poema es un espejo caminando por una calle


del centro comercial, una calle plena en deleites
visuales.

La poesía es el luminoso papel de aluminio de


la imaginación. Puede brillar y su resplandor
casi cegarte.
Es el sol, sus rayos descendiendo en la mañana
a través de las nubes tejiendo una trama de luz
y sombra

Es las noches blancas y las bocas del deseo.

Un poema es un árbol con hojas vivas hechas


con grandes troncos de palabras.

Un poema debería elevarse hacia el éxtasis en


algún punto entre el lenguaje y el canto.

Es el sonido inmóvil entre las cuerdas de un


viejo violín que alguien ejecuta al atardecer
en el patio de un conventillo.

La poesía es la esencia de las ideas antes de


que estas se destilen en pensamientos.

La poesía es un temblor en la piel de la


eternidad.

Está hecha de la disolución de luminosas


aureolas en océanos de sonido.

Es el habla de la calle, el habla de ángeles


y demonios.

Es un sofá ocupado por cantantes ciegos que


han dejado de lado sus bastones blancos.

Los poemas son salvavidas cuando tu bote


se hunde.

La poesía es la anarquía de los sentidos


produciendo sentido.

La poesía es todas las cosas nacidas con alas


que cantan.

La poesía es la voz del disenso que enfrenta


el desperdicio de las palabras y la enloquecida
abundancia de la palabra impresa.

Es lo que existe entrelíneas.

Un verdadero poema puede crear una divina


quietud en el mundo.
Está hecha con las sílabas de los sueños.

Es una lejana, lejana exclamación en una playa


al atardecer.

Es un faro moviendo su megáfono sobre el mar.

Es una fotografía de Ma en su corpiño comprado


en la tienda Woolworth mirando a través de la
ventana hacia un jardín secreto.

Es un árabe cargando coloridas alfombras y


jaulas para pájaros en una calle de Bagdad.

Un poema puede estar hecho con ingredientes


comunes, caseros. Ocupa una sola página sin
embargo puede llenar un mundo y cabe en el
bolsillo de un corazón.

El poeta un cantante callejero que rescata


en los parques a los gatos del amor.

La voz del poeta es la otra voz, aquella que


está dormida en todo ser humano.

La poesía son aquellos pensamientos que te


vienen a la mente cuando estás recostado en
la cama luego de haber hecho el amor.

Los poemas son las páginas perdidas del día


y de la noche.

Es la destilación de aquellos animales con voz y


palabra llamándose uno al otro a través de un
golfo extenso.

Es un palpitante fragmento de la vida interior,


una música sin ataduras.

Es el diálogo de estatuas desnudas al sonido


de la alegría y el llanto.

Es el sonido del verano bajo la lluvia


y también el de aquellos que ríen en la
noche detrás de postigos cerrados en
un callejón.

Es el pelo de paja de Helena bajo la luz


del sol.
Es la espada de Ulises en llamas.

Es una desnuda bombilla eléctrica en un


hotel para los sin techo iluminando las
desnudeces de mentes y corazones.

La poesía no vale nada y por lo tanto


no tiene precio.

Es un débil resplandor en la taza de la


mañana.

La poesía es la incomparable inteligencia


lírica puesta en escena para enfrentar la
diversidad de cincuenta y siete tipos de
experiencia.

Es la energía del alma, eso, si el alma existe.

Es una gran mansión en la que resuenan todas


las voces que alguna vez hablaron palabras locas
palabras prodigiosas.

Es una incursión subversiva al olvidado lenguaje


del inconsciente colectivo.

La poesía un arma de vida desplegada en los campos


de la muerte.

La poesía el perfume de la resistencia.

La poesía una rebelión perpetua contra el silencio


el exilio y las artimañas.

La poesía deconstruye el poder. La poesía absoluta


deconstruye absolutamente.

La poesía es un canario verdadero, real, en una


mina de carbón, y nosotros conocemos la razón
del canto del pájaro enjaulado.

Es una soga que podés atar alrededor de tu torso


en las profundidades de un rumoroso océano sin
costas a la vista.

Es la sombra producida por nuestra imaginación a


pesar de todas las opiniones en contrario.

La poesía en esencia es pensamiento nocturno. Si


puede a si misma arrancarse de la ilusión, no será
negada antes del alba.

En los labios de la amada, la poesía es una perla


divina.

La poesía se hace evaporando la risa liquida de la


juventud.

La poesía es un libro de luz en la noche, dispersando


las nubes de lo desconocido.

Ella escucha el susurro de los elefantes.

Sabe cuántos ángeles y demonios danzan en la


cabeza de un falo.

Es aquello que zumba, que entusiasma, que ríe,


es un suspiro al amanecer, una risa suave salvaje.

Es la Gestalt final de la imaginación.

La poesía debiera ser emoción recordada con


emoción.

La poesía es las prendas interiores del alma.

Las palabras son fósiles vivientes. El poeta


reúne las partes y arma la bestia salvaje.

La prosa enmascarándose en la tipografía de la


poesía no es poesía.

La poesía no es un “producto”, es en sí misma


una partícula elemental.

La poesía es la guillotina de las ideas aceptadas,


des idées reçues.

El poeta es el carterista de la realidad.

La poesía es un bote de papel en las inundaciones


de la desolación espiritual.

La poesía es locura y la absoluta felicidad erótica.

La poesía es el redescubrimiento del yo enfrentando


a la tribu.

El poeta es el maestro ontologista, cuestionando día


tras día la existencia, reinventándola.
Un poema es la flor de un instante en la eternidad.

El poeta prepara los tragos con licores salvajes y se


sorprende a perpetuidad de que nadie tambaleé.

La poesía puede ser escuchada en las bocas de tormenta,


sus notas ascienden, resonando en la escalera de escape
de incendios del Dante.

Ella reconoce el totalitarismo de la mente racional y lo


atraviesa, trascendiéndolo.

Un poema es un bote de salvamento internándose en


el mar alejándose del barco escorado de la sociedad.

Un poema es la sombra de un avión desplazándose


sobre la tierra como si fuera una cruz escapándose
de una iglesia.

El poema es un telescopio esperando al poeta para que


lo enfoque.

Cada poeta su propio sacerdote y su propio confesor.

La poesía es al mismo tiempo la recreación de lo sagrado


y de lo pagano.

La poesía es celebración, que una supera las utopías


en su grado más intenso.

Poesía el juego lúdico del homo ludens.

La poesía, fornicación contra el destino.

Es el zumbido de las polillas mientras vuelan


en círculos alrededor de la llama.

Es la luna llorando pues ella debe desvanecerse


con las luces del día.

Es un bote de madera amarrado bajo las sombras


de un sauce llorón en el recodo de un río.

El poeta ve la eternidad en los ojos silenciosos


de todos los animales, incluidos los de hombres
y mujeres.

La poesía es el verdadero tema de la gran prosa.


Nos habla de lo inexpresable. Pronuncia el
impronunciable suspiro del corazón.

Cada poema un momentáneo estado de locura,


y aquello que no es real es la realidad.

La poesía es una de las formas de la insania


lírica.

El poema sigue siendo un golpe en la puerta de lo


desconocido.

El poema una mirada penetrante en el corazón


verdadero de las cosas.

Es la realización de lo subjetivo, la vida interior


del ser.

El arte no es azar. El azar no es arte, excepto quizás


por azar.

Los grandes poetas son las antenas de la raza, poseen


algo más que orejas de conejo.

La poesía es la más absoluta ilusión que podemos vivir.

Al igual que un pecho, un poema tiene mayor belleza


si se cubre con el velo del misterio.

Un poeta un bailarín en trance en el Último Vals.

La poesía mitiga nuestra absoluta soledad en el


solitario universo.

La luz que vemos en el firmamento proviene de


una quemazón distante al igual que la poesía.

La poesía es una presencia radical estimulándonos


constantemente.

La poesía en cadenas, encadena a la raza humana.

La poesía aún puede salvar al mundo transformando


las conciencias.

Un girasol enloquecido por la luz derrama las semillas


de los poemas.

En la poesía, los árboles, las bestias, y los humanos


hablan.
La poesía le da voz a todos aquellos que ven y cantan
y lloran y ríen.

Un poema es una ventana a través de la cual todo lo que


pasa puede ser visto de forma diferente, renovada.

Cada poema una fruta de pasión, la esencia de la


pureza del ser.

Los ojos y los labios puertas del amor, mirada y


sonidos, los portales de la poesía.

El bondadoso sol del impresionismo hace poemas


de luces y sombras. La luz rota del expresionismo
abstracto hace poemas del caos.

Las imágenes aparecen y desaparecen en la poesía y


en la pintura, emergen del oscuro vacío y regresan
a él, mensajeras de la luz y la lluvia, elevando sus
brillantes lámparas, su titilar, y se desvanecen en
un instante. De todos modos ellas pueden ser
vislumbradas el tiempo suficiente para que puedan
ser salvadas como sombras en un muro en la caverna
de Platón.

Así como el alma de la civilización puede ser vista


en su arquitectura, la escasez de la imaginación
poética nos señala la declinación de su cultura.

La guerra contra la imaginación no es la única


guerra. Utilizando como excusa la catástrofe de
las Torres Gemelas, 11/9, América ha iniciado
la Tercera Guerra Mundial, que no es sino una
Guerra contra el Tercer Mundo.

Los tartamudos y aquellos que balbucean también


tienen el derecho de hacer poesía.

La poesía es una planta que crece en la noche para


darle un nombre al deseo.

La poesía la mediación entre la realidad cotidiana


y nosotros.

La poesía sobre la poesía es poesía falsificada.

La poesía una meditación que mitiga la soledad


del nadador de larga distancia.
La poesía no psicodélica puede iluminar a un
psicodélico.

La poesía come las galletitas de Proust y se lava


la boca con el canto.

La poesía destruye el mal aliento de las máquinas.

La poesía un universo paralelo, puro.

La poesía no tiene género, pero no es asexuada.

La poesía es tanto la masa como la levadura.

La poesía el ojo fotográfico de la mente sin un


obturador.

La poesía existe pues algunos hombres intentan


poner a las flores en prisión.

Cualquier niño que puede capturar una luciérnaga


es dueño de la poesía.

El impulso lírico y la lucha por la vida son poesía.

La poesía una necesidad natural hacia la verdad y


la belleza.

Cuando a los poetas se los trata como perros ellos


aúllan.

El lenguaje es a la poesía como el sonido lo es a la


música, debe cantar.

La poesía es producir algo de una nadería, puede ser


sobre nada en particular y sin embargo tener algún
significado.

La función de la poesía es ridiculizar con su luz.

La poesía como el amor vende cara su vida entre


las ruinas.

La poesía como el amor es un tranquilizante natural.


En el rotulo del envase dice: “Restaura la sorpresa y
la inocencia.”

El poeta es una membrana que filtra la luz para luego


desaparecer en ella.
La poesía es la traza de lo invisible, la huella de la
realidad visible, siguiéndola como una sombra.

La poesía es una pulsación atemporal, un latido


del corazón en la eternidad.

Mientras exista lo desconocido habrá poesía.

La poesía una lanza brillante para el más pobre


de los guerreros.

El amor se deleita en el amor. La alegría se deleita


en la alegría. La poesía se deleita en la poesía.

La gran poesía requiere hambre y pasión.

El poema más logrado es en sí mismo vida lírica.

La poesía es hacer el amor en una tarde calurosa


en Montana.

La poesía es la tierra girando y girando,


con los humanos transformándose cada
día en luz o oscuridad.

La vida es sueño. La vida es un sueño real


y la poesía la sueña.

Pero, la poesía sirve a muchos amos, y no


todos son beatíficos. Cada época tiene la
dpoesía que se merece.

Los ojos son estrellas; las estrellas son ojos


observándonos con indiferencia, los ojos
ciegos de la naturaleza.

Existen tres tipos de poesía. La indolente que


acepta el statu quo. La poesía sentada escrita
por el establishment sentado que en esencia
es dictada por las necesidades laborales. Y la
poesía de pie que es la poesía del compromiso,
que en ocasiones puede ser gran poesía, pero
que también puede en otras resultar espantosa.

La idea de la poesía concebida como un arma en


la guerra de clases inquieta el sueño de aquellos
que desean no ser molestados en su búsqueda de
la felicidad.
El poeta por definición es el portador del espíritu

de Eros y del amor y de la libertad y por lo tanto


el natural no violento enemigo del Estado.

Es la resistencia fundamental.

El poeta es un bárbaro subversivo en las puertas


de la ciudad desafiando pacíficamente el tóxico
statu quo.

La poesía disidente no es Anti Norteamericana.

La poesía más sublime está diciendo que quizás


muramos sin ella.

Puede rescatar vidas profundamente trágicas.

Es la voz interior de la voz de la tortuga.

Es el rostro detrás del rostro de la especie.

Es la voz de la Cuarta Persona Singular.

La poesía el último faro en los océanos de


tormenta.