Está en la página 1de 4

DEFINICION DE PRESUPUESTO

Podemos definir los presupuestos como el desarrollo y aceptación de una


serie de objetivos y metas, así como de la movilización eficiente de una
organización para alcanzarlos.

El presupuesto es un plan de operaciones para un lapso de tiempo


determinado, el cual se debe preparar de manera cuidadosa.

El presupuesto es una herramienta administrativa de planeación y control


financiero que presenta ordenadamente y en términos monetarios, los
resultados previstos de un plan, un proyecto, una estrategia.
Esta definición distingue, entre otros, los siguientes aspectos:

El presupuesto no es algo aislado, más bien, como herramienta administrativa, es


el resultado del desarrollo eficaz del proceso gerencial.

El presupuesto se encuentra íntimamente relacionado con la planeación financiera.

El presupuesto está orientado hacia el futuro y no hacia el pasado, aunque en su


función de control, el presupuesto se compara con los resultados reales. Esta
definición no establece límite de tiempo, el presupuesto puede referirse a cualquier
lapso de tiempo (días, semanas, meses y años)

El presupuesto puede referirse fácilmente a un artículo, a un proyecto o


integralmente a todas las operaciones de la empresa.
NATURALEZA DEL PRESUPUESTO

El presupuesto es una expresión cuantitativa de los objetivos gerenciales y un


medio para controlar el progreso hacia el logro de tales objetivos. Para que sea
efectivo debe estar bien coordinado con la gerencia y los sistemas de contabilidad.
Son requisitos para la implementación de cualquier esquema presupuestario:

Diagramas de cuentas y organigrama completo.

Establecimiento previo de las responsabilidades de los distintos niveles


ejecutivos.

Contar con un sistema de costos estándares y con una técnica de apropiación de


costos adecuada a las necesidades de la organización.
Para que un presupuesto sea efectivo, los funcionarios de la compañía deben
comprender sus responsabilidades en la elaboración del trabajo presupuestal,
participen o no en su planeamiento.

Los presupuestos pueden cubrir diferentes períodos, dependiendo del tipo de


presupuestación. Por ejemplo, los presupuestos operativos cubren normalmente el
período de un año o menos (corto plazo). Los presupuestos para cambios de planta o
productos pueden cubrir un período de 2 a 10 años (largo plazo).

En la actualidad muchas organizaciones utilizan presupuestos continuos mediante los


cuales siempre se suministran datos correspondientes a 12 meses. Al final de cada
mes, se descarta este último y se agrega el siguiente de manera que siempre se
dispone de la misma cantidad de meses.