Está en la página 1de 3

APRENDIENDO LOS CUIDADOS DE ENFERMERÍA TÉCNICA DE

RECUPERACIÓN EN LOS DIFERENTES TIPOS DE DISCAPACIDAD FÍSICA.

DISCAPACIDAD MOTORA

* Prevenir las contracturas: - Realizar ejercicios de amplitud de movimiento lentos y


suaves. - Realizar ejercicios de estiramiento lentos y suaves. - Utilizar dispositivos
ortopédicos para mantener la posición funcional.

* Facilitar el desarrollo motor y mejorar la coordinación: Estimulando actividades


lúdicas, ayudando en la colocación, pero permitiendo que realice todo lo que puedan
hacer por sí mismos y que se mueva libremente a su manera.

* Ayudándole a mantener una nutrición optima: Dar el tiempo necesario para que
coma lenta y cuidadosamente, de manera que la ingestión la realice la propia persona.

* Prevenir las lesiones por caídas: - Utilizar sujeciones corporales y almohadas de


apoyo. - Acolchar esquinas de los muebles y proteger salientes.

* Proporcionar apoyo a la familia: - Enseñar a la familia métodos de movilizaciones


seguras y otros cuidados. - Fomentar la expresión de sentimientos, trato cercano, etc.

* CUIDADOS DE LA PIEL
 Examine el estado de la piel a diario.
 Mantenga la piel en todo momento limpia y seca.
 Utilice jabones neutros o de glicerina.
 Lave la piel con agua tibia y realice un secado meticuloso sin fricción.

* Mantener las muletas, bastones, silla de ruedas cerca de la persona discapacitada


* Instruir a la familia al uso de los diferentes equipos o dispositivos que se utilizan
como apoyo para las personas con discapacidad motora.

DISCAPACIDAD SENSORIAL

a) Presentarse identificándose cada vez que entre en su habitación y refiriéndose a él


directamente para cualquier tipo de comunicación o explicándole con todo tipo de
detalles en qué consiste aquello que se le va a realizar, demostrando en cada
momento que se encuentra apoyado, haciendo también participe a la persona que le
acompañe si es el caso.

b) Mostrar las instalaciones donde estará ubicado para que pueda moverse de forma
independiente con la ayuda de su bastón en la medida que pueda y desee el
La enfermería ante la discapacidad auditiva y visual paciente. Es muy importante que
una vez se encuentre instalado el paciente, no se realicen cambios en la situación del
mobiliario, reduciendo las barreras arquitectónicas, ya que podrían ocasionar lesiones y
accidentes, por lo que las medidas de seguridad deberán estar aumentadas.
c) Conseguir una relación basada en la confianza primando siempre la amabilidad y la
empatía.

d) Procurar un ambiente relajado y tranquilo, reduciendo los ruidos que sean posibles y
evitando distracciones o elementos que dificulten la comunicación como mascar chicle
o hablar con varias personas a la vez, ya que resultará confuso para establecer una
conversación efectiva.

 Identifíquese ante la persona, si se le está orientando, no se le ofrezca información


visual.
 Hablar normalmente sin levantar la voz y preguntarle siempre de qué manera
puede ayudarlo.
 Tomarlo del brazo para dirigirlo y llevarlo con cuidado durante su deambulación.
Por ejemplo: Si se encuentra frente a una escalera, indíquele si sube o baja y
ubíquele su mano en la baranda.
 Debemos prevenirle sobre cualquier obstáculo que se encuentre en el camino.
 Avisarle cuándo llega al lugar indicado y cuándo se retira del lugar.

Adaptaciones del entorno físico:

– Organización fija de los distintos elementos y advertirles en caso de modificación de


las cosas que se han cambiado.

– Eliminación de obstáculos y barreras arquitectónicas que impidan la accesibilidad


 Participa con el equipo médico en la evaluación integral del paciente hospitalizado
que requiere rehabilitación. Prevención de ulceras por decúbito. Prevención de daños y
secuelas por la inmovilidad prolongada.
 Iniciar los ejercicios pasivos de los pacientes que han sufrido eventos coronarios,
previa autorización médica. Realizar ejercicios pasivos y asistidos en los pacientes con
alteraciones neurológicas y osteomusculares. Asistir y cuidar al paciente en la fase
aguda de amputaciones, orientándolos los ejercicios para mantener y mejorar el tono
muscular de la extremidad, la manera de enfrentar el miembro fantasma, la recuperación
de la sensibilidad y los aspectos afectivos.
Definir el protocolo de cuidado de Enfermería para pacientes con enfermedad
cerebrovascular en asuntos como: la propiocepción, la sensibilidad, las posibles
complicaciones, la dé ambulación y al reinserción familiar y social, entre otras.