Está en la página 1de 6

PBI real y

nominal

Economía II
PBI nominal y real
Al calcular el PBI se debe valuar la producción de bienes y servicios finales
con algún precio para, de esta manera, convertir la unidad física en
monetaria. Anteriormente se mencionó que el precio podría contemplar o
no los impuestos netos de subsidios a la producción; si los incluye
obtendríamos el PBI a precio de mercado, mientras que si se los excluye se
consigue el PBI a costo de factores. Sin embargo, la distinción entre PBI
nominal y real vendrá dada por el período del precio que se esté utilizando.
Así, si se utiliza o se valúa la producción a los precios corrientes o actuales
se obtendrá el PBI nominal, pero si se valúa la producción a precios de un
período base se obtendrá el PBI real. La distinción permite aislar el efecto
distorsivo que tiene la inflación a lo largo del tiempo. Por ejemplo, en un
país con un contexto inflacionario importante, el PBI nominal y el PBI real
tendrán ciertas diferencias, ya que, como el PBI real valúa la producción a
un precio base o a precios constantes, aísla la distorsión del aumento de
precios. Por ejemplo, supongamos que un país produce sólo teléfonos y
naranjas y que en el año 2009 el país produjo 500 unidades de teléfonos y
5000kg de naranjas. Además, ese año cada teléfono costaba $ 150 y el kilo
de naranja $ 10. El PBI del año 2009 será la suma del valor de la producción
de teléfonos más la suma de producción de naranja valorada a los precios
del año 2009:

PBI = 150* 500 + 10 * 5000 = $ 125.000

Ahora bien, en el año 2010 la producción de ambos bienes permaneció


constante pero los precios subieron: el teléfono pasó a costar $175 y el kilo
de naranja $12. El PBI del año 2010 se calcula:

PBI = 175 * 500 + 12 * 5000 = $ 147.500

Ese aumento en el PBI no se debe a una mayor producción sino sólo al


efecto inflacionario, con lo cual, si el crecimiento del PBI mostrara el

1
crecimiento de un país, estaríamos cometiendo un error si éste no se
ajusta para eliminar el efecto de la inflación. Al valuar la producción a
precios del mismo año en que dicha producción se realizó, se estará
calculando el PBI nominal. Mientras que, para calcular el PBI real, se
deberá definir un año base y valuar la producción de los sucesivos años a
los precios determinados en dichos años. Siguiendo con el ejemplo, si se
fija el año 2009 como base, el PBI real de ese año será:

PBI = 150* 500 + 10 * 5000 = $ 125.000

Podemos observar que se valuó la producción del año 2009 con los precios
del año base, que no es otro que el propio año 2009. Esto implica que
siempre en el período base el PBI nominal coincidirá con el PBI real. En
cambio, el PBI real del año 2010 valorará las cantidades producidas del año
2010 con los precios del año base, que en el ejemplo descripto será igual al
PBI real del año anterior, ya que la producción es la misma en ambos años:

PBI = 150* 500 + 10 * 5000 = $ 125.000

Además, en términos reales la economía no creció, ya que su producción


fue igual en ambos períodos. En cambio, en términos nominales la
economía creció, pero ello se explica por el aumento en los precios.

Así, cuando el PBI real aumenta, significa que el país está creciendo, ya
que, al mantener constantes los precios, se puede afirmar con seguridad
que dicho crecimiento se debe a una mayor producción. Sin embargo, si el
PBI nominal crece, no se sabrá si crece debido a que aumentaron los
precios, a que aumentó la producción o ambos.

El deflactor del PBI

El deflactor del PBI representa una medida de precios y también es


conocido como el Índice de Precios Implícitos (IPI). Este indicador permite
deflactar el PBI nominal y eliminar el efecto de la inflación para así obtener
el PBI real.

Mide el nivel actual de precios en relación con el nivel de precios del año
base. En otras palabras, indica el aumento del PBI nominal que es
atribuible a una subida de los precios y no a un aumento de las cantidades
producidas. Se calcula de la siguiente manera:
2
Esta fórmula muestra por qué el deflactor del PBI mide el nivel de precios
de la economía. Una variación del precio de un bien o servicio afecta al PBI
nominal pero no al real, sin que varíe la cantidad producida. Por lo tanto,
esta variación del precio se refleja en el deflactor del PBI.

Cálculo de la tasa de crecimiento del PBI


La tasa de crecimiento del PBI real (el PBI que sólo tiene en cuenta las
variaciones en la producción, dejando constantes los precios) es un
indicador importante para la política económica de un país, ya que es lo
que se conoce como el crecimiento del país o de la oferta agregada de esa
economía.

Si g es la tasa de crecimiento e Y es la producción o PBI, entonces la tasa de


crecimiento del PBI en el período t está dada por:

Por ejemplo, si el PBI real del año 2010 es de $ 340, mientras que en el
período anterior es $ 320, el crecimiento anual de esa economía es:

Es decir, la economía creció en 2010 un 6,25%.

La tasa de crecimiento puede calcularse también entre años no


consecutivos. Por ejemplo, si deseamos calcular el crecimiento durante los
años de la denominada “convertibilidad”, debemos realizar una cuenta
similar a la del ejemplo anterior. Supongamos que el PBI en el año 1990 era
3
de $90, mientras que en el año 2001 fue de $112; el crecimiento entre
1990 y 2001 será, por lo tanto:

Entonces, entre 1990 y 2001 la economía creció un 24,4%.

Si ahora deseáramos saber cuánto creció en promedio cada año, se debe


realizar el siguiente cálculo, siendo n el número de períodos:

Para los datos del ejemplo anterior, el crecimiento promedio entre 1990 y
2001 fue:

Esto significa que la economía creció al 2% anual promedio entre 1990 y


2001.

4
Referencias

Banco Central de la República Argentina. (s.f.). Estadísticas | Principales


variables. Recuperado de http://www.bcra.gov.ar/Estadisticas/estprv010000.asp

Delajara, M. (2001), Notas de Macroeconomía, Publicaciones de la Universidad


Siglo 21. Recuperado de
http://www.uesiglo21.edu.ar/site/departamentos/departamentos/economia/Dep
artamento_de_Economia_Economia_1.htm

Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. (INDEC) (s.f.). Últimos indicadores.


Recuperado de
http://www.indec.gov.ar/nivel2_default.asp?seccion=E&id_tema=3

Larraín, F. y Sachs, J. (2013), Macroeconomía en la economía global, Chile:


Pearson Education.

Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. (s.f.). Información económica al día.


Recuperado de http://www.mecon.gov.ar/peconomica/basehome/infoeco.html

Mochon, F. y Beker, V. (1997), Economía. Principios y Aplicaciones. Madrid,


España: Mc Graw Hill.