Está en la página 1de 6

Bioelementos, agua y sales minerales.

1.Los Bioelementos:

Son los elementos químicos que constituyen la materia viva. Un conjunto de


biolementos constituye las biomoléculas.

Existen varios tipos de bioelementos: Bioelementos Primarios, Bioelementos


Secundarios y los Oligoelementos.

Bioelementos primarios:

Los bioelementos primarios son los componentes esenciales de la materia viva y se


encargan de formar las biomoléculas orgánicas (glúcidos, lípidos,proteínas y ácidos
nucleicos), uniéndose a través de enlaces covalentes estables, debido de su pequeña masa
atómica.
Están presentes en todos los seres vivos en una proporción elevada, lo que las hace
indispensables.

Estos bioelementos primarios más abundantes son: Carbono (C ), Hidrógeno (H),


Oxígeno (O) y Nitrógeno (N).

Existen otro tipo de biolementos primarios menos abundantes, pero igual de


importantes: Azufre (S) y Fósforo (P).
• Características y propiedades bioelementos primarios:

Los bioelementos primarios constituyen el 95% de la materia viva y forman, tanto


moléculas orgánicas como inorgánicas.

Carbono: (electropositivo)

Es un bioelemento tetravalente, porque posee cuatro electrones en su última capa ,


pudiendo formar cuatro tipo de enlaces covalentes; o bien consigo mismo o con otros
átomos. Estos enlaces puedes ser: simples, dobles o triples; lo que permite una gran
diversidad molecular.

El átomo de carbono, al formar los cuatro enlaces, se sitúa en el centro de un tetraedro


y forma enlaces en todas las direcciones del espacio. Como consecuencia, formará
moléculas distintas que tendrán forma tridimensional , lo que le permitirá desempeñar
una gran variedad de funciones.

Finalmente, es importante decir, que el carbono se puede combinar fácilmente con


otros elementos ( como el Hidrógeno), creando largas cadenas hidrocarbonadas, o con
el Oxígeno, que oxida esas cadenas, permitiendo una liberación de energía.

Hidrógeno: (electropositivo)

Es un bioelemento muy inflamable y más soluble en disolventes orgánicos que en agua.


Es el compuesto principal del agua, de ácidos y bases, y de compuestros orgánicos.

Cuando se junta con el carbono, forma largas cadenas hidrocarbonadas, siendo estas
apolares; es decir, insolubles en agua.

Oxígeno: (electronegativo)

Es el bioelemento primario más electronegativo. Es muy abundante y aporta mucha


polaridad cuando se combina con otros átomos.

Al juntarse con hidrógenos o con otros bioelementos electronegativos, forman


moléculas dipolares; es decir, su estructura está formada por una parte polar (soluble en
agua) y otra apolar, formándose, como consecuencia una estructura llamada “micela”,
en la que el agua solo está en contacto con la parte polar.
Nitrógeno: (electronegativo)

Constituye el grupo amino de los aminoácidos y de las bases nitrogenadas de los


ácidos nucleicos. También forma la clorofila de las plantas.

Azufre: (electronegativo)

Forma el radical (-SH) en algunas proteínas (cisteína y metionina), manteniendo la


estructura de las mismas.

Fósforo: (electronegativo)

Forma los grupos fosfato, necesarios para formar el ATP y los fosfolípidos de las
memebranas celulares.

Todos estos biolementos poseen unas propiedades comunes:

Los bioelementos primarios forman, entre sí, enlaces covalentes muy estables, debido
a su pequeña masa atómica.

Al combinarse, forman compuestos polares solubles en agua, surgiendo la vida en ella.


Por lo tanto, constituyen la materia viva.

Se encuentran con relativa abundancia en las capas externas de la Tierra.

Bioelementos secundarios:

Aparecen en menor proporción que los bioelementos primarios, pero ayudan a realizar
funciones vitales muy importantes, por lo que son indispensables.

Los principales bioelementos secundarios son: Magnesio, Calcio, Sodio, Cloro y Potasio.
Magnesio:

Forma la clorofila de las plantas y actúa como catalizador en reacciones químicas.

Calcio:

Forma las estructuras esqueléticas en seres vivos y caparazones en moluscos.

Interviene en las contracciones musculares, la coagulación sanguínea, la permeabilidad


de las membranas celulares y se encarga de la transmisión del impulso nervioso.

Sodio, Cloro y Potasio:

Se encuentran disueltos en medios internos, se encargan de la conducción nerviosa y


de la contracción muscular.
Además, el cloro se encarga de establecer el balance de agua en la sangre y el flujo
intersticial.

Oligoelementos:

Son elementos químicos que constituyen la materia viva, pero que se encuentran en
pequeñas proporciones (< 0,1%), sin embaro, desempeñan funciones indispensables en
los seres vivos y su carencia puede generar algún tipo de enfermedad.

Algunos oligoelementos son: Hierro, Cobre, Manganeso, Litio, Yodo, Silicio.

Hierro:

Forma parte de la composición de la hemoglobina y de la mioglobina que transportan


oxígeno a las células.
Su carencia ocasiona una falta de oxígeno en las células, produciendo una enfermedad,
llamada Anemia.
Cobre:

Forma parte de la composición de la hemocianina en invertebrados. Su carencia ocasiona


una falta de oxígeno, produciendo, en ocasiones, las muerte.
Manganeso:

Interviene en los procesos fotosintéticos y en los enzimáticos.

Litio:

Incrementa la secrección de neurotransmisores. Su carencia ocasiona transtornos


nerviosos.

Yodo:

Participa en la formación de la hormona tiroidea que se encarga de regular el


metabolismo.

Su carencia puede ocasionar hipo o hipertiroidismo, una enfermedad tiroidea, que en


casos graves, puede desencadenar en un bocio.

Silicio:

Forma parte de los caparazones de los invertebrados.

2.Enlaces Químicos:
Existen enlaces químicos entre bioelementos para formar biomoléculas, pueden ser:

Enlaces Intramoleculares (enlaces iónicos y enlaces covalentes) y Enlaces


Intermoleculares (enlace iónico de tipo ácido- base)

• Enlace Iónico:
Este enlace consiste en la unión de iones de carga contraria, que en la materia viva se
produce solo entre sales minerales.

Se considera un enlace de carácter débil dentro de un medio acuoso. La razón de esto


es que si metemos, por ejemplo, NaCl, en un medio de tipo acuoso, comenzaría un
proceso de solvatación, en el que los iones quedarían rodeados por moléculas de agua,
produciendo la ruptura del enlace que los une.
Por eso se dice que es un enlace de tipo débil, aunque en la naturaleza es el más
fuerte.
• Enlace Covalente:

También podría gustarte