Está en la página 1de 2

Introducción

Adam Smith (1723-1790) nació en Kirkcaldy, un pueblo costero de Escocia cerca de


Edimburgo, en 1737 ingresó en la Universidad de Glasgow se graduado en 1740, ganó una
beca de Oxford, en el que adquirió formación en filosofía. Ejerció la docencia en la misma
universidad en la que se graduó a partir de 1751 imparte las materias de lógica y después
en filosofía moral la cual incluía ética, derecho, ciencias humanas, sociales, económicas y
políticas. Es aquí donde entabla una firme amistad con David Hume y Hutcheson (Filósofo
británico), dos figuras que aportarán una importante influencia en su obra.

En 1759 publicó su primer libro, “La teoría de los sentimientos morales”, posterior
mente viaja Francia y Suiza, donde tuvo la oportunidad de conocer a Voltaire, Turgot y al
famoso médico François Quesnay, líder de la primera escuela económica conocida como la
fisiocracia, después de este viaje se dedica a escribir durante 10 años su obra más icónica
con la cual se ganó el reconocimiento dentro de los economistas de la época, hasta la
actualidad y esta es “Una investigación sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de
las naciones” publicada en 1776.

Adam Smith es uno de los fundadores de la economía moderna, vale recalcar que sus
estudios y obras tiene gran relevancia sobre otros campos de estudio como es el de la
jurisprudencia ya que este en sus primeros años como profesor impartía esta materia pues
así forma otra de sus obras nace de los apuntes recogidos de dos exestudiantes la cual
denominan “Lecciones de jurisprudencia” y este es el libro más apasionante para todo
abogado y jurista del Siglo XXI.

Al partir de estas tres obras podemos entender como Adam Smith formula su pensamiento
filosófico y revolucionario, puesto que en sus obras presenta una gran critica a las elites de la
época las culés son enemigas de la libertad, así como de las supersticiones y fanatismos, con su
pensamiento y obras Smith favorece a las clases más desfavorecidas del trabajo moderado y de la
economía de mercado con competencia libre, pero sobre todo defiende la libertad, la justicia, la
equidad y la paz, elementos que son el motor de la riqueza de las naciones, y con estas buscaba
acabar o regular los monopolios de la época como son la economía, la religión, la educación y la
moral.
Mientras Smith trabaja de profesor empieza a formalizar el lado moral de sus reflexiones
por los cual escribe “La Teoría de los Sentimientos Morales”, la cual se encuentra
dividida por tres partes la formación de la moral en la sociedad, y como se aplica las teorías
económicas y todo estos explicado a través del espectador imparcial.

Su obra promulga el estudio de la moral como párate de un orden natural de ámbito social,
puesto que este veía al comportamiento humano como una dualidad entre la razón y los
impulsos pasionales, también considera al hombre un ser individualista y racional al mismo
tiempo, considera al espectador imparcial como un consejero el cual nos va a permitir
escoger el camino más adecuado, en este libro nace el concepto de simpatía, y nos explica
como casi siempre estamos buscando la aprobación del otro.

La importancia de esta obra radica en el cuestionamiento que hace Smith a la tesis de


Thomas Hobbes planteadas en “El Leviatán” publicada en (1651) que considera al hombre
un depredador del hombre. Smith se opone a la idea de un hombre inseguro y precario que
ve en otro hombre a un competidor con el cual tendrá una guerra a muerte. Puesto que
Smith demuestra que el hombre tiene la facultad de la simpatía, lo que permite ponerse en
el lugar de otro sujeto.

Por otra parte, es importante saber cómo se estructura su obra la “Riqueza de las Naciones”
puesto que esta dos grandes obras guardan un gran conexión casi directa entre ellas, Smith
nos explica como el trabajo y su división es causa principal de la riqueza de la naciones,
analiza y nos demuestra que el hombre es un ser social que colabora y participa con otros
hombres, considera que en la etapa del mercantilismo las naciones se encontraban en su
estado más puro, Smith no consideraba analizar las causas del este estado natural, sino por el
contrario analizar que causas o sucesos generaban la riqueza de las naciones.

Pues ahora trataremos la conexión que existe ente estas dos obras, como vemos en sus obras
considera al hombre como parte fundamental de su análisis pues considera que los
sentimientos más profundes del hombre son los que lo lleva a actuar en sociedad y como esta
llega a la división del trabajo, pues estas encuentran su nexo en la simpatía ya que esta nos
permite ponernos en los zapatos, Smith toma a los ricos y los pobres para aplicarnos esta
situación como el devenir de estas nos genera un grado de empatía más alto por los ricos que
de los pobre, así también nace la admiración y el respeto, y de esto surge la ambición por
obtener la riqueza que hace la vida de los rico más agradable.

En el desarrollo de este documento se profundizará en los temas explicados en esta primera


parte y su análisis se dirigirá o centrara en la formación del espectador imparcial y como este
es una guía de nuestra moral y como este nos permite convivir en sociedad.

También podría gustarte