Está en la página 1de 27

Universidad Mariano Gálvez de Guatemala

Ciencias Jurídicas y Sociales


Campus Huehuetenango
Derecho Civil V
Lic. José Miguel De León Mendoza

“CONTRATO DE TRANSACIÓN Y CONTRATO DE ARBITRAJE”

NOMBRES CARNÉ
Manolo Osmín Rodas Hidalgo 0507-14-2903
Darwin Álvaro García Mendoza 0507-14-4514
Mayli Carolina Sontay Argueta 0507-14-1089
Ilsy Yohana Sebastián Agustín 0507-14-4531
Allany Vianesi Domínguez Hernández 0507-14-12242

Huehuetenango, Huehuetenango 19 de mayo del 20017


Contenido
INTRODUCCIÓN ............................................................................................................... 3
CONTRATOS QUE RESUELVEN CONTROVERSIA ....................................................... 4
CONTRATO DE TRANSACCIÓN ..................................................................................... 4
ARBITRAJE .................................................................................................................... 10
CLAUSULA COMPROMISORIA............................................................................................. 11
LA CLÁUSULA COMPROMISORIA ........................................................................................ 15
El procedimiento para recusar.................................................................................................. 24
CONCLUSIONES........................................................................................................................... 25
RECOMENDACIONES ................................................................................................................. 26
Bibliografía ..................................................................................................................................... 27
Egrafía ............................................................................................................................................. 27
INTRODUCCIÓN

Los contratos que resuelven Controversia tienen como finalidad encontrar


una salida a los problemas que tengan las partes para llegar a un acuerdo, por ello,
ambas partes se obligan a cumplir lo que haya sido estipulado en la concesión de
la controversia, clasificándose en contrato de Transacción y contrato de Arbitraje.

El contrato de Transacción pretende resolver una controversia que ambas


partes no hayan podido resolver, siendo este un contrato declarativo y no traslativo
de derecho, En consecuencia la transacción no puede servir de justo título para la
prescripción ordinaria, ni están las partes obligadas al saneamiento de los derechos
que se reconocen, salvo de excepción escrita.

Por otro lado el contrato de arbitraje enmarca la resolución de un problema


por intervención de un tercero que es este caso se estipule dentro de los márgenes
del laudo arbitral y las circunstancias en las que se lleve a cabo dicha controversia
respetando el acuerdo que se haya convenido acatándola como la de una sentencia.
Contratos que Resuelven Controversia
Se ha constituido como una forma civilizada de justicia privada, siendo un
procedimiento para resolver un conflicto o controversia mediante la fórmula de
facción una la solución mediante un contrato, que las disposiciones fueron
escogidas por el acuerdo de los interesados, que tiene fuerza semejante a una
sentencia ya que su aplicación es obligatoria.

Contrato De Transacción
La transacción, es el acuerdo de voluntades por el cual las partes haciéndose
mutuas concesiones terminan una controversia presente o previenen una futura. Es
un contrato por el cual las partes mediante concesiones recíprocas deciden de
común acuerdo algún punto deudos o litigioso, critican el pleito que podría
promoverse o terminan el que esta principiado.

Acto jurídico bilateral, por el cual las partes, haciéndose concesiones recíprocas,
extinguen obligaciones litigiosas o dudosas. Es, pues, una de las formas de
extinción de las obligaciones. Las cláusulas de una transacción son indivisibles.

Art. 2151 CC define la transacción como un contrato por el cual las partes, mediante
concesiones recíprocas, deciden de común acuerdo algún punto litigioso, evitan el
pleito que podría promoverse o terminan el que está principiado.

Nociones generales
Consideran como elementos esenciales del contrato:

 Presupuesto: Que exista una relación jurídica controvertida previamente


constituida entre los interesados, consistente en la disputa o incertidumbre
sobre la pertenencia, contenido o extensión de un determinado derecho
patrimonial.
 Fin: La voluntad de poner término al conflicto planteado en base a la
actuación privada de las partes que impide la iniciación o el desarrollo del
proceso judicial.
 Medio: La promesa de un sacrificio recíproco, por el que ambos interesados
sufren una pérdida patrimonial, que puede ser igual, equivalente o de valor
distinto.

Características:
 El contrato de transacción es consensual, oneroso, bilateral y principal y
puede ser traslativo de dominio.
 Consensual: porque se perfecciona por el mero consentimiento de las partes.
 Oneroso, porque es de su esencia que se estipulen provechos o gravámenes
recíprocos entre las partes.
 Bilateral: en consecuencia del hecho de que ambas partes asumen
obligaciones recíprocas.
 Principal: su existencia no depende de otro y por el contrario, subsiste por sí
solo.
 Traslativo de dominio: únicamente en el caso de que una de las partes dé a
la otra, una cosa que no sea objeto de la disputa (art. 2157 CC), en ese caso,
aquella estará transmitiendo a título oneroso el dominio de esa cosa a la otra
y asumiendo frente a ella todas la obligaciones inherentes a ese tipo de
contratos (saneamiento de ley).

Clases
 Judicial o Extrajudicial: Será extrajudicial, la transacción que se celebra en
escritura pública o en documento privado con legalización notarial y judicial
la que consta en petición escrita dirigida al juez, con las firmas de las partes
legalizadas por notario, o en acta judicial. Será judicial según el art. 97
CPCyM.
 Total y Parcial: La transacción será total cuando resuelva todos los asuntos
o punto controvertidos y parcial, cuando se refiere únicamente a alguno o
algunos de ellos (arts. 2153 CC).
 Pura o particional y compleja: será pura o particional la transacción en donde
las prestaciones de las partes se refieren exclusivamente a los bienes o
derechos objeto de conflicto ejemplo: una parte demanda a la otra en
propiedad de un terreno y las partes en vía de transacción, parten el terreno
en dos y cada una se adjudica una facción al mismo.
En tanto que la transacción será compleja, si en ella se obtiene el
reconocimiento o la renuncia del derecho controvertido a cambio de una
prestación extraña a la contienda, como sería si en el ejemplo anterior, el
demandante se queda como el único propietario del terreno litigioso y el
demandado recibe a cambio un automóvil y un lote de acciones.

ELEMENTOS:
Elemento Personal: Para que pueda celebrarse transacción, se requiere de dos
partes que tienen derechos o intereses en conflicto. Cada una de esas partes puede
estar formada por uno o más individuos o personas jurídicas (listisconsorcio) art.
2152 C.C. Transigere est alienare: transigir es enajenar.

Elemento material: Una relación jurídica incierta o res dubia; la base firme de la
transacción o caput non controversum; las concesiones recíprocas (ver arts 2152,
2158, 2163, 2164, 2166 CC.).

Elemento formal: No es un contrato solemne (art. 2169).

ANÁLISIS
ARTÍCULO 2151. El contrato de transacción es en el cual las partes, mediante
concesiones recíprocas, deciden por voluntad y de común acuerdo algún punto
dudoso o litigioso, para evitar un pleito que podría darse en un futuro o terminan el
que ya se está dando.

ARTÍCULO 2152. Para que el contrato de transacción sea válido se requiere lo


siguiente:

 Que las partes tengan capacidad para disponer de lo que sea objeto de la
transacción.
 Que las cosas o cuestiones sobre las cuales se transige, sean dudosas o
litigiosas.
 Que las partes se prometan, cedan o den algo recíprocamente.
 cuando se celebre por medio de mandatario, éste tenga facultad especial, no
sólo para transigir, sino para los actos y contratos derivados de la transacción
que necesiten facultad especial.

ARTÍCULO 2153. La transacción pude referirse a todos los puntos o solo a alguno
de los puntos en controversia, no se comprende la transacción sino se expresado
por las partes, ya sea que la intención de ellas se manifestado en términos
generales o especiales, o que dicha intención se conozca como consecuencia de lo
expresado en el convenio y sea necesaria.

ARTÍCULO 2154. La renuncia de derechos, acciones y pretensiones, va a


comprender solo lo que este en disputa y que dio lugar a la transacción.

ARTÍCULO 2155. La transacción que se hace por uno o algunos de los interesados,
esta no obliga ni favorece a los demás interesados si los mismos no la aceptan.

ARTÍCULO 2156. Si la cosa que fue motivo de transacción es ajena, se va a perder


para todos los que la transigieron. El interesado a quien le quedó y se perdió la cosa,
tiene derecho a que los demás, le devuelvan lo que el mismo dio por ella.

ARTÍCULO 2157. Se puede dar el saneamiento en las transacciones, cuando una


de las partes da a la otra parte alguna cosa que no era objeto de la disputa.

ARTÍCULO 2158. No se puede y es prohibido transigir:

 Sobre el estado civil de las personas.


 Sobre la validez o nulidad del matrimonio o del divorcio.
 Sobre la responsabilidad penal en los delitos que dan lugar a procedimiento
de oficio; pero puede transigirse sobre la responsabilidad civil proveniente
del delito.
 Sobre el derecho a ser alimentado; pero no sobre el monto de los alimentos
y sobre alimentos pretéritos.
 Sobre lo que se deja por disposición de última voluntad, mientras viva el
testador o donante.

ARTÍCULO 2159. No pueden transigir los representantes de menores, incapaces o


ausentes sobre los bienes de estas, sin una autorización judicial.

ARTÍCULO 2160. El marido no puede transigir sobre los bienes comunes sin el
consentimiento de la mujer, ni ésta la mujer sin el de consentimiento del marido.

ARTÍCULO 2161. Las personas que administran bienes nacionales o municipales,


sólo pueden transigir dichos bienes con autorización del Ejecutivo.

ARTÍCULO 2162. Las asociaciones se deben regir para poder transigir a la ley de
su creación o al instrumento de su constitución o estatutos. Si no hay dichas
estipulaciones, se debe hacer con autorización judicial.

ARTÍCULO 2163. El tutor no puede transigir los bienes que administró. Ni aun
cuando el menor haya cumplido la mayoría de edad, o el incapaz haya sido
rehabilitado, solo si están aprobadas judicialmente las cuentas de la tutela y
canceladas las garantías legales.

ARTÍCULO 2164. Los depositarios pueden transigir sobre sus derechos y gastos
causados en la conservación del depósito, pero no pueden transigir sobre la cosa
que es objeto del depósito.

ARTÍCULO 2165. Para que el socio administrador o representante de una sociedad


pueda transigir sobre los bienes o derechos pertenecientes a una sociedad, se
necesita autorización expresa.
ARTÍCULO 2166. Las causas especiales de nulidad en las transacciones son las
siguientes:

 Si celebrada por causa o con vista de un título nulo, no se hizo en ella mérito
de tal nulidad.
 Si se celebró en asunto en el que ya había recaído sentencia definitiva y las
partes, o una de ellas, lo ignoraban.
 Si se celebró en virtud de documentos que después se declaran falsos.

ARTÍCULO 2167. Cuando hay error de cálculo en las transacciones debe


enmendarse, si se hace no es causa de nulidad.

ARTÍCULO 2168. Si los interesados establecieron en la transacción una pena


adicional, la misma no puede exceder de la quinta parte del valor que tenga la cosa.

ARTÍCULO 2169. La transacción se debe redactar por escrito; puede ser en


escritura pública, en documento privado, acta judicial o petición escrita dirigida al
juez, pero las firmas deben autenticarse por un
Arbitraje
ANTECENDENTES
En la gran mayoría de las disipaciones del código civil sobre contrato de
compromiso y del código procesal civil y mercantil, fueron derogados por el decreto
No. 67-95 del Congreso de Republica que contiene la Ley de Arbitraje, vigente a
partir del 26 de Noviembre de 1995. Dicha ley de arbitraje, con un contenido
novedoso y con un lenguaje ajeno a nuestro medio privatiza a institución del arbitraje
a punto de que limita la intervención judicial en los casos en la que la ley así lo
disponga. Art. 8

Principalmente aquellos relativos a la integración del tribunal arbitral, la


denominación de su competencia, la revisión de las medidas cautelares dictadas
por el tribunal de arbitral y la colaboración judicial para la realización de diligencias
de prueba.

Acuerdo de arbitraje

El artículo 4, inciso 1 de la ley de arbitraje define el acuerdo de arbitraje como


aquel que por virtud del cual las partes deciden someter a arbitraje a todas o ciertas
controversias que hayan surgido o puedan surgir entre ellas respecto de una
relación jurídica, contractual o no contractual.

Dicha definición, de conformidad con el artículo 10 de la propia ley, si bien incluye


lo que jurídicamente se conoce como contrato de compromiso.

CONTRATO DE COMPROMISO

El contrato de compromiso, como era definido 2170 del código civil es aquel
por el cual las partes someten sus controversias a la decisión de árbitros, concuerda
con las definiciones que del mismo dan tratadistas como Barbero “Contrato por el
cual dos partes convienen en que una controversia surgida entre ellos sea decidida
por árbitros”. Albaladeo “Acuerdo por el que partes establecen que una controversia
entre ellas, sea resuelta por uno o más terceros, comprometiéndose a acatar su
decisión.
Las definiciones anteriores antes trascritas nos señalan que el contrato de
compromiso tiene las siguientes características y elementos fundamentales.

a). Debe existir una controversia o litigio determinado entre las partes que no
haya sido definitivamente resuelta. En ese sentido, si la controversia no ha nacido
o si ha sido ya resuelta mediante sentencia ejecutoriada, transacción o cualquier
acto que le dé fin (Declaratoria de Caducidad de la Instancia, Desistimiento,
Allanamiento) el contacto de compromiso carece de validez.

b). El fin elemental y fundamental del contrato de compromiso es sustraer de


la justicia común y excluir de la intervención de los tribunales, la resolución de la
esa controversia o litigio y contarla a uno o más terceros como bien dice Puing
Brutau, Cuando las partes no pueden llegar a un acuerdo sobre el fondo de la
cuestión que la divide tiene la posibilidad de llegar a otro acuerdo por el que se
somete a la decisión de personas que merezcan sus confianza.

c). El contrato e compromiso ese el medio o instrumento para establecer


contractualmente el arbitraje, como institución procesal por la que una o más
personas dan solución a un conflicto, planteado por otras que se someten
previamente a aceptar su decisión artículo 2 de la ley de España.

d). El contrato de compromiso define todos los elementos relativos al arbitraje de


modo que en el mismo se identifica el conflicto, se designa a los árbitros, se norma
la integración y sus funciones del tribunal arbitral, el plazo que tienen para dictar el
laudo y el general, se organiza y regula contractualmente todos los aspectos
sustantivos y procesales del arbitraje.

CLAUSULA COMPROMISORIA

La clausura compromisoria es el convenio por el cual las partes acuerdan dar


preparar el arbitraje comprometiéndose previamente, bien en un pacto principal,
bien en una estipulación accesoria a instituirlo en su día. Dicha disposición queda
complementada por el 270 de código procesal Civil y Mercantil que expresa: En
todo contrato o en un acto posterior puedes establecerse que las controversias
específicas que surjan entre las partes deben dirimirse en un juicio arbitral la
cláusula compromisoria debe consignarse en escritura pública bajo pena de nulidad
explica Puing Brutau, que es función de la cláusula compromisoria, que las partes
queden vinculadas en virtud de un contrato por el cual se comprometen a aceptar
la decisión que en su día discuten personas todavía no designadas en relación a
una controversia todavía no suscitada pero que derivan de una relación jurídica
similar fijada por lo menos en principios.

ELEMENTOS DEL ACUERDO DE ABIRTRAJE

Elementos Personales: La A no determina las cualidades personales o


requisitos que se requieren de las partes para que puedan válidamente celebrar el
acuerdo de arbitraje, aunque el artículo 3, inciso 1 de la misma, establece que la
misma se aplicará a todos casos en que a controversia verse sobre materias en que
las partes tengan libre disposición conforme a derecho.

De dicha norma que para que el acuerdo de arbitraje sea en la forma de


contrato de compromiso o de la cláusula compromisorio tenga validez, se requiere
de as partes de aquel contrato principal que contiene dicha cláusula. En cuanto a
la estipulación del artículo 174, que tiene respectivamente prohibido a los cónyuges
someter a arbitraje negocios que afecten bienes comunes y que obliga a los
representantes de menores e incapaces, a obtener autorización judicial para
comprometer en árbitros los asuntos de las personas que representan.

En artículo 1693 no especifica la necesidad de una clausula especial para


que el mandatario general pueda celebrar el contrato de compromiso, ni clausula
compromisorio y, en cuanto a esta, por ser un contrato accesorio, si el mandatario
tiene personería suficiente (facultad general especial) para la celebración del
contrato principal, la tendría para convenir con la cláusula compromisoria.

En cambio, de conformidad con el artículo 190 inciso d) de la LOJ, el


Mandatario judicial requiere de la facultad especial para someter a los asuntos a la
decisión de árbitros, nombrarlos o proponerlos, lo que implicaría tanto la
celebración de la clausura compromisoria, como del contrato de compromiso

El representante legal de una sociedad mercantil, como del contrato de


compromiso pues esta investido de todas las facultades para representar
judicialmente a la sociedad, de conformidad con las disposiciones de la ley de
Organismo Judicial y hemos antes señalado que el artículo 190, inciso d) LOJ
señala que los mandatarios judiciales deben tener facultad para someter los asuntos
a la decisión de árbitros (o sea, celebrar compromiso).

Objeto y Efecto: al comentar arriba las características del contrato de


compromisos y de la cláusula compromisoria, en cuanto a la materia que será
sometida a arbitraje debe ser un verdaderas reduvio a de ser de la libre disposición
de las partes, que no puedan disponer libremente o sobre un litigio inexistente

No pueden ser objeto de acuerdo arbitral:

 Las cuestiones sobre las que haya recaído resolución judicial firme, salvo los
aspectos derivados de su ejecución.
 Las materias inseparablemente unidas a otras sobre las que las partes no
tengan libre disposición.
 Cuando la ley lo prohíba expresamente o señale un procedimiento especial
para determinados casos.
 Los arbitrajes laborales
 Los asuntos sobre los que está prohibido transigir.

El efecto principal de la cláusula compromisoria es obligar a las partes a la


realización de cuantos actos sean necesarios es obligar a las partes a la
realización de cuantos actos sean necesarios para que el arbitraje puedan
tener afectos y, en particular, la designación de los árbitros y a la
determinación del tema controvertido, lo que pueda resultar en el
otorgamiento del contrato del contrato de compromiso, alternativamente en
la formalización judicial del compromiso. Del contrato de compromiso nacen,
para las partes, la obligación positiva de respetar y cumplir la decisión que
los árbitros hayan emitido, llevando a cabo todos los actos que el laudo le
haya señalado y otra negativa, de no plantear litigio sobre la misma cuestión.
En cuanto a la obligación de respetar y cumplir la decisión de los
árbitros, debe tenerse presenta que el laudo arbitral firme tiene la calidad de
sentencia ejecutoriada y produce cosa juzgada entre las partes. (155 de la
LOJ)

FORMALIDADES
El contrato de compromiso debe contener lo siguiente:
a). el número de los árbitros integrantes del tribunal arbitral y sus nombres y
apellidos, profesión, nacionalidad y domicilio.
b). la controversia que se somete al fallo arbitral, con expresión de sus
circunstancias,
c). El procedimiento a que el tribunal arbitral debe ajustarse y el plazo dentro
del cual el tribunal a de emitir su laudo.
d). El lugar en que habrá de desarrollarse el arbitraje.

CARACTERISTICAS
El acuerdo del arbitraje es bilateral, formal y principal o accesorio. Por
su función, se clasifica dentro del grupo de los contratos que se dirigen a
definir y terminar una contienda jurídica.
Es bilateral pues ambas partes quedan obligadas recíprocamente
a). celebrar el contrato de compromiso, si el acuerdo consiste en la cláusula
compromisoria.
b). facilitar la constitución del tribunal arbitral y a catar y cumplir con el laudo
que dicte este

El contrato es formal, porque debe otorgarse por escrito.


La cláusula compromisoria normalmente es accesoria de un contrato
principal, por el contrato de compromiso es siempre principal, ya que
subsiste por si solo y contiene todos los elementos necesarios para su
cumplimiento y ejecución.

Proceso de instalación del tribunal Arbitral.


Si las partes han celebrado un contrato de compromiso que contemple
todos los aspectos sustantivos y procesales del arbitraje, no existirán
mayores dificultades para integrar e instalar el tribunal arbitral y para que el
proceso arbitral se desarrolle hasta llegar al laudo. Sin embargo, si el acuerdo
arbitral

LA CLÁUSULA COMPROMISORIA

Es aquella que formando parte de un contrato, tiene como finalidad la de


someter los conflictos que puedan surgir entre quienes lo otorgan, con concesión
del mismo, al juicio arbitral o a la amigable composición, no se trata de un contrato
sino parte de un contrato. Es frecuente en los contratos de tracto sucesivo en los
que las relaciones de las partes prolongándose por tiempo indefinido puedan dar
lugar a cuestiones que a juicio de los interesados pueden tener una solución más
rápida, sencilla y económica por medio del arbitraje, que la con intervención de los
órganos jurisdiccionales.

Efectos Del Compromiso

Se producen en relación a las partes, los efectos de todo contrato, lo que se traduce
en la necesidad de realizar todos aquellos actos jurídicos que se consideran
indispensables para que lo convenido alcance plena satisfacción entre estos. El
nombramiento de los árbitros es necesario para la resolución del caso: a pesar por
lo decidido en el laudo arbitral, salvo su derecho a la apelación. El Laudo para uno
tiene naturaleza jurisdiccional y para otros es una institución de derecho privado.

Diferencia Con Transacción Y Arbitrio


El arbitraje es considerado por algunos procesalistas como una institución de

Carácter privado. El arbitraje es la función de los árbitros en torno la naturaleza de


la actividad; esta actividad es para unos de carácter privado; para otros una
verdadera y propia actividad jurisdiccional

“Por virtud de lo dispuesto en la presente ley, se reconoce el acuerdo de arbitraje


como la forma para obligarse recíprocamente a resolver conflictos mediante la
utilización del arbitraje.

A partir de la fecha en que cobre vigencia la presente ley, todas las referencias que
pudieren encontrarse en diversas disposiciones legales, tanto a la “cláusula
compromisoria” o al “compromiso”, deberá entenderse que se refieren al acuerdo
de arbitraje reconocido y definido en la presente ley.”

El artículo 4 de la Ley de Arbitraje define “Acuerdo de Arbitraje”, o simplemente


“Acuerdo”, como “aquél por virtud del cual las partes deciden someter a arbitraje
todo o ciertas controversias que hayan surgido o puedan surgir entre ellas respecto
de una determinada relación jurídica, contractual o no contractual”.

CARACTERÍSTICAS
BILATERAL, pues ambas partes quedan obligadas recíprocamente a acatar el
laudo que dicte el tribunal arbitral. CONSENSUAL, porque nace del consentimiento
de las partes. PRINCIPAL, ya que subsiste por sí solo y contiene todos los
elementos necesarios para su cumplimiento y ejecución ( arto. 1589 cc.)

ELEMENTOS
ELEMENTOS PERSONALES. Las partes que intervienen en el contrato de
compromiso son los comprometientes. De los que se requiere tengan plena
capacidad de ejercicio. ELEMENTO MATERIAL. El objeto del contrato de
compromiso es integrar y constituir un tribunal especial que conozca del litigio que
existe entre las partes y emita un fallo que éstas están obligadas a acatar.
En cuanto a la materia que será sometida a arbitraje, ha de ser de la libre disposición
de las partes y ha de existir respecto de ella una efectiva controversia, que debe ser
concreta y determinada. De conformidad con el artículo 3 de la Ley de Arbitraje
podrán ser objeto de compromiso:

1. La presente ley se aplicará en todos aquellos casos en que la controversia verse


sobre materias en que las partes tengan libre disposición conforme a derecho.

2. También se aplicará la presente ley a todos aquellos otros casos en que, por
disposición de otras leyes, se permita el procedimiento arbitral, siempre que el
acuerdo arbitral sea válido conforme esta ley.

3. No podrán ser objeto de arbitraje: a) Las cuestiones sobre las que haya recaído
resolución judicial firme, salvo los aspectos derivados de su ejecución. b) Las
materias inseparablemente unidas a otras sobre las que las partes no tengan libre
disposición. c). Cuando la ley prohíba expresamente o señale un procedimiento
especial para determinados casos.

4. Quedan excluidos del ámbito de aplicación de la presente ley los arbitrajes


laborales.

ELEMENTO FORMAL
1. El acuerdo de arbitraje deberá constar por escrito y podrá adoptar la fórmula de
un “compromiso” o de una “cláusula compromisoria”, sin que dicha distinción tenga
consecuencia alguna con respecto a los efectos jurídicos del acuerdo de arbitraje.
Se entenderá que el acuerdo consta por escrito cuando esté consignado en un
documento firmado por las partes o en un intercambio de cartas, telex, telegramas,
telefax, u otros medios de telecomunicación que dejen constancia del acuerdo, o en
un intercambio de escritos de demanda y contestación en los que la existencia de
un acuerdo sea afirmada por una parte sin ser negada por la otra. La referencia
hecha en un contrato a un documento que contiene una cláusula arbitral constituye
acuerdo de arbitraje siempre que el contrato conste por escrito y la referencia
implique que esa cláusula forma parte del contrato.
2. El acuerdo arbitral podrá constar tanto en una cláusula incluida en un contrato, o
en la forma de un acuerdo independiente.

3. Si el acuerdo, de arbitraje ha sido incorporado a contratos mediante formularios


o mediante pólizas, dichos contratos deberán incorporar en caracteres destacados,
claros y precisos, la siguiente advertencia: “ESTE CONTRATO INCLUYE UN
ACUERDO DE ARBITRAJE”.

CLAUSULA COMPROMISORIA Y ESCRITURA DE


COMPROMISO
Para Ruiz Serramalera define la cláusula compromisoria como “convenio por el cual
las partes acuerdan preparar el arbitraje, comprometiéndose previamente, bien en
un pacto principal, bien en una estipulación accesoria a instituirlo en su día”.

La diferencia entre la cláusula compromisoria y el contrato de compromiso estriba,


para barbero, en que aquella tiene por objeto una litis eventual y futura en tanto que
el objeto del contrato de compromiso es una litis ya surgida y dicho autor agrega
que la cláusula compromisoria es un compromiso genérico, en el sentido de que
faltando una litis surgida y actual, puede tener por objeto cualquier litis que esté por
surgir de determinado contrato, en tanto que el compromiso es un compromiso
específico de someter a árbitros una litis que ha surgido.

El artículo 54 de la Ley de Arbitraje establece la fusión de los conceptos de "cláusula


compromisoria” y “compromiso” y dice:

“Por virtud de lo dispuesto en la presente ley, se reconoce el acuerdo de arbitraje


como la forma para obligarse recíprocamente a resolver conflictos mediante la
utilización del arbitraje.

A partir de la fecha en que cobre vigencia la presente ley, todas las referencias que
pudieren encontrarse en diversas disposiciones legales, tanto a la “cláusula
compromisoria” o al “compromiso”, deberá entenderse que se refieren al acuerdo
de arbitraje reconocido y definido en la presente ley.”
FORMALIZACIÓN JUDICIAL.
La formalización judicial del compromiso se rige por un procedimiento
especial y expedito, que tiene por objeto lograr la designación de los árbitros, definir
el objeto o litigio objeto del arbitraje y los procedimientos a seguir por los árbitros.
Esto se encuentra regulado en el capítulo III (arts. Del 13 al 20) de la Ley de
Arbitraje.

ARBITROS DE DERECHO Y EQUIDAD


Si los interesados convinieren en que la controversia se sustancie y resuelva con
sujeción a la ley, los árbitros son juris o de derecho.

En el arbitraje de equidad “ex aequo et bono” también llamado amigable


composición, los árbitros no se encuentran obligados a decidir en base a las normas
de derecho, sino que pueden hacerlo “en conciencia o según su leal saber y
entender. El tribunal arbitral compuesto de amigables componedores decidirá
conforme a la equidad sólo si las partes han autorizado expresamente a hacerlo así.
(arto. 37 de la Ley de Arbitraje).

EFECTOS
-Del contrato de compromiso nace, para las partes, la obligación positiva de respetar
y cumplir la decisión que los árbitros hayan emitido, llevando a cabo todos los actos
que el laudo le haya señalado y otra negativa, de no plantear litigio sobre la misma
cuestión, ante los tribunales ordinarios.

-El acuerdo arbitral obliga a las partes a respetar lo estipulado.

-Impedirá a los Jueces y tribunales conocer de las acciones originadas por


controversias sometidas al proceso arbitral, siempre que la parte interesada lo
invoque mediante la excepción de incompetencia.
-Cuando el demandado omita interponer la excepción de incompetencia se
entenderá que renuncia al arbitraje y se tiene por prorrogada la competencia de los
tribunales.

Por el contrato de compromiso el art. 2170 indica que el contrato de compromiso las
partes se someten sus controversias a la decisión de árbitros, concepto éste que
concuerda con los de tratadistas como Barbero: “ contrato por el que dos partes
convienen en que una controversia surgida entre ellos sea decidida por árbitros.

Alvadalejo “acuerdo por el que las partes establecen que una controversia entre
ellas, sea resuelta por uno o más terceros, comprometiéndose a acatar su decisión.

El contrato de compromiso encierra las siguientes características y elementos


fundamentales:

a) debe existir una controversia o litigio entre las partes, que no hay sido
definitivamente resuelta. En ese sentido, si la controversia no ha nacido o si ha sido
ya resuelta mediante sentencia ejecutoriada, transacción o cualquier acto que le dé
fin.

b) El fin elemental y fundamental del contrato de compromiso es sustraer de la


justicia común y excluir de la intervención de los tribunales, la resolución de la
controversia o litigio y confiarla a uno o más terceros.

c) El contrato de compromiso es el medio o instrumento para establecer


contractualmente el arbitraje, como la institución procesal por la que una o más
personas dan solución a un conflicto.

Cláusula Compromisoria: Es el convenio por el cual las partes acuerdan preparar


el arbitraje, comprometiéndose previamente, bien en un pacto principal, bien en una
estipulación accesoria, a instituirlo en su día. ( art. 2175 CC y 270 CPCYM)

Características
a) bilateral:pues ambas partes quedan obligadas recíprocamente a acatar y
cumplir el laudo que dicte el tribunal arbitral.
b) Solemne:porque debe otorgarse en escritura pública (art. 272 CPCYM)

c) Principal:a diferencia de la cláusula compromisoria que puede ser accesoria de


un contrato principal, el compromiso es siempre principal, ya que subsiste por sí
solo y contiene todos los elementos necesarios para su cumplimiento y ejecución
(art. 1589 CC).

Elementos:

Elementos Personales: Las personas que intervienen en el contrato de


compromiso son los compromitentes.

Elemento Material: El objeto del contrato de compromiso es integrar y constituir un


tribunal especial que conozca del litigio que existe entre las partes y emita un fallo
que éstas están obligadas a acatar.

Elemento Formal. El contrato de compromiso es solemne, pues debe formalizarse


en escritura pública (art. 272 CPCyM)

El proceso arbitral consiste en un procedimiento sui géneris, mediante el cual, por


expresa voluntad de las partes, se difiere la solución de conflictos privados
transigibles a un cuerpo igualmente colegiado integrado por árbitros, los que
transitoriamente quedan investidos de jurisdicción para proferir un laudo con la misma
categoría jurídica y los mismos efectos de una sentencia judicial.

El arbitraje, es la solución de conflictos por medio de un tribunal compuesto por


particulares, quienes no tienen la investidura de jueces ni ninguna otra de carácter oficial,
aunque adquieren la primera para efectos de adelantar y fallar el proceso que se someta a
su jurisdicción, desplazando naturalmente a los jueces formales y ordinarios en el
conocimiento de dicha cuestión, los cuales, sin embargo; conservan jurisdicción y
competencia para actuar en otros conflictos distintos de aquellos que en cada caso se llevan
a la justicia arbitral.

Estructuración del arbitraje


La ley tiene los siguientes capítulos: Capítulo 1: Disposiciones Generales; Capítulo
II.- Acuerdo de Arbitraje; Capítulo II.- composición del Tribunal Arbitral; Capítulo; IV.-
Competencia del Tribunal Arbitral; Capítulo V.- Substanciación de las Actuaciones
Arbitrales; Capítulo VI.- Pronunciamiento del Laudo y Terminación de las
Actuaciones; Capítulo; VII.- Impugnación del Laudo; Capítulo VIII. Reconocimiento
y Ejecución de Laudos; Capítulo IX. Otros Métodos Alternativos Para la Resolución
de Conflictos Entre Particulares; Capítulo X.- Disposiciones Finales y Derogatorias.

Contenido del arbitraje


La Ley de Arbitraje, como único cuerpo legal aplicable a esa materia, contiene
normas que adecúan la legislación guatemalteca a la doctrina y tendencias
recientes en materia de arbitraje. Se establecen conceptos novedosos que hacen
atractiva su utilización, tales como el acuerdo arbitral, en sustitución de la dualidad
de la cláusula compromisoria-compromiso; la libertad de las partes para decidir
sobre el procedimiento; y el reconocimiento a la función de instituciones que se
dedican a arbitrajes. La agilidad con que el arbitraje resuelve controversias nacidas
de distintas relaciones jurídicas lo hace atractivo tanto para asuntos de carácter
nacional e internacional, coadyuvando sustancialmente con los tribunales en la
aplicación de justicia.

La Ley de Arbitraje se debe aplicar como specialis, esto es, con exclusión de todas
las demás disposiciones legales que pueden existir en el derecho convencional. De
tal manera, deberá aplicarse sin perjuicio de cualquier tratado multilateral o bilateral
del cual Guatemala sea parte. Esta última observación pareciera superflua, ya que
la superioridad de derecho convencional procede de la jerarquía de las fuentes del
derecho; sin embargo, se consideró útil la aclaración, con el objeto de no afectar la
validez y aplicabilidad de los tratados citados.

Ámbito de aplicación
La Ley de Arbitraje Decreto 67-95 del Congreso de la República de Guatemala,
regula en el Artículo 1: “La presente ley se aplicará al arbitraje nacional y al
internacional, cuando el lugar del arbitraje se encuentre en el territorio nacional, sin
perjuicio de cualquier tratado multilateral o bilateral vigente del cual Guatemala sea
parte. Las normas contenidas en los Artículos 11, 12, 45, 46, 47 y 48 de la presente
ley, se aplicarán aun cuando el lugar del arbitraje se encuentre fuera del territorio
nacional.

Reglas para las notificaciones


En cuanto a las notificaciones se deja en plena libertad a las partes el poder
estipular la forma de practicarlas y el momento en el que las mismas se consideran
recibidas, existiendo solamente la siguiente excepción: las notificaciones
practicadas por los tribunales que cumplan las funciones de asistencia y de
supervisión.

Disposiciones del derecho de impugnar


La renuncia al derecho de impugnación se fundamenta en el principio procesal de
la preclusión cuando, en virtud de la misma, se considere que una parte ha
renunciado a 64 su derecho de objetar y no se podrá plantear la objeción durante
las fases subsiguientes del procedimiento arbitral ni, tampoco, después de que haya
sido dictado el laudo.

El acuerdo arbitral
El acuerdo arbitral es de importancia, el cual se encuentra desprovisto de
formalidades y basta para obligar a las partes a acudir al arbitraje, sin necesidad de
la existencia de una declaración judicial. El acuerdo puede constar como cláusula
en un contrato o en documento independiente. Ello es adecuado para una debida
defensa, pues en caso de no hacerlo se entiende que ambas partes han renunciado
al arbitraje.

El nombramiento arbitral
Las partes, con base al principio de la autonomía de la voluntad, pueden tomar la
decisión válida y relacionada con el número de árbitros, así como también el
procedimiento para su designación. Solamente en el caso que no lo haya acordado,
se tienen que observar las normas contempladas en la Ley de Arbitraje.

Las normas que se encuentran contenidas en la normativa anotada contienen la


solución a la problemática que puede surgir en la práctica, como lo es la de que una
de las partes se oponga a nombrar un árbitro. Para dichos casos se considera
imperativa la declaración judicial.

El procedimiento para recusar

Con el objetivo de asegurar una decisión imparcial, se hace necesario


establecer el procedimiento de recusación de los árbitros. En virtud de ello, la
persona a quien se le 67 comunique el nombramiento como árbitro se encuentra en
la obligación de revelar cualquier circunstancia que pueda dar lugar a dudas en
relación a la imparcialidad, ello no solo antes de comenzar un procedimiento arbitral,
sino también durante la tramitación del mismo.

El tribunal arbitral será el competente para conocer de la recusación de los árbitros,


siendo dicho fallo en sentido definitivo.

El procedimiento de recusación está regulado en el Artículo 17 de la Ley de


Arbitraje, Decreto 67-95 del Congreso de la República de Guatemala:
“Procedimiento de recusación.

Actuación arbitral
Comienzan con el requerimiento al demandado de someterse la controversia al
arbitraje. Se tiene que identificar el litigio concreto y dejar bien establecido que en
ello se está recurriendo al arbitraje y no únicamente a la manifestación de la
intencionalidad de comenzar el proceso en una fecha futura. Las partes pueden
convenir en contra de ello. Por otro lado, se determinan en la ley, normas precisas
en lo relacionado al momento oportuno de la presentación de la demanda y de su
contestación, que se aplican a la reconvención y su contestación.

Se mantiene el principio relacionado a que las partes pueden ampliar o modificar la


demanda o la reconvención siempre que no haya sido contestada por la contraparte.
Es de importancia que durante esta etapa procesal las partes acompañen los
documentos en que fundan su derecho o hacer referencia a los documentos o a
otras pruebas que se hayan presentado, con el objeto que la contrapa
CONCLUSIONES

 Los contratos de resolución de conflictos tienen como finalidad la solucionar

un problema de manera unánime, además de que las controversias de los

que forman parte de este contrato deben de aceptar las condiciones que se

estipularan, además de, acatarlas correctamente.

 El contrato de transacción facilita las formas en las que pueden de delegarse

una acción o deuda en este caso con el que se desee finalizar un conflicto.

 El arbitraje pretende enmarcar la solución de un conflicto mediante la


intervención de un tercero, adhiriéndose a lo que determinará quien
intervenga en la resolución, esto con la finalidad de solucionar lo que las
partes no pudieron resolver ellos mismos o por no poder ponerse de acuerdo.
RECOMENDACIONES

 Utilizarse de manera efectiva, el trabajo de investigación (contrato de obra y


contrato de servicios profesionales) anteriormente presentado.

 Dentro de los contratos de transacción y de arbitraje se manejan ciertas


cláusulas por lo que, no debe de obviarse, requisitos indispensables para
que se efectué de manera correcta dentro de la práctica.

 Que se determine la forma de realizarse los contratos de arbitraje y de


transacción para que quede claro las formalidades que estas conllevan
dentro del ámbito civil.
Bibliografía
Rubén Alberto Contreras Ortiz. Obligaciones y negocios jurídicos civiles.
Guatemala. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Tercera reimpresión de la primera
edición.

Ernesto R. Viteri Contratos en el Derecho Civil Guatemalteco (PARTE ESPECIAL)

Egrafía
https://www.google.com.gt/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja
&uact=8&ved=0ahUKEwitt5jz7OXTAhUJ6CYKHYEwDmMQFggkMAA&url=http%3
A%2F%2Fwww.mailxmail.com%2Fcurso-derecho-civil-guatemala-3%2Fcontrato-
obra-empresa&usg=AFQjCNE9jCKuWiK4GUEn858YpDKndEPPHQ

http://www.mailxmail.com/curso-derecho-civil-guatemala-3/contrato-servicios-
profesionales

Legislación Guatemalteca

Código Civil. Decreto Ley Número 106

Ley de Arbitraje