Está en la página 1de 2

COPIA SIMPLE O FOTOSTÁTICA.

EL PERFECCIONAMIENTO PROPUESTO
DE QUIEN LA OFRECE, NO DEBE DEPENDER DE LA OBJECIÓN
FORMULADA POR SU CONTRARIO [TESIS HISTÓRICA].

El artículo 798 de la Ley Federal del Trabajo, dispone que si el documento privado consiste
en copia simple o fotostática, el oferente podrá solicitar, en caso de objeción, la compulsa o
cotejo con el original; lo que permitiría presuponer que, únicamente en caso de que el
documento privado consistente en copia simple o fotostática sea objetado, se llevará a cabo
el medio de perfeccionamiento; sin embargo, tomando en consideración la tesis
jurisprudencial número 32/93, sostenida por la anterior Cuarta Sala de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación del rubro: "COPIA FOTOSTÁTICA REGULADA POR EL
ARTÍCULO 798 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, VALORACIÓN DE LA.", la
cual otorga a los referidos documentos no objetados el rango de indicio, de la que además
se desprende la precisión en el sentido de que "... puede darse el caso de que el propio
oferente de la copia fotostática, aunque no sea objetada, solicite su compulsa o cotejo,
señalando el lugar donde se halle el original, la que de efectuarse, perfeccionaría dicha
prueba documental.", válidamente se puede considerar que, quien ofrezca un documento en
copia simple o fotostática y solicite a su vez el medio de perfeccionamiento, señalando el
domicilio en el que se debe llevar a cabo, éste deberá ser efectuado, con independencia de
que al hacerlo haya manifestado "para el caso de objeción, solicito el cotejo o compulsa" o
expresiones similares, toda vez que sería ilógico que el perfeccionamiento propuesto
dependiera de que la parte contraria de quien la ofreció la objete o no, puesto que tal y
como ha quedado anotado, la mencionada jurisprudencia 32/93, únicamente otorga a las
copias fotostáticas sin certificar el carácter de indicio, tomándose además en cuenta que el
numeral 797 de la indicada ley, precisa que cuando se devuelva al oferente un documento
en original no objetado, deberá obrar en autos copia certificada, lo que resulta entendible,
ya que no por el hecho de que el documento no sea objetado se debe determinar que al
obrar en autos copia sin certificar del mismo, éstas se encuentran perfeccionadas.

NOVENO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER


CIRCUITO.

Amparo directo 3309/2000.—Yolanda Flores Pérez.—5 de abril de 2000.—


Unanimidad de votos.—Ponente: Jorge Rafael Olivera Toro y Alonso.—Secretaria:
Miryam Nájera Domínguez.
Amparo directo 4659/2000.—Luis Guillermo Cervantes Ramos.—10 de mayo de
2000.—Unanimidad de votos.—Ponente: Emilio González Santander.—Secretario:
Juan Martín Ramírez Ibarra.
Amparo directo 6539/2000.—Teresita de Jesús Guerra Rivera.—28 de junio de
Secretaria: Miryam Nájera Domínguez.
2000.—Unanimidad de votos.—Ponente: Nilda R. Muñoz Vázquez.—Secretario:
Francisco E. Orozco Vera.
Amparo directo 9529/2000.—Benjamín Ortiz Esparza.—6 de septiembre de
2000.—Unanimidad de votos.—Ponente: Emilio González Santander.—Secretario:
José Roberto Córdova Becerril.
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XII, octubre
de 2000, página 1144, Tribunales Colegiados de Circuito, tesis I.9o.T. J/43; véase
ejecutoria en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época,
Tomo XII, octubre de 2000, página 1145.
Nota: Histórica al haber sido confirmada por la tesis 2a./J. 44/2005, de rubro:
"DOCUMENTO PRIVADO EN COPIA SIMPLE O FOTOSTÁTICA. EL OFRECIDO EN
TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 798 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, NO REQUIERE
QUE SEA OBJETADO PARA QUE LA JUNTA LO MANDE PERFECCIONAR.". La tesis
citada aparece publicada con el número 125, en el Apéndice al Semanario Judicial
de la Federación 1917-1995, Tomo V, Materia del Trabajo, página 86.