Está en la página 1de 15

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del poder popular para la educación universitaria


I.U.P. “Santiago Mariño” extensión Maracaibo
Escuela: Ingeniería Industrial (45)
Cátedra: Química

ACTIVIDAD QUIMICA (SAIA)

CORTE 1

ALVIAREZ, Gabriela
CI: 27.196.935
-Números cuánticos:
Describe los números cuánticos:
Número cuántico principal: n
El número cuántico principal siempre tiene como valor números enteros y positivos
y nos permite conocer el nivel energético del orbital así como su tamaño. N
determina la medida del orbital, por lo que cuanto mayor sea n la probabilidad de
encontrar un electrón cerca del núcleo de un átomo disminuye y la energía del orbital
se incrementa. A todos aquellos grupos de orbitales que comparten el mismo valor
de N se les conoce con el nombre de nivel o capa.
Los valores que puede adoptar el número cuántico principal (n) pueden ser número
enteros positivos como: n = 1, 2, 3, 4, 6…

El número cuántico secundario: ℓ (l = 0,1,2,3,4,5,...,n-1)


Indica la forma de los orbitales y el subnivel de energía en el que se encuentra el
electrón. Un orbital de un átomo hidrogenoide tiene l nodos angulares y n-1-l nodos
radiales.
También es conocido como el número cuántico del momento angular orbital o
número cuántico azimutal facilita la información sobre la forma geométrica que tiene
el orbital.
Los valores que puede adoptar ℓ van muy de la mano del valor de n. Esto significa
que dependiendo del valor que tiene el número cuántico principal (n), ℓ podrá
adoptar unos números enteros determinados y que van desde el cero hasta n-1 (ℓ =
n – 1).
Número cuántico magnético: mℓ
Ayuda a conocer las diferentes orientaciones que puede adoptar el orbital. Su valor
solo puede tener valores enteros que vas desde el -3 hasta el +3, donde también se
incluye el número 0 lo que nos indica que su valor está muy relacionado con el valor
de número magnético secundario (ℓ) -ℓ…0…+ℓ.

Número cuántico espín: ms


Permite conocer el sentido de rotación del electrón en su propio eje dentro de un
orbital. Los valores que puede tener son dos, ya que solo puede tener dos
posibilidades de giro, y son -1/2 o +1/2. Cabe destacar que en cada orbital solo
puede tener un máximo de dos electrones con espines diferentes.
Define el principio de exclusión de Pauli:
Fue dado a conocer por Wolfgang Ernst Pauli, establece que no pueden existir dos
fermiones con sus cuatro números cuánticos iguales. Solamente dos electrones
pueden estar dentro de un mismo orbital y con spin opuesto.

El principio de exclusión de Pauli fue formulado para explicar la estructura atómica


y la organización de la tabla periódica, y consistía en imponer una restricción sobre
la distribución de los electrones en los diferentes estados cuánticos.
Estipula que dos fermiones no pueden ocupar el mismo estado cuántico dentro del
mismo sistema al mismo tiempo, mientras que para el caso de los electrones
estipula que es imposible para 2 electrones en un mismo átomo tener los mismos 4
valores para los números cuánticos, donde esos 4 números incluyen el número
cuántico principal, el número cuántico de momento angular, el número cuántico
magnético y por último, el número cuántico de espín. Como se ha dicho, el principio
de exclusión de Pauli solo es aplicable a fermiones, esto es, partículas que forman
estados cuánticos anti simétricos y que tienen espín semientero. Son fermiones, por
ejemplo, los electrones y los quarks (estos últimos son los que forman los protones
y los neutrones).

Define orbital atómico:


Es una zona del espacio donde hay una gran probabilidad, casi mayor del 90%, de
encontrar al electrón, lo que supone poder considerar al electrón o electrones, como
una nube indefinida cargada que gira en torno al núcleo, donde hay mayor densidad
en las zonas donde la probabilidad de encontrar al electrón, es mayor.
El orbital es la descripción ondulatoria del tamaño, forma y orientación de una región
del espacio disponible para un electrón. Cada orbital con diferentes valores de n
presenta una energía específica para el estado del electrón.
Explique Hibridación:
La hibridación consiste en una mezcla de orbitales puros en un estado excitado para
formar orbitales híbridos equivalentes con orientaciones determinadas en el
espacio. Estos cambios se presentan entre los orbitales de un mismo nivel de
energía; lo que significa que en el átomo de carbono se presenta en la última capa
electrónica correspondiente al nivel dos involucrando a los subniveles 2s2 y 2p2. A
los orbitales híbridos que se forman se les conoce como sp, sp2, sp3.
El químico Linus Pauling desarrolló por primera vez la teoría de la hibridación con
el fin de explicar la estructura de las moléculas como el metano (CH4) en 1931.1
Este concepto fue desarrollado para este tipo de sistemas químicos sencillos, pero
el enfoque fue más tarde aplicado más ampliamente, y hoy se considera una
heurística eficaz para la racionalización de las estructuras de compuestos
orgánicos.
Hibridación sp:
Se define como la combinación de un orbital s y un orbital p, para formar 2 orbitales
híbridos, con orientación lineal. Este es el tipo de enlace híbrido, con un ángulo de
180º y que se encuentra existente en compuestos con triples enlaces como los
alquinos
Hibridación sp2:
Se define como la combinación de un orbital s y dos orbitales p, para formar 3
orbitales híbridos, que se disponen en un plano formando ángulos de 120º.
Los átomos que forman hibridaciones sp2 pueden formar compuestos con enlaces
dobles. Forman un ángulo de 120º y su molécula es de forma plana
Hibridación sp3:
El átomo de carbono tiene seis electrones: dos se ubican en el orbital 1s (1s²), dos
en el 2s (2s²) y los restantes dos en el orbital 2p (2p²). Debido a su orientación en el
plano tridimensional el subnivel 2p tiene capacidad para ubicar 6 electrones: 2 en el
orbital px, dos en el orbital py y dos electrones en el orbital pz. Los dos últimos
electrones del carbono se ubicarían uno en el 2px, el otro en el 2py y el orbital 2pz
permanece vacío (2px¹ 2py¹).

-Distribución electrónica:
Explique la configuración electrónica de los elementos:
Escribir la configuración electrónica de un átomo consiste en indicar cómo se
distribuyen sus electrones entre los diferentes orbitales en las capas principales y
las subcapas. Muchas de las propiedades físicas y químicas de los elementos
pueden relacionarse con las configuraciones electrónicas.
Esta distribución se realiza apoyándonos en tres reglas: energía de los orbitales,
principio de exclusión de Pauli y regla de Hund.
Los electrones ocupan los orbitales de forma que se minimice la energía del átomo.
El orden exacto de llenado de los orbitales se estableció experimentalmente,
principalmente mediante estudios espectroscópicos y magnéticos, y es el orden que
debemos seguir al asignar las configuraciones electrónicas a los elementos.
Niveles de energía:
Estos niveles se designan con la letra n, donde n es un número entero positivo. De
esta manera, n = 1 corresponde al nivel energético principal más bajo. A medida
que n aumenta, también se incrementa la energía del electrón y, en promedio, el
electrón se encuentra más alejado del núcleo.

En la tabla periódica se pueden encontrar, para los elementos en su estado


fundamental, hasta siete niveles de energía o capas en las que pueden situarse los
electrones. Cada nivel de energía se divide según el momento angular orbital que
lo describe, al que se le asigna una letra determinada: s,p, d, f.

Para cada momento angular hay un número determinado de orbitales, según la


proyección en una dirección dada del momento angular. Luego, en cada proyección
pueden contener, como máximo, dos electrones cada uno diferenciados por el spin,
un movimiento asociado clásicamente al giro sobre su eje

El orden de llenado de orbitales es:

1s22s22p63s23p64s23d104p65s24d105p66s24f145d106p67s25f146d107p6

En un determinado átomo los electrones van ocupando, y llenando, los orbitales de


menor energía; cuando se da esta circunstancia el átomo se encuentra en su estado
fundamental. Si el átomo recibe energía, alguno de sus electrones más externos
puede saltar a orbitales de mayor energía, pasando el átomo a un estado excitado.

Tabla periódica: Explique y describa la tabla periódica.


Se conoce como tabla periódica de los elementos a un esquema diseñado para
organizar y segmentar cada elemento químico, de acuerdo a las propiedades y
particularidades que posea. La tabla periódica de los elementos es una disposición
de los elementos químicos en forma de tabla, ordenados por su número atómico
(número de protones) por su configuración de electrones y sus propiedades
químicas. Este ordenamiento muestra tendencias periódicas, como elementos con
comportamiento similar en la misma columna. Las filas de la tabla se denominan
períodos y las columnas grupos. Algunos grupos tienen nombres. Así por ejemplo
el grupo 17 es el de los halógenos y el grupo 18 el de los gases nobles. La tabla
también se divide en cuatro bloques con algunas propiedades químicas similares.
Debido a que las posiciones están ordenadas, se puede utilizar la tabla para obtener
relaciones entre las propiedades de los elementos, o pronosticar propiedades de
elementos nuevos todavía no descubiertos o sintetizados. La tabla periódica
proporciona un marco útil para analizar el comportamiento químico y es
ampliamente utilizada en química y otras ciencias.
1. La tabla periódica actual es de la forma larga, fue diseñada por el químico alemán
J. Werner, en base a la Ley Periódica de Henry Moseley y la configuración
electrónica de los átomos de los elementos.
2. Los elementos están ordenados en el orden creciente al número atómico de sus
átomos.
3. La tabla periódica actual está constituida por 7 filas o periodos, a los 3 primeros
periodos se denominan “cortos”, el cuarto y quinto se denominan “largos” y los
restantes “extralargos”.
4. Presentan 18 columnas que constituyen 16 grupos o familias que se ordenan en
8 grupos “A” y 8 grupos “B”.
Grupos A
También denominados “principales o representativos”, la configuración electrónica
de sus átomos neutros terminan en el subnivel “s” o “p”.
Grupos B
Están constituidos por los elementos de transición y los elementos de transición
interna.
• Elementos de transición: La configuración electrónica de sus átomos neutros
termina en el subnivel “d”.
• Elementos de transición interna: La configuración electrónica de sus átomos
neutros termina en el subnivel “f”

-Enlace químico:
Define enlace químico según la estructura de Lewis
Es una representación gráfica que muestra los enlaces entre los átomos de una
molécula y los pares de electrones solitarios que puedan existir. Diagrama de Lewis
se puede usar tanto para representar moléculas formadas por la unión de sus
átomos mediante enlace covalente como complejos de coordinación.
Las estructuras de Lewis muestran los diferentes átomos de una determinada
molécula usando su símbolo químico y líneas que se trazan entre los átomos que
se unen entre sí. En ocasiones, para representar cada enlace, se usan pares de
puntos en vez de líneas. Los electrones desapartados (los que no participan en los
enlaces) se representan mediante una línea o con un par de puntos, y se colocan
alrededor de los átomos a los que pertenece.
El químico estadounidense G. B. Lewis (1875-1946) advirtió que el enlace químico
entre átomos no podía explicarse cómo debido a un intercambio de electrones. Dos
átomos iguales intercambiando electrones no alterarían sus configuraciones
electrónicas; las ideas válidas para el enlace iónico no eran útiles para explicar de
una forma general el enlace entre átomos. Sugirió entonces que este tipo de enlace
químico se formaba por la comparación de uno o más pares de electrones o pares
de enlace. Por este procedimiento los átomos enlazados alcanzaban la
configuración electrónica de los gases nobles. Este tipo de configuración de capas
completas se corresponde con las condiciones de mínima energía o máxima
estabilidad características de la situación de enlace.

Clasifica los enlaces como iónicos, covalentes coordinados:


ENLACE IÓNICO:
Fuerza electrostática que mantiene unidos a los iones en un compuesto iónico.
Este tipo de enlace consiste en la atracción de átomos con cargas eléctricas de
signos diferentes, es decir, el enlace se establece cuando átomos de elementos
poco electronegativos se enlazan con átomos de elementos muy electronegativos,
lo cual sucede con elementos de los extremos izquierdos de la tabla periódica que
son metales con el lado derecho que pertenecen a los no metales.
El elemento menos electronegativo que corresponde a los metales cede sus
electrones a los elementos más electronegativos que son los no metales.
El enlace iónico se efectúa por transferencia de electrones del metal que tiene
menos electrones al no metal que tiene más electrones.

ENLACE COVALENTE
Es aquel que se efectúa por compartición de electrones entre elementos no
metálicos, donde cada elemento que participa en el enlace completa su octeto;
dependiendo del valor de su diferencia de electronegatividad se clasifica en
covalente polar, en covalente no polar o puro y covalente coordinado o dativo.

ENLACE COVALENTE COORDINADO


En este caso es uno de los átomos el que sede los dos electrones, y el otro solo
ofrece el espacio para acomodarlos. Una vez formado un enlace covalente
coordinado, no se distingue de los demás; no es más que un par de electrones
compartidos.
El enlace se efectúa entre no metales en donde uno de los átomos del elemento no
metálico aporta un par de electrones a otro no metal y ambos completan su octeto.
Se representa con una flecha dirigida del átomo que aporta hacia el que recibe.
La condición para que exista este tipo de enlace es que los átomos que participan
sean no metales.
Las estructuras de Lewis del ácido sulfúrico nos muestra los enlaces covalentes
entre los átomos de azufre (S) y de oxigeno (O), que no se encuentran enlazados a
los átomos de hidrogeno. Este modelo de enlace nos ayuda a entender mejor la
formación de moléculas complejas. También en este modelo de enlace se forman
dobles enlaces entre átomos.

Resalta las características del enlace covalente según la polaridad de enlace


electronegatividad:
 El enlace covalente puede ser polar o no polar.
 Si los átomos que forman el enlace covalente son idénticos, los electrones
del enlace son igualmente compartidos por ambos átomos y será un enlace
covalente no polar.
 Si son átomos distintos, los electrones del enlace estarán más atraídos hacia
uno de los átomos y será un enlace covalente polar.
 Los electrones de un enlace covalente polar están más atraídos hacia el
átomo más electronegativo y este tendrá una carga parcial negativa (d─), el
otro átomo tendrá una carga parcial positiva (d+). Esta no es una carga
verdadera como la de los io-nes porque los electrones no están transferidos
sino compartidos.

 La electronegatividad es la capacidad de un átomo de atraer hacia sí los


electrones del enlace covalente.

 A medida que aumenta el número atómico en los elementos representativos


de la tabla periódica, la electronegatividad aumenta en los períodos y
disminuye en los grupos. Esta variación es inversa a la del carácter metálico.

Diferencia enlace polar y enlace no polar.

Enlace Polar
Existe una distribución asimétrica de los electrones, el enlace o la molécula posee
un polo + y uno -, o un dipolo
No polares: Existe una distribución simétrica de los e-, produciendo un enlace o
molécula sin dipolo.
Básicamente, si la diferencia de electronegatividad es inferior a un valor de 0,5 es
covalente no polar y si esa diferencia está en un valor entre 0,4 y 1,7 es un enlace
covalente polar.

-Leyes que rigen los cambios químicos o leyes pondérales, enuncia las leyes de la
conservación de la masa, la composiciones y las proporciones múltiples:
Leyes Ponderales
Ley de la Conservación de la Masa (Antonio Lorenzo Lavoisier 1743-1794). La
materia sólo sufre cambios, es decir que se transforma, ni se crea ni se destruye.
En otras palabras la masa total de las sustancias que intervienen en un cambio es
igual a la masa total. Ésta ley fue comprobada experimentalmente por el físico
alemán Hans Landolt en 1901, quien demostró que la pérdida de masa es
prácticamente nula y podría mantenerse dentro de lo asignado al error experimental.

La masa de un sistema permanece invariable cualquiera que sea la


transformación que ocurra dentro de él;

Esto es, en términos químicos,

La masa de los cuerpos reaccionantes es igual a la masa de los productos


de la reacción

Postula que la cantidad de materia antes y después de una transformación es


siempre la misma. Es una de las leyes fundamentales en todas las ciencias
naturales. Se resumen con la célebre frase: “nada se pierde, nada se crea, todo
se transforma”.

La materia es el término general que se aplica a todo lo que ocupa espacio y


posee los atributos de gravedad e inercia.

Fue elaborada independientemente por Mijaíl Lomonósov en 1745 y por


Antoine Lavoisier en 1785. Esta ley es fundamental para una adecuada
comprensión de la química. Está detrás de la descripción habitual de las
reacciones químicas mediante la ecuación química. También de los métodos
gravimétricos de la química analítica. La única salvedad que hay que tener en
cuenta son las reacciones nucleares, en las que la masa sí se modifica de forma
sutil. En estos casos en la suma de masas hay que tener en cuenta la
equivalencia entre masa y energía.

La ley de la conservación de la materia no es absolutamente exacta. La teoría


de la relatividad debida a EINSTEIN ha eliminado el dualismo existente en la física
clásica entre la materia ponderable y la energía imponderable. En la física actual,
la materia y la energía son de la misma esencia, pues no sólo la energía tiene un
peso, y por tanto una masa, sino que la materia es una forma de energía que
puede transformarse en otra forma distinta de energía.

Ley de las Proporciones Definidas (Louis Joseph Proust 1754-1826). En la


formación de un compuesto, la proporción de elemento que se combina con una
masa definida de otro elemento, será siempre la misma, es decir, cada compuesto
químico, contiene siempre los mismos elementos unidos en idénticas proporciones.

Cuando dos o más elementos se combinan para formar un determinado


compuesto lo hacen en una relación en peso constante independientemente
del proceso seguido para formarlo.

Esta ley también se puede enunciar desde otro punto de vista

Para cualquier muestra pura de un determinado compuesto los elementos


que lo conforman mantienen una proporción fija en peso, es decir, una
proporción ponderal constante.

Ley de las Proporciones Múltiples (Jonh Dalton). Sí dos elementos se combinan


para formar más de un compuesto, la masa de un elemento que se combina, con la
masa fija de otro, se encuentran en una relación de números enteros pequeños.
Las cantidades de un mismo elemento que se unen con una cantidad fija de
otro elemento para formar en cada caso un compuesto distinto están en la
relación de números enteros sencillos.

Ley de las proporciones recíprocas:


Los pesos de diferentes elementos que se combinan con un mismo peso de
un elemento dado, dan la relación de pesos de estos Elementos cuando se
combinan entre sí o bien múltiplos o submúltiplos de estos pesos.

Esta ley llamada también de las proporciones equivalentes fue esbozada por
RICHTER en 1792 y completada varios años más tarde por WENZEL.
La ley de las proporciones recíprocas conduce a fijar a cada elemento un
peso relativo de combinación, que es el peso del mismo que se une con un peso
determinado del elemento que se toma como tipo de referencia.

Al ser el oxígeno el elemento que se combina con casi todos los demás se
tomó inicialmente como tipo 100 partes en peso de oxígeno; la cantidad en peso
de cada elemento que se combinaba con estas 100 partes en peso de oxígeno
era su peso de combinación. El menor peso de combinación que así se
encontraba era el del hidrógeno, por lo que fue natural tomar como base relativa
de los pesos de combinación de los elementos el valor 1 para el hidrógeno; en
esta escala el oxígeno tiene el valor 7,9365 (según las investigaciones
últimamente realizadas) y otros elementos tienen también valores algo inferiores a
números enteros. Pero puesto que el hidrógeno se combina con muy pocos
elementos y el peso de combinación de éstos tenía que encontrarse en general a
partir de su combinación con el oxígeno, se decidió finalmente tomar nuevamente
el oxígeno como base de los pesos de combinación redondeando su peso tipo a
8,000; el del hidrógeno resulta ser igual a 1,008 y el de varios elementos son
ahora números aproximadamente enteros.

Estos pesos de combinación se conocen hoy como pesos equivalentes. El


peso equivalente de un elemento (o compuesto) es la cantidad del mismo que se
combina o reemplaza -equivale químicamente- a 8,000 partes de oxígeno o
1,008 partes de hidrógeno. Se denomina también equivalente químico.

Ley de los volúmenes de combinación (0 de Gay- lussac).


Muchos de los elementos y compuestos son gaseosos, y puesto que es
más sencillo medir un volumen que un peso de gas era natural se
estudiasen las relaciones de volumen en que los gases se combinan.
En cualquier reacción química los volúmenes de todas las
substancias gaseosas que intervienen en la misma, medidos en las
mismas condiciones de presión y temperatura, están en una
relación de números enteros sencillos.

LOUIS JOSEPH GAY-LUSSACGAY-LUSSAC formuló en 1808 la ley de


los volúmenes de combinación que lleva su nombre. Al obtener vapor de
agua a partir de los elementos (sustancias elementales) se había
encontrado que un volumen de oxígeno se une con dos volúmenes de
hidrógeno formándose dos volúmenes de vapor de agua; todos los
volúmenes gaseosos medidos en las mismas condiciones de presión y
temperatura.
-Estequiometria de las reacciones químicas:
Define la ecuación química: Es una forma esquemática y sencilla de expresar,
mediante símbolos y fórmulas, los cambios ocurridos en el transcurso de una
reacción; son el modo de representar a las reacciones químicas.
Reactivo límitelimite y reactivo en exceso en una ecuación química:
El reactivo que se consume en su totalidad es el que va a limitar la
cantidad de producto que se obtendrá y se denomina reactivo limitante.
Los otros reactivos se llaman excedentes o en exceso y no se consumen
totalmente.

Por ejemplo, en la reacción del aluminio con el oxígeno para formar


óxido de aluminio, mezclas para que reaccionen dos moles de
aluminio con dos moles de dioxígeno.

La ecuación ajustada es: 4 Al + 3 O2 → 2 Al2O3

Y haciendo uso de la proporción estequiométrica entre el aluminio y


el dioxígeno:

Por tanto, únicamente reaccionan 1,5 moles de O2 y quedan sin reaccionar 0,5
moles de dioxígeno. El reactivo limitante es el aluminio, que se consume
totalmente.

• El reactivo limitante será aquél que se agote primero en la reacción.


• El reactivo en exceso será aquel que no se agote por completo
durante la reacción.
• La cantidad de producto que se obtenga de la reacción, dependerá
siempre de la cantidad de reactivo limitante que se tenga en la reacción.
-Representa estructuralmente moléculas lineales, trigonales planos, tetraédricos y
piramidales:

Moléculas lineales

El átomo central no tiene pares solitarios. Para evitar repulsiones entre los
pares enlazantes, dispone los grupos B lo más alejados posible.
Un ejemplo es la molécula de dióxido de carbono, CO2. Se representa de la
siguiente forma:

El dióxido de carbono dispone los enlaces C=O a 180º para evitar repulsiones

Molécula trigonal plana


Las moléculas que forman tres enlaces covalentes, sin pares solitarios sobre el átomo
central, disponen los enlaces A-B hacia los vértices de un triángulo equilátero, denominándose a
esta geometría trigonal plana.

Como ejemplo se tiene la geometría del trifluoruro de boro, BF3.


Moléculas tetraédricas
Las moléculas con cuatro enlaces disponen los grupos hacia los vértices de un tetraedro. En esta
geometría los ángulos de enlace son de 109,5º.

Un ejemplo de esta disposición espacial lo encontramos en el metano, CH 4 y se representa:

Moléculas con geometría piramidal

Son moléculas que presentan tres pares enlazantes y uno solitario rodeando a un átomo central.
La disposición espacial de estos cuatro pares es tetraédrica, sin embargo al despreciar el par
solitario nos queda una geometría piramidal.

Una molécula de este tipo es el amoniaco, NH3


Y se representa:
-Indica la polaridad de enlace entre moléculas homonucleares y heteronucleares:
En las moléculas diatómicas homonucleares (H2, O2, N2, Cl2) los dos átomos
que las forman, por poseer la misma electronegatividad, atraen los electrones
que forman el enlace con la misma intensidad, de forma que no hay
desplazamiento de la nube electrónica hacia uno u otro átomo.
Se dice entonces que el enlace covalente es apolar y, de hecho, todas estas
moléculas son los mejores ejemplos de enlace covalente puro o no polarizado.
Algo similar ocurre en las moléculas poli atómicas en las que dos átomos
idénticos enlazados poseen un mismo entorno (CH3-CH3, Cl3C-CCl3).
Sin embargo, en moléculas diatómicas heteronucleares (HF, HCl, CO) la
atracción de los dos núcleos sobre los electrones del enlace no es la misma.
Esta circunstancia provoca una distribución desigual de la carga electrónica
sobre el enlace, de forma que está más desplazada hacia el núcleo del átomo
más electronegativo.
Enlaces como los anteriores poseen una separación de cargas permanente (una
parte de la molécula posee una carga parcial positiva y otra parte tienen carga
parcial negativa) y se denominan enlaces covalentes polares.