Está en la página 1de 3

1º Congreso Argentino-Brasileño de Medicamentos Genéricos

Conferencia de Apertura - 4 de Diciembre de 2002 – Auditorio Principal

Dr. Ginés González García – Ministro de Salud de la Nación

Estoy muy contento que este sueño que me contaron hace ya un cierto tiempo de organizar
esto que empezamos hoy se concrete, sueño que tienen algunos de los que estamos acá
arriba del escenario y otros que están en los programas, siempre representados y también
algunos que no están y que son los chicos y las chicas que yo he visto trabajar en la
Fundación incansablemente durante meses para que esto se concrete. Pero además estoy
contento porque cuando iniciamos en el gobierno en las circunstancias que todos
conocemos, nos juntábamos y pensábamos, de las muchas cosas que tenía y tiene todavía
sin resolver la Argentina , cuál iba a ser el lugar donde iba a haber más injusticia de seguir
las cosas como estaban, donde iba a ser el lugar donde iba a haber más exclusión, cuál iba a
ser el lugar donde iba a haber más carencia de acceso, más dolor sin mitigar o más
incapacidad de resolver terapéuticamente la enfermedad o simplemente el síntoma. Y ahí
rápidamente nuestro equipo dijo medicamentos.

Y cuando dijimos medicamentos, obviamente en un Estado debilitado, quebrado por


hipotecas del pasado y sin prestamistas nacionales o extranjeros que quisieran prestar más,
cómo reconstruir la posibilidad de que tantos argentinos fueran incluidos, volvieran a tener
acceso, volviéramos a sentir que tenemos derechos, pudiéramos tener también la opción de
poder elegir. Y por eso, con la debilidad que teníamos, creo yo que tuvimos la oportunidad
de convocar a todos los sectores de la sociedad. Y en esa convocatoria debo decirles que
quizás es el orgullo más grande que me llevo en el tiempo que estoy en la función,
verdaderamente todos los sectores vinieron a ver qué se podía aportar. No se acercó
ninguno a la mesa a ver de dónde podía sacar una ventaja o dónde se llevaba algo. Y en esa
mesa estuvo Medicamentos desde el primer día. Y muchas otras cosas más. Y por eso ver
que en las distintas jurisdicciones del país que no hubo diferencias de color político ni
especulación electoral.

Todos juntos trabajando desde el primer día hacia un mismo objetivo. Desde sectores tan
disímiles como la universidad argentina y la central de los trabajadores argentinos.
Dissímiles en el sentido de los intereses que representan, pero absolutamente unidos en
función de un objetivo nacional, o desde las asociaciones de consumidores, o desde el
querido gremio que yo integro, que es el gremio de los médicos, totalmente unido y
aportando todos los días su esfuerzo y su compromiso. El gremio de los farmacéuticos, de
los odontólogos y todos los gremios profesionales y esta enorme masa crítica, esta energía
que juntamos para tratar de construir una política nacional de medicamentos, nos dio y nos
da resultado. Donde no hubo diputados ni senadores que especularan nunca con una
cuestión pequeña ni demagógica o de su propio distrito, sino todos comprometidos en
función de esta transmisión de esta política en todos los poderes del Estado Argentino.
Entonces por eso creo yo que recuperamos accesibilidad. Ningún territorio era más injusto
que el de medicamentos. Pero no lo era por esta crisis de nuestro fin de año pasado, lo venía
siendo históricamente y por eso muchos de los que están hoy acá , simplemente hacemos un
renovado compromiso de un viejo sueño de tratar de mejorar la política de medicamentos.
Y recuperamos acceso.

Siempre las sociedades no valoran lo que no sucedió. Entonces, quizás los millones de
argentinos que han podido volver a las farmacias, que han podido volver a tener opciones
con respecto a elección del precio que podían pagar con todas las políticas que habíamos
hecho, no se expresan.

Pero nosotros sabemos que son millones de argentinos. O sí se expresan, porque en realidad
cuando uno mira las cifras y las encuestas de distintos lugares y ve que la política pública
en la cual tiene más consenso tiene el gobierno -un gobierno que por las circunstancias que
todos conocen ni los gobernantes ni los gobiernos ni las políticas han tenido consenso- sin
embargo esta política ha tenido un altísimo consenso de todos los sectores sociales de la
Argentina. ¿Por qué? Porque recuperó accesibilidad. ¿Y qué más hizo y qué más hace? Y
cuida los bolsillos de los argentinos. Los bolsillos exhaustos, a veces vacíos de los
argentinos, pero nunca suficientemente provistos para tantas necesidades. Este año han
tenido un ahorro de más de 500 millones de pesos con respecto a lo que hubieran tenido
que gastar en el caso de que las cosas siguieran como estaban. Y nuestra estimación para el
año próximo es que toda la política le va a hacer ahorrar al bolsillo de los argentinos -no
estoy diciendo al Estado- poco más de mil millones de pesos.

Pero no sólo le dimos accesibilidad y ahorro. Yo creo que nos dimos -para no ser
paternalista- lo más importante de todo: la posibilidad de sentir que podíamos construir,
hacer, que una cosa que durante tantos años nos reclamamos y no pudimos ha cer la
estábamos haciendo, la estamos haciendo y eso me parece que tiene un valor muy fuerte
para todos nosotros. Para los que integramos instituciones, porque esta idea de que el
mercado siempre gana y la política siempre pierde, esta idea de que los poderosos son los
dueños y el resto somos arlequines. Esta vez terminó. Esta vez los débiles juntos
terminamos construyendo una política de todos y sobre todo para todos. Y diría también
con todos. Y esto es lo importante.

Y además, ¿cuánto vale que el ciudadano no sienta la exclusión de no poder ir a la


farmacia, y no sólo eso sino que sienta que puede elegir? ¿Cuánto vale devolverle el
derecho a la gente que elija el precio cuando se sentía virtualmente asaltada? ¿Cuánto vale
que los médicos hayamos vuelto a la universidad y a la ciencia y que usemos el nombre que
nunca debimos dejar de usar, que es el nombre genérico? ¿Cuánto pensamiento científico
nos ha vuelto a nuestra cabeza cuando prescribimos a partir de usar el nombre genérico?
¿Cuánta información farmacológica transmitimos por usar el nombre genérico? ¿Cuánto los
farmacéuticos han recuperado de su profesión que estaba muy devaluada y sobre todo
absolutamente desperdiciada con respecto al nuevo rol que tienen en la política nacional de
medicamentos? Por eso creo que más allá de la política que uno podría decir que es de un
gobierno o de un ministro, ésta es la política de los argentinos, de los argentinos juntos,
pensando en grandes objetivos nacionales.
Quizás lo podemos pensar más profundamente por la terrible crisis que estuvimos viviendo
cuando esto empezó, pero bueno, también la adversidad suele ser un mecanismo de
reacción de los pueblos. También los desafíos son los mecanismos de respuesta de los
pueblos. Y respuesta hemos tenido y seguiremos teniendo. Ustedes piensen que ya estamos
en funcionamiento además, con un programa como el Programa Remediar y a todos los que
no pueden ir a la farmacia, intenta y lo va a lograr en principio en el mes de febrero, cubrir
al 100% de los argentinos en medicamentos esenciales en todas las unidades sanitarias de
toda la Argentina. Y hoy ya está cubriendo a más de 5 millones de argentinos, pero hemos
preferido que esto se instale en silencio, como un derecho mucho más que como difusión de
un acto de gobierno.

Por eso realmente creo que esto que hoy ustedes empiezan y que estos tres días
seguramente servirá para que todos los que estamos acá y todos los que están fuera de acá
tengamos una mejora en este tema tan crítico desde hace tantos años de la Argentina,
mejora en la calidad, en la accesibilidad, en derecho universal, en precio, en prescripción,
en uso racional de los medicamentos. Para nosotros es un elemento realmente importante.
Y además hacerlo con los amigos de Brasil.

Ustedes saben que nuestra historia ha tenido más desencuentros que encuentros. Muchos de
ellos estimulados justamente para debilitarnos. Y a una tradición reciente pero muy intensa
que tenemos de trabajar juntos argentinos y brasileños se ha visto reafirmada estos días por
la presencia que creo que ha sido luminosa del presidente electo de Brasil, sr. Ignacio Da
Silva, conocido como Lula, que la verdad tuve el honor de hablar un poco con él, no todo lo
que yo hubiera querido, pero sí me gustó muchísimo esencialmente no sólo un pensamient o
estratégico de Argentina y Brasil unidos, que lo dijo y lo reafirmó, sino una frase preciosa
que dijo en todo momento y que siempre fue la misma: "hagámoslo juntos".

Creo que dos países que han vivido confrontando si el mejor es Pelé o el mejor es
Mara dona, teniendo como tienen a los dos indiscutibles mejores del mundo, si los ponen a
jugar juntos, para el mismo lado, son invencibles. Por eso creo yo que también este camino
que se inaugura con este congreso de medicamentos genéricos Argentino-Brasileño es un
hito muy importante para esa construcción colectiva en una región castigada, con exclusión,
donde todavía falta acceso al medicamento, porque a pesar de que yo les conté lo mucho
que hicimos , lo mucho que vamos a hacer, lo mucho que va a quedar hecho para el
próximo gobierno, siempre un país, siempre una política es un desafío a terminar, es un
sueño inconcluso, pero un sueño que se alimenta con nuevos sueños y por eso yo les
agradezco a todos ustedes esta renovación de los sueños, esta reafirmación de los ideales y
este compromiso y también me digo que el gobierno renueva el compromiso con la política
nacional de medicamentos.