Está en la página 1de 256

Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

HECHO PARA DURAR


(BUILT TO LAST)
POR AURORA REY

TRADUCIDO POR: MARTHA LO 2017

2
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Sinopsis
Olivia Bennett está en el camino a la planta permanente en la Universidad de Cornell, la
experta residente en escritoras mujeres sureñas. Después de mudarse al norte de Nueva
York desde Atlanta, se enamora y compra una vieja granja abandonada. El único
problema: ella no sabe nada sobre la renovación de una casa, el cuidado de la tierra, o la
nieve.

Joss Bauer es una nativa de Nueva York que creció en el negocio de la construcción de su
familia. Ella tiene una debilidad por las casas viejas, pero ninguna paciencia para los
debutantes sobrevaluados que quieren jugar a vivir una vida campestre.

Cuando Olivia contrata a Joss para hacer las renovaciones en su nuevo hogar, las chispas
vuelan, en más de una forma.

Resulta que ambas mujeres tienen mucho que aprender sobre la vida, el amor y el
significado del hogar. Pero cuando un escándalo amenaza la reputación profesional de
Olivia, pone sus prioridades y su nuevo amor en la línea.

3
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO UNO
La casa era demasiado grande, vieja y alejada de la ciudad de lo que Olivia quería. Las
fotos en el listado eran terribles. Había sólo un par de ellas para empezar y no hicieron
mucho para mostrar el carácter de la casa, o su condición. Pero aún así. Algo en ello le
habló. Tenía un porche y una chimenea; tenía la promesa. Olivia le pidió a su agente de
bienes raíces que agendara una exhibición.

Todo el proceso de buscar casa había demostrado ser más que frustrante. Todos le habían
advertido sobre el mercado de Ithaca y, por desgracia, todos tenían razón. Llevaba cuatro
meses en eso y cada casa que había visto era completamente genérica o llena de
complementos de moda — sin personalidad o el tipo de personalidad que intentaría evitar
en las fiestas. El resto eran ya sea propiedades de alquiler deterioradas de estudiantes
universitarios o completamente fuera de su rango de precios.

Excepto por esta. Definitivamente deeriorada, pero parecía resistente, confiable. Le


recordaba a un suéter favorito, deshilachado, pero cómodo, o la copia de La hija del
Optimista que cargaba desde la escuela secundaria. Cuando entraron en el camino de
entrada, Olivia sintió un aleteo en su pecho.

Apartada de la carretera, estaba una casa rural que no tenía ninguna granja dejada en
ello. Tenía lo que parecía ser una huerta cubierta de vegetación y un pequeño granero que
había sido convertido indiferentemente en un garaje. La pintura blanca se estaba
desprendiendo y una de las persianas verde oscuro colgaba en un ángulo precario. Un
amplio porche abarcaba el frente y abarcaba todo el camino alrededor del lado de la
casa. Claro que estaba amarrado con cinta amarilla de precaución, pero eso no le impidió
imaginar un gran columpio y un par de mecedoras, o lo que sería como para tomar una
copa de vino y ver la puesta del sol en las colinas. Era el tipo de casa con que había
soñado cuando era niña.

Scott, su agente de bienes raíces, la llevó a la puerta de atrás porque, según la nota en el
listado, el porche estaba en peligro de derrumbarse. Él recuperó la llave de la caja de
seguridad y desbloqueó el cerrojo. Olivia no podía decir si él necesitaba apoyar todo su
peso contra la puerta para abrirla o si estaba siendo dramático. Ella no preguntó.

Entraron en la cocina. Mientras Scott hacía un espectáculo de empujar la puerta


cerrándola detrás de ellos, Olivia notó los pisos de madera de tablón ancho que eran
originales pero muy dañados, un viejo fregadero de la granja, papel tapiz despegado. Miró
más allá de los aparatos anticuados y de los gabinetes sucios y visualizó un estante de
hierro forjado que colgaba sobre una enorme isla y cortinas en las ventanas. Le encantó.

"Esto," él hizo un círculo con su dedo para indicar su entorno, "no es lo que discutimos."

4
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Si hubiera sido alguien más que Scott, con sus gafas de moda y sus cabellos plateados,
ella podría haberse ofendido. Debido a que era Scott, Olivia bajó la cabeza y suspiró. "Lo
sé."

Scott hurgó en su maletín y sacó un cuaderno de notas con espiral. "Veamos. Tengo mis
notas aquí mismo: no demasiado grande, de bajo mantenimiento, veinte minutos o menos
al campus. Cariño, ni siquiera tienes uno de los tres."

"Pero las otras son todas muy aburridas." Olivia sacó la última palabra en las cuatro
sólidas sílabas, permitiéndose sonar extra quejumbrosa.

Scott dijo. "Cuando se trata de las casas, aburrida es taquigrafía para confiable, poco
exigente y fácil. Pero, sí, estoy de acuerdo. Es evidente que has visto mi casa."

Olivia sonrió. En los dos años que había vivido en Ithaca, había pasado bastante tiempo
en la casa que Scott compartía con su pareja Dan, un profesor de lingüística cuya oficina
estaba al final del pasillo de la de ella.

La hermosa Craftsman (*) antigua asentada en la calle más linda en el vecindario Fall
Creek. La pareja había pasado seis años reformándola y bromeaban que todavía no habían
terminado.

"Quiero que seas feliz." Scott puso sus manos en sus caderas. "Pero con gran carácter
viene una gran responsabilidad."

Olivia puso los ojos en blanco. "Siempre he sido práctica, pero tal vez quiera más madera
original que un calentador de agua nuevo y de alta eficiencia."

"Mmm-hmm. Te dices eso cuando vas a tomar una ducha helada en Febrero."

Olivia trató de esconder el escalofrío que le invadió el pensamiento. "Vamos, voz de la


razón, veamos el resto."

Mientras caminaban por la planta baja, ella se enamoró más. Cada habitación ofreciendo
más de lo mismo — detalles encantadores y ebanistería mostrando signos de desgaste y
muy mala decoración. La sala de estar tenía una gran chimenea de ladrillo y paredes
malva colorido, mientras que el baño se sentía como una mala playa de vacaciones.

(*) Estilo arquitectónico, que tuvo especial proyección, en el primer tercio de siglo XX, en Norteamérica.

5
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Arriba, el único cuarto de baño completo era el hogar de una antigua bañera y azulejos
maltratadísimos. Con cuatro dormitorios, Olivia se preguntó qué tan costoso sería quitar
una pared para que se sintiera más como un baño principal, tal vez construir un
guardarropa. Ella no mencionó su idea a Scott.

"La quiero."

Scott meneó la cabeza. "Sabía que ibas a decir eso. Ya que ha estado en el mercado casi
tres meses, creo que podemos ir por debajo del precio que piden y, ya sabes, en negrita,
cursiva y subrayar la cláusula de inspección de la vivienda."

Aunque su tono se mantuvo severo, Olivia pudo ver la jocosidad en sus ojos. Se sentía
como si hubiera persuadido a un padre escéptico. "¡Gracias, Scott!"

"No me agradezcas todavía, cariño. Guárdalas cuando verifiquemos que no va a colapsar


el día de compra." Mientras Scott cerraba, Olivia se quedó en el camino de entrada y trató
de averiguar qué tan atrás estaba el límite de la propiedad. Iba a tener mucho que
segar. Se imaginó liando alrededor en un tractor de pasto con un sombrero de paja
flojo. Siempre había cabras. Tal vez miraría a las cabras.

Ella no mencionó las cabras mientras subieron en el coche de Scott y condujeron a


Gimme! Coffee para llenar el papeleo. Ella fue al mostrador para pedir cafés mientras
Scott reclamaba una mesa. En el momento en que se unió a él, una taza de gran tamaño en
cada mano, él tenía la oferta de venta llena y lista para ir.

"Voy a estar despierto hasta la media noche," él dijo después de tomar un largo
sorbo. "Esto vale la pena, sin embargo."

Olivia sorbió su propio café y suspiró. "Vale la pena."

"Así que, tal vez ya he sacado algunas referencias."

Olivia estaba bastante segura de que parte del proceso venía después de que había
encontrado una casa que quería. "¿Qué quieres decir?"

"Tenía un presentimiento sobre este lugar, así que seguí adelante y saque referencias en
caso de que decidieras hacer una oferta."

Olivia entrecerró los ojos. "Pero me diste un tiempo tan difícil."

Scott se encogió de hombros. "Tuve que molestarte un poco. Además, no podría


arriesgarme a influir en ti."

6
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Le encantaba tener un agente de bienes raíces que también era un amigo. "Bien jugado."

"Gracias. Llevo haciendo esto un rato."

Pasaron media hora observando por casas que eran al menos algo similares en pies
cuadrados y estado de deterioro. Después de establecerse en un precio de oferta quince
por ciento por debajo del solicitado, Scott fue con ella a través de las diversas cláusulas y
contingencias, incluida la siempre importante inspección de la casa.

"¿Estás seguro de que no es demasiado bajo?" Ella tenía miedo de ofender a los
vendedores y terminar las negociaciones incluso antes de que comenzaran. Sabía que no
se suponía que debía estar demasiado apegada en este momento del proceso, pero eso no
parecía detenerla.

"Teniendo en cuenta cuánto tiempo ha estado en el mercado y el hecho de que está vacía,
estoy seguro de que este es un buen punto de partida."

Olivia respiró profundamente, de repente consciente de lo que esto significaba. "Bien."

"Bien."

"¿Ahora que?"

Ahora lo envío al vendedor. Entonces esperamos. Pueden aceptar, rechazar o


contrarrestar. Este último es el más probable y luego, con suerte, nos encontramos en
algún lugar intermedio."

"Correcto. De acuerdo. Bien."

"Ya te tengo en la marcación rápida." Él ofreció una sonrisa tranquilizadora. "Te llamaré
en cuanto sepa algo.”

***

Resultó que los vendedores, hermanos que habían heredado la casa de una tía, estaban
dispuestos a deshacerse de ella. Sin otras ofertas sobre la mesa, indiferentemente
contraofrecieron dos mil por encima de la oferta inicial de Olivia. Cuando recibió las
noticias de Scott, se consintió con un breve baile feliz y no se molestó en continuar las
negociaciones. En el momento en que dejó de bailar, empezó a preocuparse por la
inspección.

7
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Había tanto que podía salir mal. La casa podría tener termitas. O cimientos
desmoronándose. O el asbesto. Podría necesitar toda la fontanería nueva. Podría tener
todo eso. Tan dispuesta como estaba a asumir los proyectos, había cosas que eran — que
debían ser — motivo para romper la negociación. Si eso sucediera, y ella tuviera que
marcharse, estaría con el corazón roto.

Todo esto se sentía como una versión de alto riesgo del viejo programa de juegos, Press
Your Luck. Mientras Olivia marcaba el número que Scott le dio para el inspector de la
casa, repitió la frase ‘sin contratiempos, sin contratiempos’ para sí misma una y otra
vez. Cuando una voz alegre contestó el teléfono, el corazón de Olivia saltó en su
pecho. Había trabajado en un verdadero trance.

"Buenos días. Bauer & Sons Construction, esta es Daphne. ¿En qué puedo ayudarle?

"Buenos días." Olivia respiró hondo. "Me gustaría agendar una inspección."

Olivia ofreció una descripción de la casa, incluyendo el hecho de que no se había habitado
en casi dos años. Ella contuvo la respiración, temiendo que la mujer pudiera rechazarla en
el acto.

"Eso suena genial. Te voy a agendar con Ben. Es un gran admirador de las casas
antiguas."

Por supuesto que no la rechazaría. Era lo que hacían para ganarse la vida. "Maravilloso."

"Usted no necesita estar allí, pero algunas personas lo prefieren. El informe será
exhaustivo, pero ver las cosas en el recorrido puede hacer el informe más fácil de digerir,
especialmente si usted es una persona visual."

"Estaré allí," Olivia dijo sin dudarlo. Dio la dirección y fijó un horario para el siguiente
Miércoles por la mañana.

"Parece bien. Ya está todo listo, entonces."

"Muchas gracias."

"De nada. Gracias por elegir a Bauer & Sons. Que tenga un buen día."

"Igualmente."

Olivia colgó el teléfono y miró alrededor de su oficina. Ahora todo lo que tenía que hacer
era pasar los próximos cinco días sin obsesionarse con todo lo que podría salir mal.

8
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO DOS
Joss estaba en el fregadero de la cocina, mirando por la ventana hacia su patio
trasero. Ella había construido la terraza el verano pasado, junto con la cerca de madera
que era más sobre tener un lugar para que el perro corra que privacidad. Había sido el
proyecto final de la pequeña Craftsman que había comprado para renovar en su tiempo de
inactividad. La vista nunca dejaba de hacerla sonreír.

Se dio cuenta que en un par de las plantas que tenía en grandes macetas a lo largo de la
barandilla estaban equitativos tomates perfectamente maduros. Tendría que recogerlos
cuando llegara a casa del trabajo esa tarde. Se imaginaba gruesas rebanadas de tomate
rojo y amarillo con mozzarella fresco y albahaca, un poco de vinagre balsámico y decidió
que era lo que iba a tener para la cena.

Acababa de terminar su segunda taza de café cuando sonó el teléfono. La canción de las
Golden Girls empezó a sonar y la cara de Ben apareció en la pantalla. Él lo había
descargado y programado cuando ella no estaba mirando, luego subió el volumen y llamó
mientras recogían suministros para un proyecto. Joss estaba en medio del pasillo
moviéndose atropelladamente cuando ‘Thank You for Being a Friend’ comenzó a salir de
su bolsillo. Ben estaba tan divertido con su broma que Joss había mantenido la canción
como su tono de timbre personal.

Joss deslizó un dedo por la pantalla. "Nunca es bueno cuando escucho de ti a esta hora."

"Buenos días a ti también, luz del sol." La voz en el otro extremo sonaba más como un
fumador de dos paquetes al día que su hermano.

"Oh, hombre, suenas terrible. ¿Estás bien?"

"Sólo un resfriado, creo, pero no puedo respirar hondo sin toser. ¿Qué tienes esta
mañana?

Joss conjuró la imagen de su calendario de escritorio. “Nada programado. Estaba a punto


de dirigirme a la oficina para trabajar en los planos para la renovación de la cocina de los
Sanderson. Puedo cubrir lo que necesites."

"Eres la mejor. Es una inspección, una vieja casa en Davis Road."

"No es problema. Quiero decirte que me debes una, pero ni siquiera tengo el corazón."
También había el hecho de que realmente le gustaba hacer inspecciones. Ella consiguió
meterse y jugar al detective mientras ayudaba a la gente a tomar decisiones
fundamentadas.

9
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Una de las muchas razones por las que te amo. Son las nueve. La dirección es 14-40."

"Estoy en ello. Descansa un poco."

"Gracias, casas. Te huelo luego."

Joss puso los ojos en blanco. "Uno, no digas eso. No es 1994 y no eres el Príncipe Fresh
de Bel-Air. Dos, no creo que vayas a oler nada por un tiempo."

Ben empezó a reír, pero rápidamente se transformó en un ataque de tos. Le tomó treinta
segundos detenerse. Cuando finalmente lo hizo, dijo, "Eres horrible. Lo hiciste a
propósito."

"No. Ya dijiste que soy la mejor. Ahora, vuelve a la cama y te enviaré un mensaje esta
tarde."

Después de colgar el teléfono, Joss puso su taza en el lavavajillas y se dirigió arriba. No


era que estuviera feliz de ver a su hermano enfermo, pero la perspectiva de explorar una
vieja casa en lugar de sentarse en su escritorio le daba alegría. En la ducha, silbó la
canción de The Golden Girls.

Después de vestirse, se dirigió a su camioneta, comprobando que tenía todas las


herramientas que necesitaba para una inspección. Feliz de no tener que pasar por la
oficina, comprobó dos veces la dirección y salió. Media hora después, Joss se acercaba a
la casa y sonrió. Le encantaban las casas antiguas. En parte, simplemente prefería el
aspecto y la sensación de ellas. Realmente, sin embargo, apreciaba la artesanía. La
mayoría de las veces, las casas antiguas estaban bien construidas. Incluso aquellas que
parecían estar desmoronándose solían tener más integridad estructural y atención al
detalle que las construidas en los últimos treinta años.

Esta no era diferente. Si tuviera que adivinarlo, Joss la catalogaría como construida entre
1890 y 1910. El porche parecía estar cayéndose, un hecho que habría visto incluso sin la
cinta amarilla de precaución. El techo parecía viejo, pero las partes que podía ver no
parecían tener ningún agujero, una buena señal — ya que el daño causado por el agua era
el mayor enemigo de las casas antiguas.

Metió su camioneta en el camino de grava y estacionó detrás de un Hatchback híbrido


rojo. Ella sacudió con la cabeza y se rió entre dientes. Solamente en Ithaca la gente
compraba simultáneamente coches híbridos y casas antiguas. Eso no era
justo; probablemente lo hacían en Portland, también.

10
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss salió y estudió el exterior de la casa. Las ventanas parecían originales, lo cual no era
necesariamente algo malo. El patio estaba descuidado, pero tenía una buena
pendiente. Con suerte, eso significaba que el sótano estaba seco. Se dirigió a la puerta
trasera y miró adentro. La cocina estaba tal como había esperado — un poco desordenada,
pero no una causa perdida. Los pisos y los acabados parecían originales y, por suerte, no
habían sido pintados. Era el tipo de casa que le encantaría tener en sus manos. Si jugaba
bien sus cartas, tal vez tendría la oportunidad.

Joss volvió su atención a la mujer que estaba parada en el centro de la habitación de


espaldas. Llevaba un vestido azul marino y zapatos a juego, del tipo con cintas que le
rodeaban los tobillos y atados en bonitos lazos. Su cabello era de un rojo ardiente, alzado
en algún tipo de moño que exponía su cuello.

Joss no era una monja de ninguna manera, pero la intensidad de su reacción la tomó por
sorpresa. Tal vez era el contraste del espacio deslucido que hacía que la mujer pareciera
tan llamativa. Tenía que ser eso. Por supuesto, no ayudó que ella estaba bailando. Era
sutil, con certeza, pero definitivamente había un balanceo en sus caderas. Los dedos de
Joss picaban por sentir el movimiento. Cálmate. Ella es una cliente, y probablemente
casada. Decidiendo que necesitaba salir más, Joss sacudió la extraña oleada de deseo y
llamó firmemente en la puerta.

***

Olivia había dispuesto que Scott la dejara entrar en la casa media hora antes de la hora
programada para la inspección. Le garantizaba que llegaría temprano — tenía fuertes
sentimientos acerca de llegar temprano — y le dio la oportunidad de husmear y soñar
despierta. Si la venta pasaba, tendría suficiente en su presupuesto para una buena cantidad
de renovación. Si la casa no necesitaba grandes trabajos estructurales, tenía muchas ideas
sobre cómo le gustaría gastar el dinero.

Estaba fantaseando acerca de una estufa de seis quemadores cuando la llamada en la


puerta le pegó un susto de muerte. El hecho de que esperaba a alguien no parecía hacer
una mínima diferencia. Ella abrió la puerta trasera, esperando que la persona del otro lado
no la hubiera oído gritar.

"Lo siento. No quería asustarte."

Olivia se estremeció. "¿Fue obvio?"

"Bueno, probablemente no tengas un buen sello en esta puerta, pero aun así. Pude oír tu
grito aquí."

11
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Miró a la persona que estaba parada en la puerta. No, eso no era exacto. Olivia miró a la
mujer increíblemente hermosa que estaba en la puerta. Llevaba pantalones de color caqui
y una camisa a cuadros azul marino y blanca, botas de trabajo gastadas. Su cabello
castaño claro estaba muy corto, no muy militar pero cerca, pero muy pulcro. Realmente,
sin embargo, era todo acerca de los ojos. Tenía los más bellos ojos avellana que Olivia
había visto. Y Olivia ya estaba actuando como una idiota.

"Claro. Bien, entonces."

"Soy Joss Bauer y estoy aquí para hacer su inspección estructural."

Eso no sonaba bien, pero aceptó la mano ofrecida de todos modos. "Soy Olivia
Bennett. Encantada de conocerte."

Como si sintiera su confusión, Joss ofreció una sonrisa. "Estabas agendada para reunirte
con mi hermano, Ben, pero está un poco enfermo."

"Ah, bien. Gracias por venir." Olivia respiró hondo, deseando que su ritmo cardíaco se
ralentizara. No había sentido esta instantánea atracción por alguien en mucho tiempo,
pero eso no significaba que necesitara actuar como una adolescente tonta.

"El gusto es mío. Entonces, ¿eres la compradora?"

Ella desplazó su nerviosismo hacia la casa. "Espero serlo. Dependerá de lo que


encuentres."

"Parece justo. ¿Esperamos a alguien más?"

Olivia sacudió la cabeza. "No. Sólo yo."

Joss asintió con la cabeza. "Muy bien, entonces, vamos a empezar. Comenzaremos con el
interior y trabajaremos hacia fuera. No tienes que unirte a mí, pero si lo haces, te
explicaré las cosas mientras avanzo. Todo estará en el informe, pero a veces es más fácil
entender las cosas si se tiene el visual para acompañarlo."

Olivia sonrió. "Estoy de acuerdo. Te seguiré y trataré de no hacer demasiadas preguntas."

"Nada de eso, lo prometo. Ya que estamos en la cocina, empecemos por aquí."

Joss dejó su caja de herramientas y su portapapeles. Olivia intentó no babear. Sacó un


pequeño instrumento y empezó a meter los enchufes en la habitación. "Parece que todo, al

12
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

menos aquí, se ha actualizado a tres puntas. Veremos si actualizaron el disyuntor


también."

Olivia asintió, haciendo lo posible para prestar atención a las palabras de Joss en lugar de
la forma en que sus manos manejaban las herramientas o la manera en que sus caquis
colgaban de sus caderas. "Mi batidora estará agradecida."

Luego se trasladaron a la sala de estar. Allí, sólo un par de los tomacorrientes habían sido
cambiados de los viejos de dos-puntas. Joss caminó alrededor, parecía comprobar la
estabilidad del piso. Sacó una bolita de su bolsillo y la puso abajo, repitiendo el proceso
en diferentes lugares. "Los pisos están bastante nivelados. Eso es un buen augurio para el
estado de los cimientos."

"Esa es la mejor noticia que he escuchado en todo el día."

Joss se puso de rodillas y metió la cabeza en la chimenea. "Necesita una buena limpieza,
pero se ve bien. Comprobaré la chimenea cuando esté en el techo."

Pasaron por el medio baño y la sala de estar del primer piso antes de dirigirse hacia
arriba. De nuevo, lo peor parecía ser el mal gusto. Olivia intentó no ponerse demasiado
emocionada. "Espero que haya madera dura bajo esta atroz alfombra. ¿Crees que es
probable?"

Joss le sonrió. "¿Quieres decir que no te gusta el afelpado azul? Creo que es asombroso."

Olivia dejó escapar un bufido y luego tosió para intentar encubrir el sonido. "Creo que el
asombro ha girado en este. Realmente, pero, ¿qué te parece?"

"¿Por qué no echamos un vistazo?"

"¿Puedse hacer eso?"

Joss ya estaba en un armario, de rodillas. "Voy a levantar un pequeña esquina aquí. Puedo
meterlo de nuevo y ni siquiera se notara. Esto no te dirá en qué forma están, pero podrás
ver si es madera dura o simplemente subsuelo."

Olivia se quedó detrás de Joss y le llegó un ligero olor a sándalo. En serio, esta mujer iba
a empujarla a la distracción. "¿Qué es? ¿Qué ves?"

"Veo algo que te hará muy feliz."

¿Tú sin la camisa? "¿Sí?"

13
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Más tablones de pino. De nada."

"Realmente quiero abrazarte en este momento." Lo dijo en serio, por más razones que por
el piso.

"Deberías conservarlo hasta que haya revisado el sótano y el techo."

Olivia no podía decir si había una pizca de coqueteo en la voz de Joss. Tenía miedo de
que fuera una ilusión de su parte. Aparte del emparejamiento que Scott y Dan habían
orquestado — que no había terminado bien — no había salido en absoluto desde que se
mudó a Ithaca. Ella decidió jugarsela. "No lo sé. Me siento un poco afortunada."

La mirada que Joss le lanzó hizo que su interior se calentara. Esto se estaba perfilando
para ser un día excepcional.

El sótano, aunque estaba húmedo y propenso a las inundaciones en la primavera, no


estaba en terrible forma y alardeaba de una bomba de sumidero funcional. La caja
eléctrica había sido vuelta a hacer en los últimos veinte años, así que estaba bien. La
caldera era un asunto diferente. Después de mirarlo por un minuto, Joss dijo, "Todavía
funciona, pero está lejos de ser eficiente. Debes considerar reemplazarla, especialmente
porque estás en propano aquí. Un modelo más nuevo se amortizará en pocos años."

Subieron las escaleras y salieron por la puerta lateral. "Suena como una buena inversión
para mí."

"Voy a coger una escalera de mi camioneta."

"Bueno. ¿Necesitas ayuda?"

"Lo tengo, pero gracias."

Olivia no podía decidir si la sonrisa de Joss estaba en el ofrecimiento de ayuda, o a quién


estaba haciendo el ofrecimiento. Observó cómo Joss se dirigía a su camioneta y con
destreza desenganchó y levantó la escalera extendible al suelo. Si Olivia hubiera sido del
tipo de desmayarse, eso lo habría hecho. Joss llevó la escalera a la casa y la colocó contra
la parte más baja del techo.

"No quiero decirte que no subas al techo conmigo, pero —"

"No hay necesidad. Confío en tu juicio y no estoy vestida para ello." Olivia pensó que era
mejor rechazar que decir que no debía hacerlo. En realidad, no tenía ningún deseo de estar
en el techo de todos modos.

14
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss subió por la escalera y desapareció. Olivia decidió que la vista del trasero de Joss era
otra buena razón para permanecer en el suelo. Oyó algo raspándose y un poco de golpeteo
y luego Joss estaba de regreso.

"El techo del porche es un desastre. La pendiente es mala y ha estado asentándose por el
agua, que es probablemente porqué el porche en sí está en tan mala forma. De lo
contrario, calculo que tienes unos quince años de una teja de treinta años. No es tan bueno
como tener la teja original, pero no está mal."

Por lo que Olivia podía decir, habían examinado todo y no hubo grandes desastres. Se
permitió ser optimista. "Gracias. Entonces, en tu opinión profesional, ¿es algo razonable
de tomar?"

Joss pareció considerarlo un momento. "Bueno, está en buena forma teniendo en cuenta
sus años. Ninguno de los trabajos es importante, pero necesita trabajo. Si entiendes eso y
estás dispuesta a poner el esfuerzo en eso, debería durar por otros cien años."

Música para los oídos de Olivia. "No puedo decirte lo feliz que estoy de oír eso."

Joss ofreció una sonrisa que hizo que Olivia se pusiera débil de las rodillas. "Me encanta
ser portadora de buenas noticias. Para que lo sepas, Bauer & Sons es principalmente una
empresa de construcción residencial. Este es exactamente el tipo de proyecto que nos
encanta asumir."

"Es esto así?" Olivia tuvo un destello de Joss en su casa, día tras día, construyendo cosas.

"Lo es. Espero que consideres la posibilidad de solicitar una oferta con nosotros si te
quedas con la casa."

Fue el turno de Olivia para sonreír. "Definitivamente lo haré."

"Estupendo. Entonces, te enviaré por correo electrónico el informe completo de la


inspección más tarde hoy. Tendrá fotos y anotaciones sobre las áreas que requieren
atención inmediata."

"Eso me parece bien. Mi bolso está en la cocina. Déjame ir a agarrarlo para que pueda
firmarte un cheque."

"Te seguiré. Algunas de mis cosas están dentro."

"Oh, claro."

15
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Volvieron a la puerta lateral y entraron en la cocina. Joss escribió unas cuantas notas más,
luego le entregó una factura del portapapeles. "¿Entonces eres nueva en Ithaca?"

Olivia levantó la vista de su chequera. "Algo así. He estado aquí por sólo dos años,
alquilando mientras me instalaba en la zona."

"Ah. ¿Entonces, qué haces?"

"Enseño en Cornell. Departamento de Ingles."

"Oh." Joss se tensó visiblemente. Olivia se preguntó si había una caída real en la
temperatura o si simplemente le pareció.

"Acabo de sobrevivir a mi revisión de dos años. En la academia, eso es código para 'ya no
más tabú para comprar una casa'." Joss tampoco entendió la broma o no la encontró
graciosa. Olivia no sabía cómo interpretarlo. Entregó a Joss el cheque. "Gracias de nuevo
por venir. He aprendido mucho sobre esta casa y sobre las casas en general."

"De nada. Me alegro de que lo hayas encontrado útil." La voz de Joss era plana y
desprendida.

"Absolutamente. Toco madera." Olivia golpeó sus nudillos contra uno de los armarios.
"Te llamaré de nuevo pronto sobre el proyecto de renovación."

Joss asintió. "La empresa le dará la bienvenida a tu asunto."

Olivia intentó no fruncir el ceño por la torpe formalidad en el tono de Joss. "Estaré en
contacto."

"Buena suerte, y gracias por elegirnos para tu inspección." Joss extendió una mano.

Olivia la estrechó. Aunque el gesto se sentía rígido, no pudo evitar responder a la


atractiva aspereza de la piel de Joss. "Gracias. Tengo un buen presentimiento."

Joss recogió sus cosas. Olivia le abrió la puerta lateral. Joss asintió
cortantemente. "Gracias. Que tengas un buen día."

"Igualmente."

Olivia vio a Joss alejarse. Eso fue raro. Sin embargo, en vez de darle vueltas, volvió su
atención a la casa. La inspección había ido incluso mejor de lo que esperaba. La casa iba a
ser suya.

16
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO TRES
Joss regresó al negocio, su mandíbula apretada involuntariamente. Debería haber
imaginado que esta mujer era profesora. ¿Quién más vendría a la ciudad y compraría una
gran casa vieja para sí misma? Gente con más dinero que cerebros, o, al menos, no el tipo
de cerebro que ella consideraba útil. Y era sureña. A pesar de su atractiva pronunciación,
probablemente era conservadora, también. Joss hizo una nota mental para que Ben le
devolviera este favor cuando se sintiera mejor.

Cuando entró en el estacionamiento, Ben estaba saliendo de la oficina principal. Joss se


preparaba para darle un poco de su opinión cuando vio que todo su cuerpo se
sacudía. Aunque no podía oírlo, era obvio que Ben estaba estornudando y su disgusto fue
reemplazado por simpatía. Ella salió de su camioneta y le ofreció un saludo.

"Deberías estar en casa y en la cama, hombre," Joss le dijo.

"Bah. Sólo estaba recogiendo algunos archivos." Puntualizó la frase con un estornudo.

"Suenas horrible. Quédate lejos de mí." Joss hizo una ‘X’ con los dedos y la apuntó en su
dirección.

"Estoy bien."

"Mmm-hmm. Cuando ‘bien’ suena como ‘encontrar’, no estás bien."

Ben frunció el ceño. "Me voy a casa."

"¿Casfa?"

"Eres una idiota."

"Lo siento, lo siento. Sólo estoy de mal humor."

"¿Una chica bonita no te llamó?" Ben empezó a reír, pero rápidamente se convirtió en una
tos.

"No, sólo otra profesora universitaria que piensa que sería encantador comprar una casa
de campo. Profesora de inglés, de todas las cosas. Y es sureña." Joss no mencionó el
hecho de que Olivia era sexy como el infierno. O que su acento hizo que Joss estuviera
caliente y molesta.

17
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Entiende que más de la mitad de nuestra base de clientes proviene de personas que
trabajan en una de las universidades. Y las casas de campo son encantadoras. Creo que
ese es tu lema oficial."

Joss puso los ojos en blanco. Ella lo sabía, pero no tenía que gustarle. "Se puso toda
incómoda cuando yo no era el ‘Ben’ que ella esperaba, como si no supiera qué hacer con
una mujer con un cinturón de herramientas."

"¿No somos rápidos en juzgar, hoy? Déjame adivinar, ella era realmente sexy, también."

"Apenas lo noté." Joss ciertamente lo había notado. Se había dado cuenta de cuán coqueta
Olivia había sido, también, pero ahora se sentía barato y un poco falso.

Ben levantó una ceja. "Estoy bastante seguro de que eres incapaz de no darte cuenta."

Joss resopló. Él estaba en lo correcto. Cuando los dos salieron juntos, ella estaba más
inclinada a notar a las mujeres. De una manera completamente agradecida y respetuosa,
por supuesto. "Bien. Era hermosa, pero eso no viene al caso."

Ben se rió de nuevo, y de nuevo provocó un ataque de tos.

"Ve a casa, hombre. Descansa un poco y trata de no mostrar la cara hasta que no seas más
un contagio."

Ben inclinó la desgastada gorra de los Phillies que llevaba puesta. "Sí, señora."

Joss le dio un codazo mientras cruzaban sus caminos. "No me llames señora."

"Sí, señora." Él comenzó a alejarse, luego se volvió. "Hey, Joss."

"¿Sí?"

"¿Me gustaría ella?"

Joss puso los ojos en blanco. "Bueno, es definitivamente más tu tipo que el mío."

Ben se dirigió a su camioneta y Joss entró en la oficina. Daphne, su hermana, estaba en el


teléfono. Por el tono de su voz, estaba hablando con uno de los proveedores. Daphne tenía
una forma de encantar para entrar en mejores términos que el promedio y las condiciones
con la mayoría de las empresas de suministro que contrataban. Al otro lado de la oficina,
su madre, Sandra, estaba sentada en una computadora con los audífonos puestos. Una

18
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

maga con la contabilidad, consideraba cualquier día que no tuviera que hablar con nadie
por teléfono un buen día.

Joss les ofreció a cada una de ellas un saludo antes de caer en su escritorio. Se sentó un
momento, dando vueltas a las palabras de Ben en su mente. Ella no era un juez. Podía leer
a la gente, y conocía un tipo cuando lo veía. No interfería con su profesionalismo, ni con
su capacidad para realizar el trabajo.

Ella se volcó hacia su computadora, luego se acercó a la cafetera mientras arrancaba. Se


sirvió una taza y se volvió hacia Daphne, que había terminado su llamada
telefónica. "Buenos días, Daph."

Daphne dejó de introducir cosas en la computadora. "Lo mismo para ti, aunque creo que
oficialmente es tarde ahora."

Joss miró el reloj. Era un poco después del mediodía. "Así es. ¿Cómo estás? ¿Ningún
resfriado para ti?"

Daphne alzó la mano, mostrando los dedos cruzados. "Esperemos. Soy una con equinácea
(*), con algo de vitamina C y zinc lanzado para completar."

"Espero que sirva. Dios sabe que no quieres estar enferma al mismo tiempo que Ben."

Daphne sonrió. "Él tiene buena intención."

"De hecho la tiene. ¿Me he perdido algo esta mañana?"

"Nada importante. ¿Cómo fue la inspección?"

Joss puso los ojos en blanco.

"¿Así de mal?"

Incluso más molesto que Olivia era el hecho de que estaba permitiendo que Olivia la
perturbara.

“No, estuvo bien. La casa necesita trabajo, pero está en sorprendentemente buena
forma. Podríamos hacer el trabajo de renovación si el cliente hace la compra.“

(*) Planta procedente del este de Estados Unidos, contribuye a disminuir la fiebre, la mucosidad y la tos asociadas
tanto al resfriado como a otras enfermedades del sistema respiratorio.

19
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Entonces, ¿por qué estás irritada?”

"No estoy."

Daphne continuó mirándola, pero no dijo nada.

“Bien, estoy irritada, pero sólo un poco. Tipo de profesor ignorante. Ahora estoy bien.”
Joss dio cuenta de que tenía el ceño fruncido. Se obligó a sonreír y regresó a su escritorio.

La madre de Joss levantó la vista de la pantalla de la computadora, pareciendo darse


cuenta entonces que Joss estaba allí. Se quitó los audífonos y le dio a Joss una mirada
interrogante. "¿Que pasó? ¿Por qué estás con el ceño fruncido?”

Se dejó caer en su silla de nuevo. “No estoy con el ceño fruncido.”

"Sí, ella está. Su inspección esta mañana fue con un profesor de la universidad.” El
teléfono de Daphne sonó y bajó la vista hacia la pantalla. Ella levantó su teléfono y lo
señaló. “Y de acuerdo con Ben, era una bonita profesora.”

Sandra dio a Joss una mirada exasperada. “Joss.”

“Mamá, estoy bien. Estuvo bien. Podríamos conseguir un proyecto bastante grande si se
vende la casa.“

La expresión de exasperación se suavizó. “Sé que estás bien. Sólo desearía que no les
permitas llegar a ti.“

Joss sacudió la cabeza. Había tenido la mala fortuna de enamorarse de una estudiante
graduada de ingeniería ambiental cuando tenía veintitantos años. Se llamaba Cora y, a los
ocho meses de su relación, ella recibió una beca para trabajar en un proyecto de
conservación en Belice. Se fue de la ciudad sin mirar atrás y Joss nunca más supo de
ella. Ciertamente no era la única razón por la que no le importaban los tipos académicos,
pero no había ayudado mucho. “Mamá, de verdad. Está todo bien. Me cayó mal un poco,
pero no es un gran problema.“

"De acuerdo, cariño. Lo dejaremos pasar.” Sandra miró a Daphne.

"Correcto. Ya he olvidado lo que estábamos hablando.” Daphne se giró hacia su


computadora y comenzó a escribir.

Joss volvió a mirar a su madre, que ya se había puesto sus audífonos de nuevo. Eso, al
parecer, era todo. Joss dejó el café y accedió a su computadora. A pesar de que siempre
obtenía el informe de la inspección dentro de las veinticuatro horas, quería tener éste

20
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

hecho inmediatamente. Ella era una profesional, después de todo. También quería poner a
la muy hermosa y muy irritante Olivia Bennett fuera de su mente. Tardó
aproximadamente una hora para escribir todo, con fotos y codificación de la gravedad de
los diversos problemas y preocupaciones. Adjuntó el documento de diecinueve páginas a
un correo electrónico y luego pasó otros veinte minutos construyendo el mensaje perfecto
de cuatro frases. Al final, pensaba que el resultado era profesional, lo suficientemente
amable para asegurar que Olivia considerara a Bauer & Sons para el trabajo de
renovación si compraba la casa, pero carente de cualquiera de los coqueteos que pudiera
haber estado tentada de lanzar.

Puede que no le gustara la mujer, pero maldita sea si iba a perder un trabajo debido a
ello. Ella golpeó el botón de enviar, luego se hecho hacia atrás en su silla y cruzó sus pies
sobre el escritorio. Era, decidió, una mañana muy productiva.

***

A pesar de la tentación de quedarse en la casa, deleitarse en ella, Olivia diligentemente


cerró la puerta con llave y la devolvió a la caja de seguridad que colgaba de la perilla de
la puerta. Dando vueltas no la haría suya más rápido. Se dirigió al campus, notando con
placer que sólo tomó unos veinticinco minutos en llegar a su estacionamiento
habitual. Incluso con el tráfico de la mañana, debería ser capaz de hacerlo en un poco más
de media hora. Olivia no sintió la necesidad de esperar el informe de inspección para
llamar a Scott. Ella marcó su número cuando empezó a caminar hacia su oficina. Cuando
él respondió el teléfono, apenas esperó a saludarlo antes de lanzarse.

“No hay grandes sorpresas o problemas en la inspección. ¿Qué hacemos ahora?"

“Más despacio, cariño. Retrocede un minuto y dime cómo fue.“

Olivia pasó a través de los aspectos más destacados de lo que había aprendido. Scott
escuchó, lanzando un ‘bien’ y ‘mmm-hmm’ aquí y allá. Ella concluyó agregando, “Y la
empresa hace remodelación, también. Podría ser capaz de contratarlos para hacer el
trabajo.“

Scott se rió. “No pierdes el tiempo. Antes de que comiences a arrancar los gabinetes de la
cocina, vamos a repasar tus opciones.“

Olivia rodó los ojos, pero sonrió. "Sí, señor."

“Técnicamente, puedes pedir a los vendedores que hagan algunas de las reparaciones, o
que te devuelvan parte del precio de compra para cubrirlo. Teniendo en cuenta que no
había nada inesperado, no lo recomiendo necesariamente, pero es mi trabajo asegurarme
de que estés informada.“
21
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Lo aprecio, Scott. Creo que estoy bien. El precio es razonable y la mayor parte del
trabajo está sujeto en las renovaciones que quiero de todos modos, así que parece mal
discutir sobre esos detalles.”

"No podría estar más de acuerdo."

“Entonces que tan rápidamente podemos comprar?”

“Me da la sensación de que los vendedores están listos cuando tú lo estés. Llama a tu
agente hipotecario y tu abogado y que inicien el proceso.“

"Lo haré de inmediato. Esperaba mudarme a una nueva casa a estas alturas.“

"Lo sé. Llegarás ahí. Mantenme informado y pondré el champán a enfriar.“

“Gracias, Scott. Eres el mejor."

"Lo sé."

Olivia se rió y terminó la llamada. Se detuvo afuera de su edificio para enviar un mensaje
a su amiga Gina.

La inspección genial. Inspectora en verdad sexy. Cruza los dedos estaré fuera de tu
habitación de huéspedes pronto. Te veo esta tarde.

Durante el verano, G.S. Hall era parecido a un pueblo fantasma. Incluso las mesas cerca
de la entrada — animadas durante la semana con los estudiantes y profesores reuniéndose,
trabajando, almorzando — estaban vacías.

Olivia subió por la escalera hasta el segundo piso y por el pasillo hasta su oficina. Cuando
abrió la puerta, el olor de los libros viejos se mezclaba con el difusor de aceite de
almendras que mantenía en el alféizar de la ventana. Libros, viejos y nuevos, y todo lo
demás, llenaban los cuatro libreros que había logrado meter en el espacio. Era la
personificación de la oficina de un viejo malhumorado profesor de literatura y le
encantaba.

Ella se sentó en el grueso escritorio de madera y encendió su laptop todo-excepto-


malhumorado. Redactó un correo electrónico a su asesor hipotecario en la cooperativa de
crédito y al abogado de bienes raíces que había contratado para manejar los aspectos
legales de la compra.

22
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Una vez que fueron enviados, miró su teléfono y suspiró. Había pospuesto llamar a sus
padres por más de una semana. Al menos ahora tenía buenas noticias. Inició la llamada,
luego cerró los ojos y tomó una respiración profunda, calmante. "Hola mamá."

"Hola, cariño. ¿Cómo estás?"

"Estoy bien. ¿Y tu?"

“Oh, estoy muy bien. Tu padre está jugando una temprana ronda de golf con Beau. Tara y
yo vamos a reunirnos con ellos en el club para el almuerzo. ¿Qué hay de tí? ¿Qué estás
haciendo?"

Por supuesto su perfecta hermana y su esposo se unirían a sus padres en el club. Si


sintiera una pizca de celos que nunca fue incluida en ese tipo de cosas, se vio
ensombrecida por el alivio. “Estoy en la oficina, haciendo un poco de trabajo.”

"¿La oficina? Pensé que una de las características de convertirte en una profesora era que
no tendrías que trabajar en el verano.“

“Estoy tratando de terminar la revisión de un artículo para que pueda enviarlo a la Revista
de Literatura del Sur antes de que comience el semestre.”

“Oh, cariño, sólo estoy bromeando. Sé que eres como un pequeño ratón en una rueda
hasta que consigas la planta permanente.“

A pesar de que Olivia sabía que su madre estaba tratando de ser juguetona, era difícil no
enojarse, al menos un poco. “En realidad no es tan malo. Estoy en el camino de acuerdo a
la revisión de dos años que tuve en la primavera. Sólo quiero tener este artículo aceptado
para el fin de año.“

"Y lo tendrás. Has logrado todo lo que te has propuesto.“

A pesar de que su madre no quería decirlo necesariamente como un cumplido, Olivia lo


tomó como tal. Ella decidió cambiar de tema mientras pudiera. “Así que, finalmente
encontré una casa. La compra debe ser en un par de semanas.“

“Oh, cariño, eso es maravilloso. ¿Encontraste algo en ese lindo pequeño vecindario del
que estabas hablando? Small Creek?”

Olivia sonrió. “Fall Creek. No exactamente. Esta es un poco retirada en el campo, pero a
menos de media hora del campus.“

23
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"¿El campo? ¿Estás segura de que es una buena idea? Una mujer joven, viviendo sola.“

Olivia rodó los ojos. “Está bien, mamá. Perfectamente seguro.“

"Si tú lo dices. Todavía no me gusta mucho la idea de que tú—”

“Necesita un poco de trabajo, así que voy a llegar a diseñarla exactamente de la manera
que quiero.” Olivia esperaba que cambiar la conversación a la decoración pudiera distraer
su madre.

“Un poco de trabajo? Cuanto de trabajo?”

“Es una vieja casa de campo, por lo que es muy sólida. Sobre todo refrescante, pero voy a
poner una cocina nueva, modernizar los baños.” Ella optó por no mencionar el porche del
frente derrumbado.

“Olivia, eso suena como un muy gran proyecto.”

“Voy a contratar a profesionales para hacer la mayor parte de eso.” Ella tuvo un destello
de Joss parada en su cocina, usando su cinturón de herramientas y cortando la madera.

“Aún así, un vieja casa deteriorada en medio de la nada. Simplemente no sé qué diablos
estás pensando.“

El tono de regaño hizo que Olivia volviera a la realidad. A pesar de que su madre no
podía verla, Olivia enderezó su postura y cuadró los hombros. “Es una estupenda casa y
una buena inversión. Será hermosa cuando esté terminada.“

"Está bien, cariño. Estoy segura de que tienes razón. Necesito prepararme para ir a
reunirme con tu padre.“

“Está bien, mamá. Dale mi amor. A Tara y Beau, también.“

"Por supuesto. No trabajes demasiado duro. Adiós."

"Adiós."

Olivia terminó la llamada y tamborileó sus dedos sobre el escritorio. A pesar del hecho de
que tenía treinta y dos años, su madre tenía tal manera de llegar a ella. No era como si
necesitara la aprobación de sus padres. Pero aún así. No le gustaba tener sus opciones, su
juicio, cuestionado.

24
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Se giró hacia su computadora y trató de concentrarse. Las palabras de su madre


continuaron resonando en su mente. Olivia iba a tener que demostrar que había hecho una
buena decisión, aunque fuera diferente de lo que sus padres hubieran elegido. Siempre
había sido la que iba en contra de sus deseos de todos modos. Haciendo lo correcto —
siendo exitosa — mucho más satisfactorio.

CAPÍTULO CUATRO
Olivia se sentó en un taburete en la isla de la cocina, mientras Gina y Kel se afanaban
alrededor. Ella quería ayudar, pero probablemente sólo estaría estorbando. Kel, ya vestida
para el trabajo con pantalones grises y una camisa azul pizarra, sacó las tazas de uno de
los gabinetes y sirvió tres tazas a juego de café.

Sin decir una palabra, Gina, que había estado revolviendo en el refrigerador, sacó un
brazo que sostenía la caja de cartón mitad leche mitad crema. Kel la tomó, agregó un poco
a cada taza, y la devolvió a la mano extendida de Gina. Olivia sonrió. La forma en que
compartían el espacio era perfecta y completamente adorable. Después de otro minuto,
Gina surgió con un montón de bolsas y contenedores. Dejó caer todo sobre la encimera y
regresó por más.

“¿Qué estás haciendo?” Olivia preguntó.

“Estoy haciendo el almuerzo de Kel.” Su tono alegre hizo a Olivia sonreír.

Gina agregó otro montón de cosas a la pila. Olivia alzó la ceja. Eso era algo de comer.

Kel se apoyó en el fregadero y tomó un sorbo de café. “Le sigo diciendo que no es
necesario.”

Gina sopló un rizo errante frente de sus ojos. “Dices eso, pero sé que te saltas el almuerzo
más días que no y eso no está bien. Supongo que si me mato en ello, lo comerás para
evitar herir mis sentimientos.“

“Tienes que comer, ya sabes,” Olivia dijo. Kel estaba embarazada de cuatro meses y
apenas comenzaba a notarse, pero su piel de ébano tenía ese brillo. Entre eso y su traje
hecho a medida, perfectamente butch, era difícil no fijarse en lo preciosa que estaba.

Kel rodó los ojos. "Lo sé. Me lo han dicho tanto por Gina, la enfermera de la clínica, mi
obstetra, mi comadrona, y Gina de nuevo. Voy a añadir tu nombre a la lista.“

25
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Gina se acercó a donde se encontraba Kel y la besó firmemente en la boca. “Tantas


mujeres sobreprotegiéndote, debe ser duro.”

Kel se giró rápidamente, fijando a Gina contra la encimera. La besó largo y


despacio. “Eres una esposa increíble, y te amo.”

Los ojos de Gina se abrieron. “Eres bastante increíble, y te amo, también.”

Olivia suspiró. Nunca había visto a una pareja con tanto amor y respeto mutuo que
todavía tenía tal pasión la una por la otra. Su hermana no lo tenía. Sus padres ciertamente
no lo hicieron. Por mucho que le dolía no tenerlo, le gustaba saber que ese tipo de
relación era posible.

“Entonces, ¿a qué hora es el cierre de compra de nuevo?,” Gina preguntó.

"A las tres. Scott dijo que no debería tomar más de dos horas.“

“¿Estás bien yendo sola?”

“No estaré sola. Tanto Scott y mi abogado estarán allí. No queda nada por resolver. Sólo
firmar mil millones de veces.“

Kel asintió. “Buena práctica para cuando entres en la lista de los más vendidos en el New
York Times por primera vez.”

“Entiendes que no he escrito una novela en realidad, ¿verdad?”

“Un tecnicismo. Sigo considerándote la candidata más probable de todos los que
conozco.“

“Eso es dulce, creo.”

“Mientras tanto, tendremos que celebrar algo más. Gina y yo queremos llevarte a salir
esta noche, después del cierre de compra.“

Olivia se encontró extrañamente emotiva. Cuando dejó a todos los que conocía y se mudó
a casi mil millas de distancia, no podía haber imaginado hacer un mejor par de amigas de
lo que Gina y Kel habían resultado ser. "Me encantaría."

“Just a Taste? Nos podemos encontrar justo cuando abran a las 5:30, tienen aperitivos, un
poco de vino, y luego decidir si queremos cenar, también.“

26
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

El restaurante era el favorito de Olivia. “Estaré allí.”

***

Scott no había exagerado. Para el momento en que Olivia salió del cierre de compra, era
un poco después de las cinco, y ella calculó que había firmado o rubricado al menos
doscientos hojas de papel. Las llaves estaban en su bolso, sin embargo, y la casa era
suya. Estaba a partes iguales aturdida y conmocionada.

Regresó al centro, estacionó en Aurora Street, y caminó las pocas cuadras a Just a
Taste. Eran las 5:20 y había un par de personas que ya estaban esperando en la
puerta. Gina y Kel aparecieron un momento después. Ella les dio los aspectos más
destacados de las dos horas que pasó firmando y entregando una gran parte de sus
ahorros. Cuando se abrió la puerta del restaurante, la atención de Olivia cambió.

M.J., una de sus estudiantes de su curso de estudio Literatura Americana, era la


anfitriona. Después de llevar al primer grupo a una mesa cerca de la barra, ella
regresó. Cuando Olivia captó su atención, M.J. se iluminó con una gran sonrisa.

"Dra. ¡B! Es tan bueno verle. ¿Cómo ha sido su verano?”

“Realmente bien, M.J. ¿Y tú?”

"Increíble. He estado en prácticas en el Teatro Estatal y trabajando. Estoy muy contenta


de haber decidido no ir a casa durante el verano.“

Olivia pensó en sus veranos en la universidad. Después de su primer año, tomó un trabajo
como Asistente Residente de Verano, en parte para poder tomar una clase de verano, pero
sobre todo para evitar tres meses con sus padres. "Sé lo que quieres decir."

“Mesa dentro o afuera?”

“Tomaremos el patio, por favor. Somos tres.“

M.J. tomó menús del podio y las condujo por el restaurante a la zona de estar al aire libre
en la parte de atrás. “Me inscribí para su curso de Escritores Sureños para el otoño. Tengo
muchas ganas de hacerlo."

Olivia sonrió. “Estoy deseando tenerte. Sé que estás ocupada ahora, pero vamos a
ponernos al día. Estaré en mi oficina la mayor parte de la semana antes de que empiecen
las clases. Ve cuando gustes.“

27
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Lo haré, gracias. Disfruten de su cena."

Ordenaron un puñado de pequeños platillos de la gran selección de aperitivos de


temporada. Kel se apegó al agua, pero Olivia y Gina ordenaron de la selección de
vinos. “Voy por el que tiene un par de blancos espumosos. Parece el mejor para celebrar.“

Después de brindar por la compra de la casa, comenzaron a probar sus selecciones de


comida. Había una ensalada de remolacha, un plato de queso, focaccia al ajo, albóndigas
de cordero. “Siempre pienso que las porciones van a ser pequeñas y que debemos pedir
más,” Gina dijo, “pero estoy llena.”

“Lo mismo digo,” Olivia dijo.

Kel se encogió de hombros. “Estaba esperando el postre.”

Gina se acercó y acarició su vientre. “Me encanta que estar embarazada te haya dado un
gusto por lo dulce.”

“Pide lo que quieras y vamos a tomar un bocado.” Olivia siempre tenía espacio para un
bocado de postre. Siempre.

Una vez que ordenaron el helado de mora, Gina se giró hacia Olivia. “¿Estás segura que
no te quedarás con nosotros un poco más, sólo hasta que la mayor parte del trabajo esté
hecho? Realmente no puedes querer vivir en una zona de construcción.“

“Realmente no quiero pensar en mudarme una vez que comience el semestre. Además, va
a ser una aventura. Quiero estar ahí, en medio de eso, ¿sabes?”

Gina se rió. “No, no lo sé. Creo que tu casa va a ser encantadora cuando esté terminada,
pero no puedo imaginar querer dormir y ducharme allí mientras tanto.“

Olivia sacudió la cabeza. “Eres una princesa.”

“Apuesta a que lo soy.”

“Tengo mudanza prevista para el fin de la semana para llevar lo esencial — nada que no
se pueda resolver. Voy a poner un improvisado dormitorio en la planta baja. Estoy
emocionada por empezar con el trabajo.“

“Hablando de trabajo, vas a contratar a esa atractiva contratista que hizo la


inspección? Ya sabes, si está trabajando para ti, probablemente no deberías dormir con
ella.“

28
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Kel levantó una mano. "Espera, espera, espera. Nadie me habló de una contratista
atractiva.“

Gina ladeó la cabeza. “Bueno, no la he visto, así que sólo me estoy yendo por lo que
Olivia me dijo.”

Todos los ojos se volvieron hacia Olivia. “Ella es muy agradable a la vista. Seré la
primera en admitirlo. Pero parece que la compañía de su familia hace un montón de
reformas residenciales en la zona. Muy buenas críticas en todas partes en donde veo.“

“Espera un minuto.” Los ojos de Gina se estrecharon. “¿Es por eso que estás tan
interesada en quedarte allí? Quieres andar alrededor para que puedas verla
trabajar. Debería haber sabido que tenías un motivo oculto.“

Olivia suspiró. “No es por eso que me quedo allí. Es mi casa. Quiero tener una idea de eso
antes de tomar algunas de las decisiones de diseño. No puedo hacer eso si sólo me
detengo durante media hora a la vez.“

“Mmm-hmm. Historia creíble.“

“Así que no vas a acostarte con ella?,” Kel preguntó.

“Bueno, nunca dije eso.” Olivia le hizo un guiño.

“Pero vas a contratarla,” Gina dijo.

Olivia se encogió de hombros. "Probablemente. Hice un poco de investigación y la


empresa tiene una reputación impecable. Le envié mis ideas generales y programé un
recorrido para mañana. Si me gusta lo que tiene que decir, y el precio, no veo por qué no
lo haría.“

Kel rió y Gina sacudió la cabeza. “Es difícil discutir con esa lógica.”

Gina y Kel insistieron en pagar la cuenta, a pesar de las protestas de Olivia que quería
agradecerles por haberla alojado durante el último mes y medio. Si no hubiera sido por su
hospitalidad, habría tenido que mudarse a un hotel, o peor, subarrendar algún apartamento
de estudiantes, cuando su contrato expirara. Había estado más que nerviosa de invadir su
espacio durante un periodo tan largo de tiempo, pero había sido sorprendentemente fácil,
divertido incluso, quedarse con ellas.

Esa noche, en la habitación que pronto se convertiría en un cuarto para los niños gemelos
de Gina y Kel, Olivia permanecía despierta. Había comprado una casa. En el campo. Que
necesitaba trabajo. Y tenía cuatro acres de tierra. Por primera vez desde que la había visto
29
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

hace más de un mes, Olivia se preguntó si se había metido en algo que la


sobrepasaba. Cuando finalmente se durmió, soñó con fusibles fundidos y fugas en las
tuberías.

CAPÍTULO CINCO
Cuando Olivia le envió por correo electrónico acerca de cómo obtener una estimación
para el trabajo en su próxima casa, Joss se sorprendió. Basada en cómo su primera
interacción había ido, Joss supuso que era la última persona que Olivia querría
contratar. Sin embargo el correo electrónico era amistoso, casi coqueto, e indicó una
esperanza de que trabajarían juntas. Joss decidió canalizar su molestia en centrarse,
dedicar tiempo adicional a esbozar las ideas de Olivia y elaborar una oferta competitiva
para el proyecto. En este punto, conseguir el proyecto era una cuestión de principios.

Se presentó en la casa veinte minutos antes de lo acordado para la reunión, en parte para
mirar el exterior con el ojo de un diseñador en lugar de un inspector. También quería estar
esperando cuando llegara Olivia. Una vez más, era una cuestión de principios.

Joss estacionó en el frente y contempló la vista. La casa era realmente un encanto. Con el
porche delantero reparado, una capa de pintura y persianas nuevas, parecería fresca y
atractiva mientras mantenía su carácter histórico. Joss podía verse a sí misma
contemplando la vista del patio desde una agradable vieja mecedora. La imagen era
extrañamente vívida y Joss tuvo que sacudir la cabeza para despejarla de su mente. Olivia
probablemente contrataría un servicio para atender el patio y nunca se molestaría en
disfrutarlo.

Justo cuando estaba empezando a sentirse molesta de nuevo, Olivia entró en el camino de
entrada. Joss salió de su camioneta y agarró sus bocetos, recordándose que quería este
trabajo.

“Lo siento mucho si te hice esperar,” Olivia dijo mientras caminaba hacia el frente de la
casa.

"De ningún modo. Llegue temprano.” Joss observó que, una vez más, Olivia llevaba un
vestido. Éste tenía un aire retro, negro con lunares blancos. Era de volantes y abrazaba las
curvas de Olivia en todos los lugares correctos. Le gustaba el estilo — femenino de una
manera que la hacía pensar en las chicas de calendario de la vieja escuela en lugar de
supermodelos. Ella trató de concentrarse en el hecho de que se trataba de ropa
inapropiada para su recorrido, así como el hecho de que no hizo uso de la palabra
‘volantes’.

30
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia le estrechó la mano y sonrió. “Bueno, firmé la cesión de mis ahorros, y tal vez mi
primogénito. Había muchos formularios, no puedo estar segura. De cualquier manera, es
toda mía.“

“Felicitaciones.” A Joss le hizo gracia el comentario, incluso si no quería estarlo. “Y no te


preocupes. He estado en un par de cierres de compra y no creo que firmar cediendo a la
descendencia es uno de los documentos estándar.“

Olivia se rió; era un sonido rico y fácil que fue directamente a lo profundo de Joss. "Oh
Dios. Dado que no tengo ninguna descendencia, eso podría haber resultado
problemático. ¿Vamos?"

Joss asintió. ¿Por qué Olivia era juguetona? Eso no era parte de la ecuación. Joss apretó
los puños, resolviendo no coquetear con la mujer que había decidido que no le
gustaba. Siguió a Olivia hacia la puerta lateral, la que no está pegada al porche
cayéndose. Olivia sacó la llave de su bolso y la deslizó en la cerradura. Ella giró la perilla,
pero se quedó allí.

“¿Está atorada?,” Joss preguntó.

"No. Es decir, sí, pero no lo es ... es sólo ...”

Joss se dio cuenta de que las manos de Olivia estaban temblando. Bueno, demonios. Era
imposible no ser indulgente con una mujer que estaba temblando, en especial por comprar
una casa. Ella puso su mano ligeramente sobre el brazo de Olivia y dijo, “Está bien. Esto
en verdad es muy importante.“

“¿Fue tan obvio?” Olivia negó con la cabeza, pero sonrió. "Estamos bien. Estoy bien."

“Bien.” Joss dio un paso atrás y trató de no pensar en cómo el cabello de Olivia olía a
almendras y cerezas o la ligera capa de pecas en las mejillas que no había notado antes.

Olivia le dio a la puerta un buen empujón con la cadera y entró. Se veía exactamente igual
que el día que había estado allí para la inspección. La luz del sol entraba por las ventanas
sobre el fregadero y en el pequeño rincón del desayuno. Las motas de polvo bailaban
alrededor de los haces de luz. Un ratón, claramente no esperando la intrusión, se escurrió
debajo de la puerta del sótano.

Joss, con una voz que sonaba más suave que profesional, dijo “Es una estupenda casa.”

Olivia se relajó, tranquilizada por las palabras de Joss. "Gracias. Creo que tienes
razón. Buenos cimientos.“

31
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Buenos cimientos.” Joss asintió en acuerdo. “Déjame mostrarte lo que creo que podemos
hacer con estos cimientos.”

Joss se dirigió a la encimera más cercana a las ventanas y desenrolló un conjunto de


dibujos. El primero era de la planta de arriba. El único cambio que habían discutido era
tumbar una pared para combinar el diminuto cuarto dormitorio y baño en un baño más
grande y vestidor.

“El costo de esto no es enorme,” dijo, “porque no vamos a mover ninguna de las tuberías.
La bañera se quedará exactamente donde está y ataremos las líneas existentes para la
cabina de ducha.“

A pesar de que el plano sólo tenía círculos y cuadrados y líneas para representar los
elementos y las paredes y puertas, Olivia podía imaginarlo perfectamente. “Sí, es
exactamente lo que quiero.”

“Técnicamente, podrías estar dañando tu valor de reventa al llevarlo de cuatro dormitorios


a tres, pero creo que vale la pena.”

“Estoy de acuerdo, y desde luego no necesito cuatro dormitorios.”

"Correcto. Ahora, para la atracción principal.“

Joss barajó los papeles para revelar un plano para el nivel principal de la casa. Olivia
captó las imágenes, abrumada por lo perfectas que eran. Joss había tomado todo lo que le
dijo en su correo electrónico y creó un plano que abría el espacio mientras mantenía la
integridad del diseño original. La mitad de la pared entre la cocina y la sala de estar había
desaparecido. En su lugar se encontraba una enorme isla que literalmente duplicaba la
superficie de trabajo en la cocina.

“Hacerlo de esta manera significa que no tendrías que compensar ninguna pared de
soporte. Aunque no necesariamente dispones los aparatos de esta manera, es funcional, y
no mover nada va a ahorrar en la plomería y electricidad.“

Olivia podía verlo, y le encantaba. “Es absolutamente perfecto.”

Joss no pudo evitar sonreír, al menos un poco. La casa iba a ser increíble, no había
ninguna duda. La cara de Olivia brillaba con entusiasmo; la sinceridad de ello resultó
irresistible. Joss la volvió de nuevo a la realidad para que pudieran hablar de
materiales. Estos serían decisivos.

“No tienes que decidir todo ahora, pero conociendo tus pensamientos generales me
permitirá darte una estimación más precisa.” Ella esperaba que Olivia quisiera encimeras
32
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

de granito y todas las otras mejoras indispensables que parecían aparecer en cada episodio
de cada programa en el canal HGTV.

“Mi gran indulgencia van a ser los electrodomésticos de lujo. Quiero la estufa de gas de
seis quemadores, refrigerador con puertas francesas, todo el asunto.“

"De acuerdo."

“Todo lo demás es cuestión de equilibrio. Quiero que se vea bien y sea duradero, sobre
todo cuando se trata de cosas como encimeras y accesorios de baño, pero no tengo mi
corazón puesto en nada. Prefiero mantener la estética casa de campo tradicional que hacer
algo muy moderno o de moda. ¿Tiene sentido?"

Joss asintió. Maldita sea si no era exactamente lo que ella haría. Garabateó algunas notas,
marcó números en su calculadora, hizo más notas. Cuando levantó la vista, Olivia la
estaba mirando fijamente con lo que parecía ser una mezcla de anticipación y temor. Ella
le entregó el papel con su estimación para todo el proyecto. Olivia lo miró, lo miró, y lo
miró de nuevo.

“Esto es por materiales y mano de obra?”

Era una estimación muy competitiva. Si Olivia se resistía, Joss estaba preparada para
alejarse y lavarse las manos de todo el asunto. Sabiendo que la mayoría de las otras
empresas en la ciudad no se acercarían, o pudiera hacer un trabajo mediocre, sería su
consuelo.

Después de lo que parecía un largo tiempo, Olivia dio unos golpecitos con los dedos
juntos. “Digamos, entonces, que quisiera hacer los pisos de arriba también. Si arrancó la
alfombra yo misma, cuanto por pulirlos y restaurarlos?”

Joss estudió a Olivia por un momento. Era difícil imaginar a esta bonita mujer, con sus
bonitos vestidos y su bonito acento, sobre sus manos y rodillas con una palanca. “Rasgar
la alfombra, incluyendo el relleno, sacar todas las grapas, y llenar todos los agujeros?”

Joss disfrutó de una pequeña satisfacción al ver los ojos de Olivia hacerse grandes. Para
su crédito, recuperó la compostura rápidamente. Si fuera por el orgullo o la ingenuidad,
Joss no podía estar segura.

"Sí."

“Segundo piso completo menos el baño, incluyendo los nuevos umbrales y un cuarto
alrededor en caso necesario, el acabado de tu elección, dos capas de poliuretano, y firmas
conmigo para hacer el resto de la obra. $18,000 más.“
33
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia le extendió la mano. "De acuerdo."

Una vez que se estrecharon la mano, Olivia esbozó una sonrisa. Joss tuvo la impresión de
que estaba al borde de un baile feliz. Verían lo feliz que estaba después de su
quincuagésima astilla.

“Estamos terminando un proyecto. Debemos ser capaces de comenzar a mediados de la


próxima semana. ¿Estará bien para ti?"

"Cuanto antes mejor."

La sonrisa de Olivia destelló y fue suficiente para enviar una sacudida de calor directo al
centro de Joss. Estaba bien. Ella probablemente apenas tendría que verla. Haría un trabajo
increíble en esta hermosa casa que merecía ser restaurada, entonces seguiría su camino y
eso sería el final. “Hacemos todo lo posible por seguir según lo programado.”

"Estoy segura que sí. Oh, probablemente debería mencionar que estaré viviendo aquí
durante la renovación.“

“¿Qué?” No era inaudito de ninguna manera, pero dada la magnitud del trabajo, no
parecía ser la mejor idea. Además, Olivia era tan femenina. En la mente de Joss, femenina
significaba de alto mantenimiento.

“Sé que suena loco, pero mi alquiler se venció hace unas semanas y me he estado
alojando con amigas. Realmente no quiero abusar de su hospitalidad por más tiempo de lo
necesario. Además, prefiero no mudarme a mitad del semestre si no tengo que hacerlo.“

“Te das cuenta de que habrá días en los que no tendrás agua corriente, ni electricidad?”

La sonrisa de Olivia no decayó. “Si hay un par de días que tenga que quedarme con ellas,
ciertamente puedo. Y dejaré la mayor parte de mis muebles en la bodega por lo que no
estarán en tu camino. No te preocupes por mí. Me gusta estar en el meollo de las cosas.“

“Si tú lo dices.” Joss se dijo a sí misma que no debía preocuparse por ello. Después de dos
días de aserrín y martilleo, Olivia estaría corriendo hacia las colinas.

“Soy más dura de lo que parece.” Olivia le hizo un guiño.

“Está bien, entonces. Vamos a tentativamente establecer el próximo Miércoles como


nuestro día de inicio. Tomaremos medidas y andaremos por ahí, entonces la demolición
se iniciará el Jueves.“

34
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Eso era todavía dos semanas antes del comienzo del semestre. "Parece perfecto."

"Estupendo. Planearé verte a las ocho. También puedes decidir si deseas estar aquí para
dejarnos entrar y salir o darme una llave durante la duración de la obra.“

“Empiezo a dar clases de nuevo en un par de semanas, así que te voy a dar una
copia. Gracias."

“Y gracias a ti por elegir Bauer & Sons. Apreciamos tu preferencia."

Cualquier relación informal que tenían mientras charlaban sobre la casa se había ido y
Joss era, una vez más, todo negocio. Olivia suspiró. Estuvo bien. Joss haría un buen
trabajo y seguiría siendo agradable a la vista.

Se dieron la mano y Olivia vio a Joss irse. Luego rompió en el feliz baile que había estado
conteniendo desde que vio el plano de Joss para la casa, y el costo estimado. Entre el
dinero que sus abuelos le habían dejado y sus propios ahorros, no tendría que financiar
ninguno de los trabajos. Y puesto que iba a escoger todos los detalles, era mucho más
emocionante que comprar una casa más cara en primer lugar.

Dedicó unos minutos para caminar, absorbiendo el hecho de que la casa era ahora
suya. Decidió que la pequeña sala de estar de la planta baja, la que estaba planeando
utilizar como oficina, sería un dormitorio improvisado perfecto. Puesto que sólo
necesitaba una capa de pintura y los pisos barnizados, sería una de las últimas
habitaciones terminadas. Para entonces, esperaba que el piso de arriba estuviera
terminado y pudiera moverse a su verdadero dormitorio.

Olivia volvió a la cocina. Ya que no tenía intención de mantenerla, se dio cuenta de que ni
siquiera se había molestado en revisar y ver si el refrigerador funcionaba. Ella lo enchufó,
jugueteó con la perilla del termostato, y oyó el ruido del compresor retumbar a la
vida. Afortunadamente, alguien había pensado en limpiarlo y dejar la puerta abierta, por
lo que ni siquiera olía mal.

Olivia cerró la puerta y se puso las manos en las caderas. Miró alrededor de la habitación
de nuevo y asintió. Esto iba a ser muy divertido.

***

La mudanza era casi decepcionante. Cuando los de la mudanza aparecieron en las


instalaciones de la bodega, Olivia fue implacable. Les hizo cargar su pequeña cama de
invitados, una cómoda, un futón para la sala de estar, y un pequeño carrito con ruedas y
mesa plegable para la cocina. El camión parecía extrañamente vacío y estaba bastante

35
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

segura de los de la mudanza pensaban que estaba loca. Les hizo lanzar un par de cajas de
libros y algunos utensilios básicos de cocina.

Gina, que había venido a ayudar, levantó una ceja. "¿Eso es todo?"

Olivia se encogió de hombros. “Estoy siendo práctica. Cuanto menos lleve ahora, menos
tengo que mover para que el grupo de Joss trabaje.“

"Lo entiendo. Es decir, no sé cómo vas a hacerlo, pero lo entiendo.”

Olivia sonrió. “¿Todavía quieres venir a ver la casa a pesar de que no hay nada que
hacer?”

Gina le pasó un brazo por encima del hombro. “Mujer, es por eso que me ofrecí en primer
lugar.”

Tardó más en conducir de regreso a su casa de lo que hizo para que descargaran
todo. Puesto que los de la mudanza parecían casi molestos por tener tan poco que hacer,
Olivia los hizo llevar sus maletas de ropa de su coche que había tenido con Gina y
Kel. Eso les tomó seis minutos. Olivia sonrió y se encogió de hombros, prometiendo
llamarlos otra vez cuando se mudara en serio. Les dio una generosa propina y los envió en
su camino.

Pasó media hora mostrando a Gina alrededor, señalando la pared que se iba a quitar y
donde estaría la nueva isla de la cocina. Gina estaba entusiasta, aunque un poco escéptica.
“No es que no crea que va a ser fabuloso.”

“¿Pero?” Olivia se preocupó de que Gina hubiera descubierto algo que se había perdido
en su aturdimiento y su visión de lo que podría ser.

"Sin pero. Simplemente no puedo imaginar empezar con esto. No tengo un hueso de
hágalo usted mismo en mi cuerpo.“

Olivia rió. “Tienes muchos otros talentos.”

"Gracias. Realmente, sin embargo, ¿sabes cómo hacer algo de esto?”

“Estoy dejando todo el trabajo serio a los profesionales. La pintura es fácil y me


gusta. Quitar el papel tapiz y la alfombra probablemente no será divertido, pero quiero
meter mis manos en ello, ensuciarme. ¿Ya sabes?"

Gina sacudió la cabeza. "Si tú lo dices."

36
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Y no olvidemos a la atractiva contratista.”

"Cierto. Estás buscando algunas oportunidades para rozarte contra ella. Literalmente."

“Si eso sucede por ser un efecto secundario de las cosas, sin duda no me quejaré.”

“Espero con ansías las historias de tus hazañas.”

“Y espero tener hazañas dignas de cuentar.”

Después de que Gina se fue, Olivia estaba en la cocina. Se sentía casi tan vacío como
antes. Olivia tuvo un momento de alarma de que así era cómo iba a vivir por el próximo
par de meses, pero le restó importancia. Todo estaba bien. Estaba emocionada por su
aventura minimalista. Pensó que Joss estaría feliz de que no había obstruido las
habitaciones con cosas innecesarias. Feliz e impresionada. Quería que Joss quedara
impresionada. Y que le gustara. Y Olivia tenía la sospecha de que iba a tomar mucho más
que sus tácticas habituales para llegar allí.

Tomó un poco de tiempo para guardar su ropa en la cómoda y el armario de la planta


baja, luego se dio cuenta de que en realidad no había nada más para desempaquetar. Los
utensilios de cocina tendrían que permanecer en cajas ya que los gabinetes se habrían ido
más temprano que tarde. Puesto que aún no había comprado ningún suministro, no había
ningún proyecto que pudiera empezar, tampoco. En lo que a ella se refería, eso sólo podía
significar una cosa: ir de compras.

Olivia fue a la ciudad pensando en lo que necesitaba para empezar algunos de sus
proyectos. Ella tomó el sinuoso camino que bordeaba el lago, disfrutando de los destellos
del agua a través de los árboles. A mitad de camino, se acordó de que había descuidado
localizar las cajas que contenían las toallas y otros artículos de baño. Eso era la excusa
perfecta para disfrutar de algunos nuevos, junto con una cortina de ducha y tapete hasta
que se hicieran las renovaciones.

Ella comenzó en Bed Bath & Beyond, escogiendo una cortina de ducha cubierta de
pequeñas ballenas grises y un tapete de baño a juego. Había algunas toallas de color rosa
brillante en liquidación y pensó que porque diablos no. Eso la hizo pensar en el hecho de
que necesitaba una lavadora y secadora. En realidad, cuanto más pronto comprara estos,
más pronto podría dejar de perder el tiempo y dinero en la lavandería. Era la cosa más
práctica de hacer.

Se detuvo en una de las grandes tiendas, encontró un lindo conjunto de alta eficacia en
venta, y arregló la entrega para el fin de semana. Luego recorrió los pasillos, mirando los
colores de pintura y muestras de piso y todo lo demás. Aunque parte de ella quería
comprar uno de todo, decidió comenzar con los suministros que necesitaría para acabar
37
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

con el odioso papel tapiz que parecía estar cubriendo todas las superficie planas de la
casa.

Después de recibir algunos consejos y comprar todo lo que pensaba que iba a necesitar,
Olivia se dirigió a Wegmans. Aunque era difícil, logró contenerse de llenar su carro con
todas las especias y despensa básica que se le ocurriera. Puesto que todo lo que puso en su
despensa sólo tendría que salir de nuevo cuando comenzara el trabajo, lo mantuvo
reproduciendo, cosas que podía comer en la semana, y el café. Incluso con su moderación,
logró llenar cinco grandes bolsas de lona de víveres. Mucho de esto eran artículos de
limpieza, lo cual hacía que pareciera mejor.

Para el momento en que estaba en casa y todo estaba desempaquetado, estaba


agotada. Era el buen tipo de agotamiento, sin embargo. Hizo una ensalada y la llevó
afuera. Tendría que conseguir algunos muebles exteriores para que pudiera disfrutar del
resto del verano. Mientras tanto, encontró un área de pasto a la sombra y se sentó con las
piernas cruzadas en el suelo. Se comió su cena, tratando de decidir si debería intentar
poner un huerto de verduras primero, o uno de moras. Probablemente necesitaría un
motocultor, junto con alguien que le enseñe a usarlo. Una cosa a la vez. Olivia se rió,
segura de que se lo diría a sí misma mucho en las próximas semanas.

CAPÍTULO SEIS
Olivia se despertó de buen humor. Hoy Joss estaba viniendo para comenzar la exploración
previa al proyecto. Olivia no sabía lo que eso significaba, pero no le importaba en
realidad. Estaba comenzando su renovación. También iba a ver a Joss, a quién había
estado pensando probablemente más de lo que era saludable.

Se puso un vestido informal y resistió el impulso de pelearse con su pelo. En la cocina,


puso la cafetera llena en lugar de la nedia que normalmente hacía para sí misma. Ella se
permitió un poco de soñar despierta acerca de cómo se vería el espacio cuando todo
estuviera hecho. Se preguntó si era demasiado pronto para ir a comprar
electrodomésticos. El sonido de un coche en el camino la trajo de vuelta al presente.

Olivia se acercó a la puerta trasera, luego se dio cuenta que no era Joss parada en el otro
lado. Era un hombre alto y delgado que llevaba una caja de herramientas. Eso fue
extraño. Ella abrió la puerta y le ofreció una sonrisa. "Buenos días."

"Buenos días. Soy Ben Bauer, de Bauer & Sons Construction. ¿Eres Olivia?”

"Yo soy. Entra, por favor."

38
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Ben entró. "Gracias."

Olivia cerró la puerta detrás de él y le tendió la mano. Mientras él la estrechaba, ella lo


estudió, tratando de averiguar por qué le resultaba familiar. “¿Nos conocemos?”

“No, pero se suponía que debíamos. Yo estaba programado para hacer su inspección, pero
me enferme esa mañana, así que mi hermana, Joss, la hice en cambio.”

"Correcto. Ben. Ahora lo recuerdo.” Bueno, eso explicaba por qué le resultaba
familiar. Aunque Olivia no podía poner su dedo sobre ello al principio, definitivamente
había un parecido familiar. “Me alegro de que estés mejor.”

"Gracias. Espero que no sientas como si estuviéramos haciéndote un señuelo y


engañarte. Joss necesitaba ayudar a concluir un proyecto hoy, pero no queríamos hacerte
esperar.“

Se sentía como un señuelo y engañada, pero sólo porque había estado tan ansiosa de ver a
Joss de nuevo, incluso si su actitud era un poco distante. "Está bien. Realmente aprecio
que vengas.“

"Por supuesto. Realmente somos una operación familiar, así que probablemente nos veras
a ambos bastante antes de que todo este dicho y hecho.“

Olivia lo esperaba. A pesar del extraño escalofrío que impregnó su última reunión con
Joss, quería verla más. En cuanto a Ben, parecía bastante agradable, y realmente parecía
la versión masculina más alta y más delgada de Joss. "Es bueno saberlo. Así que eres
Bauer, o los hijos?”

Ben se rió. “Técnicamente, Joss y yo somos los nietos. A pesar de sus deseos más
sinceros, mi abuelo sólo tuvo un hijo, mi padre. Él, a su vez, me tuvo a mí y dos
chicas. Todos trabajamos en la empresa.“

Olivia pensó en su empresa familiar. Nada habría emocionado a sus padres más que si
hubiera ido a la escuela de derecho y se hubiera unido a las filas de Bennett y
Asociados. Se estremeció ante la idea. “Eso es un gran legado.”

“Es bueno que todos terminamos decidiendo que eso es lo que queríamos hacer. De todos
modos, no he venido aquí para darte el árbol genealógico de la empresa familiar.“

Olivia sonrió. "Está bien. Pregunté y es una buena historia.“

39
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Gracias.” Ben parecía casi tímido ante el cumplido. A Olivia le pareció bastante
adorable.

“Así que estás aquí para tomar medidas?”

Ben rápidamente recuperó la compostura. “Algo así. Estoy sobre todo jugando al
detective. Dado que tu plan consiste en quitar un par de paredes, estoy aquí para averiguar
cuál es el soporte de carga y asegurar de que no haya sorpresas.“

"¿Puedes hacer eso?"

"Absolutamente. Después de trabajar en bastantes casas, consigues un sentido de qué es


dónde, pero nunca se sabe realmente. Hago algunos agujeros, pongo mi pequeña cámara y
zas — nada de suposiciones.“

“Eso es realmente genial.” Olivia pensó en todos los programas de mejoras para el hogar
que vio. La gente siempre parecía ir rompiendo las paredes primero, y luego se asustaban
cuando descubrieron la línea principal de alcantarillado en el camino.

“Bueno, te da mucho más control. Si encontramos algo que no esperábamos, podemos


estimar el costo para que puedas decidir si quieres absorberlo o cambiar los planes. Es
menos dramático que lo que ves en la televisión, pero en general es mejor para el dueño
de la casa.“

El hecho de que parecía estar leyendo sus pensamientos hizo reír a Olivia. "Soy
consciente de eso."

Ben esbozó una sonrisa ganadora. “Queremos que nuestros clientes sean felices. Eres
bienvenida para ver, pero estoy bien si hay algo más que te gustaría hacer. También tengo
la llave que le diste a Joss. Si tienes que salir, seré feliz de cerrar cuando haya terminado.“

Olivia pensó por un momento. Había considerado ir a su oficina por unas horas, pero no
había nada que urgiera inmediatamente. Si se quedaba, podría resolver lo del papel tapiz
de las paredes que no estaba yendo a ninguna parte. También sabría los resultados de la
revisión de Ben. “No quiero estorbarte. Trabajaré en un par de proyectos y puedes
hacerme saber si encuentras algo digno de mención.“

"Suena como un plan. Gritaré si hay algo que deberías ver.“

“Perfecto.” Olivia fue a su improvisado dormitorio para ponerse la ropa de trabajo


adecuada. Cuando regresó a la cocina, Ben estaba escribiendo algo en un bloc de notas.

“Hasta ahora todo va bien,” él dijo.


40
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Música para mis oídos. ¿Te gustaría una taza de café?"

Sus ojos se iluminaron. "¿De verdad? Eso seria genial."

Olivia sirvió dos tazas. “Crema y azúcar?”

“Sólo si no es mucha molestia.”

Añadió ambos y se lo entregó. "No es ninguna molestia. Incluso en una zona de


construcción, el café es una necesidad.“

Ben levantó la taza. “Brindo por eso.”

“Estaré en la sala de estar luchando con el papel tapiz, si me necesitas.”

"Gracias. Te haré saber lo que encuentre.“

Olivia tomó su café y se dirigió a la sala de estar. Si tuviera que adivinar, habría fechado
la decoración alrededor de 1983. El papel tapiz era malva y gris, con grandes, imitadas
pinceladas insinuando formas florales. Le recordaba a la primera sala de estar de su
infancia. Su madre había redecorado a menudo, siempre en cualquier aspecto que era de
moda y caro.

Tomó la botella de spray de removedor de adhesivo que había comprado y le echo a una
sección de diez pies de la pared de un vistazo. Una vez que estaba saturada, acuñó una
espátula debajo de una de las uniones. Agarró una esquina y jaló. Jaló y jaló, cada vez
más y más emocionada mientras una tira completa se separó en una sola pieza de gran
tamaño. El entusiasmo se convirtió rápidamente en consternación cuando miró la pared y
se dio cuenta que sólo la capa superior del papel se había desprendido. La pared
permanecía cubierta en un lío pegajoso, empapado.

"Mierda."

“¿Está todo bien ahí?” La pregunta de Ben hizo a Olivia darse cuenta de que había
hablado en voz alta.

“Bien, bien.” Ella claramente no era muy convincente, ya que lo siguiente que supo era
que Ben estaba mirando desde el umbral de la puerta.

"¿Pasa algo?"

Olivia suspiró. “Sólo que esto es más difícil y asqueroso de lo que esperaba.”

41
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Ben se rió. “Creo que difícil y asqueroso es la definición de quitar el papel tapiz.”

Ella arqueó una ceja. “Gracias, Sr. Merriam. O es usted Webster (*)?”

"¿Te puedo ayudar?"

“¿Realmente parezco tan indefensa?” Odiaba la percepción de que era alguna


desventurada mujer que no podía manejar proyectos por su cuenta.

"De ningún modo. Te ves muy capaz.” Él le guiñó un ojo.

La sonrisa de Ben parecía auténtica. Lo mismo hizo el resto de él. Y él era agradable y
hablador— tan diferente de Joss. “La adulación te llevará a todas partes.”

“Tu técnica es muy buena. Si mojas hacia abajo un poco más, puedes tomar tu raspador y
quitar la mayor parte de la materia pegajosa de una sola vez. ¿Puedo?"

“Por supuesto.” Olivia le entregó la botella de spray y una espátula.

Ben roció un área pequeña, esperó tal vez a la cuenta de diez, entonces raspó la
pared. Según lo prometido, el residuo cayó en una masa pegajosa. Aleluya.

“Además de conseguirlo realmente mojado, debes asegurarte de mantener la espátula en


un ángulo de cuarenta y cinco grados.”

“Eso lo puedo hacer.”

Ben la miró. “Todavía tendrás que darle un buen lavado, pero eso debería ser. ¿Quieres
que te ayude? No necesito estar en ninguna parte dentro de una hora más o menos.“

Olivia pensó en Joss. Había parecido tan incrédula cuando Olivia negoció algunos de los
proyectos de hágalo usted mismo en el contrato. En ese momento, su impulso había sido
tanto por el deseo de ensuciarse las manos como por el de ahorrarse dinero. Ahora, se
sentía como una cuestión de principios. “Creo que puedo manejarlo, pero agradezco la
oferta.”

Ben ladeó la cabeza. "¿Estás segura? Podría ser nuestro pequeño secreto.“

(*) Merriam-Webster es una editorial estadounidense que publica libros de referencia, sobre todo diccionarios.

42
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Era como si hubiera estado leyendo su mente. Olivia tuvo que reírse. “De acuerdo, pero
sólo un poco.”

Idearon un sistema en el que Olivia rociaba y Ben raspaba. En menos de media hora,
habían hecho la mayor parte de una pared. Olivia dio un paso atrás para admirar el
progreso.

“No está mal, ¿verdad?,” Ben dijo.

“No está nada mal. Muchas gracias por el consejo y la ayuda. Realmente no quiero
entretenerte.“

“Es un placer, de verdad. Lamento ahora que tengo que irme.“

Olivia le dio una mirada de soslayo. “Bien, ahora estás siendo tonto.”

"Lo digo en serio. Por supuesto, podría estar hablando por la compañía más que del
trabajo.“

“Bueno, eso parece mucho más plausible.” Olivia disfrutó de la broma. Era exactamente
el tipo de facilidad, casi coquetería de ida y vuelta, que quería con Joss. ¿Por qué Joss
tiene que hacer que sea tan difícil?

“¿Te gustaría cenar, o tal vez una copa, alguna vez?”

Olivia estaba tan atrapada pensando sobre Joss que apenas captó la pregunta. Parecía que
Ben le estaba pidiendo una cita, y eso no podía estar bien. "¿Disculpa?"

“Pregunté si podrías unirte a mí para una cena o una copa alguna vez. Normalmente no
suelo mezclar los negocios con el placer, pero ya que este es realmente el proyecto de
Joss, no creo que cuente.”

No había oído mal. Bueno, demonios. Apenas podía conseguir que Joss le diera la hora
del día y aquí estaba su hermano invitandola a salir en una cita. No es que él no era bien
parecido, y mucho más encantador que su hermana había resultado ser, pero realmente. El
universo estaba jugandole una broma.

“Yo, uh, me siento halagada, de verdad.” Ella tenía una buena cantidad de práctica para
desviar el interés masculino, pero Ben la había agarrado por sorpresa y se esforzó por
encontrar las palabras adecuadas.

“Hey, no te preocupes. Simplemente no pude resistirme a preguntar.“

43
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Por alguna razón, sintió la necesidad de explicar. A ella le gustaba Ben y no quería que
hubiera ninguna incomodidad entre ellos. Tenía bastante de eso con Joss. “Es sólo que yo
...” ¿Por qué era difícil decir las palabras de repente? "Soy lesbiana."

Ben dejó escapar un sonido que era algo entre una risa y una carcajada. Olivia entrecerró
los ojos hacia él.

“Lo siento, lo siento,” él dijo rápidamente. “Bueno, eso es irónico.”

Olivia estaba acostumbrada a ser interpretada como hetero. La irritaba, pero si la gente no
era imbécil con eso, ella lo tomaba con mucha cautela. No estaba segura de por qué Ben
se reía, o por qué le resultaba irónico, para el caso. "¿Disculpa?"

Ben se rascó la sien. “No, soy yo quien debe disculparse. Es que ... mi hermana hizo
algún comentario de que eres más mi tipo que el de ella. Pensé que tenía algo concreto
para basarse en eso.“

Al darse cuenta que sus manos estaban en puños en las caderas, Olivia ignoró dejarlas
caer a los costados y abrirlas. Probablemente no debería responder, pero no pudo
contenerse. “Puedo asegurarte que no le di tal cosa.”

Olivia comenzó a poner las piezas juntas. Si Joss supuso que era hetero, eso podría
explicar por qué estaba tan distante. Por un lado, era un alivio. Por el otro, era
exasperante. Una cosa era ser invisible. Otra era ser presumiblemente hetero y
esencialmente juzgada por ello. Por otra lesbiana.

A Olivia le gustaba pensar que poseía una esencia fundamental de la


homosexualidad. Eso, combinado con una cierta mirada — o sonrisa — debería ser
suficiente para crear un pitido en el gaydar. Y le había dado a Joss muchas miradas, y
sonrisas.

“Mira, estoy seguro de que hubo un malentendido. No quise hacer daño, y puedo
asegurarte que mi hermana tampoco.“

Olivia trató de recuperar la compostura. No era culpa de él que su hermana jugara con
tales estereotipos ridículos y molestos. “Está bien, de verdad. Claramente, algunas señales
se cruzaron en algún lugar a lo largo del camino.“

"¿Estás segura? Me siento muy mal ahora.” Ben parecía tan avergonzado, Olivia no podía
reprochárselo. Sobre todo porque no era su culpa en primer lugar.

"Estoy segura. No me molesta que me hayas invitado a salir, lo prometo.” Él no parecía


aliviado. Olivia sacudió la cabeza. “Es que Joss asumió que yo era hetero.”
44
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Oh. Ya veo."

Olivia no estaba segura de que lo hiciera, pero que no quería discutirlo. Tampoco quería
ponerlo más incómodo de lo que él ya estaba. "Está todo bien. ¿No tenías que estar en
algún lugar?”

La expresión de su rostro hizo que Olivia pensara que lo había olvidado por
completo. "Cierto. Lo tengo. Debo irme. Joss estará aquí en la mañana para hacer todo el
trabajo de preparación para la demolición.“

Estupendo. "Eso suena bien. Estaré aquí, al menos por la mañana por un rato.”

"Bueno. Nos veremos más adelante en la semana, probablemente. Realmente lo siento


mucho.“

"No hace falta. Ya está olvidado."

Si se trataba de su aseguramiento o el hecho de que se iba, Ben finalmente pareció


aliviado.

"Gracias. Buena suerte con el resto de tu papel tapiz.“

"Gracias. La voy a necesitar.“

Olivia cerró la puerta detrás de él cuando se marchó. Estaba parada junto a la ventana y
observó mientras él se retiró de la calzada y bajaba por la calle. Ella sacudió la cabeza de
nuevo, luego volvió al trabajo.

Tres horas más tarde, los brazos de Olivia dolían y estaba cubierta de una combinación de
sudor y residuos de papel tapiz. La sala de estar estaba terminada, sin embargo, excepto
por la pared que estaba saliendo. Las paredes estaban descoloridas y un poco tristes, pero
no estaban en muy mal estado. Estaba satisfecha con los resultados y muy satisfecha de sí
misma, incluso si había tenido un poco de ayuda.

Después de tomar una ducha, se hizo un almuerzo tardío y lo llevó afuera. Como el
porche estaba fuera de límites, había establecido un conjunto de picnic de plástico en el
patio trasero. La sacaría del apuro hasta que pudiera poner un par de grandes, viejas
mecedoras en el frente. Había una ligera brisa y era, sin lugar a dudas, una magnífica
tarde de finales de verano.

Sin embargo, Olivia, no podía relajarse. Algo sobre toda la interacción con Ben continuó
molestándola. Era Joss — su rápida evaluación y despido. En principio, la enfureció. En

45
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

realidad, se sentía enormemente decepcionante. Se había sentido atraída por Joss, más aún
de lo que había estado por cualquier persona desde su traslado a Nueva York. Es evidente
que el sentimiento no era mutuo.

***

Joss se detuvo en el estacionamiento de Bauer & Sons. El sol brillaba, John Cougar
bombeaba desde los altavoces, y el proyecto Sharpstein se terminó un día antes de lo
previsto. Ver la camioneta de Ben en su lugar habitual era la cereza del pastel. Eso
significaba que había sobrevivido al trabajo de descubrimiento y las mediciones en la casa
de Olivia. Estacionó junto a él y salió de su camioneta. En su camino a la oficina,
mentalmente se corrigió a sí misma. Era la casa de Bennett, no es diferente de cualquier
otro proyecto.

Entró en la oficina y se encontró a Daphne riendo y a Ben sacudiendo la cabeza. O bien se


había perdido una buena broma o Ben haciendo un culo de sí mismo. De cualquier
manera, quería saber lo que era.

“Amiga, estabas tan equivocada.” Ben siguió sacudiendo la cabeza mientras Daphne
intentaba, sin éxito, dejar de reír.

"¿Qué? Acerca de que estaba equivocada?” Joss se preguntó si tal vez había estimado los
suministros para un proyecto mal, pero no parecía probable que causaría tal revuelo.

“Tu pequeña profesora, la sureña que parece desagradarte tanto.”

Joss sintió los músculos de la mandíbula contraerse. “No me disgusta. Es una cliente que
paga, lo que significa que me gusta bien.“

“También es lesbiana.”

"¿Qué? ¿De qué estás hablando?"

Daphne saltó. “El casanova aquí decidió seducirla y ella lo calló.”

Joss sintió una involuntaria tensión en el pecho. "¿Qué?"

Ben resopló. “No la seduje. Le pregunté, muy casualmente, si tal vez le gustaría tomar
una copa alguna vez.“

“Pensé que acordamos no salir con clientes.” La imagen mental de Ben poniéndose
cariñoso con Olivia la hizo marearse.

46
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Tú acordaste. Sólo reconocí que era probablemente una buena idea. Además, este es
fundamentalmente tu proyecto.“

“Pero te estás perdiendo la mejor parte,” Daphne dijo. “Ella lo rechazó porque es
lesbiana.”

Joss trataba de procesar todo lo que estaba ocurriendo. Olivia no era hetero. Eso, en sí
mismo, era ... algo. Joss pensó en la primera vez que había visto a Olivia, balanceándose
en su cocina con la música imaginaria. Joss se había sentido atraída por ella —
instantánea e intensamente, pero esos sentimientos fueron rechazados cuando supo lo que
Olivia hacía para ganarse la vida, de dónde era. Nunca se le había ocurrido que, a pesar de
esas cosas, o tal vez además de ellas, Olivia pudiera ser gay.

“Y ella estaba bastante molesta que yo hubiera asumido que era hetero debido a ti.”

Joss se apretó el puente de la nariz. "Espera. Comienza de nuevo, desde el principio, y


dime todo.”

Ben se encogió de hombros. “No hay mucho que contar. Me presenté y ella estaba allí,
llevaba este vestido que la hacía parecer como un ama de casa de los años cincuenta, sólo
sexy.“

Joss lo interrumpió; estas eran las imágenes mentales que no necesitaba. “Bueno, tal vez
no todo.”

Ben puso los ojos en blanco. "Nosotros charlamos. Ella me seguía, haciendo
preguntas. Era cálida y divertida y decidí invitarla a salir. Realmente no lo pensé.“

Por supuesto que él no lo pensó. Ben le pedía a las mujeres salir en un abrir y cerrar de
ojos. Incluso cuando lo rechazaban, parecía disfrutar preguntando. "¿Entonces que?"

“Ella cortésmente declino, lo cual fue genial, pero luego me dijo que era lesbiana. Creo
que estaba tratando de hacer que no me sintiera mal, lo cual fue dulce. Me disculpé y le
dije que tenía una impresión equivocada de ella. Esa parte realmente pareció irritarla.“

Esto era lo último que necesitaba. "Mierda. ¿Qué dijiste exactamente que te dije?”

“Sólo que pensabas que era más mi tipo que el tuyo, que fueron tus palabras exactas,
estoy bastante seguro.”

Joss sacudió la cabeza. Esto no era bueno. Lo que había sido una situación un poco
incómoda ahora iba a ser dolorosamente incómoda. Olivia sabía que Joss pensaba que era
hetero, y no de pasada, ni siquiera pensó de ese modo. Sabía que, al menos un poco, había
47
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

hablado de quién era. Y Joss iba a tener que presentarse en su casa a la mañana siguiente
y enfrentarla.

“No entiendo cuál es el problema,” Daphne dijo. “¿No deberían el ser lesbianas darles
algo en común? Hacer que sea más fácil trabajar juntas?”

Joss miró a su hermana. “No funciona de esa manera.”

"¿De verdad? ¿Por qué no?"

Ben se rió. “Debido a que Joss está obligada y decidida a no gustarle a esta mujer. Una
cosa era cuando Joss pensó que era atractiva, lo cual es, por cierto. El hecho de que ella es
a la vez atractiva y alegre hace las cosas más complicadas.“

“Gracias por ese análisis en profundidad.” La voz de Joss goteaba sarcasmo.

“Entonces qué vas a hacer?,” Daphne preguntó.

Joss cuadró los hombros, más que lista para que esta conversación se acabe. “Voy a hacer
el trabajo.” Cuando su hermano y hermana alzaron una ceja, agregó, “Y hacer todo lo
posible por no meter la pata. De nuevo."

CAPÍTULO SIETE
Olivia caminaba de un lado a otro en su cocina. Joss debía llegar en cualquier
momento. Su conversación con Ben del día anterior reproduciéndose a través de su
mente. A su modo de pensar, tenía dos opciones.

La primera opción era ignorar la situación por completo, pretender que nunca ocurrió y
mantener todas sus interacciones con Joss al mínimo. Ese no era su estilo. La otra opción
era enfrentarla, obligar a Joss a admitir que estaba equivocada. No necesitaba ser un
argumento, pero necesitaba que Joss reconociera que había sacado conclusiones
precipitadas y que esas conclusiones habían estado completamente equivocadas.

Entonces todo el lío quedaría detrás. Con el aire despejado, tal vez la tensión incómoda
entre ellas se iría. Tal vez podrían ser amigas o, incluso mejor, disfrutar un poco de flirteo
ocasional. La reunión con Joss le había recordado a Olivia lo mucho que echaba de menos
eso.

48
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Como si fuera una señal, Joss se detuvo en el camino de entrada. Ella esperó hasta que
Joss estaba a unos diez pies de distancia de la puerta trasera antes de abrirla. Ofreció su
sonrisa más acogedora.

“Joss, es tan bueno verte de nuevo.”

Joss le devolvió la sonrisa, pero había nervios detrás de ello. “Buenos días, Olivia. Es
bueno verte también.“

Olivia se hizo a un lado para que Joss pudiera entrar en la cocina. “Fue un placer conocer
a tu hermano ayer.”

Joss parecía sumamente incómoda. “Sí, sobre eso. Lamento que te pidiera salir. Seducir a
los clientes no es de lo que Bauer & Sons se trata.“

Olivia agitó la mano. “Oh, eso no es ningún problema. Ben y yo lo arreglamos y estamos
bien.“

“De acuerdo, bien. No quiero que tengas una idea equivocada.“

Olivia miró a Joss a los ojos. “Así como yo no quiero que tengas una idea equivocada.”

Joss hizo una ligera mueca y miró hacia abajo. "Sí. Lo siento por eso, también.“

No era suficiente respuesta para satisfacerla. “No entiendo por qué le dijiste a tu hermano
que era hetero. ¿Qué te hizo estar tan segura?”

Joss se encogió de hombros, pero se negó a hacer contacto visual con ella. “No fue
así. No nos sentamos a hablarlo. No estaba segura, pero no tuve vibraciones gay de ti, y
mi gaydar es bastante confiable. Combinado con el hecho de que eres tan femenina. Y del
sur.“

Olivia resopló. “Hay tantas lesbianas ahí como aquí.”

“Por supuesto que las hay.” La forma en que lo dijo le hizo pensar a Olivia que la idea
nunca se le había ocurrido.

Olivia suspiró. Una cosa era conseguir ese tipo de reacción de viejos administradores
malhumorados y tipos heterosexuales. Otra cosa era, y totalmente desagradable, obtenerla
de una compañera lesbiana. Pero obtenerla de una atractiva lesbiana por la que se sentía
atraída, bueno, eso era simplemente desmoralizante. Lo cuál era por lo qué estaba
teniendo dificultades en dejarlo ir.

49
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Ella entrecerró los ojos hacia Joss. “¿Es por eso que no te gusto? Asumiste que era
hetero?”

"No."

“Así que hay una razón diferente por la que no te gusto.”

"Sí. Quiero decir, no."

Joss se veía más allá de incómoda en este punto. Por mucho que quería disfrutar viendo
retorcerse a Joss, su educación la obligó a suavizar cada vez que estuvieran alteradas. Y
necesitaba ser agradable si quería tener la oportunidad de coquetear — o más. Ella juntó
las manos y le ofreció una sonrisa. “No es una prueba, y no estoy tratando de hacerte
sentir mal.”

Joss parecía lejos de estar convencida.

"De verdad. Me molesta cuando me establecen como hetero debido a cómo decido verme
o vestirme. También me molesta cuando la gente escucha mi acento e imaginan que soy
una debutante cabeza hueca.“

“Entonces no eres una debutante?”

Fue el turno de Olivia de apartar la mirada. “No soy una cabeza hueca.”

“Mierda, estaba bromeando. En serio fuiste una debutante? Un gran vestido y un baile
sólo para ti?”

Bueno, demonios. No era así como quería que esta conversación fuera. “No era como Lo
que el viento se llevó, si eso es lo que estás pensando. Y no cambies de tema. Estamos
hablando acerca de por qué no te gusto.“

“Creo que esas cosas son una y la misma, querida.” Al segundo de que las palabras
salieron de su boca, Joss parecía horrorizada, como si no pudiera creer que acababa de
decir eso.

Olivia entrecerró los ojos. "¿Qué se supone que significa eso?"

Joss pareció recuperar la compostura. "Nada. Sólo quería decir que no tenemos nada en
común.“

50
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia sintió que su pulso comenzó a latir en su cabeza y el calor se elevaba para hacer
que todo su rostro se ruborizara. “No sabes nada de mí.”

Parecía que Joss iba a lanzar otro insulto, pero no lo hizo. Olivia la vio tomar una
respiración profunda y apretar la mandíbula. “Mira, olvida que dije algo. Vamos a trabajar
juntas por lo menos durante las próximas semanas. Vamos a tratar de mantenerlo
profesional y las cosas irán mucho más suavemente.“

Olivia miró a la mujer sobre quien ya había tenido más de un sueño erótico. Se sentía
atraída por ella despierta y dormida, y parecía no poder sacudirlo. Ella había querido decir
su pregunta acerca de que a Joss no le gustaba como una broma suave, una manera de que
Joss se abriera. Normalmente, Olivia era buena — muy buena — en ese tipo de cosas. En
cambio, había abierto una lata de gusanos y comenzó una discusión. O se metió en una
discusión. Todavía no estaba segura de cuál.

Por mucho que le lastimara, si eso era lo que Joss realmente pensaba de ella, era
probablemente lo mejor saberlo ahora. No tenía ninguna necesidad de mujeres que eran
críticas y groseras. “Eso suena como una idea excelente. Te dejaré trabajar.“

Olivia agarró su bolso y salió de la misma manera en que Joss había entrado. Subió a su
coche y salió del camino de entrada, negándose a mirar hacia atrás. Se dirigió hacia la
ciudad sin un destino concreto en mente.

No era así como había pretendido que las cosas salieran. ¿Por qué Joss tiene por qué ser
tan contraria de todo? Olivia se reprendió a sí misma por haberse metido en una
pelea. Era lo contrario de lo que había estado buscando. Una pequeña parte de su mente le
dijo a Olivia que lo olvidara. Pero al igual que ignorar un problema, olvidarlo no estaba
en su naturaleza tampoco. Y había algo en Joss. Era atractiva, seguro, pero era algo más
cautivador que eso. Olivia no podía poner su dedo en ello, pero era algo que no podía —
no quería — ignorar.

Para el momento en que llegó a la ciudad, había llegado al punto de partida. Iba a tener
que disculparse. Bueno, no tenía por qué hacerlo, pero si quería solucionar esto con Joss,
intentar recompensarlo ayudaría. Cuadró los hombros. No odiaba disculparse, pero
ciertamente no lo disfrutaba, sobre todo cuando ella no era la que estaba equivocada.

Se detuvo en el supermercado. No necesitaba nada, pero no iba a volver con las manos
vacías y hacer evidente que había salido en una rabieta sólo por hacerlo. Olivia vagó por
el departamento de productos, dejando que los colores y olores la distrajeran. No pasaría
mucho tiempo antes de que tuviera una cocina donde pudiera cocinar para satisfacer a su
corazón. Puesto que aún no era el caso, Olivia agarró ingredientes frescos de ensalada y
arándanos locales.

51
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Sintiéndose auto-indulgente, pasó por el mostrador de queso y agarró un pedazo de brie


(variedad de queso). Un hombre mayor en el departamento de panadería estaba sacando
baguettes frescos, así que agarró uno de esos también. Sintiéndose más tranquila pagó por
sus cosas y se dirigió a su casa.

Olivia volvió a entrar en la casa y encontró a Joss quitando las molduras de la puerta que
separaba la cocina y el comedor. Ella observó como Joss sacaba cada pieza
individualmente y luego las añadía a una pila ordenada en la esquina. Verla trabajar era
sexy, más de lo que se había imaginado.

Joss debió haber sentido que estaba siendo observada, porque se dio la vuelta. “Sé que
parece tedioso, pero la madera es original. Incluso si no la necesitamos en otra parte de la
casa, tiene valor.“

Olivia detectó un borde defensivo en la voz de Joss. Ella decidió utilizarlo como una
oportunidad para ser conciliadora. "Estoy completamente de acuerdo. Te agradezco que
estés tomando mucho cuidado. Si no la utilizas, inventaré un proyecto para darle un
propósito.“

“Sería perfecto si alguna vez quisieras convertir algunas estanterías en muebles


empotrados.”

Olivia no podía decir si Joss le estaba lanzando un hueso o si simplemente no podía


resistir a imaginar un proyecto. En cualquier caso, era lo correcto para decir. "Oh Dios
mío. Sí. Eso sería sorprendente."

“Estaría encantada de añadirlo al proyecto si lo deseas.” Podría ser que Joss intentara
hacerlo agradable, también?

Olivia le ofreció una sonrisa. "¿En serio? Tengo tantos libros que han estado
languideciendo en cajas. No puedo meter más a mi oficina.“

“Voy a esbozar un par de opciones y traértelas más adelante esta semana.”

"Gracias."

"No hay problema."

Joss comenzó a alejarse. Olivia respiró hondo. “Joss, siento haberme irritado contigo
antes.”

52
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss miró hacia abajo, como si su martillo fuera lo más fascinante que hubiera visto. “No
necesitas disculparte.”

Olivia se dio cuenta de que había apretó los puños en las caderas y se obligó a dejarlas
caer a los costados. "Lo hago. Me irrita cuando me establecen como hetero, especialmente
por ...” Ella apartó la mirada, luego de vuelta a Joss. "Bueno, ya sabes."

Joss se limitó a levantar una ceja.

Olivia siguió adelante. “Sólo estoy diciendo que eso era una cosa. Y luego todo el asunto
de debutante en la parte superior, realmente me molesto.“

Joss pasó de parecer dudosa a francamente incómoda. “Está bien, lamento sacarte de tus
casillas.”

"Gracias. Tengo mucha ambivalencia sobre ciertas partes de mi crianza. Me convertí en


profesora, me mudé aquí, para escapar de eso. Supongo que todavía soy sensible al
respecto.” No había planeado desnudar su alma, pero en cierto modo salió.

“Está bien.” Joss asintió, pero todavía parecía incómoda.

“Realmente no quiero que haya ninguna tensión entre nosotras. Estaremos cruzando
nuestros caminos mucho durante las próximas semanas.“

"Estoy de acuerdo."

"¿Tregua?"

"Tregua."

Olivia le tendió la mano y Joss la estrechó. Olivia volvió a sonreír. Fue un paso en la
dirección correcta. "Estoy tan contenta. Te dejaré volver a trabajar. Voy a cambiarme y
volver al interminable papel tapiz.“

Joss vio a Olivia desaparecer en la sala de estar que había reclamado como su
dormitorio. Ella sacudió la cabeza, no del todo segura de lo que había sucedido. Sea lo
que fuese, esperaba que ayudaría al proyecto ir más fluidamente. Se puso los audífonos,
puso algo de rock clásico, y se puso de nuevo a trabajar.

Una hora más tarde, Joss había terminado de quitar la moldura y rodapié. También había
quitado los enchufes y cerrado el cableado en las paredes elegidas para tumbarse.

53
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Contempló irse sin decir nada, pero hacerlo después de la obertura de Olivia parecía
grosero. Dejó las herramientas y fue a buscarla.

“Olivia?”

“Aquí.” El sonido provenía del pequeño medio baño de la sala de estar formal.

Joss lo siguió y encontró a Olivia hasta los tobillos en papel tapiz arrancado. Se había
cambiado de la falda que llevaba y se puso una camiseta Emory y un par de shorts
deportivos. Tenía el pelo recogido en un moño desordenado y había trozos de papel tapiz
pegado en él. Por alguna razón inexplicable, Joss encontró ese aspecto aún más atractivo
que cuando Olivia estaba bien vestida. Joss sacudió la cabeza ante lo absurdo de
eso. “Sólo quería que supieras que me iba.”

“Gracias, y gracias por todo tu trabajo duro hoy.”

Joss se encogió de hombros. “Eso es por lo que me estás pagando.”

“Lo sé, pero aún así estoy agradecida por el trabajo — tanto por la calidad como por la
cantidad.”

El cumplido la cogió desprevenida. "Bueno. De nada entonces. Ben y yo estaremos aquí


mañana para iniciar la demolición. Te advierto ahora que va a ser ruidoso y polvoriento.“

“Gracias por eso, pero estaré aquí. Me quedaré fuera de tu camino, sin embargo. Mi
objetivo es conseguir que toda la alfombra de arriba quede terminada antes de que
comience el semestre.“

Joss no podía decir si se sentía aliviada o perturbada que Olivia estaría


alrededor. “Estaremos aquí alrededor de las ocho.”

Olivia lanzó una sonrisa. “Voy a tener un montón de café.”

"Estupendo. Buena suerte aquí.” Joss hizo un gesto hacia el pequeño espacio.

“Gracias, creo que voy a necesitarla.”

Joss salió de la habitación y se dirigió a la cocina. Se aseguró de que todas sus cosas
estuvieran cuidadosamente guardadas, luego salió. La tarde era preciosa, así que bajó las
ventanillas de su camioneta y encendió la radio. Mientras conducía, Joss reprodujo la
conversación con Olivia en su mente. Ciertamente no era lo que había esperado después
de su tensa interacción esa mañana. Sin embargo, la idea de dejar bajar su guardia puso a

54
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss incómoda. El hecho de que Olivia fuera lesbiana sólo aumentó esa
sensación. Creando una mezcla de cosas que no van juntas en la mente de Joss. Esto
complicaba las cosas, y Joss era el tipo de mujer que prefería las cosas simples y directas.

CAPÍTULO OCHO
Rasgar la alfombra no podía ser tan difícil. Olivia había visto varios videos de YouTube
en preparación. Había pasado unos sólidos veinte minutos con un hombre muy agradable
en Home Depot discutiendo estrategias y herramientas. Había comprado una nueva
palanca, junto con unos alicates, una navaja funcional, y algunas bolsas de basura de
grado construcción.

Ella decidió empezar temprano en la mañana, cuando ni Joss ni su equipo estarían


alrededor. De esa manera, podría tomarse su tiempo y no preocuparse por un comentario
corriente o, peor, risitas detrás de su espalda. Se puso unos shorts y una camiseta sin
mangas, recogió sus nuevas herramientas, y se dirigió a lo que se convertiría en su
dormitorio principal.

Como se prometió en los videos, la alfombra se quitó fácilmente. Después de curiosear


una esquina de debajo del rodapié, era fácil retirar casi la mitad de lo que cubría la
habitación. Cortarla en pedazos manejables resultó ser algo totalmente distinto. Era
pesada y rígida y los cimientos que se resquebrajaban la hizo estornudar y dar picazón.

Media hora después, se sentó en medio de la habitación, sudando y maldiciendo. Las


había cortado en dos pedazos y las metió en una de las bolsas. La bolsa estaba llena y la
habitación estaba a menos de una cuarta parte terminada. Esto no bastaba.

Olivia se puso de pie y miró a su alrededor. Tenía que haber una manera más fácil. Una
mirada por la ventana le dio un vistazo del contenedor de basura que la compañía de Joss
había entregado para llevarse los materiales extraídos durante el proyecto. Había previsto
tirar sus bolsas de alfombra en ello. Por supuesto, eso implicaba meter las alfombras en
las bolsas en primer lugar y arrastrar las bolsas por las escaleras. Se acercó a la ventana y,
después de algún forcejeo y un poco más de maldiciones, la abrió.

Cortó una sola línea en medio de la habitación y enrolló una de las mitades. Ella no podía
levantarla, así que la acercó a la ventana. Después de apuntalar un extremo en el alféizar,
levantó el otro extremo y empezó a empujar. Sólo tomó un par de empujones para enviar
el rollo volando.

55
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Aterrizó con un porrazo satisfactorio. El porrazo fue seguido por el sonido de las puertas
del carro y algunos vítores y aplausos. Olivia se asomó por la ventana y encontró a Joss,
Ben, y un tipo que supuso estaba en su equipo mirando hacia ella.

Ben asintió hacia ella. “Enséñale a esa alfombra quién es el jefe!”

Pensó que tenía dos opciones. Podía sentirse avergonzada, actuar seria, y hacer de cuenta
que no pasaba nada. O podría trabajar en ello. Agarró los pedazos más pequeños que
había cortado y los aventó de la misma manera. Después, sacó el brazo y sacudió su
puño. Cuando hubo más gritos, se sintió satisfecha que había tomado la decisión correcta.

Dejó su trabajo en progreso y se dirigió abajo para saludar al grupo. "Buenos días
muchachos."

Ben sonrió. “Buenos días, manitas. Estás levantada y madrugaste hoy.“

Olivia miró a Joss, que específicamente no estaba mirándola. “Sólo estoy tratando de
mantener mi parte del trato.”

Ben parecía confundido, por lo que Olivia estaba a punto de ofrecer una explicación
cuando Joss decidió unirse a la conversación. “Cuando Olivia solicitó la cotización para
restaurar los pisos de arriba, lo hizo con la condición de que ella misma quitaría la
alfombra.”

“Ya veo,” Ben dijo. “¿Y le explicaste lo que implicaba el proceso?”

Joss se encogió de hombros. “Ella parecía entender.”

Olivia volvió de nuevo a su conversación sobre el presupuesto total para el proyecto. Que
había tenido lugar durante el recorrido, cuando Joss supuso que era alguna hetero
remilgada. Joss probablemente se había divertido por todo el asunto. Ella probablemente
pensó que, después de un intento a medias, Olivia alzaría sus manos y rogaría a los
profesionales que se hicieran cargo. La idea de eso la hizo levantar la barbilla. No había
manera de que iba a ser el objeto de burlas sobre lo desorientada e incapaz que era.

Olivia ofreció su sonrisa más confiada y se preparó para mentir descaradamente. “Oh, yo
sabía lo que estaba firmando.”

Ben asintió, como si pensara si quería o no involucrarse más de lo que ya estaba. “Bueno,
apruebo tus métodos. Nos aseguraremos de mantenernos alejados de las ventanas. Incluso
haré que Jack lance lo que tiras al contenedor de basura.“

56
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia creyó detectar un indicio de un rodar de ojos de Joss. Era más que irritante. Puso
las manos en las caderas. “Gracias, Ben, pero puedo hacerlo. Un trato es un trato, después
de todo.“

Ben y Joss intercambiaron miradas silenciosas, después de lo cual Joss dijo, “No es
problema. Estaremos acarreando cosas desde el primer piso y cargando el contenedor de
todos modos.”

Ella trató de decidir si seguir negándose la haría parecer petulante en lugar de


independiente. "De acuerdo, gracias. Si no lo hacen, me encargo de ello más tarde. Sé que
hay una gran cantidad de demolición para hacer hoy.“

“Eso es seguro. Vamos a empezar para que puedas volver al trabajo.” Ben le ofreció un
saludo juguetón mientras Joss volvió a ignorarla.

"Bien. Café y tazas están en la encimera. Sírvanse y grita si me necesitas para algo.“ Ella
respiró hondo y se dirigió al piso de arriba.

Con su nuevo sistema de empujar grandes pedazos por la ventana más fácil, avanzó
bastante rápido. Alrededor de las once, estaba quitando la alfombra en la última pequeña
habitación, la que iba a convertirse en un vestidor y el resto de su cuarto de baño
principal. Forzó a abrir la ventana y la envió a volar. El ruido que hizo al aterrizar fue
notablemente diferente del resto. Se asomó por la ventana y miró hacia abajo. Había un
gran rectángulo de afelpado azul que cubría una parte del techo de su dilapidado porche
del frente.

“Mierda.” No importaba realmente, dado que tanto el porche como su techo estarían
siendo derribados en la semana. Sobre todo, se trataba de una cuestión de principio. Lo
último que quería era darle a Joss la satisfacción de saber que había sido perezosa o
descuidada en su trabajo. Se encargaría de eso más tarde, decidió, y se puso a trabajar en
el relleno.

Mientras que tan desagradable como la alfombra en términos de polvo y la picazón, el


relleno salió mucho más rápidamente. Era ligero y esponjoso y era fácilmente capaz de
doblarlo y tirarlo fuera. Se permitió sentirse presumida por un momento, hasta que su
vista atrapó seis hileras de diminutas mechas de hule espuma que permanecían unidas al
suelo con grapas. Tenía que haber más de un centenar en este cuarto solo.

Olivia cogió su palanca y la encajó debajo de una de las grapas. Ella empujó hacia abajo
para sacarla. Se aflojó un poco, y luego cedió, haciéndola caer atrás en su trasero. Miró
hacia abajo y encontró, no un bonito limpio agujero donde había estado la grapa, sino dos
pedazos irregulares de metal que sobresalían del suelo. La grapa se había roto por la
mitad.
57
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Hijo de ...” Ella agarró los alicates. Después de un minuto de retorcer y tirar, había
logrado sacar las dos piezas libre. Se sentó en el suelo y observó lo que probablemente
serían horas de trabajo tedioso e incómodo. Tal vez Joss se reiría a lo último después de
todo.

Joss estaba en la puerta. Había venido para darle una actualización a Olivia, pero se había
parado en seco cuando la oyó maldecir. Tan renuente como sería admitirlo, no pudo
resistirse a ver como Olivia luchaba con la palanca. Cuando se cayó hacia atrás, Joss tuvo
que morderse la mejilla para no reírse fuerte. Quizás esta pequeña Señorita Sureña tenía
más agallas de lo que había dado el crédito correspondiente. Sabiendo que la atraparían si
seguía mirando, Joss se aclaró la garganta.

Olivia saltó, y luego giró la cabeza. Al ver a Joss, ella entrecerró los ojos. “¿Cuánto
tiempo llevas ahí parada?”

Avergonzada de que había estado observando, apartó la mirada. "No tanto. Sólo he
venido para decirte que estamos a punto de quitar la pared de la cocina y para ver si
querías dar un golpe o dos con el mazo.“

Olivia siguió mirándola. Joss no sabía si Olivia la creyó o no, pero parecía que no iba a
presionarla. “¿Quieres decir como lo hacen en la televisión?”

Joss puso los ojos en blanco. El auge de los programas de mejoras para el hogar era a la
vez una bendición y una maldición para su profesión. Mientras que hacía que las personas
se interesaran en las formas en que viejas casas podrían tener una nueva vida, también
daban un ridículamente falso sentido del trabajo involucrado. “Sí, igual que lo hacen en la
televisión.”

Olivia se levantó y Joss trató de no notar la forma en que se sacudió el polvo de su


trasero. “Bueno, no querría perderme eso.”

Olivia pasó junto a ella y abrió el camino a la planta baja. Cuando lo hizo, sus pechos
apenas tocaron el brazo de Joss. El toque, que no podría haber durado más de un segundo,
envió una sacudida directa al vientre de Joss. Ella trató de sacudírselo mientras la
seguía. Estás iban a ser unas largas ocho semanas.

En la planta baja, Jack llevó el último de los gabinetes de la cocina hacia el contenedor de
basura, junto con la estufa que ya no funcionaba. La mayoría de las encimeras se habían
ido y el refrigerador había sido movido a la zona de comedor. Ben estaba parado en
medio de la sala sosteniendo un mazo. Sonrió a Olivia. “Entonces, ¿quieres ver, o quieres
golpear?”

“Oh, definitivamente quiero golpear.”


58
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Hubo un destello en los ojos de Olivia que hizo que el estómago de Joss, se retorciera
incómodo. No, eso no era exacto. No era incomodidad lo que Joss estaba sintiendo; era
deseo. ¿Qué diablos se le había metido?

“Estaba realmente esperando que dijeras eso.” Ben le entregó a Olivia el mazo.

Joss sacó un par de gafas de seguridad de su caja de herramientas y se las dio a


Olivia. “Deberías ponerte estas.”

“Gracias,” Olivia dijo, luego le guiño un ojo. "La seguridad primero."

No parecía que Ben fuera a ofrecer algún tipo de orientación, así que Joss imaginó que
debería. Lo último que quería era que Olivia se lastimara. “Sólo toma un buen
balanceo. Trata de usar las piernas más que la espalda, como si estuvieras levantando algo
pesado.“

Olivia asintió atentamente. "Muy bien. Debería apuntar a algo en particular?”

"No. En cualquier parte de la pared está bien. Si le das a una poste, no sucederá mucho,
pero cuando consigues el panel de yeso directo, debes ir directo a atravesarlo.“

“Entendido.” Olivia ajustó las gafas y tomó el mazo con ambas manos. Ella lo balanceó
sobre su hombro derecho, y luego lo empujó contra la pared.

Por mucho que Joss no quisiera admitirlo, no fue un mal balanceó. Ella observó como
Olivia liberaba la cabeza del agujero que había creado y tomó otra oscilación. Lo hizo dos
veces más antes de mirar a Joss. "¿Como estuvo?"

La garganta de Joss se había secado. “Es, uh, estuvo bien,” se las arregló.

Ben saltó. “Muy bien, en realidad. ¿Segura que no has hecho esto antes?”

Olivia sonrió. “No lo he hecho. Es muy satisfactorio, ¿verdad?”

Joss logró encontrar su voz. "De hecho, lo es. Sólo espera hasta que golpees el otro lado.“

“Bueno, por supuesto, hagamos eso.”

Joss dio un paso adelante y tiró del agujero que Olivia había creado. Grandes trozos de
yeso cayeron, dejando al descubierto los postes y la parte posterior de la pared
opuesta. Cuando había creado un espacio lo suficientemente grande, dio un paso atrás y le
indicó a Olivia. "Es todo tuyo."

59
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia dio un paso adelante. Sin ser entrenada, se agarró a dos de los postes para
prepararse. Tomó un par de intentos, pero Olivia empujó su pie revestido de tenis por el
otro lado. Dio un paso atrás y se frotó las manos. “Este es oficialmente mi nuevo
pasatiempo favorito.”

Cuando la pared se despejó, Olivia se giró de nuevo a Joss. "¿Ahora que?"

“Ahora eliminamos estos postes y enmarcamos la nueva apertura entre la cocina y la sala
de estar.”

Olivia frunció el ceño. Parecía como un puchero por un segundo, pero luego enderezó los
hombros. “Supongo que eso significa que debo volver a los pisos.”

Joss suspiró. Ella se arrepentiría de esto. “Sabes, podemos incluir eso en el proyecto. No
va a afectar a tu costo final por mucho en absoluto.“

Olivia plantó sus puños en las caderas. Joss estaba empezando a darse cuenta de que era
una postura habitual para ella. “Soy consciente de eso, pero te dije que lo haría y lo
haré. Para mí, se trata más de tener una mano en el trabajo que acerca del dinero.“

Joss esperaba que fuera terca. El comentario de Olivia sobre el trabajo, sin embargo, la
tomó por sorpresa. Entre eso y su capacidad de hacer oscilar un martillo, Joss se encontró
mirando a Olivia de manera diferente. Por supuesto, eso, combinado con la reacción física
de Joss hacia ella, podría llegar a ser muy peligroso.

Ya que no había dicho nada, Ben intervino. “Esa es una actitud encomiable. No vamos a
meternos en lo tuyo, pero estamos más que encantados de ayudar. No es así, Joss?”

Joss se aclaró la garganta. "Absolutamente."

“Gracias, a ambos. Estoy bien por ahora, pero me reservo el derecho a cambiar de opinión
después de haber arrancado mil grapas. ¿De acuerdo?"

“De acuerdo.” Joss y Ben hablaron al unísono.

“No diría que no a un pequeño favor, sin embargo.”

“¿Qué es eso?,” Joss dijo, preguntándose qué era lo que Olivia consideraba un pequeño
favor.

“Hay un gran pedazo de alfombra de felpa en el techo del porche. ¿Podrías,” Olivia agitó
las manos hacia atrás y adelante, ”hacer algo al respecto?”

60
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Ben se rió y Joss no pudo evitar esbozar una sonrisa. “Nos encargaremos de ello.”

"Estupendo. Voy a ir al piso de arriba. Gracias por dejarme tumbar una pared. Estoy
segura de que te retrase.“

“Prerrogativa del dueño de la casa,” Joss dijo.

La voz de Olivia provino de la escalera. "Me gusta eso."

Cuando era evidente que estaba fuera del alcance del oído, Ben miró a Joss. "¿Qué fue
eso?"

"¿Qué?"

“Toda esa interacción. Estuviste actuando como el empollón de clase para llamar la
atención de la animadora.“

Joss le frunció el ceño. “Basta.” No había sido tan obvia, verdad?

“Sólo estoy diciendo que parecía como si tuvieras un enamoramiento con ella más de lo
que no soportas estar en la misma habitación que ella.”

"Estas siendo ridículo. Ninguno de esos es verdad.“

"Si tú lo dices."

"Lo es. ¿Podemos volver al trabajo, por favor?”

“Lo que tu digas, jefa.”

61
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO NUEVE
A Joss le encantaba su equipo, pero realmente disfrutaba los días en que se ponía a
trabajar en solitario. Le gustaba la tranquilidad y la habilidad de establecer su propio
ritmo. Eso era especialmente cierto cuando encuadraba las paredes. Medir, marcar, cortar.
Cuando tenía cinco o seis piezas de madera hechas, se detendría y las llevaría a donde
tenían que ir. Medir, colocar, instalar. Era metódico y preciso y tan fácil de ver el
progreso.

La casa estaba en silencio, también. Había visto a Olivia cuando llegó y habían charlado
un poco. Había subido para trabajar en sus pisos, sin embargo, y sólo se cruzaron un par
de veces, sobre todo cuando Olivia estaba entrando y saliendo de la cocina.

Alrededor de las cuatro de la tarde, algo empezó a oler bien. Teniendo en cuenta el estado
de la cocina, Joss no podía dejar de estar curiosa. Vagó en la dirección del aroma, pero no
encontró ninguna señal de Olivia.

Ella vio una olla de cocción lenta que estaba apoyada en un carrito de cocina rodante que
estaba colocado en el espacio de la encimera. Joss se acercó a ella y levantó la tapa para
poder mirar dentro. Pollo y verduras — cebollas y batatas y algún tipo de verduras — a
fuego lento en una salsa que daba un toque de comino y jengibre y tal vez clavo.

"¿Hambrienta?"

Ante el sonido de la voz de Olivia, Joss saltó y apenas agarró la tapa en la mano. Ella la
reemplazó rápidamente y puso sus manos detrás de su espalda. "Lo siento."

Olivia sonrió y Joss se dio cuenta de que estaba más divertida que molesta. "No necesitas
disculparte. Eso no estará listo por un par de horas, pero si tienes hambre, estaría feliz de
hacerte un aperitivo.“

"No, no. Estoy bien. Tenía curiosidad.” Después de una pausa, agregó, "Huele muy bien.”

Olivia se echó a reír. "Lo sé, verdad? No puedo tomar el crédito, sin embargo. Venía de la
caja lista para cocinar.“

“Ah.” Eso tenía mucho más sentido.

Olivia se puso las manos en las caderas. “No es que no pueda cocinar, fíjate. Sólo estoy
tratando de ser razonable teniendo en cuenta el estado de las cosas aquí.“

62
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss no podía culparla por eso. “Es por eso que tenía curiosidad. No pude imaginar dónde
estabas cortando las verduras o escondiendo todas tus especias.“

“Es mi compromiso. Acepto que no hago las cosas desde cero, así que no tengo que vivir
de comida para llevar.“

“Eso es muy inteligente. Sin duda lo haría a la parrilla, pero no sé si me gustaría usar una
olla de cocción lenta.”

Olivia levantó una ceja. “¿Me estás haciendo un cumplido?”

Joss sintió un destello de incomodidad antes de darse cuenta de que Olivia le estaba
tomando el pelo. "Creo que estoy."

“Un día excepcional de hecho.” Sus ojos bailaban con lo lúdico. “¿Estás segura de que no
puedo hacerte un aperitivo?”

“Estoy bien, de verdad, pero gracias. En realidad estaba terminando el día.“

"Oh. Está bien.” Joss no podía estar segura, pero pensó que Olivia sonó decepcionada.
“Volveré mañana a primera hora. Terminaré el encuadre por la mañana y programaré al
encargado del código de construcción para que venga a hacer su inspección. Una vez
hecho esto, podemos empezar a colgar las paneles.“

"Eso suena genial. Gracias."

Joss terminó de guardar sus herramientas. “Así que te veré por la mañana, entonces?”

La sonrisa de Olivia había regresado. "Estaré aquí."

Joss ofreció una despedida con la mano mientras se subía a su camioneta. Mientras
conducía a casa, pensó en cómo las cosas habían cambiado con Olivia. Parecían haberse
movido más allá de la torpe tensión. O, al menos, la tensión inicial. Había sido
reemplazada por otra cosa. Un tipo completamente diferente de tensión.

Joss tenía una vaga sensación de que Olivia podría estar coqueteando con ella. Ella era
por lo general bastante buena leyendo ese tipo de cosas, pero algo sobre Olivia la
jalaba. Olivia le sonreía mucho. Y tenía una manera de tocar el brazo de Joss si Joss
estaba cerca de ella, señalando algo o dando una explicación de cómo funciona algo.

Lo que Joss no podía determinar era si Olivia era así con todo el mundo, o si era
específico con ella. No saber la irritaba. Era tan irritante como la propia reacción de

63
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss. Olivia tenía una manera de mirarla que hacía que su interior revoloteara, y Joss no
revoloteaba. Y cuando ellas tenían algún tipo de contacto físico, el cuerpo de Joss
respondía. No era una chispa siquiera sino un destello de calor que viajaba desde el punto
de contacto hasta su centro, donde luego irradiaba de nuevo a través de todo su ser. Era
una atracción física sin duda, pero parecía que era algo más, también. Algo más.

Joss no tenía idea de lo que era y aún menos una idea de qué hacer al respecto. Olivia no
era el tipo de persona con la que se involucraba. Además de eso, era un cliente. Ben le
tomaba el pelo sobre su código de nunca salir con clientes, pero Joss se apegó a
ello. Había demasiado potencial para complicar un proyecto, por no mencionar el
potencial de complicar su vida.

***

“No puedo creer que estés cocinando en medio de esto.” Gina bebió su vino Zinfandel de
un vaso de cartón y vagó por la destruida cocina.

Olivia se encogió de hombros. “Bueno, no voy a vivir de comidas para llevar hasta que la
renovación esté terminada. Lo mantengo simple. Si puedo hacerlo en la olla a fuego lento
o en la parrilla, estoy bien para hacerlo.“

“Bueno, no le digas a Kel. Si puedes preparar una comida en estas condiciones, nunca me
dejará renovar nuestra cocina.“

Olivia se rió. "Lo prometo. No estás planeando renovar tu cocina pronto, ¿verdad?”

Gina volvió a llenar su vaso, y luego hizo lo mismo con el de Olivia. “Ah, no. Ese
proyecto ha sido puesto en espera en el futuro previsible. Algo sobre esperando dos bebés
hace que otros grandes gastos parezcan no ser la mejor idea.“

Olivia le dio una cuchara de madera. “Sabes, pensé que el infierno se iba a congelar
cuando Kel quedó embarazada, pero estaba equivocada. Hace mucho frío ahora. Las dos
están en un presupuesto.“

Gina sopló. “Si no tuvieras razón, te golpearía. Todavía no puedo creer que vayamos a
necesitar dos de todo.“

“¿Cómo lo está llevando Kel? No la he visto en semanas.“

“Bueno, cruzamos la línea de pantalones justo después de que te mudaras. Eso no fue
bonito.“

“Línea de pantalones? Vas a tener que explicar. No hablo señora embarazada.“


64
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Es el momento durante el embarazo cuando los pantalones de uno ya no encajan. Kel lo
tomó muy duro. Ella sabía que la ropa de maternidad era parte del arreglo, pero no creo
que en realidad haya puesto los ojos en un par de pantalones de maternidad antes. Mucho
elástico.“

Olivia asintió. "Cierto, cierto. Y el suéter flojo y mallas no es realmente su estilo.“

"Ni siquiera un poco. Ahora que hemos pasado veinte semanas, realmente se le está
notando. Van a ser unos largos cuantos meses.“

Olivia se mordió el labio, con poco entusiasmo tratando de cubrir una sonrisa. “Está de
mal humor?”

“Está mejor ahora que las náuseas han pasado. Eso fue una pesadilla. Sabes, tengo
momentos de querer bromear con ella, pero el resto del tiempo, todavía no puede creer
que está haciendo esto.” Gina se apoyó en uno de los taburetes que Olivia compró para ir
con la isla de la cocina que aún no se ha construido. “Ella está llevando a nuestros bebés.“

Olivia dejó la cuchara y se acercó a donde estaba Gina parada. “Ella te ama, y quiere a
esta familia tanto como tú.”

Gina esnifó. "Lo sé."

“Van a ser madres increíbles. Y yo voy a ser una tía increíble.“

“Vas a echarlos a perder.”

“Ese es mi plan.”

Gina sacudió la cabeza, pero se rió. "Entonces háblame de ti. Es evidente que el trabajo
está progresando. ¿Cómo está la sexy contratista?”

“Esto necesita otra media hora. Vamos a sentarnos afuera.“

“Muy bien.” Gina la siguió por la puerta lateral a la zona del patio improvisado.

“La casa es genial. Ni siquiera me importa vivir en el caos porque cada día puedo ver un
cambio. Algo que sale, algo que entra. La contratista,” Olivia rodó sus ojos, “sigue siendo
un trabajo en progreso.”

“Oh, cuéntame.”

65
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Ella en serio es atractiva. No es por ser un cliché, pero cuando está caminando por ahí en
jeans y un cinturón de herramientas, es todo lo que puedo hacer para no babear.“

Los ojos de Gina se iluminaron. “Realmente necesito conocer a esta mujer. Pero parece
que podría ser una trampa.“

Olivia suspiró. “A ella no le gusto, o al menos no lo hizo.”

“¿Por qué demonios no le gustarías? Eres casi molestamente agradable.“

Olivia tuvo que reírse de la caracterización. “No sé si es porque soy del sur, o tal vez que
soy una profesora? Creo que pensó que era una pretenciosa.“

"Eso es ridículo."

“Oh, pensó que yo era hetero, también.”

Gina hizo un lento, exagerado asentir. "Oh."

“Lo que hizo que me enojara.”

"Por supuesto."

“Así que discutimos.”

"Naturalmente."

“Pero lo arreglamos.”

“¿Te disculpaste o ella lo hizo?” Gina se inclinó hacia delante, como si fuera un periodista
investigadora.

“Lo hice primero, pero luego ella lo hizo, también.”

"Ya veo. ¿Y ahora?"

"Solo es eso. Ella es educada, amable incluso, pero formal. Pero luego pienso que la
atrapo mirándome fijamente.“

“¿Quieres decir cuando no la estás mirando a ella?”

Olivia sonrió. "Gracioso. Es cierto, pero sigue siendo gracioso.“

66
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Quieres conquistarla, ¿verdad?”

Ella realmente quería. "¿Es tan malo?"

"De ningún modo. Tengo curiosidad, sin embargo. ¿Quieres gustarle o quieres que
duerma contigo?”

Olivia se encogió de hombros y trató de hacer lo posible para parecer inocente. “¿Está
mal querer ambos?”

Gina sonrió y levantó su vaso de cartón en un brindis. "Nunca."

Olivia volvió a entrar a la casa para servir la cena. Era un guiso marroquí que venía
preparado y listo para la olla de cocción lenta. Lo probó y se sorprendió gratamente.
Añadió un poco de pimienta y luego lo sirvió en tazones, metiendo la mitad de un pan de
pita en cada uno. Cuando se giró, Gina estaba en la puerta. "¿Necesitas ayuda?"

“Estamos listas.” Olivia le entregó uno de los tazones y agarró cucharas de la caja de
plástico donde guardaba sus cubiertos. Volvieron a la mesa afuera. Olivia levantó su vino.

“Brindo por nuestra última semana sin estudiantes.”

Gina frunció el labio. "¿Podrías no hacerlo? No estoy lista."

Olivia sacudió la cabeza y se rió. “Creo que es un poco tarde para eso ahora.”

“Lo sé, pero no me gusta.” Gina tomó un bocado de su comida. “Hey, esto es bueno.”

"¿De verdad? Sin preparación alguna. Iba a recomendártelos, teniendo en cuenta tus
pensamientos en cocinar.“

“Me conoces muy bien.” Gina pareció pensar por un momento. “Tal vez pueda cocinarlo
y esconder el paquete, convencer a Kel que lo hice desde cero.”

“Tu secreto estaría a salvo conmigo.”

“Así que no creo que hayamos terminado de hablar de tu contratista. ¿Cual es su


nombre?"

“Joss.”

“Joss. Ese es un gran nombre. No creo que hubiéramos terminado de hablar de Joss.“

67
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“No lo hicimos?”

"No. Establecimos que quieres dormir con ella, pero no establecimos si iba a pasar o no.“

Olivia lo consideró. "No lo sé. No creo que sea del tipo que es seducida fácilmente. Y no
me gustaría que fuera como una conquista de todos modos. Se siente tan asqueroso.“

Gina tomó un bocado y luego señaló con su cuchara. "¿Sabes qué necesitas? Una
seducción inversa.“

"¿Disculpa?"

“Una seducción inversa. La seducirás, pero hazla creer que te está seduciendo.
Movimiento de femme clásico.”

Olivia frunció el ceño. “No creo que ella sea una seductora, tampoco. Me parece más
como el tipo anticuado, caballeroso.“

Gina resopló. “Bueno, no me refiero a la seducción seducción. Me refería a coquetear, ir a


una cita, entonces tal vez acostarse juntas. Sólo quería decir que deberías hacer que
pensara que es su idea.“

Olivia tuvo que reírse de la descripción de Gina. “Lo haces sonar tan razonable.”

“Soy razonable,” Gina insistió.

Olivia alzó una ceja en respuesta.

"Lo soy. No has salido con nadie desde que te conozco. Ni siquiera te has interesado en
alguien realmente.“

"Eso no es cierto. Fui a tres citas con Marissa.“

Era el turno de Gina de alzar una ceja. “Lo hiciste porque Scott la arregló y no querías
que se sintiera mal. ¿No te lamió ella la cara?”

Olivia se encogió, recordando su tercera — y última — cita con Marissa. Lo que había
comenzado como un beso normal, se había vuelto muy raro, muy rápido. "Sí."

“Entonces, como te decía, no te has interesado en nadie desde que te mudaste a


Ithaca. Creo que ya es hora.“

68
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Gina tenía razón. No sólo no había salido desde que se mudó a Ithaca, apenas había salido
desde que rompió con Amanda, la residente de cardiología que sus padres pensaron que
era la mejor cosa desde el pan rebanado. "Tienes razón. No estoy segura de sí fijar mi
interés en una mujer que parece atada y decidida a que yo no le guste es el camino a
seguir.“

Gina se encogió de hombros. “Creo que tendrás que conquistarla.”

Terminaron de cenar y Gina se dirigió a casa. Olivia contempló trabajar en los pisos de
arriba, pero decidió darse la noche libre. En vez de eso, deambuló por la casa con las
muestras de pintura que había elegido. Su madre y su hermana se inclinaron hacia los
tonos pastel. Olivia se propuso seleccionar colores más audaces. Nada demasiado fuerte,
pero lo último que quería era que todo se fundiera en un aburrido olvido.

Tal vez debería preguntarle a Joss sobre los colores. Sería la perfecta conversación para
iniciar y una manera de hacer algunas preguntas semi-personales. Además, Joss había
visto sin duda un montón de malas decisiones y podía mantenerla alejada de cosas que se
veían muy bien en un pequeño pedazo de cartón, pero terribles en una pared. Ella
probablemente incluso sabría una cosa o dos acerca de las tonalidades que van con el
estilo y la época de la casa. Por mucho que se había enamorado de su vieja casa de
campo, no sabía casi nada acerca de ellas en general.

Si pudiera hacer que Joss empezara a hablar de cosas en su zona de confort, quién sabe a
dónde podría conducir? Olivia se felicitó por su plan y miró las decisiones que había
hecho hasta ahora. El baño en el primer piso sería de un verde salvia, pero no podía
decidir entre uno que era más gris y otro que era más azul. Ella realmente quería hacer la
cocina en un color rojo oscuro. En su mente, sentía el campestre francés, pero tenía miedo
de que podría ser demasiado intenso para el espacio.

La habitación que le daba más problema era su dormitorio. Había elegido una docena de
opciones diferentes, incluyendo un color gris azulado, un verde mar, y algo llamado
caramelo salado. Incluso había elegido un tono de lavanda, aunque no podía imaginar en
realidad escogiéndolo. Sabiendo que no era probable que tomara alguna decisión, Olivia
acomodó las muestras por habitación. Hizo pilas y las colocó en el carrito de la cocina.

Ya que no estaba haciendo ningún trabajo en la casa, Olivia decidió que debería intentar
algo productivo antes de acostarse. Sus programas y planes de estudios para las primeras
dos semanas de clases estaban establecidos, pero siempre podía hacer un poco de
planificación futura antes de que tuviera un montón de exámenes para calificar. Recogió
su bolsa de trabajo y sacó los libros que había traído a casa de su oficina — colecciones
de poesía de Audre Lorde y Minnie Bruce Pratt. Había estado esperando añadir un poco
de trabajo más moderno a su curso de estudio de Literatura Americana y se inclinaba

69
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

hacia la poesía. Si podía usar algunas de sus obras favoritas, y lanzar un poco de
conversación sobre la raza, clase y género, tanto mejor.

Olivia llevó sus libros y un bloc de notas adhesivas para su dormitorio


improvisado. Después de desnudarse, se deslizó entre las sábanas y sonrió. Frescas y
limpias sábanas de algodón sobre la piel desnuda estaba entre sus diez mejores
sensaciones favoritas y un lujo que nunca pensó dar por sentado. Ella inclinó la lámpara
que estaba colocada en una pila de cajas y abrió el primer libro.

Dos horas y alrededor de una docena de notas adhesivas después, Olivia tenía los inicios
de una unidad, completa con un contexto para el debate en clase sobre la yuxtaposición de
‘yo’ y ‘otro’. Feliz con su progreso, puso sus libros a un lado y apagó la luz.

Había una luna llena y brillaba a través del papel temporal que había pegado en las
ventanas. A medida que sus ojos se ajustaron a la luz plateada, Olivia encontró su mente
errante hacia Joss. Era tan fácil imaginar a Joss allí, en la habitación con ella. Su piel
viéndose pálida a la luz, pero sería cálida y suave. Los dedos de Olivia trazando las líneas
de los músculos bien definidos, su boca buscaría los lugares donde Joss era suave.

Sorprendió a Olivia la facilidad con que podía imaginarlo, la rapidez con que se había
excitado. No había sentido ese destello de deseo desde hace tiempo. No se había dado
cuenta de lo mucho que lo echaba de menos.

CAPÍTULO DIEZ
A la mañana siguiente, Joss de nuevo llegó a la casa de Olivia sola. El electricista
apareció a media mañana para terminar las mejoras a los enchufes y añadir un par de
nuevos interruptores en el panel eléctrico, pero por lo demás, eran sólo ellas dos. Olivia
disfrutó de la relativa tranquilidad de sólo Joss trabajando. Se sentía hogareño, íntimo.

Olivia siguió adelante con el proyecto de quitar la alfombra, haciendo progresos lentos
pero constantes. Finalmente había ideado un método de palanca y meneo que le ayudaba a
sacar la mayor parte de las grapas en una sola pieza. Sólo podía hacerlo durante un par de
horas a la vez, sin embargo. Además de poner a prueba los músculos en sus brazos, estaba
matando sus rodillas. Puesto que la pintura era otro de sus grandes proyectos, decidió que
era el momento perfecto para buscar la experta opinión de Joss.

Ella bajó las escaleras y encontró a Joss marcando los paneles de yeso. No queriendo
romper su concentración, Olivia esperó hasta que puso la cuchilla abajo. "Hola."

70
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Algo brilló en los ojos de Joss cuando levantó la vista. Olivia pensó por un segundo que
podría ser deseo, pero podría haber sido una ilusión por parte de ella. "Hola."

“No quiero interrumpir tu trabajo, pero me gustaría tener tu opinión sobre algo cuando
tengas un minuto.”

“Ahora es un momento tan bueno como cualquier otro. ¿Que pasa?"

De repente, Olivia se sintió tonta. Demasiado tarde para echarse atrás. “Quería empezar a
pintar en las habitaciones que no iban a tener ningún trabajo realizado, excepto los pisos.”

Joss asintió. “Eso es inteligente. Puesto que vamos a estar lijando, no importará si tienes
algún goteo.“

Puesto que Joss parecía pensar que era una buena idea, Olivia decidió no decirle que era
porque necesitaba un descanso de las grapas. "Oh Dios. Yo ... en realidad, esperaba que
pudieras estar dispuesta a mirar algunos de los colores de la pintura que estaba
considerando, darme tu opinión.“

Joss pareció sorprendida, pero no apagada por la petición. "Claro."

“Escogí algunos que me gustan, pero no estoy segura de cómo se verán en las
paredes. Estoy segura de que tienes mucha experiencia con eso.“

“Ciertamente la tengo.”

“También me gustaría elegir cosas que no están demasiado lejos de la realidad para la
época y estilo de la casa.”

“Definitivamente tengo una idea de ese tipo de cosas, pero si quieres autenticidad real,
deberías considerar hablar con un experto.”

Olivia sonrió. “Eres suficiente experta para mí.”

Joss la miró como si estuviera tratando de descifrar un doble significado. Perfecto. “Está
bien, entonces. Muéstrame lo que tienes."

Olivia extendió las muestras de pintura en la improvisada mesa creada por los caballetes
de Joss y los paneles de yeso. Joss fue con el más gris de los verdes para el baño de abajo
y un tono miel para el de arriba. “Me gusta el gris, pero se siente bastante moderno.”

Olivia asintió. “¿Qué hay de la cocina? Es este rojo muy oscuro?”

71
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss lo estudió por un momento. “Sabes, no lo creo. Entre los gabinetes y las ventanas, no
hay tanto espacio en la pared que sería abrumador.“

Olivia puso la mano sobre el brazo de Joss. “Estoy muy feliz de oírte decir eso.”

Joss miró su brazo y luego se aclaró la garganta. “Tú, uh, querrás asegurarte de ir con algo
más ligero, pero complementario para las salas de estar y comedor, ya que todos ellos
estarán visibles al mismo tiempo.”

“Como tal vez algo mushroomy (Tonalidad de color)?” ¿’mushroomy’ es una palabra?

"Absolutamente. Sólo asegúrate de que tienes matices cálidos en lugar de fríos.“

“Correcto.” Olivia apartó la mano y miró directamente a los ojos de Joss. “Mi verdadero
dilema es el dormitorio.”

"¿Oh? ¿Por qué es eso?"

“Parece que no puedo conformarme con nada.”

"Muy bien. ¿Qué tipo de sensación quieres?”

“Definitivamente quiero que sea un espacio relajante. Sensual, pero no de una manera
obvia.” Olivia apartó la mirada, luego miró de nuevo a Joss. "¿Tiene sentido?"

"Lo tiene."

Olivia no estaba segura acerca de Joss, pero parecía que estaban hablando mucho más que
de pintura. “Entonces tienes alguna sabiduría para compartir?”

“Todo es sobre la cama.”

Olivia no tenía ni idea de si Joss estaba hablando literal o figurativamente, pero de


cualquier manera, su frecuencia cardíaca aumentó considerablemente. "¿Cómo es eso?"

Era el turno de Joss para ofrecer una sonrisa. Parecía casi lúdica y llena de
promesas. “Escoge primero tu ropa de cama. He aprendido de la manera difícil que es
mucho más difícil encontrar una funda de edredón o un edredón que te guste. Una vez que
tengas eso, puedes encontrar un color de pintura que funcione con ello.“

“Oh.” Está bien, así que no totalmente lleno de promesas, pero tenía mucho sentido. “Esa
es una muy buena idea.”

72
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss se encogió de hombros, pero no rompió el contacto visual. “Sólo tienes que averiguar
qué quieres que diga tu cama.”

Olivia tenía la intención de ser sólo ligeramente coqueta, pero Joss estaba haciendo que
sea casi imposible. “Oh, ya sé lo que quiero que diga. Sólo tengo que averiguar la forma
correcta de decirlo.“

“Me atrevería a preguntar?”

“Creo que vas a tener que esperar y ver. Gracias de nuevo por tu consejo. Ha sido de gran
ayuda.“

"Feliz de ayudar."

Joss observó a Olivia recoger sus muestras de pintura y desaparecer en la cocina. Ella
sacudió la cabeza en un intento de despejar la niebla que se había asentado en su
cerebro. Hizo poco para disipar la sensación de hormigueo en el brazo donde la mano de
Olivia había estado o la opresión en su vientre que se había apoderado cuando Olivia le
sostuvo la mirada.

Joss había pasado la mayor parte de la mañana convenciéndose de que su atracción por
Olivia era un capricho pasajero, impulsado por el hecho de que Olivia era la última
persona en el planeta que debería perseguir. Incluso se había felicitado por mantener su
conversación amistosa y ligera. Cómo diablos una conversación sobre los colores de
pintura se volvió tan sugestiva? No era en absoluto cómo quería que las cosas con Olivia
fueran. Pero mientras veía a Olivia moverse de un lado a otro en la cocina, tarareando una
canción que no podía reconocer, Joss se dio cuenta de que quería más y no menos. ¿Qué
demonios se suponía iba a hacer con eso?

Joss se obligó a prestar atención al trabajo frente a ella. De alguna manera hizo el truco
durante aproximadamente una hora y media. Reanudó el cortar los paneles de yeso de la
pared que había terminado de encuadrar el día anterior. Una vez hecho esto, comenzó a
asegurarlos a los postes con largos tornillos. Estaba colocando la última pieza cuando
Olivia entró de nuevo.

“Están prediciendo lluvia para las seis, así que voy a hacer mi asado ahora. ¿Puedo
interesarte en una cena temprana?”

“Um ...” Esta era una idea terrible.

“No es nada lujoso. Escogí un poco de pollo pre-marinado y ensalada de papas, corté en
rodajas algunos pepinos y tomates. Tengo mucho más de lo que puedo comer.“

73
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss asintió. "Eso seria genial. Gracias."

“Es lo menos que puedo hacer después de todo el trabajo que has estado
haciendo. También es bueno tener compañía.“

“¿Puedo echarte una mano?” Claro. Porque cocinar con una mujer no era íntimo en
absoluto.

"No es necesario. Termina lo que estás haciendo. Estará listo en unos veinte minutos.“

“Eso es perfecto.” Olivia volvió a desaparecer en la cocina y todo lo que Joss pudo hacer
fue sacudir la cabeza. Esto era probablemente una mejora en la discusión, pero se sentía
mucho más peligroso. Cada vez que estaba cerca de Olivia, Joss parecía no tener
absolutamente ningún control sobre lo que salía de su boca.

Olivia se dirigió para precalentar la parrilla, felicitándose por conseguir que Joss aceptara
cenar. Por mucho que preferiría servir algo un poco mejor, Joss probablemente dijo que sí
en parte porque parecía tan casual. “Pequeños pasos,” le dijo a la ardilla a la que le
hablaba desde un árbol cercano.

Después de conseguir el pollo a la parrilla, Olivia sacó las dos ensaladas y algunas bayas
frescas. Se giró hacia Joss. “Quieres una cerveza?”

“Si tienes, seguro.”

Olivia apiló todo en una bandeja y la llevó afuera. Estaba sacando el pollo cuando Joss
salió, secándose las manos con una toalla de papel. “Tu tiempo es perfecto.”

“Gracias de nuevo por compartir tu cena.”

"De nada. Con las clases comenzando la próxima semana, es agradable ser capaz de
disfrutar de los últimos pedacitos de tiempo libre.“

Se sentaron en la mesa de plástico del patio, llenando sus platos de los recipientes de
plástico y contenedores que Olivia había sacado. Ella levantó su botella. “Brindo por un
excelente progreso.”

"Por el progreso."

Hablaron un poco acerca de la casa — lo que sería el orden de los proyectos, cuando
Olivia sería capaz de empezar a pintar cuales paredes. Se dio cuenta de que era su
entusiasmo por el trabajo, y no sólo el producto terminado, que ganaría a Joss. La

74
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

distinción sería importante para alguien como Joss. Olivia tendría que recordar eso. No
queriendo hablar sólo de compras, Olivia le hizo a Joss preguntas sobre su familia y lo
que era trabajar con ellos.

“Empecé dando vueltas por la oficina cuando tenía unos seis años. Mi papá me llevó a mi
primer sitio de trabajo en mi décimo cumpleaños. Él me dio mi primer casco y cinturón
de herramientas y lloré cuando mi madre me obligó a sacarlos de la cama. Nunca quise
hacer nada más.“

Olivia no creía que hubiera oído algo tan adorable. “Si ser abogado hubiera implicado un
casco y cinturón de herramientas, podría haber entrado en el negocio de la familia,
también.”

“Tus padres son abogados?”

“Ellos comenzaron su propia empresa después de casarse. Principalmente testamentos y


fideicomisos, algunos divorcios arrojados en buena medida. Cuando les dije que estaba
inscribiéndome a los programas de inglés en vez de la facultad de derecho, honestamente
pensé que me podrían desheredar.“

“Pero no lo hicieron?”

"Oh, no. Guardaron el drama para las reuniones de deposición y ensayos. Cuando se
dieron cuenta de que no iba a cambiar de opinión, todo se volvió sobre conseguir el mejor
programa, trabajando con eruditos de alto perfil.“

Joss sacudió la cabeza. “Suena como un montón de presión.”

Olivia se encogió de hombros. “En cierto modo prospere en hacer las cosas a mi
manera. Eso mantuvo las cosas interesantes.“

Las nubes grises habían estado acumulándose, pero Olivia las estaba ignorando
resueltamente. No quería que su tiempo con Joss terminara. Y aunque parecía que Joss
estaba lejos de hacer un movimiento, se sentía como si las cosas entre ellas
definitivamente se habían desplazado en la dirección correcta.

Cuando el retumbar de un trueno sonó en la distancia, Joss miró al cielo. “Parece que tal
vez deberíamos —”

No llegó a terminar la frase. El cielo se abrió y la lluvia comenzó a caer a


cántaros. Gruesas, pesadas gotas golpearon la mesa, los platos, y la parte superior de la
cabeza de Olivia. Se dio cuenta de que Joss estaba agarrando las cosas de la mesa. Ella
hizo lo mismo y ambas regresaron a la casa.
75
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Aunque no pudieron haber estado bajo la lluvia por más de un par de minutos, ambas
estaban empapadas. Olivia miró a Joss de arriba abajo, apreciando la forma en que su
camisa mojada se pegaba a sus hombros y el pecho. Le tomó toda la contención de Olivia
para no besarla, para no quitar la tela y saborearla. Tragó saliva y luego forzó una sonrisa
casual. "¿Estabas diciendo?"

Joss se rió. “Claramente, yo estaba cerca de dos minutos demasiado tarde.”

"Es mi culpa. Yo sabía que iba a venir.“

"Sin preocupaciones. Y la cena estuvo deliciosa.“

"Gracias. ¿Puedo ofrecerte una camisa seca? Estoy segura de que lo último que quieres
hacer es regresar a casa toda mojada y pegajosa.“

Joss miró a Olivia, cuya delgada camiseta estaba pegada a la piel, acentuando sus pechos
y revelando los pezones erectos. En ese momento, lo último que quería hacer era volver a
casa. Ella trató de controlar la lujuria que rápidamente se había apoderado de su
cuerpo. "Sí, eso sería grandioso."

"Bien. Regreso enseguida.“

Olivia desapareció en su dormitorio. Joss bebió lo que quedaba de su cerveza y trató de


no pensar en Olivia quitándose la ropa mojada. Se imaginó la piel de Olivia, húmeda y
oliendo ligeramente a madreselva, y sus pechos, suaves y llenos en sus manos. Cuando
Olivia regresó con una camiseta negra holgada, Joss tuvo un momento de estar
genuinamente sorprendida.

“Puede ser un poco ajustada, pero no es demasiado femenino.” Le entregó a Joss una
camiseta azul marina de los Bravos de Atlanta.

“Gracias.” Joss fue al baño de visitas y se cambió. Con el espejo quitado, no tenía forma
de saber si la camiseta se veía bien. Se ajustaba bastante bien, sin embargo, y olía a
Olivia. Salió del baño y se encontró a Olivia en la cocina guardando los restos de comida.
Olivia levantó la vista y sonrió. “Debo decir, que se ve más linda en ti que en mí.”

“Sólo dices eso.”

“No estoy, lo juro. Deberías quedártela.“

“No puedo.”

76
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Por supuesto que puedes. Créeme, no tengo apego — ni a la camiseta ni a los Bravos.“

Joss frunció el ceño. “Ni al béisbol?”

“En realidad, prefiero a los Cachorros.” Joss levantó una ceja y Olivia se encogió de
hombros juguetonamente. “Tengo una debilidad por los perdedores.”

“Estás llena de sorpresas hoy, ¿lo sabes?”

Olivia sonrió. “Voy a tomar eso como un cumplido.”

“Era lo que pretendía.”

“Bueno entonces, gracias.”

Las ropas secas habían hecho poco para disminuir el deseo que Joss sentía de besar a
Olivia. “Yo, uh, probablemente debería irme.”

Olivia cruzó los brazos sobre su pecho. “Lo siento si te he entretenido.”

Joss sacudió la cabeza vigorosamente. "De ningún modo. Muchas gracias por la cena.“

Olivia inclinó la cabeza hacia un lado. “Gracias por quedarte. Fue agradable hablar
contigo acerca de algo que no sea mi casa.“

Ella tenía razón. Había sido agradable. Más que agradable. “Entonces, nos vemos
mañana.”

Olivia lanzó una sonrisa. "Estaré aquí."

77
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO ONCE
Joss soñaba con Olivia. Cuando se despertó a las seis, las sábanas estaban enredadas y
estaba cubierta de sudor. La ducha fría que tomó refrescó su piel, pero hizo poco para
aliviar la pulsación insistente entre sus muslos. En el viaje a casa de Olivia, sopesó sus
opciones. Por un lado, no salía con clientes. Siempre lo había pensado como parte de su
código profesional. Por supuesto, nunca había sido tentada antes. Tentada era una palabra
insuficiente para describir lo que Olivia le hacía. Intentar ignorar lo que había entre ellas
parecía una batalla perdida.

Joss se preguntó si debería ceder. Tal vez eso le ayudaría a sacarlo de su sistema. No era
como si hubiera profesado a Olivia que no salía con clientes o académicos para el
caso. En realidad, una vez que había pasado la fricción inicial entre ellas, las cosas se
habían vuelto muy amistosas. Entre las bromas coquetas y todo el toqueteo del brazo, Joss
estaba bastante segura de que Olivia diría que sí. Y sólo porque no estaba realmente
empezando a salir, ir a una cita no significaba que iban a casarse.

Estaba resuelto. Joss se sintió aliviada. Le gustaba tener un plan de juego. Incluso si
Olivia la rechazaba, no habría ya está gran incógnita colgando entre ellas y Joss podría
poner su atención exclusivamente en su trabajo. Y si Olivia decía que sí, bueno,
descubriría eso, también.

Joss hizo un desvío para parar en Gimme!, pidió dos cafés con leche grandes y un par de
croissants. Cuando giró en la calzada de Olivia, encontró a Olivia arrodillada en uno de
los arriates demasiados crecidos, quitando la maleza. Debió haber visto u escuchado la
camioneta de Joss porque se puso de pie, sacudiéndose la tierra de sus rodillas.

Joss le ofreció una sonrisa. "Buenos días."

“Buenos — oh, Dios mío, eso es café de Gimme!? Es uno para mí?”

Joss se felicitó por pensar en ello. Entregó a Olivia uno de los vasos de papel
blanco. “Tengo pastelillos, también.”

“No puedo decirte lo feliz que me hace. Espera. ¿Me estás preparando? ¿Hay malas
noticias?”

“No hay malas noticias. Lo prometo."

Olivia entrecerró los ojos. “Entonces estás siendo agradable?”

"Soy agradable. ¿Quieres uno de estos croissants ahora?”

78
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Sí, pero tengo que lavarme las manos.” Olivia se dirigió hacia la puerta lateral.

Joss la siguió hasta la casa. “Chocolate o almendra?”

"Ooh. Almendra, siempre y cuando no tengas una preferencia.“

Joss abrió la bolsa y sacó uno de los pasteles. Lo envolvió en una servilleta y se lo
entregó. "Es todo tuyo."

Olivia dio un bocado y soltó un pequeño gemido. “En serio acabas de hacer mi mañana.”

“Bien, porque estoy tratando de prepararte un poco.”

"Lo sabía. ¿Qué es y cuánto me va a costar?”

Joss se rió. “No te va a costar nada. Esperaba que pudieras tal vez cenar conmigo esta
noche?”

"¿Cenar?"

“Sí, cenar. Como la que tuvimos anoche. Sólo que en un restaurante. Y seco."

“Joss Bauer, me estás pidiendo salir en una cita?”

Joss miró a Olivia, pensando en la primera vez que la vio, parada en la cocina sola,
balanceándose al compás de la música inexistente. La atracción había sido inmediata. Y a
pesar de que había sido templada por sus interacciones tempranas — y si estuviera siendo
honesta, sus propios prejuicios — no ha desaparecido. Cenar con ella anoche, quedar
atrapadas en la lluvia, sólo había intensificado la sensación. Por mucho que quisiera, era
algo que Joss ya no podía ignorar. “Por favor, no me hagas arrepentirme de esto antes
incluso de irnos.”

Los ojos de Olivia, que estaban bailando con diversión, se suavizaron. "Lo siento. Es
grosero fastidiarte cuando estás siendo tan amable.“

"¿Entonces es un sí?"

“Oh, mi respuesta es definitivamente sí. Sólo estaba tratando de entender tu motivación y


poner la invitación en el contexto correcto.“

Sería tan fácil dar marcha atrás. Podía decir que estaba tratando de ser amable, de enterrar
el hacha del sarcasmo que había definido su enfoque para tratar con Olivia. Sería lo

79
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

cobarde de hacer, sin embargo, y deshonesto. “Te estoy invitando a cenar porque me
hiciste la cena.” Después de una pausa, añadió, “Y porque me gustaría conocerte más allá
de trabajar en la casa.”

Si Olivia tenía una respuesta ingeniosa en la punta de la lengua, se la tragó. "Eso sería
encantador. Gracias."

“Debo decir, sin embargo, que tengo una regla general contra involucrarme con los
clientes.”

Los ojos de Olivia brillaron y se rió. “Bueno, es bueno que sea sólo cenar, entonces.”

***

Aunque Olivia se ofreció reunirse con ella en el restaurante, Joss insistió en recogerla. Si
iba a llevar a Olivia a una cita, estaba segura de hacer las cosas bien. Aunque había estado
reticente a utilizar esa palabra, era una cita. Y en el mundo de Joss, las citas venían con
reglas.

Ella entró en la calzada de Olivia justo cuando el sol se ponía. En las dos horas desde que
se había marchado, había ido a su casa, se duchó y cambió. Normalmente habría llevado
flores, pero eso parecía un pequeño cliché para una mujer como Olivia. Tampoco quería
dar la impresión de que estaba en plena manera de cortejo.

Joss agarró la bolsa de Lowe y bajó de su camioneta. Resistió el impulso de revisar su


cabello o tirar de su camisa. Se acercó a la puerta lateral y vio a Olivia parada en la cocina
casi en el mismo lugar que había estado cuando Joss llegó a la casa la primera vez. Ella
estaba mirando el lugar donde había habido una pared tan sólo unos días antes.

Cuando tocó, Olivia se giró. Una lenta sonrisa se extendió por su cara, como si acabara de
resolver un rompecabezas que la había estado molestando. Llevaba otro vestido de
aspecto retro, esta vez negro con una banda de color rojo alrededor de la parte inferior, y
un par de zapatillas rojas que hacían agua la boca de Joss.

“Mucho tiempo sin verte,” Olivia dijo cuando abrió la puerta.

“Has limpiado todo muy bien.” Joss esperaba que sonara juguetona y no como si
estuviera tratando de ofrecerle un cumplido.

“Igualmente.” Olivia le hizo un guiño, ayudando a Joss a relajarse.

80
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Levantó la bolsa que había traído con ella. “Normalmente traería flores, pero eso parecía
tonto dado el estado de tu casa en este momento.”

Olivia miró dentro, su sonrisa se convirtió en una mirada de confusión. “Gracias, pero qué
son?”

“Son rodilleras.”

Olivia sacó el par de cosas negras gruesas de la bolsa. "¿Rodilleras?"

Joss lamentó la elección. Debería haber sabido que una mujer como Olivia no estaría
impresionada con un regalo tan práctico, y completamente feo. “Son para cuando estés
trabajando en tus manos y rodillas. Considerando lo inflexible que estabas acerca de
terminar de quitar las grapas arriba, pensé que podrían ser útiles.“

"Oh."

“Son inesperadas, lo sé. No tienes que fingir que te gustan.” Ella pensó que sería un
regalo extravagante. Inteligente, incluso. Una tontería es lo que era. Todo esto fue una
idea terrible. ¿Cuánto tiempo hasta que Olivia también lo vio?

“No son inesperadas. Son súper prácticas y del tipo divertido, también.” Olivia puso la
mano sobre el brazo de Joss, obligándola a hacer contacto visual. "Me encantan. Gracias."

Joss resistió el impulso de mirar a sus pies. Estaba bastante segura de que se había
ruborizado. Todo lo relacionado con Olivia la arrancaba lejos de su zona de confort. Sólo
estar alrededor de ella se sentía como una montaña rusa.

"De nada."

“Estoy teniendo un momento muy difícil no hacer una broma sobre estar de rodillas.”

Si Joss no estaba ruborizada antes, definitivamente estaba ahora.

“Uh ...”

Olivia le sonrió. “Relájate, me estoy resistiendo, aunque sólo apenas.”

Joss tragó. "Bueno. Espero no dar la impresión ...”

81
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia se echó a reír ahora, una risa rica y atractiva que excitó a Joss a pesar de sí
misma. “Estoy bromeando, lo prometo. En todo caso, estoy lamentando que no las tuviera
antes. Los pisos me están matando.“

Joss respiró hondo. “Sí, siento no haber pensado en eso.”

Olivia agitó una mano. "Son perfectas. Y puesto que probablemente no debería ponerlas
en agua, nos vamos?”

Joss se relajó lo suficiente como para reírse. Por más que el ingenio de Olivia la irritara al
principio, la realidad es que era divertida, y tenía una habilidad para poner a la gente a
gusto. Eso era genuino — y no sólo un medio de exhibir — lo hacía una cualidad mucho
más atractiva. "Vamos."

Joss no sabía si Olivia esperaba tener las puertas del coche abiertas para ella, pero lo hizo
de todos modos. Si había alguna posibilidad de que esto funcionara, tendría que ser ella
misma y dejar que pase lo que tenga que pasar.“

Entonces, ¿adónde me llevas?”

“Hice una reserva en Coltivare.”

“El nuevo local? Estoy bastante segura de que no hacen reservaciones.“

“Lo hacen si fuiste a la escuela secundaria con el tipo que lo administra y ayudaste a
terminar la lista de deficiencias para que pudieran abrir a tiempo.”

Olivia se rió. "Agradable. ¿Quién sabía que estabas tan bien relacionada?”

“No hago muchos espacios comerciales, así que no te hagas ilusiones.”

“Dado que la mayoría de mis vínculos con los restaurantes locales son estudiantes que
espero que les gustara mi clase lo suficiente como para no escupir en mi ensalada, lo
tomaré.”

“Cuando lo pones de esa manera.”

Sólo le llevó unos veinte minutos conducir desde su casa hasta el centro de la
ciudad. Encontraron estacionamiento en la calle adyacente al restaurante. Cuando
entraron, no estaba lleno, pero había grupos esperando en el amplio vestíbulo por el
puesto de la anfitriona, parejas paradas en la barra — todos claramente esperando mesas.

82
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Ella observó a Joss sonreír a la anfitriona, decir algo en voz baja. La anfitriona miró hacia
abajo, asintió y le devolvió la sonrisa. Estaban sentadas en una mesa cerca de una ventana
en menos de cinco minutos. "Estoy muy impresionada."

Joss se encogió de hombros. “Gracias, pero de alguna manera tengo la sensación de que
estás mucho más acostumbrada a un trato deferente de lo que dejas ver.”

“Qué te da esa impresión? Entiendes que los profesores universitarios son un montón en
esta ciudad, ¿verdad?”

“Supongo que tienes razón.”

A sugerencia de Joss, ordenaron un Finger Lakes Riesling (Clase de vino) con un pan de
higo y jamón para compartir. “El pollo asado es engañosamente simple, pero fuera de este
mundo. También he probado el lomo de cerdo.“

“¿Te pagaron con comida?”

“No, pero sucedió que estaba aquí el día que los camareros estaban siendo entrenados, e
incluía muestras.”

"Buen tiempo."

Joss asintió. A pesar de que sólo había probado un bocado de cada plato, estaba bastante
segura de que había comido el equivalente a tres comidas. “Definitivamente fue una
delicia.”

Olivia pidió la carne de cerdo y Joss ordenó canelones. Y mientras que la comida era
excepcional, palideció en comparación con la conversación. Olivia era cálida y
divertida. Sus intereses iban desde deportes y películas viejas hasta animales de granja y
jardinería. Era muy práctica y realmente entusiasmada con ensuciarse las manos — lo
contrario de lo que Joss supuso cuando se conocieron.

“¿Alguna vez tuviste un jardín antes?”

Olivia suspiró. “Nunca he tenido un patio antes.”

Joss encontró eso difícil de creer. "¿De verdad?"

“Mis padres no eran geniales en trabajos de jardinería. Siempre vivimos en casas de la


ciudad, donde el paisaje era minuciosamente perfecto y siempre hecho por otra persona.“

83
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss sacudió la cabeza. “No creo que pueda vivir en una ciudad.”

“Ahora que he vivido aquí por un par de años, no puedo imaginar alguna vez regresar.”

“Bueno, no soy una experta de ninguna manera, pero mi madre es una jardinera increíble
y ella me ha enseñado mucho. Estaría encantada de ayudarte en la primavera si quieres.”
Fue sólo después de que lo dijo que Joss se dio cuenta de que estaba sugiriendo que
pasaran tiempo juntas más que los seis meses en el futuro.

Ya sea que Olivia se dio cuenta o simplemente le gustó la idea, Joss no lo sabía. Pero ella
sonrió y puso su mano sobre la de Joss. “Definitivamente voy a aceptar en eso.”

Para cuando ordenaron una crème brûlée (*) para compartir, Joss no podía recordar la
última vez que había disfrutado de una cita. De regreso a la casa de Olivia, se dio cuenta
de que no quería que terminara. Fue una agradable sorpresa, aunque un poco inquietante.

“¿Te gustaría venir a tomar una copa?”

Joss dudó por un momento, queriendo decir que sí, pero no quería dar la impresión
equivocada. "Por supuesto."

Olivia sirvió a cada una copa de vino y se sentaron en el futón que servía como sofá
mientras la casa estaba en construcción. Hablaron un poco sobre jardinería. Olivia, que no
sabía la diferencia entre plantas anuales y perennes, parecía absorber como una esponja
todo lo que Joss decía. Fue agradable y Joss hizo una promesa mental para llegar a ella en
la primavera, sin importar lo que pase entre ellas.

Cuando sus copas estaban vacías, Joss respiró hondo. “Probablemente debería irme.”

“¿Eso significa que has decidido no involucrarte con gente como yo?” Olivia sonrió, pero
había decepción en sus ojos.

“No, eso significa que soy ... supongo que soy un poco pasada de moda a veces.”

"Oh. Ya veo."

Joss no estaba segura de que lo viera. “Quiero decir, no esperar hasta que casarme a la
antigua, simplemente no quedar en la primera cita anticuada.”

(*) Postre que consiste en una crema cuya superficie se ha espolvoreado de azúcar con el fin de quemarlo y obtener
así una fina capa crujiente de caramelo.

84
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia se puso de pie. “¿Eso significa que debería esperar a que me lo preguntes en una
segunda cita?”

Joss no podía decir si Olivia estaba hablando en serio o burlándose de ella. “¿Y si dijera
que no tendrías que esperar mucho tiempo?”

“Diría que voy a empezar a desear que llegue ahora.”

“Bueno, entonces está decidido.”

Caminaron hasta la puerta trasera. “Te veré en la mañana, entonces.”

“Eso lo harás.”

“No puedo esperar a probar mis rodilleras.”

Joss sacudió la cabeza. “No tienes que decir eso.”

Olivia puso una mano en el hombro de Joss. "Lo digo en serio. Son un regalo dulce,
personal. Mis rodillas ya están agradecidas.“

Sus palabras eran sinceras, pero había un brillo en los ojos de Olivia que hizo que las
entrañas de Joss se apretaran. Ella era muy consciente de la mano de Olivia. El tacto,
aunque casual, llevaba una carga casi eléctrica. Podía distinguir un toque del perfume de
Olivia. "De nada."

Olivia abrió la puerta. Una brisa se había levantado y el aire estaba fresco. Joss se detuvo,
sintiendo aún más su nivel habitual de precaución. Algo le decía que involucrarse con
Olivia sería diferente a cualquier experiencia de citas que hubiera tenido. Tal vez eso
estaba bien.

Dio un paso hacia adelante, sintió que Olivia se movía hacia ella. Tragó saliva. Los labios
de Olivia se separaron ligeramente. Joss se inclinó y la besó suavemente. Ella había
querido que fuera breve — una probada con una promesa de más. Su cuerpo, sin
embargo, tenía otras cosas en mente. Lo siguiente que Joss supo, era que su mano estaba
ahuecando la parte posterior del cuello de Olivia y estaba tirando de ella de nuevo.

El segundo beso fue más profundo. Tiró del labio inferior de Olivia en su boca,
disfrutando de su suavidad. La mano de Olivia apretó su hombro. Joss puso su otra mano
en la parte baja de la espalda de Olivia. Con solamente una ligera presión, jaló de Olivia
contra ella. El beso se profundizó aún más.

85
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

La frialdad del aire y el calor de sus cuerpos enviaron al sistema de Joss al máximo. Se
dio cuenta, a través de la neblina que se había instalado en su cerebro, que estaba a punto
de llevar las cosas aún más lejos. Sintió que Olivia no protestaría si lo hacía. Esa
sensación de poder peligrosamente combinada con su deseo. Le tomó toda su fuerza de
voluntad para retroceder.

"Guau."

La declaración simple y sin aliento lo decía todo. Joss se alegró de saber que la reacción
de Olivia era similar a la suya. "Sí."

“Entonces nos vemos por la mañana.” Estaba claro que Olivia estaba dejando a Joss
permanecer en el mando. Teniendo en cuenta como ella parecía tomar el control de casi
todo lo demás, Joss encontró eso especialmente atractivo.

"Lo harás. Y tal vez podríamos hacer esto,“ Joss agitó el dedo para indicarse a ambas, "de
nuevo la próxima semana."

Olivia sonrió. “Esperaré tu invitación.”

CAPÍTULO DOCE
“Fuiste a una cita?” La cara de Ben mostró incredulidad. “Con Olivia?”

Joss había recogido a Ben en el camino hacia la casa de Olivia. Necesitaba colgar grandes
placas de yeso y quería empezar la demolición de arriba; ambas requerían un par extra de
manos. Decirle sobre su cita con Olivia era una medida de precaución. Si Olivia lo
mencionaba y Joss no había dicho nada, nunca viviría tranquila.

Ahora se preguntaba si viviría para lamentar la decisión. "Sí. Salí, ya sabes. No soy una
monja.“

“Sólo pensé que estabas bastante decidida a que no te gustara. Por no hablar de tu
prohibición de salir con clientes.“

Joss suspiró. “No estaba decidida, sólo ...”

Ben alzó una ceja.

“Salté a conclusiones. Ella es diferente de lo que pensé cuando la conocí por primera
vez.“

86
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Así que estabas equivocada.”

“Realmente estás disfrutando esto, ¿verdad?” Joss tuvo que reírse. Le había dado a Ben
un tiempo difícil muchas veces, sobre todo cuando se trataba de mujeres. Para él
atormentarla ahora sólo parecía justo.

"Lo estoy. Sabes que no creo que sea un gran problema salir con un cliente de vez en
cuando, especialmente si son atractivas.”

“Te das cuenta de que esa lógica no tiene sentido.“

Ben la ignoró. “Me alegro de que ustedes hayan conectado. Olivia es preciosa y ha estado
mirándote por semanas.“

“No nos conectamos. Cenamos."

“Nada de sexo?” Ben parecía incrédulo.

"No. Amigo, fue la primera cita.“

“Pero no estás descartando el sexo.”

“¿Por qué estamos hablando de esto otra vez?”

“Porque soy tu hermano. También da la casualidad que soy el que descubrió que Olivia es
lesbiana en primer lugar.“

“Y de alguna manera encuentro esas razones para hablar de esto incluso menos.”

Ben se encogió de hombros. “Probablemente tengas razón. Pero por mucho que te dé un
mal rato, solamente quiero lo mejor para ti.“

Joss sabía que Ben era sincero. Ella había cuidado de él cuando eran pequeños; tener tres
años más que él la hacía sentirse responsable de su hermanito. Cuando llegaron a la
escuela secundaria, sin embargo, el sentimiento era mutuo. Y aunque nada hubiera
llegado a los golpes, — bueno, excepto una vez con Johnny Mancuso — habían siempre
cuidado el uno del otro. "Lo sé, hombre."

“¿Vas a salir de nuevo?”

87
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss pensó en cómo su cita con Olivia terminó — el beso que estuvo a punto de
consumirla y la promesa de un segundo. Ella ya estaba contando los días hasta que
pudiera besar a Olivia de nuevo, y mucho más.

“Sí, creo que lo haremos.”

“Bueno, creo que es una gran idea. Olivia es divertida y genial.“

“Y es un cliente.”

“Sí, pero si ella no tiene un problema con eso, ¿por qué tú deberías?”

“Porque nunca es un problema hasta que hay un problema.”

Ben sacudió la cabeza. “Estás buscando problemas. Deberías relajarte. Además, ha


pasado demasiado tiempo desde que saliste.“

“Lo haces parecer como si fuera una especie de ermitaña.”

"De ningún modo. Creo que a veces estás tan centrada en el final del juego, que pierdes
de vista el jugar.“

Joss levantó una ceja. “¿Estás utilizando analogías deportivas para hablar de mi vida
amorosa?”

"Piénsalo. Quieres la esposa y los hijos, la cerca blanca, ¿verdad?”

“No soy partidaria de las cercas, pero sí.”

“Pero eres delicada cuando se trata de salir con alguien nuevo.”

Joss frunció el ceño. "A veces."

“Nunca vas a llegar a uno si no empiezas con el otro.”

Era tan molesto cuando Ben tenía razón, especialmente sobre las
relaciones. “Simplemente no puedo ... Olivia no me parece como material de esposa, si
sabes a lo que me refiero.”

“Porque es profesora?”

88
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Porque es muy independiente. Y porque parece acostumbrada a un cierto estilo de


vida. Ella probablemente tiene más dinero que yo.“

“No acabas de decir que saltaste a conclusiones acerca de ella que estaban
equivocadas? Estás haciendo exactamente lo mismo ahora.“

Joss resistió el impulso de quejarse. Él estaba en lo cierto. De nuevo.

“Deberías darle una oportunidad. Nunca se sabe dónde podría conducir.“

“Sí.” ¿Podría hacer eso? Ella quería?

“Y definitivamente deberías dormir con ella.”

Joss le dio un puñetazo en el brazo. “Eres tan burdo.”

“Sólo digo lo que veo.”

Se detuvieron en el camino de entrada cuando Olivia estaba saliendo por la puerta


lateral. Llevaba una falda ajustada y una camisa blanca; llevaba el pelo recogido en un
moño. Eso hizo agua la boca de Joss.

Mientras ella y Ben salían de su camioneta, Olivia los saludó agitando la mano. “De
vuelta en modo profesora,” dijo a modo de explicación. “Me alegro de que hayas llegado
antes de irme.”

Joss recordó la sensación de los labios de Olivia contra los suyos, su sabor. Tuvo que
luchar contra el impulso de besarla, allí mismo delante de Ben. "¿Está todo
bien? ¿Necesitas algo?"

Olivia sonrió y apartó la mirada por un segundo. ¿Estaba ruborizada? “No, sólo quería
verte antes de irme.”

El comentario hizo que Joss se ruborizara, probablemente porque Ben estaba parado allí
mismo. Todo esto la hacía sentirse como una adolescente. “Me alegro de que te hayamos
alcanzado, entonces.”

Ben hizo un gesto de caminar hacia la parte trasera de la camioneta y murmurando. Olivia
se acercó a Joss, parada lo suficientemente cerca para que Joss pudiera oler su
perfume. “Sólo tengo una reunión y mi clase de la mañana hoy, así que volveré por la
tarde. ¿Aún estarás aquí?”

89
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Estaré. Vamos a colgar los paneles de yeso y empezar la demolición de arriba.“

"Excelente. Lo esperaré con ansias.” Olivia se inclinó, acercando sus labios al oído de
Joss. “Para que conste, realmente quiero besarte ahora.” Antes de que Joss pudiera
responder, Olivia se alejó. “Siempre es un placer verte, Ben. Espero que estés aquí cuando
vuelva.“

“De igual manera,” Ben dijo. “No puedo esperar a ver el progreso que has hecho.”

Olivia estaba casi en su coche antes de que Joss encontrara su voz. “Olivia.”

Olivia se giró. "¿Sí?"

"El sentimiento es mutuo."

Ella esbozó una sonrisa de satisfacción antes de entrar en su coche y alejarse.

“¿Qué sentimiento es mutuo?” Ben había caminado detrás de Joss sin que ella se diera
cuenta.

Joss se volvió, molesta de que había dejado que él sigilosamente se escabullera. Si no le


decía, probablemente la molestaría sobre eso durante toda la mañana. Demasiado. “No te
gustaría saberlo.”

Ben asintió apreciativamente. “Saber que no quieres decir es suficiente para mí. Sé que no
quieres oír esto, pero ella podría ser un buen partido.“

“Gracias, Dr. Phil. ¿Qué te parece si vamos a trabajar?”

Ben alzó las herramientas. “Estoy listo, jefa.”

Entraron, decidiendo hacer la demolición primero. Debido a que la bañera estaba separada
de la pared, serían capaz de quitar la pared y volver a enmarcar antes de tener que
desconectar las tuberías. Mientras trabajaban, el comentario de Ben rebotaba en la mente
de Joss. Ella lo apartó, eligiendo en cambio pensar cuando sería capaz de besar a Olivia
después.

***

Normalmente, a Olivia no le importaban las reuniones del comité de evaluación. Ella lo


encontró satisfactorio para cuantificar y medir lo que los estudiantes aprendieron en los
cursos de inglés. Proporcionaba algo tangible para establecer la legitimidad de la

90
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

humanidad en un ambiente obsesionado con STEM (*). No obstante encontró su mente


errante, y más de una vez tuvo que ser traída a la conversación.

La clase era más fácil. Algo acerca de estar delante de veinticinco estudiantes hizo
imposible hacer otra cosa excepto eso. Con el primer trabajo que debía hacerse en un par
de semanas, pasó la mayor parte del tiempo repasando las expectativas y requerimientos
de citación. Ya que era un curso breve, tenía una mezcla de estudiantes, incluidos los no
estudiantes y algunos estudiantes de primer año. Ser muy minuciosa con suerte esperaba
poder salvarla de algunos realmente malos trabajos o, peor, problemas de plagio. Se
demoró después de responder a algunas preguntas, pero decidió dirigirse a casa en vez de
ir a su oficina.

Cuando entró en la puerta de la cocina, podía oír a Joss y Ben golpeando el piso de
arriba. Se cambió rápidamente la ropa y recogió sus suministros antes de ir a unirse a
ellos. Dejó sus cosas y se dirigió a través de la puerta de su pronto-será-armario. La pared
del fondo había desaparecido por completo, permitiéndole ver en el baño donde Joss y
Ben estaban trabajando.

“Parece que han estado ocupados.”

Joss y Ben se giraron al unísono. Era un poco adorable. “Has vuelto,” Ben dijo.

“Lo estoy, y estoy impresionada con su progreso.”

"Bueno. Aférrate a ese sentimiento porque tenemos un problema.” Joss parecía


preocupada.

Olivia frunció el ceño. “¿Qué clase de problema?”

“Cuando hice la inspección y encontré tubos de cobre en la cocina y el sótano, pensé que
toda la casa los tenía. Por alguna razón, sin embargo, utilizaron acero galvanizado para la
parte de arriba.“

“Puedo entender que es malo?”

“No está mal, pero no es ideal.”

Ben saltó. “Puede ser difícil saber en qué forma están sin cortarlos.”

(*) La educación STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) contribuye a conseguir una mayor
competitividad y por consiguiente, ayudará en el futuro a conseguir una mayor prosperidad económica y es un claro
índice de la capacidad de un país para mantener un crecimiento sostenido.

91
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss continuó. “Lo que significa que podrían durar otros veinte años o podrían partirse la
próxima semana.”

Olivia había visto eso en un programa una vez. No parecía terrible, pero nadie había
hablado de cuánto costaba arreglarlo. “Entonces estás sugiriendo que los reemplacemos
mientras que las paredes están abiertas.”

“Significaría romper en una de las paredes del primer piso que no habíamos planeado,
pero entonces realmente no deberías tener que preocuparte por problemas de plomería en
el futuro previsible.”

Olivia se cruzó de brazos. "Tiene sentido. ¿Cuánto cuesta?"

“Alrededor de dos días adicionales y un par de miles de dólares.”

Olivia asintió relajada. En el gran esquema de las cosas, parecía un pequeño precio a
pagar por su tranquilidad. También era mucho más barato que tratar con fugas en las
tuberías en las paredes. "Vamos a hacerlo."

Joss parecía aliviada y Ben le dio un codazo. “Ves, te dije que sería razonable.”

Olivia alzó una ceja hacia Joss. “¿Creías que no lo sería?”

"No. Es que odio encontrar cosas que van a costar al dueño de la casa más tiempo y
dinero.“

Olivia suspiró. Por supuesto Joss tomaría ese tipo de cosas a pecho. Eran el tipo de cosas
que hacían que su atracción por Joss fuera mucho más que física. “Me alegro que me
dijiste lo que encontraste y me diste las opciones. Estoy segura de que algunas personas lo
habrían cubierto de nuevo para evitar tratar con ello o hacer lo que quisieran y entregarme
la factura después del hecho.“

"Gracias. Eso me hace sentir mejor."

"Bueno. Saber que mis tuberías no van a reventar me hace sentir mejor, así que estamos a
mano.“

“¿Qué vas a hacer esta tarde?,” Ben preguntó.

“Bueno, estoy ansiosa por pintar, pero voy a trabajar en los pisos durante una hora o dos
primero. Siento que finalmente estoy en la recta final. Además, quiero probar mis nuevas
rodilleras.” Ella le hizo un guiño a Joss.

92
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Ben sacudió la cabeza. “Todavía no puedo creer que estés haciendo todo esto tú misma.”

“Oh, ella tiene todo bajo control.” Joss le devolvió el guiño.

Olivia se dirigió a lo que iba a ser su habitación de invitados y se puso a trabajar. Sólo le
tomó alrededor de una hora terminar las grapas que todavía estaban allí. Las rodilleras
eran una bendición. Iba a tener que pensar en una buena manera de agradecer a Joss por
pensar en ellas y comprarlas para ella. Una visión de sí misma, de rodillas delante de Joss,
cruzó por la mente de Olivia. La excitación fue tan rápida, que la dejó sin aliento. Olivia
se preguntó si alguna vez iba a tener esa oportunidad. Dios, eso esperaba.

Sintiéndose satisfecha con su progreso, decidió cambiar de marcha y hacer algo de


pintura. Estaba tan ansiosa por cubrir el color rosa chillón que estaba allí. Abrió el
paquete de rodillos de pintura y deslizó uno sobre el mango, desenvolvió su nueva brocha,
puso un revestimiento en la bandeja de la pintura. Levantó la vista para encontrar a Joss
parada en la puerta.

“Te ves como una profesional.”

Olivia se puso de pie. “A diferencia de quitar la alfombra, en realidad sé cómo pintar


paredes.”

“Lo hiciste muy bien con la alfombra, especialmente para ser primeriza.”

“Vas a tener que cuidar todos los cumplidos. Se van a ir directo a la cabeza.“

Joss puso los ojos en blanco. “Ah, bueno, entonces lo retiro.”

“Demasiado tarde.” Olivia abrió la tapa de un galón de pintura con un


destornillador. Vertió un poco de pintura de color amarillo cremoso en el revestimiento de
la bandeja y se levantó. “Ahora creo que soy la diva del hágalo usted mismo.”

Joss sacudió la cabeza, pero sonrió. “Tienes la parte de diva correcta. ¿Segura que no
necesitas ayuda?”

Olivia cogió la brocha por el borde. “Como tan bien dijiste antes, tengo esto
completamente bajo control.”

“Estaremos abajo por si cambias de opinión.”

"Gracias."

93
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss desapareció y Olivia se subió a su nueva escalera de mano. Mojó su brocha, y luego
la deslizo lentamente a lo largo del borde donde la pared se unía con el techo. Lo hizo por
segunda vez, haciendo una pausa para admirar la línea quebradiza. Incluso con la
supuesta pintura-de-primera-en-uno que había comprado, iba a tomar un par de
capas. Pero aún así. Se veía bien. Y, más importante aún, era suya.

CAPÍTULO TRECE
Al día siguiente, Joss estaba de nuevo trabajando sola, parchando las uniones y agujeros
en los paneles de yeso para prepararlos para la pintura. Entre su conversación con Ben y
los comentarios coquetos de Olivia, había más o menos resuelto en ver donde las cosas
con Olivia podrían conducir. Con eso decidido, su mente estaba libre para concentrarse en
como debería ir.

Tal vez invitaría a Olivia a su casa, prepararía la cena. Era tan fácil ver a Olivia en su sofá
con una copa de vino, desnuda en su cama. Al parecer, su mente no perdió el
tiempo. Como si hubiera sido convocada por los pensamientos de Joss, Olivia apareció en
la puerta. Joss se sacudió la bruma de su fantasía y sonrió.

“¿Cuenta como una segunda cita si te invito a cenar otra vez?”

Joss puso la espátula de masilla en el borde del esparavel para rellenador. "Depende. ¿Me
estas invitando?"

“Sólo si no ofendo tus anticuadas sensibilidades.” Olivia le sonrió de una manera que
parecía a la vez inocente y seductora. Era un talento único que tenía.

“Creo que probablemente podría manejarlo.” Fue un ligero cambio en sus planes, pero no
había nada de malo en eso.

"Encantador."

“Pero sólo si llego a corresponder más adelante en esta semana.”

“Oh, definitivamente.”

Joss se dio cuenta de lo divertido que podía ser este tipo de bromas, y cuánto tiempo había
pasado desde que lo había experimentado. “Bueno, entonces qué vamos a cenar?”

“¿Cómo te siente acerca de las almejas?”

94
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Vas a cocinar almejas?” Joss hizo un gesto hacia los cascarones de los gabinetes que
habían sido entregados pero no instalados, el agujero abierto donde la estufa debería
estar. "¿En esto?"

“Supongo que tendrás que esperar y ver, ¿no? Voy a parar en la tienda después de la
clase. Debería estar de regreso cerca de las cuatro.“

"De acuerdo. Debería haber terminado con el rellenador para cuando regreses.“

“Más paredes para pintar. Oh, hurra.“

“Podría ayudar, ya sabes.”

Olivia se acercó y le dio un beso en la mejilla. "Eres muy dulce. Si llegamos al punto en
el que te estoy retrasando, podemos hablarlo. ¿De acuerdo?"

Joss tomó la cara de Olivia en sus manos y la besó en serio. "De acuerdo."

Olivia parpadeó un par de veces y sonrió. "Lo siento. ¿Crees que podrías volver a hacer
eso?”

A Joss le encantaba que Olivia parecía un poco desbalanceada. Tener tal efecto recargó la
confianza de Joss, le recordó lo que se siente cortejar a una mujer. Ella puso una mano en
la nuca de Olivia, la otra alrededor de su cintura. En lugar del vigoroso beso que imaginó
que Olivia esperaba, Joss comenzó suavemente.

Trazó el labio inferior de Olivia con su lengua. Cuando los labios de Olivia se separaron,
se deslizó dentro, dejándose atrapar por el sabor y la suavidad de la boca de Olivia.
Cuando Olivia gimió suavemente, Joss fue más profundo. Provocó con la lengua la de
Olivia, mordió el labio inferior con los dientes. Por mucho que Joss quería centrarse en la
reacción de Olivia, era imposible ignorar el calor que amenazaba con consumirla. Algo
sobre Olivia probó su control, haciéndola sentir potente y casi un poco
nerviosa. Finalmente se apartó y se quedó sintiéndose tan temblorosa y hambrienta como
Olivia parecía.

“Así que, um, te veré más tarde, entonces.” ¿Era una frase coherente? Joss lo esperaba.

Olivia dejó escapar un suspiro de asombro. “Sí, esta tarde. Te veré luego."

Joss observó a Olivia marcharse, luego se puso de nuevo a trabajar. A pesar del calor en
su beso, y la promesa tácita de más, había algo en todo esto que se sentía extrañamente
hogareño, incluso doméstico.

95
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss estaba un poco alarmada por lo fácil que se sentía. Debe ser la forma en que estaban
compartiendo el espacio. Como nunca había salido con un cliente antes, por supuesto no
sabría cómo se sentía.

Las horas pasaron rápidamente. Después de terminar la primera capa de relleno, Joss se
tomó un descanso para el almuerzo. Para el momento en que terminó, el área donde
empezó estaba seca y comenzó a aplicar la segunda capa. Estaba lavando sus
herramientas cuando oyó el coche de Olivia en la calzada de entrada. Joss se secó las
manos, justo a tiempo para abrir la puerta a Olivia, que entró con un par de bolsas de lona.

"Gracias."

"Por supuesto. ¿Hay más?"

“No, lo tengo todo. Gracias.” Olivia dejó las bolsas. “¿Puedo ver lo que has hecho?”

Joss sonrió y señaló la pared terminada. “Parece desordenada, pero está perfectamente lisa
y lista para pintar.”

“Me encanta y no puedo esperar a poner color en ella.” Después de conseguir el estímulo
de Joss, había escogió un tono de rojo de la colección American Heritage. Le recordaba a
las banderas antiguas, y estaba muy emocionada de ver cómo se veía en la habitación.

“Será bueno para empezar mañana. A pesar de que tendrás algunos retoques, sugeriría
hacerlo antes de colgar los gabinetes. Esto hará mucho menos cenefa.“

“Cualquier plan que reduzca las cenefas es el plan para mí.”

“¿Puedo ayudarte con la cena?”

“No hay mucho que hacer, pero seguro. ¿Por qué no terminas lo que estabas haciendo y te
reúnes conmigo afuera?”

“Lo tienes.” Joss limpió y luego se dirigió al patio trasero.

Olivia estaba de pie en la parrilla, poniendo lo que parecían ser tres o cuatro docenas de
almejillas sobre las rejillas. Una vez que estuvieron todas puestas, cerró la tapa y miró su
reloj. Miró a Joss y sonrió.

"¿Buen día?"

"Fue un buen día. Estamos avanzando. ¿Tú?"

96
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Bien. Me siento como si estuviera entrando en el ritmo del semestre, llegando a conocer
a los estudiantes.“

“¿Es difícil, tener un nuevo grupo de estudiantes cada pocos meses?”

“Se necesita un poco de tiempo para conocer sus personalidades, lo que les interesa, ya
sea si están o no motivados. Probablemente no es diferente de conocer a nuevos clientes
con cada proyecto.“

“Esa es una forma interesante de pensar en ello.” Joss no habría dicho que su trabajo y el
de Olivia tenían algo en común. Olivia tenía razón, sin embargo, ambas estaban en el
negocio de las personas.

“Sólo tengo el lujo de que el cliente no siempre tiene la razón.” Olivia le hizo un guiño.

Después de unos cinco minutos, Olivia abrió la parrilla. Puso el pan que había cortado en
el estante superior y con destreza comenzó a mover las almejas que se habían abierto en
un plato. La cerró de nuevo durante un minuto más y repitió el proceso. Joss se sorprendió
por lo cómoda que estaba manejando los utensilios de cocina. Probablemente debería
saber a estas alturas que sus suposiciones acerca de Olivia eran inútiles.

Cuando todas las almejas estaban fuera, Olivia vertió el contenido de una pequeña
cacerola por encima. “Estás ya están listas.”

Joss tomó el plato y lo llevó a la mesa, poniéndolo junto al plato de ensalada. Olivia la
siguió con un plato de pan. Sirvió dos copas de Sauvignon blanc y sacó su silla. "Buen
provecho."

Joss puso un poco de ensalada y unas cuantas almejas en su plato. Liberó una de su
concha y la probó. "Esto es realmente bueno. ¿Qué es?"

“Mantequilla, ajo, jugo de limón, vino blanco y salsa picante.”

Joss asintió lentamente. "Salsa picante. Genio."

Olivia se encogió de hombros. “Tengo algunos trucos bajo la manga.”

Joss se rió. Esa era una manera de decirlo. Cuando terminaron de comer, Joss ayudó a
Olivia a llevar los platos adentro. Los lavaron, luego los pusieron en el contenedor de
plástico que Olivia estaba usando en lugar de lo gabinetes de cocina. Olivia apretó la tapa
para evitar el polvo y cubrió con el paño de cocina la parte superior. Joss encontró la
pulcritud divertido, especialmente dado el caos que les rodeaba.

97
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Puesto que aún hay luz afuera, ¿vendrías conmigo por un minuto?,” Joss preguntó.

"Por supuesto."

Salieron por la puerta lateral y se dirigieron al frente de la casa. El porche, junto con su
techo y la pieza errante de la alfombra de Olivia, habían sido quitados la semana
pasada. Un par del equipo de Joss tenían unos días entre grandes trabajos y Joss pensó
que podría hacer que comenzaran a trabajar en el nuevo mientras estaban libres.

“¿Qué estoy viendo?” Olivia preguntó.

“Quería que estuvieras aquí para que puedas visualizar más fácilmente las opciones para
tu porche.”

Olivia se volvió hacia ella y sonrió. “Me tienes el porche.”

“Sé que iba a ser uno de los últimos proyectos, pero tengo un poco de margen en el
calendario y podría tener a un par de chicos esta semana para iniciar el encuadre.”

"¿De verdad? Eso me haría muy feliz. ¿Eso significa que podría disfrutarlo un poco antes
de que el clima cambie?”

Joss pensó en sus primeras impresiones de la casa, y de Olivia. A veces, resultar erróneo
era la mejor solución. “Si no te importa mezclar uno o dos proyectos por un día o dos,
definitivamente.”

"Sí, por favor. Por favor."

“Así que, lo que necesito que hagas es decidir cómo quieres que se vea.”

Los ojos de Olivia brillaron de emoción. "Bueno. ¿Cuáles son mis opciones?"

“La primera sería la de abarcar sólo el frente de la casa. Tendrías un montón de espacio
para una área de estar y costaría alrededor de un tercio menos que la otra opción.“

Olivia frunció el ceño. “¿Cuál es mi otra opción?”

“Reconstruirlo exactamente como estaba. Abarcar el frente y alrededor del lateral. Cuesta
más, obviamente, y no estoy segura de que realmente usaría el espacio añadido.”

"¿Pero?"

98
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss no pudo evitar sonreír. ¿Cómo Olivia sabía que había un pero? “Pero reconstruirlo se
verá totalmente increíble y conservar una de las características distintivas de la casa.”

“Bueno, entonces creo que tienes tu respuesta.”

¿La tenía? Joss esperaba que Olivia eligiera la reconstrucción completa, pero pensó que
podría preferir gastar el dinero en otro lugar. “El porche completo?”

“El porche completo.”

"Excelente. Haremos que suceda.“

"Excelente. Ya que estamos aquí, ¿te importaría venir atrás? Tengo una idea para un
proyecto a largo plazo y me encantaría escuchar tus ideas“

"Felizmente."

Olivia tomó la mano de Joss y la condujo hacia el patio trasero. Se detuvieron y se


pusieron a la sombra de uno de los enormes árboles de arce. “Mencionaste hace unos días
que sabes de jardinería.”

“Mi mamá es la experta, pero sé algo. ¿Estás pensando en poner una?”

"Lo estoy. Siento que el verano es cuando tengo más tiempo libre, por lo que sería
propicio para tener un pequeño huerto.“

Joss no habría pensado que Olivia fuera del tipo que quería cultivar su propia comida. Por
otra parte, Olivia no había resultado ser lo que Joss suponía cuando se
conocieron. "Pienso que es una idea genial. ¿Cuál es tu pregunta?"

“No estoy segura sobre el tamaño o la mejor ubicación.”

“Creo que lo mejor es empezar poco a poco. Es mejor añadir un poco cada año que poner
algo de presión y terminar invadida por la maleza y desanimada.“

“Y parezco el tipo de mujer que muerde más de lo que puede masticar?”

No era una pregunta sugerente, pero no obstante agitó el interior de Joss,. “Pareces
manejar las cosas bien.”

“Eso es todo un cumplido de tu parte.”

99
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss se encogió de hombros. realmente había llegado a ser tan cascarrabias? “De lo que he
observado, es cierto.”

Olivia sonrió. “Voy a ser muy responsable entonces y empezar poco a poco. Importa
dónde lo pongo?”

Joss inspeccionó el patio. La propiedad de Olivia se adentraba en los campos de maíz en


ambos lados y el bosque por el otro. Algunos árboles estaban dispersos. “Quieres algo que
sea relativamente plano y le dé el sol la mayoría, si no todo, el día. Vas a tener que poner
una cerca cueste lo que cueste si no quieres que los ciervos y marmotas la saqueen.“

Olivia puso los ojos en blanco. “Ciervos y marmotas. Cierto. Este ratón de la ciudad
todavía tiene mucho que aprender.“

“Estoy feliz de ayudar si quieres. Y si deseas activar la tierra una vez esta temporada para
que sea más fácil en la primavera, traeré mi motocultor.“

“Tienes un motocultor?”

“Hice un buen trato con uno de segunda mano. Me vuelvo loca por las herramientas.“

“Me encanta eso. Y me gustaría tomarlo prestado. Gracias.” Olivia se inclinó y le dio a
Joss un beso en la mejilla.

El gesto era cariñoso, casi platónico. Sin embargo, Joss se dio cuenta de cuanto quería
besar a Olivia en una forma totalmente diferente. Cuántos pensamientos de besar a Olivia
en todo tipo de formas habían ocupado su mente casi constantemente. Así que Joss se
inclinó y la besó de nuevo. Suavemente al principio, luego tomó la cara de Olivia en sus
manos y se entregó al deseo que se había estado formando en ella todo el día.

Los brazos de Olivia rodearon el cuello de Joss y se inclinó, presionando su cuerpo contra
el de Joss. Joss movió las manos de la cara de Olivia, bajó por sus brazos, y luego subió
por sus costados. Olivia hizo un sonido ronroneante, enviando a Joss a toda marcha, luego
deslizó sus manos por el cuerpo de Joss y debajo de la camisa. La sensación de los dedos
fríos de Olivia contra su piel hizo a Joss dolerle.

Se encontraban muy cerca del árbol. Olivia se inclinó de modo que su espalda se
presionara contra ello. Joss liberó una mano para apoyarse contra el amplio tronco. Olivia
todavía llevaba su ropa de trabajo — una falda casi puritana y una blusa de seda. Joss
abrió los dos botones de arriba para revelar un sostén de color rosa pálido. El pecho de
Olivia se alzó, incitando al toque de Joss. Joss deslizó su mano dentro, sintiendo el calor y
el peso del pecho de Olivia en su palma.

100
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Las manos de Olivia se habían abierto camino bajo el dobladillo de la camisa de


Joss. Trazó sus uñas por la espalda de Joss, poniendo su camisa sobre su cabeza en el
proceso. Olivia la desechó, y luego regresó a los suaves arañazos que hizo temblar la piel
de Joss.

Una fuerte brisa sobre su piel desnuda sacudió a Joss de vuelta a la realidad. Ella dio un
paso atrás, dándose cuenta de que Olivia estaba casi con los pechos al aire y que ella se
había despojado a su sostén deportivo. Y estaban paradas en medio del patio de Olivia, a
plena vista de la carretera. ¿Qué demonios le había ocurrido?

“No tienes que parar.” Olivia se veía despeinada y conmocionada.

Joss pensó en cuán poseída había estado por el momento, de lo cerca que había estado de
tomar a Olivia contra un árbol. La horrorizó. “Estamos afuera, medio desnudas, a plena
luz del día. Cualquier persona conduciendo por la carretera nos podría ver.“

Olivia se rió, haciéndola sentirse mejor, aunque sólo sea un poco. "Está bien. Nadie
conduce por este camino.“

"Aun así. No fue mi intención que esto ocurriera. Lo siento mucho."

Olivia observó a Joss ponerse su camisa de nuevo y luchó contra una ola de
decepción. Tal vez Joss había puesto los frenos porque estaban a punto de hacerlo en
medio del patio. Olivia no se oponía a eso, pero podía comprender la vacilación de
Joss. Pero y si Joss lo hubiera hecho porque ella no quería hacerlo en primer lugar?

“Está realmente bien.”

Caminaron hacia el lado de la casa. Joss sin hacer contacto visual. "Debería irme."

Olivia no se dejaba la piel allí muy a menudo, pero aun así. No estaba acostumbrada al
aguijón del rechazo. Y esto se sentía un poco como un rechazo. No podía decidir si debía
o no confrontar a Joss sobre ello.

“¿Necesitas algo de adentro de la casa?” ¿Podría decir algo más inútil?

La respuesta de Joss fue forzada. “Sólo mis llaves. Voy a agarrarlas.“

“Está bien.” Olivia se quedó afuera, sintiéndose inquieta y todavía un poco excitada.

Joss entró en la cocina y salió a los pocos segundos. Miró a Olivia, con los ojos llenos de
preocupación. “Realmente lo siento. ¿Estás bien?"

101
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia enderezó los hombros, se sacudió el pelo, y sonrió. Era mejor restarle importancia
que convertirlo en una escena. Ella se negó a ser atrapada revolcándose. "Por
supuesto. Siento abalanzarme sobre ti así.“

Joss sacudió la cabeza. “No tienes por qué arrepentirte.”

“Te prometo que no voy a abalanzarme sobre ti como una adolescente enloquecida por
sexo otra vez.”

Joss se acercó a ella y se quedó muy cerca. “Me gusta la parte enloquecida por el sexo.”

“No tienes que decir eso.”

“Olivia, no me detuve porque no quiero tener sexo contigo. Me detuve porque, cuando lo
haga, quiero hacerlo bien.“

"Oh."

“Llámame anticuada, pero eso incluye privacidad y una buena cama y el lujo de todo el
tiempo del mundo.”

Olivia tragó saliva. Así que se trataba de estar en el patio. "Ya veo. Cuando lo pones de
esa manera, tengo que estar de acuerdo.“

“Entonces, nos vemos en la mañana. Podemos tomarlo desde allí?”

Joss la deseaba. La punzada de decepción se convirtió en una punzada de deseo. El deseo


se mezcló con la anticipación. Eso podía manejarlo. "Suena bien para mí."

"Gracias por la cena."

"Por supuesto."

Joss se rascó la sien. “Gracias por lo otro ... el... ya sabes.”

Al ver que Joss luchaba por las palabras hizo que Olivia se sintiera infinitamente
mejor. La mujer era muy pasada de moda.

“El sentimiento es totalmente mutuo.”

Joss asintió y luego se metió en su camioneta sin besar a Olivia de nuevo. Olivia la vio
alejarse y se encontró preguntándose por qué no sólo entraron en la casa esta noche. Tal

102
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

vez el estado de ánimo se había estropeado. Se dijo a sí misma que no pensara


demasiado. Ella tenía otras cosas de que preocuparse. Como poner los toques finales a su
seducción inversa.

CAPÍTULO CATORCE
El estómago de Joss estaba lleno de nervios cuando llegó a la casa de Olivia a la mañana
siguiente. No estaba segura si era el hecho de que casi habían dormido juntas o el hecho
de que no lo habían hecho. Nunca había estado tan cerca de dicho abandono tan
imprudente. Había sido a la vez estimulante e inquietante. Se había pasado gran parte de
la noche dando vueltas y repitiéndolo en su mente.

Olivia ya se estaba preparando para ir a su clase, lo que resultó ser un alivio y una
decepción. Saludó a Joss con un beso y una sonrisa, dejando claro que no iba a traer a
colación lo que había sucedido. Joss no estaba segura de qué hacer con eso, excepto que
Olivia parecía dispuesta a dejar a Joss a cargo.

Olivia preguntó, “¿Estarás aquí cuando llegue a casa?”

El alivio reemplazo los nervios. “Creo que eso podría arreglarse.”

“¿Me dejarás hacerte la cena de nuevo?”

“¿Qué tal comida para llevar?” Después del desastre que hizo de las cosas el día anterior,
Joss no iba a hacer que Olivia cocinara para ella una segunda noche seguida.

Olivia sonrió. “Voy a traer comida para llevar. ¿Alguna petición?"

“Me gusta casi todo. Desde pizza a los sándwich hasta la Tailandesa.“

"Excelente. Nos vemos luego entonces.“

"Estaré aquí."

Olivia recogió sus cosas y se dirigió al campus. Las palabras de Joss reproduciéndose en
su mente. Cuando lo haga, quiero hacerlo bien. ¿Sería esta noche? La anticipación de lo
que podría sostener la noche hizo que el día se ralentizara. Sólo un puñado de estudiantes
llegó a sus horas de oficina. Platico con ellos probablemente más de lo que querían. Fue
bueno para llegar a conocerlos mejor, incluso si parte de su motivación era matar el
tiempo.

103
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Después de su última clase de la tarde, llamó para una orden de pad tailandés y panang
gai, junto con algunos rollos primavera y satay. En el momento en que entró en la
calzada, Olivia estaba más excitada que hambrienta. Se sentía un poco nerviosa, también,
lo cual era extraño. Tal vez tenía algo que ver con todo el preámbulo.

Joss estaba parada en la cocina, secándose las manos. Olivia tomó una respiración
profunda y tragó saliva, tratando de calmar su deslizante pulso. Cuando abrió la puerta,
Joss se giró y sonrió. "Hola."

Olivia entró en la cocina y dejó la bolsa de comida. "Hola tú."

"¿Qué trajiste?"

"Tailandés."

“Mmm.”

“Sí.” Ver a Joss redujo aún más su deseo de comer.

“¿Qué pasa?”

"Nada. Supongo que ahora no tengo tanta hambre.“

"¿No?"

“Bueno, no ese clase de hambre.”

“Ya veo.” Joss cerró la distancia entre ellas. Se inclinó y besó a Olivia de una manera que
hizo que sus rodillas se debilitaran.

Cuando Joss se apartó, Olivia abrió los ojos y buscó en los de Joss. “No quiero presumir
nada, pero tampoco quiero que tengas alguna duda en cuanto a lo que quiero.”

Joss asintió. "Agradezco eso. Sólo para que estemos al cien por ciento claras, ¿qué es lo
que quieres?”

"Tú."

Joss tomó la mano de Olivia y la llevo lentamente a la habitación temporal. Una vez allí,
Olivia deslizó los brazos alrededor de la cintura de Joss. “Te he deseado. Te he deseado
desde el día que nos conocimos.“

104
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss sonrió. “Incluso cuando era una idiota?”

Olivia asintió. "Incluso entonces."

“Te deseaba, también, en el momento en que puse los ojos en ti.”

Olivia se inclinó y la besó. “Estoy muy contenta de que hayamos aclarado ese punto.”

“Yo también.” Joss trazó una línea de besos por su cuello y en la clavícula.

Olivia inclinó la cabeza hacia un lado, disfrutando de la suavidad de cada toque. Una de
las manos de Joss se deslizó por su espalda hasta la cremallera de su vestido. Joss bajó la
cremallera y deslizó una mano dentro. La aspereza de los dedos de Joss en su piel la hizo
temblar toda hasta los pies. Olivia gimió, incapaz de contenerse.

Joss quitó el vestido de sus hombros; cayó al suelo alrededor de sus pies. Llevó a Olivia
con ella, y se dirigió lentamente hacia la cama. Olivia deslizó sus manos entre ellas,
trabajando en los botones de la camisa de Joss.

“Un segundo,” Olivia dijo, apartándose. Ella se precipitó alrededor de la habitación para
encender las velas que había comprado y colocado, por si acaso.

Joss levantó una ceja. “Lo siento, me acabas de hacer una pausa para iluminación
ambiental?”

Olivia se movió de nuevo frente a ella y le quitó la camisa de los hombros. “La luz
favorecedora desalienta la timidez.”

Joss rió. “Se me hace difícil imaginarte como una persona tímida.”

“Cumplidos, cumplidos. Pensé que estabas tratando de llevarme a la cama.“

En un movimiento fluido, Joss las tenía a ambas en la cama. Joss, apoyada en los codos,
mirando hacia Olivia y sonriendo. “Yo diría que ya lo hice.”

La velocidad y la suavidad del movimiento tomaron a Olivia por sorpresa y le aceleraron


el pulso. Podía sentir el peso de Joss presionándola. Era una sensación deliciosa, una que
no había experimentado en mucho tiempo. “¿Y qué vas a hacer al respecto?”

Joss se inclinó. El beso fue terriblemente lento. Por todo lo que había profesado ser
anticuada, Joss podía hacer cosas con su boca que convertía el interior de Olivia en un

105
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

charco de puro deseo. Cuando se apartó, Olivia tuvo que parpadear varias veces para
volver a enfocar su visión. “Ah, bueno entonces.”

Joss sonrió. “Sólo estoy empezando.”

Después deslizó una mano por el costado de Olivia y arriba otra vez, Joss se colocó detrás
de Olivia y soltó el cierre del sostén. Lo hizo a un lado y pasó un momento estudiando los
pechos recién expuestos de Olivia.

Olivia observó a Joss mirarla, sintió su piel ruborizarse y calentarse. Justo cuando Olivia
sintió que podría quemarse espontáneamente por el calor, Joss se inclinó y tomó uno de
los pezones de Olivia en su boca.

No tenía ni idea de si era porque no había estado con nadie desde hace tiempo o si había
algo sobre Joss, pero cada terminación nerviosa de su cuerpo parecía estar atada a ese
punto sensible. Joss pasó de hacer lentos círculos con la lengua a un suave tirón con los
dientes. Cuando Olivia pensó que no podría ser capaz de soportarlo más, Joss se movió al
otro pecho, chupando y mordiendo y volviéndola completamente loca.

Sin detenerse, Joss deslizó los dedos por el estómago de Olivia y entre sus piernas. Olivia,
adolorida y húmeda, se abrió para el toque de Joss. Cuando los dedos de Joss se
deslizaron a través de su palpitante centro, Olivia se arqueó hacia Joss y gimió.

"Mierda."

Olivia apenas oyó el improperio susurrado de Joss. Era un momento tan atractivo,
espontáneo, Olivia se encontró aún más excitada. Cuando la mano de Joss se movió más
abajo y metió uno, luego dos, dedos en ella, Olivia tuvo un improperio propio. Las
caricias de Joss eran largas y lentas, sus callos creando una deliciosa fricción. Olivia
apretó alrededor de sus dedos, empujándolos más profundamente.

La boca de Joss estaba en su oído, su lengua jugando con el lóbulo de la oreja de


Olivia. Olivia clavó los dedos en los hombros de Joss, agarrándose, tratando de acercarse
aún más a ella. Podía sentir los músculos de Joss agruparse y flexionarse en sus manos.

“Sí, Joss. Dios, te sientes tan bien.” Olivia murmuró las palabras entre respiraciones
entrecortadas.

Los embistes de Joss se hicieron más fuertes. Olivia podía sentir los nudillos de Joss
presionando contra ella. Olivia se echó hacia atrás, disfrutando de la fuerza y resistencia
de Joss. Cuando el pulgar de Joss se deslizó a través de su clítoris, una caricia ascendente
por cada empuje, Olivia comenzó a deshacerse. El orgasmo pulsó a través de ella, dando
paso a un placer tembloroso que se sentía en cada músculo de su cuerpo.
106
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia tardó mucho tiempo para recuperar sus sentidos. Incluso cuando los temblores se
detuvieron, su corazón seguía palpitando acelerado en su pecho. Cuando por fin recuperó
el aliento lo suficiente para hablar, abrió los ojos. Joss estaba acostada de lado, apoyada
en un codo y mirandola fijamente.

“Eso fue jodidamente increíble,” Olivia dijo.

La sonrisa de Joss fue lenta. Olivia no podía estar segura, pero estaba segura de que era
un poco presumida, también. “Eres bastante increíble.”

“Si hubiera sabido que iba a ser tan bueno, habría tratado de meterte en la cama antes.”

Joss se rió. “¿Nadie te ha dicho que las cosas buenas vienen a aquellos que esperan?”

Olivia rodó sobre su lado, sorprendida por lo débil que se sentía su cuerpo. "No. Nadie me
lo ha dicho nunca.“

Joss trazó la clavícula de Olivia con el dedo. "Es verdad. Dicho esto, si me haces esperar
mucho más, no estoy segura de que voy a vivir para ver el mañana.“

Olivia ahuecó el pecho de Joss en la mano. Era pequeño y firme, un toque de suavidad
femenina en su forma de otra manera muscular. Deslizó el pulgar sobre el pezón,
disfrutando de la forma en que se puso erecto ante su toque. Ella movió su mirada, miró
los ojos de Joss. “No podemos permitir eso, ¿verdad?”

Cuando Olivia tomó el duro pezón en su boca, Joss gimió. Olivia levantó la mano al otro
pecho, haciendo rodar el pezón entre sus dedos índice y pulgar. Las manos de Joss se
apretujaron en el pelo, manteniéndola cerca. Olivia disfrutó de la forma en que el cuerpo
de Joss le respondió, moviéndose contra ella.

Por mucho que le hubiera gustado adorar los pechos de Joss durante el resto de la noche,
Olivia estaba desesperada por sentir a Joss en su boca, saborearla. Hizo una línea de besos
por el torso de Joss, admirando las crestas definidas de sus abdominales. Rozó su mejilla
a través del parche de rizos oscuros antes de meter su lengua en los suaves pliegues. Las
caderas de Joss se arquearon y jadeó.

“Mmm ...” Olivia estaba intoxicada por su sabor. Hizo lentos círculos con su lengua,
dando a Joss la oportunidad para acomodarse. Cuando las caderas de Joss comenzaron un
empuje constante, rítmico, Olivia se movió ligeramente, acariciando el centro duro de
Joss. Envolvió sus labios alrededor de ella, chupando suavemente mientras movía su
lengua de un lado a otro.

107
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Las manos de Joss estaban en su pelo de nuevo, una sensación que Olivia adoraba. Joss
estaba diciendo su nombre una y otra vez, intercalándolo con ‘sí’ y ‘ohs’. Olivia aceleró
el ritmo, igualando la urgencia de las palabras de Joss y el movimiento de su
cuerpo. Cuando todo el cuerpo de Joss se puso rígido, Olivia siguió con ella, chupando y
acariciando mientras sus músculos se contraían y se sacudían. Finalmente, el cuerpo de
Joss se quedó inerte. Olivia se apartó, apoyando la cabeza en el muslo de Joss.

Después de un largo minuto, se levantó y se deslizó para acurrucarse junto a Joss. “Sí,
definitivamente valió la pena la espera.”

Joss envolvió un brazo alrededor de ella. "Te lo dije."

Olivia perdió la noción del tiempo. No recordaba haberse sentido tan contenta. Acababa
de empezar a quedarse dormida cuando sintió Joss a moverse. Ella levantó la
cabeza. "¿Qué? ¿Qué es?"

Joss la besó en la sien. “Sé que esto suena terrible y realmente no quiero que te molestes,
pero tengo que irme.”

Traída de vuelta a la realidad, Olivia se sentó. La decepción se apoderó de ella. "¿Qué?"

Joss levantó una mano y tomó su mejilla. “No quiero, lo prometo. Dije en serio lo que dije
sobre el deseo de tener todo el tiempo del mundo, pero no puedo dejar a Ethel sola toda la
noche y no hice arreglos.“

La decepción se convirtió en un nudo en el estómago de Olivia. “Ethel?”

Joss debe haber visto la expresión de su cara porque sacudió la cabeza rápidamente. "Mi
perra. El nombre de mi perra es Ethel.“

Olivia sintió una oleada de alivio. "Oh. Bueno. Eso me hace sentir mejor. Creo."

Joss sonrió. “Ella es muy vieja y en su mayoría está contenta de dormir sus días, pero no
puedo dejarla toda la noche.”

Olivia asintió. "Por supuesto que no."

“Debería haber hecho planes para ella. No sé por qué no lo hice. Tal vez no quería
suponer cosas tampoco. Lo siento mucho."

"Está bien."

108
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Gracias por entender.” Joss la besó de nuevo y se levantó de la cama.

Olivia la vio ponerse su ropa. Aunque todavía sentía una decepción bastante intensa,
Olivia no podía tenérselo en cuenta. "¿Qué tipo de perro?"

“Una mezcla de beagle. Ben y yo, cada uno adoptamos uno de un par de hermanos que
habían sido arrojados en el campo, hace unos ocho años.“

No es que ya no estuviera bastante cerca de Joss, pero el corazón de Olivia se derritió un


poco más. “Y la llamaste Ethel?”

“Y Ben tiene a Fred. La Sociedad Protectora de Animales les dio esos nombres cuando
los trajeron. Estaban empezando a responder a ellos, así que pareció malo cambiar a otra
cosa.“

“Eso podría ser lo más adorable que he oído en mi vida. Nunca he tenido un perro. Mi
madre es alérgica. Pero me gustaría uno.”

Joss, ahora vestida, se acercó a la cama y se sentó junto a ella. “Probablemente esperaría
hasta que la casa este terminada, pero definitivamente tienes un buen lugar. Realmente
lamento tener que irme.“

Olivia sonrió. “Teniendo en cuenta quién es la otra mujer, creo que voy a estar bien.”

"Gracias. Siento no haber cenado.“

"Yo no."

“Yo tampoco, excepto que te tomaste la molestia de recogerla.”

"No es un gran cosa. Puedes comerlo mañana para el almuerzo.“

"Gracias. Esta noche fue ... genial. Espero que podamos hacerlo de nuevo pronto.“

“Lo fue, y sí, vamos a hacerlo de nuevo pronto.”

Joss la besó. “Cerraré cuando me vaya. Y pondré la comida en el refrigerador.“

"Gracias."

109
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Después escuchó el chirrido de la puerta trasera abrirse, y luego cerrarse, Olivia se


levantó y apagó las velas que todavía ardían en la habitación. Se subió a la cama y se
cubrió con las mantas hasta la barbilla.

Había tenido a mujeres marcharse después del sexo antes, pero nunca para ir a casa por un
perro. Al menos, no que supiera. Una forma más de que Joss estaba llena de
sorpresas. Dado su historial con las mujeres, tal vez eso no era tan terrible.

CAPÍTULO QUINCE
Al día siguiente, Olivia ya se estaba preparando para irse cuando Joss llegó. Joss
conscientemente hizo a un lado la preocupación que se deslizaba en su mente. ¿Y si
Olivia estaba realmente molesta por el hecho de que se había marchado la noche
anterior? Joss trató de razonar consigo misma. Olivia tenía un trabajo. Joss lo tenía,
también, para el caso, y teniendo a Olivia por ahí sería una distracción. Una agradable
distracción, pero una distracción no obstante.

“Vamos a sacar los accesorios de plomería de arriba hoy.”

Los ojos de Olivia se iluminaron. "¿De verdad?"

"Sí. Los azulejos del baño llegaron. Así que vamos sacar todo hoy y poner los
azulejos. Se necesita cuarenta y ocho horas para endurecer completamente, entonces
podemos poner los nuevos accesorios y la bañera de nuevo.“

“Eso me hace increíblemente feliz.”

“No te pongas demasiado feliz todavía. Aunque sólo tenemos que cerrar por completo el
agua durante un par de horas, estarás sin una ducha durante unos cuatro días.”

Olivia puso las manos en las caderas. Joss se había dado cuenta de que era un gesto
inconsciente que podría significar que Olivia estaba pensando en algo, que estaba irritada,
o que estaba siendo lúdica.

Ahora que sabía eso, no la hacía erizarse como lo hizo cuando ella y Olivia se
conocieron. "Esta bien. Gina y Kel acaban de terminar de convertir su habitación de
huéspedes en un cuarto de niños, así que conseguiré un hotel.“

Joss se encogió por dentro. No se le había ocurrido pensar en invitar a Olivia a quedarse
en su casa, pero ella eficazmente había hablado de ello. Era demasiado pronto para estar
jugando a las casitas durante la mayor parte de la semana. Ese argumento funcionó bien

110
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

cuando pensó que Olivia se quedaría con sus amigas. Tenerla yéndose a un hotel parecía
mal.

“Sabes, podrías quedarte conmigo.” Las palabras salieron de su boca antes de que supiera
lo que estaba diciendo.

Olivia levantó una ceja. "¿Estás segura?"

Joss no estaba del todo segura, pero no iba a echarse para atrás. Estaría bien. Eso era lo
correcto de hacer. No tenía por qué significar nada más allá de eso. “Es decir, no tienes
que hacerlo, pero tengo mucho espacio. Un hotel parece innecesario.“

La respuesta de Olivia fue una sonrisa lenta, sensual. El efecto sobre Joss fue fuerte e
inmediato. “Eso es muy galante de tu parte.”

Joss se aclaró la garganta. “Simplemente parece lógico.”

"¿Lógico?"

“Ya que iba a invitarte a cenar, es decir. Eso es lo que había planeado hacer para nuestra
segunda cita.“

"Ya veo. Bueno, ya que ibas a preguntarme de todos modos.“

Joss decidió mantener las cosas ligeras que le ayudarían a no asustarse. “Sí, me di cuenta
de que podría utilizar una auténtica comida casera.”

“¿Te estás burlando de mi sistema de cocina?” Olivia hizo un gesto hacia el pequeño
carro que contenía la cafetera y la cocina lenta — mayormente sus electrodomésticos
ahora que la cocina había sido vaciada y la estufa que ordenó tardaría por lo menos tres
semanas en llegar.

"Sí. Sí, lo estoy.” Joss aún estaba sorprendida por lo fácil que era bromear con Olivia, ser
juguetona. Era agradable, hizo que las cosas se sintieran más familiar que lo contrario
después de sólo un par de citas.

“Tengo la parrilla, sabes.”

Joss cruzó los brazos sobre su pecho, puso su rostro severo. “¿Quieres venir o no?”

Olivia cruzó la habitación y dio un beso en la mejilla a Joss. "Me encantaría. Gracias por
la invitación."

111
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"De nada. Estoy deseando tenerte allí.” La ceja de Olivia se alzó y Joss se dio cuenta del
doble sentido de sus palabras. Antes de que pudiera dar marcha atrás, Olivia volvió a
sonreír.

“Y yo estoy deseando que me tengas.”

Joss se tragó el nudo en la garganta. “Voy a, um, mensajearte las indicaciones. Me iré de
aquí a las cinco para ir a limpiar y empezar la cena. Eres bienvenida cuando quieras.“

La cara de Olivia se suavizó. "Eso suena genial. Realmente agradezco que me ofrezcas un
lugar para quedarme.“

“Para que conste, no hago esto con todos mis clientes.”

Olivia sonrió. “Dios, espero que no.”

“Dicho esto, por favor no dudes en hacer una maleta. Van a ser unos días.“

“Creo que me siento una broma de U-Haul (*) viniendo.”

Joss decidió tomar prestada la frase de Olivia. “Dios, espero que no.”

***

La casa de Joss estaba tan lejos de la ciudad como la de Olivia, pero en la dirección
opuesta. Cuando entró en el camino de entrada, no pudo evitar suspirar en lo perfecto que
era. El estilo era Craftsman, construido probablemente en los años treinta. En el
resplandor de la luz del porche, pudo ver que estaba pintada de un color verde oscuro con
persianas crema; el porche parecía ser de pino natural. El paisaje se veía elegante sin ser
cargado, exactamente el tipo de aspecto que estaba planeando para su propio patio.

Olivia estacionó y caminó hacia la puerta principal. La puerta era — de gran tamaño, con
una pintura oscura y tres pequeñas ventanas justo por encima del nivel de los ojos. El
vidrio parecía original, ondulado con los años. Debajo de las ventanas estaba una enorme
aldaba de estaño. No iba con el estilo de su casa, pero tenía cierta envida de todo de igual
manera.

(*) Empresa dedicada a alquiler de vehículos de mudanza.

112
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Acababa de levantar la mano para llamar cuando la puerta se abrió. Joss estaba al otro
lado con jeans, una camisa a cuadros con las mangas enrolladas, y un par de zapatos de
piel. Si los zapatos estuvieran en mejor forma, habría sido una adición perfecta para el
catálogo de otoño de LL Bean (*).

“Me pareció oír un coche.”

“Tu casa es preciosa.”

"Gracias. Pasa."

Olivia entró y quedó envuelta en el aroma de pan fresco y ajo. Después de comer nada
más que una manzana y mantequilla de maní entre las clases, era casi demasiado. "Oh
Dios mío," dijo, apenas ahogando un gemido. “Tu casa huele increíble. ¿Qué estás
cocinando?"

Joss tomó su bolsa y la puso a los pies de la escalera. “Es sólo una sencilla salsa de
pasta. Oh, y el pan. Gracias a la máquina de pan de segunda mano de mi hermana, puedo
preparar un italiano crujiente con sólo pulsar un botón.“

Olivia la siguió hasta la cocina. “Pulsar un botón o no, estoy impresionada, y hambrienta.
Entre las dos, es probable que me avergüence con lo mucho que como. Considérate
advertida.“

"Estoy deseando que llegue. Vino?” Joss se acercó a la encimera donde una botella y dos
copas estaban colocadas.

"Sí, por favor."

Mientras Joss servía, Olivia miró alrededor de la cocina. Las paredes eran de un rico,
amarillo mantequilla que complementaba los gabinetes claros, en tonos miel. Cacerolas
colgaban del techo y vasijas de hierbas frescas se alineaban en el alféizar de la
ventana. En la pared había un conjunto de cuatro pinturas de cítricos que parecía ser
hechas por manos pequeñas y creativas. Era cálido y alegre, y parecía el espacio de
alguien que cocinaba mucho.

Joss le entregó una copa de vino. “Puedo sacar la pasta en cualquier momento. ¿Estás lista
para comer?"

En ese preciso momento, el estómago de Olivia gruñó, al parecer bastante fuerte para que
Joss escuchara.

(*) Empresa especializada en vestuario y equipamiento recreativo en exteriores.

113
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"¿Lo tomaré como un sí?"

Olivia se sonrojó y apretó la mano contra su estómago. “Sí, pero sólo si me das la gira
después.”

Joss asintió. "De acuerdo. Mientras tanto, saluda a Ethel.” Hizo un gesto hacia la sala de
estar. “Ella no puede oírte venir, así que tienes que pisar el suelo un poco fuerte para
llamar su atención.”

Se dirigió en la dirección indicada por Joss. “Espero gustarle.”

“Una vez que hayas recibido la prueba del olfato, probablemente vaya a darse la
vuelta. Mientras le frotes el vientre, te concederá amor eterno y devoción.“

Olivia se rió. “Desearía que mis estudiantes fueran tan fáciles.”

“No es una imagen mental que necesito tener.”

Aunque no lo había querido decir literalmente, el comentario de Joss le dio a Olivia la


imagen mental también. Ella rió. "Bastante justo."

La sala de estar de Joss era la misma mezcla de moderno y tradicional. Un enorme sofá
azul marino y un sillón de cuero enfrente de lo que parecía ser la chimenea original de
ladrillo. Notó con aprobación la pila de leña que había a un lado. Por encima de la repisa
de la chimenea había una televisión de pantalla plana, lo suficientemente grande como
para ver el juego emocionante sin ser desagradable. A ambos lados, estantes empotrados
estaban repletos de libros y fotos familiares. Olivia hizo una nota mental para estudiarlas
con más detalle más adelante.

En el otro extremo del sillón, situada en perfecta proximidad a la chimenea, estaba


acostada un beagle (sabueso) profundamente dormida en la cama de perro más grande que
había visto nunca. Mientras se acercaba, Olivia pisó fuerte en el suelo un par de veces.

Ethel abrió los ojos y levantó la cabeza. Olivia se puso de rodillas y extendió una mano.
La cola de Ethel comenzó un meneo perezoso. Se puso de pie, tomando su tiempo con un
estiramiento largo, lento, antes de zigzaguear hacia donde Olivia esperaba.

Su mano consiguió una inspección rápida y luego, como había prometido, Ethel se dejó
caer sobre su lado. Mostró un vientre de color rosa claro y pateó el aire un par de
veces. Olivia la complació con caricias largas y suaves. Su cola empezó a golpear
suavemente contra el suelo de madera.

114
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Bueno, eso no tomo mucho tiempo,” Joss dijo desde la puerta.

"Nosotros hablamos el mismo idioma."

“Espero hablar ese idioma, también,” Joss reflexionó. “En este momento, hablo el idioma
de los espaguetis.”

“Eso,” Olivia se puso de pie, “es mi idioma favorito de todos.”

Comieron la pasta en platos gruesos de loza. Olivia trató de descifrar el contenido de la


salsa, pero Joss juró que era únicamente tomates, ajo, aceite de oliva y albahaca
fresca. “Y sal, por supuesto.”

Olivia la miró con la expresión que solía reservar para los estudiantes que hacían una
historia acerca de por qué su artículo se retraso.

“Y una pizca de pimienta roja molida,” Joss añadió.

"¿Y?"

“Y una pizca de azúcar y un chorrito de vinagre de vino tinto.”

"¡Vinagre! ¡Eso es lo que es! No puedo creer que estuvieras ocultándome algo.“

Joss frunció el ceño. “No estaba ocultándotelo. Simplemente no pienso en ello.“

“Historia creíble,” Olivia dijo, terminando su segundo pedazo de pan. Debido a que ella
estaba contemplando un tercero, dijo, “Ahora, por favor, te lo ruego — aparta esto lejos
de mí.”

Recogieron la mesa y Joss insistió en cargar el lavavajillas. Después, decidieron ir a dar


un paseo con Ethel. Con sólo la más mínima tajada de luna, el cielo era un lienzo oscuro
salpicado con un millón de estrellas. Olivia entrelazo el brazo con el de Joss para que no
tropezara mientras miraba al cielo. “Todavía no puedo creer lo hermoso que es.”

“Es mi parte favorita de vivir en el campo.”

Olivia bajo su mirada y miró a Joss. "Igual."

Serpentearon por el camino de entrada y a lo largo de uno de los muchos campos de maíz
que llegaba hasta la carretera. Ethel, que había estado andando tranquilamente, estaba de
repente en alerta total. Ella gimió suavemente y tiró de la correa, su nariz en el suelo.

115
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Uh-oh,” Joss dijo. De repente se detuvo.

“Uh-oh, qué?”

“Sólo dos cosas ponen a Ethel muy emocionada. La primera es la carne a la parrilla.“

"¿Y la segunda?"

En ese momento, una espesa bola de pelo blanco y negro surgió de entre las hileras de
maíz. Joss jaló más fuerte de la correa, pero Ethel se lanzó hacia adelante. Ella dejó
escapar un ladrido frenético y el zorrillo, aterrado por tener su paseo nocturno
interrumpido, se agachó.

Lo siguiente que Olivia supo, sus fosas nasales ardían con el olor más terriblemente
intenso a zorrillo que jamás había conocido. Era vagamente consciente de que Joss estaba
maldiciendo mientras el zorrillo se apresuraba — tanto como los zorrillos pueden
apresurarse — a cruzar la carretera y perderse de vista.

Ethel, traumatizada por el incidente, estaba abajo en el suelo y gimoteando. Joss comenzó
a intercalar sus maldiciones con posturas semi-apanicadas sobre lo que debían
hacer. Olivia, incapaz de contenerse, se echó a reír. Se rió con tanta fuerza que se inclinó
y tuvo que jadear para respirar. Cuando fue capaz de recuperar algo de su compostura, se
enderezó y se limpió las lágrimas de los ojos.

“Así que la segunda son los zorrillos?”

Joss dejó de maldecir y la miró. La pregunta rompió la tensión y Joss también comenzó a
reír. Comenzó como una sola risa, y luego se convirtió en una carcajada completa. Al
oírlo puso a Olivia de nuevo a reír, y lo siguiente que supo, que ambas estaban sentadas
en el suelo al lado de la carretera.

Ethel, encontrando a los seres humanos en el suelo tranquilizándose, se arrastró y lamió la


barbilla de Joss. Joss le dio palmaditas en la cabeza, luego se encogió cuando se dio
cuenta de que estaba simplemente esparciendo el hedor alrededor.

“Te lo juro, en los ocho años que he tenido a Ethel, nunca ha olido mal. Nunca. Es el olor
en el aire lo que la enloquece.“

“Bueno, ahora me siento especial.”

Joss puso los ojos en blanco. "Hablando en serio. ¿Qué vamos a hacer?"

116
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia se encogió de hombros. "¿Buscarlo en Google?"

“Gracias, profesora.”

Volvieron hacia la casa. Olivia entró por su teléfono mientras Joss mantenía a Ethel
afuera. Salió un momento después. “¿Tienes peróxido de hidrógeno y bicarbonato de
sodio?”

"Sí."

"Bueno. Como que sabes dónde está todo, la sostendré mientras lo vas a mezclar.” Le
entregó el teléfono a Joss. “Esta es la receta que recomienda la Humane Society.”

Joss aceptó el teléfono y miró la pantalla. “Parece mucho menos repugnante que el jugo
de tomate.”

Olivia tomó la correa. “Grita cuando estés lista y entraremos.”

Joss miró a Olivia, un poco sorprendida por la rapidez con la que se involucraba. “No
tienes que ayudar. Sé que esta no es la cita nocturna en la que te apuntaste.“

“No seas ridícula. No soy una experta ni nada, pero estoy segura de que cuatro manos son
mejor que dos.“

Ella tenía razón. "Gracias. Vuelvo en un minuto.“

Joss entró y agarró el bicarbonato de sodio y jabón para lavar platos de la cocina. Cogió
un cubo del armario del pasillo de camino al baño. Sólo había sugerido la mitad del
peróxido, así que mezcló las cosas lo mejor que pudo. Abrió la ventana del baño, tanto
para la ventilación como para que Olivia supiera que estaba lista.

Una vez que tuvieron a Ethel en la bañera, Olivia se sumergió justo adentro. Se
arrodillaron una al lado de la otra, masajeando la espuma luego enjuagándola. Siguieron
con el habitual champú para perros de Ethel y otro enjuague. Ethel sólo se sacudió una
vez, pero fue suficiente para empaparlas a ambas bastante bien. Después de haber sido
secada con la toalla, Ethel felizmente corrió fuera del baño.

“¿Crees que está bien?” Olivia preguntó.

“Sí, y probablemente estará dormida en unos noventa segundos.”

"Oh, Dios. ¿Eso significa que tenemos que ducharnos ahora?”

117
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Sí, y puedes ir primero.”

“Eso es lo más bonito que has dicho en todo el día.”

"Tómate tu tiempo. Voy a agarrar toallas y dejarlas aquí.” Joss hizo un gesto hacia la
repisa del lavabo.

Joss fue al armario de la ropa, y luego esperó hasta que oyó correr el agua antes de abrir la
puerta para poner las toallas. Ella bajó las escaleras para agarrar la bolsa de
Olivia. Después de un momento de duda, la llevó a la habitación de invitados. Quería que
Olivia se sintiera cómoda y tuviera su propio espacio. Tampoco quería que el hecho de
que Olivia se quedaba implicara que iban a dormir juntas de nuevo.

Cuando Olivia salió unos minutos más tarde, envuelta en una toalla y con el pelo mojado
resbalando por sus hombros, Joss dejó de respirar por un momento. Era en parte por el
deseo, pero en parte algo más. Ella no podía nombrarlo, pero se sentía como una especie
de intimidad informal; que hizo que su corazón se hinchara incómodamente en su pecho.

“Puse tus cosas en el dormitorio a la izquierda. Ponte cómoda. Vuelvo en un par de


minutos.“

Olivia, cuya piel estaba rosada por el agua caliente, le sonrió. "Gracias."

Joss se duchó, luego se puso la camiseta y boxers que había llevado al baño con
ella. Cuando salió, se encontró con Olivia parada en el pasillo mirando una de las pinturas
en la pared. Llevaba un fondo de color púrpura oscuro, el tipo de cosa que flotaba en la
línea entre ropa de dormir y lencería. Iba descalza y su cabello todavía estaba húmedo. La
combinación era increíblemente atractiva.

"¿Te sientes mejor?"

Olivia se volvió hacia ella. "Mucho mejor. ¿Tú?"

"Lo mismo. Gracias de nuevo por la ayuda, y por ser tan comprensiva. No es exactamente
la forma en que esperaba que fuera la velada.“

Olivia sonrió. “Todo es parte de la aventura.”

"Me alegra que pienses eso."

“Espero que eso no signifique que otras aventuras están fuera de discusión.”

118
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss se rió. “No quería suponer nada, sobre todo después, ya sabes.”

Olivia deslizó sus manos por debajo de la parte posterior de la camisa de Joss y empezó a
deslizar sus dedos arriba y abajo por la espalda de Joss. “Pero son las otras aventuras en
las que estoy realmente interesada.”

“Bueno, no quiero decepcionarte.”

Olivia sonrió. “Supongo que rara vez lo haces.”

Olivia continuó el suave rascado. Se inclinó hacia adelante, presionando sus pechos
contra el pecho de Joss. A través de la delgada tela, Joss podía sentir sus pezones. Joss
pasó las manos por los costados de Olivia, luego alrededor para tomar los pechos de
Olivia en sus manos. “¿Hay algo específico que tengas en mente?”

Hubo un destello en los ojos de Olivia que Joss encontró más allá de erótico. Se inclinó
hacia delante, poniendo sus labios tan cerca del oído de Joss que Joss podía sentir el calor
de su aliento. Lo que le susurró hizo que todo el cuerpo de Joss reaccionara, convirtiendo
su excitación en un deseo visceral.

Olivia se echó hacia atrás y miró a Joss con ojos escrutadores. Joss sonrió
lentamente. “Ven a mi habitación en noventa segundos.”

Olivia asintió, pero no habló. Joss la dejó de pie en el pasillo y se dirigió a su


dormitorio. Cuando Olivia se unió a ella, estaba sentada en la cama, lista. Hizo a
levantarse, pero Olivia levantó la mano.

“No te muevas.”

Joss tragó saliva y se quedó dónde estaba. Olivia se acercó a ella. Bajó la mirada mientras
tomaba el pene en sus manos, y luego levantó la vista y miró a los ojos de Joss. La suave
presión de Olivia acariciándola ya la estaba volviendo loca.

Olivia se agachó y la besó, luego la empujó sobre la cama. Joss se dejó guiar, queriendo
que Olivia tomara las decisiones, al menos por ahora. Olivia se arrodilló a su lado,
besando su pecho y continuando la caricia rítmica que empujaba a Joss peligrosamente
cerca del borde. Joss cerró los ojos y permitió que las sensaciones pulsaran a través de
ella.

Cuando Olivia se detuvo, Joss abrió los ojos, sin saber cuánto tiempo había pasado. Olivia
la estaba mirando fijamente y sonriendo. “Necesito tenerte dentro de mí ahora.”

119
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Sí. Dime lo que necesitas, lo que quieres.“

“Como dije antes, no te muevas.” Olivia se movió para que estuviera a horcajadas sobre
las caderas de Joss. Joss respiró hondo y trató de frenar la excitación que amenazaba con
despojar cualquier apariencia de control. Sintió que Olivia posicionaba el pene y lo
siguiente que supo fue que estaba completamente rodeada por el calor de Olivia. Ella
gimió, dándose cuenta de cuánto tiempo había pasado desde que había estado con una
mujer así.

“¿Esto está bien?” El cuerpo de Olivia estaba quieto y estaba, de nuevo, buscando en los
ojos de Joss.

"Te sientes … increíble."

"Estaba pensando lo mismo."

Olivia comenzó a moverse, lentas ondulaciones que Joss sintió desde el lugar donde sus
cuerpos estaban unidos hasta las puntas de los dedos de manos y pies. Puso sus manos en
las caderas de Olivia, no tanto para guiarlas, sino para sentir el movimiento. Observó la
cara de Olivia, sus ojos cerrados y el pelo como una cascada de rizos llameantes. Joss no
creía que hubiera visto algo tan hermoso.

Los empujes de Olivia se hicieron más urgentes y se inclinó hacia adelante, colocando
una mano en cada lado de la cabeza de Joss. Joss tiró de ella en un beso y comenzó a
empujar, alzando sus caderas para emparejar los empujes de Olivia contra ella. La
fricción de su movimiento se combinó con el deslizamiento de los pechos húmedos de
Olivia contra los suyos. Joss sintió que la presión comenzaba a formarse y tuvo que luchar
furiosamente para contenerse.

Cuando el cuerpo de Olivia comenzó a temblar, Joss la soltó. Sus extremidades se


pusieron rígidas y el orgasmo se sentía como una explosión. El calor se derramó fuera de
ella y destellos de luz nublaron su visión. Se recompuso, sólo para encontrar a Olivia
todavía encima de ella, su cabello cayendo en ambos rostros. Olivia estaba inmóvil,
excepto por un temblor ocasional.

"¿Estás bien?"

Los ojos de Olivia se abrieron y parpadeó un par de veces, como si tratara de traer a Joss
enfocada. “Estoy tan jodidamente bien.”

Joss se rió. Era exactamente cómo se sentía, también. Le encantaba que había rebajado a
la profesora de Inglés a una declaración tan poco sofisticada. Olivia la besó y se dio la
vuelta, dejándose caer sobre la cama junto a ella. Joss se puso de lado, admirando las
120
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

líneas del cuerpo de Olivia y la capa de sudor sobre su piel. “Realmente pareces una chica
de calendario.”

Olivia levantó una ceja. “Una chica de calendario?”

Joss no había querido decirlo en voz alta. "Lo siento. Lo dije en el buen sentido. Lo juro."

“No te disculpes. Eso es un cumplido encantador.” Olivia levantó una de sus rodillas e
hizo una pose. "Me gusta."

Joss se echó a reír. “Pensé eso la primera vez que te vi, o tal vez la segunda. Llevabas ese
vestido de aspecto retro y tu cabello estaba todo fijado hacia arriba. Me hiciste la boca
agua.

Olivia volvió a sonreír, pero el cumplido parecía volverla tímida de repente. "Gracias."

Joss trazó la línea de la mandíbula de Olivia con el dedo. Sintió que algo dentro
cambio. Más que atracción, más incluso que lo mucho que había empezado a gustarle
Olivia, Joss sintió la emoción de algo mucho más grande. No tenía idea de lo que iba a
hacer al respecto.

CAPÍTULO DIECISÉIS
A la mañana siguiente, Joss dejó que Olivia se duchara primero. Por muy tentada como
estaba para subir junto a ella, Joss pensó que hacerlo haría que ambas llegaran tarde al
trabajo. Olivia se vistió con lo que Joss había llegado a considerar como su ropa de
profesora y se dirigió a la escuela. Joss se puso la ropa de trabajo y se dirigió a casa de
Olivia para trabajar en el baño.

Esa noche, Olivia llevó comida Hindú y se sentaron en la isla de la cocina con una botella
de vino y media docena de contenedores de comida para llevar entre ellas. Pusieron un
partido de fútbol, pero pasaron la mayor parte de la noche en el sofá hablando. Cuando
llegó el momento de ir a acostarse, Olivia se quedó dudando durante un breve instante en
la parte superior de la escalera. Joss inclinó la cabeza hacia su dormitorio; era toda la
invitación que Olivia necesitaba.

Al día siguiente, Olivia tenía un trabajo que la mantenía en la escuela hasta después de las
seis. Joss esperó por ella abajo, pensando que Olivia tal vez quería hacer uso de la
habitación después de un día tan largo, pero ella rápidamente demostró lo equivocada que
estaba. Después de la tercera noche, Joss estaba desgarrada. Por un lado, no tenía ninguna
prisa porque Olivia dejara de pasar la noche. En lugar de sentirse como demasiado tiempo

121
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

juntas, Joss ansiaba más. La dejó un poco inestable la facilidad con que se había deslizado
en una rutina. A ella le gustaba tener a Olivia cerca, y no sólo en el dormitorio. Por otra
parte, no perdía el tiempo con el trabajo. A ella le gustaba terminar los proyectos antes de
lo previsto y estaba especialmente ansiosa por ver la reacción de Olivia al cuarto de baño
terminado.

Este último sentimiento ganó. Con el revestimiento de azulejos y los pisos del baño
colocados, se pasó el día poniendo los nuevos accesorios de baño y volviendo a conectar
la tubería. Había tenido que darse prisa para asegurarse de que terminaría antes de que
Olivia saliera del trabajo, pero lo hizo. Había estado encantada de enviarle un mensaje a
Olivia y decirle que fuera a su casa después de la clase. La vertiginosa respuesta de Olivia
la convenció de que había tomado la decisión correcta.

Olivia estaba apenas en la puerta antes de que Joss la condujera por las escaleras. La
primera respuesta de Olivia fue chillar. Dio un beso a Joss, luego un apretón, entonces
otro beso. Cuando Olivia finalmente la soltó, se detuvo en la puerta, haciendo ruidos
apreciativos y algunos comentarios acerca de ducharse juntas. Dado que era la primera
parte del trabajo completamente terminado, Joss se sentía bien sabiendo que Olivia estaba
contenta con el trabajo. Pero cuando se dirigían abajo, Olivia parecía inquieta.

"¿Hay algo mal?"

"De ningún modo. Necesito hablar contigo de algo, sin embargo.”

Joss se congeló. Tuvo un momento de pánico que Olivia en realidad odiaba el baño. Y
puesto que, en su mente, era casi perfecto, Olivia odiándolo no encajaba bien. "¿Qué es?"

"Necesito tu ayuda."

Joss la miró. "Bien. ¿Con qué?"

“Adopté una cabra y tengo que tener un lugar para ponerlo y no creo que el granero este
decente y necesito que me ayudes a construir algo para él.”

“Espera, espera, espera. Retrocede. Compraste una cabra?” Si Joss hubiera hecho una lista
de cien cosas con las que Olivia podría haber llegado en ese momento, una cabra no
hubiera estado en ello.

"Adoptado."

“Tomate, tom-a-te. ¿Me estás diciendo que estás ahora, o estarás, teniendo una cabra. Sí?”

122
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

No era como si Joss no entendiera lo que dijo. Y, técnicamente, las decisiones de Olivia
sobre qué hacer en su casa no eran asunto de Joss, pero Joss no podía presionar para
obtener una explicación.

“Necesitaba un hogar. Él ha estado en un zoológico toda su vida y cerró.“

Joss sacudió la cabeza. No estaba molesta por la decisión tanto como dejada sin
habla. “Te das cuenta de que no estás preparada para cuidar de ganado.”

Olivia ofreció una sonrisa ganadora. “No, pero tengo espacio. La forma en que lo veo, es
que no puedo poner un jardín hasta la primavera, y la construcción de un gallinero es aún
más que un proyecto. Esto es lo menos agrícola que puedo hacer, lo que hace que sea el
lugar perfecto para comenzar.“

Incluso si el argumento era absurdo, Olivia lo vendió bastante bien. Joss sacudió la
cabeza.

“También tengo los servicios de una carpintera muy dotada.”

El cumplido fue un toque agradable, pero sin venir al caso. “Esa carpintera tiene las
manos ocupadas en este momento, por si no lo has notado.”

“Esperaba que pudiera hacer que tuvieras un proyecto paralelo pequeño, con el
entendimiento explícito de que retrasará el plazo en la casa.”

Joss no podía decidir si la idea era entrañable o completamente ridícula. Olivia parecía
tener ese efecto en ella. También le molestaba, al menos un poco, que apenas había puesto
los toques finales en el baño antes de que Olivia estuviera saltando a un proyecto nuevo
— y completamente aleatorio. "Así que déjame ver si lo entiendo. Tú, que vives en una
zona en total construcción, te gustaría que dejara de trabajar en tu casa para que pueda
construir un refugio, o un corral, o lo que sea, para una cabra.“

“Cuando lo dices así, suena irrazonable.” Las manos de Olivia fueron a sus caderas.

“No creo que tenga nada que ver con mi expresión.”

"¿Por favor?"

“¿Estás ... ¿estás bateando tus pestañas hacia mí?”

“Lo estoy?” Olivia parecía realmente sorprendida.

123
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Oh Dios mío. Lo estás y ni siquiera lo sabes. Es como si estuviera en tu ADN o algo
así.“

“¿Eso significa que no lo harás?”

Era difícil saber si Olivia estaba actuando o verdaderamente abatida. La idea de eso
debería molestar a Joss, pero por alguna razón, no lo hizo. Eso significaba que o bien
Olivia tenía una especie de encanto secreto o Joss estaba más perdida de lo que se había
dado cuenta. Tal vez significaba ambas cosas. Joss sacudió la cabeza, pero sonrió. "De
ningún modo. Hago todo lo posible para no rechazar proyectos. Déjame terminar de
limpiar estas herramientas y nos vemos afuera.“

“Gracias, gracias, gracias!” Olivia le dio un beso en la mejilla y se dirigió hacia la puerta
trasera.

Joss la vio salir, la falda de su vestido balanceándose ligeramente con cada paso. Se
sorprendió al darse cuenta de que haría cualquier cosa por poner esa mirada alegre en los
ojos de Olivia.

Afuera, Olivia estaba parada junto al granero, con la cabeza inclinada hacia un lado. A
medida que Joss se acercaba se dio la vuelta y sonrió. “Así que, he estado pensando ...”

Joss sabía lo que eso significaba. Significaba que Olivia había tomado cualquier plan que
había comenzado y lo había convertido en algo más complicado. En verdad, las ideas
usualmente hacían que el resultado final fuera mejor sin estropear cualquier trabajo que
ya se hubiera hecho. Joss no sabía si eso era debido al esfuerzo por parte de Olivia o pura
suerte. “Dime lo que tienes en mente.”

Olivia se lanzó a su idea de construir un área cercada contra la pared lateral del
granero. Usando la puerta lateral que había sido tapiada, el corral llevaría a una zona
interior que proporcionaría protección y calidez. “Si miras en el granero, una gran parte
de la estructura sigue ahí. Quién haya hecho la conversión inicial del garaje dejó el resto
del espacio intacto.“

“Eso definitivamente tiene sentido, entonces. Además de la construcción del recinto, es


probable que quieras reforzar cualquier pared separada del área para los coches.“

Olivia la miró con curiosidad.

"¿En serio? Cabras. Notorias escaladoras. Disfrutan estar paradas sobre los techos de los
coches.“ ¿Cómo se había vuelto a meter en esto de nuevo?

124
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Cierto.” Olivia cerró los ojos por un momento. "Buena idea. ¿Eso quiere decir que lo
harás?”

Joss suspiró. "Lo haré."

Lo siguiente que supo, es que los brazos de Olivia fueron lanzados a su alrededor y que
estaba siendo apretada con fuerza. "Eres la mejor."

Joss se rió. "Lo soy. Ahora, ¿cuánto tiempo tengo que hacer esto?”

Olivia dio un paso atrás y sonrió. “Dije que podía traer a Pierre el Sábado.”

“Pierre?”

Olivia se encogió de hombros. “Ese es su nombre. No lo elegí.“

Con una perra llamada Ethel, Joss no estaba a punto de darle un mal rato. “No son las
cabras animales de rebaño?”

“Tal vez.” Ella arrastró su pie y miró al suelo.

"¿Lo que significa?"

Olivia alzó la vista y sus ojos estaban llenos de malicia. “Lo que significa que puede que
haya empezado a buscar un amigo para él.”

Joss se rascó la sien. “Eres algo, ¿lo sabes?”

“¿Por qué tengo la sensación de que no es un cumplido?”

“Oh, es un cumplido. En su mayoría. ¿Vas a ayudarme a medir para que pueda ir a buscar
suministros?”

“Pensé que nunca me lo pedirías.”

Pasaron la siguiente hora discutiendo sobre la cantidad de espacio que necesitaría un par
de cabras, tomando medidas, y discutiendo el diseño. Joss hizo un bosquejo rápido de la
idea que tenía en su mente. Incluía un par de plataformas y rampas que los nuevos
residentes serían capaces de subir. Era un proyecto divertido — fuera de su área de
experiencia, pero de una manera peculiar de baja presión.

“Me encanta.” Olivia estudió el dibujo. “¿Segura que no has hecho esto antes?”

125
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss sacudió la cabeza. “Esta es la primera vez.”

Joss dio los toques finales a su bosquejo, luego comenzó a redactar una lista de
suministros. A la velocidad que iban las cosas, estar con Olivia iba a significar un montón
de primicias.

***

Era algo bueno que hubiera terminado el baño cuando lo hizo. El corral de las cabras
tardo casi tres días en construirse. Dada la escasez de tiempo, Joss tuvo que mantener un
ritmo bastante intenso para cumplir con el plazo del Sábado. Pero cada noche, después de
que daba sus clases, Olivia llegaba a casa, se cambiaba de ropa, y martilleaba su parte
justa de clavos.

Según los estándares generales que Joss utilizaba para evaluar un proyecto, era bastante
bueno. Las líneas estaban limpias y la estructura era sólida. Tenía una buena combinación
de carácter y funcionalidad. Lo más importante, Olivia estaba encantada con ello, y era la
que pagaba la factura.

Como un proyecto paralelo, fue una distracción muy sustancial de su verdadero


trabajo. Cualquier irritación que causó fue mitigada por el entusiasmo de Olivia. Además
de ayudar con el proyecto, hablaba efusivamente sobre el baño al menos una vez cada vez
que Joss la veía. Joss no estaba demasiado obsesionada con el elogio, pero era diferente
con Olivia. Ella iba más allá del tipo de cosas que Joss esperaría que un cliente dijera.
Olivia continuó como una novia lo haría. Fue agradable.

El Viernes, Olivia le pidió que trajera a Ethel y se quedara para que pudiera estar allí
cuando Pierre llegara. Era un gesto dulce que Joss apreciaba. Le gustaba que Olivia
quisiera incluirla. El Sábado por la mañana, estaban acostadas en la cama y bebiendo una
taza de café. Mientras Olivia se duchaba y se vestía para estar lista para la mujer de la
cabra, Joss llevó la lijadora a la planta alta. A pesar de que no estaba oficialmente en su
jornada de trabajo, quería quitar un pedazo del suelo para que pudiera probar un par de
opciones de pintura. Una vez que Olivia se decidió por el color que quería, Joss sería
capaz de conseguir que comenzara el proyecto final del piso de arriba.

Olivia se puso unos jeans y un jersey para protegerse del frío que acompañaba a la llegada
del otoño. Se quedó parada junto a la ventana de la cocina, esperando. No pasó mucho
tiempo después de que la camioneta se detuvo en el camino de entrada con un pequeño
remolque detrás. Sintió un nudo en la garganta. No podía entender por qué debería estar
nerviosa. Bueno, aparte del hecho de que en realidad no sabía nada de cabras y estaba a
punto de ser la única responsable de una.

"¿Está él aquí?"

126
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia saltó, sin saber que Joss se había acercado por detrás de ella. "Creo que sí. A
menos que me haya comprado un caballo y lo olvide.“

“¿Por qué tengo la sensación de que estás sólo medio bromeando?”

“Basta.” Olivia le dio un codazo en las costillas y se dirigió hacia afuera.

“Olivia?” La mujer que salía de la camioneta parecía estar en sus comienzos de los
sesenta. Tenía el pelo corto y llevaba un par de jeans descoloridos y una camisa de
franela. Olivia no podía decir si era lesbiana o el tipo de mujer práctica hetero que era tan
frecuente en Ithaca.

"Yo soy. Y supongo que eres Jean?”

“Sí, en efecto. Y tengo una entrega especial para ti.“

“¿Necesitas ayuda?,” Joss preguntó.

Una vez más, Olivia se sorprendió al encontrar a Joss parada detrás de


ella. "Depende. ¿Vas a reírte de mí?”

Joss se burló. "Por supuesto que no. Quiero conocer al pequeño. Construí su casa, después
de todo.“

“En ese caso, vamos a conocer al señor Pierre.”

Siguieron a Jean a la parte trasera del remolque de caballos. Abrió una de las puertas y
entró. Olivia vio como Jean desenganchó el arnés y metió una correa sobre la cabeza de la
nueva adición a su familia. Con sólo un ligero tirón, la cabra siguió a Jean fuera del
remolque. Él caminó hasta Olivia y soltó un entusiasta balido.

“Bueno, hola a ti también.”

Joss observó a la cabra acariciar con el hocico la mano extendida de Olivia. Era de color
marrón y blanco con las orejas que estaban rectas y ojos casi dorados, llamativos. A pesar
de que había bromeado con Olivia, la cabra era adorable. Y él necesitaba un hogar. Joss
apreciaba que Olivia lo encontró en un refugio en lugar de comprarlo a quién sabe dónde.

Jean entregó a Olivia la correa y regresó a su camioneta. Ella volvió con un sobre manila.
Dado que las manos de Olivia estaban llenas, se lo entregó a Joss. “Todos sus documentos
y registros del veterinario están ahí, junto con algunas notas del refugio sobre lo que
come, sus hábitos, y otras cosas.”

127
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia le sonrió. "Perfecto."

“Y te dijeron acerca de conseguirle un compañero? Las cabras realmente necesitan


compañía.“

Olivia asintió y dio una rápida mirada de soslayo a Joss. “Sí, he estado hablando con
alguien en Lollypop Farm en Rochester. Tienen un pequeño individuo que parece que va
a ser un ajuste perfecto. Estaré viajando para reunirme con él la próxima semana.“

"Bien. Bueno, tengo dos ovejas para dejar todavía, así que mejor me voy.“

“Jean, fue un placer conocerte. No puedo agradecer lo suficiente por traerme a Pierre.“

“No fue ningún problema en absoluto. Me alegro de que encontró un buen hogar.“

Olivia enlazó su brazo con el de Joss. “Tendremos un excelente cuidado de él.”

Joss sintió que Olivia le daba a su brazo un apretón. Joss ofreció a Jean una despedida con
la mano mientras se subía de nuevo en su camioneta. “Seguro de que lo haremos. Gracias
de nuevo."

Cuando Jean se alejó, Joss miró a Olivia. "¿Qué fue eso?"

Olivia hizo una mueca que parecía ser medio sonrisa, medio avergonzarse. "Lo siento. Me
puse nerviosa.“

Joss alzó una ceja. "¿Nerviosa?"

"Sí. Como si yo fuera un padre soltero que podría no ser considerado lo suficientemente
bueno. Entré en pánico. Gracias por seguirme la corriente.“

“Claro.” Joss no sabía si reír o, bueno, no reír.

“Prometo que no te haré responsable de su crianza.”

Joss se rió entonces, pero también rodó los ojos. “¿Qué voy a hacer contigo?”

Olivia se encogió de hombros. “Cenar conmigo y mis mejores amigas?”

Joss alzó una ceja. "¿Qué?"

“Mis amigas Gina y Kel nos invitaron a cenar. ¿Vendrás?"

128
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Ah. Bueno. Por supuesto."

Olivia se inclinó y besó a Joss en la mejilla. "Estupendo. Se mueren de ganas de


conocerte. Vamos, Pierre. Vamos a ver la casa que tía Joss hizo para ti.“

CAPÍTULO DIECISIETE
El Martes siguiente, llegaron a casa de Gina y Kel con una caja de bizcochos de Felicia.
Después de una breve presentación, se encontraban alrededor de la cocina hablando sobre
el trabajo en la casa de Olivia y la inminente llegada de los gemelos de Gina y Kel.

“Cuando están previstos?,” Joss preguntó.

“A principios de Noviembre, pero con los gemelos, el médico no cree que voy pasar más
allá de Halloween.”

“Alguien,” Gina inclinó la cabeza hacia Olivia, “les compró mamelucos de Halloween.”

Olivia se encogió de hombros. “Sé que es dudoso que lleguen a usarlos, pero la ternura
superó el riesgo.”

Kel sacudió la cabeza, pero se rió. “Voy a ir a encender la parrilla. Joss, quieres unirte a
mí para tomarte una cerveza en la terraza?”

Joss le lanzó a Olivia un guiñó, luego se volvió hacia Kel. “No voy a rechazar eso.”

"Estupendo. En el refrigerador detrás de ti. Agarra para mí una de esas parodias sin
alcohol y lo que quieras. Tengo un abridor aquí.” Kel abrió la puerta corredera de cristal y
salió.

Joss buscó en el refrigerador brevemente y luego emergió con dos botellas. Siguió a Kel a
la terraza y cerró la puerta. Olivia observó a Kel señalar un abridor unido a uno de los
postes. Joss abrió ambas botellas y le entregó una a Kel. Chocaron las botellas, bebieron,
luego fueron a preparar la parrilla y encender el carbón.

Olivia se dio cuenta de que tanto ella como Gina estaban mirándolas. Gina pareció darse
cuenta de eso, también. Echó un vistazo y se rió. “Es como si hubieran hecho esto mil
veces juntas.”

Olivia sacudió la cabeza. “Creo que debe haber algún tipo de código.”

129
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Sí, como la versión lesbiana de hnos. (Abreviatura de hermanos en nombres de


compañías).”

“No estoy segura de cómo me siento por eso.” Olivia volvió a mirarlas. Kel estaba
diciendo algo, haciendo gestos con sus pinzas de barbacoa. Joss asentía. Parecían como
las más viejas y queridas amigas en vez de dos personas que acababan de conocerse
menos de quince minutos antes — un marcado contraste con su primer encuentro con
Joss.

"Creo que es genial. Kel no se adapta con cualquiera, desde luego no de


inmediato. ¿Cerveza?"

“Sí, por favor.” Olivia apartó los ojos y aceptó la botella que Gina le entregó.

“Entonces ... ¿cómo va?”

Olivia se encogió de hombros. "Hasta ahora todo bien."

Gina frunció los labios, indicando que su respuesta era totalmente insatisfactoria. "¿Qué
significa eso?"

“Significa que nos estamos divirtiendo. Ella es inteligente y tiene un gran sentido del
humor, hace un trabajo hermoso. Y ahora que la he convencido de que no me disgusta, el
sexo es increíble.“

“Todavía no estoy segura de todo el asunto de no gustar, pero tienes ese brillo bien
jodido. Se ve bien en ti."

“Es diferente a todo lo que he experimentado, con Amanda o de otra manera. Es tan
bueno."

Gina alzó una ceja. “Como que tan bueno?”

Olivia le dio un puñetazo en el brazo. “Es tan bueno, que podría olvidar las reglas de la
gramática.”

"Bien entonces. Eso es un gran elogio. ¿Su relación va en serio?”

Olivia suspiró. "No lo sé."

Gina se cruzó de brazos y la miró.

130
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"No realmente. No hemos hablado de ello. Definitivamente nos hemos recuperado de


haber empezado con el pie izquierdo. Y me invitó a quedarme con ella mientras no tenía
ducha, lo cual no tenía que hacerlo.“

“¿Quieres que vaya en serio?”

“Estoy abierto a ello, y eso es mucho decir. Mi última relación fue tan predecible, estoy
bastante decidida en ir con la corriente. Me imagine que cuando me encontrara con una,
simplemente sucedería.” Por lo menos, eso es lo que había estado diciéndose.

Gina frunció el ceño. “No estoy segura de que funciona de esa manera, pero no voy a
presionar el punto, al menos no ahora. Parece que están listas para nosotros.“

Gina le entregó a Olivia un plato de brochetas de vegetales, luego cogió otro que contenía
brochetas de pollo, camarones y carne de res. Era suficiente comida para probablemente
una docena de personas. “¿Estás segura de que tenemos suficiente?” Olivia preguntó.

Gina puso los ojos en blanco. “Me estoy quedando sin inspiración cuando se trata de las
comidas de Kel. Tener sobrantes ayuda.“

Olivia no pudo evitar reír. “Eso es dulce, y francamente doméstico de tí.”

“Ba. Me lo has contagiado, aunque sólo sea un poco.“

"Lo tomaré como un cumplido."

Se dirigieron a la terraza y entregaron los platos. Joss los sostuvo mientras Kel movió las
cosas a la parrilla. Era como si lo hubieran hecho por lo menos una docena de veces
antes. Charlaron sobre cosas al azar. Después de un rato, Olivia se dio cuenta de que su
mente había vagado. Podía imaginar un centenar de tales tardes — comidas casuales con
las mejores amigas. Había sido parte de una pareja y había tenido muchos amigos, pero
nunca se habían unido en simbiótica armonía.

Olivia oyó su nombre y se dio cuenta de que su mente había vagado. "¿Lo siento?"

“Pregunté acerca de tu cabra.” Gina la miraba con una mezcla de diversión y curiosidad.

Olivia sonrió. “Pierre es genial. Y voy a conseguirle un compañero el próximo fin de


semana.“

Cuando Gina y Kel le dieron miradas divertidas, Joss saltó. “Las cabras son animales de
rebaño. Ellos no lo logran por sí mismos.“

131
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Oh.” Gina y Kel hablaron al unísono.

“Joss hizo un trabajo increíble en el corral. Tienen que venir y echar un vistazo.“

Joss sacudió la cabeza. “Termine su baño y ella está más emocionada con el corral de las
cabras.”

Gina pasó un brazo alrededor de Olivia. “Esa es Olivia. Siempre llena de sorpresas.“

Olivia se puso las manos en las caderas. “Estoy bastante emocionada con el baño.”

“Lo estás, pero todavía puedo molestarte con el corral de las cabras.”

Kel asintió. “Ella tiene razón. Podrían venir y revocar tu tarjeta de feminista.“

Gina interrumpió. “Las feministas pueden estar entusiasmadas con las cabras y bañeras,
ya sabes.”

“Gracias, Gina.” Olivia hizo una cara severa hacia Joss y Kel. "De verdad."

“Me ayudas a poner la mesa?” Gina ladeó la cabeza hacia la cocina.

“Estaría feliz.” Olivia ofreció una dramática sacudida de pelo y la siguió adentro.

Gina miró a Olivia durante un largo minuto antes de abrir la puerta del gabinete. Le
entregó sus platos y cubiertos y servilletas. “Nunca te he visto enamorada antes. Me
gusta."

Olivia suspiró. “Realmente estoy enamorada.”

“Por lo que puedo decir, el sentimiento es mutuo.”

"Gracias. Seguro espero eso."

“Es un buena mirada — que demonios?”

“¿Qué?” Olivia se giró en la dirección que Gina estaba mirando y vio a Joss y Kel,
aparentemente en medio de una pelea a gritos. Había gestos de las manos y señalar y
posturas beligerantes de ambos lados.

Gina abrió la puerta corredera. "¿Qué está pasando?"

132
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Tanto Joss y Kel estaban al instante calladas. Las manos cayeron a sus lados y miraron
hacia Olivia y Gina. Si tuviera que definirlo, Olivia diría que parecían
avergonzadas. Como nadie dijo nada, las incitó. "¿Y bien?"

Kel finalmente habló, mirando fijamente a Olivia. “Tu novia no tiene respeto.”

Olivia sintió un nudo formarse en su estómago. Ya fuera por la utilización de la palabra


novia o la acusación, no podía estar segura. “No tiene respeto por qué?”

“Los Yankees. Una cosa es gustarte un equipo diferente. Gustarte cualquier equipo que no
sea el de los Yankees, eso es sólo antagónico y —”

Joss la interrumpió. "¿De verdad? No es así como te sientes por, digamos, los Medias
Rojas?”

“Eso es diferente.” Olivia nunca habían visto a Kel parecer tan exasperada. Miró a Gina,
que rodó los ojos.

Gina les cortó. “Dios, pensábamos que estaban teniendo una verdadera discusión.”

“Esta es una verdadera discusión,” Joss y Kel dijeron al unísono.

“Oh, mira, están de acuerdo. Comamos."

Joss y Kel sacaron la comida restante de la parrilla, mientras que Olivia y Gina colocaban
los platos en la mesa del patio. Gina volvió a entrar por un tazón de ensalada de frutas y
todas tomaron sus lugares en la mesa. Hubo un momento de silencio cuando empezaron a
pasar los alimentos. ¿Era torpeza o simplemente concentración? Olivia no podía decirlo.

Joss pasó a Olivia el plato de verduras asadas y sonrió. “¿Sabías que Kel está ayudando
con los aspectos legales del pueblo de casas pequeñas que va a proporcionar residencias
para personas locales sin hogar?”

Olivia alzó una ceja. “No lo sabía.”

“Me inscribí para donar algunos materiales y mano de obra hace casi un año. Es un gran
proyecto, pero asegurar la tierra y los permisos se ha convertido en una carrera de
obstáculos legales.“

“Con suerte, no será el caso por mucho más tiempo,” Kel dijo.

133
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Estoy muy contenta de que el proyecto tiene una persona competente de su lado,” Joss
dijo. “La comunidad necesita esto más pronto que tarde.”

“Gracias, e igualmente. Estoy segura de que habrá un montón de voluntarios una vez que
se empiece a construir, pero tener algunos profesionales que saben lo que están haciendo
es importante.“

“Entonces, a pesar de los gritos, ustedes dos no son, de hecho, enemigas juradas?” Gina
vocalizó lo que Olivia estaba pensando.

Kel se encogió de hombros. "Por supuesto que no. Somos enemigas juradas de béisbol,
pero eso no es lo mismo.“

“Exactamente.” Joss levantó su cerveza y Kel la siguió. Chocaron las botellas con buen
humor.

Si se trataba de un código o un lenguaje secreto, Joss y Kel parecía tener un


entendimiento. Le recordó cuando ella y Gina se conocieron. Gina se detuvo por la
oficina de Olivia para darle la bienvenida al departamento. Después de un breve saludo,
Gina hizo una exploración informal de los libros de Olivia. Había comentado de una de
las autoras lesbianas, como si estuviera tanteando el terreno. Incluso en un lugar donde
estar fuera del armario era un asunto fácil, había algo poderoso en el reconocimiento, una
confirmación de algo compartido. Ella y Gina habían estado casi inmediatamente a gusto
la una con la otra, igual que Joss y Kel lo estaban ahora. Se preguntó si esa falta de
reconocimiento tenía algo que ver con qué las cosas con Joss empezaran con tan mal pie.

Cuando terminó la cena, devoraron los pastelitos. Después de disfrutar de su terciopelo


rojo, dejó que Joss la convenciera para compartir un chocolate con glaseado de
mantequilla de maní. Puesto que Gina y Kel se habían complacido con un segundo por su
cuenta, no tomó mucho convencimiento. Olivia estaba dividida entre no querer que la
noche terminara y con ganas de tener a Joss a solas.

Cuando se fueron, Olivia se dio cuenta de lo bien que se sentía al saber que Joss regresaba
a casa con ella. Podía verse a sí misma acostumbrándose a ello. El sonido de la voz de
Joss la sacó de su ensimismamiento. “Lo siento, me perdí. ¿Qué?"

“Me gustan mucho tus amigas.” Joss dijo. Había estado un poco nerviosa por la cena con
Gina y Kel, basada principalmente en el hecho de que una era profesora y la otra
abogada. Pero ambas habían sido prácticas y divertidas. Aparte de todo el asunto de los
Yankees, eran geniales. Kel creció en Brooklyn, sin embargo, así que casi ni siquiera
podía culparla por eso. Casi.

"Me alegro. Estoy bastante segura de que obtendrás el visto bueno, también.“
134
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Pensé que serían presumidas, demasiado intelectuales.” Joss se dio cuenta de lo crítica
que sonaba y se encogió.

“No todos los académicos son estirados, sabes.”

“Está claro que estoy aprendiendo.” Necesitaba ser más abierta de mente. Era mucho
mejor que estar equivocada.

“Recuerda que en un par de semanas te llevaré a la fiesta anual del Departamento de


Inglés.” Olivia la miró con ojos esperanzados.

Joss se tensó. Mente abierta o no, toda una fiesta de tipos de profesores podría ser
demasiado. "¿Que fiesta? Nunca mencionaste una fiesta.“

Olivia sonrió. "Lo hago ahora."

Joss resopló.

"¿Por favor?"

“Dame los detalles, entonces decidiré.” Decir que no la haría parecer como una idiota,
pero al menos quería saber en lo que se estaba metiendo.

“Cada otoño, alguien en el departamento organiza una fiesta. La comida es buena, las
bebidas son mejores, y la compañía es variada.“

“Variada como académico y no, o variada como buena y no tanto?”

Olivia se encogió. “Este último, me temo. Pero es en la casa de mi colega favorita,


después de Gina. Su esposo es un muñeco absoluto.“

“¿Gina y Kel estarán allí?”

"Ellas deberían estar."

Conocer a un par de las personas que estarán allí ayudaba. "Muy bien."

“Muy bien, irás?”

“Muy bien, iré.”

“Estoy tan emocionada.” Olivia bailoteo atrás y adelante en su asiento.

135
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Teniendo en cuenta lo que acababa de aceptar, Joss decidió que era un buen momento
para hacer una invitación propia. “Así que hablando de atar la una a la otra en cosas ...”

“¿Es eso lo que estábamos hablando?” Olivia puso su mano delicadamente sobre su pecho
e hizo una cara que era ... ¿Qué fue? Era tímida. Olivia estaba siendo tímida. Y por mucho
que Joss no lo quisiera, la atrapó. Cada maldita vez.

“Pues, creo que sí.” Joss puso un afectado acento sureño. “Y puesto que acabo de acceder
en ir a lo tuyo, tienes que ir a lo mío.”

Olivia alzó una ceja. “Por favor, dime que es una fiesta para atractivas contratistas
lesbianas.”

“¡Hey!” Joss estaba fingió indignación, pero la broma de Olivia creó una punzada de
celos que no apreciaba.

“Es broma, es broma. ¿Qué es?"

Joss resopló, pero era más por principio que por cualquier otra cosa. “Has sido invitada a
cenar en casa de mis padres.”

“Oh, me encantaría conocer a tus padres.”

“Hacemos una cena informal familiar todos los Domingos. Mi madre pensó que estaría
bien si conocías al resto de la familia.” Joss todavía estaba un poco incómoda acerca de
estar involucrada románticamente con un cliente, pero su madre simplemente había
agitado la mano y dijo que era una tontería. Joss decidió que ser obstinada sería llamar
más la atención de todo el asunto en lugar de menos.

Olivia sonrió. “Eso es muy dulce. Me encantaría."

“Ben estará allí, así como Daphne, su esposo y sus hijos.”

"Guau. A pleno en la cena familiar.“

"A pleno. ¿Segura de que estás preparada para eso?” La pregunta fue para Olivia, pero
Joss sentía como si estuviera preguntándose a sí misma también.

“Oh, estoy preparada para eso. ¿Hay algo que pueda llevar?”

“Mi mamá siempre cocina suficiente comida para alimentar a un ejército, así que voy a
decir que no. Una botella de vino es un buen gesto, supongo.“

136
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Excelente. Lo tengo cubierto.“

CAPÍTULO DIECIOCHO
Joss no quería admitirlo, pero estaba nerviosa. Puesto que era la cena con sus padres, y lo
hacía cada semana, no tenía ningún sentido. No era como si estuviera esperando la
aprobación de sus padres. O la bendición. O lo que sea.

Dejó de pasetearse cuando Olivia salió del dormitorio. Llevaba un vestido — ella casi
siempre llevaba un vestido — que parecía agradable, pero no muy agradable, como si
estuviera intentándolo demasiado duro. Eso era bueno. "Te ves genial. ¿Estás nerviosa?"

Olivia sonrió. "Realmente no. ¿Debería estarlo?"

"No."

“¿Lo estás?” Olivia entrecerró los ojos.

“¿Estoy qué?”

“¿Estás nerviosa de tenerme conociendo a tus padres?”

“No.” Salió más como una pregunta que una afirmación, y Joss contuvo el impulso de
encogerse.

"Lo estás. ¿Por qué estás nerviosa? ¿Tienes miedo de que no les gustaré?”

"No es así."

“Entonces qué?” Las manos en las caderas. Joss había llegado a encontrar el gesto lindo y
algo sexy. En este momento, era simplemente desconcertante.

“Es sólo que, bueno, nunca he salido con el cliente antes, así que eso es. Además, creo
que son probablemente diferentes de tu familia.” Joss comenzó a desear que no lo hubiera
mencionado en primer lugar.

Olivia se rió. “Dios, espero que sí.”

"Lo digo en serio."

137
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Yo también. Es decir, amo a mi familia, pero hay una razón por la que me mudé a mil
millas de distancia. No tenemos prácticamente nada en común.” Joss pensó en lo poco
que sabía de la familia de Olivia. Ambos padres abogados, la hermana casada con un
médico. Joss no estaba segura de lo que la hacía más incómoda — el número de títulos
que habían recibido o la cantidad de dinero que tenían.

No es que Joss estuviera avergonzada por su familia. De hecho, se sentía todo lo


contrario. Era más una preocupación que no tendrían nada de qué hablar. Olivia haría
alguna broma esotérica que nadie entendería, entonces todo sería raro e incómodo por el
resto del día. Era un miedo ridículo. Su familia no creía en lo raro e incómodo. Y Olivia
aún tenía que actuar como la profesora presumida que Joss pensó que era cuando se
conocieron. Joss dejó que ese hecho se hundiera. Olivia había resultado ser nada menos
que encantadora. Si alguien terminaba sintiéndose incómodo en esta situación, sería Joss.

"Tienes razón. Todo va a estar bien."

Olivia la miró con escepticismo. “¿Es a mí a quién estás tratando de convencer? O a tí?”

Joss puso los ojos en blanco. “Está claro que estás lo suficientemente bien para burlarte de
mí, así que tomaré eso como mi respuesta.”

Olivia sacudió la cabeza, pero luego puso una mano sobre el brazo de Joss. "Lo siento. No
pretendo restarle importancia a algo que está estresándote. ¿Qué puedo hacer?"

Era una tontería estar alterada en primer lugar, ¿verdad? Sólo porque no había llevado a
una mujer a casa en un par de años. Sólo porque no había salido con un cliente
jamás. Sólo porque su familia, en lugar de ser crítica, encontraba todo el asunto ...
¿qué? Divertido, tal vez? Ni siquiera había planeado presentar a Olivia a sus padres. Pero
entonces su madre le había preguntado y Ben y Daphne no lo dejaron pasar. Joss cedió
para callarlos más que cualquier otra cosa. Además, era simplemente una cena informal
familiar. No tenía que tener todo tipo de pesado significado que se le atribuye. “No tienes
que hacer nada. Siento haberlo hecho parecer como un gran problema.“

“Está bien,” Olivia dijo, aparentemente satisfecha con la respuesta. "Realmente tengo
muchas ganas."

“Bien, porque probablemente deberíamos irnos.”

“Estoy lista.” Olivia se dirigió a la cocina. Cogió el bolso, una botella de vino, y una lata
de algún tipo.

"¿Qué es eso?"

138
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Un pequeño regalo de anfitriona para tu mamá.”

“No el vino, la lata.”

“El vino es justo lo que tú aportas. La lata es el regalo de la anfitriona, o más bien, lo que
hay dentro. Es un lote de bombones.“

“Bombones?”

“Sí, son un dulce hecho de azúcar moreno y nueces.”

“Sé lo que son. Lo que tengo curiosidad es dónde los has conseguido.“

Olivia le ofreció una sonrisa de satisfacción. "Los hice. Es la receta de mi tía abuela.“

“Olivia, he visto tu cocina.”

Olivia resopló. “Los hice ayer en la casa de Gina. Dado que no conozco el estilo de tu
mamá, no quería correr el riesgo de comprar algo que no le gustara. Estos son mi regalo
comestible.“

Joss sacudió la cabeza. Justo cuando pensaba que conocía a Olivia, iba y hacía algo que la
tomaba completamente por sorpresa. Acababa de reconocer cuán encantadora era
Olivia; tal vez necesitaba ajustar sus expectativas. "Ya veo."

“Soy sureña, Joss. No voy a aparecer como una invitada en la casa de alguien y no llevar
un regalo, especialmente si esos alguien son los padres de mi novia.“

Olivia lo hizo sonar tan obvio. Joss se habría reído, pero el uso de Olivia de la palabra
‘novia’ le había puesto un nudo en la garganta. No era que no había pensado en Olivia en
esos términos, pero escuchar a Olivia decirlo en voz alta hizo que se sintiera oficial y
serio de repente. No estaba a punto de decir eso, así que cogió las llaves. “Eso es
increíblemente reflexivo. Estoy segura de que a mis padres les encantara.“

Durante el camino, Olivia tuvo a Joss preguntándole sobre los nombres familiares y
detalles. Joss corrió a través de su árbol genealógico, asegurando a Olivia por quinta vez
de que no iba a haber una prueba. Cuando se detuvieron en el camino de entrada, Joss
puso la mano en la rodilla de Olivia. “Sin presión, pero es muy probable que seas el
centro de atención, al menos por un rato.“

"Estoy bien. Ese entrenamiento de debutante es muy útil de vez en cuando.” Olivia lanzó
su cabello y luego se bajó de la camioneta de Joss.

139
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

La madre de Joss abrió la puerta cuando estaban a medio camino por la acera. Ella tomó
una de las manos de Olivia en las suyas. “Olivia. Es tan encantador finalmente
conocerte. Gracias por venir."

“Muchas gracias por invitarme. Joss me ha hablado mucho de tí, incluyendo que eres una
increíble cocinera.”

“¿Es así?” Ella alzó una ceja juguetonamente a Joss antes de tirar de ella en un
abrazo. “Tendremos que ver si estoy a la altura de las historias.”

El padre de Joss estaba parado en la puerta. Se presentó a Olivia antes de darle Joss un
beso en la mejilla. "Hola papá. ¿Qué haces este fin de semana?"

“Estaba terminando el cobertizo que tu madre quiere antes de que el clima cambie.”

“¿Por qué no llamaste? Sabes que hubiera venido.“

Él agitó la mano hacia atrás y adelante. "Disparates. Trabajas duro toda la semana. Fred
vino y me echó una mano.“

“Trabajas toda la semana, también.”

"Bah. Ya no hago ningún trabajo pesado, no como tú y tu hermano. Está bien. Sé que
puedo llamarte cuando lo necesite.“

Cuando entraron en la sala de estar, Ben salió de la cocina. Joss le envió un gesto con la
cabeza. “Olivia, recuerdas a mi hermano, Ben.”

“De hecho si. Me alegro de verte, Ben.“

"Igualmente. He oído que la casa está tomando forma.“

Olivia le sonrió. "Lo está. Toda la tubería está hecha, y mi baño es un sueño.“

Joss interrumpió. “Los gabinetes de cocina han llegado. Puedes ver el progreso cuando
me ayudes a instalarlos.“

Ben sonrió. “Me encanta instalar gabinetes.”

Olivia juntó las manos. “Y puedes conocer a Pierre.”

“¿Quién es Pierre?”

140
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss gimió por dentro. Le gustaba Pierre muy bien, pero no había planeado mencionarlo
en la casa de sus padres. Mientras que apoyaba plenamente el rescate de animales, había
algo sobre una mujer que no sabía nada sobre los animales de granja adoptando una cabra
cuando su casa no era aún habitable. Claro, ella había llegado a pensar en él como una
especie de encanto, pero qué pensarían sus padres? Era el tipo de cosas que su madre diría
que una persona tenía más dinero que sentido común.

“Él es la cabra que rescaté. Joss no te lo dijo? Ella pasó un par de días la semana pasada
construyendo un corral para él.“

Ben soltó un pequeño resoplido. “No lo mencionó.”

Olivia se rió. “Es un bonito corral, mucho mejor que lo que había diseñado para él.”

La madre de Joss intervino. “Joss, eso suena divertido.”

“Seguro que sí,” Ben dijo. “Joss, no puedo creer que estés diversificando en el trabajo de
la granja y no hayas compartido los detalles.”

Joss estaba tratando de pensar en una respuesta inteligente cuando la puerta se abrió.

“Abuela! Abuelo! Estamos aquí!” Las sobrinas de Joss entraron corriendo por la
puerta. Cuando vieron a Joss, corrieron directo hacia ella. “Tía Joss!”

Olivia observó a las dos niñas girar alrededor de la habitación, repartiendo abrazos y
besos y entusiastas saludos. A sus cinco y tres años, ambas tenían un poco de gordura de
bebé dejada y ambas tenían una cabeza llena de rizos de color marrón claro. La mayor vio
a Olivia. Se acercó a Olivia, más lentamente de lo que había corrido por toda la
habitación, pero sin dudarlo.

Ella tendió una mano pequeña, gordita. "Hola. Soy Libby.“

Olivia se inclinó y sacudió la manita. “Hola, Libby. Soy Olivia.“

Envalentonada por su hermana, la más joven se dirigió hacia Olivia, pero se detuvo a
mitad de camino.

Olivia le sonrió. “Así que debes ser Anna. Estoy muy feliz de conocerte."

Anna se acercó más. Ella golpeó la palma de Olivia de una manera que era más como
darle los cinco que un apretón de manos, y luego corrió hacia Daphne y se puso detrás de
sus piernas.

141
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Sigue siendo un poco tímida,” Daphne dijo. "Estamos trabajando en ello."

Libby intervino. “Ella es todavía un bebé. Cuando tenga cinco años como yo, será más
valiente “

Olivia miró a Libby, que estaba ataviada en un par de overol de mezclilla y una camisa
con pequeñas fresas por todas partes. “Estoy segura de que lo hará, especialmente si su
muy valiente hermana mayor la ayuda en el camino.”

“Libby, lleva a tu hermana a la sala de juegos. Cada una puede escoger un juguete para
jugar aquí mientras los adultos visitan.“

Libby extendió la mano. Anna salió de detrás de Daphne. Tomó la mano de su hermana y
las dos salieron corriendo por el pasillo. Olivia se levantó y se dio cuenta de que un
hombre, que debía ser el esposo de Daphne, se había unido a ellos. Ella le ofreció una
sonrisa. “Debes ser Mark. Soy Olivia.“

“Lo soy y es un placer conocerte. Es agradable poner finalmente una cara con el nombre.“

Olivia se preguntó cuánto había sido el tema de conversación últimamente. No tuvo que
preguntarse mucho, sin embargo, cuando Ben giró la conversación de vuelta a su reciente
adopción de la cabra. Explicó que no era algo que estaba planeando, pero había cometido
el error de visitar el sitio web de un grupo de rescate local y había caído duro por un dulce
pequeño enano noruego.

Libby, que estaba coloreando en la mesa de café y parecía no prestar atención, se animó.
“Tienes una cabra? ¿Podemos conocerlo?” Se giró hacia Daphne. “¿Podemos, mamá?”

“Olivia está muy ocupada,” dijo. “Pero tal vez cuando tenga tiempo, podamos ir a
hacerles una visita.”

“Me gustaría eso,” Olivia dijo. “Si vas después de la próxima semana, él tendrá un amigo,
también.”

“Un amigo?,” Ben preguntó.

“Las cabras son animales de rebaño. Necesitan compañeros para ser felices.” Joss se dio
cuenta de que estaba empezando a sonar como la loca de las cabras como Olivia.

Sandy, que había desaparecido en la cocina, salió. “La cena está casi lista.”

142
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Oh, casi lo olvido.” Olivia se acercó a donde había dejó su bolso y sacó la botella de
vino y la lata de bombones.

“¿Qué es todo esto?,” Sandy preguntó cuando Olivia se los entregó.

“Sólo un pequeño agradecimiento por tu hospitalidad. La lata son bombones, receta de mi


tía abuela.”

"Que adorable. Por supuesto que no tenías que molestarte, pero lo apreciamos. ¿verdad,
Frank?”

Frank tomó la lata y quitó la tapa. Sacó uno y le dio un mordisco. “Seguro que si.”

“Frank, estamos a punto de cenar.” Sandy frunció el ceño, pero no había mucha fuerza
detrás de ello.

“Lo estoy apreciando.” Él miró a Olivia con una sonrisa y movió las cejas.

Olivia se echó a reír, en parte porque no podía imaginar a sus padres bromeando
así. Sandy tomó la lata de nuevo y le puso la tapa. “El resto de ustedes tendrán que
esperar hasta después de la comida.”

Se trasladaron a la mesa, donde Olivia estaba sentada entre Joss y Ben. Hubo una breve
pausa antes de comer por Frank diciendo la bendición y luego se pasaron los platos al
estilo familiar. Había un hermoso asado de cerdo que parecía que había sido
cuidadosamente estofado durante horas. Los cuencos rebosaban con verduras, incluyendo
zanahorias asadas, col salteada, y judías verdes con tocino. Pero la verdadera estrella, al
menos en la mente de Olivia, eran los fideos caseros; estaban tiernos y ricos, lanzados en
una mezcla de mantequilla marrón y hierbas.

Aunque había sólo nueve en la mesa, se sentía como que había al menos tres
conversaciones sucediendo en un momento dado. Olivia dejó de intentar seguir a todas
ellas, en cambio se dejó llevar de una a otra. No había ninguna formalidad, sino muchas
risas. Después de que todos comieron, a Olivia no se le permitió ayudar con los platos, así
que se quedó con Sandy en el comedor. Estaba claro que Joss, Ben, y Daphne tenían un
ritmo fácil nacido de años de tareas compartidas.

Hubo un poco de visita después de la cena, pero Daphne y Mark decidieron irse para que
las niñas pudieran dormir en sus propias camas. Ben quería aprovechar el buen tiempo
para poder cortar el césped. Joss tomó la iniciativa de excusarlos también.

“¿Das clases todos los días?,” Frank preguntó.

143
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Lo hago este semestre. Probablemente sea algo bueno, ya que al estar en el campus me
obliga a ir a mi oficina y tener otro trabajo hecho. Cuando estoy en casa, lo único que
quiero hacer es trabajar en la casa.“

Joss sonrió. “O jugar con tu cabra.”

Olivia se encogió de hombros y meneó las cejas. "Eso también."

“Es tan encantador pasar la tarde contigo,” Sandy dijo. “Esperamos que vuelvas de
nuevo.”

"Sería un placer. Me gustaría tenerlos a ambos también, tan pronto como tenga una
estufa.“

Sandy y Frank se rieron. Y cuando abrazaron a Joss para despedirse, abrazaron a Olivia
también. Fue un verdadero abrazo, también, y la hacía sentir como si hubiera pasado una
prueba tácita.

En el camino de regreso a su casa, Olivia se dio cuenta de que tenía un ligero dolor de
estómago, aunque no podía decidir si era por comer demasiado o por reírse demasiado
fuerte. Tampoco podía recordar la última vez que había tenido un día en familia. No, eso
no era exacto. No podía recordar la última vez que había tenido un día en familia y que
había sido tan divertido. Los padres de Joss era cálidos y relajados. Sus hermanos se
burlaban de ella sin piedad, pero con un afecto que Olivia y su hermana nunca habían
compartido. Luego estaban las niñas. las hijas de Daphne y Mark eran bulliciosas y
dulces; a los pocos minutos de ser presentada, le pidieron a Olivia que jugara y la trataron
como a un miembro perdido de la familia.

Todo el día la hizo sentirse aún más conectada con Joss. También la hacía sentir cierta
añoranza, no tanto por su familia sino por como deseaba que su familia fuera. Siempre
había tenido una vaga sensación de lo que le faltaba, pero pasar tiempo con los Bauer
trajo un enfoque nítido.

“¿Fue demasiado?”

Olivia miró a Joss. "¿Qué?"

“La cena, las niñas, los hermanos ruidosos. ¿Fue demasiado para ti?” Joss sabía que su
familia podría ser abrumadora. A ella le encantaba, pero no era para todo el mundo. Se
había dicho que esta no era una prueba — de Olivia o su relación — pero en el fondo
sabía que lo era. La familia es demasiado importante como para que no lo fuera.

144
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"De ningún modo. Me lo pase muy bien."

“¿En serio?” Joss quería creerle, pero podía sentir algo debajo de la superficie, algo que
Olivia no estaba diciendo.

"En serio. ¿Qué te hace pensar que no?”

“Te has puesto muy callada. Me preguntaba si tal vez estabas un poco
conmocionada. Pueden ser una cosa seria.“

Olivia sonrió. “Si lo estoy, en el buen sentido. En realidad estaba pensando en lo mucho
que me divertí, y lo diferente que es pasar tiempo con mi familia.“

Eso era lo que Joss había temido. Sin embargo escuchar a Olivia decirlo, hizo a Joss
pensar lo contrario de lo que había temido que podría ser verdad. "¿Cómo es eso?"

Olivia parecía eligir cuidadosamente sus palabras. “A mi familia le gusta pasar tiempo
juntos haciendo cosas que son costosas, o en lugares que son caros. Si otras personas
pueden vernos disfrutando de cosas y lugares caros, mejor aún.“

Joss reflexionó sobre la declaración de Olivia. No era como si no pensara en el dinero,


sobre los lugares que le gustaría ver y experiencias que le gustaría tener. A menudo eran
cosas que le gustaría hacer con su familia, también, pero tenía la clara impresión de que
no era lo que Olivia quería decir. Aún así, no quería dar la impresión de ser crítica. “Eso
no es necesariamente algo malo, ¿verdad?”

Olivia suspiró. "No lo es. Es sólo ... es sólo que el enfoque parece estar más en hacer algo
o estar en un sitio agradable que en pasar el tiempo juntos. ¿Tiene sentido?"

"Lo tiene."

“Cuando era adolescente, pensé que sería la oveja negra de mi familia porque era gay.”

"¿Y?"

“Y causó tensiones en un principio. Pero cuando empecé a salir con una estudiante de
medicina de una familia de Atlanta de dinero, mientras estaba en la escuela de posgrado,
las cosas parecieron suavizarse bastante bien.“

Joss sacudió la cabeza. Ella había tenido su propio nerviosismo por salir del armario a sus
padres, a su hermano y hermana. Resultó que ellos se lo imaginaban desde que Joss había

145
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

estado en la escuela secundaria. Fue un alivio para todos sacarlo a la luz y había sido un
no-problema desde entonces. "¿Entonces qué pasó?"

“Ella hizo su residencia en cardiología mientras yo terminaba mi tesis. Ella y mi madre


reservaron el lugar para nuestra boda antes de que me lo propusiera.“

"¿En serio?"

"Por desgracia, sí. Yo estaba en el mercado laboral, pero creo que ella, y mis padres,
pensaron que podría renunciar a eso una vez que ella estuviera en las prácticas.“

Era un concepto extraño para Joss reflexionarlo. Ella lo encontró fascinante y triste. "¿Y
hacer qué?"

“Tal vez enseñar en una escuela privada o una universidad local, pero sobre todo ser su
esposa. Ser una esposa de sociedad puede ser un trabajo a tiempo completo,
especialmente si te lanzas en un poco de trabajo de caridad para una buena medida.“

Era como si los años cincuenta nunca hubieran terminado. Independientemente de sus
primeras impresiones de Olivia, Joss no podía imaginarla en ese estilo de vida. Joss no
sabía demasiado acerca del trabajo de Olivia, pero sabía lo importante que era para
ella. Y, como había descubierto, a Olivia le gustaba ensuciarse las manos. Ser el trofeo de
alguien — incluso si fuera una exitosa médico lesbiana — le pareció increíble. “Entonces,
¿cómo llegaste de allá para acá?”

“Solicité aproximadamente una veintena de puestos y entrevistas en seis


universidades. Cornell era sin duda la más prestigiosa. La mayoría de las escuelas estaban
contratando para Literatura Americana, pero Cornell realmente quería a alguien
especializado en escritores sureños o mujeres escritoras. Hago ambas cosas. Además, creo
que el presidente del comité de investigación tiene una debilidad por Eudora
Welty. Acababa de haber terminado mi tesis sobre el trabajo y la influencia de Welty en
la literatura sureña del siglo XX.“

"Guau. Así que estabas dispuesta a ir a cualquier parte que te ofreciera un trabajo?”

"Casi. Solicite sobre todo en los lugares de la costa este, en ninguna parte demasiado
conservadora. Es cómo funciona el mundo académico.“

Joss pensó en su ex, Cora. Cuando le habían ofrecido la beca, nunca se le ocurrió no
tomarla. En ese momento, Joss la había llamado egoísta y miope. Ahora, hablando con
Olivia, Joss se dio cuenta de que tal vez no había prestado suficiente atención a cómo
funcionaba el sistema. Incluso si a ella no le gustaba, al menos podría entender que las
opciones de trabajo parecían diferentes que en su línea de trabajo.
146
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss entró en la calzada de Olivia y apagó el motor. “Bueno, me alegro de que hayas
aterrizado aquí.”

Olivia la miró y sonrió. "Yo también."

CAPÍTULO DIECINUEVE
Después de pasar el día conduciendo a Rochester y de regreso, e introduciendo a Pierre a
su nuevo amigo Bill, lo último que Joss quería hacer era ir a una aburrida fiesta de
profesores. Secretamente había esperado que Olivia decidiera dar marcha atrás y poder
pasar la noche comiendo pizza y viendo una vieja película. No hubo tal suerte.

Olivia le palmeó la rodilla. “No hay ninguna razón para que estés nerviosa.”

Una semana después de cenar con la familia de Joss, estaban teniendo la misma
conversación, sólo que al revés. Joss respiró hondo. “No estoy nerviosa, estoy
incómoda. Eso no es lo mismo.“

“No hay ninguna razón para que estés incómoda.”

Joss se sentó en el asiento del pasajero de Olivia mientras atravesaban Cayuga


Heights. Ella había estado allí muchas veces antes. En su camioneta, para los
proyectos. No es que el vecindario fuera desagradable. Las casas — Coloniales y Tudors
y Victorianas — eran preciosas y bien cuidadas. Era que la mitad de ellas costaban medio
millón de dólares y la otra mitad costaban aún más. “¿Voy a ser la única allí que no es una
profesora?”

"Por supuesto que no. La mayoría de las personas en mi departamento están casados o
salen con no profesores.“

"Bueno. Y en casa de quien vamos a ir?”

“Suzanne y Bert Whittaker. Suzanne está en mi departamento y Bert está en el de Física.“

“Física?” Joss imaginó a alguien con el pelo de algodón de azúcar en una bata blanca de
laboratorio y corbatín.

"Sí. En realidad, creo que es técnicamente astrofísica. Él estudia los agujeros negros. Pero
es muy agradable y muy realista.“

“Sin doble sentido?”

147
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Eso es gracioso. ¿Ves? Eres graciosa. Lo vas a hacer muy bien.“

Joss no estaba segura de cómo un puñado de chistes suaves le iba a hacer pasar la noche,
pero no dijo nada. Lo último que quería era que Olivia pensara que era insegura. Se
detuvieron en una casa y Olivia estacionó en la calle con un par de otros coches. Se volvió
a Joss y le guiñó un ojo. “En caso de que tengamos que hacer un escape rápido.”

"Promesas, promesas."

Olivia le sonrió. “Te ves muy bien, por cierto.”

“Gracias.” Joss nunca lo admitiría a Olivia, pero se había probado cuatro trajes diferentes
antes de decidirse por uno que pensaba era lo suficientemente elegante sin que parezca
como si estuviera esforzándose. Al final, regresó a su plan inicial de pantalones azul
marino, una camisa a cuadros azul marino y blanco y un suéter de color verde oscuro. Por
supuesto, incluso entonces, se había pasado veinte minutos de angustia sobre si debía o no
llevar corbata. Decidió no hacerlo, queriendo atraer la menor atención en lugar de más,
pero en cierto modo se odiaba por acobardarse.

Caminaron por un sendero de adoquines y Olivia llamó a la puerta. En cuestión de


segundos, fue abierta por un hombre afroamericano que parecía estar en sus sesenta
años. Tenía el pelo entrecano y llevaba una suéter de punto que parecía más el abuelo que
profesor universitario. Su sonrisa era cálida y Joss se sintió al instante más a gusto.

“Olivia, me alegro de que hayas podido venir.”

“Bert, es tan bueno verte.” Olivia le ofreció la mano y Bert la tomó entre las suyas.

“Sí, ha pasado demasiado tiempo.”

“Joss, este es Bert. Él es esposo de Suzanne. Bert, esta es Joss.“

La sonrisa de Bert permaneció cálida mientras se giraba hacia Joss. “Un placer conocerte,
Joss. Entren y siéntanse como en casa.“

“Tú también.” Joss se dio cuenta de que se había convertido en hiperactiva de su


gramática. Ella trató de sacudirse la sensación mientras lo seguían adentro.

La casa era preciosa, la decoración ecléctica y acogedora. En la sala de estar, un par de


máscaras africanas compartían espacio en la pared con algunos mapas enmarcados y lo
que Joss suponía eran fotos de los nietos. Lo más grande que le indicaba que estaba en un

148
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

hogar de profesores era la fila de libreros que dominaban un lado del salón. Estaban
repletos de libros de todos los colores y tamaños.

Joss apartó su atención del espacio y trató de concentrarse en las personas. Probablemente
había una docena de personas que ya están allí. Sentados en el sofá y parados en grupos,
parecía como un grupo mucho más informal de lo que Joss esperaba. Algunos de ellos
notaron a las recién llegadas y ofrecieron asentimientos y agitar la mano en forma de
saludos.

“Suzanne está en la cocina, creo. Si quieres ir allí, ella puede prepararte una copa de vino
o cualquier otra cosa que desees beber.“

“Gracias, Bert.” Olivia tomó la mano de Joss y se dirigió hacia el fondo de la casa.

Al igual que la sala de estar, la cocina era acogedora y atractiva. Tenía la sensación de
una remodelación reciente, pero había mantenido el estilo original de la casa. Joss aprobó
las opciones de color y material, decidiendo que ella podría ser capaz de gustarle al colega
de Olivia y su esposo muy bien.

“Olivia.” La mujer, que Joss pensó debía ser Suzanne, estaba poniendo galletas en un
tablón que contenía un trozo de queso y una pila de albaricoques secos. Ella dejó lo que
estaba haciendo y se acercó a donde estaban. Abrazó a Olivia y luego se volvió hacia
Joss. Ella extendió la mano. “Debes ser Joss. He oído hablar mucho de ti. Soy Suzanne.“

“Hola, Suzanne. Es un placer conocerte."

“Me alegro de que puedas unirte a nosotros. He estado escuchando todo sobre el trabajo
que estás haciendo en la casa de Olivia. Es agradable ser capaz de poner una cara con el
nombre.“

Joss sonrió. Se preguntó si Suzanne estaba siendo educada o si Olivia había hablado de
ella sólo en el contexto de la renovación. Se dijo que no importaba. “Es un gran proyecto
que he asumido, pero será increíble cuando esté terminado.”

"No tengo duda. ¿Qué puedo traerte de beber? Hay vino, algo de cerveza y refrescos en el
refrigerador, cosas para bebidas mezcladas por allá.” Señaló hacia el extremo lejano de la
encimera, donde había una gran variedad de botellas y jarras de jugo.

Olivia la miró. Joss pensaba menos acerca de lo que podría querer beber y más acerca de
lo que parecería más inofensivo. “El vino sería genial, gracias.”

Olivia lo consideró por un momento. "Yo también."


“Rojo o blanco?” Suzanne miró a Joss primero.
149
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Cualquiera está bien. Tomaré lo que sea que Olivia tome.“

Olivia alzó una ceja, pero no dijo nada. “Rojo, entonces. Puedo tomarlo,
Suzanne. Termina lo que estabas haciendo.“

"Gracias. Está justo ahí.” Suzanne inclinó la cabeza en dirección de la encimera al lado
del refrigerador.

Olivia se acercó y llenó dos copas de una botella abierta. “¿Hay algo que pueda hacer
para ayudar?”

"De ningún modo. Estaba terminando los aperitivos.” Cogió la tabla de quesos. "Después
de ti."

Olivia entregó a Joss una copa y regresó a la sala de estar. Con Joss siguiéndola. Esto iba
a estar bien. Sólo eran personas. Podía hacer una conversación informal durante una hora
o dos y luego se habría terminado.

Olivia se dirigió a un pequeño grupo parado cerca de los libreros. Gina era uno de ellos,
un hecho que ayudó a Joss a relajarse. Todos sonrieron y se movieron para que el círculo
las incluyera.

Conoció a Tim, jefe del departamento de Olivia. Luego fue presentada a Jae, un joven
asiático que estudió la cultura pop, y Marcella, un medievalista que le recordó a Joss la
típica hippie de Ithaca.

“Es bueno verte,” Gina dijo.

"Gracias. Sin Kel esta noche?”

Gina sacudió la cabeza. “Ella está trabajando en un caso importante, por lo que es una
ausencia justificada.”

Eso generó una risa del grupo. Nadie parecía aburrido o conservador. De hecho, la
conversación era sobre el último drama político en Netflix, no de alguna pieza oscura de
literatura de la que nunca había oído hablar. Esto realmente no era tan malo.

“¿De cuánto está?” Marcella preguntó.

“Treinta semanas,” Gina respondió. “Esperamos que llegue al menos a treinta y siete.”

150
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss tuvo un destello de Kel cuidando de la parrilla en su terraza, ya viéndose bastante


embarazada. Se preguntó cómo sería llevar a un bebé — o dos. Sorprendida por cuán
vívido era el escenario, se esforzó por sacudírselo y concentrarse en esta conversación.

“Olivia dice que el trabajo que estás haciendo en su casa es fenomenal,” Tim dijo.

Joss sonrió, contenta de que Olivia pensara muy bien como para contarles a sus
colegas. “Es una estupenda casa. Me gusta mucho dar nueva vida a los lugares que otras
personas han depreciado.“

“Vi lo que hiciste para el baño principal,” Gina dijo. “Yo diría que has hecho mucho más
de darle nueva vida.”

Marcella intervino. “Me detuve la semana pasada y también lo vi. Ya he empezado a


tomar fotos de lo que quiero que hagas en mi casa.“

“Tienes que esperar tu turno.” El tono de Olivia era severo y señaló con el dedo a
Marcella, ganando risas del grupo.

Después de media hora, Joss se ofreció para rellenar las bebidas. Tomó la copa de Olivia,
así como la de Marcella, y se dirigió a la cocina. Sirvió vino para Olivia y para ella, y
luego se acercó al bar para mezclar un gin tonic para Marcella. Un hombre de mediana
edad a quién no había sido presentada se situó en la encimera haciendo lo que parecía ser
un Old Fashioned (Bebida). Ella pretendió estudiar una obra de pintura y brillantina en el
refrigerador para evitar dar un codazo a su lado.

“Usted vino con la Dra. Bennett, ¿verdad?”

Joss se dio cuenta de que el hombre debía estar hablando con ella. Se dio la vuelta y lo vio
frente a ella, con un vaso de tubo en la mano. Llevaba un cuello de tortuga y una chaqueta
de tweed con coderas, unos pequeños lentes de montura metálica. Miró a Joss como si él
hubiera salido de un folleto de admisiones de la Ivy League.

“Sí, estoy aquí con Olivia.”

“Gerald Stevens, Literatura Americana.” Él ofreció su mano.

Gerald la escudriñó de una manera que hizo que los pelos en la nuca se le alzaran. Ella le
dio la mano y trató de ignorar la sensación. “Joss Bauer.”

“Usted es la contratista, ¿verdad? Bauer & Sons?”

151
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss no estaba segura de lo que quería decir con ‘la’ contratista, pero asintió. “Soy
contratista, en su mayoría renovaciones residenciales y comerciales, la ocasional
ampliación. La empresa de mi familia está haciendo el trabajo en la nueva casa de
Olivia.“

Gerald asintió como si ya lo supiera. “Así que, tú y Olivia son ...”

Él se calló, presumiblemente esperando que Joss terminara la frase. Joss tragó. Olivia no
la habría invitado a venir aquí si estuviera tratando de mantener su relación en secreto. No
responder probablemente sería más extraño que reconocerlo. "Estamos saliendo."

“Y ella te arrastró hasta una aburrida fiesta del departamento inglés.”

Joss se encogió de hombros. “Estoy feliz de venir con ella.”

"Eso es agradable de tu parte. Estoy seguro de que es terriblemente aburrido, estar


rodeada de académicos y toda nuestra charla erudita.“

Joss tuvo la clara sensación de que el comentario se entendía como un insulto, no una
bondadosa autodesaprobación.

“La conversación ha sido muy interesante, en realidad.”

"Oh, Dios. No hay nada peor que estar atrapado en una conversación que va más allá de
tu cabeza. Aparte de eso, tiene que ser genial para ti.“

¿Qué demonios significa eso? “Olivia es increíble. Ciertamente disfruto pasar tiempo con
ella.“

“De hecho lo es. Es la estrella en ascenso en el departamento. Estaba pensando más en la


línea de ser genial para el negocio, sin embargo. Los amigos de Olivia, colegas. Estoy
seguro de que hay todo tipo de trabajos y proyectos que poder inclinar en tu camino.“

Joss entrecerró los ojos. ¿Estaba tratando de dar a entender que ella estaba utilizando a
Olivia? ¿O al revés? “Nunca hemos hablado de ello. Realmente no necesito mejorar el
negocio, si eso es lo que quieres decir.“

“Bueno, supongo que sólo quería decir que eres tan diferente.”

Joss resistió el impulso de rodar los ojos. ¿Estaba este tipo hablando en serio? “De hecho
diría que somos muy complementarias.”

152
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"Por supuesto. Estoy seguro de que has elaborado un arreglo que es ...” Gerald la miró de
arriba abajo lentamente. "Mutuamente beneficioso."

Un largo silencio siguió, sobre todo porque Joss no sabía qué decir. Ella sabía que fue
insultada, pero más allá de eso, era difícil decir sobre que la conversación la irritó
más. Antes de que pudiera ordenar una respuesta que no se arrepentiría al segundo que
saliera de su boca, Gerald levantó su copa. “Salud,” dijo, y se alejó.

Joss permaneció donde estaba durante un largo rato, y luego recordó por qué había
entrado en la cocina en primer lugar. Vertió un poco de ginebra en un vaso, añadió
cubitos de hielo y agua tónica, lo acabó con una lima. Hizo un esfuerzo por evitar que sus
manos temblaran mientras llevaba las copas de regreso a la sala de estar.

La conversación que había dejado se había roto. Gina no estaba en ninguna parte y Olivia,
Marcella, y Jae estaban hablando con Gerald y un hombre al que no había sido
presentada. A pesar de un fuerte deseo de dar la vuelta y volver a la cocina, o poner las
bebidas e irse por completo, caminó hacia ellos. Ella entregó a Olivia y Marcella sus
bebidas y contempló maneras en que podría escapar. Olivia le presentó a Phillip, quién
había comenzado a enseñar el mismo semestre que Olivia.

Cuando Olivia se volvió hacia Gerald, él la interrumpió. “Ya he conocido a tu amiga, Dra.
Bennett. La Sra. Bauer y yo estabamos mezclando bebidas juntos, ¿no es así?”

“Estábamos.” Joss optó por no entrar en detalles.

"Sra. Bauer, estábamos hablando de Hemingway. ¿Ha leído alguna de sus obras?”

Joss tenía un vago recuerdo de leer El viejo y el mar en la escuela secundaria, pero no
mucho más. “Hace mucho tiempo, me temo.”

“Bueno, estoy tratando de tener una idea de cómo las personas interpretan la
personificación de Hemingway de la masculinidad en relación con la afirmación de
Foucault de la exterioridad. ¿tú que opinas?”

Joss sabía que la pregunta era absurda para cualquiera que no estuviera involucrado en el
estudio de la literatura. Pero aún así. Ese conocimiento no detuvo el aumento de color en
sus mejillas, la sensación de que los ojos de todos estaban puestos en ella.

“Estás siendo ridículo, Gerald. Ve a acosar a otra persona.” Olivia rodó los ojos, pero
había humor en su tono.

153
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Gerald levantó las manos, como si admitiera la derrota, y se giró para unirse a otra
conversación. Phillip lo siguió, parecía un poco como un cachorro ansioso.

Marcella puso una mano sobre el brazo de Joss. “En realidad no estábamos hablando de
eso, al menos la mayoría de nosotros no. Gerald es un culo.“

“Y pretencioso,” Jae añadió.

Joss asintió. No dudaba de su sinceridad, pero la idea de que necesitaba el consuelo la


enfureció. Miró a Olivia, que parecía impávida por el intercambio. Este hecho no debería
molestarla, pero lo hizo.

Marcella rodó los ojos. “Tan pretencioso. Lo que en realidad estábamos hablando eran las
historias ridículas de estudiantes. Recibí un correo electrónico hoy de un chico
pidiéndome volver a escribir su primer artículo.“

Joss no sabía cómo responder. La solicitud parecía tal vez un poco agobiante, pero no
ridícula. Tal vez hubo algún tipo de broma interna de profesor que ella no entendió. "¿De
verdad?"

"Sí. No era tanto el pedir como el hecho de que él sentía la necesidad de añadir como la
literatura británica era irrelevante en su vida, pero que conseguir cualquier calificación
por debajo de una B arruinaría sus posibilidades de entrar en la escuela de medicina.“

“Oh.” La explicación hizo que Joss se sintiera mucho mejor.

Marcella sacudió la cabeza. "No soy idiota. Sé que hay estudiantes que se sienten de esa
manera. Pensarías, sin embargo, que tendrían el sentido de no decir tanto cuando te están
pidiendo algo.“

Joss podría relacionarse con eso. Aunque la mayoría de sus clientes eran geniales,
siempre había algunos amargos. Tenían una forma de ser ofensivos y exigentes al mismo
tiempo que era tan desconcertante como molesto.

Jae se lanzó a una historia de un estudiante que había copiado todo su artículo de una base
de datos en línea, sin embargo se negó rotundamente a aceptar los cargos de
plagio. Olivia tuvo a dos estudiantes pidiéndole una prorroga en los trabajos porque las
fraternidades en las que solicitaron entrar requerían de eventos que ocupaban todo los
fines de semana. Joss se relajó lo suficiente como para hablar de Janice Schafer, una
mujer que esperó hasta que toda su cocina estuviera puesta y lechada para decidir que no
le gustaba el azulejo que había escogido. “Cuando le dije que ya no podía devolver los
materiales originales para un reembolso, me gritó por lo menos veinte minutos.”

154
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Todas se rieron. Jae inclinó la cabeza hacia un lado como si estuviera sumida en sus
pensamientos. “Me pregunto si su hijo va a Cornell? Ella se parece mucho a una madre
que me gritó el semestre pasado por atreverme a hacer que su hijo se sintiera incómodo en
el curso de Raza y Género en las Películas.“

“¿Cómo te atreves?” La inflexión dramática de Olivia consiguió otra risa del grupo.

El resto de la fiesta pasó sin problemas. Todos los demás que Joss conoció eran amables y
parecían realmente interesados en ella y lo que hacía. Sin embargo, la persistente voz en
el fondo de su mente permaneció, repitiendo su conversación con Gerald. Basada en la
forma ingeniosa en que Olivia lo desvió, Joss estaba bastante segura de que él siempre se
comportaba de esa manera. Hubiera sido agradable si Olivia le hubiera dado una pequeña
advertencia. Entonces podría haber sido más hábil en manejarlo también. Joss trató de
empujar su irritación a un lado, pero la incómoda sensación seguía regresando. Parte de
ello era irritación. La otra parte era más difícil de señalar, pero se sentía muy parecido a la
duda.

En el momento en que se fueron, Joss se había transformado en un estado de ánimo. Ella


esbozo una falsa sonrisa en su cara y agradeció a Bert y Suzanne por su hospitalidad. Se
metió en el coche de Olivia, tratando de concentrarse en sentirse aliviada de que todo el
asunto había terminado.

CAPÍTULO VEINTE
Olivia conducía, bailoteando junto a la música de los 80 en la radio. Joss apretaba y
aflojaba la mandíbula, sopesando si debía o no decir algo. Olivia la miró y sonrió.

“Realmente agradezco que vinieras conmigo. Sé que esas personas no están en tu interés.“

No están en mí interés? La elección de las palabras hizo que Joss se estremeciera. "¿Que
se supone que significa eso?"

"Profesores. Sé que en realidad no sientes que puedes relacionarte con ellos. Fue
agradable de tu parte intentarlo.“

“¿Estás diciendo que no puedo seguir el paso con ellos?”

Olivia hizo una mueca. “Eso no es lo que estoy diciendo en absoluto. ¿Qué te pasa?"

Joss había estado molesta durante la mayor parte de la última hora. Ella nunca habría
dejado que Olivia fuera sorprendida de esa manera. Era el hecho de que Olivia parecía tan

155
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

ajena a todo lo que lo hizo empeorar, haciendo imposible dejarlo pasar. También hizo que
Joss se sintiera justificada para desahogar su frustración. “¿Por qué me invitaste? ¿Era yo
una curiosidad? ¿Comediante?"

"¿De qué estás hablando?"

“Todo eso de Hemingway? Honestamente me dirías que tu amigo Gerald no estaba


tratando de hacerme el blanco de su broma?”

Olivia cuadró los hombros a la defensiva. “En primer lugar, Gerald no es mi amigo. Es un
capullo autocomplicado. En segundo lugar, fue un comentario estúpido. Él estaba
luciéndose.“

“¿Lo que parece hacer todo el tiempo.” Joss volvió a su conversación en la cocina, la
insinuación de que su relación con Olivia no podría existir fuera de una especie de
retribución. “No parecías demasiado molesta en ese momento.”

"No es justo."

“No es así? Prácticamente te reíste de él.” Fue un golpe bajo, y Joss se arrepintió de
hundirse a ese nivel.

“Eso es tanto falso e injusto. No sé qué te ha puesto en tan mal humor, pero me niego a
aceptar la responsabilidad de algún comentario estúpido de un tipo que ni siquiera puedo
soportar.“

"Eso no es lo que dije."

"¿De verdad? Así es como sonaba. Yo sabía que no estabas loca por los tipos académicos,
pero no tenía ni idea de que estarías tan estropeada por ellos. Siento no haberme lanzado y
defenderte contra el agresor del departamento.“

Olivia claramente no lo entendía, o no quería. Joss lamentó decir algo. “No necesito que
me defiendas.”

“Bueno, entonces qué necesitas? Porque en este momento, que me condenen si lo sé.“

Hubo una respuesta de enojo en la punta de la lengua de Joss, pero se la tragó. ¿Qué
necesitaba? ¿Que quería? Durante mucho tiempo, creyó saberlo. Saber, y la confianza de
saber, había sido una varilla de adivinación en su vida. Desde que se había abierto a
Olivia, todo eso había cambiado. Tal vez ese era el verdadero problema. “Necesitaba una
advertencia sobre donde me estaba metiendo, pero es demasiado tarde para eso.”

156
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Eso pareció dejar de Olivia en seco. "Oh."

“Puedo defenderme, pero hubiera sido agradable sentir que estamos en el mismo equipo.”

“Joss.” El tono de Olivia se suavizó. "Lo siento."

“Gracias, pero no es sólo esta noche. Es todo. Es nosotras.” La irritación de Joss se había
transformado en algo más grande, aún más inquietante.

“Joss, vamos. Que pasó esta noche? Fue algo, y no me estás diciendo.“

"No pasó nada. El último par de semanas han sido muy intensas.“

“Intensas mal? Pensé que las cosas iban bien.“

“No intensas malas, sólo intensas. Me estoy dando cuenta exactamente de cuán
involucradas nos hemos vuelto sin llegar a decidir realmente como debería ser.”
Realmente, eso la estaba volviendo loca más de lo que Gerald había dicho. Estaban
corriendo por un sendero y ella había estado tan ocupada disfrutando del paseo, que no se
dieron cuenta de lo lejos que había ido.

Olivia miró a Joss. Se dio cuenta con una sacudida de lo fuerte que se habían convertido
sus sentimientos. Para todos los efectos, Olivia estaba enamorada de ella. La idea de que
Joss estaba tratando de retractarse — tanto literal como emocionalmente — la dejo un
poco en pánico. Volviéndose loca sólo empeorará las cosas. Necesitaba que Joss hablara,
no corriera. Olivia respiró hondo y trató de calmarse. "Tienes razón."

“La tengo?” Joss parecía sorprendida por su rápida admisión.

“El último par de semanas han sido un poco locas. Muchos mundos colisionando.“

Joss soltó una media sonrisa. “Colisionando. Seguro que eso es lo que se siente.“

La irritación de Olivia se transformó en culpa. “Y la gente en mi departamento puede ser


abrumadora. La mayoría de ellos tienen buenas intenciones, pero un par son verdaderos
imbéciles. Gerald en especial. Debería haberte advertido.“

Joss no parecía consolada por eso. "Puedo arreglármelas sola."

"Por supuesto que puedes. Pero no significa que debas hacerlo. Fue una fiesta, por Dios.”
Una fiesta que había sido un error. Debería haber sabido que no podía lanzar a Joss en
eso. Olivia había estado tan atrapada en lo mucho que deseaba a Joss con ella, no se había

157
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

detenido a pensar en las consecuencias de que no fuera bien. “Es mucho para sortear
cuando todavía estamos tratando de llegar a conocernos.”

Joss ladeó la cabeza, como si estuviera de acuerdo, pero no dijo nada.

“No puedo decirte lo mucho que significa que vinieras conmigo.” Olivia se detuvo en su
camino de entrada y apagó el motor. Joss no se movió para salir, así que ella tampoco.

“¿Piensas que te estoy usando?”

Olivia buscó en la cara de Joss su significado. Nada en la pequeña pulla de Gerald


conduciría a eso.

"¿Qué? ¿De dónde vino eso?"

“Claramente no me muevo en los mismos círculos que tú. ¿Crees que vine contigo esta
noche para poder conseguir acceso a clientes potenciales?”

Al principio, Olivia pensó que debía de estar bromeando. Entonces se molestó, ya que la
pregunta contenía la implicación de que o bien no sabría la diferencia o no le
importaba. Sin embargo, echó un vistazo y vio la expresión de dolor en los ojos de
Joss. Olivia se giró en el asiento para que quedara de frente a Joss, tomó una de las manos
de Joss en la suya. “Por supuesto que no creo eso. Primero, parece que tienes más trabajo
que no sabes qué hacer con eso.“

Joss se encogió de hombros.

“Segundo, y más importante aún, no me has dado absolutamente ninguna razón para
dudar de tu sinceridad, o de tu integridad.”

"Gracias."

“Tercero, no soy idiota. Y mi detector de mentiras es bastante bueno. Si piensas lo


contrario, entonces no me estás dando el crédito suficiente y tenemos que hablar de eso.”

Joss suspiró. "Tienes razón."

“Cuarto, si estuvieras tratando de usarme por mis conexiones, habrías sido más amable
cuando descubriste donde trabajaba, no menos. Y habrías saltado a la oportunidad de ir
esta noche en lugar de arrastrar los pies como un niño de siete años a la hora de
acostarse.“

158
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss sacudió la cabeza y sonrió. “Está bien, creo que ya entendí.”

“¿De dónde vino eso?” Ella tenía que saber. Casi más que hacer que Joss se sintiera
mejor, Olivia necesitaba entender lo que lo inició en primer lugar.

"De ningún lado. Olvida lo que dije.“

“Joss, por favor. No me excluyas.“

Joss suspiró. “Me encontré con Gerald en la cocina. Insinuó que la única razón por la que
estaba saliendo contigo era para tener acceso a clientes potenciales.“

“Maldito Gerald.” Olivia apretó los dientes. No era la primera vez que él se entretuvo a
costa de ella. Era un milagro que Joss no hubiera salido de la fiesta por completo.

"Sí. Lo siento por dejar que me afectara.“

Olivia reprimió el impulso de despotricar contra él. Sería satisfactorio, pero


probablemente no era lo que necesitaba Joss. En ese momento, lo que Joss necesitaba era
mucho más importante. "Está bien. Él tiene un raro talento para ello. ¿Estamos bien?”

“Estamos bien.”

Joss parecía decirlo en serio. Olivia se sintió aliviada, si no completamente


segura. "Bueno. ¿Eso significa que te vas a quedar?”

Joss suspiró de nuevo y se encogió de hombros. “Si tú quieres.”

“Oh, te quiero bien. Vamos.” Olivia salió de su coche, contenta de que Joss la siguiera
inmediatamente. Mientras caminaban hacia la puerta lateral, Olivia tomó la mano de Joss.
Joss le dio un apretón. “Siento haberte preguntado eso.”

Olivia abrió la puerta y tiró de Joss adentro con ella. “Siento que te sintieras obligada a
preguntar.”

"Sí."

Joss parecía miserable de nuevo, por lo que Olivia decidió aligerar el ambiente. “Además,
si alguien estaba usando a alguien, sería yo usándote.”

“Usándome? ¿Para qué? Estás pagando por el trabajo, a menos que me perdiera el
memorándum.“

159
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia agarró la parte delantera de la camisa de Joss y la acercó. "No tonta. Estaría
usándote por tu cuerpo. Eres en verdad sexy.“

Joss levantó una ceja y sonrió. "Linda. Eres linda."

“Lo soy, pero lo digo en serio, también. Quería poner mis manos en ti en cuanto nos
conocimos.“

La cara de Joss se suavizó y sonrió. “El sentimiento era mutuo.”

"Alto. Ni siquiera te gustaba cuando nos conocimos. Y pensabas que era hetero.“

Había un brillo juguetón en los ojos de Joss. “Eso no significa que no quería poner mis
manos sobre ti.”

“Touché. Llévame a la cama, por favor, y pon tus manos sobre mí.”

“Pensé que nunca lo pedirías.” Joss agarró su mano y tiró de ella por el pasillo.

Al segundo que estaban en el dormitorio, Olivia comenzó a tirar de la ropa de Joss. De


repente, estaba desesperada por tocar, por tener las manos en la piel de Joss. Era como si
el contacto físico ahuyentara el pánico que había surgido cuando Joss trató de alejarse.

La boca de Joss era cálida, firme, insistente. Provocó la lengua de Olivia con la de ella,
persuadiéndola a ser asertiva e insistente a cambio. El agarre de Joss era apretado. Ella
presionó su cuerpo — su delgado, duro, impresionante cuerpo — en Olivia. El calor, la
exigencia, hizo que Olivia se siente como si estuviera siendo tragada por completo.

Cayeron a la cama, en su mayoría desnudas. Olivia agarró los músculos duros del trasero
de Joss, juntando sus cuerpos. Joss osciló la pelvis en la de Olivia, creando una fricción
que hizo que Olivia anhelara estar llena. Ella tiró de los boxers de Joss. “Tienes que
quitártelos. Tengo que sentirte.“

Joss se apartó lo suficiente para hacerlo. Como Joss se movió de nuevo hasta la cama,
Olivia se deslizó hacia abajo, colocándose debajo del ápice de los muslos de Joss.

“Olivia.” La voz de Joss era áspera e inestable.

"Por favor. Déjame."

Ya sintiéndose intoxicada por la urgencia que se había apoderado de ellas, Olivia bebió el
aroma de Joss y sintió ponerse aún más excitada. Hundió su lengua en el calor de Joss,

160
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

oyó su gemido. Olivia envolvió sus brazos alrededor de los muslos de Joss, manteniendo
a Joss cerca. Cuando deslizó la lengua más arriba, encontró a Joss dura e hinchada. Olivia
la tomó con caricias firmes, largas. Dejó que Joss controlara el ritmo, haciendo coincidir
sus movimientos con los lentos empujes de las caderas de Joss.

Podía decir que Joss estaba cerca. Olivia anhelaba la liberación como si fuera la
suya. Cuando sintió que las piernas de Joss comenzaron a temblar, Olivia aceleró su boca,
dispuesta a que Joss cayera sobre el borde. Cuando Joss gritó su nombre, Olivia la abrazó
con fuerza, montando la ola del placer con ella y casi teniendo un orgasmo propio.

Joss se desplomó sobre la cama junto a ella. Olivia acarició su costado, disfrutando de la
forma en que la piel de Joss estaba húmeda por el esfuerzo. “No creo que alguna vez
tenga suficiente de ti.”

Joss se movió a una velocidad sorprendente, rodando sobre ella. “Sabes, estaba pensando
lo mismo.”

Antes de que Olivia pudiera responder, Joss estaba entre sus piernas. Trazó con el pulgar
sobre los labios hinchados de Olivia, haciendo que Olivia se diera cuenta de lo húmeda
que estaba. Joss deslizó dos dedos en ella y Olivia los apretó, sintiendo su cuerpo tenso y
su mente relajada. "Te sientes increíble."

Olivia abrió los ojos y encontró a Joss sonriéndole. “Sabes, estaba pensando lo mismo.”

Joss inclinó la cabeza y Olivia sintió su boca deslizarse sobre ella. Cada empuje fue
emparejado con una presión de la lengua. Olivia se alzó para recibirla, ansiando
más. Cuando Joss añadió un tercer dedo, llenándola completamente, Olivia apretó sus
manos en puños en las sábanas, tratando de contener el orgasmo que estaba formándose
en su vientre. Cuando el último dedo de Joss comenzó a rodear su apretada abertura, casi
se arqueó de la cama.

Olivia se vino con una violenta intensidad; dejando todo su cuerpo débil y tembloroso. Lo
siguiente que supo, es que los brazos de Joss estaban alrededor de ella, abrazándola con
fuerza. Se quedaron así mucho tiempo. Olivia recuperó lentamente el aliento, aunque sus
extremidades aún se sentían como gelatina.

“Estuvo bien?” La voz de Joss era suave, pero todavía un poco ronca.

Olivia levantó la cabeza y la miró. “Si por bien, significa destrozar bien la mente,
entonces sí. Sí, estuvo bien.“

Joss sonrió. "Sólo quería estar segura. Te sentías un poco ... primitiva.“

161
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia se rió. “Esa es una buena palabra para ello. Fue increíble. Me encantó todo.“

Joss apartó un rizo de la frente de Olivia. "Bueno. Bien."

Se abrazaron un rato más. Olivia se sintió sorprendentemente despierta, nerviosa casi. Se


dio cuenta por la respiración de Joss que aún estaba despierta, también. Olivia se apoyó
en el codo y posó la barbilla en la mano. "¿Puedo decirte algo?"

"Por supuesto."

“En mi primera reunión de la facultad, Gerald me provocó en una discusión. Me lo creí y


terminé pareciendo como una completa tonta.“

“¿Me estás diciendo esto para que me sienta mejor?”

Olivia se rió. "Tal vez un poco. Es desdeñoso con casi todo el mundo, pero especialmente
con las mujeres. Más aún cuando sabe que las mujeres no estarían interesadas en él.“

"Eso es grosero."

"Lo sé. Sólo quería que supieras que así es él. No tiene nada, o al menos casi nada, que
ver con el hecho de que no eres profesora. Es un provocador de la peor especie y ni
siquiera se molesta en ser sutil.“

Joss parecía reflexionar sobre lo que dijo Olivia. "Gracias, aprecio eso."

Olivia suspiró. Había más, y Joss merecía escucharlo. “Es también por eso que no entablo
conversación con él. Retándolo sólo lo hace más difícil, tanto en el momento y en algún
momento en el futuro cuando menos te lo esperas.“

"Eso tiene sentido. Estoy a favor de escoger tus propias batallas.“

“Bueno, no me gusta ser una conciliadora. Debería haberte defendido.“

Joss extendió la mano y le acarició el cabello. “Es en serio lo que dije acerca de no
necesitar que me defiendas. He manejado a tipos como él y peor. Fue la forma en que me
hizo sentir sobre nosotras que caló profundo.“

Olivia no estaba segura de querer la respuesta a esa pregunta, pero sabía que tenía que
preguntar. “Y cómo te sentiste acerca de nosotras?”

“Para ser honesta, no estoy completamente segura.”

162
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia trató de ignorar el nudo que se había formado en el estómago. "¿Quieres hablar
acerca de ello?"

Joss rodó sobre su espalda. “No lo tomes a mal, pero no.”

Olivia sintió que la decepción la invadía. "De acuerdo."

Joss se dio la vuelta de nuevo y la miró a los ojos. “¿Puedo convencerte de que no es algo
malo?”

Olivia no lo creía, pero no dijo más.

Joss continuó. “Cuando empezamos a salir, sentí que no iba a ir a ninguna parte. Pensé
que sobrellevaríamos la química física y luego iríamos por caminos separados.“

Olivia asintió. No debería sorprenderle escuchar eso, teniendo en cuenta cómo sus
primeras interacciones habían ido.

“Se siente como tal vez más que eso ahora, pero no estoy segura de lo que eso significa, o
lo que debería significar. No soy una de esas mujeres que clasifican sus sentimientos
hablando de ellos. Necesito pensar en ello primero. ¿Tiene sentido?"

Lo tenía. A pesar de no saber si la hacía casi tan incómoda como estar decepcionada,
Olivia entendió. “Sí, lo tiene.”

“Te prometo que no estoy tratando de evitar tener una conversación por completo.”

Olivia no estaba convencida, pero quería desesperadamente darle a Joss el beneficio de la


duda. "De acuerdo."

Joss se inclinó y la besó. Olivia no podía decir si estaba destinado para ser tranquilizador
o era la manera de poner fin a la conversación de Joss. De cualquier manera, Olivia se
dejó hundirse en ello. Cuando el brazo de Joss se deslizó alrededor de su cintura, dejó que
la atrajera hacia sí. Y cuando las manos de Joss comenzaron a vagar, Olivia se entregó a
la parte de su relación que sabía que funcionaba bien.

163
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO VEINTIUNO
El golpe en la puerta arrancó a Olivia de su ensoñación erótica a la que se había estado
entregando. No era la primera vez que había ocurrido en los últimos días. Aunque ella y
Joss específicamente no hablaban de sentimientos, no había nada mal en su relación
física. Olivia no habría creído que fuera posible, pero el sexo era incluso mejor que
cuando se habían reunido en primer lugar. Sacudió la ensoñación y volvió su atención a
su oficina y a quienquiera que había tocado. Miró hacia la puerta y encontró a M.J.
dudando, esperando a que le pidiera entrar. El cabello de M.J., púrpura esta semana,
parado en puntas vivaces. Era un marcado contraste con la expresión abatida en su cara.

“Hola M.J. ¿Qué pasa?”

M.J. parecía como si fuera a estallar en lágrimas. “¿Tiene un minuto, Dra. B?”

"Por supuesto. Adelante.” Olivia sabía que no podía ser el rendimiento de M.J. en la clase
que estaba molestándola. Se había lucido en el primer trabajo y era una de las
participantes más confiables en la discusión en clase.

M.J. entró el resto del camino hasta la oficina, cerró la puerta detrás de ella, y se dejó caer
en la silla frente al escritorio. Olivia esperó un largo momento, pero M.J. no habló.

"Es algo…"

“Mis padres me van a repudiar.”

El corazón de Olivia se hundió. M.J. había salido del armario con ella en la pasada
primavera y, hasta donde Olivia sabía, aún no había salido con su familia. "Dime lo que
pasó."

“Fui a casa para el cumpleaños de mi hermano y mi mamá no dejó de molestarme por mi


cabello y mi ropa. Dijo que nunca iba a conseguir un novio si no empezaba a actuar como
una chica.“

Olivia hizo una mueca. No era diferente de las conversaciones que había tenido con su
propia madre. Aunque Olivia siempre se había inclinado hacia la ropa femenina, se negó a
mostrar algún interés en los chicos. Su madre era implacable, amenazando con una larga
vida como orgullosa pero vieja solterona. “Me imagino que fue muy difícil.”

“Mantuve la boca cerrada durante dos días. Finalmente no pude aguantar más. Le dije que
no quería un novio y que mi novia estaba muy feliz con mi apariencia.“

164
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Era difícil no sonreír ante su ímpetu. “Probablemente no es la manera ideal para salir del
armario a los padres.”

“Eufemismo del siglo. Mi madre empezó a llorar y mi padre empezó a gritar acerca de
cómo estaba rompiéndole el corazón.“

"¿Y entonces que?"

“Entonces me puse a llorar y me encerré en mi habitación. No podía soportar quedarme


allí, así que tomé el autobús de regreso yo sola.“

Olivia soltó un suspiro interno de alivio. Por muy traumático que probablemente se sintió,
no sonaba como si los padres de M.J. estuvieran en la cúspide de rechazar a su única
hija. Necesitaba convencer a M.J. de eso sin ser despectiva. “Así que, ¿no has hablado
con ellos desde entonces?”

M.J. se encogió de hombros. “Mi padre envió un mensaje para asegurarse de que llegué
bien, pero no los he llamado. No sé lo que diría siquiera.“

Olivia recordó haber salido del armario con sus padres. Al principio, apenas habían dicho
algo. Luego habían tenido una conversación muy civilizada sobre la clase de persona gay
que podría ser que no sería demasiado embarazoso para todos. En retrospectiva,
probablemente habría preferido que hubiera habido algún llanto. O sentimiento, al menos,
de uno u otro tipo. “Bueno, suena como si hubieran sido tomados por sorpresa.”

M.J. lanzó las manos en el aire. “Ni siquiera entiendo cómo eso es posible. Quiero decir,
en serio, míreme.“

Olivia no pudo reprimir una sonrisa esta vez. “Estoy segura de que ven a su niña, la que
ellos han conocido y amado y, por desgracia, tenían suposiciones acerca de toda tu vida.”

“No está bromeando.”

“Estoy segura de que debe haber sido muy duro para que reaccionaran de esa manera.”
Más que nada, tenía que proporcionar empatía. Si es necesario, podrían tratar de encontrar
soluciones más adelante.

“Pensé que iba a ser satisfactorio, para finalmente dar vuelta a todos sus sermones
entrometidos, sabiondos de regreso a ellos.”

“Pero no lo fue.”

165
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Quería meterme en un agujero y morir. Si hubieran enloquecido, sería


diferente. Parecían tan ... dolidos.” Olivia pasó la caja de pañuelos de su escritorio. M.J.
sacó unos cuantos y se limpió los ojos. "Es un desastre."

Este era el momento de intervenir. “Puede que no sea un completo desastre.”

M.J. parecía completamente convencida. “No les vio sus caras.”

"Cierto. No dijeron que tenías que irte, sin embargo, ¿verdad?”

Ella suspiró. "No."

“Y no dijeron que ya no eras su hija.”

“No lo hicieron.”

“Por lo tanto, están molestos. Eso es una mierda, pero no es el fin del mundo.“

M.J. parecía un poquito más esperanzada. "¿Lo cree?"

"Lo creo. Los padres son divertidos. Incluso si sientes que has sido obviamente gay toda
tu vida, no significa que lo hayan notado.“

M.J. sacudió la cabeza. “Va a decirme que debería llamarlos, ¿verdad?”

Era el turno de Olivia de encogerse de hombros. “Estoy diciendo que hay momentos en
que los niños deben actuar como adultos.”

“Gracias, Dra. B. sabía que hablar con usted me haría sentir mejor.”

Olivia no estaba segura de que tenía razón. Podría tener a los padres de M.J. clasificados
completamente mal. Esperaba que no. “No me lo agradezcas. Tú eres la que esta haciendo
todo el trabajo duro.“

“Eso es lo que dijo sobre mi propuesta de tesis, pero no podría haberlo hecho sin usted.”

“Una vez más, sólo soy la sección de animadores, y tal vez tu voz de la razón.”

M.J. finalmente esbozó una sonrisa. “Bueno, parece que necesito ambas cosas.”

Olivia se inclinó hacia delante. "¿Puedo contarte un secreto?"

166
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

M.J. asintió.

“Eres una de los estudiantes universitarios más equilibrada que he conocido.”

M.J. se sonrojó y se miró las manos. “Sólo dice eso.”

Olivia hizo una mueca severa. "No estoy. Tu escritura es más sofisticada que la de
algunos de los estudiantes graduados que he enseñado. Estás equilibrando tu trabajo
escolar con un trabajo y una novia. Y eres la editora de la revista literaria estudiantil. En
lo que se refiere a los estudiantes, eres una estrella de rock.“

"Gracias. Es agradable recibir un cumplido cuando sientes que tu vida es un desastre.” La


sonrisa de M.J. era tímida, pero genuina. "¿Como esta?"

Olivia sonrió. “Estoy bien, todas mis clases son estupendas. Compré una casa hace un par
de meses y ha sido todo un proyecto.“

"Eso suena asombroso. ¿Está haciendo el trabajo usted misma?”

Olivia pensó en sus aventuras con el papel tapiz de la pared y quitar la


alfombra. “Algunas de las cosas básicas. Contraté a un profesional para hacer el trabajo
principal.“

"Eso es tan genial. Cuando no estoy trabajando o escribiendo artículos, estoy un poco
obsesionada con la Rehab Addict (Programa de televisión), y no sólo porque Nicole es
sexy.”

Olivia se rió. "Tu y yo ambas."

"Me siento mucho mejor. Gracias por calmarme.“

"En cualquier momento."

M.J. se paró. “Le dejaré volver al trabajo.”

Olivia se levantó también. “Me alegro de que hayas venido. Eres bienvenida en cualquier
momento. Lo digo en serio. Me gustaría saber cómo van las cosas.“

M.J. abrió la puerta, pero dudó, arrastrando los pies. “Gracias, Dra. B.”

Olivia miró a la joven que era tan diferente de lo que ella había sido en esa edad, pero que
era tan similar. Se giró para marcharse, pero Olivia la detuvo. “Oye, M.J.”

167
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"¿Sí?"

"Todo va a estar bien."

M.J. regresó alrededor del escritorio donde estaba Olivia y la abrazó. “Eres la mejor, Dra.
B.”

Olivia la abrazó, sintiéndose como un cruce entre una hermana mayor y una tía genial. “Y
tú también, M.J. No dejes que nadie te diga lo contrario.”

M.J. asintió y se fue. Olivia sonrió trás ella, sintiéndose segura de que las cosas estarían
bien, al menos con el tiempo. Levantó la mirada y suspiró. Era casi la hora de la reunión
de la facultad. Olivia apagó la computadora y recogió sus cosas. Mientras cerraba la
puerta de su oficina, se dio cuenta que Gerald, cuya oficina estaba al otro lado de la suya,
estaba merodeando.

“¿Está todo bien?” Su voz tenía un tono de preocupación que Olivia no confiaba ni un
ápice.

"Por supuesto."

“La estudiante con la que estabas parecía bastante molesta. Ha terminado su vida porque
le diste una mala calificación?”

Olivia apretó la mandíbula. “En realidad, ella es una de mis mejores estudiantes. Sólo
necesitaba hablar.“

Gerald negó con la cabeza. "Odio cuando hacen eso. Es por eso que hay un centro de
orientación en el campus. Si quisiera escuchar sus problemas, me habría convertido en un
trabajador social.“

“Siguen siendo niños. A veces sólo necesitan un oído amistoso.” Olivia se compadecía de
cualquier estudiante que buscara eso de alguien como él.

“No en mi clase. Los trato como adultos y espero que actúen como adultos. Si no les
gusta, pueden abandonar.“

“Eso no te convierte en un buen profesor, Gerald. Te hace un culo.“

“Se trata de respeto, Dra. Bennett. Demando respeto en el aula.“

168
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

En la sala de conferencias, ella buscó un asiento vacío y una vía de escape. “Eso es lo más
complicado del respeto. Exigirlo tiene poco que ver con realmente conseguirlo. Si me
disculpas, necesito preguntar algo a Suzanne.“ Ella se alejó sin esperar respuesta.

CAPÍTULO VEINTIDOS
Olivia se detuvo en el camino de entrada y apagó el motor. Estaba agotada. Había algo en
una reunión de departamento que podría succionar toda la vida de una persona. Por
mucho que le gustaba la mayoría de sus colegas, tenían una manera de provocarse entre sí
que era una reminiscencia de un grupo de diez años de edad.

La batalla de hoy se había centrado en torno a la asignación de las horas del auxiliar
docente y que debería moverse al lugar en la oficina principal siendo por la jubilación de
un miembro de la facultad al final del año. En una hora y media, habían logrado, según la
estimación de Olivia, absolutamente nada de ninguna verdadera consecuencia.

Cogió su bolso, cargado con la pila de papeles que realmente necesitaba calificar y
devolver hacia el final de la semana, y salió del coche. La camioneta de Joss estaba
estacionada delante de ella, lo que la hizo sonreír y ayudó a aligerar su estado de ánimo.
Por mucho que se había hartado de gente por un día, tal vez podrían salir para una cena
informal. Con la cocina todavía siendo un desastre y la estufa — su hermosa estufa, de
pedido especial — atrapada en pedidos pendientes, la idea de poner algo junto en este
punto era demasiado desalentadora.

Ella abrió la puerta lateral y fue inmediatamente rodeada por el aroma de algo caliente y
salado. Olió el aire unas cuantas veces y decidió que era algo con salchichas y tal vez
cebollas. Se le hizo agua la boca. Ethel estaba profundamente dormida en su cama. Dado
que eso significaba que Joss probablemente pasaría la noche, el estado de ánimo de Olivia
mejoró aún más. Miró a su alrededor, pero no había ninguna señal de Joss.

“¿Hola?”

La voz de Joss vino de arriba. “Estoy en tu dormitorio. Sube."

Olivia dejó sus cosas y comenzó a subir. “No sé lo que estás cocinando, pero huele
increíble. De repente me muero de hambre.“

“Tomé una página de tu libro. Es un guiso a fuego lento. Debería estar listo en media
hora.” Joss salió de la habitación de Olivia justo cuando ella acaba de llegar a la parte
superior de la escalera. “Pero primero, tengo algo que mostrarte.”

Olivia se animó un poco más. “¿Metiste mi cama?”


169
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Se suponía que el acabado de los pisos estaba establecido. Ella esperaba que Joss la
ayudara a mover sus muebles durante el fin de semana. Había estado durmiendo en la
oficina convertida en dormitorio durante casi dos meses. Aunque cómoda, estaba
empezando a desgastar su mente.

“Se podría decir eso.” Joss le dio un beso, y luego le tomó la mano.

Joss la condujo a la habitación y Olivia sintió el aliento dejar sus pulmones. No sólo
estaba la cama en la habitación, sino que estaba hecha. El nuevo faldón de la cama y
edredón que había comprado estaban en ella, y la colcha de su abuela estaba doblada
sobre el pie de la base. Sus mesas de noche estaban a cada lado, con lámparas. Las
cortinas que había pedido pero que había dejado en la caja estaban colgadas de las
ventanas. Una alfombra trenzada que no reconocía, pero que encajaba perfectamente,
completaba todo.

“Yo ... tú ... ¿cuándo?”

Joss estaba sonriendo. “Le pedí a Ben que pasara después de que te fuiste esta
mañana. Me ayudó a mover los muebles y, porque es mejor en ello, a colgar los largueros
de las cortinas. Sé que puede no ser exactamente como lo deseas, pero quería
sorprenderte. Pensé que podríamos reorganizar cualquier cosa que quieras diferente este
fin de semana.“

"Es perfecto. Es total y absolutamente perfecto.“

“Sé que has estado deseando tener esta habitación en particular terminada.”

"Así es. Y después del día que he tenido, volver a casa a esto, no tienes ni idea.“

Los brazos de Joss la rodearon por detrás. “Me alegro de que te guste, que te haga feliz.”

Olivia se giró para quedar de frente. Rodeó con sus brazos el cuello de Joss. "Me
gustas. Me haces feliz."

Joss la besó de nuevo, pero más intensamente. “Esperaba que me dejaras ayudarte a
bautizarlo después.”

Ella se echó hacia atrás, mirando a los ojos de Joss. “Dijiste que la cena tardaría un rato
todavía. Necesita algún cuidado?”

"Ninguno en absoluto."

170
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Bueno, en ese caso ...” Olivia comenzó a desabrochar los botones de la camisa de Joss.

“Dios, me encanta tu forma de pensar.” Las manos de Joss estaban en su pelo y jaló de
Olivia para otro beso.

Olivia tiró de la camisa de la pretina de los pantalones de Joss, luego pasó las manos por
el frente de Joss hasta los hombros. Ella apartó la camisa a un lado, dejándola en un
camisera ajustada. Le encantaba la forma en que mostraba los músculos de los hombros y
los brazos de Joss, la forma en que se ajustaba a través de sus pequeños pechos.

Dejó escapar un pequeño gemido de aprobación mientras la boca de Joss iba a su


cuello. Sintió que la cremallera de su vestido era jalada hacia abajo y cálidas, fuertes
manos en su espalda. Sus gemidos se intensificaron cuando Joss deslizó el material de los
hombros y el vestido cayó en un montón a sus pies.

Los brazos de Joss estaban de vuelta alrededor de ella, levantándola del suelo. Ella
envolvió sus piernas alrededor de la cintura de Joss y dejó que la llevara a la cama. Con
una mano, Joss tiró hacia atrás el edredón. Olivia sintió las frías, limpias sábanas en la
espalda y el cálido, duro cuerpo de Joss sobre ella. No podía pensar en una sola sensación
que hubiera sido más placentera.

Jugó con los pelos cortos en la nuca de Joss mientras Joss besaba hacia abajo por el torso
de Olivia. Joss se paró brevemente. Olivia oyó desabrochar su cinturón, el roce de la tela
mientras Joss se quitaba sus pantalones y la ropa interior. En un instante, Joss estaba una
vez más cernida sobre ella. Olivia sintió que su piel se ruborizaba bajo la mirada de
Joss. Incapaz de contenerse, comenzó a retorcerse, desesperada por el tacto de Joss.

Joss presionó su pierna entre los muslos de Olivia. Las caderas de Olivia se alzaron a su
encuentro. Joss comenzó a provocar sus pechos a través del encaje de su sujetador,
tomando uno de sus pezones duros como piedras entre los dientes. Estaba conduciendo a
Olivia a la locura. "Oh Dios. Sí, por favor, sí.“

Sintió a Joss deslizarse por su cuerpo, quitar su ropa interior. La urgencia que sentía, la
necesidad, era abrumadora. Cuando Joss comenzó a besar suavemente la parte interna de
los muslos, pensó que podría perderse. Estaba al borde de rogar cuando la boca de Joss la
cubrió.

Olivia sintió que su cuerpo se sacudía mientras el calor manaba de ella. Se agarró a las
sábanas, metiéndolas en puños en sus manos y tratando desesperadamente de no
venirse. La lengua de Joss la trabajaba lentamente, con movimientos firmes, largos. El
ritmo era embriagador; sus caderas se movían como si estuviera bajo un hechizo. A pesar
de sentirse como si estuviera tambaleándose al borde de un orgasmo, Joss encontró una

171
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

manera de llevarla más alto, para seguir aumentando la presión que se había apoderado de
ella.

Olivia perdió la noción del tiempo. Probablemente fueron sólo unos minutos, pero
parecían horas. Su cuerpo se sentía como un recipiente en el que Joss vertía una cantidad
aparentemente infinita de placer. Cuando el orgasmo finalmente la cubrió, sentía como si
todo su ser estuviera rebosante; las sensaciones se derramaron sobre todos sus bordes,
dejándola empapada y débil.

“Te quería aquí, en esta habitación, así.” Joss estaba mirándola fijamente.

“Mmm.” Fue el único sonido que podía manejar. Las verdaderas palabras necesitarían un
minuto.

“Por mucho que quería sorprenderte con una habitación terminada, estaría mintiendo si te
dijera que meterte en esta cama no era mi principal motivación.”

Olivia convocó a la energía para darse la vuelta. Pasó un dedo por el costado de
Joss. “Espero que no celebres así cada vez que terminas un proyecto.”

Había un brillo diabólico en los ojos de Joss cuando respondió. “Sólo los dormitorios.”

Olivia rodó el resto del camino hasta que estaba encima de Joss, sus muslos a horcajadas
sobre las caderas de Joss. “No es bueno bromear sobre estas cosas.”

Ella pensó que Joss se reiría, pero en lugar de eso agarró las muñecas de Olivia. "Tienes
razón. No debería bromear.“

"Está bien. Sólo te estaba tomando el pelo.“

Joss tragó, pero no aflojó su agarre. "Eres tu. Sólo tu."

Olivia se inclinó hacia delante y la besó. "Sí."

Joss soltó las muñecas de Olivia. No había tenido intención de ponerse seria, pero algo en
el comentario de Olivia la abrumó. Olivia tomó la cara de Joss en sus manos, la besó de
nuevo. Joss sintió una opresión en el pecho que flotaba en la línea divisoria entre el placer
y el dolor.

Olivia movió las manos hacia abajo, cubriendo los pechos de Joss con sus palmas. El
tacto de la piel de Olivia hizo que los pezones de Joss estuvieran erectos. Entonces Olivia
comenzó a moverse, retorciéndose lentamente sobre ella. Joss podía sentir la humedad de

172
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia, su calor, contra ella. Joss agarró sus caderas, guiándola. Las propias caderas de
Joss comenzaron a alzarse, empujando a su encuentro. Había algo tan erótico en la forma
que Olivia la miraba, la forma en que su cabello pelirrojo caía sobre los hombros. Tenía
los ojos cerrados y estaba claramente entregada a este momento. Su cuerpo ondulándose,
poniendo simplemente la presión adecuada para que Joss sintiera como si estuviera
realmente cogiendola, llenándola completamente.

Cuando Joss pensó que no podía aguantar más, Olivia se echó hacia atrás lo suficiente
como para deslizar una mano entre ellas. Presionó su pulgar contra el centro palpitante de
Joss. Joss se corrió al instante. Todo su cuerpo se puso rígido mientras el placer irradiaba
a través de ella. La velocidad de ello aumentó la intensidad, dejándola débil y jadeante.

Por mucho que Olivia quería quedarse en la cama — por el resto de la noche, el resto de
la semana — estaba hambrienta. El aroma de lo que Joss había cocinado había llegado
hasta arriba. Cuando su estómago gruñó por tercera vez, Joss se incorporó. “Bueno, creo
que tenemos que comer ahora.”

Olivia suspiró. "Si, tienes razón. Huele increíble.“

Joss salió de la cama y se puso la ropa. “Tu bata está colgada en el armario si la quieres.”

Olivia se acercó y abrió la puerta. Según lo prometido, su bata estaba colgada en un


gancho en la puerta. Se tomó un momento para admirar los estantes y barras que sólo
esperaban su ropa y zapatos. Nunca había tenido un armario tan bueno antes.

“No me atreví a tocar tu vestuario.”

Olivia se giró para ver a Joss sonriéndole desde la puerta. “Oh, me voy a divertir aquí, no
te preocupes.”

Joss se echó a reír. "Puedo imaginarlo."

Se sentaron en la improvisada mesa, comiendo el estofado de kelbasa y calabaza de Joss y


bebiendo un jugoso Shiraz (Vino de uva). “No puedo agradecer lo suficiente por arreglar
la habitación. Fue más que considerado.“

Joss alzó una ceja. “Incluso con mis segundas intenciones?”

Olivia tomó un sorbo de vino. “Especialmente con tus segundas intenciones.”

“Bueno, en ese caso, déjame deshacerme de estos platos y llevarte arriba para que
podamos disfrutar un poco más.”

173
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Voy a poner lo sobrante en el refrigerador y llevar a Ethel afuera. Nos vemos arriba en
unos minutos.“

Joss recogió las copas y tazones. "De acuerdo."

CAPÍTULO VEINTITRÉS
Olivia estaba pintando el baño de la planta baja cuando sonó el teléfono. Equilibró el
rodillo en la bandeja de pintura y se limpió la mano en su ya salpicada camiseta. Miró la
pantalla y vio que era Gina.

“¿Qué pasa, mujer?” Ella salió del pequeño espacio para darse un descanso de los olores
de la pintura.

Era la voz de Kel en el otro extremo. “Estamos en camino al hospital.”

El significado de sus palabras se registraron. "¡Oh Dios mío! Estás de parto! ¿Estás
bien? ¿Cuánto tiempo llevas? Gina está contigo?”

“Olivia, respira. Gina está conduciendo. Acabo de empezar a tener contracciones, pero
como existe una posibilidad de que tendrán que hacer una cesárea, el médico nos quiere
allí ahora.“

Olivia se rió. Por supuesto Kel sería la que le dijera que mantuviera la calma. “Está claro
que tienes todo bajo control. Voy a lavarme la pintura y estaré allí.“

"Tómate su tiempo. Pasará un rato todavía.” Hubo un crujido en el fondo y entonces pudo
escuchar la voz alzándose de Kel. “Gina! Ve más despacio! No voy a dar a luz en el
coche!”

Olivia no pudo reprimir otra risa. “Por favor, ten cuidado — las dos.”

"Lo siento. Estamos bien. Te veremos cuando llegues. Realmente, no hay prisa.“

“Está bien.” Olivia colgó el teléfono, y luego se congeló por un momento, sin saber qué
hacer primero. Tenía que recoger y cambiarse y decirle a Joss y hacer algo con la bandeja
llena de pintura. Recogió la pintura y el rodillo, salió al pasillo, y corrió hacia Joss.

Pintura verde musgo se extendió por el frente de la camiseta de Joss. Corrió de las manos
de Olivia y por sus brazos. Se juntó en el suelo, donde Ethel, que se había levantado para
ver de qué se trataba la conmoción, rápidamente entró en ella. Olivia gritó. Pensando que

174
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

quería jugar, Ethel danzó alrededor, dejando sus huellas verdes por todas partes cuando
daba un paso. Olivia maldijo. Joss, al parecer, estaba tratando de no reírse.

“Y es por eso que hacemos los pisos después de pintar.”

Olivia, todavía tratando de mantenerse relajada, sin importarle vivir en una zona de
construcción, sonrió. "Cierto. Eres muy inteligentes acerca de estas cosas.“

"Lo intento. ¿Te oí decir algo sobre el parto?”

Olivia caminó cautelosamente hacia la cocina con su ahora vacía bandeja de pintura,
tratando de no gotear en el piso más de lo que ya había hecho. “Lo hiciste, a pesar de que
parece como que va a ser un tiempo todavía. Estaba a punto de guardar la pintura en su
lugar, limpiar, y venir a buscarte.“

Joss levantó una ceja. “Bueno, uno de cada tres es un comienzo.”

“Capulla.” Olivia soltó una risa, tomando incluso la apariencia del golpe del insulto.

A pesar del tiempo adicional que les llevó limpiar, Olivia y Joss llegaron al hospital
menos de una hora después de la llamada de Kel. Después de dirigirse hacia la sala de
maternidad, consiguieron el número de la habitación de Kel de la estación de enfermería y
comenzaron a dirigirse por el pasillo. Mientras se acercaban a la habitación, Olivia
detectó la voz de Gina. Estaba dando órdenes a alguien, fuerte.

“Necesitas monitorear todo. Quiero un chequeo cada media hora. Seguramente, eso no es
irrazonable.“

Oyó murmullos que supuso estaban de acuerdo, entonces vio a una enfermera de aspecto
agobiado salir de la habitación. Olivia, sabiendo exactamente cómo podía ser Gina
cuando estaba preocupada de algo, atrapó la mirada de la enfermera y le ofreció una
sonrisa tranquilizadora. “Ella se pone así cuando está nerviosa.”

La enfermera puso los ojos en blanco pero esbozó una sonrisa. “Es peor que los esposos!”

Ella siguió su camino y Joss agarró la mano de Olivia y se dirigieron a la puerta. Olivia se
detuvo, haciendo que Joss se balanceara sobre sus talones. Joss la miró. "¿Qué? No me
digas que las mujeres en labor de parto te ponen nerviosa.“

Ella resopló. "Por supuesto que no. Se me acaba de ocurrir que nunca te pregunté si
querías venir. Esta podría ser la última cosa en la tierra que querrías estar haciendo en este
momento.“

175
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"¿Estás loca? ¡Esto es genial!"

Joss agarró la mano de nuevo y las llevó a la habitación. Kel estaba apoyada en la cama.
Olivia no podía creer lo bien que se veía. Gina, por el contrario, estaba
deambulando. Nunca había visto su masa de rizos verse tan despeinada. Considerando
que había visto a Gina en la playa y a primera hora de la mañana, eso decía algo.

Kel las vio primero y levantó ambas manos en el aire. “Gente calmada. Gracias al cielo."

Ante la insistencia de Kel, así como la de Joss, Olivia sacó a Gina de la habitación para
caminar arriba y abajo por el pasillo. Era distracción suficiente para ayudar a Gina a
calmarse. Cuando regresaron a la habitación, entraron en un acalorado debate.

“Sólo estoy diciendo,” Joss dijo, “hasta que los Jets estén dispuestos a sacudir su línea
ofensiva, no van a tener una temporada ganadora.”

“Eso es un pensamiento de Nueva Inglaterra que decir. Tienes un mariscal de campo de


marca y crees que el universo te debe un Super Bowl.” Kel golpeó con el puño en el
colchón. “Es la arrogancia que empieza a cansar.”

“No es arrogancia. Los Jets compran un nuevo mariscal de campo cada dos semanas, cada
uno peor que el anterior. Brady es diez veces al mariscal de campo de todos ellos juntos.”
Joss se recostó en la silla que había tomado cerca de la cama.

Gina sacudió la cabeza. “No puedo, simplemente no puedo, creer que están discutiendo
sobre fútbol.”

Olivia se encogió de hombros. “Lo que sea que resuelva el problema, ¿cierto?”

“Cierto.” Gina las miró, y luego a Olivia. “Lo que realmente no puedo creer es lo fresca y
serena que esta. Estaba tan segura de que yo iba a ser la que estuviera así y ella sería la
que se quejara y enloqueciera.“

“¿Estás triste de que no eres tú?”

Gina esperó un largo momento antes de contestar. “Pensé que lo sería. Tenía miedo de
que estaría abrumada por el anhelo y la envidia. La realidad es que esto es lo mejor que le
ha pasado a nuestra relación. Nos arrancó de nuestras zonas de confort y nos permitió
enamoramos de partes que ni siquiera sabíamos que existían.“

“Eso es muy dulce.”

176
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"¿Que hay contigo?"

"¿Que hay de mí?"

“Alguna idea o charla de maternidad?”

Era una pregunta que se había hecho una y otra vez. Cuando salió de Atlanta, se
lamentaba por la vida y por la familia que pensó que tendría allí. Por un lado, no tener
hijos con Amanda había hecho el irse mucho menos complicado. Por eso, y por no tener
que infligir ese proceso en los hijos, estaba agradecida. Por otro lado, tenía treinta y dos
años. Tenía tiempo, pero el reloj estaba definitivamente corriendo. Aunque ese hecho
estaba a menudo en el fondo de su mente, lo mantenía firmemente allí. No era una
realidad que se sentía dispuesta a aceptar.

"Si y no. Estaría mintiendo si dijera que no hay un cierto anhelo. En el momento, sin
embargo, estoy muy contenta de que no fui por ese camino cuando tuve la
oportunidad. No me puedo imaginar ser madre soltera más de lo que puedo imaginar
compartir hijos con mi ex.“

Gina inclinó la cabeza ligeramente en la dirección de Joss y Kel, quienes estaban


discutiendo las conmociones y lo que la NFL debería o no hacer para prevenirlas. “¿Qué
hay de Joss?”

Olivia se salvó de responder por la entrada del médico. Ella examinó brevemente a Kel, y
luego anunció, “No creo que tengamos mucho más tiempo para ir.”

“Creo que es nuestra señal para trasladarnos a la sala de espera,” Olivia dijo. Le dio a
Gina a abrazo. "Estate calmada. Ella es una campeona.“

Gina sonrió. "Cierto. Gracias. Te quiero. Ah, y esta conversación no ha terminado.“

"Por supuesto."

Olivia se acercó a donde Joss estaba ayudando a Kel a respirar a través de una
contracción. Cuando terminó, chocaron los puños y Joss dijo, “Como una jefa.”

Olivia sacudió la cabeza. Joss tenía la capacidad de sorprenderla perpetuamente. Ella le


dio a Kel un beso en la mejilla y le deseó suerte. Cuando estaban en el pasillo, dijo, “¿De
verdad? Un golpe con el puño?”

"¿Qué? Somos hermanas.“

177
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss y Kel se habían convertido en amigas tan rápido. Aún así la tomó por sorpresa lo
agradable que era tener a su novia y sus mejores amigas llevarse tan bien. Tomó la cara de
Joss entre sus manos y le dio un beso firme en su boca. “Eres la mejor, y estoy bastante
segura de que no soy la única que está contenta de que estés aquí.”

“Igual.” Joss sonrió. “Ahora vayamos a buscar algo de comida chatarra para mantenernos
en marcha mientras esperamos.”

“Realmente no te importa dar vueltas por el hospital toda la noche?”

"Esto es algo importante. Gina es como una hermana para ti y, a pesar de que le doy a Kel
un tiempo difícil, me gustan mucho las dos. Además, quiero estar donde tú estás. Ahora
cómprame una barra de chocolate y deja de preguntarme.“

"Si."

Caminaron tomadas del brazo por el pasillo. En la sala de espera, la máquina expendedora
estaba a oscuras. Un trozo de papel con las palabras ‘Fuera de servicio’ en marcador
negro estaba pegado en el vidrio.

“Frustrante! Vamos, tenemos tiempo para encontrar otro.” Joss tiró de ella hacia el
ascensor y bajaron un piso, donde encontraron dos máquinas bien surtidas y en buen
estado de funcionamiento. Deslizó un par de billetes de dólar en la máquina. “¿Qué te
apetece?”

“Um, Diet Coke y un Twix, por favor.”

“Buenas opciones,” dijo, asintiendo. “¿Es lo de costumbre o simplemente tu estado de


ánimo esta noche?”

“Supongo que es lo de costumbre. Hay suficiente sureña en mí que me encanta el Dr.


Pepper (bebida carbonatada), pero es raro encontrarlo Diet. A veces voy con peanut butter
cups (famoso chocolate) o, ooh, un York.“

Joss asintió, como si estuviera recibiendo información crítica. "Es bueno saberlo. Soy una
mujer de Kit Kat, aunque me gusta un peanut butter cup. Y si bien no me molesta una
Coca-Cola, prefiero una Pepsi.“

Olivia hizo una mueca y se llevó una mano al pecho con horror. “Lo siento, pero no sé si
podamos estar juntas.” Ella sacó su pronunciación más gruesa. “Puedo manejar muchas
de tus formas Yankee, pero beber Pepsi puede ser un paso demasiado lejos.”

178
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss se rió. Había descubierto que muchos de los gestos sureños de Olivia eran
encantadores, pero disfrutaba de la excesiva, bromista variación al máximo. Servía como
un agradable recordatorio de que Olivia no se lo tomaba demasiado en serio.

Con las manos llenas de azúcar y cafeína, regresaron al piso de maternidad. Una vez que
las barras de chocolate fueron devoradas, se sentaron tomadas de las manos en amigable
silencio. Joss cogió un periódico abandonado e hicieron cerca de tres cuartas partes del
camino a través del crucigrama antes de darse por vencidas. Olivia apoyó la cabeza en el
hombro de Joss y, a pesar de la ingesta de azúcar, comenzó a cabecear.

A las 2:24 a.m., Gina apareció, pareciendo la perfecta combinación de eufórica y


agotada. "Ellos están aquí. Liam Andrew y Jacob Glenn están aquí.“

Los niños pesaron unas respetables cinco libras, cuatro onzas y cuatro libras, trece
onzas. Nacieron con seis minutos de diferencia y ambos salieron gritando. Gina las llevó
de nuevo a la habitación, donde Kel parecía triunfante, pero agotada.

Después de abrazos y felicitaciones, Gina miró a Olivia y Joss. “¿Quieres cargarlos?”

Joss esperó a que Olivia respondiera, ya que Gina y Kel eran sus amigas en primer
lugar. Olivia asintió, pero parecía un poco insegura de sí misma, y Joss no podía entender
por qué. Cuando vio a Liam acunado en los brazos de Olivia, sin embargo, las preguntas
se desvanecieron. En su lugar, un hondo y profundo anhelo. Por primera vez desde Cora,
Joss podía imaginar ser padre. Y podía imaginar hacerlo con Olivia.

“¿No quieres?” La pregunta de Olivia hizo que Joss regresara al momento presente.

"Por supuesto. Lo siento, mi mente vagó por un momento.“

Gina le entregó el pequeño bulto dormido. La tez de color marrón claro de Jacob sostenía
un toque de color rosa y la parte superior de su cabeza estaba cubierta de suaves rizos
negros. Él hizo caras en su sueño.

“Es hermoso.” Joss esperaba que la emoción en su voz no fuera completamente obvia.

Sabiendo que Gina y Kel necesitaban un descanso, Joss y Olivia no se demoraron. Las
carreteras estaban vacías y el paseo estuvo tranquilo. Joss sabía donde su mente
vagaba; se preguntó si la de Olivia estaba en alguna parte en la misma zona. Cuando se
detuvieron en el camino de entrada, eran casi las cuatro. Olivia reprimió un bostezo. “¿No
te alegras de que los bebés tuvieron la cortesía de llegar a las dos de la mañana en una
noche entre semana?”

179
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss apagó el motor y se dijo que mantuviera las cosas ligeras. “Por suerte para mí, mi
jefe actual es bastante indulgente.”

“Indulgente, ¿eh? Es eso lo que soy?”

Joss ladeó la cabeza. “Flexible, tal vez, es una palabra mejor.”

Olivia rodó los ojos y salió del coche. "Lo tomaré."

A pesar de la hora, los besos llevaron a las manos a explorar. Joss todavía estaba
sorprendida por la rapidez con que Olivia despertó su deseo. La necesidad siempre estaba
ahí, justo debajo de la superficie. Era fortalecedor, aunque un poco desconcertante.

Después de hacer el amor, Olivia se acurrucó contra el pecho de Joss de esa manera que
tenía. Hizo que Joss se sintiera a la vez suave y fuerte, protegida y protectora. Teniendo
en cuenta lo escabroso que había sido el comienzo de su relación, todavía la atrapaba
desprevenida lo bien que se sentía. Pero en lugar de acallar esa molesta voz en la parte
posterior de la cabeza, la sensación sólo parecía hacerla más fuerte.

Joss todavía no tenía idea de lo que Olivia quería. Al principio, Joss se dijo que era
irrelevante, que no iban a durar lo suficiente para molestarse en tener la
conversación. Con cada día que pasaba, sin embargo, la conexión se sentía más
profunda. La posibilidad de un futuro ya no parecía absurda. Viendo a Gina y Kel esta
noche con sus hijos, llenó a Joss con el anhelo de comenzar una familia propia. Sabía que
ese anhelo estaba allí, pero Joss se había dado cuenta de que Olivia era ahora — o al
menos podría serlo — una parte de eso. El no saber si Olivia sentía lo mismo le carcomía.

“Olivia?”

Olivia se movió aún más cerca, apretando su agarre alrededor de la cintura de


Joss. “Mmm. ¿Sí?"

El pecho de Joss se tensó y se dio cuenta que estaba aterrada. Si la respuesta de Olivia
fuera un no rotundo, ¿qué iba a hacer Joss? Tan doloroso como sería, no querer hijos era
un motivo de ruptura. "¿Quieres hijos?"

Olivia esperó un largo rato antes de responder. Se sentía, para Joss, como horas. "Sí."

Algo en el tono de Olivia, algo incierto, hizo un nudo en el estómago de Joss. “No pareces
segura.”

180
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia levantó su cabeza y se volvió, mirando a los ojos de Joss. "Lo estoy. Lo hago. Es
solo que…"

Se interrumpió. Joss esperó a que continuara, pero no lo hizo. “Es sólo que?”

Olivia se incorporó ahora. Subió la sábana para cubrirse de una manera que parecía
extrañamente fuera de lo normal. “Es sólo que no estoy segura si puedo hacerlo.”

Joss se incorporó también. “Llevar a un niño, quieres decir? ¿Dar a luz?"

Ella sacudió su cabeza. "No. Eso, irónicamente, nunca me ha asustado, al menos no más
que lo que debería, considerando lo que implica.“

Eso fue un alivio. Joss odiaba ser cliché, pero siempre había asumido — esperaba — que
su esposa sería la que diera a luz a los niños. Ver a Kel hacerlo fue increíble y había
abierto su mente a la posibilidad, pero aún así. “Entonces qué te preocupa que no puedas
hacer?”

“Ser un padre.” Olivia suspiró. “Ser un buen padre.”

Joss se sorprendió. En los últimos meses, había llegado a pensar en Olivia como el tipo de
mujer que podía hacer casi cualquier cosa que se propusiera. Además de eso, su energía
parecía bastante ilimitada. "¿Qué quieres decir?"

Una vez más, Olivia permaneció sentada durante un largo minuto antes de
contestar. “Durante la mayor parte de mi vida, pensé que tendría hijos algún día. A
medida que fui creciendo, sin embargo, pensaba más allá de lo que quería y empecé a
dudar de si sería buena en ello. Todo el asunto de amor incondicional, la energía y la
dedicación que se necesita para hacerlo bien. No creo que pueda ser una madre y ama de
casa.“

Joss pensó en sus propios padres. Ambos habían trabajado siempre. Y si bien el hecho de
que era una empresa familiar probablemente ayudó, había pasado muchas tardes
ocupándose a sí misma, o cuando tuvo edad suficiente, ayudando en la oficina. Nunca
había equiparado el amor con ese tipo de atención constante. "Yo tampoco podría. No
creo que eso signifique que no sería un buen padre.“

Olivia no parecía muy convencida. “Pasé más tiempo con mi niñera que con mis padres
juntos.”

"Lo siento. Debe haber sido muy duro.“

181
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“No fue terrible. Louella era una mujer encantadora y yo la adoraba. Es sólo que... creo
que mis padres son buenas personas. Ellos nos proporcionaron a mi hermana y a mí tantas
oportunidades.“

"¿Pero?"

“Pero creo que ven a sus hijos como una extensión de su éxito. Cuando decidí presionar
contra sus expectativas, se creó mucha tensión. Amo a mis padres, pero siempre hay algo
en el aire entre nosotros. No podría soportar recrear esa dinámica con mis propios hijos.“

“Entonces quién dice que tienes que hacerlo?”

La expresión de Olivia se volvió triste. “No sé si lo haría o no lo haría. Eso es lo que me


asusta.“

“¿No crees que esa conciencia, ese deseo de ser diferente, cuenta para algo?”

“Sería bueno pensar que sí.”

“Ciertamente creo que sí.”

Olivia sonrió. "Gracias."

“Lo digo en serio.” Olivia era una mujer tan segura que al verla insegura — vulnerable,
incluso — hizo que Joss quisiera ser su campeona.

"Puedo verlo. ¿Y qué me dices de ti?"

“Niños, quieres decir?”

"Sí."

“No me siento obligada a llevarlos, pero definitivamente quiero hijos. La familia es lo


más importante para mí.“ Tan nerviosa como había estado, fue un gran alivio para Joss
decirlo en voz alta.

Olivia se inclinó hacia delante, apoyando la barbilla en la mano. "¿Puedo decirte algo?"

Joss tragó. "Por supuesto."

“Mi ex quería casarse y formar una familia. Es una de las razones principales por las que
rompimos, además de mi decisión de mudarme a mil millas de distancia.“

182
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Oh.” Joss sintió su corazón hundirse con decepción. Trató de decirse a sí misma que era
mejor saber ahora que en seis meses o un año, cuando estaba completamente dedicada en
algo que nunca iba a suceder.

“La idea de hacer eso con ella me llenó de una sensación abrumadora de temor.”

Se supone que esto haría que Joss se sintiera mejor? Todo el asunto de no eres tú, soy yo?
Olivia respiró hondo. “No me siento así contigo.”

Espera. Qué? "¿Qué quieres decir?"

“Todas esas dudas que tuve con ella, todas las dudas que siento cuando pienso en mis
propios padres. Es diferente contigo. Las dudas, siguen estando ahí, pero son menos de
alguna manera.”

Joss sintió un aleteo de esperanza. "¿De verdad?"

"Sí. Es decir, estaría mintiendo si dijera que ver a Gina y Kel pasar por el embarazo no
despertó esos sentimientos en mí, para empezar. Pero desde que hemos estado juntas, se
siente como menos un anhelo vago y más como algo ... concreto.“

Joss estaba bastante segura de entender lo que estaba diciendo Olivia, pero quería que
siguiera hablando, especialmente teniendo en cuenta este giro en la
conversación. “¿Concreto cómo? ¿Te importaría explicarte?”

“Concreto como si pudiera verlo en mi mente.”

“Ver qué exactamente?”

Olivia desvió la mirada. No podía creer que estuvieran teniendo esta conversación. Fue
sólo hace unos meses que Joss no podía soportarla. Conquistarla era una
cosa. Involucrarse era otra. Esto, sin embargo, esta charla sobre la familia y el futuro,
parecía irreal. Por todo lo que a Olivia le gustaba pensar en sí misma como intrépida, esto
la hacía más que un poco inestable.

Se obligó a girar la mirada hacia la de Joss. Había una sinceridad tal en su cara que Olivia
encontró su coraje. “Puedo ver como podría ser la vida, como mis hijos — nuestros hijos
— podrían ser.”

En lugar de alarmarse por su admisión, Joss parecía feliz, emocionada incluso. "¿De
verdad? ¿Cómo los ves?"

183
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia se preguntó si no se había ruborizado. Seguro que se sentía como si estuviera. “No
es que fantaseo en como nuestros hijos se parecerían ni nada.”

Joss sonrió de una manera que la calentó desde el interior. “Está bien si lo hiciste. Quiero
saber."

“Es más como destellos de momentos. Veo a niños corriendo por el patio, mientras cavo
en el jardín y tú construyes una casa en el árbol. Pequeños pies corriendo por el pasillo y
saltando en la cama con nosotros. Es tonto, realmente.“

“No es tonto en absoluto. Es exactamente lo que quiero, lo que siempre he querido.“

“Pero soy como la última persona en la tierra con la que lo querías.” Le dolió a Olivia
decirlo, pero sabía que era verdad.

“Eso fue sólo cuando te conocí.” Fue el turno de Joss de apartar la mirada. “Fui crítica e
idiota. Lamento eso."

En lo que se refiere a Olivia, eso era asunto olvidado. Importaba, sin embargo, si Joss
únicamente pensara en su relación como una distracción. “No estoy buscando una
disculpa. Tampoco quiero que te sientas mal.“

"De acuerdo."

“Pero ya que estamos teniendo esta conversación, necesito saber si eso sigue siendo
importante.”

"¿Qué quieres decir?"

Se sentía como si su relación se había convertido en mucho más, pero nunca habían
hablado de ello. “Quiero decir, ¿sigo siendo alguien con quien saldrías, pero nada más?”

Joss se inclinó y la besó suavemente. “No te habría preguntado si querías tener hijos si no
te tomara — a nosotros — en serio.”

El corazón de Olivia latía incómodamente en su pecho. Su relación con Joss estaba


cambiando ante sus ojos. A diferencia con Amanda, no la llenaba de temor. Eso era, en sí
mismo, una maravilla. “Nos tomo en serio, también.”

Joss la besó otra vez. De nuevo, fue suave. O al menos empezó de esa manera. La
suavidad tomó lentamente un borde. Se hizo más insistente, suplicante. El pulso nervioso
de Olivia cambió al deseo; haciéndola sentirse ruborizada y sin aliento.

184
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss se movió a una posición de rodillas para poder acercarse. Ella tomó la nuca de Olivia
con la mano y sostuvo la mirada de Olivia. “Quiero construir un futuro contigo.”

Fue una elección de palabras un tanto obvia, pero Olivia disfrutó de la idea. No era algo
comprado o entregado a ella. No estaba empaquetado con el sello de aprobación de sus
padres. Era algo que podían construir, juntas. "Yo también quiero eso."

Joss se inclinó hacia delante y tiró de Olivia en un beso. Olivia nunca había
experimentado algo que era a la vez tan tierno y sin embargo posesivo. Despertó en ella
una necesidad, un deseo, que ni siquiera sabía que estaba allí.

Joss la guió hasta que estaba acostada sobre su espalda. La sensación de Joss apoyada
sobre ella, la presión de su cuerpo, inclinó la balanza de Olivia de sentirse de nuevo hacia
el deseo. Mientras Joss pasaba su mano por el costado de Olivia y a lo largo de su muslo,
Olivia se arqueó, ansiando ser tomada.

“Calma,” Joss le susurró al oído. “Voy a adorarte, y va a tomar un rato.”

Incluso si Olivia hubiera querido protestar, no creía que pudiera. La declaración de Joss la
convirtió en un charco. Presionó un beso en el hombro de Joss. "Soy tuya."

CAPÍTULO VEINTICUATRO
Olivia se encontró tarareando en el camino al campus. Había sido un infierno de
semana. Las horas de locura y la intensidad emocional del nacimiento de los gemelos la
dejaron sintiéndose vertiginosa y ligera. Luego estaba la subsiguiente conversación con
Joss sobre su futuro. Por primera vez desde que se mudó a Ithaca, tal vez por primera vez,
Olivia sentía que podía tenerlo todo. No sólo eso, sabía lo que parecía. Debido a que
estaba llegando un poco tarde, se saltó la parada habitual en su oficina y se dirigió
directamente a su primera clase. Ella dirigió un animado debate sobre La vuelta de tuerca
de Henry James, inspirando incluso a sus más distantes estudiantes de ciencia y economía
a sopesar la represión sexual de la heroína de la historia. La segunda sección fue casi tan
bien, poniéndola en un excelente estado de ánimo, cuando regreso a su oficina para las
horas de oficina.

Sin artículos devueltos recientemente o inminentemente previstos, nadie la


esperaba. Abrió la puerta, pensando que podría empezar la planificación de la unidad de
Eudora Welty para su seminario de Escritores Sureños. No es que tuviera que hacer
mucho para la preparación de Eudora.

185
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Después de encender la luz y dejar caer la bolsa, Olivia notó un mensaje rosa colocado en
su teclado. Eso era extraño. Era raro que alguien llamara al teléfono de su oficina, aún
más raro que alguien se pusiera en contacto con la línea principal del departamento
buscándola. Tal vez se trataba de algún representante de libros de texto mal informado
buscando vender la última antología. Ella recogió el papel y reconoció la letra de Betsy.

A Tim le gustaría vete cuando llegues. (Tiene que ser hoy.)

Bueno, eso era realmente extraño. Olivia sintió un nudo afianzarse en la boca del
estómago. Esperaba que no fuera un estudiante en crisis. O peor. Ella escribió una nota
que estaría de vuelta en unos minutos y la pegó a su puerta antes de ir a la oficina del
departamento. Cuando entró, Betsy no estaba por ningún lado.

"¿Hola? Tim?”

“Olivia? Eres tú?” La voz provenía de la oficina del Director.

"Hola Tim. Sí, soy yo. Ahora es un buen momento?”

Mientras ella hablaba, él salió de su oficina. "Lo es. Por favor, entra."

Ella lo siguió y trató de no estremecerse mientras él le señalaba la silla frente a su


escritorio. Con la excepción de su entrevista, cada reunión que había tenido en este
espacio tuvo lugar en la sala de estar en la esquina. Incluso la revisión del segundo año de
su cartera de planta permanente había sido en los confortables sillones. Ella se sentó y
trató de leer su rostro por alguna pista sobre lo que estaba ocurriendo.

“No hay manera delicada de poner esto, así que voy a ser directo y decirlo. Hay una
acusación de que has entablado una relación romántica con uno de tus estudiantes.“

Olivia, incapaz de detenerse, dejó escapar un sonido que estaba entre una tos y una risa.
"¿Qué?"

Él cruzó las manos sobre el escritorio. No estaba sonriendo. “Hubo un informe presentado
a través del sistema de denuncia anónima de la universidad que estás involucrada
románticamente con uno de tus estudiantes.”

La expresión del rostro de Tim reflejaba malestar puro. Él era un improbable director de
departamento — introvertido, agradable, y en general reacio a lidiar con el conflicto en
cualquier forma. Olivia pensó por un momento que podría ser parte de alguna broma
pesada, pero Tim nunca aprobaría tal cosa. “Debe haber un malentendido.”

186
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Tim suspiró. "Ciertamente lo espero. Sin embargo, la universidad tiene una política
específica de investigar todas las quejas, incluyendo los informes de acoso y violaciones
del código de conducta.“

Ella trató de contraatacar la ola de náusea que amenazaba con envolverla. Esto era
real. Ella estaba siendo investigada. Alguien creía que estaba teniendo una aventura con
un estudiante. O estaba siendo saboteada. El último pensamiento la golpeó como un
camión y la mareó. Se agarró al brazo de la silla. Necesitaba concentrarse, para cooperar
manteniendo una cantidad adecuada de indignación.

“No estoy involucrada con un estudiante. Nunca he estado involucrada con un


estudiante. Nunca me he acercado. Ni siquiera nunca me he sentido atraída por un
estudiante, o viceversa, hasta donde sé.“

Tim asintió. Olivia no pudo decir si le creía o simplemente la dejaba divagar. Ella se
devanó los sesos, tratando de recordar a cualquier estudiante que fuera inapropiado o
necesitado o cualquier otra cosa que podría ser mal interpretada. Una imagen de M.J.
cruzó por su mente. "¿Quién es?"

“El informe fue anónimo. No sé quién lo hizo.“

Olivia sacudió la cabeza. “¿Con quién estoy supuestamente manteniendo una relación?”

Tim abrió una carpeta en su escritorio. “No dice en los papeles que me han dado. Me han
dicho muy poco. Todo está siendo manejado por el Director de Relaciones con los
empleados en la Oficina de Recursos Humanos, que es probablemente lo mejor. Yo sólo
... quería ser el que te lo dijera.“

Olivia tenía la sensación de que, de cualquier manera que pudiera, Tim la estaba
cuidando. Eso contaba para algo. No es así? “¿Qué pasa después?”

“Esta carta explica el proceso.” Él le entregó un sobre cerrado. “También incluye una
copia de la queja. Me imagino que el nombre del estudiante es parte de ella.“

Olivia tomó el sobre, lo miró. “No quieres saberlo?”

Tim le ofreció una mirada comprensiva. “Espero que esto sea un malentendido o un error
y que se resuelva rápidamente. En ese ánimo, me siento que mientras menos sepa, mejor.“

Olivia asintió. Tim tenía confianza en ella. Eso ayudó, aunque sólo sea un poco. "Lo
es. Será. Gracias."

187
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Ella regresó a su oficina y cerró la puerta. Leyó tres o cuatro veces el documento que Tim
le dio, junto con la breve denuncia escrita.

He visto las interacciones entre la Dra. Olivia Bennett del Departamento de Inglés y
Mary Jane Carlton, una estudiante universitaria, que me llevan a creer que existe una
relación íntima entre ellas.

El resto de los detalles con respecto a lo que la persona sabía o había visto, eran vagos. El
tono y el estilo de la escritura, sin embargo, la hicieron pensar que había sido escrito por
alguien en la facultad. Ella trató de recordar lo que Tim había dicho sobre el
procedimiento, pero sus palabras se mezclaron en su mente.

Encendió su computadora y tecleó ‘relación sexual’ en el cuadro de búsqueda en la página


principal de la universidad. Efectivamente, el primer resultado fue un enlace a la política
sobre acoso sexual, incluyendo la prohibición de las relaciones entre profesores y
estudiantes. La página de la política incluía un enlace a los procedimientos para tratar las
denuncias.

Olivia escaneo la página una vez, luego volvió a la parte superior y volvió a leerlo más a
fondo. Por un lado, era desalentador saber que había suficiente necesidad de tener un
proceso completo en el lugar. Por otro lado, ayudó a verla presentada de una manera
directa, incluyendo una sección sobre el rechazo de quejas sin fundamento.

La queja sería rechazada. Tenia que ser. M.J. venía a sus horas de oficina con regularidad,
pero sólo hablaban. La veía de vez en cuando en la ciudad, pero nunca habían hecho algo
fuera de la escuela juntas. Ni siquiera el café, y Olivia había hecho eso con varios
estudiantes durante sus dos años en la facultad. Olivia no podía pensar en nada que
pudiera interpretarse como romántico, y mucho menos sexual.

Quería hablar con M.J., para advertirle que alguien vendría a hacer preguntas. Teniendo
en cuenta el estrés bajo el que estaba con sus padres, lo último que Olivia quería era darle
algo más de que preocuparse. Pero hacer eso podría ser interpretado como que tiene algo
que ocultar, tratando de asegurarse de que tienen sus historias correctas. Necesitaba dejar
que el proceso se llevara a cabo. Tal vez podría encontrar una manera de compensar a
M.J. después del hecho.

Necesitaba superarlo para que hubiera un después del hecho. Miró el reloj. Eran casi las
seis. Alguien de Recursos Humanos la interrogaría, pero eso probablemente sería en
horario de oficina. Ni siquiera podía llamar y tratar de conseguir agendarlo. Por el
momento, era incapaz de hacer nada.

188
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia suspiró y miró la pila de papeles sobre su escritorio. No había manera de que
pudiera concentrarse lo suficiente como para hacer algo. Dejó la pila donde estaba, apagó
la luz y se fue.

***

Olivia se detuvo en el camino de entrada de Joss y se sentó en su coche durante un largo


momento. Tan horrible como la conversación con Tim había sido, temía tener que decirle
a Joss aún más. Decir las palabras en voz alta haría toda esta pesadilla más real. Y había
la posibilidad de que Joss podría dudar de ella. Eso era ridículo. Sabía que Joss no creería
que había tenido un romance con un estudiante. Saberlo no parecía ayudar. Subió los
escalones del porche y entró. La casa olía a pizza y pudo ver a Joss parada en la cocina
mirando su teléfono. Dios, ella no quería hacer esto.

Joss la vio y sonrió. “Estoy tan contenta de que estés aquí. Si hubiera sido un minuto más
tarde, creo que me habría comido toda esta pizza yo misma.“

"Lo siento."

Los ojos de Joss se estrecharon y dejó su teléfono. “¿Qué ocurre? ¿Que pasó?"

¿Qué debería incluso decir? “Yo ... ha habido ...”

Debió verse absolutamente asustada, dado que la preocupada cara de Joss se había
transformado en una que sugería el pánico. Joss se acercó a ella y le tomó las
manos. “Ven siéntate. Estás blanca como una hoja.“

Olivia dejó que la condujera a una silla. No se atrevía a mirar a los ojos de Joss. Respiró
hondo y escupió las palabras. “Alguien me ha acusado de tener una relación inapropiada
con un estudiante.”

"¿Qué?"

“Alguien envió una carta anónima a la Oficina de Recursos Humanos, expresando sus
preocupaciones de que estuviera en una relación sentimental con uno de mis estudiantes.”
Olivia levantó la vista y vio los ojos de Joss, buscando en su rostro por el significado. No
podía decir si Joss estaba a punto de preguntarle si había alguna base para tal cargo. No
podía soportar la idea de eso. "No es verdad. No he — yo no — nunca me he involucrado
con un estudiante.“

Joss frunció el ceño. “Por supuesto que no. Sólo estoy tratando de hacerme a la idea de
cómo alguien podría decir tal cosa. O ¿por qué?”

189
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"No lo sé. Podría ser alguien que vio algo inocente y completamente lo malinterpretó.“

"¿O?"

Olivia suspiró. “O podría ser alguien que tiene un resentimiento, o quiere verme
avergonzada.”

"¿Es eso posible? No es que alguien tendría resentimiento contra ti, pero esto podría tener
algún peso sea lo que sea.“

“De acuerdo con mi director de departamento, habrá una investigación confidencial. No


tengo ninguna duda de que el resultado oficial será que estoy absuelta, pero van a tener
que hablar con la gente. E incluso si ellos no deberían, esas personas van a hablar. Los
profesores son peores que las ancianas cuando se trata de chismes.“

Joss apretó las manos. “Está bien, entiendo que eso es una preocupación, pero vamos a
tratar con una cosa a la vez. ¿Qué pasa después? Y hay algo que pueda hacer para mover
las cosas rápidamente?”

Olivia miró a Joss. Estaba tranquila y tenía una manera fría, práctica de ver las cosas.
Olivia había esperado que decirle a Joss la hiciera sentir aún peor. En cambio, se sintió
mejor. No sólo Joss le creía, sino que parecía lista y dispuesta a ayudarla a superarlo. Ella
respiró hondo y cuadró los hombros. “Responderé a cualquier pregunta que tengan. Les
daré acceso a mi correo electrónico, a mi oficina. Creo que eso es todo lo que puedo
hacer.“

“¿Quién es el estudiante?”

Olivia se echó hacia adelante. “Su nombre es M.J. Tomó Literatura Americana conmigo
el semestre pasado y está en mi clase de Escritores Sureños ahora.”

"¿Te llevas bien?"

“Ella viene a las horas de oficina con bastante regularidad. La ayudé a empezar a preparar
una propuesta para hacer una tesis de honores de último año.“

“Eso suena bastante típico.”

"Lo es. Ella también es gay. Está fuera del armario en la escuela, pero no lo estaba en su
casa.” Olivia suspiró. “Hasta hace un par de semanas.”

Joss se inclinó hacia atrás. "Déjame adivinar. No salió bien.“

190
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Todo en ella gritaba bebé dique, pero sus padres estaban totalmente sorprendidos.”

"Oh, hombre."

Olivia estaba recordando la conversación en su oficina. "Espera."

"¿Qué?"

Olivia recordó el abatimiento inicial de M.J., el giro esperanzador mientras


hablaban. “Ella vino a mi oficina para contarme sobre eso. Estaba muy molesta y
hablamos durante bastante tiempo. Me abrazó cuando se fue.“

Joss cruzó de brazos. “Abrazar a un estudiante es contra las reglas?”

Olivia sacudió la cabeza. “No, pero supongo que alguien podría haberlo
malinterpretado. He estado devanándome los sesos por cualquier cosa que podría parecer
siquiera en lo más mínimo inapropiado.“

“Parece como una exageración.”

“Lo es, pero nunca se sabe lo que la gente está pensando.” Olivia frunció el ceño. “Sobre
todo si están buscando problemas.”

“No puedo creer que alguien haría eso.”

Olivia tuvo un destello de Gerald parado justo frente a su puerta. “Maldito pendejo.”

"¿Qué? ¿Quien?"

“Gerald estaba allí. Fue justo antes de una reunión de profesores y Gerald estaba
merodeando en el pasillo.“

Joss dejó escapar un sonido que parecía un gruñido bajo. “Haría eso?”

Olivia suspiró. "No lo sé. ¿Tal vez? No me extrañaría.“

“¿Puedes presionarlo? Presentar algún tipo de queja propia?”

Incluso si fuera cierto, ella probablemente nunca será capaz de probarlo. Olivia trató de
apartar la idea y se levantó. “No lo sé, pero no puedo pensar en eso ahora. Voy a
concentrarme en limpiar mi nombre y minimizar el daño.“

191
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss se levantó también. "Eso suena como un buen plan."

CAPÍTULO VEINTICINCO
Durante los siguientes días, Olivia impartió sus clases, mantuvo su horario de oficina. Ella
fue a una junta de profesores. Nadie dijo nada. Por supuesto que no lo harían. Sentía
como si la gente la estuviera mirando más, pero podría estar imaginándolo. No tenía
forma de saber quién sabía, a quién le habían preguntado acerca de ella.

Su encuentro con HR había sido extrañamente decepcionante. Una mujer que le recordó a
Olivia a su tía Phyllis le hizo una serie de preguntas. Ella no parecía ni simpática ni
escandalizada. Menos de una hora después, le dio las gracias a Olivia por su tiempo y le
aseguró que una resolución estaría próximamente.

Olivia quería desesperadamente contarle a Gina todo el asunto. Gina estaría indignada,
pero empática. Ella también tendría un buen consejo. Gina no habría aguantado un
escándalo, al menos no al conocimiento de Olivia, pero había sobrevivido al proceso de la
planta permanente. Además de ser competente, tal hazaña requería tenacidad y un cierto
grado de habilidad política. Pero lo último que quería hacer era poner un obstáculo en las
primeras semanas que ella y Kel tenían en casa con los gemelos. A pesar de que Olivia
temía que Gina podría escucharlo de otra persona que no fuera ella, no se atrevía a
llamarla. Después de una cierta insistencia gentil de Joss, Olivia decidió hacerlo en
persona. Le envió un mensaje a Gina, que parecía encantada de tenerla de visita, y se
dirigió después de la clase.

“Me alegro de que estés aquí.”

Olivia dejó las bolsas que había llevado y abrazó a su mejor amiga. "Bien. Recogí las
cosas que pediste, pero me tomé la libertad de añadir unas cuantas más.” Olivia
desempacó comestibles, así como algunas comidas listas para cocinar y listas para
comer. “Si mi cocina estuviera terminada, habría cocinado. He estado viviendo de éstos,
sin embargo, y no están del todo mal.”

"Eres un ángel."

“No soy tal cosa, pero conozco el lugar Wegmans. ¿Cómo estás?"

“Mejor de lo que pensaba. Con Kel en casa y yo dando mis clases en línea durante el mes,
hemos logrado elaborar un sistema decente.“

“Y el sistema decente significa dormir por más de dos horas a la vez?”

192
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Gina sonrió. "Lo hace. Kel duerme de las nueve a las tres. Yo duermo de tres a
nueve. Cada una tratamos de tomar una siesta durante el día, lo que Kel está haciendo
ahora. Ya que estamos complementando con fórmula, que está funcionando.“

Olivia asintió. "Estoy impresionada."

“No me malinterpretes. Esos turnos de seis horas pueden ser un poco difíciles, pero Kel
viene refrescada y tengo la promesa de la cama para sostenerme.“

Sólo estar cerca de Gina la hacía sentirse mejor. Olivia se reprendió a sí misma por
mantenerse alejada. “Recuérdame que consiga todos mi consejos de cómo criar un hijo de
ti.”

“Desde luego, no tenemos todo resuelto, pero somos un buen equipo. Dicho esto, estoy
segura que la primera vez que uno de ellos tenga fiebre, voy a enloquecer.“

Olivia se rió. “Eso suena perfectamente razonable.”

“¿Qué hay de ti, mujer? ¿Qué tal la escuela? ¿Cómo está Joss?”

“Joss es increíble. La escuela, no tanto.“

“Están tus estudiantes actuando como niños? O son nuestros colegas?”

“En este punto, tomaría ambas cosas, con mucho gusto.” Olivia se lanzó a una versión
abreviada de lo que había ocurrido en el último par de semanas — la conversación con
Tim, su reunión con la señora pusilánime de HR, el sentir que no podía decirle dos
palabras a M.J. fuera de clase.

“Eso es jodidamente ridículo.” La voz elevada de Gina hizo que Liam se


removiera. Comenzó a mecerlo y pasearlo, lo cual pareció calmarlo. Ella bajó la
voz. “Completamente ridículo.”

“Gracias.” Olivia relató la interacción que había tenido con M.J. pensando que tal vez
podría haber sido malinterpretada.

Gina sacudió la cabeza. "No lo sé. No parece como un simple malentendido para mí “

Olivia meció a Jacob, disfrutando de los gestos que hacía mientras dormía. No había
planeado decir nada acerca de sus sospechas porque sabía que Gina enloquecería. Pero si
Gina ya tenía esa idea en la cabeza, no era probable que la dejara ir en cualquier momento
pronto. Se encogió un poco en la anticipación.

193
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"¿Qué? ¿Hueles popo? Los acabo de cambiar, así que podrían ser gases.” Gina levantó a
Liam y olió su trasero.

"No. Gerald.“

“¿Qué hay de Gerald?” Gina dejó de caminar y la miró.

“Cuando M.J. vino a mi oficina para hablar de sus padres, Gerald estaba allí.”

“Como en tu oficina?”

Olivia podía ver su cara, el desdén por los estudiantes que consideraba
necesitados. Recordó su irritación, entrando en una averiguación. ¿Podría haber sido
suficiente para encabronarlo? “No, cuando M.J. se fue, él estaba merodeando fuera de mi
oficina. No sé si vio algo o si decidió que quería ver algo. Y no sé si fue él. Él es el único
que se me ocurre.“

“Maldito hijo de puta.” Gina reanudó su paseo. “Bueno, no pondría nada más allá de
él. Especialmente si se beneficia de algún modo.“

La mente de Olivia le dio la vuelta por billonésima vez. A Gerald le desagradaba


tanto? ¿Tenía algo que ganar? “No veo que podría ser, aparte de hacer mi vida
difícil. Tuvimos un pequeño desacuerdo, pero no creo que lo antagonicé hasta el punto de
necesitar venganza.“

Se dio cuenta de que Gina estaba dándole vueltas a los diferentes ángulos. "¿Sabes
que? Philip está en el mismo ciclo de la planta permanente como tú “

Olivia no podía ver como el pequeño acólito de Gerald tenía que ver con las cosas. "¿Y?"

“Haciéndote quedar mal podría hacer que Philip se vea bien.”

El proceso de la planta permanente podría sentirse como un concurso de popularidad,


pero Olivia se resistía a pensar que podría ser tan voluble como eso. “Podría posiblemente
hacer una diferencia?”

“Probablemente no a nivel de departamento, pero a veces el comité universitario hará una


comparación y contrastar si hay dos personas en el mismo departamento.”

Parecía insidioso, incluso para Gerald. Por no hablar de una posibilidad muy remota. "No
lo sé."

194
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“No estoy diciendo que lo hizo, o que si lo hizo ese fue su motivo. Estoy diciendo que
debes cuidar tu espalda.“

“Sí.” Olivia lo odiaba, pero Gina tenía razón. "Muchas gracias por escuchar."

Gina puso a Liam en una cuna que había sido colocada en la esquina. “Ojala me lo
hubieras dicho antes. Es decir, lo entiendo, pero me gustaría que me lo hubieras dicho
antes.“

“Has estado muy ocupada.” Olivia le entregó Jacob a Gina, que lo puso junto a su
hermano.

“Con suerte, sería más pronto que tarde, pero no quería que tuvieras la oportunidad de
escucharlo de otra persona.”

“Si alguien se atreve a susurrarme algo, tendrán un ojo morado a cambio.”

Gina estaba bromeando, pero era agradable escucharlo. "Eres la mejor."

"Lo sé. También me muero por oír hablar de Joss. Ustedes parecían muy íntimas cuando
fueron de visita al hospital.“

“Sí.” Olivia recordó la conversación que ella y Joss tuvieron después del
hospital. "Estamos bien."

"¿Estas enamorada?"

Olivia suspiró. "Sí."

"¿Pero?"

“No estoy segura de que ella está en el mismo lugar. Creo que podría llegar allí, pero no
estoy segura.“

“Yo diría que cualquier persona que pasa la mitad de la noche haciéndote compañía en la
sala de espera de maternidad esta bastante perdida.”

Olivia sonrió ante el recuerdo y su debate sobre la comida chatarra. "Espero que estés en
lo cierto."

195
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Por lo general lo estoy. También estoy empezando a enloquecer. Nos pusimos de


acuerdo para comenzar a aventurarnos a salir una vez que los chicos tuvieran cuatro
semanas. Tal vez nuestra primera salida pueda ser a tu casa.“

“Realmente está en la recta final. El piso de arriba se terminó justo antes de que nacieran
los niños. La mayoría de los muebles están, los pisos hechos, las paredes pintadas. Sólo
estoy esperando la estufa.“

“Todavía esta en pedidos pendientes?”

Olivia suspiró. “Todavía en pedido pendiente.”

“Y ninguna otra estufa servirá?”

"Ya sabes como soy. Una vez que pongo mi corazón en algo ...”

“Espera, ¿estamos hablando de la estufa, o de Joss?” Gina siempre sabía exactamente qué
decir.

“Voy a ir con ambos.”

Olivia miró a los niños antes de salir. Ella parecía estar recibiendo en su corazón muchas
cosas en estos días.

***

Para el momento en que Olivia llegó a su casa, eran después de las siete. Estaba tan
contenta de haberle contado todo a Gina, por no hablar de pasar algún tiempo con los
bebés. Estaba agotada, sin embargo, y tentada a meterse directamente en la cama. La
camioneta de Joss estaba todavía en el camino de entrada, lo que la sorprendió.

Joss la saludo en la puerta con un beso. "¿Que tal tu día?"

"Agotador. ¿Qué hay de tí?"

"Fue bastante bueno. Tengo algo que creo que podría hacerte feliz.“

“Sea lo que sea, lo tomaré.”

Joss se frotó las manos. "Cierra tus ojos."

"¿Qué? ¿Por qué?"

196
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss rodó los ojos. "Tengo una sorpresa para ti. ¿No confías en mí?”

Olivia levantó sus manos a la defensiva, pero se rió. "Bien, bien. Lo siento."

Ella cerró los ojos. Joss tomó ambas manos y lentamente la condujo hacia la casa. Olivia
había vivido allí el tiempo suficiente para saber que se dirigían al pasillo y hacia la
cocina. Joss la condujo a lo que parecía ser el centro de la habitación, y luego la giró hacia
la isla.

"Ábrelos."

Olivia hizo lo que le dijo y se encontró mirando una estufa. No, no una estufa. La
estufa. La estufa de la que se había enamorado que resultó estar agotada en existencia. La
estufa que había demorado la finalización de la cocina durante casi un mes. Era de la
mejor calidad y completamente moderna, pero diseñada para parecerse a una antigua, con
acabado de esmalte blanco y la puerta del horno con bisagras laterales. Era hermosa.

“Joss.”

"Lo sé. Estaba escéptica al principio, pero realmente es genial, y es perfecta para esta
habitación.“

"Es perfecta. Me encanta."

“Literalmente llego esta tarde. Llamé para un par de favores para hacer que la trajeran
directamente aquí. No he tenido la oportunidad de conectarla todavía, pero sabía que
estarías muy emocionada de verla.“

"Lo estoy. Gracias."

“Conectaré las líneas de gas y haré todas las comprobaciones de seguridad en la mañana
si eso está bien contigo.”

"Por supuesto."

“No quería invitarme a quedarme, pero cogí unos filetes a la parrilla para la cena, junto
con cosas para la ensalada. Con todo lo que esta pasando, quería que tuvieras una velada
relajada.“

Olivia miró a Joss y su pecho se apretó. Joss parecía saber exactamente lo que necesitaba,
aun cuando no siempre lo sabía ella misma. Era la primera vez en su vida que había
estado con alguien así y todavía la agarraba desprevenida. Combinado con la montaña

197
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

rusa emocional que habían sido las últimas semanas, Olivia se sintió caer sobre el
borde. Antes de que pudiera detenerse, las lágrimas comenzaron. "Eso suena genial."

Cuando Olivia comenzó a llorar, Joss entró en pánico. Cruzó la habitación y abrazó a
Olivia. El gesto pareció empeorar las cosas; todo el cuerpo de Olivia se sacudió por los
sollozos. "Lo siento mucho. Pensé que la estufa te alegraría.“

“Me alegro.” Olivia ahogó las palabras una a la vez mientras seguía llorando. Joss apenas
podía entenderla.

"Bueno. ¿Entonces que es? ¿Ha pasado algo malo?” Joss no había presionado a Olivia
para que hablara de cosas del trabajo. Confiaba en que todo saldría bien. La posibilidad de
que no fuera el caso hizo que su estómago se volviera incómodo.

Olivia esnifó, tomó un par de respiraciones agitadas, y se apartó. “No, no pasó


nada. Tengo los nervios de punta. Y estás siendo tan dulce conmigo.“

Joss la estudió. Incluso con las mejillas manchadas y el rimel embadurnado, Joss pensó
que era la criatura más hermosa que había visto nunca. “Hey, no hice nada especial. Te
amo."

Fue sólo después de ver la expresión en la cara de Olivia que Joss registró lo que había
dicho. Olivia parpadeó unas cuantas veces, pero no dijo nada. Joss no podía decidir si era
mejor dar marcha atrás o seguir hacia adelante. "Lo siento. No quiero decir eso.“

Olivia inclinó la cabeza hacia un lado. “No querías decirlo o no lo decías en serio?”

Podría su momento ser peor? Joss sabía que estaba enamorada de Olivia desde el
momento en que hablaron sobre formar una familia. La noche ya había sido tan intensa,
que no había querido añadir otra capa a la misma. Entonces la investigación comenzó y
todo parecía en el aire. Tenía la intención de esperar hasta que todo se tranquilizara,
entonces planear algo romántico. Con ese plan ahora de lleno fuera por la ventana, Joss
sabía que no podía retener sus sentimientos. Tampoco iba a mentir sobre ellos. “No quise
decirlo, no así.”

Todavía era imposible leer a Olivia, para saber lo que estaba pensando. “No así, cómo?”

“No casualmente, no mientras todo está todavía en curso en el trabajo.” Llevó una mano a
la mejilla de Olivia. “No cuando tienes los ojos llorosos.”

Olivia dejó escapar una pequeña risa y sonrió. “Bueno, ahí es donde te equivocas. Es
absolutamente el momento más perfecto para decirlo.“

198
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia echó los brazos alrededor de Joss y la apretó. Joss sintió que una oleada de alivio la
invadía. O al menos tanto alivio como podía sentir sin tener a Olivia diciéndolo en
respuesta. "Me alegro."

Olivia se echó hacia atrás y esnifó. "Lo siento. Soy una idiota.“

"No lo eres. Esta bien sentirse abrumada. Tienes que dejarlo salir.“

Ella sacudió su cabeza. “No, quiero decir que soy una idiota por no decirlo en
respuesta. Yo también te amo. Te he amado durante bastante tiempo, en realidad, pero
tenía miedo de que salieras huyendo.”

El alivio se convirtió en jubilo. Joss experimentó una hinchazón en el pecho que no había
sentido en mucho tiempo. “Te quiero, Olivia. Estoy enamorada de ti y quiero estar aquí,
contigo, hasta que las vacas vuelvan a casa.“

Olivia volvió a sonreír, a pesar de que era más que una sonrisa esta vez, acompañada por
un brillo juguetón en sus ojos. “Podemos tener vacas?”

Joss no pudo evitar reír. “Una cosa a la vez, nena. Una cosa a la vez."

CAPÍTULO VEINTISEIS
La cocina — y con ello, la casa — estaba oficialmente terminada. La estufa, que había
permanecido obstinadamente en pedido pendiente hasta tres semanas más de lo
originalmente prometido, finalmente había llegado. Joss la instaló, conectó la línea de gas,
y ganó una ronda de aplausos de una mujer cuando probó el quemador y obtuvo lumbre
en su primer intento. Tan frustrante como había sido, parecía apropiado que el toque final
fuera, quizás, el elemento más importante de toda la renovación.

Entre eso y Joss diciéndole a Olivia que la amaba, era casi suficiente para hacer que
Olivia olvidara todo lo que estaba pasando en el trabajo. Ella decidió que iba a dejarlo de
lado el fin de semana y negarse a preocuparse en absoluto. Después de dar a Joss un beso
prolongado, Olivia la echó de la casa. “Sé que tienes otros proyectos. Ve a trabajar y
regresa a las 6:30. Prepararé la cena.“

Ella condujo a la ciudad a pesar de generalmente rechazar poner un pie en el


supermercado los sábados. Compró un café con leche de la cafetería y vagó
tranquilamente, disfrutando en lugar de estar molesta por la maraña de carritos y niños y
madres y personas de la tercera edad en motonetas. Pagó por sus compras y las metió en

199
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

su cajuela. Hizo una parada en la tienda de vinos y llegó a su casa en un ridículamente


buen humor. Mente sobre materia. Ese era su mantra para el día.

De regreso en la cocina, se puso su delantal favorito blanco y negro y comenzó a preparar.


Cuando todo estaba en su lugar, se puso a preparar la mesa. Acababa de encender las
velas cuando oyó la camioneta de Joss en el camino de entrada. Cuando ella entró, Olivia
estaba sirviendo el vino.

"Hola, cariño."

Joss la miró de arriba abajo y arriba de nuevo. Ella tragó saliva y luego sonrió. "Hola."

Olivia se acercó y entregó a Joss una copa. Ella le dio un largo y provocador beso antes
de preguntar: “¿Cómo estuvo tu día?”

“Um, mejorado drásticamente en los últimos dos minutos. De otra manera, no está
mal. ¿Tú?"

"Fue encantador. He comprado como si tuviera una cocina para cocinar, tome un largo
baño, y he estado dando vueltas en mi absolutamente perfecta, perfectamente terminada
casa.“

Joss tomó un sorbo de vino. “Si hubiera sabido que así era cómo ibas a reaccionar al tener
tu estufa entregada, habría conducido a la fábrica y construido yo misma.“

Olivia se echó a reír. “¿Estás diciendo que me he dejado llevar?”

“Tal vez, pero debes sentirte libre de dejarte llevar en cualquier momento que te de la
gana.”

Olivia volvió a la estufa y añadió verduras a un sartén caliente. “No puedo decirte lo feliz
que me hace el chisporroteo. Es tonto?”

"De ningún modo. Lamento que haya tardado tanto en llegar.“

Olivia agitó una cuchara de madera hacia ella. “No te disculpes. Fui yo la que escogió la
estufa. Conozco los peligros de un pedido especial.“

Comieron pollo Marsala con papas asadas y judías verdes en la mesa de comedor. Había
platos y copas de verdad. Se sentía común y elevada al mismo tiempo. Joss habló sobre su
próximo gran proyecto, una ampliación en una Cape Cod (Tipo de vivienda) en

200
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Dryden. Olivia le contó a Joss sobre el niño que había corrido de cabeza hacia ella en el
supermercado, agarrando una caja de Cheerios como si fuera el Santo Grial.

“Hice el postre, también,” Olivia dijo mientras limpiaba la mesa.

"¿Lo hiciste ahora?"

“Pastel de chocolate fundido.”

“Oh, por favor dime que hay helado.”

Olivia sonrió. “Vainilla y café, porque no sabía cual prefieres.”

“Eres una diosa. Cualquiera, ambos, sorpréndeme.“

"Bueno. Sólo necesitan unos quince minutos en el horno.“

“Sólo el tiempo suficiente para mí para encender la chimenea.”

"Oh, sí, por favor."

Olivia fue a la cocina para hornear los pasteles. Cuando estaban apenas a escaso tiempo
de ser colocados, los sacó del horno. Puso ambos pasteles en miniatura en un tazón
grande de sopa con dos bolas de helado. Agarró dos cucharas y regresó a la sala de
estar. Joss no sólo había encendido la chimenea, sino que había extendido una manta en el
suelo junto a ella. Tomó el tazón de Olivia, lo puso sobre la mesa de café, y luego tiró del
lazo de su delantal.

“Por mucho que me gustaría verte en nada más que esto, tengo otras cosas en mente.”

Joss quitó el delantal y tiró de Olivia cerca. Olivia tomó el olor y la forma en que el
cuerpo de Joss se moldeaba contra el suyo. Se sentía tan familiar, tan natural, que era
difícil imaginar que sólo había conocido a Joss durante unos meses. Cuando los dedos de
Joss se deslizaron por debajo de la camisa y trazaron la piel de su espalda baja, toda la
tensión de la semana pasada desapareció.

Joss desabotonó la blusa de Olivia, deslizó hacia abajo la falda. Joss luego quitó el
sujetador y las bragas. "Acuéstate."

Olivia la miró con curiosidad, pero hizo lo que le pidió, viendo a Joss quitarse su propia
ropa.

201
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Ahora cierra los ojos.”

Una vez más, ella obedeció. Lo siguiente que Olivia supo, había algo frío sobre su
pecho. Ella jadeó. Fue seguido rápidamente por el calor de la boca de Joss. Abrió la boca
de nuevo. En su otro pecho, Joss extendió algo caliente. La sensación fue seguida de
nuevo por la boca de Joss, esta vez fresca del helado que acababa de comerse. Joss hizo
esto un par de veces más — en el vientre, los muslos de Olivia.

Olivia se retorció, tanto por las sensaciones como por la anticipación de lo que iba a hacer
a continuación. Cuando Joss se deslizó dentro de ella, Olivia suspiró. El placer era
intenso, pero sin la agudeza que generalmente mantenía. Los dedos de Joss eran lentos,
más suaves, también. En lugar de ansiar por más, cada embestida hizo que Olivia se
sintiera llena, completa. Cuando se corrió, fue una ola cálida que la envolvió. Olivia la
dejo tomarla. Mientras flotaba ingrávidamente a través de él, susurró el nombre de Joss.

Cuando abrió los ojos, Joss estaba mirándola. "Te amo mucho."

"Yo también te amo."

La pierna de Joss estaba sobre ella y Olivia podía sentir su humedad. Se movió,
presionando su muslo en Joss. Joss gimió, moviéndose contra ella. Olivia levantó las
caderas para que pudiera deslizar su piel arriba y abajo por los labios resbaladizos y
abultados de Joss.

“Oh, Dios.” Joss rodó sobre Olivia, apoyándose en los codos y a horcajadas sobre el
muslo de Olivia.

Olivia siguió arqueándose en ella, tratando de proporcionar la cantidad justa de presión y


fricción. Joss empujó contra Olivia con mayor velocidad. Olivia la observó, amando la
expresión de feroz concentración en la cara de Joss y la forma en que su respiración se
hizo más y más irregular. Cuando Joss se vino, el calor se vertió fuera de ella. Olivia
abrazó a Joss y la acercó. Ella se durmió con las extremidades enmarañadas y el calor del
fuego en su piel.

202
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO VEINTISIETE
Como de costumbre, los estudiantes se quedaron después de clase. Había unas cuantas
preguntas sobre el próximo artículo, una disculpa por llegar tarde. Dos estudiantes habían
querido hablar más sobre uno de los cuentos cortos del día. Ella les animó a hacer citas
para que pudieran tener conversaciones más exhaustivas.

El trabajo de Dorothy Allison a menudo golpeaba en un punto sensible y Olivia había


aprendido de la manera difícil que, ya sea buenas o malas, las reacciones a ella podían ser
emocionalmente intensas. Recogió sus cosas y empujó a los rezagados para dar paso a la
siguiente clase usando la habitación. Se dio cuenta de que Tim estaba esperando en el
pasillo. Olivia sintió que se le revolvía el estómago y estaba bastante segura de que se
encogió.

“¿Tienes algo de tiempo para hablar?” Su voz sonaba alentadora, pero Olivia no podía
decir si tenía buenas noticias o intentaba parecer optimista.

"Por supuesto."

Ella había tenido la suerte de tener todas sus clases ese semestre programadas en el
edificio, así que hicieron un corto paseo por el pasillo y hasta la oficina del
departamento. Tim hizo un gesto hacia las sillas en la sala de estar y Olivia trató de no
leer demasiado en el gesto. Se sentaron y le entregó un sobre. Olivia lo tomó y lo
miró. Tim asintió.

Olivia rompió el sello y sacó la carta. Echó un vistazo al contenido, capturando frases
como ‘no hay evidencia de mala conducta’ y ‘acusaciones determinando que carecen de
fundamento.’ Ella dejó escapar un suspiro y se dio cuenta de que estaba temblando. Se
tomó un momento para leer la carta una segunda vez antes de mirar de nuevo a Tim.

“Se acabó,” él dijo. “Has sido absuelta, por completo.”

Olivia asintió. "Sí. Gracias."

“No hay necesidad de agradecerme. Lamento que hayas tenido que pasar por eso en
primer lugar. Espero que entiendas que la investigación fue un protocolo. Fue requerida
por la política universitaria.“

Olivia se sentó de frente a Tim, preguntándose por qué no se sentía más aliviada. "Lo
entiendo. Estoy agradecida que hayas presionado para mover las cosas con mayor
rapidez.“

203
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“No habrá ningún registro de alegación, ni en tu archivo del departamento ni con


Recursos Humanos. Será como si nunca hubiera pasado.“

Ella quería creerle. Más que nada, quería creer que iba a salir de su oficina y sería como si
las últimas tres semanas nunca hubieran ocurrido. Incluso si fuera cierto en el sentido
oficial, sabía que no debía creer que las mentes de las personas serían limpiadas con tanta
facilidad como los documentos pertinentes serían triturados. La verdad es que para
algunas personas en el campus, especialmente aquellos que no conocía bien, su nombre
estaría asociado con algo indecoroso si no ilegal. Y cuando se trataba de cosas como la
plaza permanente, incluso un registro de publicaciones impecables no podía deshacer los
efectos de los rumores.

“Agradezco que digas eso,” ella dijo, tratando de hacer que su voz sonara sincera.

"¿Qué es? ¿Qué pasa?”

“Es sólo que estoy segura de que parte de la investigación fue hablar con la gente. Es
evidente que esas personas dijeron las cosas correctas, pero no puedo evitar preocuparme
de que las preguntas mismas sembraron alguna semilla de duda o, al menos, se
preguntaran.“

“Esas conversaciones son confidenciales, y todos los involucrados fueron informados


explícitamente de ello.”

Ella asintió, no del todo convencida.

“Olivia, eres un miembro respetado de este departamento. Incluso como docente, tu


investigación es sólida. Tus evaluaciones de enseñanza son consistentemente altas y estás
sirviendo en un par de comités clave.“

“Lo sé.” Ella también sabía lo mucho que los profesores amaban los chismes. Aun cuando
la intención no era maliciosa, las historias jugosas parecían hacer las rondas.

“Esto se habrá olvidado tan rápidamente como estalló. Estoy seguro de que nadie lo
recordará para el final del semestre.”

“Tienes razón.” Incluso si ella no lo creía, lo último que Olivia quería hacer era procesar
sus sentimientos con el hombre que estaría escribiendo su carta de revisión anual.

“Intenta sacar esto de tu mente. Tienes mucho más en que concentrarte que es un mejor
uso de tu tiempo y energía.“

204
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia sonrió, no tanto por lo que dijo Tim, sino porque sonaba como su padre. "Si,
absolutamente."

“Si hay algo que necesites, ya sabes dónde encontrarme.”

Olivia se puso de pie, cuadró los hombros. Este no era el momento de parecer
débil. "Gracias. Estoy bien, de verdad. Estoy lista para seguir adelante y concentrarme en
lo que es importante.“

Tim parecía aliviado al oír el cambio en su tono. “Ese es el espíritu.”

***

Olivia se dirigió a casa, todavía sintiéndose inquieta. Al ver el coche de Joss en el camino
de entrada debería haber despejado su estado de ánimo, pero se encontró que no quería
hablar, ni siquiera para compartir las buenas noticias. Se sentó durante un largo rato,
tratando de reunir la energía mental para entrar.

Joss debía haber estado observando, porque eventualmente la puerta principal se


abrió. Joss salió al porche. Con los candelabros de pared del porche ahora funcionando,
Olivia podía ver la expresión de preocupación en su rostro.

“Está bien,” dijo en voz alta para sí misma. “Lo peor ha pasado.”

Olivia salió del coche y forzó una sonrisa en su rostro. Se acercó a donde Joss estaba
parada y le entregó la carta. Observó cómo los ojos de Joss se movieron atrás y adelante,
y luego levantó la vista hacia ella. "¿Se acabó?"

Olivia asintió. "Se acabó."

“Gracias a Dios.” Joss abrazó a Olivia y la apretó, levantándola del suelo por un breve
momento. “Nena, estoy muy contenta. Es decir, sabía que este sería el resultado, pero es
bueno verlo en papel.“

El entusiasmo de Joss ayudó a levantar el estado de ánimo de Olivia. Había sido un gran
apoyo, tan dispuesta a escuchar cuando Olivia se ocupó de su reunión con HR y se
desahogó sobre ello después. Olivia no estaba segura de que lo habría logrado sin
ella. "Lo es. Y por lo que respecta a estas cosas, creo pasó por el proceso con bastante
rapidez. Creo que mi jefe de departamento ayudó en ese frente.“

"Bueno, me alegro. Él debe estar cuidando de ti. Eres una de sus estrellas en ascenso.“

205
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia tuvo que reírse de la elección de las palabras. En los pocos meses que habían
estado juntas, Joss había pasado de no gustarle, al menos en parte, porque era una
profesora para decidir que era una de las mejores. Era dulce y del tipo adorable.

Olivia hizo la cena, mientras que Joss retocaba algo de trabajo en la sala de estar. Sirvió el
vino y apiló la pasta en los platos, sacó servilletas y cubiertos para que pudieran comer
bien en la cocina. Mientras comían, Olivia encontró su mente volviendo a la conversación
que tuvo con Tim. Aunque el resultado fue exactamente lo que esperaba, no podía
sacudirse la molesta sensación de estar en el borde.

“Todavía pareces estresada.”

Al parecer, la sensación era clara en su cara también. “Lo estoy, pero no estoy segura de
por qué. Pensé que me sentiría más aliviada.“

"¿No lo estás?"

"Estoy aliviada. Es sólo…"

“¿Te sientes cansada por todo esto?”

Olivia lo consideró. “Tal vez sea parte de eso. No puedo dejar de preocuparme de que, a
pesar de que se ha terminado, las repercusiones no.“

"¿Qué quieres decir?"

“Me preocupa que sólo la gente que lo sepa, hablarán. Será tranquilo seguro, pero las
acusaciones escabrosas tienen más poder adhesivo que las exoneraciones
decepcionantes.“

“Tal vez deberías presentar una queja por tu cuenta.”

“La universidad fue siguiendo el protocolo. No puedo culpar a nadie por eso.“

Joss sacudió la cabeza. “Simplemente parece mal.”

"Lo sé. Voy a tratar de dejarlo de lado, sin embargo. Obsesionarme por eso no me llevara
a ninguna parte y, como dijo mi director, es sólo una distracción de lo que realmente
necesito estar haciendo.“

Joss parecía confundida. “Realmente que tienes que estar haciendo?”

206
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Enseñar, investigar, el servicio — todo lo que tengo que hacer para obtener la planta
permanente.”

"Cierto."

“Así que voy a superarlo y evitar a todos y hacer mi trabajo.”

Joss asintió. "Eso suena como un buen plan."

"Pero no esta noche."

"¿No?"

"No. Esta noche voy a arrastrarte a la cama y aprovecharme de ti.“

“Hmm. Eso podría ser un problema.“

"¿Problema? ¿Cómo es eso?” Olivia quería desesperadamente hacer el amor con Joss,
entregarse a lo físico y la forma de estar con Joss hacía imposible pensar o preocuparse.

Joss alzó una ceja. “Porque ya tenía planes de aprovecharme de ti.”

Olivia se deleitó con la forma en que los ojos de Joss brillaban cuando hablaba. "Ya
veo. Bueno, tal vez tendremos que negociar algún tipo de compromiso.“

“Soy bastante aficionada al compromiso, en realidad. Es necesario en mi línea de


trabajo.“

Olivia pensó en sus negociaciones iniciales con Joss, las ideas que había tenido a medida
que avanzaba el trabajo, el corral de las cabras. A pesar de su escabroso comienzo, habían
logrado arreglar todo — en muchos niveles.

Esta noche, Olivia se dio cuenta de que lo que más deseaba era ceder el control por
completo, seguir a donde Joss quisiera dirigir. "¿Sabes que? He cambiado de opinión.
"
Joss respiró hondo. "Está bien. Estoy segura de que estás agotada después de todo.“

Olivia dejó sus platos en el fregadero. “No, eso no es a lo que me refería.”

Joss la miró expectante.

207
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia se acercó a ella, tomó la mano de Joss y la colocó alrededor de su cintura. “Quiero
decir que no quiero comprometerme. Quiero que te aproveches de mí. Decirme qué
hacer. Tomar lo que quieras."

Joss tragó saliva, pero no habló.

“Puedes ser dura o suave, rápida o lenta. No importa. Lo único que importa es que hagas
exactamente lo que quieres, decirme lo que quieres que haga. Quiero que tomes todas las
decisiones.“

Joss buscó en la cara de Olivia, tratando de entender lo que necesitaba. Lo que vio era una
suplica. Joss se dio cuenta de que lo que quería Olivia era un descanso de tener que
pensar, tener que tomar decisiones. Para una mujer tan controlada de su vida, no podía ser
algo que pidiera a la ligera.

Joss apretó su agarre alrededor de la cintura de Olivia, colocó su otra mano en la cadera
de Olivia. "Bésame."

Olivia sonrió y se inclinó hacia delante. Tomó los labios de Joss, tirando del inferior en su
boca y succionándolo suavemente. Era fácil perderse en los besos de Olivia, pero Joss
devolvió su atención al momento y a la petición de Olivia. “Llévame a tu habitación.”

Olivia tomó una de las manos de Joss y tiró suavemente hasta que Joss se puso de pie. Las
llevó al final del pasillo y subió las escaleras. Una vez allí, Joss besó a Olivia de
nuevo. Sin decir una palabra, alcanzó alrededor y deslizó la cremallera del vestido de
Olivia. Jaló de las mangas hasta que los brazos de Olivia estuvieron libres, dejando caer el
vestido al suelo. “Quítate los zapatos.”

Olivia obedeció.

"Levanta tus brazos."

Olivia hizo lo que le indicó y Joss levantó el raso de satén sobre su cabeza. Joss entonces
quitó el sujetador, deslizó las medias negras y bragas de encaje por sus piernas. Joss
comenzó a desabrocharse la camisa, pero luego dejó caer las manos. "Desnúdame."

Olivia se puso a trabajar en la camisa, la camiseta, y los jeans de Joss. Era desconcertante
para Olivia estar tan tranquila, tan complaciente. Nunca había pensado mucho sobre el
juego de poder, pero algo acerca de la petición de Olivia le dio valor. Ahora que estaba en
ello, Joss se dio cuenta de lo atractivo que podría ser.

Con ambas desnudas, el instinto de Joss era complacer a Olivia. Tomó los pechos de
Olivia en sus manos, frotó los pulgares sobre los pezones. Se inclinó hacia delante y tomó
208
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

uno de ellos en su boca, amando la forma en que se frunció y endureció. Joss miró a
Olivia. Tenía los ojos cerrados, pero su rostro estaba inexpresivo. Joss se dio cuenta de
que, mientras el cuerpo de Olivia estaba en el momento, su mente permaneció en otro
lugar. Iba a tener que cambiar de táctica.

Joss se levantó y apartó las manos. Eso hizo que los ojos de Olivia se abrieran. Joss podía
ver la preocupación en ellos, mezclado con un toque de alarma. En lugar de señalar eso,
Joss tomó las manos de Olivia y las colocó sobre sus pechos. “Tócame. Hazme desearte.“

Olivia asintió y comenzó a masajear los pechos de Joss. Pellizcó los pezones de Joss
suavemente y luego los hizo rodar entre su dedo índice y pulgar. Joss gimió, luchando por
mantener su mente enfocada. Caminaba lentamente hacia la cama. “No me sueltes.”

Olivia mantuvo sus manos sobre Joss, siguió pellizcando y tirando de una manera que
envió un dolor palpitante directamente al clítoris de Joss. Joss se acomodó en la cama,
tirando de Olivia con ella. Se acostó de espaldas y le dijo a Olivia, “Quiero que me
montes a horcajadas.”

Olivia liberó los pezones de Joss y obedeció, poniendo una rodilla a cada lado del torso de
Joss. Joss puso las manos en las caderas de Olivia y la guió hacia abajo. Cuando sintió la
humedad de Olivia contra ella, gimió de nuevo. Parecía que su plan estaba
funcionando. Ahora bien, si sólo pudiera permanecer coherente el tiempo suficiente para
verlo llevar a cabo. "¿Te gusta eso? ¿Se siente bien?"

“Sí.” La voz de Olivia era apenas un susurro.

"Bien. Quiero que te muevas contra mí, pero no quiero que te corras. ¿Lo entiendes?"

Olivia la miró fijamente. "Sí."

Olivia comenzó a moverse, lentamente al principio. El empuje de sus caderas contra la


pelvis de Joss hizo que Joss anhelara estar dentro de ella, llenarla y sentirla
venirse. Cuando pensaba que no podía aguantar más, Joss agarró los muslos de
Olivia. “Necesito que te detengas ahora.”

“Pero.” La palabra salió y entonces Olivia pareció recordarse a sí misma, el papel que
había creado. No dijo nada más.

“Quiero que me complazcas,” Joss dijo. “Puedes usar los dedos, pero no la boca.”

Si Olivia se molestó por las instrucciones, no lo demostró. Joss no dijo que era porque si
Olivia ponía su boca sobre ella, se correría. Olivia se movió a una posición de rodillas

209
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

junto a Joss. Pasó la mano sobre el abdomen de Joss, por su muslo. Joss se movió para
darle acceso y Olivia no perdió tiempo deslizando sus dedos a donde Joss más la
necesitaba. Joss observó a Olivia, el enfoque y la determinación evidente en su
rostro. Estaba claro que todo lo que había pasado ese día se había olvidado, al menos por
el momento.

Mientras Olivia la acariciaba, Joss se entregó a ella. Estaba incluso más excitada de lo que
se había dado cuenta y el orgasmo la golpeó, duro y rápido. Joss trató de recuperar el
aliento, consciente de que Olivia todavía estaba arrodillada a su lado. “Acuéstate,” dijo,
tratando de mantener un tono suave, pero firme.

Joss se puso de lado, apoyándose para poder mirar a los ojos de Olivia. "Eso fue
increíble. Eres fabulosa."

Olivia ofreció una pequeña sonrisa. "Gracias."

“¿Te gustó que te dijera qué hacer?”

“Sí.” Olivia se sonrojó cuando lo dijo, excitando a Joss una vez más.

“¿Quieres que te complazca ahora?”

Un asentimiento apenas perceptible. "Sí."

Joss hizo un sendero de besos desde la clavícula de Olivia hasta su ombligo. Olivia se
retorcía debajo de ella.

"Muy bien. Pero no todavía."

Los ojos de Olivia, que había cerrado, se abrieron, revelando una combinación de
añoranza y aprehensión. Joss se movió de nuevo por su cuerpo y se acostó a su
lado. “Como te dije antes, no quiero que te vengas. ¿Entiendes?"

Otro asentimiento.

Joss pasó su mano por el cuerpo de Olivia y entre sus piernas. Sin siquiera tocarla, Joss se
dio cuenta de lo húmeda que estaba. Después de sólo un roce de caricia, apartó la
mano. Trazó las costillas de Olivia, la piel suave en la parte inferior de sus pechos. Se
movió para que estuviera apoyada sobre ella, disfrutando de la posición de dominio.

Olivia gimió y se movió contra ella, enterrando sus manos en el cabello de Joss. Joss
continuó su asalto, deleitándose en el murmullo incoherente de Olivia. Se movió sobre

210
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

ella, dejando que su piel empapada de sudor se deslizara sobre el cuerpo de Olivia. Al
cabo de un rato, las palabras cesaron y la respiración de Olivia se hizo corta y rápida. Joss
se deslizó dentro de ella, la sintió sujetarla. Incluso más que su propio orgasmo, esto era
lo que quería. La fusión de sus cuerpos hizo que Joss se sintiera poderosa, como si todo
fuera posible.

Empujó dentro de ella una y otra vez. El cuerpo de Olivia se arqueó y se retorció. Era algo
bueno que Joss se hubiera corrido o la pura fuerza de la necesidad de Olivia podría
haberla empujado sobre el borde.

"Ahora. Olivia, correte por mí ahora.“

En cuestión de segundos, sintió que Olivia se ponía rígida, la oyó gritar.

Cuando Olivia se relajó, Joss se movió y la tomó en sus brazos. Olivia tembló por un
largo rato, hasta el punto de que Joss se preocupó de que algo estuviera mal. Besó la parte
superior de la cabeza de Olivia, le acarició la espalda. "¿Estás bien?"

Joss sintió a Olivia asentir contra ella. “¿Podemos quedarnos así?”

“Por supuesto.” Joss alargó la mano y apagó la luz. No pasó mucho tiempo en que la
respiración de Olivia se equilibrara. Aliviada de que estaba dormida, Joss la besó de
nuevo y se permitió dormirse.

CAPÍTULO VEINTIOCHO
La magia del fin de semana sin preocupaciones dio paso al Lunes y todas sus
preocupaciones típicas. Olivia enseñó sus dos secciones de Literatura Americana,
mantuvo su horario de oficina. Con la segunda entrega de trabajos a finales de la semana,
la fila afuera de su puerta era larga. Hubo preguntas rápidas sobre el formato y los
estudiantes en pánico que aún no había decidido sobre lo que estarían escribiendo. Para
cuando el último se fue, ella tenía un fuerte dolor de cabeza y casi llegó tarde para la
reunión de profesores.

Olivia entró en la sala de conferencias, buscando a Gina. No se dio cuenta que Gerald se
acercó a ella.

“Sé que no se supone que debemos hablar de ello, pero quería decirte lo contento que
estoy de que todo este desagradable lío quedo detrás.” Su sonrisa era una inquietante
mezcla de condescendencia y engreimiento.

211
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“¿Disculpa?” Olivia había oído bien, pero el comentario la había agarrado desprevenida y
necesitaba un momento para obtener su ingenio sobre ella.

Gerald se inclinó con complicidad, como si fueran los más viejos y más queridos de los
amigos. “Nunca creí una palabra de ello. Tal vez algunas personas lo hicieron, pero nadie
de verdadera importancia. ¿Tienes alguna idea de quién inició los rumores en primer
lugar?”

Olivia no tenía forma de saber si él había oído sobre las acusaciones a través de un rumor
o sabía porque las había instigado. Ella apretó la mandíbula. “Realmente no lo sé. Si me
disculpas, tengo que hablar con Gina antes de que comience la reunión.“

Olivia había esperado que la reunión fuera incómoda. Sobre todo, esperaba que la gente la
evitara, ofreciendo sonrisas incómodas, pero tranquilizadoras. Dejárselo a Gerald para ir
directo a la yugular a menos de treinta segundos después de que ella entró en la
habitación. Al parecer, debería haber tomado a Gina en su oferta de caminar juntas y
permanecer absortas en la conversación hasta que la reunión estuviera en marcha. Al
menos Gina estaba allí. No tenía que venir a la reunión, pero lo hizo. Dijo que no tenía
nada que ver con el ofrecimiento de apoyo moral, pero Olivia lo sabía bien. Gina no se
interesaba en las elecciones del comité.

Olivia se dirigió hacia donde Gina había asegurado un par de asientos y se dejó caer a su
lado. “Soy oficialmente un chiste.”

"No lo eres."

“Gerald no podía esperar para asegurarme que nunca dudó de mi inocencia.”

“Gerald es un culo y medio.”

"Aún así."

"Aún así nada."

Tim convocó a la reunión al orden. Después de aprobar el acta de la reunión anterior y


felicitar a Gina por el reciente nacimiento, se lanzó a la agenda del día. Dos miembros del
departamento estaban programados para hacer un año sabático en la primavera y uno
había tomado una licencia médica de emergencia para tener una operación de hernia. Eso
dejo agujeros en un único departamento y dos comités en la universidad.

Olivia había planeado ser voluntaria para el comité del plan de estudios del
departamento. Dado que no había grandes cambios en los planes de estudios en el
horizonte, aumentaría su registro de servicios sin exigir una cantidad excesiva de
212
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

tiempo. Gerald presidía ese comité, sin embargo, y Olivia ya no podía soportar la idea de
pasar un momento más con él que fuera absolutamente necesario.

Tim leyó la descripción del Comité de Coordinación Académica. Se reunía dos Viernes al
mes a partir de las 15:00 p.m. y era responsable del plan de estudios de toda la
universidad y las decisiones normativas académicas. De todos los comités en el campus,
tenía la reputación de ser uno de los más arduos, tanto era así que los docentes de
penúltimo año a menudo se les aconsejaba alejarse de ello ya que podría absorber tiempo
lejos de la investigación. Cuando él pidió voluntarios, nadie levanto la mano. Olivia
decidió que era justo el tipo de compromiso que podría ayudar a recuperar el
equilibrio. Ella levantó la mano.

"Lo haré."

Tim la miró como si le hubiera crecido una segunda cabeza. Gina le dio una patada
debajo de la mesa.

“Esa es una oferta muy generosa, Olivia,” Tim dijo.

“Secundo la nominación.” Olivia miró de reojo y se dio cuenta que era Gerald quién había
hablado.

“¿Hay alguna otra nominación?” Tim parecía físicamente adolorido.

“Nomino al profesor Stevens.” La voz de Gina goteaba desdén.

Gerald intervino. “'Aunque aprecio el voto de confianza de la profesora Morello, no soy


elegible para servir en base a mi posición como presidente del Comité de Planes de
Estudios.”

Tim asintió. "Eso es verdad. ¿Hay alguna otra nominación?”

Silencio.

“Todos los que estén a favor de la designación de Olivia digan 'sí'.”

Hubo un coro de ‘síes’.

“Alguien en contra?”

Silencio.

213
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Olivia Bennett es por este medio el representante del Departamento de Inglés ante el
ACC. (Comité Administrativo de Coordinación)”

La reunión se prolongó durante otra media hora. Olivia medio escuchó los otros
nombramientos del comité, discusiones de una agenda de limpieza para el refrigerador
departamental, y la próxima recepción de jubilación de Leonard Barken. La mayor parte
de su mente estaba consumida por la formulación de su nuevo plan.

Ella serviría en el ACC. Sería el miembro más completo, colegiado en la historia del
comité. También renovaría el anual Premio de Ensayos de Estudiantes de Primer Año que
había sido encargada de supervisar el año anterior. Lo comercializaría, lo promovería, y
se aseguraría que su nombre estuviera adjunto. Haría eso e impulsaría sus investigaciones
a toda marcha. Si pudiera conseguir un nuevo bosquejo listo para enviar y un par de
ponencias, su currículum pasaría de sólido a notable. Incluso si hubiera chismorreo, se
ahogaría en el mar de sus logros y le darían la planta permanente. Al final del día, eso era
lo que importaba.

Después de la reunión, Gina se dirigió a casa con los chicos y Olivia volvió a su
oficina. Puso un poco de música y se dijo que no podía irse hasta que hubiera calificado
diez de los diecinueve trabajos apilados en su escritorio. Una hora más tarde, sólo había
logrado abrirse paso a través de cuatro de ellos. Al darse cuenta de que había estado
encorvada sobre su escritorio, se inclinó hacia atrás y trató de estirar la torcedura que se
había desarrollado en su cuello y omóplatos. Si tan sólo pudiera llegar al punto intermedio
esta noche, podría terminar mañana y entregar los trabajos el Jueves. Se tronó los nudillos
y volvió a trabajar.

La siguiente vez que Olivia alzó la vista, el cielo afuera de su ventana se había
oscurecido. Miró el reloj justo cuando su teléfono sonó. El reloj decía que eran las 7:15 y
el mensaje de texto era de Joss. Mierda.

La cena está casi lista. ¿Te veré pronto?

Entre Joss teniendo que ayudar a Ben con un proyecto y Olivia teniendo una gran
cantidad de reuniones de estudiantes, no se habían visto durante un par de días. Puesto
que habían estado pasando tanto tiempo en casa de Olivia, Joss se había ofrecido para
hacer la cena en su casa. Olivia escribió rápidamente una respuesta y recogió sus cosas.

¡Voy en camino!

Olivia se encontró a exceso de velocidad en el camino y se obligó a ir despacio. Cuando


se detuvo en el camino de entrada, las luces estaban encendidas y toda la casa parecía
emitir un resplandor acogedor. Agarró su bolso y subió los escalones del porche. Justo
cuando alcanzó la perilla, Joss abrió la puerta.
214
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Lo siento mucho se me hizo tarde.”

Joss la besó firmemente en la boca. "Todo esta bien. Me alegra que estés aquí. ¿Está todo
bien?"

"Sí, sí. Estaba calificando después de la reunión de la facultad y perdí por completo la
noción del tiempo.“

Joss sacudió la cabeza y sonrió. “Eso es tan típico de un profesor lo que acabas de decir.”

No sólo hizo la cena, sino que la mesa estaba puesta y un fuego crepitaba en la
chimenea. Ethel estaba acurrucada en su cama, roncando. “Una chica podría
acostumbrarse a esto.”

Joss sirvió dos platos de lasaña. “Sé que el último par de semanas han sido
difíciles. Quería que tuvieras una cosa menos de qué preocuparte.“

“Eso significa mucho para mí.” Olivia dio un mordisco. “Wow, esto es bueno.”

"Gracias. Estoy contigo. Recuerda eso."

"Lo haré."

“¿Cómo fue la reunión de la facultad?”

“Gerald hizo un comentario sarcástico, pero está bien. Gina vino para ofrecer apoyo
moral, lo cual fue genial. También tuve una epifanía.“

“Una epifanía?”

“Sí, y ahora tengo un plan.”

Joss no tenía idea de lo que estaba hablando, pero estaba feliz de que Olivia sintió de
nuevo el control de su vida en la escuela. "Muy bien. ¿Cuál es el plan?"

“No sé cuánta gente sabe acerca de la investigación, ni tengo ninguna manera de saberlo.”

“Correcto."

“Así que lo que necesito es algo de buenas relaciones públicas. Tener algo bueno
equilibrará lo negativo si hay alguno. Si no es así, sólo hará que la gente piense mejor de
mí.“

215
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss entendía la lógica. No estaba segura sobre la agenda, o la necesidad, pero no era
asunto suyo hacerlo. “¿Cuál va a ser tu buena relación pública?”

Olivia sonrió, claramente orgullosa de sí misma. “Me ofrecí para el comité más
espeluznante en el campus.”

“Bien.” Joss se preguntó si faltaba algo o si eso era la totalidad del plan de Olivia. Incluso
ahora, no entendía el mundo académico.

“Alguien en el departamento tenía que hacerlo, así que levanté la mano. Se verá bien en
mi CV (Currículum) y me dará más reconocimiento de nombre a través del campus.“

“¿Por qué es el comité más espeluznante, entonces?”

“Es mucho tiempo y las reuniones son conocidas por durar mucho.” Olivia apartó la
mirada brevemente. “Y son los Viernes por la tarde.”

“Eso no parece terrible.”

Olivia se animó. “En realidad no lo es. Creo que si hago eso, reforzaré mi investigación
un poco, y remataré en el aula, estaré de nuevo en marcha.“

Joss frunció el ceño. Algo en el tono de Olivia le preocupaba. Ella sonaba casi
maníaca. “Nena, estoy a favor de hacer un gran trabajo, pero, bueno, alguna vez estuviste
realmente fuera de la marcha?”

Olivia lo consideró por un momento. "No. Diría que golpeé un bache, ralentice un
poco. Sólo necesito acelerar de nuevo.“

Joss todavía tenía una sensación de inquietud acerca de todo el asunto, pero quería ser de
apoyo. Ella levantó su copa. “Brindo por acelerar, entonces.”

Olivia chocó la copa de Joss alzada. “Voy a brindar por eso.”

216
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO VEINTINUEVE
Durante la semana siguiente, Olivia trabajó hasta tarde más noches que no. Joss trabajó
muchas noches, pero trató de ser considerada si alguien estuviera esperando — o
cocinando — para ella. Y por mucho que a Joss le encantaba cocinar, se estaba cansado
un poco de hacer cosas que pudiera mantener calientes hasta que Olivia apareciera. Pero
Olivia siempre parecía tener una reunión más, un trabajo más para calificar, un correo
electrónico más para enviar. Olivia parecía estar amándolo, sin embargo, y su semana de
descanso de Acción de Gracias estaría aquí muy pronto. Así que Joss trató de mantener
una actitud positiva, ofreciendo palabras de estímulo y masajes en la espalda, Escuchando
historias de personas que, de haber trabajado con ellos, la habrían vuelto loca.

El primer Viernes Olivia tuvo una reunión del ACC, Joss sugirió cenar fuera. Decidió que
sería una manera de celebrar la nueva asignación del comité de Olivia. Incluso si la ponía
incómoda, Joss quería apoyar el enfoque de Olivia de hacerse cargo de su
carrera. Además, casi nunca salían a citas. Si bien este hecho nunca la había molestado,
en este momento pensó que podía soportar cambiar un poco las cosas.

Joss sugirió que se reunieran en Maxie a las 7:30, pensando que Olivia tendría tiempo
más que suficiente para terminar su reunión y concluir cualquier otra cosa que tenía que
hacer antes del fin de semana. Esperaba que el ambiente de la hora feliz ayudara a marcar
la pauta para un par de días libres del trabajo y del estrés. Eso sería bueno para las dos.

Sintiéndose optimista, invitó a Ben a unirse a ella para una cerveza en el Westy a las
6:00. Dado que estaban trabajando en diferentes proyectos de nuevo, Joss no lo había
visto en toda la semana. El tiempo era prometedor invierno más que el persistente otoño,
por lo que evitaron el patio y se dirigieron hacia el interior. Joss ordenó un par de
cervezas y luego se reunió con él en una de las mesas de arriba en la esquina.

“Por la noche del Viernes.” Ben levantó su vaso.

“Voy a brindar por eso.” Joss chocó su vaso contra el suyo. "¿Como diablos estas?"

“No me puedo quejar. Tengo una cuarta cita esta noche, así que eso es algo.”

Joss levantó una ceja. "Eso es algo. Piensas que podría ser en serio?”

Ben se encogió de hombros. “Ya sabes, espero que lo sea. Becca es genial y me siento un
poco cansado de la escena de citas.“

“Wow, eso es aún más serio de lo que pensaba.”

217
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“No estoy comprando anillos ni nada, pero siento que hay potencial. Y el potencial se
siente bien.“

Su hermano pequeño estaba creciendo. Eso hizo que Joss se sintiera orgullosa, aunque un
poco melancólica. “Eso es genial, Ben. Espero que sólo mejore.“

"Gracias. Creo que ella podría ser protectora.“

“Estoy deseando conocerla.”

"Todo a su debido tiempo. Tal vez una buena cena en Domingo como lo hiciste con
Olivia. Eso pareció ir bien.“

Joss asintió. “Estaba nerviosa, pero fue genial. No lo hice con la idea de llevarnos al
siguiente nivel, pero definitivamente ayudó a las cosas.”

“Hablando de eso, ¿cómo estás?”

Joss sonrió. "Estoy bien."

“Eso no suena tan convincente. ¿Que pasa? Pensé que las cosas se estaban acomodando.“

Ben sabía de la agitación en el trabajo de Olivia, así como de la ostensible


resolución. "Solo es eso. Olivia fue completamente absuelta, pero está actuando como si
tuviera algo que probar.“

Ben inclinó la cabeza hacia un lado. “¿Qué iba a tener que probar?”

“Creo que está convencida de que hay persistentes rumores sobre ella. Ha decidido que la
mejor manera de lidiar con esto es entrar en algún tipo de sobremarcha profesional.“

Ben asintió. “Como a sobrecompensación.”

Ben era más perceptivo de lo que Joss le dio el crédito correspondiente. Ella se arrepintió
de no confiar en él antes.

"Sí exactamente. Ella está trabajando en dos artículos y se ha unido a este comité
locamente exigente. Está en realidad en una reunión en este momento.“

Ben hizo una mueca. “En un Viernes por la noche?”

“Por la tarde, técnicamente, pero son conocidas por demorar mucho.”

218
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Así que el trabajo está absorbiendo todo su tiempo.”

Joss sacudió la cabeza. “Eso es parte de ello. No soy irrazonable, sin embargo. Sé que hay
momentos en que el trabajo es exigente, cuando una fecha límite se acerca y un proyecto
tiene que hacerse. No le envidio eso ni espero que ella esté disponible cada vez que yo
estoy.“

"¿Pero?"

Ella suspiró. “Pero se siente como un cambio más grande que eso. Lo que parecía un buen
equilibrio esta todo fuera de control.“

"Todo trabajo y nada de juego…"

“Finalmente había empezado a creer que estábamos en la misma página y ahora no estoy
del todo segura.”

Ben le dio una mirada comprensiva. Tal vez él estaba recordando la última vez que Joss
se enamoro de alguien cuyas prioridades eran diferentes de las suyas. “No crees que son
sólo las secuelas?”

“Estoy esperando que eso sea lo que es. Sé que todo el incidente realmente la afectó. Y en
su trabajo, tener la razón no siempre es suficiente. Todo este asunto de la planta
permanente es una locura.“

"Eso he oído. Entonces, ¿qué vas a hacer al respecto?”

Joss no lo sabía. Se había estado preguntando eso durante el último par de semanas y aún
no había encontrado una respuesta. “Tener paciencia, supongo, al menos por un
tiempo. Ahora que su casa está terminada y estoy trabajando en otros proyectos,
estaríamos recalibrando de todos modos. Quiero darle tiempo, ser solidaria.“

“Porque hay potencial?”

Joss tuvo que reírse de su elección de palabras. Cuando había dudado en salir con Olivia,
en primer lugar, había insistía en la idea de no tener que preocuparse demasiado acerca de
si Olivia tenía potencial para ser la elegida. Dejando ir las expectativas había abierto la
puerta y Joss había llegado a ver hasta cuanto potencial estaba ahí. En algún lugar del
camino, entre hablar de hijos y construir corrales de cabra, había comenzado a planificar
sus vidas juntas. De lo mucho que Joss había hecho, de lo mucho que había invertido en
ello, la golpeó como un puñetazo en el estómago. Miró a Ben. “Creo que tengo mucho
más allá del potencial.”

219
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Bueno, entonces estoy seguro de que encontrarás una manera de resolverlo. Olivia es
especial, lo que tienes es especial. Tendrías que estar ciega para no ver eso.“

"Gracias hombre. Agradezco eso."

“Sólo lo llamo por como las veo.”

Después de terminar sus cervezas, Ben se fue para reunirse con Becca y Joss comenzó a
dirigirse hacia Maxie.

Su conversación — y los sentimientos que despertaba — se repitieron una y otra vez en


su mente. Ella quería estar con Olivia. Quería formar una vida y una familia y un
hogar. Bueno, ya habían construido una casa. Sólo, que era la casa de Olivia.

Joss se dio cuenta de lo fácil que sería pensar en la casa de Davis Road como la suya. Por
un lado, era una casa grande, exactamente el tipo de cosa que elegiría. Por otra parte, ella
y Olivia había hecho gran parte del trabajo juntas. Entre la alfombra y el papel tapiz, la
pintura y la decoración, Olivia había estado presente. A diferencia de los clientes que
toman las decisiones a distancia y se mantenían alejados hasta que estaba el producto
terminado, Olivia tuvo sus manos en las cosas en cada paso del camino.

Y después habían pasado tanto tiempo juntas sin trabajar. Aparte de un almuerzo informal
aquí y allá, no tenía el hábito de comer en una casa en la que trabajaba. Ella seguro que no
hizo pijamadas. O traer a Ethel. O socializar con las cabras.

Como nunca había salido con un cliente, no estaba segura si todo esto era una reacción
normal a mezclar el trabajo con el placer o si era algo único con Olivia. Tenía que ser
Olivia. No sólo podría Joss verse a sí misma viviendo en la casa, vio su futuro con
Olivia. Las visiones de Olivia de casas en los árboles y piecesitos que había convertido en
suyos, junto con grandes barbacoas familiares y cada mañana despertando con la mujer
que amaba. Joss ya había comenzado a pensar en mudarse con Olivia. Había pensado en
proponerlo, también.

El último par de semanas habían puesto un poco de freno a eso, pero los pensamientos
todavía estaban allí. Necesitaba una señal, algo que le dijera que Olivia estaba allí. Joss no
sabía lo que sería, pero esperaba que lo supiera cuando lo viera.

Maxie estaba repleto. Las personas esperaban afuera por mesas y lleno de gente la barra,
tomando bebidas y probando ostras crudas. No vio a Olivia en ninguna parte, así que puso
su nombre con la anfitriona y retrocedió afuera. El aire de la noche era frío y la nieve
estaba en el pronóstico, pero no había comenzado todavía.

220
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

La gente iba y venía, pero todavía no había señales de Olivia. Joss sacó su teléfono para
comprobar la hora y se dio cuenta de que se había perdido un mensaje de ella.

Caí en una conversación con el presidente del ACC, que también está en Planta
permanente y Promoción! Una suerte asombrosa, pero acaba de terminar ahora. Lo
siento. Cena todavía?

El mensaje había llegado tan sólo unos minutos antes. Joss estaba trabajando en una
respuesta cuando la anfitriona salió a decir que su mesa estaba lista. Sabiendo que le
tomaría a Olivia al menos veinte minutos para llegar al restaurante desde el campus, se
disculpó con la mujer y le dijo que le diera la mesa a las próximas personas en fila. De
repente había perdido el apetito.

Restaurante lleno. Nos vemos en tu casa.

Ella había escrito ‘en casa’ y luego corrigió. Esto de seguro no era la señal que estaba
esperando.

***

Olivia leyó el texto de Joss y frunció el ceño. No podía decirlo con seguridad, pero
parecía que Joss estaba irritada. Esperaba que no. La reunión del ACC tuvo, como se
predijo, una larga duración. Después, Arun Dutta, que era del Departamento de Física y
presidía el ACC, se había acercado a ella. Él era acogedor y amable, preguntando acerca
de sus antecedentes y cuánto tiempo había estado en la universidad. Fue sólo después de
hablar durante un rato que supo que él estaba también en el Comité de Planta permanente
y Promoción. No era como si ella quisiera— o incluso podría — hacer campaña por sí
misma, pero conocer a los miembros del comité no le haría daño. Habían charlado durante
casi una hora y Olivia perdió por completo la noción del tiempo.

Caminó hasta su coche tratando de pensar en cómo podría compensar a Joss. Un buen
punto de partida era probablemente la cena. Llamó para un pedido al lugar Chino en
Collegetown, sabiendo que la comida estaría lista para cuando llegara allí para recogerla.

Olivia se detuvo en el camino de entrada, aliviada al ver la camioneta de Joss allí. Cogió
la bolsa de comida y se dirigió hacia el interior. Cuando entró por la puerta delantera, Joss
apagó el televisor y se levantó.

“Me siento tan mal por nuestros planes para la cena. Pensé en traer una ofrenda de paz de
la General Tso y dumplings (Postre).“

Joss suspiró, pero lo hizo esbozando una sonrisa. “Si hay camarones mein allí también,
supongo que podríamos solucionarlo.”
221
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia sonrió. "Pero por supuesto."

Se dirigió a la cocina y dejó la bolsa, sacó los platos. Cuando Joss entró detrás de ella,
giró su atención y envolvió sus brazos alrededor del cuello de Joss. "¿Me perdonas?"

“No estaba enojada en primer lugar.”

“Oh, admítelo. Estabas molesta. Está bien decirlo.“

Joss suspiró de nuevo. Suspiraba mucho últimamente. "No estoy realmente. Estoy ...
supongo que en todo caso, estoy preocupada.“

Olivia dio un paso atrás y le dio una mirada de perplejidad. "¿Preocupada? ¿Por qué
estarías preocupada? Yo estaba en el campus.“

“No estaba preocupada por tu seguridad. Sé que el campus es seguro.“

“Preocupada por qué, entonces?” Lograr que Joss se abriera era como sacarse una
muela. ¿Por qué estaba siendo tan vaga?

“Has pasado mucho tiempo en el trabajo. Pensaba que después de haber sido absuelta, las
cosas se calmarían. En cambio, el trabajo parece estar obteniendo cada vez más de tu
atención.“

Olivia puso sus puños en las caderas. “Cariño, te dije sobre mi plan. Sabías que me estaba
metiendo en esto.“

"Lo sé. Supongo que subestimé lo consumante que sería.“

En todo el tiempo que habían estado juntas, Joss nunca había sido pegajosa. A Olivia le
resultaba extraño que comenzara ahora. No podía decidir si era lindo o irritante. Se
decidió por lo primero, cerrando la distancia entre ellas y puso sus brazos alrededor de la
cintura de Joss. “Aw, me echaste de menos.”

Olivia pensó que eso le ganaría una sonrisa, pero no lo hizo. En su lugar, Joss frunció el
ceño. "No es así."

Olivia luchó por mantener su paciencia. “Bueno, ¿qué es, entonces? Soy una mujer de
muchos talentos, pero leer la mente no es uno de ellos.“

222
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss sopesó sus opciones. Decirle a Olivia cómo se sentía podría despejar el aire. También
podría comenzar una colosal pelea. ¿Quería correr el riesgo? “Supongo que te echo de
menos un poco.”

Olivia le dio un beso. "Eso es muy dulce."

“Con la casa hecha, ambas estamos teniendo nuestra atención en otras direcciones.” Joss
no añadió el hecho de que esto la aterrorizaba.

"Sé lo que quieres decir. Estoy tan contenta de que la casa esté terminada, pero extraño
trabajar juntas. Fue divertido, pero también fue lo que nos unió.“

Joss se encogió por dentro. Genial, ahora Olivia pensaba que echaba de menos trabajar en
la casa juntas. Ella extrañaba trabajar lado a lado en proyectos, pero ese no era el
asunto. Joss sentía como que el momento de desnudar su alma había pasado. "Está todo
bien. Vamos a comer antes de que las cosas se enfríen.“

"Sí. Estoy hambrienta."

Olivia fue a llenar sus platos de los contenedores de comida para llevar. Joss sirvió el
vino, sin tener el corazón para decir que no tenía hambre.

“¿Era un partido de fútbol que tenías cuando llegué a casa?”

"Sí. Nada emocionante. LA Tech en Rice.“

"Esta bien. No soy exigente. ¿Vamos a ponerlo?”

Joss decidió que el juego sería preferible a hablar, incluso si era una porquería. "Por
supuesto."

En el momento en que se metió en la cama, Olivia se lamentaba de lo cansada que


estaba. En lugar de molestarse, Joss se sintió aliviada de que Olivia no se sintiera
amorosa. Se tomó algunos ibuprofenos para el dolor de cabeza que había estado
gestándose en la base de su cuello y se unió a ella. Cuando Joss finalmente se durmió, era
pasada la medianoche y las preguntas seguían girando alrededor de su mente.

223
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO TREINTA
A la mañana siguiente, Joss se despertó con el mismo dolor de cabeza que había tenido la
noche anterior. Se tomo dos ibuprofenos más y se bebió una taza de café además de llenar
su taza de viaje. Besó a Olivia y se dirigió a la casa Patel, temiendo tener que lidiar con la
consulta y atravesar con tal palpitación en la cabeza.

No estaba segura de si era el café o las pastillas, pero para el momento en que llegó al
lugar, se sintió mejor. El Sr. y la Sra. Patel eran muy amables. Y con sus tres hijos
acercándose a la adolescencia, estaban desesperados por un espacio para los chicos para
pasar el rato con sus amigos. Las remodelaciones de sótanos no eran las favoritas de Joss,
pero los Patel estaban haciendo todo lo posible. Además de terminar el espacio, estaban
poniendo un dormitorio, un baño, una cocina incorporada, y un cuarto de entretenimiento.

Después de hablar con ellos, Joss se dio cuenta de que estaban esencialmente buscando un
apartamento. Ellos querían un espacio para los niños, pero también necesitan un lugar
para que sus padres se quedaran cuando los visitaban desde la India. Dado que esas visitas
duraban un mes o más, tener más de una habitación de huéspedes era importante.

Tenían ideas, pero estaban contentos de dejar que Joss tomara muchas de las
decisiones. Y si bien no le dieron a Joss un cheque en blanco, hacer el trabajo bien y
rápidamente eran claramente sus prioridades. Cuando se marchó, Joss tenía una visión
para el proyecto y un lapso de dos semanas cuando la familia viajaría a la costa oeste para
empezar el trabajo.

Cuando terminó con la consulta, Joss volvió al negocio para trabajar en una
representación más precisa de su plan y empezar a hacer una lista de materiales. A pesar
de que la tarea pudo haber esperado hasta el Lunes, le gustaba poner las cosas en papel
mientras aún estaban frescas en su mente. La oficina estaba tranquila y trabajó
rápidamente. En un par de horas, tenía todo resuelto, incluyendo un luminoso y funcional
cuarto de lavado, donde la lavadora y la secadora estaban actualmente. Sólo agregaría un
pequeño porcentaje al presupuesto total, y pensó que los Patel lo aprobarían.

Sintiéndose satisfecha, regresó a casa de Olivia en un buen estado de ánimo. Tal vez
había reaccionado exageradamente anoche. Olivia estaba haciendo todo lo posible, al
igual que Joss estaba haciendo lo suyo. Era difícil culpar a Olivia por no dar prioridad a la
familia cuando aun no había familia que todavía necesitara atender. Le daría tiempo y
vería cómo iban las cosas, al menos durante las próximas semanas. Ella estaría muy
ocupada de todos modos.

224
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Entró en la casa para encontrar a Olivia parada en la cocina, mirando al vacío. Llevaba
polainas y un jersey de gran tamaño; llevaba el pelo recogido en un broche que dejaba al
descubierto su cuello. El revuelo de excitación era a la vez emocionante y reconfortante.

"Hola, preciosa."

Olivia se giró y parpadeó un par de veces. Era evidente que su mente había estado en otro
lugar. "Hola."

Olivia sonrió, pero Joss creyó ver una sombra de preocupación detrás de ello. "¿Todo
bien?"

"Lo esta. Te amo, lo sabes."

Joss sonrió, más preocupada en lugar de menos. "Yo también te amo."

“Lamento que las últimas semanas han sido tan agitadas. Sé que he estado poniendo más
energía en el trabajo que en nosotras.“

Joss se relajó un poco. "Está bien. No necesito toda tu atención todo el tiempo.“

“Sí, pero apenas te he estado dando alguna.”

“Me encanta tu atención, pero espero que sepas que no se trata de eso.”

Olivia alzó una ceja. "¿Qué quieres decir?"

“Soy una gran creyente en el equilibrio — entre el trabajo, la vida, la familia. Se siente un
poco últimamente como si todo tu enfoque estuviera en el trabajo. Me preocupa que te
agotes, ¿sabes?”

"Eso es dulce. Eres dulce."

“Es decir, si te sintieras obligada para colmarme de atención, no diría que no.”

“Ah.”

“Para tu bienestar, por supuesto.”

“Por supuesto.” Olivia cerró la distancia entre ellas. Acababa de comenzar a desabrochar
los botones de la camisa de Joss cuando sonó su teléfono. "Mierda."

225
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"¿Qué?"

Olivia dio un paso atrás y suspiró. “Esa es mi madre.”

Joss tuvo que reírse. “Contesta para que no tengas que llamarla después. No voy a
ninguna parte."

Olivia le dio un rápido beso. "Eres la mejor."

Olivia cogió el teléfono y contestó. Joss se dirigió a la sala de estar para que no pareciera
como si estuviera escuchando. Anduvo por la repisa que había elaborado de un travesaño
recuperado. A Olivia podía encantarle la cocina, pero la sala de estar era la favorita de
Joss.

Unos quince minutos después, apareció Olivia. Parecía conmocionada. El primer


pensamiento de Joss era que alguien había muerto. “¿Qué pasa?”

“Mis padres vienen a visitarme.”

Joss sonrió, aliviada. "Eso es genial. He estado esperando tener la oportunidad de


conocerlos. Y llegarán a ver la casa y todo tu arduo trabajo.“

Olivia asintió, como si estuviera tratando de convencerse de que era cierto. "Sí, lo harán."

“¿No lo estás deseando?” Joss comprendió que estaba inusualmente unida a sus padres
porque trabajaban juntos, pero Olivia parecía estar en el extremo opuesto. Sabía que
Olivia y sus padres no eran cercanos, pero quizás era peor que eso.

"Lo estoy. Claro que lo estoy. No me han visitado desde que me mudé al norte, así que es
un poco de sorpresa. Eso es todo."

“No te han visitado en absoluto?”

“Bueno, solo han pasado un par de años. Fui para el bautizo de mi sobrino más
pequeño. Y estuve en un apartamento por un tiempo, así que habría tenido que ponerlos
en un hotel. Simplemente no funcionó.“

Joss sonrió de nuevo. “Creo que es genial que vayan a venir. ¿Cuando?"

"Acción de gracias."

226
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

"¿Acción de gracias? Eso es muy pronto.” Era en una semana y media, para ser
exactos. Joss hizo todo lo posible para ocultar su sorpresa.

Olivia respiró hondo. "Lo sé. Ellos volarán el Martes, luego en coche a la ciudad de
Nueva York el Viernes para ir a un par de espectáculos. Creo que mi madre podría estar
más emocionada de hacer sus compras navideñas en la ciudad que cualquier otra cosa.“

Joss se obligó a mantener una actitud positiva. Cuanto más sabía de los padres de Olivia,
menos le gustaban. Pero aún así. Eran los padres de Olivia. Conocerlos era importante. Y
ver cómo Olivia estaba con ellos podría responder a algunas de las preguntas que le
habían estado molestando. Con todo, sería algo bueno. Tenia que ser. “La ciudad tiene
una cierta emoción. Pero estarán aquí para las vacaciones. Eso es tan agradable. Estoy
segura de que a mi madre les encantaría tenerlos si todos quisieran venir a cenar.“ Una
expresión de alarma pasó por la cara de Olivia. "O no."

Olivia debió darse cuenta de que había hecho una mueca. Rápidamente dio marcha
atrás. “Es una oferta tan dulce. Y por mucho que me encantaría pasar Acción de Gracias
con tu familia, no estoy segura de que sería lo ideal.“

“Está bien.” Joss estaba tratando de dar sentido a la vacilación y el verdadero significado
detrás de ello.

“Pueden ser una especie de muy exigentes. Los amo, pero no estoy segura de que
imponerlos en tu familia en una gran cena de fiesta es el camino a seguir.“

Joss asintió. "Entiendo."

“Tal vez podríamos hacer algo casual el Miércoles por la noche. Aquí, incluso. Bebidas y
aperitivos.“

A Joss le encantaban los aperitivos y cócteles tanto como a cualquiera, pero era lo último
que pensó cuando pensaba en la familia. Tal vez Olivia tenía razón y colisionar los
mundos no era tan buena idea. "Por supuesto. Puedes decidir si deseas invitar a mis
padres, también, o ser solamente nosotros cuatro. Introducirlos en pequeñas dosis.“

Olivia se rió. “Esa es la frase que suelo utilizar para hablar sobre pasar tiempo con
ellos. Pero sí, creo que tienes razón. Dosis pequeñas.“

Olivia parecía realmente feliz con su nuevo plan y Joss estaba aliviada, en su
mayoría. “Sólo dime que puedo hacer para ayudar a prepararte.”

227
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia sonrió de verdad. "Gracias. Sé que ya lo he dicho, pero realmente eres la


mejor. Voy a hacer algunas listas. Eso siempre ayuda.“

Joss asintió. “¿Qué tal si salgo y voy a cuidar de las cabras. No las he visto en un par de
días, y ya que se supone que debemos tener un poco de nieve esta noche, queremos
asegurarnos de que tienen ropa de cama suficiente para mantenerse cálidas y acogedoras.“

“Estarán encantados de verte.” Olivia se acercó y la besó. “Estaré en mi preciosa oficina


que ya no es un improvisado dormitorio.”

Joss quería que todo se sintiera hogareño — Olivia se preparaba para los invitados
mientras ella atendía las cosas de la casa. Algo estaba mal, sin embargo. Por mucho que
quería que se sintieran como un equipo, parecía que Olivia estaba feliz de tener otro par
de manos. Tal vez estaba exagerando. Joss se puso el abrigo y se dirigió al granero.

Olivia caminaba por el pasillo y entró en su oficina. Mientras su computadora arrancaba,


cogió una libreta y comenzó a anotar las cosas. Hizo una lista de comestibles, otra para la
tienda de licores. Pasaría por el centro comercial para recoger algunas toallas
nuevas. Eran las sábanas de los invitados lo bastante buenas? Pensando en la ropa de
cama hizo que la mente de Olivia saltara a los muebles de la habitación de
invitados. Estaban bastante gastados. Ella se metió en línea y comenzó a buscar tiendas
que pudieran hacer entrega inmediata. Después de encontrar una tienda que entregaba
localmente y tenía fotos de su inventario completo, eligió un conjunto que le
gustaba. Cogió el teléfono, charló con un vendedor muy agradable y, en quince minutos,
tuvo un pedido y entrega programada.

Olivia entró en la cocina satisfecha con todo lo que había logrado. Miró a Joss, que
acababa de entrar y se quitaba las botas. “Pedí muebles nuevos para la habitación de
invitados.”

Joss levantó una ceja, insegura de como hacer listas se habían convertido en compra de
muebles. "¿Lo hiciste? ¿Hay algo malo con los muebles que están ahí ahora?”

Olivia hizo una mueca. “No, son sólo viejos. Era el mobiliario que tenía en mi
apartamento cuando estaba en la escuela de posgrado.“

Para Joss, era exactamente el tipo de muebles que había puesto en la habitación de
invitados. "Oh."

“Convencí a mis padres que se quedaran conmigo en lugar de estar en un hotel. Quiero
que sea agradable para ellos.“

228
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia estaba teniendo menos sentido en lugar de más. No era la primera vez en el último
par de semanas, así que Joss decidió dejarlo pasar. También hizo a un lado la extraña
sensación que tuvo al darse cuenta de que Olivia tenía y gastaría dinero en muebles
nuevos en un abrir y cerrar de ojos. “Estoy segura de que será muy agradable.”

"Creo que si. Por desgracia, el único día que pueden entregarlos es el próximo Lunes,
pero tengo mi última clase antes del descanso y una reunión. Y mis padres estarán aquí al
día siguiente. Hay alguna posibilidad de que te dijera que estuvieras aquí para los chicos
de entrega?”

Joss odiaba renunciar a todo un día de trabajo, pero los Patel estaban fuera de la ciudad,
así que no había razón por la que no pudiera ir más tarde en el día o el fin de semana para
compensar el tiempo. "Por supuesto."

"Gracias, gracias, gracias. Voy a dejar instrucciones sobre dónde quiero todo y el dinero
de propina.“

Olivia probablemente estaba tratando de ser reflexiva, pero Joss se encogió. Se sentía
como una clara declaración sobre quién estaba a cargo. Olivia lo vio como un favor y no
como algo que Joss haría porque estaban juntas. “¿Qué hay con los muebles que están ahí
ahora?”

"Mierda. Sabía que estaba olvidando algo.“

Joss sacudió la cabeza. Había intentado no darse cuenta de la forma frívola que Olivia
había estado en el último par de semanas. Por lo menos, frívola de todo lo que no era la
escuela. “Incluso si estás cansada de ello, es un conjunto agradable. Puedo llevarlo a la
tienda de segunda mano en la ciudad para ti si quieres ponerlos en consignación.“

"Eso seria genial. Cuando se vendan, iremos a una buena cena.“

“No tienes que hacer eso. Me ofrecí a ayudar “

Olivia la besó. “Piensa en ello como una muestra de agradecimiento.”

Olivia volvió a hacer sus listas y Joss se quedo parada en la cocina. Una vez más, no
pensó que Olivia lo quiso decir de mala manera, pero la elección de las palabras hizo que
Joss se sintiera más como una empleada que la pareja de Olivia. Joss tuvo un recuerdo de
la fiesta con la gente del departamento de Olivia — la torpeza y la insinuación, la
sensación de mareo que le dio. Luego estaba la forma en que Olivia reaccionó a
ello. Después la pelea que siguió, Olivia la había convencido de que era una anomalía,
que algunas de las personas con las que trabajaba sacaban lo peor de ella. Podría ser lo
mismo con sus padres?
229
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss sacudió la cabeza. Esperaba que no. Por un lado, podría hacer que el próximo par de
semanas fueran cercanas a insoportables. Por otro, diría cosas acerca de Olivia que Joss
no estaba segura de poder aceptar.

CAPÍTULO TREINTA Y UNO


Puesto que había prometido esperar la entrega de los muebles, Joss se quedó en la cama y
observó como Olivia se movía alrededor para prepararse para el trabajo. Ya que siempre
se iba a trabajar, nunca se había tomado el tiempo para estudiar la rutina de Olivia. Fue
divertido verla escoger la ropa, ponerse el maquillaje con sólo sujetador y bragas.

"Tengo que correr. Me reuniré con un estudiante antes de clase. ¿Te veo esta noche? Haré
la cena.“

Joss sonrió. ¿Ver? Eso fue mejor. "Suena genial."

“Voy a recoger el vino, también, y podremos disfrutar de una noche relajante antes de que
mis padres lleguen.”

“Y por relajante, espero que te refieras a atractiva.”

“Ya sabes.” Olivia la besó largo y lento. "Te veré más tarde."

Cuando oyó la puerta de atrás cerrarse, Joss salió de la cama y se puso la ropa de ayer. Ya
que se había quedado atrapada en la casa de Olivia hasta que llegaran los chicos con los
muebles, Joss decidió dirigirse al granero. Pierre y Bill estaban felices de verla, lo que la
hizo sonreír. Refrescó su agua y heno, les dio una cepillada y un poco de
atención. Cuando balaban, ella respondía, disfrutando de las bromas sin sentido. Nunca
había comprado — o adoptado cabras — pero estaba empezando a entender su atractivo.

Después, llevó una pala de nieve al camino de entrada. Aunque Olivia contrató un
servicio, no pudieron evitar dejar un lío en la puerta del garaje. Limpió los bordes luego
limpió la acera. A pesar de que no había mucho, manteniéndolo despejado evitaría la
acumulación de hielo mientras el invierno penosamente avanzaba. Ella no sabía si Olivia
no entendía eso o si lo había dejado pasar en su perpetuo estado de apresurarse al campus.
Sintiendo que las cosas estaban en orden, Joss se dirigió de nuevo a la casa. Ella se dio
una ducha y se vistió, entonces encendió su portátil. Extrajo los planos para el proyecto
Patel. Todavía estaba luchando por llegar a una opción de piso. Debido a que el espacio
era pequeño, quería hacer un solo material en todo, incluyendo la cocina y el baño. Los
Patels no estaban locos por el azulejo, pero Joss siempre dudaba en poner madera en un

230
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

sótano. Una simple alcantarilla atascada o un calentador de agua roto podría significar
tener que arrancar todo.

Joss de repente se acordó de algo que había visto en su último programa en casa. Se puso
en línea e hizo una búsqueda. Aunque aún tenía que usarlo en un proyecto, parecía que el
azulejo veteado de madera se estaba volviendo muy popular. Examinó las opciones,
satisfecha de que algunos de ellos parecían más natural que el laminado. Y con el calor
radiante en el piso, ni siquiera tendría la sensación de frío del azulejo bajo los pies.

Satisfecha consigo misma, anotó un par de marcas y estilos para comprobar. Estaba
trabajando en un correo electrónico a los Patel esbozando sus pensamientos cuando sonó
el timbre. Ella abrió la puerta y encontró a dos tipos larguiruchos parados en el
porche. No se parecían mucho a los chicos de entrega, pero se resistió a emitir un juicio.

"Hola. Uh, tenemos algunos muebles para ti.“

Joss les sonrió, tratando de ser agradable. "Sí. Te estábamos esperando."

"Estupendo. Por lo tanto, como, donde ... ¿dónde quieres que los pongamos?”

Joss los condujo hasta la habitación que había vaciado el día anterior. Señaló adonde las
cosas generalmente tenían que ir, y luego retrocedió para dejarlos trabajar. Veinte minutos
después, deseó no haber aceptado ser la que tratara con ellos. Joss apretó los dientes y se
obligó a no gritar a los repartidores que actuaban como si nunca hubieran movido un
mueble antes. En realidad, los dos tipos — muchachos, en realidad — no parecían mucho
más de dieciséis años. Y mientras que eran bastante agradables, no tenían claramente ni
idea de lo que estaban haciendo. No podía imaginar que empresa los contrataría para
maniobrar mercancía pesada y costosa en espacios pequeños.

Joss no sabía dónde Olivia había hecho el pedido, pero estaba segura de que no era una de
las pocas empresas locales que conocía y confiaba. En el momento en que se fueron,
había marcas en tres paredes, un corte en otra, y un enorme rayón a través del piso de la
habitación de invitados. Al parecer no se les había ocurrido revisar las patas de la cómoda
por grapas antes de deslizarla a través de la habitación. Se disculparon, pero estaba claro
que no tenían interés o invertir en hacerlo bien.

Les dio la mitad de la propina que Olivia había dejado. Tan irritada como estaba, culpó a
la empresa más que a los chicos. Además de mal capacitados, supuso que no les pagaban
muy bien tampoco. Joss limpió la nieve que habían metido a la casa y subió las
escaleras. Miró en la habitación, esperando que tal vez no fuera tan malo como
pensaba. No, no era tan malo. Era peor.

231
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Se quedó parada un momento y se frotó las sienes. No era algo que no pudiera arreglar,
pero aún así la volvía loca. Decidió ir a la casa de Patel y sacar algo de su molestia. Joss
hizo una nota rápida para Olivia y se fue.

***

Olivia se detuvo en el camino de entrada. Estaba vacío; no había ninguna señal de la


camioneta de Joss. Su primer pensamiento fue uno de preocupación. Esperaba que no
hubiera pasado nada. Cuando entró, Olivia encontró a Ethel dormitando y una nota en la
isla.

Los repartidores son un desastre. Los muebles se ven muy bien. El piso no
tanto. Regresaré en un par de horas.

Olivia no tenía idea de cuando Joss escribió la nota, así que no tenía idea de cuándo
esperarla. Dejó sus cosas y subió. Ella vio las marcas en las paredes, la abolladura en la
parte superior de la escalera. Cuando entró en la habitación de invitados, ni siquiera notó
los muebles. Un enorme rayón — probablemente de tres pies de largo — trazó un arco
directo a través del centro del piso. Mierda.

Olivia deslizó sus dedos sobre la línea. No era ancha, sino que bajaba hasta la madera
virgen. Ella respiró hondo. Estaría bien. Joss sabría cómo arreglarlo. Se puso de pie y
miró los muebles. Al menos se veían bien. El detalle en la cabecera blanca coincidía con
el detalle de la cómoda. Las manijas de los cajones de la cómoda coincidían con las de las
mesitas de noche. Tal vez era un poco Pottery Barn (*) para su gusto, pero se veía limpio
y fresco. Y a sus padres les gustaría.

Se dirigió abajo, tratando de no estar molesta que Joss había salido. Tal vez estaba
consiguiendo todo lo que se necesitaba para arreglar el rayón. Olivia esperaba que no
fuera necesario lijar todo el piso. Fue a la cocina para preparar la cena. Una vez que Joss
llegara a casa, podrían hacer un plan.

Olivia se situó en la isla de la cocina cortando verduras para un ratatouille. Cada vez que
el rostro de su madre invadía sus pensamientos, terminando con la ceja alzada en
apreciación, Olivia lo ignoraba. Para cuando estaba salteando el ajo y la cebolla, se sentía
un poco más tranquila. Odiaba estar tan nerviosa. El mes pasado se había sentido como un
interminable caminar por la cuerda floja. Su cuerpo y su mente parecían atrapados en
sobrecarga y tenía que seguir recordándose que lo peor había pasado. Ella estaba en
control y no iba a ser quitada del asiento del conductor de nuevo. Todo iba a estar bien.

(*) Cadena de tiendas de muebles para el hogar.

232
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss entró una hora más tarde, justo cuando Olivia estaba sacando su cazuela del
horno. Al parecer, Joss había ido a trabajar en otro proyecto como una distracción. Olivia
se tragó su molestia de que no tenía ningún material a la mano para arreglar el
piso. Subieron las escaleras y se detuvieron en la puerta, observando los daños.

“¿No puedes poner la alfombra encima hasta que ellos se vayan?”

Antes de volver, Joss había ido a su casa y había cogió una de las alfombras de su
dormitorio. Fue un gesto reflexivo, pero aún así. Olivia podía ver a su madre volteándola,
luego lamentándose de lo difícil que era encontrar una buena ayuda en estos días. Ella se
encogió ante el pensamiento, teniendo en cuenta a su novia y la ayuda eran lo mismo. “No
entiendo por qué no puedes simplemente arreglarlo.”

“Puedo, pero estoy ocupada en este momento con un proyecto que está en un plazo muy
corto.”

Olivia apretó los puños en las caderas. “¿Será que incluso te tomará tanto tiempo?”

Joss resopló. “Será para hacer las cosas bien. ¿Cual es el problema? Pensé que no te
importaba lo que tus padres pensaban.“

"No me importa."

Joss se limitó a levantar una ceja.

“Necesito que entiendan que tomé una buena decisión. No hago las cosas a su manera,
pero todavía las hago bien.”

“¿Estás hablando de la casa? ¿O de mí?"

Olivia puso los ojos en blanco. ¿Por qué Joss estaba siendo tan poco razonable? “Por
supuesto que estoy hablando de la casa. Qué cosa más ridícula de decir."

Joss sacudió la cabeza. Teniendo en cuenta cómo las cosas habían estado entre ellas
durante las últimas semanas, no se sentía ridículo en absoluto. Se sentía perfecto,
dolorosamente en línea con la forma en que Olivia había estado tratando. El pasillo, la
habitación de invitados, comenzó a sentir claustrofobia. Joss se dio la vuelta y bajó las
escaleras, respirando profundamente y tratando de calmar la ira que parecía en peligro de
consumirla.

Olivia la siguió a la cocina. “No puedo creer que estés buscando pelear en este momento.”

233
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“No estoy buscando pelear y lo siento si mi tiempo no es conveniente para ti. Es evidente
que tu conveniencia es la máxima prioridad.“

“Pensé que habías dicho que mi trabajo era la máxima prioridad.”

“En realidad, lo dijiste la semana pasada cuando estabas disculpándote por poner toda tu
energía en tu trabajo.”

“Y ahora estás volteándolo sobre mí sólo porque estás molesta.”

“No estoy molesta.”

"¿Entonces, que estás?"

¿Qué estaba? Joss no estaba segura de poder — o querer — ponerlo en palabras. “Olivia,
me has dejado plantada dos noches en la última semana. Encima de eso, sólo asumiste
que estaría por aquí y no me importaría ocuparme de la entrega de los muebles, del daño
causado por dicha entrega. Por no hablar de quitar la nieve, alimentar a las cabras, y todos
los proyectos que todavía están por ahí.“

“Pensé que te gustaban las cabras.”

“Me gustan las cabras. Ese no es el punto."

Las manos de Olivia fueron a sus caderas. “Entonces, ¿cuál es el punto?”

“No soy tu trabajadora.” Simplemente decir las palabras hizo que el estómago de Joss se
retorciera.

"Oh, lo siento. ¿El problema es que no te pago?”

Algo en los ojos de Olivia envió un escalofrío a través de ella. No fue la ira tanto como la
condescendencia.

“Eso no es lo que dije, o lo que quería decir.”

“Porque si estar aquí — estar conmigo — es sólo una extensión del trabajo, deberías
decirlo.”

“Eso está completamente fuera de lugar. Tú eres la que espera que yo, o alguien, esté por
aquí para hacerse cargo de todo. Tengo un trabajo y responsabilidades más allá de tu
casa. Y mi trabajo es tan importante como el tuyo.“

234
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“¿No lo entiendes? Todo depende de que consiga la planta permanente. Si no la consigo,


todo esto,” Olivia extendió sus manos a cada lado, “desaparece.”

“Tienes un caso grave de estrechez de miras.”

"¿Qué se supone que significa eso?"

“Eso significa que si tu trabajo es lo único que te preocupa, todo esto,” Joss movió sus
manos hacia abajo para señalarse a sí misma, “desaparece.”

"¿Es eso una amenaza? O un ultimátum?”

“Soy yo siendo honesta contigo. Entiendo que tu carrera es importante. Es una de las
cosas que me gustan de ti. Pero si es lo más importante, entonces no vamos a funcionar.“

“¿Me estás diciendo que tu trabajo no es tu prioridad más alta? Eso es una mierda."

"No, no lo es. La familia es lo primero, siempre.“

“La familia con la que trabajas todos los días.”

“La familia pase lo que pase. No hay ningún proyecto o contrato que triunfe sobre la
familia, especialmente la familia que construya con mi esposa. No puedo estar con una
mujer que no siente lo mismo.” En lo que respecta a fin de cuentas, era tan simple como
eso. Y si Olivia se sentía diferente, ninguna conversación o negociación podría resolverlo.

“Estás haciendo que parezca blanco y negro. Es más complicado que eso.” La ira de
Olivia adquirió una sombra de miedo. Trató de tirar del borde de su voz. “¿No es la
familia lo que comenzó toda esta pelea? Me estoy volviendo loca por mi familia?”

“No estamos peleando por tu familia y lo sabes. Y si tu versión de preocuparte por tu


familia está tratando de hacer que tu casa parezca una alojamiento de alta calidad para
impresionarlos, ni siquiera tenemos la misma definición de familia.“

La crítica empujó de nuevo a Olivia para enojarse. "Eso no es justo. Sólo porque no tengo
la misma relación perfecta con mi familia que tú, no tienes que ser tan juiciosa de la mía.“

Joss presionó un pulgar contra su sien. “No estoy juzgando.”

La indignación de Olivia creció. "¿De verdad? Porque suena como si tuvieras un


problema con mi familia y mi trabajo y casi todo lo demás acerca de mí en este
momento.“

235
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Mira, no estamos llegando a ninguna parte. No quiero hacer esto contigo.“

"¿Qué significa eso?"

“Eso significa que no veo ninguna solución en este momento y necesito alejarme antes de
que diga algo que realmente lamentaré.”

Olivia tragó. “¿Estás diciendo que estamos rompiendo?”

“Estoy diciendo que si esto es lo que eres, lo que quieres ser, no podemos estar juntas.”

"Tu sabes quien soy."

La cara de Joss se suavizó, la forma en la ira dio paso a algo que se parecía más a la
tristeza. "Pensé que lo sabía. Ahora no estoy tan segura. No sé si lo eres, tampoco. Y
hasta que lo resuelvas, no hay mucho que pueda hacer.“

“No sé que quieres de mí.”

Joss asintió lentamente. "Si, lo sabes. Lo que tienes que averiguar es si quieres lo
mismo. Cuando lo hagas, ya sabes dónde encontrarme.“

Joss se puso el abrigo y las botas, recogió las llaves. Enganchó una correa a Ethel, que
debe haber oído sus voces y había entrado torpemente en la cocina. Cuando la perra dudó
en salir a la nieve cayendo, Joss la levantó. Ella no cerró de golpe la puerta, pero tampoco
miró hacia atrás.

CAPÍTULO TREINTA Y DOS


Olivia se quedó de pie en la cocina. El dolor y la rabia competían por el dominio. No
podía creer que Joss la había dejado. Peor aún, Joss la dejaba para lidiar con todo y no
parecía importarle. Y aunque ella dijo que sí, Joss claramente no entendía por qué Olivia
necesitaba que las cosas fueran así para la visita de sus padres. Al igual que ella no
entendía por qué el trabajo tenía que ser una prioridad ahora.

Era como si Joss quisiera que fuera todo para todos a la vez. Olivia era muchas cosas,
pero no era la Mujer Maravilla. Por supuesto, eso no era lo que quería Joss, tampoco. Ella
quería que Olivia concentrara toda su energía en su relación, y eso simplemente no era
posible. No iba a ser alguna esposa de mirada perdida que se sentaba todo el día, cuidando
la casa y esperando a que la persona que gana el sustento volviera. Había visto suficiente
de eso en las chicas con las que había crecido. Y se negó a ser manipulada, tampoco. Su

236
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

ex había tratado de manipularla, persuadiéndola suavemente hacia los amigos y


actividades y trabajo que decidió eran adecuados. Había luchado con uñas y dientes para
ser dueña de su vida, y seguro como el infierno que no iba a cambiar eso ahora.

Olivia se forzó a sí misma en un buen estado, dando vueltas y teniendo que resistir el
impulso de lanzar algo. La indignación la hizo sentirse fuerte, diciéndole que tenía
razón. Esos eran los sentimientos a los que se aferró. No podía permitir que su mente se
concentrara en la alternativa — que Joss tenía razón y Olivia la apartó y arruinó su
oportunidad de estar juntas. Si pensaba en eso, podría desmoronarse completamente. Y
con sus padres viniendo y el semestre a punto de terminar, caerse a pedazos no era una
opción.

Olivia cuadró los hombros. Tenía poco menos de veinticuatro horas hasta que sus padres
llegaran y mucho que hacer. Empezaría arriba y avanzar desde allí. Comenzó en el cuarto
de baño, lavando cada superficie, cada rincón y grieta. En la habitación de invitados, hizo
la cama con las nuevas sábanas que había lavado un par de veces y el edredón que había
comprado para hacer juego con el nuevo mobiliario. Debido a que no tenía ninguna otra
cosa, colocó la alfombra que Joss había traído junto a la cama. Eso completo la habitación
y cubrió completamente el rayón en el piso. Olivia tragó el nudo en la garganta y siguió
adelante, arreglando su armario y limpiando su habitación para que pudiera mostrársela a
sus padres también.

En la planta baja, sacudió el polvo y pasó la aspiradora, fregó y pulió. Por un lado, el
trabajo la distrajo de la constricción en su pecho y el dolor sordo detrás de sus ojos. Por
otro lado, todo lo que tocaba le recordaba a Joss. Las líneas perfectas de la tapicería, los
colores en las paredes. El trabajo de Joss estaba por todas partes. Probablemente no había
una cosa en la casa que no hubiera tocado durante los tres meses que habían trabajado en
las renovaciones.

Por pura fuerza de voluntad, Olivia se mantuvo entera. Hasta que llegó a la cocina. Miró
la estufa y su mente corrió a través de sus conversaciones iniciales sobre lo que Olivia
quería, la frustración de la espera, los favores que Joss pidió para que se la entregaran
cuando sabía que Olivia necesitaba algo para celebrar. Pensó en la primera comida que
cocinó en ella, la noche que siguió. Incapaz de mantener la compostura por más tiempo,
Olivia se sentó en el suelo y lloró. La ira tomó un asiento trasero para el dolor, dejando
espacio en la parte delantera para que el temor se instalara.

En el momento en que dejo de llorar, eran casi las dos de la mañana. Todavía estaba
sentada en el suelo de la cocina, un hecho que añadió una capa de lamento al vacío en su
interior. Repitió la pelea con Joss en su mente, tratando de precisar el momento en que la
conversación se estropeó. Joss había sido tan poco razonable. Olivia deseó haber
manejado las cosas mejor, pero claramente Joss estaba deseando pelear.

237
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Se levantó del suelo. Se sentía débil y adolorida. Incluso si no dormía, ir a la cama era
probablemente una buena idea. Tomó una ducha que estaba unos grados demasiado
caliente y un par de aspirinas. Resistió el impulso de ponerse una de las camisetas de Joss,
conformándose con una camiseta y unos pantalones de franela. Después de meterse en la
cama, Olivia se dio cuenta de que apenas había pasado una noche sola en su nuevo
dormitorio. Por mucho que había diseñado el espacio para sentirse como un santuario, de
repente se sentía frío y estéril. La sorprendió lo mucho que Joss se había convertido en
una parte de la casa. No era sólo el trabajo que había hecho. Era como si se hubiera
impregnado en la esencia misma de ello.

La idea la irritó. Había comprado la casa para hacerla suya. Y ahora Joss estaba por todas
partes. Teniendo en cuenta que todo con Joss era un signo gigante de interrogación, hizo
que la casa se sintiera inestable, como un desconocido. No podía detener su mente de
saltar a toda una serie de ‘que pasaría si’. Si ella y Joss rompían, Olivia no estaba del todo
segura de poder quedarse en la casa. Por mucho que le encantaba, la casa se había
entrelazado completamente con Joss y su relación. Era un sentimiento que estaba segura
de que no sería capaz de sacudir, y uno que no creía que pudiera soportar.

Olivia se dio cuenta de que estaba siendo dramática. Ella y Joss tuvieron una pelea. Las
peleas no significaban que las relaciones terminaban. En todo caso, la pelea significaba
que la relación importaba. Y tener a Joss tan arraigada en la casa la hizo sentir más como
de ellas. Eso era lo que quería, ¿verdad? Sí, sin duda. Encontrarían una manera de
resolverlo, incluso si Olivia no estaba segura de cómo.

Ella dio vueltas durante varias horas antes de renunciar a dormir. Terminó de limpiar la
cocina, se duchó, y trató de prepararse para la llegada de sus padres. Se centraría en eso,
tratar de hacer las cosas lo más agradables posible. Una vez que se fueran, resolvería el
resto.

***

Joss se durmió a ratos y se levantó antes de las cinco. Una parte de ella quería llamar a
Olivia, aparecer en su puerta, para que pudieran hablar las cosas. La otra parte le gritaba
que se alejara, al menos hasta que los padres de Olivia hubieran venido y
marchado. Había estado medio temiendo conocerlos de todos modos. Ahora la idea de
pasar tiempo con los abogados Bennett la llenaba de aprensión.

Dejaría que las cosas se calmaran. Olivia estaba tan alterada de todos modos, tratar de
tener una conversación significativa no tendría sentido. Incluso podría empeorar las
cosas. Hablarían después de las vacaciones y de entender las cosas. Joss no estaba del
todo segura de lo que había que entender. En base a cómo habían dejado las cosas, el
compromiso parecía improbable. Y si alguna de ellas trataba de ser lo que no eran por el
bien de la relación, sería una receta para el desastre. Fue una dura lección que había

238
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

aprendido una vez en su vida y una que no sentía la necesidad de repetir. Joss se recordó a
sí misma que su relación con Olivia era diferente. Sólo el hecho de que Olivia había
comprado una casa significaba que estaba más determinada, más comprometida con
permanecer en un lugar de lo que Cora había sido. Y habían hablado de formar una
familia. Incluso sin un anillo de bodas y un plan, eso significaba algo.

Se duchó y se vistió, luego se dirigió a la casa de los Patel. Estaba agradecida de ser capaz
de trabajar sola y en una casa vacía. Después de llegar y hacer una lista mental de tareas
para hacer en el día, se puso sus auriculares y maniobró la música.

A media tarde, Ben apareció llevando sándwiches. A pesar de que ella no le había dicho
nada, él parecía saber que algo estaba pasando. Y aunque no tenía ningunas ganas de
comer, poner algo en el estómago probablemente la pondría menos tensa y aliviaría el
dolor punzante que había estado allí toda la mañana.

Mientras estaban sentados en el suelo, comiendo sándwiches de pavo y bebiendo Pepsi,


decidió si debía o no confiar en él. Él la entendía, tal vez mejor que nadie. Él era su mejor
apuesta para obtener alguna perspectiva. Le dio una versión abreviada de las últimas
semanas, así como la pelea culminante.

“Así que fue una especie de pelea de 'estamos rompiendo' o una pelea de 'necesito un
poco de espacio y resolveremos esto después'?”

Joss se encogió de hombros. "Solo es eso. No lo sé."

"¿Qué quieres que sea?"

Ella suspiró. "Lo segundo."

“Estás enamorada de ella?”

"Oh, si."

“Del tipo de amor de 'casarme y tener hijos'?”

Joss se pasó las manos por la cara. "Sí."

"¿Qué vas a hacer?"

“Por los siguientes dos días, nada. Sus padres están en la ciudad. Era su inminente llegada
— y cuán nerviosa por ello Olivia estaba — que nos perfiló hasta el punto de romper. No
puedo imaginar que pueda hablar las cosas con ella todavía en ese estado.“

239
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Ben asintió. “Parece que ellos la vuelven un lío.”

"Sí. Habla de lo mucho que ella no es como ellos, pero luego ella misma se pone en un
frenesí tratando de impresionarlos. No lo entiendo.”

Ben se cruzó de brazos. “Me recuerda a un cliente difícil.”

"¿Qué quieres decir?"

"Piénsalo. Súper exigente, altas expectativas de los clientes. Realmente no te caen muy
bien, no estás de acuerdo con lo que quieren o les gusta necesariamente, pero todavía
quieres sorprenderlos hasta las bragas. Tal vez aún más ya que dejan en claro que son
difíciles de impresionar.“

Joss frunció el ceño. “No creo que sea realmente lo mismo.”

“No, es aún peor, ya que en el caso de Olivia, está relacionada con ellos. La relación es
permanente y estoy seguro de que, al menos en algún nivel, ella los ama. Ese es un
camino difícil de seguir.“

Joss no lo había pensado de esa manera. Lo hizo un poco más fácil de entender. "Tal
vez. Pero eso no dice nada acerca de cuán obsesionada ha estado con el trabajo. No sólo
no tiene tiempo para nosotros, sino que espera que me ocupe de las cosas en su casa,
como si su trabajo fuera más importante que el mío. O como ...” Dios, odiaba
decirlo. “Como si todavía trabajara para ella.”

Ben le ofreció una mirada comprensiva. "Te escucho. Esa parte realmente es una
mierda. No estoy diciendo que debas dejarla libre.“

Joss levantó una ceja. "¿Qué estas diciendo?"

Él se encogió de hombros. “Tal vez está mucho más estresada de lo que deja entrever. Y
tal vez tratar de controlarlo todo es lo que está haciendo en vez de caerse a pedazos.“

Joss pensó en los últimos meses. Olivia era definitivamente una mujer que valoraba ser
independiente y en control. Por un lado, era un rasgo que Joss admiraba. Por el otro lado,
la hacía sentir como si no fueran un equipo. Si iban a hacer que las cosas funcionaran,
tenían que ser un equipo, completo con dar y recibir. "Quizás tengas razón. Por supuesto,
podría preferir que se cayera a pedazos, al menos un poco, sobre intentar controlarlo
todo.“

“¿La has dicho eso?”

240
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Desde cuando Ben era el gurú de la relación? Fue raro. Él tenía razón, pero todavía era
raro.

“No con tantas palabras.”

“Bueno, cuando hables con ella, podría ser un buen lugar para empezar.”

“Gracias, oh sabio. ¿Qué tal si canalizas toda esa sabiduría en ayudarme a enmarcar
algunas paredes?”

Ben se puso de pie, le dio unas palmaditas en el hombro. “A tu disposición, saltamontes.”

CAPÍTULO TREINTA Y TRES


Sus padres habrían estado contentos, si no más felices, de ir a un restaurante. Olivia fue
inflexible acerca de cocinar, sin embargo, y contenta de hacerlo sola. Después de hacer el
desayuno que comieron cada mañana — jugo de toronja, huevos cocidos, yogur — ella se
puso a trabajar.

El pavo más pequeño que había podido encontrar era de catorce libras. Habría un montón
de sobra, pero no le importaba. Olivia podía comer un sándwich de pavo cada día de su
vida y nunca cansarse de ellos. Lo había puesto en una salmuera dulce la noche anterior,
así que todo lo que tenía que hacer era drenar el líquido, resecar la piel y untar un poco de
mantequilla en ello. Después de meterlo en el horno, se puso a trabajar aparte.

Mientras sofreía salchichas en un sartén, picó cebollas, apio y ajo. Olivia los añadió a la
sartén, disfrutando de la forma en que todo chisporroteaba y se cocía. A pesar de la
promesa de que no lo haría, Olivia se encontró pensando en Joss. Se preguntó si Joss ya
estaba en casa de sus padres, ayudando a su madre en la cocina o viendo el desfile de
Macy (Tienda departamental) con sus sobrinas. Olivia estaba contenta de estar en su casa,
en su cocina, preparando la comida. Al menos, eso es lo que se dijo firmemente mientras
vaciaba el contenido de su sartén en el tazón de pan de maíz desmenuzado que iba a
aderezar.

La madre de Olivia entró mientras ella estaba preparando las coles de Bruselas. Llenó al
tope su taza de café y se sentó en uno de los taburetes en la isla.

“Todavía no puedo creer que disfrutes de todo este alboroto.” Ella agitó la mano para
indicar las herramientas e ingredientes apilados alrededor.

241
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

“Supongo que debe haber saltado una generación.” Olivia se aseguró de mantener su voz
ligera.

Sharon sonrió. "Tienes razón. Tu nana era la reina de la cocina. Y entre cocinar, hornear,
y todas sus manualidades, tu hermana prácticamente podría ser Martha Stewart.“

Olivia apretó los dientes. Aunque no tenía ningún deseo de ser comparada con Martha
Stewart, le irritaba que su hermana, por supuesto, ganara el concurso inexistente.

“Hablando de tu hermana, te dijo que ella y Beau está tratando de que quede embarazada
de nuevo?”

Olivia suspiró. No lo había oído, probablemente porque ellos estaban todavía en la fase de
tentativa. Tara se limitaba por lo general a decirle a Olivia una vez que las cosas se
resolvían. Como la rivalidad entre hermanos en el extremo, Tara parecía empeñada en
recoger todas las estrellas doradas en la carta de logros de la vida. “No lo había oído.”

“Pues bien, aunque ella estaba bastante decidida en parar en el tercero, realmente quiere
una chica.”

Olivia alzó una ceja. “¿Y si termina con un cuarto chico?”

Sharon se rió. “Beau dice que pueden caber cinco en su barco de pesca, así que estará
bien.”

Olivia sacudió la cabeza. Por un lado, era dulce. Pero se sentía tan completamente extraño
para ella que era difícil de relacionar. “Con suerte, tendrá una niña.”

Sharon asintió. “Esperemos que si. Simplemente me muero por comprar todos los
vestidos con volantes y lazos de pelo. Las cosas de niñas son mucho más divertidas.“

Olivia era en realidad partidaria a las cosas para niños — camisetas con dinosaurios y
pequeños suéteres. Nuevamente, pensamientos de Joss inundaron su mente. Imágenes de
Joss escogiendo ropa de bebé y armando una cuna combinadas con el recuerdo de ella
cargando a uno de los hijos de Gina y Kel en el hospital. Los destellos, y los sentimientos
que se agitaban, eran tan fuertes que Olivia no se dio cuenta que su madre estaba
hablando de nuevo. "Lo siento. ¿Qué decías?"

“Te pregunté si tenías a alguien a la vista.”

Olivia no le había contado mucho a sus padres sobre Joss. Al principio, había sido porque
sabía que no aprobarían que estuviera con alguien que era una contratista. Después, no

242
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

había querido arruinar las cosas. Era demasiado tarde para eso. “No, nadie digno de
mencionar.”

“Bueno, odio ser pesimista, pero no te estás haciendo más joven.”

Olivia se encogió. “Gracias, mamá. Eso es exactamente lo que quería oír.“

“Oh, cariño. No estoy tratando de hacerte sentir mal. Es sólo que, bueno, si quieres bebés
propios, vas a tener que ponerte en ello en el próximo par de años.”

Olivia no podía decidir si quería gritar o llorar.

“Pensé que Ithaca era conocido por las lesbianas. Tiene que haber un montón de buenas
profesoras en la escuela. Alguien en ingeniería, tal vez, o en negocios.“

“Es un poco más complicado que eso.”

“¿No estabas saliendo con alguien? Ella tenía algo que ver con la compra de la casa o la
remodelación que habías hecho?”

Incluso sin decir su nombre, la mención de Joss envió una punzada a través del pecho de
Olivia. “Joss. La compañía de su familia hizo las renovaciones. Joss hizo gran parte del
trabajo.“

“Joss. Qué nombre tan interesante. Así que estaban saliendo, pero ya no?”

Rompieron oficialmente? Olivia no lo sabía. Era difícil imaginar estar con ella después de
su última discusión. Era incluso más difícil imaginar no estar con ella en absoluto. Olivia
deseaba compartir la confusión y el dolor con su madre, confiar en ella y obtener a
cambio cierta empatía o tal vez incluso consejo. Sabía que no debía intentarlo. “Las cosas
están un poco en el aire. Ambas tenemos mucho entre manos ahora mismo, diferentes
prioridades.”

Sharon sacudió la cabeza. “Es por eso que es una idea terrible involucrarse con la
ayuda. Aparte de cualquier proyecto para el que los contratas, no tienes nada en común.“

El dolor de Olivia se transformó en ira. El cambio fue instantáneo y la indignación que


sentía hacia su madre eclipsó cualquier frustración que sentía por Joss. Tenían mucho en
común. Joss la comprendía, al menos hasta hace poco. Olivia dejó el cuchillo. La verdad
de la situación la golpeó como un puñetazo. Joss no había cambiado en el último par de
semanas. Ella lo hizo. Olivia tenía la imperiosa necesidad de huir de la casa y conducir
directamente a casa de Joss.

243
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Se resistió porque hacerlo sería impulsivo y loco. Era la mañana de Acción de


Gracias. Joss incluso podría estar en casa de sus padres. Podría no tener ningún deseo de
ver a Olivia. O de hablar.

Olivia se dio cuenta de que su madre todavía estaba sentada allí, esperando una
respuesta. Ella sabía que era mejor no empezar una discusión. Su madre desestimaría todo
lo que dijera como insolencia y Olivia sólo terminaría más enojada. “Tengo mucho más
en común con Joss de lo que alguna vez tuve con Amanda.”

“Eres tan rápida para decir eso, pero nunca pude entender por qué. Ella es de una
excelente familia, es profesionalmente ambiciosa, y estaba loca por ti.”

Olivia resopló. “Estaba loca por la idea de estar juntas. Pensó que sería una segunda mitad
adecuada de su poderosa pareja.“

“Lo dices como si fuera la cosa más horrible en el mundo.”

“Eso es lo que tú y papá son?”

"¿Qué quieres decir?"

“¿Son dos mitades adecuadas de una pareja poderosa?”

Sharon lo consideró por un momento. “Supongo que podrías decir eso. Nos
complementamos, personal y profesionalmente.“

Para Olivia, sonaba pragmático y completamente carente de pasión. “¿Eres feliz, mamá?”

Sharon dejó el café. “Por supuesto que soy feliz, cariño. ¿Por qué preguntas eso?"

“¿Tu corazón late un poco más rápido cuando piensas en papá? ¿O solía hacerlo, al
menos?”

“Me estás preguntando si tengo pasión por tu padre?”

Olivia se encogió de hombros. "Tal vez."

“Probablemente no en la forma en que estás pensando. Crecí con la expectativa de que me


casaría y tendría hijos. Sólo fui a la universidad porque mis padres pensaron que sería la
mejor manera para asegurar un esposo con un futuro sólido. Cuando conocí a tu padre, él
abrió mis ojos a algo diferente. Él quería una esposa que fuera su compañera, en todos los

244
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

sentidos de la palabra. Él me respetaba, y eso era mucho más importante que alguien que
hiciera que mi interior flotara.“

Olivia se dio cuenta de que nunca había escuchado esa historia antes. No resonaba,
necesariamente, pero lo entendía. “Y quieres lo mismo para mí.”

“Estar locamente enamorada está sobrevalorado, cariño. Necesitas a alguien con quien
puedas contar, alguien con las mismas prioridades que tú.“

Olivia pensó en su pelea con Joss. Se trataba todo acerca de las prioridades. Joss se había
convencido de que las prioridades de Olivia eran completamente distintas de las suyas. Se
habían, Olivia se dio cuenta con temor, transformado en exactamente lo que había pasado
toda su vida tratando de evitar — la ambición y el estatus sobre todo lo demás. Con Joss,
ella podría tener el equilibrio de vida y el trabajo. Podría tener éxito, pero aun así lograr
divertirse. Y, quizás lo más importante, podría tener todo eso y pasión. La idea de esperar
hasta después de las vacaciones para arreglar las cosas ya no se sentía aceptable. Olivia
tenía que hacerlo ahora.

"Tengo que irme."

"¿Qué?"

“Tengo que ir a buscar a Joss. Tengo que hablar con ella.“

“Olivia, es la mañana de Acción de Gracias. Estás a mitad de hacer la cena.“

“No creo que esto pueda esperar.”

“Estás siendo impulsiva. No hay nada que no pueda esperar hasta mañana.“

“Te amo, mamá, pero que no podrías estar más equivocada. Voy a vestirme.“

Olivia subió las escaleras de dos en dos. Se dio una ducha de dos minutos y se vistió, sin
molestarse en secarse el pelo o maquillarse. Cuando regresó a la cocina, sus dos padres
estaban parados allí.

“Cariño, si vas a perseguir a Joss, no deberías arreglarte un poco más? Por lo menos tratar
de verte bien?”

Olivia ya estaba agarrando su bolso. “Estoy bien, mamá. El pavo necesita al menos dos
horas más. La alarma esta puesta al termómetro digital. Si se apaga mientras no estoy,

245
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

simplemente sácalo y cúbrelo con papel aluminio. Me encargaré del resto cuando
regrese.“

“Buena suerte, cariño,” el padre de Olivia dijo cuando ella estaba a mitad de camino hacia
la puerta.

"Gracias, papi."

Olivia llamó, pero Joss no contestó su teléfono. Olivia no tenía forma de saber si era
porque estaba ocupada o la evitaba. Se dirigió a la casa de Joss y encontró el camino de
entrada vacío. En lugar de estar decepcionada, Olivia se sintió aliviada. Si Joss ya estaba
en casa de sus padres, lo más probable era que no estaba ignorándola intencionadamente.

Cuando Olivia llegó a casa de Sandy y Frank, la camioneta de Joss, junto con la de Ben y
un coche de supuso que era de Daphne, llenaban el camino de entrada. Estacionó en la
calle y respiró hondo. No tenía ni idea de lo que iba a decir. O si Joss incluso hablaría con
ella. Este no era el momento para acobardarse. Respiró hondo y salió del coche. Llamó a
la puerta sin tener idea de lo que pasaría después.

Ben respondió. Después de un breve destello de sorpresa, él le sonrió como si fuera a la


vez bienvenida y esperada. “Olivia. Feliz día de acción de gracias."

"Hola, Ben."

“Adelante.” Él se hizo a un lado para que pudiera entrar. “No sabía que ibas a
venir. Pensé que tus padres estaban en la ciudad.“

“No estaba. Ellos están. Es decir ...” Estupendo. Estaba lloriqueando y ni siquiera estaba
hablando con Joss todavía.

“Sólo necesitaba hablar con Joss.”

Si Ben tenía curiosidad, no lo demostró. "Ella está en la cocina. Sígueme."

Joss estaba parada en la cocina, de espaldas a la puerta. Antes de que Olivia pudiera decir
algo, Ben llamó su atención. “Joss, alguien quiere hablar contigo.”

“Bueno, diles que tendrán que entrar aquí. Estoy ocupada.” Joss se volvió y Olivia se
congeló. Tal vez esto era una idea terrible. No sólo no tenía ni idea de qué decir, sino que
estaba interrumpiendo unas vacaciones familiares para hacerlo.

246
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss pensó que era una de sus sobrinas, o tal vez su padre. Cuando se dio cuenta que
Olivia estaba allí de pie, pareciendo nerviosa e insegura, la garganta de Joss se
secó. “Olivia.”

“Lamento irrumpir, pero realmente necesitaba hablar contigo.”

“Está bien.” Se giró hacia su hermana. “Daphne, puedes encargarte aquí?”

“Por supuesto.” Daphne tomó la cuchara y se puso delante de la estufa.

“Vayamos por el pasillo.” No había muchos lugares en la casa de sus padres para la
privacidad. Dirigió el camino a la habitación que había compartido con Daphne durante
quince años. No era el lugar ideal para hablar las cosas, pero era tranquilo. Cerró la puerta
y se giró hacia Olivia. "¿Qué estás haciendo aquí?"

“Disculpándome.” Olivia le ofreció una sonrisa afligida. “Humillándome, tal vez.”

Joss tomó una respiración profunda. “Empecemos con lo primero. No estoy realmente
interesada en lo segundo.“

“Joss, lo lamento.”

Por mucho que quería oír esas palabras, no eran suficientes. “¿Qué es exactamente lo que
lamentas?”

“Por tener todas mis prioridades equivocadas, por hacerte sentir que no eres la persona
más importante en mi vida, así como que nuestra relación no es lo más importante.”

Ahora estaban llegando a alguna parte. “Lo lamentas que tenga esa impresión o lo
lamentas que es como en realidad lo sientes?”

“Lamento que mi comportamiento pareciera que así es como me siento.”

“Entonces cómo te sientes realmente?”

Olivia pareció elegir cuidadosamente sus palabras. “Siento que eres lo mejor que me ha
pasado.”

Joss se suavizó. Se sentía de la misma manera, o al menos lo hacía hasta hace poco. Sin
embargo, todavía no significaba que querían las mismas cosas.

247
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia respiró profundamente y continuó. “Han pasado más de dos años desde que he
pasado más de veinticuatro horas con mis padres. Tenías razón. Por mucho que me dije
que no era nada como ellos, lo era. Me quede tan atrapada en lo que la gente pensaba de
mí, de lo que mis padres pensaban de mí, que empecé a actuar como una loca. Y te di por
sentada. Actué como si no entendieras mi trabajo, pero en realidad, yo era la que no
entendía.”

El bolsillo de esperanza que Joss tenía para ellas aumentó. “Sé que tu trabajo es
importante para ti. Y sé que conseguir la planta permanente es algo importante y no se da
por sentado.“

"Lo sé. Arremetí contra ti porque podía. Me he sentido tan fuera de control. Creo que una
parte de mí sabía que estaba siendo irrazonable y estaba buscándote por confirmación. El
hecho de que me pediste explicaciones me envió sobre el borde.“

Olivia estaba tomando más responsabilidad de lo que Joss esperaba. Y sus palabras se
hicieron eco de la conversación que había tenido con Ben el día anterior. El hecho de que
Olivia parecía entender, y no sólo disculparse, significaba mucho. “Sentía como si
estuvieras diciendo que no podía envolver mi cabeza en algo tan alejado de mi pequeño
mundo.”

“Oh, Joss. Lo siento mucho. Tienes que saber que nunca fue mi intención.“

Joss suspiró. "Lo sé. Puedo admitir que soy demasiado sensible a ese tipo de
cosas. Probablemente te di un tiempo más difícil de lo necesario.“

En ese momento, Olivia esbozó una sonrisa. “Así que estamos bien?”

Joss se permitió sentir alivio. “Creo que lo estamos.”

"Gracias a Dios."

“No voy a mentir, me encanta que hayas conducido aquí en Acción de Gracias por la
mañana para hacer las paces.”

Olivia sonrió de verdad ahora e hizo que el corazón de Joss diera una vuelta en su
pecho. “Bueno, entonces no te olvides de añadir el hecho de que salí corriendo de mi
casa, dejando a mis padres y una comida a medio cocer, para hacerlo.”

Joss se rió. “Te amo, Olivia. Muchísimo.“

“Te amo, también, Joss. Más que nada."

248
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

A Joss le gustaba pensar en sí misma como una mujer que prefería las acciones a las
palabras, pero al escuchar decir a Olivia ‘te amo’ la hacía sentir casi vertiginosa. Dio un
paso adelante, tomó la cara de Olivia en sus manos y la besó. Ella quería que fuera tierno,
confirmando. No pasó mucho tiempo, sin embargo, para que el calor se hiciera cargo. La
preocupación de los últimos días dio paso al deseo atado con urgencia.

Acordándose de dónde estaban, Joss rompió el beso a regañadientes. Ella disfrutó de la


forma en que los ojos de Olivia se abrieron, como si estuviera saliendo de un sueño
agradable. “Sabes, estoy segura que la invitación sigue en pie si quieres traer a tus padres
aquí. Cuanta más gente tiene que alimentar, más feliz es mi mamá.”

Olivia se echó a reír. “Estoy teniendo un día realmente bueno aquí, no vamos a
presionarlo.”

"Bastante justo. ¿Eso significa que tienes que irte ahora?”

"Así es. Ellos se van por la mañana. ¿Puedo verte entonces?”

“Creo que eso podría arreglarse. ¿Qué te parece si vamos a escoger los árboles de
Navidad juntas?”

Los ojos de Olivia se iluminaron. "Es una cita."

"Bueno. No debería retenerte entonces.” Joss abrió la puerta y vio un destello de Ben y
Daphne corriendo por el pasillo. “Los veo,” dijo. Dios, era como ser un adolescente de
nuevo.

Joss salió con Olivia. Se quedaron en el camino de entrada con la nieve arremolinándose a
su alrededor y Joss la besó de nuevo. “Conduce con cuidado y pasa un buen día con tus
padres.”

"Igualmente. Siéntete libre de decirles a todos que preferiría estar aquí.“

Olivia subió a su coche y se marchó. A pesar de que estaba parada en el frío sin abrigo,
Joss esperó hasta que el coche de Olivia estaba fuera de la vista antes de entrar. Cuando lo
hizo, se encontró con siete pares de ojos mirándola con expectación. "Todo está
bien. Nada que ver aquí."

Inmediatamente, todo el mundo giró su atención a otra cosa. Joss sabía que tendría que
dar más detalles más adelante, pero por el momento, era suficiente. Regresó a la cocina y
volvió a su lugar en la estufa con una sonrisa en su cara.

249
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

CAPÍTULO TREINTA Y CUATRO


Joss se detuvo en el camino de entrada a las diez de la mañana siguiente. Olivia había
visto a sus padres afuera menos de una hora antes, feliz de verlos
partir. Afortunadamente, la nieve había cesado y los caminos estaban despejados. Dado
que ninguno de ellos tenía experiencia de conducir en condiciones invernales, el mal
tiempo probablemente habría prolongado su estancia.

Olivia salió al porche, ansiosa por ver a Joss. Se sentía bien acerca de su conversación el
día anterior, pero no alivió completamente la preocupación, la inquietud que vino de darse
cuenta de lo cerca que había estado de perder a Joss. Cuando se metió en el asiento del
pasajero, la sonrisa de Joss era cálida, al igual que su beso de saludo. Olivia sintió que
algo de la tensión abandonaba su cuerpo.

“Tus padres pudieron irse?”

"Lo hicieron. Creo que un par de sus amigos del country club también se encuentran en la
ciudad durante el fin de semana, así que van a ir al Four Seasons y al Phantom of the
Opera.” Joss asintió, pero no dijo nada. Olivia tuvo que reírse. “Prometo que si alguna vez
vamos a la ciudad de Nueva York, esas serán las últimos dos cosas que querría hacer.”

Joss se encogió de hombros. “No estoy en contra del teatro ni nada.”

"Por supuesto que no. Pero me gusta pensar que seríamos al menos un poco más
originales.“

Fue el turno de Joss de reírse. “¿Tuvieron un buen tiempo aquí?”

Olivia pensó la pregunta antes de responder. No había ido exactamente como había
esperado, pero no fue un desastre tampoco. “Creo que se divirtieron. Tuvimos algunas
conversaciones agradables, la cena resultó bien a pesar de mi abandono a medio hacer.“

Joss sonrió. "Me alegro."

“Y a pesar de que me di cuenta de que no importaba, estaban muy impresionados con la


casa.”

Joss no quería que importara, tampoco — a Olivia o a ella — pero lo hizo. "Bien."

“No me malinterpretes. Todavía piensan que estoy loca, por comprarla y vivir en el
campo en primer lugar, pero dijeron que la casa era preciosa y el trabajo impecable.“

250
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss se acercó y le apretó la mano. Condujeron durante un rato en satisfecho


silencio. Olivia miró a Joss. Se negó a dejarse preocuparse en lo cerca que había estado de
dejar que Joss se fuera. Había cometido un gran error, pero había encontrado una forma
de arreglarlo. No tenía intención de tomar esa posibilidad de nuevo.

Joss la miró, levantó una ceja. “Te ves pensativa. ¿Qué estás pensando?"

Olivia sonrió y se frotó las manos enguantadas. “¿Sabías que nunca he tenido un
verdadero árbol de Navidad?”

Joss giró su camioneta en otro camino en el que Olivia nunca había estado, llevándolas
más lejos fuera de la ciudad. Parecía estar escandalizada por la declaración. “¿Quieres
decir que nunca jamás?”

"Nunca. No es eso terrible? Mi madre ponía seis árboles de Navidad todos los años, cada
uno de ellos falso y cada uno con un tema diferente, muy específico.” La idea surgió de
una publicación de Southern Living y Olivia siempre lo había odiado.

Joss frunció el ceño. “Como uno al lado del otro?”

“No, no.” Olivia se rió. “Todos estaban en habitaciones diferentes. El que estaba en el
comedor estaba hecho con azul y plata para que coincidiera con el papel tapiz y la
porcelana China. El que estaba en la sala de estar formal era todo dorado y rosa. Tenía
uno pequeño para la cocina que cubría con adornos de alimentos.“

“Eso es intenso.”

Olivia tenía la sensación de que Joss estaba pensando en una palabra diferente por
completo. “Eso alimentó su profunda necesidad de decorar. Podía rehacer las habitaciones
de nuestra casa tan a menudo, creo, sin volver loco a mi padre.“

“Eso es muy extraño para mí. Mi familia y yo estamos en el negocio de remodelación,


pero sólo puedo recordar una reorganización importante a nuestra cocina. Y volvimos a
pintar la sala de estar cuando conseguimos un nuevo sofá, pero eso sólo pasó dos o tres
veces que yo recuerde.”

“Es probablemente diferente cuando haces el trabajo tú mismo. Para mamá, creo que era
sobre todo una cuestión de estatus, y tal vez su salida creativa.“

Joss giró la camioneta en un estacionamiento de grava con un pequeño remolque en un


extremo. “Bueno, mi señora, esos días han terminado. Vamos a buscar un par de árboles
de verdad, vivos, con sorprendente olor a pino.“

251
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia tomó una respiración profunda. Esta era su apertura. Tenía que
aprovecharla. “Joss?”

Joss la miró. "¿Sí?"

“¿Y si sólo tenemos un árbol?”

Joss se rió. “¿Estás teniendo dudas?”

“No, quiero decir, ¿y si escogemos un árbol juntas para mi casa?”

Ella levantó una ceja. “¿Estás insinuando que no pasaré mucho tiempo en mi casa? Me
gusta el sonido de eso."

“¿Y si escogemos un árbol juntas para nuestra casa?”

Joss la miró expectantemente, pero no dijo nada.

“Quiero decir, me encanta tu casa. Si sientes muy fuerte sobre ello, estoy abierta a eso,
pero bueno, pusimos tanto trabajo en la mía, de alguna manera se siente ya como
nuestra.“

Joss se tragó el nudo en la garganta y trató de mantener su voz. “¿Me estás pidiendo que
se mude contigo?”

Olivia bajó la mirada y parecía estar tímida de repente. Joss no podía decidir si estaba
nerviosa o deseando no haber abierto la boca en primer lugar. Cuando levantó la vista de
nuevo, sus ojos estaban húmedos. “He estado deseando pedírtelo por un tiempo y luego,
bueno, el caos pasó y tenía miedo de que pudiéramos romper. Tenía la intención de
hacerlo en una cena romántica, o tal vez en la cama, pero, bueno, no quiero comprar dos
árboles.”

Una lágrima se derramó y cayó por la mejilla de Olivia. El corazón de Joss estaba
latiendo tan fuerte, que hacía que fuera difícil respirar. “Olivia.”

“Lo siento mucho por todo. Eres lo que quiero. Una vida y una familia contigo.“

Era exactamente lo que Joss quería. Era lo que había estado planeando cuando las cosas
se pusieron tan fuera de control. “Es lo que quiero, también. Es lo que he querido desde el
principio.“

Olivia esnifó y se rió. “Excepto cuando eras inflexible que no querías eso conmigo.”

252
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Joss sonrió. “Una pérdida momentánea de juicio.”

"¿Entonces es un sí?"

"Lo es."

Olivia se inclinó hacia ella y Joss le tomó la cara entre las manos. “Te amo, Olivia.”

“Te amo, también.” Las lágrimas fluían en serio ahora, pero Joss tuvo la sensación de que
eran del tipo abrumador, pero también de alivio, y de felicidad. Ella conocía el
sentimiento.

“Vamos a escoger un árbol.”

Se bajaron de la camioneta y Olivia miró a su alrededor. Al lado del remolque había unas
cuantas docenas de árboles cortados apoyados contra caballetes improvisados. Había unos
altos y unos cortos y unos rollizos y los desgarbados. Más allá de ellos había filas y filas
de árboles, entremezclados con unos tocones. A medida que se acercaban, la puerta del
remolque se abrió y una mujer salió. Ella les ofreció un saludo y dijo, “Buenas
tardes! Bienvenidas a Pulaski! Supongo que están comprando un árbol.”

"Estamos. Si nos podría señalar la dirección de los abetos Frasier, estaríamos encantadas.“

La mujer asintió. “Los cortados más cercanos a mí son todos Frasiers, y luego las cuatro
primeras filas aquí. Se remontan bastante lejos. Los precortados son de cuarenta dólares,
los cortados por su cuenta son de treinta.”

Olivia no pudo contener la emoción. “Podemos cortar el nuestro?”

“Es la única manera de hacerlo,” Joss dijo.

La mujer del árbol asintió con la cabeza y señaló hacia una docena de sierras que
colgaban de ganchos en el costado del remolque. “Agarra una sierra y simplemente llama
a mi puerta cuando esté todo listo.”

Joss agarró una y comenzó a hacer su camino por las filas de árboles. “Lo que hay que
recordar es que siempre se ven más pequeños aquí de lo que serán en tu sala de estar.”

“Te refieres a nuestra sala de estar.”

Joss sonrió. “Nuestra sala de estar. Mi alcance es un poco más de siete pies, así que
puedes escoger uno que sea un pie más o menos más alto que eso, pero no más.“

253
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Olivia asintió. "Eso suena bien. Me imagino que sería muy fácil dejarse llevar.“

Caminaron durante quince minutos más o menos. La nieve del día anterior dio una
sensación a toda la escena de un Carrier & Ives (*). Y había tantos árboles para elegir,
Olivia tuvo dificultades para decidir. Cada vez que encontraba lo que pensaba que era el
indicado, otro en la distancia le llamaba la atención.

Se lanzó de un árbol al siguiente, exaltando sus virtudes. “Quiero uno que sea agradable y
completo, pero que también tenga carácter. No quiero que parezca que salió de una caja.“

Joss la siguió alegremente, levantando su brazo en la demanda para que Olivia pudiera
evaluar las proporciones. Olivia estaba bastante segura de que Joss estaba complaciéndola
a estás alturas. "Tómate tu tiempo. Se supone que debe ser una aventura.“

Cuando estaban cerca de tres cuartas partes del camino de la fila, Olivia vio un árbol que
era bastante ancho por su altura. Su parte superior, en lugar de estrecharse a un punto
perfecto, se extendió ligeramente, como la parte superior de una piña. Sin ninguna duda,
declaró, “Este es. Este es el indicado."

Joss se acercó para evaluar su hallazgo. Ella le dio el vistazo. "¿Este es? ¿Estas segura?"

Olivia se encogió de hombros y arrastró los pies. “Es decir, sólo si te gusta.”

“Creo que es perfecto. Estoy feliz de cortarlo yo misma, pero si quieres ayudar, puedo
ponerme y arrancarlo por ti. Usar una sierra mientras estás acostado de lado puede ser
complicado.“

Olivia sonrió. “Me encantaría ayudar y me encantaría aún más si lo arrancaras.”

Joss se puso en el suelo y se deslizó bajo las ramas inferiores. Olivia oyó el sonido de la
madera cortada y todo el árbol comenzó a vibrar ligeramente. Después de un par de
minutos Joss apareció, agujas de pino pegadas a su abrigo y guantes. También estaban en
su pelo y pegados en la frente. “¿Estás segura de que quieres entrar ahí?”

A pesar de la recién descubierta destreza de Olivia, nunca había utilizado realmente una
sierra. Ella no estaba dispuesta a permitir que eso la detuviera. “Dame,” dijo, tendiéndole
la mano para la sierra.

(*)Empresa que se especializaba en realizar impresiones de pinturas de artistas en forma de litografías en blanco y
negro que luego eran coloreadas a mano.

254
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

Moverse bajo el árbol era fácil, como lo era poner la hoja de la sierra en la agradable
ranura que Joss había creado para ella. Colocando ambas manos firmemente en el mango,
comenzó a trabajar la hoja adelante y atrás. Motas de aserrín salieron volando y el aroma
de pino llenó sus fosas nasales. Era estimulante. Era agotador. Su cuello se contrajo y sus
bíceps comenzaron a arder. Continuó hasta que calculó que estaba a más de la mitad del
tronco.

“¿Está bien si paro ahora?”

“Por supuesto.” Joss se rió. “Excelente esfuerzo. Además, tu culo se ve increíble cuando
haces eso.“

Olivia se meneó debajo del árbol, añadiendo un contoneo extra o dos para el beneficio de
Joss. Le devolvió la sierra y Joss acabo pronto para terminar el trabajo. Olivia metió la
mano en el árbol, manteniéndolo estable para que no cayera en la cabeza de Joss. Cuando
Joss le dijo que lo soltara y lo empujara lejos, el árbol cayó en la nieve con un porrazo
satisfactorio.

“Árbol cayendo!” Ella dijo cerca de diez segundos demasiado tarde, pero con gran
entusiasmo.

Cada una agarró un extremo y llevaron el árbol a la zona de estacionamiento. Lo izaron


en la parte trasera de la camioneta de Joss y Olivia llamó a la puerta del remolque. Le
entregó a la mujer tres billetes de veinte y cogió un par de rústicas coronas de hoja
perenne para las puertas delantera y trasera. Las colocó atrás con el árbol y se subió a la
camioneta para unirse a Joss.

“Siempre quiero hacer esto contigo.”

Joss sonrió. “Quiero hacer esto contigo siempre, también.”

***

Después de poner el árbol en la casa, en el soporte, y regarlo, se detuvieron por los restos
de los sándwiches de pavo. Olivia sacó sus contenedores de adornos navideños. Joss se
arrastró alrededor del árbol detrás de ella, sosteniendo las luces mientras Olivia las
colocaba entre las ramas. Olivia se negó a poner algún adorno hasta que Joss pudiera traer
los suyos y todos pudieran ser puestos juntos.

La nieve comenzó otra vez y oscureció afuera temprano, incluso para Noviembre. Olivia
sirvió vino y se sentaron en el sofá con sólo la luz del árbol y el fuego que iluminaba la
habitación. Ethel roncaba en su cama. Por una parte, Olivia no podía imaginar estar más
contenta. Por otra, se preocupaba por la rapidez con que Joss accedió mudarse con
255
Aurora Rey - Hecho para durar Traducción – Martha Lo 2017

ella. Teniendo en cuenta todo lo que había sucedido, lo último que quería era que Joss
sintiera como si ella estuviera tratando de controlarlo todo, o tener las cosas a su manera.
Olivia respiró hondo, lo dejó escapar. “¿Estás segura de que estás bien dejando tu
casa? Es una estupenda casa.“

Joss besó la parte superior de su cabeza. "Estoy segura. Fue un gran proyecto y una buena
inversión, pero es muy pequeña y no tiene mucha tierra. Nunca quise que fuera el hogar
para formar una familia.“

Tenía mucho sentido. Y quería desesperadamente creerlo. Olivia se echó hacia atrás y la
miró. “Y este lugar?”

Joss sonrió. “Este lugar es absolutamente perfecto. Y lo hicimos así, juntas.“

“Lo hicimos.” Olivia pensó en la primera vez que había visto la casa. Incluso en un estado
de deterioro, despertó algo en ella. Era como si su alma supiera algo que el resto de ella
todavía tenía que averiguar. Fue lo mismo con Joss, de verdad. A pesar de haber
empezado mal, Olivia persistió. Lo que pensaba que era una atracción física era la chispa
que encendió un fuego mucho más grande.

Joss se inclinó hacia atrás y miró a los ojos de Olivia. “Las cosas significan mucho más
cuando trabajas para ellas. ¿No te parece?”

Olivia sonrió. “¿Te refieres a la casa? O nosotros?”

Joss se encogió de hombros juguetonamente. "Ambos."

Olivia pensó en los últimos meses. Había habido mucho sudor, algunas lágrimas. Incluso
había derramado un poco de sangre en su batalla con las grapas de la alfombra. Nunca
había vertido más de sí misma en un proyecto, o una relación. Nunca había sentido una
conexión tan profunda, tampoco. “En ese caso, no podría estar más de acuerdo.”

FIN

256

También podría gustarte