Está en la página 1de 88

Publicación independiente de divulgación de la historia

Número 2

La Alhambra
Joya nazarí en Granada

Entrevista
José Miguel Puerta Vílchez
Profesor universitario especialista en arte islámico

Voces y versos para la libertad


Una historia de la canción protesta

Un Dios para el pueblo


La historia del nacionalismo tibetano
España 5€
Internacional 8 €
y el dalái lama en el exilio

HISTORIA ECONÓMICA, DINASTÍA PERSA SAFÁVIDA, HISTORIA NAVAL,


ISSN 2386-9607

EL HAMBRE EN LA ANTIGÜEDAD, HISTORIA DE CARTAGENA, LOS MEDIOS


DE COMUNICACIÓN SOCIAL, RINCÓN MITOLÓGICO, RELATO HISTÓRICO
Editorial

Descubrir la Historia, número 2


Primera edición, julio de 2015
Convivencia
En este segundo número de Descubrir la Historia
Publica queremos contribuir una vez más al conocimiento y
Descubrir la Historia Ediciones,
S. Coop. And.
la divulgación histórica desde un punto de vista tan
riguroso como entretenido. Como de costumbre,
Equipo editorial trataremos de abordar una amplia variedad temática,
Álvaro López Franco
Miguel Vega Carrasco
englobando episodios tan distantes en espacio y
Gala Yagüe Narváez tiempo como el nacionalismo tibetano o el hambre
en la Antigüedad. Sin embargo, dedicaremos espe-
Escriben en este número cial atención a la historia de al-Ándalus y sus mani-
Rubén Cabal Tejada, Anas Fathouni,
Álvaro López Franco, Arístides festaciones artísticas, fundamentalmente de la Al-
Mínguez Baños, Bàrbara Molas hambra de Granada, uno de los monumentos más
Gregorio, Marc Morató-Aragonés destacados no sólo de España, sino de todo el mun-
Ibáñez, Jokin Mugica Regueiro, José
Luis Peña Mir, Gala Yagüe Narváez,
do.
Miguel Vega Carrasco y Miguel Vega En nuestro compromiso con la historia, tratare-
Jiménez. mos una vez más de evitar valoraciones, juicios y lec-
Depósito legal MA 218-2015
turas sesgadas y deformadas de nuestro pasado. Éste
ISSN 2386-9607 es, para nosotros, motivo de estudio y análisis, y una
ventana que observar y cuyas vistas compartir con
Impresión y encuadernación nuestros lectores de la forma más fidedigna posible.
Estilo Estugraf Impresores, S.L.
Impreso en España. Papel reciclado. Por eso no participamos de debates estériles que se
extienden por uno y otro confín del mundo, movi-
Distribución dos por intereses particulares, y siempre más políti-
La edición en papel se puede
adquirir mediante suscripción en
cos o económicos que culturales. Por el contrario,
nuestra página web. La edición apoyamos el acercamiento, la divulgación y el inter-
digital se distribuye de manera libre cambio cultural, con el fin de contribuir a derribar
y gratuita.
de una vez por todas las fronteras del odio, la intole-
Suscripciones y patrocinios rancia y el desconocimiento.
ediciones@descubrirlahistoria.es En estos tiempos en que muchos tratan de utili-
descubrirlahistoria.es/suscripciones zar la historia para poner de relieve nuestras supues-
Correspondencia postal tamente irreconciliables diferencias, queremos invi-
Descubrir la Historia Ediciones taros a hacer de ella todo lo contrario: una herra-
Apartado de Correos 20087 29008 mienta de comprensión, de acercamiento, un espejo
Málaga.
al pasado en el que ver reflejado cuánto tenemos en
Licencia común, tanto errores pasados como lecciones para
Queda expresamente autorizada la un futuro mejor. Hoy os queremos hacer partícipes
reproducción total o parcial de los
textos publicados en esta revista,
de este apasionante viaje hacia tiempos y lugares re-
en cualquier formato o soporte. Las motos, sin mayor equipaje que el interés y la pasión
publicaciones donde se incluyan por la historia, y libres del pesado lastre de la incom-
textos de esta revista tendrán que prensión y los prejuicios.
reconocer debidamente al autor y a
la entidad editora.

2 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Número 2

4 Retratos del hambre en la 49 Entre la historia y el recuerdo


Antigüedad Por Jokin Mugica Regueiro
Por Miguel Vega Carrasco
54 ¿Librecambio o protección? El
11 Un Dios para el pueblo eterno debate en torno a la
Por Bàrbara Molas Gregorio cuestión del comercio
internacional
19 Entrevista al profesor José Por José Luis Peña Mir
Miguel Puerta Vílchez
Por Gala Yagüe Narváez 62 Voces y versos para la libertad
Por Miguel Vega Carrasco

68 Singladuras del capitán Don


Francisco Inglott a bordo de la
polacra inglesa Josefina
Por Mario Ocaña Torres

73 'Los medios de comunicación


social' de Raymond Williams
Yeserías con inscripciones en la Por Rubén Cabal Tejada
Alhambra. (Fotografía: Á. López Franco)
77 Rincón mitológico: Apolo y
26 La Alhambra. Joya nazarí en Dafne
Granada Por Gala Yagüe Narváez
Por Álvaro López Franco
81 Relato histórico. Cinemascope
Por Miguel Vega Jiménez

31 Breve historia de la dinastía 84 Poesía. Mi tierra


persa safávida Por Anas Fathouni
Por Marc Morató-Aragonés
Ibáñez 85 Pasatiempos

37 Cartagena: ciudad amada por


la historia
Por Arístides Mínguez Baños

DESCUBRIR LA HISTORIA | 3
Retratos del hambre en la
Antigüedad

Chico sirviendo vino en un banquete (Fuente: Wikimedia).

Por Miguel Vega Carrasco


HISTORIADOR Y EDITOR DE DESCUBRIR LA HISTORIA

4 | DESCUBRIR LA HISTORIA
De entre los muchos males que la hu- nos encontrados en el registro ar-
manidad ha tenido que afrontar a lo queológico de la Gran Dolina (del ya-
largo de la historia, tal vez sea el ham- cimiento de Atapuerca, en Burgos),
bre el que con mayor rotundidad y hace unos 700.000 años. Estos hue-
frecuencia ha causado estragos entre la sos, como aquellos otros encontrados
población y ha obligado a los diversos en épocas más recientes en la cueva del
pueblos y civilizaciones a tener que Sidrón (Asturias), de hace 43.000
tomar cartas en el asunto. Esta no es años, o los restos de época neolítica de
una historia con final feliz, al menos Fuentes de León (Badajoz), muestran
de momento, ya que sabemos que la signos de manipulación que apuntan
desigualdad y sus efectos son proble- a que fueron devorados por otros in-
mas de rigurosa actualidad. Sin em- dividuos del grupo. En todos estos ca-
bargo, mirando al pasado podríamos sos, resulta difícil discernir hasta qué
extraer alguna que otra lección intere- punto responden a un canibalismo de
sante de cara al futuro. En ese deseo de supervivencia, producto de la falta de
conocer un poco mejor al enemigo al recursos; o si más bien se trataba de
que nos enfrentamos, quisiera em- prácticas de carácter ritual. Probable-
prender hoy un viaje histórico por mente, dependerá de cada caso, de
aquellos tiempos en que nacieron los modo que no podemos generalizar ni
primeros estados y la civilización co- pensar que estos grupos de cazadores-
mo tal, y con ellos, la desigualdad y el recolectores sufrieran en sus carnes los
hambre. efectos del hambre que sí padecieron
Como punto de partida, debemos las sociedades humanas de épocas
aclarar que la falta de alimentos, con posteriores.
todo lo que conlleva, no siempre se ha El punto de inflexión se produjo
debido a causas exclusivamente natu- con la irrupción de la agricultura y la
rales, ni tampoco se redujo a la acción ganadería, y el tránsito de la economía
del ser humano, sino que ha sido pre- de los grupos humanos desde un esta-
cisamente la unión de ambos factores, do de caza y recolección hasta una
con mayor o menor peso de cada uno economía más diversificada y amplia,
según la época y la situación, la que ha en la que se empezaría a acumular ex-
jugado un papel preponderante. Sabe- cedente. Poco a poco, y hablamos de
mos que en muchas ocasiones, la esca- un proceso de miles de años, las socie-
sez ha llevado a la humanidad hasta lí- dades se fueron haciendo más com-
mites insospechados, a tomar medidas plejas, jerarquizándose y encaminán-
extremas y caer en prácticas que hoy dose hacia la creación de los primeros
nos resultan abominables, desde el grandes estados. Este largo camino re-
abandono de niños hasta el canibalis- corrido desde el Neolítico hasta el na-
mo, pero que debemos entender e in- cimiento de las civilizaciones de Pró-
terpretar en su contexto. ximo Oriente y Egipto es un tema de-
Debemos remontarnos a la Prehis- masiado amplio y complejo como
toria para encontrar los primeros indi- para analizarlo en profundidad en es-
cios de prácticas de canibalismo, como tas líneas, pero para el caso que hoy
nos muestran los restos óseos huma- nos ocupa, lo que más nos interesa es

DESCUBRIR LA HISTORIA | 5
ver el cambio que el nuevo sistema cumplió. De hecho, que el hambre
agrícola supondría para el abasteci- fue un problema presente en todo el
miento humano y el problema del mundo antiguo es algo difícilmente
hambre. cuestionable si acudimos a las nume-
Nos encontramos con un mundo rosas fuentes y testimonios que nos
cada vez más dependiente de la tierra, han llegado.
y por lo tanto, de los condicionantes Las referencias más antiguas las
climatológicos y ecológicos. Un encontramos en la Biblia, como el
mundo en el que, efectivamente, fragmento del Deuteronomio que
había muchas más fuentes de recur- decía: «comerás el fruto de tus en-
sos que en épocas anteriores, cuando trañas, la carne de tus hijos y tus hi-
prácticamente todo dependía de la jas, que Yahvé, tu Dios, te habrá da-
caza, la pesca y la recolección. Sin do; tanta será la angustia y el hambre
embargo, se trata también de un a que te reducirá tu enemigo». El ca-
mundo en el que la movilidad era nibalismo, como vemos, ya está pre-
menor, en el que la distribución y re- sente, y en algunas ocasiones, aparece
parto de los frutos de la tierra dio lu- incluso como un fenómeno frecuen-
gar a desigualdades y causó impor- te, aunque no por ello menos aterra-
tantes problemas de abastecimiento. dor: «Esta mujer me dijo: Trae e tu
Con la llegada de la agricultura, el ser hijo y lo comeremos hoy, y mañana
humano tenía ante sí la posibilidad comeremos el mío. Cocimos, pues, a
de vivir mejor, pero no siempre se mi hijo y lo comimos, y al día si-

Pobres esperando la sopa (1899), de Isidro Nonell y Monturiol (Fuente:Wikimedia).

6 | DESCUBRIR LA HISTORIA
guiente yo le dije: Trae a tu hijo para combatir los efectos que las malas co-
que lo comamos, pero ella ha escon- sechas pudieran tener sobre la agricul-
dido a su hijo.» (Libro Segundo de tura y el sustento de toda la pobla-
Samuel). ción. Algo que aparecerá en Egipto, en
El carácter religioso de esta fuente Mesopotamia y en cualquier otro de
histórica puede hacer que nos tome- los grandes estados ligados al desarro-
mos este testimonio con ciertas reser- llo de la actividad agrícola. Sin embar-
vas, ya que fue escrito con una inten-
cionalidad determinada y podría ten- Debemos remontarnos a la
der a exagerar o añadir detalles para Prehistoria para encontrar los
adornar el relato o dar fuerza al men- primeros indicios de prácticas de
saje. Sin embargo, no deja de resultar canibalismo, como nos muestran los
de gran utilidad para rastrear la pre- restos óseos humanos encontrados en el
sencia del hambre en estos tiempos yacimiento de la Gran Dolina.
remotos. El propio Génesis nos
cuenta, además, cómo la civilización go, la mayor cantidad de fuente al res-
egipcia tuvo que hacer frente a este pecto las encontraremos en el mundo
problema. Es el caso de un pasaje en grecorromano, donde podemos ras-
el que el faraón ordena llamar al es- trear con mayor detalle la presencia y
clavo hebreo José para que interprete las consecuencias del fenómeno del
un sueño que le inquieta. Éste, en su hambre, así como las medidas que se
explicación, cuenta cómo Dios ha llevaron a cabo.
puesto de manifiesto su plan: Tanto Grecia como Roma se carac-
«Los siete años venideros serán de terizaron por economías agrícolas que
una gran abundancia en todo autores como Peter Garsney han cata-
Egipto. Después seguirán siete logado de «subdesarrolladas» por
años de hambre.[…] Ahora pues, enorme brecha entre el campo y la
que el faraón busque un hombre ciudad y el desigual reparto de la pro-
inteligente y sensato, que le de au- ducción, que dificultaba enormemen-
toridad sobre todo Egipto. Que te las innovaciones técnicas necesarias
nombre también inspectores […] para un mayor rendimiento agrícola.
encargados de recaudar la quinta Es decir, eran sociedades muy ligadas a
parte de la cosecha durante los siete la agricultura pero, al mismo tiempo,
años de abundancia […] y que al- muy desequilibradas, en las que la
macenen las provisiones de trigo en mayor parte de lo producido iba a pa-
las ciudades, bajo el control del fa- rar a manos de las minoritarias élites
raón. Estas provisiones servirán urbanas. En la otra cara de la moneda,
después de reserva para todo Egip- el ámbito rural estaba compuesto por
to durante los siete años malos que una inmensa mayoría de esclavos y
han de venir». (Gén. 41-1-36) pequeños campesinos, que serían las
Lo que vemos en este fragmento es principales víctimas de las eventuales
la preocupación de las autoridades hambres.
políticas y religiosas por la necesidad Pese a todo, es cierto que entre el
de almacenar excedente y de tratar de siglo VI a. C. y el siglo II d. C., las ca-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 7
restías y crisis de subsistencia de frumentaria de Cayo Graco en el siglo
carácter puntual, ya fueran por las II a. C. hasta la creación de la prefec-
guerras o por los efectos de una mala tura de la annona en época de Augus-
cosecha, fueron más comunes que las to. Sin embargo, esta distribución gra-
hambres de gran repercusión. Duran- tuita prácticamente se redujo a la ca-
te estos siglos, no podemos hablar de pital del Imperio, y sólo se aplicó al
un hambre de grandes dimensiones resto de ciudades en situaciones críti-
cas extremas. Además, cabe pensar
A las hambres ocasionadas por causas que lo que llevó a las autoridades a le-
climáticas y naturales se sumaban los gislar de este modo fue más bien la
efectos de la guerra y una mala gestión presión popular, y no tanto un carác-
de los recursos alimenticios por parte ter solidario y desinteresado de sus go-
de las autoridades. Entre sus bernantes.
consecuencias aparecen el canibalismo, Gracias a este tipo de medidas,
la ingesta de alimentos en mal estado griegos y, sobre todo, romanos, pu-
y el aumento de la mortalidad. dieron hacer frente a los episodios de
hambre y carestía que las guerras y las
que afectase a vastos territorios y re- adversidades climáticas podían aca-
giones, sino más bien de episodios rrear a sus ciudades y pueblos. A cos-
concretos de carácter local o regional, ta, eso sí, de un sistema desequilibra-
lo cual no quiere decir que fuesen do en el que la mayoría campesina
menos cruentas. De hecho, muchas quedaba más expuesta al hambre que
ciudades de la Antigua Grecia recu- aquel mundo urbano en el que de-
rrieron a medidas como el almacena- sembocaba la mayor parte de lo pro-
miento de fondos de reserva para la ducido en el campo.
adquisición y reparto de grano en Con el siglo III d. C., se abrió un
épocas de escasez, e incluso hubo mo- nuevo período que lleva a muchos
mentos en los que se hubo de prohi- historiadores a hablar de una «cri-
bir y castigar severamente la exporta- sis» a nivel económico, político y so-
ción de grano. cial en el Imperio Romano. Al mar-
Pero si hubo un caso paradigmáti- gen de polémicas historiográficas, lo
co y bien ilustrado de la lucha contra cierto es que el hambre adquirió un
el hambre, o más bien contra las crisis mayor alcance y repercusión a partir
de subsistencia y los episodios pun- de entonces, lo que deparó a las auto-
tuales de escasez, ese fue el de Roma. ridades una mayor presión de las cla-
El que fuera el gran imperio de la An- ses populares, acuciadas por una es-
tigüedad, y en especial su capital, fue casez cada vez más frecuente y gene-
escenario de diversas medidas extraor- ralizada. Desde entonces, hasta el
dinarias con las que hacer frente a las siglo V d. C., ésta empezó a adquirir
dificultades de alimentar a tantas bo- mayores dimensiones, como aquella
cas. La mayoría de estas decisiones, co- que asoló toda la parte oriental del
mo cabe esperar, iban encaminadas Imperio entre 312 y 313 y que recogió
hacia un mayor control de la distribu- el obispo Eusebio de Cesarea:
ción y el precio del grano, desde la lex «Mientras el emperador estaba

8 | DESCUBRIR LA HISTORIA
con sus tropas ocupado en la gue-
rra contra los armenios, el hambre
y la peste se cebaban cruelmente
con el conjunto de habitantes de
las ciudades sometidas a su autori-
dad […] pero todavía eran más nu-
merosos los que morían en el cam-
po y los pueblos […] Incluso algu-
nos ya empezaban a ser alimento
de los perros. Fue por ello sobre to-
do que los vivos empezaron a dar
muerte a los perros: por el temor
de contraer la rabia y entregarse a la
antropofagia».
Un panorama desolador que re-
cuerda al esbozado por el obispo his-
panorromano Idacio para el hambre
del 409 en la Hispania visigoda, en cu-
yo relato se muestra cómo «el hambre
cruel se propaga hasta el punto de que Niños comiendo uvas y melón (Murillo).
las carnes humanas llegaron a ser de- pudientes, y algo que se va a hacer ca-
voradas por el género humano.» La da vez más frecuente y que va a preo-
existencia de estos y muchos otros tes- cupar especialmente a la Iglesia; el
timonios nos permiten comprobar abandono y la venta de niños. De este
cómo en este período de la Antigüe- fenómeno y la actitud adoptada por el
dad Tardía, el hambre se convirtió en estamento eclesiástico al respecto nos
un fenómeno de mucho mayor alcan- dan cuenta las disposiciones del Con-
ce, y fue analizada y contada (con ma- cilio de Vaisson de 442, a las que no
yor o menor exageración), por parte estaría de más echar un vistazo para
de los principales historiadores y auto- terminar:
ridades políticas y religiosas de la épo- «En relación con los niños aban-
ca. donados, hay una queja general
Nos encontramos con un panora- según la cual hoy se los deja más a
ma nada alentador, en el que a las merced de los perros que de la pie-
hambres ocasionadas por causas dad ajena […] En consecuencia,
climáticas y naturales se sumaban los […] nos ha parecido pertinente
efectos de la guerra y una mala gestión disponer que cualquiera que recoja
de los recursos alimenticios por parte un niño abandonado lo notifique
de las autoridades. Entre sus conse- a una iglesia y obtenga de ella un
cuencias aparecen el canibalismo, la certificado conforme ha recogido
ingesta de alimentos en mal estado y el al niño.[…] Quien lo haya encon-
aumento de la mortalidad. Pero tam- trado podrá, si así lo desea, percibir
bién, el acaparamiento y especulación alguna compensación de los hu-
de los recursos por parte de los más

DESCUBRIR LA HISTORIA | 9
manos en el presente o de la gracia sos, es evidente que el ser humano ha
de Dios en el futuro por los diez tendido a agravar estos problemas, y
días de atención dispensada al aún hoy lo sigue haciendo. Los tiem-
niño. Pero, si transcurrido ese pla- pos cambian, y los factores a tener en
zo, quienquiera que haya abando- cuenta son diferentes, pero la desi-
nado al niño intentase reclamarlo gualdad del sistema (el actual y el de
o presentar cualquier queja contra la Antigüedad) juega un papel fun-
quien lo haya encontrado y rete- damental.
nido, será castigado con sanciones Tener en cuenta ese dato podría
eclesiásticas como si hubiera co- ser el primer paso para combatir un
metido un asesinato.» problema tan arraigado en nuestro
En definitiva, podemos llegar a la tiempo. El hambre persiste, y tam-
conclusión de que el problema del bién la desigualdad, sólo que hoy es
hambre es tan antiguo como la pro- un fenómeno más dependiente del
pia civilización. Con el surgimiento factor humano y, por lo tanto, es
de la agricultura y de los primeros nuestro deber y responsabilidad ac-
grandes estados, nacía un nuevo or- tuar parar revertir tal situación. La
den y una distribución de los recur- Historia del hambre ya ha llenado
sos marcado por una profundad desi- demasiadas páginas, así que es hora
gualdad, que agravaría aún más los de poner el broche final a este trágico
problemas de abastecimiento agrícola relato y elaborar uno nuevo, de trazar
causados por la propia naturaleza. nuevas líneas con la tinta imborrable
Como consecuencia de ello, la histo- de la memoria y el compromiso. Es
ria del mundo antiguo fue protago- una tarea complicada, pero tan reali-
nista de no pocas crisis de subsisten- zable como necesaria.
cia a las que durante bastante tiempo
se pudo hacer frente a través de di- Para saber más:
versos mecanismos y medidas ex- Garnsey, P., Saller, R. (1991). El
traordinarias como el reparto de gra- Imperio Romano. Economía, so-
no o el control de los precios. Sin ciedad y cultura. Barcelona: Críti-
embargo, a partir del siglo III d. C., y ca.
durante toda la Antigüedad Tardía,
el fantasma del hambre se extendió Garnsey, P. (1989). Famine and
por ciudades y campos, adquiriendo food supply in the Graeco-Roman
dimensiones cada vez mayores y de- world: response to risk and crisis.
jando tras de sí millones de vidas y un Cambridge: Cambridge Univer-
paisaje desolador. sity Press.
Sin restar importancia a las condi- Montanari, M. (1993). El hambre
ciones naturales y climatológicas en y la abundancia: historia y cultura
el fenómeno del hambre, hemos de de la alimentación en Europa.
reconocer el importante papel que ha Barcelona: Crítica.
jugado, al mismo tiempo, la acción Salrach, J. M. (2012). El hambre
humana. Ya fuera por las guerras o en el mundo. Pasado y presente.
por una ineficaz gestión de los recur- Valencia: Universidad de Valencia.

1 0 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Un Dios para el pueblo

Palacio del Dalai Lama en Lhasa.

Por Bàrbara Molas Gregorio


PERIODISTA E HISTORIADORA

DESCUBRIR LA HISTORIA | 1 1
El imaginario popular que existe hoy ducar todos aquellos pueblos que
en día sobre el Tíbet no va mucho más debían incorporarse a China con el fin
allá de lo que uno puede aprender de de «modernizarse». En realidad, los
Brad Pitt y su aventura en Siete años beneficios de incorporar territorios
en el Tíbet (1997). La película cuenta adyacentes y hasta entonces indepen-
cómo dos extranjeros consiguen pene- dientes repercutían directamente a
trar las fronteras de Lhasa, capital de China, ampliando su territorio, cen-
Tíbet, e incluso conocer al dalái lama, tralizando las políticas regionales en su
cuando la tradición tibetana había si- capital de Pekín, uniformando todos
do hasta entonces echar e incluso ma- los pueblos mediante la eliminación
tar a cualquier extraño que se acercara de cualquier rasgo identitario como la
a la ciudad. ¿Por qué? Porque el XIII lengua, la tradición o la religión; y ree-
dalái lama, había profetizado en 1932 ducando a los nuevos ciudadanos en
que, en poco tiempo, enemigos ata- la doctrina marxista y comunista, en-
carían el Tíbet desde el interior y el ex- señando a regiones feudales como el
terior, poniendo en peligro la vida del Tíbet que la igualdad pasaba por la
líder espiritual supremo y de todo lucha de clases, un camino necesario
aquello que tuviera un significado re- para alcanzar el progreso.
ligioso para el pueblo tibetano. Y fue Sin más dilación, en 1950 China
cierto: el peligro llegó del extranjero, atravesó las fronteras del Tíbet y, ex-
pero no de Europa —de donde pro- tendiendo su llamado «Ejército de
cedían los dos extranjeros—, sino de Liberación», aisló militarmente las
China. Siete años en el Tíbet, es decir, distintas regiones tibetanas para ter-
las memorias de Heinrich Harrer minar con el control territorial, políti-
(1912-2006), terminan justamente co y religioso, del gobierno tibetano y
cuando la invasión comunista china su líder, Tenzin Gyatso: el XIV dalái
decide que el Tíbet debe ser parte de lama. El objetivo de China era evitar la
la gran república popular. Este reorganización de un Tíbet unido y
artículo se podría plantear como la se- centralizado por el palacio del dalái la-
gunda parte de la película, porque ma, en la capital de Lhasa, temiendo
empezaremos a contar la historia justo un levantamiento contra los invasores.
cuando el Sr. Harrer se fue: en 1950. Si China conseguía controlar la capital
La Segunda Guerra Mundial había e incomunicarla del resto del territo-
acabado y Tíbet había sido afectado rio, los comunistas conseguirían blo-
poco o nada por ella. Pero el final de quear cualquier acción liderada por el
la guerra trajo consigo consecuencias gobierno y, con ello, las posibilidades
como la creación de la República Po- de una revuelta popular se reducirían
pular China, un daño colateral que es- considerablemente.
ta vez sí determinaría el destino de los Una vez ocupado por las fuerzas
tibetanos, un destino que padecerían comunistas, el Tíbet debía ser incor-
hasta día de hoy. Los objetivos de la porado a la República Popular China,
nueva China y de su nuevo líder polí- un plan que requería la previa trans-
tico, Mao Tse Tung, se centraban en formación política y económica de las
ampliar, centralizar, uniformar y ree- distintas regiones tibetanas, lo cual

1 2 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Provincias tradicionales tibetanas
implicaba, en primer lugar, poner fin de todo, veneraban a su Dios-Rey, el
al sistema feudal que allí prevalecía dalái lama. Así pues, la existencia y la
desde el siglo XIII. Ya en la época me- influencia del budismo en los pueblos
dieval, la jerarquía social tibetana se tibetanos era la razón, además del
basaba en el budismo como determi- confinamiento geográfico del territo-
nante piramidal, es decir, que cuanto rio, por la que en 1950 Tíbet seguía
más cercano estaba uno de Buda, más dominado por un sistema feudal en el
alto era su rango social. Así, por ejem- que el estatus social de cada uno podía
plo, los monjes budistas, llamados la- determinarse por cuna y no por méri-
mas, formaban parte de la clase alta tos, como era el caso del mismísimo
del pueblo tibetano, mientras que el dalái lama. Y China quería acabar con
dalái lama, como la reencarnación del todo ello.
Buda de la Compasión, era el máximo «La religión es el opio del pue-
representante, tanto político como re- blo», decían los comunistas invasores.
ligioso, de la sociedad tibetana. Este La religión debía ser eliminada y, con
sistema no había cambiado porque el ello, todo aquél que la representara y
poder del líder y sus más allegados se defendiera la palabra de Buda como
justificaba mediante principios reli- doctrina verdadera era tachado de an-
giosos, por lo que la voz popular tenía tirrevolucionario, es decir, anticomu-
poco peso político, democráticamente nista y un obstáculo para la moderni-
hablando. A pesar de ello, los tibeta- zación socialista. Los chinos creían
nos nunca habían intentado interve- que, aunque el budismo estaba muy
nir en el sistema de liderazgo o alterar atado a las vidas y la cultura del pue-
dicha situación de un modo u otro; el blo tibetano, una vez se rebelaran las
pueblo amaba y respetaba a los repre- posesiones de las que los monjes bu-
sentantes del budismo y, por encima distas disfrutaban gracias a su condi-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 1 3
ción de religiosos, los ciudadanos reac- blasfemias. Para los comunistas, era el
cionarían contra ellos y se unirían a las momento de impulsar la lucha de cla-
fuerzas comunistas. Pero no fue así. ses como el siguiente paso para la
Una de las primeras medidas que transformación socialista, y como pa-
se hizo para reeducar a los tibetanos y recía que la población nativa no esta-
desligarles de su apego al budismo fue ba dispuesta a reconocer a los lamas
enviar a los jóvenes tibetanos a Pekín como la clase represora, fueron los
para aprender que la religión era un propios soldados chinos los que to-
método de opresión que permitía a maron la iniciativa. Con el objetivo de
los monjes budistas explotar el pue- generar un conflicto de clases, los co-
blo. Las tradiciones tibetanas y su cul- munistas empezaron a dividir la po-
tura religiosa fueron una y otra vez blación según sus posesiones. La clase
atacadas por los demás jóvenes chinos, más pobre no tenía nada de lo que
cuyo chovinismo les impedía imaginar preocuparse, ya que era considerada
que cualquier nación pudiese prospe- inocente. A la clase media, en cambio,
rar sin la ayuda de China. Sin embar- se le sometía a una investigación y sus
go, la denigración de sus costumbres posesiones le eran requisadas. La clase
no provocaría vergüenza o pesar sobre alta, formada básicamente por aque-
los jóvenes tibetanos, sino que les con- llos dedicados al culto budista, es de-
vertiría en los futuros líderes de la cir, los lamas, fueron maltratados pú-
oposición, decididos a defender su blicamente, insultados, torturados e
identidad como pueblo. incluso mancillados. Los militares
La propaganda comunista acerca chinos creían que, al igual que había
del daño que infringía la religión en la ocurrido en China, el pueblo tibetano
vida del pueblo trabajador no daba se uniría a las acusaciones, denun-
sus frutos, sino que más bien genera- ciando las diferencias que causaba la
ba disidencias entre una población religión. Contrariamente, esas duras y
que acusaba dichos argumentos de crueles medidas traumatizaron a los
tibetanos, que viendo a sus queridos
lamas maltratados, lloraron e incluso
se suicidaron, incapaces de entender
cómo los chinos podían tratar así a
monjes que se sometían a las torturas
sin rebelarse, fieles a las enseñanzas
budistas de la no violencia.
Sin comprender las reacciones po-
pulares ante las medidas para la «mo-
dernización», los comunistas decidie-
ron proceder a la colectivización de los
monasterios budistas y repartir las ga-
nancias entre los trabajadores tibeta-
nos. Pero lejos de agradecer el reparto
del botín, el pueblo acusó a los chinos
El XIV Dalai Lama o Tenzin Gyatso. de acabar con sus instituciones reli-

1 4 | DESCUBRIR LA HISTORIA
giosas, que lo eran todo para ellos. manente –o continuamente reencar-
Miles de tibetanos huyeron a partir de nado–, independientemente de su rol
1954 a la capital de Lhasa, hogar del político; la religión era el elemento
dalái lama, para protegerse de las im- que unía las distintas regiones tibeta-
posiciones comunistas y para defender nas, cada una de ellas con rasgos cul-
el epicentro político y religioso del Tí- turales ligeramente distintos; y el bu-
bet tradicional. Y en 1956, mientras dismo centralizaba su fe, dando lugar
noticias sobre ataques a la religión y a a un gobierno que representaba y de-
los monasterios llegaban a oídos del fendía aquello por lo que sus ciuda-
dalái lama, en la región Este de Kham danos estaban dispuestos a luchar.
se levantó una revuelta popular, diri- Con todo, el budismo no era ya un
gida por 600 lamas, que dejó apenas a obstáculo para los objetivos de China,
siete tibetanos con vida. El dalái lama, sino un peligro que podía provocar la
consternado por los hechos, proclamó rebelión de un país entero que no se
su oposición a la rebelión, creyendo dejaba doblegar por promesas sobre la
que el mejor modo de conservar la paz modernización y la igualdad, defen-
era negociando con el enemigo y, por diendo que ellos aceptaban y querían
ello, intentó llegar a un acuerdo varias la vida tal y como había sido hasta en-
veces con Mao Tse Tung, quien es- tonces. De lo contrario, se habrían re-
petó a Su Santidad que colaborase pa- belado contra los lamas hacía mucho
ra acabar con el «veneno» de la reli- tiempo.
gión. Las condiciones de China eran La ocupación comunista no se
muy simples: la transformación socia- podía rendir y, a pesar de las reaccio-
lista era necesaria, con lo cual el fin de nes negativas del pueblo ante los cam-
la religión y su reino de explotación bios y la negativa de luchar contra las
popular debía desaparecer. De no ser clases altas, llevaron sus prácticas anti-
aceptado por la población, los mismos rreligiosas y su propaganda marxista a
cambios tendrían lugar, aunque a extremos nunca vistos hasta entonces.
través de la imposición y la represión. En 1958 los lamas fueron vetados de
La tensión era cada vez mayor en- llevar la indumentaria que los identi-
tre la población tibetana, y el senti- ficaba como tal, y muchos de ellos
miento nacionalista crecía con esa ten- fueron obligados a realizar trabajos
sión. Existía un sentimiento comparti- forzosos o directamente asesinados. A
do de querer proteger la identidad del pesar de todos sus esfuerzos, Mao Tse
pueblo tibetano, entendida como Tung sabía que el último impedi-
aquello que les distinguía como colec- mento para la conquista del Tíbet no
tivo y les daba una razón para defen- eran los monjes budistas, sino Tenzin
derlo ante la agresión externa. Todo Gyatso, el XIV dalái lama. Aunque
aquello que había dado sentido a sus eliminar forzosamente al líder político
vidas y a su forma de ver el mundo es- y religioso tibetano podría traer con-
taba siendo suprimido lentamente. El sigo consecuencias nada convenientes
budismo les daba valores, les concedía para la ocupación. Si se hacía desapa-
paz y les confería estabilidad con la recer al líder religioso, las masas serían
existencia de un líder espiritual per- imposibles de retener y la soberanía

DESCUBRIR LA HISTORIA | 1 5
china imposible de legitimar. Además, que, si mi cuerpo perecía a manos
la inestabilidad social llevaría a la ines- de los chinos, la vida del Tíbet to-
tabilidad de gobierno y, por lo tanto, a caría también a su fin […] el pri-
la necesidad de mucho más control de mer pensamiento que ocupó la
tropas chinas. Por otro lado, si el dalái mente de todos los funcionarios
lama conseguía ceder —bajo pre- que estaban en el interior del pala-
sión— a las peticiones de cambio y cio y hasta de los componentes más
modernización comunistas «por el humildes […] fue que mi vida
bien» del futuro tibetano, entonces el debía ser salvada y que debía dejar
pueblo seguiría el buen juicio de su lí- el palacio y la ciudad inmediata-
der y no habría rebelión. Pero Tenzin mente. Esta decisión no era asunto
Gyatso nunca cedió. sin importancia; todo el futuro del
Así las cosas, el 10 de marzo de 1959 Tíbet dependía de ella» (Dalái la-
el dalái lama fue invitado a asistir a un ma, Mi país y mi pueblo,
espectáculo que se celebraba en los 2002:178).
campamentos militares chinos. La in- No se trataba ya sólo de la seguri-
vitación especificaba que Su Santidad dad del dalái lama, sino de la supervi-
asistiese solo, sin representantes del vencia de la nación tibetana. Sin su
gobierno y sin guardaespaldas. La representante espiritual y político, el
existencia y el contenido de dicha invi- pueblo desaparecería como tal, ya que
tación se expandieron como el fuego todo lo que le daba sentido al Tíbet
en Lhasa, cuyos habitantes procedían dependía del sentido que le otorgaba
ya de todas las regiones tibetanas. La el budismo. Sin el Buda en la tierra,
petición de que el dalái lama asistiera no había budismo, y sin budismo no
solo al espectáculo levantó sospechas habría Tíbet.
sobre un posible secuestro. Pensando La noche anterior al espectáculo de
que si el líder supremo salía del pala- los campamentos militares chinos,
cio, no regresaría, el pueblo no sólo se centenares de ciudadanos tibetanos
negó rotundamente a ver marchar al acudieron al palacio donde residía el
dalái lama en dirección a los campa- dalái lama, gritando vivas al Tíbet y a
mentos chinos, sino que los propios su líder. Poco o nada podía hacer
ministros del gobierno tibetano le su- Tenzin Gyatso ante la reacción de su
plicaron que no fuese. Los consejeros propio pueblo:
del líder espiritual expresaron su preo- «Mi condición dual de dalái lama,
cupación de que si el Buda viviente cargo mediante el cual el Tíbet
era capturado o sufría algún daño, la había venido gobernándose satis-
vida del Tíbet llegaría también a su factoriamente durante varios si-
fin: glos, se estaba haciendo insosteni-
«Para ellos [mi pueblo] la persona ble (…) comencé a pensar que aca-
del dalái lama era lo más precioso. so fuera mejor para el Tíbet que yo
Creían que representaba al Tíbet, me retirara de todas las actividades
el concepto de la vida del Tíbet. Es políticas, con el fin de mantener
decir, algo más querido para ellos mi autoridad religiosa intacta. Pero
que todo. Estaban convencidos de permaneciendo en el Tíbet, no

1 6 | DESCUBRIR LA HISTORIA
podía eludir la política. Para reti- empatía, solidaridad entre los pueblos
rarme, sería preciso dejar el país, y consciencia de humanidad como
aun cuando fuera con amargura y grupo. El dalái lama ya no puede en-
desesperación, pues tal perspectiva trar en el Tíbet. El Buda viviente resi-
me desagradaba» (Dalái lama, Mi de fuera de su cielo en la tierra y todo
país y mi pueblo, 2002:125). sigue igual. Por eso no existe la segun-
El exilio fue la única opción para el da parte de la película Siete años en el
líder religioso. Salvando la representa- Tíbet, porque Tíbet ya no existe como
ción máxima del budismo, los tibeta- tal. El precio que la nación tibetana
nos podrían conservar su fe, y con pagó para mantener viva su fe y su
ello, sus vidas tal y como siempre las identidad fue perder su libertad;
habían concebido. Podrían vivir bajo manteniendo su única esperanza en la
la presión comunista, pero su líder se- personificación del budismo: Tenzin
guiría vivo y, por lo tanto, su esperan- Gyatso. El alma de la rebelión sigue
za como nación también. Tenzin viva y, con ella, el Tíbet sigue latiendo.
Gyatso, XIV reencarnación del Buda Es hora de que todos conozcamos su
de la Compasión, vive desde su fuga historia y, con ellos, protejamos sus
en 1959 hasta hoy día en Dharamsala, recuerdos para que el tan llamado
India, y desde allí el gobierno tibetano «techo del mundo» siga tan vivo co-
en el exilio lucha por la libertad de su mo en las palabras del verdadero
pueblo: el Tíbet. Heinrich Harrer y sus memorias Siete
Existen pocos registros sobre todo años en el Tíbet (1953).
lo que pasó en Tíbet entre 1950 y 1959,
pero algunas investigaciones recientes Para saber más:
hablan de «genocidio religioso» (José Avedon, John (1984). In Exile from
Elías Esteve Moltó, El Tíbet: la frus- the Land of Snows: The Definitive
tración de un Estado). El hecho que Account of the Dalai Lama. Lon-
un pueblo fuese invadido, desmem- don: Harper Collins Publishers.
brado, saqueado, insultado y atacado
por sus tradiciones y su fe es un hecho Dalái Lama (2002), Mi país y mi
terrible que no debería ser olvidado, pueblo. Barcelona: Editorial No-
sobre todo porque el Tíbet sigue hoy guer.
ocupado por China. Pero el XIV dalái Moltó, José Elías Esteve (2004). El
lama sigue vivo y está escribiendo, en- Tíbet: la frustración de un Estado
señando y expandiendo las enseñanzas (El genocidio de un pueblo). Publi-
de Buda por todo el mundo. Occiden- cacions de la Universitat de Valèn-
te cree que hoy en día el budismo y el cia (Col·lecció Drets Humans).
orientalismo están de moda y no se Rinpoche, Arjia (2010). Surviving
dan cuenta de que hasta 1959 el budis- the Dragon: a Tibetan lama’s ac-
mo era algo misterioso, irreemplaza- count of 40 years under Chinese
ble, casi inalcanzable excepto por unos Rule. USA: Rodale Press.
pocos. El budismo no está de moda,
está pidiendo ayuda, expandiendo su Smith, W. Warren Jr. (1996). Tibe-
doctrina de compasión para generar tan Nation. USA: Westview Press.

DESCUBRIR LA HISTORIA | 1 7
Le invitamos a formar parte de la comunidad
de amantes de la historia que estamos creando
alrededor de esta publicación. Gracias a su
apoyo podremos crecer y ampliar nuestro
trabajo editorial. Puede unirse a nosotros
suscribiéndose a los cuatro números que
publicamos al año de Descubrir la Historia.

Si su empresa está interesada en


comprometerse con la historia y la cultura,
también puede apoyarnos patrocinando
nuestro proyecto editorial.

Suscripción anual desde España: 20 €


Suscripción anual internacional: 32 €
Pago seguro garantizado desde nuestra página web

descubrirlahistoria.es/respaldar
ediciones@descubrirlahistoria.es

1 8 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Entrevista

«La fusión de poesía y


arquitectura singulariza la
Alhambra respecto a los
demás monumentos del
arte  islámico»

José Miguel Puerta Vílchez durante una explicación en la Alhambra.

Por Gala Yagüe Narváez


EDITORA DE DESCUBRIR LA HISTORIA

José Miguel Puerta Vílchez


Profesor de Historia del Arte
Universidad de Granada

DESCUBRIR LA HISTORIA | 1 9
El arte islámico forma parte de la
identidad artística española, sobre to-
do de las regiones donde los musul-
manes vivieron durante más siglos en
la península ibérica, en lo que conoce-
mos como al-Ándalus. Encontramos
ejemplos notables de arte islámico en
Andalucía, con algunas grandes obras
que forman parte del patrimonio
artístico mundial. Una de ellas sería la
Alhambra de Granada. Otra, la Mez-
quita de Córdoba. Pero hay otros mu-
chos ejemplos, como el Alcázar de Se-
villa, Medina Azahara en Córdoba o la
Alcazaba de Málaga.
José Miguel Puerta Vílchez (Dúr-
cal, Granada, 1959) es profesor de la
Universidad de Granada. Su persona-
lidad abierta y cercana desprende hu- José Miguel Puerta Vílchez.
mildad, a pesar de que es uno de los
grandes conocedores de la estética ára- bar, siendo granadino y estar a punto
be en al-Ándalus. Como arabista, su de terminar Geografía e Historia, en
producción investigadora es extensa. la especialidad entonces de Historia
Pero hay que destacar que no sólo ha del Arte, que aquel monumento tan
hecho publicaciones con carácter fascinante y cercano estaba creado y
académico, sino que ha realizado im- sostenido formal y semánticamente
portantes esfuerzos en textos de carác- por palabras y por un idioma del que
ter divulgativo. Un ejemplo muy claro prácticamente no tenía conciencia si-
sería su obra Leer la Alhambra, tra- quiera de su existencia. Eso que hizo
ducida a varios idiomas. Es una de las que, poco después, aprovechando
guías elementales para aproximarse a unos meses de residencia en Melilla,
un monumento que, como hablare- empezara allí a estudiar árabe, lo que
mos en la entrevista que comienza a me abrió las puertas de un universo
continuación, es una inmensa obra li- cultural inmenso, que enfoqué hacia
teraria. los campos que más me atraían, y me
Descubrir la Historia. ¿Cómo nace siguen atrayendo, el arte, el pensa-
en usted el interés por el arte y el miento y la literatura. Ahora, mi in-
mundo islámico? terés se centra cada vez más en la com-
José Miguel Puerta Vílchez. Mi in- binación de estos tres ámbitos en el
terés por el arte y el mundo islámico presente de las sociedades árabes, con
nacen, sin duda, de mi acercamiento a la ilusión de conocer y valorar la prác-
la Alhambra de Granada en los cursos tica artística árabe actual, la cual nos
finales de mis estudios de licenciatura hace comprender mejor, incluso, la del
en 1981 y 1982. Me impactó compro- pasado, con las continuidades y rup-

20 | DESCUBRIR LA HISTORIA
turas que se establecen con el mismo. Mis intentos anteriores resultaron fa-
DLH. En su libro Leer la Alham- llidos por esta limitación técnica.
bra nos enseña a sentir la Alhambra, y DLH. Sentir la Alhambra es un
más concretamente a leerla. Es una documental que acompaña a su libro
guía visual de las inscripciones de sus Leer la Alhambra. En él se pone de
paredes, de sus arcos, de cada uno de manifiesto que la palabra y la poesía
sus rincones. La belleza visual de la ca- son encarnadas en la arquitectura del
ligrafía y arquitectura del monumen- monumento. Todo rodeado de la so-
to. Sus obras sobre la Alhambra tie- noridad de la lengua árabe en bellas
nen un gran reconocimiento nacional recitaciones de poemas. ¿Es la Alham-
e internacional. ¿Cómo ha conseguido bra una de las arquitecturas más poé-
traducir la complejidad artística e ticas que existen? ¿Podríamos decir
histórica de la Alhambra al gran pú- que la Alhambra en su conjunto es
blico? una obra literaria?
J. M. P. V. El reto de que un am- J. M. P. V. La conjunción entre
plio público pueda disponer de mane- poesía y arquitectura es única en la
ra fácil y directa, a la vez que realizada Alhambra, y tu pregunta expresa muy
con seriedad y rigor, de las inscripcio- bien esa esencia de la Alhambra como
nes de la Alhambra, es muy antiguo, y gran poema arquitectónico o gran ar-
ha tenido hitos importantes, como la quitectura poética. García Gómez dijo
obra de Lafuente Alcántara en el siglo que en ella se encuentra la más bella
XIX. No obstante, la complejidad del edición de poemas del mundo, y el ci-
monumento y la dificultad de la tarea, neasta tunecino Nacer Khemir la des-
ha propiciado que se publiquen cribió recientemente como «el único
magníficos trabajos de detalle, sobre palacio-poema del mundo». La fu-
todo sobre los poemas, pero no toda sión de literatura, sobre todo poesía, y
la epigrafía y en un formato maneja- arquitectura singulariza a este monu-
ble. Nosotros pudimos hacerlo gracias mento respecto a los demás, incluso
a la fotografía digital y a la excepcional dentro de la propia arquitectura árabe
labor de maquetación de Miguel Sal- e islámica, en la que el uso de progra-
vatierra. Nos llevó tres años de monta- mas poéticos en los edificios es más li-
je, pero creemos que ha merecido la mitado y tardío. En el caso de la Al-
pena, ya que este material está dispo- hambra, la composición de los pro-
nible a muy buen precio y, por prime- gramas poéticas por parte de los visires
ra vez, en francés, inglés, alemán, ita- se realizaba al unísono con la planifi-
liano y español. Los estudios parciales cación arquitectónica y con sus conte-
de Lafuente Alcántara, Nykl, Darío nidos representativos y simbólicos,
Cabanelas, Fernández-Puertas, María que se extienden, además, a otros li-
Jesús Rubiera Mata, García Gómez, y bros de la época y a toda una visión
otros, me permitieron abordar las tra- del mundo, en la que se construyen
ducciones, especialmente complejas «paraísos» sobre la base de las metá-
en el caso de la poesía, y la fotografía foras de feminización del lugar, del
digital el disponer de imágenes de epí- jardín y astrales, a través de la lengua
grafes imperceptibles a simple vista. perfecta del Corán y de la poesía.

DESCUBRIR LA HISTORIA | 21
Garulo. Además de ser uno de los
pocos campos, junto con el sufismo y
la caligrafía, en el que emerge la voz
femenina en el islam clásico, su poesía
es de gran nivel y muy recomendable.
Resulta de una actualidad sorpren-
dente y de una exquisita eficacia lite-
raria.
DlH. En otro de sus libros, La poé-
tica del agua en el islam, nos enseña la
importancia del agua en el arte islámi-
ca. ¿Qué papel tenía en el mundo islá-
mico? ¿El agua y el jardín como evoca-
ción del paraíso terrenal son el epicen-
tro de estas creaciones?
J. M. P. V. Quienes se acercan al ar-
te islámico, y en nuestra tierra este
acercamiento es cotidiano, observan
siempre la centralidad que tienen las
aguas y el jardín en su arquitectura y
en las demás artes, y sobre ello se ha
escrito mucho. Hay autores que dicen
DLH. ¿Se conocen grandes poetas que el paraíso es el único tema del arte
en al-Ándalus? ¿Existieron mujeres islámico clásico. Y, aunque pienso que
poetas? esta aseveración es exagerada y no
J. M. P. V. Hay grandes y célebres ajustada a la realidad y riqueza temáti-
poetas andalusíes, como Ibn Hazm de ca de las artes de los muchos y muy di-
Córdoba, Ibn Zaydun, Ibn Jafaya, Ibn versos pueblos del islam, decidí refle-
Quzman y un larguísimo etcétera, de xionar en esta monografía sobre la
muchos de los cuales existen traduc- multiplicidad estética del agua en los
ciones al español y a otros idiomas, y textos sagrados, el sufismo, la filo-
que constituyen un pilar fundamental sofía, los tratados de jardinería y la
de la historia de la literatura árabe clá- poesía, además de la propia arquitec-
sica. Y también existe una pléyade de tura, las artes visuales o la tratadística
poetisas andalusíes, aunque su pro- agropónica, fundamentalmente en al-
ducción sea más escasa y nos haya lle- Ándalus, con la intención de deshacer
gado de manera más parca. Bien cono- tópicos y de encontrar elementos co-
cida es Wallada de Córdoba, la grana- munes a todas estas esferas del saber y
dina Hafsa al-Rakuniya, y otras más, de las artes, en las que los arquetipos e
como Ibnat ibn al-Sakkan de Málaga, imágenes del agua y del jardín-paraíso
de las que hay disponibles excelentes actúan como nexo común generador
antologías realizadas por Mahmud de sentido.
Sobh, Mª Jesús Rubiera Mata o Teresa DLH. ¿La poesía y la música anda-
lusí están relacionadas? ¿Podríamos

22 | DESCUBRIR LA HISTORIA
encontrar en la música andalusí el personal es que existe actualmente
origen del flamenco? una sobreexplotación del monumento
J. M. P. V. Sobre la relación de la y que las fuerzas activas de la ciudad
música andalusí con el flamenco no exigen de él más de lo que puede dar
tengo conocimientos suficientes para de sí. Entrar en detalles sería prolijo,
pronunciarme como merece el tema.
Se ha escrito y escribe mucho sobre «La protección, estudio y divulgación
ello, con opiniones que vinculan am- del arte islámico exige un mayor
bas músicas y otras que las separan o conocimiento de este patrimonio, y en
que matizan la relación. No obstante, este aspecto se hace mucho menos de lo
a pesar de que el flamenco que cono- debido».
cemos es relativamente reciente, los
investigadores y los propios músicos pero de manera general observo que se
de una y otra parte del Mediterráneo incentiva la visita rápida y consumista,
encuentran elementos comunes que en detrimento de la cognoscitiva, a
han producido ya una nueva, y reno- pesar de que el Patronato de la Al-
vada, música flamenco-andalusí muy hambra organiza visitas guiadas, ex-
bella y con sensibilidades comparti- posiciones y muchas actividades que
das. Más clara es la huella que la músi- intentan compensar esta situación. La
ca andalusí dejó en las músicas del solución no es fácil, y quizá la que yo
norte de África, e incluso en las del considero ideal no sea realista, ya que
Oriente árabe, y que ahora nos llegan yo restringiría mucho ese número de
de vuelta y encuentran magnífica re- visitas a favor de otras con más conte-
cepción y aprecio en los ambientes nido y haría un esfuerzo aún mayor en
flamencos. la conservación y rehabilitación, y eso
DLH. En el año 2014, la Alhambra que es enorme el esfuerzo que se hace
recibió casi 2 millones y medio de visi- en este sentido. El problema es muy
tantes. En los días de máxima afluen- complejo y requiere una meditación
cia de público se hace especialmente detallada y realista, además de consen-
difícil degustar algunos espacios, co- so y colaboración positiva entre los
mo los palacios nazaríes ¿Esta masifi- actores responsables de este impor-
cación es beneficiosa o perjudicial pa- tante Patrimonio de la Humanidad.
ra la Alhambra? DLH. ¿Cómo evalúa la situación
J. M. P. V. Desde mediados de los de la conservación del arte islámico en
ochenta del siglo pasado, se ha ido in- España? ¿Cree que está debidamente
crementando progresivamente el tu- protegido el patrimonio islámico?
rismo masivo en la Alhambra. Los es- J. M. P. V. Hablar del patrimonio
fuerzos de las autoridades por absor- histórico-artístico y documental árabe
ber esta demanda y fomentarla, en e islámico en la península ibérica re-
beneficio de la ciudad, de un lado, y quiere también un análisis pormeno-
por conservar adecuadamente el mo- rizado, que escapa a una entrevista.
numento, son realmente dignos de Este patrimonio es tan rico y diverso,
encomio y, en muchas actuaciones, que se producen todo tipo de situa-
modélicos. No obstante, mi sensación ciones. Lo que sí deseo decir es que la

DESCUBRIR LA HISTORIA | 23
esta riqueza cultural y económica.
DLH. Existen algunas controver-
sias en torno a la mezquita de Córdo-
ba, que actualmente se denomina ofi-
cialmente sólo como catedral. Se trata
de un tema complejo, con ramifica-
ciones hacia la política, la cultura y la
religión. ¿Cree que se está protegiendo
la historia de este monumento?
J. M. P. V. No, el caso de la Mez-
quita de Córdoba es doloroso y más
que preocupante. Se ha creado una
plataforma para defender su titulari-
dad pública y se suceden en estos me-
ses las conferencias, mesas redondas,
artículos de prensa, en defensa de di-
protección, estudio y divulgación del cha titularidad y de que su patrimonio
mismo, precisamente para valorarlo, islámico se conserve y difunda ade-
conservarlo y disfrutarlo mejor, exige cuadamente y sin que la ideología de
un mayor conocimiento de este patri- las autoridades del Cabildo siga tra-
monio, y en este aspecto se hace mu- tando de borrar lo imborrable, cues-
cho menos de lo debido, a pesar de tión en la que la primera perdedora es
que ahora contamos con más especia- la propia Iglesia, ya que la generalidad
listas que en épocas pasadas. El patri- de sus fieles se relacionan con el tem-
monio islámico rural es el que menos plo cristiano orgullosos con su pasado
atención acapara, mientras que en los islámico y con la lección de arte y ar-
grandes monumentos la protección es quitectura que dieron aquí los omeyas
irregular, teniendo conocimiento mu- qurtubíes. Para muchos historiadores,
chos especialistas, interesados, y hasta la mezquita de Córdoba y, dentro de
público en general, de despropósitos ella, la ampliación de al-Hakam II es el
cometidos recientemente en el Al- edificio de mayor calidad que nos ha
baicín granadino, la Aljafería de Zara- llegado de al-Ándalus, y esta absurda
goza, la Mezquita de Córdoba y en controversia se sigue en el mundo con
otros sitios, por motivos de diversa ín- estupor y dice poco a favor de nuestras
dole, entre los que la falta de conoci- autoridades y fuerzas vivas, que no
miento riguroso del arte islámico ocu- han sabido encontrar una solución
pa un papel fundamental, a lo que se todavía a algo tan elemental, como es
suman intereses de todo tipo. Y mejor la titularidad pública en un Estado
no hablar de la arqueología. En resu- moderno y democrático del patrimo-
men, creo que hay que mejorar mucho nio histórico, sea éste cual sea, y más
la relación de las autoridades responsa- allá de los credos y usos religiosos.
bles con los expertos, y futuros exper- DLH. El arte islámico no ha sido
tos que hay que formar, para que iconoclasta, sino más bien anicónico.
nuestro país esté a la altura que merece ¿Podría explicar esta diferencia?

24 | DESCUBRIR LA HISTORIA
J. M. P. V. Amenazo siempre a los que no existe geografía ni época en el
alumnos con suspenderles si escriben islam que no posea una rica y variada
que no existe representación figurati- producción de imágenes figurativas,
va en el islam, como han llegado a es- sea en manuscritos, cerámicas, tejidos,
cribir algunos, o si dan por sentado metales, marfiles, esculturas, etc. Por
que dicha representación está prohibi- no hablar ya de la contemporaneidad,
a la que se suma la televisión, el cine, el
«Debemos conocernos en profundidad cartel, etc. etc. Este supuesto anatema
y respetarnos con sinceridad, además es un desgraciado ejemplo de simplifi-
de defender los principios básicos de la cación y deshumanización respecto a
libertad y de los derechos humanos. esta cultura. Quienes han cuidado
De lo contrario siempre habrá quienes hasta ahora la gran herencia estatuaria
utilizarán los credos, y lo que las artes y figurativa de las civilizaciones de
representan, y, por supuesto, las armas Oriente Medio han sido los musul-
para destruir y dominar». manes, quienes a su vez han produci-
do muchísimas de esas imágenes, aun-
da canónicamente. El tema es comple- que ahora traten de condenarlas y
jo, pero diré brevemente que tal destruirlas bandas asesinas, que usan
prohibición es inexistente en el Corán, eslóganes pseudoreligiosos para some-
como lo proclaman importantes juris- ter, como se hizo durante siglos en
tas islámicos, y que las tendencias ico- Europa y otras latitudes en nombre de
noclastas o anicónicas afloran en di- otras confesiones.
versos períodos históricos, como suce- DLH. En la actualidad corremos el
dió en el propio cristianismo y en riesgo de que se produzcan actitudes
otras creencias, pero que la cultura islamófobas que se deben, en parte, al
árabe e islámica es irreductible a esas desconocimiento de una cultura a la
visiones sesgadas, como la de los tali- que debemos gran parte de nuestra
banes o Daich, en la actualidad. Se identidad. ¿Cree que a través del co-
confunde la no representación de la nocimiento mutuo, y de poner en va-
divinidad con forma antropomórfica. lor la historia, se puede fomentar la
Sí se evoca por la caligrafía o a través tolerancia?
de diseños geométricos del universo, y J. M. P. V. La humanidad es cada
el que apenas se utilizaron las imáge- vez más una sola humanidad y no nos
nes dentro de las mezquitas con fun- queda más remedio a unos y a otros, a
ción cultual, se confunde con una su- unas y a otras, que conocernos en
puesta prohibición de toda represen- profundidad y respetarnos con since-
tación de la figura humana o ridad, además de defender los princi-
figurativa en general inexistente, y, co- pios básicos de la libertad y de los de-
mo digo, activa sólo en momentos y rechos humanos, por muy utópico
situaciones concretas y hasta margina- que parezca. De lo contrario siempre
les de la historia del islam. Afirmo, y habrá, y hay, quienes utilizarán los
puede comprobarse en cualquier ma- credos, y lo que las artes representan,
nual de arte islámico, y ahora en inter- y, por supuesto, las armas para des-
net con más facilidad y profusión aún, truir y dominar.

DESCUBRIR LA HISTORIA | 25
La Alhambra
Joya nazarí en Granada

El árbol de la vida, representado en la Alhambra (Fuente: Wikimedia).

Por Álvaro López Franco


PERIODISTA Y EDITOR DE DESCUBRIR LA HISTORIA

26 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Llegó de África, pero vivió durante si- adquiriendo notoriedad en la ciudad
glos en Granada, en la proximidad del gracias a la calidad de sus productos,
río Darro. No hablo de reyes, ni edifi- que no sólo se vendían entre los corte-
cios. Sino de una familia cuyo nombre sanos, sino que también se exportaban
y apellidos han derivado con los tiem- a otros países del mediterráneo.
pos y las vicisitudes de la historia. No Tras la derrota almohade en las
importa tanto cómo se llamaban o Navas de Tolosa una nueva historia
apellidaban, sino que fueron testigos comenzaba para Granada. Se asentó
de la historia de su ciudad, que fue en la ciudad la dinastía árabe de los
contada de padres a hijos. nazaríes y esta familia se adaptó a la si-
El primer miembro de esta familia tuación, sin perder su identidad arte-
llegó a la Bahía de Algeciras en el año sana y comercial. Su fama mereció el
1027. Era comerciante de tejidos, y reconocimiento nazarí.
después de recibir noticias de la fun- En la colina de la Sabika se decía
dación de los reinos de Taifas pensó que había construcciones muy anti-
que una buena oportunidad para su guas, de civilizaciones precedentes
negocio podría ser vender sus produc- —de los romanos— aunque las pri-
tos a los nuevos dirigentes del sur de la meras que se documentaron por escri-
península, después de haber tenido to datan de finales del siglo IX. Ya
poco éxito para introducir sus mer- existía una fortaleza defensiva en este
cancías en el periodo del Califato de lugar. En ella se fijó, desde la alcazaba
Córdoba. La taifa de Algeciras se del albaicín, el primer rey nazarí de
había incorporado a la de Málaga, y se Granada, Muhammad I, también co-
desplazó hacia esta última porque co- nocido como Ibn Al-Ahmar. Decidió
nocía de la actividad comercial que se reconstruir las construcciones de tipo
desarrollaba en la medina de Málaga. militar que estaban en desuso en la
Allí conoció a una familia de artesanos colina de la Sabika, y emprendieron la
de la seda, y convivió con ellos, hasta construcción de una nueva edifica-
el punto de que fundó la familia de la ción que albergaría el poder político,
que hablamos con la hija menor del además de ser una de las fortalezas
dueño del taller. Así, se unían los co- mejores defendidas de al-Ándalus. Se
nocimientos de la artesanía textil con levantó primero una alcazaba en la zo-
el comercio de las mismas. na occidental de la colina.
Las buenas relaciones de la taifa de A nuestra familia de artesanos le si-
Málaga con los ziríes de Granada favo- guió yendo bastante bien, hasta el
reció que, finalmente, se trasladaran a punto de que en el periodo de mayor
Granada, donde su descendencia vivió esplendor de la Alhambra, tras la
durante varios siglos. Cuando llegaron construcción de los palacios durante el
a Granada comprobaron que la corte, sultanato de Yusuf I (1333-1354) y
a la que se dirigía una parte de los pro- Muhammad V (1362-1391) llegaron a
ductos que elaboraban, se había insta- trabajar, casi exclusivamente, para la
lado en la Alcazaba Cadima, situada corte nazarí. Esto dio oportunidad a
en la zona más alta del albaicín. Du- que el rico cabeza de familia durante
rante doscientos años esta familia fue buena parte de esos años, pudiera visi-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 27
La Alhambra desde el Albaicín. (Wikimedia).
tar algunos recintos de la ciudad pala- veces a España. Por primera vez, el
tina como el Generalife, que le resul- desplazamiento no se debe a obliga-
taban fascinantes por la mezcla de olo- ciones laborales de sus padres. Van a
res, colores y por el rumor del agua. hacer turismo en Granada, ciudad que
Sabía apreciar la poesía, y trataba de nunca han visitado. Ella no tiene ni
estar en contacto con la floreciente ac- idea de que sus raíces familiares estu-
tividad literaria de la ciudad que tenía vieron en esta ciudad. La sangre ya se
una relación íntima con la Alhambra. ha mezclado, y quedan muy atrás los
Sin embargo, para que alguien de esta años de prosperidad que vivieron sus
familia pudiera conocer los rincones antepasados en el reino nazarí de Gra-
de los palacios nazaríes o de otras ma- nada.
ravillas de la Alhambra tuvieron que La Alhambra, como a cualquier vi-
pasar varios siglos. sitante, sorprende desde que se ve por
Para resumir la larga historia de es- primera vez a lo lejos. Y más, si el pri-
ta familia, digamos que al esplendor mer contacto lo tienen desde el mira-
nazarí le siguió su caída. Granada re- dor de San Nicolás. Ansían llegar a la
cibía continuamente exiliados musul- Alhambra, y lo hacen a pie, por esa
manes de otras ciudades del reino con cuesta empinada cubierta por árboles
la paulatina conquista cristiana. En y que supone el aperitivo perfecto pa-
1492, tras la conquista por parte de los ra la visita, pues se intuyen elementos
Reyes Católicos, más por negociacio- que tendrán luego importancia, como
nes que por grandes eventos militares, el agua y la vegetación.
la familia se dividió en dos ramas, que La entrada la hacen por la simbóli-
se perdieron la pista entre sí y que ca Puerta de la Justicia, donde la ma-
también lo hicieron en los anales de la no, la llave y las tres conchas coronan
historia. Una se quedó en la ciudad, se el arco de entrada con significados di-
convirtió al cristianismo y quedó seg- versos que van desde la protección, la
mentada por diferentes actividades victoria o la realeza. Hay una leyenda
después de perder parte de su estatus popular que dice que cuando la mano
social; y la otra cruzó el Estrecho de toque la llave, llegará el fin de los
Gibraltar y se asentó en el norte de lo tiempos porque la Alhambra estará en
que actualmente conocemos como ruinas.
Marruecos. El horario de visita lo tienen mar-
Vamos a avanzar en el tiempo cin- cado por la entrada a los palacios na-
co siglos, hasta el año 2015. Amina es zaríes. Hay muchas personas haciendo
una joven de 20 años. Vive en una ciu- cola para entrar en ellos. Cuando ac-
dad marroquí, y ya ha viajado varias cede se da cuenta de que hay una pe-

28 | DESCUBRIR LA HISTORIA
queña contradicción entre la belleza —detrás del que se encuentra la sala
del lugar y las prisas de la visita, moti- de la barca y la de Comares— refleja-
vada por cientos de turistas haciendo do en el agua, y también el pórtico sur
fotografías, posando y capturando ca- en el patio de los arrayanes. La sala de
da uno de los momentos a través del Comares sorprende a Amina por su
pequeño objetivo de su teléfono mó- tamaño —es el salón del trono más
vil. También se da cuenta de que mu- grande conservado del área mediterrá-
chos se dedican a tocar las yeserías, lo nea y europea— y por las inscripcio-
que le parecía una falta de respeto ha- nes que se pierden en la distancia por
cia el monumento. las paredes hacia el techo de la sala.
A pesar de ello, disfruta de la mag- En este entorno también se en-
nitud del arte nazarí, manifestado de cuentra otro de los puntos más cono-
diversas formas en columnas, paredes, cidos de la Alhambra: el patio de los
techos y, en realidad, en cualquier lu- leones. Llegó a él casi sin darse cuenta.
gar donde posaba su mirada. Se da Es un espacio abierto de gran exten-
cuenta de que el agua tiene una pre- sión, rodeado por una galería con más
sencia continua en todo el monumen- de un centenar de columnas. En el
to. Su madre le explica que el agua centro se encuentra la famosa fuente
siempre ha sido muy importante en la con doce leones, recientemente res-
cultura árabe, y que también los jardi- taurados. Una de las curiosidades de la
nes lo eran, porque representaban el fuente es que en la restauración se en-
paraíso celestial. Esto fascina a Amina, contró una inscripción del escritor
que lo observa todo con una mirada británico Richard Ford, hecha en 1831.
curiosa y profunda, que va más allá En los palacios nazaríes se encuen-
del disfrute estético. tran otras de las piezas claves del arte
Lo primero que se encuentra en los nazarí. Uno de ellos se encuentra en la
palacios nazaríes es la puerta de Me- sala de Dos Hermanas, cuya cúpula es
xuar y la sala que le sigue, de nombre una de las más significativas de su gé-
homónimo. En ella, el sultán impartía nero. También está el mirador de Da-
justicia y se reunía con los ministros raxa o de Lindajara, considerado uno
para administrar el reino. Algunos de los elementos más bellos de la Al-
textos dicen que había un azulejo con hambra. Se decía que eran los ojos de
el que se invitaba a pedir justicia sin la casa de Aisa —la castellanización de
temor, pues en ese lugar se hallaría. al-'Ayn Dar Aisa, que tiene este signi-
Sea leyenda o realidad, Amina en- ficado, daría lugar a la palabra Dara-
contró en una de las lecturas previas a xa— porque era un mirador abierto al
su viaje esta referencia, y disfrutó pen- paisaje, y bajo él se extendían jardines.
sando en cómo los sultanes esta- Las actuales construcciones que cie-
blecían su jurisdicción sobre sus súb- rran el patio son de época cristiana.
ditos. Hay quienes hablan de que este mira-
El palacio de Comares es uno de dor es un exponente de un posible ba-
los emblemas de la Alhambra. Es uno rroco nazarí, y también se destaca la
de los lugares más fotografiados por la personalidad y belleza de este espacio
visión que ofrece el pórtico norte reducido, pero que condensa muchos

DESCUBRIR LA HISTORIA | 29
elementos constructivos y decorati- puede ver cómo se fabrican estas pie-
vos. zas irisadas.
Amina se sorprende de cómo la La visita comenzó en la simbólica
historia ha encajado diferentes piezas Puerta de la Justicia y terminó en el
en el rompecabezas. Por un lado, la al- Generalife. Esta zona, concebida como
cazaba, la primera construcción que se villa rural y de descanso para los reyes
realizó en la Alhambra, dotada de ele- musulmanes es una de las joyas más
mentos defensivos, contrasta con la admiradas del conjunto de la Alham-
cercanía de los palacios nazaríes que, bra y el Generalife. Quizá los sistemas
con su austeridad exterior parecen motorizados de las fuentes no permi-
querer ocultar la grandeza del interior. ten escuchar el movimiento natural del
Pero también, muy cerca, se encuentra agua o imaginar cómo eran los jardi-
el palacio de Carlos V, construido por nes. En el Generalife descubren el patio
Pedro Machuca, y que simboliza el de la acequia que no sólo es de interés
poder de la monarquía hispánica tras en sí mismo, sino que a través de su
la conquista de Granada. mirador se puede ver la Alhambra con
A lo largo de todo el monumento, una vista majestuosa. En este lugar,
Amina se da cuenta de que las paredes Amina y su familia pudieron disfrutar
están repletas de palabras escritas en del cobijo de los árboles o de liberarse
árabe. Más tarde descubre que la Al- del calor utilizando un poco del agua
hambra es, en su esencia, un poema que por todas partes discurre, como en
arquitectónico. Toda su riqueza litera- la escalera del agua, por cuyos pasama-
ria y poética ha sido estudiada, espe- nos discurre el agua como entrada al
cialmente, por José Miguel Puerta Víl- Generalife desde la acequia real.
chez, que dedica un libro completo a Amina se marchó de la Alhambra
ello. Descifrar y explicar la epigrafía con la sensación de haber disfrutado
de la Alhambra es una tarea compleja, de un espacio bien conservado, muy
que merece un detenimiento mayor demandado por el turismo, y que está
que el que este relato puede ofrecer. viviendo una nueva etapa de esplen-
Pero el visitante debe ser consciente de dor. Un esplendor diferente al que la
que todas las inscripciones que se en- historia le dio entre los siglos XIII y
cuentran por todas partes en la Al- XV, pero que por ello no deja de serlo.
hambra son mucho más que un ele- No quedó en su memoria, porque ese
mento decorativo, y tienen un signifi- dato es inexistente para ella, que hace
cado profundo relacionado con la cinco siglos su familia y otras muchas
religión islámica, la fundación de la personas se marcharon de Granada en
ciudad y el poder regio nazarí. circunstancias mucho peores. Sin em-
Más allá del arte construido, Ami- bargo, la historia a veces proporciona
na observa que hay artesanos que con- estas casualidades que favorecen el co-
tinúan trabajando en un espacio tan nocimiento cultural mutuo y la re-
inspirador. Por ejemplo, la artesanía conciliación con un pasado que ni
de la taracea, es característica de la ciu- puede alterarse ni recuperarse, sólo
dad, pero en el taller de Laguna Tara- podemos comprenderlo y disfrutar
cea, en el corazón de la Alhambra, se con él.

30 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Breve historia de la dinastía
persa safávida

Sha Ismael abatiendo a Shibani Khan en la batalla de Marv (1510) (Fuente: Wikimedia).

Por Marc Morató-Aragonés Ibáñez


HISTORIADOR

DESCUBRIR LA HISTORIA | 31
Antes de adentrarnos en nuestro reco- Oriente Medio era durante el siglo
rrido por la dinastía safávida (1501- XV un sitio peligroso e inestable, ca-
1722), debemos señalar que se trata de racterizado por el surgimiento y caída
las más controvertidas de la historia de de dinastías guerreras de procedencia
Irán (antes conocido como Persia), rei- turca que buscaban ocupar el sitio que
vindicada por unos y menospreciada había correspondido al imperio de
por otros. Además de ser la introduc- Tamerlán, un conquistador que había
tora del chiismo en Irán, fue la prime- muerto en el 1405 cuando se dirigía a
ra dinastía «nacional» en tomar el China después de haber sometido a
poder desde la llegada de los árabes todos los reinos de Persia y al mismo
musulmanes. Su repentina desapari- sultán otomano. Los Aq Quyunlu
ción empujó Irán a una relación de in- eran una confederación tribal turca,
ferioridad con potencias extranjeras y, fortalecida con los apoyos que les lle-
durante muchos años, el nombre de gaban de las tribus sediciosas de la
los safávidas no fue más que una nota Anatolia Oriental, en una lucha cons-
a pie de página. Mientras ascendían y tante por ocupar la posición domi-
caían reyes, en el área de Ardebil —en nante de Tamerlán en los territorios
el norte de Irán—, una cofradía reli- de la Antigua Persia.
Mientras ascendían y caían reyes,
Al poco de fallecer Tamerlán, Junayd, en el área de Ardebil —en el norte de
líder de la cofradía safávida, se declaró Irán—, una cofradía religiosa empeza-
confesionalmente chiita duodecimano ba a inmiscuirse cada vez más en polí-
con lo que rompió con un mundo persa tica terrenal y a competir con otros
y turco mayoritariamente sunita. poderes locales. Estos eran los safávi-
das, organización religiosa con fuertes
giosa empezaba a inmiscuirse cada vez lazos familiares surgida a mediados del
más en política terrenal y a competir siglo XIII de la unión del potentado
con otros poderes locales. Estos eran local Shaykh Safí al-Din y de Bibi Fá-
los safávidas, organización religiosa tima, hija del maestro espiritual de
con fuertes lazos familiares surgida a una cofradía religiosa. Ya en tiempos
mediados del siglo XIII de la unión del de los reyes safávidas, se insistió en
potentado local Shaykh Safí al-Din y que Shaykh Safí al-Din descendía tan-
de Bibi Fátima, hija del maestro espiri- to de los antiguos reyes persas sasáni-
tual de una cofradía religiosa. Ya en das (224-651) como del yerno del Pro-
tiempos de los reyes safávidas, se insis- feta Mahoma, Alí, con lo que legiti-
tió en que Shaykh Safí al-Din des- maban su dominio sobre Persia tanto
cendía tanto de los antiguos reyes per- a nivel secular como religioso. Sin em-
sas sasánidas (224-651) como del yerno bargo, todo apunta a que el linaje
del Profeta Mahoma, Alí, con lo que safávida se habría originado entre tri-
legitimaban su dominio sobre Persia bus turcas (e incluso kurdas).
tanto a nivel secular como religioso. Comprendiendo que las política-
Sin embargo, todo apunta a que el li- mente inestables tribus pastoriles de
naje safávida se habría originado entre Anatolia buscaban un referente
tribus turcas (e incluso kurdas). ideológico, al poco de fallecer Ta-

32 | DESCUBRIR LA HISTORIA
merlán, el líder de la cofradía safávida, y a sus partidarios en su favor, pero
Junayd, se declaró confesionalmente pronto se dio cuenta del peligro que
chiita duodecimano, con lo que rom- suponía y ordenó matarlo, pero Is-
pió con un mundo persa y turco ma- mael, el más pequeño, consiguió esca-
yoritariamente sunita. Esta decisión no par y fue escondido en tierras amigas.
sólo tuvo un peso teológico, pues te- Transcurrieron varios años de gue-
niendo en cuenta que estos chiitas rra civil antes que Ismael volviera a sa-
creían que su doceavo Imam había de- lir a la luz (1499), a la edad de 12 años y
saparecido en el siglo IX, el jefe de la con aspiraciones a gobernar toda Per-
cofradía safávida tomaba de forma sia por sus derechos dinástico-religio-
«provisional» su posición como líder sos. Antes, los caudillos tribales que
de la comunidad musulmana, habían formado su equipo de gobier-
otorgándose un gran poder de nego- no, establecieron redes clientelares en
ciación. Esto implicaba que Junayd dirección al valioso mercado de solda-
también podía legítimamente dirigir la dos a caballo de Anatolia, pero tam-
«guerra santa» donde le interesaba, bién hacia Siria y Yemen donde se en-
obteniendo además de sus victorias en cuentran los principales teólogos chii-
el campo de batalla prestigio como go- tas con los que, el gobierno de Ismael,
bernante. No es de extrañar, pues, que revolucionará Persia.
Junayd contrajera matrimonios políti-
cos con la familia real Aq Quyunlu. La monarquía tribal
Haydar, hijo de Junayd y de una Asesorado por los caudillos turcos
mujer de la familia real Aq, no tardó aliados, conocidos despectivamente
en convertirse en una seria amenaza como quizilbash por los turbantes ro-
para sus propios parientes de la banda jos que los caracterizaban, Ismael en-
materna, asistiendo con preocupación cabezó su primera campaña contra el
a los enfrentamientos entre Haydar y rey de Shirvan al que logró dar muerte,
el rey de Shirvan (junto al mar Cas- vengando así a su padre. Ante la ame-
pio), vasallo de los Aq Quyunlu. En naza de los safávidas, el príncipe Aq
1488 entró Haydar en Shirvan contra Quyunlu que dominaba el norte de
las advertencias del soberano Aq quien Irán dirige en 1501 sus ejércitos contra
decidió tomar partido por su vasallo, Ismael pero fue derrotado por unas
ocasionándole una severa derrota y la tropas mucho más comprometidas
muerte al safávida. Tomados Ali e Is- que, a continuación, entregaron la ca-
mael, hijos pequeños de Haydar, co- pital Aq de Tabriz al autoproclamado
mo rehenes en el palacio real de Tabriz sha Ismael, cuya primera decisión fue
(norte de Irán, no muy lejos de Arde- la proclamación del chiismo duodeci-
bil), los Aq parecían haberse librado mano como religión oficial del Estado.
de su mayor amenaza. Sin embargo, La primera década de reinado del
después de la muerte de forma natural sha Ismael se caracterizó en buena
del rey en 1490, estalló la guerra civil medida por un culto a la persona del
entre los distintos miembros de la fa- soberano, cimentado sobre las conti-
milia que codiciaban el trono. Uno de nuas victorias militares que obtenían
estos candidatos, trató de utilizar a Ali sus quizilbash en el sur de Persia,

DESCUBRIR LA HISTORIA | 33
Anatolia y Asia Central. Aunque se En el momento del fallecimiento
perseguía con dureza a las cofradías de de Ismael, su heredero contaba 10
confesión sunita, especialmente aque- años de edad, por lo que tardaría mu-
llas con vínculos interterritoriales im- chos años en poder ser determinante
portantes, la doctrina religiosa del sha en la política de la Corte, dividida en-
Ismael tenía muchos puntos en tre las diferentes facciones quizilbash.
común con el sunismo practicado en La tribu de los Takkalu dominó du-
Persia. Sin embargo, a nivel social se rante buena parte del periodo de Re-
promocionaba la maldición ritual a gencia la Corte. Sin embargo, la co-
los primeros califas sunitas y enemigos bardía demostrada en la batalla de Jam
del Imam Alí. Las mujeres de la Corte, (1528) frente a los uzbekos les hizo
siguiendo la tradición tribal turca, perder influencia en la Corte ante el
iban sin velo y combatían a caballo clan Shamlu que los combatió mien-
igual que los hombres. Y, sobre todo, tras, hábilmente, los otomanos de So-
que, según cuentan observadores ex- limán el Magnífico aprovechaban pa-
tranjeros, el nombre de Ismael estaba ra ganar terreno al imperio persa. En
más en la boca de los quizilbash que 1533 Tahmasp se declaraba mayor de
el del mismo Profeta Mahoma. edad para reinar al condenar a muerte
Unificada Persia, la Anatolia a su ministro Shamlu, acusándolo de
Oriental y el territorio que actual- espiar para los otomanos, y afrontaba
mente corresponde a Iraq, el sha Is- como sha un largo contencioso con
mael se dirigió al este a enfrentarse al Solimán en occidente, y los uzbekos
caudillo uzbeko Shibani Khan, fiero en el este. A diferencia de su padre,
adalid del sunismo y aliado del sultán Tahmasp frenó a los otomanos con
otomano. En Marv (1510) el sha mató tácticas de tierra quemada mientras
a su enemigo uzbeko y envió con una llevaba la guerra a los pequeños reinos
embajada su cabeza a las Cortes del cristianos de Georgia en busca de oro,
sultán otomano y el egipcio mamelu- esclavos y prestigio militar.
co, irritando mucho al primero. En Aunque no tan espectacular como
1514 el sultán Selim marchó sobre el su padre o su nieto, Tahmasp supo
imperio safávida con un gran ejército contener el inmenso poder otomano y
armado con cañones y mosquetes. forzar a un tratado de paz, el de
Desoyendo los consejos más pruden- Amasya (1555), que suponía un mutuo
tes, Ismael lanzó su caballería sobre los reconocimiento de los dos imperios y
otomanos en Chaldiran (Azerbaiyán el final para los safávidas de buscar
iraní), pero fue brutalmente rechaza- alianzas con las tribus de Anatolia.
do. Esta derrota marcará un antes y un También impidió durante su largo
después en el prestigio del sha Ismael, reinado de más de 50 años que los
que había perdido su capital, Tabriz, y quizilbash volvieran a usurpar el po-
a muchos de sus leales quizilbash. der, promocionando a las élites locales
Hasta el año de su muerte, en 1524, no persas y dando entrada en la Corte a
se retirará de la vida pública, dejando los primeros elementos georgianos y
todos los asuntos de gobierno en ma- circasianos. A su muerte las facciones
nos de los caudillos turcos de la Corte. quizilbash resurgieron apoyando a

34 | DESCUBRIR LA HISTORIA
cualquiera de los 9 hijos mayores de contenido más «revolucionario» de la
Tahmasp que les concediera más pri- doctrina religiosa, hacer trasladar a los
vilegios. El sha Ismael II fue asesinado mercaderes armenios de sus tierras de
tras un breve reinado (1576-77) y su origen a Isfahán (con lo que pretendía
hermanastro Muhammad tuvo que monopolizar el lucrativo comercio de
arruinar el tesoro real para conservar la seda) e, imitando el ejemplo otoma-
el poder frente a las tribus que, tras no, poner fin a la costumbre de criar a
mucho conspirar, en 1588 se subleva- los herederos al trono con los quizil-
ron una vez más para poner en el tro- bash, dejándolos al cuidado de eunu-
no a un hijo de éste, Muhammad, Ab- cos y ghulam en el harén real.
bas, quien demostraría para su desgra- La muerte del caudillo uzbeko y los
cia ser tan difícil de controlar como lo posteriores conflictos internos (1598)
había sido su abuelo. permitieron al sha Abbas desplegar sus
tropas exitosamente en el este. Des-
La monarquía estatal pués, la debilidad de la Corte otoma-
Durante sus primeros años de reinado, na, entonces en manos de un joven sin
el joven sha Abbas I tuvo que afrontar experiencia, animó al sha a enfrentarse
graves prejuicios políticos como la ce- a las fuerzas del sultán y recuperar los
sión de muchas de sus provincias occi- territorios cedidos. Pero el Imperio
dentales al Imperio Otomano (1590), Otomano no era un rival sencillo, por
aceptar las incursiones uzbekas en el lo que envió una embajada a la Europa
este y la Regencia del clan Ustalju. Las cristiana con el fin de formar una
envidias a los Ustalju del resto de qui- alianza que lo barriera del mapa. Aun-
zilbash dio al sha Abbas la oportuni- que el Papa de Roma mostró un gran
dad de rebelarse contra su mentor y interés en el proyecto, la dinastía de los
servirse de la facción ghulam —literal- Habsburgo no reaccionó del mismo
mente: los esclavos del sha— para eli- modo: el emperador alemán, aunque
minarlo. Allahverdi Khan, la mano interesado, decidió pactar con los oto-
ejecutora y el que fuera hombre más manos por su cuenta cuando tuvo la
poderoso del nuevo Estado safávida, es oportunidad (1606), y el rey de Casti-
un gran ejemplo del ascenso de esta lla, Felipe III, temiendo que el sha de-
nueva facción. Perteneciente a la pe- rrotara completamente al sultán y lue-
queña nobleza de un reino georgiano, go no tuviera molestias en caso de
se había convertido al Islam con el fin querer atacar las posesiones de la Co-
de ascender en la nueva Corte de Is- rona del Golfo Pérsico, Ormuz y
fahán —en el centro de Irán— con- Bahréin, alegó no estar preparado para
tando con la ventaja de, al no tener la guerra con la Sublime Puerta.
vínculos con grandes tribus turcas, el Vencidos los otomanos en Sufiyán
sha podía confiarle los puestos más (norte de Irán) en 1605 y reocupada
importantes de la administración. Bagdad, el siguiente gran objetivo del
Otras medidas que llevó a cabo Ab- sha fue la isla de Ormuz, que con-
bas a lo largo de su reinado, siempre quistó en 1622 con el apoyo de la
con la idea de consolidar el poder de la Compañía Inglesa de las Indias
monarquía, fueron: menoscabar el Orientales. En 1629, después de trans-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 35
Imperio Safávida 1501-1736 d. C. (Fuente: Wikimedia).
formar el imperio safávida de un lugar por alcohólico, sus fronteras eran
políticamente inestable en un próspe- continuamente asaltadas por uzbekos,
ro Estado, el sha Abbas I falleció de- cosacos y otros pueblos.
jando el trono a su nieto Safí, de san- El desgobierno llevó a que los qui-
gre georgiana. Continuó la política de zilbash se rearmaran por cuenta pro-
su abuelo, promocionando a los ghu- pia con el fin de frenar las amenazas
lam por encima de los quizilbash que domésticas, destacando en la Corte
quedaron marginados del poder y, a curiosos valedores del sha como el rey
pesar de algunas pérdidas territoriales, georgiano o caudillos de clanes qui-
como Kandahar (actual Afganistán), zilbash como los Afshar y los Qajar, de
consiguió, con el tratado de Zuhab de importancia capital en el siglo XVIII.
1639, una paz duradera con el Imperio El ascenso al trono de Sultán Husein I
Otomano. (1694) no conllevó una mejora de la
Tal y como el modelo de gobierno situación política. Es más, en el año
de ghulam y la educación cerrada de 1722 sucedió lo impensable, y es que
los herederos en el harén se había ins- un ejército afgano, relativamente dé-
pirado en el imperio otomano, supuso bil, consiguiera atravesar el imperio
para el imperio safávida los mismos safávida y conquistar la capital, Is-
problemas que le habían ocasionado a fahán. Convertidos los príncipes safá-
su poderoso vecino sunita. Mientras vidas en marionetas de rusos, afganos
la Corte de Isfahán se convertía en un u otomanos, no tardaron en desapare-
nido de serpientes en el que, a la cer de la arena política persa. A pesar
muerte del sha Abbas II (1666) el he- de todo, el legado de la dinastía safávi-
redero sólo pudo llegar al poder por da dio al actual Irán una de sus más
medio de intrigas. La política delibe- reconocidas señas de identidad, el
rada de segregación de los clanes qui- chiismo.
zilbash por todo el imperio provocó el
debilitamiento de una parte impor- Para saber más:
tante del ejército imperial. Tal era la Floor, Willem; Herzig, Edmund
debilidad de los soberanos que, mien- (2012). Iran and the World in the
tras el sha Solimán I vivía en un estu- Safavid Age. Londres: I.B. Tauris

36 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Cartagena, ciudad amada
por la historia

La batalla por Qart Hadasht en el 25 aniversario de las Fiestas de Cartagineses y Romanos


(Fotografía: Abel Ros, Qapta.es).

Por Arístides Mínguez Baños


PROFESOR DE LATÍN Y GRIEGO

DESCUBRIR LA HISTORIA | 37
Pocas ciudades hay en Europa con Amílcar Barca y cuñado de Aníbal, o
tanta historia a sus espaldas. Descrita si la púnica Qart Hadasht se levantó
por helenos, romanos y árabes. Glosa- sobre los solares de la ibera Mastia.
da en caracteres griegos, púnicos, lati- Varios eruditos, desde época antigua
nos o arábigos. Poblada por iberos, hasta tiempos barrocos, con nula fun-
cartagineses, romanos, bizantinos y damentación histórica y arqueológica,
vándalos. Hollada por caudillos tales postularon que fue fundada por Teu-
como los púnicos Asdrúbal y Aníbal, cro, uno de los héroes aqueos que to-
los romanos Escipión, Julio César o maron la mítica Troya, tras ser deste-
Galba y los hispanos Gonzalo Fernán- rrado de su isla natal de Salamina por
dez de Córdoba, el Gran Capitán, o su padre, en torno al 1184 a. C., con el
Don Álvaro de Bazán. Puerto de en- nombre de Tucria. Otros defienden
trada para un rey de España, Amadeo que fue su puerto el primero de His-
I, y de salida para otro, Alfonso XIII. pania en ser hollado por el apóstol
Cantada por autores de la talla de san Santiago, cuando, supuestamente,
Isidoro de Sevilla, Miguel de Cervan- acudió a evangelizar a los habitantes
tes, Benito Pérez Galdós, Ramón J. de la península.
Sender o el cartagenero Arturo Pérez Hay, incluso, quienes, como la au-
Reverte. Varias veces arrasada hasta los tora Sonia Barja, la quieren identificar
cimientos, siempre ha sabido resurgir con la mítica Tartessos, partiendo de
de entre sus cenizas. aventuradas reinterpretaciones to-
Los estudiosos no se ponen de ponímicas de la Ora Maritima de Ru-
acuerdo sobre si fue fundada de la na- fo Festo Avieno, poeta latino del siglo
da en el 227 a. C. por el general carta- IV d. C. En su estudio, la investigado-
ginés Asdrúbal «El Bello», yerno de ra especula sobre que Virgilio se basó

Encendido de fuego sagrado en el 25 aniversario de las Fiestas de Cartagineses y Romanos.


(Fotografía: Abel Ros, Qapta.es).

38 | DESCUBRIR LA HISTORIA
en Carthago Nova para describir la lle- relato de dicha conquista en el libro
gada de su héroe Eneas a la ciudad de XXVI de su monumental Ab urbe
Cartago, en África. En un alarde de condita. Dion Casio y Apiano, a su
audacia, llega a mantener que Home- vez, nos hablan del mencionado pasa-
ro se inspiró en este fondeadero, que je, transcendental para el desenlace
conocería por los navegantes griegos posterior de la Segunda Guerra Púni-
que arribaran a estas costas, para pin- ca. Silio Itálico, por su parte, nos da
tar el puerto de Forcis en Ítaca. una versión más poética en el libro
En el texto de Avieno, del que sólo XV de su epopeya Púnica.
se conservan unos 700 versos y que está Todas estas fuentes, y otras más es-
escrito a partir de autores griegos más pecíficas, han sido usadas por Santia-
antiguos, por desgracia perdidos, algu- go Posteguillo para relatar, en una
nos eruditos entienden que Cartagena prosa trepidante, la toma de la ciudad
era nombrada como portus Namna- cartaginesa por las tropas de Escipión
tius, cerca de la ciudad Massiena. y su segundo Lépido, en su Africanus,
El historiador griego Polibio nos el hijo del cónsul.
ofrece la mejor descripción de Cartha- Tras la guerra civil entre Mario y
go Nova en las fuentes antiguas. Poli- Sila, Sertorio, hombre del primero, se
bio visitó la ciudad en compañía de su rebeló contra Roma y se hizo fuerte
amigo Escipión Emiliano, conquista- en Hispania. Llegó a poner sitio a
dor a la sazón de la Cartago de Túnez Carthago Nova, donde estaba congre-
y, después, de Numancia. Es él quien gada la flota senatorial, pero fue re-
nos habla de las famosas cinco colinas chazado por Lucio Cornelio Balbo,
sobre las que se asentaba la ciudad, del que acabaría convirtiéndose en uno de
marjal que la circunda por el poniente los más estrechos colaboradores de Ju-
y el norte y del istmo que la separa de lio César.
tierra firme y del mar. Durante el Primer Triunvirato,
Escipión Emiliano era nieto del mí- Pompeyo Magno, que había combatido
tico Escipión el Africano, conquista- a los sertorianos en la península como
dor a los púnicos de Qart Hadasht y procónsul, haciéndose con una nutrida
vencedor de Aníbal. Es más que pro- red clientelar, dotó a la ciudad de un
bable, entonces, que Polibio recogiera acueducto, el más antiguo de entre los
de su amigo detalles jugosos para des- que se conservan en Hispania.
cribir la toma de la ciudad por los ro- Su hijo, Cneo Pompeyo el Joven,
manos, en una compleja operación pone de nuevo sitio a la ciudad, que se
anfibia, prodigio de táctica militar. había decantado por el bando cesaria-
También compartía amistad con los no. Tal vez fue esto lo que motivó que,
anteriores y los acompañó en su visita tras el fin de la contienda civil, la urbe
Cayo Lelio Sapiens, hijo del lugarte- fuera nombrada colonia por César:
niente del Africano, sujeto activo, Colonia Urbs Iulia Nova Carthago.
también, de los hechos narrados. El propio César pasa una tempora-
Tito Livio, contemporáneo de los da en la ciudad acompañado del que
emperadores de la dinastía Julio-Clau- luego será su hijo adoptivo: su sobrino
dia, nos ofrece igualmente un vívido nieto, Cayo Octavio Turino, al que

DESCUBRIR LA HISTORIA | 39
conocerán tras la adopción como Ca- propia Carrara, en Italia. Al sur del fo-
yo Julio César Octaviano, el futuro ro se levanta el Augusteum, templo en
Augusto. Esto explicaría que el primer el que se rendirá culto a Augusto y a
emperador distinguiera a Carthago toda la familia imperial tras su muerte.
Nova con un ambicioso plan de em- Su decoración es también fastuosa.
bellecimiento urbanístico, gracias al En el llamado Barrio del Foro han
cual se erigió a los pies del Arx Has- sido halladas unas pinturas (aún en
drubalis (actual cerro del Molinete) proceso de restauración) de una cali-
un monumental nuevo foro, con tem- dad extraordinaria, comparables a las
plo capitolino inclusive. En las laderas más suntuosas de Pompeya, lo que da
de la colina coronada por un santua- una idea de la riqueza de Carthago
rio a Esculapio (actual cerro de la Nova en edad imperial.
Concepción) se levantó, sin escatimar En el año 68 el gobernador de la
en gastos, el fastuoso teatro, uno de Tarraconense, Servio Sulpicio Galba,
los más grandes de Hispania. La urbe se encuentra en la ciudad presidiendo
correspondió a la magnificencia impe- el Concilio Provincial de la Citerior.
rial dedicando este edificio a los hijos Hasta él llegan emisarios de Julio Vin-
adoptivos de aquél, Lucio y Cayo Cé- dex, gobernador de la Gallia Lugdu-
sar, quienes eran, realmente, sus nie- nensis. Vindex se ha sublevado contra
tos, a través de su hija Julia y de su ín- Nerón y le ofrece el trono a Galba. El
timo amigo Agripa. propio Consejo Provincial aclama a
Carthago Nova vive, así, uno de sus Galba Princeps, aunque él prefiere ser
mayores momentos de esplendor, gra- llamado Legatus SPQR.
cias a la explotación de las cercanas mi- La derrota y el suicidio de Vindex
nas de La Unión, al comercio con la lo hacen huir hacia Clunia, llevándose
metrópolis y al valor estratégico de su consigo la plata de Carthago Nova,
puerto. Navíos cargados con el precia- con la que, a la muerte de Nerón,
do garum sociorum, que se fabrica en podrá pagar su campaña para hacerse
factorías dispersas por las abruptas cos- con el poder absoluto en Roma, ya
tas que rodean a la ciudad (verbi gratia, como Caesar Augustus.
las ruinas in situ de Portmán y del A partir del siglo II comienza a
Puerto de Mazarrón), surcan los mares sentirse un lento declive económico y
del imperio. Lingotes de plata, hierro o demográfico, atribuido al agotamien-
plomo son embarcados en su puerto a to progresivo de las minas de La
fin de saciar la voracidad del coloso. Unión y al abandono de la guarnición
Un ambicioso programa de embe- militar tras la Pax Augusta y el trasla-
llecimiento da testimonio de esta ri- do de los conflictos a los limites
queza: el anfiteatro, erigido en época germánico y danubiano.
republicana, es remodelado. En el Por decreto del emperador Diocle-
programa ornamental del teatro no se ciano, que divide la antigua Tarraco-
cicatea en gastos: son traídos bloques nense en tres provincias, Carthago
del mejor mármol desde las canteras Nova sale de su letargo en el 298 al
del Cerro de la Almagra (Mula), a convertirse en cabeza de la nueva pro-
unos 70 kilómetros e, incluso, desde la vincia Carthaginiensis. Pero, aún así,

40 | DESCUBRIR LA HISTORIA
no llega a alcanzar ni la población ni el Tras la caída del último emperador
esplendor logrados en época alto im- romano de occidente en el 476, la ciu-
perial. Sobre el teatro, abandonado ya dad pasa a manos visigodas, aunque
su uso como espacio escénico, se cons- su población está muy romanizada.
truyó un mercado, reutilizando los Por entonces debe de constituirse la
materiales del antaño fastuoso edifi- ciudad como sede episcopal, pues hay
cio. Del foro, también constancia de que
abandonado, se ex- un tal Héctor,
traen bloques y co- obispo de Cartage-
lumnas para construir na, acude al Conci-
otros edificios. La lio de Tarragona en
ciudad se ve reducida el 516.
de este modo desde En estos co-
las laderas del Cerro mienzos del siglo
de la Concepción VI, un noble em-
hasta el del Molinete. parentado con el
Poco más de la mitad monarca visigodo
de lo que fue en de nombre Severia-
tiempos augústeos. no, original de
Cartagena no es- Carthago Nova, se
capó a la crisis que desposa con otra
desencadenó el final aristócrata llamada
del Imperio Romano Túrtura. De este
de Occidente y fue enlace nacerían
entrando en una pe- Leandro, Fulgen-
nosa decadencia. En Barrio del Foro romano (Néstor Jorge cio, Florentina, Isi-
Giuliodoro).
torno al 425 fue arra- doro y Teodosia.
sada por los vándalos Los cuatro prime-
en su imparable avance hacia ros se destacarán por impulsar la con-
África. 40 años después el emperador versión al catolicismo de los reyes y
Julio Valerio Mayoriano concentra en nobles visigodos, arrianos hasta en-
la ciudad una escuadra de unos 40 tonces. Por ello, acabarán siendo reco-
navíos con la intención de invadir el nocidos como santos: los Cuatro San-
reino vándalo del norte de África. tos de Cartagena. La menor, Teodosia,
El monarca vándalo Teodorico II será madre de otro santo: San Herme-
se anticipa a los planes romanos y con negildo.
una flota de tan sólo 17 barcos sor- De los Cuatro Santos, san Leandro
prende a la tropa imperial. Se entabla y san Isidoro serán sucesivamente ar-
una batalla en la misma bocana del zobispos de Sevilla, a donde la familia
puerto. Muchos de los capitanes de se trasladó tras la conquista de Cart-
Mayoriano fueron sobornados y no hago Nova por los ejércitos bizanti-
plantaron batalla. La flota imperial nos. San Isidoro llegará a ser una de las
fue totalmente desarbolada. El norte cumbres de la literatura latina de su
de África seguirá siendo vándalo. tiempo, merced a sus Etymologiae o

DESCUBRIR LA HISTORIA | 41
Decumano (Fotografía: Néstor Jorge Giuliodoro).
De viris illustribus. Años después Al-Idrisi describe a
En torno al año 550 la urbe es arre- Qartayannat al-Halfa (Cartagena la
batada a los godos y conquistada por del Esparto, la antigua Carthago Spar-
órdenes del emperador bizantino Jus- taria) como el fondeadero natural de
tiniano I. Con el nombre de Carthago la próxima Medina Mursiya (Murcia)
Spartaria, pasará a ser capital de la y la pinta atractiva y rica en recursos.
provincia de Spania. Vestigio de esta De este período, aparte del barrio
época bizantina es la lápida mandada portuario descubierto en las citadas
tallar por el patricio Comenciolo, ma- excavaciones del teatro, nos queda una
gister militum en España, a fin de linterna o pequeño faro en la cima del
conmemorar la erección de una puer- Parque Torres, sobre el Cerro de la
ta en la cinta muraria. De la misma Concepción, y algunos lienzos del in-
forma, la excavación para restituir el mediato castillo.
teatro romano sacó a la luz una barria- En el siglo XIII ve la luz Hazim al-
da bizantina, levantada sobre el anti- Qartayanni, quien aspirará a la in-
guo graderío. mortalidad con la Qasida al-Maqsura,
Poco duró la presencia de los bi- cumbre de la poesía árabe andalusí.
zantinos en la ciudad, pues en el 622 Exiliado a Túnez, el poeta le dedica a
las tropas visigodas de Suintila la re- su ciudad natal bellísimos versos car-
conquistan y, de creer a San Isidoro, gados de nostalgia, en donde ensalza
fue arrasada hasta los cimientos. los placeres para todos los sentidos
Un velo opaco en cuanto a fuentes que en ella vivió. La describe como un
históricas se cierne sobre la población, palacio, cuyo techo está formado por
hasta que su nombre vuelve a aparecer las estrellas.
de manos del geógrafo e historiador El arráez de Qartayannat no quiso
andalusí Al-Udri, quien en el siglo XI reconocer el Tratado de Alcaraz, fir-
se refiere a ella como Qartayanna. mado por el emir de Mursiya, Ibn

42 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Hud, con el que rendía su taifa a la dados por el Gran Capitán para la
Corona de Castilla en 1243. Por man- conquista de Nápoles y el resto del sur
dato del infante Alfonso, futuro Al- de la península itálica. Lo mismo
fonso X, fue sometida a sitio, otra vez acontece bajo el Cardenal Cisneros con
más. Del asedio se encargaron, en una la intención de tomar Orán en 1509.
operación anfibia conjunta, el Gran Idéntico papel de albergar la escua-
Maestre de la Orden de Santiago don dra de guerra se lo confirman Carlos I
Pelayo Pérez Correa y el almirante y su hijo, Felipe II: Cartagena es erigi-
Roy García de Santander, al mando da como base de las galeras reales. Se
de una escuadra cántabra. Aguantó refortifica, entonces, erigiéndose su-
casi dos años, ya que cae definitiva- cesivamente las murallas del Deán
mente en la primavera de 1245. (1555), las de Antonelli (1576) y, bajo el
En 1257 Alfonso X consigue que le reinado ya de Carlos II, las de Possi
sea restituida la titularidad episcopal de (1669). En la bocana del puerto se le-
la Sede Cartaginense y la convierte en vanta la torre y la batería de la Navi-
maestrazgo de la Orden de Santa María dad, cuyas ruinas se conservan junto al
de España, Orden de Cartagena o de la actual Fuerte de Navidad.
Estrella, recién creada, a fin de comba- En febrero de 1537 Carlos I había
tir a los árabes en las afueras, por la establecido el cuerpo de Infantería de
propia península o, incluso, en el norte Marina a partir de los Tercios Viejos,
de África. Una serie de derrotas milita- que acompañaban a las galeras como
res de otras órdenes religiosas, obligó al dotación militar. En febrero de 1566
monarca a extinguirla pronto. don Lope de Figueroa establece aquí
En el contexto de las luchas entre el Tercio de Armada del Mar Océano,
los reinos de Castilla y el de Aragón, a la primera fuerza de desembarco de la
fin de establecer sus fronteras defini- historia. Desde entonces la ciudad al-
tivas, en 1298, es tomada por las tropas berga, orgullosa, un destacamento de
del rey de la Corona de Aragón, Jaime infantes de marina.
II, quien aspiraba a ocupar también el Consecuencia de ser base de las ga-
trono de Castilla. Entre 1304 y 1305 pa- leras reales es que en ella se deban
sa a pertenecer al Reino de Valencia, construir prisiones para galeotes y que
pero el monarca aragonés renuncia a muchos de los penados a galeras en
ella en el Tratado de Elche. España, como a los que libera Don
Pedro I de Castilla transforma la Quijote, fueran conducidos a esta
urbe en base naval para hostigar a la localidad. Provenían, entre otros, de
flota y puertos aragoneses en la guerra los obispados de Burgos, Calahorra,
contra su tocayo Pedro IV de Aragón, Osma y del antiguo Reino de Navarra
que tiene lugar entre 1356 y 1369, dis- y eran conducidos en grupos de doce
putándose las fronteras del antiguo desde Soria. Tal era la confluencia de
Reino de Murcia. penados que en 1688 se construyó un
Su puerto fue testigo de la dramáti- hospital para ellos.
ca expulsión de los judíos en 1492 hacia Cervantes la visita varias veces y le
tierras norteafricanas. De sus muelles dedica unos versos elogiosos en su
zarparon, en 1495, los navíos coman- Viaje al Parnaso. En este contexto

DESCUBRIR LA HISTORIA | 43
histórico sitúa el cartagenero Arturo En enero de 1862 el cuentista Hans
Pérez Reverte el alistamiento de su hé- Christian Andersen visita la ciudad y
roe de ficción, el capitán Alatriste, en da cuenta de ello en su libro Un viaje
el Tercio Viejo de Cartagena. por España, quedando testimonio de
Conforme va avanzando el siglo su estancia en el lugar en el que se ha-
XVII su puerto va perdiendo impor- llaba la fonda en la que pernoctó.
tancia en beneficio de los atlánticos y A causa de la Revolución de 1868 la
de nuevo vuelve a entrar en decaden- reina Isabel II es forzada a exiliarse a Fran-
cia. cia. Se convocan Cortes Constituyentes,
La llegada de los Borbones supuso que designan rey al príncipe, de la casa de
una nueva época de esplendor, al tras- Saboya, Amadeo, duque de Aosta e hijo
ladarse aquí las atarazanas desde Bar- de Víctor Manuel II de Italia. A bordo de
celona y construirse el Arsenal. Al la legendaria fragata blindada Numancia,
mismo tiempo fue creada la provincia el flamante monarca Amadeo I hace su
marítima de Cartagena. entrada en España a través del Astillero de
Bajo el mandato de Carlos III se le- esta ciudad portuaria el 30 de diciembre
vantan unas nuevas murallas y una se- de 1870.
rie de imponentes fortificaciones arti- Tres años después el rey es obliga-
lladas (castillos de Los Moros, san Fe- do a abdicar y se proclama la Primera
lipe, Galeras y san Julián), que República el 7 de junio. Un nutrido
convierten a la base naval en poco me- grupo de políticos, insatisfechos con la
nos que inexpugnable. Simultánea- lentitud del Parlamento para aprobar
mente se edifican un hospital militar, la prometida República Federal, de-
cuarteles para la marinería y los guar- clara el Cantón de Cartagena y se le-
damarinas y una prisión de galeotes, vanta en armas contra el Gobierno
en la que hoy se haya el nuevo Museo central el 12 de julio de ese mismo
Naval, tras haber albergado hasta no 1873. La Junta Revolucionaria se en-
hace mucho el Centro de Instrucción comienda a Roque Barcia, mientras
de Marinería. que al frente del ejército cantonal se
Cartagena resiste el asedio de las pone al belicoso parlamentario Anto-
tropas del general Sebastiani durante nete Gálvez, nacido en la murciana
la Guerra de Independencia contra los pedanía de Torreagüera. Gálvez enco-
franceses. Es la primera población es- mienda el mando de la flota de guerra
pañola en constituirse como Junta So- al general Contreras.
berana y en proclamar rey a Fernando Durante seis meses el cantón resiste
VII (1808). heroicamente al devastador bombar-
En estos tiempos de tránsito entre deo al que lo someten las tropas gu-
los siglos XVIII y XIX nace en ella Isi- bernamentales mandadas por los ge-
doro Máiquez, considerado el mejor nerales Ceballos, primero, y, poste-
actor de su época. Será pintado por riormente, López Domínguez. La
Goya y aparecerá en uno de los Episo- ciudad es casi asolada de nuevo. Un
dios Nacionales de Benito Pérez proyectil impacta en el Parque de Ar-
Galdós, concretamente en La Corte tillería, en el que se cobijaban de las
de Carlos IV. bombas mujeres y niños, causando

44 | DESCUBRIR LA HISTORIA
más de 300 muertos. Ayuntamiento en 1907, la construc-
El 12 de enero de 1874 la ciudad ción del palacio de Aguirre, la casa
cantonal ha de claudicar. Los cabeci- Llagostera, el Gran Hotel y la remo-
llas de la sublevación consiguen esca- delación del Casino, obras las cuatro
par a la persecución de los navíos cen- últimas del tolosano Víctor Beltrí.
tralistas a bordo de la mencionada Aquellos primeros años del siglo
Numancia, refugiándose en Orán. XX fueron de una efervescencia pro-
digiosa, no sólo en lo económico y ur-
Los primeros años del siglo XX fueron banístico, sino también en lo cultural.
de una efervescencia prodigiosa, no Por mediación del maestro Enrique
sólo en lo económico y urbanístico, sino Martínez Muñoz, don Miguel de
también en lo cultural. Unamuno, faro para la intelectualidad
de aquel momento, es invitado a la
Los acontecimientos vividos en es- ciudad a pronunciar un discurso el
tos turbulentos meses son magistral- ocho de agosto de 1902.
mente narrados por Galdós en sus El rector de la Universidad de Sala-
Episodios La primera república y De manca ya había dedicado alguna de
Cartago a Sagunto. Ramón J. Sender sus obras a asuntos o personajes rela-
lo hará, a su vez, en su Míster Witt en cionados con la ciudad departamental.
el Cantón. En 1893 habló en uno de sus cuentos
Tras el fracaso cantonal, Cartagena de la gran desidia con la que los go-
ha de volver a resurgir de entre sus ce- bernantes de entonces trataron el des-
nizas. Las cercanas minas de La Unión cubrimiento del insigne Peral, la-
le van a dar el empujón definitivo pa- mentándose del olvido al que conde-
ra ello, al aplicarse allí las nuevas técni- naron a su submarino.
cas extractivas. Pero el mayor nexo de Unamuno
El 8 de septiembre de 1888 se bota con Cartagena lo propició la estancia
en el arsenal de La Carraca, en la po- en ella de Vicente Medina, cima de las
blación gaditana de San Fernando, el letras murcianas, quien publicó aquí
prototipo del primer submarino de la algunas de sus obras maestras. El Rec-
historia, nacido de la mente del carta- tor y el poeta mantuvieron una amis-
genero Isaac Peral, a la sazón oficial de tosa correspondencia durante más de
la Armada. Afortunadamente salvado quince años, llegando el primero a
de la desidia de los tiempos, el viajero avalar con un artículo elogioso a su
puede admirar hoy el submarino y co- amigo, cuando aquél hubo de emigrar
nocer más de su inventor en el hangar a Argentina.
habilitado junto al Museo Naval. Unamuno también fue referencia
Vuelve a vivirse una nueva época para los poetas cartageneros Antonio
de esplendor, en la que brilla una bur- Oliver y su esposa, Carmen Conde,
guesía industrial o comercial, que des- quien llegaría a ser la primera mujer
tinará sus ganancias a construir mora- en entrar en la Real Academia de la
das, que acabarán convirtiendo a la Lengua.
urbe en referencia del arte Modernis- Por estas mismas calendas el Maes-
ta. Ejemplos de ello son la erección del tro Álvarez Alonso, que se había tras-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 45
ladado a vivir a la población, compo- destrozando barriadas enteras, instala-
ne en ella su celebérrimo pasodoble ciones civiles y militares, dejando hue-
Suspiros de España. Mediante una lla en la ruina de la iglesia de Santa
suscripción popular sus vecinos hon- María la Vieja o catedral vieja.
raron su memoria con un monumen- La parte menos cruel de este desas-
to en la Plaza del Rey. tre lo protagonizaron la noche del 25
Como bien nacida, la polis milena- de julio de 1936 tres concejales de par-
ria sabe ser agradecida. En la explana- tidos de izquierdas, una escasa partida
da del puerto, a escasos metros del de guardias de asalto y un grupo de
hermoso ayuntamiento, se mandó le- prostitutas, del inmediato barrio del
vantar por colecta popular, en 1923, Molinete, encabezado por Caridad
un monumento para perpetuar la me- Pacheco, Caridad la Negra. Salvaron
moria de los héroes que dieron la vida de ser profanada e incendiada a la igle-
sia de la Caridad, en la que se veneraba
El descubrimiento accidental de los la imagen de la patrona, una conmo-
restos del teatro romano fue un vedora talla napolitana barroca. Jun-
acontecimiento clave para la puesta en tos hicieron frente a las hordas que
valor de la historia milenaria de habían incendiado otras iglesias y mo-
Cartagena. El monumento es el nasterios y que intentaban hacer lo
verdadero motor cultural y económico mismo allí. Guardaron tanto la basíli-
de toda la región. ca como las obras de arte custodiadas
en ella. Y a algunos fieles que habían
por su patria, muchos de ellos embar- buscado refugio.
cados en los anexos muelles militares, El pueblo llano rinde tributo a la
en la guerra hispano-estadounidense gesta de estos héroes comunes, depo-
de 1898. Sobre todo se conmemoran sitando en fechas señaladas un rami-
los caídos en los desastres de Cavite llete de rosas negras al pie de la patro-
(Filipinas) y Santiago de Cuba. Aún na.
hoy, un determinado día a la semana, El 4 de marzo de 1939 militares y
un destacamento militar acude a ren- oficiales de la República se sublevan
dir honores a estos españoles, olvida- contra el Gobierno de Negrín. Lla-
dos para los más de compatriotas. man en su ayuda a las tropas franquis-
A la inauguración del monumento tas, que se aprestan a socorrer a los
acudieron el dictador Primo de Rivera amotinados desde Málaga y Castellón
y el rey Alfonso XIII. Ocho años más con más de 30 buques. El cinco de
tarde el monarca se exilió por este mis- marzo, los republicanos recuperan el
mo puerto, tras proclamarse la II control de la base naval y las baterías
República. de costa, aunque la flota leal ha salido
La guerra civil golpeó sañudamen- a alta mar y se dirige a Túnez para en-
te a la ciudad: fue la única base naval tregarse a Franco.
que permaneció leal al gobierno legíti- Avisados de esta circunstancia, los
mo, por lo que fue bombardeada de navíos franquistas se dan la vuelta, a
manera brutal. Hasta un total de 117 excepción del Castillo de Olite, que
bombardeos azotaron a la población, tenía la radio estropeada y se presenta

46 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Batalla de los Posados, Teatro Romano (Fotografia: Tino Nieto).
en solitario. Es hundido por la arti- y el novelista y periodista Arturo Pé-
llería republicana el siete del mismo rez-Reverte, que usa su tierra como es-
mes. Mueren 1476 hombres de los 2112 cenario para varios de sus artículos y
que iban a bordo. para La carta esférica.
Junto con Alicante, fue la última La gravísima crisis industrial de los
ciudad en someterse a las tropas golpis- primeros 90, más la desidia política,
tas el 31 de marzo de 1939. tanto a nivel autonómico como local,
Durante la dictadura franquista se sumieron a la polis en una decadencia
potenció la industria energética —se terrible, de la que sólo la lucha ince-
construyó la refinería de Escombre- sante de su población civil y militar la
ras— y la de fertilizantes, lo que aca- está sacando. Por fin, han obligado a
baría acarreando, también, gravísimos las autoridades a no seguir dando la es-
problemas de contaminación. De la palda ni a su milenaria historia, ni a su
misma manera se potenció la construc- eterno mar.
ción naval, a la vez que en sus instala- En este camino fueron cruciales dos
ciones se formaban los mozos que fechas: en 1988 se descubren de forma
hacían su servicio militar obligatorio accidental los restos del teatro romano,
en Marina. bajo un barrio de pescadores bastante
En el campo intelectual, personajes degradado, al pie de la catedral vieja. Su
esenciales nacidos en la metrópolis son excavación y su minuciosa recupera-
el poeta José María Álvarez, que le de- ción, encomendada al prestigioso ar-
dica hermosos versos a su ciudad natal, quitecto Rafael Moneo, ha convertido

DESCUBRIR LA HISTORIA | 47
al monumento en el verdadero motor rriendo su Corredor Arqueológico y
cultural y económico no sólo de Carta- haciendo un emocionante viaje al pa-
gena, sino también de la Comunidad sado a través de sus vitrinas. Pasear
entera. por los muelles de donde zarparon los
Un año después, en 1989, un grupo héroes de la conquista de Orán, de
de cartageneros, enamorados de su Nápoles o los que combatieron en Le-
historia y de su tierra, idearon un fes- panto, Cavite y Santiago de Cuba. Es-
tejo, mediante el que se conmemorara tremecerse en los refugios antiaéreos,
el riquísimo legado que les transmitie- empatizando con los que vivieron
ron sus ancestros, intentando reme- aquellos terribles bombardeos. Tapear
diar el olvido institucional. Nacieron, en añejos locales que dieron cobijo
así, las Fiestas de Carthagineses y Ro- antaño a los componentes de los le-
manos. Veintiséis años después, cada gendarios Tercios. Saborear su delicio-
septiembre, miles de personas reviven sa gastronomía, concluyendo con la
los principales acontecimientos, de los libación de un asiático (una forma
que la urbe fue testigo en plena Se- local de elaborar el café, con la adición
gunda Guerra Púnica. de dos licores y otros ingredientes).
Pero lo que ilusiona es que aún hay Disfrutar de su Semana Santa, reco-
una ingente cantidad de cosas por ha- nocida como de Interés Turístico In-
cer para sacar su pasado a la luz y po- ternacional. Sentirte latino o púnico
nerlo en valor en beneficio de todos. en sus Fiestas de Cartagineses y Ro-
Un impresionante anfiteatro, erigido manos.
en sus inicios en época republicana, Todo ello y mucho más espera al
espera la decisión política para ser ex- viajero, que aún conserve el alma
cavado y rehabilitado, a fin de conver- abierta y desee vivir en carne propia la
tirse en otro motor cultural. En el lla- historia. Porque Cartagena es Historia.
mado Barrio del Foro, gracias también
a la iniciativa privada, se han reinicia- Para saber más:
do las excavaciones para restituir un Cervantes Virtual. Sumulacra Ro-
espacio que atesora en sus entrañas no mae: Cartagho Nova.
sólo restos romanos, sino puede que
púnicos, bizantinos y musulmanes. Región de Murcia Digital. Un epi-
Es emocionante observar el mar sodio clave en la historia de Carta-
desde la cima de la colina en la que se gena: su conquista por Publio Cor-
supone que Asdrúbal erigiera su pala- nelio Escipión.
cio, el Arx Hasdrubalis (actual Cerro Página web oficial de Cartagineses y
del Molinete). Subir al adarve de la Romanos: cartaginesesyromanos.es.
muralla púnica, que testimonia en ro- Página web del Senado Romano:
ca viva el legendario ataque de las tro- www.senadoromano.es.
pas de Escipión. Pasear sobre las calles
que pisaran los elefantes de Aníbal en Cervantes Virtual. Descripción de
su marcha hacia Italia. Contemplar Carthago Nova (Cartagena) por
restos de uno de los mejores teatros Polibio.
romanos hallados en Hispania, reco-

48 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Entre la historia y el recuerdo

Un análisis de los
monumentos de
conmemoración de
genocidios y guerras

Museo del genocidio armenio (Erevan, Armenia) (Fuente: Wikimedia).

Por Jokin Mugica Regueiro


HISTORIADOR Y ESTUDIANTE DE ANTROPOLOGÍA

DESCUBRIR LA HISTORIA | 49
Aunque la historia humana está llena nocidio, incluyendo numerosa docu-
de muertes y masacres sin sentido, el mentación de la época que lo atesti-
siglo XX es el que está más presente gua. Entre ellos se encuentran
entre nosotros, no sólo por su cer- telegramas del gobierno turco, prensa
canía en el tiempo, sino porque es el de la época y fotografías.
más documentado y con mayor canti- Este museo se basa exclusivamente
dad de muertos. Los pueblos supervi- en el recuerdo de la tragedia, buscan-
vientes a dichas matanzas han reaccio- do su reconocimiento y haciendo que
nado de numerosas formas: desde la este recuerdo se mantenga vivo. No da
simple negación a la glorificación del una visión parcial ni busca polémicas
recuerdo, pasando por la burda mani- estériles; simplemente recuerda los he-
pulación o la visión parcial. chos y los presenta.
¿Cuál es la forma ideal de afrontar Además de ello, no ha sido olvida-
dichas muertes? En mi opinión sólo do por el tiempo: este año, con moti-
hay una respuesta: narrar los hechos vo del centenario del genocidio, ha te-
sin tener miedo a herir sensibilidades, nido numerosas visitas y exposiciones
mostrar toda la información para que temporales, contribuyendo en parte al
los visitantes no olviden la tragedia y reconocimiento de estas matanzas por
hacer que quede tan marcada en la parte de estados como el Vaticano o
memoria que contribuya a que se ha- Alemania, así como fomentando el
gan todos los esfuerzos para que no se debate entre la sociedad turca, que lo
repita ninguna monstruosidad simi- desconocía mayoritariamente.
lar.
¿Cumplen los diversos monumen- Valle de los Caídos
tos conmemorativos de las diferentes (Madrid, España)
tragedias tal función? Para compro- Uno de los monumentos más polémi-
barlo, vamos a analizar algunos de cos que existen en Europa occidental.
ellos. Teóricamente fue creado como re-
cuerdo de la guerra civil española,
Museo del genocidio armenio aunque en la práctica está dedicado al
(Erevan, Armenia) dictador Francisco Franco, cuya tum-
Se trata de un gran centro de memoria ba se encuentra en un lugar prioritario
y recuerdo al genocidio cometido por del monumento por su expreso deseo.
el gobierno de los Jóvenes Turcos en el Construido durante 18 años para
Imperio Otomano entre 1915 y 1923. ser inaugurado en 1959, ha tratado de
Este genocidio, en el que fueron asesi- desmarcarse de su origen dictatorial,
nadas más de un millón de personas, declarando que es un monumento
fue ordenado y planeado por élites del dedicado a todas las víctimas de la
Estado turco, aunque aún es negado guerra, diseñado como recordatorio
con vehemencia, y muchos países para que no se repita una matanza si-
—como España— aún no lo recono- milar. No obstante, a pesar de ese pos-
cen como tal. terior distanciamiento, en su inaugu-
Construido en 1995, el museo reco- ración se habló exclusivamente de los
ge testimonios que demuestran el ge- caídos en la «cruzada contra el comu-

50 | DESCUBRIR LA HISTORIA
nismo». Museo de los Crímenes Genoci-
Además de las tumbas del dictador das «Tuol Sleng»
Francisco Franco y del fundador de fa- (Phnom Penh, Camboya)
lange José Antonio Primo de Rivera Este centro, inaugurado justo después
(ambas tumbas claramente identifica- de la caída del régimen de los Jemeres
das), se encuentran enterradas más de Rojos, es, de algún modo, un museo
40.000 personas muertas durante la vivo. Era un instituto de secundaria de
guerra. La mitad de ellas, del bando prestigio de Camboya hasta 1975, año
sublevado, están identificadas en el ar- en el que fue reconvertido en prisión y
chivo, de la otra mitad no se conserva renombrado como Oficina S-21.
mucha información. De 1976 a 1979 el edificio fue usado
Los responsables del monumento como prisión del régimen. Sólo en esa
(frailes benedictinos) a pesar de mani- prisión murieron 14.000 personas co-
festar en repetidas ocasiones que se mo mínimo, según las estadísticas.
trata de un monumento a la paz bajo Durante esos 4 años en todo el país
el símbolo de la cruz —la enorme cruz fueron asesinadas alrededor de 2,3 mi-
que preside el complejo es la más
grande del mundo— no ha efectuado
ninguna actividad en tal sentido, no se
ha recordado la guerra, ni se ha expli-
cado su construcción (con mano de
obra esclava) ni hay una guía ni un
museo adecuado acerca de la guerra en
el lugar. Sólo las tumbas y el monaste-
rio religioso.
En resumen, da una visión parcial
del pasado, no analiza el pasado ni lo
describe, solo indica que la cruz es el
símbolo de la reconciliación, sin des-
cribir lo que pasó, ni cómo ni por qué.
Si se quisiera adaptar sería tremenda-
mente fácil: bastaría con buscar una
alternativa a la ubicación de las tum-
bas del dictador y del fundador de fa-
lange, convertir el lugar en un auténti-
co museo con guías, carteles y foto-
grafías del conflicto, e indicar que el
monumento fue construido a la fuer-
za.
Mientras no se den pasos en ese
sentido, no es un monumento recor-
datorio de una tragedia: es simple-
mente un reflejo de una visión del pa-
sado parcial y sin contraste. Celdas en«Tuol Sleng» (Wikimedia).

DESCUBRIR LA HISTORIA | 51
llones de personas; aproximadamente reconocido internacionalmente, que
un cuarto de la población del país. Es incluye entrevistas a antiguos guardias
uno de los mayores genocidios de la de la prisión e incluso a uno de los su-
historia por la proporción de la pobla- pervivientes, quien en una de las esce-
ción eliminada. nas habla cara a cara con los guardias,
En 1980, inmediatamente después echándoles en cara su participación en
de una invasión vietnamita, la prisión las torturas.
fue evidencia de los crímenes cometi-
dos durante esos años, y convertida en Santuario sintoísta «Yasukuni»
museo por las fuerzas ocupantes. Su (Tokio, Japón)
estructura interna es increíblemente Aunque poco conocido en occidente,
sencilla por la falta de recursos, aun- este santuario es uno de los más polé-
que su valor pedagógico no ha dismi- micos del mundo, fuente de numero-
nuido en nada por ello. sas protestas internacionales. Fue
Se ha mantenido la cárcel práctica- construido en 1869 por orden directa
mente intacta, con las celdas, los ins- del emperador. Está, en teoría, dedica-
trumentos de tortura, los manuales y do a todos los muertos japoneses (y
reglas de la prisión. Los únicos cam- combatientes coreanos y taiwaneses
bios que se han hecho han sido co- del imperio) de las guerras modernas,
locar carteles explicativos y exponer las homenajeando en total a más de dos
fotografías de los presos. El resto de la millones de combatientes muertos en
estructura ha quedado intacta, inclu- batalla.
yendo la parte del museo que es más A priori, parece un santuario nor-
conocida a nivel internacional: un ma- mal y corriente, sin posibilidad de dar
pa del país hecho con los cráneos de lugar a polémicas, pero si investiga-
más de 300 personas (desmantelado mos un poco más, se aprecian algunas
en 2002). cosas que no cuadran.
A pesar de la enorme falta de re- En primer lugar, el santuario
cursos, este museo ha tenido y tiene —perteneciente a una fundación pri-
un enorme papel en la difusión de la vada desde después de la segunda gue-
verdad histórica, ya que contribuye a rra mundial— muestra a las víctimas
mantener la memoria, haciendo que de las guerras únicamente desde el
no se olvide lo ocurrido, especialmen- punto de vista imperialista japonés,
te gracias a su difusión mediante el ci- refiriéndose a las invasiones de China
ne. comienzos del siglo XX como «inci-
Dichas aportaciones cinematográ- dentes». Así mismo, a día de hoy, su
ficas —que, en mi opinión, tendrían página web sigue refiriéndose a la
que ser difundidas desde el propio guerra del pacífico —en la que Japón
museo— son aún poco conocidas en exterminó a poblaciones enteras in-
occidente, por lo que sería muy con- cluidos españoles residentes en Filipi-
veniente darles mayor difusión. nas— como la «gran guerra de Asia»,
Un ejemplo muy notable es el do- el mismo término que utilizaban los
cumental camboyano S-21, la máquina defensores ultranacionalistas del «im-
de matar de los Jemeres rojos (2003), perio».

52 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Además de estas definiciones que a éste respecto el cantante Justin
—que para muchos podrían ser úni- Bieber tuvo que pedir perdón tras vi-
camente un problema de lenguaje— el sitar el santuario el año pasado, des-
principal problema es la inclusión de pués de recibir numerosas críticas en
criminales de guerra condenados a redes sociales.
muerte por los aliados. Esta inclusión
es justificada por el santuario argu- Conclusiones
mentando que ellos rinden homenaje La memoria de los conflictos y tra-
a todos los soldados muertos en las gedias tiene que ser recordada para no
guerras sin distinción, una excusa de ser repetida. Cada pueblo elige cómo
poco fundamento cuando son men- los recuerda y revive, ya sea narrando
cionados explícitamente entre los ho- lo que pasó o simplemente ocultando
menajeados. y contando una verdad parcial.
Podría decirse que es un asunto de Si queremos afrontar nuestro pa-
poca importancia ya que en última sado sin rencores, tenemos que verlo
instancia, se trata de un santuario pri- con perspectiva. No se trata de abrir
vado, pero lo cierto es que mantiene heridas, sino de estudiar, comprender
un carácter semioficial con miembros y analizar lo que pasó. Y eso es im-
de la familia imperial, numerosos mi- prescindible para ser maduros y ver
nistros y parlamentarios que acuden nuestra historia con una visión crítica.
al santuario a realizar diversas ofren- Si no lo hacemos así, caemos en el
das, aunque hay que decir que lo ha- riesgo de acabar como el Valle de los
cen a título personal. Caídos (con un descafeinado llama-
Por si fuera poco, en el santuario se miento a la paz que ignora los funda-
han registrado numerosos actos ultra- mentos antidemocráticos de la guerra)
nacionalistas, con manifestantes rei- o como el santuario de Yasukuni, que
vindicando el regreso al «gran impe- sólo refleja una «verdad» (los muer-
rio», muchos de ellos vestidos de mi- tos propios ignorando el contexto) y
litares imperiales, portando banderas ofrece una visión parcial del pasado.
de época. En algunos países la bandera
imperial de Japón es considerada
ofensiva por estar asociada con este
Para saber más:
periodo histórico, al igual que sucede Página web del museo del genoci-
con la bandera de la Alemania nazi. dio armenio (en inglés): www.genoci-
Aunque no lo parezca, es un asun- de-museum.am/eng/index.php
to de rabiosa actualidad. Cada año di- Sitio web del museo del Valle de los
versos políticos visitan el santuario, lo Caídos: www.valledeloscaidos.es/
que provoca protestas oficiales de Documental acerca del genocidio
China y las dos Coreas, lo que ha pro- camboyano: S-21, la máquina de ma-
vocado incluso cambios sustanciales tar de los Jemeres rojos (2003).
en política exterior, como mayores Portal web del santuario Yasukuni
acercamientos entre China y Corea del (en inglés): www.yasukuni.or.jp/en-
Sur ante Japón. glish/
Como curiosidad, podría añadirse

DESCUBRIR LA HISTORIA | 53
¿Librecambio o protección?
El eterno debate en torno a
la cuestión del comercio
internacional

Adam Smith. Aguafuerte basado en el original de 1787 por James Tassie (Wikimedia).

Por José Luis Peña Mir


HISTORIADOR ESPECIALIZADO EN HISTORIA ECONÓMICA

54 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Han pasado casi doscientos años des- cada país dedicarse a aquello que sabía
de que David Ricardo escribiera su hacer mejor. A continuación, dicho
obra maestra, Principios de economía país acudiría a los mercados exteriores
política y tributación (1817). En ella, el para intercambiar sus productos libre-
economista y parlamentario británico mente con el resto de naciones (sin la
sostenía que el crecimiento económi- presencia de aranceles gravosos), ad-
co de toda nación pasaba irremedia- quiriendo de paso todo aquello que
blemente por una especialización pro- hubiera renunciado a producir de
ductiva amparada en la ventaja com- acuerdo con la teoría de la ventaja
parativa del territorio. Por ventaja comparativa. El problema de dicho
comparativa hemos de entender todos esquema radica en que no tiene en
aquellos elementos que condicionan cuenta la estructura de valor añadido,
que una región concreta termine pro- esto es, los diferentes precios para cada
duciendo de forma mucho más efi- uno de los bienes y servicios produci-
ciente unos determinados bienes y dos. De esta forma, aquellas naciones
servicios respecto a otros. Entre dichos que vendieran mercancías intensivas
elementos habría que citar la dotación en capital (fundamentalmente manu-
de factores de producción (tierra, ca- facturas) saldrían mucho más benefi-
pital y trabajo), el grado de experiencia ciadas que aquellas que se limitasen a
para cada actividad económica, la ma- exportar productos primarios o bienes
yor o menor disponibilidad de recur- de consumo de bajo valor añadido.
sos energéticos o incluso el tipo de cli- Con ello, las naciones industrializadas
ma del territorio. mantendrían una posición superavi-
Así, por ejemplo, para un Estado taria que les permitiría incrementar su
como el español que en el siglo XIX capitalización sectorial y sus posibili-
contaba con una industria muy redu- dades de inversión, mientras que los
cida y además poco competitiva, la es- países eminentemente agrarios incu-
pecialización agrícola y minera resul- rrirían en un déficit comercial perma-
taba razonable habida cuenta de sus nente que les llevaría a mantener una
envidiables condiciones climáticas y la posición subordinada hacia los países
presencia de importantes yacimientos más desarrollados y a recurrir a ellos
de plomo, cobre o mercurio en algu- cada vez que necesitasen financiación
nas zonas del país. En cambio, Gran —tal y como sucedió en España a la
Bretaña, que no disponía de una si- hora de desarrollar el ferrocarril—.
tuación óptima para desarrollar su Ante la posibilidad de que se gene-
agricultura, pero sí que contaba con rasen círculos virtuosos y viciosos res-
una marina mercante experimentada, pectivamente en torno a estas relacio-
elevadas reservas de carbón y un sector nes de dependencia, fueron muchos
textil cada vez más maquinizado, los Estados que optaron por imple-
podría especializarse en el comercio y mentar políticas de corte proteccio-
la industria. nista e incluso prohibicionista. Cabe
En torno a este modelo idealizado, señalar, además, que desde el punto
Ricardo planteaba una división inter- de vista de la teoría y el pensamiento
nacional del trabajo que permitiera a económico, el proteccionismo vino a

DESCUBRIR LA HISTORIA | 55
pretendía únicamente cumplir con
unos fines estratégicos determinados
—como el mantenimiento de los sec-
tores estratégicos en manos naciona-
les—, sino además favorecer el desa-
rrollo de las empresas patrias a fin de
que en el largo plazo éstas pudieran
converger en tecnología y dinamismo
con las extranjeras. Entonces ya no
sería necesario tener aranceles altos,
puesto que ya serían capaces de com-
petir en igualdad de condiciones den-
tro de los mercados internacionales.
Por supuesto el proteccionismo tam-
bién tenía sus riesgos, tales como in-
centivar el contrabando o el no asegu-
rar que las empresas amparadas por el
David Ricardo en 1821 (Wikimedia). Estado alcanzaran el anhelado desa-
rrollo, algo que se traduciría además
contar con una temprana formula- en un contexto permanente de precios
ción, existiendo ya desde los siglos altos dentro de los mercados domésti-
XVI y XVII diversas corrientes mer- cos. Esto último fue señalado por el
cantilistas que propugnaron su aplica- padre intelectual del capitalismo,
ción: arbitrismo, bullionismo, colber- Adam Smith, en su libro La riqueza
tismo, etc. Sus medidas pasaban por de las naciones (1776), cuando refi-
introducir potentes aranceles que gra- riéndose al caso estadounidense afir-
varan fuertemente la entrada de pro- maba:
ductos extranjeros, de forma tal que «Si los estadounidenses, ya sea por
éstos se encarecieran sustancialmente contubernio o mediante cualquier
y, de ese modo, se desincentivase su otro tipo de violencia, frenan la
consumo. De esta manera se conse- importación de las manufacturas
guiría equilibrar el saldo comercial o al europeas y, dando así un monopo-
menos llegar a tener una tasa de co- lio a aquellos compatriotas suyos
bertura razonable (porcentaje de las que pudieran fabricar bienes seme-
importaciones que se cubren con las jantes, dirigen una parte de su ca-
exportaciones). pital hacia ese fin, en lugar de ace-
El proteccionismo podría permitir lerarlo retrasarían el aumento ulte-
además que aquellas industrias nacio- rior de valor de su producto anual
nales desfasadas respecto a las extran- y obstruirían, en lugar de promo-
jeras fueran capaces de seguir contro- ver, el progreso de su país hacia
lando los mercados locales sin la pre- una auténtica riqueza y grandeza».
sión de empresas forasteras que Por su parte desde los Estados Uni-
ofrecieran productos de mayor calidad dos se argumentaba que el librecam-
y a un precio más asequible. Ello no bio no haría sino dañar de muerte a la

56 | DESCUBRIR LA HISTORIA
competitividad de sus nacientes in- precio elevado para los cereales. En
dustrias, tal y como afirmaba el Secre- cambio, los liberales (whigs), en su
tario del Tesoro de dicho país, Alexan- mayoría comerciantes, industriales y
der Hamilton, allá por 1791: financieros, con David Ricardo a la
«Nuestro país no puede comerciar cabeza defendieron una postura con-
con Europa en los mismos térmi- traria, a fin de que Gran Bretaña pu-
nos; y admitir la demanda de reci-
procidad nos convertiría en vícti- Gran Bretaña tuvo que desarrollar
mas indefensas de un sistema que una política proteccionista desde
nos induciría a limitar nuestras as- finales de la Edad Media que le
piraciones a la Agricultura y aban- permitió consolidar su sector textil
donar las Manufacturas». llegando incluso a superar a los otrora
En cualquier caso, parece que la potentes centros italianos.
adopción de una postura u otra res-
ponde más a una cuestión pragmática diera importar grano extranjero a ba-
que a una concepción ideológica. Así, jos precios sin que se dieran restriccio-
Gran Bretaña, adalid del librecambio nes comerciales.
y del laissez-faire durante el siglo XIX, En aquella ocasión se impusieron
tuvo que desarrollar una política pro- las ideas de Malthus, de forma tal que
teccionista desde finales de la Edad los terratenientes británicos mantu-
Media que le permitió consolidar su vieron su estatus privilegiado frente al
sector textil llegando incluso a superar resto de grupos socioeconómicos. Las
a los otrora potentes centros italianos. Corn Laws, que así se llamaron las le-
Los cambios entre una u otra política yes que regularon esto, se mantuvie-
fueron en gran medida el resultado de ron vigentes hasta 1846. La razón de
las luchas encarnizadas que los dife- su revocación vino dada por la Gran
rentes lobbies o grupos de poder lleva- hambruna irlandesa (1845-1852), catás-
ron a cabo en el seno de las institucio- trofe demográfica producida por una
nes y que, en definitiva, venían a seña- crisis de la patata, que vendría a poner
lar qué postura era más convenientes de manifiesto los riesgos que podía
para las élites político-económica de acarrear el tener un mercado en el cual
cada país. oferta y demanda no pudieran ajus-
Pensemos por ejemplo en la polé- tarse con suficiente flexibilidad. Los
mica que se dio en el seno del parla- más favorecidos por la supresión de las
mento británico una vez acabadas las Corn Laws serían sin embargo los in-
Guerras Napoleónicas, con el fin últi- dustriales británicos, quienes aprove-
mo de decidir si se liberalizaba o no el charían el nuevo contexto de alimen-
comercio de granos. Por un lado, los tos baratos para evitar atender las de-
diputados conservadores (tories), liga- mandas de incrementos salariales por
dos a la aristocracia terrateniente, se parte de sus trabajadores.
apoyaron en las tesis de Robert Tho- Desde entonces, Gran Bretaña
mas Malthus favorables al manteni- adoptó el librecambismo como doc-
miento de unos aranceles altamente trina comercial imperante, procuran-
proteccionistas que garantizaran un do su expansión internacional por

DESCUBRIR LA HISTORIA | 57
medio de la firma de sucesivos trata- frente a librecambismo» aplicado al
dos con múltiples naciones, siendo el caso español, podemos comprobar
primero de ellos el acordado con Fran- cómo su importancia llegó a ser deci-
cia en 1860 (Tratado de Cobden-Che- siva en determinados momentos de
valier). Su confianza en el sistema fue nuestra historia. Al igual que sucedió
tal que durante la crisis deflacionaria en Gran Bretaña, se produjo un ali-
neamiento explícito entre grupos de
poder y partidos políticos. Dentro del
El momento clave en el Partido Moderado hubo un claro
enfrentamiento entre librecambismo y apoyo hacia el proteccionismo, y con
proteccionismo en España se produjo él, a los grupos que éste beneficiaba: el
durante la regencia del general textil, la siderurgia y los cereales. Por
Espartero, que decidió plantear una su parte, los progresistas se mostraron
rebaja de los derechos fiscales para la más afines con el librecambio, que
importación de algodón en 1842. Tras por aquel entonces beneficiaba a los
ello se produjo un levantamiento de la exportadores de derivados viti-
ciudad de Barcelona, principal foco vinícolas, aceite de oliva y productos
textil del país. hortofrutícolas, así como a determi-
nados intereses extranjeros (funda-
que asoló el mundo entre 1873-1896, mentalmente británicos), interesados
consecuencia en gran medida del exce- en una mayor apertura del mercado
so de oferta causado por la entrada en español.
los mercados internacionales de países Posiblemente el momento clave en
como EEUU y Rusia, el país optó por lo que a este enfrentamiento respecta,
desmantelar buena parte de su sector se produjera durante la regencia del
agrario. Con ello pretendía deshacerse general Espartero, una vez que éste se
de aquellas actividades cuyos precios decidió a plantear una rebaja de los
no resultaban competitivos en los derechos fiscales para la importación
mercados internacionales y favorecer de algodón en 1842. Tras ello se pro-
la ocupación de los trabajadores de- dujo un levantamiento de la ciudad de
sempleados en otros ámbitos más Barcelona (principal foco textil del
acordes a las ventajas comparativas país), que tuvo que ser sofocado por el
británicas durante la primera globali- Ejército y que a la larga sepultaría
zación. Si bien dicha medida resultó cualquier nuevo intento por implan-
beneficiosa para Gran Bretaña en un tar una legislación netamente libre-
principio, una vez la Primera Guerra cambista. A esto ayudaba también la
Mundial puso de manifiesto la im- debilidad sistémica del sistema tribu-
portancia del autoabastecimiento ali- tario español, haciéndolo tremenda-
mentario, quedó claro que el país mente dependiente de los ingresos por
sufría de una debilidad estratégica que aduanas, de forma tal que los distintos
en el futuro le podría acarrear serios gobiernos carecían de alicientes para
problemas. reducir los aranceles.
¿Y qué sucedió en España? Si anali- Desde entonces, el país se mantuvo
zamos el dilema «proteccionismo en una clara senda proteccionista a ex-

58 | DESCUBRIR LA HISTORIA
dujo el golpe de Estado del general
Martínez Campos y la restauración de
la dinastía borbónica. Con ello se asis-
tió a un nuevo equilibrio de poderes
basado en el triángulo conformado
por el textil catalán, la siderurgia vasca
y el cereal manchego y andaluz. En lí-
nea con los intereses de estos colecti-
vos se fueron aprobando sucesivos
aranceles proteccionistas (Arancel Cá-
novas de 1891, Arancel Salvador de
1906, Arancel Cambó de 1922, etc.)
cuya utilidad para favorecer el creci-
miento económico español aún se de-
bate.
Otro interesante ejemplo que sin
duda vale la pena señalar es el de los
EE.UU. antes de la Guerra de Sece-
sión. Hacia mediados del siglo XIX,
dicho país contaba con una estructura
económica completamente dual.
Mientras que el norte estaba dando
pasos muy importantes hacia la in-
dustrialización y por lo tanto precisa-
ba de una política proteccionista que
Ilustración sobre la población campesina consolidase las actividades manufac-
afectada por la Hambruna Irlandesa de tureras, el sur contaba con una agri-
1845 (Wikimedia). cultura de plantaciones (fundamen-
talmente algodón, pero también café
cepción de un breve paréntesis duran- o arroz) destinada a la exportación
te el Sexenio Revolucionario. Tras la que le hacía mucho más favorable a las
Revolución Gloriosa de septiembre de medidas librecambistas. El hecho de
1868, Laureano Figuerola y Ballester, que ambas zonas, a pesar de quedar
economista de claras convicciones li- bajo el control de un mismo gobierno,
berales, se decidió a aprobar un aran- precisasen de unas políticas económi-
cel selectivo que iría reduciendo de cas opuestas, viene a configurarse co-
forma paulatina los impuestos sobre mo el principal motivo de la Guerra
la importación a partir de 1875. Con Civil que se produjo entre 1861-1865.
ello pretendía dejar un espacio tempo- Por supuesto la cuestión esclavista
ral de varios años que tenía como fin también resultó fundamental, sin em-
permitir que las industrias nacionales bargo esta no deja de ser un elemento
fueran adaptándose a la nueva situa- más dentro de un conflicto más am-
ción. Desgraciadamente para su pro- plio que no es otro que la convivencia
yecto, poco antes de su inicio se pro- en el tiempo y en el espacio de dos

DESCUBRIR LA HISTORIA | 59
Algunos de los prinicpales tratados de libre comercio (Wikimedia).

modelos de producción que eran in- más eficiente, sus consecuencias en el


compatibles entre sí y que por ello tar- largo plazo pueden ser muy dañinas
de o temprano tendrían que terminar para el tejido económico de un país.
enfrentándose. Ciertamente una primera especializa-
Tal y como se ha venido observan- ción productiva encaminada a la ex-
do a lo largo del presente artículo, el portación puede ser positiva para la
debate en torno al librecambio y el capitalización de los agentes económi-
proteccionismo ha sido, es y será un cos locales, no obstante ésta debe verse
tema altamente polémico dadas las complementada en el medio plazo por
una diversificación productiva más
La expecialización sobredimensionada enfocada a segmentos de mayor valor
amparada en el comercio añadido vía efectos arrastre —tal y co-
internacional liberalizado suele mo de hecho ha venido a señalar el
conllevar la aparición de relaciones de Premio Nobel de Economía de 1993,
dependencia. El proteccionismo Douglas C. North—. Aquí posible-
tampoco parece exento de riesgos. mente el caso danés se constituya co-
mo un claro ejemplo digno de obser-
implicaciones que conlleva, así como vación
las múltiples interpretaciones que la Una especialización sobredimen-
teoría económica ha elaborado en tor- sionada amparada en la existencia de
no a él. Resulta muy complicado de- un comercio internacional liberaliza-
fender completamente una de las dos do suele conllevar la aparición de rela-
posturas, debido a que cada una de ciones de dependencia que tienden a
ellas presenta sus virtudes y sus incon- configurar el mundo en países centra-
venientes. Si bien el librecambio pue- les, periféricos y semiperiféricos, sien-
de favorecer unos precios más baratos do muy recomendables en este senti-
y una asignación inicial de los recursos do los trabajos de Raúl Prebisch, Im-

60 | DESCUBRIR LA HISTORIA
manuel Wallerstein o Harold Innis. estructuras económicas nacionales, y
Ciertamente en muchas ocasiones son más importante aún, para el de todas
los altos precios de determinadas ma- aquellas personas que se desenvuelven
terias primas lo que provoca que los en ellas.
países que viven de ellas opten por no
favorecer una diversificación produc- Para saber más:
tiva, algo que desde luego es un riesgo Chang, H. J. (2002). Kicking away
si tenemos en cuenta la elevada volati- the ladder. Development strategy in
lidad que suele haber en estos merca- historical perspective.
dos.
Por su parte el proteccionismo Comín, F. (2013). «Apuros, aho-
tampoco aparece exento de riesgos, y gos, arreglos y bancarrotas. Las cri-
si bien su incorporación resulta casi sis de la deuda pública, 1504-2012»,
obligatoria en economías que plan- en Comín, F. y Hernández, M.
teen industrializarse, es preciso que se (Eds.), Crisis económicas en Es-
marque un cronograma «a fin de evi- paña, 1300-2012. Lecciones de la
tar que los sectores privilegiados aban- Historia.
donen la senda de la innovación». Es- Hamilton, A. (1791). Informe sobre
to es lo que autores como List o las manufacturas.
Chang califican como «aranceles edu- Lindert, P. (2004). Growing Public.
cadores» y que parece aplicarse de Social Spending and Economic
forma muy clara para el caso surcorea- Growth since the Eighteenth Cen-
no, país que pese a su difícil situación tury.
a mediados del siglo XX, ha consegui-
do convertirse en una gran potencia List, F. (1885). The national system
en los campos del automóvil, la cons- of political economy.
trucción naval o las telecomunicacio- North, D. C. (1955). «Teoría de la
nes. localización y desarrollo económi-
En momentos como el actual, en el co regional» en Cuadernos Arago-
que se está negociando un tratado de neses de Economía, vol. 3 nº 2.
libre comercio entre los Estados Uni- Prebisch, R. (1949). El desarrollo
dos y la Unión Europea (el famoso económico de la América Latina y
TTIP), resulta absolutamente inelu- algunos de sus principales proble-
dible que los argumentos a favor y en mas.
contra del mismo se aborden de una
Ricardo, D. (1817). Principios de
forma coherente, considerando para
economía política y tributación.
ello los beneficios y perjuicios que
puede traer para ambas áreas su adop- Smith, A. (1776). La riqueza de las
ción. Aquí una vez más la historia naciones.
económica resulta fundamental al Wallerstein, I. (1974). The Modern
permitirnos analizar casos anteriores y, World-System, vol. I-IV.
con ello, llegar a hacernos una idea de
lo que puede suponer en el corto, me-
dio y largo plazo para el devenir de las

DESCUBRIR LA HISTORIA | 61
Voces y versos para la
libertad

Paco Ibáñez en el Teatro Victoria Eugenia de Donostia en 2009 (Wikimedia).

Por Miguel Vega Carrasco


HISTORIADOR Y EDITOR DE DESCUBRIR LA HISTORIA

62 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Hipotecaron sus vidas y su futuro al toda posibilidad de discrepancia o di-
alto precio de su silencio. El franquis- sidencia de cualquier tipo.
mo acabó con contundencia con la Mucho tiempo habría de transcu-
voz reivindicativa de todos aquellos rrir para que España despertara de su
que de uno u otro modo mostraron forzado letargo, para que empezaran a
su disconformidad hacia la España surgir voces que clamasen por los de-
que quedó tras la guerra. Muchos de rechos y libertades que durante tanto
ellos fueron enmudecidos por el cruel tiempo les habían sido negados. Voces
y ensordecedor ruido de las balas, y reivindicativas que rescataron del olvi-
otros siguieron enarbolando sus ideas do los versos de aquellos malogrados
desde las frías paredes de la cárcel o poetas y literatos de un pasado no tan
desde la infranqueable frontera del lejano; o que se valieron de sus propias
exilio. Los grandes poetas e intelectua- palabras y de una firme conciencia
les de nuestro país, que pusieron voz a política y social para desempolvar la
las denuncias contra el rapto de las li- bandera de la libertad y reclamar otra
bertades, fueron testigos de cómo su España más democrática, más libre.
lucha languidecía, de cómo se extin- Corría la década de 1950, años en
guía al calor de un nuevo y hermético los que España comenzaba a protago-
sistema político en el que durante tan- nizar un cierto aperturismo a nivel
to tiempo la libertad de expresión bri- político, económico y social, fruto del
llaría por su ausencia. cual se produjo la entrada de nuevas
El 1 de abril de 1939, Francisco ideas e influencias culturales extranje-
Franco firmaba el último parte de la ras hasta entonces prácticamente des-
guerra, aquel que enunciaba: «cauti- conocidas. Fue en esos momentos
vo y desarmado el Ejército Rojo, han cuando empezó a cobrar fuerza la idea
alcanzado las tropas nacionales sus úl- de que el cambio era posible, de que se
timos objetivos militares. La guerra ha podía volver a despertar la conciencia
terminado». Había terminado, y en de la sociedad, y de que el medio más
efecto, el llamado «Ejército Rojo» idóneo para ello no era otro que la di-
había sido desarmado. Pero también fusión de la cultura, especialmente la
lo había sido el resto de España, des- poesía. Blas de Otero pedía «la paz y
pojada de una de sus más valiosas po- la palabra», mientras Gabriel Celaya
sesiones; la palabra. La guerra dejaba en sus Cantos íberos apelaba a la nece-
miles de muertos y familias destroza- sidad de poner el verso al servicio de la
das en uno y otro bando, además de transformación del mundo. Ellos
un reguero de pobreza y hambre, pero plantaron la semilla de esa otra España
también dejaba tras de sí a un país posible, pero no estuvieron solos. En
afónico, silenciado y obligado a acatar torno a este renacer de la intelectuali-
las decisiones que desde entonces to- dad y las manifestaciones culturales
maran los grandes adalides de la «cru- más reivindicativas y críticas surgiría
zada» de convertir a nuestra nación toda una nueva generación de jóvenes
en «una, grande y libre». Tan libre que no se conformaban con la heren-
como pudiera serlo un país en el que cia recibida y que se mostraron decidi-
la censura y la represión acabarían con dos a emprender ese cambio tan nece-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 63
sario como inaplazable. tes. Ya lo advertía Celaya con aquello
A lo largo de aquellos años, movi- de que «la poesía es un arma cargada
mientos sociales de gran repercusión de futuro». Un arma certera que mu-
estaban naciendo y consolidándose, chos de estos jóvenes desenfundaron
jugando un pulso cada vez más tenso para su lucha, rescatando a la poesía
al sistema establecido. Y a ellos contri- del cautiverio del papel y convirtién-
buyó notablemente aquello que dola de nuevo en un medio de difu-
podríamos definir como la «canción sión oral, como fue en sus orígenes.
protesta», un heterogéneo grupo de Así, los versos de Miguel Hernández,
cantautores e intérpretes que desde Rafael Alberti, Federico García Lorca
diferentes posicionamientos ideológi- y una extensa nómina de poetas fue-
ron resucitados y grabados a fuego en
Ibáñez recurría a la poesía para la memoria de las nuevas generaciones
difundir las ideas de libertad, gracias a la labor de trovadores como
democracia y conciencia social que Hilario Camacho, Elisa Serna, María
conformaban el estandarte de esta del Mar Bonet o Joan Manuel Serrat.
combativa generación, y se definía a sí Pero sobre todo, entre este grupo des-
mismo como un «atizador de tacó especialmente el valenciano Paco
conciencias». Ibáñez, quien marcaría un hito en
1956 al adaptar por primera vez La
cos y distintas perspectivas, difundie- más bella niña, de Luis de Góngora,
ron un mensaje común; la necesidad en un teatro francés. A partir de en-
de despertar conciencias y de aglutinar tonces, su éxito fue en aumento en el
a la sociedad española en la reivindica- país vecino, musicalizando las obras
ción de la libertad y la democracia. cumbre de la poesía española, pero
Dada la complejidad de este movi- también en territorio nacional, donde
miento y los muchos nombres que dio su primera actuación en 1968, un
entran en escena en esta España de año muy señalado en cuanto a reivin-
cambio y transformación, no sería jus- dicaciones sociales. Este concierto en
to hablar de todos estos colectivos e Manresa fue seguido de muchos otros
individuos como uno solo. Quizás el en Cataluña, donde tuvo una gran
término «canción protesta» sea el acogida, así como en el resto de la geo-
más adecuado y comúnmente acepta- grafía española. Sin embargo, recitar a
do por poner de relieve el nexo que los los poetas del Siglo de Oro podía te-
unía, pero no debemos dejarnos en- ner un pase para la censura franquista,
gañar por él, puesto que existen mati- pero hacer lo propio con elementos
ces que debemos señalar y que nos tan peligrosos como los de la Genera-
muestran la gran complejidad de este ción del 27 era algo bien distinto, por
colectivo. lo que no debe resultarnos extraño
Del mismo modo que sus predece- que fuese censurado pocos años des-
sores, estos jóvenes artistas expresaron pués, allá por 1971.
sus ideas de muy diversas maneras, y Ibáñez recurría a la poesía para di-
dirigieron sus críticas al sistema desde fundir las ideas de libertad, democra-
posiciones políticas un tanto diferen- cia y conciencia social que conforma-

64 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Joan Manuel Serrat presentándose en la Televisión Argentina (Wikimedia).

ban el estandarte de esta combativa como Els Setze Jutges o intérpretes


generación, y se definía a sí mismo co- como Raimon o Lluís Llach. Tam-
mo un «atizador de conciencias». Pe- bién, en una línea similar, aquellos
ro no fue el único en embarcarse en que defendían la identidad vasca, co-
esta reivindicación, ni tampoco los mo Ez Dok Amairu o Mikel Laboa; o
grandes poemas de la literatura es- los representantes de la «Nova Can-
pañola fueron el único medio utiliza- ción Galega», con agrupaciones como
Voces Ceibes o solistas como Amancio
El paso de los años y el desgaste de un Prada. Cada una de estas corrientes
sistema anquilosado y cadudo propició tenía una visión diferente de España, y
el creciente éxito de esta hornada de se aferraba en mayor o menor medida
intérpretes y cantautores que, a través a la defensa de sus particularidades re-
de su voz y su palabra, contribuyeron gionales, incluso en el caso de Anda-
a despertar a aquella España lucía, donde se produjo el resurgir de
aletargada. la copla de la mano de Carlos Cano.
No obstante, todas ellas compartían
do para ello. Muchos otros artistas un objetivo que estaba por encima de
elaboraron sus propias composiciones las diferentes corrientes políticas a la
y recurrieron a sus propias letras para que cada una se acercara; el fin de la
transmitir esas nuevas ideas, o bien las dictadura y el regreso de una libertad
compaginaron con las obras de otros negada durante tanto tiempo.
poetas. Detrás de todas ellas, se es- Como cabe esperar, la censura fue
condían ideales de muy diversa índole: implacable con ellos, lo que explica
Por ejemplo, la defensa de la cultura y que sus críticas fueran más o menos
la lengua catalana que llevaron a cabo encubiertas, aunque lo cierto es que
grupos de la llamada «Nova Cançó» no siempre fueron precisamente suti-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 65
La libertad y la democracia eran una
realidad, de modo que poco sentido
tendría apelar a esa lucha, a esa
reivindicación. Pero tampoco podía
descuidarse aquello que tantos años y
sufrimiento había costado, así que era
hora de defender lo que se había
conseguido, y hacerlo «sin ira».
dictador, la censura, las detenciones y
las ejecuciones fueron temas que ins-
piraron sus letras, como la estremece-
dora Al Alba de Luis Eduardo Aute,
cuyas estrofas contenían un encubier-
to homenaje a las víctimas de los últi-
mos fusilamientos del franquismo, re-
vestido bajo la apariencia de una can-
Retrato de Miguel Hernández. ción de amor. La «canción protesta»
nació como medio de revolución cul-
les. En cualquier caso, el paso de los tural, como vehículo a través del cual
años y el desgaste de un sistema an- canalizar las aspiraciones de una gene-
quilosado y caduco propició el cre- ración que, independientemente de su
ciente éxito de esta hornada de intér- origen social o sus ideas políticas,
pretes y cantautores que, a través de compartía una férrea e inamovible de-
su voz y su palabra, contribuyeron a fensa de la libertad. Constituyó la
despertar a aquella España aletargada. banda sonora de finales de la dictadu-
Desde finales de los 50, esos jóvenes ra y la paulatina llegada de la demo-
inconformistas se mostraban cada vez cracia. Por lo tanto, la muerte de
más convencidos de que el cambio era Franco en 1975, que traería una nueva
posible, de que estaba en sus manos España, también marcaría un antes y
reescribir el guión. Aquellos que en- un después en este movimiento cultu-
tregados a su causa, cantaban «para la ral.
libertad» y denunciaban «la estaca» La libertad y la democracia eran
de la que había que desprenderse. una realidad, de modo que poco sen-
Ellos, que se hicieron con el legado de tido tendría apelar a esa lucha, a esa
Miguel Hernández, de Antonio Ma- reivindicación. Pero tampoco podía
chado, de Federico García Lorca y de descuidarse aquello que tantos años y
otras tantas mentes brillantes de la sufrimiento había costado, así que era
cultura española, consiguieron canali- de hora de entonar un «Canto a la Li-
zar a través de sus canciones la indig- bertad», de defender lo que se había
nación de gran parte de la sociedad, y conseguido, y hacerlo «sin ira», co-
aunar en torno a sus protestas el des- mo defendía Jarcha. Era el momento
contento de toda una generación. de que el pueblo hablara, de una Es-
Hasta los últimos días de vida del paña a la que ataviar con «camisa

66 | DESCUBRIR LA HISTORIA
blanca de (mi)esperanza» y en la que queda aferrarnos a la palabra y la es-
la censura y la represión fuesen cosa peranza, esa que nunca podrán arre-
del pasado. batarnos; y ser felices en la convicción
El tiempo pasa y las cosas cambian, de que, como cantó el inmortal La-
aunque a veces no tanto como quisié- bordeta, «habrá un día en que todos
ramos. Si hoy, por suerte, vivimos en al levantar la vista, veremos una tierra
un régimen democrático y gozamos que ponga libertad».
de unos derechos y libertades que an-
tes costaba imaginar, ninguno de estos Para saber más:
logros debe hacernos perder el juicio García i Soler, J. (1976). La Nova
crítico. Puede que España haya mejo- Cançó. Barcelona: Edicions 62.
rado en algunos aspectos, y que pode-
mos enorgullecernos de ello, pero González Lucini, F. (1989). Veinte
queda claro que aquí y en el resto del años de canción en España: 1963-
mundo, las noticias nos arrojan a dia- 1983. Madrid: Ediciones de la Torre.
rio a una cruel e implacable realidad. González Lucini (1998). Crónica
Nuestro planeta se desangra, víctima cantada de los silencios rotos: voces
de las injusticias, de la violencia, de los y canciones de autor: 1963-1997. Ma-
abusos de los poderosos y de una larga drid: Alianza Editorial.
lista de problemas que a veces nos Muñoz de Arenillas Valdés, A.
arrebatan las ganas de soñar. (2013) «Los cantautores difunden
Tal vez por ello, aún en nuestros la poesía. Poesía y compromiso: la
días resultan tan necesarias las cancio- nueva canción en los años sesenta y
nes que despierten conciencias y los setenta en España», en Navarrete
artistas que, desde púlpitos como Navarrete, M. T. y Soler Gallo, M.
«Libertad 8» o «Galileo Galilei», (eds.), Ay, ¡qué triste es toda la hu-
mantengan vivo el legado de aquellos manidad. Italia: Aracne Editrice, p.
críticos y comprometidos trovadores 173-182.
de antaño y nos acerquen a la certeza
de otro mundo posible. Nuevas voces Rivière, M. (1998). Serrat y su épo-
como la de Ismael Serrano, Pedro ca: Biografía de una generación.
Guerra o Javier Krahe, quienes a su Madrid: El País, Aguilar.
particular manera luchan por mante- Torres Blanco R. (2005). «"Can-
ner despierta a la sociedad. Tal vez, y ción protesta": Definición de un
sólo tal vez, llegue un día en que el nuevo concepto historiográfico»,
mundo sea un lugar más justo y la li- en Cuadernos de Historia Contem-
bertad y la paz se hayan instalado en poránea, nº 27, págs. 223-246.
cada uno de sus rincones. También Torres Egido, L. (1999). Canción de
puede que ese cambio nunca llegue, y autor y educación popular (1960-
que la persecución de la utopía nos 1980). Madrid: Ediciones de la To-
arrastre para siempre con ella. Pero es- rre.
ta tarea es hoy nuestro más estricto
deber, y soñar con ello, nuestro más
preciado derecho. Mientras tanto, nos

DESCUBRIR LA HISTORIA | 67
Singladuras del capitán Don
Francisco Inglott a bordo de
la polacra inglesa Josefina

La polacra San Nicolo, pintada por Antoine Roux (Wikimedia).

Por Mario Ocaña Torres


INVESTIGADOR Y PROFESOR

68 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Hace doscientos años navegar no era de nombre don Antonio Planc. Este
una forma de ocio ni de deporte. Sólo dato permite suponer que el capitán
la necesidad de sustento, la guerra, la Inglott, aunque patronease una em-
búsqueda de nuevas rutas y casi nunca barcación de bandera inglesa, no fuera
la de aventuras lanzaba a las personas inglés sino maltés, lugar de proceden-
al mar. A veces, muchos de ellos no cia de la Josefina.
volvían. Otras, lo hacían a duras pe- En presencia del escribano el ca-
nas, con cicatrices en el cuerpo y en el pitán Inglott cuenta que el 21 de agos-
alma. La historia ha conservado los to de 1814 salió de la isla de Malta, con
nombres de los grandes navegantes: el barco preparado y pertrechado, car-
aquellos que abrieron nuevos cami- gado con diversas mercancías, que no
nos, descubrieron continentes o fun- especificó, y con destino a los puertos
daron colonias en lugares remotos. de Cádiz y Lisboa. Durante la primera
Los nombres y las historias de la ma- semana los vientos favorables lo situa-
yoría de los capitanes mercantes, ofi- ron junto al cabo Malfatano, al sur de
ciales, cargos y tripulantes de embar- Cerdeña, pero a partir del día 29 se en-
caciones civiles se los ha tragado el contró con una borrasca, vientos fuer-
tiempo como se traga la mar a los bar- tes y mar gruesa de manera que «[...]
cos que se hunden en los naufragios. tuvo que mantenerse al trabés con so-
Hoy su memoria sólo vive entre lega- lo la gabia baxa, el trinquete, la trin-
jos perdidos y papeles olvidados. Este quetilla, la vela de casar y mesana
artículo es un homenaje a uno de esos [...]». El aumento de la fuerza del
marineros, a su barco y a su tripula- viento lo obligó a buscar resguardo
ción. cerca de la costa y aguantar el tempo-
El 31 de enero de 1815, recién llega- ral hasta que, por fin, el 31 de agosto
do Fernando VII a España tras el final pudo darse a la vela navegando sin
de la Guerra de la Independencia, el problemas hasta el 4 de septiembre,
escribano del Rey, mayor del Tribunal día en que el mal tiempo lo obliga a
de Guerra de la Comandancia General arrumbar a Mahón, donde llegaron de
del Campo de Gibraltar y subdelega- noche. Allí permanecieron, debido a
do de Rentas Reales, don Manuel los vientos contrarios hasta el 18, día
Chacón, recibía a un hombre, del que que zarpó con viento moderado del
no conocemos ni su edad ni su aspec- norte con rumbo al Estrecho dejando
to, que decía llamarse don Francisco el cabo Mola de Mahón al NNE. Du-
Inglott y ser capitán de la polacra in- rante tres días navegaron a todo trapo.
glesa de ciento sesenta toneladas lla- El 21 estaba en la entrada del estrecho
mada Josefina, fondeada en las aguas de Gibraltar pero un cambio de viento
de la bahía de Algeciras. No llegó solo. al suroeste, con mucha fuerza lo
Lo acompañaban Juan Antonio Mar- obligó a arrumbar a «[...] la bahía de
tinich, escribano de a bordo; José Da- Gibraltar [...]» donde permanecieron
mato, contramaestre y Carmeno Mi- fondeados hasta el 5 de octubre sobre
niel, timonel de la Josefina. ocho brazas de agua. Desde Gibraltar
También aparecía en escena un la Josefina navegó comboyada durante
intérprete titular de la lengua italiana un par de días, abandonando el rum-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 69
bo en conserva el día 7 de octubre en le hizo correr hacia el Estrecho de
que arribó al puerto de Cádiz a las on- Gibraltar y tener que anclarse en la
ce de la noche. No llevaban anclados Bahía de esta Ciudad de Algeciras
media hora cuando el día 30 de dho. mes de Octubre».
«[...] vino a parlamentar la falúa Llegaron sobre las tres de la tarde,
de sanidad armada con tropa a fondearon en nueve brazas de aguas
bordo y preguntando por orden en paralelo a la Torre del Almirante.
expresa q de dónde venían, apenas Allí permaneció hasta el 2 de noviem-
fue contestado q la prosedencia era bre. La Josefina había vuelto atrás. El
el Puerto de Malta quando se le periplo del capitán Inglott parecía im-
previno q de orden del gobierno posible por los efectos de la epidemia
devía al instante hacerse a la vela de y la oposición de los elementos. Pero
dha. Bahía por q en ella no se ad- en Algeciras pudo fondear, cierto que
mitía ninguna embarcación proce- alejado de la ciudad, y desembarcar sin
dente de aquel Puerto [...]». ningún impedimento para intentar
Aunque la razón de dicha prohibi- salvar parte de su cargamento.
ción es el miedo al contagio de alguna En esos primeros días de noviem-
epidemia la documentación, de mo- bre escribió a los consignatarios del
mento, no lo especifica. cargamento en Cádiz, el día 2, y en
Por tanto izaron velas, levaron an- Lisboa, el día 4, para que dispusieran
clas rumbo a Lisboa, con viento flojo de las mercancías existentes a bordo.
pero favorable. Al medio día se halla- De Cádiz le contestaron el día 8 auto-
ban a 36º 29´ de latitud norte y a 6º rizándole la descarga de mercancías,
58´de longitud oeste de Londres. Na- acontecimiento que no se pudo reali-
vegaron con buen viento hasta el día zar hasta el día 5 de diciembre.
15 en que entró «[...] tiempo nublado El día 6 volvió a escribir a los con-
y mar bastante gruesa [y estuvieron] signatarios lisboetas y tuvo noticias de
navegando con todas las velas [...]» los señores Savory, de don Santiago
Ese día, por la mañana, parlamenta- Botto y de los señores Hermanos de
ron con un barco, que el capitán no Badano que autorizaban la descarga
documenta, pero que les informó que en Algeciras. Pero no todos los con-
en Lisboa tampoco permitían barcos signatarios de Lisboa le respondieron,
procedentes de Malta. La mala noticia entre ellos el señor Barón Quintello,
no vino sola. El tiempo empeoró, los don Ricardo Sealay y don Juan María
vientos arreciaron con fuerza y el in- Estevano Montano. El capitán Inglott
tento del capitán Inglott de permane- declara no hacerse responsable de la
cer entre los cabos Espichel y San Vi- parte de carga correspondiente a estos
cente fue vano. La fuerza de los vien- últimos y añade que aunque se levan-
tos tara la prohibición de descargar en
«le obligó a correrse detrás del ca- Cádiz o Lisboa
vo de Sn Vicente donde permane- «[…] por que aun cuando sean ya
ció diez días con muy malos y con- admitidos los Buques de Malta en
trarios vientos, los que continuan- Lisboa no lo serían los géneros es-
do y con mas fuerza y mucha mar, tantes a bordo por haber cargado

70 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Un buque de guerra inglés entra en la Bahía de Algeciras. Obra de Thomas Whitcombe,
principios del siglo XIX (Fuente: gibmaps.blogspot.com.es)
en tiempo que aquella isla no se Relata el capitán que salió el día 7
havía aun declarado por libre del del citado mes de Lisboa con la
contagio que la afligió». Josefina «[...] fuerte, firme y estanco
Y no teniendo más remedio que al agua, aparejado y peltrechado con
devolverlas al puerto de origen, hacía todo lo necesario». Llevaba las bode-
esta declaración para acreditar su con- gas cargadas de azúcar, café, cacao y
ducta y evadirse de cualquier respon- otros géneros de la casa Viuda de Se-
sabilidad. Pudiera parecer que con la galerba y Cía. y otros cargadores, con
firma de este documento la figura del rumbo a Trieste. Navegaron sin nove-
capitán Inglott desaparecería para dad hasta los 36º 6´de latitud norte y
siempre de las rutas internacionales los 8º 30´de longitud de Londres,
que surcaban el estrecho de Gibraltar. donde de madrugada descubrieron
Nada más lejos de la realidad. que el barco hacía agua en la sentina.
A finales de año, el 18 de noviem- Empezaron a trabajar sacándola con la
bre, reaparecería de nuevo en Algeci- bomba pero el nivel no bajaba de las
ras y ante el mismo escribano, acom- ocho pulgadas (1 pulgada equivale a
pañado en esta ocasión por don Se- 2,54 centímetros). Se mantuvieron
bastián Gandolfo, piloto; don José bombeando agua hasta el día 13 que,
Damato, contramaestre; Domingo con viento favorable y mar bonanci-
Tripias, José Carbone y José Casare- ble, intentaron averiguar por donde
gra, todos ellos miembros de la tripu- les entraba el agua y descubrieron
lación de la Josefina. En esta ocasión «[...] que era por una costura de Es-
les acompañaba don Cosme Burlini, tribor, a la flor del agua, por debajo de
vicecónsul británico en la ciudad, que la mura del buque [...]» y a pesar de
acreditó la identidad de cada uno de las reparaciones hechas no pudieron
los presentes. evitar que el agua les siguiera entran-

DESCUBRIR LA HISTORIA | 71
do. El día 14, con viento NNW y mar que el buque no se hallaba en condi-
buena, navegando con todas las velas ciones de navegar salvo que se le hicie-
y alas, descubrieron el cabo Espartel y se un reconocimiento por fuera. El ca-
al amanecer entraron en el estrecho de pitán Inglott manifestó su desacuerdo
Gibraltar. A las doce de la noche esta- y propuso que el buzo le colocase una
ban frente a Tarifa sin dejar de hacer pretina de plomo a la zona dañada y,
agua. El capitán Inglott decidió con- para mayor seguridad, de acuerdo con
el vicecónsul inglés, pidió solicitar dos
La singladura del capitán Inglott es uno de peritos al capitán de puerto de Gibral-
los numerosos periplos que realizaron mu- tar pero – casualidades - el capitán de
chos navegantes que atravesaron las aguas puerto gibraltareño se hallaba ese día
del estrecho de Gibraltar durante la Edad en Algeciras y fue de la misma opi-
de Oro de la navegación a vela, un periodo nión que sus colegas españoles por lo
que, muy poco tiempo después, empezará que finalmente el capitán Inglott de-
su progresiva decadencia con el desarrollo cidió trasladarse a Gibraltar «[...] para
de la navegación a vapor. hacer la indicada operación respecto a
que en esta Bahía [de Algeciras] se ca-
vocar una junta con los oficiales de recía de los utensilios necesarios del
abordo que acordaron que lo más arte para conseguirlo».
conveniente era arribar a puerto para La singladura del capitán Inglott
reparar. Llegaron a Algeciras a las cua- refleja uno de los muy numerosos pe-
tro y media de la madrugada del 15 de riplos que realizaron y/o padecieron
noviembre. El capitán ordenó al día muchos navegantes que atravesaron
siguiente desocupar el forote de proa y las aguas del estrecho de Gibraltar du-
se vio que el agua entraba por babor a rante la Edad de Oro de la navegación
tres pies de la quilla. Inglott desem- a vela, un periodo que, muy poco
barcó en el puerto y visitó al vicecón- tiempo después de las fechas que se
sul inglés para que le recomendase un recogen en el documento, empezará
buzo con el fin de reconocer el casco su progresiva decadencia con el desa-
por fuera rrollo de la navegación a vapor. Recu-
«[...] dando dicho inteligente perar la información existente en estos
ocho zambullidas descubriendo a documentos, su rico vocabulario
la primera que el agua entraba por náutico, la precisión con que se des-
la frente de una tabla que estaba criben las maniobras, los avatares que
desmentida, cuyo daño remedió en sufren estos marinos en su enfrenta-
las demas zambullidas como mejor miento con la naturaleza, con la buro-
pudo con cebo y carbón con lo cracia y con los accidentes derivados
qual se consiguió aminorar el agua de la navegación y de la actividad mer-
[...]». cantil marítima han sido el objetivo de
El día 17 visitaron la Josefina el este artículo.
maestro mayor de calafates, Ginés
Abril, y el práctico del puerto de Alge- Fuente:
ciras don Cristóbal Morcego. Tras re- Archivo de Protocolos Notariales
conocer la avería ambos manifestaron de Algeciras. Manuel Chacón. 1815.

72 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Leer la historia

'Los medios de comunicación'


social de Raymond Carr

Máquinas de la imprenta de El Imparcial en Madrid (Wikimedia).

Por Rubén Cabal Tejada


DOCTORANDO EN INVESTIGACIONES HUMANÍSTICAS

DESCUBRIR LA HISTORIA | 73
«Por lo menos, ahora el desafío está medios de comunicación o la demo-
claro». Con estas esperanzadoras pa- cracia y la forma en que éstos se rela-
labras concluye la obra que en estas cionan entre sí.
páginas me gustaría presentaros: Los Hay que apuntar que el autor no
medios de comunicación social de Ray- es estrictamente un historiador, pues
mond Williams. Se trata de un libro desarrolló su labor como docente en
escrito originalmente en 1962, aunque los campos del arte dramático, la lite-
revisado en la forma que hoy se nos ratura o la historia de las ideas, y que
presenta a los lectores en 1966 y que el texto que hoy nos atañe no es una
por varias razones para cualquier obra historiográfica aunque, sin duda,
amante o descubridor de la historia, a sean ambos, el autor y su obra, de re-
pesar de los años transcurridos desde ferencia para entender la evolución de
su publicación, es interesante conocer parte de la historiografía desarrollada
si lo que pretendemos con nuestra mi- desde los setenta hasta nuestros días.
rada hacia el pasado es, si no intentar Raymond Williams estaba vin-
dar respuesta a los desafíos del presen- culado al que se ha denominado como
te, por lo menos, poder ayudar a defi- el grupo de marxistas británicos, del
nir y clarificar éstos dada la compleji- que formaban parte en la década de
dad que caracteriza nuestro mundo los cincuenta y los sesenta historiado-
actual. res como E. P. Thompsom o Eric
A cualquier historiador o curioso Howsbawn, autores que tenían en
lector que fije su atención en el perío- común una visión culturalista de la
do contemporáneo no se le escapará la realidad, en oposición a la rigidez y al
importancia que los medios de comu- economicismo dominante en la doc-
nicación social adquieren progresiva- trina marxista del momento, y su mi-
mente en esta etapa tanto a nivel litancia en las filas del Partido Comu-
económico y político como social y nista Británico.
cultural. Pero si lo que pretendemos Su obra más importante de este
con nuestro interés por la Historia es período será Culture and Society
tratar de comprender el pasado, la (1958), a la que seguirán The Long Re-
cuestión de los medios se nos revelará volution (1961) y el texto que hoy se re-
entonces como fundamental, siendo seña aquí, titulado en su idioma origi-
éstos agentes históricos de primer or- nal Communications (1962). Asimis-
den al afectar notablemente a la vida mo, el nombre de Williams se
cotidiana de las personas, a cómo éstas relaciona con el Círculo de Birming-
conciben el mundo y a cómo actúan ham y con los denominados Cultural
en él. En cierta manera el autor pre- Studies, que se desarrollaron en torno
tendía con este libro poner el acento al trabajo y la obra de algunos autores
sobre esta problemática que él valora- tan destacados como Richard Hog-
ba como muy importante ya en aque- gart, Stuart Hall o el propio Williams
llos años, durante la década de los se- y que tuvieron una influencia capital
senta, y que es algún modo similar a la en relación con los estudios de los me-
que se nos plantea de nuevo en torno dios de comunicación, como la televi-
a aspectos como la cultura, el arte, los sión o la radio, debido a la particular

74 | DESCUBRIR LA HISTORIA
perspectiva, la exhaustividad y el rigor muy importante, más allá de lo opor-
con que se acercaron a este entonces tuno o no de esta definición, puesto
novedoso objeto de interés y estudio. que nos permite entrever la perspecti-
Por lo tanto Los medios de Comu- va culturalista a la que antes se hacía
nicación social no es sólo una obra que referencia, al indicar el propio autor
nos invita a reflexionar sobre este que más allá de la política y la eco-
fenómeno, que nace en el mundo nomía, más allá del poder, la propie-
dad y la producción, la realidad se for-
En el periodo contemporáneo la im- ma y se transforma a través del arte,
portancia de los medios de comunica- del saber y de su comunicación, esto
ción es evidente y creciente tanto a ni- es, desde y a través del hecho cultural.
vel económico y político como social y En el siguiente capítulo, «Histo-
cultural. ria», se hace un repaso al desarrollo
diacrónico de los medios de comuni-
contemporáneo y cuyos efectos llegan cación en el contexto de Gran Bre-
hasta nuestros días, sino que también taña, concretamente del libro impre-
nos ayuda a conocer las propuestas y so, de la prensa, del teatro y de la ra-
las respuestas dadas por una investiga- dio, haciendo hincapié en dos
ción, por una ciencia humana y social procesos que de una u otra forma ca-
militante, como la que se desarrolla en racterizan, según el autor, su evolu-
Gran Bretaña en los cincuenta y se- ción. Por una parte la creciente im-
senta, y que más tarde tomará en el portancia de los ingresos por publici-
ámbito de la historiografía la forma de dad en relación con la expansión
lo que se conocerá como «la Historia popular que van desarrollando estos
desde abajo», y asimismo, a que nos medios. Y, por otra parte, el surgi-
aproximemos a algunos de los lugares miento de nuevas formas de propie-
comunes que van a caracterizar la par- dad y organización empresarial basa-
ticular mirada de lo que se conocerá das en las formas de producción in-
como los Cultural Studies. dustrial general. La lectura que se
El texto aparece dividido en cinco plantea a este doble proceso descrito
capítulos diferenciados entre sí por su es que el desarrollo del público no ha
diferente enfoque y contenido. En el supuesto el desarrollo de la democra-
primer apartado, «Definiciones», cia, al negarse en nombre de la liber-
Williams aprovecha para contextuali- tad, basándose en la propiedad priva-
zar el problema que será leit motiv de da limitada, las condiciones culturales
su libro, las comunicaciones, señalan- necesarias para el mismo, y la necesi-
do la doble acepción de este término, dad de desarrollar una nueva cultura
que puede hacer referencia a los me- que responda a las tensiones genera-
dios de comunicación, su objeto de es- das por esta situación.
tudio, o a los transportes. Asimismo El tercer capítulo, «Contenido»,
define estos medios como «las insti- es, en esencia, un análisis de contenido
tuciones y formas en que se transmi- implementado en varios niveles y so-
ten y se reciben las ideas, las informa- bre distintos tipos de publicaciones
ciones y las actitudes». Es un capítulo desde una óptica comparativa entre

DESCUBRIR LA HISTORIA | 75
los datos de 1961 (base de la primera creación de instituciones de control
edición) y los recogidos ex profeso en sobre los distintos medios, de finan-
1965 para la edición revisada de 1966. ciación pública pero cuya dirección y
Permite para el lector no acostumbra- control recaiga en los propios colabo-
do a este tipo de análisis ser conscien- radores de cada institución, o por la
te, más allá del relato histórico o las re- revisión de la educación, fomentando
flexiones teóricas que sobre este par- entre otras cosas la crítica cultural o la
ticular puedan hacerse, de la realidad creatividad, y por solventar las dife-
de los medios, qué forma concreta rencias sociales que en ella se generan
acogen y qué realidades expresan. Así a través de aprendizajes tan elementa-
se evidencia, desde el estudio de caso les como por ejemplo el del habla o la
concreto referido a Gran Bretaña en escritura.
los años arriba indicados, la importan- Se trata, en definitiva, de una obra
cia de los contenidos publicitarios que no asume una posición de mero
frente al número de noticias publica- observador de la realidad, sino que
das, la diferencia entre un periódico pretende explicar ésta y modificarla, y
en su edición diaria y su versión domi- que por ello nos permite no sólo pen-
nical o las características que acogen sar los medios de comunicación como
las revistas especializadas dedicadas la historia de sus instituciones o la for-
por ejemplo a grupos tipo de la pobla- ma que acoge su contenido, sino, al
ción como los niños o las mujeres. fin y al cabo, como un complejo de-
El cuarto y el quinto capítulo, de- safío que aún hoy está vivo y que nos
nominados «Controversia» y «Posi- obliga a rescatar en la historia la voz de
bilidades» respectivamente, son, a mi aquellos que como Raymond Wi-
juicio, los que nos permiten adentrar- lliams se empeñaron en definirlo y
nos en los debates que en torno a la hacerlo más comprensible, puesto que
cuestión de los medios se generaron aún hoy es a todos nosotros y nosotras
en la década de los sesenta, y que de a quien nos corresponde afrontarlo.
alguna manera aún siguen teniendo
continuidad en nuestros días, y las so- Para saber más:
luciones o la posición que en torno a Williams, R. (2013). Los medios de
estos debates los intelectuales de la Comunicación Social. Península.
Nueva Izquierda, de la que Raymond Barcelona.
Williams es exponente, aportaron o
acogieron. Algunas de las polémicas Hernández Sandoica E. (2004).
que se plantean hacen referencia, por Tendencias historiográficas actua-
ejemplo, a la necesidad o no de que se les. Escribir historia hoy. Akal Ma-
lleve a cabo un control público de las drid.
instituciones que conforman los me- Maigret, É. y Macé, É. (2005). Pen-
dios de comunicación o del papel de la ser les médiacultures. Nouvelle pra-
cultura en la sociedad y la pertinencia tiques et nouvelles aproches de la
de hablar de una alta o baja cultura, représentation du monde. Armand
ofreciendo alternativas o soluciones Colin. París.
teóricas, que pasan por ejemplo por la

76 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Rincón mitológico

Apolo y Dafne

Apolo y Dafne de Rubens (Fuente: Wikimedia).

Por Gala Yagüe Narváez


EDITORA DE HISTORIA DEL ARTE DE DESCUBRIR LA HISTORIA

DESCUBRIR LA HISTORIA | 77
Apolo, el dios del Sol, cazaba en el de su aljaba dos flechas, una de oro y
bosque cuando se encontró con Cupi- otra de plomo. La flecha de oro pro-
do, el travieso dios del amor temido vocaba amor a primera vista y la de
por todos. Apolo, cuando vio sus fle- plomo generaba un odio profundo a
chas, le preguntó acerca de lo que quien la recibiera. Con la flecha de
podía hacer con ellas. Con esas fle- oro disparó a Apolo para que se ena-
chas, podría cazar grandes bestias, que morara de la primera persona que vie-
eran dignas de ser suyas. Cupido sólo ra. La flecha de plomo la usó contra
debía encender amores con su antor- una ninfa que se encontraba en el
cha, no portar esas flechas. Sus victo- bosque. Dafne era una ninfa de los ár-
rias no eran las mismas que la del dios boles, hija del dios del río Peneo.
del amor. Además, se burló de las ha- Apolo se encontró con ella y se
bilidades como arquero de Cupido. enamoró al instante. Dafne, en cam-
Estos comentarios enfadaron al hi- bio, sintió repulsa hacia él, y también
jo de Venus de una manera insólita. miedo. Por eso, comenzó a correr por
«Esto no quedará así», pensó. El en- el bosque. Apolo, ciego de amor, la
greído Cupido se acercó a Apolo y le persiguió con todas sus fuerzas. Ella
amenazó diciendo: «tu arco lo traspa- sólo intentaba huir para pedir ayuda a
sa todo, pero mis flechas te traspa- su padre. Él, muchas veces, le decía
sarán a ti». Tras este comentario, sacó que quería un yerno y nietos, pero
Dafne le suplicaba proteger su virgini-
dad.
Apolo veía su pelo, sus ojos asusta-
dos, su boca pidiendo ayuda, sus lige-
ros brazos y piernas, sus delicadas ma-
nos. Pero no le bastaba con verla de
lejos. La ninfa corría cada vez más, pe-
ro Apolo estaba a punto de alcanzarla.
Él gritaba que no era un enemigo, y
que así huían las ciervas de él porque
sabían que las iba a cazar, pero insistía
en que él la perseguía por el amor ar-
diente que sentía. Le decía que no
quería que se hiciese daño y le pedía
que parara de correr.
Apolo intentaba seducirla dicién-
dole que era un dios y que con él
siempre estaría protegida. Pero el
amor no surtía efecto en ella, y corrió
como una liebre sin terminar de escu-
char su discurso. Su huida resaltaba
aún más su belleza. Apolo no podía
Apolo y Dafne, de Bernini. soportarlo más y sacó fuerzas para
conseguir, de una vez, alcanzarla. Cie-

78 | DESCUBRIR LA HISTORIA
go y cual lobo persiguiendo a su presa,
se alzó sobre su tensa espalda. Ella,
rendida, se desvaneció y soltó estas pa-
labras en un último aliento de espe-
ranza: «Padre, por favor ayúdame,
haz que pierda la forma que agrada
tanto a este ser». En ese momento
una fuerza se apoderó de ella y su deli-
cado cuerpo se ciñó con una ligera
corteza, sus brazos y piernas se alarga-
ron convirtiéndose en ramas y su pelo
en hojas.
Apolo quedó atónito, la preciosa
ninfa se convirtió en un laurel. Ya no
sería su mujer, pero sería su árbol.
Siempre en su cabellera iría y su aljaba
la adornaría con ella. La llevaría siem-
pre con el, sería su guardiana, siempre
permanecería joven y conservaría su Apolo y Dafne, de Waterhouse.
frondosidad. Él siempre estaría pen-
escultura está realizada en mármol. Se
diente de ella. Siempre la amó, y ese
pueden observar muchas texturas, y
árbol se convirtió en sagrado para el
hay un claro virtuoso tratamiento de
dios Apolo.
la piel de los personajes. Es un estilo
Este mito, conocido como el mito
ampuloso y recargado, donde las for-
de Apolo y Dafne, es un relato perte-
mas adquieren un movimiento exage-
neciente a la mitología griega y apare-
rado y predomina el sentido de lo tea-
ce recogido en La metamorfosis de
tral. Se acentúan los juegos de luces y
Ovidio.
sombras dándole una envoltura muy
Este tema ha sido ampliamente re-
realista a la obra. Bernini consiguió
presentado en la historia del arte. Va-
transmitir emociones que nos permi-
mos a hacer un recorrido por algunas
ten viajar en el tiempo y presenciar el
de las obras más representativas. En
mito con nuestros propios ojos. Tam-
primer lugar, nos trasladamos al Ba-
bién Francesco Albani, pintor clasicis-
rroco, momento en el que Gian Lo-
ta italiano, se inspiró en esta historia
renzo Bernini representó el instante
para realizar su obra Apolo y Dafne.
en el que Dafne está pidiendo ayuda,
En ella que vemos representada la es-
a punto de ser alcanzada por Apolo.
cena en la que Apolo comienza a per-
Mientras Dafne alza sus delicados bra-
seguir a la ninfa; y Cupido desde el
zos al cielo se va transformando tími-
cielo muestra sus flechas orgulloso de
damente en árbol, como podemos ob-
lo que ha hecho.
servar en sus armoniosas manos;
Peter Paul Rubens, pintor barroco
mientras que Apolo, ciego de amor y
de la escuela flamenca, también rea-
aturdido ante tal belleza humana, in-
lizó una obra que se encuentra en el
tenta acogerla entre sus brazos. Esta

DESCUBRIR LA HISTORIA | 79
Apolo y Dafne de Francesco Albani, siglo XVII (Fuente: Wikimedia).
Museo del Prado sobre este mito. Re- SONETO XIII
presenta el momento en el que Apolo A Dafne ya los brazos le crecían
alcanza a Dafne, y esta se retuerce pi- y en luengos ramos vueltos se mos-
diendo ayuda a la vez que comienza a traban;
transformarse en laurel como vemos en verdes hojas vi que se tornaban
en sus dedos. No debemos olvidar los cabellos que al oro oscurecían.
mencionar al pintor de temas mitoló- De áspera corteza se cubrían
gicos por excelencia, el británico John los tiernos miembros que aún bu-
William Waterhouse, quien también llendo estaban;
representó este tema con la delicadeza los blancos pies en tierra se hinca-
extrema que caracteriza a sus obras. ban,
Este mito no solo sirvió de inspira- y en torcidas raíces se volvían.
ción a las artes plásticas. Existen ópe- Aquel que fue la causa de tal daño,
ras basadas en esta historia, como por a fuerza de llorar, crecer hacía
ejemplo Daphne de Richard Strauss. el árbol que con lágrimas regaba.
Grandes poetas españoles como Fran- ¡Oh miserable estado, oh mal ta-
cisco de Quevedo o Garcilaso de la maño,
Vega también se sintieron inspirados que con llorarla crezca cada día
por este mito. la causa y la razón por que lloraba!
En concreto, Garcilaso escribió un — Garcilaso de la Vega.
soneto donde transmite el dolor de un
amor no correspondido. Explica la Para saber más
transformación de Dafne en laurel, y
cómo Apolo llora lo sucedido. Es un La metamorfosis de Ovidio (1972).
texto que define el amor como cau- Edición y traducción de Vicente
sante de un gran mal y manifiesta la López Soto. Barcelona: Editorial
frustración de no poder conseguir lo Bruguera.
que más se quiere.

80 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Relato histórico

Cinemascope

La salida de los obreros de la fábrica (1895), de los hermanos Lumière.

Por Miguel Vega Jiménez


ESCRITOR

DESCUBRIR LA HISTORIA | 81
Con el cine, donde la vida, aún ahora me despierto, acariciando la
sensación de permanecer de alguna forma enlazado a un hermoso
sueño, en el que la ternura y una chica muy joven estaban demasiado
cercanos al amor verdadero, el que uno no se explica, pero intuye.
Yo salvé a esa chica —a la que busco rostro— de unas arenas
movedizas, como los viejos héroes de aventuras, los mismos que,
desde la tristeza color sepia de una pantalla curtida en veranos y
mosquitos, compartían pipas de girasol y besos de sombra en hileras
de sillas de tijera, desgranando adolescencias estrenadas que, no hace
mucho, exiliaron a Bruce Lee al país de los rubores a cambio de la
cercanía más inmediata de una dulce fragilidad de mangas de sisa
donde posar manos inquietas.
Y con esa escalada, iniciada desde el codo a la intención, con ese
vértigo que empujaba a suite nupcial o a escapada furtiva a un motel
de telefilme, ya nadie podía reparar que aquel penetrante olor, tal vez
no fuera Zotal, sino Chanel nº 5, envolviendo el intenso amor hacia
ella, que la luna de agosto eternizaba, hasta encender las luces, y que
siempre finalizaba con las manos de ambos muy unidas y sonrisas
abiertas, dispersas por el corazón y el aire, segundos antes del The
End.
Si aquello no era cine, ¿qué clase de sueño era, que sólo ansiaba
ocupar espacios robados de almohadas y vicarías, pero que agonizaba
en la cocina, víctima del desamor y la ternura, nunca hallada en el
común fregadero, donde el desencanto duerme, esperando el milagro
cotidiano de la vida, que en tolerable lo convierta?.
Y si esto no es un sueño, que el amor prendido en las solapas
antiguas del olvido, reclame —como antaño- lugares y cobijos, bajo
una lluvia adolescente, sospechosamente nerudiana, lastimosamente
falsa, en la plomiza tarde a la salida del instituto.
Tal vez, porque me duelan las almohadas con las que hoy me
levanto, la necesidad recurra a los sueños, como el corazón a los
recuerdos, y, frente a mi cama, la imaginación me preste sus ojos para
entrar —delirios de amor— en aquel cine de verano, donde mi reloj se
detuvo en el primer beso, y la vida —dolor de corazón— se empeñó
en crear hombres antes que personas.
Y es que hoy, me acordé de ellos, porque su evocación me llevó a ti,
cuando aún eras un esbozo de la sirena que conocí, cuando aún no
eras la soledad que me pierde y la fuerza de mi pluma, marinera,
agradecida y triste. Cuando las ciudades aún conservaban algo del
pueblo que las creó, y en las calles los niños jugaban con aros y
muñecas alertados por la proximidad de ferias y veladas, y la aventura
de un domingo cualquiera en el río o en la playa, a desgranar el
tiempo en un mantel de cuadros sobre el suelo, donde reposaban la

82 | DESCUBRIR LA HISTORIA
amistad, la quietud y una tortilla, como retazos de una infancia
necesaria, que se encargan de sepultar con videojuegos.
Ellos, cuando la tarde lánguidamente declinaba, y los vecinos
sacaban las sillas a la puerta para iniciar el coloquio diario donde la
vida no cabe, más allá de la acera, se convertían en los protagonistas de
la noche estival, la evasión barata y agradecida a una existencia, no
basada en la opulencia, y en la que cada parcela de felicidad era un
trozo de piel curtido en el sudor y, a veces, en el milagro.
Cines de verano, territorios acotados, con su particular mobiliario
de madera y sueños, donde descubrimos, a la par, a los indios y al
amor, mascando chicle, inhalando el peculiar aroma de Dama de la
noche, del jazmín que la abuela se trajo de Lyon, hija de la
inmigración, la viudez y el desencanto.
Con ellos nos hicimos mayores y, a la vez, más humanos. A la
sombra de esas paredes de cal, desde donde Capone edificaba su
imperio del mal, y Tarzán nos iniciaba a la ecología, aunque el
mundo, ya ves, lo arreglaban a puñetazos o a besos un galán, del que
tu compañera de fila se quedaba prendada entre suspiros y
altramuces.
Y olvidábamos copas y terrazas, el verano de las princesas y el
invierno de los monarcas, dueños de una vida que no era nuestra,
pegando los ojos al lienzo, sábana blanca de lujurias no descritas, con
sueños de celuloide, esquivando insectos que, cada noche, picotean el
corazón de los recuerdos.
Pese a todo, aunque reconvertido en área de servicios, aquel
invento que mi abuela adjudicó a Satán, que le había robado su
imagen, fresca y joven, en un hangar francés, como nadie toca la
magia sin permiso de los sueños. Ahí está, subsistiendo como el
último dinosaurio en la pradera de la incomunicación cotidiana,
porque sólo el cine puede darle la vuelta a la vida, renovando el
crédito a la esperanza perdida.
Ahora que, octogenario y abatido, he visto pasar el tiempo y sus
desgarros, Casablanca y algún paseo del Halley, que he bebido de
Lumiére y de Meliére, y ya no me quedan más veranos que contar,
donde la vida aún compra billetes de ida y vuelta a lo imposible, y a la
fantasía nos abonaron de diez a doce, y de dos en dos, no entiendo
por qué la abuela, que medio siglo muerta lleva, me llama desde la
cocina, con los miedos puestos y una sonrisa en la boca. Como la
primera vez que me contó que unos hombres sabios, con unos
extraños aparatos por donde miraban, la siguieron a la salida del
trabajo, junto a sus compañeras de la fábrica, esperando a su madre,
casi niña.

DESCUBRIR LA HISTORIA | 83
Poesía

Mi tierra
Miro al horizonte donde está mi tierra,
una tierra donde el sol no se ponía,
una tierra, mi tierra, mi patria,
una patria llena de historias, de convivencia.

Unos leones velan en un patio


por la serenidad de su fortaleza,
con las miradas encauzadas
en cada rincón de su Alcazaba,
hechizados por la magia de la Alhambra.

Aquella hermosa damisela


alzada en lo alto del cielo,
llamando a los practicantes
en el fino hilo del alba del cielo de Sevilla.

Miro al horizonte donde está mi tierra,


Andalucía, tierra de arte, mi tierra.

— Anas Fathouni

Anas Fathouni es un joven poeta marroquí interesado en profundizar en


sus propias raíces, que es capaz de encontrar a ambos lados del Estrecho de
Gibraltar. Además, sus estudios en Filología Hispánica lo acercan a la lite-
ratura española y lo incluyen en el grupo de escritores marroquíes en esta
lengua.

84 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Pasatiempos

El juego de preguntas y
respuestas de
Descubrir la Historia
1. ¿Quién realizó la lugar de los hechos el exiliado sus últimas
obra pictórica La li- fin de las potencias días de vida Napoleón
bertad guiando al coloniales en África? Bonaparte?
pueblo? 9. ¿Cómo se llama la en el Pacífico Sur.
2. ¿Quién fue Yukio gran puerta por la 15. En la isla de Santa Elena,
Mishima y cómo mu- que se realiza la entra- 14. En 1956.
rió? da a la Acrópolis de «botitas».
3. ¿Cuál fue la princi- Atenas? que vendría a significar
pal consecuencia de la 10. ¿Qué es la ley del este apodo en tono cariñoso,
batalla de Cartagena Tailón y en qué con- nia y las tropas le pusieron
de Indias (1741)? junto de leyes de la ciones militares en Germa-
¿Quién estaba al Antigüedad se en- pañó a su padre a las expedi-
mando de la armada cuentra un claro Durante su infancia, acom-
española? ejemplo de la misma? de los legionarios romanos.
4. ¿A qué faraones 11. ¿Cuál es el nombre 13. De las caligas o sandalias
honra el complejo fu- del actual Dalai les.
nerario de las pirámi- Lama? 12. Revolución de los clave-
des de Guiza? 12. ¿Con qué nombre
11. Tenzin Gyatso.
de Hammurabi.
5. ¿A quién se debe el se conoció al al crimen cometido. Código
inicio de la construc- levantamiento militar 10. Aplicar una pena similar
ción de la mezquita que acabó con la 9. Propíleos.
de Córdoba? dictadura de Salazar 8. Ryszard Kapuściński.
6. ¿Qué conmemora en Portugal en 1974? 7. Filípides.
la Columna de Traja- 13. ¿De dónde cios.
no? procede el apodo del dor Trajano frente a los da-
7. ¿Quién, según la le- emperador romano 6. Las victorias del empera-
yenda, corrió de Ma- «Calígula»? 5. Abderramán I.
ratón a Atenas para 14. ¿En qué año nos.
avisar de la victoria obtuvo Marruecos su 4. Keops, Kefrén y Miceri-
griega contra los per- independencia con zo.
sas? respecto a España y a Gran Bretaña. Blas de Le-
8. ¿Qué periodista Francia? premacía en América frente
3. España consolidó su su-
polaco narró desde el 15. ¿Dónde pasó suicidio ritual: seppuku.
murió después de hacerse el
2. Fue un escritor japonés y
85 | DESCUBRIR LA HISTORIA 1. Eugène Delacroix.
¿Quién soy?
La respuesta la publicaremos en el próximo número, donde habrá un nuevo personaje
histórico por descubrir.

Solución a la adivinanza del número I


Carlos V.

La suerte fue conmigo


hasta que fui apuñalado.
Aparezco en tebeos
como un villano.

Ilustración de Gala Yagüe Narváez

86 | DESCUBRIR LA HISTORIA
Divulgamos la historia de
manera independiente y
narrativa a través de
cuatro publicaciones al
año en papel y de
nuestra página web
Tu historia es tu revolución
Con la suscripción anual
enviamos los cuatro números
acompañados de sendos
marcapáginas ilustrados.
descubrirlahistoria.es
Con el número 2: ediciones@descubrirlahistoria.es
La libertad guiando al pueblo

/DescubrirlaHistoria

Cada semana publicamos nuevos artículos en @dlhistoria


nuestra página web. También ofrecemos un servicio
gratuito de correspondencia por correo electrónico. +DescubrirlaHistoriaES
descubrirlahistoria.es
DESCUBRIR LA HISTORIA | 87

También podría gustarte