Está en la página 1de 7

Políticas macroeconómicas

Jesús Moncada Villarroel

Fundamento de economía

Instituto IACC

12/03/2018
Desarrollo

1) Detallar qué política podría aplicar, la autoridad monetaria del país (Banco Central), y sus
instrumentos de acción.
La política monetaria o política financiera es una rama de la política económica que usa la
cantidad de dinero como variable para controlar y mantener la estabilidad económica.
Comprende las decisiones de las autoridades monetarias referidas al mercado de dinero, que
modifican la cantidad de dinero o el tipo de interés. Cuando se aplica para aumentar la cantidad
de dinero, se le denomina política monetaria expansiva -expansión cuantitativa-, y cuando se
aplica para reducirla, política monetaria contractiva.
Los bancos centrales y las políticas monetarias que se implementan juegan un papel crucial. Para
entender su relevancia y el impacto que generan sobre la economía real, analizamos el concepto
de política monetaria y las principales herramientas de las que disponen las autoridades para
llevarlas a cabo.
En todos los países o regiones hay una autoridad monetaria, denominada banco central, que
controla la cantidad de dinero en circulación, es decir, la oferta monetaria, y el coste de dinero (el
tipo de interés de referencia. Cada banco central concede distinta importancia relativa a los
objetivos de crecimiento económico y precios.
En el caso de esta problemática activaría la política monetaria contractiva: Esta política está
desarrollada por todas las medidas que utiliza el BCCh para reducir la cantidad de dinero
circulante presente en la economía, encareciendo con ello los créditos, por el aumento en la tasa
de interés.

Si disminuye la oferta monetaria: El primer efecto observable es en la cantidad de dinero


presente en la economía, trasladándose la oferta monetaria, con ello acrecienta la tasa de interés,
siempre permaneciendo constante la demanda de dinero. Un segundo efecto se ve reflejado en la
inversión, ya que al aumentar la tasa de interés se desincentiva la inversión, disminuyendo.
Finalmente el tercer efecto que se observa es en la DA, por la disminución en el gasto autónomo,
producida por la disminución en la Inversión autónoma, lo cual provoca a su vez otro cambio en
la demanda agregada, producto de la tasa de interés y de la proporción de inversión que depende
de ella
2 Detallar qué política podría adoptar el gobierno del país y sus instrumentos de acción.
Entre las políticas que puede adoptar el gobierno del país, son citadas las políticas fiscales y estas
logran ser de carácter activa o expansiva y contractiva.
La política fiscal se emplea cuando el gobierno decide tener un mayor grado de participación en
la economía, estableciendo la producción y el empleo de la economía por medio de las políticas
de estabilización, que son reglas gubernamentales que pretenden controlar la economía con el fin
de conservar el PIB cerca de su nivel potencial manteniendo unas tasas de inflación bajas y estables.

Según Larroulet (2002), los gobiernos utilizan básicamente tres vías para aplicar estas políticas
fiscales: establecimiento de impuestos, creación de dinero, y emisión de deuda pública.

Una política fiscal expansiva se lleva a cabo acrecentando los gastos públicos o reduciendo los
impuestos, de forma que al aumentar la demanda agregada se incrementarán el empleo y el ingreso.

Una política fiscal contractiva se lleva a cabo reduciendo los gastos públicos o acrecentando los
impuestos, de forma que al reducir la demanda agregada se reducirán el empleo y el ingreso.

3 Señalar, según su juicio cuál de las dos políticas anteriores, resultaría más efectiva.
Según Larroulet (2002), desde un punto de vista clásico, la responsabilidad del sector público
deberá ser fundamentalmente pasiva, al conseguir la economía por si misma el pleno empleo,
aunque esto es un tema debatible entre los keynesianos y los economistas clásicos, pero dado las
condiciones del momento del ejemplo en el país, mi recomendación es emplear una política fiscal
y monetaria activa, entre las cuales podemos describir la reducción de impuestos, mayor gasto
público, y una baja de la tasa de interés para reactivar la economía, las empresas, el empleo y por
supuesto el gasto de las personas, intentado combatir la recesión. En palabras de Summers (2009),
“En esta crisis, hacer demasiado poco representa una mayor amenaza que hacer demasiado”.
“Las políticas fiscales contracíclicas generan ganancias en términos de bienestar, pues estabilizan
el consumo, reducen la volatilidad del PIB y minimizan las distorsiones producidas por cambios
impositivos continuos.

Posteriormente, el gobierno de este país, decide poner una clausula a la importación de


tecnologías.
1 ¿Qué política y herramienta estaría utilizándose en la economía y cómo se gestionaría?
¿Cuáles serían sus efectos?

Se estaría utilizando una política arancelaria, Si aumentan los aranceles disminuyen las
importaciones y afecta al nivel de producción de un país. (IACC, 2017)
Existen dos formas de intervenir en la política arancelaria, una es a través de los aranceles
propiamente tal, que son los impuestos o contribuciones que regulan las importaciones, y para
aranceles, que son el control del total de productos que se importan, sin intervenir de manera
directa el precio de los bienes extranjeros. Como ya se mencionó anteriormente, estas dos
medidas se usan para resguardar y proteger la economía nacional, aunque existen además otros
factores que son ajenas al modelo, que pueden ser los acuerdos comerciales y tratados
internacionales y otros.

2 ¿Cómo afectaría esto como política cambiaria en la economía del país?

El manejo de las divisas es uno de los aspectos más complejos de la economía de un país.
Conseguir un tipo de cambio adecuado a la realidad y a las circunstancias económicas, es una
tarea compleja y de gran importancia que tiene efectos en los más diversos aspectos de la vida
económica de un país.
La política cambiaria busca controlar el tipo de cambio ideal de una divisa, puesto que el tipo de
cambio tiene efecto directo sobre diversos aspectos de la economía de un país, y es definitiva en
{el manejo de la inflación, las exportaciones e importaciones, lo que a la vez redunda en el
empleo y el crecimiento económico.
El tipo de cambio de un país refleja su oferta y demanda de divisas, en que la oferta proviene
básicamente de las exportaciones y los flujos de entrada de capitales, y la demanda de la
necesidad de importar bienes y servicios.
En la mayor parte de las circunstancias, el tipo de cambio también responde a las tasas de
inflación interna, por la siguiente razón: un incremento en los precios nacionales superior al
aumento de precios en los socios comerciales torna las exportaciones del país menos
competitivas y sus importaciones más atractivas
Cuando el tipo de cambio se deprecia menos que la diferencia entre las tasas de inflación interna
y externa, se dice que el tipo de cambio real se aprecia. Esto puede ocurrir por razones
económicas naturales, como cuando ingresa un flujo de divisas grande y continuo, más o menos
indiferente a la tasa de inflación interna.
El ejemplo clásico es el del descubrimiento de importantes yacimientos de gas o petróleo. Los
ingresos de divisas resultantes “sostienen” el tipo de cambio evitando que se deprecie,
independientemente de las tasas de inflación internas. Sin embargo, la combinación de inflación
interna y un tipo de cambio estable, normalmente debilita la competitividad de las actividades
agrícolas e industriales más sensibles a las variaciones de los precios.
Actualmente, la depreciación que presente la moneda Estadounidense, afecta negativamente las
economías emergentes o en desarrollo, puesto que se ha acentuado el déficit comercial, en la
medida en que se obtiene menos por las exportaciones y se hace más económico importar, lo que
contribuye a un desbalance comercial. A la par con la revaluación de la moneda local, se
presenta un incremento importante en los indicies de inflación, lo que es un factor que afecta la
capacidad de consumo interno de un país. El nivel de consumo depende del nivel de ingresos de
la población, y el nivel de ingresos a la vez depende de las exportaciones, y estas al verse
disminuidas por efecto de la revaluación de la moneda, disminuyen la capacidad de consumo, lo
mismo que hace la inflación al afectar directamente la capacidad adquisitiva del dinero, por lo
que se convierte en un círculo vicioso que exige una correcta política cambiaria encaminada a
corregir las situaciones generadoras de estas dificultades.
La solución a los problemas causados por el tipo de cambio de un país, es mucho más compleja
que decidir revaluar o devaluar la moneda, toda vez que el tipo de cambio depende de muchos
factores, y a la vez afecta otros muchos factores que se interrelacionan constantemente dentro del
dinamismo propio de una economía de mercado, lo que la hace compleja y en muchos casos
impredecible.
Dicho esto afecta porque la importación es baja y no hay muchos dólares en el país que es
necesario para mantener en equilibrio el mercado y el dinero de un país
Bibliografía

IACC (2017). Políticas macroeconómicas: fiscal, monetaria, cambiaria y arancelaria. Fundamentos de

Economía. Semana 7.

Larroulet, C. (2002). Economía. Chile: McGraw-Hill.