Está en la página 1de 7

AC U E R D O:

En la ciudad de Paraná, Capital de la Provincia de Entre Ríos, a los veinte días del mes de julio
de dos mil dieciocho, reunidos en el Salón de Acuerdos los señores miembros del Excmo.
Superior Tribunal de Justicia de Feria, a saber: Presidente Dr. BERNARDO I. R. SALDUNA y las
vocales Dres.: CLAUDIA M. MIZAWAK y ANDRES M. MARFIL, asistidos de la Secretaria autorizante
fueron traídas para resolver, las actuaciones: "GIANINI, Agustin Andrés C/ EL MINISTERIO
PÚBLICO FISCAL -PROCURADOR GENERAL- Y EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE ENTRE RIOS
S/ ACCION DE AMPARO".-

Practicado el sorteo de ley resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden:
señores Vocales Dres. SALDUNA, MIZAWAK y MARFIL .-

Examinadas las actuaciones, el Tribunal planteó las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA CUESTIÓN: ¿Existe nulidad?

SEGUNDA CUESTIÓN: ¿Qué cabe decidir en relación al recurso de apelación planteado contra la
sentencia de fs. 140/148?

A LA PRIMERA CUESTION PLANTEADA EL SEÑOR VOCAL DR. SALDUNA, DIJO:

Conforme lo establecido en los arts. 15 y 16 de la Ley de Procedimientos Constitucionales Nº


8369, el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia en la acción de amparo o de
ejecución de primera instancia, conlleva el de nulidad, debiendo el tribunal de alzada verificar,
aún de oficio, la existencia de vicios invalidantes y, en su caso, proceder según corresponda.

Las partes no efectúan planteo alguno de tal naturaleza, ni lo señala en su dictamen el MPF,
como tampoco se advierte en el análisis de las actuaciones, defectos que por su magnitud e
irreparabilidad deban ser expurgados del proceso por esta vía, por lo cual doy respuesta negativa
al interrogante propuesto.

ASÍ VOTO.-

A la misma cuestión propuesta la Sra. Vocal Dra. MIZAWAK expresa su adhesión al voto del Dr.
SALDUNA.-

A su turno el Señor Vocal Dr. MARFIL manifiesta que hace uso de la facultad de abstención que
le confiere el art. 33º de la Ley Orgánica del Poder Judicial.-

A LA SEGUNDA CUESTIÓN PROPUESTA, EL SEÑOR VOCAL DR. SALDUNA, DIJO:

I.- A fs. 151, el actor, Dr. Agustín Andrés Gianini, con el patrocinio letrado del Dr. Rodrigo Elizalde,
interpone recurso de apelación contra el fallo del Sr. Conjuez, del Tribunal de Juicio y
Apelaciones de Gualeguay, Dr. Adrián Lardit, quien declaró inadmisible la acción de amparo
promovida e impuso las costas a la vencida.
El remedio es concedido a fs. 152 y las actuaciones son elevadas a esta Sala conforme oficio
número 64 agregado a fs. 156.

II.- A fs. 158/162 y vta., la apelante introduce el memorial que autoriza el art. 16 de la Ley Nº
8369. Allí, afirma que el sentenciante confundió el acto ilegítimo y manifiesto con lo interesado
en este amparo; y, agrega, que lo peticionado había sido la reincorporación del actor a la planta
laboral del Poder Judicial.

Considera ilegítima la actitud del Procurador de devolver el telegrama que su parte había
enviado y, también, el acto que dispuso su cese. Subraya que no cuestiona la demora en resolver
su planteo; sino, la conducta negatoria de reincorporarlo a su cargo de origen.

Se agravia por cuanto el fallo en crisis ponderó en su contra haber optado por la vía del amparo y
no la administrativa.

Afirma que fue designado Fiscal Auxiliar Provisorio en razón de detentar el cargo de Secretario
Provisorio y no por su lugar en el concurso. Se refiere al acuerdo del STJ donde todos los Sres.
Vocales entienden que se debe llegar a una solución que no altere la estabilidad ni la
remuneración de los Secretarios titulares. Al momento de suscribirse ese Acuerdo ya había
pasado un año y siete meses de su toma de posesión como Secretario del Juzgado de Garantías.
Por ello, sostiene que no presentó la renuncia sino que solicitó ser reintegrado a su cargo, esto
es, Secretario de Garantías o subdirector de O.G.A. Agrega que para ello debía desistir de la
pretensión de titularizar el cargo de Fiscal Auxiliar.

Subraya que había interesado permanecer en el cargo de Fiscal Auxiliar hasta tanto se concrete
su traslado al cargo titular; y, que el Procurador acepta esa presentación como una renuncia a
titularizar el cargo de Fiscal Auxiliar para que vuelva a su cargo de origen.

Se queja respecto de las interpretaciones administrativas dadas a su nota, en cuanto "renuncia".


También respecto de la Resolución Nº 156 del Sr. Procurador General. Reitera que la vía elegida
es idónea porque se trata de un acto ilegítimo y manifiesto del Poder Judicial y se ha coartado el
derecho al trabajo según el art. 14 bis.

Expone que al tomar posesión de su cargo tiene un derecho adquirido, que le otorga estabilidad
por el tiempo transcurrido.

III.- A fs. 164/168, el Superior Gobierno de la Provincia de Entre Ríos, por intermedio del Sr. Fiscal
Adjunto, Sebastián M. Trinadori, agrega su memorial facultativo y solicita el rechazo del recurso
de su contraria y la confirmación de la sentencia venida en revisión, con costas.

IV.- A fojas 188/189 vta. la, Sra. Procuradora Adjunta de la Procuración General, Dra. Rosa Alvez
Pinheiro, evacúa la vista conferida a fs. 187 vta. En su criterio, corresponde repeler el remedio
que se intenta.

V.- Al tiempo de resolver, resulta oportuno memorar la uniforme y constante doctrina judicial,
por la cual, al concederse el recurso de apelación y nulidad de conformidad a lo establecido por
los arts. 15 y 16 de la Ley Nº 8369, otorga a esta instancia de alzada, la plena jurisdicción sobre el
caso, colocándola frente a la demanda en la misma situación que el judicante de grado inferior,
pudiendo examinar la causa en todos sus aspectos, tratar cuestiones no planteadas
recursivamente y establecer, aún de oficio, la existencia de circunstancias impeditivas o
extintivas que operen ipso iure. De igual modo, reconoce al Tribunal la facultad para escrutar y
resolver acerca de la totalidad del caso, tanto en su aspecto fáctico como jurídico, actuando con
plena jurisdicción y juzgando con la mayor amplitud de conocimiento, con las limitaciones dadas
por la naturaleza sumarísima del proceso, pudiendo no sólo revocar la resolución apelada, sino
también reemplazarla por otra decisión ajustada a derecho. (Cfr. STJER, Sala Penal - "Barcos de
Ferro" sentencia del 19/02/93; "Tepsich", sentencia del 05/09/94, LSAmp. 1994, fº256; "De
Giusto" sentencia del 2/7/93, LSAmp. 1993, fº 358; "Traverso de Ormaechea", Sentencia del
4/11/94, LSAmp. 1994, fº 301; "Romero", sentencia del 8/11/94, LSAmp.1994, fº 307, entre
otros.).

Dentro del marco cognoscitivo reseñado, corresponde resolver la cuestión planteada.

VI.- En ese orden, es conveniente recordar que para la procedencia de una acción de amparo,
con las características del que se promueve, debemos encontrarnos frente a un acto u omisión
"manifiestamente ilegítimo" (cf. art. 1º de la Ley Nº 8369). En ese sentido, "la arbitrariedad e
ilegalidad manifiesta a que aluden la ley y la jurisprudencia anterior y posterior a su sanción,
requieren que la lesión de los derechos o garantías reconocidos por la Constitución Nacional
resulte del acto u omisión de la autoridad pública en forma clara e inequívoca, sin necesidad de
un largo y profundo estudio de los hechos, ni de amplio debate o pruebas" (del dictamen del
Procurador Fiscal que la CSJN hace suyo en autos "Libertad S.A. c/ AFIP" del 29/12/2009).

VII.- Sentado ello, repasemos si se verifican esas circunstancias en autos:

Si nos atenemos al complicado itinerario administrativo que nos informa la Sra. Secretaria de
Superintendencia del Alto Cuerpo (fs. 112/113), surge que el Dr. Gianini fue designado el
24/02/2014 como Fiscal Auxiliar Provisorio (punto 5 de fs. 112). Posteriormente, el 09/09/2014),
se lo nombró Fiscal Auxiliar Titular de la Unidad Fiscal Gualeguay (punto 6).

Sin entrar a emitir juicio de valor de lo que el actor llama "cambio de las reglas de juego", lo
cierto es que las contingencias posteriores -dictado de la ley reglamentaria, Acuerdo del STJ
(copia fs. 90/102)- condicionaron la referida titularidad al cumplimiento de determinados
requisitos. Con lo cual, se mantuvo el carácter de provisoriedad o interinato de la función que el
accionante desempeñaba en el ámbito del Ministerio Público de la Procuración.

Bien, llegados a este punto y ante la necesidad de cumplimentar las nuevas pautas que se
establecieron -acuerdo del Senado, examen ante el Consejo de la Magistratura-, el actor resuelve
desistir de su postulación. En ese sentido, envía la nota de fs. 10 , que da lugar a interpretaciones
equívocas.
En mi criterio y aunque utilice la palabra "renuncia", no es tal en sentido estricto. En efecto: el
presentante indica su voluntad de reintegrarse al cargo que ostentaba con anterioridad y
manifiesta su intención de no postularse para titularizar el cargo de Fiscal Auxiliar. Aunque,
claramente, no renuncia a ejercer sus funciones de Fiscal Auxiliar Provisorio. Es decir, en el
último párrafo afirma que ha de continuar su desempeño, hasta que se concrete "lo solicitado al
Excmo STJER".

Sin embargo, el Sr. Procurador afirma (ver fs. fs. 103 y vta.) que el Dr. Gianini "Fiscal Suplente" (cf.
los "vistos y considerandos") "pone en conocimiento de esta P.G. su decisión de presentar la
renuncia al cargo antes mencionado a partir del 1 de Diciembre del corriente año".
Error: el Dr. Gianini no "renuncia" a la función de Fiscal Auxiliar, sino a la posibilidad eventual y
futura de competir para la titularidad de ese cargo. A ello cabe agregar que la fecha que se
menciona en la nota de fs. 10 (01/12/2017) es solo la que indica como "tentativa" para entrar
en funciones en el cargo que reclama "o en su caso, si se resuelve con posterioridad"
continuando, mientras tanto, en el cargo.

Seguidamente, el actor, el 14/03/2018, remite al Sr. Procurador General telegrama que obra a fs.
18 y 18 bis, donde, invocando una supuesta "relación laboral", solicita "se le otorguen tareas".

Según constancias de fs. 20, ese despacho es devuelto "por improcedente".

El amparista se queja (cf. fs. 26, 4º párrafo) de la actitud de la Procuración en cuanto a "no dar
opciones" al trabajador.

Pero, aún cuando quizá esto debió ser lo correcto, reconociendo la anomalía formal del trámite y
quizás que la respuesta pudo investir formas más amables, lo cierto es que no puede calificarse
de "manifiestamente ilegítimo" el proceder de la Procuración General.

Ello porque, sea mediando renuncia o no, lo cierto es que la "provisoriedad" del cargo investido
por el accionante facultaría, en principio, a la autoridad de nombramiento y mientras no esté
titularizado, a disponer el cese de sus funciones (art. 207 de la Constitución Provincial y art. 17
inc. m) de la Ley Nº 10407). En otras palabras: no existe un derecho subjetivo a mantener como
"provisorio".

Por lo demás y aún cuando pudiera ello ser discutido, lo cierto es que el agravio del amparista,
emanado de la forma equívoca en que se aceptara su "renuncia", fue notificada al actor el
24/11/2017 (según constancia de fs. 12); y, el amparo fue presentado en fecha 19/04/2018 (ver
fs. 34). Esto es, más de cuatro meses después.

Con lo cual, en principio, la acción se encontraría ante el valladar del art. 3º inc. c) LPC. Que, vale
decir, es un obstáculo que no se purgaría con la presentación de fs. 21 y resolución de fs. 20,
porque también exceden el acotado plazo de la norma citada.

Respecto a este Superior Tribunal de Justicia, además del mismo inconveniente temporáneo,
tampoco aparece evidenciada la "manifiesta ilegitimidad" omisiva que se pregona.
Véase que ante el reclamo del actor, presentado en período de feria (cf. fs. 14) el suscripto, en el
carácter de Presidente, dio respuesta (cf. fs. 15).

Por su parte, insisto: el Sr. Gianini cursó TCL el 14/03/2018 (ver fs. 18).

Ante lo cual, se le informó a través de un resolutorio del Sr. Vocal a cargo de la Presidencia, Dr.
Daniel Carubia (ver fs. 106 y vta.), que se le imprimía a la solicitud el trámite de "reclamo
administrativo". Cosa que, según da cuenta el informe de fs. 113, se efectivizó a través de un
expediente que se encuentra en trámite. En el cual, dada la complejidad del tema y según
expresamente se hace saber al actor, "se hace necesario cumplir con determinadas formalidades
y contar con la intervención de Áreas y comisiones del Alto Cuerpo" que deben brindar los
dictámenes necesarios.

Estando en curso un procedimiento administrativo, puesto en marcha por el propio amparista y


en el cual necesariamente e imperscindiblemente deben cumplirse trámites formales que no es
posible obviar.

Según todo lo expuesto, en este punto, se verifica el obstáculo de admisibilidad que dispone el
art. 3º inc. a) LPC.

VII.- Por estos argumentos, sumados a los del dictamen del MPF, en cuanto resultaren
compatibles, propicio RECHAZAR el recurso de apelación articulado por el actor; y, en
consecuencia, CONFIRMAR la sentencia de fs. 140/148. Por haber mediado contención, las
costas se imponen al vencido.

ASÍ VOTO.-

A la misma cuestión propuesta y a su turno, la Sra. Vocal Dra. MIZAWAK, dijo:

Resumidas las principales contingencias de la causa en el voto que comanda este acuerdo, me
remito a ello brevitatis causae e ingreso directamente al análisis del "thema decidendi".

En tal cometido puntualizo liminarmente que el actor promueve esta acción de amparo y
ejecución contra el Ministerio Público Fiscal -Procurador General- y el Superior Tribunal de
Justicia de Entre Ríos, solicitando ser reincorporado a la carrera judicial que transitara hasta el
día 30 de noviembre del año 2017, ya sea como empleado público en la órbita del Poder Judicial
o del Ministerio Público Fiscal de nuestra provincia, de conformidad a la jerarquía o escalafón
que detentaba, ordenándose asimismo el pago de los haberes que se le adeudan.

Examinadas las constancias obrantes en autos, advierto que la presente se encuentra alcanzada
por la causal de inadmisibilidad prevista en el inciso a) del art. 3 de la Ley 8369.

En efecto, lo aquí demandado exige el análisis y estudio de una serie de normativas y


disposiciones (vrg. Acuerdos del STJ, resoluciones de la Procuración General, actas de
designación, leyes y decretos relacionados con la implementación del nuevo Código Procesal
Penal en nuestra Provincia, la modificación de la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal, etc.)
que claramente requiere para su dilucidación de un mayor margen de alegación y prueba
incompatible con el marco cognoscitivo que permite esta vía sumarísima.

Tal como se ha sostenido invariablemente por la Sala Nº 1 del S.T.J.E.R., existiendo otras vías para
el reconocimiento de los derechos en juego, se debe recurrir a tales remedios, antes de acudir a
esta acción excepcional, extraordinaria y heroica, salvo la acreditación -para no hacerlo- de las
circunstancias excepcionantes que el mismo artículo prevé, extremos que están a cargo del
requirente no sólo invocar, sino además probar satisfactoriamente; admitir lo contrario, llevaría a
desnaturalizar esta acción, devaluándola en su importancia y desconociendo su ratio juris.

Por ello, adhiero a la solución que propicia el Dr. Salduna y me pronuncio por rechazar el recurso
articulado y confirmar el fallo impugnado; imponiendo las costas de esta Alzada, al accionante
vencido -art. 20 Ley 8369-.

Así voto.-

A su turno el Señor Vocal Dr. MARFIL manifiesta que hace uso de la facultad de abstención que le
confiere el art. 33º de la Ley Orgánica del Poder Judicial.-

Con lo que no siendo para más, se dio por terminado el acto quedando acordada la siguiente
sentencia:

Firmado: Bernardo I. R. Salduna, Claudia M. Mizawak y Andrés M. Marfil

SENTENCIA:

Paraná, 20 de julio de 2018.-

Y VISTOS:

Por los fundamentos del acuerdo que antecede;

SE RESUELVE:

1º) ESTABLECER que no existe nulidad.-

2º) RECHAZAR el recurso de apelación interpuesto por la parte actora a fs. 151 contra la
sentencia de fs. 140/148, la que, por los fundamentos de la presente, se confirma.-

3º) IMPONER las costas de esta instancia al accionante vencido.-

4º) DIFERIR la regulación de honorarios hasta tanto no se establezcan los de primer instancia.-

Protocolícese, notifíquese y, en estado bajen.-


Firmado: Bernardo I. R. Salduna, Claudia M. Mizawak y Andrés M. Marfil. Ante mí: María
Fernanda Baima -Secretaria de feria-