Está en la página 1de 26

RO DE FRONTERA 16

EDEBERTO
...•..
GAL INDO
Selección y prólogo Enrique Mijares

.1úlii!iiliF'; - - -- -- -
Prólogo

~luchas veces he escrito sobre Edeberto Galindo, desde


1q111\ desde que Luis de Tavira no se mordió la lengua para
111 1r1lo "fascista" por la puesta en escena de Dios en disputa en
lurstra Nacional de Aguascalientes en 1991. Desde que
11lt'l en Durango Puente Negro y en Río Bravo El señor Peña.
·11que escribí sobre Amores que matan en el Coloquio de
1111 .lclNorte que se realizó en Chihuahua en 2001. Desde que
11llomas de Poleo en la antología de Dramaturgia del Norte
111 l 1.Desde que en ocasiones distintas pero no menos ríspidas,
11111Domingo Adame y a Gustavo García por escatimarle el
111ledramaturgo. Desde que recientemente algún funcionario
862. 7215 11111 iversidad de Ciudad Juárez puso en entredicho los méritos
G 156e Galindo Edeberto ilindo como objeto de estudio en la tesis de postgrado de
2006 Edeberto Galindo: Teatro/ Edeberto Galindo
-Durango, México: Siglo XXI, ¡1111 ita Salazar. .
UJED, Espacio Vacío, 2006 l 1 -ngofama de ser un santo pediche que se ocupa de las causas
242p.; 2Jcm.X 13.5 cm.- (Teatro de Frontera 16) ' 1lt·s y los juicios perdidos. Viajan a contra corriente todos los
Incluye las obras:
Dios en disputa ·1v1 )S que he redactado para consignar la existencia de los

El señor Peña uuuurgos del Norte del país: Medardo Treviño en Tamaulipas;
Lomas de Poleo 11"ilo García, Damián Zavala y Roberto Corella en Sonora;
Arizona Cruising
Mírame a los ojos y dime que me quieres pi11iaHemández y Hugo Salcedo en Baja California; Carlos
1111nte y Joel López en Coahuila; Gabriel Contreras en Nuevo
ISBN: 968-9043-31-5- 111, Manuel Talaveray Edeberto Galindo en Chihuahua; los m111k·:1
1.-Teatro Durangueño-México. Siglo XXI. Serie.
111111 lizado su labor callada y persistente de espaldas al cct lt n '·
111poder que administra los recursos y otorga reconocimientos,
••,corno muy bien sentencia Víctor Rugo Rascón Banda: "Si no
1''1en la ciudad de México, sino montan tus obrasen el DF, si
Bibliotecas
fln.frJ~rJiáaá Jlu.tó1Wma áe.Ciuád Jtd.rd 3
no te conocen en chilangolandia: simple y sencillamente no e 1wi1 iurente y hoy contaminada, hacen oír su voz justipreciando la
11vidad teatral fronteriza, logrando que su llamado haga eco en
no eres nadie."
Otro tanto ocurre con los textos críticos que he escrito r_es 11ill'·111icos de otras latitudes del planeta: George Woodyard,
a los González, Caballero y Dávila, Antonio y Jesús, quien 1,111 ¡11díne Bixler, Stuart Day, Kirsten Negro, Iani Moreno, Laurietz
1 l11, Beatriz Risk, Antoine Rodríguez y muchos más.
obstante que habitaron la Ciudad de la Esperanza al gra
mimetizarse con su perfil arquitectónico, y sentaron las bases /\.simismo, quiero informar que desde el momento de su muerte,
una dramaturgia de amplio espectro y nuevas estructuras, va 111 rida hace seis años, estoy empeñado en la publicación de las
fundamentales para el desarrollo vanguardista que los autor li11111 completas de Jesús González Dávila y no quitaré el dedo del
teatro habrári de protagonizar durante el tercer milenio- fuer 11¡¡lónhasta conseguir mi propósito (si conocen algún editor
su momento no sólo marginados sino excluidos por comple 111 1osado en rescatar del anonimato la obra genial de este autor,
los círculos selectos del teatro mexicano y murieron en el abam ruegopor favor que me lo hagan saber). En cambio, por fortuna,
y prácticamente en la miseria, simple y sencillamente p 1l111n de ver la luz pública tres volúmenes que yo compilé,
escucharon los imperativos de cambio que exigían las nací «ucniendo los textos vanguardistas de Antonio González
sociedades heterogéneas de finales del siglo veinte, se neg 11111 I lero, y sus repercusiones, aunque pálidas para la magnitud
ser amanuenses de los cánones ortodoxos y se atrevief 1li'll'tica de su obra, no se han hecho esperar: Olga Harmony y
contravenir los preceptos lineales peripatéticos, para propon
11•la Leñero hacen hincapié en su vida adversa de Antonio, y
cambio radical hacia la libertad individual y hacia las micro po 111~ Mario Moneada auspicia en el Centro Cultural Helénico, la
.urra dramatizada de uno de sus textos más audaces, Noticias
de que habla Jorge Dubatti.
Por experiencia propia sé que la profesión teatral es un ac 11/I ima hora, en el marco de la Quinta Semana Internacional de
fe que implica persistencia, consistencia, infinita paciencia, f 1lmmarurgia Contemporánea.
resistencia; así, no me parece extraño que a la vuelta de mu (.ada paso, cada avance, por mínimo que sea, me conmueve y
años de pregonar: "Existimos, aquí estamos, cultivando el art 1111ima a continuar en esta ardua tarea de dar a conocer el Teatro
excelencia de la comunicación entre actores y espectadores. Frontera, ese que se atreve a ir más allá de las lindes sociales,
tras una constante cercanía con nuestras comunidades respec 111:-> demarcaciones académicas; ese que desconoce las barreras
empecemos apenas a cosechar los anhelados reconocimient uuias tradicionales y en cambio asume los nuevos lenguajes del
nuestra región generando un público fiel y asiduo. Tal vez más 11•1texto, de la libre navegación cibernética. Por ello, cuando la
o más temprano, haciendo valer la sentencia chejoviana: "si qu lversidad de Nuevo León le otorgó el Premio Nacional de
ser universal habla de tu aldea", conseguiremos que los oj 11111aturgia 2006 a Edeberto Galindo por su obra El diputado
sólo del centro sino del mundo, se posen en nuestra callada puedo menos que celebrarlo con fanfarrias y júbilo, por todo lo
:1reconocimiento individual significa en el concierto de este
pertinaz actividad escénica.
A ese respecto, me complace comunicar que la acti hipiélago colosal que es el movimiento teatral del Norte c.11·
xico.
teatral del Norte, nuestro Norte, nuestra frontera, ya está e
mapas académicos internacionales, gracias en gran medida Me complace que, en pleno año de elecciones presidenciales,
buenos oficios de dos investigadores acuciosos, Armando P ·bertoGalindo con El diputado emprenda una cruzada en pos
y Rocío Galicia, quienes paradójicamente desde la región análisis y del conocimiento de la política y de los políticos 11

4 5
mexicanos, se pregunte qué es y de qué trata esa acti 1•111111 lnnte:Antes que servir a la gente, los gobernantes se encargan
misteriosa, cuáles son sus entrañas y algo mucho más difí IH 11 p11• de incumplir las promesas que hicieron como candidatos,
precisar, cuáles sus propósitos. Una cruzada que se antoja in l111trmcionarios
1 públicos se ocupan de atender prioritariamente
por la magnitud monstruosa a que se enfrenta, por la hi 111lntcrcses particulares ... Y una vez más los ciudadanos nos
corrupción, tráfico de influencias y abuso de autoridad cont 11¡1i'Iunos la sentencia inexorable: [No hay mal que dure seis años!
que hoy por hoy tiene que habérselas el ciudadano co 1111l 11itante,los sexenios se refrendan, se encadenan, se suceden
corriente, el individuo desposeído, orillado arealizar faen l1•••il111•I infinito.
remuneradas y, el colmo, a pasar desapercibido, margi \ 11 Ison las cosas, diría Brecht en La excepción y la regla, esa
invisible a los ojos de quienes, soberbios y engreídos, deterr l11•1 muestra suya. La conclusión no podría ser otra que pesimista,
su capricho el poder que el propio pueblo les confiere medi ••ll'h 11,ineluctable. Es imposible, bobo y hasta ocioso, luchar contra
sufragio. 11111¡ lelos mentales, los usos y costumbres, las estratagemas de
Así, al ninguneado protagonista de esta obra no le queda 1util1icos irredentos que no importa los delitos en que incurran,
remedio que intentar subvertir los valores de cambio e •111l1111os que ocasionen, el enriquecimiento ilícito que amasen,
sociedad ciega y sorda a los rezagos ancestrales que le aquej 111111lnblemente se salen con la suya porque para algo, o gozan de
toma justiciero y la única manera que se le ocurre para entabl '" 111,o la ley de transparencia clasifica confidenciales los
diálogo con el diputado, es obligándolo a escuchar, así que. umcntosque podrían incriminarlos.
secuestra. Sin embargo, la relativa ventaja que le confiere te ~l11s,¿quién este autor que se permite tales osadías?
atadas las manos y vendados los ojos, no es suficiente para so.. 11 lcberto Galindo Noriega (me niego a llamarlo "Pilo" de la
la retórica, la demagogia y el panfleto que profiere esa le 11H1111 forma que nunca he podido hacer caber la estatura colosal
acostumbrada a ejercer el antiguo oficio de embaucador )1 !11~< lonzález en sus diminutivos "Chucho" y "Toño"), Edeberto,
vez, una más, el aprendiz de brujo cae presa del sortilegio. 111·11111,es un espécimen insólito dentro de la peculiar fauna de la
La oportunidad con que el tema de esta obra aparece en l1·t1111durgia excéntrica, esto es, la que no está auspiciada o
de unas azarosas campañas partidistas, no hace sino potenc 11111rnda por las instituciones que administran la cultura y
candor de la supuesta estrategia para conocer los móviles sec 11.11ll1uyenel presupuesto desde, para y casi exclusivamente el
de la clase política; no hace sino agudizar la indefensión co 1111lln Federal. Es un misántropo que desde su bastión, aislado,
los electores vamos siempre a las urnas: Como las reses al mata¡ 1111•¡1111dopor voluntad propia, ensancha los derroteros de la
secuestrados por campañas de feroces descalificaciones e ins 11¡1111lcdramaturgia del Norte.
mutuos, mal informados por encuestas amañadas, obsedido Micmbro de una distinguida familia de políticos chihuahucnscs
supuestos compromisos corporativos, compelidos portendenc •11M'< leprincipal en Ciudad Juárez, Galindo ha repartido de manera
fidelidades partidarias, abrumados por el aplastante abstencioni: 1111llru su tiempo entre el servicio público y la actividad escénica,
librados a nuestra suerte por los cochupos y las componend 11llo se deben -amén de una habitual dispersión y proverbial
exorbitantes gastos de campaña, los fraudes y las impugnaci 11p1111t ualidad- sus dilatadas ausencias y la falta de continuidad en
los sospechosos dictámenes del tribunal electoral, las inespe 111luiycctoria teatral que de cualquier forma ostenta significativos
constancias de mayoría y de nuevo las elegantes tom
t • "111 H'11tosbrillantes.
protesta ... Y otra vez la incertidumbre sexenal se toma ce :11gue siendo inolvidable, por fresca e ingeniosa, su participación
6 7
en la Muestra Nacional realizada en Monterrey en 1990, co I<l-cuerdo que los hermanos -él con la piel tatuada del cuello a
zurdo, una obra consagrada a dilucidar las conductas y actit 11i~1111 ·s; ella con la boca y las uñas pintadas de un negro rotundo,
de los cholos, ese movimiento juvenil surgido en la :frontera, e· 111h1h1ra la ola reciente de darketos-Álvaro y Paloma surgieron
características externas son los tatuajes, el fijador y la redecilh ,¡. 11l'l urrabales de Juárez para encarnarse a ellos mismos en El
111,/ri, que mucho tenía de denuncia pese a su estructura de
la cabeza, y los paliacates de colores en la frente, el cuello
bolsillos, y cuyo interior contiene resabios subcutáneos y pre 111wdiamusical, y que despertó el entusiasmo de propios y
insatisfechas a propósito de equidad social y reordenami 11111111s en la mencionada Muestra Nacional de 1990. Después,
ltul1111 de pura cepa, seres representativos del mundo marginal
generacional.
Y qué decir de la controvertida aparición en escena, un ¡ii1'l1•spertenecía, ambos siguieron una carrera paralela a sus
después en la Muestra Nacional de Aguascalientes, de Dio '' 11\ liludes cotidianas, la de teatreros, participando sucesivamente
disputa, a la que Luis deTavira calificó de fascista, epíteto qu 111111~ montajes de Dios en disputa y Puente Negro, donde
críticos y teatreros de la ciudad de México, autónomos e 1t'i'í1·11ronaquellas imágenes de contexto que habrían de
siempre, llenos de iniciativa ellos, adoptaron y difundieron m 1"'11111n.:ionar el toque de color y verosimilitud que mejor convenía
y dócilmente, generando entre los asistentes un ambiem 1li1·1 u-mas elegidos entonces por Galindo.
linchamiento hacia el autor chihuahuense. · qué decir de Amores que matan, donde Edeberto echa
Más tarde, Galindo acudió al taller de dramaturgia imp 111111111 de las confesiones íntimas que le entregaen la cárcel una
por Jesús González Dávila y luego de una larga desaparició 1111lj111, sin ella sospechar siquiera que iba a convertirse en la
causas burocráticas, resultó único finalista mexicano en el Pr1 1•111l1tp,nnistade una de las obras teatrales de Galindo, de la misma
Internacional Tramoya 2000 autografiando una obra, Amare t• •111111 que antes había llevado el rol principal en el hecho criminal
matan, ·que saca a flote un sonado caso de nota roja local 111· .lurnnte semanas tiñó de sangre las páginas policíacas de Juárez.
que una mujer mayor mata a la amantejoven de su maduro 1'uhc aclarar que la intención del dramaturgo no radica en
y que no era sino el preludio de Lomas de Poleo, finalista ti 1duccr la curiosidad morbosa de los espectadores ni está
11nuscrita al mero cara o cruz de los viejos patrones aristotélicos,
concurso de SOGEM.
Como producto de un minucioso trabajo de campo q '" 1l11111 os adeptos todavía. Amores que matan no contempla entre
ocasiones lo lleva a incorporar en sus proyectos a la propia 111vpcctativas la condena o la absolución, sino que maneja una
de carne y hueso que investiga, Galindo escribe y pone en e 1111lngía humanística, universal, misma a la que el autor se encara
textos preñados de perspicacia social en los que manifiesta, ad 1°111 inilongadas charlas reales con la homicida, antes y después
de la descripción cruda rayana en la denuncia, una necesid 1, 111cuptura e incluso posteriores a la confesión de su crimen.
encontrar respuestas y soluciones a los problemas angusties 11dl1ulo Noriega nos lo advierte así en la nota introductoria: 11Me
11111 11•11un ángulo pocas veces concurrido, desde el cual el panorama
vive la :frontera.
Pocos autores conozco que, como él, sean capaces de co '1 1 Ii ícrente y, sin que esto justifique un suceso tan terrible corno
de una manera tan estrecha con sus objetos de estudio, al 111 tusesinato, uno se ve envuelto en la esgrima de razones, motivos
de involucrarse, incorporar en sus proyectos e incluso lle 1111unstancias en las que no sólo los amigos y familiares, sino el
1' 111111 homicida, sin saberlo con claridad, es una víctima también."
escenario a la propia gente de carne y hueso que investí
forma de personajes que pueblan sus puestas en escena .. \ l1,sí, porque en dicha obra, el propio autor completa la lista

8 9
de los personajes. No Woody Allen encarnándose a sí mismo 1111( ·s. Él está atento a cómo debe realizarse los desarrollos y
el cine. Tampoco Alfred Hitchcock o Luis Buñuel o Tarenti 111d1 1 ·~1c11
1 laces, con cuáles recursos de utilería, qué luz y cuántos
haciendo breves apariciones en la pantalla. Ni un alter egos 11111 u ortcs; todo ello para evitar que dichas puestas en escena o
recitando el extenso monólogo de sus memorias. Sino él, él ,I" «ll 1l1·sfinales se lleveaacabo en los términos tremendistas que
persona realizando una investigación de campo, únicame 111 ··li 11111 de moda los amores caninos. Ubicado en la posición axial
arropado por el apodo familiar con que lo conocen todos: P ¡, 1111·11dor, puesto que además de dramaturgo es productor,
reproduciendo su amistad con la mujer biografiada. Pilo am 11111'1grnfo, iluminador, musicalizador, entrenador de actores y
de los automóviles de colección, padre cariñoso, fuma l111 1 1111·<le sus propias obras -así ocurre en la mayoría de los casos
empedernido, dramaturgo en el momento de redactar ese te 11°''' ionados dentro de la actividad teatral del Norte-, Galindo
que ya planeaba enviar al Premio Internacional convocado p 1111li1 l111sla el mínimo detalle, esto es que -según la clasificación de
conmemorar el vigésimo quinto aniversario de la revista Tramo: ''11'11h1batti- hace la partitura de la representación. Y la razón
Él está ahí del todo, no sólo como testigo, sino en calidad 1 li 111:m1
de que yo relate con minuciosidad la ingerencia total de
coprotagonista en esa suerte de película de suspenso, video e .¡, l11•1 lo desde el texto, radica en el hecho de que el lector
juego electrónico, sesión dominical frente al televisor, calidosco 1111111l 111ráen este libro, no los libretos escénicos tal y como salen
en tercera dimensión, donde a las escenas simultaneas suceden 111'• numos de Galindo, mejor dicho, de las teclas de Eugenia,
retrospectivas, las prospectivas, las introspectivas, las clasific 111i 1 •1icmpre atendiendo a Dubatti y en concertado acuerdo con
tres equis; aquellas en las cuales el impaciente dedo de una m 1·111l11r- las versiones literarias, de las cuales he separado en lo
nerviosa hace clic en el mute y hasta las que quedan unos ins · 11 i l1•1odo aquello que interrumpa la fluidez de la lectura o atente
suspendidas en espera de que el autor-personaje salga de la pa 111l111 111convención, condición fundamental de la esencia teatral.
afine sus pensamientos y vuelva a accionar el obsoleto teclad l lit ho lo anterior, paso a referirme a los textos incluidos en el
su máquina de escribir llamada Eugenia. El resultado, por supu l•1•11 ¡11vhoy dedica la serie Teatro de Frontera de Espacio Vacío
es una estructura virtual; estructura biombo que separa y oc 1111111111 de la Universidad Juárez de Durango, a reconocer la obra
la vez que incita a la develación; estructura códice cuyo conte 11t1.1l 1rnde Edeberto Galindo Noriega, una compilación que hace
cifrado se muestra dispuesto a la interpretación; estructura irn .., 1 11p11snde su trayectoria y en la que, así lo estimo, está
en la cual los fragmentos no son más importantes que las cos 1o111-1urado lo más relevante de su producción dramática.
los intersticios, esos espacios vacíos que corresponde llenar al 1 1
/ l/11s en disputa no me permite hacer abstracción de la

o al espectador, Umberto Eco dixit. 111111wi6n que causó verla en escena en el teatro Morelos de
En todos sus textos él es el factótum, siempre preocupad 11w11'11lientes, hace tres lustros. Fue verdaderamente impactante
la intensidad, pertinencia y eficacia de los efectos de iluminaci 111111:1 espectadores esa noche, enfrentamos a una realidad que
adecuada elección, volumen y duración de la música; la propi 11111111 -den palpar y conocer a profundidad los mexicanos que
textura, color, forma y dimensiones de todos y cada uno lt111111 la zona fronteriza, esa que abarca los seis estados
trastos que intervienen en la producción. Él vigila desde la ¡t11 ntrionales de nuestra república y luego se extiende
atalaya de las acotaciones -aunque diga lo contrario y finja , 111111 nente por todo el mapa de Estados Unidos, una realidad
resignado a aceptar la intervención de un probable director-, 111 que zozobran sin remedio, ante la marginación, la
lo relativo a la secuencia de las escenas y la oportunidad di 1l111i11nción, la segregación, el fundamentalismo y la intolerancia,

10 11
nuestras férreas y supuestamente inamovibles señas de identi 11l i 1',i11sos setoman inclementes y los convencionalismos familiares
La virgen de Guadalupe, y la bandera, el escudo y el hi 111i:des operan a modo de guadañas que imponen su ley a sangre
1111 I'.< 1, de modo que quienes la padecen no encuentran otra salida
nacionales.
1¡111 111 llamada falsa.
Se trata de un ejercicio de pluriculturalidad en el que
prejuicios tradicionales se oponen unos a otros, donde el régi Vi señor Peña prolonga y desarrolla lo que Dios en disputa
binario se enseñorea y las disyuntivas establecen cánones l 1· il il11dciado aparentemente inconcluso: Explora a profundidad los
confrontación, de rivalidad, de cruenta belicosidad, de modo 1.1111l1·s resultados a que conduce vivir en la clandestinidad una
a los personajes, es decir, a las personas, a los seres humanos 1•11.11•1\:ncia sexual condenada, proscrita y perseguida por una
en la realidad las padecen, no les queda más remedio que suc 111ii•dnd hipócrita (la madre) a la que no le importa el fatal
ante tan feroz encrucijada, porque no hay alianza, conse ,11 •11
1 1iluce, sino que simplemente vuelve la cara, se desentiende,
1111111 que ahí no pasó nada, desconoce al involucrado, le niega el
hibridación o sincretismo que les valga.
111111•11lusco, permite que lo cubra para siempre el anonimato de la
Entonces comprendí que los dramaturgos norteños est
h1i11I 1'1ll11Úfi.
obligados a hablar de la radicalización que vive el Norte, q
nuestro privilegio y nuestro derecho apropiarnos de la realidad vcosado por la doble moral que lo envuelve, el personaje Peña-
nos circunda para compartir nuestras reflexiones con el pú fl,11
il11dubita todo el tiempo, transita por un dilema de identidad
que nos obsequia su presencia, su asiduidad y, por supuest 1111111lleva de la culpa a la resignación y de ambigüedad a la
comprensión, puesto que somos copartícipes. Aquí hago me 111p11·:lia,ala soledad incluso en compañía. No atina a definirse, a
1 111111
irsc, Como la sociedad (la madre) no le da cabida y el entorno
de la capacidad de convocatoria que tiene Galindo: En cuanto
que tiene algo en cartelera, el público lo sigue, lo frecuent 11111•1 k:ja intersticios donde refugiarse, ineluctablemente se deja

una enorme afinidad y empatía entre este autor y sus 11111•1irnrpor los acontecimientos, por las circunstancias.
espectadores. l1idos a su alrededor encuentran, en lo que consideran una
Era lógico que los defeños no entendieran la tensión a e¡1 111
1 ¡11·l·sión
a la moral y a las buenas costumbres, lajustificación
:refure Dios en disputa. Ahora lo comprendo. A ellos les preo 11l11 11-ntepara aprovecharse de él, de su indefensión, para tratarlo
los embotellamientos, las marchas, las manifestacione 11111•11
vamente, insultarlo, explotarlo, ridiculizarlo, escarnecerlo ...
plantones. Ellos pasan una gran parte de su tiempo tras el vol 1il11porque no se comporta de acuerdo a lo que los demás aceptan
en los transportes públicos; les obsede llegar temprano al tr •11111111ormal.
ir de reventón, salir de vacaciones, asistir al estadio de futb l":1levirtual acto sacrificial, esta suerte de inmolación, este
por televisión sus programas favoritos, aislarse en sus estn ¡, 1¡u•ílarse por la pendiente de lo. establecido y conecto -por
condominios. En el Norte, esto es, en la extensa fronter 1 11<1,tomado una vez más de la realidad circundante- le sirve a
globalidad, hay que lidiar cotidianamente con los dilemas cul 1d 111doN oriega para denunciar la inequidad, la falta de respeto,
los atavismos raciales, los dogmas religiosos, los imper 11lntolcrancia que caracteriza al mundo de hoy que, corno el
sexuales, con la geografia y el clima inhóspitos. 11111n1z,se empeña, no únicamente en desconocer la diversidad,
Ese es el asunto de Dios en disputa, la realidad d1 1 pli1rnlidad,sino en ocultaren el sigilo y lahipocresíalacertezade
mixtificada periferia en la que se recrudecen las pasiones, los d1 111lodo estamos habitados por ese otro al que nos negamos a
12 13

-- · Jtlun:i: ""'
aceptar. Para corroborarlo, ahí están las conclusiones de 1AlS celos, la traición, los cuernos y el crimen pasional forman
encuestas realizadas hace más de medio siglo por el doctor Kinsl 1 l 1nido de cultivo que da sustento a la revisión de la pareja, esa

1 111u1 ición hoy por hoy en peligro de extinción, si no obsoleta y en


Lomas de Poleo se ocupa de los centenares de jóven
il1'l11so,sí cada vez más efímera y volátil, puesto que si bien la
asesinadas en Ciudad Juárez. La obra inicia en tono mayor, e
11 ulición la impone como regla social y estado supuestamente
una escena espeluznante en la que lajoven abordada por un par
111i111ml de los seres humanos-obligados por los dogmas o por el
gañanes, devuelve a sus victimarios la violencia golpe por gol
11111 1 lirán
1 y la familia a vivir en mancuerna, emparejados, asociados
sólo que, sexo débil al fin, ella no emplea la fuerza física sino
· 1• 1hmtariamente'' por la firma de un contrato-, la toman insostenible
reflexión que cala en lo profundo, como una ganzúa, buscando l
lt 1•1 unperativos de la globalidad, de la realización individual, las
fibras íntimas y recónditas de las causas y los efectos. Este peque
1 1plracionespersonales, y en una palabra, la añoranza de la libertad
1
tramo de verdad escénica bastaría para calificar de maestro e
11l111 igenia, antes de que al Estado se le ocurriera legitimar la
trabajo, sólo que la obra no ha hecho sino comenzar a plantear
1i111•111 idady convertir a la familia en el núcleo social por excelencia,
propósito específico de sacudimos la conciencia.
1111 lcrior, por supuesto, a los sueños guajiros de Platón a quien le
Es preciso aplicar un ánimo bien templado al degustar este te 11111 ·vi ó bueno atar a la humanidad al paradigma del andrógino.
que nos estruja igual que si presenciáramos un acto de antropof
irizona cruising es un itinerario riesgoso pero necesario,
Se trata de una ceremonia macabra en el que las jóvenes violad
1111¡•rosopero recurrente, fatal pero tentador; un trayecto a diario
asesinadas, mutiladas y enterradas en los terrenos desérticos.jun
111wiitadoporque a pesar de los muchos escollos que encierra,
a la línea, como quien dice en la misma frontera (no olvidemos
1111 1 lcmasiadas también las esperanzas, las ilusiones, las fantasías,
varios centenares de casos no han sido resueltos y existe una lí
•111111 icños que promete cumplir.
de investigación que apunta hacia posibles asesinos residentes
el otro lado), reviven el trance sacrificial, el rito terminal en el l ,;1apuesta es desigual y no obstante, luego de sopesar la
fueron inmoladas. 111Ii< ludmiserable que se vive, cualquier posibilidad de éxito, aun
1 1111remota,
11s entraña una mejoría, un bienestar hipotético, una
El cruento relato recuerda a Ibargüengoitia, sólo que es
1l11¡1 f; t que se cree realizable a fuerza de repetir que es cierta, que
muertas no tentaron a la suerte emprendiendo el trabajo más anti
rlcanzable, que otros han visto cumplidas sus aspiraciones,
del mundo; el único pecado de estas muertas es haber salido
111hos realidad sus sueños.
madrugada de la maquila o haber ido de noche a comprar el p
la esquina, en pocas palabras, haber atravesado en el mome Por supuesto que se pasan por alto los millones de fracasos y
más inoportuno la trágica encrucijada de la inseguridad. 111cpciones, las incontables deportaciones, los innumerables
11111·rLos por asfixia, insolación, hipotermia o inanición, los
Mírame a los ojos y dime que me quieres constituye
1ulcnares de inmigrantes que sucumben ahogados en el rlo o
ejemplo más de la virtualidad en la dramaturgia de Galin
ll'limados por balas furtivas, los montones de asaltados por los
Realidad y simulación se traslapan, corren en líneas paralelas
uupios polleros a ambos la~os de la línea, o los que comprometen
confunden, de modo que posibilitan diversos niveles de lectun
111111 parte de su futuro a cambio de cruzar al otro lado. Prolifera la
con el final, abren paso a un rebobinado de reflexión, de recue
1·111bra de cruces a lo largo de la línea, pero las estadísticas no
de análisis retrospectivo, con la consiguiente apertura a
interpretaciones particulares de cada lector, de cada espectad
14 15

''
¡, !W1''!' ;
=
cuentan para aquellos que creen que se pueden ganar la Lote~I illl~1os verdad Yde.creaci?n, de .modo que no me queda más
que no les va a ocurnr nada malo, que la van a hacer en gran 1l•11; seguir hablando bien de el ahora que la buena fortuna parece
que les va sonreír el éxito porque están benditos, porque ya 1111pezarle a sonreír Ya obsequiarle merecidos premios.
pusieron una veladora a la virgen de Guadalupe o porque el bre'
del pueblo les echó la suerte. Enrique Mijares
Mucho menos, muchísimo menos recapacitan en los mill Universidad Juárez de Durango
de ilegales que viven a salto de mata, cuidándose de la migr Creador Emérito Durango 2006
cada instante, explotados de manera inmisericorde por patro
aprovechados, haciendo trabajos de esclavos a cambio de sueld
denigrantes, hacinados en viviendas casi tan estrechas como
cajuelas de los autos donde entraron de contrabando, levantánd
antes de la salida del sol para ir a la faena y durmiendo es cuant
sol se pone, esto es, sin ver la luz del día, sin conocer ni de lejo
american way of lije, sin aprender inglés y olvidan
irremediablemente el español.
¿Qué es pues lo que los hace arriesgarse? ¿Necesidad, mi
desesperación, valentía, arrojo, intrepidez, terquedad, ambici
Aunque la opinión generalizada lo atribuye a falta de emple
pobreza, en realidad nadie lo sabe. El hecho es que a ningun
ellos lo detiene el peligro ni las consecuencias nefastas. Al contn
animados de una energía descomunal, día con día saltan las b
y se lanzan al río, al desierto, a una incertidumbre de la que
bien adivinan la disyuntiva: Libertad o muerte, el albur de la b
el cara o cruz del volado; escapan de una cárcel donde falta
oportunidades para acceder a un american dream que pui
convertirse en pesadilla.
En la frontera se recrudecen las medidas de segurida
levanta el muro de la vergüenza, acuden las guar ~·
presidenciales ... Y la cosecha de cadáveres nunca se acaba.
Los textos de Edeberto Galindo son así, desnudos, crue
hasta más allá de la agonía, francos hasta el último aliento, dolo
como una marca a fuego que nos recuerda la indignidad en q
asimetría social nos obliga a ir sobreviviendo día con día,

16 17

-~----
,,,iJ~!1.':1!1~ ~·. • '
Ahora está sepultada en una fosa común, sin nombre ni d
como si nunca hubiera existido, como si su vida, toda, hubiera
borrada.

Lomas de Poleo
11111 (Morir con las alas plegadas)
.~:11
·1~,•11
11!11
'-t111

11,,, l•',11
ciudad Juárez, Chihuahua, México, en los años más recientes,
1111desatado una ola creciente de violencia que las autoridades
·l11111 sabido dimensionar en una medida real yjusta. Por un lado,
111¡11ste de cuentas entre los cárteles de la droga y por otro, la
1111 dé un compromiso serio y verdadero para combatirlo.
,:in embargo, hay dos nombres que causan horror y que
•ll~l11ntementeocupan las titulares de los diarios locales y que
11111 ya asociados a lo espeluznante: "Lote Bravo" y "Lomas de
1h•n". Estos son dos predios semidesérticos y alejados de la gran
•.111d1a urbana, en los cuales, con frecuencia son hallados los
•1•rpos de mujeres jóvenes-regularmente menores de edad-que
1111111 violadas y asesinadas de forma brutal. Una característica
"'' 111.: repite en muchos de ellos, es que les fue mutilado el seno
ucho y cercenado el pezón izquierdo a mordidas. El número de
111'1,jóvenes mujeres alcanza ya más de ciento cincuenta y el
l11111tapor ciento aproximadamente, fue encontrado de cinco años
litlecha. Y aunque las autoridades han capturado a algunos de
icsponsables, la verdad es que sucedió de una manera fortuita
•111'111 uepor una investigación profesional y de inteligencia poiicíaca
¡1111· supuesto, que la gran mayoría aún estén libres.
Lomas de Poleo es una obra de teatro que consigna este hecho,
1,umgún modo resuelve nada, de ningún modo alivia nada ni esa
1111pretensión, sólo registra para el mundo, para nosotros mismos

98 99
una causa; establece acaso, un compromiso en el espacio 11 1 'uerpos se juntan hasta pegar sus pelvis en una figura
tiempo que nos toca vivir. l.nttca, como una danza lenta y erótica.
Poleo es una hierba desértica, que da una sola flor, 111 1111Ísica se interrumpe de súbito.
curiosamente, nace y muere en una misma noche, casi, como \ 1Y (Se suelta de Mauro, asustada): ¿Qué té pasa, Mauro?
apología a esas niñas que no alcanzaban a entender plenam 1111111·0 sonríe con malicia.
que estaban vivas. f ill '110 (Se lame los labios con lascivia): ¿Quiubo, chiquita ...
11111 qué te ves así. .. tanrica?
LOMAS DE POLEO t \1 Y: V ... voy a la tienda ...
1111 '110: ¿De veras ... ?
~11•
:~ Una tormenta reproduce de menos a más los. aironaz. 1\1 Y: Ssí... yyamevoy ... e-está lloviendo y ... ym-me están
1111,~

li~
terregales de ciudad Juárez en cierta época del año. • .pnando.
''• luces comienzan afallar, algunas veces bajan de intensi 111! '110 (Intenta abrazarla): ¡Ay... ! ¡Maticita ... ! ¡Qué buena
~,,.,,
otras, se apagan y se vuelven a encender. Movidos p I• 1°:t;\sponiendo! ¡Mi Maty ... mi Matisota!
aire, algunos matorrales secos y bolsas de basura rued. 1\1 Y: [Suéltame! ¿Qué les pasa?
el desierto. Se escuchan caer fragmentos de lámin l,\111\0: ¡Aaay! ¡MiMaticita ... ! ¡Vierascómotemeantojas
cristales rotos, truenos y relámpagos. Las luces se apa • 1111 ese vestidito ... vieras cómo te me antojas!
absoluta oscuridad. Lapso breve de silencio, lueg \ 1 Y: ¿Qué les pasa ... ? ¿Qué diablos les pasa, Mauro?
tormenta continúa. Un relámpago, acompañado de un tr i \111\ O: Todos los días te miro pasar, por aquí, por allá, pasas,
muy fuerte, ilumina momentáneamente el exterior 1111111:'ts pasas, de largo ... siempre de largo, mi Maty ... y pos ...
casucha en la cúspide de la loma y parcialmente el pu 11111, te quiero mirar pasar. ..
al otro lado del cual hay una tapia a medio const. t il! 'I 10: ¿A la güena ... o a la mala vas a querer? Mi Maticita ...
abandonada. La tormenta eléctrica cede. Música: "L 1/11/y intenta regresar.
and shadow" de Vangelis, del disco 1492 Conquista t 111'l10 (Le tapa el paso): No, no, no, chiquita ... ¿A dónde
paraíso. , 11•i. .• ? ¿Eh? ¿A dónde vas, mamacita ... ?
Comienza a llover. Maty sale de la casucha y camina 1 \ 1 Y: Por favor ... déjenme ir ... me están esperando ...
parsimonia hasta la mitad del puente. El aire agita su ca 1!11'I LO: ¿A la mala? ¿A la güena? ¿Cómo vas a querer, eh,
y su.frágil vestido con cierta violencia. Se detiene a la •luquita ... ?
del puente y levanta los brazos y el rostro, disfruta el t \ 1 Y (Asustada, trata de contener el llanto): ¿Qué les pasa,
fresco. Lame el agua de la lluvia que cae en su rostro y r Mauro, dime tú qué les pasa? ¿Porqué están así conmigo?
il1111i..:,
hasta la comisura de sus labios. t \ 11RO: ¿Sabes qué me pasa ... ? Maty, el sabor de tu pielecita
Repentinamente un relámpago ilumina la tapia en el 1111• pasa por la garganta, revuelto con mi saliva amarga. Me
extremo del puente y descubre a Mauro y a Güicho l111p1 poraquí, por el pecho, y luego por la panza, y se va volviendo
acechan a Maty. ihrlcc. Cada vez más y más dulce ... Hasta que me llega hasta
Maty sigue caminando, llega hasta ello· "zvanta los br. 1i¡11í. (Se agarra los genitales con vulgaridad): ¡Y entonces
y entrelazan los dedos de sus manos con los dedos de M lt uicnto toda! Cuando nomás te miro pasar y me aguanto y me

100 101
trago lasganas. ¡Y te cojo! ¡Y te muerdo! ¡Y te lambo! ¡ cuerpo flácido y muerto, ¿me vas a profanar con tus dedos de
tocarte! ¡Sinrozartesiquiera! ¡Un pelo ... ! [Un poro ... ! ¡ K11nzúa?¿Eh, Mauro ... ? ¿Qué me vas a hacer ... ? ¿Me vas a
me pasá, Maty! ¡El sabor de tu piel! ¡Yahastameheimagin ucar los ojos para que no te persiga mi última mirada? ¿Mi
aquí. .. ! (Vuelve a agarrarse los genitales): ¡Esatextura aren última suplica? ¿Para que mi último ruego no te agujere la
de tu lengua ... !Mira ... ya hasta me salieron callos en las m nmciencia? Dime, Mauro, ¿qué me vas a hacer? ¿Qué me vas
de tanto soñarte. 1hacer?
GÜICHO (Ríe con morbo): ¡Aaay ... ! ¡Matildota! ¿Apoco n 11 llCHO (Frotándose las manós): [Mauro ... ! [Mauro ... ! ¡No
te hace agua la boca, eh? Ir la acabes toda! ¡Déjame tantita !
MATY: ¡Por favor ... ! Ya no me estén diciendo cosas. Ya, ya IATY:¿Qué me vas a hacer, Mauro ? ¡Dime! ¡Dime! ¡¿Vasa
t•I
·~t: tengo que ir... E-está lloviendo ... robrarte con mi cuerpo lo que te debe la vida ... ?! ¡¿Vas a
1!1
111

:11 GÜICHO: ¡Quére-bonitatevesasí! ¡Asustadita,temblandocó msuciarme con toda tu mugre ... ?! ¡¿Me vas a culpar de tus
~l·
..•,, una gelatina bien cuajada! [Hasta te tiemblan las nalguitas .. , .ulpas... ?! ¡¿Me vas a arrancar el corazón?! ¡¿Así. .. ?! (Hunde
,...,,,
MATY (Conteniendo el llanto): Ya... yam-me ... me tengo 111 mano en el pecho de Mauro, le arranca el corazón y con
Ir... 11/ en la mano, levanta el brazo dejando que la sangre escurra

GÜICHO: Entonces, ¿cómo vas a querer? ¿A la güena o ¡ior su antebrazo. Grita):,¿Entonces, Mauro? ¿Qué más da
mala ... eh, mi Maticita? que a la buena o a la fuerza sea ... ? ¡Si de todos modos ya me
MATY (Cambio radical): ¡¿Qué pues, muchachos ... ?! ¡ 11111tieron
el alma! ¡Y la vida ... ! ¡Y la madre ... !
buena! ¡Voy a querer a la buena! ¿Y ustedes? ¿Cómo v 111 ICHO (Excitado): ¡Sigo yo, Mauro ! ¡Sigo yo ... !
querer ustedes? l ffY: ¡Sí! ¡Sí! ¡Siguestú! ¡Siguestú ! ¡¿Atinoteimportaque
1

GÜICHO: ¡A la güena! v11esté muerta ...?! ¡¿Que ya no sienta?! (Salta sobre ély enreda
MAURO: ¡Alamala! 111s piernas en su cintura; arquea el cuerpo dejándolo caer
GÜICHO: ¡Pos como sea! uucia atrás mientras él la sostiene de las nalgas): ¡Yano me
Maty se abalanza sobre Mauro y de un brinco enreda 11111evo,pero todavía estoy tibia! ¿Me sientes ... ? [Hace dos
piernas en la cintura de éste, como si estuviera fugan, minutos... apenas dos minutos, todavía respiraba ... ! [Yano
Mauro trastabilla y cae riendo. rrspiro, pero tengo los ojos abiertos todavía ... ! ¡Con todo mi
MATY (Con voz.fuerte y clara): ¿Yquémevasahacer ... ? ¿ pi'111ico
y mi dolor en ellos! ¡Yano te veo, pero pareciera que te
Mauro? ¿Me vas a rasgar la ropa, me vas a arrancar la piel miro... ! ¡Tupuño contra mi cara muerta me exige un grito! ¡Un
(Le arranca la ropa ajirones):¿ Y luego me vas a llenar d w·mido!¡Un aliento ... ! ¡Mi pezón se quedará en tus dientes y
baba pegajosa y hedionda ... ? ¿Eh, Mauro ... ? ¿Me v . muerte 11enara' tu viºda....' ·S'
1111 1 l. 1·s·igues tú' ... sigues
1 i....' ·S'I . tu....
' 1
embarrar de tu semen venenoso e inútil? ¿Me vas a morder
pechos hasta arrancarme los pezones ... ? ¿Eh, Mauro Interior de casucha.
(Comienza a llorar con rabia e impotencia): ¿Qué me v /i,'/ viento golpea las ventanas y los techos.
hacer ...?¿ Vas a callar mis gritos pateándome la boca ?¿. \NCY (Se asoma a la ventana): Qué raro esta el día.
vas a arrancar del pubis unos sueños que 11 ,. _ on míos ?¿ 1 I' 1KA: Amargos, los días han estado amargos. Llueve y no llueve.

a enredar en mi pelo tus miserias ... ? Y cuanoo no te alean /\ 1 nanece y anochece muy pronto.
102 103
NANCY: ¿Quieres que ponga agua para café? tH 'Y: ¡Mucho ... medamuchomiedo!
ERIKA: Se está tardando mucho Maty con el mandado, ¿no li 11../\: Yo creo que Maty ya debería de haber regresado. ¡Yase
NANCY: ¿Crees que le haya pasado algo? INd<'> mucho tiempo! ¿Crees que deberías ir a buscarla?
ERIKA: ¿Vas a poner el agua para el café? 1,, fj( 'Y:¿ Yo...?
NANCY: Deberías ir a buscarla. 111 ~. /\: Sí, tú.
ERIKA: El tiempo pasa muy aprisa ... o no está pasando. \(11111 abre la puerta y entra. Trae el vestido desgarrado,
NANCY: Estás loca ... el tiempo es lo único que no se detie 1111,1:re entre las piernas, algunos golpes en su cara son muy
ERIKA: Entonces pasa muy aprisa, de algún modo, como si , vulcntes; sus labios están rotos y su cabello lleno de hierba.
pasara, o como si ya hubiera pasado todo. 1111 r qué te tardaste tanto? Ya estábamos preocupadas.
!Uíl
~·-11
•• ,M
NANCY: ¿Quieres que ponga agua para café? 1f11tysólo las mira.
'"'-11~
~r.
~!I:1
ERIKA: ¿Tú crees que estemos muertas? \ 1H 'Y: ¿Y el mandado ... ? ¿Y los cigarros? ¿El café que te
'••:
'11
~,, 11
NANCY: Los muertos no toman café. 1111·11rgamos?
ERIKA: Ni van por el mandado. Ni se preocupan si llueve 11 ll\ /\:¿Y el queso? ¿Y el pan dulce?
llueve; si amanece o anochece muy pronto. í \ 1Y: Está cerrada la tienda. Están cerradas todas las tiendas.
NANCY: Deberías de poner agua para el café, ¿no?
ERIKA: Sí,¿ verdad? Cuando llueve se antoja tomar café. 111/lteatro
NANCY: ¿Apoco está lloviendo? ti 1>ICO1: ¿Otra?
ERIKA: ¿Que no viste ... ? ¿No te da el aroma a tierra moja 111llCO2 (Asiente mientras examina el cuerpo de una mujer
NANCY:No ... ivudido desnudo sobre la mesa de autopsias. Enumera):
ERIKA (Se asoma por la ventana): ¡Sí. .. ! ¡Ven... ! [Mira! ¡ ~l 1 icstras de violación multitudinaria. Penetración por las dos
-~ lloviendo! Deberías de mandar a Maty por un poco de pan 1 litN. Hematomas en casi todo el cuerpo, principalmente en la
o galletas para tomar con café, por un poco de queso a lo m 1 111'11.Esquemosispor succión en pectoral y región media también

Hasta se antoja fumar un cigarro. ¿Tienes cigarros? O que 1li•I pecho. Aproximadamente diez horas de fallecida.
Maty a la tienda y nos traiga. 111>ICO1 (Come alguna golosina y apunta en una libreta):
NANCY: Con todos los terregales que hacen en Juárez ... ¿tú , 1)11é edad más o menos?
que quiera ir a la tienda orita ... ? Además, ya está hacién 111>ICO2: Entre catorce y dieciséis años, no más, no menos.
noche. 111> 1CO 1: ¿A ésta dónde la encontraron?
ERIKA: Pareciera como que está amaneciendo. ¿Tú nunca t' 111>ICO2: Lote Bravo, Lomas de Poleo ... dalo mismo. (Pausa).
confundido? ¿Nw1cahas pensado que está amaneciendo cu ¡11utat ma d re....' ¡E sunamna.
·- '
en realidad se está haciendo noche? A mí me pasa muy se
Por ejemplo: orita no sé si en realidad está oscureciendo o a¡ luterior de casucha.
va a salir el sol. Y a veces me da la sensación de que un d Nancyy Erika comen con desgano algunos pedazos de pan,
va a poner muy oscuro ... tan oscuro, que ya nunca vamos wntadas a la mesa.
salir el sol. ¿No te da miedo? 'l'IKA: ¿Todavíanohaamanecido?

104 105
NANCY: A lo mejor ya amaneció. ¿Por qué no vas y te asom 1I{IKA: ¡No sé...! ¡No sé quién fue! ¿No [uistc tú, M11I '
~11\TY:No, yo no fui ... no me acuerdo.
Erika se levanta para ir a la puerta.
NANCY: No vayas a abrir la puerta. Siempre que abres la pu '·11\NCY:¡Sí! Fuiste tú, porque cuando llegaste yo te vi con el
el sol parece venírsenos encima. Y me encandila. No vestido roto. ¿Por qué traías el vestido roto?
1A'1Y: ¿Lo traía roto ...? No me fijé.
asómate por la ventana.
1 1(1KA: ¡Sí... t Y traías sangre en las piernas. ¿Por qué traías sangre
ERIKA: El sol nunca ha entrado por la puerta, acuérdate q
frente de la casa da al poniente. El sol cuando entra es cu 1•11 'las piernas ...? ¿Apoco ya andas menstruando otra vez?
l 1\TY: Sí... orita que me estaba bañando me salió mucha sangre.
se está poniendo, ya en la tarde.
NANCY: De todos modos, nomás asómate por la ventana, y,a 1\NCY:¿No estarás enferma ...?
1l' l l(A (Observa la cara de Maty y se acerca a ella): Oye ...
.
~1:~1
,,,
'"'~:·!
que siempre se mira mucho pa dentro. Hace mucho que no
mira nadie; no quiero que me miren así, de golpe . /,por qué traes la cara así? ¿Qué traes en la cara?
·111,
~.r. 11 lA'l'Y (Nerviosa, retrocede): ¿C-co-cómo ...? ¿Cóino la traigo?
~"111 : ERIKA (Con risilla pícara): A veces se me figura que ya no
'il1
11~••~.
111IKA (Insistente, vuelve a acercarse a Maty): ¿Qué es lo que
,, puede ver nadie ...
"'I
1·.• lmes en la cara, Maty?
NANCY: ¿Por qué? 1
\NCY: ¡De veras! ¡Qué fea te ves!
ERIKA: No sé... se me figura nomás.
NANCY: ¿No te vas a asomar por la ventana para ver si 1 111KA: ¿Quién eres tú?
1\TY: ¿Yo...? Maty ... Matilde ... (Pausa). ¡Yo pensé que no se
amaneciendo o se está haciendo de noche?
111enotaba! Como de esas veces que uno sueña despierta, ya
ERIKA (Se asoma por la ventana): Ya no sé... pero seguro
se está haciendo de noche, ya ves que el gallo de Cande
v1·11cómo son esos sueños, me miré en el espejo y pensé que ...
que alo mejornomás eras un sueño,pero no sé... no sé qué me
cantado. p11sa.¡No sé qué me pasa! (Se altera y grita): ¡Me ví en el
'K~I
NAN CY: A lo mejor ya se lo comieron ...
1•11pcjo y estoy horrible ...! ¡No sé qué me está pasando t ¿Por
ERIKA: Como están las cosas, vamos a terminar por com
1111é me siento así? ¡Como si estuviera soñando y no pudiera
una a la otra. d1·spertar! ¿Por qué no puedo despertar? ¡Yo siempre
MATY (Entra, viste una vieja bata y trae una toalla
d1•spertaba cuando me andaba del baño! ¿Por qué ahora no
cabeza): ¿No se van a bañar ustedes?
p11t.:do despertar? ¿Qué me pasa? ¿Qué me está pasando ...?
ERIKA: Nosotras nos bañamos cuando llegamos.
!Noncytrata de abrazarla para que se tranquilice). ¡Suéltame!
MATY: ¿Hace mucho que llegaron?
xuéltamc! ¡Hueles muy feo! ¡Apestas!
ERIKA (A Nancy): ¿Cuánto hace que llegamos?
1\ NCY: ¿Cómo vas a despertar si todavía no amanece, ch'! l .u
NANCY: Siempre me preguntas eso.
1'1·11teduerme por las noches ... y sueña. ·
ERIKA: No sé no sé cuánto hace que llegamos.
l \ í'Y; ¿Ustedes también están soñando?
MATY: Es que huele muy feo ... ¿a qué huele?
1111KA: No. Nosotras todavía no nos hemos dormido. Por cst1
NANCY (Ríe con ternura): Ya te vas a acostumbrar.
uumdarnos por café y pan, por un poco de queso y cigarros.
ERIKA (Trata de recordar): ¿Cuánto hace que llegamos ..•
MATY: ¿Quién fue por el café y el pan? ·n -,rlos cigarr 1\ l'Y: ¿A quién mandaron?
1lllKA: A ti.
queso?
107
106
MATY: ¿Por qué a mí? l11>.;élica,
de trece, cuando mucho dieciséis años, se desplaza
ERIKA: Pues no sé... te mandamos a ti porque alguien tenía que 1•11/re los empleados inmóviles. Una bolsa deplástico le cubre
MATY (Enojada): ¡A mí no me gusta ir a la tienda! (Grita): ¡ 111cabeza. Trae una pantalonera roja en una sola pierna y
les he dicho que no me gusta que me manden a la tien husta la rodilla. La piel manchada, sucia, amoratada. Sobre
¡Siempre están ahí. ..! En la tapia. ¡Y me dicen cosas! ¿Por q /11 blusa, en el seno derecho, se trasmina la sangre que gotea
me mandan a mí? ¿Por qué no van ustedes? iresca aún. Se quita con toda calma la bolsa que le cubre la
ERIKA: ¿Quién ...?¿ Quién te dice cosas? , ubeza, uno de sus ojos luce hinchado y amoratado, los labios
MATY: Mauro y Güicho [Siempre están ahí y me dicen mue icventados, el cabello muy aterrado.
cosas! ¡Cosas muy feas que hasta me hacen tener sueñ \I~< lÉLICA (Con vozpausada): Desconocida: Trece... quince ...

,~,~
~1"~11

'~·~i~·!
[Pesadillas! ¿Por qué me mandan a mí a la tienda? (Paus
Siempre pensé que no me querían, que de algún modo yo 1
1 llcciséis años,no me acuerdo.Nadie lo sabetodavía.Pantalonera

11 \ja, en una sola piema, hasta la rodilla. Zapatos tenis. Sostén y


,111,

~.~
~1111

::: estorbaba. Siempre lo supe y pensé en irme y no volver nunc rnlcetines blancos. Muestras de violación por las dos vías.
~¡.,:~:: ¿Para qué...? ¿Para que nomás me agarren de su sirvienta? ¡p, Amputación del seno derecho y cercenado el pezón izquierdo,
;.·1
ya no soy una niña ...! ¡Y no me gusta que me traten como 111 nordidas. Desnucada y acuchillada diecisiete veces...Alguien
·-
runa.' 11 re encontró en posición de decúbito en Lomas de Poleo. En
ERIKA: ¡Cállate! ¡Tú nunca has sido una niña! 1•Nla bolsa... están ... todos mis gritos (Se inmoviliza).
MATY: ¡Ya estoy harta de ustedes! ¡De que nunca se preocup 1"/ ruido de la maquila se hace insoportable. Los otros
por mí! ¡De que nunca me hagan caso! [Harta de ser invisib vmpleados cobran movimiento. Treinta segundos después,
¡De que nadie me vea nunca! ¡Ni siquiera como una pinc 1·f ruido de la maquila cesa. Los empleados se congelan.
sombra que pasa y molesta la vista! ¡Harta de no ser ni tugélica recupera el movimiento.
1111\1
murmullo que estorba para oír otras cosas! ¡Harta de sentir q lrubajo en estamaquiladora, entro alas seis de la mañana, algo
no me quiere nadie! [Harta, todos los días, de querer morí pnsó ... me volví invisible ... no sé... me volví muda. Ni siquiera
para ver si muerta me vuelvo importante! 111cacuerdo de que tenga un nombre ... una edad. No llegué
NANCY (La abraza con ternura): Tranquila, tranquilk ... 111111ca a mi línea, ni siquiera sé cómo regresar, ni adónde ...
estorbas, no molestas. No tenemos por qué quererte, ni:f
nosotras. Sólo estamos aquí, vivas, juntas ... esperando q
amanezca. 1111 ICHO(Parado a la mitad de la pendiente, una ligera brisa
Las tres se abrazan. 11111eve sus cabellos, con altivez): No existe un pensamiento ...
1 ·snomás una sensación ... hormiguea y pone chinita la piel... la

Maqui/adora primera vez, uno ... se muere con ellas ... se mata uno mismo ...
Ruido ensordecedor del área de producción. cuando dejan de moverse se siente un vacío, un vacío que se
Los empleados de la maquila congelados, inmóviles, ca, 1 lenay vuelve a vaciarse después...la primera vez que las matas,
quien ocupado en su propia tarea: 11110, se mata también ... (Se desplaza por la pendiente, como
Un supervisor que revisa algunos papelr . Tres obreras f iersiguiendo a su víctima. Saca-un cuchillo de sus ropas):
la banda sinfin. Un montacargas. ¡No corras, pendeja! ¡No corras ... ! ¡Si corres te tengo que

108 109
perseguir y me canso y si me canso me encabrono! (Grita): 11 ·mordimiento no existe, y el sabor del asco se va cuando se
si me encabrono te cojo muchas veces y te mato muchas veo 1•:1<.:upe
la saliva; ya después va surgiendo una sensación de
[No corras! Se supone que no debes escaparte.¿ Te imagina: poder... [muy fuerte! Un poder sobre la muerte y la vida, como
te escapas? [Me chingo, me chingo! [No corras, pinche Je i uno se fuera ... (Trata de ocultar una sonrisa): Sí... como si
culera ... ! ¡No corras! [No corras! ¡No corras! (La atrap. 11110se fuera volviendo inmortal. (Ya sin poder reprimir una
hunde repetidas veces el cuchillo en la tierra como 11111plia
sonrisa de satisfacción, con la cabeza en alto, erguido
apuñalara a su víctima): Te dije que no corrieras. ¡Tedije q v orgulloso ).
no corrieras! [Te dije que no corrieras! ¿Cómo te llamas? ¡
me importa cómo te llamas! ¡Me vale madre quién seas! ( Interior de casucha
to!I! voltea y grita desesperado): ¡No grites! ¡No grites! ¡ \NCY (Maquilla a Maty): Así te vas a ver mejor, como si
'::
i.·-w:i 1'Nluvierasen un sueño muy bonito, uno de esos sueños con
~r/I aturdes ... me aturdes, mocosa! [Cállate de una vez! (Le da
1 ni ores muy vivos, de los que esconden la tristeza y resaltan el
~.,lt•
golpe muy fuerte): De todos modos ya no te oye nadie aq
¡Que te calles, pendeja! No te vas a callar, ¿eh? (Saca u, 11111or ... ¿Te gusta?
bolsa de plástico y se lo coloca en la cabeza): Así ya casi 1\l'Y: Sí.
te oigo te oigo muy lejos al menos, como si estuvieras en O' 11111(A: Luego me maquillas a mí, ¿sí?
parte así, quietecita ... muévete poquito, así... como si \NCY (Le sonríe a Erika): Sí. Ve y busca mi bolsa, yo traía
gustara ... Ey, ey, ey, ¿qué te pasa? ¿Qué te pasa? [Ey, cabro 111111 bolsa ... llena de colores, escoge los que más te gusten.
(Le quita rápidamente la bolsa porque se le está asfixiandi 1\l'Y: ¿Ya?
•11,1

Mira, mira, ni creas que te me vas a morir ... a mí no me gu \NCY: No te desesperes, ya me falta poco.
cogerme a las muertas. Primero lo primero, después ... [mué 1\ l'Y: ¿Cómo estoy quedando?
'm babosa! [Pero muérete callada! (Vuelve a colocarle la bo \NCY: Bonita ...tan bonitaquemedaenvidia.
en la cabeza): Esto es pano oír tus chillidos ... y pano llev l'IKA: No encuentro tu bolsa, ¿dónde la dejaste?
tus ojos conmigo; no me gusta que mis muertas me miren, \ NCY:No sé. Búscala bien. Por ahí debe de estar.
llevarme sus gritos. Ora sí... descansa, chiquita ... descansa to 11111\ !\:No ... no la encuentro. Maquíllame igual que a ella.
lo que quieras. (Se sube los pantalones): ¿De qué color ten \ NCY (A Maty): Ya terminé. ¿Por qué no vas y te miras en el
los ojos ...? No sé ... parecían de vidrio de tanto que llorast 11 1p~jo?

Ahí después, si te encuentran, voy a saber cómo te llamab 'lrtly va a mirarse en el espejo. El maquillaje hace resaltar
de perdis pa saber a quién me estaba cogiendo. (Se despl. 111111 más las huellas de los golpes en su cara.

por la pendiente con prisa torpe, a veces parece perder 111K!\:Ahora maquíllame a mí. Sigo yo.
equilibrio): ¡Ay,mocosa ...! Me exprimió todo ... [Tanto q \NCY: Sí, ven. Te voy a poner los colores del amanecer, eres
me emborrachó ... ! Es un vacío ... un vacío muy hondo el q 1t>ll como tan pura, como tan blanca, como tan buena.
queda, como un agujero dentro muy grande ...hueco ...sin nad 1 \ 1 Y: ¡Qué rete bonita me dejaste, Nancy, gracias!

así se siente la primera vez que las matas. Ya después es o \NCY (Mientras maquillaaErika): Yano llueve. Ya se calmó
cosa, te comienza a gustar el dolor en S' a; la mueca i11do el terregal, ¿por qué no salimos un rato y nos sentamos
miedo se va definiendo muy suave; la posibilidad «lucray nos fumamos un cigarro, como antes?

110 111
1 v: ¿Dormir ...? ¿No sería mejor que todas despertáramos de
MATY: ¿Como antes de qué?
111111110
y hacer que amanezca ya?
ERII(A: Como antes del terregal, como antes de que se hic
111'Y:No ... es mejor dormir ... y creer que todo es un sueño.
noche.
MATY: Yo me siento bien aquí, no quiero salir. No quiero qu
11,•¡1artamentode homicidios de lajudicial del estado.
roce el viento, que me toque nada.
l/padre de una de las víctimas entra apresurado.
NANCY: Nada más ponte los zapatos.
l 11"(Sentado al escritorio): ¡Oiga! ¿Qué le pasa? ¡No puede
ERIIZA: Póntelos y vamos un rato afuera.
111lrarami oficina! ¡Y menos así, cabrón! ¡Sálgase!
MATY: Nadie encontró mis zapatos y yo...no sé dónde qued
ERIKA: ¿Por qué hablamos como si siempre estuviéramos tri
I' '1 >IW: ¿Usté es el de homicidios ...?
1 1 11 (Haciafuera): A ver... ¿quién chingados dejó entrar a éste?
~~::~:, No debiéramos estarlo, al menos mientras estemos juntas.
11\ l ll~ E: ¿U sté es el de homicidios ...?
'"'•~1
'""!
tt:1
::ti': MATY: Por eso nos está maquillando Nancy, para que ya
~r.":i" 1 11·:: ¡Sí! ¡Pero sálgase, usted no puede entrar aquí! Haga una
estemos tristes. Para que ya no se nos note que tenemos
1 ltn. Tiene que aprender a hacerlas cosas como son.
ojos secos y la voz desgarrada; que dejamos las uñas en la hi
I' \ 1>IW: Es que ...llamé por teléfono pero nadie me contestó, señor.
o en la tierra; para que no se nos note que algo nos ahoga;
JI 11\: Pos también a qué horas ha de haber llamado ...
que no se nos note que estamos ... 1· \ 1>RE: No encontramos ami hija, señor, hace doce horas que ...
NANCY: [Cállate ...! 11 11\:¿Que no entiende ...?¿ Que chingados no entiende? [Así no
MATY (Tímida): Tristes ... 1• hacen las cosas! ¡Por eso este país está como está! [Porque
'1 ~~
ERIKA: Maquíllame, Nancy, no le hagas caso. Ella no saben,
11,:¡
h1gente no sigue un orden!
1~,1
11
de cosméticos ni colores. I' \ 1>RE: No más iba a encaminar a mi otra hija a la parada del
NANCY: De todos modos me gustaría salir un rato ... a tom
1~*11 .nmíón y ya no volvió, ya no volvió, señor. ¡Ayúdenos por
fresco, a ver el cielo abierto, estrellado, la luna colgando de
luvor! ¡Ayúdenos antes de que sea tarde, le puede estar pasando
grito ... de una súplica ... de un ruego inútil. ¿No les gustarías,
nlgo! ¡Por favor, señor, ayúdenos!
un momento? Para mirar en el horizonte a Juárez y El P
11· 1:11(A un oficial): A ver usté, agente, sí, usté. Lleve a éste y
extendidos como una mantarraya luminosa ...
enséñele cómo y dónde se 'hace un reporte de personas
MATY: Como una misma cosa, rota desde hace mucho; para
1h.:saparecidas...
cómo se ve la vida desde aquí. .. 11\I >RE: ¡Pero ya no hay tiempo, señor! Una señora dijo que un
NANCY (Molesta): ¡Cállate!!
carro verde pasó y...
MATY: ¿Por qué? ¿Por qué siempte me callas? ¿Por qué to
1111,'E: ¡Agente ...! ¡Porfavor,sáquelodeaquí! [Tenemos mucho
quieren callarme? Como si les doliera· mi voz, como si }I
lrabajo! ¡Tenemos muchas cosas qué hacer ...! (al público):
aburriera, como si les diera coraje que hablara.¿Por qué, Nan
'1 enemos que educar a la gente, la gente tiene que aprender; hay
¿Por qué nadie quiere escucharme? departamentos, instancias, un orden que establece la ley; la gente
ERIKA: [Porque hablas muy fuerte! ¡Porque tusvoz nos despi
no sabe; se tiene que educar, enseñar; no estorbar es una forma
a todas! muy valiosa de colaborar; la gente tiene que ser parte de ese
NANCY (Con dulzura): Y lo que todas qu· .~111os E'" dormir.
ordenestablecido, si no, no se puede avanzar; no se puede hacer
113
112
< >11 tan cálidos. Luego les comienza a dar calor como si tanto
el trabajo con la eficacia que se requiere. Nosotros tenem enlor de la madre los asfixiara. ¡Entonces quiere salir corriendo,
que enseñar a la gente, educarla ... l l -spirarl ¡Sentirse independiente ... libre!
PADRE (De rodillas, con la mirada vaga, como ido): A los cin ~1N.1Y: Pero yo no soy una niña ... yo no acabo de nacer.
días encontramos a mi niña ... tenía tierra y zacate en un puñ ji\ NCY:De alguna manera sí.
pedazos de sus uñas se quedaron en las piedras ... estoc IN.IY: ¿Porqué estamos aquí?
con todos sus intestinos destrozados... tenía trece años y 1111KA: Porque está bonita la noche, por el fresco, por las estrellas,
de treinta puñaladas en todo el cuerpo. La reconocí por 1 por ese olor que nos gusta y ese otro que no nos gusta.
pies ... me la destrozaron ... ¡Y aquí, atrás de la técnica 48 IATY:¡No! ¡No! Me refiero a ¿por qué estamos aquí esperando
unos metros de la judicial! Boca bajo, la encontramos ... 1111c amanezca? ¿Por qué estamos aquí? Vivas y respirándonos
t.1¡
:,;~
.,,,,,, estaban matando mientras este hombre me estaba dicien 1111a a la otra... oliendo, no sé... esa peste repugnante que traemos
:;',I
~1~,,
. que hiciera una cita que siguiera un orden ... ¿Cuál...cuál pin rucima,
.,,,,,,
.,.111;1¡1 orden ...? \ NCY:¿No fuiste feliz antes? ¿No eres feliz ahora?
!::::
'"''
"•¡,,,, JEFE (Al público): La gente tiene la idea de que viene y hace l i\' 1Y: Bueno, así... maquillada, hasta me siento bonita.
reporte de un familiar desaparecido y nosotros vamos ad 1 1( l ICA:Cómo se me antoja tomar un café, como el que hacía mi
de hacer todo lo que estamos haciendo y vamos a salir a bus mamá, lástima que estén cerradas todas las tiendas.
a su niño o a su niña ... ¡Y no es así! Existe un procedimie l ·\'l'Y: ¡Miren esa nube! ¡Parece que raja la luna en pedazos!
.,:;
que se tiene que seguir. Hay miles de reportes de desaparecí ~\ NCY: Hace ... que me acuerde de una canción .
• todos los días se desaparece una persona ... 1 lllKA:¿Cuálcanción?
1;,¡,
\NCY: Unaquemecantabami mamá allá en Veracruz, cuando
11¡ij1
Exterior de la casucha 11nt niña.
MATY: Me da mucho miedo estar aquí, afuera. ¿Por qué no 11'IKA:¿Cuál era?
metemos a la casa? \ NCY:No creo que la hayan oído antes, es una canción muy
ERIKA: Hace ... tanto calor allá adentro, tanto que me sofoco. vieja, muy bonita ... yo era una niña.
noche está bonita; me gusta mirar el cielo así, tan lleno 1 lt 1 KA: ¡Cántala!
pequeños puntitos luminosos. Nunca supe distinguir eso d \NCY: No ... se van a burlar de mí.
Vía Láctea, ni la Osa Mayor. Miro allá arriba y me pierdo e L\IY: ¡Ándale,cántala!
tanta estrella ... se respira una paz ... como si ya nada pudi 1\NCY (Canta): Caballito blanco,
tocarnos. sácame de aquí...
MATY: Yo tengo frío, un frío que no se me quita nunca. llévame ami pueblo,
NANCY: Así es siempre al principio. donde yo nací...
MATY: ¿Al principio de qué? 111 ll(A (Continúa la canción): Tengo, tengo, tengo,
ERIKA: Por ejemplo: cuando nace un niño, le ha de parecer t
tú no tienes nada,
tan áspero, tan frío, por eso se duerme en los brazos de lam
tengo tres borregas,
en una manada ...
115
114
MATY (Igual): Una me da leche, 1 H1KA: Pues si no sabes tú ...
otra me da lana, ~l/\TY: Ustedes me mandaron a la tienda. ¿Por dónde me fui?
la otra mantequilla, Por dónde regresé? ¿No me vieron ir? ¿No me vieron volver?
para la semana. \ NOÉLICA (Llega hasta ellas,fatigada): ¡Qué cansado es subir
LAS TRES: Caballito blanco ... por ahí!
sácame de aquí, 1 t\ NCY: ¿Trajiste el café y el pan que te encargamos? ¿Los

llévame ami pueblo ... rigarros yel queso?


donde yo nací... \NOÉLICA: Ustedes no me encargaron nada. ¡Qué cansada
Las tres se abrazan. vengo!
Oscuro. 11\1 Y:¿ Quién eres tú? ¿De dónde vienes? ¿A dónde vas?¿ Vienes
't;~
~.··~
""•1¡ '
uquí, con nosotras?¿ También se te hizo noche a ti?
~~:,
.111.,,
1

Momentos después en el mismo lugar \NC rÉLICA (Extrañada): ¿Quiénes son ustedes? ¿Y qué están
":::~
i1 1•11

"""'~..~: Luz de luna. haciendo enmi casa?


:;¡,
"•¡¡,.,
t',, Erika y Nancy, acostadas boca arriba, miran el cielo. 1 111 KA: Aquí hemos vivido siempre.
..•. ,,
Maty sentada . \IH IÉLICA: ¿Aquí...? [Están locas! ¡Yono las conozco! Nunca
'¡~,
Angélica camina con dificultad pendiente arriba, l11shabía visto.
:~.
" I~ terminando de salir de una bolsa de plástico negra. 11\ 1 Y: ¿Vienes con mucho frío?
1 MATY: Qué bonita ... pero qué triste canción,¿ verdad? \l~C IÉLICA: Sí... ¡me estoy congelando!
NANCY: La nostalgia te hace sentir que estás lejos, y sola, p 11\1 Y: Así es siempre al principio.
I,,~

llena por dentro. \ I~<IÉLICA: ¿Al principio? ¿Al principio de qué?


'~I,¡, ERIKA: Pobrecita ... pobrecita mi mamá ... 1 1( 1 KA: ¿Y ese vestido ... de plástico ...?
MATY: [Miren...!Allá viene subiendo alguien. 11\'l'Y:Lo traes roto, ¿por qué?
ERIKA: Espero que ella sí haya encontrado una tienda abierta, \I H IÉLICA: Yo lo rompí, no me dejaba caminar, no me dejaba
MATY: ¿La estábamos esperando? u-spirar,
ERIKA: ¿Vas a estar haciendo preguntas siempre? 11\TY:Qué raro ... yo también traía el vestido roto, y también
Nancy saluda a Angélica agitando el brazo. 1 11111.gre.
A mí me escurría, pero tú... la traes seca entre las piernas.
Angélica contesta el saludo de la misma manera. t)ué raro ... ¿cómo te llamas?
\ 1 H ;ÉLICA: Me llamo ... Me llamo ...No sé cómo me llamo ...No
MATY: Parece que no puede subir,¿ verdad?
NANCY: Tiene que subir, si pudo bajar puede subir. 111cacuerdo. ¿Por qué no sé cómo me llamo?
MATY: ¿Por qué no Je ayudamos? lt\TY: A ti ..._note han encontrado todavía.
NANCY: ¡No! [No vayas a bajar! No se te ocurra bajar. l\NCY: ¡Cállate'! ¡Yameti~nescansadacontuspreguntas! ¡Me
ERIKA: ¿Por qué se habrá venido por ese camino? Está muy s 11sustascontuspreguntas! [Me hartas! ¡Yacállate! ¡Yacállate!
muy oscuro. 11\TY:Sí... sí... Ya me voy a callar, ya me voy a callar. (Se tapa
NANCY: Ese es el camino que le tocó, a cada quien le toca lr1 boca con las manos).
MATY: ¿Yo por dónde llegué?
116 117
1l\TY: Todas estamos soñando. En los sueños hay cosas, pasan
~1
ANGÉLICA: ¿Quépasa? ¿Porquélacallas? ¿Porquélegri
cosas que una no entiende ... pero a lo mejor. .. si te acordaras
¿Por qué la asustas? ¿Qué está pasando?
de tu nombre ...
NANCY (La abraza): Nada ... nada ... no le hagas caso, ve
\NGÉLICA: No es normal que una persona olvide su nombre ...
tienes frío, ¿verdad? rlgo no está bien aquí... al menos que de verdad estemos
ANGÉLICA: Mucho ... me estoy muriendo de frío ...
soñando.
NANCY: Vamos adentro de la casa a que te tomes algo calienti
~1ATY:Si te acuerdas de tu nombre te vas a sentir mejor. Di uno,
111 que sea, y grítalo, a lo mejor y hasta despiertas, y nos despiertas
Fiscalía Especial para la Investigación de Crímenes con
1nosotras.
Mujeres. 11{1KA: Ahorita que la maquille, Nancy, tal vez se comience a
~;~ LA FISCAL (Entra dando indicaciones a algunos subordina,
•11..mtir
mejor... el maquillaje hace milagros ...
·•,, ~.·
""1•·:,
..
que no entran con ella): No ... yo me desocupo en trei
"'¡~,..'~
~~'
\NCY (Entra con una taza en la mano): Tómate esto, se te
'•,111'1,1¡·¡
minutos ... [No! Yo quiero hablar con los familiares an
v11a quitar el frío.
•..l!:!~J (Pausa). [No! ¡En treinta minutos! (Pausa). ¡No! [Ya les
1H1KA: ¿Qué es?
~:11.,11
que no, caramba! [Yo quiero entrar con ellos cuando vay
l \ NCY: Agua ... agua tibia y dulce.
identificar el cuerpo! (Pausa). ¡Pues que se aguanten! (
\I H lÉLICA (Bebe. Las mira con desconfianza): Ustedes ...
carcajada y se saca de la boca una goma de mascar): ¡Ok
,, 11111cdesestán locas ...
. ...'~ En treinta minutos ... gracias. (Llega a sentarse al filo
•: escritorio, alpúblico): Perdonen la tardanza, es que yo sí te
·1.,,,1
trabajo. (Pausa): [Está bien! jEstá bien! Qué sensibles vie Fiscalia.
1111111
1\ l 'ISCAL (Arrogante): Efectivamente, se encontró un cuerpo
1
ltf•
hoy.No vamos a hacer una polémica por eso. A sus órden
·~l;:I
1l11ntrode una bolsa de plástico. Al parecer se trata de una mujer
1li11.mtre veinticinco y veintiocho años de edad y tiene entre tres
Interior de casucha \ cinco días de haber fallecido. Su muerte, al parecer fue
Las cuatro entran. 1111 ivocadapor estrangulamiento y presentaba además, veintiuna
ERIKA: No es posible que no te acuerdes cómo te llamas. To
lu-ridas punzo-cortantes en diferentes partes del cuerpo. Al
tenemos un nombre. 11111 ccer,fue sometida a un severo castigo antes de ser asesinada...
ANGÉLICA: No ... no me puedo acordar ... (Se tapa la cara
1/11111sa). No, no fue localizada por las autoridades, un hombre
las manos): ¡Tengo miedo! ¡Tengo mucho miedo!
i¡111· andaba de cacería dio aviso, su perro olfateo el cuerpo.
MATY (A Angélica): ¿Todavía tienes mucho frío?¿ Quieres
1/1r1usa). Sí... tenía marcas de golpes muy severos,
te traiga una cobija? 111li1cipalmente en los glúteos, como si la hubiesen pateado ... Su
ANGÉLICA (Apunto de llorar): [Yo tenía un nombre! ¡Yo
hhucn, al parecer, está intacto. (Pausa). No, aún no tenemos a
llamaba de alguna manera ...! ¡Yo era alguien! ¿Quiénes
1t1111~únsospechoso. (Pausa). Estamos trabajando en este caso
ustedes? ¿Qué están haciendo en mi casa? ¿Por qué no se
1111110 en todos los demás.
ERIKA: ¿Te quieres quedar sola?
ANGÉLICA: ¡No! ¡No!
NANCY: Voy a traerte algo caliente. (Sale).
119
118
111formar a la prensa el curso de estas investigaciones! (Pausa).
Interior de casucha.
ERIKA: ¿Locas ...? ¿Nosotras locas? ¡Loca tú, que ni siquie ,i11 derecho termina donde principia el mío. (Pausa). ¡No me
unportan las declaraciones de esa periodista francesa! ¡Estamos
acuerdas cómo te llamas!
NANCY: No te preocupes ... orita te pongo un poco de rim lmciendo nuestro trabajo y lo estamos haciendo lo mejor posible!
delineador ... te rizo las pestañas. (Comienza a peinarla):
pongo rubor ... tengo un colorete de cálido tono para la Interior de casucha.
quita un poco el frío, ¿sabes? Quita un poco el miedo. \ NCY (Sigue maquillando a Angélica): Sí... éste ha sido Ul}
~1tcño muy largo...muy dificil... para todas. Pero la noche no es
1·il·rna,algún día tendrá que salir el sol, no importa que senos
Fiscalía.
IJ~I LA FISCAL: Puede ser que no tengamos los recursos suficie vengaencima y nos encandile ... no importa que descubra cuan
;:,,¡,,
·•11\, el personal suficiente, pero tenemos la suficiente vol un hermosas somos ... cuan horribles podemos ser...
:~·fJ
-'11<~,I~
estamos haciendo un gran esfuerzo por resolver estos e .\t H lÜLICA: ¡Ustedes no están bien! ¡No quiero que me toquen!
~,..
·~.
'~I
11'¡"1,~1·
"'·~:.:,¡~ (Pausa). Si me van a estar criticando porque uso minifal ¡()uiero que se vayan de mi casa! Ahorita va a venir mi papá y
::·;;,,¡
• '••.11~
l'.• porque masco chicle o por otras trivialidades estúpidas, v11n enojarse. ¡Ustedes no saben cómo pega cuando se enoja!
prefiero eso, porque significa que no me pueden señalar di l lllKA: ¡Cálmate ya! Ni que fuera tan malo soñar. Hemos estado
,, estar haciendo mi trabajo y mucho menos de incornpet 11¡11
f siempre; ahorita que amanezca vas a ver todo más claro,
" 1 '"mate y deja que Nancy acabe de maquillarte, verás que hasta
":~ (Pausa). ¡No! ¡No, señor! ¡Metienenaquíporquesoylam
,
.
1 '• 11

¡Y porque estamos teniendo resultados! Resultados posi l11111itate vas a mirar... como nosotras.
' '11,111:

en las investigaciones. (Pausa). ¡Porque soy mujer y soy m H :liLICA: ¿Como ustedes ...? ¿No se.han visto en el espejo ...?
1,,1·1~

"':¡ Por eso me duele que esté pasando todo eso ... .No se huelen una a la otra? ¿No se asustan entre sí? Están
11

~ :; ,¡,~
luuriblesy huelen horrible ... ¡Apestan! -
1 \ l'Y (Se acerca y la huele): ¡Tú también! Yo ya me bañé. ¿Por
Interior de casucha.
1 ¡11ó no vas tú también y te das un buen baño? Así te desentumes,
NANCY: Te voy a delinear la ceja ... te voy a poner sombra
h desentierras un poco y te sientes mejor, fresca y limpia.
ojos, una sombra clara, que resalte tu mirada negra ... tu m
limpia ...y un perfume que te borre todos los terrores y te de
I 'iscalia.
la ternura ...
\ l•'ISCAL (Le están dando instrucciones de afuera): ¡Les
1llj0 que me esperaran...!Necesitaba entrar con ellos a identificar
Fiscalía.
1 1 cuerpo. (Pausa). Okey, okey, está bien. (Sale un momento
LA FISCAL: ¡No! No somos una autoridad preventiva, sin
1• vuelve a entrar con un expediente en la mano, lo lee, mueve
investigadora. (Pausa). Nosotros no podemos andar cui
a todas las niñas y muchachas de la ciudad. ¡Esa es una l1'}¡ativamentesu cabeza. Se recarga alfilo de su escritorio):
una responsabilidad de los padres! (Pausa). ¡Por favor...! llucno, debo reconocer que no tenía la edad que el médico
es imposible! ¿Cómo les vamos a dar inform h¡;istahabíadeterminado en un principio y... (Pausa). ¡No...!
1 \'o no dije que era virgen! Yo dije que tenía el himen flexible y
investigaciones? Sería como avisar a los criminales, poner.
alerta, ¿no? ¡Sería absurdo! (Pausa). ¡No! ¡No pod «unplaciente. (Pausa). ¡No!No meduelenimepreocupamás

120 121
1: oye hasta cuando las flores del poleo se abren ... y al rato se
ni menos que otros casos, y también lamento éste como
1 nen deltallo,¡muertas!Se escucha todo, pues...Cualquier ruido,
lamentado otros y en general la ola de violencia en la ciud
1•11ulquiercosa, cualquier pelo que se mueve, cualquier uña que
Pero estamos trabajando con ahínco y vamos a dar con 11
culpables. Vamos a dar con ellos tarde o temprano. (Paus w quiebra... ¡No! Yo no oí su resuello, estaba muerta.
Sonia se levanta con dificultad, se duele de los golpes, se
Lo que pasó es que el padre de Ja menor fue a Homicidio
rf neja, solloza.
reportar la desaparición de su hija hasta doce horas despué
esa no era la oficina correspondiente, tenía que haber acudí 1 lllKA: ¡Alláestáalguien,rniren!
NCY: Ya se está levantando ... orita va venir para acá, cada
1\
hacer el reporte a la oficina del departamento que se encarga
VL't. iremos estando menos solas.
eso. (Pausa. Ríe). No, no le voy a contestar esa pregu
(Pausar Sí, los padres están identificando el cuerpo en es·
11\'l'Y(Llama a Sonia): ¡Ey! ¡Ey! ¡Acá estamos! ¡Sube pronto,
l~.
··1~. k vas a congelar!
1~:11 momentos, para ver si se trata de su hija.
•··l11J,' 1 111 KA: No necesitamos que le hables, ¡tonta! Éste es el único
·~~::!
'\,,1¡
'j~¡ Interior de casucha.
l11garal que puede llegar.
'·¡¡,,,~
l'.,,1 \I·~(lÉLICA: Acá estamos, ¡sube! ¡Apúrate!
NANCY (Peina a Angélica): Déjame desenredar toda
\ NCY: ¡No le hablen! ¡No le griten! El camino en el que está,
soledad que traes hecha nudo en el cabello... (Angélica se se
pnrte y termina aquí. Así es siempre ... no hay más lugar que
súbitamente). ¿Qué te pasa ...?
11sle.
ANGÉLICA: ¡Angélica...! ¡Me llamo Angélica! ¡Tengodieci
. "
,,
- ....'
anos
1
Sonia, con dificultad, baja por la pendiente.
IUl(A: ¡Miren...! ¡No viene para acá...! ¡Vapara otra parte!
m,~11'
.•.
"! L\NCY: ¡No! ¡No! ¡Acá estamos, ese no es el camino!
La tapia.
'Uil '~• 1111
ICHO: ¡No se movía! ¡No respiraba! ¡Estaba muerta!
111~
Nervioso, Güicho prende un cigarro.
las cuatro la llaman, la conminan a que suba. Sus llamados
·1n
Sonia, tirada en la pendiente, aparentemente muerta.
1'1· alternan con los de Güicho.
GÜICHO: No se movía ... ya no oí su respiración y sus oj
111llCHO: ¡Mocosa! ¡Mendiga! ¡Cabrona! ¿Por qué no te
parecían haberse cerrado para siempre, tibia todavía, pero Q
tiesa, yo Jatiré ahí, la dejé por muerta, esos cuerpos ya no tie: moviste? ¿Por qué no respiraste más fuerte?
1 \SCUATRO: ¡Paraalláno! ¡Paraalláno! ¡Allánohaynada!
ningún sentido, ninguna belleza ... ya no laten, ni se hinch
¡l·:seno es el camino! ¡Te vas a perder! ¡Sube! ¡Acá estamos
nos miran ... le pegué suficiente, bastante ... más que eso, p
mucho más ... ¡Pinche mocosa terca! Nunca se resistí urriba! ¡Ey, acá estamos! ¡Vente! ¡Para allá no!
morirse ... Debí haberle tronado la cabeza con la piedra, 111llCHO: ¡Yola maté! ¡YoJamaté!
confianza, dicen... mata al hombre ... Stlencio.
t INIA(Se duele, camina y cae varias veces, llora; se da cuenta
Maty, Erika, Angélica y Nancy, afuera de la casu
rlc su situación): ¡Mamá ... ! ¡Ayúdenme! Alguien, ayúdeme ...
observan.
GÜICHO: Yoestuve un buen rato ahí con ella... ¡Nunca se me nlguien, ayúdeme. Por favor, ¡ayúdenme!
¡No resollaba! En la noche, yapa esas horas de la madrug 111'lICHO: Yo la dejé ahí... ya no se movía ...

122 123
/11f1·rior de casucha.
LAS CUATRO: ¡Eyl ¡Acáestamosl ¡Acáestamosl
I! 1h /\:No encuentro tu bolsa.
SONIA (Llega hasta la calle, va desnuda, grita desesperadl \ N( 'Y: ¿Por qué no la buscas en el otro cuarto?
¡Ayúdenme! ¡Ayúdenme! ¡Me quiere matar! ¡Me quiere ma
11 lira sale.
UN SEÑOR CUALQUIERA: ¡Dios mío! ¡Señorita ... ! ¿Qu rJt 11"1.ICA: ¡Y este maldito olor. ..! ¡Esta noche que no se
pasó? (La cubre con su chamarra y la abraza). 111·11ha! ¡No es cierto que estemos soñando ...! [Los olores en
li1'1 sueños, no huelen ...!
Interior de casucha. t \ l'Y: A mí también se me ha hecho muy raro desde el principio ...
Las cuatro entran, consternadas. 111·ro Nancy dice que todo es nomás un sueño.
ERIIZA: ¡No nos oía...! \ NCY: [Cállense ya! Por amor de Dios ... ¡Cállense ya ... !
ANGÉLICA: Qué raro está todo esto ... ¿Qué está pasando?
"~ 1111K !\(Vuelve con la bolsa): ¿Esta es tu bolsa?
l;'
'-'tlti,
MATY: ¡Pobrecita! ¿Adónde irá a llegar? \ NCY: Sí. Busca un color bonito que cambie mi vida.
t·,
-;~,.,, NANCY: A ninguna parte ... ese camino no conduce a ning 111 K A: ¿Es aquí donde guardas los colores del amanecer? ¿Es
"''1!
•••. ~:1:11~ parte. Ella va a terminar por llegar aquí, tarde o temprano, to
~;;:1 11quí donde escondes ese colorete que quita el miedo?
''t"Hi
!' :1; llegan aquí. \ NCY:Sí... escógeme un rubor con la luz del día.
"' ERIKA (Observa a Nancy): ¡Estás ... pálida! ¿Qué te pasa? 1 l'IKA: ¿Y... el cordón de tu bolsa ...? Tu bolsa traía un cordón,
NANCY: No sé ... no sé;
MATY: ¿Quieres que te maquillemos? Asíte vas a sentir mejo 1 •,v1.:rdad?
\ NCY:Sí... traía un cordón ...
NANCY: Busca mi bolsa, tiene que estar por ahí, búscala bie
~ ~: .1 1 111 KA: ¿Y dónde está? ¿Dónde lo dejaste?
"'1, ANGÉLICA: ¿Cómo pueden pensar que el maquillaje h
,\ NCY:No sé, no sé dónde quedó después de que me ahorcaron
":i milagros? ¡Eso no es cierto! Los milagros no existen. ¿Qué
11\i'I él.
·~!~I pasa a ustedes? Ninguna noche dura tanto.
11~, /11dasse quedan perplejas y la miran.
'I
MATY: Sí... como que hay algo que no quisiéramos saber,¿no
1 l'll'A\. : ¿Que'd···
•11'!
'I'! íjiste....?
ERIKA: ¡Voya buscar bien tu bolsa y te voy aponerbien boni
\NCY: ¿Dónde se quedó ...?
como un ángel con las alas extendidas! 111IKA: ¿Qué dijiste, Nancy?
\NCY: N-na-nada ... no sé dónde dejé el cordón.
Fiscalía. 1l<IK.A: Tú lo sabías, ¿verdad? ¡Por eso la peste que traemos
SUB-PROCURADOR (Al público): Un hombre quepasaba encima! ¡Este horrible olor que nos pudre! ¡Por eso el gallo de
el lugar la encontró caminando desnuda. (Pausa). ( 'ande no canta! ¡Tú lo sabías! ¡Tú lo sabías! ¡Por eso no
seguramente la dejaron ahí pensando que estaba muerta...
umanecel
cuando se recupere y esté en condiciones de declarar,podrem
lt\NCY: ¿Qué ..? ¿Qué es lo que dije?
iniciar una búsqueda; espero que sea a la menor breved
lt\TY:¿Qué? ¿Qué es lo que sabía? ¿Qué es lo que sabía?
Mucho le agradecería a los medios que no publicaran nada
~/\NCY:¿Qué, Erika? ¿Qué es lo que dije?
respecto. En cuanto tengamos a las personas responsables 1 IUKA(EstrujaaNancy): ¡Yotecreítodo! ¡Todo! [Nos estabas
los haremos saber. Gracias a Dios está viva.

125
124
engañando a mí y a todas! [Las que han llegado y se van y (Pausa). No me regañen no se enojen ... no se vayan... Tengo ...
vuelven! ¡Tú lo sabías, Nancy! ipenas tengo doce años Y no quiero quedarme sola, todas
MATY: [Cálmense! ¡Cálmenseporfavor ...! ¡Vamosamaquill l11s que se van me dejan aquí sus miedos ... Y ya no quiero tener
para sentimos mejor! Ya no griten ... [Me asustan! ruásmiedo.
ANGÉLICA (Se tapa los oídos): ¡Ya! ¡Ya! ¡No me gustan 1 Silencio.
gritos! 1/\TY: ¿Nos mataron ...?
NANCY (Se zafa de Erika): ¡Déjame! ¡Suéltame! [No 1H 1KA (Seca sus lágrimas con cordje ):No ... nada más estamos
toques! ¡Yo no dije hada ... yo no sé dónde quedó el cordón muertas.
ERIKA (A Nancy): ¿Por qué rio me dejaste ir con las dem
¿Para qué querías que me quedara contigo? ¡Pudriéndo < 'alle. ,
,,,,,
MI
•.•~r,~,, contigo! Tú siempre lo supiste, ¿no? ¡Tú siempre lo supis 1111-PROCURADOR:Me permito informar a todos ustedes que
~~I
1¡••••,
(Llora): Por eso mi sangre seca. Hecha costra en mi cara y 1·11base a un proceso de investigación y de inteligencia policíaca
'•1:,:11 ·
•1)!1 mi cuerpo ... ¡Por eso ese dolor adentro y esta voz sin eco, por parte de esta Sub-Procuraduría de Justicia del Estado y la
..:::::o.,
..,'"'
l' "~· ¡Todas las tiendas cerradas y esta noche que no se acaba, l'iscalía Especial para la Investigación de Crímenes contra
'l'''·•I
··:.: ¡Tú lo sabías, Nancy ...! Tú lo sabías ... por eso tanto amor Mujeres, y a operativos de la Policía Municipal, encaminados
mis piernas descarnadas, por mis pechos mutilados. Mis de lundamentalmente a esclarecer los crímenes que se han venido
sin uñas. [Por eso la ternura por mi vagina destrozada y mis oj •1t1cediendolos últimos años, en esta ciudad, y... (Pausa). Sí,
~,•'1: secos ... ! 1k-sdeluego, también en parte a las declaraciones de la menor
'1·~':1· '
"'ftl~~I
MATY: ¡Cálmense ...! ¡Cálmense ...! q11c sobrevivió al ataque ...Claro, claro...sí, señor...ella identificó

·~
1~ r·I¡~
11~·.,
NANCY: Yo tampoco lo sabía. ¡Yo tampoco lo sabía ... !¡
cállate que me asusta el grito ...!
¡ilcnamente a sus agresores y fueron localizados y capturados
por las autoridades, en un operativo especial en el que han
'j~
'11
ERIKA: Por eso llegaban con el vestido roto, con la ro ¡ uuticipado corporaciones de los tres niveles de gobierno, en
desgarrada, saliéndose del plástico y la tierra ... Por eso el fr(, roordinación con elementos de esta Sub-procuraduría ... Sí,
la tristeza no se nos quita nunca ... ¿Verdad, Nancy ... ? 11uiñanapresentaremos a estos sujetos que han confesado otros
MATY: Vamos a maquillarlas, Angélica ... A ver si así se calm 1rlmenes. (Pausa). No. En este momento estamos organizando

se sienten mejor. 1111operativo especial para localizar los cuerpos de otras victimas,
ERIKA (A Maty): Eso del maquillaje tampoco es cierto. ¡No 1111base a las declaraciones de los presuntos. (Pausa). No, no ...
un rubor que nos quite el frío! ¡No hay un perfume que n un presuntos hasta en tanto y cuanto un juez correspondiente
devuelva la ternura! ¡No hay un colorete que nos quite el mi 110dictamine su condición legal y posteriormente les dicte
y nos borre los terrores! ¡No hay un delineador que nos reviva rutencia ...
Silencio.
NANCY (Cae de rodillas llorando)'. Yonomás iba pasando luterior de casucha.
ahí.Lvenía de visitar ami papá yo no los conocía, me tap 81•ntadasen el piso, se miran una a la otra.
los ojos y la boca y me subieron me pegaron mucho ... cu 11~( IÉLICA: A lo mejor ... todo es parte de un sueño.

me pegaron, los cuatro se metían en mi cuerpo y me mordí


126 127
ERIKA: Ni siquiera estamos dormidas. 111· haber muerto, ya que los restos carecían de tejidos blandos
MATY: Bueno, pues vamos a dormimos para ver si despert 1 11isiquiera se encontró fauna cadavérica.
NANCY: Es ... buena idea. l '1111•:R.MERO 2 (Al público): El cuerpo de una mujer fue
1 ncontrado en la calle Barranco Azul en los campos deportivos
Miran a Nancy, van hasta donde ella y la abrazan.
ANGÉLICA (Acaricia el cabello de Nancy): Ya no tengas •h• 1'EMEX. La menor fue sometida a un severo castigo antes
1 l1• ser estrangulada. La menor presentaba hematomas en la
miedo, ya no tengas más frío ...
NANCY (Llorando):Ni siquiera me llamo Nancy ... Yo inv 11111yor parte del cuerpo, así como cincuenta heridas punzo-
ese nombre, mis huesos están esparcidos por todas partes., 1 urtantes ... No ha sido identificada ...

no tengo piel, ni tejido, y mi alma está extraviada, no 1'¡ I·l•'.RMERO1: María Rocío Cordero, 11 años, se encontró en
.,, encuentran ... Y si me encuentran, no van a saber que ful 1111 tubo de desagüe por la carretera Casas Grandes;
·~~'I misma nunca sabré que soy... 1 "11 rangulada, violada vía anal y vaginal ...
~ifJ
fil.,,,,
ERIKA: Vámonos ... hay que buscar un lugar bueno para do 1Hl'l~RMERO2 (Se quita el tapabocas):En Lomas de Poleo se
"::¡:
••.,,¡¡¡: 1
1 ncontraron los cuerpos de cuatro jovencitas, aún no han sido
tenemos que dormimos ... en un descuido todo esto nada
..\¡::t,,,,~ 1 lentificadas tres; los culpables que están detenidos, nos han
1 J· es un sueño y despertamos.
'\'I el
1, I< 1icado con precisión dónde se encontraban estos cuerpos ...
Exterior de casucha. 11WERMERO 1 (Se quita el tapabocas): La Procuraduría
Salen las cuatroy se ubican en la cúspide de la loma. Lu1 1 unsidera que se han capturado a los autores de la ola de

se acuestan en la pendiente, en la posición en que .fu 11•1lJSinatos en serie que se han venido cometiendo en nuestra
., ·~~

halladas en Lomas de Poleo: Angélica con la mitad d1 1 rudad, El Egipcio, los Rebeldes, el Tolteca y los chóferes de
i.i~;1
"'~ cuerpo en una bolsa de plástico, uno de los brazosfu, 11das están presos. Además, la banda denominada "Buscando
I~ ,·~

lw~!~I Maty en posición de decúbito. Erika boca bajo, con 1•1 Crimen" que ha confesado por lo menos catorce asesinatos.
·1
';~ piernas abiertas. Nancy boca arriba, con una pi 1H1ERMERO2: De algún modo ... esta pesadilla terminó ...
flexionada y la pantaleta en una sola pierna. To
enterradas a medias. luteriorde casucha.
Luces de torretaspolicíacas y ambulancias. lll{IAM (Entrajunto conAdriana): Qué raro está el día.
Dos enfermeros, con tapabocas, acordonan el área do, 1H{ !ANA: Amargos ... ¡Los días han estado amargos! Llueve y
están los cuerpos. 111,
1lueve, amanece y anochece muy pronto.
Destellos de cámaras de reporterosgráficos. 111{IAM: ¿Quieres que ponga agua para café?
ENFERMERO 1 (Al público): Se encuentra una osam \ 1>R LANA:Como que ya se está tardando mucho Silvia con el
presumiblemente de mujer, en el cerro bola; sus huesos e mandado, ¿no?
esparcidos por diferentes lugares. El reporte se recibió a 111{IAM: ¿Crees que le haya pasado algo?
12:45 y nos llevó casi una hora llegarhastaellugar,porunc \ 1>IUANA:Miriam ...
muy accidentado. Los peritos y médicos legistas localizaro lllUAM: ¿Qué ... ?
pantalón carcomido color blanco, una pantaleta blanca .. , \ 1HUANA: ¿Está amaneciendo o se está haciendo noche?
considera que esta persona puede tener de dos a cuatro m Silvia abre la puerta y entra. Trae el vestido desgarradoy

128 129
sangre entre las piernas; algunos golpes en su cara son m
evidentes.
MIRIAM: ¿Y el mandado?¿ Y el pan?¿ Y el queso y los cig
que te encargamos?
SILVIA: Está cerrada la tienda ... están cerradas todas las tiend

ARIZONA CRUISING

· Recientemente, el desierto de Arizona ha cobrado una macabra


¡ ~~

· ~...
"''t&¡·,
11
lliil·-~,,
popularidad a nivel mundial. De todos los cruces que los
l11documentados eligen para internarse ilegalmente a Estados
"::1 lluidos, éste es el de más alto riesgo. No es lo mismo morir
'"'~ 1
!;[1\
'·,.,'"' 111pcntinamente ahogados en el Río Bravo, que morir lentamente
r ¡..¡

'"..:·:
111el desierto. Los que logran sobrevivir y acercarse a un lugar
p11blado,todavía corren el peligro de que algunos granjeros
111vestidos con una xenofobia estúpida -como ha sucedido en el
p111.:blode Rifles-, disparen contra seres humanos que lo único que
'""'1;¡,; 1 ~l{mhaciendo es luchar por su propia supervivencia.
1

":~.·:;;;.! Esta obra está inspirada esencialmente en todos esos miles de


'~
I; j

.',~:: 11rcshumanos, mexicanos o de cualquier país de Latinoamérica,


1~1.,,1

11'
•r·~·1~
que huyendo de una vida miserable, llegan acá, precisamente, a
'i~~l
1111»ir en el intento.
La obra no está intentando resolver nada, ni buscar o encontrar
uluciones.Consigna el hecho simple y brutal; registra para nosotros
111111
causa a partir del compromiso que debe asumirse con el tiempo
que nos toca vivir. Agrupa en la ironía de los sueños, la realidad
IH1menda,la esperanza ilusionada y la burla. Conjuga la angustia
1 11
una patria exigua, con otra derrotada de antemano por su propio
¡i11ublo.

1 'licrna,Alvaro y David en tres momentos diferentes y, en ocasiones,


multáneos: .
1 Cuando toman la decisión de emigrar "al otro lado" en su pueblo

131
130