Está en la página 1de 1

Materiales y recursos para la enseñanza de las Matemáticas

Natalia Quereda Castañeda

1. Introducción

El uso de los materiales para la enseñanza de las Matemáticas tiene una larga historia
dentro de las aulas. Sin embargo, no siempre han sido totalmente aceptados o usados
apropiadamente. Su uso comenzó a decaer con la aparición de los métodos escritos y
fueron los pedagogos Comenius y Pestalozzi quienes empezaron su reintroducción. En
el siglo XX María Montessori elaboró un material didáctico específico que constituye el
eje fundamental para el desarrollo e implantación de su metodología, lo que supuso un
punto de partida para la aparición de cientos de materiales educativos disponibles a
nuestro alcance. Los argumentos han persistido, sin embargo, en cuanto a si las
herramientas comunes de la vida diaria podrían ser mejores que los materiales
educativos, y si, en realidad, todos los materiales de este tipo podrían hacer más daño
que bien. Los materiales educativos no son medicamentos milagrosos, su uso
productivo requiere de una importante planificación y previsión.

Se entiende por recurso cualquier material, no diseñado específicamente para el


aprendizaje de un concepto o procedimiento determinado, que el profesor decide
incorporar en sus enseñanzas. Son recursos habituales la tiza y la pizarra o el cuaderno
del alumno. También lo son una calculadora sencilla, científica o gráfica, la fotografía,

Matemáticas, etc.

Por otro lado, los materiales didácticos se distinguen de los recursos porque,
inicialmente, se diseñan con fines educativos, aunque en ocasiones un buen material
didáctico admite variadas aplicaciones, con lo que a veces no se puede diferenciar
claramente qué constituye un material didáctico y qué un recurso. Son ejemplos de
materiales didácticos los siguientes: las hojas de trabajo preparadas por el profesor en
una unidad didáctica, los programas de ordenador de propósito específico (como, por
ejemplo, el Geogebra, la calculadora Wiris, etc.), distintos materiales manipulativos
como los ábacos, los geoplanos, los dados, las regletas, etc.

En este trabajo pretendo un acercamiento al funcionamiento de los recursos y materiales


didácticos para la enseñanza de las Matemáticas. Constituye una pequeña reflexión
sobre cómo deben usarse para ayudar a la consecución de las competencias y objetivos
en el área de las Matemáticas. Parto de unos objetivos básicos de carácter general y de
una pequeña historia del origen y evolución de estos materiales, porque conociendo su
desarrollo histórico podemos utilizarlos de manera más eficaz. Posteriormente, comento
la legislación educativa vigente para comprobar la importancia que en la actualidad se le
da al uso de los materiales y recursos como instrumento imprescindible en la práctica
educativa de las Matemáticas. Continúa este trabajo con un análisis sobre el papel que
en la actualidad tienen los materiales y recursos en el aula de Matemáticas, así como se
describen las condiciones idóneas para su utilización y se plantea una posible

| Universidad de Almería 4