Está en la página 1de 4

100 juegos selectos de Akiba Rubinstein - Chess Review - Traducción Prof. J.L.

Matamoros
Capítulo I
Torneo Internacional de Karlsbad, 1907

Juego No. 1 15. ... exd4 16.£xf4, seguiría así: 16. ... dxc3;
Karlsbad, 1907 17.d4, etc. Si 16...g5 17.¥xg5 hxg5 18.£xg5+
¢h8 19.cxd4 ¦fe8 20.¦a5, con perspectivas
Blancas: Janowski superiores para el blanco.
Negras: Rubinstein 15.¥g3? ...
Apertura de los Cuatro Caballos Las blancas debieron jugar 15.d4. Des-
pués de 15. ... ¤f4 (15...¦ad8 16.d5!) 16.dxe5
1.e4 e5 dxe5 17.¤d4 ¦fd8 18.£e3 exd4 19.£xf4 g5
2.¤f3 ¤c6 20.¥xg5, etc. El blanco logra un ataque ven-
3.¤c3 ¤f6 tajoso. Pero si 15...g5 16.¥g3 ¤f4; luego el
4.¥b5 ¥b4 blanco continúa con 17.¥xf4 gxf4 (17...exf4
Rubinstein aún no había descubierto 18.e5!) 18.g3 ¤h5 19.£e2, con ventaja.
4...¤d4! una conocida variante que hoy en día 15... ¤h5
lleva su nombre. 16.d4 ...
5.O-O O-O Ahora este movimiento es inconsecuente.
6.d3 ¥xc3 16. ... ¤ef4
7.bxc3 d6 17.¥xf4 ¤xf4
8.¥g5 £e7 18.g3 ¤g6
9.£d2 ... El negro se ha visto obligado a abandonar
Para 9.¦e1 observe el siguiente juego. la excelente ubicación de su caballo; pero el
9... ¤d8 “Moro ha cumplido con su deber:” La posición
10.¥c4 ¥e6 del Rey Blanco se ha debilitado (por g3) y el
11.¥b3 ¥xb3 ataque por medio f5 está amenazado.
12.axb3 ¤e6 19.£d3 £e6
La movilidad de este caballo, que en todas 20.¤d2 f5
las variantes pretende ocupar la casilla f4, es 21.d5 £d7
uno de los mayores obstáculos que las blancas 22.exf5 ¦xf5
deben superar en esta apertura. 23.¤e4 ...
13.¥h4 h6 La posición del caballo ofrece una com-
Si 13...¤f4, las blancas podrían sacrificar pensación por la posesión de la columna f por
un peón por un ataque fuerte así: 14.¤d4 exd4 parte del oponente. A pesar de esto, las negras
15.£xf4 dxc3 16.¦ae1, amenazando 17.£g3, obtienen la iniciativa, por el debilitamiento de
seguido de 18.f4! Las negras podrían mante- las casillas contiguas (f3 y h3) después del mo-
ner el peón en una posición desventajosa. vimiento g3 de las blancas.
14.¦fe1 a6 23. ... ¦af8
Jugar 14...¤f4 todavía habría sido malo, 24.¦e3 ...
porque después de 15.¤d4, las negras no ten- Preparación para poder jugar f3 y así pro-
drían una respuesta satisfactoria. Obviamente, tegerse contra el ataque incidental de las ne-
el blanco obtiene un juego superior si su pro- gras por medio de ¦h5 seguido de £h3.
pio caballo ocupa la casilla f5. Pero después de 24. ... ¤e7!
-1-
100 juegos selectos de Akiba Rubinstein - Chess Review - Traducción Prof. J.L.Matamoros
27. ... ¤f6
28.¦f1 ¤xe4
29.£xe4 ...
Aparentemente, las blancas superaron los
peligros del medio juego. ¿Qué puede suceder
ahora en una posición tan simple como esta? A
esta pregunta, los próximos dos movimientos
de Rubinstein ofrecen una respuesta amena-
zante.
29. ... £d8!!
Un movimiento sutil y muy fuerte. Ru-
binstein reconoce que su dama puede forzar la
entrada solo desde el otro flanco.
30.£g4 ...
Comprensiblemente, no desea permitir 30.
Ahora el caballo amenaza con entrar de-
... £g5. Una mejor defensa ofrecía 30.¦d3, con
cisivamente en el ataque por medio de ¤f5,
el fin de responder a 30...£g5 con 31.£e3, que
según las circunstancias lo requieran: su tarea
también amenaza £a7 en algunas variantes.
es también hacer inofensivo el contraataque
30... £b8!
f4- f5, así como desalojar a su colega en e4, - la
¡Absolutamente abrumador! La dama aho-
mejor pieza blanca ubicada.
ra ocupa una posición fuerte en el flanco de
25.¦d1 ...
dama.
El peón en d5 debe estar protegido para así
31.¢g2 £a7
poder aumentar la movilidad de la dama blan-
32.¦fe1 £c5
ca; pero jugar 25.c4 hubiera sido un error de-
33.£e4 £b4
cisivo después de: 25. ... ¦h5 26.£f1, (o 26.f3
34.¦1e2 ...
¤f5 27.¦ae1 ¤d4; seguido de £h3 y se gana)
Es mejor retener esta torre en la primera
26...¤f5 27.¦c3 ¤d4 28.f3 ¦hf5 29.¤d2
fila.
¤xf3+ 30.¦xf3 ¦xf3 31.¤xf3 e4; etc. y la ne-
34. ... ¦5f6
gras deberían ganar.
35.£d3 ¢g8
25... ¢h8
36.£c3 a5!
Ahora las blancas podrían defenderse ade-
Explotando la posición apretada de las to-
cuadamente contra 25...¦h5, etc. por medio de
rres blancas: después del intercambio de da-
26.f3 o £f1, ya que el caballo negro no puede
mas, llevar la torre blanca hasta a1, no puede
obtener acceso a la casilla d4.
realizarse fácilmente.
26.c4 ¤g8!
37.£xb4 axb4
Si 26...¦h5, las blancas pueden evitar la en-
38.c3 bxc3
trada del caballo en d4, por medio de: 27.£f1!
39.¦xc3 ...
¤f5 28.¦f3, seguido de 29.c3.
En realidad, 39.¦a2 c2 40.¦xc2 ¦a8, ha-
27.f3 ...
brían llevado a la misma posición.
c5 solo aumentaría la fuerza del siguiente
39... ¦a8
movimiento de las negras.
-2-
100 juegos selectos de Akiba Rubinstein - Chess Review - Traducción Prof. J.L.Matamoros
43.b4 ¢g6
44.¦bb3 ...
Si 44.c5 ¦d1 45.cxb6 cxb6 46.¦c6 b5; se-
guido por ¦xd5.
44... ¦f5
Con la idea de ¦h1 seguido por ¦g5+ y
¦h5+ o ¦d1 seguido de ¦d4+ y ¦h5+, enton-
ces ¦d2+.
45.¦c2 ¦h1
46.f4 ...
No hubo una defensa adecuada: el rey se
mete en una red de mate, y al menos un peón
debe perderse.
46. ... exf4
47.gxf4 h5+
40.¢h3? ... 48.¢g3 ¦g1+
El único contrajuego estaba en jugar 40.c5 49.¢f2 ¦g4
por ejemplo: 50.¦f3 ¦gxf4
a) 40. ... ¦a5; 41.b4 ¦a4; (41...¦b5 42.¦c4) 51.¦xf4 ¦xf4+
42.b5! con la amenaza 43.b6 cxb6 44.c6! 52.¢e3 ¢f5
b) 40...¦a3 41.cxd6 cxd6 42.f4 exf4 43.gxf4 53.¢d3 ¦f3+
¦xf4 44.¦e7 ¦a2+; (44...¦f7? 45.¦c8+ ¦f8 54.¢d4 ¦b3
46.¦cc7), - 45.¢g3 ¦ff2 46.¦cc7 ¦g2+ 47.¢f3 55.¦f2+ ¢g6
¦af2+ 48.¢e3 ¦e2+ 49.¢d3 ¦xe7 50.¦xe7 56.¦g2+ ¢h6
¦xh2 51.¦xb7, con la amenaza de .¦d7, etc. 57.b5 ¦f3
Más débil que 40.c5 hubiera sido el movi-
miento preparatorio de 40.b4 debido a 40. ...
¦a1 41.¦b2 (41.c5 ¦d1!) 41...¦d1 seguido de
¢f8 (43.c5 ¢e7 44.cxd6+ ¢xd6), con ventaja
para el negro.
40... b6
Ahora c5 requeriría una preparación más
larga.
Las negras ganan tiempo para fortalecer su
posición de manera decisiva.
41.¢g4 ...
El retiro tranquilo 41. ¢g2 sería relativa-
mente mejor.
41... ¦a1
42.¦b2 ...
Ahora está en el camino correcto, pero ya Después de 57.b5, la posición del peón en
es demasiado tarde. el flanco de dama ha perdido todas las posi-
42. ... ¢h7 bilidades agresivas, y las negras ahora pueden
-3-
100 juegos selectos de Akiba Rubinstein - Chess Review - Traducción Prof. J.L.Matamoros
dedicarse tranquilamente a la explotación de
su peón demás.
58.¢e4 ¦f6
59.¦a2 g5
60.¦a7 ¦f4+
61.¢d3 ¦f7
62.c5 ...
Desesperación.
62. ... dxc5
63.d6 ¦d7!
Ahora se hace evidente cuán importante
era forzar al rey blanco a ubicarse en la colum-
na d por medio de 60. ... ¦f4+.
64.¦xc7 ¦xd6+
65.¢e4 ¦d4+
Mucho más fuerte que la defensa del peón
b6 por medio de 65...¦g6, etc.
66.¢f5 h4
67.¦c8 ...
O 67.¦c6+ ¢h5 68.¦xb6 ¦f4+ seguido de
¦f2 con una victoria fácil.
67... ¦f4+
68.¢e5 c4
69.¦h8+ ¢g7
70.¦c8 ¢g6
71.¦g8+ ¢h5
72.h3 c3
73.¦h8+ ¢g6
74.¦g8+ ¢h6
75.¦h8+ ¢g7
76.¦c8 ¦f3
77.¦c6 ¦xh3
78.¦xb6 ¦f3
0-1
Abandonan.

-4-