Está en la página 1de 7

Toda persona tiene derecho a un trabajo digno e igualitario en donde no se dé la

discriminación por ningún motivo, en Costa Rica el 15 de septiembre del año 1943
se promulgo el código del trabajo que vino a regir las relaciones entre trabajadores
y patronos. Esta ley vino a dar protección a los trabajadores, ya que la clase obrera
no se estaba viendo respetada y los patronos hacían lo que querían y decidían lo
que mejor les convenía y solo en beneficio propio.

En nuestro país queda muy claro que los derechos son irrenunciables y que todos
debemos disfrutar de ellos por igual, sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos
que se han hecho por que esto sea respetado, siempre se dan los casos en donde
los patronos no respetan estos derechos, ahí es cuando empieza a regir de forma
legal los que el código del trabajo de Costa Rica estipula para la defensa de los
afectados. Sin embargo, este código no solo es en defensa de los trabajadores,
sino que también viene a proteger a los patronos para estos puedan hacer que los
colaboradores también cumplan con sus deberes.

El código del trabajo como herramienta legislativa para la defensa de los derechos
y obligaciones tanto de trabajadores como de patronos vino a regir por la Ley
numero 2 el 26 de agosto del 1943. El 14 de diciembre del 2015 se aprobó en la
asamblea legislativa la llamada Reforma Procesal Laboral, que es la que llega a
hacer grandes cambios en el código laboral el cual no había sido actualizado
desde su creación.

Actualmente un tema muy mencionado y con mucha consternación es el tema de


la discriminación, la desigualdad y el acoso o hostigamiento laboral, este tipo de
acciones se pueden presentar de muchas maneras, esto se ve reflejado en las
acciones o las conductas que la sociedad establece, actualmente hay entidades
como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la cual promueve la igualdad
en el empleo y el trabajo decente a nivel internacional, al igual que la OIT las
normas constitucionales costarricenses las cuales se complementan con las leyes
laborales enfocadas en la protección de las minorías establecen que el trabajador
debe ser respetado y no verse afectado en sus derechos al igual que les exige a
estas minorías cumplir con sus deberes y obligaciones como trabajadores.
La OIT en el convenio numero 111 define a la discriminación como “Cualquier
distinción, exclusión o preferencia basada en motivos de raza, color, sexo, religión,
opinión política, ascendencia nacional u origen social que tenga por efecto anular o
alterar la igualdad de oportunidades o de trato en el empleo y la ocupación.” Esto
lo que estipula es que ninguna persona puede ser discriminada sin importar las
cualidades o características que posea, por tanto, las empresas deben de tener
cuidado para el trato que tengan a sus trabajadores. A nivel mundial se ha tratado
de combatir la discriminación y promover la igualdad de trato y de oportunidades
en el lugar de trabajo en donde no se vean violentados sus derechos.

Como seres humanos todos tenemos características diferentes y especiales que


nos hacen parte de la sociedad las cuales nos equilibran y nos adaptan
correctamente el entorno, sin embargo, la diferencia entre todos es lo que conlleva
a que las capacidades de unos y otros sean distintas, pero no inexistentes.

Con la nueva Reforma Procesal Laboral aprobada por la asamblea legislativa los
temas de la discriminación, acoso y desigualdad han tenido gran polémica por
parte de los patronos ya que hubo mucho énfasis en la protección de los
trabajadores, pero quedaron muchos portillos abiertos en la defensa de los
patronos.

“El articulo 404 Se prohíbe toda discriminación en el trabajo por razones de edad,
etnia, sexo, religión, raza, orientación sexual, estado civil, opinión política,
ascendencia nacional, origen social, filiación, discapacidad, afiliación sindical,
situación económica o cualquier otra forma análoga de discriminación.”

Ahora vemos cómo el tema de la discriminación se ha vuelto una problemática


actual, que se ve participando en cualquier situación o lugar en el cual se
desarrolle o lleve a cabo un trabajo, sin embargo, para terminar con la
discriminación, las medidas deben ser igualmente globales y deben tomar en
cuenta los diversos lugares y condiciones de trabajo. Asimismo, no se debe pasar
por alto que estas situaciones tienen repercusiones económicas que contribuyen a
fortalecer la pobreza de quienes sufren tratamientos discriminatorios.
Al fin, para lograr ofrecer un trabajo decente, éste se debe desarrollar en
condiciones de equidad y sin discriminación laboral, actualmente se pueden tomar
ciertas medidas de acción para que la discriminación disminuya, algunas medidas
pueden ser como la contratación de mujeres que cuenten con igualdad de
derechos y oportunidades en el trabajo, al igual que la contratación de personas
con discapacidades o limitaciones pero que puedan ofrecer a la sociedad su
participación en el ámbito laboral y profesional.

En el artículo 33 de la Constitución Política se encuentra regulado el principio de


igualdad y la prohibición de discriminación el cual estipula: “Toda persona es igual
ante la ley y no podrá practicarse discriminación alguna contraria a la dignidad
humana.” En este artículo se menciona la prohibición de discriminar y se establece
la dignidad humana como un derecho del individuo.

Parte de las estipulaciones que se le achacan muchos actos de discriminación por


parte de las empresas, y que algunos podemos identificar son los anuncios con
ofertas de empleo, que actualmente deben ser concisos, claros y estar muy bien
redactados para que no se tomen como discriminativos como lo dice el artículo 407
“Queda prohibido a las personas empleadoras discriminar por edad al solicitar un
servicio o seleccionar a un trabajador o una trabajadora”, sin embrago muchas de
las empresas con estas nuevas leyes se ven maniatadas y sienten que no pueden
elegir libremente a las personas que quieren específicamente contratar ya que solo
el hecho de decidir el sexo del contratado, la ubicación de residencia, la edad entre
otras características la persona postulante pueden sentirse discriminada por ser
excluido al exigir el contratante ese tipo de requisitos a pesar de cumplir con los
requisitos académicos, laborales y profesionales. Este tipo de acciones conllevan a
que las personas postulantes pueden hacer quejas ante el Ministerio de Trabajo y
Seguridad Social.

Ejemplos claro de situaciones que se ven discriminativas son las pruebas de


embarazo. Se consideran discriminatorias y por ende ilegales, antes y durante el
empleo; si bien no existe una disposición legal que expresamente las prohíba,
generalmente es aceptado que constituyen una práctica del empleador que viola el
derecho a la intimidad de las trabajadoras, el derecho a la igualdad, y a la no
discriminación.

También las pruebas de detección de drogas que, a pesar de verse como una
práctica generalizada, la mayoría de las veces se catalogan como ilegales, con una
excepción en el Código de Trabajo, en sus artículos 71 y 72 donde se establecen
las obligaciones y prohibiciones a las que está sujeto el trabajador dentro de una
relación de laboral. El artículo 71 en el inciso f establece como obligación para el
trabajador: “Someterse a reconocimiento médico, sea al solicitar su ingreso al
trabajo, o durante éste a solicitud del patrono, para comprobar que no padecen
alguna incapacidad permanente o alguna enfermedad profesional contagiosa o
incurable; o a petición de un organismo oficial de Salubridad o de Previsión Social,
con cualquier motivo.” Este tipo de pruebas se dan mucho ya que es una forma
factible de tener certeza que la persona contratada no va a presentar una dificultad
de salud la cual lo va a imposibilitar de sus laborales y va a causar un gasto extra a
la empresa.

Otra ley muy influyente es estos temas fue publicado en el Alcance No. 32 a la
Gaceta No.117 del 5 de setiembre de 2011, que es la ley 7476 denominada como
la Ley Contra el Acoso Laboral en el Sector Público y Privado. La pretensión
fundamental de este proyecto de ley es llenar un vacío legal en torno al tema del
hostigamiento laboral, mediante el establecimiento de un marco jurídico que
prevenga y sancione el hostigamiento laboral en el empleo, tanto en el ámbito
público como en el privado.

La problemática del hostigamiento laboral ha tenido un aumento en los últimos


años en nuestro país y no discrimina en materia de género, sufriéndolo en mayor
grado el sector femenino. Con este proyecto de ley se pretende dar cumplimiento a
la responsabilidad del Estado de velar por un ambiente de seguridad y salud en las
relaciones labores, derecho consagrado en el artículo 56 de la Constitución
Política.
Se presentan así los casos donde el acoso moral es consecuencia de una decisión
adoptada a lo interno de la empresa, mediante el maltrato y abuso direccionados,
instrumento para deshacerse de empleados o servidores a los que no se les tiene
nada que reprochar, con el fin de no reconocer el pago de las indemnizaciones que
en derecho corresponde. En estos casos la víctima es coaccionada por la presión y
por el maltrato laboral, lo que lo lleva inexorablemente a cometer errores o faltas
hasta ese momento inexistentes, considerándose por último el despido justificado.

El acoso moral presenta no solo un efecto inmediato sobre la víctima, sino también
un efecto dominó sobre terceros, de manera directa o indirecta, sobre la empresa y
sobre la comunidad.

Una persona que se encuentre en una situación de discriminación, acoso o


hostigamiento laboral no puede desenvolverse en sus labores diarias con toda
tranquilidad, también no podrá llenar las expectativas laborales, por tanto no dará
rendimiento y causara en la empresa un desnivel el cual es producto de la presión
psicológica que puede estar sufriendo por esta situación y que no se puede culpar.

A la sala constitucional llegan denuncias de trabajadores hacia sus patronos por


situaciones como reubicaciones, despidos discriminatorios, acosos entre muchos
temas más, sin embargo estos casos deben contar con las pruebas necesarias
para que pueda tomarse como un caso factible, por parte de los trabajadores se
dan casos de casos y muchos abusan de las leyes que los amparan si exponen
situaciones de discriminación y acoso que no tienen lugar y que solo se utilizan
como una forma de sacar provecho de las situaciones.

Toda organización sea de ámbito público o privado se tiene que ver en la


obligación de ofrecer a sus colaboradores un clima laboral agradable, ameno, por
lo tanto, es importante que se lleven seguimientos adecuado y que no se dejen
pasar por alto situaciones que puedan ser influyentes en sus labores diarias
producto de actos que se pueden estar dando dentro de la organización y que los
mandos no están viendo desde una perspectiva prioritaria.
Toda acción que pueda afectar la integridad de una persona y su salud mental se
convierte en un impedimento a la hora de realizar una acción, labor o llamémosle
como sea, al final va a tener grandes repercusiones en lo que era nuestro propósito
sea laboral o personal. Por tanto, dadas las recientes situaciones y lo que
anteriormente se ha visto en la actual sociedad, es ahí donde las leyes cumplen un
gran papel en la defensa de la integridad, el respeto, los valores de los y las
trabajadoras. Como seres humanos nuestro instinto es un tema de supervivencia lo
que nuestro en actuar diario se vuelve un desafío en muchas ocasiones una
competencia por sobresalir, sin embargo, muchas de nuestras acciones podrían
afectar indirectamente a las personas que nos rodean si no analizamos
detenidamente lo que hacemos decimos u ordenamos en los casos de puestos
gerenciales.

Como gerentes de una organización el plan primordial debe ser que la operación
se desenvuelva adecuadamente sin afectar a los involucrados, por lo tanto cuando
en una organización algunos de los participantes no cumple con los requisitos para
que el plan de desarrollo se dé correctamente, es mejor desvincular a esa persona
del equipo, pero esa finalización de los vínculos debe ser de la forma adecuada y
no por medio de presiones, acosos, hostigamientos o cualquier otra acción que
pueda causar un daño directo esto porque muchas veces es más sencillo ejercer
presión sobre una persona para que esta se vaya que realizar la acción de despido
como debe ser.

Por otro lado, toda organización debe tener muy presente que, si uno de los
participantes esta haciendo un buen trabajo y cumpliendo o superando las
expectativas esperadas, se le dé el apoyo y el reconocimiento que se debe sin
tener perjuicios ni discriminaciones, ofreciendo oportunidades por igual sin mirar
sexo, orientación, religión ni ningún otro aspecto se ve pueda ver como
discriminatorio.
Ensayo #1:

Ensayo sobre las principales leyes costarricenses, que protegen


a los trabajadores, en casos de discriminación, desigualdad,
acoso, etc.

Profesora: Hilda Calvo

Estudiante: Jeissel Padilla Godínez

Curso: Decisiones de Reclutamiento

UMCA
31 mayo 2018