Está en la página 1de 10

FLORES DE BACH

¿Qué son las flores de Bach?

La terapia de las flores de Bach es una terapia natural basada en esencias florales. Las
esencias florales presentan unos efectos más que positivos en la salud de las
personas. Además el hecho de tomar estas esencias bien combinadas te permite tratar
patologías y vencer el miedo que nunca pensaste que podías vencer.

Se trata de una terapia global ya que tratan al individuo y no la enfermedad ni sus


síntomas. A la hora de utilizar las flores de Bach no solo se tiene en cuenta la salud de
la persona, sino también, su estado de ánimo, su personalidad y su modo de
enfrentarse a los problemas. Ahí radica una de las claves de las flores de Bach.

¿Para qué sirven las Flores de Bach?

Las flores de Bach transforman las actitudes negativas en positivas. No hay que
esperar a sentirse enfermo para utilizar la terapia floral de Bach.

En momentos difíciles, cuando todo es negativo, si que las flores de Bach son de gran
valor para llegar a un equilibrio y evitar la aparición de los síntomas.

Hay quien piensa que tiene efecto placebo, sin embargo se utiliza también en bebés,
en animales o incluso en plantas (El Rescue Remedy, remedio urgente o remedio
rescate, ayuda a una planta a florecer con mas fuerza cuando es trasplantada).

Cada una de las 38 flores existentes actúa sobre un estado emocional específico.

La forma más efectiva de tomar las flores de Bach es a través de un combinado de las
esencias que te pueden ayudar superar tu problema. Este combinado ha de ser
realizado por un terapeuta floral cualificado, que después de un exhaustivo análisis te
recetará las flores que tu necesitas y te dirá como debes tomarlas.

El origen de las flores de Bach

Fueron creadas por el Dr. Edward Bach Hace casi 70 años. Edward Bach hizo este
escrito:
La enfermedad no es una crueldad ni un castigo, sino solo y únicamente un aviso; es
un instrumento del que se sirve nuestra propia alma para mostrarnos nuestros errores,
prevenirnos de otros e impedirnos cometer mas daños para volvernos al camino de la
verdad y de la luz, del que nunca deberíamos habernos apartado.

Clasificación de las flores de Bach

Las flores de Bach son en total 38 esencias florales. Estas se dividen en 7 grupos.

También está el Rescue Remedy que es una combinación de cinco de estas 38


esencias florales.

Los 7 grupos en los que se clasifican las flores de Bach

Grupo I: Remedios de Temor-Miedo.

Este grupo de remedios suprime los miedos y temores que nos pueden producir lo
desconocido, las superticiónes e incluso el miedo a cosas concretas.

Grupo II: Remedios de Incertidumbre.

Estos remedios nos ayudan a estar mas seguros de nosotros mismos y a hacer cosas
que antes considerábamos imposible de hacer.

Grupo III: Remedios de Desinterés.

Este grupo de flores nos ayudan a combatir ciertos estados como por ejemplo la
abstracción y a luchar también contra el desinterés por el presente.

Grupo IV: Remedios de Soledad.

Con este grupo de flores se intenta luchar contra los estados de soledad. La situación
común de este grupo es el aislamiento de la persona por diferentes circunstancias.

Grupo V: Remedios de Hipersensibilidad.

Las flores de este grupo ayudan a personas que no dicen lo que realmente piensan o
sienten, son personas cínicas e hipócritas; otros debido a su timidez prefieren ser
anónimos.

Grupo VI: Remedios de Desaliento.

Este grupo de remedios está indicado para personas que quieran solucionar sus
problemas debido al desaliento.

Grupo VII: Remedios para la Excesiva Preocupación.


Los individuos que necesitan este grupo de remedios se preocupan de los demás,
debido a su egoísmo, a su sobreprotección y a su intolerancia hacia ellos.

LISTADO FLORES DE BACH

A continuación encontrará una lista de las 38 remedios y sus indicaciones. Para mayor
información sobre los estados emocionales que abarcan cada una de las flores, pulse
sobre la flor que le ha interesado. Puede ser que, primero, le ayude la lectura de
algunos estudios de caso, para ver cómo funcionan las flores.

Agrimony - Tortura mental detrás de una cara alegre.

Aspen - Para el miedo o la ansiedad de origen desconocido.

Beech - Intolerancia.

Centaury - personas serviciales que no saben decir 'no'.

Cerato - Personas que buscan siempre la opinión de los demás.

Cherry Plum - Miedo a perder el control, histeria.

Chestnut Bud - incapacidad de aprender de los errores.

Chicory - Amor egoísta y posesivo.

Clematis - Soñando con el futuro sin prestar atención al presente.

Crab Apple - La flor limpiadora. Odia su apariencia.

Elm - Abrumado por la responsabilidad.

Gentian - Desánimo y abatimiento tras un contratiempo.

Gorse - Desesperanza y derrotismo.

Heather - Egocentrismo y preocupación por si mismo.

Holly - Odio, envidia y celos.

Honeysuckle - Vivir en el pasado.

Hornbeam - Cansancio ante el pensamiento de hacer algo.

Impatiens - Impaciencia.

Larch - Falta de confianza.

Mimulus - Miedo de cosas conocidas.


Mustard - Profunda tristeza sin razón.

Oak - Personas incansables que superan el punto de agotamiento.

Olive - Agotamiento tras un esfuerzo físico o mental.

Pine - Culpa

Red Chestnut - Excesiva preocupación por los seres queridos.

Rock Rose - Terror y miedo extremo.

Rock Water - Abnegación, rigidez y auto-represión.

Scleranthus - Incapacidad de elegir entre alternativas.

Star of Bethlehem - Shock, conmoción.

Sweet Chestnut - Angustia mental extrema cuando todo se ha intentado y no hay


esperanza.

Vervain - Exceso de entusiasmo.

Vine - Dominante e inflexible.

Walnut - Protección al cambio e influencias no deseadas.

Water Violet - Personas reservadas y dignas.

White Chestnut - Pensamientos no deseados y argumentos mentales.

Wild Oat - Incertidumbre sobre la propia dirección en la vida.

Wild Rose - Deriva, resignación y apatía.

Willow - Autocompasión y resentimiento.


MEDITACIÓN

Buena parte de lo que hoy entendemos como


meditación proviene de la tradición budista, que
fundamenta esta práctica en la premisa de que
el estado natural de la mente es tranquilo y
claro. La meditación entonces, entrena la mente
para situarla en este estado y, de este modo,
liberarnos de la agitación y descubrir la bondad
fundamental de nuestra mente.

Esta forma de observar el funcionamiento de la


propia mente, tiene diferentes matices, técnicas
y énfasis de acuerdo a la tradición desde la cual se practique. Las tradiciones asiáticas
de meditación; como por ejemplo, el budismo, Taoísmo, Zen, Vedanta, Yoga y otros,
afirman que a través de la meditación se puede ir más allá de la superficie de la
conciencia humana, y conocer la materia, el funcionamiento y la estructura de la
conciencia en su estado original.

Para meditar, lo primero que debemos hacer es observar y experimentar la mente tal
cual es. A través de este proceso, comenzamos a saber cómo ésta funciona y a ver
que en cualquier parte que se fije la mente; ya sea en el amor, en el egoísmo, en la paz
o en la ira, ahí mismo habitamos nosotros.

Es así como, desde el punto de vista de la conciencia, cualquier estado mental puede
ser meditativo. Por esta razón, la tristeza, la rabia y la preocupación son tan válidas e
interesantes como la alegría y el entusiasmo, pues nos dan la posibilidad de volver los
sentidos hacia ellos y observarlos, estableciendo contacto inmediato con ellos en el
momento presente, cuando se manifiestan en nuestra conciencia, de modo que
podamos conocernos más.
PASOS PARA LA MEDITACIÓN

1. Encontrar un lugar tranquilo y acogedor. Poner una luz tenue y música suave pueden
ayudar a conseguir crear el ambiente adecuado.

2. Sentarse en el suelo con la espalda recta, pero sin tensiones, respirando hondo y
manteniendo los hombros y brazos relajados.

3. Con los ojos abiertos, elegir un punto enfrente y dejar ahí la mirada, mientras poco a
poco todas las distracciones van desapareciendo.

4. Observar los pensamientos sin juzgarlos ni retenerlos, solo observándolos.

5. A continuación, crear pensamientos e imágenes positivas de uno mismo,


visualizarlos y mantenerlos durante unos minutos.

6. Para terminar, cerrar los ojos unos instantes creando un silencio completo.
INTRODUCCIÓN

Las flores de Bach son un método simple y natural de sanar a través de la utilización de
ciertas flores silvestres. Los remedios, que tratan más los desórdenes de personalidad
del paciente que la condición física individual, fueron descubiertos por el Dr.Edward
Bach en los años 30.

La teoría más aceptada supone que la esencia recoge información de la planta y que
tiene capacidad para entrar en comunicación con las células de nuestro cuerpo.
CONCLUSIÓN

Las Flores de Bach no son sustituto de la medicina tradicional: son sus mejores aliadas

Muchas personas recurren a la ayuda de las Flores de Bach para superar sus
problemas orgánicos o psíquicos. Sin duda, experimentan progresos; pero no grandes
cambios. Esperan que las esencias hagan toda la tarea. El método AflorArte sirve para
generar cambios auténticos y de relevancia para la vida. Acopla el pensamiento
estratégico a la energía del remedio floral gracias a lo cual la experiencia floral resulta
una bendición. Cualquier síntoma tratado sabiamente con esencias florales es
superado sin demoras en un proceso auténticamente transformador.
EGRAFIA

http://www.floresbach.com/bc_flores/guia_uso.php

https://www.guioteca.com/psicologia-y-tendencias/%C2%BFque-es-la-meditacion/

https://elpais.com/elpais/2014/06/23/buenavida/1403539694_240655.html
UNIVERSIDAD MARIANO GÁLVEZ

FACULTAD DE PSICOLOGIA CLINICA

ESTUDIANTE:

MADELYN ILIANA SOLARES GARCÍA

CARNÉ:

3004-13-453

TEMA:
FLORES DE BACH Y MEDITACIÓN

CATEDRÁTICA:

LICDA. LIGIA ZEPEDA

CURSO:

PRACTICA II

CHIQUIMULILLA 04 DE AGOSTO DE 2018.