Está en la página 1de 10

Notación Científica

El más notable hombre de Ciencia de la


antigüedad griega fue sin duda
Arquímedes, quien nació en Siracusa,
Sicilia, en el año 287 a.C. Además de sus
contribuciones geniales a la Matemática y
la Física de su época, diseñó maquinaria
de guerra totalmente original que
permitió a su ciudad natal resistir por dos
años los ataques de los romanos, quienes
por vía marítima, mantenían un cerco a la
ciudad. Espejos que, a distancia, hacían
prender fuego a los navíos romanos,
catapultas de increíble precisión, y
muchas otras ingeniosas armas de gran
originalidad impresionaron al general
Arquímedes
romano Marcelo, quien tenía a su cargo
los ataques contra Siracusa.

Aún hoy los hombres y mujeres de Ciencia se asombran al estudiar los trabajos científicos de
Arquímedes. Todos los cálculos fueron realizados por él con gran precisión, en una época en
que el sistema decimal de numeración no existía. En aquel entonces, en Grecia los números
eran representados por letras.

Cada letra del alfabeto griego representaba un número. Al igual que el sistema de
numeración romano, el sistema de los griegos ofrecía dificultades para los cálculos con
números grandes.

Los contemporáneos de Arquímedes pensaban que el número de elementos de un conjunto


sólo podía ser expresado hasta un cierto límite.
A partir de allí, las cantidades eran consideradas "no calculables''.

Pero Arquímedes se propuso demostrar que, toda cantidad, por muy grande que fuese, podía
ser calculada. Con ese fin, escribió un libro llamado Psammit, que significa "computador de
arena''. En él, responde a la pregunta siguiente: ¿Cuántos granos de arena son necesarios
para llenar todo el Universo?

Para hacer sus cálculos, Arquímedes creó un sistema de numeración apropiado para hacer
operaciones con números muy grandes.

Llamó a una miríada, y a , una miríada de miríadas.

Los números eran agrupados, en el sistema de Arquímedes, en intervalos (llamados octavas)


de en , de la siguiente manera:

y así sucesivamente.

Arquímedes tomó como ciertas las ideas que tenía el astrónomo Aristarco de Samos sobre el
Universo. De acuerdo a esta concepción del Universo, éste era una esfera, en cuyo centro
estaba el Sol, y la Tierra giraba en torno al Sol. El radio del Universo sería la distancia entre el
Sol y las estrellas inmóviles.

Después de una serie de cálculos complicados, Arquímedes llega a la conclusión de que en el


Universo caben aproximadamente granos de arena. En palabras, ese número era
expresado así: "mil miríadas de números octavos''. Los "números octavos'' eran aquellos que
pertenecían a la 8va octava, es decir, que estaban entre y . Tomando el más
pequeño de los "números octavos'', que es , se tiene
De manera que mil miríadas de números octavos sería:

Para los científicos que se ocupan de


estudiar
fenómenos y objetos de dimensiones muy
grandes,
como los que se estudian en astronomía,
por ejemplo, es muy útil la potenciación,
porque les permite trabajar y operar con
números muy grandes con cierta facilidad.
La distancia que nos separa de la nebulosa
de
Andrómeda, por ejemplo, es
aproximadamente igual a:

K 

la cual se puede escribir también como

Galaxia , pues hay 18 ceros a la derecha


del 95. Más aún, este número se puede

escribir como ó ó

.
Todas estas expresiones representan la misma cantidad, y la llamada Notación Científica es

aquella que escoge la expresión , por la razón siguiente: el número que multiplica
a la potencia de 10 es un número entre 1 y 10.

Para obtener esta expresión a partir del número original que es:
se coloca una marca entre el 9 y el 5

y luego se cuentan los dígitos a la derecha del 9. En este caso, son 19, y esto significa que si se
multiplica a 9,5 por se obtiene exactamente el número dado.

V  

La masa del Sol en kilogramos es:

para expresar este número en notación científica, basta con contar los dígitos que hay a la
derecha del 1, que son 30 en total, y se escribe:

El número de moléculas en 22,4 litros de un gas es:

es decir, .

Claramente, la notación científica permite, al menos, escribir de manera más breve los
números muy grandes. A continuación se realizarán algunas operaciones con números en
notación científica para mostrar que también los cálculos con números muy grandes se
facilitan al usar esta notación.
Si se quieren multiplicar los siguientes números, por ejemplo:

se usan las propiedades asociativa y conmutativa del producto, para escribir,


equivalentemente,

se multiplica, por un lado y por otro, al multiplicar se obtiene


, usando las propiedades de la potenciación.

Finalmente, se obtiene .

Si se realiza una división, por ejemplo:

Puede escribirse la operación indicada como una expresión fraccionaria:

y esto es igual a

Por lo tanto, el resultado de la operación planteada es .


Esto es más sencillo que operar directamente con los números:

Si se trata de sumas y restas de números en notación científica, debe primero observarse si


los exponentes de 10 que intervienen en los números en cuestión son números cercanos o no.
Por ejemplo, si se quiere sumar:

hay que observar que el segundo sumando es mínimo en comparación con el primero, y en
ese caso se considera despreciable esa cantidad; y la suma resulta, de manera aproximada,
igual al primer sumando:

Si se trata de la suma de dos números escritos en notación científica, como los siguientes:

(Obsérvese que los exponentes, 28 y 26 son números cercanos).

se escribe, entonces:

Ahora se suman, usando la propiedad distributiva de la suma con respecto al producto:

se regresa a la notación científica:


Si has realizado estas operaciones correctamente, has comprendido lo necesario para hacer
cálculos en notación científica adecuadamente.

Si has cometido errores, regresa a la lectura del texto anterior y asegúrate de comprender
bien cada línea leída. Ésta es una clave para la excelencia en Matemáticas: comprender a
cabalidad cada detalle leído.

Orden de magnitud

Como se acaba de ver, es útil, a la hora de realizar operaciones con números en notación
científica, observar el exponente de 10, esto es, tener claro qué tan grande es un número en
relación a otro con el que se deba operar. Esto es lo que se denomina determinar el orden de
magnitud de un número expresado en notación científica.

Por ejemplo, el orden de magnitud de 4.500.000.000 es , porque es un número que está


entre y . En efecto,

Si se escribe en notación científica, el número en cuestión es .

en general, el orden de magnitud de un número escrito en notación científica

es igual a .

V  

La distancia entre el Sol y la Tierra es de

en notación científica, esto es m., y el orden de


magnitud de este número es .
La distancia aproximada de Plutón al Sol es de 5.910.000.000 Km.,

es decir, km. El orden de magnitud de este número es


.

Los astrónomos usan el término "año-luz'' para representar la distancia recorrida por la luz
en 1 año.

La velocidad de la luz es de km/seg. para calcular, en kilómetros, la distancia


que representa un año-luz, hay que conocer la cantidad aproximada de segundos que

tiene 1 año. Sabiendo que esta cantidad es , en un año la luz recorre:

Notación científica para números extremadamente pequeños.

Así como los científicos usan números gigantescos, también utilizan números muy pequeños,
como el que representa la masa de un protón, una de las partículas del átomo:

como las potencias con exponente negativo representan inversos de potencias positivas, es
decir, por ejemplo:

y el inverso de es un número muy pequeño, son las potencias con exponente negativo
precisamente las que permiten expresar números como la masa de un protón de manera más
breve:
El exponente -24 se obtiene contando los lugares a la derecha de la coma que tiene el número
en cuestión hasta llegar al primer dígito distinto de cero (contando este dígito).

La carga de un electrón es

en notación científica: Coulomb.

A continuación se realizarán algunas operaciones usando notación científica para números


muy pequeños.

Lo único que se ha utilizado son las propiedades conmutativa y asociativa de la multiplicación,


así como las propiedades de la potenciación.

Para realizar la siguiente división:

se puede escribir así:

, y
por lo tanto, el resultado es . ¡Un número extremadamente grande!

Este resultado podría parecer extraño: al dividir un número muy pequeño entre otro más
pequeño aún, se obtiene un número muy grande.

Sin embargo, no es tan extraño como parece. Más bien es lógico:

Si se comparan las fracciones

Si ?c , se sabe que

Así, en una división, mientras más pequeño sea el divisor, más grande será el cociente.