Está en la página 1de 8

1 CAPITULO I _____________________________________________________ 2

2 CAPITULO II _____________________________________________________ 2
2.1 _______________________________________________________________________ 2
2.2 _______________________________________________________________________ 2
2.3 _______________________________________________________________________ 2
2.4 _______________________________________________________________________ 2
2.5 LA OBLIGATORIEDAD MORAL DE LAS LEYES Y NORMAS LEGALES
EN EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS ________________________________________ 2
2.5.1 EL FUNDAMENTO MORAL DE LA OBLIGACION DE OBEDECER LAS
LEYES CIVILES EN EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS ________________________ 2
2.5.2 PRINCIPIOS MORALES Y LEGISLACION TIBUTARIA _______________ 4
2.5.1.1 PRINCIPIOS MORALES: _______________________________________________ 4
2.5.1.2 LEGISLACIÓN TRIBUTARIA: __________________________________________ 4
2.5.1.3 OBLIGACIÓN TRIBUTARIA ___________________________________________ 4
2.5.1.4 LOS PRINCIPIOS MORALES QUE DEBEN SER RESPETADOS POR LA
LEGISLACIÓN TRIBUTARIA ___________________________________________________ 4
2.5.1.5 PRINCIPIOS MORALES QUE LOS CONTRIBUYENTES DEBEN RESPETAR AL
DETERMINAR SUS OBLIGACIONES TRIBUTARIAS: ______________________________ 7
1 CAPITULO I
2 CAPITULO II

2.1
2.2
2.3
2.4

2.5 LA OBLIGATORIEDAD MORAL DE LAS LEYES Y NORMAS LEGALES


EN EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS

2.5.1 EL FUNDAMENTO MORAL DE LA OBLIGACION DE OBEDECER


LAS LEYES CIVILES EN EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS
Según (Smidcht, 2009) “La obligación de cumplir las leyes civiles en el mundo
de los negocios surge de la necesidad de ordenar la vida económica de tal
manera que todos puedan tener la oportunidad de satisfacer sus necesidades.
Quienes ejercen la autoridad de cualquier sociedad tienen tanto el derecho como
la obligación de establecer y hacer cumplir las leyes necesarias y convenientes
para defender y promover los derechos individuales, así como para proteger a la
sociedad e general. Si la autoridad tiene este derecho, por ende los ciudadanos
tienen la obligación moral de cumplir con lo que se ha establecido en función del
bienestar de todos.”

Hay empresas que desarrollan, de forma voluntaria, un código ético o de


conducta para manifestar sus valores y dar ejemplo, en la relación con sus
grupos de interés. Estos códigos cobran especial relevancia cuando, por ejemplo,
una empresa intenta transmitir sus valores a sus proveedores para que ellos
también los asuman. No obstante, un código ético o de conducta solo es una
carta de intenciones, que de poco servirán, si la empresa no implementa políticas
y procedimientos para asegurar su cumplimiento.

El código ético o de conducta de una empresa, es un documento público que


recoge los objetivos, los valores y los principios de actuación de una
organización respecto a sus grupos de interés, y que presiden la política de la
empresa, con el objetivo de:

 Expresar explícitamente la cultura de la empresa y la función social que


ésta desea cumplir, reflejando la meta que la empresa pretende alcanzar.

 Establecer un marco de referencia común para todas las partes


implicadas en la labor empresarial.

 Establecer los mecanismos de resolución de conflictos en el seno de la


propia empresa.

 Ser la carta de presentación de la empresa, tanto interna, como


externamente, estableciendo un elemento diferenciador con el resto de
empresas de la competencia.

 Crear una marca de garantía en responsabilidad social.


Sin embargo, no toda ley merece der aceptada como tal. Cualquier ley nos puede
obligar moralmente solo en la medida en que cumpla con las tres exigencias de
su definición.

Hay dos teorías acerca de la obligatoriedad moral de las leyes y los reglamentos
en el mundo de los negocios:

1. “Hecha la ley, hecha la Moralidad”: esta ley afirma que toda ley, por el
simple hecho de ser ley, obliga moralmente a lso ciudadanos, para
determinar si alguna ordenación debe ser aceptada como ley .

2. La teoría de la penalidad de la ley: esta teoría supone que algunas


leyes no han sido creadas por la autoridad competente con la idea de
obligarnos moralmente. Tales leyes no pasan de ser normas prácticas para
ordenar la sociedad. Tratan temas d época importancia que tienen que ver
con determinadas políticas tomadas por el gobierno de turno.
2.5.2 PRINCIPIOS MORALES Y LEGISLACION TIBUTARIA
Según (Smidcht, 2009)

La evasión tributaria, es un problema serio En pocos países América Latina. Sus


ciudadanos no quieren pagar impuestos ni otros tributos. Alegan que el dinero
recaudado solo sirven para pagar los servicios de burócratas inútiles que poco o
nada hacen para servir a la población en forma eficiente además, la figura del
funcionario público que exige o acepta sobornos es muy conocida en la mayoría
de los países. Por su parte, los respectivos gobiernos contestan que no es posible
ofrecer un buen servicio sin recibir los fondos que los diferentes impuestos
deben generar. Muchas veces opinan que la razón principal por la cual existen
funcionarios corruptos es el bajo de sus sueldos y que la única manera de pagar
bien seria aumentando los impuestos.

2.5.1.1 PRINCIPIOS MORALES:

Es un conjunto de valores que orientan y norman la conducta de una


sociedad concreta.

2.5.1.2 LEGISLACIÓN TRIBUTARIA:

(Bravo Cucci & Durán Rojo, 2007) “Es el conjunto de leyes que norma las
obligaciones de las personas en relación a los impuestos, tasas,
contribuciones”.

2.5.1.3 OBLIGACIÓN TRIBUTARIA

Es el vínculo existente entre dos sujetos; entre el acreedor y el deudor


tributario.

2.5.1.4 LOS PRINCIPIOS MORALES QUE DEBEN SER RESPETADOS


POR LA LEGISLACIÓN TRIBUTARIA

A continuación mencionaremos seis principios que deben ser respetados


por la legislación tributaria

1) El primer principio moral que debe ser respetado pro al legislación


tributaria
El Estado tiene el derecho como la obligación moral de establecer un
sistema justo de impuestos.

En base a lo expuesto se entiende que la creación de un sistema tributario


debe ser justo y no perjudicar a uno o un grupo de la sociedad, ya que
ello ira en contra con lo mencionado, el bien común. Además a ello el
Estado tiene el derecho y obligación de la creación de tributos con la
finalidad de poder contar con los recursos necesarios como para atender
las necesidades de la sociedad.

2) El segundo principio moral que debe ser respetado pro al


legislación tributaria

El Estado tiene el derecho y la obligación de cobrar en forma justa los


impuestos establecidos.

Este principio tiene relación directa con el Principio constitucional de la


tributación de la “equidad”; y es que los contribuyentes en América
Latina perciben que la recaudación en sus sociedades no es justa; el
hecho de que el Estado no cobre determinados tributos a determinados
contribuyentes distorsiona la conciencia tributaria y crea la idea de la
evasión tributaria, algo que con lo que el Estado tiene que esforzarse por
cambiar y tratar a los contribuyentes por igual, dado que la igualdad entre
los contribuyentes es justo y moralmente aceptado por la sociedad.

3) El tercer principio moral que debe ser respetado pro al legislación


tributaria

El Estado tiene la obligación moral de aplicar los ingresos fiscales de


manera eficiente para atender las necesidades de la sociedad.

Bajo este principio está la idea de que todo tributo pagado por la sociedad
será retribuido en beneficio de la misma. Por ello el fondo recaudado por
los tributos al no ser destinados de forma eficiente por las autoridades
competentes, hace que la sociedad pierda la fe en la promesa de una
retribución por la paga de los tributos. Además está el hecho de que los
fondos recaudados se usan en otras actividades que no tienen que ver con
el fin de los tributos, a retribución en bienestar de la sociedad; es algo
que debe mejorar el Estado.

4) El cuarto principio moral que debe ser respetado pro al


legislación tributaria

Los impuestos deben ser estructurados de tal forma que los que tengan
mayores ingresos paguen un porcentaje mayor de sus ingresos por
concepto de impuestos. Es preferible basar el sistema tributario en los
llamados impuestos directos.

Es necesario mencionar que el impuesto indirecto representado


principalmente por el IVA (IGV para el Perú) es la principal fuente de
recaudación de la mayoría de sistemas tributarios en América Latina;
además que es el más fácil de controlar. Pero se tiene que tener en cuenta
que un sistema basado en este tipo de impuestos no es justo ya que el que
percibe mayores ingresos paga los mismo que el que tiene ingresos
menores lo cual agranda la brecha de las clases sociales. Un Sistema
basados en impuestos directos es más justo dado que se basa en la
riqueza que obtiene el contribuyente y es en este tipo de imposiciones
donde se puede aplicar el criterio de a mayores ingresos más impuesto se
debe pagar, esto de acuerdo con el principio constitucional de la
Proporcionalidad en materia Tributaria.

5) El quinto principio moral que debe ser respetado pro al


legislación tributaria

Al proponer la creación de cualquier impuesto, el gobierno tiene la


obligación moral de medir en forma realista el impacto de este impuesto
en el bien común.

En la creación de nuevos tributos, se debe evaluar si esta nueva


imposición afectara de forma negativa a la calidad de vida de los
contribuyentes, al rendimiento de las empresas, etc.

6) El sexto principio moral que debe ser respetado pro al legislación


tributaria
Un impuesto es justo en medida que respete las siguientes condiciones:
 Que haya sido establecido por la Autoridad competente
 Que contribuya efectivamente a promover el bien común
 Que recaiga sobre los diferentes sectores de la población según su
respectiva capacidad económica
 Que respete los derechos de los ciudadanos con referencia a la
propiedad privada.

Los tres primeros ya se han hecho mención y desarrollado, en cuanto a la


última tiene relación con el Principio de No Confiscatoriedad del derecho
tributario, bajo este principio se pretende evitar los impuestos con efectos
confiscatorios.

2.5.1.5 PRINCIPIOS MORALES QUE LOS CONTRIBUYENTES


DEBEN RESPETAR AL DETERMINAR SUS
OBLIGACIONES TRIBUTARIAS:
Según (Salomon, 1995)Existen tres principios y estos son:

1) Primer principio: Los contribuyentes tienen la obligación moral de


pagar impuestos en la medida en que sean impuestos justos utilizados
para promover el bien común y atender a las necesidades de la sociedad.
A simple vista parece un principio muy claro pero en realidad se presta
para interpretaciones subjetivas, el hecho de saber que impuestos o no
son justos y utilizados para el bien común, como se ha mencionado los
contribuyentes alegan no pagar los tributos por que no son retribuidos por
tales pagos en función al bien común. Pero no es tan simple como decir
ello, se tiene que hablar con fundamento y decir que impuesto no cumple
con este objetivo y por ende la sociedad no se sienta obligado
moralmente a pagarlo por no cumplir con la promoción del bien común.

2) Segundo principio: Se supone que un impuesto es justo mientras no se


comprueba lo contrario.

Tomando lo anterior dicho, mientras subjetivamente apreciamos una no


retribución en función al bien común de los impuestos pagados; aún
tenemos la obligación moral de pagar dichos impuestos, dado que el
criterio subjetivo sin fundamento (pruebas) no es razón para no pagar un
impuesto.

3) Tercer principio: Suponiendo que a pesar de lo mencionado, el


contribuyente no se siente moralmente obligado a pagar un impuesto, el
contribuyente no puede quedarse con ese dinero.

En este caso se tiene las siguientes obligaciones morales que debe


cumplir:

 Debe contribuir a la realización de obras que favorezcan al bien


común o satisfagan la necesidad de la sociedad. El monto de esta
contribución debe ser por lo menos igual a lo que el pagaría si el
impuesto fuera utilizado correctamente.
 Debe evitar cualquier acto que pudiera interpretarse como
corrupción de funcionarios públicos encargados en cobrar tales
impuestos.

Para lo expuesto se considera la voluntad del contribuyente en su deseo


de aportar al bien común de su sociedad. Para ello lo puede hacer por
otros canales como las Organización No Gubernamentales.

Ante lo expuesto está a criterio de cada sistema tributario el de tomar en


cuenta lo desarrollado. Pero para aplicar lo que se ha tratado se tiene que
tener en cuenta no solo es un cambio del Sistema Tributario y sus
funcionarios, sino que también de la mentalidad del contribuyente y de
los profesionales encargados en asesorar a los individuos en materia
tributaria y conciencia tributaria

Bibliografía
Bravo Cucci, J., & Durán Rojo, L. (2007). Legislacion Tributaria. PONTIFICIA UNIVERSIDAD
CATOLICA DEL PERU, LIMA.

Salomon, R. C. (1995). Etica en los Negocios. MADRID: Alianza Editorial.

Smidcht, E. (2009). Etica y Negocios en America Latina. LIMA, PERU.