Está en la página 1de 4

LA CIENCIA DEL NO-SER de Richard Rudd

Preguntas y Respuestas - El Despertar y el No-ser

¿Qué es el No–ser?

El ser verdadero está en la naturaleza de tu comportamiento, cuando emerge y se


manifiesta sin resistencias en el mundo. El No-ser es una programación
condicionante que se ha sobrepuesto a tu verdadero ser. Desde el mismo instante
en que el comportamiento del No-ser irrumpe en la escena, se encuentra
inevitablemente con resistencias que no acaban de desaparecer nunca. Tu No-ser
ha sido creado por la educación que recibiste de tus padres, de tu sociedad, de tus
compañeros y hermanos, y del mundo en general.

Debe quedar claro que cuanto contemplas tu Carta del Rave no confundes tus
centros abiertos (en blanco), con tu No-ser. En y por sí mismos, esos centros son
aspectos inocentes de tu naturaleza, y son los que más expuestos están y más
vulnerables son a los condicionamientos. Debido a que ahí es donde se encuentran
tus verdaderos dones, se pueden convertir en heridas profundas con mucha
facilidad.

EL No-ser representa una disfunción de TODOS tus centros. Los centros que
están en blanco han sido adiestrados para funcionar y comportarse como si
estuvieran definidos, mientras que en los que están coloreados es donde nos
topamos con las resistencias al intentar ser lo que no somos. Realmente, solamente
puedes toparte con resistencias allí donde tu naturaleza es fija.

Supongamos, por ejemplo, que tienes la garganta sin definir y el centro emocional
definido, intentarás atraer la atención de los demás porque esa es la estrategia del
No-ser en una garganta sin definir, pero te toparás con las resistencias en el centro
emocional porque ahí es donde eres fijo.

Cuando comienzas a tomar consciencia de la presencia y de las dinámicas del No-


ser en tu vida, lentamente empiezas a percatarte también de la presencia de tu ser
verdadero escondido tras de él. Todo lo que necesitas es un poco de paciencia, para
poder ir viendo todas las variaciones posibles de tu No-ser y las resistencias con las
que se va encontrando una y otra vez. Con cuanta más claridad seas capaz de
detectar a tu No-ser (lo cual resulta incómodo), con mayor claridad sabrás
reconocer también a tu ser verdadero. Simplemente con ver cómo funcionan los
condicionamientos de tu No-ser, empiezas a percibir como la programación
recibida empieza a perder agarre sobre ti. Después de siete años, apenas queda
nada de la programación del No-ser en tu memoria celular, y te quedas con la
naturaleza original que la naturaleza quiso dejar en ti.
Recuerda que el No-ser sigue estando siempre presente, lo que se ha caído por su
propio peso es la programación condicionante del No-ser que te “obliga” a actuar
según sus designios. Cuando eso ocurra, entonces puedes encarar la vida desde tu
verdadero ser, simplemente rendido a la vida a medida que va pasando a través de
ti, haciendo sus propias elecciones mientras tú permaneces a un lado observando el
proceso.

¿Qué es el “Despertar”?

El No-ser y el ser verdadero son partes inseparables de un mismo todo, al igual que
dos mitades de un reloj de arena. En el momento que te encuentras con tu diseño,
el reloj de arena se vuelca para dar comienzo al proceso de ruptura de la
identificación con los condicionamientos. Mientras vas pasando por eso proceso
todo lo que aprendes a reconocer es lo que anda mal.

En el I chin del Rave, la 6ª línea del hexagrama 18, se llama “El Buda”. Este
hexagrama se llama “trabajo sobre lo estropeado”. Es decir, que la perfección (que
es lo que la puerta 18 siempre está buscando), gira entorno a la capacidad de ver y
reconocer todas las capas del No-ser. Es un proceso de realización, como una
meditación de Vipasana que te permite a cualquiera de tus acciones revelar el
verdadero estado de tu ser. Cuanto más observas y esperas, con mayor claridad se
definirá la línea divisoria entre lo que tú eres y lo que no eres tú. Hasta que un día
simplemente te descubras expuesto a la verdad de lo que eres: ni Ser ni No-ser,
sino simplemente un patrón que se observa a sí mismo, más allá de ninguna
definición. Cuando te haces consciente de todas las partes de tu diseño que están en
blanco, y te haces consciente también de todas las partes que están coloreadas,
entonces, en la conciencia que danza entre ambas cosas emerge de un tercer estado
de trascendencia. No se puede describir con palabras más que como poesía, y esa
es la paradoja de estar despierto.
Dicho de un modo simple, uno está despierto si uno esta diseñado para despertar, y
antes de que nadie se decida a preguntarse, quiero adelantarme a todos y dejar bien
claro que eso no se puede leer en ninguna parte de nuestro diseño individual.
Depende más bien de si ese es el caso en el fractal de tu geometría única. En el I
Ching del Rave, la puerta 60 establece que la aceptación de los límites es el primer
paso en su trascendencia. Pensar en ello no te ayudará nada, ni tampoco hacer nada
al respecto. Si despiertas, no quedará ninguna duda. Si no despiertas tampoco
habrá duda alguna.
Los Perfiles y los 12 mecanismos de defensa del No-ser

Líneas:
z 1ª INVESTIGADOR – Introspección – Inseguridad
z 2ª ERMITAÑO – Proyección – Inconsciencia
z 3ª MARTIR – Adaptación - Vergüenza
z 4ª OPORTUNISTA – Exteriorización - Inaceptado/a
z 5ª HEREJE – Universalización - Paranoia
z 6ª MODELO DE ROLES – Transición - Desconectados

Vemos las combinadas del No – ser de las líneas a través de los 12 perfiles. De
estas combinaciones del No-ser emergen 12 mecanismos de defensa arquetípicos
en los seres humanos. Este es un conocimiento que tiene implicaciones muy
profundas en el campo de la psicología, al mismo tiempo que es una piedra angular
para una nueva ciencia del despertar. Las claves que se mencionan más abajo no
son más que la superficie de toda una ciencia - unos conocimientos que son tan
revolucionarios como incómodos y agitadores para la acomodada conciencia del
No-ser que hay en cada uno de nosotros. Os invito, por ello, a observar vuestras
propias reacciones mientras las leéis.

Los 12 Mecanismos de Defensa Arquetípicos del No-ser

1/3 Se sienten inseguros acerca de lo que les avergüenza - intentan hacer las cosas
bien para poder sentirse más seguros de sí mismos. Sólo para descubrir que
cometen más errores y se sienten consecuentemente más inseguros todavía que
antes. Su estrategia de defensa consiste en enterrarse vivos con las cosas a las que
se dedican.

1/4 Se sienten inseguros acerca de si serán aceptados - lentamente se van cerrando


porque cada vez que intentan exteriorizar algo se encuentran con resistencias que
les hacen sentir más inseguros todavía de sí mismos.

2/4 Son inconscientes de sentirse inaceptados - se sorprenden mucho siempre que


otra gente les rechaza o les opone resistencia, y consecuentemente se cierran
gradualmente en su pequeño y agitado mundo.

2/5 Son inconscientes de ser paranoicos - Se comportan como si no les importara


lo que otros piensen de ellos (cuando es lo que más les importa), por lo que se
acaban alienando de los demás sin llegar a entender por qué.

3/5 Se avergüenzan de su paranoia - intentan arreglar sus propios errores


basándose en lo que otros piensan o no piensan de ellos. O bien se conforman
debido a los sentimientos de culpa, o bien se rebelan debido a la negación de algo.
3/6 Se avergüenzan de sentirse desconectados - intentar arreglar esto
convirtiéndose en modelo de roles perfecto, sólo para descubrir que no es capaz de
hacerlo, lo que les hace avergonzarse todavía más de sí mismos. Su estrategia de
defensa es seguir insistiendo en la esperanza de que las cosas mejoren algún día,
mientras pretenden durante todo el tiempo que no pasa nada.

4/6 Se sienten inaceptados porque están desconectados - adoptan una postura


rígida de negación que oculta un profundo miedo a no ser aceptados. Mantienen un
control férreo sobre sus propias vidas y son adeptos a enmascarar su
vulnerabilidad, con lo que le ponen más difícil a los demás lograr atravesar sus
capas de frialdad y distanciamiento.

4/1 Se sienten inaceptados debido a su inseguridad - intentan sentirse aceptados


para sentirse más seguros, pero, al intentarlo, acaban por distanciarse de los demás
durante el proceso. Por ello, ocultan su luz debajo de una montaña de actividades
por miedo a toparse con resistencias.

5/1 Se sienten paranoicos acerca de su inseguridad - intentan ocultar su


inseguridad a los ojos de los demás con sus acciones, pero, irónicamente, cada vez
que lo hacen, lo que consiguen es exponerse todavía más. Cuanto más exponen sus
inseguridades, más retraídos se vuelven.

5/2 Se sienten paranoicos acerca de su inconsciencia - intentan regular su propio


comportamiento para no llamar mucho la atención de los demás, con la esperanza
de conseguir que les dejen en paz. Por miedo a sí mismos, intentan controlar sus
vidas encerrándose en su propio mundo privado.

6/2 Están desconectados de su inconsciencia - al no poder identificarse con lo que


otros ven en ellos, asumen que los demás simplemente no les entienden. De ahí
que adopten una postura de negación que les hace parecer arrogantes en su
distanciamiento. El resultado es que acaban por sentirse más malentendidos y
desconectados de lo que ya estaban.

6/3 Están desconectados de sentirse avergonzados - intentan esconderse de sus


propios errores negando sus sentimientos de culpa. Su defensa para evitar sentir el
dolor consiste en insistir en una huida hacia delante, en la esperanza de que alguna
vez lograrán olvidar el pasado. Este rechazo a aceptar sus propios errores hace muy
difícil que puedan confiar en los demás, y consecuentemente intentan cualquier
cosa que les ayude a eludir su dolor.