Está en la página 1de 16

Domicilio Procesal: Jr. Moore Nro.

225-Huacho-Huaura-Lima

Celular: 922407029

EXPEDIENTE:
ESCRITO: 1

CUADERNO: PRINCIPAL

SUMILLA: DEMANDA CONTENCIOSO


ADMINISTRATIVA

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DE LA


CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA.-

SHELLAH BELEN PALACIOS RODRIGUEZ, abogada de doña MARIA


CONCEPCION AYASTA DE FIESTAS, identificada con DNI Nro. 17593705,
con domicilio ubicado en Calle 2 de Mayo 845- distrito de San José, provincia
de Chiclayo, departamento de Lambayeque, señalando como domicilio
procesal la casilla SINOE 86104 para efectos de la notificación, me presento
ante Ud. y respetuosamente digo:

II. PRETENSION.-
Que, interpongo demanda de y la dirijo contra:

(i) El ministerio de la Producción representado por su ministro de la


Producción, a quien deberá notificársele en Calle Uno oeste San
Isidro Corpac. Lima.
(ii) El procurador del Ministerio de la Producción con domicilio ubicado
Calle Uno oeste San Isidro Corpac. Lima.

Con la pretensión de que:

(I) Se me notifiquen todos los actos administrativos y


resoluciones administrativas, que se cursaron a mi cónyuge
JOSE SANTOS FIESTAS FIESTAS en el proceso de
CADUCIDAD DEL PERMISO DE PESCA DE LA
EMBARCACION NIÑO DEL MILAGRO I de matrícula PL-
17414-CM, POR SER CONYUGE INTEGRANTE DE LA
SOCIEDAD DE GANANCIALES FIESTAS AYASTA, SIN
EMBARGO JAMAS SE ME CURSARON LAS
NOTIFICACIONES RECAIDAS, POR LO QUE SE HA
VULNERADO MI DERECHO DE DEFENSA Y
CONTRADICCION Y EN CONSECUENCIA MI DEBIDO
PROCESO, DADO QUE EL MISMO HA SIDO CADUCADO
SIN MI CONOCIMIENTO, POR LO QUE DEVIENE EN
NULO DICHO PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO.

(II) Se proceda a declarar la NULIDAD DE TODO LO


ACTUADO EN EL CITADO EXPEDIENTE Y
RESTITUYENDO LAS COSAS AL ESTADO ANTERIOR DE
LA VULNERACION, SE ME RESTITUYA MI PERMISO DE
PESCA DE ANCHOVETA, POR SER EL PROCEDIMIENTO
DE CADUCIDAD, NULO E INCONSISTENTE AL NO
HABERSE OBSERVADO LA FORMALIDAD DE LEY EN
NOTIFICAR A LA CONYUGE SOBRE LA CUAL RECAIA
LOS EFECTOS DE LAS RESOLUCIONES Y SE LE
OCASIONABA UN PERJUICIO IRREPARABLE.

(III) SE ORDENE A LA DEMANDADA PROCEDA A


INSCRIBIRME EN EL LISTADO DE EMPRESAS
AUTORIZADAS PARA LA PESCA DEL RECURSO DE
ANCHOVETA PARA CONSUMO HUMANO INDIRECTO, Y
ASI MISMO SE ME REINTEGRE TODAS LAS CUOTAS NO
PESCADAS Y SU VOLUMEN PARA LO CUAL DEBERA
PLANTEAR UN CRONOGRMA ADICIONAL DE PESCA,
POR EL TIEMPO QUE DE FORMA ARBITRARIA ME
DESPOJO DEL PERMISO SIN MI CONOCIMIENTO.

(IV) SE CONDENE A LA DEMANDADA AL PAGO COSTOS Y


COSTAS DEL PROCESO.

DE ACUERDO A LOS SIGUIENTES FUNDAMENTOS DE HECHO


Y DERECHO QUE PASO A EXPONER:

III. FUNDAMENTOS DE HECHO Y DERECHO QUE SUSTENTAN MI


PRETENSION ADMINISTRATIVO.-

1.- Que, mí representada, es una adulta mayor que se ha visto


despojada del permiso de pesca de su embarcación pesquera NIÑO
DEL MILAGRO I de matrícula nro. PL-17414-CM , por parte de
la demandada, en razón de que se sometió a la citada embarcación
pesquera a un procedimiento de CADUCIDAD del permiso de
pesca, sin que mi patrocinada fuera emplazada en el mismo, de
acuerdo a sus derechos patrimoniales ganados al haber celebrado
matrimonio con el señor JOSE SANTOS FIESTAS, quien al estar
separado de cuerpos, no le comunico nunca esta situación,
desconociendo formalmente el cuerpo y contenido de los
documentos y resoluciones, puesto que nunca fueron notificadas, a
pesar de que en reiteradas oportunidades desde el año 2017 he
solicitado su notificación, pero sin embargo es lamentable señor
juez que la propia administración demandada, a pesar de tener
expreso conocimiento de su condición de casada, no haya
procedido a NOTIFICARLA, es más hasta la fecha persiste en esta
situación, a pesar de habérselos solicitado de forma innumerable.
Que la nulidad es un último remedio conocido por la ley para dejar
sin efecto un acto procesal afectado por causa establecida en
la ley o por la existencia de un vicio procesal que ocasiona que el
acto no cumpla con su finalidad, en concordancia con lo
establecido en el artículo 171 del Código Procesal Civil. Que tal
como dispone el artículo 174 del Código Procesal Civil para la
existencia y declaración de una nulidad existe como presupuesto
que el vicio ocasione un agravio a alguna de las partes. En este
caso mi patrocinada ha sido sumamente agraviada con esta omisión
de emplazamiento por la demandada.

2.-Que, la embarcación pesquera es de mi propiedad, por ser un


bien ganancial,

CODIGO CIVIL
Artículo 315º.- Disposición de los bienes sociales
Para disponer de los bienes sociales o gravarlos, se
requiere la intervención del marido y la mujer. Empero,
cualquiera de ellos puede ejercitar tal facultad, si tiene
poder especial del otro.

Toda vez que conforme al artículo 40 de la Constitución Política del


Perú la comunidad y el Estado protegen a la familia y promueven el
matrimonio, reconociéndolos como institutos naturales y
fundamentales de la sociedad, y estableciendo que las causas de
disolución son reguladas por ley. Que, en concordancia con el
artículo 323 del Código Civil, y conforme ha sido reconocido por
la Corte Suprema de Justicia por Resolución Casatoria de fecha
11 de octubre de 1996, los bienes de la sociedad de gananciales
son de naturaleza autónoma con garantía Institucional, por cuanto
sus normas son de orden público, sin que puedan ser modificados
por la sola voluntad de los cónyuges. El Tribunal Constitucional, tras
manifestar en qué casos procede el emplazamiento personal y
directo y de señalar cuál sería el órgano responsable de esta
ausencia de emplazamiento, índica que sin embargo es preciso que
se cumplan ciertos requisitos para que dicha falta de emplazamiento
personal tenga relevancia constitucional. De una parte, es necesario
que quien no ha sido emplazo personalmente o lo ha sido
defectuosamente tenga, al tiempo de la iniciación del proceso, un
derecho subjetivo o un interés legítimo susceptible de afección en
el proceso contencioso administrativo, es decir, haya sufrido un
perjuicio real y efectivo en sus posibilidades de defensa. Por esta
razón, señor juez, la demandada omitió deliberadamente
notificarme como lo hace en la actualidad, y de lo cual existen,
diversos escritos, inclusive se niegan a atenderme y resolverme
mediante RESOLUCION MOTIVADA mis peticiones, lo cual vulnera
mi derecho a OBTENER UNA DECISION MOTIVADA EN
DERECHO y LOS HECHOS.

4.-Que, como lo he señalado ampliamente mi patrocinada es


casada con el titular de la embarcación y la misma fue adquirida
durante su matrimonio, encontrándose inscrita a nombre de los dos
en REGISTROS PUBLICOS, es por ello que debió ser notificada
con todo lo actuado desde el inicio, sin embargo no fue de esa
forma. Es necesario precisar señor juez, que he solicitado desde el
año 2017 que se me NOTIFIQUEN las resoluciones y actos
administrativos recaídos en el expediente de caducidad, pero solo
se me ha contestado con CARTAS en donde señalan que ya se le
ha notificado a mi cónyuge y que yo no tengo derecho a ser
notificada, lo cual evidentemente es vulneratorio de mi derecho a un
debido proceso administrativo.

5.-Que he procedido señor juez a reiterarle se me notifique, a


presentar recursos de reconsideración, y una serie de actos
administrativos, para que se me notifique, pero siempre me
contestan con cartas oscuras y ambiguas, en donde no se me
resuelve la pretensión de notificación, y a pesar de haber
interpuesto reconsideración, tampoco se me resuelve con la
RESOLUCION DEBIDA, se me contesta de una forma no
determinada por ley, lo que desde luego vulnera mi derecho a un
debido proceso en sede administrativa.
6.-Es por ello señor juez que le solicito proceda a admitir a trámite
la presente demanda y declarar fundada en su oportunidad.

7.-Asi tenemos que:


Consideraciones del Tribunal Constitucional

El derecho a un debido proceso en sede administrativa

2.3.1. El derecho constitucional al debido proceso, tipificado en la


Constitución Política de 1993, establece en el inciso 3) del artículo
139, que: “Son principios y derechos de la función jurisdiccional: (…)
3) La observancia del debido proceso y la tutela jurisdiccional”

Dicha disposición constitucional es aplicable a todo proceso en


general, por lo que constituye también un principio y un derecho del
proceso administrativo.

2.3.2. Al respecto con relación al debido proceso en sede


administrativa, este Tribunal en la STC 4289-2004-AA/TC, ha
expresado en los fundamentos 2 y 3, respectivamente, que “(…) el
debido proceso, como principio constitucional, está concebido como
el cumplimiento de todas las garantías y normas de orden público
que deben aplicarse a todos los casos y procedimientos, incluidos
los administrativos, a fin de que las personas estén en condiciones
de defender adecuadamente sus derechos ante cualquier acto del
Estado que pueda afectarlos. …”; y que “El derecho al debido
proceso y los derechos que contiene son invocables y, por lo tanto,
están garantizados, no solo en el seno de un proceso judicial, sino
también en el ámbito del procedimiento administrativo. Así,
el debido proceso administrativo supone, en toda circunstancia, el
respeto –por parte de la administración pública o privada- de todos
los principios y derechos normalmente invocables en el ámbito de
la jurisdicción común o especializada, a los cuales se refiere el
artículo 139 de la Constitución (juez natural, juez imparcial e
independiente, derecho de defensa, etc.)” (énfasis agregado).

Posteriormente, en lo que respecta al contenido constitucional del


derecho al debido proceso este Colegiado, ha establecido en la
STC 0023-2005-PI/TC, fundamento 43 que: “(…) los derechos
fundamentales que componen el debido proceso y la tutela
jurisdiccional efectiva son exigibles a todo órgano que tenga
naturaleza jurisdiccional (jurisdicción ordinaria, constitucional,
electoral y militar) y que pueden ser extendidos, en lo que fuere
aplicable, a todo acto de otros órganos estatales o de particulares
(procedimiento administrativo, procedimiento legislativo, arbitraje y
relaciones entre particulares, entre otros)”y fundamento 48 que:
“(…) este contenido presenta dos expresiones: la formal y la
sustantiva. En la de carácter formal, los principios y reglas que lo
integran tienen que ver con las formalidades estatuidas, tales como
las que establecen el juez natural, el procedimiento preestablecido,
el derecho de defensa y la motivación; y en su expresión sustantiva,
están relacionados los estándares de razonabilidad y
proporcionalidad que toda decisión judicial debe suponer” (énfasis
agregado).

2.3.3. Este Tribunal ha precisado que el derecho al debido proceso


comprende, a su vez, un conjunto de derechos constitucionales que
forman parte de su estándar mínimo, entre los cuales se encuentra
el derecho a la motivación. Así, en el presente caso, especial
relevancia adquiere confirmar si se ha respetado el derecho a la
motivación, como parte integrante del derecho al debido
procedimiento administrativo.

La motivación como parte integrante del debido procedimiento


administrativo

2.3.4. En relación con la motivación de los actos administrativos,


este Colegiado, en la STC 2192-2004-AA/TC, ha señalado: “La
motivación de las decisiones administrativas no tiene referente
constitucional directo. No obstante, se trata de un principio
constitucional implícito en la organización del Estado Democrático
de derecho, que se define en los artículos 3 y 43 de la Constitución
como un tipo de Estado contrario a la idea del poder absoluto o
arbitrario. En el Estado constitucional democrático, el poder público
está sometido al Derecho, lo que supone, entre otras cosas, que la
actuación de la Administración deberá dar cuenta de esta sujeción
a fin de despejar cualquier sospecha de arbitrariedad. Para lograr
este objetivo, las decisiones de la Administración deben contener
una adecuada motivación, tanto de los hechos como de la
interpretación de las normas o el razonamiento realizado por el
funcionario o colegiado, de ser el caso”

2.3.5. Este Tribunal ha tenido oportunidad de expresar su posición


en la STC 00091-2005-PA/TC, fundamento jurídico 9, párrafos 3 y
5 al 8; criterio reiterado en las SSTC 294-2005-PA/TC, 5514-2005-
PA/TC, entre otras, en los siguientes términos:
[…][E]l derecho a la motivación de las resoluciones administrativas
es de especial relevancia. Consiste en el derecho a la certeza, el
cual supone la garantía de todo administrado a que las sentencias
estén motivadas, es decir, que exista un razonamiento jurídico
explícito entre los hechos y las leyes que se aplican. […]
La motivación de la actuación administrativa, es decir, la
fundamentación con los razonamientos en que se apoya, es una
exigencia ineludible para todo tipo de actos administrativos,
imponiéndose las mismas razones para exigirla tanto respecto de
actos emanados de una potestad reglada como discrecional.
El tema de la motivación del acto administrativo es una cuestión
clave en el ordenamiento jurídico-administrativo, y es objeto central
de control integral por el juez constitucional de la actividad
administrativa y la consiguiente supresión de los ámbitos de
inmunidad jurisdiccional.
Constituye una exigencia o condición impuesta para la vigencia
efectiva del principio de legalidad, presupuesto ineludible de todo
Estado de derecho. A ello, se debe añadir la estrecha vinculación
que existe entre la actividad administrativa y los derechos de las
personas. Es indiscutible que la exigencia de motivación suficiente
de sus actos es una garantía de razonabilidad y no arbitrariedad de
la decisión administrativa.
En esa medida, este Tribunal debe enfatizar que la falta de
motivación o su insuficiencia constituye una arbitrariedad e
ilegalidad, en la medida en que es una condición impuesta por la
Ley 27444. Así, la falta de fundamento racional suficiente de una
actuación administrativa es por sí sola contraria a las garantías del
debido procedimiento administrativo.
2.3.6. Adicionalmente en el fundamento 40 de la STC 8495-2006-
PA/TC, ha determinado que: “(…) un acto administrativo dictado al
amparo de una potestad discrecional legalmente establecida resulta
arbitrario cuando sólo expresa la apreciación individual de quien
ejerce la competencia administrativa, o cuando el órgano
administrativo, al adoptar la decisión, no motiva o expresa las
razones que lo han conducido a adoptar tal decisión. De modo que
motivar una decisión no sólo significa expresar únicamente bajo qué
norma legal se expide el acto administrativo, sino,
fundamentalmente, exponer en forma sucinta –pero suficiente– las
razones de hecho y el sustento jurídico que justifican la decisión
tomada”.

2.3.7. Sobre el particular el inciso 1.2 del artículo IV del Título


Preliminar de la Ley 27444, Ley del Procedimiento Administrativo
General, prescribe que el debido procedimiento administrativo,
mediante el cual se reconoce que: “Los administrados gozan de
todos los derechos y garantías inherentes al debido procedimiento
administrativo, que comprende el derecho a exponer sus
argumentos, a ofrecer y producir pruebas y a obtener una decisión
motivada y fundada en derecho[…]” (énfasis agregado).

2.3.8. A su vez, el artículo 3.4. de la Ley 27444, sobre los requisitos


de validez de los actos administrativos, precisa que: “El acto
administrativo debe estar debidamente motivado en proporción al
contenido y conforme al ordenamiento jurídico”; y en el artículo 6,
sobre la motivación del acto administrativo, señala: “6.1 La
motivación deberá ser expresa, mediante una relación concreta y
directa de los hechos probados relevantes del caso específico, y la
exposición de las razones jurídicas y normativas que con referencia
directa a los anteriores justifican el acto adoptado; 6.2 Puede
motivarse mediante la declaración de conformidad con los
fundamentos y conclusiones de anteriores dictámenes, decisiones
o informes obrantes en el expediente, a condición de que se le
identifique de modo certero, y que por esta situación constituyan
parte integrante del respectivo acto”; 6.3 No son admisibles como
motivación la exposición de fórmulas generales o vacías de
fundamentación para el caso concreto o aquellas fórmulas que por
su oscuridad, vaguedad, contradicción o insuficiencia no resulten
específicamente esclarecedoras para la motivación del acto[…]”.

2.3.9. Abundando en la obligación de motivar incluso cuando se


hubiera efectuado una motivación por remisión, el artículo 24.1.1 de
la Ley 27444 exige a la Administración que la notificación contenga
“El texto íntegro del acto administrativo, incluyendo su motivación”

2.3.10. Por último, en el Título V, Capítulo II, denominado


“Responsabilidad de las autoridades y personal al servicio de la
Administración Pública” de la Ley 27444, el artículo 239.4 preceptúa
que “las autoridades y personal al servicio de las entidades,
independientemente de su régimen laboral o contractual, incurren
en falta administrativa en el trámite de los procedimientos
administrativos a su cargo y, por ende, son susceptibles de ser
sancionados administrativamente con amonestación, suspensión,
cese o destitución atendiendo a la gravedad de la falta, la
reincidencia, el daño causado y la intencionalidad con que hayan
actuado, en caso de: (…) Resolver sin motivación algún asunto
sometido a su competencia”.

2.3.11. Cabe precisar además, que este Tribunal considera que la


motivación no solo es una obligación legal de la Administración, sino
también un derecho del administrado, a efectos de que este pueda
interponer los recursos de impugnación pertinentes, cuestionando o
respondiendo las imputaciones, las cuales deben ser expresadas
con claridad y precisión en el acto administrativo que expiden y que,
como en el presente caso, involucran una medida de suspensión del
goce de derechos pensionarios.

IV.- MONTO DEL PETITORIO.

No es cuantificable en dinero.

V.- VÍA PROCEDIMENTAL.

El proceso especial previsto en la ley que regula el procedimiento


administrativo.

VI.- MEDIOS PROBATORIOS.

1. COPIA del Acta de MATRIMONIO con la que pruebo que


soy casada y que la embarcación pesquera es de la sociedad
conyugal, por lo que queda acreditado mi derecho al correcto
emplazamiento, el mismo que no se ha dado.
2. Copia del certificado compendioso de dominio de mi
embarcación pesquera en la QUE FIGURO COMO PROPIETARIA
DE LA CITADA EMBARCACION y con lo que acredito mi derecho
a ser notificada.

3. Copia del certificado de matrícula de la EMBARCACION


PESQUERA.
4.- Copia de las diversas SOLICITUDES HECHAS A LA
DEMANDADA para que me notifique el expediente de caducidad,
actos administrativos y resoluciones, sin contar con una respuesta
fundada en derecho y mucho menos la notificación.
5.- Copia del recurso de reconsideración a las cartas de respuestas,
con la que acredito el abuso de la demandada a emplazarme
válidamente mediante la emisión de una resolución y no de cartas
sin valor impugnatorio.
6.-Copia del escrito con el que pido que se me incluya en el listado
de embarcaciones con permiso para anchoveta al encontrarse en
trámite de impugnación la notificación a la recurrente.

VII.- ANEXOS.

1-A Copia de mi DNI

1-B COPIA del Acta de MATRIMONIO con la que pruebo que soy
casada y que la embarcación pesquera es de la sociedad
conyugal, por lo que queda acreditado mi derecho al correcto
emplazamiento, el mismo que no se ha dado.
1.C. Copia del certificado compendioso de dominio de mi
embarcación pesquera en la QUE FIGURO COMO PROPIETARIA
DE LA CITADA EMBARCACION y con lo que acredito mi derecho
a ser notificada.

1.D. Copia del certificado de matrícula de la EMBARCACION


PESQUERA.
1.E- Copia de las diversas SOLICITUDES HECHAS A LA
DEMANDADA para que me notifique el expediente de caducidad,
actos administrativos y resoluciones, sin contar con una respuesta
fundada en derecho y mucho menos la notificación.
1.F- Copia del recurso de reconsideración a las cartas de
respuestas, con la que acredito el abuso de la demandada a
emplazarme válidamente mediante la emisión de una resolución y
no de cartas sin valor impugnatorio.
1.G.-Copia del escrito con el que pido que se me incluya en el listado
de embarcaciones con permiso para anchoveta al encontrarse en
trámite de impugnación la notificación a la recurrente.

POR LO EXPUESTO:

A UD. Pido admitir a trámite la presente


demanda y declararla fundada en su
oportunidad.

Lima,15 de Mayo de 2018