Está en la página 1de 17

Vías de Comunicación II Unidad N° 4

Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases


granulares”

Unidad N. ª 4: Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases granulares


Contenidos:
4. a. Mecanismos y diversos tipos de estabilización. Capas granulares no tratadas (estabilización
física). Funcionamiento de una capa granular no tratada.
4. b. Subrasantes de suelos sin ligantes. Estudio de la calidad del suelo para la capa. Ensayos.
Porcentaje de humedad óptima. Control del porcentaje de humedad del suelo natural y cálculo
de la cantidad de agua a agregar. El camión regador. Comparación. Equipos. Control de
recepción.
4. c. Capas granulares para sub-bases y bases. Materiales a utilizar. Ensayos mezclas “in situ” y
en planta. Diferentes tipos de distribución de los materiales o mezcla. Control del porcentaje de
humedad. Compactación. Equipos. Controles de recepción.
4. d. Tratamiento de los suelos con cal y con cemento. Mecanismos de la estabilización. Tipos de
suelos posibles. Criterios de selección del tipo de cal o cemento. Tratamientos mixtos con cal y
cemento.
4. e. Capas tratadas con Cal, Cemento Portland y ligantes Bituminosos. Materiales a utilizar
Mezclas “in situ” y en planta. Diferentes metodologías. Control del porcentaje del ligante a
agregar y verificación de humedad. Cálculos. Maquinarias a utilizar para la compactación y
control de recepción.
4. f. Tratamiento de suelos con asfalto. Mecanismos de la estabilización, tipos de suelos posibles,
criterios para la elección del tipo de asfalto. Los tratamientos mixtos a la cal y con asfalto.
Práctico Involucrado: Nº 6

4-1 Mecanismos y diversos tipos de estabilización:

La estabilización de un suelo es un proceso que tiene por objeto aumentar su resistencia a la


deformación, disminuir su sensibilidad al agua, controlar la erosión y los cambios de volumen,
etc. Con ello se pueden aprovechar suelos mediocres e incluso inadecuados.

Página 1
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

La estabilización puede ser mecánica, por mezcla de dos o más suelos de diferentes
características, a fin de obtener un suelo de características suficientes en cuanto a
granulometría, plasticidad, permeabilidad o impermeabilidad, etc. Uno de los suelos es el
existente en la traza y el otro es de aportación para mejorar sus propiedades. En la actualidad
esta técnica es utilizada para vías de baja densidad de tráfico.

Más a menudo, la estabilización se lleva a cabo incorporando aditivos que actúan física o
químicamente sobre las propiedades del suelo. Los más utilizados son el cemento y la cal, pero
también se emplean escorias granuladas, cenizas volantes, ligantes hidrocarbonados fluidos,
cloruro sódico, cloruro cálcico, etc.
En el proceso de estabilización con aditivos, el grado de estabilización que puede alcanzarse
depende del tipo de suelo, del aditivo utilizado, de la cantidad añadida y de la ejecución.
Cuando se trata únicamente de mejorar ligeramente las propiedades de un suelo por adición
de una pequeña cantidad de un aditivo, se habla de suelo mejorado; en cambio, la mezcla que
ofrece finalmente una resistencia y rigidez apreciables suele designarse como suelo
estabilizado.

4-2 Capas granulares no tratadas: Estabilización física:

Página 2
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

Este se utiliza para mejorar el suelo produciendo cambios físicos en el mismo. Hay varios
métodos como lo son:

• Mezclas de Suelos: este tipo de estabilización es de amplio uso, pero por sí sola no logra
producir los efectos deseados, necesitándose siempre de por lo menos la compactación como
complemento. Por ejemplo, los suelos de grano grueso como las grava-arenas tienen una alta
fricción interna lo que lo hacen soportar grandes esfuerzos, pero esta cualidad no hace que sea
estable como para ser firme de una carretera ya que al no tener cohesión sus partículas se
mueven libremente y con el paso de los vehículos se pueden separar e incluso salirse del
camino. Las arcillas, por lo contrario, tienen una gran cohesión y muy poca fricción lo que
provoca que pierdan estabilidad cuando hay mucha humedad. La mezcla adecuada de estos
dos tipos de suelo puede dar como resultado un material estable en el que se puede
aprovechar la gran fricción interna de uno y la cohesión del otro para que las partículas se
mantengan unidas.
Los agregados provienen de un proceso de selección con el cual se busca controlar: la
granulometría, la plasticidad de la parte fina, la limpieza, la resistencia a las solicitaciones
mecánicas y ambientales y la permeabilidad.

• Geotextiles

En el caso de un Terraplén: las capas no superen los 30 cm. Lo compacto en capas, pero la
parte superior que va a ser la subrasante en la más importante.
Esta subrasante es con material del lugar, los cuales si son malos los estabilizo. Las capas de
arriba son las más grandes y las más caras.

Método DNV:

 De la tabla que sigue se tiene datos de tres muestras de suelos diferentes: % de


pasante de suelo en cada tamiz, los límites, la media y tolerancia.
 Se construye con los datos del % de pasante en ordenadas en escala un gráfico como
se muestra; las diagonales representan los diámetros de los diferentes tamices.
 De la tabla se observa que la muestra 1 tiene una media de 67,5 entre el tamiz de 1” y
n°4, nosotros elegimos un valor de 70 % el cual cae dentro de los limites. Entonces lo
que hacemos es graficar el 30 % de retenido entre ambos tamices, (como el grafico
está a escala 100% equivale a 10 cm, entonces 30% son 3 cm). Lo que se hace es con la
regla buscar que entre las diagonales de ambos tamices quede la medida 3 cm.
 Una vez hecho esto se baja hasta el eje horizontal, midiendo cual es el valor que se
obtiene. En este caso dan 6,5 cm, es decir 65%, el cual es el porcentaje de suelo M1.
 Lo siguiente que hacemos es hacer la gráfica del suelo M2 y suelo M3.
 vemos que en el suelo M3 tenemos una media entre tamiz n° 40 y n°100 de 7,5%,
nosotros elegimos 5 %, el cual cae dentro de los limites. Con este valor de 5% lo
marcamos en ordenadas del grafico M3 y lo continuamos con una línea paralelo al eje
x hasta que toque la diagonal del tamiz n°200. Luego bajamos hasta tocar el eje x y
leemos el valor obtenido. En este caso da 1 cm, es decir 10% de suelo M3.
 Para suelo M2, tenemos que va a ser 25% para completar el 100 %

Página 3
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

Método rothfuchs

Página 4
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

Para determinar la proporción en que deben mezclarse dos suelos cuyos análisis
granulométricos se conocen para obtener una mezcla de granulometría dada.
Es un método gráfico, el cual, dada una curva granulométrica cualquiera, permite separar
dicha granulometría en dos o más porciones entre los tamices deseados. Consiste
esencialmente en lo siguiente:
 Se dibuja la curva representativa de la granulometría del árido deseado, utilizando en
ordenadas los porcentajes pasantes; la escala de abscisas debe elegirse de tal manera
que la granulometría dibujada sea una línea recta. Esto se puede hacer, dibujando una
línea recta inclinada y marcando sobre ella las aberturas de tamices correspondientes
a los distintos porcentajes que pasan por cada tamiz.
 Las curvas granulométricas de los áridos que se van a mezclar se dibujan en la escala
de abscisas antes determinadas. Generalmente se encontrará que no son líneas rectas.
 Con la ayuda de una regla transparente se dibujan las líneas rectas que se aproximen
más a las curvas granulométricas de cada agregado; esto se realiza eligiendo para cada
curva una línea recta, de tal forma que el área comprendida entre ella y la curva sea un
mínimo, y que las áreas que quedan a cada lado de la línea recta sean
aproximadamente iguales.
 Se unen los extremos opuestos de estas líneas rectas y las proporciones para la mezcla
pueden leerse a partir de los puntos donde estas líneas de unión cortan a la recta que
representa el árido deseado.

Es de fundamental importancia el trazado de las rectas compensadoras de los agregados, ya


que pequeñas oscilaciones en su inclinación representan variaciones importantes en el
porcentaje de los áridos que constituirán la mezcla.

4-3 Funcionamiento de una capa granular no tratada:

1) Pavimentos flexibles:

Página 5
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

 Componentes estructurales (base y subbase granulares): apoyo para las capas


asfálticas, disipación de esfuerzos para proteger la subrasante de solicitaciones
excesivas.
 Drenaje interno de la estructura
 Protección contra el congelamiento de los suelos limosos durante períodos invernales.

2) Pavimentos rígidos
 Componente estructural: mejoramiento de fundaciones débiles
 Nivelación y soporte para la construcción de la losa de concreto
 Protección contra la erosión de la subrasante en grietas y juntas
 Drenaje interno de la estructura
 Protección contra el congelamiento de los suelos limosos durante períodos invernales

4-4 Estabilización con cal:

1) Comportamiento estructural:
 Mejoramiento de la subrasante
 Construcción de subbases en reemplazo de materiales granulares no disponibles,
 Reconstrucción o reparación de bases con reciclado de calzada (presencia de material
contaminado)

2) Criterios:
I) Mínimo aporte estructural (pongo cal para bajar el IP)
II) Máximo aporte estructural (si tengo bajo valor soporte)

Se obtiene por mezcla de suelo, cal aérea (viva o apagada) y agua. Los suelos más apropiados
para estabilizar con cal son los de granulometría fina, de plasticidad apreciable y, en particular,
de elevada humedad natural. Según el tipo de suelo, se emplean proporciones (sobre la masa
seca del suelo) del 2 al 7 por 100 de cal, si bien no suele sobrepasar el 5 por 100.
Uno de los efectos más importante de la cal en un suelo es el de cambiar su plasticidad. Con
suelos de baja plasticidad (IP<15) aumentan tanto el LL como el LP y también, su IP; en cambio,
en los suelos de media y elevada plasticidad (IP>15) disminuye el IP. También aumenta la
humedad óptima de compactación, lo que permite la densificación de suelos de elevada
humedad natural que, de otro modo, no permitirían la construcción del pavimento sobre ellos.
Otra de las características de las estabilizaciones con cal es que su densidad máxima proctor es
inferior a la del suelo de partida debido al bajo peso específico de la cal.

Página 6
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

Con la adición de cal, el suelo se vuelve más granular. El aumento del LP y el de la humedad
óptima de compactación permiten su puesta en obra con mayor facilidad. A veces, la mezcla se
realiza en dos fases, con un periodo intermedio de uno a dos días.

1) Cal hidratada en polvo:


Ventajas:
 rápida aplicación
 usado para secar arcillas
Desventajas:
 partículas finas en suspensión

2) Cal viva en seco


Ventajas:
 la forma más concentrada de cal
 contiene entre un 20 % y un 24% más de Cao disponible (por eso rinde más)
 mayor densidad, menos almacenamiento
 excelente para secar suelos porque consume mucha agua
 partículas más grandes
Desventajas:
 requiere un 32% de su peso en agua para hidratarse
 calor de hidratación, evaporación

Página 7
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

 más mezcla, primero reacciones y luego mezclarse

3) lechada de cal
Ventajas:
 libre de polvo
 más fácil de distribuir
Desventajas:
 lenta aplicación
 equipo adicional
 no es practico en suelos muy húmedos

Página 8
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

4-4-1 Ensayo de cal útil vial:

Método para estimar la proporción de una cal comercial que puede reaccionar química
y físicamente con el suelo, produciendo cambios en su naturaleza y propiedades.
En resumen, el método trata de determinar la concentración de una determinada
cantidad de cal suspendida en agua destilada.
Significado y uso:
 gran variedad de cales comerciales
 permite determinar la proporción de cal que va a ser útil
 permite dosificar teniendo en cuenta la cal útil

Página 9
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

Procedimiento:
 muestra aprox 1kg del medio de la bolsa
 colocar la muestra en un recipiente hermético y mezclar agitando 2 min
 se toman 3 gr de cal (más, menos 0,01gr)
 el material pesado se transfiere a un vaso de precipitados y se agregan 150ml
de agua destilada
 se comienza la titulación con solución de HCL 1,0 N (normalidad) midiendo PH
hasta 9, luego se espera 1 min.
𝑒𝑞𝑢𝑖𝑣𝑎𝑙𝑒𝑛𝑡𝑒𝑠 𝑔𝑟𝑎𝑚𝑜𝑠 𝑑𝑒 𝑠𝑜𝑙𝑢𝑡𝑜
𝑁𝑜𝑟𝑚𝑎𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑 (𝑁) =
𝑙𝑖𝑡𝑟𝑜𝑠 𝑑𝑒 𝑠𝑜𝑙𝑢𝑐𝑖𝑜𝑛

PH= 9, es una solución alcalina


 Continúo agregando solución de ácido clorhídrico (HCL) cada 0,1 ml hasta
alcanzar un pH=7 (neutro, agua destilada)
 se agrega por goteo rápido más solución de HCL hasta pH=2 (solución acida).
 Se agrega una solución de NaOH(hidróxido de sodio) de 1,0 N hasta pH=7

Cálculos:
Se determina cal útil vial como hidróxido de calcio de esta manera:
0,037𝑛𝑁1 100
𝐶𝑎(𝑂𝐻)2 = (%)
3

0,037: para pasaje de unidades


n: cantidad de solución de HCL consumida hasta pH=7
N: normalidad de la solución acida

La materia inerte (porque no reacciono, es el desperdicio de la cal), expresada como


carbonatos:
0,05[(𝑚 − 𝑛)𝑁1 − 𝑁2 𝑙]100
𝐶𝑎𝐶𝑜3 = (%)
3
m: cantidad de solución acumulada de HCL hasta pH=2
l: cantidad de solución de Na (OH) consumida para el retorno a pH=7
N2: normalidad de la base.

4-5 Estabilización con cemento

Los suelos mejorados con cemento son materiales que tienen menor sensibilidad a la acción
del agua y mayor capacidad de soporte que los suelos de partida. Estos suelen ser los mismos
de la traza; se trata, pues de una técnica destinada a conseguir subrasantes de calidad
suficiente aprovechando suelos algo plásticos. Es la técnica más utilizada en la actualidad.
La mezcla se realiza siempre in situ, empleándose proporciones de cemento que, en general,
no superan el 3 por 100 sobre la masa seca del suelo. La calidad final del material depende de
dos factores: la calidad del suelo y la proporción de conglomerante añadido.
Por su parte, el material denominado suelo estabilizado con cemento se obtiene por la mezcla
de un suelo granular, suficientemente disgregado, con cemento, agua y eventuales adiciones
seguida de una compactación y de un curado adecuado. De esta forma, el material suelto de
partida se convierte en otro rígido mucho más resistente. A diferencia de los hormigones, los

Página
10
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

granos del suelo no están envueltos en pasta de cemento, sino puntualmente unidos entre si,
por lo que este material tiene una resistencia y un módulo de elasticidad moderado. Las
propiedades finales dependen de:
 El tipo de suelo y las proporciones de cemento y de agua
 El proceso de ejecución
 El curado y la edad de la mezcla compactada.

La cantidad de cemento necesaria para obtener un material resistente es muy variable,


dependiendo del tipo de suelo. Los suelos más adecuados para estabilizar con cemento son los
granulares con finos de plasticidad reducida (tipos A-1, A-2 Y A-3), con los que son necesarias
proporciones de cemento que pueden ir del 3 al 8 por 100 sobre la masa seca del suelo,
aunque no suele sobrepasar el 6 por 100.
La cantidad de agua se determina mediante el ensayo Proctor modificado. Hay que tener en
cuenta que cuanta más alta es la densidad alcanzada, mayor es la resistencia del material. Al
añadirle cemento al suelo de partida, y antes de iniciarse el fraguado, su IP disminuye y la
densidad máxima y la humedad óptima varían en un sentido u otro según el tipo de suelo. Los
suelos estabilizados con cemento para la formación de Subrasantes pueden mezclarse in situ
(es lo habitual) o en central (en determinados casos).

4-6 Estabilización con otros aditivos

a) Con ligantes hidrocarbonados:


Los suelos más propicios son los granulares con pocos finos y reducida plasticidad (IP<10).

Página
11
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

Los ligantes empleados son betunes fluidificados de viscosidad media, emulsiones bituminosas
de rotura lenta y aceites pesados. A veces, es preciso añadir agua al suelo para facilitar la
mezcla que se realiza habitualmente in situ.

b) Con cloruros:
En caminos no pavimentados pueden emplearse cloruro cálcico o cloruro sódico. Las
características higroscópicas de estos productos ayudan a mantener la humedad en la
superficie del camino.
Suelen aplicarse disueltos en agua mediante riego al comienzo de la temporada seca, de
manera que la dosificación del cloruro este entre 0,5 a 1 kg/m2. En zonas costeras, el
tratamiento puede simplificarse regando con agua de mar.

Página
12
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

4-7 Ejecución de las estabilizaciones de suelos:

La ejecución de un suelo estabilizado in situ con cal o cemento incluye las siguientes
operaciones:
 Caracterización del suelo en el laboratorio.
 Estudio de la mezcla y obtención de la fórmula de trabajo
 Preparación de la superficie existente
 Disgregación del suelo
 Humectación o desecación del suelo
 Distribución del aditivo
 Ejecución de la mezcla
 Compactación
 Terminación de la superficie
 Ejecución de juntas
 Curado y protección superficial.

Para la ejecución de los suelos estabilizados in situ se emplean equipos mecánicos. Estos
pueden ser equipos independientes que realizan por separado las operaciones o equipos que

Página
13
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

realicen parte o la totalidad de las operaciones, excepto la compactación, de forma


simultánea.
En el pasado se utilizaron máquinas agrícolas: arados, etc.; pero su utilización tenía muchas
limitaciones. Equipos algo mejor adaptados son los pulvimezcladores, pero con ellos no se
pueden lograr estabilizaciones de calidad en espesores superiores a los 15cm. En la actualidad,
existen maquinas especificas (estabilizadores), así se consiguen elevadas eficacias en la
disgregación de los suelos, una mezcla homogénea con el aditivo en grandes espesores,
superiores incluso a los 40 cm, y rendimientos altos en la ejecución.

a) Preparación de la superficie existente:


Si se incorpora un suelo de aportación para corregir las características del existente, se deben
mezclar ambos en todo el espesor de la capa que se vaya a estabilizar antes de iniciar la
distribución del aditivo. Si el suelo que se va a estabilizar es en su totalidad de aportación, se
debe comprobar, antes de extenderlo, que la superficie tiene la densidad exigida y las rasantes
previstas; si existiesen irregularidades que excediese de las tolerancias admisibles, habría que
corregirlas previamente.

b) Disgregación del suelo:


Si lo que se va a estabilizar es directamente el suelo de la traza, debe disgregarse en toda la
anchura de la capa que se vaya a mezclar y hasta la profundidad necesaria para alcanzar, una
vez compactada, el espesor de estabilización previsto. Normalmente, la disgregación se puede
hacer en una sola etapa, pero en algunos tipos de suelos puede haber dificultades para
conseguir el grado de disgregación necesario bien por exceso de humedad o de sequedad o
bien por un IP alto.
En los casos de estabilización con cal de suelos con IP elevado, en los que no se consiga la
eficacia de disgregación requerida, puede ser necesaria la realización de dos etapas.
Tras la mezcla inicial con cal, el material tratado se debe compactar ligeramente para evitar
variaciones de humedad y reducir la carbonatación de la cal y se ha de dejar curar de 24 a 48
horas. Después de esto, se procede a la segunda etapa, en las que se lleva las tareas de
disgregación, corrección de humedad, distribución de cal, mezcla, compactación, terminación
y curado final.
En los casos de estabilización mixta con cal y cemento, ha de realizarse en dos etapas también.
En la primera se debe distribuir la dosificación de cal fijada, y en la segunda etapa, la del
cemento. En suelos finos con plasticidad y exceso de humedad, es necesario dejar un intervalo
mínimo de curado de unas cuatro horas entre ambas etapas.

c) Humectación o desecación del suelo:


La humedad del suelo debe ser tal, que permita que, con el equipo que se vaya a utilizar, se
consiga el grado de disgregación requerido y su mezcla con el aditivo sea total y uniforme.
En el caso de ser necesaria la incorporación de agua a la mezcla para alcanzar el valor de la
humedad fijado por la fórmula de trabajo, deben tenerse en cuenta las posibles evaporaciones
o precipitaciones. Dicha incorporación, debe realizarse, preferentemente, por el propio equipo
de mezcla.
En los casos en que la humedad natural del material sea excesiva, se deben tomar las medidas
adecuadas para conseguir el grado de disgregación y la compactación previstos, pudiéndose a
proceder a su escarificación y desecación por oreo o a la adición y mezcla de materiales secos,
o se puede realizar una etapa previa de disgregación y mezcla con cal para corrección del
exceso de humedad del suelo.

d) Distribución del aditivo:

Página
14
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

La cal o el cemento se deben distribuir uniformemente mediante equipos mecánicos con la


dosificación fijada, preferentemente en forma de lechada.
Solo en zonas reducidas, donde no es posible acceder con equipos mecánicos, cabe la
distribución manual. Para ello, se debe utilizar sacos de cal o de cemento que se colocan sobre
el suelo formando una cuadricula de lados aprox iguales. Una vez abiertos los sacos, su
contenido debe ser distribuido rápida y uniformemente mediante rastrillos manuales o rastras
de púas remolcadas.

e) Ejecución de la mezcla:
Inmediatamente después de la distribución de aditivo debe procederse a su mezcla con el
suelo. Se debe conseguir una dispersión homogénea de dicho aditivo, lo que se puede
reconocer por el color uniforme de la mezcla y la ausencia de grumos.

f) Compactación:
La mezcla debe hallarse suelta en todo su espesor y su humedad ha de ser próxima a la optima
del ensayo proctor modificado. La compactación se continúa hasta alcanzar la densidad fijada.
Durante la compactación, la superficie del suelo estabilizado in situ se debe conformar,
mediante un refino con motoniveladora, eliminando irregularidades, huellas o
discontinuidades inadmisibles, para lo cual se debe recurrir a la realización de una ligera
escarificación de la superficie y su posterior re compactación previa adición del agua necesaria.

g) Terminación de la superficie:
Una vez terminada la compactación, no se debe permitir su recrecimiento. Sin embargo, y
siempre dentro del plazo de trabajabilidad, se puede hacer un refino con motoniveladora
hasta conseguir la rasante y la sección de proyecto. A continuación, se ha de proceder a
eliminare de la superficie todo el material suelto por medio de barredoras mecánicas de púas
no metálicas y a la re compactación posterior del área corregida.

h) Ejecución de juntas:
Después de haber e4xtendido y compactado una franja, se debe realizar la siguiente mientras
el borde de la primera se encuentre en condiciones de ser compactado; en caso contrario, se
ha de ejecutar una junta longitudinal. Entre las sucesivas pasadas del equipo de estabilización
debe producirse un solape con el fin de evitar la existencia de zonas insuficientemente
tratadas o la acumulación de segregaciones. Este solape está comprendido entre 15 y 30 cm.
Las juntas transversales de trabajo se deben ejecutar disgregando el material de una zona ya
tratada en la longitud suficiente, bajando hasta la profundidad establecida sin avanzar para
que pueda regularse con precisión la incorporación del aditivo.

i) Curado y protección superficial:


En las estabilizaciones con cal o con cemento, una vez finalizada la compactación, debe
llevarse a cabo un riego de curado mediante la aplicación de una emulsión bituminosa para
evitar la pérdida prematura de la humedad. Hasta ese momento, debe mantenerse la
superficie húmeda, para lo cual debe regarse con la debida frecuencia.

Página
15
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

Página
16
Vías de Comunicación II Unidad N° 4
Ing. Civil “Estabilizaciones. Subrasantes, subbases y bases
granulares”

Página
17