Está en la página 1de 4

Recurso de casación

¿Qué es la casación?

Casación es un recurso extraordinario de impugnación dirigido a establecer la nulidad de


una decisión judicial contraría a derecho.

La casación no se pronuncia sobre el mérito de la causa, sino sobre la idoneidad de la


sentencia, tanto en el sentido formal como material (infracción de ley).

El recurso extraordinario de casación es considerado una demanda formal de nulidad


ejercida contra la sentencia de un juez de última instancia en el cual el recurrente se dirige a
los magistrados de la sala con la finalidad de que estos declaren la nulidad de dicho
pronunciamiento judicial y ordene un nuevo pronunciamiento o si es el caso, casa sin
reenvió la decisión por violación de la ley.

La casación no es una tercera instancia

¿Cuál es la finalidad de la casación?

La finalidad característica de la casación no es la obediencia a los preceptos individuales


concretos sino que es el exacto conocimiento de la ley en su significado general.

Características de la Casación.

A). El recurso de casación es un recurso extraordinario por cuanto procede solo contra
determinadas sentencias y por los motivos taxativamente establecidas

B). Su objeto es determinar la correcta aplicación de la ley, no la apreciación de los hechos

C). Es un medio de impugnación, a diferencia de la apelación que es un medio de gravamen


vinculado al principio de la doble instancia.

D). Está dirigida a obtener la anulación de una sentencia, a diferencia de la apelación cuyo
objeto es obtener un nuevo pronunciamiento.
Funciones del recurso de Casación:

1. Función atinente al interés particular: Con relación a esta función, el recurrente


ejerce este recurso con el fin de anular una sentencia que perjudica sus intereses
particulares.
2. Función monofliactica: Debido a que la casación se refiere a las normas que rigen el
procedimiento como las normas que debe aplicar el juez para decidir el fondo de la
controversia, el interés que tiene el Estado es que se mantenga vigente y se cumpla
estrictamente el ordenamiento jurídico nacional.
3. Función de uniformidad de la jurisprudencia: Con relación a esta función la sala de
casación busca establecer criterios para la aplicación e interpretación de las normas.

El recurso de casación: ¿cuándo procede?

Procede el recurso de casación por infracción de ley y por quebrantamiento de forma


contra: a) las sentencias dictadas por la Sala de lo Civil y Penal de los Tribunales
Superiores de Justicia en única o en segunda instancia; y b) las sentencias dictadas por las
Audiencias en juicio oral y única instancia.

Contra los autos dictados, bien en apelación por las Salas de lo Civil y Penal de los
Tribunales Superiores de Justicia bien con carácter definitivo por las Audiencias, sólo
procede el recurso de casación, y únicamente por infracción de ley, en los casos en que ésta
lo autorice de modo expreso.

Se entenderá que ha sido infringida la ley para el efecto de que pueda interponerse el
recurso de casación:

1.º Cuando, dados los hechos que se declaren probados en las resoluciones comprendidas
en los dos artículos anteriores, se hubiere infringido un precepto penal de carácter
sustantivo u otra norma jurídica del mismo carácter que deba ser observada en la aplicación
de ley penal.
2. º Cuando haya existido error en la apreciación de la prueba, basado en documentos que
obren en autos, que demuestren la equivocación del juzgador sin resultar contradichos por
otros elementos probatorios.

Interposición por quebrantamiento de forma

1. º Cuando se haya denegado alguna diligencia de prueba que, propuesta en tiempo y


forma por las partes, se considere pertinente.
2.º Cuando se haya omitido la citación del procesado, la del responsable civil subsidiario, la
de la parte acusadora o la del actor civil para su comparecencia en el acto del juicio oral, a
no ser que estas partes hubiesen comparecido en tiempo, dándose por citadas.
3.º Cuando el Presidente del Tribunal se niegue a que un testigo conteste, ya en audiencia
pública, ya en alguna diligencia que se practique fuera de ella, a la pregunta o preguntas
que se le dirijan siendo pertinentes y de manifiesta influencia en la causa.
4. º Cuando se desestime cualquier pregunta por capciosa, sugestiva o impertinente, no
siéndolo en realidad, siempre que tuviese verdadera importancia para el resultado del juicio.
5. º Cuando el Tribunal haya decidido no suspender el juicio para los procesados
comparecidos, en el caso de no haber concurrido algún acusado, siempre que hubiere causa
fundada que se oponga a juzgarles con independencia y no haya recaído declaración de
rebeldía.

Otras Definiciones

Recurso contra una decisión en última instancia elevado ante la Corte de Casación y
fundado en la violación de la ley, en el exceso de poder, en la incompetencia, en la
inobservancia de las formas, en la falta de fundamentación legal, en la contrariedad de
fallos o en la falta de fundamento jurídico.

(Derecho Administrativo) Recurso contra una decisión dictada en última instancia por una
autoridad administrativa. Se lleva ante el Consejo de Estado o excepcionalmente ante una
jurisdicción especializada (caso de los litigios en materia de pensiones militares de
invalidez), que no es, por lo demás, sino una emanación de ella. Puede fundarse en uno de
los cuatro casos de concesión del recurso por exceso de poder, con excepción del desvío de
poder.

Es el medio de impugnación contra las sentencias dictadas en única instancia por las Salas
de lo Social de los Tribunales Superiores de Justicia y por la Sala de lo Social de la
Audiencia Nacional. Son también recurribles en casación los autos que resuelven el recurso
de súplica, en los casos previstos legalmente.

El recurso de casación ha de fundarse en alguno de los motivos previstos por la ley, entre
los que cabe destacar: (1) abuso o defecto en el ejercicio de la jurisdicción, (2)
inadecuación del procedimiento, (3) quebrantamiento de las formas esenciales del juicio
por infracción de las normas reguladoras de la sentencia, (4) error en la apreciación de la
prueba, (5) infracción de las normas de la jurisprudencia que fueren aplicables para resolver
las cuestiones objeto de debate.

El recurso de casación es el remedio instituido para uniformar la jurisprudencia dentro del


ámbito territorial donde se aplica un mismo derecho.

Aun cuando dentro de un país exista una legislación uniforme, por razón de las diversas
jurisdicciones territoriales en que el país está dividido, hay el peligro de que la teórica
uniformidad legislativa resulte de hecho fraccionada en tantas diversidades como distritos
judiciales puedan existir.

En el sistema español, cuando el tribunal supremo casa la sentencia dictada por los
tribunales de distritos, dicta nuevo pronunciamiento sobre el fondo del asunto, juzgando
asimismo de los hechos de la causa. No hay, pues, reenvío del expediente a otro tribunal.

En pura teórica hay mayor perfección en el sistema francés porque el tribunal de casación
se mantiene siempre en el plano del derecho, sin atender a las circunstancias de hecho
propias de cada pleito, cuyo juzgamiento no le incumbe. Pero en la practica el trámite
resulta excesivamente dilatorio de la solución final.