Está en la página 1de 7

Tendencias teórico-metodológicas y casos de estudio en la arqueología de la Patagonia: 281-287

¿RECOLECTAR O CORTAR?: MODALIDADES DE ADQUISICIÓN


DEL MATERIAL LEÑOSO EN GRUPOS
CAZADORES-RECOLECTORES PATAGÓNICOS

Laura Caruso Fermé,* Isabelle Théry-Parisot** y Raquel Piqué i Huerta***

RESUMEN
Las modalidades de adquisición del material leñoso dependen de la organización y del grado de
movilidad de un grupo. La identificación de estas prácticas por parte de grupos cazadores-recolectores
connota una notable dificultad en la cual el corte de madera es una posibilidad tecnológica difícil de
demostrar arqueológicamente. El estudio del calibre en carbón y madera arqueológica, conjuntamente
con el estudio de su estado fisiológico y fenomenológico, son elementos de discriminación para las
diferentes modalidades de adquisición del material leñoso. El estudio del calibre realizado en maderas
y carbones del sitio arqueológico “Cerro Casa de Piedra 7” (Santa Cruz, Argentina) brindó importante
información en cuanto al consumo y modalidades de selección del material leñoso por parte de grupos
cazadores-recolectores, que evidenciaron resultados totalmente disímiles para el caso del carbón y la
madera de Nothofagus pumilio (Poepp. et Endl.) Krasser –lenga–.

Palabras clave: Antracología; Calibres; Nothofagus pumilio; Cazadores-recolectores; Patagonia.

ABSTRACT
Wood acquisition strategies depend on the organisation and mobility of a group. For hunter-gatherer
groups, the reconstruction of such strategies is problematic because the cutting of wood is a technology
that is difficult to identify in the archaeological record. The study of the diameter of archaeological
wood and charcoal, together with the study of their physical and morphological characteristics, is
one way of distinguishing between the different modalities of wood acquisition strategies. Diameter
analysis applied to wood and charcoal from the archaeological site of “Cerro Casa de Piedra 7” (Santa
Cruz, Argentina) offers important information about the use and selection of wood by hunter-
gatherer societies. The wood and charcoal data provide completely opposite results concerning the
charcoal and wood of the species Nothofagus pumilio (Poepp. et Endl.) Krasser –lenga–.

Keywords: Anthracology; Diameter; Nothofagus pumilio; Hunter-gatherers; Patagonia.

*
Laboratori d’Arqueobotanica. Universitat Autónoma de Barcelona (08193) Bellaterra, Cerdanyola del Vallès. Catalunya, España.
E-mail: lcarusoferme@gmail.com
**
Cultures et Environnements Préhistoire, Antiquité, Moyen Áge. UMR 7264 (CNRS). France. E-mail: Isabelle.Thery@cepam.cnrs.fr
***
Laboratori d’Arqueobotanica. Universitat Autónoma de Barcelona. (08193) Bellaterra, Cerdanyola del Vallès. Catalunya, España.
E-mail: raquel.pique@uab.cat
282 Laura Caruso Fermé, Isabelle Théry-Parisot y Raquel Piqué i Huerta

INTRODUCCIÓN radio de curvatura de los anillos de crecimiento del


material leñoso analizado. Dado el reducido margen de
En todos los tipos de formaciones vegetales se en- error registrado hasta el momento con la utilización de
cuentran materias naturales susceptibles de convertirse este tipo de técnica, se decidió su aplicación en el es-
en recursos utilizables por los integrantes de cualquier tudio de maderas y carbones procedente de seis capas
tipo de sociedad. La explotación del entorno natural arqueológicas: 17, 10, 8, 6, 5 y 1 del sitio Cerro Casa
permitió el desarrollo de un sinfín de actividades. Ade- de Piedra 7 −Santa Cruz, Argentina− (Aschero et al.
más de su uso como combustible, las materias vegeta- 1981-1982; Aschero et al. 1992-1993). En el presente
les leñosas también fueron aprovechadas para la con- trabajo se exponen únicamente los resultados de las ca-
fección de los instrumentos necesarios para la trans- pas 17, 8 y 5. La decisión de aplicar esta técnica en este
formación de otras materias primas y para las armas sitio responde a tres cuestiones básicas. Por un lado, su
utilizadas en la mayoría de actividades cinegéticas. El larga secuencia de ocupación permite la comparación
entorno vegetal, además de proporcionar los alimentos y discusión de las modalidades de adquisición del ma-
y las materias primas necesarias, constituyó el marco terial leñoso entre los diferentes niveles. En segundo
en el que se desarrollaron complejas relaciones entre la lugar, el elevado número de fragmentos de una misma
sociedad y el medio natural. especie vegetal arbórea (Nothofagus pumilio) por uni-
Con el paso del tiempo, las estrategias de subsisten- dad estratigráfica hizo de CCP7 un sitio idóneo para el
cia encaminadas a la explotación de recursos vegetales estudio del calibre de carbones y maderas (Caruso Fer-
fueron cambiando en función de las características y mé 2012). Por último, y no por ello menos importante,
transformaciones del paisaje, los cambios en la tec- la aplicación de un muestreo sistemático −zaranda de
nología y las distintas necesidades sociales. El estudio 2 mm− en todos los sectores y niveles de ocupación
del calibre del material leñoso recuperado en sitios ar- excavados evitó el sesgo de las muestras arqueobotáni-
queológicos permite comprender las distintas modali- cas producido por la recolección manual de carbones o
dades de adquisición de esta materia prima por parte muestreos no sistemáticos.
de un grupo. Por ello su estudio no sólo resulta clave En consecuencia, el objetivo de este trabajo es, por
para poder discriminar entre las distintas modalidades un lado, comprender las modalidades de adquisición
de adquisición de la madera (recolectar / cortar), sino del material leñoso (recolectar o cortar) en un contexto
también para poder comprender aspectos básicos de de alta movilidad residencial y, por otro, analizar los
las relaciones sociales y económicas de los distintos efectos de los cambios ambientales en las estrategias
grupos humanos. de obtención de materias primas leñosas entre grupos
El estudio de las modalidades de adquisición del cazadores-recolectores.
material leñoso entre grupos cazadores recolectores
posee una particular connotación, dado que el corte de
madera es una posibilidad técnica de difícil demostra- El sitio Cerro Casa de Piedra 7: características
ción desde el punto de vista arqueológico. Este tipo generales
de práctica puede tener implicaciones socioeconómi-
cas, como por ejemplo el almacenamiento de leña, que El cerro Casa de Piedra es un afloramiento de
aludan a la anticipación de cierto tipo de necesidades rocas de origen volcánico que contiene un conjunto de
dentro de un período largo de ocupación o reocupa- cuevas y aleros entre los cuales se encuentra la cueva 7
ción de un sitio (Caruso Fermé 2012; Chrzavzez et al. (Aschero et al. 1981-1982; Aschero et al. 1992-1993,
2012). Contrariamente, aquellas estrategias basadas en 2005; De Nigris 2004; Civalero et al. 2007). El cerro
la recolección de madera muerta podrían sugerir ocu- está emplazado en un área ecotonal con relictos de
paciones de corta duración y alta movilidad (Chabal bosques de Nothofagus, en la margen sur del río Roble,
1992; Théry-Parisot 1998). De esta manera, el estudio único desagüe natural del lago Burmeister, a 2.500 m
y reconocimiento del diámetro del material leñoso ar- de distancia al oeste del cerro (Figura 1). Su ubicación
queológico representa una posible vía de discrimina- en la franja de ecotono bosque-estepa permite el
ción entre las distintas modalidades de adquisición de acceso a una variada gama de recursos minerales,
la madera. faunísticos y vegetales, tales como mallines, lagunas
La utilización de técnicas de análisis por imagen con abundante avifauna, cerros con laderas boscosas
permiten obtener una mayor precisión en la estimación y ambientes esteparios (Aschero et al. 2005). El área
del calibre o diámetro de las maderas puestas al fuego próxima al sitio CCP7 se caracteriza por presentar
(Chrzavzez 2006; Paradis 2007; Caruso Fermé 2012; pastizales húmedos, mallines y estepas arbustivas
Chrzavzez et al. 2012). Estas técnicas, desarrolladas a de Nardophyllum obtusifolium −Asteraceae subfam.
continuación, permiten una medición más exacta del Asteroideae− (Velázquez et al. 2010).
¿RECOLECTAR O CORTAR?: MODALIDADES DE ADQUISICIÓN DEL MATERIAL LEÑOSO... 283

La secuencia estratigráfica de Cerro Casa de Piedra tudiados: el nivel 17 (9390 ± 40 AP.), nivel 8 (7060 ±
7 (en adelante, CCP7) está constituida por 19 niveles 105 AP.) y nivel 5 (6150 ± 105 AP.).
datados radiocarbónicamente entre ca. 10620 ± 40 y
3400 años AP. Recientemente, un fechado realizado
sobre carbón vegetal procedente de un fogón separado Estudio del calibre
del sector donde se plantearon las excavaciones
principales brindó una datación de 1927 ± 41 años AP. En entornos forestales, naturalmente, la madera
δ13 C= –26,69 −UGA 868 fecha corregida− (Civalero muerta está representada fundamentalmente por ra-
et al. 2006-2007). El equipo de investigación infirió mas, lo que implica calibres pequeños y medianos, y
que se trató de una ocupación esporádica y breve en el ocasionalmente por árboles caídos. Por el contrario,
Holoceno tardío, diferente a las de tiempos anteriores, una población en pie presentará una mayor diver-
en las que se hacía uso efectivo y recurrente del espacio sidad de calibres, y los diámetros de gran tamaño se
(Civalero et al. 2006-2007). Los resultados de los diversos encontrarán bien representados. Medir la posición del
estudios arqueológicos permitieron inferir que el patrón último anillo de crecimiento al corazón o núcleo del
de asentamiento-movilidad de las ocupaciones –ca. leño permite deducir el calibre del cual proviene el
9000/3500 años AP.− de Cerro Casa de Piedra 7 fue de carbón recuperado. No obstante, cabe tener presente
tipo residencial (Aschero et al. 1992-1993; Aschero et al. que lo que se está midiendo de esta manera es la posi-
2005). Estas evidencias sugieren a su vez la realización ción de proveniencia de cada carbón dentro del tronco
de actividades domésticas de carácter múltiple, con una (Dufraisse 2002, 2006; Ludemann 2002, 2006;
marcada estructuración del espacio y una redundancia Marguerie y Hunot 2007). Por lo tanto, es importante
en la ocupación del sitio (De Nigris 2004). tener claro que estas medidas no especificarán los diá-

Figura 1. Cerro Casa de Piedra.

MATERIALES Y MÉTODOS metros reales del material leñoso destinado a la com-


bustión, sino que representan diámetros máximos por
La recuperación del material vegetal se realizó me- carbón.
diante el tamizado en seco de todo el sedimento de la Por lo que respecta al caso concreto de este estudio,
excavación. El tamaño de malla utilizada en los tami- en los bosques andino-patagónicos, Nothofagus pumilio
ces fue de 2 milímetros. Este mismo tipo de muestreo se desarrolla sobre un amplio rango de suelos, con una
fue aplicado en forma rigurosa y sistemática en cada moderada profundidad a muy profundos (Peri 2004;
una de las unidades estratigráficas excavadas duran- González et al. 2006). En estos bosques, la fertilidad y
te las distintas campañas arqueológicas de CCP7. El capacidad de retención de agua de los suelos está dada
estudio del calibre comprende una muestra de restos por la incorporación de materia orgánica a través de
de Nothofagus pumilio, carbonizados y sin carbonizar, la descomposición anual de hojarasca y troncos caídos
recuperados entre el sedimento de la excavación y en naturalmente. No obstante, el retorno de nutrientes al
las estructuras de combustión (Caruso Fermé 2012). suelo se encuentra afectado por las bajas tasas de des-
En este trabajo se presentan tres de los seis niveles es- composición. Los troncos de Nothofagus pumilio tardan
284 Laura Caruso Fermé, Isabelle Théry-Parisot y Raquel Piqué i Huerta

casi 500 años para perder el 99% de su peso, y las ramas Los histogramas de proporciones obtenidos de-
gruesas, unos 270 años para llegar a igual pérdida (Peri berán reflejar las poblaciones de las cuales proviene
2004). El ciclo de mortalidad natural de Nothofagus el material leñoso estudiado, de acuerdo con las mo-
pumilio comienza con la muerte del árbol completo, a lo dalidades de adquisición practicadas. Por lo tanto, si
que sigue la caída de ramas y, luego de decenas de años, la adquisición está orientada hacia la recolección de
el tronco. Las ramas que mueren y caen presentan un madera producto de la poda natural, en el histograma
diámetro máximo de 15 cm, aunque en general, las más de proporciones se deberían reflejar mayoritariamente
abundantes oscilan entre 7-8 cm. Nothofagus pumilio es calibres inferiores a 10 cm y puntualmente grandes ca-
una especie que proporciona mucho volumen por hectá- libres. Por el contrario, si el método de adquisición se
rea (L. Monelos, comunicación personal 2010). Sus vo- basa en el transporte de troncos enteros o posible corte
lúmenes totales (incluyendo ramas y corteza) varían de en pie de madera, todas las clases de calibres estarán
300 a 1000 m³ por hectárea en sitios donde los árboles representadas en el histograma.
dominantes alcanzan 18 m de altura, y es independiente
de la fase de desarrollo en que encuentren (Peri 2004).
RESULTADOS

Métodos de análisis por imagen El estudio del calibre de los niveles 17, 8 y 5 se basó
en el análisis de una muestra compuesta por 648 frag-
El estudio se llevó a cabo en cada carbón de mentos de Nothofagus pumilio, 327 correspondientes a
Nothofagus pumilio superior a 4 mm. Inicialmente se carbón y 321 a madera.
observó el plano transversal de cada fragmento mediante En el caso del nivel 17 (9390 ± 40 AP.), el resultado
una lupa binocular y posteriormente con una cámara de de los carbones analizados permite observar la repre-
video conectada a una computadora con un software sentación de todas las clases de calibres. No obstante,
de análisis de imagen “Image Pro Plus”. También se existe una elevada concentración de carbones cuyo ca-
midieron la altura, largo y ancho de cada fragmento, libre maximal se encuentra comprendido entre los 5-
medidas necesarias para calcular el volumen de cada 10 cm y fragmentos mayores de 20 cm. Por el contra-
carbón. En el caso de las maderas sin carbonizar, en su rio, en lo que respecta a las maderas estudiadas existe
gran mayoría ramas, se tomaron las medidas necesarias una marcada concentración de calibres muy pequeños
para este cálculo con un calibre manual. Dos fueron los (0-2,25 cm) (Figura 2).
métodos de análisis por imagen utilizados: el método
del círculo y el método trigonométrico (Caruso
Fermé 2012). El primero permite el cálculo directo
de los radios leñosos a partir de la delineación de los
anillos de crecimiento. Es importante tener presente
que no necesariamente la curvatura de los anillos de
crecimiento posee forma de círculo regular, que la
curvatura de un sólo anillo de crecimiento también es
variable en su altura y, además, que la curvatura puede
variar de un anillo de crecimiento a otro. Es conveniente
practicar el análisis de varios anillos de crecimiento y
la realización de varias medidas sobre el mismo anillo.
El segundo método aplicado, el trigonométrico, se basa
en la distancia y ángulo entre dos radios leñosos. Las
medidas obtenidas son expresadas en proporciones de
superficies por clases de calibres en un histograma de
seis clases de diámetros arbitrarios (en cm): 0-2,5 /
2,5-5/ 5-10/ 10-15 y superior a 20 cm. Teniendo en
cuenta que cuanto más pequeña es la superficie de
observación mayor será la probabilidad de medir con
precisión sólo diámetros pequeños, se definió como
categoría máxima de calibres: >20 cm. A fin de reducir
al máximo la imprecisión inherente a los métodos
utilizados en la medición, todas las medidas obtenidas Figura 2. Representación gráfica de las proporciones de
fueron repartidas en clases de 5 cm. calibres de maderas y carbones de la Capa 17, sitio CCP7.
¿RECOLECTAR O CORTAR?: MODALIDADES DE ADQUISICIÓN DEL MATERIAL LEÑOSO... 285

En el nivel 8 (7060 ± 105 AP.), el resultado del es- las distintas capas resultados totalmente disímiles en
tudio de los carbones demuestra la concentración de cuanto al carbón y la madera. La capa 17 presenta una
fragmentos cuyo calibre está comprendido entre 5-10 elevada concentración de carbones cuyo calibre maxi-
cm y más de 20 cm; con una predominante concen- mal está comprendido entre 5-10 cm y mayores de 20
tración de carbones con calibres entre los 0 y 2,25 cm. cm. La capa 8 evidencia una predominante concentra-
Contrariamente al caso de los carbones, el histograma ción de carbones con un calibre entre los 0-2,5 cm, que
de proporciones del calibre de las maderas demuestra marca la diferencia con respecto al resto de capas. Por
una absoluta concentración de calibres muy pequeños último, en la capa 5 se puede observar una marcada re-
(0-2,25 cm) (Figura 3). presentación de carbones con calibres maximales entre
0-10 cm y la ausencia de mayores de 20 cm.

Madera

Madera

Carbón

Carbón

Figura 3. Representación gráfica de las proporciones de


calibres de maderas y carbones de la Capa 8, sitio CCP7. Figura 4. Representación gráfica de las proporciones de
calibres de maderas y carbones de la Capa 5, sitio CCP7.
Los resultados del nivel 5 (6150 ± 105 AP.) permi-
La representación gráfica de todas las clases de cali-
ten observar, para el caso de los carbones, una marcada
bres en el histograma de proporciones correspondien-
representación de fragmentos con calibres maximales
tes a las capas 17 y 8 sugiere que, desde los momentos
de entre 0 y 10 cm y ausencias de aquellos mayores de
más tempranos de ocupación de CCP7, se aplicó un
20 cm. El histograma de proporciones del calibre de las
método de adquisición de material leñoso destinado a
maderas demuestra la representación de todas las cla-
la combustión, basado en el transporte y/o arrastre de
ses de calibres –pequeños y mayores de 20 cm–, pero
troncos enteros de grandes diámetros dentro de la cue-
con una marcada concentración de fragmentos muy
va. En el caso del nivel 8, además del arrastre de gran-
pequeños (0-2,25 cm), que la diferencia así del resto
des troncos, la adquisición del material leñoso también
de las capas estudiadas, en las cuales sólo se observaba
podría haberse realizado mediante la recolección de
una homogénea concentración de fragmentos de ma-
material. Por el contrario, el histograma de proporcio-
dera de calibres entre 0-2,25 cm (Figura 4).
nes del nivel 5 indica un método de adquisición basa-
do en la recolección de leños de diámetros pequeños,
DISCUSIÓN Y CONSIDERACIONES lo que explicaría una mayor representación de calibres
FINALES de 0-10 cm. y carencia de aquellos mayores de 20 cm
(Caruso Fermé 2012 en prensa).
El estudio del calibre realizado en material leñoso En forma contraria a lo expuesto para los carbones,
identificado como Nothofagus pumilio evidencia para el estudio de las maderas evidencia resultados muy ho-
286 Laura Caruso Fermé, Isabelle Théry-Parisot y Raquel Piqué i Huerta

mogéneos. En el histograma de proporciones del cali- alimentos y materias primas necesarias, constituyó el
bre de los niveles aquí presentados, se puede apreciar marco en el que se desarrollaron complejas relaciones
una casi absoluta concentración de maderas con cali- entre grupos cazadores-recolectores y el medio am-
bres muy pequeños (0-2,25 cm). Un caso aparte es el biente natural (Caruso et al. 2008).
nivel arqueológico 5, donde todas las clases de calibres La aplicación de una sistemática metodología de
estarán representadas. recuperación en cada uno de los niveles arqueológi-
La presencia de fragmentos de madera de cos, así como el tipo de material recuperado –material
Nothofagus pumilio en el interior de la cueva de carbonizado y sin carbonizar disperso en el sedimen-
CCP7 podría ser interpretada como un stock de to de la excavación y procedente de las estructuras de
madera, es decir, un posible almacenamiento como combustión– permitieron obtener resultados que enri-
respuesta anticipada ante una futura o potencial quecen la comprensión de las estrategias económicas
necesidad de combustible. No obstante, es difícil de de los cazadores-recolectores en cuanto a la obtención
explicar que, a pesar de la presencia de carbones con y aprovechamiento del material leñoso. El estudio de
calibres de 0 a ≥ 20 cm, en ninguno de los niveles una larga secuencia de ocupación –9390 ± 40 AP. a
se han encontrado maderas con calibres superiores a 3480 ± 70 AP.– permitió analizar los efectos de los
2,5-5 cm. Es posible entonces que estos calibres de cambios ambientales a lo largo de los distintos mo-
madera pequeños estén representando los restos de mentos de ocupación de CCP7 y el grado de influencia
la utilización del stock de madera. Una vez llevada la en relación con la obtención de materia prima vegetal
leña a la cueva, la misma gestión del fuego genera una por parte de los grupos cazadores-recolectores que ha-
cierta cantidad de residuos, entre los cuales podrían bitaron la cueva (Caruso Fermé 2012).
encontrarse los fragmentos de madera analizados.
De todas formas, esto no explica la ausencia de restos
de madera de calibres superiores a 2,5-5 cm. Una Agradecimientos
segunda interpretación para la existencia recurrente
de maderas con pequeños calibres en los distintos Al Ministerio de Ciencia e Innovación de España
niveles aquí presentados radicaría en factores por la beca predoctoral (FPI MICINN, proyec-
puramente tafonómicos, sin vinculación alguna con to HUM 2006-01129) otorgada a la Lic. L. Caruso
el almacenamiento intencional del material leñoso. Fermé. A Carlos Aschero −UNT.CONICET− y a M.
El estudio del calibre por imagen no sólo significa Teresa Civalero −INAPL.CONICET−, quienes con-
una novedad entre los estudios arqueobotánicos ame- fiaron el material arqueobotánico a la Lic. L. Caruso
ricanos, sino que abre el camino a futuras discusiones Fermé para su trabajo de Tesis Doctoral. A Mariana
sobre metodologías de estudio en cuanto a las distin- De Nigris por la lectura de este manuscrito. A Damián
tas modalidades de adquisición del material leñoso Buzzuto por el diseño gráfico del mapa de Cerro Casa
entre grupos cazadores-recolectores (Caruso Fermé de Piedra. Al revisor de este trabajo por sus comenta-
2012). Los resultados hasta el momento obtenidos rios y sugerencias.
ofrecen valiosa información y enriquecen las discusio-
nes arqueológicas en cuanto a la organización social
y económica de los grupos que ocuparon Cerro Casa REFERENCIAS CITADAS
de Piedra 7. Las excepcionales condiciones de preser-
vación de este sitio permitieron conocer que los caza- Aschero, C. A. 1981-1982 Nuevos datos sobre la
dores del Holoceno temprano en esa área tuvieron un arqueología del Cerro Casa de Piedra, sitio CCP5
manejo tecnológico de la madera. Esto indica que los (Parque Nacional Perito Moreno; Santa Cruz,
recursos vegetales jugaron un rol importante no sólo en Argentina). Relaciones de la Sociedad Argentina de
cuanto a su uso alimentario sino también por su em- Antropología XIV: 267-284.
pleo como materias primas esenciales en el desarrollo
socioeconómico de los grupos cazadores recolectores Aschero, C. A., Bellelli, C., M. T. Civalero de Biset,
que habitaron la Patagonia (Caruso et al. 2009, Caruso R. A. Goñi, G. Guráieb y R. Molinari. 1992-1993
Fermé 2010). Cronología y tecnología en el Parque Nacional Perito
La existencia y excepcional conservación de las ma- Moreno (PNPM): ¿Continuidad o reemplazos?
terias vegetales –madera, carbón, corteza, hojas, etc.– Arqueología 2: 107-134.
registrada en el sitio Cerro Casa de Piedra 7 demues-
tra que la relación del ser humano con los vegetales es Aschero, C. A., R. Goñi, C. Bellelli; M. T. Civalero, R.
compleja y variada y va más allá del simple consumo de Molinari, S. L. Espinosa, G. Guráieb y C. Bellelli.
alimentos. El entorno vegetal, además de proporcionar 2005 Holocenic Park: arqueología del Parque Nacional
¿RECOLECTAR O CORTAR?: MODALIDADES DE ADQUISICIÓN DEL MATERIAL LEÑOSO... 287

Perito Moreno (PNPM). Anales de la administración de Dufraisse, A. 2002 Les habitats littoraux néolithiques des
Parques Nacionales 17: 71-119. lacs de Chalain et Clairvaux ( Jura, France): Collecte du
bois de feu, gestion de l’espace forestier et impact sur le
Caruso L., E. Mansur y R. Piqué. 2008 Voces en el couvert arboréen entre 3700 et 2500 av. J.C. Analyses
bosque: el uso de recursos vegetales entre cazadores- anthracologiques. Thèse de Doctorat. Université de
recolectores de la zona central de tierra del fuego. Franche-Comté.
Darwiniana 46 (2): 202-212.
Dufraisse, A. 2006 Charcoal anatomy potential, wood
Caruso L., M. Berihuete y C. Mensua. 2009 Las plantas diameter and radial growth. En Charcoal analysis: new
como recurso entre los cazadores-recolectores selknam: analytical tools and methods for archaeology. Papers from
aportes del análisis arqueobotánico del sitio Ewan the table-ronde, held in Basel 2004, pp. 47-60. BAR
(Tierra del Fuego). VII Jornadas de Arqueología de la International Series 1483. Archaeopress, Oxford.
Patagonia, Tomo 1: 433-444. Ushuaia (2007).
González, M., C. Donoso, P. Ovalle y G. Martinez-
Caruso Fermé, L. 2010 Ethnographie, archéobotanique Pastur. 2006 Nothofagus pumilio (Poep. et Endl)
et expérimentation sur le site d’Ewan I (Tierra del Krasser. Lenga, roble blanco, leñar, roble de Tierra
Fuego, Argentine). Anthropobotanica 1.5: 3-17. del Fuego. Las especies arbóreas de los bosques templados
2012 Modalidades de adquisición y usos del material de Chile y Argentina. Autoecología 486-500. Editorial
leñoso entre grupos cazadores-recolectores patagónicos Universitaria, Valdivia, Chile.
(Argentina). Técnicas y métodos de estudio del
material leñoso arqueológico. Tesis doctral, Universitat Ludemann, T. 2002 Anthracology and forest sites - the
Autònoma de Barcelona (UAB). Barcelona, España. contribution of charcoal analysis to our knowledge
En prensa. of natural forest vegetation in south-west Germany.
En Methodological Approaches, Palaecological Results
Civalero, M., D. L. Bozzuto, A. Di Vruno, y M. E. De and Wood Uses. Proceedings of the Second International
Nigris. 2006-2007 Cerro Casa de Piedra 7, una fecha Meeting of Anthracology. París. Bar International
reciente. Cuadernos del Instituto Nacional de Antropología Series 1063: 209-217, Archaeopress, Oxford.
y Pensamiento Latinoamericano 21: 259-261. 2006 Anthracological analysis of recent charcoal-
burning in the Black Forest, SW Germany. En Charcoal
Civalero, M. T., K. Borrazzo, D. Bozzuto, A. Di Vruno, V. analysis: new analytical tools and methods for archaeology.
Dolce, P. Limbrunner y M. Lucero. 2007 ¿Últimas?... Paper from the table ronde held in Basel 2004, editado
excavaciones en Cerro Casa de Piedra 7, Santa Cruz. por A. Dufraisse, pp. 61-70. BAR International Series
En Arqueología Argentina en los inicios de un nuevo siglo. 148. Archaeopress, Oxford.
XIV Congreso Nacional de Arqueología Argentina. Tomo
I: 329-335. Rosario. Marguerie, D. y J.-Y. Hunot. 2007 Charcoal analysis and
dendrology: data from archaeological sites in north-
Chabal, L. 1992 Représentativité paléo-écologique des western France. Journal of Archaeological Science XX:
charbons de bois archéologiques issus du bois de feu. 1-17.
Bulletin de la Société Botanique de France 139 (2-4):
213-236. Paradis, S. 2007 Etude dendro-anthracologique: une aproche
méthodologique pour l’étude du calibre des bois. Master
Chrzavzez, J. 2006 Collecte du bois de feu et professionnalisent Acheosciences. Université de
paleoenvironnements au paleolithique. Apport Limoges, France.
méhtodologiques et études de cas: la grotte de Fumane
dans les pré-Alpes Italiannes. Mémoire de Master II, Peri, P. 2004 Bosque Nativo. En Guía Geográfica Interactiva
Environnement et Archéologie. Universite Paris i de Santa Cruz. Instituto Nacional de Tecnología
Pantheon-Sorbonne. Agropecuaria (INTA), Río Gallegos.

Chrzavzez, J., A. Henry y I. Théry-Parisot. 2012 Théry-Parisot, I. 1998 Economie du Combustible et


Identificando estrategias de adquisición del combustible Paléoécologie en contexte glaciaire et périglaciaire,
leñoso en antracología: ¿puede contribuir a determinar Paléolithique moyen et supérieur du sud de la France
el calibre de los carbones en contexto arqueológico? La (Anthracologie, Expérimentation, Taphonomie).
investigación experimental aplicada a la arqueología 205- Thèse de Doctorat. Université de Paris I Panthéon-
211. Editorial Universidad de Granada, Granada. Sorbonne.

De Nigris, M. E. 2004 El consumo en grupos cazadores Velázquez, N., L. Burry, M. Mancini y M. Fugassa.
recolectores: un ejemplo zooarqueológico de Patagonia 2010 Coprolitos de camélidos del holoceno como
Meridional. Sociedad Argentina de Antropología, indicadores paleoambientales. Magallania 38 (2): 213-
Buenos Aires. 229.