Está en la página 1de 2

DISCOS DUROS BÁSICOS Y DINÁMICOS

Los discos duros básicos y los discos duros dinámicos son dos tipos de
configuraciones que se pueden dar a los discos duros en Windows.

Si bien la mayoría de los discos duros de los equipos tradicionales están configurados cómo
discos básicos, los usuarios avanzados pueden usar discos dinámicos para administrar datos y
obtener un mayor rendimiento.

1. DISCOS DUROS BÁSICOS

Este tipo de discos llevan en el mercado desde el lanzamiento del sistema operativo Windows
2000 siendo los que más comúnmente se utilizan ya que su funcionamiento es más fácil de
entender y cualquier versión de Windows es compatible con ellos.

Un disco básico contiene particiones que organizan los datos que se guardan en él, aunque
también se conocen como volúmenes básicos. Cabe destacar que en un disco básico no se
pueden compartir ni dividir datos entre particiones, cada partición es una entidad
independiente del disco.

Para organizar el sistema de particiones, en los discos básicos se utiliza la llamada “Tabla de
particiones”, la cual está almacenada al principio del disco duro (Sector 0 o MBR). Los discos
duros que utilizan este sistema de MBR tienen la limitación de sólo poder crear hasta cuatro
particiones primarias o tres primarias y una extendida (Dentro de la extendida se pueden crear
hasta 128 unidades lógicas).

2. DISCOS DUROS DINÁMICOS

Este método de almacenamiento se introdujo después del lanzamiento de Windows 2000 y es


soportado por todas las versiones posteriores a excepción de Windows XP Home. Los discos
duros dinámicos tienen características y funcionalidades que son del todo incompatibles con los
discos básicos. Si en los discos básicos hablábamos de particiones y unidades lógicas, en los
discos dinámicos tenemos que hablar de volúmenes dinámicos.

Los volúmenes dinámicos funcionan cómo las particiones de los discos básicos, con la diferencia
de que los discos dinámicos pueden contener aproximadamente hasta 2000 volúmenes
dinámicos.

Estos volúmenes se pueden desglosar en cinco tipos:

 Volúmenes simples: Si utilizamos un solo disco para repartir el espacio no asignado,


entonces llamaremos a ese volumen, simple.
 Volúmenes distribuidos: Es una forma de repartir el espacio no asignado en un sistema
con varios discos pero en una única unidad lógica.
 Volúmenes seccionados: Es una variante el volumen distribuido ya que utiliza también
varios discos y los convierte en una única unidad lógica, pero este tipo utiliza un formato
especial y posee un rendimiento superior.
 Volúmenes reflejados: Estos volúmenes utilizan dos copias llamadas espejos que
aparecen como una única entidad, cuando se escribe algo en una, se reproduce en la
otra.
 Volúmenes RAID-5: Este volumen se caracteriza por tener sus datos distribuidos en tres
o más discos físicos, los datos son recuperables en el caso de que uno de los discos falle.

*No todos estos tipos de volúmenes están disponibles en todas las versiones de Windows.

Daniel de la Torre – 02/08/2018