Está en la página 1de 19

1.

LEVANTAMIENTO TOPOGRÁFICO

1. LABORES TOPOGRÁFICAS PREVIAS AL MINADO

a. GENERALIDADES

La actividad minera conlleva actividades previas a iniciar una explotación propiamente dicha y
con ello hay actividades topográficas en esta etapa; están presentes como parte de la
exploración geológica de superficie y del subsuelo. Durante el transcurso de estas actividades
topográficas se puede obtener información relativa al relieve, afloramientos, drenajes, redes
eléctricas o de servicios públicos generalmente si los hay en la zona de interés.

La forma de realizarlo depende directamente de algunas características inherentes al


yacimiento relacionadas con las direcciones principales del cuerpo mineralizado, denominado
(Martín, 2010), rumbo y su mayor inclinación con respecto al horizonte y perpendicular al
rumbo denominado buzamiento. Conociendo estas dos características principales de un
yacimiento sedimentario como el de las arenas silíceas, objeto de este trabajo, se puede
establecer una línea base topográfica, que lleva la dirección del rumbo del yacimiento y con
ello generar unos perfiles topográficos normales a esta línea base. El objetivo es lograr que
todas las áreas y dimensiones se puedan medir en verdadera magnitud. Las coordenadas
utilizadas para estas labores son locales y arbitrarias cuyo origen depende de algunos aspectos
como los límites de la explotación y la dirección, básicamente del rumbo del yacimiento, como
se mencionó anteriormente

b. EL SISTEMA DE COORDENADAS Y SU ORIGEN

En el objeto de estudio, el origen de las coordenadas es establecido bajo criterio del ingeniero
de minas en conjunto con geología; básicamente se parte de los límites posibles de la
explotación el rumbo del yacimiento y el buzamiento. Los límites de la explotación determinan
la línea base cero LB00 y el perfil cero P00, teniendo en cuenta que todas las medidas a tomar
sean positivas a la derecha y los perfiles sean positivos hacia el norte relativo.

En la Ilustración 2 se puede apreciar el sistema de coordenadas del IGAC, cuya norte es la


norte geográfica y cuyo origen cero (00) está dado en el Observatorio Astronómico de Bogotá.
Así mismo se observa el sistema de coordenadas arbitrarias locales cuyo origen está al
extremo izquierdo y cuya norte toma la dirección preferencial de los estratos del yacimiento o
rumbo preferencial, que para el caso corresponde a la línea base cero. Así, se tendrán dos
sistemas de coordenadas para un mismo punto; la coordenada IGAC y la coordenada local,
muy fácil de visualizar y trabajar en el programa acad con el comando Tools----UCS, acerca de
este particular y con el objetivo de ser claros véase (Martín, 2010) :
FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO
LAVERDE

- APOYO A LA INVESTIGACIÓN GEOLÓGICA.

Según los primeros estudios geológicos (escalas 1/10.000 a 1/2.500) y con apoyo de la
cartografía inicial, se diseña la malla de sondeos de investigación, definiendo sus dimensiones
y su orientación. Las direcciones principales de la malla no tienen por qué coincidir con la
dirección de la meridiana ni con ninguna otra orientación preestablecida, sino que vendrán
condicionadas por la naturaleza del yacimiento. Se elige un punto inicial, que será una de las
esquinas de la malla, y se calculan a partir de él las coordenadas de todas las intersecciones de
la malla, donde irán ubicados los sondeos”

Determinado el origen relacionado con el inicio del yacimiento de interés especialmente si se


presentan afloramientos como manifestación física evidente del material buscado o en
relación con otros ya existentes. Su origen es 0, 0,0 y sus componentes X, Y, Z.

Teniendo puntos de control topográficos geo referenciados a la red geodésica nacional y


relacionando estos con el origen arbitrario resulta fácil en el momento que se desee calcular
los trabajos realizados en las coordenadas requeridas. De estos puntos de partida se deduce la
cota de las secciones transversales en todo su recorrido.

Junto con las razones ya aducidas relativas a su origen, este sistema de coordenadas se hace
necesario al interior de la mina especialmente en tiempos de operación ya que facilitan las
labores junto con planes de seguridad y evacuación, a continuación se examinan algunas de
sus ventajas y los Factores que las originan.
Facilitan la comunicación; Este sistema de coordenadas locales manejado internamente facilita
la comunicación en la mina, facilitando a los operadores y supervisores de maquinaria pesada,
la ubicación a trabajar, ejemplo: que se desplace hasta el perfil 1100 y que además se desplace
por esa línea a la abscisa 50 y cumpla con su labor. Asunto distinto es solicitarle que se
desplace a un punto con coordenadas dadas en términos del IGAC (1´120.342, 965.234) tema
entendible claramente únicamente por personas especializadas como topógrafos o ingenieros
pero no operadores, supervisores, mecánicos de equipos de campo etc. incluso por estos
últimos se tiene carencia de equipos de navegación satelital con múltiples propósitos véase
(Valencia et al., 2002) “Navegación y control de equipos, incluyendo posicionamiento en
tiempo real de perforadoras en producción y navegación autónoma de vehículos” (p. 36). Los
equipos en gran minería cuentan con GPS que ahorran estos inconvenientes pero no es el caso
para mediana y pequeña minería, objeto de este trabajo.

Llegar hasta el perfil ejemplo 1100 será mucho más fácil de interpretar para el operador de
maquinaría o para los encargados de restauración, y para cualquier persona que conozca el
plan básico de manejo minero, ya que el nombre de perfil y la abscisa (Anfossi, 1978) en que se
encuentra debe estar presente en cada paso de vía materializado en testigos topográficos de
aproximadamente 1.5 m de longitud a lado y lado del camino o infraestructura existente que
contienen dicha información, esta característica facilita la identificación de datos a los
operadores de maquinaría

Fácil identificación de actividades; Las labores se pueden sectorizar fácilmente haciendo


referencia al perfil en el que se encuentren permitiendo establecer jerarquías según
necesidades de operación facilitando al topógrafo tener una clara perspectiva diaria de las
actividades desarrolladas, en desarrollo y en plan de ejecución ya que estas conforman el
aspecto general del lienzo o espacio de trabajo que en últimas es la superficie original.

Fácil interpretación; Por su facilidad de interpretación el sistema de coordenadas local permite


crear planes de evacuación en caso de ser necesario ya que como bien se sabe estas
actividades se desarrollan la mayoría de los casos en entornos montañosos, se está expuesto a
accidentes pertenecientes a esta naturaleza como los incendios forestales y riesgos de orden
público que pueden llegar a presentarse. Estos planes de evacuación permiten asociar
fácilmente elementos hitos dentro del área de explotación y labores a los perfiles o secciones
transversales debidamente señalizados.

Su objetividad; Por las relaciones mencionadas que existen entre las principales direcciones del
yacimiento, buzamiento y rumbo, facilitan la realización de cálculos de movimiento de tierras y
volúmenes de materiales mineralizados. Con lo anterior se pueden obtener producciones
planeadas y llevar a cabo los diseños necesarios de taludes, bermas, vías etc. ya que estas
características relacionales entre direcciones permiten el análisis en verdadera magnitud del
cuerpo mineralizado de interés.

Para los contratistas de movimiento de tierras, el poder contar con perfiles de seguimiento de
la operación es fundamental y aunque se tienen programas especializados para cálculos de
esta naturaleza, siempre se necesitan de los perfiles obtenidos por este medio para ilustrar lo
que se está pagando o lo removido en material útil.
FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO
LAVERDE
La dirección de la infraestructura topográfica inicial depende absolutamente de dos
direcciones presentes en el cuerpo mineralizado, buzamiento y rumbo. Es conveniente
conocer estas direcciones ya que dan orientación a la línea base de topografía y determinan la
dirección de las secciones transversales, para el objeto estudiado, que posteriormente
facilitarán el cálculo de volúmenes ya que de esta manera se puede hacer un análisis del
yacimiento en verdadera magnitud.

Las coordenadas X nortes crecen o decrecen en la dirección del rumbo o en contra de esta y las
coordenadas Y estés crecen o decrecen en la dirección del buzamiento o en contra de esta a
partir del origen. Esta infraestructura consistirá de líneas paralelas, la distancia que las separa
es determinada por criterio del departamento de geología.

En el objeto de estudio, la distancia tomada entre perfiles es de 60 metros, originando así


secciones transversales que recorren la totalidad del área de interés en el sentido de rumbo y
en contra del mismo ya que durante el desarrollo de las labores el desplazamiento sobre la
superficie se hace en ambos sentidos:

“Una vez que el depósito ha sido definido, al menos parcialmente, se debe verificar la
continuación de la mineralización. Llegados a este punto, el espaciamiento entre sondeos
dependerá del tipo de mineralización y la continuidad predicha en estados previos de la
exploración. Por ejemplo, en el caso extremo en el que se trate de un depósitos filoniados, el
objeto de los sondeos será principalmente para definir la estructura, más que para definir la
concentración de mineral, la cual puede ser determinada de mejor forma mediante muestreos
desde el subsuelo. El espaciamiento entre sondeos típico para depósitos filonianos es de 25-50
metros y para depósitos estratificados, desde cien metros hasta varios cientos de metros”
(Castilla y Herrera, 2012, pág. 41).

Así esta infraestructura topográfica nos lleva al trazo inicial de la “malla de sondeos de
investigación” (Martín, 2010, pág. 48) teórica sobre la cual inicialmente se realizan actividades
de prospección que van desde geo eléctrica hasta sondeos con extracción de núcleos aspectos
que serán tratados en su momento. Las coordenadas norte en todo momento nos estarán
indicando nombre o número del perfil en que se encuentre el observador. En el caso de las
coordenadas este su valor crece o decrece perpendicularmente e indicará en todo momento la
distancia en metros desde el origen fijado.
c. EL LEVANTAMIENTO INICIAL

Teniendo en cuenta las reglas para proceder se lleva a cabo la fase de campo en la que se
emplea instrumental convencional como estación total y sus accesorios además de contar con
capital humano idóneo para la realización de trochas y demás labores necesarias para cumplir
el objetivo.

Terminada esta fase y procesada la información se realiza el modelado de la superficie original


que se presume de futura afectación por labores inherentes al proceso de extracción del
material.

Este se compone por los perfiles de exploración geofísica sobre los que posteriormente se
llevarán a cabo labores de prospección geológica de las cuales en este documento se tratarán
únicamente dos, sondeos de exploración y calicatas (Castilla y Herrera, 2012, pág. 15).

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE

Sobre este “lienzo” que es la superficie original se asociaran todas las actividades presentes en
la operación minera, aunque el término “asociaran” parezca algo efímero y de poca
importancia encierra temáticas de gran importancia ya que si se asocian actividades de
prospección como es el caso de las calicatas, que complementan otros datos previos
pertenecientes a la investigación geológica y que si se unifican en un modelo espacial
Permitirán obtener evidencias sensibles del material de interés relacionadas espacialmente.

d. PARTICULARIDADES.

Adicional a las ya conocidas relativas al yacimiento, el equipo topográfico en la realización de


estas labores afronta múltiples problemáticas en las que conviene tener en cuenta o recordar
con claridad los conocimientos adquiridos en los cursos de planimetría y altimetría con el fin
de facilitar algunas comprobaciones necesarias en campo y algunas explicaciones presentes en
este documento. Desde ahora se recurrirá frecuentemente a apuntes de campo consultados
con el fin de obtener información espacial necesaria para hacer representaciones gráficas, de
allí su importancia.

e. OBSERVACIONES Y RECOMENDACIONES

Para la realización de los perfiles es conveniente en todo momento trabajar por azimut directo
“Definición; levantamiento topográfico con azimuts directamente en campo” (Rincon, Vargas y
Gonzales, 2010, pág. 145). Son múltiples los factores que llevan a esta conclusión, pues esta
metodología permite la navegación segura por zonas boscosas de difícil acceso, es el 39
método que permite en menor tiempo realizar replanteos que para este caso son los vértices
de intersección de la línea base con los perfiles geofísicos que serán la materia prima del
modelo digital de terreno original. De igual manera sirve para ubicar puntos, en este caso, con
una coordenada determinada y que delimita la corta o cortas.

Algunos ejemplos de su uso pueden presentarse cuando al final de una línea debe
dejarse señalizado un punto de máximo alcance de una corta o cuando necesitamos cambiar
de posición al perfil contiguo (Isaza, 1958, pág. 36) al que idealmente se puede realizar un
movimiento perpendicular a la posición actual.

El caso de la perpendicularidad para efectuar este movimiento se presenta combinado


con el trazo de oblicuas para conectar labores de superficie y se dice conectar por que la
vegetación presenta serias dificultades al representar un obstáculo físico que debe vadearse
invirtiendo en esta labor de conexión superficial horas de trabajo que deben ser llevadas a
cabo con la mayor decisión y precisión motivo por el cual se hace realce de la importancia en la
elección del método utilizado, azimut directo, para navegar constantemente y no poner en
riesgo al personal que integra la comisión topográfica como también en busca de evitar la
pérdida de recursos económicos que puede significar un error dadas las condiciones de
logística que implican alimentación y suministros para una comisión operativa en exploración.

Cuando se trazan oblicuas entre líneas paralelas, como es el caso de los perfiles
geofísicos, procúrese mediante una previa exploración del avance en compañía de los
integrantes principales del equipo topográfico, cadeneros especialmente, ya que también
existen macheteros, identificar zonas con baja vegetación o si es abundante que sean zonas de
relativo fácil acceso, a continuación búsquese un ángulo horizontal redondeado con cero
minutos y cero segundos sobre 40 el limbo horizontal del equipo, llévese a cabo el replanteo
de un punto sobre la siguiente línea teniendo especial cuidado en la anotación de campo
relativa a los ángulos alternos internos.
Estos apuntes facilitarán los cálculos en campo dado el caso de haber olvidado las
coordenadas de los puntos necesarios para reiniciar labores ya que si se conoce el ángulo
complemento según el cuadrante y la distancia que separa las paralelas, en el objeto de
estudio 60m, y aplicando procedimientos trigonométricos básicos es fácil mediante sumas o
restas averiguar direcciones, e implica el cambio de metodología aplicando en este caso “ceros
atrás”.

La labor de cálculo durante esta etapa exploratoria debe ser diaria ya que con estas se
realizan planes de evacuación en casos de emergencia, de accidentes de personal, como
sucedió en el objeto de estudio con uno de los integrantes quien resultó herido con machete
durante la labor de rocería en la realización de trochas hiriéndose un pie y teniendo que ser
evacuado del área con la mayor inmediatez objetivo logrado por aplicar la premisa de
“infraestructura desarrollada infraestructura utilizada” ETG durante visita de campo
refiriéndose a las trochas.

2. LABORES DE TOPOGRAFÍA DURANTE LA PRODUCCIÓN

a. GENERALIDADES

Las actividades topográficas correspondientes a esta etapa pueden desarrollarse


simultáneamente actividades previas al minado como las descritas anteriormente.

Estas actividades en la etapa de producción, son múltiples; inventarios de planta y de


materiales en los frentes de explotación, actualización de avance en cortas tajos y de la mina
en general, levantamientos de estructuras geológicas, levantamiento de sondajes con
extracción de “detritus” y/o con recuperación de núcleos, levantamientos de estructura en
desarrollo que en minería consiste en cortafuegos básicamente.

En este apartado no se tratará inventarios de planta, únicamente se trataran algunas


de sus particularidades que pueden servir para múltiples materiales haciendo observaciones
mediante experimentos sencillos especialmente para el cálculo de densidades.

Respecto a los inventarios de frentes y demás actividades citadas se mostrarán


representaciones gráficas y se hará respectivo análisis de labores topográficas con algunas de
sus particularidades.

Aspectos generales; Todas estas actividades comparten un factor de temporalidad


reducido ya que en muchas ocasiones se corre el riesgo de detener la producción y el objetivo
es no interrumpirla “trabajo en caliente”. En muchos casos como el objeto de estudio, se
cuenta con acopios de material que no permiten detener la producción en planta, pero en
algunos casos hay que coordinar algunas operaciones de movimiento de material, de lo
contrario se pueden cometer errores de cálculo de volumen, al tomar materiales dos veces por
efecto del 57 transporte; esto en el caso de inventario de frentes. Los aspectos comunes son
relativos al tiempo en que se dan ya que son comunes con otras por lo que es necesario,
reitero, coordinar actividades como se entra a analizar.

Una buena coordinación de los inventarios es absolutamente necesaria y a esto se le


debe sumar la preparación de las pilas de materiales, las cuales deben ser alistadas a mano o
con buldócer para obtener así superficies planas y homogéneas.
b. INVENTARIO DE FRENTES

El título de este capítulo indica a qué etapa pertenece esta labor que se presenta
durante la producción, también está claramente estipulado en el capítulo décimo del código
de minas

“Artículo 100. Registros de la producción. Durante la explotación se llevarán registros e


Inventarios actualizados de la producción en boca o borde de mina y en sitios de acopio, para
establecer en todo tiempo los volúmenes de los minerales en bruto y de los entregados a las
plantas de beneficio y si fuere del caso, a las de transformación. Estos registros e inventarios se
suministrarán, con la periodicidad que señale la autoridad, al Sistema Nacional de Información
Minera” (Congreso de Colombia, 2001, pág. 15).

Retomando la temática del inventario de frentes y teniendo en cuenta el aspecto


temporal antes citado, esta labor se realiza mensualmente, aunque puede haber el caso de
plantas que 58 requieren de estas labores semanalmente, trimestralmente, semestralmente
etc. El inventario de frentes consiste básicamente en el levantamiento de pilas de material en
acopio con el objetivo de cubicar las cantidades de material con las que se cuenta en reserva.
Una de las prácticas comunes cuando el frente de explotación es pequeño, es realizar
simultáneamente el inventario de frentes y la actualización del tajo o de los tajos.

Estos trabajos sirven además para realizar pagos a contratistas de transporte y remoción
de tierras, para diseñar planes de descapote ordenado previendo con resultados de fases
anteriores el desenvolvimiento futuro de la explotación, se puede hacer un plan de remoción
ordenada que puede agilizar las labores de restauración posteriores debido a la disposición de
estos materiales durante la etapa de descapote y limpieza del cuerpo mineralizado.

c. LEVANTAMIENTO DE PILAS

Generalmente se realiza por el método de radiación simple (Rincón et al,.2010, pág.


61) que como bien se sabe por capítulos anteriores es el método recomendado ya que de esta
manera se tiene un histórico de lecturas angulares repetidas entre los mismos puntos que se
utilizan para múltiples labores además de optimizar el tiempo de labor y por la versatilidad de
aplicación. Debe procurarse en equipo coordinar movimientos con el objetivo de recaudar
información de la pila en cuestión, en el mismo orden mes tras mes ya que en algunos casos
los cambios en estas son nulos porque ni se les agrega ni se les quita material.
FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO
LAVERDE

Debe recaudarse información codificada del contacto entre la arena o el material de


interés con el suelo que la soporta y conformando un perímetro de la misma y a continuación
se toma información de las líneas significativas, además debe hacerse en la medida de lo
posible, una densificación de la nube de puntos midiendo con el instrumento sin prisma para
lograr mejores resultados de volumen y por ser puntos de riesgo físico para los cadeneros.

Como se dijo anteriormente la cartera de campo debe contener información básica y


obligatoria ya que estos apuntes facilitan labores de cálculo y dibujo. En estas labores los
apuntes de cartera tienen particularidades necesarias que hacen variar los códigos utilizados;
veamos algunos códigos para un nombre especifico de pila recurriendo a la transcripción de la
cartera de campo.

 Fecha: 24 de julio de 2014

 Nombre de labor: inventario frente cristal

 Archivo de labor: 00000248 60

 Archivo de consulta (cálculo y recalculo):00000210

 Método empleado: ceros atrás

 Estacionamiento: estacionado en M8 visando a M9

 Códigos

o Nombre de pila: 8

o Material: arena común

o Piso: 1

o Piso x: 1x

o Detalles de pila = 8
Ejemplo En este caso y convenidos los códigos para el descriptor 81 se entenderá que
traduce; pila ocho pisos reales. En el caso del código descriptor 81x este se entenderá como
pila ocho piso x o piso perimetral, por último para el caso del descriptor 8 se entenderá que es
un detalle interno de la pila de material. De estas actividades se compondrá una
representación gráfica consistente en una proyección horizontal (Valencia et al., 2002, pág.
16). Durante la ejecución de estas labores es común que exista movimientos simultáneos de
material como por ejemplo aquel que se recircula desde los depósitos o desarenadores
cantidad que se compone de material excedente de la planta de secado. Coincide en muchos
casos que estas labores se programan para el día de inventarios lo que significa que deben
coordinarse el levantamiento topográfico de pilas con el personal de movimiento de
materiales para acordar el tiempo de inicio de levantamiento, conociendo el tiempo de inicio
de vertimiento de material sobre la pila con el objetivo de sumarle el volumen aportado
durante el tiempo de levantamiento al volumen total de la pila. Esta coincidencia no afecta a
61 todas las pilas solo a aquellas que por su disposición espacial permitan un fácil transporte
de materiales a planta.

d. LEVANTAMIENTO DE FRENTES Y CORTAS

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE

Esta labor casi siempre se lleva a cabo en conjunto con la anterior pues en algunos casos
como el de la pila ejemplo, se registró que los cambios en este son nulos durante varios meses.
Entonces el tiempo de la comisión debe invertirse en realizar la actualización del frente
correspondiente. Este se lleva a cabo por radiación simple y dadas las características espaciales
de la corta deben realizarse múltiples estacionamientos permitiendo así obtener un histórico
de datos relativos a ángulos y distancias entre puntos coordenados comúnmente utilizados,
por lo tanto de coordenadas entre puntos pertenecientes a la red topográfica principal y
facilitando así la realización de ajustes de poligonales en el momento que sea necesario
dependiendo de la labor 62 que se necesite. Este consiste en levantar debidamente
codificados las crestas y los pies (Valencia et al., 2002, pág. 15).
FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO
LAVERDE

Así no existan anchos de banco uniformes deben densificarse las nubes de puntos sobre
los patios formados por la corta con el fin de tener una superficie de la misma y poder realizar
posteriores cálculos de volumen en el caso que se forme un acopio nuevo en esta zona.
También debe contener datos espaciales relativos a los contactos desde el terreno original, al
contacto de este con acilla pues como se dijo antes las combinaciones son muchas, y de la
arcilla con el techo de conglomerado por ejemplo.

Ya se sabe que si se establecen relaciones espaciales con trabajos circundantes es


posible con esta actualización de frentes, información de calicatas y campaña de sondeos
hacer 63 estimaciones de volumen de material orgánico, arcilla turbas etc. Con el fin de
establecer planes de manejo de estos materiales por separado si es necesario con el fin de
disponerlos en la restauración de la misma manera a como se encontraban dispuestos
originalmente.

En estos levantamientos existen algunos singulares solicitados por el departamento de


geología y consisten en el levantamiento de la estructura geológica presente en la corta y de
los cuales se obtienen proyecciones verticales y horizontales de los mantos con el fin de
conocer con más detalle aspectos relativos a rumbo y buzamiento local
e. LEVANTAMIENTO DE SONDEOS CON EXTRACCIÓN DE DETRITUS

Estos se llevan a cabo para conocer más acerca de la geología de regiones potencialmente
útiles por presentar concentraciones del material de interés significativas y viables para su
explotación. En este caso la evidencia con la que se cuenta son fragmentos de tamaño variable
de material disgregado resultante de la perforación con punta de perforación tricono (Castilla
y Herrerra, 2012, pág. 22).

Este levantamiento puede realizarse, por rapidez y efectividad, por radiación simple por
ceros atrás ya que la maquinaría empleada permite un fácil desplazamiento por su masa y
tamaño reducidos. Esto hace que este tipo de sondeos estén dispersos en grandes áreas que a
su vez están bajo la influencia de la infraestructura topográfica inicial facilitando así el uso de
esta metodología además de reducir costos dada su temporalidad ya que se ubican
preferencialmente cerca de los frentes de explotación y son usados para conocer detalles de
los contactos rápidamente sobre la línea de avance de la corta.

La evidencia con la que se trabaja en este caso es el material granular resultante de la


perforación a medida que se avanza. Esta evidencia se extrae mediante una serie de
mecanismos 64 que facilitan la circulación de gases como el aire, fluidos como el agua y lodos
especiales que llevan el material a la superficie para su análisis y que son tema más de un
estudio somatológico de los cuerpos (Faria, 1968, pág. 10), facilitando así la obtención de
muestras.

f. RESERVAS DE MATERIAL

Estos levantamientos permiten conocer con mayor detalle aspectos relativos a cantidades de
material en reserva existentes en la zona de interés. Esto significa que el yacimiento aumenta
su valor debido a la evidencia que se tiene de este mediante los estudios que se le han
realizado. Los estudios realizados a un yacimiento y por la naturaleza de su evidencia
permitirán en todo momento tomar decisiones que finalmente tendrán un impacto sobre el
área donde se desarrolle, este es su “valor agregado”.

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE
g. MÉTODOS DE EXTRACCIÓN

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE

La correcta interpretación de la información obtenida en estos levantamientos permite


aplicar ordenadamente métodos de extracción como por ejemplo por terrazas aluviales
compuesto básicamente de bermas y taludes (ENERGÍA M. D., 2000, pág. 17). La planeación de
estos métodos hace necesario el uso de la topografía ya que las rampas que conectan
diferentes niveles y los cambios de dirección hacen necesario conocimientos relativos al diseño
geométrico de vías ya que la maquinaría existente y operativa en minería es de magnitud
variable tanto para transporte como para remoción y corte.

La función principal de estos sistemas en minería de superficie es optimizar el proceso


de extracción del material, los anchos para el caso de las bermas y la pendiente en los taludes
son determinados por estudios geotécnicos de estabilidad que determinan estos aspectos
dimensionales, la comisión topográfica es importante pues se necesita replantear estos
objetos en 66 campo, nunca deben confundirse con el aspecto final de la rehabilitación, pues
es práctica común plantar vegetación sobre estos y pretender que son la apariencia final de la
restauración.
FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO
LAVERDE

3. LABORES TOPOGRÁFICAS DURANTE LA RESTAURACIÓN

a. GENERALIDADES

Las labores topográficas presentes en esta etapa son numerosas y de alta complejidad
pues estas dependen de la información unificada de las etapas anteriores. En el caso del
levantamiento inicial este no solo servirá para ubicar estratégicamente los depósitos
temporales de materiales para la restauración si es que se trata de esta o de una
rehabilitación, diferencias que se tratarán en su momento. El levantamiento inicial
también es útil ya que sobre él esta unificada toda la información espacial de las
anteriores fases permitiendo de esta manera lograr una restauración geomorfológica
exitosa para el caso del objeto de estudiado, ya que esta información permite realizar un
esparcimiento mecanizado de las capas, si se es riguroso, con los espesores naturales
presentes en el subsuelo antes del inicio de obras de extracción.

Estas particularidades propias de la zona de interés ya que su ubicación es variable pues


es regla general para cualquier yacimiento, determinan características propias de las
plantas y los animales que existen en la zona de influencia minera y cuyos factores en la
etapa de restauración deben tenerse en cuenta desde el punto de vista espacial ya que
el aspecto inicial del terreno afectado hace necesario tener en cuenta el aspecto
topográfico como factor determinante en la restauración de la vida, para el caso de una
restauración, o para hacerla posible si se modifican las poblaciones, animales, vegetales
o ambas, o los usos del espacio luego del abandono de labores mineras. A continuación
se presenta una exposición de algunas tareas que debe llevar a cabo el equipo
topográfico como acompañante de estas labores de restauración ya que sus aportes
permitirán realizar un planeamiento, diseño y ejecución de las obras que sea necesario
desarrollar recurriendo a un mapeo estratégico que permita priorizar acciones
espacialmente, 68 soluciones teniendo en cuenta factores eco sistémicos sumamente
sensibles a los cambios o variaciones de aspectos como la iluminación, la compactación
del suelo, la pendiente la orientación y la altitud teniendo que recurrir de esta manera al
empleo de técnicas topográficas que permitan reproducir en campo los diseños que más
contribuyan a reducir los impactos sobre el ambiente y que faciliten la rehabilitación
final de la zona afectada.

b. ELECCIÓN DE DEPÓSITOS TEMPORALES

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE

La planeación y ubicación de los depósitos temporales de materiales removidos durante la


limpieza del cuerpo mineralizado son fundamentales ya que estos están compuestos de
múltiples capas que tienen diferentes características que van desde el color y la compactación,
69 a análisis granulométricos y de concentraciones de algunos minerales, propiedades que
facilitan la circulación del agua y el aire a través del suelo que son alterados al hacerse
necesario retirar estos materiales para tener acceso al mineral de interés.
Si se cuenta con los levantamientos anteriores de superficie original, calicatas, sondajes,
inventarios y frentes relacionados en un modelo topográfico tridimensional tendremos un
acercamiento a la realidad física de la disposición original de estas capas conociendo aspectos
como espesores, dureza, humedad, pendientes regionales, redes de drenajes circundantes
potencialmente afectados por labores mineras etc. Desde el punto de vista espacial
topográfico es importante conocer aspectos como; altitudes, orientaciones, pendientes,
afloramientos y múltiples aspectos estudiados con anterioridad a nivel zonal.

Si se realiza un descapote y limpieza selectivos de las capas de suelo se podrán evitar


dificultades como la perdida de propiedades físico químicas de los suelos sustentadores y que
pueden alterar la vegetación y la vida animal de la zona afectada haciendo en este caso una
“rehabilitación” del areca afectada, permitiendo de esta manera la restauración de la vida
posterior a la acción de la extracción mineral pero modificando su uso inicial, siendo así una
rehabilitación.

Al contrario sucede si se planea una “restauración” que consiste en mantener lo más


parecido al espacio encontrado inicialmente sin buscar fines distintos como los buscados
rehabilitando. Por esta razón es conveniente planear la ubicación espacial de los depósitos
temporales ya que se pueden seleccionar por profundidad y organizar en el espacio para su
posterior reubicación.

c. RESTAURACIÓN

La restauración de un espacio afectado por las actividades mineras consiste en una serie
de actos y consideraciones basadas en aspectos espaciales que determinan la morfología de la
zona que fue determinada naturalmente por aspectos ambientales dominantes en el lugar y
cuya orientación y disposiciones son relativas entre estas pendientes dominantes etc. Deben
ser tenidas en cuenta al momento de la restauración procurando de esta manera conservar
propiedades edáficas que vienen desde la selección de materiales para la recomposición de los
espacios y procurando de esta manera reproducir el perfil original del terreno con sus
inherentes cambios de altura y que para el objeto de estudio no son mayores a los 100m de
diferencia en altura para el caso del frente cristal factor que no altera la temperatura de
manera significativa.
Como se ve en la Ilustración 8 lo que debe hacerse de forma mecánica es extender los
materiales procurando cumplir con las características de espesor existentes originalmente esto
con ayuda de levantamientos estratigráficos que permitan observar estas relaciones de
contacto como se dijo en anterior capitulo.

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE

En el caso de ser rigurosos estos espesores pueden duplicarse en la restauración con un


acompañamiento de la comisión topográfica permitiendo alcanzar resultados satisfactorios
para la restauración de la vida sin alterar los usos del suelo terminadas las labores de
extracción de materiales.

Esta alternativa no es la más económica pues los costos del movimiento de tierras
cuentan grandes sumas de dinero, pero son las soluciones indicadas ya que el interés de la
minería responsable es extraer los minerales útiles permitiendo que las futuras generaciones
puedan hacer uso de estos recursos en un marco de racionalidad y responsabilidad. Estas
soluciones no ocasionan alteraciones o modificaciones del uso regional del suelo ya que se
pueden duplicar y en algunos casos mejorar para el uso humano el territorio restaurado
planeando y desarrollando obras necesarias para el manejo de las aguas facilitando así labores
que sobre el perfil original dificultaban algunas labores agrarias y pastoriles.

FUENTE: TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO


LAVERDE

4. CONCLUSIONES
Si se cuenta con un acompañamiento constante por parte de una comisión
topográfica antes durante y después del laboreo presente en una mina, se contará con
suficiente información espacial, lo que se traduce en el largo plazo en un valor
agregado del yacimiento, ya que esta información permitirá la realización del
planeamiento minero en todas sus fases. Este planeamiento minero parte de la
unificación de información, como se vio a lo largo del documento, permitiendo
generar modelos tridimensionales y proyecciones tanto verticales como horizontales
que facilitan la comprensión de algunos fenómenos presentes dentro de la mina
permitiendo planear desde espacios virtuales y que facilitan evidenciar potenciales
riesgos o ventajas que ofrecen las características espaciales del terreno, planeando con
evidencias. Igualmente a lo largo del documento se resalta la importancia de llevar un
registro fotográfico que relacione la labor desarrollada, por ejemplo el levantamiento
de contactos y sus respectivas imágenes, ya que comparando datos numéricos e
imágenes previas se puede conseguir, con trabajo interdisciplinario, una restauración
selectiva de los suelos y espacios afectados, mejorando las características iniciales que
faciliten labores practicadas con anterioridad a la intervención permitiendo su control
y manejo.

BIBLIOGRAFÍA

- TOPOGRAFÍA Y MINERÍA A CIELO ABIERTO. HENRY GIOVANNY MONTAÑO LAVERDE