Está en la página 1de 10

UNIDAD 2 – BRIAMS DANIEL GORDILLO PINO

NEUROFISIOLOGIA DEL APRENDIZAJE

1 : EL SISTEMA NERVIOSO

1 : ESTRUCTURA DEL SISTEMA NERVIOSO

El

sistema nervioso se divide funcionalmente en:

* Sistema simpático: usa noradrenalina y adrenalina como neurotransmisor, y lo


constituyen una cadena de ganglios paravertebrales situados a ambos lados de
la columna vertebral que forman el llamado tronco simpático, así como unos
ganglios prevertebrales o pre aórticos, adosados a la cara anterior de la aorta
(ganglios celíacos, aórtico-renales, mesentérico superior y mesentérico
inferior). Está implicado en actividades que requieren gasto de energía.
También es llamado sistema adrenérgico o noradrenérgico; ya que es el que
prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de estrés.5

*Sistema parasimpático: Lo forman los ganglios aislados y usa la acetilcolina.


Está encargado de almacenar y conservar la energía. Es llamado también
sistema colinérgico; ya que es el que mantiene al cuerpo en situaciones
normales y luego de haber pasado la situación de estrés es antagónico al
simpático.

*Sistema nervioso entérico: Se encarga de controlar directamente el sistema


gastrointestinal.6 El SNE consiste en cien millones de neuronas,7 (una
milésima parte del número de neuronas en el cerebro, y bastante más que el
número de neuronas en la médula espinal8 ) las cuales revisten el sistema
gastrointestinal.

* El sistema nervioso autónomo lo componen raíces, plexos y troncos


nerviosos:

1. Raíces

2. Raíces cervicales

3. Raíces torácicas = Raíces dorsales

4. Raíces lumbares

5. Raíces sacras

6. Plexos

7. Plexo braquial

8. Plexo lumbosacro

9. Nervio

10. Pares craneales

11. Nervios de miembros superiores

12. Nervios de miembros inferiores

2 : ORGANICAZION DEL SISTEMA NERVIOSO


Está formado por dos divisiones principales:

- Sistema nervioso central (SNC), Está formado por el encéfalo y la médula espinal. Recibe la
información y la procesa para controlar las funciones corporales.

- Sistema nervioso periférico (SNP), Está integrado por el conjunto de nervios que sale del
encéfalo (nervios craneales) y de la médula (nervios raquídeos).

A modo de cables, los nervios conectan el sistema nervioso central con el resto de los órganos de
nuestro cuerpo.
Su función es transmitir la información al sistema nervioso central y conducir sus órdenes a los
órganos encargados de ejecutarlas.
3 : DESARROLLO DEL SISTEMA
NERVIOSO

Las células del sistema nervioso son de un tipo específico y forma en el transcurso de la vida de
un organismo. La forma de las neuronas y las conexiones de forma desde el momento cuando el
organismo es un embrión o el feto. Las neuronas apropiadas desarrollan en números adecuados
y emigran a sus ubicaciones necesarias antes del nacimiento. Los axones y dendritas que forman
las conexiones, a continuación, se extienden desde estas células nerviosas para que alcancen los
objetivos.

Las conexiones que forman inicialmente maduran con el tiempo y este proceso comienza cuando
el bebé está en el útero de sí mismo. El grado de complejidad en el cerebro significa que este
desarrollo lleva años antes de que sea maduro. A través de diferentes especies, el desarrollo
inicial es similar pero debido a la complejidad del sistema nervioso humano cambia y se vuelve
más complejo en los seres humanos.

Conocimiento de estos pasos ayuda en la prevención y el tratamiento de diversos trastornos del


desarrollo como retardo mental etc.. Los estudios están ayudando a entender cómo el cerebro es
capaz de reorganizarse en respuesta a influencias externas o lesiones. Estos estudios también
arrojan luz sobre las funciones cerebrales como la memoria y el aprendizaje.

Comienzo del sistema nervioso


Después de que el feto es concebido tarda alrededor de tres a cuatro semanas antes de una de
las dos capas del embrión humano gelatinlike, aproximadamente un décimo de una pulgada de
largo, comienza a espesar y acumularse a lo largo de la mitad.

Las células crecen y forman un área plano llamada la placa neural con crestas paralelas en toda
su superficie. En pocos días estas crestas doble hacia mutuamente y fusible para formar el tubo
neural hueco.

El tubo se espesa en la parte superior y forma tres protuberancias que forman el rombencefálicas,
mesencéfalo y prosencéfalo. Las primeras señales de los ojos y los hemisferios del cerebro
aparecen más adelante en el desarrollo.

Desarrollo del sistema nervioso


El embrión consiste en tres capas que experimentan muchos cambios para formar órganos,
hueso, músculo, piel o tejido neural. Piel y tejido neural se derivan de una capa llamada el
ectodermo. Esto ocurre en respuesta a la capa adyacente, el mesodermo.

Una vez el ectodermo comienza a convertirse en tejidos nerviosos debido a señales específicas,
más interacciones señalización determinan qué tipo de formas de células del cerebro. Algunos
forman las neuronas, mientras que otros forman las células gliales.

Formación de las neuronas


Las neuronas inmaduras luego migran y empezar a hacer transitorias conexiones con otras
neuronas antes de llegar a su destino. Una sola neurona utiliza una fibra glial como un alambre
guía usando las moléculas de adhesión, que reconocen la vía, y también utiliza proteínas
contráctiles para propulsar a lo largo.

La suerte del tubo neural


Inicialmente, las neuronas se producen a lo largo del canal central del tubo neural. Luego pasan
al cerebro. Reunir para formar cada una de las diversas estructuras del cerebro. Sus axones
crecen largas distancias para encontrar y conectarse con otras neuronas. Una vez establecido el
circuito requiere existe un proceso de la escultura que elimina las conexiones redundantes o
inadecuadas.

Las neuronas se mueven de zona ventricular del tubo neural, o superficie interna, a cerca de la
frontera de la zona marginal, o superficie exterior. Una vez que dejen de dividir forman una zona
intermedia donde se acumulan gradualmente mientras se desarrolla el cerebro.

La migración es mayoría en la corteza cerebral de primates, incluidos a los seres humanos.


Muchas fuerzas externas, tales como alcohol, cocaína o exposición a la radiación del feto en el
vientre de la madre afecta esta migración neuronal conducen a problemas de crecimiento mental
después del nacimiento.

Una vez que las neuronas llega hasta su ubicación final, deben hacer las conexiones adecuadas
para una función particular que se produzca. Crecimiento del axón está dirigido por conos de
crecimiento. Estos son ampliaciones de la punta del axón que buscan el destino para el
crecimiento.

2:LANEURONA

Es una célula del sistema nervioso especializada en captar los estímulos


provenientes del ambiente y de transportar y transmitir impulsos
nerviosos (mensajes eléctricos). La neurona está considerada como la unidad
nerviosa básica, tanto funcional como estructural del sistema nervioso.

La neurona no se divide, ni se reproduce. Su número permanece fijo desde


el nacimiento, y a partir de una determinada edad se van perdiendo gran número de
ellas. El tamaño y forma de las neuronas es muy variable, pero todas cumplen con
su función de conducir impulsos nerviosos.

Una neurona está constituida por un cuerpo celular o soma, es la parte más ancha
de ésta y contiene un núcleo rodeado de citoplasma. Están también unas
prolongaciones o fibras conocidas como dendritas y axón.

Las primeras son ramificaciones cortas y numerosas que conducen el impulso hacia
el cuerpo celular; y la segunda, es una ramificación larga que transmite dicho
impulso desde el cuerpo celular hasta la neurona próxima.

SINAPSIS NEURONAL
La sinapsis neuronal es la zona de transmisión de impulsos nerviosos
eléctricos entre dos células nerviosas (neuronas) o entre una neurona y una
glándula o célula muscular. Una conexión sináptica entre una neurona y una célula
muscular se denomina unión neuromuscular, mientras que la transmisión
sináptica es el proceso por el que las células nerviosas se comunican entre sí.

La sinapsis en realidad se trata de un pequeño espacio que separa las neuronas y


consta de:

1. Una terminación presináptica que contiene neurotransmisores,


mitocondrias y otros orgánulos celulares

2. Una terminación postsináptica que contiene receptores para


neurotransmisores

3. Una hendidura sináptica o espacio entre las terminaciones presináptica y


postsináptica.

Para que se produzca la comunicación entre las neuronas, un impulso eléctrico


debe viajar por un axón hasta la terminal sináptica.
En general, las sinapsis sólo dejan pasar la información en un solo sentido.
Por ello, en cualquier sinapsis hay una neurona presináptica y una neurona
postsináptica. El espacio que queda entre las dos neuronas se llama espacio
sináptico.

PLASTICIDAD NEURONAL
La plasticidad neuronal, también denominada neuroplasticidad, plasticidad neural o
plasticidad sináptica, es la propiedad que emerge de la naturaleza y funcionamiento
de las neuronas cuando éstas establecen comunicación, y que modula la
percepción de los estímulos con el medio, tanto los que entran como los que
salen.1 Esta dinámica deja una huella al tiempo que modifica la eficacia de la
transferencia de la información a nivel de los elementos más finos del
sistema.2 Dichas huellas son los elementos de construcción de la cosmovisión,3 en
donde lo anterior modifica la percepción de lo siguiente.4 o también una neurona
pastica
Esquema con los principales elementos en una sinapsis modelo. La sinapsis permite a las células
nerviosas comunicarse con otras a través de los axones y dendritas, transformando una señal
eléctrica en otra química.

Bases neurales del Lenguaje


Las funciones cerebrales superiores tales como el lenguaje, son un sistema funcional que
depende del trabajo integrado de todo un grupo de zonas corticales y subcorticales, cada una
de las cuales aporta su propia contribución al resultado final. La lesión de uno de los
componentes alterará todo el sistema(1-3). Los componentes principales del lenguaje se
encuentran en el hemisferio dominante (izquierdo), en la zona perisilviana(4,5). La
dominancia para el lenguaje está relacionada a la lateralidad. Aproximadamente, el 95% de
los diestros tiene localizado el lenguaje en el hemisferio izquierdo y sólo un 5% en el
hemisferio derecho. En cambio los zurdos, el 70% lo tiene representado en el hemisferio
izquierdo, un 15% en el hemisferio derecho y un 15% en forma bilateral(2-4). El sexo
influye en la representación cerebral del lenguaje(3). Las mujeres lo tienden a tener en forma
bilateral. En cambio, en los hombres está más lateralizado a izquierda. Esta distribución
repercute en la incidencia de la afasia. Este trastorno es más frecuente en hombres que en
mujeres en una relación de 2 a 1. Por otra parte, la función visuoespacial está representada en
ambos hemisferios en los hombres y en las mujeres está más lateralizado a derecha .

La escolaridad es otra variable que determina la lateralización del lenguaje en las


personas(3). Los sujetos diestros con mayor escolaridad tienen el lenguaje más lateralizado a
izquierda.
Por el contrario, los sujetos con baja escolaridad tienden a tener una representación bilateral
del lenguaje; por lo tanto, la incidencia de afasia cruzada es mayor en estos sujetos(4,7,8).
La edad es otro aspecto que influye en la organización del lenguaje en el cerebro(2,5).
Se ha planteado que al momento de nacer el lenguaje estaría representado en forma bilateral.
Lo primero que se lateraliza a izquierda es la porción anterior, la que está relacionada con la
expresión, y en etapas más tardías lo hace la región posterior, relacionada con la
comprensión.

Esto explicaría la razón por la cual, en las personas más jóvenes la afasia más frecuente es la
de Broca y en los sujetos más añosos, la de Wernicke.
Existe una diferencia aproximadamente de 10 años entre ambos tipos de afasia. El desarrollo
de la imagenología cerebral en los últimos años ha permitido saber algo más sobre las bases
neurológicas del lenguaje y su funcionamiento.

Dentro de los estudios imagenológicos destacan dos tipos de exámenes: los estructurales,
como por ejemplo: la tomografía axial computarizada de cerebro (TAC); resonancia
magnética de cerebro (RMC); tractografía cerebral y los funcionales, entre los cuales se
encuentran: la tomografía computarizada por emisión de fotones únicos (SPECT); imagen
por resonancia magnética funcional de cerebro (fRMN) y tomografía de emisión de
positrones (TEP)

Trastornos del sistema neurológico y del


aprendizaje:
El sistema nervioso se compone de estructuras y áreas que se desarrollan en la
infancia. Éste puede cambiar y modificar tanto su organización como su
función a lo largo de toda la vida gracias a la plasticidad cerebral, es decir,
cualquier aprendizaje conllevará un cambio en la estructura del cerebro, tanto físico
como en su organización funcional.
Para entender la evolución del sistema nervioso central hay que tener en cuenta
que el movimiento es aprendizaje y el aprendizaje requiere de
movimiento (como se hablaba en el artículo El movimiento y las implicaciones en
la cognición y en el aprendizaje).
Así, tal y como se exponía en el artículo ¿Cómo se produce la maduración cerebral
y qué implica en el aprendizaje? , existen, a groso modo, conjuntos de áreas
funcionales vistas como etapas evolutivas para integrar los aprendizajes,
encontrándose divididas en: el área primaria (que debe evolucionar de los 0 a los 7
años), el área secundaria (de los 7 a los 14 años) y el área terciaria (de los 14 a
los 21 años) siempre teniendo en cuenta que esta evolución del SNC sea normal y
no exista ninguna problemática o lesión.
El SNC, se desarrolla desde abajo hacia arriba y desde atrás hacia delante, es
decir, desde las estructuras internas del cerebro hasta la corteza cerebral (la parte
más externa). De este modo, el área primaria estará integrada dentro del área
secundaria, y ésta, a su vez, dentro del área terciaria. Esto quiere decir que cuando
nos encontramos ante un déficit en el desarrollo del área primaria producido de los
0 a los 7 años (ya sea un déficit motor, sensorial o estructural), la evolución de la
secundaria y terciaria tendrán un desarrollo deficitario, en mayor o menor medida
según la afectación.
Esto puede asimilarse visualmente como la construcción de un edificio, donde se
encuentran los cimientos y las dos plantas superiores (área primaria, secundaria y
terciaria, en orden), y donde en cada planta (cada área), quedan construidas las
habitaciones (diferentes estructuras que componen el cerebro). Si cada una de ellas
de desarrolla adecuadamente conforme la edad del niño/a avanza, éste/a no
presentará problemas en su aprendizaje y/o comportamiento (siempre y cuando se
hable dejando a un lado los temas de personalidad, motivación y contexto). En
cambio, si el SNC va desarrollándose inadecuadamente en la primera etapa (por
falta de estímulos externos, por no haber pasado de forma correcta por todas las
etapas e hitos evolutivos, etc.), las áreas secundaria y terciaria, irán construyendo
sus habitaciones (las estructuras) sin que exista una adecuada comunicación entre
las mismas, esto es, faltarían las puertas (conexiones neuronales bien mielinizadas
y comunicadas).
Así, como se ha expuesto al inicio,

el aprendizaje requiere de movimiento, y es por ello que los primeros


aprendizajes que hace el bebé se producen a través de movimientos. A medida
que el bebé avanza en edad, estos patrones de movimiento irán volviéndose más
complejos y harán que la estructura del SNC vaya obteniendo cierta madurez para
seguir alcanzando las siguientes etapas.

Así, centrando el hilo en el desarrollo del área primaria (siendo la más importante ya
que conlleva los cimientos del edificio), se nace con una serie de movimientos
llamados reflejos primitivos, que son aquellos que ayudan a sobrevivir en el mundo
(controlados a nivel de tronco encefálico). Estos reflejos primitivos han activarse
en un momento determinado y han de ser inhibidos a su consecución para dar
acceso a los reflejos posturales (controlados a nivel de tronco encefálico y
cerebelo). Los reflejos posturales ayudarán a descubrir el mundo exterior. Es
cuando el bebé ya comienza a realizar acciones con cierta intención. Estos reflejos
posturales deben ser también integrados. Estos movimientos son involuntarios y por
lo tanto son llevados a cabo a través de la estructura subcortical del cerebro (la
estructura involuntaria e inconsciente), por tanto, para su integración serán
determinantes los aprendizajes superiores que se llevarán a cabo a través de la
corteza motora. Estos reflejos deben inhibirse durante los primeros meses de vida,
puesto que son los responsables del desarrollo posterior de las siguientes
estructuras neurológicas (secundaria y terciaria). En el caso de que estos reflejos
sigan activos y no se integren en el cerebelo, ello provocará una pobre
organización en las vías neurológicas influyendo en la percepción sensorial,
cognición y vías de expresión.
Esto es, en las estructuras secundaria y terciaria, encargadas de las emociones y
funciones cognitivas superiores (lenguaje, atención, memoria, etc.), se encontrarán
déficits y problemáticas en el aprendizaje y/o comportamiento del niño/a.
Así, a modo de síntesis, los aprendizajes de orden inferior forman parte y están
dentro de los aprendizajes de orden superior, es decir son más simples y
también involuntarios, y son la base de todo comportamiento y/o aprendizaje. El
aprendizaje de orden superior, se llevará a cabo mediante las acciones
voluntarias y tendrán como consecuencia unas buenas funciones ejecutivas,
que siempre dependerán de los aprendizajes previos, es decir de los
aprendizajes de orden inferior. Cuanto más desarrollado esté el SNC en todas
sus estructuras, más madurez tendrá y mejor se llevará a cabo el aprendizaje
y/o comportamiento por parte del niño/a. Si por el contrario, no ha tenido una
adecuada madurez, el aprendizaje y/o comportamiento, se verán afectados,
hablando de lo que se conoce como inmadurez neuropsicológica.
Desde Capacita-le, nuestro equipo puede orientarte acerca de los problemas de
comportamiento o de aprendizaje que presente tu hijo/a, puesto que son
numerosas las ocasiones en las que se diagnostica de TDAH, problemas de
atención, trastornos del lenguaje, problemas de conducta, etc. teniendo en
cuenta sólo el problema (lo que se ve exteriormente, la conducta), pero no la
causa, que puede ser debida a una inmadurez del SNC en alguna de sus partes o
en todo su conjunto.