Está en la página 1de 2

Resumen del caso

Presentamos el caso de una mujer de 78 años, con antecedentes de hipertensión arterial y


neuralgia del trigémino, que acude dos veces en una semana a Urgencias por síntomas
neurológicos.

Con motivo de consulta por presentar episodios repetidos de desconexión del medio, afasia y
hemiparesia derecha, que duran varios minutos y se resuelven espontáneamente.

9 dias antes había acudido por la misma clínica, diagnosticándose una hiponatremia grave (114
mmol/l) euvolémica que se atribuyó a causas farmacológicas. Inicialmente ingresó en el Área
de Observación del Servicio de Urgencias, donde se le administraron 1.000 ml de suero salino
hipertónico al 3% en 8 horas, con lo que la natremia ascendió a 129 mmol/l (+15 mmol/l en
12 horas) con importante mejoría clínica y diuresis de 2.200 ml en este periodo.
Posteriormente se inicia perfusión de suero salino isotónico al 0,9%, 1.000 ml/día, y un día
después la natremia es de 131 mmol/l (+17 mmol/l en 36 horas). La paciente fue dada de alta
sin cambios en su medicación domiciliaria.

Paciente con antecedentes de ser alérgica a la codeína. Ha sido intervenida de


apendicectomía, amigdalectomía y colecistectomía. Hipertencia mal controlada, en en
tratamiento con enalapril 20 mg cada 12 horas, amlodipino 10 mg en el almuerzo,
amiloridahidroclorotiazida 5-50 mg medio comprimido en el desayuno y doxazosina 4 mg en
la cena. Padece una neuralgia del trigémino de varios años de evolución en seguimiento por la
Unidad del Dolor, tratada con pregabalina 150 mg cada 12 horas, oxcarbazepina 600 mg cada
8 horas y clonazepam 0,5 mg cada 8 horas, con buen control sintomático.

También toma omeprazol 20 mg en el desayuno por antecedentes de úlcera duodenal y hernia


de hiato, y ácido acetilsalicílico 100 mg en el almuerzo desde que sufrió una trombosis arterial
de una rama temporal diez años antes. Además, es obesa en grado 2

Durante la entrevista la paciente refiere: encontrarse "rara" desde dos semanas antes,
cuando tuvo un cuadro de bronquitis aguda tratado con azitromicina.

Primer ingreso:

5 dias antes: comenzó con episodios de hemiparesia derecha junto con desconexión del
medio y afasia, que duraban unos 30 minutos y se recuperaban espontáneamente. durante su
visita domiciliaria, un pico febril de 39ºC, por lo que se diagnosticó de infección urinaria y se le
pautó fosfomicina-trometamol. Los episodios persistieron y comenzaron a acompañarse de
incontinencia de esfínteres.

La clínica se resolvió en el primer ingreso al corregir la hiponatremia, pero reapareció 5 días


después de recibir el alta, por lo que acude de nuevo a Urgencias.

Interrogando a la cuidadora, ésta refiere que la paciente lleva varios años en tratamiento con
oxcarbazepina con buen control sintomático de su neuralgia y sin presentar complicaciones.
Dos semanas antes del primer ingreso, su MAP decidió sustituir la torasemida de 5 mg por
amiloridahidroclorotiazida 5-50 mg medio comprimido en el desayuno, debido al mal control
tensional. Pocos días después comenzó a presentar la clínica por la que terminó acudiendo a
Urgencias. Tras el alta estuvo bebiendo en torno a 1.500 ml/día de líquidos y mantenía una
dieta hiposódica estricta.