Está en la página 1de 24

Introducción

1
Fluidos Hidráulicos

Durante el diseño de equipamiento que requiera potencia fluida, muchos factores son
considerados en la selección del tipo de sistema a ser usado (hidráulico, neumático, o de
una combinación de los dos).
Algunos de los factores son velocidad requerida y exactitud de la operación, condiciones
atmosféricas en los alrededores, situaciones económicas, disponibilidad del líquido de
reemplazo, nivel requerido de la presión, gama de temperaturas de funcionamiento,
posibilidades de contaminación, coste de líneas de transmisión, limitaciones del equipo,
lubricidad, seguridad a los operarios, y vida de servicio prevista del equipo.
Los fluidos hidráulicos son un grupo grande de líquidos compuestos de muchos tipos de
sustancias químicas. Son usados en transmisiones automáticas de automóviles, frenos y
servodirección; vehículos para levantar cargas; tractores; niveladoras; maquinaria
industrial; y aviones.

Tipos de Fluidos Hidráulicos

Ha habido muchos líquidos probados para el uso en sistemas hidráulicos. Actualmente, los
líquidos que son utilizados incluyen el aceite mineral, el agua, el ester de fosfato,
compuestos a base de agua de glicol de etileno, y los fluidos de silicona.
Los tres tipos más comunes de líquidos hidráulicos son a base de petróleo, sintéticos
resistentes al fuego, y a base de agua resistentes al fuego.
Ciertos fluidos hidráulicos tienen un aroma aceitoso suave, mientras otros no tienen olor;
algunos pueden incendiarse en tanto otros no. Algunos fluidos hidráulicos son producidos
de petróleo crudo y otros son manufacturados.

Aceites Hidráulicos

Los aceites hidráulicos son líquidos transmisores de potencia que se utilizan para
transformar, controlar y transmitir los esfuerzos mecánicos a través de una variación de

2
presión o de flujo. Los aceites hidráulicos son de base mineral y son mejorado con
aditivos especiales.

Las funciones fundamentales de los Aceites Hidráulicos son:

• Transmitir la potencia de un punto a otro.


• Realizar el cierre entre piezas móviles reduciendo fricciones y desgastes.
• Lubricar y proteger contra herrumbre o corrosión las piezas del sistema.
• No sufrir cambio físico o químico o el menor posible.
• Suministrar protección contra el desgaste mecánico.

Es importante mencionar que los aceites hidráulicos no solo son los responsables físicos del
funcionamiento de los sistemas hidráulicos industriales, sino que de su estado y calidad
dependerá en gran medida la duración de los componentes hidráulicos de dicho sistema.
El aceite hidráulico debe ser cuidado con esmero, lo que implicará tareas de filtrado,
análisis y sustitución llegado el momento indicado.
Si la fluidez (la característica física de una sustancia que le permite fluir) y la
incompresibilidad eran las únicas características requeridas, cualquier líquido no muy
denso se podría utilizar en un sistema hidráulico.
Sin embargo, un líquido satisfactorio para un sistema particular debe poseer un número de
otras propiedades.

Las propiedades de los fluidos hidráulicos son:

• Viscosidad apropiada

La viscosidad es una de las características más importantes de los líquidos hidráulicos. Es


una medida de la resistencia de un líquido al flujo. Un líquido, tal como gasolina, que fluye
fácilmente tiene una viscosidad baja; y un líquido, tal como alquitrán, que fluye lentamente
tiene una gran viscosidad. La viscosidad de un líquido es afectada por los cambios en
temperatura y la presión.

3
Mientras que la temperatura de un líquido aumenta, su viscosidad disminuye. Es decir, un
líquido fluye más fácilmente cuando está caliente que cuando está frío. La viscosidad de un
líquido se incrementa a medida que la presión sobre el mismo sube.
Un líquido satisfactorio para un sistema hidráulico debe ser lo suficientemente denso para
proporcionar un buen sello en las bombas, motores, válvulas, y así sucesivamente. Estos
componentes dependen de un estrecho encastre para crear y mantener la presión. Cualquier
fuga interna a través de estos encastres da lugar a pérdidas de presión, de control
instantáneo, y de eficacia de la bomba.
Las pérdidas por filtraciones son mayores con líquidos más livianos (viscosidad baja). Un
líquido que es demasiado liviano también permitirá un rápido desgaste de piezas móviles, o
de las piezas que funcionan bajo cargas pesadas. Por otra parte, si el líquido es demasiado
espeso (viscosidad demasiado elevada), la fricción interna del líquido causará un aumento
en la resistencia al flujo del líquido a través de las separaciones de piezas con ajuste
estrecho, de líneas, y de pasos internos. Esto da lugar a caídas de presión a través de todo el
sistema, lentitud de operación del equipo, y un aumento en el consumo de energía.

• Buen poder lubricante

Si el movimiento ocurre entre superficies en contacto, la fricción tiende a oponerse al


movimiento.
Cuando la presión empuja el líquido de un sistema hidráulico entre las superficies de piezas
móviles, el líquido se extiende en una fina película que permite a las piezas moverse más
libremente. Diversos líquidos, incluyendo los aceites, varían ampliamente no sólo en su
capacidad de lubricación sino también en la resistencia de la película. La resistencia de
película es la capacidad de un líquido a resistir de ser limpiado o ser escurrido entre las
superficies cuando se dispersa en una capa extremadamente delgada. Un líquido no
lubricará más si la película se rompe, puesto que el movimiento de una parte contra otra
parte barre el metal limpiando el líquido.
El poder lubricante varía con los cambios de temperatura; por lo tanto, las condiciones
climáticas y de trabajo deben entrar en la determinación de las calidades de lubricación de
un líquido.

4
A diferencia de la viscosidad, que es una característica física, el poder lubricante y
resistencia de la película de un líquido están directamente relacionados con su naturaleza
química. Las cualidades de lubricación y de resistencia de la película se pueden mejorar
mediante la adición de ciertos agentes químicos.

• Estabilidad química

La estabilidad química es otra característica que es excesivamente importante en la


selección de un líquido hidráulico. Se define como la capacidad del líquido de resistir la
oxidación y el deterioro por largos períodos. Todos los líquidos tienden a experimentar
cambios desfavorables bajo condiciones de funcionamiento severas. Esto es el caso, por
ejemplo, cuando un sistema funciona por un considerable periodo de tiempo a elevadas
temperaturas.
Las temperaturas excesivas, especialmente extremadamente altas temperaturas, tienen un
gran efecto sobre la vida de un líquido.
La temperatura del líquido en el depósito de un sistema hidráulico, no siempre indica las
condiciones de funcionamiento a lo largo del sistema. Puntos calientes localizados ocurren
en los cojinetes, dientes de engranaje, o en otros puntos donde el líquido bajo presión es
forzado a pasar través de pequeños orificios. El paso continuo del líquido a través de estos
puntos puede producir temperaturas locales suficientemente altas como para carbonizar el
líquido o para convertirlo en sedimento, y a la vez el líquido en el depósito puede no indicar
una temperatura excesivamente alta.
Los líquidos se pueden contaminar si están expuestos al aire, al agua, a la sal, o a otras
impurezas, especialmente si están en el movimiento constante o se sujetan al calor. Algunos
metales, tales como cinc, plomo, latón, y cobre, tienen reacciones químicas indeseables con
ciertos líquidos.
Estas reacciones químicas dan lugar a la formación de lodo, gomas, carbón, u otros
depósitos que obstruyen aberturas, y hacen que válvulas y pistones se peguen o produzcan
pérdidas, dando una lubricación pobre a las piezas móviles. Una vez que una pequeña
cantidad de lodo o de otros depósitos se forma, el índice de formación aumenta
generalmente más rápidamente. Mientras que se forman estos depósitos, ciertos cambios en

5
las características físicas y químicas del líquido ocurren. El líquido llega a ser generalmente
más oscuro, la viscosidad aumenta y se forman ácidos perjudiciales.
El grado al cual los cambios ocurren en diversos líquidos depende del tipo de fluido, tipo de
refinamiento, y si el mismo se ha tratado para proporcionar mayor resistencia a la
oxidación. La estabilidad de líquidos se puede mejorar mediante la adición de inhibidores
de oxidación. Los inhibidores seleccionados para mejorar la estabilidad deben ser
compatibles con las otras características requeridas del líquido.

• Grado de acidez

Un líquido hidráulico ideal debe estar libre de los ácidos que causan la corrosión de los
metales en el sistema. En la mayoría de los líquidos no se puede esperar que éstos sigan
siendo no corrosivos bajo condiciones de funcionamiento severas. El grado de acidez de un
líquido, cuando es nuevo, puede ser satisfactorio; pero por el uso posterior, el líquido puede
tender a llegar a ser corrosivo mientras que comienza a deteriorar.
Muchos sistemas quedan parados por largos periodos de tiempo después de funcionar a
temperaturas altas. Esto permite que la humedad se condense en el sistema, dando por
resultado la formación de herrumbre.
Ciertos aditivos para evitar la corrosión y el óxido se agregan a los líquidos hidráulicos.
Algunos de estos aditivos son eficaces solamente por un período limitado. Por lo tanto, el
mejor procedimiento es utilizar el líquido especificado para el sistema, durante el tiempo
especificado por el fabricante del sistema y proteger el líquido y el sistema tanto como sea
posible contra la contaminación por material extraño, contra temperaturas anormales, y
contra el uso erróneo.

• Punto de inflamación

El punto de inflamación es la temperatura a la cual un líquido emite vapor en suficiente


cantidad para encender momentáneamente o para producir un destello cuando una llama es
aplicada.

6
Un alto punto de inflamación es deseable para los líquidos hidráulicos porque así se
proporciona una buena resistencia a la combustión y un grado bajo de evaporación a
temperaturas normales. Los mínimos requeridos del punto de inflamación varían desde
300° F para los aceites más livianos a 510° F para los aceites más pesados.

• Punto de ignición

El punto de ignición es la temperatura en la cual una sustancia emite el vapor en suficiente


cantidad para encenderse y para continuar quemándose cuando está expuesta a una chispa o
a una llama. Como el punto de inflamación, un alto punto de ignición es deseable en los
líquidos hidráulicos.

• Toxicidad mínima

La toxicidad se define como la calidad, el estado, o el grado tóxico o venenoso. Algunos


líquidos contienen productos químicos que son un peligro tóxico serio. Estos productos
químicos tóxicos o venenosos pueden ingresar al cuerpo por inhalación, por absorción a
través de la piel, o a través de los ojos o de la boca. El resultado es una enfermedad y, en
algunos casos, la muerte.
Los fabricantes de líquidos hidráulicos se esfuerzan por producir líquidos adecuados que no
contengan ningún producto químico tóxico y, consecuentemente, la mayoría de los líquidos
hidráulicos están libres de estos productos químicos riesgosos. Algunos líquidos resistentes
al fuego son tóxicos, y la protección y el cuidado conveniente en la manipulación de los
mismos deben ser informados al usuario.

• Densidad y compresibilidad

Un líquido con una gravedad específica de menos de 1.0 es deseable cuando el peso es
crítico, aunque con un diseño de sistema apropiado, un líquido con una gravedad específica
mayor que uno puede ser tolerado. Donde la evasión en la detección por unidades militares
sea necesaria, un líquido que se hunda en vez de subir a la superficie del agua es preferible.

7
Los fluidos que tengan una gravedad específica mayor de 1.0 son los más indicados, dado
que al escaparse el líquido, éste se hundirá, permitiendo que el recipiente con la pérdida
siga siendo desapercibido. Vimos que bajo presión extrema un líquido se puede comprimir
hasta 7 por ciento de su volumen original. Los fluidos altamente compresibles producen
una operación lenta del sistema. Esto no presenta un problema grave en operaciones
pequeñas, de baja velocidad, pero debe ser considerado en las instrucciones de manejo.

• Tendencia a producir espuma

La espuma es una emulsión de burbujas de gas en el líquido. La espuma en un sistema


hidráulico resulta de los gases comprimidos en el líquido hidráulico. Un líquido bajo alta
presión puede contener un gran volumen de burbujas de aire. Cuando se despresuriza este
líquido, y luego alcanza el depósito, las burbujas de gas en el fluido crecen y producen
espuma. Cualquier cantidad de espuma puede causar cavitación de la bomba y producir una
pobre respuesta del sistema. Por lo tanto, agentes despumantes se agregan a menudo a los
líquidos para evitar la formación de espuma.
La limpieza en sistemas hidráulicos ha recibido la considerable atención recientemente.
Algunos sistemas hidráulicos, tales como sistemas hidráulicos aeroespaciales, son
extremadamente sensibles a la contaminación. La limpieza del fluido es de importancia
primaria porque los contaminantes pueden causar el malfuncionamiento de los
componentes, evitar el cierre apropiado de las válvulas, causar desgaste en componentes, y
puede aumentar el tiempo de reacción de servo válvulas.

• Limpieza

El interior de un sistema hidráulico sólo se puede mantener tan limpio como el líquido
agregado al mismo. La limpieza inicial del líquido hidráulico puede ser alcanzada
observando rigurosos requisitos de limpieza, o filtrando todo el líquido agregado al sistema.

Entre otras propiedades que podemos encontrar destacan:

8
• Inerte frente a los materiales de juntas y tubos
• Buena resistencia a la oxidación
• Estabilidad térmica e hidrolítica.(características anticorrosivos)
• Buena demulsibilidad
• Ausencia de acción nociva
• Estabilidad frente al cizallamiento

Todas estas propiedades y algunas más son las que hay que valorar para elegir el tipo de
aceite. Algunas son más importantes que otras en determinados sistemas y a la inversa.
Depende de las condiciones de trabajo; El tipo de bomba del sistema nos determinará la
viscosidad del aceite a emplear:

• Viscosidad máxima (capacidad del aceite a fluir dentro de las cavidades y elementos
de bombeo) y;
• Viscosidad mínima (valor más bajo para lubricar los internos de la bomba).
• Variación de temperatura de operación del sistema (se pueden dar límites entre -40º
C y 130º C).

Si las temperaturas de trabajo son muy extremas hay que acudir a aceites sintéticos ya que
los aceites en estos casos requieren tener un índice de viscosidad elevado y los aceites
minerales lo consiguen mediante aditivos mejoradores del índice de viscosidad,
presentando posteriormente el problema de resistencia al esfuerzo cortante producida por el
aditivo. Los aceites sintéticos no presentan este problema puesto que su IV es natural, sin
aditivos. En sistemas con:

1. Elevadas presiones (superiores a 700 BAR)


2. Temperaturas extremas en más/menos, o superiores a 120º C

Es recomendable la utilización de un aceite sintético hidráulico preparado al nivel


adecuado.

9
En Sistemas que no presentan estas características se podrían utilizar sin problemas los
aceites minerales hidráulicos preparados a un nivel de clasificación ISO 6743/4 clase HM.

Como seleccionar un Aceite Hidráulico

El aceite hidráulico tiene que convertir la fuerza rotativa del motor a fuerza de empuje
multiplicando la fuerza aplicada para realizar el trabajo. Las fuerzas desarrolladas pueden
sobrepasar de los 5,000 PSI. Cada sistema está diseñado para operar con un aceite que
proteja en lubricación estática cuando las presiones en válvulas sobrepasan el punto de
lubricación hidrodinámica. Los sistemas hidráulicos de equipos industriales, grúas y
volquetas son diseñados para utilizar un aceite que demulsifica asentándose en el cárter.
Así el aceite queda libre de agua y puede trabajar normalmente. Un aceite puede cumplir
con las exigencias de presiones y lubricación estática con un contenido de mínimo 350 ppm
de Zinc y un contenido similar de Fósforo. Cuando el nivel de zinc cae por debajo de este
nivel (por desgaste, deterioro o trabajo) se debe cambiar el aceite para no perder protección
y dañar el equipo. Podemos ver que si no tenemos un aceite nuevo el nivel mínimo de Zinc
y Fósforo, ocasionamos hasta 30 veces más desgaste en las bombas y sus válvulas.

En este cuadro vemos el nivel de aditivos en diferentes aceites hidráulicos industriales.


American Premium Hydraulic Fluid AW tiene 62% más aditivos de lo que exige la norma.

10
Esto provee una vida útil mucho más prolongada con una mayor protección. Dos marcas
cumplen mínimamente con la norma, dejando de proteger a pocas horas de uso.

Zinc Fósforo % de Zinc recomendado


ppm ppm para equipo industrial
American Premium Hydraulic AW 568 547 162%
Marca 2 334 243 95%
Marca 3 390 354 111%
Marca 4 3 10 0.8%

Cuando el aceite empieza a oxidarse y bajar su protección por las horas de uso, la curva de
desgaste sube dramáticamente. Vemos que con un aceite usado que está empezando su
oxidación y/o perdiendo parte de sus aditivos el desgaste sube al doble. Esto aclara la
necesidad de mantener un aceite con alta resistencia a la oxidación y con un alto nivel de
Zinc y Fósforo.
El equipo pesado (Caterpillar, Komatsu, etc.) requiere un aceite hidráulico muy diferente de
los equipos industriales. Su diseño para alta carga y condiciones severas donde el aceite no
tiene tiempo para demulsificar y asentar el agua requiere de un aceite que incorpore el agua
que ingresa al sistema, evitando que el agua ingrese separada del aceite y de golpe cuando
el equipo está en constante movimiento, dañando sus componentes.

11
Los sistemas hidráulicos, como consecuencia natural de su funcionamiento, experimentan
un desgaste acelerado a menos que se protejan con aceites hidráulicos con características
antidesgaste.
Las presiones por impulsos en bombas y válvulas pueden aumentar el contacto de metal
contra metal a menos que exista una protección antidesgaste. Los aditivos antidesgaste AW
son compuesto polares donde un polo es atraído al metal y el otro polo es soluble en aceite,
causando que se adhieren a las superficies metálicas. Esto minimiza el contacto metal a
metal, que es más severo en bombas de paletas, de pistones y de engranajes. Al aumentar
las presiones hidráulicas por encima de los 1000 PSI, la necesidad de protección
antidesgaste aumenta proporcionalmente.
También Caterpillar requiere mucho más Zinc y Fósforo para las cargas que se producen.
Caterpillar exige que un fluido hidráulico tenga un mínimo de 900 ppm de Zinc.
Si no tenemos 900 ppm de Zinc, tendremos un desgaste prematuro de la bomba y sus
válvulas.

Dentro de la diversa gama de aceites hidráulicos que se puedan encontrar en el mercado,


haremos referencia a dos grandes marcas distribuidoras del producto, que son:

12
Mobil

Entre los más destacados:

Mobil DTE Serie Excel

La serie de aceites Mobil DTE Excel son aceites hidráulicos de rendimiento supremo
desarrollados para bombas de paletas, pistones y engranajes de alta velocidad y alta
presión. Están formulados a partir de aceites base de alta calidad y un sistema de aditivos
especialmente seleccionado muy estable.
Su avanzado sistema de aditivos antidesgaste sin cenizas ha sido diseñado para
proporcionar una excelente protección contra la corrosión a las aleaciones de cobre de
aplicaciones hidráulicas severas, como las bombas de pistones axiales de altas presiones.
Gracias a su único sistema de aditivos los aceites de la serie Mobil DTE Excel ofrecen una
excelente compatibilidad con los refrigerantes utilizados en aplicaciones de trabajo de
metales.
Los Mobil DTE Excel muestran una excelente estabilidad térmica y a la oxidación que da
lugar a una mayor vida del aceite y del filtro, a la vez que reduce los costes de
mantenimiento y de producción gracias a la elevada protección que ofrece al equipo. Han
sido desarrollados en colaboración con los principales fabricantes de sistemas hidráulicos
para cumplir con los más estrictos requerimientos de los sistemas que usan bombas de alta
velocidad y alta presión, así como los requerimientos de otros componentes hidráulicos
como son las servo válvulas y las herramientas de control numérico (NC).
Estos aceites han sido diseñados para trabajar con sistemas que operan en condiciones de
operación moderadas y severas que requieren altos niveles de anti-desgaste y una película
de protección fuerte; también trabajan en aquellas aplicaciones donde generalmente se
requieren aceites hidráulicos sin anti-desgaste.

Propiedades y Beneficios

13
Los aceites hidráulicos de la serie Mobil DTE Excel muestran un insuperable rendimiento a
altas temperaturas. Su excelente resistencia a la oxidación y estabilidad térmica permiten
unos mayores intervalos de cambio del aceite y del filtro asegurando un sistema
excepcionalmente limpio y un funcionamiento libre de problemas. Su alto nivel de anti-
desgaste y su excelente película de protección dan como resultado un rendimiento del
equipo excepcional, a la vez que reducen las averías y ayudan a aumentar la capacidad de
producción. Su controlada demulsividad permite que estos aceites trabajen bien en
sistemas contaminados con agua, en pequeñas o grandes cantidades.

Aplicaciones

14
• En sistemas hidráulicos donde la formación de depósitos sería crítica, como las
sofisticadas máquinas de control numérico (NC), y particularmente aquellos
sistemas donde se utilizan servo-válvulas
• Sistemas donde se emplean bombas y otros componentes multi-metales
• Aplicaciones por contaminaciones con fluidos hidráulicos y refrigerantes
• Bombas de paletas, pistones y engranajes de alta presión
• Sistemas donde son típicas las altas temperaturas de operación
• Donde pequeñas cantidades de agua son inevitables
• En sistemas con engranajes y cojinetes
• Sistemas que requieren un alto nivel de protección anti-desgaste y de capacidad para
soportar cargas
• Aplicaciones donde se requiere una película de protección contra la corrosión, como
en sistemas que contienen humedad

La serie de aceites Mobil DTE Excel de aceites hidráulicos corresponden a:


Mobil DTE Excel 22, Mobil DTE Excel 32, Mobil DTE Excel 46, Mobil DTE Excel 68 y
Mobil DTE Excel 100.

Mobil DTE 20

15
La serie Mobil DTE 20 es una línea de aceites hidráulicos anti-desgaste de rendimiento
supremo que están diseñados para satisfacer un amplio rango de requerimientos de los
equipos hidráulicos.
Con esta serie de aceites se consigue una mayor vida del filtro y una óptima protección del
equipo, reduciendo tanto los costos de mantenimiento como los costos de fabricación del
producto. Han sido desarrollados en conjunto con los principales fabricantes de equipos
hidráulicos con el fin de cumplir con las más estrictas exigencias de los sistemas
hidráulicos severos que usan bombas de alta presión y alta potencia, así como para cumplir
con los requerimientos de otros componentes de sistemas hidráulicos, como las servo
válvulas y las herramientas de control numérico (NC).
Estos productos cumplen los más rigurosos requerimientos de un amplio rango de los
fabricantes de los sistemas hidráulicos y de los componentes que utilizan diseños con varios
metales, permitiendo de esta manera un solo producto con unas características insuperables
de funcionamiento.
Los aceites de la serie DTE 20 están formulados con aceites base de alta calidad y un
sistema de aditivos cuidadosamente elegido que neutraliza la formación de materiales
corrosivos. Están diseñados para trabajar con sistemas que operan bajo condiciones severas
donde se necesitan altos niveles de anti-desgaste y una película de protección fuerte,
incluso han sido formulados para trabajar en aquellos sistemas donde se recomiendan
aceites hidráulicos sin anti-desgaste.
Posee las mismas aplicaciones que el Mobil DTE Excel, diferenciando sí su grado de
viscosidad.

Shell

16
Entre los más destacados:

Shell Rimula R3 10W, 30 y 40

Shell Rimula R3, son aceites monogrado concebidos para utilizarse en diversas
aplicaciones como son sistemas hidráulicos (SAE 10W), transmisiones y retarders (SAE
30) y motores diesel estacionarios (SAE 30 y 40). Posee una formulación detergente
especial para mantener en suspensión pequeñas cantidades de humedad en los sistemas
hidráulicos, así como evitar la formación de depósitos en los motores.

Aplicación, Propiedades y Beneficios

Shell Rimula R3 10W, para sistemas hidráulicos de maquinarias de contracción


(Caterpillar, Komatsu y otros). Fluido hidráulico de viscosidad real SAE 10W-20 que
cumple los requerimientos de las más importantes marcas de maquinarias de construcción
para el perfecto funcionamiento de sus sistemas hidráulicos. Contiene aditivos detergentes
y zinc superior a 900 PPM.

Shell Rimula R3+ 30, para retarders, transmisiones y motores estacionarios. Cumple los
requerimientos de algunas marcas de transmisiones para su utilización en alguno de sus
equipos.

Shell Rimula R3+ 40, para motores estacionarios. Logra un bajo desgaste de los motores,
ofrece una perfecta combinación de aditivos antidesgaste que ayuda a disminuir el desgaste
de los motores estacionarios que arrastran alternadores y grupos de bombeo, manteniendo
las prestaciones de los mismos. También son el aceite hidráulico escogido para motores
antiguos que no aceptan lubricantes de tipo 15W-40.

17
Shell TELLUS Oils S

Aceite hidráulico sin cenizas de altas prestaciones.


Los productos Shell TELLUS Oils S, están basados en la avanzada tecnológica de aceites
sin zinc ni cloro y están formulados para asegurar prestaciones excepcionales en los
sistemas hidráulicos que trabajan en condiciones extremas, tanto en la industria como en
sistemas móviles (maquinaria, barcos, etc.).

Propiedades

• Larga vida
• Prestaciones antidesgastes en bombas
• Estabilidad térmica
• Separación de agua
• Resistencia a la corrosión
• Separación del aire y propiedades antiespuma
• Filtrabilidad

18
19
Conclusión

20
Glosario Técnico

Abrasión de tres cuerpos Un proceso particular de desgaste en el que las partículas son
presionadas entre dos superficies deslizantes.
Abrasión Desgaste de la superficie, producido por rayado continuo,
usualmente debido a la presencia de material extraño como
tierra, o partículas metálicas en el fluido. Esto puede también
causar la rotura o resquebrajamiento del material. Falta de una
adecuada lubricación puede dar como resultado la abrasión.
Absorción La asimilación de un material en otro, en refinación del
petróleo, el uso de un líquido absorsivo para selectivamente
remover componentes en un proceso de flujo.
Aceite Básico La base fluida, usualmente un producto refinado del petróleo
o material sintético, en el que los aditivos son mezclados para
producir lubricantes terminados.
Aceite Compuesto Un aceite de petróleo al que se le han agregado otras
sustancias químicas, especialmente aceites grasos.
Aceite Mineral Aceite derivado del petróleo o de una fuente mineral, a
diferencia de algunos aceites que tienen origen en plantas y
animales.
Aceite multigrado Un aceite que cumple los requerimientos de más de un grado
de la clasificación de viscosidad SAE y puede ser capaz de ser
usado en un amplio rango de temperatura que un aceite
monogrado.
Aceite sulfurizado Aceite al cual se le ha adicionado azufre o compuestos de
azufre.
Aceite Un líquido grasoso, untuoso de origen animal, vegetal, mineral o sintético.
Aceites Negros Lubricantes conteniendo minerales asfálticos, que les
imparten extra adhesividad. Fueron utilizados en la

21
lubricación de engranes descubiertos y en cables.
(Actualmente prohibidos).
Aceitosidad Aquella propiedad del lubricante que produce baja fricción
bajo condiciones de lubricación escasa. Mientras más baja la
fricción, mayor es la aceitosidad del lubricante.
AcidezEn fluidos, la acidez denota la presencia de constituyentes de tipo ácido cuya
concentración es usualmente definida en términos de número
ácido total. Los constituyentes varían de acuerdo a su
naturaleza y pueden o no, influenciar marcadamente el
desempeño del fluido.
Ácido En un sentido restringido, cualquier sustancia que contiene hidrógeno en
combinación con un no metal o radical no metálico y capaz de
producir iones de hidrógeno en solución.
Acumulador Un contenedor en el que el fluido es almacenado bajo presión
como una fuente de potencia líquida.
Adhesión La propiedad de un fluido que ocasiona que se ancle o adhiera
a una superficie sólida.
Aditivo Antidesgaste Mejora la vida de elementos tribológicos que operan en
régimen de lubricación escasa. Los compuestos antidesgaste
(ZDDP y TCP), se descomponen entre los 90º y 100° C y aún
a menores temperaturas si hubiera agua presente (de 25 - 50
PPM).
Aditivo Antiestático Un aditivo que incrementa la conductividad de combustibles
de hidrocarburos, para ayudar a la disipación de cargas
electrostáticas durante el llenado a alta velocidad, reduciendo
los peligros de explosión y fuego.
Aditivo EP Aditivo lubricante que previene las superficies deslizantes
metálicas de desgastarse bajo condiciones de extrema presión.
A las altas temperaturas locales asociadas con contactos
metal-metal, un aditivo EP se combina químicamente con el
metal para formar una película de superficie que previene de

22
la soldadura de las asperidades opuestas y del consecuente
daño que destruye las superficies deslizantes bajo cargas altas.
Compuestos reactivos de azufre, cloro o fósforo son utilizados
para formar estos compuestos inorgánicos.
Aditivos Un compuesto que mejora algunas de las propiedades, o
imparte nuevas propiedades al aceite básico. En algunas
formulaciones de aceites de motor, el volumen de los aditivos
puede constituir hasta un 20% de la composición final. Los
tipos de aditivos más importantes incluyen antioxidantes,
antidesgaste, inhibidores de corrosión, mejoradores del índice
de viscosidad y depresores de espumación.
Adsorción Adhesión de las moléculas de gases, líquidos o sustancias
disueltas a una superficie sólida, resultando en una
concentración relativamente alta de moléculas en la superficie
de contacto.
Aireación El estado de aire en suspensión en un líquido como un
lubricante o un fluido.
Agente Antiespumante Uno o dos aditivos utilizados para reducir la espumación en
productos del petróleo: aceite de silicona para romper las
burbujas grandes y varias clases de polímeros para decrecer la
cantidad de burbujas pequeñas en el aceite.
Aglomeración El potencial del sistema para la atracción o adhesión de
partículas.
Álcali Una sustancia conteniendo propiedades básicas (opuesto a ácido). En un sentido
restringido, es aplicado a los hidróxidos de amonio, litio,
potasio y sodio. Los materiales alcalinos en los lubricantes,
neutralizan los ácidos para prevenir desgaste acídico y
corrosivo en motores de combustión interna.
Análisis Espectrográfico Determinación de la concentración de elementos
representados en el fluido contaminado.

23
Análisis Gravimétrico Un método de análisis en el que puede ser medido el peso del
contaminante seco por unidad de volumen de fluido,
mostrando el grado de contaminación en términos de
miligramos de contaminante por litro de fluido.
Anhidro Carencia de agua.
Antioxidantes Prolongan el periodo de inducción del aceite básico en la
presencia de condiciones oxidantes y metales catalizadores a
elevadas temperaturas. El aditivo es consumido y los
productos de degradación se incrementan no solo en
condiciones de temperaturas elevadas y sostenidas, sino
también con el incremento de condiciones de agitación
mecánica o turbulencia y contaminación - aire, agua,
partículas metálicas y polvo.
ATF Fluido para transmisiones automáticas e hidráulicas en vehículos de motor.

24