Está en la página 1de 3

Nombre: Carlos

Edad: 44 años
Estado civil: Casado
Radica: Col. Peñón de los baños
Religión: Católica solo creyente
Información: Internet

Hora de inicio de llamada: 12:13 a.m.


Hora de término de llamada: 12:50 a.m.
Duración de la llamada: 37 minutos

A: Hola Carlos, ¿que tal como te encuentras el día de hoy?


C: Muy bien gracias
A: Cuéntame, ¿Que ha pasado a casi un mes de tu ultima llamada?
C: Pues las cosas han cambiado mucho
A: ¿En que forma?
C: Pues ya llevo casi 3 semanas viviendo solo
A: ¿En donde estas viviendo Carlos?
C: Pues ahora si en un cuarto de azotea que me esta rentando una amiga
A: Ok Carlos cuéntame ¿como se llego a esta acción de irte a otro lado a vivir?
C: Pues he de comentarte que ya no he podido ir a la terapia de pareja
A: ¿Por qué razón?
C: Lo que pasa es que he tenido muchos problemas económicos últimamente y mi
sueldo ya no me rinde como solía hacerlo y pues aparte pago este cuartito de
azotea
A: Ok entiendo, y ¿esto afecto a que tú te fueras a este lugar?
C: Un poco la verdad, mira te comento lo que paso en la ultima sesión que tuvimos
con el terapeuta, en esa ultima sesión pues se trato a grandes rasgos pues de
decirnos las cosas que nos gustaron del otro en la relación y pues fue un
agradecernos por todo y sentí que fue como un decirnos adiós
A: ¿Por qué sentiste tu esto Carlos?
C: Por que posterior mente a eso ella me dijo que no se sentía a gusto conmigo en
la casa y que mi presencia le molestaba
A: ¿Y tu que sentiste?
C: Me dolió puesto que sentí que estábamos avanzando pero acepte salirme de la
casa, solo le pedí unos días mas para encontrar pues a donde quedarme y ella
acepto, y pues igual le dije que el día que me fuera quería hablar con ella sobre
algunos acuerdos a hacer y ella igual lo acepto
A: Refieres unos acuerdos, ¿que tipo de acuerdos fueron estos?
C: Si el día que me salí le dije, no por el hecho de irme de casa es que dejare de
ver a mi hija, si me voy es para que tu estés entre comillas tranquila, no por que
realmente me quiera ir y dejarte y dejar a mi niña, otra cosa es que uno de sus
enojos es que ya no trabaja, le dije que yo me ocuparía de todos los gastos
mientras mi hija estuviera de vacaciones y que ella tenia que cuidarla este tiempo,
cuando regresara a clases pues ella puede trabajar si así lo quiere y pues lo
acepto
A: Ok Carlos y ¿que sentiste este día que te saliste de casa?
C: Me fue muy difícil por mi hija mas que nada, pero recordé lo que un día me
dijiste de que si mi esposa y yo nos separábamos, nos separábamos ella de mi y
yo de ella, no yo de mi hija o ella de mi hija y pues la verdad lo hice para no
generar mas roces y pleitos entre mi esposa y yo, y aunque me duele pues creo
que fue lo mejor, algo que trabaje en terapia y algo que igual hemos platicado un
poco es que pues yo me perdí en esa relación y esto lejos de verlo como una
tragedia lo veo como una nueva oportunidad de encontrarme y pues me duele
pero se que muy en el fondo es para mejorar, tal vez y solo tal vez este
alejamiento igual sirva para que me acerque mas a mi esposa y si no pues como
dije será para mi.
A: Me agrada escucharte hablar así Carlos, si bien aun queda una esperanza de
que esto mejore igual no has quitado los pies de la tierra y eres consciente de que
eso igual no puede pasar y que no lo tomaras como bien lo dijiste, en una
tragedia, ahora mi pregunta es ¿Cómo han sido estas 3 semanas viviendo solo
para Carlos?
C: No te voy a mentir si han sido difíciles, pues ya estabas acostumbrado a un
ritmo de vida llegar a casa, comer, estar platicando con mi esposa o cada quien en
una parte de la casa pero saber que estas con alguien o igual algunos días
cuando llegaba temprano platicar y estar con mi hija
A: ¿Y ahora?
C: Pues llegar, comer si me da hambre, leer o ver un rato la tele y dormirme,
levantarme y pues, como te comente este cuartito me lo renta una amiga ella me
da permiso de bajar a su casa y poder bañarme para irme a trabajar
A: Carlos llama mi atención esta parte de tu alimentación, ¿Has estado comiendo
bien?
C: La verdad no entre mi trabajo que como te comente la llamada pasada ya
comenzaba la temporada fuerte que eran vacaciones y pues ha sido de mucho
trabajo y tener poco tiempo, de igual manera por eso no había podido llamar, y
pues en otra parte por no tener hambre, no soy mucho de comer en la calle igual
por lo que paso a mi hija en aquella ocasión que te comente, y pues por que no
me gusta la comida de calle a mi me gusta la comida de casa y pues inclusive
ahora que lo mencionas he de decir que en este mes he bajado entre 7 y 8 kilos y
pues la verdad es que no hago ejercicio para bajar ese peso en un mes mas o
menos
A: Ok Carlos mi pregunta es ¿Te gusta la comida de casa o por lo que significa
comer en casa?
C: ¿Qué podría significar?
A: Tu dímelo, ¿Qué significa para Carlos comer en casa?
C: Tal ves esa unión, de que están todos en familia y pues comparten un momento
y pues ahora que lo pienso, nunca me ha gustado comer solo, y ahora que lo
estoy al menos en el cuarto por que en mi vida me he dado cuenta gracias al
terapeuta y a ti que pues no estoy solo, pues si no me nace comer, inclusive mi
amiga sabe que no me gusta comer en la calle, ella me ha dicho que pues si
quiero que puedo usar la cocina para prepararme algo y inclusive me ha invitado a
comer pero no suelo aceptar su invitación.
A: ¿Por qué motivo?
C: No se siento que incomodo o que tal vez no sea bienvenido
A: ¿Realmente crees que eso pase Carlos?, lo pregunto por que caes en una
incongruencia, por un lado me dices que no te gusta comer solo y cuando tu
amiga te invita a comer no quieres aceptar por que incomodas o no seas
bienvenido, si esto que dices fuera cierto ¿tu crees que ella te invitaría a comer?,
¿tu lo harías, tu invitarías a comer a alguien que te incomoda?.
C: Pues no la verdad no
A: ¿Y entonces Carlos? ¿O dime lo haces para castigarte?
C: Tal vez si (se rie), tal vez si lo hago para castigarme y echarme la culpa
nuevamente por esto que paso
A: ¿Y tienes la culpa carlos?
C: No, yo hice lo que tenia que hacer y pues si esto no funciono no fue culpa mía
fue un acuerdo mutuo, un acuerdo que acepte. (se queda en silencio unos
segundos)
C: Sabes… tienes razón me castigo por algo de lo cual no soy culpable y pues si
buscare un tiempo para comer y pues no solo para eso se que tengo mucho
trabajo y algunas broncas económicas, pero algo que he aprendido últimamente
es que el querer es poder y yo buscare esto y como me dijiste en una llamada
anterior recordar las herramientas que tengo y ponerlas en practica.
A: Me agrada escucharte así, Carlos estamos llegando al final de la llamada, tengo
una última pregunta para ti ¿Cómo te sientes ahorita?
C: Me siento mas tranquilo y pues creo que he cambiado y he crecido a pesar de
estos problemas, sigo esperanzado en que esto es para mejorar y creo que asi lo
será.
A: En efecto Carlos, si hay un cambio y un crecimiento y pues lo has estado
trabajando entre la terapia como con las llamadas telefónicas, solo recuerda que
hay cosas aun por trabajar y espero que en medida de lo posible puedas regresar
a tu terapia.
C: Claro que si Alberto en cuanto pueda regresare a ellas aun si mi esposa no
quiere regresar yo si quiero seguir trabajando en mi para estar bien yo y poderle
brindar a mi hija mi mejor faceta.
A: Me parece perfecto esa idea Carlos, pues bien espero tu llamada la próxima
semana, hasta pronto.