Está en la página 1de 3

Audio y sonorización

APLICACIONES PRINCIPALES DE
LOS SISTEMAS DE MEGAFONÍA
www.cifpn1.es

Los sistemas de Megafonía se utilizan para transmitir, con la


mayor claridad posible para la audiencia, mensajes sonoros de
localización, información o evacuación.
Además, los sistemas de megafonía realizan otras funciones,
como distribución de música de fondo, refuerzo de audio en
conferencias o presentaciones en sistemas audiovisuales.
En este documento se describen las
principales aplicaciones de los
sistemas de Megafonía.
Centro Integrado de Formación Profesional Número Uno. Santander (España)

EMISIÓN DE AVISOS
Se trata de la aplicación fundamental de los Sistemas de megafonía. Su principal
requisito es garantizar la inteligibilidad del aviso difundido. Para ello, deben tenerse en
cuenta aspectos como los siguientes:
• La energía de los avisos se concentra en la banda de frecuencias entre 350 Hz y
5 kHz. La respuesta en frecuencia del sistema debe ser plana y consistente en este
rango.
• La inteligibilidad es muy sensible en el margen de frecuencias entre 1 kHz y 5 kHz.
El sistema de megafonía debe cubrir uniformemente las zonas de escucha en ese
margen, con una distribución de altavoces suficiente que garantice el nivel de presión
acústica en ese margen de frecuencias.
• Para compensar las diferencias de voz de una persona a otra, tanto el pupitre
microfónico como el amplificador deben estar correctamente ajustados y
dimensionados. Si se introduce distorsión en el amplificador o en los altavoces, se
reduce la inteligibilidad por enmascaramiento de las consonantes principales (las que
llevan la información).

Aplicaciones principales de los sistemas de megafonía -1-


Audio y sonorización

REFUERZO DE AUDIO
En ocasiones el sistema de megafonía se utiliza como refuerzo de una conferencia o
clase, un debate con auditorio, una mesa redonda, en una iglesia... En un caso así, la
elección de los componentes, su ubicación y dimensionado es fundamental. Aspectos
www.cifpn1.es

importantes que deben tenerse en cuenta:


• Evitar las zonas muertas, con nivel de audio insuficiente, para garantizar la inteligibilidad
en todo el auditorio y evitar la realimentación acústica, derivada de subir la ganancia del
sistema al intentar que se escuche bien en la zona mal cubierta.
• Utilizar varios micrófonos para captar correctamente la conferencia supone un riesgo, la
d e reducir el margen de ganancia del sistema hasta que se produzca la realimentación
acústica.
• La ganancia máxima depende de la ubicación de los altavoces, los micrófonos y el
auditorio. Interviene, por supuesto, la arquitectura y las condiciones acústicas del
recinto. Se utilizan ecualizadores y supresores de realimentación para garantizar el buen
funcionamiento del sistema.
Centro Integrado de Formación Profesional Número Uno. Santander (España)

MÚSICA DE FONDO
La distribución de música de fondo es una función habitual de los Sistemas de
Megafonía, normalmente asociada a otras como la de emisión de avisos. Si sólo se trata
de distribuir música, los requisitos son los siguientes:
• La respuesta en frecuencia del sistema debe ampliarse: de 100 Hz a 10 kHz, para
garantizar una audición más fiel al mensaje original.
• E l rango dinámico para la distribución de música de fondo es reducido. El nivel de
presión acústica necesario es inferir al requerido si se desea además emisión de
avisos.
• El requisito de cobertura uniforme y de ausencia de puntos muertos es menos
exigente que en emisión de avisos o refuerzo de audio; los altavoces pueden
espaciarse más, o se pueden quedar zonas sin cubrir (por ejemplo, las de poco paso).

Aplicaciones de los sistemas de Megafonía

Aplicaciones principales de los sistemas de megafonía -2-


www.cifpn1.es Audio y sonorización

MÚSICA
A diferencia de la distribución de música de fondo, cuando se trata de amplificar música
en bares musicales o salas de gimnasios, por ejemplo, adquieren relevancia factores
del siguiente estilo:
• Con volumen elevado la calidad de la música se detecta con más facilidad. La
respuesta en frecuencia debe ser más amplia y plana y la distorsión menor.
• En muchas ocasiones, en función de la aplicación y el cliente, la respuesta en bajas
frecuencias debe estar por debajo de los 60 Hz (con uno o dos subwoofers), y en altas
frecuencias por encima de los 16 kHz.
• El amplificador (por potencia) y los altavoces (por sensibilidad y potencia) deben ser
los adecuados para reproducir sin distorsión una señal músical que puede ser cinco o
Centro Integrado de Formación Profesional Número Uno. Santander (España)

diez veces superior a la distribuida en el caso de música de fondo.

COMBINACIONES DE PALABRA Y MÚSICA


Normalmente los Sistemas de Megafonía se utilizan para reproducir tanto música como
palabra. Por tanto, será necesario garantizar inteligibilidad y cobertura acústica uniforme
y completa para palabra, así como amplio ancho de banda y potencia suficiente para
la música. En un diseño con altavoces distribuidos, estos deberán ser de buena calidad
y próximos entre sí.

Aplicaciones principales de los sistemas de megafonía -3-