Está en la página 1de 2

2do PARCIAL DERECHO BANCARIO

ALUMNA: MEDINA, Gisela Eileén.-

Respuesta 3:

3.-Defina el contrato de fideicomiso, identifique a las partes del contrato y explique cuáles son
los efectos respecto de terceros en cuanto al patrimonio o dominio fideicomitido. (20 puntos)

un negocio por medio del cual un sujeto trasmite la propiedad de ciertos bienes determinados o
determinables, a otro sujeto, con el objeto de que sean destinados a cumplir un fin categórico, con
obligación de trasmitirlo al terminar el pacto.

Para que el contrato tenga virtualidad jurídica es necesario contar con un fiduciante y un fiduciario
aparece allí la figura del beneficiario y del fideicomisario, como efectos propios de la ejecución del
contrato y en caso de no estar identificados, será considerado tal el fiduciante. no es necesario
que el beneficiario consienta, pero si que exista y o consten datos de su futura individualización. El
fiduciante o fideicomitente es la persona que trasmite los bienes al fiduciario o fideicomitido, que
es quien recibe los bienes en propiedad fiduciaria. Puede ser cualquier persona humana o juridica.
sus derechos son: individualizar los bienes que se dan en fideicomiso, señalar su finalidad, designar
al fiduciario, beneficiario y fideicomisario. A Revocar el fideicomiso. Tiene que cumplir
con trasmitir los bienes objetos del negocio reembolsar los gastos en que incurra el fiduciario
en cumplimiento del fideicomiso, abonándola contraprestación prometida.

El beneficiario es en favor de quien se constituye el fideicomiso. Pueden ser uno o más sujetos.
Son sus derechos además de los constituidos en el contrato, exigir al fiduciario el cumplimiento del
fin del fideicomiso. Sus obligaciones surgen del texto del contrato y tiene todo el derecho de
rechazar el puesto de beneficiario.

El fiduciario podrá ser cualquier persona física o jurídica. Solo podrán ofrecerse al publico para
actuar como fiduciarios surgen, como lo dijimos, dos tipos de relaciones, unas reales y otras
personales, pero que se encuentran indisolublemente unidas formando un todo y no se puede
separar; tanto que así que el nacimiento del derecho real en cabeza del fiduciario, no se entiende
si no es por el deber de administración a favor de un tercero ( El beneficiario en forma inmediata,
y el fideicomisario de manera mediata).

Constituyen un patrimonio separado del patrimonio del fiduciante, pero el primero es el


responsable por los daños causados con la cosa que conforman el fideicomiso; la responsabilidad
hasta el valor de la cosa fideicomitida, cuyo riesgo o vicio hubiera sido causa del daño, siendo
responsable el fiduciario con la totalidad de su patrimonio para el caso que no haya contratado un
seguro de responsabilidad civil. Al existir esta verdadera escisión del patrimonio de cualquier
sujeto, los bienes dependientes a este régimen quedaran exentos de la acción singular o colectiva
de los acreedores del fiduciario de mismo modo que su patrimonio no responderá por las
obligaciones contraídas en la ejecución del fideicomiso. Los acreedores podrán ejercer sus
derechos sobre los frutos fideicometidos.