Está en la página 1de 18

A.

LA FORMACIÓN DE LA REPÚBLICA
I. La caída de la monarquía y el origen de la República.
a. Debates sobre las causas
b. Debates sobre las fechas
c. El convulso inicio de la Republica
II. El conflicto entre patricios y plebeyos.
a. Orígenes del conflicto
b. Causas del enfrentamiento
c. El enfrentamiento y las concesiones
d. Los decimviros
e. Las Leyes de las XII Tablas
f. Nuevas conquistas y final del conflicto
B. LA CONQUISTA DE ITALIA
I. La Liga Latina
II. Las guerras contra Veyes
a. Primera Guerra contra Veyes (485-474 a. C.)
b. Segunda Guerra contra Veyes (438-425 a. C.)
c. Tercera Guerra contra Veyes (406-396 a. C.)

TEMA 8
III. La Guerra Latina
IV. Las Guerras Samnitas
a. Primera Guerra Samnita (343-341 a. C.)

LA CONQUISTA ROMANA HASTA FINALES b. Segunda Guerra Samnita (326-304 a. C.)


c. Tercera Guerra Samnita (298-290 a. C.)
DEL SIGLO IV a. C.
V. La Guerra de Tarento
C. LAS INSTITUCIONES REPUBLICANAS
I. Las magistraturas
a. Magistraturas mayores y menores
b. Magistraturas permanentes, no permanentes y
creadas por una ley
c. El acceso a las magistraturas
d. Las distintas magistraturas
II. El Senado y las Asambleas
a. El Senado
b. Las Asambleas Populares
c. El origen divino de Roma

CXXVII
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

A. LA FORMACIÓN DE LA REPÚBLICA
1. La caída de la monarquía y el origen de la República
1.1 Debates sobre las causas
la tradición la caída de Tarquinio se debió a una crisis interna provocada por su uno de sus hijos.
Sexto Tarquinio se encaprichó por la mujer de un pariente y la poseyó en contra de su voluntad.
La joven, deshonrada, tras contar lo sucedido solicitó venganza y se suicidó. El pueblo, cansado
ya de los abusos de su monarquía, se levantó en armas, tomó la ciudad y expulsó a la familia real
proclamando la República. Los dos primeros cónsules que tomaron el poder fueron Tarquinio
Colatino, el pariente deshonrado, y Junio Bruto. Tarquinio, dispuesto a recuperar el trono, se
refugió en Etruria, con la intención de buscar ayuda. Se la prestó el rey de Clusium pero, poco
después, admirado por el valor que demostraban los romanos, abandonó el asedio de la ciudad,
dejándoles incluso víveres.

No obstante, se cree que la expulsión de los Tarquinios no tuvo nada que ver
con la indignación de Colatino y que en realidad se debió a intervención militar
del lucumón de Clusium. Es posible que el rey Porsenna decidiese apoyar a la
revolución contra los Tarquinios para eliminar a sus rivales y hacer que
Clusium adquiriese peso en el Lacio. Durante un tiempo, llegó a controlar en
cierta medida Roma, pero este dominio desapareció con la República. Otros
autores hablan de un proceso más internacional que suprimió tanto la monarquía etrusca como
las tiranías griegas, las dos formas de poder personal presentes en el Mediterráneo.

1.2 Debates sobre las fechas


Otro problema importante es establecer la fecha del fin de la monarquía. Algunos autores
sostienen que, a pesar de la expulsión de los Tarquinios, el régimen monárquico se mantuvo hasta
bien entrado el siglo V a.C., o incluso que llegó hasta el IV a.C. No obstante, suele aceptarse que
fue hacia el año 509 a. C. el cambio de régimen político con el nombramiento de los cónsules
Lucio Junio Bruto y Lucio Tarquinio Colatino en los comicios centuriados convocados por el
prefecto y siguiendo las normas establecidas por Servio Tulio.

1.2 El convulso inicio de la República


Al igual que en la época de la monarquía, los acontecimientos del siglo V a. C. se encuentran entre
la leyenda y la historia. La tradición histórica romana ha dejado constancia de los numerosos
intentos de Tarquinio el Soberbio por recuperar el poder y de las muestras de valor dadas por
los romanos, ante las amenazas externas e internas, durante estos primeros años de la República.

Tradicionalmente, se ve la revolución que supuso la caída de la institución real como una revuelta
de los patricios contra la Monarquía, que había acometido estas reformas de carácter igualitario
y que la tradición asigna a Servio Tulio. Sería, pues, una revuelta de los privilegiados en defensa
de sus privilegios.

La República comenzó siendo una «República Patricia», con unas grandes desigualdades
económicas y sociales que se transmitieron al terreno político. El patriciado acaparó entonces el
poder, y la plebe reclamó su participación en él. No obstante, los conflictos sociales se aplazaron
momentáneamente ante un peligro común: el poder etrusco.

CXXVIII
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

2. El conflicto entre patricios y plebeyos


El paso del régimen monárquico al republicano no sólo afectó a las instituciones del Estado, sino que
también tuvo una profunda influencia en la composición de la sociedad. Hasta ese momento, la clase
dirigente, los patricios, descendientes de los 100 primeros senadores instituidos por Rómulo, había
marcado la historia de la ciudad. Las masas populares, los plebeyos, a pesar de ser
mayoritariamente libres (en la época la esclavitud era escasa), estaban privados de los derechos más
elementales y excluidos totalmente de cualquier tipo de participación en el gobierno, ni siquiera
estaban permitidos los matrimonios entre plebeyos y patricios.

2.1 Orígenes del conflicto


Con la proclamación de la República comenzó un enfrentamiento social que duró dos siglos y concluyó
en el 287 a. C., cuando el dictador Quinto Hortensio cesó definitivamente las protestas de la plebe al
conceder poder vinculante a las decisiones adoptadas en la asamblea plebeya. Sin embargo, esta
medida inició un periodo aún más sangriento cuya fase culminante estuvo en las guerras civiles y
supuso la caída del régimen republicano.

Unos autores consideran que el patriciado estaba formado por un reducido número de familias que, a
lo largo del período monárquico, había monopolizado los principales cargos políticos (prácticamente
hereditarios) y otros creen que la división social se estableció por criterios económicos. Tomaron
posesión de las mejores y más grandes parcelas durante la privatización de la tierra. Los plebeyos sólo
contaban con pequeñas propiedades o se dedicaban al artesanado, al comercio o trabajaban como
asalariados en las fincas de los patricios. A comienzo de la República ambos grupos estaban definidos
y desigualmente organizados. El ejercicio de la política había llevado a los patricios a agruparse en
torno a unos líderes naturales y a las instituciones; por el contrario, los plebeyos no poseían una
conciencia de grupo definida, lo que dificultó su agrupamiento para hacer frente a sus problemas.

Con la amenaza del regreso de la monarquía, los patricios necesitaron a la plebe, pero con la muerte
de Tarquinio el Soberbio en el 495 a. C. el peligro desapareció y no estaban dispuestos a ceder ni un
ápice sus privilegios. Aspiraron a establecer en Roma un régimen oligárquico en el que cualquier
participación política estuviese vedada a las clases inferiores.

El patriciado se convirtió así en un grupo aristocrático y oligárquico cerrado mientras que los
plebeyos vieron como la propiedad privada se acumuló en reducidas manos, surgiendo una élite
económica plebeya dispuesta a liderar la lucha por la igualdad política. Esta lucha comenzó con el
nacimiento de la República y duró 2 siglos, hasta las medidas del dictador Quinto Hortensio (287)

2.2 Causas del enfrentamiento


I. ECONÓMICAS. Por un lado, se pedía el reparto equitativo del ager publicus (propiedad comunal
del pueblo), pues a falta de intercambios comerciales, la riqueza se basaba en la posesión de
tierras. Con ayuda del ejército centuriado Roma fue anexionando tierras que convirtieron en ager
publicus pero acabaron en su mayor parte en manos de los patricios, cuando los plebeyos,
integrados en el ejército centuriado, participaban más en el ejército que los patricios. Por otro lado,
los plebeyos artesanos y comerciantes entraron en una gran crisis económica y endeudamiento
tras la revolución antimonárquica. Algunos llegaron a perder la libertad por las deudas.
II. POLÍTICAS. La lucha por la desigualdad de derechos y por conseguir el acceso de los plebeyos
al desempeño de la magistratura suprema, el consulado (la pretura en esta época).

Todos los plebeyos, en sus distintos estratos económicos, veían una actitud egoísta de la minoría
patricia dirigente. No se formó una conciencia de clase plebeya pero sí antipatricia, liderada por los

CXXIX
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

escasos plebeyos ricos, los más interesados en conseguir la igualdad de derechos y, con ello, acceso al
ager publicus. El conflicto abierto se inició el año 494 a. C. con la seditio del Mons Sacer, continuó con
la codificación de las XII tablas en 450 a.C., con las leges Liciniae-Sextiae en 367 a.C. y terminó en el
año 287 a.C. con la lex Hortensia, con una equiparación total

A los 15 años de proclamarse la República se produjo el primer conflicto entre patricios y plebeyos.
El desencadenante fue el trato que recibían todos los que nos habían podido hacer frente a las
deudas, muchas contraídas por las exigencias del Estado. Un ejemplo era el servicio obligatorio en el
ejército, lo que reducía considerablemente los ingresos de las familias y las hacía endeudarse para
poder subsistir. Los deudores podían ser arrestados y encadenados por su acreedor; si nadie saldaba
su deuda, el acreedor podía venderlos como esclavos o matarlos.

Con el afianzamiento de la clase Patricia la situación de la plebe se hizo más insostenible y surgieron
así las primeras reivindicaciones:
I. ECONÓMICAS. Centradas en las de las deudas, en el equitativo reparto de las tierras para subsistir
con mayor dignidad y una eficaz solución al problema de la escasez de grano.
II. SOCIALES. Reclamaban un código de leyes más equitativo, que tratara a todos por igual,
suprimiera leyes discriminatorias y permitiera el matrimonio entre patricios y plebeyos.
III. POLÍTICAS. Exigían la participación activa en la vida pública y en las instituciones ciudadanas.

2.3 El enfrentamiento y las concesiones


En el 494 a. C. los plebeyos abandonaron el ejército, a pesar de estar involucrados en la guerra contra
los volscos, y se retiraron al Monte Sacro para fundar allí una nueva ciudad. Algunos consideran que
fueron todos los plebeyos y otros que sólo los que formaban parte del ejército.

Los patricios se vieron sorprendidos de que los plebeyos hubiesen pasado de las reclamaciones
formales a la acción. Se vieron incapaces de hacer frente y buscaron llegar rápido a un acuerdo con los
sublevados plebeyos. Encargaron las negociaciones a Agripa. Poco a poco llegan las concesiones:
I. la creación de dos tribunos de la plebe, magistrado que atendiese a sus necesidades. Con una lex
sacrata se les revistió de inmunidad para actuar contra la arbitrariedad de los patricios y después
se les otorgó el intercessio, poder formular un veto contra la decisión de un magistrado patricio. Su
poder de acción se limitaba al pomerium, fuera del cual prevalecía el poder militar.
II. la creación de los aediles plebeii, magistrados encargados de custodiar los bienes del templo
dedicado a la tríada plebeya (Ceres, Liber y Libera) en el Aventino
III. la creación del concilum plebis (asamblea plebeya). Al principio sus decisiones sólo eran de
obligado cumplimiento para los plebeyos (plebiscitos). No se conocen bien sus atribuciones, pero
una de ellas era nombrar a los tribunos de la plebe.
IV. la lex Icilia estableció el reparto de parcelas en el Aventino entre la plebe
V. la lex Aeternia-Tarpeia limitó el derecho de los cónsules a establecer castigos por delitos
comunes, poniendo topes a las multas.

Sin embargo, aparecieron discrepancias en ambos bandos. Entre los patricios encontramos
personajes que buscan el apoyo plebeyo por intereses personales y entre los plebeyos, aquellos que
disfrutaban de una situación económica excepcional crearon un sistema de clientelas que aumentó
su poder, aunque no en la política. Estos plebeyos ricos se habían convertido en acreedores de otros
plebeyos y luchaban por la igualdad de derechos y el acceso al ager publicus, mientras que el resto de
plebeyos luchaba por el reparto de tierras y la abolición de las deudas. Los patricios aprovecharon y
alentaron esta división y completaron (482-471 a. C.) la estructuración de los comicios centuriados
de Servio Tulio, creando con ello una mayor división de clases en función de la fortuna.

CXXX
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

2.4 Los Decimviros


Los siguientes años fueron un continuo tira y afloja entre las aspiraciones plebeyas por conseguir una
codificación igualitaria de la ley y las negativas patricias para no ver sus privilegios mermados. A partir
del 462 a. C. el enfrentamiento elevó su tono debido a una propuesta del tribuno Cayo Terentilo Arsa
de la creación de una comisión de 5 miembros cuya misión sería redactar una ley que delimitase las
atribuciones de los cónsules. Esto suponía un recorte de los privilegios de la clase Patricia, y la
propuesta fue rechazada. Al año siguiente Aulo Verginio presentó de nuevo la proposición elevando
los integrantes de 5 a 10 y ampliando misión a la legislación en todos los campos del derecho, fue
rechazada. El siguiente paso lógico es la puesta por escrito de las leyes para acabar con la arbitrariedad
de los magistrados.

En el 451 a. C. los patricios se vieron obligados a ceder y se creó la comisión de 10 miembros


(decemviri) formada por los cónsules electos para ese año. El siguiente paso lógico (como en Grecia)
fue la puesta por escrito de las leyes para acabar con la arbitrariedad de los magistrados. Durante
un año se suspendió el ejercicio del resto de las magistraturas para que los decimviros trabajasen
con libertad. Así se crearon las diez primeras tablas. No se concluyeron los trabajos en el tiempo
previsto y se prorrogó la comisión hasta terminar la Ley de las XII Tablas.

El poder de los decemviri se volvió tiránico, aspirando a perpetuarse en el cargo. Además, uno de los
miembros de la comisión esclavizó a una plebeya de la que se había encaprichado. Los plebeyos, esta
vez en su totalidad, se retiraron al Aventino, amenazando la estabilidad de Roma. Los decemviri se
vieron obligados a dimitir por lo que se produjo un restablecimiento de las magistraturas. Los
cónsules nuevos Horacio y Valerio, para congraciarse con la plebe, promulgaron 3 leyes:
I. Prohibir la creación de nuevas magistraturas
II. Confirmar la inviolabilidad de tribunos y ediles de la plebe
III. Obligado cumplimiento de las decisiones tomadas en la asamblea de la plebe.

2.5 Las Leyes de las XII Tablas


El mayor logro de los decemviri fue llevar a cabo la primera codificación del derecho romano. Las
leyes creadas por la Comisión obligaban a todo encausado a presentarse ante la ley bajo pena de
encarcelamiento. Se pusieron por escrito procedimientos y leyes que afectaban:
I. ➢ Al derecho sexual
II. ➢ Al derecho penal, el Estado intervenía en caso de alta traición
III. ➢ Se altera la ley del talión y se cambia por una compensación económica en casos leves
IV. ➢ Se hace distinción entre los diferentes tipos de homicidio
V. ➢ Se regula el derecho de familia y herencia, sometiendo el grupo familiar al pater familias.
VI. ➢ Se reglamenta el derecho de las cosas de funerario, limitándose la ostentación y el lujo y
prohibiendo el uso de plañideras y las incineraciones y enterramientos dentro de la ciudad

La creación de estas tablas supuso un gran avance para la historia de Roma. Los plebeyos no salían
beneficiados en todas sus aspiraciones, pero abrieron las puertas a nuevos derechos para las clases
inferiores. No son una constitución sino una recopilación de normas de derecho consuetudinario no
ordenadas y a veces en contradicción, de la tradición romana, pero presentan influencia de otros
pueblos, entre ellos Grecia. Se conjugan las formas derecho antiguas, la herencia de las gens con
otras nuevas.

CXXXI
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

2.6 Nuevas conquistas y final del conflicto patricio-plebeyo


La Ley de las XII Tablas mantenía la prohibición de los matrimonios mixtos entre patricios y plebeyos, y
sería derogada pocos años después, en el 445 a.C. Se plantea el acceso de los plebeyos a las magistraturas
del estado. Tras una dura oposición patricia, se crearon los tribuni militum consulari potestate; consistía en
transferir el poder político a los altos cargos oficiales del ejército que podían ser patricios o plebeyos, para
mantener la magistratura suprema en manos de los patricios. Se elegían alternativamente con los pretores
según la decisión del Senado.

En 443 a. C. se crea una nueva magistratura, la censura, con el fin de controlar la realización del censo de
ciudadanos y su clasificación timocrática. Los censores eran patricios. Sus funciones se ampliaron la
elaboración de la lista de senadores y la vigilancia de costumbres.

Se cree que en este momento se creó la magistratura extraordinaria de la dictadura, con las características
conocidas: magistratura única (magister populi) con un ayudante (magister equitum), extraordinaria para
casos de extremo peligro y sólo por seis meses).

En 421 a. C. los plebeyos consiguen acceder a la cuestura que pasa a ser de 2 patricios y 2 plebeyos. Junto
a la política exterior hace que patricios plebeyos se unan contra enemigos comunes y la aportación de
tierras tras la victoria sobre Veyes, el conflicto quedó adormecido.

2.6.1 Las leyes Licinio-sextias


En la segunda mitad del siglo V a. C. Roma se ve inmersa en una serie de guerras exteriores que fueron la
causa de que el conflicto entre patricios y plebeyos pasara a un segundo plano.

La invasión gala (inicios s. IV a. C.) supuso la parcial destrucción de Roma y provocó una profunda crisis en
todos los campos, así como un considerable endeudamiento de los más pobres. Este nuevo
endeudamiento hizo que la plebe reclamase medidas urgentes para paliar la situación. El primero en
buscarlas fue el patricio Tito Manlio, quien, además, pagó de su bolsillo la deuda de muchos afectados.
Esta medida desagradó a muchos, tanto patricios como plebeyos. Fue arrestado y condenado a muerte
en 384 a. C. acusado de aspirar a un poder personal y de intentar instaurar una tiranía apoyado por los
plebeyos, a los que decían que
estaba comprando.

En 376 a. C. los tribunos de la plebe


Cayo Licinio Stolo y Lucio Sextio
realizaron 3 propuestas de ley que
provocaron una gran convulsión en
la sociedad. Las propuestas de ley
fueron rechazadas de plano por
los patricios, que se resistieron a su
aprobación durante casi 10 años, no
pudiendo impedir que en el 367
a.C. fueran aprobadas.

2.6.2 El final del conflicto


El acceso de los plebeyos al consulado, previsto en las leyes Licinio-Sextias, supuso que poco a poco se
abrieron a ellos el resto de las magistraturas. Con la dedicación de un templo a la Concordia, se puso fin a
la fase más encarnizada de la lucha entre plebeyos y patricios. En adelante fue un conflicto de poder
económico. Esto supuso grandes avances, desde la entrada de los plebeyos en los colegios de pontífices
y augures hasta su nombramiento como dictadores. Un ejemplo es el dictador Hortensius, quien en 287 a.
C. promulgo la Lex Hortensia que concluyó las luchas con la equiparación absoluta de derechos.

CXXXII
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

B. La conquista de Italia
1. La Liga Latina
La expulsión de los Tarquinios
convulsionó también el sistema de
alianzas de Roma, y la debilidad
producida por la crisis interna se
reflejó también en el exterior,
ocasionando un cierto retroceso en
la posición privilegiada, pues las
comunidades latinas intentaron
recuperar la autonomía perdida.

Tras la proclamación de la República, probablemente favorecida por Porsenna, Tarquinio el


Soberbio logró que la Liga Latina se pusiera en contra de Roma, a la que acusaba de ser la
ejecutora del poder etrusco sobre el Lacio. Finalmente, la Liga Latina, a cuya cabeza se había
situado la ciudad de Túsculum, se enfrentó militarmente a Roma en las proximidades del Lago
Regilo (496 a.C.), venciendo Roma con la ayuda de los Dióscuros (Castor y Pólux, héroes
divinizados hijos de Zeus y Leda).

La Liga Latina, en virtud del pacto foedus Cassianum (493 a.C.), admitió de nuevo en su seno a
Roma, como un miembro más y con los mismos derecho y obligaciones. El texto del pacto dejaba
cierta libertad de decisión individual a todas las ciudades y obligaba a una defensa común de la
región del Lacio frente a los peligros exteriores. Fue el mecanismo del que Roma se sirvió,
durante el siguiente siglo, para poner las bases de su futuro dominio territorial. Finalmente se
estipulaba la inmutabilidad del pacto salvo acuerdo previo entre Roma y los latinos. Quedaba
evidenciada la condición de igualdad de los firmantes del tratado y la formación de un ejército
federal para la defensa de los intereses comunes, cuyo mando correspondería, alternativamente,
a un comandante romano y a otro latino.

Poco después Roma amplió su círculo de aliados al firmar con los hérnicos, oprimidos por ecuos
y volscos, un tratado semejante a cambio de parte del territorio hérnico.

Los sabinos, ecuos y volscos intentaron aprovechar la debilidad romana. Los sabinos, desde las
laderas de los Apeninos, intentaron ocupar las llanuras del Lacio. Se produjeron repetidos
enfrentamientos entre latinos y Sabinos y Roma fue incorporando nuevos territorios y
añadiendo tribus rústicas a las ya existentes para acoger a las nuevas poblaciones. En 504 a. C.
llegó a Roma el sabino Atio Clausus con todo su clan, recibiendo la ciudadanía e iniciando la gens
Claudia.

Quienes presentaron más problemas fueron los volscos y los ecuos. Los volscos avanzaron desde
el sur ocupando ciudades y llegando a amenazar a Roma (495 a. C.). Al mismo tiempo, los ecuos
invadían desde el este el Lacio y ocupaban el Tusculum en alianza con los volscos en 484 a. C. La
batalla decisiva fue en el monte Algido 431 a.C.), en la que las tropas romanas mandadas por A.
Postumio Tuberto derrotaron a los ecuos.

CXXXIII
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

2. Las Guerras contra Veyes


Los principales enemigos de Roma al inicio de la República estaban al norte: por un lado, los etruscos
(con la ciudad de Veyes al frente) y por otro, los galos. En los enfrentamientos anteriores Roma contó
con la ayuda de los latinos y los hérnicos, pero tuvo que luchar sola contra Veyes.

La raíz del problema entre Roma y Veyes estaba probablemente en la lucha por el control de las vías
de comunicación que unían Etruria y Campania, que suponía el control de la práctica totalidad del
tráfico comercial que se desarrollaba en Italia central. A ello se unía la discusión sobre la explotación
de las salinas de la desembocadura del Tíber.

2.1 Primera Guerra contra Veyes (485-474 a. C.)


En la 1ª Guerra contra Veyes (485-474 a. C.) se disputó el dominio de Fidenae, ciudad etrusca situada en la
orilla derecha del Tíber. Según la tradición, las tropas romanas fueron lideradas por la Gens de los Fabios
con sus clientes, lo que podría testimoniar el fuerte poder de los grupos gentilicios tomando iniciativas en
nombre del Estado en esta época. Los etruscos obtuvieron la victoria en este primer enfrentamiento, lo que
supuso un período de tregua de casi 50 años.

La tradición cuenta un relato parecido al de Leónidas en las Termópilas: tras ocupar los veyenses el
Janículo, la gens Fabia, en número de 300, avanzaron hasta el río Cremera cortando la ruta de
comunicación entre Veyes y Fidenae. La acción empezó con éxito, pero pronto se convirtió en desastre y
los fabios perecieron épicamente. La victoria etrusca supuso una tregua de casi 50 años.

2.2 Segunda Guerra contra Veyes (438-425 a. C.)


La 2ª Guerra contra Veyes (438-425 a. C.) se inició nuevamente por el dominio de Fidenae. Durante el medio
siglo de tregua anterior Etruria había entrado en un irreversible proceso de recesión, iniciado con la derrota
sufrida a manos de Siracusa en la Batalla Naval de Cumas (474 a. C.). Fidenae, convencida por Veyes, se
rebeló contra Roma y mató a 4 magistrados enviados por el Senado. Lucio Sergio Fidenate logró tomar la
ciudad excavando un túnel bajo ella. Fidenae, animada por una victoria de Veyes sobre los ejércitos
romanos, volvió a sublevarse. Roma la conquistó definitivamente en el 426 a.C., saqueándola y
vendiendo sus habitantes como esclavos.

2.3 Tercera Guerra contra Veyes (406-396 a. C.)


La 3ª Guerra contra Veyes (406-396 a. C.) fue más internacional, al luchar los latinos junto a Roma y los
capenates junto a Veyes. El desencadenante fue la reclamación realizada por Roma de los daños de guerra
impuestos a Veyes tras la guerra anterior, y que ésta aún no había satisfecho. La rotunda negativa de Veyes
y el maltrato infligido a los embajadores romanos iniciaron las hostilidades entre ambas ciudades. Tras
unas escaramuzas, los romanos iniciaron el asedio de Veyes en 405 a.C. En el 402 a.C. capenates y faliscos
decidieron ayudar a Veyes y los romanos tuvieron que levantar el sitio, que fue retomado un año después.

En el año 396 a.C. fue nombrado dictador Furio Camilo. Mediante drenajes, logró que las aguas del lago
Albano retornasen a la normalidad, cumpliendo de este modo con la profecía que decía que Veyes no sería
conquistada hasta que no bajase el nivel de las aguas del lago. Mandó excavar un túnel bajo la ciudad y la
tomó al asalto.

Durante esta guerra por primera vez los campesinos del ejército recibieron una paga por su labor, lo que
permitió mantener la milicia todo el año y no sólo estacionalmente. La conquista de Veyes, el
sometimiento de algunos de sus aliados, y la anexión de su territorio, fue un logro importantísimo para
Roma, pues con ello comenzaba a tener una verdadera posición de privilegio en el Lacio, y se convertía
en la ciudad más grande de toda la región.

CXXXIV
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

3. La Guerra Latina (340-338 a. C.)


Desde inicios del siglo V a.C., la Liga Latina había sido un eficaz instrumento utilizado por Roma
para lograr sus propósitos, pero a medida que iba aumentando su poder imponía con más vigor
sus deseos a las otras comunidades, dado que su dependencia de ellas era menor. En el 340 a.C.,
la situación era casi insostenible; en los años anteriores, algunas comunidades latinas habían
intentado infructuosamente sacudirse el yugo y es en este año, cuando toman la decisión de
hacer un frente común y solicitar a Roma independencia e igualdad de derechos, incluida la
exigencia de que se les diera a ellos la capacidad de nombrar a uno de los cónsules, y a la mitad
de los miembros del Senado. Estas peticiones nos recuerdan muy de cerca las que en el siglo I
a.C., harán los aliados a Roma y que serán la causa de la Guerra Social, que acabará con la
concesión de los derechos de ciudadanía a los sublevados, por lo que podemos considerar que a
lo largo de más de dos siglos esta será una aspiración constante de los aliados itálicos de Roma.

La negativa del Senado desencadenó la sublevación de las ciudades latinas, encabezadas por
Tíbur y Preneste. Buscaron la alianza de volscos y sedicinios, en tanto que Roma contaba con la
ayuda de los samnitas, con los que pocos años antes había estado en guerra, como veremos más
adelante, firmando un tratado de paz en el 341 a.C.

En sucesivas batallas Roma derrotó a los latinos, primero en la zona de Nápoles, junto al Vesubio
y después de Trifanum, en las cercanías de Sinuessa. Tras tres años de desigual enfrentamiento,
Roma logró la victoria definitiva, disolvió la Liga Latina y tomo Ancio, la capital de los volscos,
destruyendo su flota y llevándose las proas de sus naves para adornar la tribuna de los oradores en
el foro (rostra).

Roma, dadas las relaciones que hasta ese momento había mantenido con la Liga Latina, no actuó
como en otras ocasiones, con destrucciones totales o parciales y confiscación de territorios, sino
que algunas ciudades pasaron a integrar el territorio romano y a sus habitantes se les concedió
el derecho de ciudadanía; con otras se establecieron acuerdos bilaterales, que les concedían
cierta autonomía y no las supeditaba íntegramente a los deseos de Roma. Sin embargo, para
evitar que los sucesos se pudieran reproducir en el futuro, prohibió cualquier tipo de alianza entre
las ciudades latinas.

Capua, que había sido la causa de la primera guerra samnita, como veremos más adelante, fue el
vehículo que utilizaron los romanos para introducirse en Campania, región de extraordinaria
importancia para Roma, dadas sus grandes posibilidades económicas. En el año 334 a.C., firmó un
tratado con Roma, convirtiéndose en una aliada, casi una igual, aunque no obtuvo los plenos
derechos. El ejército de Campania pasó a integrarse plenamente dentro de las legiones romanas,
aunque formando sus propios cuadros. Con ello Roma lograba un fiel aliado que nunca le planteó
excesivos problemas y pasó a convertirse en el estado más poderoso de Italia, superando a las
ciudades de la Magna Grecia, con las que no tardaría en enfrentarse.

CXXXV
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

4. Las Guerras Samnitas


Roma entró firmó con los samnitas un tratado en el 354 a.C., para defenderse mutuamente del
peligro que podía suponer una nueva invasión gala que muchos temían, pues todavía existían en la
zona numerosas bandas de galos, que creaban frecuentes problemas a los indígenas.

El enfrentamiento entre las tribus samnitas y Roma era inevitable desde el momento en el que dio
comienzo la expansión romana por la Italia central. Fueron 3 guerras, pero las más importantes
fueron las dos últimas, tanto por sus acciones militares, como por sus consecuencias.

4.1 Primera Guerra Samnita (343-341 a. C.)


Tanto romanos como samnitas aspiraban al control de las ricas llanuras de Campania, pero los samnitas
fueron los primeros en intentar hacerse con ellas. Comenzaron atacando a los sedicinios, quienes solicitaron
la ayuda de los camparos con Capua a la cabeza. La coalición fue derrotada por los samnitas en dos
ocasiones. Capua, viendo peligrar su existencia, solicitó ayuda a Roma, la única potencia italiana capaz de
oponerse a los samnitas.

Esto planteaba a la ciudad del Lacio una grave disyuntiva: por un lado, tenía firmado con los samnitas un
tratado de mutua defensa, por otro, se le abría la posibilidad de extender su influencia a la rica y codiciada
región campana. En un principio decidieron no intervenir, pero cuando Capua se entregó a Roma sin
condiciones, la ciudad y sus habitantes entraron a formar parte de Roma y, por lo tanto, ésta debía
defenderlos. Roma exigió a los samnitas que se abstuvieran de atacar Capua y Campania; los samnitas
se negaron y la guerra se declaró en 343 a. C. Ésta es la versión tradicional romana, pero sabemos que Capua
se entregó a Roma en el 211 a. C. con un tratado de igualdad de condiciones, por lo que es probable que,
Roma rompiese la alianza al ver cómo los samnitas atacaban un territorio que aspiraban poseer.

El relato de los acontecimientos de esta guerra es tan confuso que hay quienes sostienen que nunca existió,
en tanto que otros mantienen que lo único que hicieron los ejércitos romanos fue atravesar Campania y
dejar guarniciones en Suésula y en otras ciudades.

4.2 Segunda Guerra Samnita (326-304 a. C.)


En el 326 a. C., Roma invadió Nápoles, que se encontraba bajo influencia samnita. Ello provocó la ruptura
del tratado del 341 a. C. y el desarrollo de un largo período de enfrentamientos en Campania. En el 321 a.
c., el ejército romano cayó en una emboscada en el desfiladero de las Horcas Caudinas, viéndose obligado
a rendirse sin condiciones. Los samnitas les perdonaron la vida a cambio de que Roma devolviera los
territorios ocupados. Pero los romanos, una vez a salvo, no cumplieron lo pactado y prosiguieron sus
incursiones en Campania. El comienzo del fin de la guerra tuvo lugar en el 312 a. C., cuando los romanos
iniciaron la construcción de la Vía Apia (cuyo nombre se debe al censor Apio Claudio), destinada a poner en
comunicación Roma y Campania. Esto les permitió trasladar con toda rapidez su ejército. Hacia el 304 a.
C., los romanos tomaron la ciudad samnita de Bovianum y fundaron colonias en Campania y los samnitas
se vieron obligados a pedir la paz a cambio de renunciar a todas sus aspiraciones en Italia central.

4.3 Tercera Guerra Samnita (298-290 a. C.)


Constituyó el desesperado intento de los samnitas por mantener su independencia. Estos se hallaban en
una situación muy precaria, totalmente rodeados de territorio bajo control romano y sin salida al mar. En
el 298 a. C., aprovechando una invasión gala del territorio romano al norte del Tíber, los samnitas declararon
la guerra a Roma. Todo termina en el 290 a. C. con una nueva aplastante victoria de Roma sobre Galos y
samnitas. Los samnitas firmaron un nuevo tratado en que renunciaban a todas sus aspiraciones. La
Tercera Guerra Samnita trajo como novedad que el Imperium de algunos generales fue prorrogado de
modo sistemático en varias ocasiones hasta que finalizó la contienda.

CXXXVI
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

5. La Guerra de Tarento (282-272 a. C.)


La Guerra de Tarento puso fin a la conquista de Italia, pues los romanos consideraban
todas las tierras al norte de Etruria como territorio galo y su anexión será más tardía.

Tras la Segunda Guerra Samnita, Roma y Tarento (la más poderosa de las ciudades de la
Magna Grecia) habían suscrito un tratado por el que los romanos se comprometían a no
sobrepasar con sus naves de guerra el cabo Lacino, por lo que el golfo de Tarento
quedaba fuera de su área de influencia. En el 282 a. C., una flota de guerra romana entró
en el golfo de Tarento rompiendo el tratado. El motivo fue el ataque de los Lucanos a la
ciudad griega de Turios (ciudad rival de Tarento y situada en el mismo golfo), que pidió
ayuda a Roma. Los tarentinos respondieron violentamente: hundieron parte de la flota
romana y expulsaron la guarnición instalada en Turios. Entonces Roma declaró
formalmente la guerra a Tarento, quien solicitó la ayuda del rey Pirro de Epiro.

La primera batalla se produjo en el 280 a. C. y fue ganada por las tropas de Pirro, aunque
sus bajas fueron cuantiosas (“victoria pírrica”). Entonces, la diplomacia de Pirro intentó
llegar a un acuerdo con los romanos para repartirse el control de Italia, pero Roma lo
rechazó. En el 278 a. C., los romanos reemprendieron sus acciones en el sur de Italia y
vencieron a los epirotas en Benevento. Pirro regresó a Grecia y Roma invadió la Magna
Grecia y conquistó Tarento en el 272 a. C. Castigó con dureza aquellos que se habían
puesto al lado de Pirro, sobre todo a samnitas, lucanos y brucios.

Una vez impuesto su dominio en toda Italia, la Roma republicana ya está en disposición de
emprender la segunda y más importante fase de su expansión, que la convertirá en
potencia hegemónica del Mediterráneo: las guerras contra Cartago (desde el 264 a. C.).

La conquista de Italia era definitiva y la victoria lograda sobre Pirro hizo que el «mundo
civilizado» volviera sus ojos hacia aquella pequeña aldea del Lacio que sin que ellos se
dieran cuenta se había convertido en un poderoso estado. Muestra de ello es que por
primera vez los historiadores griegos comienzan a ocuparse sistemáticamente de los
asuntos de Roma y de sus progresos militares. Los estados más poderosos del momento
le envían embajadas, como la que representó al egipcio Ptolomeo II Filadelfo en el 273
a.C.

CXXXVII
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

C. Las instituciones republicanas


1. Las magistraturas
La gran innovación de la República, respecto a las instituciones políticas, es la aparición de las magistraturas. La
mayoría eran colegiadas, y tenían la finalidad de minimizar lo más posible cualquier intento de consecución de
poderes absolutos, que condujera a una nueva instauración de la monarquía. Con la caída de la monarquía en el año
509 a.C., se produjo un profundo cambio en las instituciones. Los principales poderes del rey los asumieron los
cónsules (en un principio llamados pretores). Por otro lado, surgieron un considerable número de magistraturas
encargadas de hacer funcionar la maquinaria política del nuevo Estado. El Senado y las asambleas populares
continuaron existiendo y desempeñaron una importante labor.

1.1 Magistraturas mayores (Imperium) y menores (potestas)


Durante la República, las magistraturas eran numerosas, pero hay que tener en cuenta que los magistrados
propiamente dichos eran los dictadores, cónsules y pretores, aunque con el tiempo también se aplicará este término a
censores, ediles, cuestores, tribunos, etc. Se dividían en:
 MAGISTRADOS MAYORES: investidos con el IMPERIUM (pretura, consulado, y cuando se nombraban las
magistraturas extraordinarias, el dictador y el magister equitum), todas las facultades de la potestas y además
el derecho de tomar auspicios fuera de la ciudad, convocar y mandar el ejército, poderes judiciales dentro de
Roma, de arrestar a los ciudadanos para que comparezcan ante las autoridades y convocar al pueblo fuera del
pomerium durante los comicios centuriados en el Campo de Marte. El principal símbolo del imperium son los
lictores, que marchan delante del magistrado, llevando sobre el hombro izquierdo las faces con un hacha.
Como insignias personales, el magistrado lleva la toga pretexta (decorada con una banda púrpura) y tiene el
derecho a sentarse en la silla curul.
o Imperium domi: imperium que confería poderes dentro de la ciudad.
o Imperium militiae: imperium que confería poderes fuera de la ciudad.
 MAGISTRADOS MENORES: tan sólo poseen la POTESTAS (cuestura, edilidad, tribunado y censura), el
derecho de tomar auspicios dentro de la ciudad, realizar edictos, imponer multas, convocar al pueblo para que
éste sancione sus decisiones, así como convocar y presidir el Senado para proponerle determinados asuntos y
pedir su voto. La potestas confiere el derecho a llevar la toga pretexta y a utilizar la silla curul, salvo a los
tribunos y ediles de la plebe, que no tienen insignias y se sientan en un banco.

1.2 Magistraturas permanentes, no permanentes y creadas por una ley


I. MAGISTRATURAS PERMANENTES: carácter anual. Integradas por cónsules, pretores, ediles y cuestores
II. MAGISTRATURAS NO PERMANENTES: competencias especiales como los dictadores, tribunos consulares
y censores. Duración del cargo en función de las necesidades.
III. MAGISTRATURAS CREADAS POR UNA LEY DETERMINADA: sus competencias las marca la ley. Es el caso
de los decenviros o los triunviros, y que podían poseer el imperium o la potestas, según las necesidades
especiales de cada caso.

1.3 El acceso a las magistraturas


El acceso a las magistraturas venía marcado por la edad y se estableció por la Lex Villia Annalis en 180 a. C.,
reglamentándose así el cursus honorum. La edad mínima para suceder a la cuestura son 28 años y se podía acceder al
consulado a los 37. Los pasos eran: cuestor, edil (no era obligatorio) y cónsul. Más tarde, con Sila, se elevó la edad de
acceso a la cuestura a 30 años. No percibían ninguna remuneración por ejercer el cargo. En algunos casos, como
la edilidad curul, suponía grandes gastos al organizar y pagar los juegos públicos.

Los aspirantes presentaban su candidatura públicamente al magistrado encargado de presidir las


elecciones, que tenía la facultad de admitirla o rechazarla. Requisitos: ser ciudadano romano, no estar
sometido a ningún proceso penal y haber cumplido cierto tiempo de servicio militar.
 Privilegios durante el cargo: los fasces, los lictores, la silla curul, poder ejercer el cargo sentados, sitio
de honor en los juegos públicos, derecho a usar la toga pretexta, acompañados de luces de noche.
 Privilegios tras el cargo: usar la toga pretexta en las fiestas públicas y, a su muerte, ser honrados por
las insignias de la magistratura mayor que hubieran desempeñado, y el derecho al elogio fúnebre.

CXXXVIII
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

1.4 Las distintas magistraturas


1.4.1 Consulado
Eran la máxima magistratura romana y poseían el máximo poder del Estado. Eran elegidos en número de
2, con carácter anual, por los comicios por centurias. En los comienzos de la República, su poder era casi
tan grande como el de los antiguos reyes a los que sustituían, pero con el tiempo éste fue disminuyendo.
Cuando terminaban su mandato, no podían ser reelegidos hasta transcurridos al menos diez años, aunque
hubo excepciones. Si lo deseaban, podían ser nombrados procónsules y se hacían cargo de una provincia
que estuviera en guerra, poniéndose al frente de las tropas, pero sin salir con el ejército de su jurisdicción.
Distintivos: la toga pretexta, el bastón de marfil y la silla curul.
 Poderes militares: dirigir a los ejércitos, nombrar a los tribunos militares y reunir y alistar las tropas.
 Poderes civiles: convocar el Senado y las asambleas populares y presidirlas, proyectos de ley,
promulgar edictos, dirigir elecciones de magistrados, organizar fiestas, dar su nombre al año, nombrar
sacerdotes, celebrar sacrificios, fijar las fiestas, presidir las asambleas religiosas y seguridad pública.

1.4.2 Pretura
Los elegían los comicios por centurias. Al principio eran 2, pero llegaron a ser 8. Eran magistrados anuales
y su origen nos es un tanto desconocido. Tomaban posesión de su cargo a la vez que los cónsules. A su
servicio 6 lictores fuera de Roma y 2 en ella.

Reemplazaban a los cónsules cuando éstos estaban fuera de Roma debido a las guerras, por lo que sus
atribuciones variaban según la situación. Poseen el imperium, pero estaban subordinados a los cónsules.
También poseían competencias judiciales (convocaban a las partes y nombraban a los jueces y presidían las
comisiones judiciales). Durante mucho tiempo, los pretores podían hacerse cargo del gobierno de una
provincia; pero, con la reforma constitucional de Sila, esta misión pasa a los propretores. Ejercían su cargo
durante un año en Roma y, después, se prorrogaba su mandato como propretor, pasando a las provincias.

1.4.3 Edilidad
Estaba formada por 2 ediles plebeyos y 2 curules, a los que se añadieron en tiempos de César 2 ediles
ceriales. Su cargo era anual y eran elegidos por los comicios tribales bajo la presidencia de un cónsul, en el
caso de los curules, y de un tribuno, en el de los plebeyos. Tenían a su servicio a un cuerpo de escribas y se
agrupaban en un colegio.

No están muy claras las atribuciones individuales, pero vigilaban la ciudad ejerciendo como policía
municipal, vigilaban el culto y las costumbres, sanidad, calles, edificios públicos, baños, etc. También se
encargaban de la annona y organizaban y presidían los juegos públicos, que debían costear ellos mismos;
si agradaban al pueblo, podían ascender a otras magistraturas superiores.

1.4.4 Cuestura
En la época monárquica investigaban los asuntos criminales. A comienzos de la República eran 4, pero
aumentaron a 20 con Sila y a 40 con César. Se los elegía en los comicios tribales bajo la presidencia de un
cónsul. A su servicio estaba un grupo de escribas. Ejercían como tesoreros del Estado y, en algunos casos,
eran miembros de los colegios judiciales. Los cuestores urbanos eran los auxiliares de los cónsules,
encargados de los archivos y del erario público. Los cuestores provinciales y militares se encargaban de
ayudar a los gobernadores de las provincias (procónsules y propretores) y a los generales, administrando
el tesoro provincial.

CXXXIX
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

1.4.5 Censura
Creada en torno al año 443 a.C. Eran 2, elegidos en los comicios por centurias presididos por el cónsul. Era
una magistratura superior, pero no conllevaba el imperium. Al principio se elegían por 5 años, pero después
duraban 18 meses. Con Sila se convirtió en una magistratura excepcional, cuando se hacía necesaria su
existencia. Durante el Imperio las atribuciones del censor las asume el emperador. A su servicio tenía
praecones, escribas y iuratores.

Hasta el acceso de los plebeyos a ella, se elegían entre los excónsules. Eran muy importantes, pero su poder
disminuyó con Sila. Confeccionaban el censo, determinaban los derechos y obligaciones del pueblo,
revisaban las listas de senadores y eran los encargados de que se respetaran las costumbres y tradiciones.
Degradaban a los ciudadanos por incumplir los deberes militares, el abuso del imperium por los
magistrados, corrupción de los jueces, abuso del derecho de voto, falsos testimonios, robo, matrimonios
inconvenientes, lujo excesivo, etc.

1.4.6 Dictadura
Magistratura extraordinaria que unía en una sola persona todos los poderes de la República. El dictador,
que era nombrado por 6 meses improrrogables, en los momentos de grandes peligros, era designado por
un cónsul previa orden del Senado, tenía a su servicio 24 lictores y era ayudado por el magister equitum.
No podía designar sucesor. Poseía el imperium regium y los únicos magistrados que permanecían en su
cargo una vez nombrado dictador eran los tribunos de la plebe.

No tenían que dar cuentas de sus actos al Senado Por 1ª vez en el año 501 a.C. y, durante la República. Se
repitió en 3 ocasiones, sin contar la dictadura constituyente de Sila y la perpetua de César.

1.4.7 Tribuno de la plebe


Surgió en el 496 a.C., como consecuencia de los disturbios provocados por las masas populares, al exigir
el derecho a elegir a sus propios magistrados. Empezaron siendo 2, pero llegaron a 10. Elegidos por los
comicios tribales presididos por un tribuno. La duración de su cargo era de un año. Cualificados para reunir
a la plebe, presidir las elecciones de sus tribunos y ediles, derecho de veto y decretar castigos. Después
pudieron publicar normas, presidir las elecciones de cualquier magistrado, proposición de plebiscitos e
incluso competencias en materia criminal.

1.4.8 Otras magistraturas


I. Decemviri slitibus iudicandis: tribunal permanente para la condición de las personas
II. Quattuorviri iure dicenda: pretores adjuntos para las ciudades cercanas a Roma
III. Tresviri monetales: fabricación y vigilancia de la moneda
IV. Tresviri capitales: encargados de los prisioneros y de la ejecución de la pena capital
V. Quattuorviri viis in Urbe purgandis: encargados de vigilar la limpieza de las calles de la ciudad
VI. Duoviri viis extra Urbem purgandis: misma función que los anteriores, pero fuera de Roma.

CXL
Tema 8: CONQUISTA ROMANA HASTA s. IV

2. El Senado y las Asambleas


2.1. El Senado
Creado por Rómulo (segunda mitad del siglo VIII a. C.) como órgano consultivo del rey y monopolio de los patricios
(formado por los Patres: de 100 a 300 al final de la República). Con la República, se convierte en máximo órgano director
del gobierno y desde el 312 a. C., pasa a ser de composición mixta (patricios y plebeyos). 300 miembros, que
aumentaron a 600 con Sila y más tarde a 900 con César. En un principio, elegidos por los cónsules, pero desde el 318 a.
C. por los censores.

Requisitos: ser ciudadano romano, residir en la ciudad, ser libre desde al menos dos generaciones, haber sido
magistrado curul y estar censado como caballero. Son inelegibles e incompatibles ciertos oficios (gladiadores,
actores, mercaderes de esclavos, etc.) Una vez elegidos, el cargo de senador es incompatible con cualquier actividad
comercial lucrativa. Cargo vitalicio, salvo condena grave (robo, calumnias, deudas, etc.) Formado por los Patres
(patricios) y los Conscripti (plebeyos). Órgano director del gobierno de Roma. Convocado por algún magistrado mayor.

Política interior: ratificar las decisiones de las asambleas populares, declarar las situaciones que justifican el
nombramiento de un dictador, competencias en materia militar (establece reclutamientos, formación de contingentes,
fija el presupuesto de cada cuerpo y concede el triunfo a los generales victoriosos), controla las finanzas y establece los
impuestos. Política exterior: declarar la paz y la guerra o ratificar las declaraciones hechas por generales en su nombre;
enviar y recibir embajadores. Sus decisiones se daban a conocer bajo la forma de Senatus Consultum y podían ser
legislativas o meras instrucciones para los magistrados. A él rendían cuentas los cónsules.

2.2. Asambleas Populares


2.2.1 Comicios curiales
Creados por Rómulo (segunda mitad del siglo VIII BC). Hasta Servio Tulio, única forma de asamblea popular (30 Curias
de solo patricios, siendo cada una de ellas una unidad de voto). En la Monarquía, decidían sobre los asuntos más
importantes de la ciudad y ratificaban al nuevo rey. En la República, perdieron el poder político que habían tenido y se
conservaron solo por tradición. Hasta Servio Tulio, decidían las cuestiones más importantes y ratificaban al rey (elegido
por el Senado). En la República, pasó a ser una institución que se reunía muy raramente.

Solo actos formales, como la investidura ritual de los magistrados mayores (electos en los Comicios Centuriados). La
única capacidad de decisión que conservaron fue la relativa a las instancias de adopción de ciudadanos (Adrogatio).

2.2.2 Comicios centuriados


Creados por Servio Tulio (mediados del siglo VI BC), formados por 193 Centurias en base a un censo económico (cada
centuria es una unidad de voto). Fueron durante mucho tiempo la más importante asamblea popular y mantuvieron su
carácter militar heredado de Servio Tulio. Convocado por los cónsules, pretores y dictadores. Se reunían fuera del
Pomerium , normalmente en el Campo de Marte.

Elegir los magistrados mayores, declarar la guerra y la paz, conceder la ciudadanía, ordenar la fundación de colonias,
tribunal de apelación en casos de destierro o pena de muerte. Hasta el 287 BC, poder legislativo (votación de las leyes
propuestas por los magistrados).

2.2.3 Comicios tribales


Tienen su origen en la repartición territorial del pueblo romano (en distritos rústicos y urbanos). Al principio compuestos
solo por plebeyos ( Concilium Plebis , 471 BC), pero después también por patricios (Comicios Tribales, 287 BC). Con Servio
Tulio, había 20 Tribus (16 Rústicas y 4 Urbanas). En el siglo III BC, había 35 Tribus (31 Rústicas y 4 Urbanas). Órgano de
representación territorial del pueblo romano, con predominio de los distritos rústicos, que es donde se encuadran las
clases altas. Se reunían en el Pomerium.

Primeramente, elección de los tribunos de la plebe y decisiones solo obligatorias para los plebeyos ( Plebiscita ). Desde
la incorporación de los patricios (287 BC): elección de los cuestores, ediles curules y algunos tribunos militares;
enjuiciamiento de delitos que no impliquen pena de muerte; confirmación de la vinculatoriedad general de los plebiscitos
y asunción del poder legislativo arrebatado a los Comicios Centuriados.

CXLI
Tema 8: GLOSARIO

Aventino: una de las siete colinas sobre las que se construyó la antigua Roma. Constituyó un punto
estratégico en el control del comercio sobre el río Tíber, siendo completamente fortificada en el año 1000.

Censor: creados en 443 a. Eran elegidos dos en los comicios por centurias. La duración del período de 5 años
se redujo a 18 meses. Eran los encargados de la confección del censo, determinaba los ciudadanos y
obligaciones del pueblo, revisaban las listas de los senadores y eran los encargados de que se respetará las
costumbres y las tradiciones.

Comicios centuriados: asambleas donde se elegía a los magistrados, la votación de las leyes y las
declaraciones de Guerra y paz. El pueblo va a manifestar su opinión respecto a asuntos a través de las
asambleas. La más antigua de las asambleas populares. A partir del siglo III a. C. se reunía muy raramente.

Comicios curiales: son la consecuencia de las reformas censitarias realizadas por Severo Tulio. Se
encargaban de elegir los magistrados superiores, las declaraciones de guerra, los tratados de paz y las
alianzas concesiones de ciudadanía. colonias. Poderes judiciales legislativos.

Comicios tribales: tenían origen en el reparto territorial del pueblo romano, los propietarios de las tierras
integraban las tasas más elevadas, principal competencia era la elección del tribuno. Se reunían en el foro.
El sistema de votaciones era similar al de los otros.

Concilium Plebis: tribunos de la plebe, un cargo de la antigua república romana que era elegido por los
ciudadanos que componían la plebe. Los tribunos de la plebe surgieron como contrapoder de los cónsules,
en número de 2 y para defender a los plebeyos Podían permitir a un plebeyo sustraerse al servicio militar,
impedir que un plebeyo fuese arrestado por deudas, demandar a cualquier ciudadano romano, podían anular
cualquier decisión de un magistrado romano. El cargo del Tribuno de la plebe fue establecido en 494 a. C.

Cónsul: máxima magistratura romana y poseen el máximo poder del estado. Son elegidos en número de
dos, con carácter anual sus distintivos eran la toga pretexta, el bastón de marfil y la silla curul. Poseían
poderes militares y civiles entre los que destacan dirigir a los ejércitos, también eran los encargados de reunir
y alistar las tropas, convocar al Senado y las asambleas populares, celebrar los sacrificios…

Cuestor: tiene sus orígenes en la monarquía a comienzos de la República eran 4 pero aumentará a 20 en la
época de Sila, y 40 en la defensa. Su elección se realizaba en los comicios tribales bajo la presidencia de un
cónsul. Ejercían como tesoreros de la ciudad y en algunos casos eran miembros de los colegios judiciales. Se
atribuye tanto dentro como fuera de Roma. Los cuestores provinciales y militares se encargaban de ayudar
a los gobernadores de las provincias.

Decimviros: institución de la República Romana. Comisión de 10 miembros en la que estaban los cónsules
electos para ese año creado en 451 a. C. Se suspendió el ejercicio al resto de las magistraturas, el plazo
previsto era de un año durante el que se creó la mayor parte de la legislación la ley de las XII tablas. Su poder
se volvió tiránico aspirando a perpetuarse en el cargo.

Dictador: magistratura extraordinaria. Era nombrado por seis meses improrrogables, en momentos de
grandes peligros era designado por un cónsul. No tenía que dar cuentas de sus actos al Senado. Aparece por
primera vez en 501 a. C. y se repitió en tres ocasiones. Julio César instauró una dictadura perpetua.

Ecuos: pueblo antiguo del noroeste del Lacio. Sus territorios estaban entre los latinos y los marsos cerca de
los hérnicos y los sabinos. Invadieron el Lacio y ocupan el Tusculum, en alianza con los volscos, en 484 a. C.
lucha que se prolongó.

Edil: eran elegidos por los comicios tribales bajo la presencia del cónsul. Su personal estaba compuesto por
escribas. Los cuatro ediles se agrupaban un colegio. Vigilancia de la ciudad (como policía municipal), entre
sus atribuciones estaba una con un marcado carácter como la de organizar y presidir juegos públicos.

CXLII
Tema 8: GLOSARIO

Fidenae: ciudad antigua del Lacio, fue la frontera septentrional del territorio romano y estuvo bajo el
dominio de Veyes, cayó ante Roma después de la caída de Veyes.

Foedus Cassianum: tratado que formó una alizanza entre la República romana y la Liga Latina en 494 a. C.
tras la Batalla del Lago Regilo. Este tratado terminó la guerra entre la Confederación Latina y Roma. Facilita
que Roma vuelva a ingresar en la liga latina. Se admitió como miembro con los mismos derechos y
obligaciones.

Furio Camilo: militar y político romano de ascendencia patricia, fue elegido dictador en cinco ocasiones,
tribuno con poderes de cónsul en otras cuatro. Pasó tiempo en Veyes organizando una expedición para
liberar el Capitolio pero se enteró de la retirada de los galos hacia el norte. Rechazó a los galos en la guerras
contra los galos.

Hérnicos: pueblo que habitó en el sureste del Lacio, entre el lago Fucino y el río Sacco. Mantuvieron una
estrecha relación con los latinos. Estuvieron envueltos en una serie de guerras locales.

Horcas Caudinas: desfiladero donde quedaron atrapados sin capacidad de reacción en 321 a. C los romanos
por una imprudencia. Los samnitas, antes de exterminar a las legiones, impusieron condiciones a Roma:
devolver todos los territorios conquistados y entregar 600 rehenes. Segundas guerras Samnitas (326- 304)

Imperium: todas las facultades de la potestas además del derecho de tomar auspicios fuera de la ciudad,
convocar y mandar el ejército, poderes judiciales dentro de Roma, de arrestar a ciudadanos y convocar al
pueblo fuera del pomerium. Se vivía a su vez en imperium domi (que confería poder dentro de la ciudad) y
en imperium militiae (que confería poder fuera de Roma). Su símbolo son los lictores, como exigir al personal
el magistrado lleva la toga pretexta.

Ley Hortensia: ley promulgada durante el conflicto entre patricios y plebeyos de 287 a. C. para que éste se
solucionara. Se estableció que los plebiscitos obligaciones a la totalidad del populos, asimilándolos, de esta
manera a las leyes. A partir de esta ley se eliminan la patrum auctoritas, se designa a las decisiones votadas
por los concilios en el nombre de lex.

Ley Ogulnia: ley del 300 a. C. en el que el sacerdocio estaba abierto a plebeyos.

Leyes de las XII Tablas: leyes de igualdad romana fue un texto legal que contenía normas para regular la
convivencia del pueblo romano. Logro de los decimviri. Por su contenido pertenecen más al derecho privado
que al derecho público. La elaboración se produjo a mediados del siglo V a. C. Afectaban al derecho sexual,
al derecho penal, se altera la ley del Talión, se hace distinción entre los diferentes tipos de homicidio, se
regula el derecho de familia y herencia, se reglamenta el derecho funerario.

Leyes Licinio Sextias: leyes propuestas por los tribunos de la plebe Gayo Licinio Calvo y Lucio Sextio y que
fueron aprobadas en 367 a. C. Representaron un importante triunfo de los plebeyos contra los privilegios de
los patricios. Se aprobaron tras la mediación del dictador Hortensius.

Liga latina: confederación latina, 338 a. C. fue una confederación de 30 aldeas y tribus latinas organizada
para asegurar su mutua defensa. Fundada bajo el liderazgo de Alba Longa, para garantizar a sus miembros
la protección contra los enemigos de las áreas colindantes. El cada vez mayor poder de Roma condujo
gradualmente a su dominio de la Liga.

Monte Sacro: monte donde se retiraron los plebeyos tras abandonar el ejército a pesar de estar involucrados
en la Guerra contra los Volscos se retiraron con la intención de fundar allí una nueva ciudad en el 494 a. C.

Patricios: clase social compuesta por descendientes de las treinta curias primitivas. Eran considerados
superiores al resto de los habitantes, gozaban de todos los derechos, poseían tierras y eran llamados a
formar parte del ejército romano, la legión. Solo ellos participaban del gobierno.

CXLIII
Plebeyos: clase social de la Roma antigua, gran cantidad de la Magna Grecia, se detecta la presencia de
extranjero asentados por diversos motivos, atraído por la presencia, gran cantidad de mercaderes y
artesanos libres. Carecían de ciertos derechos civiles fue causa de múltiples enfrentamientos patricios-
plebeyos.

Pretor: magistrados elegidos al igual que los cónsules por los comicios por centurias. Su número inicial era
de 2, pero llegaron a 8. Era magistrados anuales y su origen es desconocido. Tomaban posesión de su cargo
a la vez que los cónsules. Su principal misión era la de reemplazar a los cónsules estaban fuera. También
poseen competencias judiciales tanto en causas civiles como penales.

Procónsul: enviados a una provincia con el cargo de gobernador. Adquirían en este caso el imperium propio
de esta misión para tener la facultad de levantar legiones y mandar ejércitos, pero dejaba de tener valor ante
el imperio del cónsul en funciones en el caso de que ambos se encontraban juntos.

Propretor: persona que actúa con la autoridad y capacidad de un magistrado pero sin ocupar un cargo
magisterial. A partir de la reforma constitucional de Sila podrían hacerse cargo del gobierno de una provincia.

Samnitas: una de las antiguas tribus itálicas que habitaron en Samnio (región montañosa de Italia central)
entre el siglo VII a. C. y el siglo III a. C. Se opusieron al poder de roma y ello dio como resultado las guerras
Samnitas desarrolladas en tres fases entre el 343 y el 290.

Secesión de la plebe: separación de los plebeyos, por parte de los plebeyos romanos, similar a una huelga
general llevada al extremo, en el contexto de las luchas de poder entre plebeyos y patricios. Sólo los patricios
tenían todos los derechos propios de los ciudadanos, el desempeño de esas funciones era el camino usual.

Senado: institución que comenzó a funcionar durante la monarquía, está compuesta por 300 miembros. Los
senadores tenían que cumplir unos requisitos necesarios para ser nombrado senador, convirtió en una
asamblea jerarquizada. Tenían como funciones confirmar las decisiones de la asamblea popular, declaran
las situaciones especiales, asuntos militares, así como una serie de competencias jurídicas.

Tribuno de la plebe: cargo de la antigua república romana que era elegido por los ciudadanos que
componían la plebe. Los tribunos de la plebe surgieron como contrapoder de los cónsules, en número de dos
y para defender a los plebeyos. El cargo del Tribuno de la plebe fue establecido en 494 a. C.

Veyes: importante ciudad etrusca, así como la más rica de la Liga etrusca. Para su conquista Roma llevó a
cabo una guerra contra Veyes dividida en tres etapas que ocupó cronológicamente entre 485 y 396 a. C.

Volscos: pueblo del centro de Italia que tuvieron un papel importante. Habitaban en una zona de colinas y
de pantanos al sur del Lacio y eran vecinos de los auruncos y samnitas al sur. Su territorio en época romana
quedó incluido en el Lacio, aunque eran diferenciado de los latinos. Llevaron a cabo guerras contra Roma,
siendo totalmente vencidos en 338 a. C.

CXLIV

Intereses relacionados