Está en la página 1de 12

Análisis dimensional

Es conocido que en Física las magnitudes tienen dimensiones. Así decimos que
[v]= LT -1 y [F]=MLT -2. El concepto de dimensión se debe a Fourier que, en su obra
“Théorie analytique de la chaleur”, dice: “Es necesario hacer notar que cada
magnitud, indeterminada o constante, tiene una dimensión que le es propia, y que
los términos de una no podrían ser comparados si no tuviesen el mismo exponente
de dimensiones”. Es decir, las ecuaciones deben de ser homogéneas
dimensionalmente hablando. Esta es la idea que subyace en el fondo de todo el
Análisis Dimensional y es lo que hemos oído alguna vez cuando nos dicen que no
se pueden sumar peras con manzanas; aunque esto no es estrictamente cierto,
puesto que 3 peras y 2 manzanas son 5 frutas.
Del concepto de magnitud, dimensión y homogeneidad de las ecuaciones físicas se
ocupa el llamado Análisis Dimensional.
El Análisis Dimensional tiene aplicaciones en:
1. Detección de errores de cálculo.
2. Resolución de problemas cuya solución directa conlleva dificultades matemáticas
insalvables. Por ejemplo, Rayleigh, precursor del Análisis Dimensional junto a
Fourier, lo empleo por primera vez en Mecánica de Fluidos.
3. Creación y estudio de modelos reducidos. Por ejemplo, los túneles
aerodinámicos.
4. Consideraciones sobre la influencia de posibles cambios en los modelos, tanto
cambios reales como imaginarios.
Debo saber
De matemáticas: Operaciones con potencias de igual base (multiplicación y
división), resolución de ecuaciones de primer grado.
 Recordatorio
• Dimensiones de cantidades físicas básicas: Se usan para diferenciar
cuando una cantidad física es del mismo tipo que otra. Dos cantidades de
igual dimensión pueden ser comparadas entre ellas independiente si están o
no representadas en diferentes sistemas de unidades, por ejemplo, podemos
comparar las longitudes de dos cajas independientemente de si esta longitud
haya sido representada en metros o en pulgadas. Si dos cantidades físicas
tienen diferentes dimensiones como longitud y masa, jamás podrán
compararse entre sí. Cada cantidad básica posee su propia dimensión, son
independientes entre sí y se representan con letras mayúsculas diferentes a
la unidad de medida, las cuales se muestran en la siguiente Tabla.
 La dimensión de una cantidad física es denotada encerrando entre corchetes
a la cantidad, por ejemplo [d] = L, [t] = T.
 Análisis dimensional: Es una herramienta que permite conocer, siguiendo
ciertas reglas, las dimensiones de cantidad físicas derivadas, por medio de
operaciones entre las dimensiones de cantidades básicas, así como para
plantear ecuaciones físicas que sean dimensionalmente correctas.
 Operaciones entre dimensiones:

 Homogeneidad dimensional: Es un criterio que asegura que las


ecuaciones físicas sean dimensionalmente consistentes, ayudando a corregir
errores al platear relaciones entre cantidades físicas, o determinando las
dimensiones de algunas de ellas que sean desconocidas. Para ello se debe
considerar
1. Ambos lados de la ecuación deben tener las mismas dimensiones.
2. Si la ecuación posee más de un término, para que ellos se sumen o
resten y la ecuación sea dimensionalmente correcta deben tener igual
dimensión, es decir, si y = x ± w, [x] = [w].
3. A su vez para que se cumpla el primer punto, [y] = [x], [y] = [w].
4. Por último, todos los argumentos y resultados de funciones
exponenciales, logarítmicas y trigonométricas deben ser adimensionales.
Ejemplo: Obtención de relaciones entre cantidades físicas

Usando el principio de homogeneidad dimensional es posible conocer cómo se


relacionan algunas cantidades físicas para obtener otras. Por ejemplo, si queremos
saber cómo obtener la distancia recorrida por un objeto, sabiendo que esta depende
de la aceleración y del tiempo transcurrido x (a, t) pero sin tener exactitud de cómo
se encuentran estas dimensiones en la ecuación,

• Escribimos la igualdad donde aparezcan estos parámetros elevados a incógnitas


que deseamos encontrar

x=az·tw

• Reemplazamos las dimensiones en cada cantidad y simplificamos lo más que


podemos

• Para que se cumpla el principio de homogeneidad dimensional, las dimensiones


del lado izquierdo deben ser igual a las dimensiones del lado derecho. Por esto
podemos igualar los exponentes de cada base a ambos lados de la igualdad,
generando un sistema de ecuaciones. Igualando los exponentes para la longitud

z=1

Igualando los exponentes para el tiempo


w − 2z = 0

w−2=0
w=2
• Reescribir la ecuación final x = a · t 2.
Problemas Resueltos
1) Determinar las dimensión de Y para que la ecuación Y = Awcos(wt) sea
consistente, tal que A es velocidad, w es frecuencia angular y t tiempo.
Solución.
• Sabemos que [A] = [v] = L T, mientras que [w] es desconocida.
• Si se aplica el punto 4 descrito en ecuaciones físicas y homogeneidad
dimensional, donde se especifica que los argumentos de las funciones, entre ellas
las trigonométricas es un número adimensional, quiere decir que:
w · t] = 1
[w] · [t] = 1
[w] · T = 1
[w] = 1/T
• Sabiendo que la expresión cos(wt) es también adimensional

[Y] = [A][w][cos(wt)]

[Y] = L /T · 1 /T · 1

[Y] = L/ T2

2) Determinar a qué cantidades físicas corresponde Z y p para que la ecuación Z 2


= (mc2) 2 + (pc) 2 sea consistente, tal que m es masa y c es velocidad. Solución.

• Sabemos que las dimensiones de [m] = M y [c] = L/T.

• Para que se cumpla el principio de homogeneidad, la dimensión del lado


izquierdo de la ecuación debe ser igual que la dimensión del lado derecho.

[Z 2] = [(mc2) 2 + (pc) 2]

• Además para que ambas expresiones de la derecha puedan sumarse deben


tener las mismas dimensiones, lo que nos permite escribir:

[m2 c 4] = [p 2 c 2]
Desde esta igualdad es posible encontrar la relación que permite obtener p

Las dimensiones de p corresponden a la cantidad física momentum lineal.

• Por último, se debe cumplir que las dimensiones del lado izquierdo deben ser
iguales a ambos términos de la suma del lado derecho

[Z 2] = [m2 c 4]

[Z 2] = [p 2 c 2]

Usando cualquiera de las dos expresiones se puede llegar al mismo resultado

Las dimensiones de Z corresponden a la cantidad física de energía.


Principio de similitud.

El principio de similitud no es más que una generalización del carácter de


homogeneidad dimensional de las ecuaciones de la Física. Dice así: “Las leyes de
la Física son invariantes ante cambios de las medidas de un fenómeno físico en un
mismo sistema de unidades, ya sean estos cambios reales o imaginarios”.

La utilidad práctica más evidente de este principio radica en el estudio de las


propiedades físicas de una maqueta realizada a escala reducida, para después
aplicar los resultados al objeto real. Esta práctica es de gran importancia en la
construcción de aviones, navíos y obras hidráulicas. Además de esta práctica
resulta interesante hacer disquisiciones sobre cambios imaginarios o reales en las
medidas. Por ejemplo, si tenemos dos péndulos, uno de longitud doble que el otro,
¿qué relación existe entre sus periodos?

Poincaré se formuló la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría en el universo si todas


las medidas quedarán bruscamente multiplicadas, por ejemplo, por 10? El opinaba
que nadie se iba a dar cuenta del hecho y que el nuevo universo sería idéntico al
anterior. Se cuenta que el carnicero de Poincaré argumentó en contra. Pensaba el
carnicero que el peso de un chorizo dependía de su tamaño (volumen) y que
aumentaría según L 3 (103), mientras que la cuerda que lo sustentaba tendría una
resistencia proporcional a su sección y, por tanto, aumentaría según L 2 (102). Esto
haría que el peso del chorizo aumentaría desproporcionadamente y el chorizo
caería. ¿Quién tenía razón?

Vemos que el carnicero pensaba que el chorizo caía debido a su masa y no a su


peso y, dado que M =ρL 3, podemos decir que el carnicero además pensaba que la
densidad permanecía constante en la transformación. Al considerar ρ =cte se está
admitiendo la creación de materia en la transformación por el aumento de los
volúmenes; admitamos esto. En realidad, el carnicero debía haber considerado el
peso, y como [peso]= MLT -2= (ML-3) L 4 T -2=[ρ]L 4 T -2, con lo que el chorizo caería
incluso antes de lo que él creía.
Por otro lado, consideremos la resistencia R de la cuerda. Si la cuerda tiene una
sección S, la resistencia de la misma a romperse vendrá dada por una relación de
proporcionalidad entre la resistencia y la superficie, R =kS, donde k es una
constante característica de la cuerda. Admitiendo la homogeneidad de las
ecuaciones de la Física, las dimensiones de esta constante vendrán dadas por
[k]=[R][S] -1= (MLT -2) (L -2) =ML-3 L3 L -1T -2=[ρ]L 3 L -1T -2 ⇒[k]=[ρ]L 2 T -2. Luego, la
resistencia de la cuerda aumenta según L 2 debido al aumento de su sección y
según L 2 debido al aumento de su constante k. De este modo el aumento de
resistencia es proporcional a L 4 y el chorizo no caería.

Como hemos visto en el ejemplo anterior, este principio es válido, como se dice
explícitamente en su enunciado, no sólo para cambios reales, sino también para
imaginarios. Apliquemos, ahora, este tipo de cambios a situaciones más reales. Por
ejemplo, ¿qué pasaría si las longitudes de un animal cambiasen, permaneciendo
constantes las del resto del universo? Antes de responder a la pregunta, pensemos,
¿es disparatada? ¿No es un boquerón un arenque más pequeño? Volviendo al tema
que nos ocupa, le peso del animal será [peso]= [masa][gravedad]=MLT -2= =M 3 La
− 3 La = [ρ] 3 La LT -2, donde La representa las longitudes del animal y L la del resto
del universo que permanecen inalterables.

La fuerza de los músculos del animal dependen de su sección y, por tanto, de 2 La,
de modo que comparando la dependencia de su peso (L3a) con la fuerza de sus
músculos ( 2 La ), podemos sacar la siguiente conclusión: “Los animales pequeños
mueven mejor sus cuerpos que los grandes”. Es por esto que:

• Los niños son tan ágiles e inquietos.

• Un pigmeo normal salta su propia altura.

• Si un elefante saltara en proporción como una pulga, sus saltos serían de 800 m.
(Longitud de la pulga = 2 mm, salto de la pulga = 40 cm, longitud del elefante = 4
m).

• Un hombre de 10 m de altura sólo podría vivir tumbado.


Un animal cazador no puede ser muy grande porque perdería agilidad; así, todos
los grandes animales son herbívoros. Además, el exceso de temperatura en la
carrera sería según (L3a), mientras que la pérdida de calor, a través de la piel, sería
según (L2a). Por tanto, el animal grande pierde con dificultad el exceso de calor que
genera en la carrera. Otro inconveniente del animal grande es que necesita ingerir
mucha comida (L3a)).

Sin embargo, los animales cazadores tampoco podrían ser demasiado pequeños,
pues de nada les serviría su velocidad, si pueden ser devorados con facilidad. ¿Por
qué hay animales grandes? Porque así no se ven atacados por los depredadores.
Un ejemplo de esto último ocurrió en la última glaciación en la que desaparecieron
los depredadores de algunas islas del Mediterráneo y, precisamente en ellas, se
han encontrado fósiles de elefantes enanos con menos de 1 m de altura.

Semejanzas de modelos.

Muchas veces, con la experimentación; en vez de examinar un fenómeno físico,


que ocurre en un objeto particular o en un conjunto de objetos, nos interesa estudiar
un conjunto de fenómenos, sobre un objeto o conjunto de objetos. Por ejemplo, se
quiere predecir el campo de presiones en un pilar de un puente que está sobre un
río. Para ello tenemos dos opciones:

a) Construirlo a escala 1:1, y medir directamente las presiones. Si la resistencia es


adecuada dejarlo, y si no, destruirlo y volverlo a construir adecuadamente.

b) Construir un modelo a escala, por ejemplo 1:60, y realizar pruebas en un


laboratorio de hidráulica, y extrapolar los resultados para construir un pilar
adecuado. Como es obvio la opción a) es inviable y tendremos que recurrir a la
opción b). Para ello deberemos relacionar el modelo a escala con el prototipo real,
de alguna manera; para poder predecir el comportamiento de éste a partir de los
resultados obtenidos experimentalmente en el modelo a escala. Por ello debemos
hablar de las leyes de semejanza.
Leyes de semejanza. Para poder extrapolar los resultados, previamente se han de
cumplir:

a) El modelo ha de ser geométricamente igual que el prototipo. Por tanto, las


longitudes L, superficies A y volúmenes V deben ser homólogos entre el
prototipo y el modelo, y han de verificar la siguiente relación:

Siendo λ la escala del prototipo en relación al modelo.


b) El modelo ha de ser dinámicamente semejante al prototipo. Para que los
fenómenos en el modelo y en el prototipo sean comparables no basta que
los modelos de estructuras o máquinas hidráulicas sean geométricamente
semejantes a los prototipos, sino que también los flujos, o sea las líneas de
corriente, han de ser semejantes. Para ello es necesario que las velocidades,
aceleraciones, y fuerzas sean semejantes.
Cuando se cumple la semejanza geométrica y dinámica se dice que el
modelo tiene semejanza cinemática con el prototipo.
Por lo tanto para una semejanza completa, supuesta la intervención de todas
las fuerzas señaladas anteriormente, se debería cumplir: Eup = Eum; Frp =
Frm; Map = Mam; Rep = Rem; Wep = Wem Esta condición sólo se cumple
cuando el modelo y el prototipo tienen el mismo tamaño. Afortunadamente,
en un buen número de casos puede prescindirse de la influencia de tres de
las fuerzas y consecuentemente, de sus tres adimensionales
correspondientes.
Similaridad

Los tres propósitos del análisis dimensional son:

1. Generar parámetros adimensionales que ayuden en el diseño de


experimentos y en el análisis de los resultados obtenidos.
2. Determinar leyes de escalamiento para observar el comportamiento del
prototipo que se pueda predecir del modelo a escala.
3. Predecir la tendencia del comportamiento de los parámetros adimensionales
obtenidos.

Entonces, en la mayoría de los experimentos para ahorrar tiempo y dinero, es


necesario desarrollar modelos de laboratorio que deben cumplir con las tres
condiciones que se establecen en la similaridad para analizar fenómenos que se
tiene bajo condiciones reales y que se comparar con los modelos de laboratorio,
éstas son: similaridad geométrica, similaridad cinemática y similaridad dinámica.

Similaridad geométrica

La forma geométrica del modelo debe ser igual a la del prototipo, pero a un factor
de escala.
Similaridad cinemática.

Establece que la velocidad en cualquier punto del campo de flujo en el modelo debe
ser proporcional (de acuerdo al factor de escala) a la velocidad del punto
correspondiente en el campo de flujo de prototipo. La similaridad geométrica es un
prerrequisito para la similaridad cinemática.

Similaridad dinámica

Esta similaridad se alcanza cuando todas las fuerzas aplicadas en el modelo a


escala corresponden a las fuerzas (de acuerdo al facto de escala) desarrolladas en
el prototipo.
La similaridad completa se logra cuando se cumplen las tres similaridad descritas
anteriormente. Las fuerzas que actúan sobre un campo de flujo se definen como:

file:///C:/Users/aliza/Downloads/2.%20Analisis%20dimensional.pdf

http://sgpwe.izt.uam.mx/files/users/uami/hja/file/Mec_Fluid_CBS/tem4.pdf

http://www.ugr.es/~andyk/Docencia/TEB/Tema5.pdf

http://www.fimee.ugto.mx/profesores/agallegos/documentos/Cap.%207_An%
C3%A1lisis%20dimensional.pdf