Está en la página 1de 2

Las malas decisiones, los problemas, las enfermedades, y otras cosas más con las que

convivimos los seres humanos son como plagas que llegan, que destruyen, que azotan.
Pero, estos también son los tiempos en los que el "devorador" aprovecha para tratar de sacar
ventaja, de quitar la fe, alejar a las personas de Dios y de su fe.
Hoy te quiero dejar saber que la Palabra de Dios tiene una promesa grande; el Señor dijo: Yo les
compensaré a ustedes por todas las perdidas... Y si lo prometió Dios lo va a cumplir... hay que
tenerlo por seguro. ¡Él nunca se rinde!, ni se rendirá.
Como persona en algunos momentos he tomado malas decisiones, las cuales me han traído
consecuencias en la vida que me han llevado a pedirle a Dios su intervención, porque
humanamente ya no había solución, y he visto su mano, he visto como ha obrado en mi
beneficio.
Desconozco tu vida y lo que haya pasado o lo que esté pasando, pero de lo que si estoy seguro
es que “los momentos difíciles en algún día te llegarán”, a veces por las decisiones o a veces por
situaciones externas.
Cuando la dificultad llega y los días se tornan duros nuestra actitud frente a ellos será tratar de
salir con la mayor rapidez de ellas. Deben ser estos tiempos para acercarse a Dios, buscando su
guía, protección y ayuda.
Y el Señor que es misericordioso y te ama, promete compensarte, por todo lo que perdiste,
verás tiempos de victoria, del final de “las luchas” y del inicio de la recompensa.
¿Qué esperas?, acércate al Señor porque “Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza, siempre está
dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad” Salmos 46:1.
Oro para que tus decisiones sean las correctas, para que reconozcas que necesitas de Dios, para
que aumente tu humildad y para que tu fe se fortalezca.

Versículo: "Yo les compensaré a ustedes los años que perdieron a causa de la plaga de
langostas..." Joel 2:25 (DHH)

El Señor que es misericordioso y te ama, promete compensarte, por todo lo que perdiste, verás
tiempos de victoria, del final de “las luchas” y del inicio de la recompensa.
Busca Joel 2:25
Lee el artículo completo, http://bit.ly/BdTd_4
Buen día
Juan C Quintero