Está en la página 1de 3

1.

Como manejar situaciones cuando existen relaciones de conflicto con los


compañeros de trabajo.

• Resolver el conflicto entre dos o varias personas debe incluir una solución efectiva
que impida que este problema se repita o se generalice a otros empleados, no solo
se trata de solucionar sino también de contener la situación de forma efectiva para
que afecte a la menor cantidad de personas posibles.
• Evitar llamar la atención de las personas involucradas en la situación en público,
esto debe hacerse siempre a puerta cerrada en una reunión privada.
• Se recomienda reunirse primero de forma individual con los involucrados para
escuchar lo que cada uno tiene que decir, y luego convocar una reunión grupal en
donde se den a conocer las soluciones que se han decidido y que deben ser acorde
a la situación.

• Si tienes algún conflicto con un colega de trabajo intenta resolverlo directamente


con esa persona, mediante el diálogo y de forma profesional e inteligente
emocionalmente, es lo mejor para todos

2. Quien responde por el uso de los computadores en su lugar de trabajo.

El principal responsable por el uso que se dé a los computadores de una empresa o


institución recae en los directivos que orientan las actividades en los diferentes niveles
estructurales de la organización; esta responsabilidad conlleva la necesidad de tomar
decisiones que se traduzcan en un buen porcentaje de aciertos en su gestión, consistente
en tomar la mejor solución dentro de un conjunto de posibilidades de acción, este a su vez
delega la función a Los jefes de dependencia y estos a cada uno de los empleados a su
cargo, llegando a la conclusión que cada uno de los empleados que maneje información de
la empresa y/o institución es el directo responsable por el manejo de los equipos de
cómputo e información que allí se almacene.
3. Que sanción se dará a funcionarios implicados en alguna irregularidad en el caso
de estudio.
La sanción laboral al trabajador es uno de los derechos del empresario, quien tiene la
potestad disciplinaria para imponer sanciones a los trabajadores.

El trabajador debe cumplir con las órdenes e instrucciones dadas por el empresario en el
ejercicio regular de sus facultades de dirección.
Cada convenio colectivo es el encargado de recoger las diferentes conductas de los
trabajadores que acarrean su sanción, así como la determinación de la misma.
Sanciones en el trabajo
Es una práctica habitual de los convenios regular las faltas de una manera enunciativa,
justificando las sanciones laborales basándose en un criterio analógico.

Esto es, basado en la semejanza entre el caso previsto en el convenio y el comportamiento


del trabajador, lo que entraña una dificultad al tratar de prever las posibles infracciones que
puedan cometer los trabajadores.

La legislación asiste al empresario para demandar a su plantilla lo que es exigible por


contrato, para que la sanción tenga efecto el empresario deberá cumplir con los requisitos
legales.

En primer lugar ha de comunicárselo al trabajador por escrito, indicando la fecha y la causa.


También deben comunicárselo al comité de empresa y a los delegados sindicales.

Si el trabajador sancionado es miembro del comité de empresa, delegado de personal o


delegado sindical, se dará audiencia previa a los restantes integrantes del comité de
empresa, delegados de personal o delegados sindicales.
Las sanciones laborales pueden ser leves, graves o muy graves.

Según la calificación de las sanciones en el trabajo, de acuerdo con su convenio colectivo


o el Estatuto de los trabajadores, acarrean un castigo al trabajador, que puede ser
amonestación, suspensión de empleo y sueldo e incluso el despido disciplinario.

Las faltas o sanciones laborales prescriben según su calificación y los días cuentan a partir
del día siguiente del que la empresa es conocedora de la infracción. Los plazos de
prescripción son:
Faltas leves: 10 días.
Faltas graves: 20 días.
Faltas muy graves: 60 días.
Y, en todo caso a los 6 meses del hecho.
Calificación de las sanciones
La sanción depende del tipo de falta cometida, y nunca será posible sancionar de forma
distinta a la prevista en las disposiciones legales o convenios colectivos.

Además la sanción debe ser proporcional entre la falta cometida y la sanción.

Faltas leves: suelen quedarse en amonestación, pero pueden acarrear suspensión de


empleo y sueldo hasta 2 días.
Faltas graves: conllevan la suspensión de empleo y sueldo hasta 20 días.
Faltas muy graves: pueden conllevar la suspensión de empleo y sueldo hasta 6 meses y/o
el despido disciplinario. También puede darse como sanción el traslado a otro centro de
trabajo.