Está en la página 1de 2

De 1972 a 1979

Enrique Angelelli, obispo de la diócesis de La Rioja, uno de los fundadores de la teología de la liberación,
asesinado en 1976 por la dictadura militar.

En 1972 el Instituto Fe y Secularidad de la Compañía de Jesús, dirigido desde ese año por José Gómez
Caffarena, organizó entre los días 8 al 15 de julio el Encuentro de El Escorial (España) en el que por
primera vez los teólogos latinoamericanos que estaban empezando a dar forma a la teología liberación se
encuentran con sus pares europeos para intercambiar experiencias y puntos de vista. Participaron entre
otros Gustavo Gutiérrez, Enrique Dussel, Hugo Assmann, Juan Carlos Scannone, José Comblin, Renato
Poblete, Segundo Galilea, Juan Luis Segundo, el teólogo español Cecilio de Lora, entre otros. Como
resultado del encuentro se publicó el libro Fe cristiana y cambio social en América Latina: Encuentro de El
Escorial.888990

También en 1972 Leonardo Boff asume la dirección de la Revista Eclesiástica Brasileira (REB)
conformándola como uno de los principales medios de difusión de la teología de la liberación.9192

En 1973 se crea la Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina y el Caribe (CEHILA),
organización ecuménica presidida por Enrique Dussel, teólogo argentino fundador de la Filosofía de la
liberación, que debido a la persecución de la dictadura se exilió en México, adoptando esa nacionalidad.
Dussel había escrito en 1967 un libro para repensar la historia de la iglesia desde una perspectiva
latinoamericana y luego, a partir de los estudios del la CEHILA, publicaría en 1983 la primera edición de
Historia de la Iglesia en América latina, "primer intento de reorientar la lectura de la historia eclesial desde
la praxis de la liberación".89 Ese mismo año el brasileño Hugo Assmann publica su obra Teología desde
la praxis de la liberación, en la que acentúa la necesidad de la participación de los cristianos para realizar
una revolución "por ellos y con ellos", definiendo al cristianismo no como una religión sino como "un
movimiento religioso".93

En septiembre de 1973 se produjo un golpe de Estado en Chile instalándose una dictadura liderada por
Pinochet que torturó, fusiló, asesinó o hizo desaparecer a varios sacerdotes entre ellos el cura obrero
Joan Alsina, Gerardo Poblete, André Jarlan, Antonio Llidó, Miguel Woodward y Wilfredo Alarcón.949596

En mayo de 1974 fue asesinado en Argentina el cura villero Carlos Mugica, iniciando una lista de más de
cuarenta religiosos y religiosas torturados, secuestrados, asesinados o desparecidos a partir del golpe de
Estado del 24 de marzo de 1976, entre ellos el obispo de La Rioja Enrique Angelelli -uno de los
fundadores de la teología de la liberación-, Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville, las monjas
francesas Alice Domon y Leonie Duquet y la masacre de los curas Palotinos.97 Estos últimos han sido
designados mártires por su orden.98 En 2006 Jorge Bergoglio inició los trámites de canonización de estos
últimos y en 2011 del sacerdote Murias.99100

En 1975 se realizaron el I Encuentro de Teólogos de la Liberación en México y el Encuentro de Detroit,


con especialistas y religiosos de Estados Unidos y Canadá.4 En 1976 se realizó el Encuentro de Dar es
Salaam de la que nació ASETT/EATWOT (Asociación Ecuménica de Teólogas y Teólogos del Tercer
Mundo), una agrupación de estudiosas y estudiosos de diversas iglesias cristianas de Asia, África y
América Latina,89 que edita la revista Voices from the Thirld World.101
Entre los trabajos publicados en el período se destacan Jesucristo liberador (1975) del sacerdote
brasileño Leonardo Boff y Cristología desde América latina (1976) del sacerdote vasco radicado en El
Salvador Jon Sobrino, ambos sobre una cristología elaborada desde la praxis histórica latinoamericana y
la perspectiva de los pobres.89 En 1977 el destacado teólogo alemán Karl Rahner publicó su libro
Befreiende Theology en cuyo prólogo defiende la validez universal de la teología de la liberación diciendo
que "la teología de la liberación nos ha abierto los ojos a la injusticia estructural. Cosa que no aparecía
antes en nuestros libros de moral y que es importantísima".102

Diploma otorgado al padre salvadoreño Rutilio Grande por el Grupo de Delegados de la Palabra de Dios.
Sala de Mártires de la Universidad Centroamericana.

El padre Ernesto Cardenal fue uno de los sacerdotes que integraron el primer gobierno de la Revolución
Sandinista en Nicaragua. y uno de los referentes de la TL. Escribió El evangelio de Solentiname (1983) y
protagonizó un fuerte enfrentamiento con Juan Pablo II.

El 12 de marzo de 1977 fue asesinado en El Salvador el padre jesuita Rutilio Grande, junto con Manuel
Solórzano y el adolescente Nelson Lemus. El Padre Tilo, como era conocido, había establecido las
Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) en ese país y creado el movimiento campesino de Delegados
de la Palabra de Dios, muy cuestionado por los terratenientes y sectores conservadores de la Iglesia
católica.103 Un mes antes de su asesinato había denunciado públicamente la persecución de religiosos
en lo que luego se conoció como Sermón de Apopa: