Está en la página 1de 5

¿Qué es la responsabilidad social empresarial?

La responsabilidad social empresarial (RSE) se trata de un compromiso, una


ética que adquieren las empresas para el mejoramiento social, ambiental y
económico, con la finalidad de ser más competitivas, aumentar su valor añadido
y generar un impacto social positivo.

No tiene significado dentro del cumplimiento de leyes y normas jurídicas, es un


compromiso que va más allá. En cambio, la responsabilidad social empresarial,
implica una postura que surge desde el interior de las corporaciones, que abarca
un conjunto de prácticas, sistemas de gestión y estrategias con la finalidad de
lograr un equilibrio entre las dimensiones económica, ambiental y social.

Esto se traduciría en la valoración del impacto de sus acciones en las


comunidades, en el medio ambiente y en los propios trabajadores, la
incorporación real de sus intereses en sus mecanismos de acción y resultados.

La gestión de la RSE puede realizarse desde departamentos internos a las


compañías como, por ejemplo, recursos humanos, relaciones institucionales,
desarrollo del negocio o formar una unidad independiente y especializada.

Características de la responsabilidad social empresarial

1. Impacto social

Cuando se habla de responsabilidad social, se apunta a que intervengan


nociones como la solidaridad, procesos sociales y el cuidado ambiental en el
mundo empresarial. No es “caridad”, es un cambio en la estructura, una
nueva forma de pensarla: comprometerse a generar un impacto positivo en
la comunidad y en los ecosistemas.

2. Antecedentes

En el siglo XIX, se empezó a indagar acerca de cómo conciliar la eficacia


empresarial con la democracia y la justicia distributiva. Esto sucedió dentro
del marco del asociacionismo y cooperativismo y dio por resultado empresas
de economía social, es decir, socialmente responsables.

3. Beneficios

Los compromisos de la RSE resultan muy productivos para los negocios,


puesto que dan prestigio, valor a la marca y constituye un diferenciador
importante en el mercado. Los estudios sobre marketing muestran que los
consumidores se preocupan por cuestiones éticas y la aplicación de medidas
ligadas a las mejoras laborales.

La RSE consolida una sostenibilidad a largo plazo, se disminuyen las


contingencias, los consumidores suelen ser más leales hacia aquellas
empresas con preocupaciones sociales y cuya contratación tiende a estar
orientada a la permanencia, rasgo que hace que los empleados valoren más su
trabajo.

4. Diferencias entre RSC y RSE

Responsabilidad social corporativa y responsabilidad social empresarial se


usan a menudo de forma indistinta, pero hay que tener en cuenta las
corporaciones son más abarcadoras e integran a las empresas. Por otro lado,
la responsabilidad social no es propia de las empresas ni de las corporaciones;
puede significar intereses colectivos e institucionales.

5. Responsabilidades éticas

La responsabilidad social empresarial supone el cumplimiento de objetivos


éticos que se asumen desde lo público y que deben implementarse en el
interior del negocio, de otro modo será simplemente una estratégica para
modificar la reputación y no una transformación real. Esto significa que la
gestión de una empresa que es parte de este compromiso debe conciliar
negocio con expectativas de la comunidad.
Las responsabilidades éticas más importantes son el respeto de
los derechos humanos en el trabajo, del medio ambiente, servir a la
sociedad mediante la elaboración de productos útiles, el cumplimiento de las
leyes, incentivar la distribución equitativa de las riquezas, el correcto uso del
agua y de la energía en la empresa, las medidas de colaboración y asociación,
implicar a la sociedad en prácticas de RSE, marketing para la construcción de
la reputación, lucha contra la corrupción y la mejora de oportunidades de la
comunidad donde radica la empresa.

6. Normativa

Las RSE cumplen con la normativa acordada en el Parlamento Europeo (2007)


acerca de la responsabilidad social de las empresas, además de seguir los
principios de la responsabilidad tripartita de principios de las empresas
multinacionales y las políticas sociales.

A su vez, ellas asumen un compromiso más que de cumplimiento con respecto


a la legislación nacional e internacional: OIT, Normas de Naciones Unidas
sobre Responsabilidades de las Empresas Transnacionales, Declaración
Universal de los Derechos Humanos y la legislación de la OCDE para empresas
multinacionales.

7. Problemas

Que las empresas multinacionales se involucren en temas políticos y sociales


es, de acuerdo con su poder y posicionamiento, un asunto muy delicado.
Debido a su influencia, puede entrañar el peligro de utilizar lo que es un fin
como un simple medio. Pero el debate público también considera peligroso
que, únicamente, se dediquen a aumentar ganancias. A esta tensión se la
conoce como “Dilema de Goodpaster y Mathews”.

8. Medición

La medición de la RSE se realiza a través de informes que las mismas


entidades realizan o a través de la suma de noticias acerca de cuestiones
vinculadas con ellas. Lo cierto es que actualmente no hay un estándar
generalizado para aceptar la medición de las RSE.
No obstante, el Ranking de Sustentabilidad Empresarial PROhumana se utiliza
en las empresas para poder medir sus programas de sustentabilidad y el
estado de sus políticas sociales.

9. Engagement

Las medidas de RSE se caracterizan no solo por generar un impacto positivo


a nivel social, sino que en paralelo buscan asegurarse una conexión emocional
con los consumidores; puede decirse que ambos procesos van juntos.

Esto significa que la aproximación a la sociedad tiene que realizarse de forma


creativa. El engagement implica la creación de este lazo entre consumidor y
marca, marcas amadas, que también repercute en el interés de los empleados
y proveedores.

10. Ejemplos

Entre los ejemplos de RSE, pueden mencionarse McDonald’s y Nestlé como


dos referentes del compromiso social:

McDonald’s tiene como finalidad dominar la industria de comidas rápidas a


través de la innovación y la creatividad, con la construcción de una “gran
familia” de trabajadores para satisfacer las necesidades de sus clientes, en un
ambiente limpio, seguro y amistoso.

Nestlé garantiza la sostenibilidad ambiental, el buen uso del agua y la


comunicación abierta hacia sus consumidores, además de considerar de
forma efectiva los Derechos Humanos.

Otros ejemplos los constituyen Lego, que responde favorablemente en torno


al problema de género con la creación de mujeres de ciencia entre sus
juguetes, Dove, que realiza clases de autoestima (sobre todo para mujeres)
en las escuelas por medio de sus promotores y Coca Cola, en cuyos baluartes
resalta la preocupación por la felicidad y amistad, además de constituir
políticas de sustentabilidad: por ejemplo, “Plantbottle” es una botella de PET
que está compuesta hasta en un 30% de materiales obtenidos de las plantas.
Elaborado por Flor Idalia Guevara Reyes 201810040190